• 21.20.-¡No es la comunicación, estúpido!  SANDRA BORDA
  • Nos devolvieron al 2001, a pedir mano dura -ALVARO FORERO
  • “Ellos” con todo, nosotros con nada – CECILIA OROZCO
  • 20.21.-Y ahora, ¿quién podrá defendernos? YOHIR AKERMAN

La crisis actual ha mostrado que los funcionarios nombrados en las diferentes entidades no tienen ni el conocimiento, ni la experiencia para manejar sus carteras. Un ministro del Interior que desconoce lo que pasa en el interior del país, un ministro de Justicia que no entiende el concepto básico de la justicia, un ministro de Defensa que cree que su labor es únicamente la defensa de las Fuerzas Militares y no la de la población, y así sucesivamente.

Sigue leyendo

20.21.-Los jóvenes se están muriendo  LUIS NOÉ OCHOA

Están manifestando con menos miedo al covid que al futuro incierto. Pero se están enfermando.

Como cantó Pablo Neruda, “puedo escribir los versos más tristes esta noche”. Neruda fue el poeta que se le adelantó al rey de España Juan Carlos de Borbón, quien le dijo una vez a Hugo Chávez: “Me gustas cuando callas”. ¿O por qué no te callas? Hablo de tristeza, pues como decía mi viejo, que en el cielo está, cuando le hacíamos pilatunas y luego ‘juguetunas’: “Hoy no estoy pa’ chistes”.

  Sigue leyendo

  • 20.21.-Declaración pública de la comunidad científica, académica, gremial y otras organizaciones del sector salud sobre la resolución 777 de junio de 2021
  • En memoria de Rodrigo Manrique MedinaALCIDES GÓMEZ
  • Fallece el periodista Jacques Amalric, exjefe del servicio exterior del «Mundo»SYLVIE KAUFFMANN Y ALAIN FRACHON

Apasionado de los asuntos internacionales, había sido corresponsal en Washington y luego en Moscú antes de dirigir el servicio exterior. En 1993, se unió a «Liberation» para ser un redactor y luego editor en jefe. Murió el 4 de junio, a la edad de 82 años.

Imagen extraída de «El día del periodista», de Nestor Almendros, con Jacques Amalric, en 1967. ARCHIVOS DE LA RED CANOPÉ

Era un periodista con las gafas atornilladas en la parte superior de la frente, las mangas de la camisa arremangadas, la corbata desatada y las herramientas de trabajo desparramadas descuidadamente sobre el escritorio: montones de despachos, libros y periódicos enmarcando un cenicero lleno y un vaso de pico. -me-up. A principios de la década de 1980, el recién llegado al diario Le Monde no estaba exento de cierta inquietud en la oficina del jefe del servicio exterior, rue des Italiens, en París. Jacques Amalric, fallecido el viernes 4 de junio a los 82 años, fue un periodista de referencia. Y lo opuesto a un hombre de reverencia.

Sigue leyendo