3.19.- ELN: UNA DIPLOMACIA SIN PROTOCOLO – Rodrigo Uprimny

Reitero mi condena al atroz atentado del Eln contra los cadetes de la Policía, que no solo violó el DIH, sino que acabó ese proceso de paz, que se encontraba estancado por la falta de voluntad de ambas partes. Pero ese atroz atentado no justifica que el gobierno Duque pretenda que Cuba capture y entregue a los negociadores del Eln, pues eso incumple el protocolo que el Estado colombiano había firmado con esta guerrilla y frente a los Estados garantes, según el cual, en caso de ruptura de la negociación, había que dar tiempo y garantías a los negociadores el Eln para que puedan retornar a Colombia. Y luego el Estado colombiano podría combatirlos.

Sigue leyendo

3.19.- ‘HAY RICOS QUE SE BENEFICIAN CON SUBSIDIOS PARA LOS POBRES’ –  Yamid Amat

‘El 70 % del subsidio en pensiones lo recibe el 40 % más rico de la población’, dice Planeación.

Luis Fernando Mejía, director nacional de Planeación. Foto: Néstor Gómez / EL TIEMPO

Los colombianos con mayores ingresos son buena parte de los beneficiados con los millonarios subsidios que, por 72 billones de pesos, el Estado paga para ayudar, supuestamente, a la población de menores recursos. Dicho de otra manera: una parte asombrosa de los subsidios creados para beneficiar a los pobres están favoreciendo a los ricos. 

Sigue leyendo

3.19.- “5.000 TROOPS TO COLOMBIA” – Mauricio Reina

Lo mejor que puede hacer el presidente Duque para que Maduro deje el poder, es mantener los derroteros que ha seguido hasta el momento.

El que el asesor de seguridad de Donald Trump, John Bolton, haya mostrado una libreta que mencionaba el envío de 5.000 soldados estadounidenses a Colombia ha generado toda clase de reacciones.

31 ene 2019.- Los pesimistas dicen que fue un descuido que revela el plan de la Casa Blanca de lanzar una ofensiva contra Nicolás Maduro desde territorio colombiano. Los optimistas dicen que se trató de un deliberado acto de disuasión, cuyo objetivo era solamente amenazar a la cúpula bolivariana con esa posibilidad. Y los más agudos afirman que la prueba de que todo fue preparado por asesores, y no por Bolton, es que el texto decía “5.000 troops to Colombia” y no “5.000 troops to Columbia”. 

Sigue leyendo

3.18.-BREXIT, IRLANDA Y LA SOLIDARIDAD EUROPEA – Carlos Closa

La UE debe minimizar el impacto del Brexit sobre Irlanda, pero la república tiene que enviar una señal de solidaridad al resto de los Estados. El gorroneo fiscal no es aceptable en una unión solidaria

                                                                 RAQUEL MARÍN

Sigue leyendo

3.19.-CHINA – Aurelio Suárez

La opinión mira –en esta coyuntura– hacia oriente, quizás sin conocer los fundamentos de la República Popular China (China). Esta columna, sin agotarlos, pretende describir algunos. Tiene 1.400 millones de habitantes y un producto interno bruto (PIB) de 14 billones de dólares. Es la segunda economía, y si en 2018 creció 6,6 %, entre 1978 y 2010 lo hizo 10 % anual, apalancada por crédito irrigado a hogares, empresas, gobiernos locales, bancos y gobierno central, que suma 300 % del PIB. Sus reservas externas alcanzan 3,12 billones de dólares, con 1,14 en bonos del Tesoro norteamericano.

Sigue leyendo

3.19.-DESINFLE DE LA GLOBALIZACIÓN Eduardo Sarmiento

Hace diez años la globalización se presentaba en los círculos dominantes como el único modelo viable de funcionamiento de la economía. No había otra opción que pudiera generar más prosperidad y progreso. La actitud cambió a partir de la crisis recesiva del 2008. Los hechos les abren camino a modificaciones de fondo del modelo imperante.

 El balance exportador después de 25 años de globalización es insatisfactorio. Los ingresos en dólares por exportaciones en 2018 son inferiores a los registrados en 2008. En la actualidad el déficit en cuenta corriente asciende a 3,2 % del PIB, y si se agrega la caída de los precios del petróleo bien puede superar el 4 %.

Sigue leyendo

3.19.-SEGURIDAD: ¿CON SOPLONES Y CIVILES EN ARMAS? – Cristina de la Torre

No sorprende, pero verlo confirmado en hechos, dispara las alarmas; o al menos suscita preguntas nacidas del miedo a lo conocido: ¿volverán los horrores de la seguridad democrática? Con sus redes de cooperantes y el estamento ganadero en armas, místicos todos de la fe que niega el conflicto armado y lo reduce a amenaza terrorista, ¿se inicia otra escalada de la guerra?

Sigue leyendo

3.19.-EL PLAN DE DESARROLLO TIENE 12 BASES Y SIETE AGENDAS REGIONALES – Ómar G. Ahumada

El ‘Pacto por Colombia, pacto por la equidad’, tiene los ejes de la carta de navegación 2018-2022.

El emprendimiento y la productividad es una de las estrategias a las que le apunta el Gobierno para generar mayor equidad. Foto: Archivo / ELTIEMPO

El Gobierno ya definió los frentes de acción que orientarán sus acciones de política pública durante los próximos años, a través de la formulación de las bases del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2018-2022, que son los ejes sobre los cuales se sustenta el proyecto de ley que debe ser sometido a consideración del Congreso de la República.

Sigue leyendo

3.19.-REPENSANDO LA IZQUIERDA – Pierre Pestieau

La izquierda está en crisis, es un lugar común (1). Su fracaso se debe a una simple observación: no ha podido en estos días dar una respuesta convincente a las amenazas que se ciernen sobre una población que por mucho tiempo ha confiado en ella. Si estas amenazas son reales o no, no importa. Esta respuesta demasiado esperada solo puede ser compleja ya que estas amenazas son múltiples. Será difícil ya que enfrenta nuevos desafíos en comparación con lo que sucedió hace décadas.

Sigue leyendo

3.19.-CON EL URIBISMO SE HA PERDIDO TODA MESURA –  Juan Manuel López

La polarización no permite tener una conversación con quien califica a Uribe de una forma diferente: o es héroe o demonio, o se está con él o se es ‘santista’

El uribismo no es culpa de Uribe, es parte de la tendencia nacional a radicalizar las posiciones. Foto: Leonel Cordero/Las2Orillas

En Colombia en general no nos conformamos con tomar posiciones ‘neutrales’ o discretas sino que nos volvemos fundamentalistas; vemos o blanco o negro pero no nos gustan los grises por sentirlos como indefinidos, como ‘tibios’, sin carácter; somos incapaces de apreciar que existen los colores aún en las ideas.

Sigue leyendo