*21.43.-El vuelo de los bailarines MAURICIO CABRERA
*«El ingreso mínimo vital es una de las políticas sociales más estúpidas que uno puede imaginar”. Entrevista a Guy Standing NATÀLIA VILA
*Vamos para un mes de la cuarta olaDIEGO OTERO
*‘Prevención y acción’ – LUIS NOÉ OCHOA
*
COVID-19 en Colombia: riesgo desigual  CRISTINA DE LA TORRE

Todo en este Gobierno se vuelve propaganda. Prisionero de tal inercia, pregona Duque metas de vacunación que, pese a la bonhomía del ministro, acaso no podrá cumplir: aventura 70 % de la población atendida (35,7 millones de personas con esquema completo) antes de fin de año. Para alcanzar la meta, precipita la vacunación de niños, menos vulnerables que otras franjas de población dramáticamente aisladas del beneficio, o la priorizada para segunda dosis.

16 nov 2021.- A la caza de resultados vistosos, decide vacunar donde es más fácil, no donde es más urgente. Eso sí, oculta que la vacunación en medio país es deleznable y que los grandes damnificados de la pandemia son los estratos inferiores. En atención por pandemia, la brecha entre regiones y entre clases sociales crece con los días, asevera el médico Mauricio Torres. Mientras en Bogotá, Quindío y Boyacá la mitad de la población ha recibido el esquema completo, en Guajira, Chocó, Vaupés y Cundinamarca ronda el 23 %, y en Vichada ha llegado apenas al 13,3 %.

No cesa el presidente de mandarse flores, pero la cosecha es escasa, cuando no trágica. Dice el DANE que la cobertura de vacunación en Colombia alcanza hoy al 44 % de la población; en Chile cubre al 82 %; en Uruguay, al 76 %, y en el modesto Ecuador, al 60 %. Aquí sobrepasamos los cinco millones de infectados y nos acercamos a los 130.000 muertos, lo que nos coloca en deshonrosa competencia por el podio mundial en mortalidad por COVID-19. En junio registró el país 10 veces más fallecidos que la India, un país en graves dificultades para paliar la pandemia.

En Colombia el riesgo de mortalidad por COVID-19 es muy elevado. Pero es un riesgo desigual. Ocho millones de personas sin acueducto se ríen con amargura de la medida de lavarse las manos; con amargura se ríen los que en zonas apartadas no pueden pagar transporte para llegar al centro de vacunación. Y millones de personas que viven del rebusque rompen cualquier cuarentena, pues el hambre obliga y las ayudas del Gobierno no llegan o son migajas. El 61,5 % de los fallecidos son de estratos 1 y 2, en tanto que de los estratos 5 y 6 procede sólo el 3,4 %.

Argumenta el doctor Torres que las medidas de salud pública no pueden desconectarse de las sociales y económicas con destino a las mayorías empobrecidas. Lo contrario perpetúa las desigualdades. Más aún en la peor crisis social y de salud que haya padecido el país, fatal colofón al acumulado histórico de desprotección en estos ámbitos.

El modelo de manejo de la pandemia denominado PRASS (pruebas, rastreo y aislamiento selectivo sostenible) no se ejecutó por parejo en todo el territorio. Ni contempló las particularidades de cada entorno y sus condiciones de vida, determinantes en el proceso de salud-enfermedad. Con pruebas insuficientes y tardías y con el imposible confinamiento de los reducidos al hambre, el programa fracasó.

La pandemia demostró que el sistema de salud en Colombia ofrece cobertura casi universal, pero funciona muy mal para la mayoría. Cuando el cuarto pico muestra ya las orejas, debería el Gobierno apretar su programa en las regiones y entre los pobres. Empezando por ajustar la estrategia de vacunación hacia los más vulnerables. En la mira queda, según Torres, encarar los problemas de fondo cuya solución es eje de la salud pública: protección social, calidad de vida de la población, en particular saneamiento básico y alimentación. Desarrollar un sistema de salud de base territorial con potentes procesos de promoción y prevención, de atención primaria y sólida vigilancia en salud, como lo establece la Ley Estatutaria de Salud. Demasiado pedirle a este presidente tan retrógrado y ajeno a las aflicciones de su pueblo. Si a lo menos democratizara la aplicación de la vacuna, hasta se transigiría con su enfermiza propensión a convertir el humo en bienaventuranza.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/cristina-de-la-torre/covid-19-en-colombia-riesgo-desigual/

21.43.-El vuelo de los bailarines MAURICIO CABRERA

Esta semana se celebra la quinta versión de la Bienal Internacional de danza de Cali.

En materia de baile y danza Cali es mucho más que salsa y sus bailarines vuelan alto. No solo por la maravillosa levedad de sus cuerpos que parecen flotar en el aire, sino porque el reconocimiento de su calidad ha volado más allá de las fronteras y hoy hacen parte de los mejores cuerpos de ballet del mundo.

15 nov 2021.- Esta calidad no es gratuita sino el fruto de un largo esfuerzo de esfuerzos quijotescos por promover y difundir la danza clásica y contemporánea, a descubrir talento y ayudar en su formación. Esta semana se celebra la quinta versión de la Bienal Internacional de danza de Cali, que desde 2013 ha promovido más de 100 proyectos nacionales de danza y ha traído al país más de 50 compañías internacionales que no solo han ofrecido brillantes espectáculos sino que han compartido sus saberes y técnicas con los bailarines colombianos.

También desde el 2007 se celebra cada dos años en la ciudad el Festival Internacional del Ballet, que es otra gran muestra nacional e internacional de danza clásica y contemporánea que ha permitido el contacto de mucho jóvenes con esta expresión artística.

La versión de este año la Bienal se ha enfocado hacia los artistas nacionales buscando apoyar y dar a conocer las nuevas propuestas de la danza colombiana, pero también con la participación de reconocidas compañías de Brasil Francia, Suiza, Senegal e India. Además se ofrece un espacio virtual y gratuito con más de 35 presentaciones de grupos internacionales.

Un lunar del evento fue que la compañía de Ballet de la ciudad de Sao Paulo, una de las estrellas invitadas, no pudo presentarse porque Avianca no dejó abordar el vuelo de Brasil a Bogotá a sus 16 integrantes con la excusa de que no tenían el certificado de vacunación contra la fiebre amarilla.

Inútiles fue demostrar a Avianca que Colombia no exige ese requisito a los viajeros de Brasil. Los bailarines no pudieron volar, el público caleño se perdió la oportunidad de admirarlos y los organizadores de la Bienal pueden sufrir una cuantiosa pérdida económica si no obtiene el reembolso pleno de os tiquetes comprados. Lamentable es que el esfuerzo de hacer volar más alto a los bailarines se vea empañado, paradójicamente, por los profesionales del vuelo de una aerolínea que dejó de ser colombiana.

https://www.portafolio.co/opinion/mauricio-cabrera-galvis

21.43.-*«El ingreso mínimo vital es una de las políticas sociales más estúpidas que uno puede imaginar”. Entrevista a Guy Standing NATÀLIA VILA

 

Se lo considera el padre del concepto precariado, una nueva clase social, proletaria, que surge tras la crisis del 2008 y se define por su inestabilidad laboral. Una clase que crece cada día más. Guy Standing es economista, profesor en la Universidad de Londres y lleva más de 30 años defendiendo la viabilidad de la renta básica universal para combatir la pobreza y las desigualdades. Recibe a ARA en el Palau de la Generalitat, donde después tiene prevista una reunión al respecto con el presidente Aragonés. No para. Antes ya ha dado conferencias en el Observatorio Social de la Fundación La Caixa, de la mano de la Red Renta Básica. «Tú, siendo mujer y periodista eres –más que probablemente– parte del precariado. Ya sabes eso, ¿verdad?», advierte.

Si después de la crisis del ladrillo y la banca ya estábamos mal, ¿cómo estamos ahora?

— Estamos en un momento muy peligroso política y socialmente, intensificado por la pandemia. Pero los políticos no aprenden; no han aprendido a escuchar al precariado y por eso, en esencia, estamos replicando lo que ya ocurrió en los inicios de 1930: todo puede virar hacia el progresismo o hacia la extrema derecha. Los políticos de izquierdas deben tener el coraje de utilizar un nuevo vocabulario, un nuevo lenguaje, de realizar una nueva agenda.

¿Una agenda enfocada a esta nueva clase social?

—  Sí. El precariado no ha dejado de crecer en los últimos diez años, sobre todo entre los más jóvenes. Los políticos deben entender cuáles son las aspiraciones del precariado, y no sólo sus miedos. Por una parte, temen no encontrar trabajo, no poder formar una familia, no tener una casa… pero, por otra, esta nueva clase social también reclama otra manera de vivir, más en favor del bien común y construyendo más red y más ecologismo. Vamos hacia un precariado que ya no se avergüenza de serlo. Ya no se sienten sólo unas víctimas: también buscan un futuro mejor, una sociedad mejor y un sistema de redistribución de la mejor riqueza.

¿Deberían también los políticos incluir a los colectivos más invisibilizados en su agenda? ¿Aquellos que no se tienen en cuenta como parte de la economía o la política como los sinhogar o las mujeres que se dedican a los cuidados familiares?

— Totalmente. Debemos reconceptualizar lo que entendemos por trabajo. Que el trabajo que realizan las mujeres, con los cuidados de pequeños y mayores, no cuente en términos de PIB es una locura; es sexista, es engañoso y es distorsionador. Y como ésta, muchas otras actividades. Como consecuencia de no tener en cuenta esto, los políticos ponen mal el foco, en los intereses erróneos y en generar puestos de trabajo mayoritariamente malos, alienadores y poco productivos, trabajos inútiles y mal pagados. Y mientras tanto hay personas que están trabajando muchísimo, cuidando de niños y personas mayores o haciendo voluntariados y otras tareas que no cuentan. Es ridículo.

¿Y cómo les hacemos cambiar este foco? ¿Votando distinto?

— Deben cambiar las estadísticas. Las que tenemos ahora dan una visión muy distorsionada de la realidad y con una visión sesgada tienes agendas y políticas mal enfocadas. Cambiar las estadísticas también es una manera de hacer política porque es necesario ver la realidad tal y como es. Un ejemplo: es más fácil y eficiente que, en lugar de intentar crear puestos de trabajo verdes, como quieren hacer los líderes presentes en la COP26, nos liberen de parte del tiempo de trabajo. Esto nos permitiría cuidar nuestro entorno más cercano, y esto es más ecológico.

Usted lleva 30 años teorizando sobre la renta básica universal y ahora parece más cerca que nunca. En España existe el ingreso mínimo vital (IMV), y en Catalunya, la renta garantizada de ciudadanía (RGC). Y ahora el Gobierno incluso se plantea iniciar un plan piloto de renta básica el próximo año. ¿Qué fórmula es mejor?

— El ingreso mínimo vital es una de las políticas sociales más estúpidas que uno puede imaginar: primero porque se basa en la unidad familiar y no en los individuos y segundo porque está condicionada a los recursos. Este tipo de ayudas deben ser universales y sin condicionantes. Todo el mundo debe recibirla y todo el mundo debe saber que el otro la recibe. Actualmente hay unos 80 pilotos en todo el mundo de renta básica universal y todos han dado resultados consistentes. Y lo importante es que, con esta ayuda, mejora la salud mental y la física, porque reduce el estrés y rebaja las exigencias del cuerpo. Si eres parte del precariado sufres inseguridad crónica y tienes problemas de salud mental por el estrés. Y lo peor es que quien lo sufre no vive sus consecuencias hasta muchos años después. Empiezan a tener problemas cardíacos, problemas de presión arterial, inicios de diabetes… enfermedades que sólo aparecen 20 o 30 años después. Los psicólogos nos dicen claramente que cuando vives con inseguridad crónica los niveles de inteligencia caen. No hace falta ser Einstein para entender esto. Si los políticos siempre van buscando medidas que den seguridad y estabilidad, ¡nada da más seguridad que la renta básica!

Ahora qué sé que cree que el IMV es una política estúpida…

— Un mero gesto, para ser educado.

¿Qué piensa de la RGC que tenemos en Cataluña?

— Que se hizo con buena voluntad, pero le falta más coraje. Debe ser universal. Si se desea, se puede financiar grabando más a las grandes fortunas.

¿Y no estamos muy lejos de esa idea?

— Los políticos están lejos de todo. Dicen que no podría mantenerse una renta universal y al mismo tiempo recortan tasas a las empresas, hacen barra libre de dinero a los bancos y los rescatan. Es una locura intelectual, pero hecho expresamente: los políticos sirven a quienes necesitan. Hay que acabar con el sistema que alimenta a los rentistas, aquellos que ganan dinero porque tienen propiedades o dinero. Aquellos que hacen dinero mientras duermen. Mi mensaje a los políticos jóvenes es que hace falta coraje y plantarles cara.

¿Está hablando también del problema de la vivienda?

— Por supuesto. La situación es imposible para el precariado que no se puede permitir una casa a menos que tengan el banco de papá y mamá. El sistema es disfuncional y, si no lo desmantelamos y paramos las ganancias de los rentistas, los precios seguirán arriba.

¿Y están los políticos actuales preparados para poner en el centro a personas precarias en lugar de intereses económicos?

— Si no lo hacen, pronto serán historia.

¿Y podría empezar a cambiarse mentalidades desde la educación, desde pequeños? ¿O la emergencia social no nos deja tanto tiempo?

— Es la pregunta más importante. Hemos reducido la educación, que ha pasado de ser una experiencia liberadora que convierte a las personas en mejores ciudadanos a ser un proceso acomodaticio que prepara a las personas para el trabajo. Les enseñamos a ser parte del precariado. Debemos empezar a asumir y cambiar para que la educación sea emancipadora y no alienadora.
Guy Standing es profesor titular e investigador en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos de la Universidad de Londres. Uno de sus últimos libros es «La renta básica» (Pasado y Presente). El epílogo de este libro, escrito por David Casassas y Daniel Raventós, puede descargarse aquí: http://www.sinpermiso.info/textos/la-viabilidad-de-la-renta-basica-en-el-reino-de-espana

Traducción:Tallaferro

https://www.ara.cat/societat/emergencia-social/renda-basica-universal-millora-salut-fisica-mental-perque-reduc-l-estres_128_4172244.html

21.43.-Vamos para un mes de la cuarta olaDIEGO OTERO

Foto tomada de: heraldo.es

 

 Síntesis

Las cifras son muy claras: ya llevamos 27 días de la cuarta ola que comenzó el 21 de octubre de 2021 en casos diarios de contagiados y muertes, aunque en los últimos días del 12 al 16 de noviembre hay una tendencia a disminución de los infectados diarios.

15 nov 2021.- Por otra parte, hubo un cambio en la vacunación que se aceleró entre el 8 y 13 de noviembre, para llegar a promedios superiores a 350.000 dosis diarias.

Los casos diarios de infectados aumentaron a una tasa diaria de 2,37% del 20 de octubre al 16 de noviembre.

Hasta el 16 de noviembre, los infectados diarios según promedio de siete días aumentaron a 2.447, de 1.299 el 20 de octubre, pero los casos diarios reales han venido disminuyendo de 2.599 el 12 de noviembre a 2.021 el 16 de noviembre, lo que se refleja en una caída de la tendencia el último día (gráfico 1).

De todas formas, las cifras muestran claramente que del 21 de octubre en adelante se inició una etapa ascendente de una nueva ola, la cuarta, por lo cual sorprende que el gobierno nacional y diferentes epidemiólogos no lo reconozcan, sino que tratan de dar explicaciones como si hubiera dudas sobre lo que la realidad está diciendo. La gráfica 1 es evidente, la curva del Covid-19 cambió de pendiente hacia arriba, revirtiendo lo que venía dándose desde el 28 de junio cuando se llegó al pico de la tercera ola, e iniciándose la etapa descendente que llegó a su mínimo el 20 de octubre.

Si lo ocurrido en estos cinco días del 12 al 16 de noviembre continúa en los próximos días, se podría hablar de un cambio en la tendencia creciente y se habría desactivado la cuarta ola.

Los muertos diarios aumentan lentamente

 

Los muertos diarios no han mostrado un crecimiento acelerado. Desde mediados de septiembre hasta el 4 de noviembre se mantuvieron en una meseta alrededor de 31 a 33 decesos, situación que cambió el 5 de noviembre para llegar a 36 muertos el 16 de noviembre, pero la situación no parece grave (gráfico 2).

La tasa de mortalidad que del 22 de agosto al 12 de noviembre estaba alrededor de 2,54%, a partir del 14 de noviembre bajó a 2,53%.

Sin embargo, esta tasa es de las más altas del mundo, siendo el promedio mundial de 2,0%. Y en muertos por millón de habitantes, el 17 de noviembre la cifra de Colombia era de 2.477, en comparación con el promedio mundial de 658. La posición del país era de las más altas, ocupaba el quinceavo puesto, de 223 regiones y países.

Bogotá evoluciona diferente a la tercera ola

 

Hasta el 6 de noviembre la dinámica de los infectados diarios en Bogotá era bastante estable, lo que cambió al pasar de 181 casos el 7 de noviembre diarios a 193 el 8 de noviembre, para aumentar a 284 el 16 de noviembre. Pero, es significativo que para el 16 de noviembre los infectados diarios de Bogotá equivalían al 11,6% del total nacional, una cifra bastante baja, muy alejada de los porcentajes superiores a 30% de la tercera ola (gráfico 3).

En muertos, la situación de Bogotá es excepcional, con promedios diarios por debajo de dos decesos desde el 14 de octubre. Para el 15 de noviembre con un promedio diario de 2 muertos, estos equivalían a 5,55% del promedio nacional.

La dinámica por regiones es muy variada

 

Al comparar el 16 de noviembre con el 20 de octubre, periodo de ascenso de una cuarta ola, las tasas de crecimiento son muy diferentes.

Los territorios con los mayores aumentos fueron: La Guajira, Cundinamarca, Sucre. Santander y San Andrés, con tasas de crecimiento superiores a 300%.

Dos departamentos decrecieron en los infectados diarios: Caquetá y Meta.

De crecimientos de 100% a 300%: Huila, Norte de Santander, Quindío, Cesar, Boyacá, Tolima, Sucre, Putumayo, Risaralda, Chocó, Vichada y Guaviare.

De menos de 100% el resto de los territorios, entre los cuales se encuentran Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca, Atlántico, Bolívar, es decir, los grandes territorios.

En conclusión, de 33 regiones, 31 están mostrando aumentos en los infectados diarios

La vacunación mejoró

Del   8 al 13 de noviembre aumentó la vacunación por encima de 300.000 dosis diarias, para terminar el 14 de noviembre con un promedio de 354 000, pero para este último día la vacunación fue de solamente de 186.000.

La tasa nacional de vacunación para el 14 de noviembre, suponiendo un equivalente de dos dosis para los que se han colocado una sola dosis, es de 62,10% un aumento importante con respecto a la cifra de 53,9% para el 7 de noviembre como consecuencia del aumento que se produjo en la vacunación. Si se sigue a este ritmo, para finales de diciembre se alcanzaría entre el 75% y 80% de la tasa de vacunación y se cumpliría la meta del gobierno nacional.

Es posible que este cambio en la vacunación explique la reducción de los contagiados diarios en los días de 12 al 16 de noviembre.

En Bogotá ya se está acercando a 70% la tasa de vacunación, de ahí los valores tan bajos de infectados y muertos diarios.

Conclusiones

Hasta el 16 de noviembre se tenían 27 días de incremento en los contagiados diarios según promedio semanal, que fue interrumpido por una reducción de estos el 16 de noviembre.

La tendencia de la vacunación, que era cercana a un promedio diario de 200.000 cambió en los últimos días, lo que es un hecho muy positivo porque puede hacer que la cuarta ola sea muy suave, o que esta se interrumpa y se vuelva a una etapa de infectados decrecientes.

Un juicio definitivo se podrá dar dependiendo de cómo evolucionen los acontecimientos en la semana del 17 al 24 de noviembre.

https://www.sur.org.co/vamos-para-un-mes-de-la-cuarta-ola/ 

21.43.-‘Prevención y acción’ LUIS NOÉ OCHOA

Hay que echar pa’lante, sin descuidarnos, pues el covid-19 está a un metro de distancia.

“Cómo me compongo yo en el día de hoy, / cómo me compongo yo en el de mañana, / cómo me compongo yo, si vivo triste, / cómo me compongo yo, me duele el alma”. Es la canción Grito vagabundo, del inolvidable Lorenzo Buitrago, y por él un trago, que sonaba en aquellos diciembres que nunca volverán.

19 nov 2021.- Estamos ya en la alborada de la Navidad, y yo quiero pegar un grito vagabundo, como antes, cuando los hogares se vestían de rojo y verde, y el burrito sabanero, con amor de padre, se gastaba la prima en regalos, sin IVA o con IVA.

Por estos días empezaban a nacer los árboles en las ventanas, se iluminaban las calles de las ciudades, se pintaban los andenes en vaca con los vecinos, había concursos de vitrinas. El espíritu navideño era contagioso.

Hoy, contagioso es el terrible virus, pero hay ambiente decembrino, hay reactivación porque el virus ha cedido un poco. Pero a millares de personas les duele el alma, y confiemos en que se compongan en el día de hoy y en el de mañana. Hay que ponerle coraje, entereza, berraquera, como se diga en cada región.

Hay que echar pa’lante, sin descuidarnos, pues el covid-19 está a un metro de distancia. No se puede ignorar lo que ha sufrido la humanidad con esta pandemia. El informe de ayer en este diario sobre los dos años desde cuando China reportó el primer caso, un 17 de noviembre, descrito como una neumonía, es impresionante. Atortola, Tola, dijo Maruja.

En estos dos años el mundo ha vivido un desastre triste y doloroso que ha costado mucho en vidas, en economía, en empleos, en libertades. Y nos desnudó las diferencias, como dijo Eva cuando el viento le levantó la hoja a Adán. Nos mostró que hay pueblos a los que les sobra y pueden acaparar hasta las vacunas, y otros que sufren miles de necesidades. Menos del 3,5% de la población de África está vacunada. Duele el alma.

Ante esta pandemia, como con el calentamiento global, se necesita compromiso mundial, pero también nacional y de cada uno.

El covid-19, dice el informe, se ha llevado a 5’145.045 personas en el mundo. El mal tiene muchas vidas y se la pasa dando picos de muerte. Europa está en el cuarto pico, y ya vuelven los encierros. Y no es solo por falta de vacunas, en especial por aquellos que la rechazan por sus creencias, por necedad o desorientación, sino porque se ve que hay exceso de confianza y muchos bajaron la guardia.

Uno ve los estadios europeos llenos; todos sin tapabocas, comiendo, gritando gol a todo pulmón, y ahí puede estar el virus en una de las cosas que más le gustan en la vida. Claro que aquí no habría mucho peligro porque no los gritamos, ya la Selección de Rueda no los hace.

Ante esta pandemia, como con el calentamiento global, se necesita compromiso mundial, pero también nacional y de cada uno. Y aprender lecciones. Porque aquí llevamos casi 20 meses en esta tremenda desgracia, en la que han perdido la vida casi 128.000 personas. Pero parece no haber miedo, tal vez confiados en que ya hay 23 millones de vacunados con el esquema completo, o por falta de conciencia y respeto por los demás, muchos van sin tapabocas o lo llevan de babero, hacen fiestas y tumultos. Y el Gobierno hace lo que puede, pero no puede.

La última medida es autorizar exigir el carné de vacunación. Importante, cuando vienen la final del fútbol, días sin IVA, compras de Navidad, pero como aquí falsificamos todo, hasta pólizas para contratar con el Estado, que no se ha vacunado contra la corrupción, ya parece que comienzan a circular carnés más falsos que la fidelidad de un gallo. Ya se han visto las primeras denuncias. Eso es falsificación de documento público; es, además, un atentado contra la vida y la salud de los demás. Así que hay que salirles al paso. ¿No es posible que haya verificación electrónica?

Se necesitan seriedad de todos y “prevención y acción” oficial, pues unos pocos no pueden amargarnos la Navidad.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/prevencion-y-accion-columna-de-luis-noe-ochoa-633484

*21.42.-Ya estamos en la cuarta ola DIEGO OTERO
*
El problema es de hambreLUIS NOÉ OCHOA

Este tema debe ser un plato fuerte en la campaña, pero con una receta de equidad seria.

No, no escribo hoy sobre que el expresidente Álvaro Uribe sigue imputado. Él es así de bravo, dijo alguien, poniéndole algo de humor al asunto. La decisión de la Corte Constitucional sobre el juicio a Uribe marca un camino libre de «jugaditas». El derecho es acatar los cauces de la justicia. Porque un país que desconoce la justicia va rumbo a la tiranía, o al despotismo, que es lo mismo.

12 nov 2021.- No. Hoy, antes del desayuno, escribo sobre el hambre. Recuerdo una vez que, en elecciones, unos campesinos discutían sobre política y uno de ellos, a lo mejor de centro, sentenció: «No hablemos de liberales ni de godos, porque el hambre nos da a todos». Lo que pasa es que unos la sufren más, mejor dicho, la padecen.

Según la FAO, 690 millones de personas sufren de hambre en el mundo. Y casi es paisaje. Cómo será que en las clases de inglés, una de las frases más usadas es I’m hungry. Yo también, respondía en español otro estudiante, pues el hambre es universal y da en todos los idiomas.

A muchos nunca se nos olvida esa estremecedora imagen, captada por el fotógrafo Kevin Carter, premio Pulitzer, que en Sudán retrató a un niño en el piso, vencido por el hambre, mientras un buitre velaba detrás. Fue en 1993, pero la tragedia, que ha sido siempre, no se detiene.

La vemos todos los días. El jueves pasado, en este diario, el veterano periodista y gran cronista Juan Gossain hizo un retrato hablado de la situación de Cartagena. Una conmovedora historia que pinta la brecha social del país, en un ambiente de boato en el que los ricos lo pasan rico, muy cerca de los pobres pobres. Es el mundo de hoy. Unos se pueden dar con holgura los tres golpes, pero otros, en la miseria, apenas de golpe. Esto, en esa ciudad donde muchas veces el hambre empuja a las niñas al trabajo sexual, pues allá para eso va mucho buitre.

Es increíble que mucha gente se acueste sin comer en un país lleno de tierras fértiles, que produce. Pero es que aquí los corruptos se acuestan llenos y tranquilos.

Los datos de la crónica de Juan Gossain son impresionantes. En Cartagena, el 70 por ciento de la población (860.000 personas) no come tres veces al día. Y es que para muchos, sus ingresos son apenas de unos 8.000 pesos diarios; 650.000 personas solo comen una vez al día o, a veces, nada.

Claro, no se trata de dañarles el asado en el puente, o de decirles que es pecado tener con qué comer y darse un lujito. A quienes Dios les dio, muchos con gran esfuerzo, Dios se lo bendiga. Pero la bondad debe figurar en la canasta familiar.

Hay esperanzas. Hay gente sensible y buena. Pienso, por ejemplo, en Salvo Basile, creador y presidente de la Fundación Corazón Contento, en la Heroica, que atiende a niños y jóvenes de barrios pobres, donde, con ayuda de corazones generosos –y contentos, claro–, ofrecen 9.000 almuerzos mensuales. Y les alimentan el alma con clases, arte y danzas. Bravo. Y gracias. La propia crónica de Gossain comenta sobre la labor del Banco de Alimentos de la Arquidiócesis, que hace una bella obra. El año pasado entregó 120.000 mercados. Bravo. Y Gracias.

Llegan las campañas políticas, donde hay como 60 candidatos con hambre de poder. Este tema debe ser un plato fuerte en la campaña, pero con una receta de equidad seria. Es increíble que mucha gente se acueste sin comer en un país lleno de tierras fértiles, que produce. Pero es que aquí los corruptos se acuestan llenos y tranquilos. Es ahí donde hay que actuar.

Es urgente porque el hambre, que es en todo el país, es cruel, mata, produce dolor, tristeza, enfermedades, violencia, desarraigo. A los niños les afecta el cerebro. Y a los adultos les produce pérdida de memoria, pues hay a quienes ya se les olvida votar. Qué responsabilidad tienen, señores candidatos. Este país está mal, hay pobreza, violencia, desempleo, desnutrición infantil. Como se dice por ahí: ‘El problema es de hambre’. Es de conciencia de todos.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/el-problema-es-de-hambre-columna-de-luis-noe-ochoa-631976 

21.42.-Ya estamos en la cuarta ola DIEGO OTERO

Foto tomada de: Gaceta Médica 

Según los casos de infectados diarios calculados por promedio semanal, desde el 21 de octubre estamos en una etapa ascendente, al pasar de 1.299 el 20 de octubre a 1.965 el 9 de noviembre, para una tasa de crecimiento diaria de 1,8%, que todavía no es alta.

8 nov 2021.- En muertos, la situación es un poco diferente, porque estos comenzaron a crecer desde el punto mínimo de 31 casos el 1 de noviembre a 37 el 9 de noviembre, para una tasa de incremento diaria de 2,23%.

Por lo tanto, de acuerdo con estos dos indicadores, Colombia entró a una cuarta ola, hasta ahora suave, que habrá que esperar a las siguientes dos semanas para definir si se sigue en realidad en una cuarta ola, y sí es una realidad, que tan fuerte va a ser en término de infectados y muertos diarios. Es de esperar que, dado que la vacunación ha venido aumentando, acercándose a un nivel nacional a más de un promedio de 50,0 %, que esta cuarta ola sea menos intensa en casos y muertes como lo fue la tercera ola en que se alcanzaron 31.257 infectados y 663 muertos diarios en el punto máximo que se produjo el 28 de junio de 2021.

En los gráficos 1 y 2 se visualiza muy bien lo que viene ocurriendo desde el 20 de octubre de 2021, de un cambio en la tendencia de los contagiados diarios y desde el 1 de noviembre para los muertos. En esta forma terminó la etapa descendente de la tercera ola que duró cuatro meses, de una duración muy superior a las de las dos olas anteriores, que no pasaron de dos meses.

De las 33 regiones, solamente cuatro no muestran crecimientos en los contagiados diarios del 20 al 9 de noviembre, que son: Meta, Caquetá, Arauca y Vaupés. Los demás 29 territorios presentan tasas de crecimiento muy diversas.  Las de mayor crecimiento son: Santander, Cesar, San Andrés, Quindío, Risaralda, Putumayo, La Guajira, Chocó, Caldas y Vichada, con tasas diarias de 3,5% a 10%.

Las regiones de menor tasas de crecimiento diaria, por debajo de 1,4%, son Atlántico, Antioquia y Bogotá, precisamente los de mayor población, y Meta, Arauca, Caquetá y Vaupés.

En la gráfica 3 se presenta la situación de 8 regiones, la mayoría de las de más alta población. Todas, con excepción de Magdalena y Bolívar en los últimos días, están una tendencia ascendente. Y, como se ha venido presentando desde septiembre, continua hasta el presente que Antioquia y Atlántico están por encima de Bogotá en infectados diarios.

VACUNACIÓN

En los documentos anteriores hemos presentado los datos de vacunación como el total dividido por dos, para tener un equivalente de dos vacunas. En realidad, los vacunados totales que presenta el ministerio de Salud se desagregan, siguiendo los datos del 7 de noviembre de 2021, así:

Dosis aplicadas———————–49`342.027

Vacunados primera dosis———28`812.738

Vacunados segunda dosis——–17`815.150

Vacunadas dosis de refuerzo——-388.820

Vacunados monodosis————–4´325.319

Vacunados completos————–22´140.469 (suma de vacunados segunda dosis más monodosis)

La información presentada no es clara ya que da a entender que hay 17,9 millones de colombianos vacunados con las dos dosis, cuando en realidad es la mitad, o sea, 8´907.575 colombianos que ya tienen las dos dosis, el 17,36%. Al tener en cuenta los vacunados monodosis, se llega a 13´232.894 con inmunización completa, o el 25,8%.  Al suponer que los vacunados con primera dosis son equivalentes a dos dosis por persona, se llega a un total de 27´639.263 colombianos, que representa 53,9% de vacunados con doble vacuna. Esta una forma más precisa de determinar el porcentaje de vacunación, que hacer la división por dos del total de dosis aplicadas, para buscar un equivalente, que resulta una cifra inferior de 48,9 %.

Ahora, por otra parte, para que los 28,8 millones de colombianos con primera dosis obtengan la segunda, se requiere, para los 54 días faltantes desde el 8 de noviembre hasta finales de año, una tasa diaria de 533.569 vacunas, lo cual es imposible dado el ritmo del pasado, que muy pocas veces ha superado el promedio de 300.000.

Con 300.000 vacunas diarias en los 54 días que van del 8 de noviembre al 31 de diciembre, a nivel nacional se podría llegar a tener el 70% de los colombianos con doble dosis equivalente. Con 200.000 se alcanzaría el 65%. Entonces, se puede definir una banda entre 65% y 70% de vacunación equivalente de dos dosis para el 31 de diciembre de 2021, lo cual es bastante aceptable para controlar el Covid-19.

Para la inmunidad de rebaño hay que llegar a tener entre el 75% y el 80%.

Para el 7 de noviembre los territorios con las más altas tasas de vacunación eran San Andrés (57,3%), Bogotá (57,2%), Boyacá (56,3%) y Risaralda (54,5%).

En la gráfica 3 se trata de establecer si hay una relación entre tasa de vacunación y la tasa crecimiento diario de los infectados del 20 de octubre al 9 de noviembre. En general se da una correlación como se aprecia en la sección derecha del gráfico en que las regiones con alta vacunación están vinculadas a bajas tasas de crecimiento de los contagiados, pero hay casos extremos.  Tres se encuentran en la parte derecha, que son Vaupés, Vichada y Guajira, que tienen bajas tasas de vacunación y muy altas tasas de crecimiento de los contagiados. En la sección de la izquierda se tiene el caso extraño de San Andrés y Providencia con la primera tasa de vacunación de todos los territorios y la primera en tasas de crecimiento, que rompe la regla.

En definitiva, la tasa de vacunación influye positivamente en la disminución de los infectados, tal como se supone que debe ser.

Conclusiones

De acuerdo con las cifras, estamos en la en parte ascendente de la cuarta ola, desde el 21 de octubre para los infectados y desde el 2 de noviembre para los muertos.

Como ha ocurrido en el pasado, la variabilidad del Covid-19 es muy alta, así que habrá que esperar una o dos semanas más para establecer si definitivamente ya se está en la cuarta ola.

Se ha avanzado en la vacunación en los días 6 a 9 de noviembre, con vacunas por encima de 300.000.  Muy bien está Bogotá, con más de 60% de vacunación, que se espera que para el final del año supere el 75 % de los vacunados con doble dosis. Para el nivel nacional, si se continuara con el promedio de 300.000 diarios de los últimos días, se podría alcanzar más del 70% con doble vacunación.

https://www.sur.org.co/ya-estamos-en-la-cuarta-ola/ 

*21.41.-Infamias que matan PATRICIA LARA
*Historia de una infamia – CONSUELO AHUMADA
*
En santander como en colombia hay pobreza y desempleo DIEGO OTERO*
*¿Consultas presidencializarán las elecciones legislativas? ALVARO FORERO

Si el clientelismo sigue teniendo fuerza en Colombia, es en buena parte por la separación entre las elecciones legislativas y las presidenciales. 

 

La separación la hizo la Constitución de 1991 para evitar que las maquinarias clientelistas afectaran el resultado de las elecciones presidenciales. La medida tuvo éxito, pues hoy los partidos y sus maquinarias tienen muy poca incidencia en la escogencia del presidente de la República.

31 oct 2021.- Pero a la vez le ha servido al clientelismo para mantenerse prácticamente inmune frente al voto de opinión que domina las elecciones presidenciales y de alcaldes, porque aun en ciudades grandes el grueso de la votación en las elecciones legislativas es a favor de las maquinarias. Los representantes a la Cámara por Bogotá elegidos con solo voto de opinión apenas si alcanzan la mitad. En ciudades intermedias, pequeñas y zonas rurales la proporción de voto de opinión es mucho menor, y en algunos departamentos es prácticamente inexistente.

Esa condición, que es una de las columnas vertebrales del sistema político colombiano, puede verse fuertemente afectada por las consultas prepresidenciales (no son primarias porque reúnen a varios partidos y movimientos ciudadanos) o vuelta cero. Porque si las coaliciones presentan listas unificadas, el impulso de la votación por los precandidatos presidenciales puede jalarlas. Es muy posible que los votantes por Gustavo Petro en la consulta voten también por “su” lista al Congreso. Si la coalición de centro hiciera lo propio, con una lista unificada que encabezara Humberto de la Calle, podría también lograr un número significativo de congresistas.

Te puede interesar

Los resultados a nivel nacional de la apuesta del gobierno Duque para el medio ambiente son poco alentadores.

Columnistas Gobierno Duque, sin propuesta clara para enfrentar el cambio climático Hace 25 minutos Ya dije: me excitan las divas. Pero, por contraste, me dominan las antidivas.Columnistas

Dos antidivas de mi corazón

Hace 34 minutos

Mojó prensa global nuestro presidente en Glasgow (Escocia) durante la COP26, celebrada con mucho bombo y discutibles resultados.

Columnistas

En nombre del cambio climático

Hace 35 minutos

Se estaría juntando el fenómeno de succión de excandidatos presidenciales encabezando listas (Álvaro Uribe obtuvo 891.000 votos, 19 senadores; Antanas Mockus, 549.000 votos, 9 senadores) con el de los precandidatos presidenciales en las consultas. En el caso hipotético de que el petrismo sacara 20 o 25 senadores y la coalición de centro otro tanto, se modificaría la relación de fuerzas políticas, duplicando el tamaño de la actual oposición. No está claro si el fenómeno de succión se limitaría a los bloques que presenten listas unificadas, lo que no beneficiaría a la coalición de derecha, que por ahora no ha contemplado esa unificación y para quien sería difícil por su tamaño y competencia regional. Obviamente es difícil prever un efecto concreto sobre los resultados electorales de Congreso, pues ni siquiera se sabe cuántas consultas habrá y qué partidos y candidatos participarán en ellas.

Pero sí es posible prever que el fenómeno de bancarrota de los partidos por cuenta del personalismo —que afecta tan profundamente al sistema político colombiano y que es la causa de la hiperfragmentación del poder político— está llevando a un sistema de coaliciones que se construyen alrededor de las consultas, que más que interpartidistas son interpersonales y que en la práctica son los nuevos partidos, pues definen la plataforma y escogen los candidatos.

Es posible que, además de corrales ideológicos, las consultas se dividan en función de la forma de hacer política: entre clientelistas y anticlientelistas. Una clientelista de derecha, una anticlientelista de centro y una populista de izquierda.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/alvaro-forero-tascon/consultas-presidencializaran-las-elecciones-legislativas/

21.41.-Infamias que matan PATRICIA LARA

La cultura vale huevo para este Gobierno. Bien lo escribió Claudia Hakim, directora del Museo de Arte Moderno de Bogotá, a propósito del ridículo presupuesto (0,16 % de los recursos) asignado al sector. Según ella, el orgullo que los funcionarios dicen sentir por representantes de nuestra cultura, a quienes llevan a los escenarios internacionales para mostrar la cara amable de Colombia, es solo de dientes para afuera.

 

5 nov 2021.- Como de dientes para afuera es el apoyo que en el exterior el presidente Duque dice darle al Acuerdo de Paz, cuyos pilares ha querido torpedear más de una vez. O como lo es el respaldo que dicen ofrecerle al Acuerdo de Escazú, que el Gobierno presentó de nuevo al Congreso pero sin mensaje de urgencia, lo cual equivale a dejarlo en el limbo otra vez. Es que casi todo en este Gobierno tiene doble rostro.

Pero la peor infamia en el ámbito de la cultura la están cometiendo ahora. Y puede ser una infamia que literalmente mate. Como lo dijo Aura Lucía Mera en su columna del martes en El Espectador, y como se ha dicho en otros medios, a nuestra gran poeta Maruja Vieira, al borde de cumplir 99 años, le van a reducir su ingreso pensional de $2’500.000 miserables a $908.526. Sí, a María Vieira —bautizada Maruja por el poeta Pablo Neruda—, una de las grandes de Hispanoamérica; autora de 20 libros; traducida al inglés, francés, griego, húngaro, alemán, portugués, ruso, italiano y gallego; galardonada, entre otros premios, con la Orden Gabriela Mistral en Chile, la Medalla Simón Bolívar del Ministerio de Educación de Colombia y el Premio Nacional Vida y Obra otorgado por el Ministerio de la Cultura. Digo miserables porque $1’072.000 le cuesta la medicina prepagada; $300.000, la hospitalización domiciliaria y $1’500.000, la empleada que la atiende. De manera que en gastos de salud y atención para esta anciana brillante, lúcida y cultísima se van $2’872.000. Es decir que, con la pensión actual, le queda un déficit de $372.000 mensuales, sin contar lo que se paga por administración, servicios y comida para ella, la enfermera, la empleada y su hija, la poeta Ana Mercedes Vivas, que hace malabares para sufragarlo todo, pues de la poesía solo vive el espíritu.

El argumento para disminuir la pensión de Maruja, usado por la Unidad de Gestión Pensional y Parafiscales (UGPP) – ¡vaya nombre para una entidad que fácilmente puede acabar con la vida de una de las glorias de la cultura colombiana!—, es que nadie puede disfrutar de dos pensiones. Como Maruja tiene la pensión de Colpensiones de un salario mínimo, gracias a que cotizó 500 semanas cuando además de escribir poesía trabajaba en cuanta cosa había, y la pensión de Cajanal por $1’800.000, que obtuvo por sus servicios al Estado y con la que se jubiló antes de que se promulgara la Ley 100, le van a revocar la pensión de mayor cuantía y le van a dejar la de salario mínimo.

El Gobierno de Duque, quien además fue jefe de la división de Cultura, Creatividad y Solidaridad en el BID, no puede quedarse impávido ante esa infamia. Así los leguleyos puedan prenderse de algún inciso que mate de tristeza y falta de atención a la gran poeta, el Ministerio de Cultura y el mismo presidente (antes que gastarse miles de dólares en llevarse a Glasgow a su esposa, hijos, hermano, etc.) tienen el deber moral de inventarse algo, un premio, por ejemplo, que garantice que Maruja Vieira termine su vida con tranquilidad y dignidad. Pero, por favor, que no sea un premio póstumo.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/patricia-lara-salive/infamias-que-matan/

21Principio del formulario

21.41.-Historia de una infamia – CONSUELO AHUMADA

El caso de Assange es escandaloso e indignante. El periodista australiano fundador de WikiLeaks, podría ahora ser condenado a 175 años de prisión en EE. UU. 

Una de las últimas imágenes de Julian Assange en el momento de su detención en Londres. Foto: Pixabay 

En este mundo saturado de conflictos e injusticias, llama la atención una noticia que apenas los medios registran.

2 nov 2021.- Se trata del caso Assange y sus implicaciones. Entre el 27 y el 28 de octubre se realizó la audiencia de apelación solicitada por EE. UU. ante la negativa de su extradición por parte del Tribunal Superior de Londres el pasado 4 de enero. Se estima que en un lapso de 4-6 semanas se conocerá el veredicto definitivo.

La decisión del Tribunal representó un logro parcial para el periodista australiano, en una época en que los derechos fundamentales se arrasan sin medida ni contemplación, en medio del manejo mediático y de la legitimación de las prácticas fascistas. La jueza que tomó la decisión dejó en claro que su dictamen solo se basaba en las condiciones inhumanas que este afrontaría en su lugar de destino, en su deteriorada salud física y mental y el riesgo que corría de suicidarse.

El proceso de apelación de EE.UU. se concretó antes de lo previsto. El presidente Biden informó que continuaría con el mismo y rechazó varias solicitudes de archivarlo.

El caso de Assange, fundador de WikiLeaks, es escandaloso e indignante. Entre 2010 y 2011 publicó más de diez millones de documentos clasificados de Washington, apoyándose en algunos de los principales diarios del mundo.

Se registraron allí múltiples denuncias de interés público, en especial crímenes perpetrados por el ejército estadounidense y sus aliados: asesinato a mansalva de civiles en Irak, las tenebrosas condiciones de los prisioneros de Guantánamo o los tratos crueles, inhumanos y degradantes en la prisión iraquí de Abu Ghraib, tan bien recreados por Fernando Botero.

La persecución contra Assange no dio tregua. En 2012 se refugió en la embajada de Ecuador en Londres, cuando el gobierno de Rafael Correa le concediera asilo político. Permaneció allí durante casi siete años, hasta abril de 2019, cuando Lenin Moreno le retiró el asilo, cediendo al chantaje estadounidense.

El australiano fue entonces sacado a la fuerza de la Embajada y encerrado en la prisión de alta seguridad de Balmarsh, denominada el “Guantánamo británico” por Nils Melzer, Relator especial de la ONU sobre Tortura.

En un informe señaló que allí ha estado en condiciones de aislamiento más propias de un gran terrorista que de un periodista en prisión preventiva. Sus derechos a la defensa han sido violados sistemáticamente, en una actitud vergonzosa de la justicia de Londres en complicidad con Washington. Claramente, se trata de un intento de criminalizar el periodismo de investigación, concluyó.

Recientemente, el portal Yahoo News destapó un complot orquestado por la CIA para “secuestrar o asesinar” al australiano cuando estaba en la Embajada de Ecuador

Más recientemente, el portal Yahoo News destapó un complot orquestado por la CIA para “secuestrar o asesinar” al australiano cuando estaba en la Embajada. Se cree que una empresa de seguridad española, Undercover Global S.L, hoy bajo investigación en Madrid, lo espió permanentemente.

Assange no es ciudadano de EE. UU. ni tiene ningún vínculo laboral con ese país. No desarrolló labores de espionaje ni sustrajo la información. Lo hizo Chelsea Manning, una analista de información estadounidense que trabajó en Irak. Por su valor, fue condenada a 35 años en la tenebrosa prisión de Alexandria, en donde ha intentado suicidarse en tres ocasiones.

De ser extraditado, lo podrían condenar a 175 años. Como lo señaló su abogado en la audiencia de apelación, no tendría un juicio justo ni mínimas garantías de defensa. Se le acusaría con base en pruebas clasificadas, sin acceso para su defensa, ante un jurado parcializado.

De hecho, el tribunal sobre espionaje de Alexandria nunca ha absuelto a un acusado. Su vida peligraría porque estaría en condiciones de aislamiento severo. Hay certificaciones serias sobre su extrema afectación mental y su riesgo de suicidio.

La movilización internacional a su favor ha sido notoria, como se vio en varias ciudades del mundo la semana pasada. El Tribunal Belmarsh, conformado por iniciativa de la Internacional Progresista, intensificó el trabajo por su liberación.

Es mucho lo que está en juego. Todo el proceso, catalogado como una farsa, muestra cómo se pretende castigar al denunciante del crimen y no a sus perpetradores. “Cuando decir la verdad se haya convertido en un delito, mientras los poderosos gozan de impunidad, (…) habremos rendido nuestra voz a la censura y nuestro destino a la tiranía incontrolada”, señaló Melzer.

Por otra parte, como afirmó Agnes Callamard, Secretaria general de Amnistía Internacional, “es grotesco, que casi 20 años después, prácticamente ninguna persona responsable de los presuntos crímenes de guerra cometidos por EE. UU. haya rendido cuentas (…)  y, sin embargo, un editor que sacó a la luz estos crímenes se esté enfrentando a una posible cadena perpetua.

Por último, si la extradición fuera negada, el gobierno británico podría desconocer esa decisión y concederla. A finales de los 90 negó la extradición de Augusto Pinochet a España, donde era requerido por crímenes de lesa humanidad durante la dictadura. Le ofreció en cambio el perdón.

A este paso, los periodistas que destaparon los Pandora Papers podrían ser también procesados. Llama la atención la complicidad e indiferencia de los países poderosos, tan activos cuando se trata de censurar a Venezuela.

https://www.las2orillas.co/historia-de-una-infamia/

21.41.-En santander como en colombia hay pobreza y desempleo DIEGO OTERO*

Introducción

En esta oportunidad se analiza la situación de Bucaramanga en desempleo. Infortunadamente no existen datos del mercado de trabajo sino solamente para Bucaramanga y su área metropolitana. Sería muy interesante tener cifras para Barrancabermeja y las capitales provinciales.

31 oct 2021.- Igualmente se estudian las cifras disponibles en pobreza absoluta, pobreza extrema y desigualdad de ingresos para Santander.

El desempleo en Bucaram es mas bajo que en el promedio nacional

En el gráfico 1 se presenta la tasa de desempleo trimestral de Bucaramanga y 23 ciudades y sus áreas metropolitanas para el período enero-marzo 2019 a julio-septiembre 2021.

Normalmente, la tasa de desempleo en Bucaramanga ha estado por debajo del promedio de las 23 ciudades más importantes, pero en los meses más duros de la pandemia de abril a noviembre de 2020, la tasa de desocupación de Bucaramanga se acercó a las de las 23 ciudades, y aún estuvo por debajo en el trimestre julio-septiembre de 2020.

En 2021, crece la diferencia entre Bucaramanga y las 23 ciudades, ampliándose la brecha a favor de Bucaramanga más que en 2019, y acercándose más rápida a la situación prepandemia, con las tasas de desempleo tendiendo a menos de 10 por ciento.

Gráfico 1 Desempleo en Bucaramanga y 23 ciudades y sus áreas metropolitanas

Fuente: cálculos con base en información de las encuestas de hogares-GEIH

Cesantes

En el gráfico 2 se presentan los desocupados en Bucaramanga de enero-marzo 2015 a julio-septiembre 2020. Antes de la prepandemia los desocupados variaban alrededor de 60 000, que aumentaron a un máximo de 124 000 en marzo-mayo 2020, disminuyendo continuamente hasta volver a alcanzar 59 000 desocupados en julio-septiembre 2021, muy similar a los valores de los años 2015 a 2019 y comienzos de 2020.

 La grafica lo muestra muy bien, que la situación fue dramática en 2020, con valores en Bucaramanga el doble de lo normal.

Esta variación en los desocupados va muy en línea con la tasa de desocupación que se presentó en la gráfica 1. Así, a mayor tasa de desempleo es lógico que aumentan los desocupados, y lo contario si disminuye la tasa de desempleo caen los desocupados.

Gráfico 2 Desocupados de 2015 a 2021 en miles

Fuente: DANE 

Pobreza absoluta en Santander

El índice de pobreza absoluta monetaria en Santander y su comparación con el promedio nacional señala que las diferencias se han acortado de 10,2 puntos en 2012 a 3,7 puntos en 2020, lo cual es bastante grave (cuadro 1 y gráfica 3).

Cuadro 1 Índice de pobreza absoluta monetaria en Santander

Fuente: ibídem 

Gráfico 3 Pobreza absoluta en Santander y en 23 ciudades con sus áreas metropolitanas en %

Fuente: ibídem 

Pobreza extrema en Santander

Lo mismo se puede afirmar de la pobreza extrema, que ha aumentado más rápido en Santander que en el país, acercándose en 2020 en a las cifras nacionales en comparación con 2015, reduciéndose la diferencia de 6,1 a 2,0 puntos (gráfico 4).

Gráfico 4 Pobreza extrema en Bucaramanga y el país

Fuente: ibídem

 

Desigualdad de ingresos en Santander

La desigualdad de ingresos dada por el coeficiente de Gini de Santander y el país se muestran en el gráfico 5. Como se conoce, Colombia está entre los diez países más desiguales del mundo con índices GINI por encima de 0,50. Aquí también la diferencia entre Santander y el país se redujo en 2020, de 5,2 a 3,4 puntos (gráfico 5).

Gráfico 5 Coeficiente de Gini para Santander y el país

Fuete: ibídem 

Conclusiones

La pandemia del coronavirus golpeó fuertemente a Santander, de forma que la tasa de desempleo en Bucaramanga y su área metropolitana estuvo cerca de la nacional en 2020, y los índices de pobreza absoluta y extrema y desigualdad en Santander se acercaron a los niveles nacionales en 2020.

Esto significa que no se contrarrestaron los efectos negativos del Covid-19. Faltaron ayudas a la población por parte de las autoridades, y las clases política y empresarial no se movilizaron para plantear políticas económicas y sociales que hicieran más llevadera la pandemia, algo muy similar a lo que ocurrió a nivel nacional en que las autoridades no actuaron suficientemente.

*Presidente de la Asociación Colombiana de Economía Crítica-ACECRI y miembro de Número de la Academia de Ciencias Económicas-ACCE

*21.40.-¿Fajardo vive?MARÍA ISABEL RUEDA
*Glasgow y el calentamiento globalSANDRA BORDA
*
¿Podríamos estar cerca de la cuarta ola? DIEGO OTERO
*
Assange: que cese la venganza
*Lotería para combatir el fraude fiscal: varios países lo han hecho y parece funcionar – ALEJANDRO NIETO GONZÁLEZ

Hace más de una década en China idearon un método para evitar el fraude fiscal. Querían que los comercios pagaran sus impuestos y crearon unas máquinas registradoras precintadas que el Gobierno entregaba a los comercios y cada vez que se hacía una transacción quedaba grabada y se pagaban impuestos.

15 oct 2021.- El problema era cómo lograr que la gente pidiera su recibo, ya que no hay incentivos para ello. Y la solución fue muy simple: cada recibo era un «rasca y gana», el cliente rascaba su recibo y podía recibir un suculento premio económico. El sistema empezó en 1998 en una ciudad, en 2002 ya funcionaba en 80 ciudades y hoy en día en prácticamente todo el país.

¿Y por qué nadie se atreve con el sistema de loterías?

 

El sistema de lotería ha ayudado mucho a reducir la evasión fiscal y por tanto la recaudación de China ha aumentado espectacularmente. Y la gran duda es por qué no se ha implementado dicho sistema fuera de China. La respuesta más lógica es que los problemas que tenía China no son comparables en otros países.

China tenía una economía muy orientada al efectivo, no como en Europa en donde hay bastantes pagos electrónicos que dejan huella. También es normal que donde el fraude es más alto cualquier medida se pague sola, cosa que quizá no sucedería en Europa donde poner un sistema similar podría costar más de lo recaudado.

Pero la crisis Europea nos ha llevado a sitios insospechados. Los Gobiernos deben sacar dinero de debajo de las piedras y algunos han pensado que el ejemplo Chino bien podría replicarse. Hoy por hoy tenemos dos ejemplos en Europa de loterías fiscales.

Portugal y Eslovaquia lanzan sus loterías

El primero ha sido Eslovaquia. Allí desde 2013 existe un sorteo quincenal, pero el sistema finalizó este año. Para participar únicamente había que tener facturas superiores a un euro y solicitar un número en el sorteo (13 céntimos si se hacía por sms, 20 céntimos si era en una administración de lotería). Los premios iban desde los 1.000 a los 10.000 euros. Me parece un error cobrar por el sorteo ya que si la intención es que los ciudadanos pidan el recibo es un desincentivo. El sistema debería pagarse con el afloramiento de dinero negro. Los efectos fueron positivos pero en febrero de 2021 se decidió parar.

Portugal puso en marcha su sistema en 2014. Para poder participar hay que pedir factura dando el NIF, y automáticamente se registrará en un sistema. Los ciudadanos pueden ver cuantos números tienen para el sorteo (depende de los importes). Cada semana se sortean coches y dinero en efectivo (90.000 euros). El sistema ha sido útil pero los estudios indican que es más efectivo usar desgravaciones que simplemente sorteos.

Dos países que se han atrevido a replicar el sistema chino. ¿Se apuntará alguien más? Italia de momento parece que lo lanzará próximamente pero no es algo que se haya extendido universalmente.

¿Funcionaría aquí?

Yo personalmente tengo mis dudas. Si hubiera un sistema similar en España y se implementara bien (creo que el rasca es el método más sencillo para todos, dejando además una prueba de la transacción) algo podría aumentar la recaudación, pero donde verdaderamente hay fraude un ticket de lotería no puede ayudar.

Me refiero, claro está, al típico «¿Con IVA o sin IVA?». Está claro que si en un servicio el comercio te ofrece pagar o no pagar un 21% del importe, un ticket de lotería sale muy caro. Podría ser incluso contraproducente, la gente podría pensar que el 21% de una reparación de un coche de 500 euros es mucho dinero para un sorteo en lugar de pensar en la contribución al mantenimiento del Estado o que se podrá demostrar el trabajo realizado en caso de problemas posteriores.

Y es ahí donde se produce la mayoría del fraude. Esta medida frenaría que los comercios de importes bajos tengan caja B, ya que no sería muy normal que en una cafetería te digan que el café es un euro sin IVA o 1,21 con IVA. Pero en otros ámbitos de mayor importe seguiría habiendo fraude.

Aún así cualquier medida es buena para intentar combatir el fraude fiscal, y si la medida se paga a sí misma por la reducción del fraude merece la pena implementarse.

https://www.elblogsalmon.com/entorno/loteria-para-combatir-fraude-fiscal-varios-paises-han-hecho-parece-funcionar?u

21.40.-¿Fajardo vive?MARÍA ISABEL RUEDA

Fajardo es de los premiados. Muchos lo conocen. Gaviria es de los castigados. Prácticamente nadie.

Puede que Alejandro Gaviria haya muerto políticamente en su rompimiento con la Coalición de la Esperanza. Lo deja maltratado que sus posibilidades, electorales ahora, hayan pasado a depender plenamente de un apoyo, cada vez más difícil de esconder, proveniente del oficialismo liberal.

31 oct 2021.- Eso pareció quedar claro esta semana, cuando Gaviria llegó a conversar con la Coalición de la Esperanza, en busca de un acercamiento grupal para escoger de ahí al candidato que enfrentará a Petro. Su resumen de la reunión fue: “No salió bien, no encontré ánimos de unión ni siquiera para una consulta en marzo. Será siempre muy difícil unirse alrededor de una pretendida superioridad moral, de los señalamientos y las suspicacias”.

Sergio Fajardo dice que, reprimiendo el impulso de hacerlo inmediatamente por la rabia que le causó la “pretendida superioridad moral” que según Gaviria encontró en la Coalición de la Esperanza, contestó: “Esta no pretende ser una lección de moralidad, sino de profunda convicción de que para derrotar las prácticas clientelistas, que son la puerta de entrada a la corrupción, no podemos hacer alianzas con quienes las representan”.

Se filtró que en la reunión de Alejandro Gaviria con la Esperanza, el asesor que puso Santos, Martín Carrizosa, preguntó, con mejores modales, si lo que todos querían allá era que cogieran a patadas a César Gaviria. Y le contestaron los de ese lado que esa posibilidad no podía ser un problema que se le trasladara a la coalición. Pero es verdad que exigirle a Alejandro Gaviria vetar al Partido Liberal fue un acto de pretendida superioridad moral que él no llegó a comprender ni a aceptar. Tratar a Gaviria “César” como un jefe vergonzante es un imposible moral para Alejandro G. Sencillamente está por fuera de toda discusión sacarlo de un portazo, aunque alcanzaron a proponerle alguna de esas cosas absurdas en la Coalición de la Esperanza.

Pero claro. Que Alejandro Gaviria se haya negado tiene sus consecuencias. Una, que sus aspiraciones en el equipo de los “independientes” de la Coalición de la Esperanza llegaron hasta acá. Y la otra, más complicada, es que con este episodio Gaviria pasó de ser la contraparte de los extremos de izquierda y derecha a convertirse en contraparte del propio centro. Conclusión: así como nació como candidato de la nueva Colombia, Alejandro Gaviria, en manos del PL, peligra al quedar de candidato de la vieja Colombia.

¿Y a quién favorece eso? Ante todo, a Sergio Fajardo. A quien ya muchos daban políticamente por muerto. En contraste, tiene una candidatura que está vivita y coleando y con vigencia en crecimiento. Haber sido derrotado en elecciones anteriores (lleva ya dos presidenciales) recuerda lo que antecesores como Belisario Betancur y Andrés Pastrana supieron hacer: capitalizar su experiencia fallida de candidatos repitentes. Estas derrotas dejan a sus aspirantes en un nivel de conocimiento que no logran igualar sus rivales en pocos meses de campaña. Fajardo es uno de los premiados. Muchos lo conocen. Gaviria es uno de los castigados. Prácticamente nadie.

Y hasta ahora, Fajardo había sido el inmediato rival de Alejandro Gaviria, porque encarnan lo mismo. Son alternativos, carismáticos, atractivamente adornados con cachumbos y ‘blue jeans’, posando de superioridad intelectual. Además, no asustan ni a la derecha ni a la izquierda. En ninguno de los dos extremos les temen, y, sí, los acusan de no ser “ni chicha ni limoná”. Eso significa que no despiertan, por ahora, pasiones ni a favor ni en contra.

Pero está claro que lo que debilita al uno fortalece al otro. Y precisamente el rompimiento de Gaviria con la Coalición de la Esperanza, por haber preferido no practicar vetos contra el expresidente Gaviria, fortalece la aspiración de Fajardo.

A quien todavía le quedan por resolver las acusaciones de Hidroituango. No sé qué tan culpable o inocente sea, pero aún no hay nada en firme, por lo que se supone que no le generará ninguna inhabilidad para ser candidato ni habrá ninguna decisión hasta las elecciones. Y Fajardo aún hoy es capaz de unir electoralmente a todo el antipetrismo.

Conclusión: Fajardo, por ahora, parece haberle ganado el primer ‘round’ a su rival Alejandro Gaviria, porque entre dos personas que se pregonan independientes, símbolos contra la política tradicional, contra el clientelismo y a favor de la renovación, Gaviria parece haber preferido relegar todo eso a cambio de asegurar ser el candidato de la poderosa maquinaria desacreditada del Partido Liberal.

No le sobra razón en que, en política, casi nadie le mide las simpatías al covid.

Entre tanto… Según la tesis del candidato Miguel Ceballos, los partidos pueden ayudar con dineros y maquinaria pero no a recoger firmas, sino una vez instituidos los candidatos. Lo otro es trampa.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/maria-isabel-rueda/fajardo-vive-columna-de-maria-isabel-rueda-629050

21.40.-Glasgow y el calentamiento global SANDRA BORDA

Aunque por debajo de lo necesario, se ha avanzado y se puede ir a un ritmo más acelerado.

En su nueva novela, Harrow, Joy Williams explora lo que Justin Taylor, en una reseña del libro ha denominado un apocalipsis cósmico. El mundo de Harrow, dice Taylor, no está ni vivo, ni muerto. Es la escena justo en medio de un desastre que no tiene comienzo ni final: los seres vivos, con excepción de los seres humanos, han muerto y el mundo se ha acabado. Sin embargo, dice Taylor, el mundo persiste.

25 oct 2021.- Hay ciudades, gobiernos, carros con sus tanques llenos de gasolina y edificios con electricidad. “El mundo no sabe que ha muerto”, solo que es un lugar más precario, más asustador y más desesperado de lo que era. “Es un lugar en el que las empatías son obsoletas. La batalla se acabó, el mundo ha sido superado. Casi todo lo que no somos nosotros o que no ha sido hecho por nosotros se ha ido”.

Este tipo de distopía es un tema persistente en la literatura y ha ido perdiendo, con el paso del tiempo, sabor a ficción. El Secretario General de la ONU ha planteado un escenario que define como catastrófico: para el final de este siglo, si seguimos como vamos, la temperatura va a aumentar en un promedio de 2,7 grados centígrados. No obstante el Acuerdo de París, la década pasada fue la más caliente de la que se tenga conocimiento y ello ha producido olas de calor intensas, incendios incontrolables, inundaciones, sequías extremas.
Los efectos del cambio climático ya no son una preocupación del futuro y solo se profundizarán si los gobiernos del mundo, pero principalmente los de los países líderes en emisión de gases de efecto invernadero (con China a la cabeza), no se toman el asunto con seriedad. Si la Cumbre de Naciones Unidas para el Cambio Climático (COP26), que empieza esta semana en Glasgow resulta en fracaso, el mundo de Williams nos estará esperando a la vuelta de la esquina.

“Si la Cumbre de Naciones Unidas para el Cambio Climático (COP26), que empieza esta semana en Glasgow, resulta en fracaso, el mundo de Williams nos estará esperando
a la vuelta de la esquina”.

El mundo entero estará pendiente de los compromisos que los Estados más importantes y poderosos del planeta adoptarán para reducir la emisión de gases y desacelerar el calentamiento global. Las posibilidades incluyen facilitar una más rápida transición al uso de carros eléctricos, erradicar el uso de combustibles fósiles (que, según Naciones Unidas, hoy comprenden el 80 % de la demanda actual de energía a nivel mundial y son los principales responsables del calentamiento), reducir la tala de árboles, proteger más a las personas víctimas del calentamiento (particularmente a quienes viven en las costas) y aumentar los recursos que los países poderosos deben dedicar a ayudar a naciones más pobres como compensación por el daño climático que han producido, y cuyas consecuencias afectan a los habitantes de los países en vías de desarrollo.

El Reino Unido, como país anfitrión, quiere logros claros y radicales. Aspira a que todos los países respalden una renovación del compromiso con cero emisiones para el 2050 y reducciones sustanciales para el 2030. Superada la horrible noche de Trump y su decisión de sacar a Estados Unidos del Acuerdo de París, es posible que Estados Unidos se comprometa más y de mejor forma.

Aunque ya es difícil mantener la meta del Acuerdo de París de apuntarle a mantener el calentamiento global por debajo de 1,5 grados centígrados, y aunque para algunos científicos el compromiso de los Estados ya llega tarde, tampoco es una opción darse por vencidos. Aunque se ha avanzado por debajo de lo necesario, se ha avanzado y se puede ir a un ritmo más acelerado. Según The New York Times, antes de París, el mundo iba camino a calentarse 4 grados para el final del siglo y hoy, gracias a las energías limpias, el pronóstico de calentamiento es de 3 grados. Apuntarle a 2 o 2,4 grados para el 2100 no es imposible aunque tampoco suficiente.

Glasgow puede convertirse en la feria de la retórica, pero lo que está en juego es demasiado importante como para dejar que eso pase.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/sandra-borda-guzman/glasgow-y-el-calentamiento-global-columna-de-sandra-borda-627724

21.40.-¿Podríamos estar cerca de la cuarta ola? DIEGO OTERO

Foto tomada de: BBC

Situación internacional

A nivel del mundial hay un aumento leve en los casos diarios a partir del 13 de octubre, concentrados en Europa. Con los datos hasta el 26 de octubre pareciera que se entró a una cuarta ola mundial 

25 oct 2021.- Han disminuido los infectados diarios en los Estados Unidos, Brasil, India, Irán, Italia, Francia y España. Y en general, en el resto de los países de África, Asia, Latinoamérica y Oceanía.

Los incrementos en los contagiados diarios se localizan en Rusia, Reino Unido, Alemania, Bélgica, Polonia, Serbia, Austria, Georgia, Ucrania, Países Bajos, Checoslovaquia, Rumania y Turquía.

En muertos, todavía se está en la etapa descendente

Aumentan los infectados diarios en Colombia

Como se aprecia en el gráfico 1, los contagiados diarios venían decreciendo hasta alcanzar 1.299 casos el 20 de octubre, pero del 21 al 26 aumentaron a 1.499 en este último día. La pregunta es si estos incrementos corresponden al comienzo de la cuarta etapa. La tasa de crecimiento del 20 al 26 de octubre fue alta, de 15,4%, correspondiente a aumentos diarios de más de 2%.

Los muertos se han estabilizado

En la semana del 20 al 26 de octubre los muertos diarios se estabilizaron alrededor de 29-31 casos, en comparación con la semana anterior que estuvieron entre 34 y 35. Es decir, que se da una tendencia diferente a la de los contagiados.

La distribución por regiones muestra que en nueve se produjeron 15 muertos de un total de 29, equivalente a 51,7%, es decir que 24 territorios explicaban 14 muertos, el 48,3%. Esto significa que en muchos de esos territorios no se presentaba ningún muerto.

Por principales regiones, los muertos y las cifras porcentuales para el 24 de octubre son los del cuadro 1. Por orden, los de mayores decesos eran Antioquia, seguido por Barranquilla, el Valle del Cauca y Bogotá. El resto de las regiones presentaban uno o cero muertos por día. Sobresale el bajo número de decesos de Bogotá que viene con tres o menos desde el 23 de septiembre de 2021.

Para el 26 de octubre, de los 33 territorios en que se hace seguimiento, 22 mostraban aumento en los últimos días en el número de infectados diarios.

En el gráfico 3 se presenta la situación para ocho grandes regiones en que se ve que todas crecen en infectados diarios, unas más que otras. En este aspecto, Antioquia y Atlántico son las de mayores incrementos, seguidas por Bogotá y Valle del Cauca.

Bogotá, que hasta el 3 de octubre venía reduciendo aceleradamente los contagiados diarios, después de estabilizarse hasta el 19 de octubre comenzó a incrementarlos a partir del 20 de octubre, pero aún siguen por debajo de Antioquia y Atlántico, y representaban el 26 de octubre el 13% del total. 

Seguimos mal en vacunación

Definitivamente la vacunación, en lugar de mejorar, sigue empeorando porque ya los promedios están por debajo de 200.000 vacunas diarias, llegando a 174.150 el 24 de octubre, para un total de 46`007. 541. Con esta cifra, se tenía que 44,8% de los colombianos estaban supuestamente vacunados con doble dosis y la cifra correspondiente para Bogotá era de 54%.

Ya se ve imposible lograr la inmunidad rebaño para finales de 2021, proyectándose que a lo mucho se llegaría a 65%. Esto significa que hay que esperar hasta mediados de 2022 para que toda la población colombiana este vacunada, por lo cual la pandemia seguirá. Para esta conclusión no se necesita ningún modelo sino simples matemáticas de suma, multiplicación y división.

Conclusiones

Estamos en un punto de posible inflexión hacia una cuarta ola, pero hay que esperar una semana más para ver cómo evolucionan los casos de infectados diarios, si siguen creciendo como ha ocurrido del 21 al 26 de octubre, o si vuelven a estabilizarse y caer.

Pero, en los muertos diarios, la evolución es opuesta a la de los infectados ya que han disminuido.

Seguimos mal en vacunación, y al ritmo que se viene es casi imposible llegar a más del 65% de los colombianos vacunados con doble dosis para finales del año 2021.

https://www.sur.org.co/podriamos-estar-cerca-de-la-cuarta-ola/

21.40.-Assange: que cese la venganza

Fuentes: La Jornada 

La jueza británica Vanessa Baraister deberá iniciar mañana miércoles la revisión de la apelación presentada por Washington a la negativa judicial a extraditar a Julian Assange a Estados Unidos, emitida en enero pasado por esa misma magistrada. El informador australiano permanece en una prisión de Londres desde abril de 2019, luego de que el gobierno ecuatoriano de Lenín Moreno decidió expulsarlo de su embajada en la capital británica, en donde estuvo refugiado durante casi siete años.

27 oct 2021.- La persecución contra Assange ha durado más de una década. Se inició con una investigación de la policía sueca por supuestos delitos sexuales tan insustanciales que nunca dieron lugar a una imputación formal, pero que fueron el pretexto para detenerlo en Londres, en respuesta a una petición de Estocolmo para someterlo a un interrogatorio. Temiendo que la demanda fuese una coartada para llevarlo a Suecia y extraditarlo de allí a Estados Unidos; Assange buscó refugio en la mencionada representación diplomática y ofreció comparecer allí ante representantes legales de Suecia. Su sospecha se vio confirmada por el hecho de que Estocolmo cerró definitivamente la pesquisa policial y desechó los cargos.

Sin embargo, para entonces el Departamento de Justicia ya había formulado imputaciones graves en su contra, una de ellas por espionaje, debido a que el fundador de Wikileaks divulgó en 2010 documentos secretos que demostraban la comisión de crímenes de lesa humanidad por parte de las fuerzas armadas de Estados Unidos en Afganistán e Irak.

Posteriormente, al año siguiente, la organización de Assange distribuyó entre varios medios del mundo –entre ellos, La Jornada– cientos de miles de reportes enviados al Departamento de Estado desde las representaciones diplomáticas de Estados Unidos en el mundo. Tales documentos revelaron la falta de escrúpulos con la que las autoridades de Washington se conducían en otros países, pero también la supeditación y la corrupción, si no es que el carácter llanamente delictivo, de numerosos gobiernos.

Es claro, pues, que el informador australiano no puede considerarse espía, porque no entregó información alguna a un tercer gobierno sino que la divulgó para la opinión pública internacional. Es evidente también que ha sido víctima de una vasta venganza de Estado por haber dado a conocer a la sociedad la descomposición, la inmoralidad y hasta las facetas criminales de la superpotencia en su proyección diplomática, económica y militar en el ámbito internacional.

Con esas consideraciones en mente, es ine-ludible concluir que el encarnizado acoso judicial de tres presidentes estadunidenses contra Assange –Barack Obama, Donald Trump y Joe Biden– reviste el carácter de escarmiento para cualquier informador que pretenda revelar documentación clasificada del gobierno estadunidense y es, en tal medida, un bárbaro e injustificable ataque a la libertad de expresión de los periodistas y al derecho a la información de las audiencias. Resulta desolador, por lo demás, que tres gobiernos que se presumen defensores de esa libertad y de ese derecho –Estados Unidos, Suecia y Reino Unido– se hayan conjurado para imponer un castigo ejemplar a un individuo que no cometió más delito que revelar la verdad.

Es exasperante, además, que se haya mantenido en prisión a una persona a todas luces inocente a pesar de su salud precaria y de los riesgos que corre en el encierro. Su encarcelamiento no es sólo una injusticia y un atropello inexcusable a los derechos humanos sino también una afrenta a los principios elementales de la democracia, la transparencia y la libertad de expresión.

Cabe esperar, en suma, que la jueza Baraister ratifique mañana su negativa a otorgar la extradición del fundador de Wikileaks, que con ello Washington se desista de buscar venganza contra Assange y que éste obtenga una pronta e incondicional liberación.

https://www.jornada.com.mx/2021/10/26/opinion/002a1edi

  • 21.39.-Andrés Parra: “Pablo Escobar es un chiste al lado de Hugo Chávez” JUAN DIEGO QUESADA
  • No llegamos a la cuarta ola en octubre  – DIEGO OTERO
  • ¿Por qué es necesaria una Renta Básica?JORDI ARCARONS 
  • Salto triple a la políticaLUIS NOÉ OCHOA

En la política, usted se juega esa respetabilidad y ese cariño que le tiene Colombia.

La medallista olímpica colombiana Caterine Ibargüen, de 37 años, dio un salto triple a la política. Fue fichada por el partido de ‘la U’ y será cabeza de lista para Senado de la República. Hay opiniones divididas. No por ella, sino por la política, o por el Congreso, que en imagen positiva es medalla de cuero. Tiene más del 85 por ciento de imagen negativa.

Decían unos comentarios que saltó al vacío, “a un lodazal”, “al estiércol de la política”, que es un aprovechamiento de su imagen por parte de ese partido. “No hagas eso, mi diosa de ébano”, dijo uno. “La cagaste, mi negra, al ir de la mano con Dilian”, decía otro. Y así. “Tiene mi voto. Solo los que estamos en el deporte sabemos lo jodido que es y lo importante de tener una voz que nos represente”, expresó uno positivo.

Yo también salto a opinar. Lo primero es que ella, como ciudadana, tiene todo el derecho constitucional a tener aspiraciones políticas. El político propone y el pueblo dispone. Así es la democracia. Pero la política aquí es muy difícil y está muy desprestigiada, porque es más bien oportunista y hay corrupción.

Muchos, con ese cuerpo de “dieta” parlamentaria, pegan unos saltos, no de 15,17 metros, sino de kilómetros. De un partido a otro, por ejemplo. En política hay salto largo, alto, catre, triple, con garrocha, salto de pértiga, o de Petriga, combinado, de precisión 360 grados, en U, giros a extrema izquierda y a extrema derecha, salto de tigre, de lagarto o de mico.

“Usted, por mujer, afrodescendiente, admirada, triunfadora, tiene que ser una parlamentaria de alto rendimiento”.

Pero, usted, nacida en Apartadó, un poco apartadá, como millones, se hizo paso a paso en el sector privado: donde se vive privado de casi todo. Así que sus hazañas fueron a base de coraje y esfuerzo.

El país la admira, la quiere y le agradece darle alegrías y buena imagen. Nunca olvidará ese oro, que aún brilla, en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016. Ni la de plata, en Londres. Pero ahora llega a un escenario desconocido donde se legisla muchas veces en causa propia. Donde muchos llegan por oro y por plata. Recordemos que hace poco pidieron un nuevo salto alto en aumento de suelos y eso que ganan unos 35 melones al mes. Y acaban de eliminar la ley de garantías antes de las elecciones, que es abrir pistas a los corruptos.

Mientras tanto, millones ganan el mínimo, la mitad o menos de medio mínimo. Claro, también hay parlamentarios serios, que trabajan y llevan proyectos importantes y piensan en la gente. Entonces, ahí está el enorme reto, estimada Caterine, de pronto igual o más que una medalla olímpica. En la política, usted se juega esa respetabilidad y ese cariño que le tiene Colombia.

Usted, por mujer, afrodescendiente, admirada, triunfadora, tiene que ser una parlamentaria de alto rendimiento. Se puede convertir en la senadora de las negritudes y de la niñez; ser la esperanza de muchos. ¿No que se necesita sangre nueva en política? Ya lo dijo: “Quiero trabajar por ese niño que ve que a través del deporte pude conseguir sus metas”.

En el deporte y en la educación están el futuro de los pueblos. Hay millares de niños, como empezó usted, llenos de condiciones para ser atletas de élite, futbolistas, Freddys Rincones y Falcaos, Nairos y Egans, Happys Lora, Marianas Pajón, pero todos con poco futuro. Se necesitan escenarios deportivos completos, que los niños practiquen disciplinas desde la escuela, bien alimentados, pues la plata del PAE se la llevan el corrupto y su comPAE.

La liga de fútbol femenino necesita más juego. Se requiere que vean a los talentos. Se necesita que los salvemos de las drogas y de los reclutadores de menores. Usted puede dar ese salto a la esperanza para muchos; usted, que sabe lo que es contar monedas para la lonchera, exija austeridad, humanidad y bondad. Si algo de esto logra, sin dejarse contaminar de los politiqueros, no la cagaste, mi negra. 

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/salto-triple-a-la-politica-columna-de-luis-noe-ochoa-627207 

21.39.-Andrés Parra: “Pablo Escobar es un chiste al lado de Hugo Chávez” JUAN DIEGO QUESADA

El actor colombiano Andrés Parra, este octubre en Bogotá. ANDRÉS CARDONA

Se trata de un hombre de complexión mediana, pero en el balanceo marino con el que entra por la puerta, la cabeza redonda y rotunda, se adivina un cuerpo expansivo. Esconde, muy adentro, el obeso que un día fue y que a veces se asoma sin avisar. “Me comería todos esos dulces”, señala una vitrina de la chocolatería del norte de Bogotá en la que nos hemos citado.

21 oct 2021.- A Andrés Parra (Cali, 1977) la vida le puso a prueba cuando le dio una popularidad desmesurada en América Latina por su magnífica interpretación del narcotraficante colombiano Pablo Escobar en la serie El patrón del mal. Un éxito que podría volver loco a cualquiera. Parra lo lleva lo mejor que puede, quizá porque la locura le viene de fábrica. Es un tipo locuaz, ágil de mente, que se ríe a carcajadas con sus propios chistes y que cuando ve que a ti también te hace gracia insiste con la broma. Papito, papo, marica, dice, dele candela con la entrevista.

Pregunta. De niño le echaron del colegio.

Respuesta. Me dijeron que me podía quedar si no volvía a hacer teatro. O teatro o se gradúa, me dijeron. Y me fui.

  1. Antes de ser reconocido como actor trabajó de camarero en Andrés Carne de Res (un restaurante con espectáculo muy popular en Bogotá).
  2. Ahí me encontraba a los de mi colegio. Yo vestido de payaso y ellos gastándose la plata. Imagine la burla, el bullying. Me daba vergüenza. Ya en ese punto todos estaban estudiando sus carreras, estaban en bufetes de abogados y yo andaba disfrazado de vaca y girasol.
  3. Hay algo contradictorio en cómo llegó al papel de Escobar. Usted no quería el papel, pero se presentó a la selección del reparto.
  4. Primero me llegó el rumor de que iban a hacer la serie. Yo en ese momento hacía de otro narco. Para mí ya era suficiente. Venía de hacer dos seguidos y ese me parecía como hijoeputa, eso va a ser un tiro en el pie. Esa mierda no la va a ver nadie. Es peligroso hacer eso. La gente no está lista. Pero me encontré con Juana [Uribe, la productora] en un sitio y después oí decir que había dicho: “Ay, hombre, es que está muy gordo”. Me pegó en el ego. Estaba muy gordo, sí, como en 120 y pico. Entonces me lo propuse. Me llegó la cita del casting un domingo a las 21.30 y había que presentarse a las 10 de la mañana. Tenía que imitar al huevón ese. Lo hice sin ganas, pero ellos querían que fuera yo, ya estaba dado. Los castings son una trampa.
  5. No sirven para mucho, según usted.
  6. Cuanto menos preparado vaya a un casting, mejor le va. Porque hay más pureza. Usted le mete mucha cabeza y lo daña. Es mejor llegar puro. De ese casting salí con una sensación rara. Les dije a mi mamá y mi novia: “Si quedo, me trago a ese hijoeputa”.
  7. Y se lo tragó. ¿Fue demasiado?
  8. Más el rodaje que el personaje. Fue un rodaje maldito, un caos. Mucho trabajo y condiciones muy duras.
  9. Pero salió bien.
  10. Lastimosamente, sí.
  11. ¿Nunca intuyó el éxito?
  12. ¡Nunca! Solo quería que se acabara. Se estrenó cuando todavía estábamos a mitad del rodaje y se vuelve este hijoeputa fenómeno.
  13. Le cambió la vida.
  14. Me di cuenta un día que fui con [Christian] Tappan [otro actor que hace de primo de Escobar en la serie] a comer a un restaurante. Entramos y todo el mundo se vino hacia nosotros. No pudimos comer, huevón. Yo desde entonces me encerré en el hotel. Tappan sí salió a rumbear.
  15. Dijo usted entonces que Shakespeare inventó las emociones y Escobar las llevó al límite.
  16. La dimensión, el dolor, la grandeza, las llevó al extremo. Era un tipo que podía dar la orden de reventar con una bomba un avión mientras abrazaba a su hija.
  17. ¿Eso le removió como ser humano?
  18. Eso me confundió. En ese momento para mí la gente era buena o mala. Y no, se puede ser las dos cosas. Escobar para mí representa la peor maldad y la mayor bondad, juntas.
  19. Le leo algo que ha dicho: la maldad me trae mucho. ¿Por eso después interpretó a Hugo Chávez en otra serie?
  20. Cuando le hice la disección, ese es el personaje más maravilloso que se puede hacer.
  21. ¿Más que Escobar?
  22. Escobar es un chiste a su lado. Yo me obsesioné con ese trabajo. Todo fue perfecto. Me dieron un año y medio para estudiar el personaje. Y después fue ese fracaso tan grande [la serie El Comandante apenas tuvo repercusión].
  23. ¿Qué se aprende de una hostia como esa?
  24. Me dio duro. Aprendí a reconectar conmigo. Yo pensaba que después de Escobar, Hollywood me iba a rogar que estuviera con ellos. Me obligó a reflexionar sobre en qué momento me obligué a trabajar por premios, reconocimiento, por ser el actor más hijoeputa. Yo no era eso. Todo el trabajo a la puta mierda. Tengo esos dos récords, la serie más vista, Escobar, y la menos vista, Chávez. Esas dos medallitas las llevo en el pecho.
  25. Su adicción a la comida fue antes de la serie. ¿A partir de ahí se acabó?
  26. No, eso es para toda la vida. Eso no se cura, eso se trata.
  27. Se ayudó con el ciclismo, un deporte que es un verdadero fenómeno en Colombia.
  28. Mire, yo estaba pasando por una tusa [mal de amores]. Estaba hecho mierda y un amigo me recomendó que me comprase una bicicleta. Nunca más me bajé. Y fue el deporte con el que bajarle a la ansiedad, la pensadera y al pensamiento rumiante, toda esa mierda que yo tengo.
  29. Usted rechazó una cantidad grosera de dinero por hacer de Escobar en Narcos, la serie gringa que produjo Netflix.
  30. Sí, era mucha plata. Pero ese hijueputa ya fue [Escobar]. Yo he dicho que no a cantidades de dinero absurdas por hacer de Escobar, como reguetoneros que me pedían abrir conciertos o giras por discotecas del norte de México. De ahí no salía (ríe).
  31. ¿Se ha vuelto un maestro del no?
  32. Mi esposa me abrió los ojos con eso. Yo le decía que estábamos perdiendo mucho dinero, y ella me decía que no, que solo lo dejaba de ganar. No puedes perder lo que no tienes.
  33. Tiene fama de tener miles de cuentas bloqueadas en redes sociales.
  34. A mucho honor. Yo hago justicia por mi lado. Me encanta. Así yo meto presa a la gente. Me pasa mucho. Veo que insultan a otra persona y me identifico y bloqueo a ese hijoeputa también.
  35. Todo lo humano le afecta.
  36. Mucho, y no me interesa desgastarme en una discusión. Siempre uno sale perdiendo. Es más fácil bloquear. Me dicen que soy un hijoeputa, pues bloqueado. Twitter es mi dictadura, se hace lo que yo digo.
  37. Ha sido muy activo durante las protestas en Colombia. Me impresionó un vídeo en el que dice que nació en un país violento, de muertos.
  38. Es la normalización de la muerte, huevón. Aquí matar es normal. Cuando una sociedad llega a ese punto, estamos a merced de los tiburones. A mí me pueden matar por un teléfono. Este es un país en el que la vida no vale nada. La muerte como solución a todo. Aquí no hay diálogo, no hay perdón, no hay reconciliación. Esta es la cultura de la muerte. La muerte es paisaje.
  39. ¿Usted va a ver una Colombia sin ese nivel de violencia?
  40. No.
  41. ¿Radical?
  42. No, no puede pasar. Habría que prenderle candela a todo.
  43. Quizá la mecha estaba en las protestas.
  44. No, no, solo queda que nos muramos todos los que estamos ahora y que esto vuelva a empezar de cero.
  45. ¿Qué quiere que diga su epitafio?
  46. Se acabó la dieta. 

https://elpais.com/cultura/2021-10-22/andres-parra-pablo-escobar-es-un-chiste-al-lado-de-hugo-chavez.html#?rel=lom

21.39.-No llegamos a la cuarta ola en octubre  – DIEGO OTERO

Síntesis

 

En la semana del 13 al 19 de octubre de 2021 continuó la reducción de los infectados y muertos diarios a un ritmo más acelerado que el ocurrido en la semana del 5 al 12 de octubre.

18 oct 2021.- Por regiones sigue destacándose Bogotá por la disminución acelerada en las dos variables, de tal manera que está por debajo de Antioquia, Atlántico y cerca del Valle del Cauca.

En vacunación no se está cumpliendo la meta del gobierno para llegar a la inmunidad de rebaño a finales de 2021 ya que el ritmo diario de vacunas ha disminuido en lugar de aumenta, llegando a un promedio de solamente 218 000 el 19de octubre.

Siguen disminuyendo los contagiados diarios

El promedio móvil de los infectados diarios sigue descendiendo, al pasar de 1421 el 12 de octubre a 1302 el 19 de octubre de 2021 (gráfico 1).

En esta última semana se produjo una aceleración en la disminución de los infectados de 8,63% en comparación con 1,31% en la semana   del 5 al 12 de octubre, lo que modificó la tendencia de una reducción muy lenta en los contagiados diarios. Esto significa que en la próxima semana se podría llegar a un promedio móvil de menos de 1250 casos diarios.

Es decir, no hay cuarta ola en octubre y se aplazaría para noviembre, si ocurre, pero hay que esperar para sacar una predicción exacta.

De los 33 territorios, para el 19 de octubre solamente ocho presentaban un incremento en los casos diarios a partir del 14 de octubre, que son: Antioquia, Valle del Cauca, Norte de Santander, Tolima, Cesar, Magdalena, Santander, y Cauca, número menor al de las dos semanas anteriores.

Gráfico 1 Evolución del Covid-19 del 1 de agosto al 19 de octubre de 2021

Los muertos diarios también siguen cayendo

 

Los muertos diarios que según el promedio móvil de una semana habían crecido del 10 al 16 de octubre de 2 a 35 casos, en los días 17 a 19 volvieron a caer a 31 (gráfico 2).

Estas evoluciones de los infectados y muertos diarios de la semana del 12 al 19 de octubre con respecto a la anterior cambian la perspectiva, porque se aceleraron las reducciones en ambas variables, hecho positivo porque significa que sigue la tendencia decreciente, y ya se cumplen tres meses y 21 días.

Por regiones, Bogotá sobresale con un promedio móvil semanal de solamente 2 muertos, de 31, es decir, el 9,2%, muy similar al total de casos diarios de 11,2%, cifras muy bajas en relación con la población de Bogotá del 16% del total nacional.

Gráfico 2 Evolución de los muertos diarios del 1 de agosto al 19 de octubre de 2021

Como ha sido normal en esta etapa decreciente, Bogotá ha dado el ejemplo. En la gráfica 3 se presenta de nuevo la evolución del Covid-19 en ocho territorios con las mayores poblaciones del país.

 

Como se ve en la gráfica, Bogotá, desde el 1 de septiembre de 2021 ha reducido aceleradamente los contagios diarios de tal forma que para el 19 de octubre están por debajo de Antioquia y Atlántico y muy cerca del Valle del Cauca.

Atlántico tuvo un crecimiento hasta el 1 de octubre y comenzó a disminuir los infectados hasta el 19 de octubre. Antioquia ha tenido un repunte en los últimos tres días como el Valle del Cauca y Bolívar.

Magdalena que había presentado incrementos desde el 19 de septiembre, ya a partir del 11 de octubre cambió la tendencia.

Cundinamarca y Risaralda han venido disminuyendo los contagiados diarios.

De los otros departamentos grandes, Santander y Tolima han presentado aumentos leves, desde el 6 de octubre el primero, y desde el 15 de octubre el segundo

Gráfico 3 Dinámica del Covid-19 en ocho regiones según promedio móvil de una semana

Vacunación y pruebas                      

 

Definitivamente la vacunación no anda al ritmo necesario. En la semana del 12 al 19 de octubre el promedio diario se redujo de 257 934 a 218 905.

Para el 17 de octubre, la tasa de vacunación nacional era de 44,4%, suponiendo el total de vacunas se repartió entre la población como doble dosis. Bogotá, después del Chocó, había llegado a 52,6%.

Si este ritmo sigue así, para el final del año solo se alcanzará al 62 % de la población con doble dosis, por debajo de la meta del gobierno de 75%. Bogotá podría llegar al 70%.

El promedio de prueba diarias siguió disminuyendo, de un promedio diario de 38 234 del 12 al 19 de octubre, el más bajo de 2021.

¿Tendremos una cuarta ola?

Por supuesto que es una pregunta pertinente conocer si vendrá una cuarta ola. Vamos a tratar de dar una respuesta cuidadosa.

Hay efectos negativos y positivos para entender sí se tendrá una cuarta ola y que tan fuerte y larga será.

  1. El nivel de las pruebas es bajo, de menos de 43 000, con el aditamento que no se hace trazabilidad y aislamiento de los contagiados.
  2. La población ha bajado la guardia, aunque el tapabocas se usa, pero ya no hay aislamiento social ni limpieza de manos.
  3. La posible llegada de la variante Delta que el ministerio de Salud ha anunciado, que supuestamente se ha detectado en algunos departamentos, que tiene un factor alto de contagio, pero no de muertes.
  4. El efecto positivo es el nivel de vacunación nacional que para el 17 de octubre de 2021 era de 44,4%.

Muy alentador que los departamentos grandes tienen tasas de vacunación que pueden llegar a cerca de 55 % a finales de octubre y 65-70% para finales de año.

Entonces, el supuesto es el de que la vacunación va a tener un impacto positivo para retardar la cuarta ola, o que no se dé. Pero si ocurre, partimos de que la intensidad será mucho menor que las de las tres olas anteriores en cuanto a casos y mortalidad, y que a medida que aumente la vacunación se superará fácilmente.

Aquí estaríamos hoy más de acuerdo con el ministerio de Salud, en el sentido que podría darse una cuarta ola en noviembre, pero es muy atrevido dar una fecha precisa.

Es decir, no estamos en el peor de los mundos, hay que evitar a las Casandras. Hay una probabilidad mayor a 50% a que se dé una cuarta ola, pero hay un 50% de que no se produzca, lo cual dependería de que la vacunación se acelere en las próximas semanas.

Conclusión

Mientras no se logre una inmunidad de 75% siempre hay posibilidad de una cuarta ola, pero si se produce será de una intensidad bastante menor en contagiados y muertos a las de las dos primeras olas.

La probabilidad de que se dé la cuarta ola debe ser en noviembre porque a medida que pase el tiempo la tasa de vacunación aumenta y disminuye la probabilidad de una nueva etapa de crecimiento de los contagiados y muertos diarios.

https://www.sur.org.co/no-llegamos-a-la-cuarta-ola-en-octubre/

21.39.-¿Por qué es necesaria una Renta Básica?JORDI ARCARONS 

La situación de precariedad y desigualdad que se desprende de las últimas estadísticas sociales está llegando a cotas difícilmente asumibles, añadiéndose el hecho de que la pandemia ha contribuido a un agravamiento de la misma. Ante la ineficacia manifiesta de las prestaciones que deberían dar alguna solución a esta situación, la implementación de una Renta Básica se hace cada vez más necesaria e imprescindible.

 18 oct 2021.- El pasado mes de julio, el «Instituto Nacional de Estadística» (INE) publicó la última edición de la «Encuesta de Condiciones de Vida» (ECV). La información sobre la opinión de los hogares encuestados se obtuvo durante el cuarto trimestre del año 2020 en plena pandemia, por lo que las entrevistas se realizaron de forma telefónica y no presencial y conllevó una disminución del tamaño de la muestra para hogares de aproximadamente el 15%, respecto a años anteriores. Sin embargo, el INE considera la información recogida totalmente representativa. En cuanto a las variables de renta, que recoge esta operación estadística, como estas reflejan siempre la situación del año anterior (2019) hay que decir que sus valores no se han visto alterados por los efectos de la pandemia.

Los resultados ponen de manifiesto que los indicadores estadísticos de condiciones de vida en el Reino de España son ciertamente inquietantes. El riesgo de pobreza afectó al 21,0% de la población, con un aumento de 3 décimas respecto al año anterior, mientras que la media del decenio (2.010 a 2.019) fue del 21,3%. La carencia material severa llegó al 7%; 2,3 puntos por encima del año anterior y con una media en el periodo 2011-2020 del 5,8%. En las definiciones de estos dos conceptos ya me referí en la parte final de un artículo anterior, ahora podemos añadir otro indicador que es el de baja intensidad de empleo esto es: las personas en edad de trabajar, excluidas las de 60 o más años, que lo hicieron en menos de un 20% de su potencial de trabajo. Este indicador alcanzó el 9,9%, con una disminución de 0,8 puntos con respecto al año anterior (por lo tanto una mejora) y una media del decenio 2.010-2.019 del 13,5%.

La tasa AROPE, que se creó en 2010 (ligeramente modificada en 2021 para asumir el objetivo UE-2030) con el fin de medir la pobreza relativa en Europa, es un indicador que sintetiza los tres anteriores, dado que se calcula con la población que se encuentra en riesgo de pobreza, o en carencias materiales o en baja intensidad de empleo. Esta tasa superó el 26,4%, aumentando más de un punto respecto al año anterior y con una media del decenio (2010 a 2019), situada en el 27,1%.

Si se calcula por franjas de edad, la tasa AROPE para los menores de 16 años fue del 31,2% (1,1 puntos superior al año anterior); entre el 16 y los 64 años se situó en el 27% (0,1 puntos superior) y para los mayores de 64 años fue del 20,5% (4,8 puntos superior). Relacionada con la formación de las personas mayores de 16 años, las diferencias son muy importantes, ya que la tasa disminuyó hasta el 13,7% en el caso de la educación superior, mientras que llegó al 36% para las personas con educación primaria o inferior. Y, por último, atendiendo a la nacionalidad de las personas mayores de 16 años, las diferencias son abrumadoras, ya que para los nacidos en el Reino de España fue del 22,6%, mientras que para los extranjeros de la UE del 43,4% y para los extranjeros del Resto del Mundo del 58,0%;

Todas las anteriores son cifras para la reflexión, dado que más allá de los valores relativos al año de análisis de la ECV, por sí mismos bastante preocupantes, muestran una situación en los últimos diez/once años en los que la precariedad se ha instalado en esta sociedad de forma estructural.

Algunas cifras adicionales que se desprenden de la ECV y que revelan este grado de precariedad son: a) que el 10% de los hogares llegan a fin de mes con muchas dificultades (2,2 puntos más que el año anterior), b ) que el 35,4% de los hogares no puede hacer frente a gastos imprevistos (1,5 puntos superior) y que el 34,4% no puede ir de vacaciones una semana al año (1 punto superior).

La comparación internacional de la tasa AROPE, teniendo presente que EUROSTAT sólo ha publicado datos definitivos hasta 2019, es poco alentadora. El Reino de España ocupó la posición 25 entre 36 estados analizados, teniendo tras de sí en situación peor y por este orden: Italia, Lituania, Letonia, Grecia, Montenegro, Rumanía, Serbia, Bulgaria, Turquía, Macedonia y Albania. Durante el periodo 2011-2019, utilizando el mismo grupo de comparación, la posición 25 fue la más repetida y en todos estos años siempre estuvo claramente por debajo de la mitad inferior de estos 36 países.

En cuanto a los datos de desigualdad en renta, la ECV indica que el índice de Gini (el valor se mueve entre cero y cien, indicando 0 igualdad total y 100 máxima desigualdad) fue 32,1 con los datos de renta de 2019, valor que experimentó una disminución de 0,8 puntos con respecto al año anterior, por lo tanto una mejora. La comparación internacional facilitada por EUROSTAT, también en este caso limitada a los datos definitivos hasta el año 2019 y para los mismos 36 estados, es más ilustrativa y menos optimista. Indica que el Reino de España ocupó la posición 27, teniendo tras de sí en situación peor y por este orden: el Reino Unido, Serbia, Montenegro, Albania, Rumania, Letonia, Lituania, Bulgaria y Turquía. Para una visión más estructural, durante los años 2011-2019 sólo en dos consiguió mejorar una posición, pero en otros cinco lo empeoró.

Otro indicador de desigualdad pero también de concentración de la renta es el llamado S80/S20, que compara la renta acumulada en el 80 percentil, con la acumulada en el 20 percentil. La ECV dice que con los datos de renta de 2019 este ratio fue 5,8 habiendo experimentado una disminución de una décima respecto al año anterior, por lo tanto también una mejora. Pero si volvemos a utilizar la comparación que permite EUROSTAT, con las mismas condiciones señaladas anteriormente para el índice de Gini, la única diferencia se da en la sustitución del Reino Unido por Italia, en la lista de países en peor situación, el resto de conclusiones son idénticas y, en consecuencia, igual de pesimistas.

¿Qué tiene dispuesto el sistema de prestaciones sociales diseñado por las administraciones para hacer frente a la situación de precariedad y desigualdad expuesta hasta el momento? En Catalunya, dos prestaciones condicionadas: la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC) y el ingreso Mínimo Vital (IMV). La primera se puso en marcha en septiembre de 2017, por lo tanto hay una experiencia de cuatro años en su funcionamiento y una información que debe permitir analizar si los objetivos que marcaron su implementación han sido alcanzados. La segunda, que se puso en marcha en mayo de 2020, en plena pandemia, es mucho más reciente y tiene una experiencia inferior, pero sobre todo una información que aún no permite un análisis detallado de su funcionamiento.

En cuanto a la RGC, el Instituto Catalán de Evaluación de Políticas Públicas (IVALUA) ha presentado a finales de mayo de este año un extenso informe que analiza su diseño e implementación. Algunas de las informaciones que se desprenden del mismo son bastante ilustrativas de lo que ha conseguido por el momento la RGC, que recordemos tiene como objetivos: » garantizar los mínimos de una vida digna, promover la autonomía y la participación activa de las personas en la sociedad y su apoderamiento, superar las condiciones que la han llevado a necesitar esta u otras prestaciones similares y racionalizar y simplificar las prestaciones existentes«.

Balance con información correspondiente al año 2019. En primer lugar, en Catalunya había cerca de 225.000 hogares en riesgo de pobreza severa (como referencia para orientar, tres ejemplos: hogares que percibían 7.116,1 euros netos anuales en el caso unifamiliar, o 9.250,9 euros netos anuales en el caso monoparental con un hijo menor de 14 años, o 14.943,8 euros netos anuales en el caso de dos adultos con dos hijos menores de 14 años) este es el colectivo que debería de ser el principal beneficiario, ya que es el objetivo primordial que quiere erradicar la RGC. Por otra parte, los hogares que cumplían los requisitos para poder solicitar la RGC no llegaban a 105.000. Y, finalmente, pasados ​​dos años desde su entrada en vigor, aproximadamente 85.000 hogares eran beneficiarios.

Hay cuatro conclusiones destacables: 1) casi el 54% de los hogares en pobreza severa ni siquiera podían pedir la RGC y si lo hubieran hecho, se les habría denegado; 2) un 20% de los hogares que podían solicitar la RGC no lo hicieron; 3) la RGC no llegó ni siquiera al 38% de los hogares para los que estuvo diseñada y 4) la proporción de hogares en pobreza severa entre los hogares que podían pedir la RGC representaba el 82,8%. Las tres primeras conclusiones son preocupantes, porque señalan que por motivos de incompatibilidad y desinformación, no se llega al grueso de personas para las que está pensada la RGC. La cuarta, es la única favorable a su diseño.

Balance desde la entrada en vigor y hasta mayo de 2020. En primer lugar, ha habido 130.488 solicitudes, repartidas en uno, 53,7% en RGC y un 46,3% de complementos de pensiones estatales; de este total un 24,7% han sido aprobadas, un 57,2% denegadas, un 6,7% desistidas y un 11,4% están pendientes de resolución. De otra parte, ha habido 9.838 suspensiones, el motivo principal de las cuales es el laboral (75,6% del total); los otros motivos de suspensión relevantes son de carácter administrativo (19%). Y, por último, ha habido 11.589 extinciones definitivas; los principales motivos de extinción son la pérdida del requisito de ingresos o patrimonio (28,9%), la inserción laboral de un destinatario de la RGC (12,4%) y cambios en la condición de residencia (8,5 %).

Un buen motivo para la reflexión es el elevado porcentaje de denegaciones, sobre todo, teniendo en cuenta que el colectivo solicitante está inmerso en la pobreza severa.

Dos últimas cuestiones destacables del informe. La primera relativa a las incompatibilidades: en caso de que no fuera con el trabajo a jornada parcial, los hogares que podrían solicitar la RGC se incrementarían un 17,8%; pero, si también fuera compatible el trabajo a jornada completa, el aumento de hogares que podrían pedirla sería del 141,7%. La segunda hace referencia a la gestión: integrar, mejorar y ampliar la información disponible en los registros administrativos de la RGC permitiría detectar mejor qué recursos y servicios hay que movilizar para reconducir la situación de los hogares y personas beneficiarias de la RGC.

En cuanto al IMV, ya hemos señalado que aún no consta ningún estudio ni informe que permita efectuar un balance de su año y medio de recorrido. Si se consulta la página web de la «Presidencia del Gobierno» en su apartado «Inclusión, Seguridad Social y Migraciones» se encuentra una descripción de resultados que se puede resumir en lo siguiente: se han tramitado 1,24 millones de solicitudes, que son el 94% de las válidas recibidas; de las cuales 337.000 (27,0%) han sido aprobadas, 888.000 (71,6%) denegadas y 18.000 (1,4%) están pendientes de recibir información complementaria. Más del 60% de las denegadas, lo han sido por superar los umbrales de renta y patrimonio establecidos en la normativa. Las solicitudes aprobadas suponen aproximadamente 800.000 beneficiarios, el 61,9% son personas adultas y el 38,1% son menores.

Teniendo presente que el proceso de tramitación coincide con la pandemia, es otro buen motivo de reflexión, como en el caso de la RGC, el elevado porcentaje de denegaciones, más aún sabiendo que la pobreza severa en el Reino de España afecta alrededor de 1,6 millones de hogares y aproximadamente a 3,2 millones de personas.

Todo esto nos lleva a la pregunta con la que he titulado este artículo. La Renta Básica es necesaria, lo es porque la situación de precariedad y desigualdad descrita en la primera parte es alarmante. Pero también, porque ninguna de las medidas diseñadas hasta el momento por parte de las administraciones, como he tratado de poner de manifiesto en la última parte, son capaces de poner remedio. La condicionalidad, razón principal de la ineficacia tanto de la RGC como del IMV es un escollo insuperable, a lo que no tiene que hacer frente la Renta Básica.

https://www.sinpermiso.info/textos/por-que-es-necesaria-una-renta-basica

  • 21.38.-Encomendados a la madre Duque – LUIS NOÉ OCHOA
  • ¡Oh sorpresa: hay agua en el desierto! – AMYLKAR ACOSTA
  • El premio Nobel de Economía 2021 es para Card, Angrist y Imbens: pero su contribución a la ciencia económica va mucho más allá de lo que parece – DERBLAUEMOND
  • Virtualidad de internet para pobres e idiotas (II) – BEETHOVEN HERRERA
  • Seguimos en la etapa descendente – DIEGO OTERO
  • Huelga de 1971: ¿reforma o revolución? – CRISTINA DE LA TORRE

 El 24 de febrero de 1971, presente lo tengo yo, Alfonso Ocampo Londoño rector de la Universidad del Valle nombra a un ingeniero civil amigo del Gobernador Marino Rengifo, decano de la Facultad de Ciencias Económicas. El desconocido ingeniero ni era economista, ni había participado en el largo proceso de conferencistas entre los cuales, profesores y estudiantes, eligirían una terna para que el Consejo Superior escogiera el decano. Eso era lo convenido entre el rector Ocampo y la comunidad académica de economía. Ante el desenfado del Rector, estudiantes y profesores le solicitaron una explicación; pero el Rector desapareció. Entonces se decidió la toma de la rectoría y la declaratoria de huelga. Otras facultades se sumaron a la protesta.

El gobernador Marino Rengifo ordenó el 26 de febrero la toma de la universidad por las tropas de la III Brigada. En ese despeje falleció de un tiro de fusil en la frente, un famoso deportista de la univalle Edgar Mejía, apodado con cariño Jalisco. En una manifestación hubo más muertos, pero del pueblo trabajador. En pocos días más de 40 universidades públicas y privadas entran en huelga en todo el país.

 Los entonces grupos políticos asumen el liderato en medio del Estado de sitio nacional proclamado por Misael Pastrana. En este ensayo, Cristina de la Torre, trae a cuento la refriega ideológica, en la que estuvo presente.

De amplitud y duración sin precedentes, el movimiento estudiantil de 1971 fue no obstante un fenómeno “bipolar”. Mientras el estudiantado luchó en masa por la reforma universitaria, muchos de sus dirigentes quisieron “elevar” el modesto reformismo a categoría política, a revolución.

12 oct 2021.- Como si romper las cadenas del poder eclesial-oligárquico y la tiranía del tomismo en el currículo; como si abogar por autonomía, financiamiento, libre cátedra y universidad pública para todos no fuera el más ambicioso programa político. Pero no se conformaba aquella propuesta con este programa mínimo: se agitaba el programa máximo de revolución que casara con cada modelo del socialismo internacional hasta simpatizar, a menudo, con su modalidad de lucha armada: si el modelo soviético, con las Farc; si el chino, con el Epl; si el cubano, con el Eln. Trasplante a la brava del dogmatismo que informó los totalitarismos comunistas, para cercar al contradictor y nutrir retóricas de vanguardias construidas en el aire: sin pueblo. A distancia de este espíritu doctrinario, diría Hernán Darío Correa, la oleada del pensamiento crítico que oxigenaba desde París en el 68; aunque allá fue rebelión contra el Estado tutelar y la familia patriarcal, y aquí la solución del problema universitario tenía que pasar por la acción del Estado.

En la crisis social abrevó el movimiento del 71. En la estrechez del aula para albergar contingentes crecientes de muchachos que aspiraban a formación profesional, en un movimiento campesino resuelto en invasión de tierras, en el hastío con el Frente Nacional que había trocado la competencia política por una desproporcionada acción contrainsurgente del Estado contra guerrillas en ciernes y contra todo el que discrepara del orden conservador en el único país latinoamericano que no ha tenido un gobierno de izquierda. En el supuesto fraude de 1970 que entregó la presidencia a Misael Pastrana, cuya ejecutoria inmortal sería el entierro de la reforma agraria.

Con todo, no podía atribuirse el surgimiento de la insurgencia al portazo del Frente Nacional contra los partidos de izquierda, un lánguido porcentaje de la cosecha electoral. Ni los abusos y arbitrariedades de la democracia colombiana podían equipararse a los de las dictaduras militares del vecindario. Disonaba, pues, la ruidosa perorata del mesianismo, así trasladada al movimiento estudiantil. Liderazgo efímero del sueño revolucionario en las aulas, mientras se afirmaba el estudiantado en el cogobierno de la universidad y se volcaba al estudio de la realidad nacional. 40 años después, protagonizaría la MANE una vuelta de tuerca: se dio el movimiento una dirigencia plural salida de la base, interpretó el sentir del estudiantado como categoría social, lo vinculó a la lucha contra la privatización, logró que esta fuera pacífica y, en 2018, que el Gobierno destinara 6 % del PIB a educación. En el estallido social de 2021, jugaría papel medular.

Periplo semejante al descrito en 1918 por la reforma universitaria de Córdoba, Argentina, que se extendió al punto a toda la América Latina. Primero como puntal de las reformas liberales que enfrentaron la tórrida herencia colonial y luego como ariete del cambio político y social, bandera flameante ya en el continente entero. En Perú dio lugar al primer gran partido revolucionario, nacionalista y popular, con réplicas por doquier: el APRA.

Tarde nos llegó el coletazo de Córdoba, acaso porque fuera nuestro país casi el único en donde al timonazo liberal de un siglo atrás se respondió con la Violencia. Aunque todas las escolásticas y sus catedrales —las reaccionarias y las comunistas— se disputen todavía la grey blandiendo el fierro o impostando superioridad moral, una pregunta queda: ¿no habrá resultado más transformadora la reforma que la revolución?

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/cristina-de-la-torre/estudiantes-1971-reforma-o-revolucion/

21.38.-Encomendados a la madre Duque – LUIS NOÉ OCHOA

Así parece que es en el país del casi, del faltaron cinco para el peso y de la celebración frustrada

El fútbol es deporte, pero es un sentimiento, una pasión y un oasis para los pueblos. Supongo que es el deporte más practicado, aparte del chisme. Hay unos 24 millones de equipos en el mundo. La Selección de un país es sentido de pertenencia, orgullo patrio, bandera, camiseta, alegría y tristeza. Y es de lo poco que aún nos convoca y nos une. El premio nobel de literatura Albert Camus, quien escribió una página gloriosa en este deporte, pues fue arquero, dijo que “La patria es la selección de fútbol”.

15 oct 2021.- Mejor dicho, la Selección es el país y sus triunfos y derrotas son de todos, nos alegran o nos aplastan. Cuando pierde nos produce una mezcla de rabia y tristeza y el país sufre en su estado anímico. Bueno, aquí es anémico. Y el ánimo es un motor nacional. Un país alegre trabaja, gasta, festeja, produce más. Y es que la Selección interpreta al país en varios escenarios de la vida política y social.

En los tres partidos anteriores, dos de local, sumamos de a puntico, porque este es también el país del diminutivo. Ecuador casi nos da por el cuy en Barranquilla y para más sal en la herida, como dijeron: “todos jugaron para Colombia, menos Colombia”. Sin embargo, así parece que es en el país del casi, del faltaron cinco para el peso y de la celebración frustrada, donde se suspende hasta una eutanasia porque el VAR de la IPS vio “muerta” de la risa a la paciente, pues estaba contenta porque dejaría de sufrir y se liberaría de una muerte anunciada lenta, tremenda, llena de dolores insoportables. Pero se rio. Entonces dijeron que les da una pena máxima, pero que el cielo puede esperar.

También somos un país de la disculpa: si hay violencia, es por el covid; si hay desigualdad, es por el clima. O que el árbitro, el arquero; era gol de Mina, ellos hicieron tiempo, nos robaron un penalti. Bueno, en Colombia sí nos roban todo los días, pero no penaltis, sino los recursos, celulares, bicicletas, vidas.

Sería una maravilla que así fuera para los problemas nacionales, todos por la paz, todos para exigirle más al director técnico Iván Duque, que alinee a los que son.

Sí, el fútbol es el país. Después de estos partidos se hablaba del técnico Reinado Rueda, a quien el equipo no le rueda. Que la alineación, que los cambios. Los jugadores son como los ministros, a los que el técnico debe saberlos escoger y ponerlos donde funcionen mejor en el equipo de gobierno. Los comentaristas no se explicaban, por ejemplo, cómo Juan Guillermo Cuadrado jugó como lateral derecho. Es como poner a la señora Abudinen a tapar. ¡Qué goleada!

Decían también que Colombia está jugando demasiado cargada a la derecha y que no está dando resultados, que se ha perdido la magia. ¿Hubo magia en la derecha? Y que la izquierda se nota inactiva. Además, que el centro se ve enredado. Claro que no me gustó un comentario de alguien que dijo que Colombia perdió las pelotas. Si algo tenemos ante la adversidad es los balones bien puestos.

Falta un año. Y no me refiero al 7 de agosto, sino al 21 de noviembre en Catar. Y es una bella lección ver cómo todos somos técnicos, cómo aportamos, cómo nos emocionamos y sufrimos con la misma camiseta. Sería una maravilla que así fuera para los problemas nacionales, todos por la paz, todos para exigirle más al director técnico Iván Duque, que alinee a los que son, que les exija resultados, y no tan cargado a la derecha.

Y que no se sigan regalando los primeros tiempos. Me refiero a la Selección. Reinaldo y los muchachos saben lo importante de darle alegría a este pueblo que sufre, donde hay tanta violencia y hambre; donde el 51 % de la fuerza laboral gana el mínimo o menos, y más de 6 millones ganan la mitad del mínimo. ¡Antes hay alientos de gritar gol! Querida Selección, se le tiene fe más que a los políticos, claro. Cada partido es una esperanza. Juéguensela, arriesguen. Los vamos a encomendar a Duque, pero a la beata María Berenice Duque, que hace milagros.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/encomendados-a-la-madre-duque-columna-de-luis-noe-

21.38.-¡Oh sorpresa: hay agua en el desierto! – AMYLKAR ACOSTA

Tamaña sorpresa la que me llevé recién posesionado como Ministro de Minas y Energía. Como se recordará, mediante el Decreto 4131 de 2011 se le cambio de naturaleza y denominación al Instituto Colombiano de Geología y Minería (INGEOMINAS), para darle vida al Servicio geológico colombiano (SGC). Entre sus funciones y competencias le atribuyeron “la investigación científica básica y aplicada del potencial de recursos del subsuelo”, entre ellos el agua, además de “administrar la información del subsuelo”.

9 oct 2021.- Pues bien, cuando me citaron para presidir la primera Junta del SGC no dudé en confirmar mi asistencia y concurrir a la misma, a contrario sensu de lo que solía darse, ya que, según fui informado, la mayoría de los ministros que me antecedieron delegaban su representación en cabeza de algún subalterno. Quise conocer a fondo y de primera mano las funciones y competencias de esta entidad oficial dependiente de mi Despacho, máxime que entre las mismas se contaba el conocimiento sobre el recurso hídrico subterráneo en todo el territorio nacional. Explicable porque provengo de un Departamento en donde el preciado líquido escasea, sobre todo en la zona más septentrional de La guajira, en donde justamente está asentado el pueblo Wayüu. Por ello, quise apersonarme.

Al hacerme la presentación de la misión, la visión y los valores de la entidad por parte de su Director general Oscar Paredes, me llamó poderosamente la atención que una de las tareas más importantes y encomiables que adelanta la misma es el estudio minucioso del recurso hídrico mediante perforaciones de pozos exploratorios, con miras a determinar la existencia de acuíferos en el subsuelo, así como también establecer las zonas de recarga hídrica, amén del análisis fisicoquímico e isotópico del agua alojada en tales reservorios y a partir de tales registros establecer el Modelo y el ciclo hidrogeológico y geofísico. A partir de esta valiosa información el SGC ha hecho un levantamiento georreferenciado que le ha permitido contar con un mapeo de sus hallazgos y la identificación de las fuentes de las cuales se surten.

Después de su exposición, le pregunté al Ingeniero Paredes, cuánto costaba la perforación de cada pozo exploratorio y qué hacían con el mismo después de recabar la información que se buscaba y tener a mano los registros obtenidos a partir de las pruebas a las cuales era sometido. Me contó que, en promedio, la perforación de un pozo hasta los 500 metros de profundidad podía costar $1.200 millones y una vez logrado su cometido el mismo era sellado y abandonado.

Mi reacción, de neófito en el tema, fue manifestarle a la Junta que mi conclusión era que el SGC iba dejando a su paso por todo el territorio nacional unas “guacas” enterradas de $1.200 millones. Y se me ocurrió preguntarle al Director del SGC, haciendo un símil con la industria petrolera, con respecto a la cual mi conocimiento no era tan precario como en materia hidrológica, por qué, así como cuando se perfora un pozo exploratorio buscando petróleo y este se encontraba en cantidades y calidades que justificaba su desarrollo el mismo se convertía en productor, no se hacía lo propio con los pozos exploratorios de agua.

La respuesta afirmativa que recibí me satisfizo mucho y me llevó a plantearle una propuesta al Ingeniero Paredes, para que en adelante los pozos exploratorios perforados, una vez obtenida la información pertinente en lugar de sellarlos se le entregara en administración a la entidad responsable del manejo del recurso hídrico en los territorios y por este medio ponerlos a disposición de los operadores de los acueductos. En efecto, el primer convenio interadministrativo se firmó con la Corporación Autónoma de La guajira (CORPOGUAJIRA), a la cual le entregamos dos pozos en el Municipio de Maicao, tres en Riohacha, uno en Manaure y otro en Uribia, con una capacidad entre 50 y 60 litros por segundo cada uno de ellos, justo en momentos en los que La guajira era azotada por una sequía extrema que puso en riesgo el abastecimiento de agua potable a la población.

Mi optimismo se acrecentó cuando supe que, según Teresita Betancur, profesora titular de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Antioquia, que “La guajira también es agua…Estos embalses de agua subterránea guardan las reservas que pueden garantizar el futuro abastecimiento para la población del Departamento”. Paradójicamente el territorio de La guajira, caracterizado en su mayor extensión por la aridez y la escasez de reservorios o afluentes de aguas superficiales, alberga en el subsuelo una enorme riqueza hídrica, de la cual se viene aprovechando para todos los usos sólo el 4% de su potencial anualmente, mientras que la recarga hídrica es del 30%. Ello lo corroboró el SGC con sus estudios, en los cuales se destaca que una de las principales reservas de agua subterránea con que cuenta La guajira es el Sistema Acuífero formación Monguí.

Como corolario de lo anteriormente expuesto se puede concluir que no hay disculpa para que no se le garantice a La guajira y a los guajiros, sobre todo al pueblo Wayüu, el acceso al agua potable. Si ellos no acceden a ella, como lo plantea el 6º de los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), con los cuales Colombia tiene un compromiso vinculante, no será por falta de agua sino de voluntad política, como ha ocurrido inveteradamente.
Gracias a esta nueva política pública y con base en ella, se implementó un plan de contingencia, disponiendo de una batería de pozos profundos, para paliar la calamidad pública que afrontó el Distrito de Santa Marta en el año 2014 debido al desabastecimiento de agua potable a causa de la disminución del caudal de los ríos Piedras, Manzanares y Gaira, de los cuales se sirve el acueducto del Distrito. La misma se hizo extensiva posteriormente al Eje cafetero y hasta Boyacá.

Con base en la experiencia anterior, me propuse como Ministro promover un documento CONPES que contuviera los lineamientos de una Política de Gestión Integral del Recurso Hídrico. Se trataba y se trata de articular las acciones de las distintas dependencias del Estado y de esta manera aprovechar las sinergias producto de su coordinación, en procura de hacer un uso más eficiente del preciado líquido. Esta propuesta se propone además enfrentar el cambio climático y sus estragos, que ponen en riesgo el abastecimiento de agua potable a la población, a través de estrategias de prevención, mitigación y adaptación. Con tal fin se deberán coordinar y articular los ministerios de Minas y Energía, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Ministerio de Vivienda, Agua y Saneamiento Básico, el DNP, la Agencia Nacional de Hidrocarburos, la Dirección de la Gestión de Riesgo de Desastres y la Asociación de Corporaciones Autónomas. Desafortunadamente el tiempo no me alcanzó para verlo cristalizado.

http://amylkaracosta.net/prueba1/index.php?option=com_content&view=article&id=664:oh-sorpresa&catid=95:opinion&Itemid=673

21.38.-El premio Nobel de Economía 2021 es para Card, Angrist y Imbens: pero su contribución a la ciencia económica va mucho más allá de lo que parece – DERBLAUEMOND

El premio Nobel en economía de la convocatoria de 2021 ha ido para el triunvirato de David Card, Joshua D. Angrist y Guido W. Imbens. Tal vez a muchos no les suenen de antes estos nombres, y sea a raíz de este premio cuando se van a interesar por el perfil de estos expertos de economía punta. Bienvenido sea el interés, aunque sea con los hechos consumados.

13 oct 2021.- Porque si algo es cierto, es que el premio de este año se podría decir que supone toda una revolución. Y afirmamos esto por la temática económica escogida a la hora de otorgarlo, que arroja luz sobre uno de los temas más complejos y más esenciales de nuestro tiempo, especialmente para Europa y España.

Pero es que además no es sólo que la temática sea crucial, sino que también se está premiando aproximaciones en la investigación económica de lo más disruptivas e innovadoras. Y eso, de estar bien justificado, investigado, argumentado, y concluso son unas excelentes noticias que nos permiten darle desde aquí a la economía ese rango de Ciencia Económica. Un rango del que siempre hemos creído que se le estaba privando limitándole con ello su vasto campo de posible progreso: un progreso para bien de todos y para nuestro régimen de bienestar.

El premio más temático: relación entre inmigración o educación, y cómo repercuten sobre el nivel de empleo y los salarios de mercado

Y empezamos a lo grande. Efectivamente, al menos es esa Europa en la que la inmigración ya hace tiempo que dejó de ser un debate social, para pasar directamente a ser todo un factor socioeconómico de primerísimo grado, el tema no podía ser más crucial. Y es que hasta ahora, por difícil que pueda parecer, realmente los estudios e investigaciones sobre el tema dejaban en la mayoría de los casos mucho que desear.

Había habido alguno más prometedor como aquel del que nos hicimos eco en nuestro análisis sobre inmigración y su impacto económico de hace unos años, pero el debate académico seguía falto de una envergadura y una calidad que no se correspondían con el efecto socioeconómico masivo que la inmigración lleva ya lustros ejerciendo sobre nuestras socioeconomías. Es éste pues uno de esos temas estrella de ese concepto de Socioeconomía que re-acuñamos desde aquí hace ya muchos años, inaugurando una nueva moda con una palabra que ahora no para de citarse en las noticias.

Y los resultados de esta nueva metodología aplicados a los temas concretos a los que los galardonados la han aplicado ha arrojado ya algunas conclusiones de calado. En primer lugar, con el tema de la inmigración, los resultados arrojan que beneficia el nivel de ingresos de los nativos del país a partir del momento coincidente temporalmente con el flujo migratorio, pero puede perjudicar a los inmigrantes que ya habían sido previamente acogidos en el país receptor. Igualmente, las conclusiones evidenciaron que el aumento de salario mínimo no tiene porqué conllevar siempre una reducción del empleo.

Vaya por delante que ésta última es una de las tesis que desde aquí siempre hemos tomado como base al analizar este y otros temas, y de hecho ya les expusimos cómo el aumento del salario mínimo en EEUU o la propia RBU podía ser algo bueno y necesario para su socioeconomía, mientras que en España o en otros países subir el SMI sin embargo podía destruir empleo como de hecho así ha ocurrido. El tema es que ahora todo esto viene refrendado no sólo argumentativamente, sino además avalado con datos experimentales del máximo rigor. Y es una excelente noticia, porque con esto se acabó el debate, y toca arremangarse y ponerse a trabajar de verdad. El premio es más que merecido.

Así que tenemos el tema, pero además también la forma de abordarlo y cómo estos tres economistas se han aproximado a él supone un merecido objeto de este premio de primer nivel. Y es que la verdadera revolución viene por su carácter de metodológica, que viene avalada por auténticos experimentos que le hacen merecedora de ese título de Ciencia que les citaba antes. Los resultados, si bien revisten una gran gran gran utilidad práctica, al final puede que sean lo de menos de cara a un futuro de lo más teórico, en el que ahora nace esa Ciencia Económica que va a hacer que la economía ya nunca sea lo mismo.

No son los temas socioeconómicos ni las conclusiones alcanzadas en ellos, el premio va mucho más allá de esos temas concretos

Hasta ahora, la economía y su capacidad de análisis topaba con la barrera infranqueable de la dificultad de valorar escenarios alternativos a la actual realidad económica. Así, resulta harto difícil y hasta aventurado con las aproximaciones experimentales que se utilizaban hasta el momento responder a preguntas cruciales como la de qué habría ocurrido si en Europa no hubiésemos tenido tanta inmigración en los últimos años, o cómo influye la educación más larga en el futuro salario de un trabajador en caso de que hubiese estudiado una carrera o hubiese tenido una educación obligatoria más arga. Efectivamente, se trata de escenarios que como mucho se habrán hecho realidad en un universo paralelo, y por lo tanto ello marca la imposibilidad de medirlos según la economía experimental tal y como se planteaba hasta este momento.

Pero los premiados economistas han desarrollado nuevas técnicas de investigación y análisis que les permitirían trabajar con esas realidades alternativas, y además poder sacar conclusiones válidas para nuestra realidad mas real. Y es ahí donde entran en acción esos “experimentos naturales” que les decía antes, y cuyo nombre no es casual, sino que hace honor a su naturaleza más experimental. Porque este tipo de experimentos permite aprovecharse de la ocurrencia en nuestra realidad económica de sucesos reales, que catalizan ciertos cambios significativos en los grupos objeto del estudio y el trato que reciben por parte del sistema y de los propios investigadores.

Se trataría literalmente de meterse a fondo en el análisis de nuestra realidad actual, para lograr que nos sirva de experimento real del tema económico sobre el que pretendemos arrojar luz. Vamos, que el tema se podría decir que llega a suponer la portabilidad al mundo académico más investigador de aquella vieja máxima de estas líneas de “aprender de los errores propios y ajenos, y también de los aciertos propios y ajenos”. Ahora bien, en la metodología tan disruptiva llevada a cabo por estos economistas está su verdadero mérito y el quid de la cuestión (y del galardón). Y como ven esta nueva metodología no va a ser del más mínimo agrado de esos execrables políticos que se empeñan en llevarnos una y otra vez por el mismo camino de la amargura que ya arruinó a otros antes, y que ahora quedarán en evidencia desde sus púlpitos (aunque no se sonrojarán ni lo más mínimo).

Porque si de algo adolecían los experimentos económicos que mayormente se realizaban hasta ahora, es que su dimensión siempre era acotada y controlada, en parte justificadamente para no impactar de forma grave a nuestra economía toquiteando osadamente importantes variables macroeconómicas “para ver qué pasa”. Pero el problema es que, en una ciencia tan masiva y en un sistema tan complejo como es la economía, en la cual el “sandbox” económico no tiene mucho que ver con el sistema en producción a escala real, estas limitaciones muchas veces invalidaban al menos mayormente unas conclusiones que luego se podían llegar a parecer a la realidad económica “como un huevo a una castaña”.

Así, por ejemplo Card tomó como objeto de estudio la decisión de Castro en 1980 de permitir la emigración masiva desde Cuba, analizando el impacto macroeconómico sobre los mercados laborales locales de las ciudades de acogida. Como parte de este suceso real en concreto, la mitad de los 125.000 cubanos que huyeron de la miseria se asentaron en la cercana Miami. Esta elevada concentración ha permitido diseñar un experimento natural mediante la comparación con otras localidades que eran similares socioeconómicamente a la receptora Miami, pero que en esos otros casos no fueron destino de esta inmigración masiva. Igualmente, Card ya junto con Krueger tomaron como experimento comparativo del impacto del incremento del SMI el momento en el que en 1994 Nueva Jersey subió su salario mínimo, mientras que la vecina y similar Pennsylvania no lo hizo. Y el nivel de empleo no se resintió como en Nueva Jersey como muchos esperaban.

Angrist y Krueger tomaron una aproximación similar a la hora de tratar de dilucidar si una educación más prologada mejora los ingresos futuros de un ciudadano. Así, tomaron como punto de partida dos generaciones milimétricamente diferenciadas en el tema objeto del estudio, aprovechándose del hecho de que la escolarización obligatoria se decide que se aplique por generaciones concretas, y así tenemos un experimento natural con la generación nacida en diciembre de un año concreto, sus años de educación obligatoria, y sus futuros salarios medios, y la comparación con las mismas variables de esa generación siguiente nacida en enero del siguiente año y a la que ya le prolongaron en el tiempo su educación obligatoria.

Efectivamente, las características de este suceso real permiten afirmar que las diferencias generacionales y la variabilidad de las variables de entorno que les han afectado sean despreciables entre los nacidos en un mes de diciembre y los nacidos en el siguiente mes de enero, y que la práctica totalidad de sus diferencias en salarios y condiciones laborales obtenidas serán mayormente debidas al impacto de ese alargamiento de la educación obligatoria que les ha influido como hecho diferencial más relevante y casi en exclusiva. Y sí, estudiar un año más ha hecho que la socioeconomía les otorgue de media un 9% más de salario. Eso tampoco quiere decir que esta conclusión pueda ser aplicada ad-infinitum, obviamente.

Y todo eso por no hablar ya directamente de toda esa legión de economistas académicos que se limitan al análisis económico exclusivamente desde el plano más teórico, y luego no podían quejarse de que, a la vista de su muy matizable capacidad de explicar el futuro económico, resultase que lo de sus compañeros más prácticos acabase pareciendo un huevo y una castaña como dos gotas de agua. Y es que una de las críticas más realistas y oportunas que hasta el momento se ha hecho a la comunidad económica era aquella que venía a decir que un economista es ese experto que te explica perfectamente por qué pasó lo que pasó, pero que no da ni una a la hora de decirte lo que va a pasar… hasta ahora.

Más allá de la temática y la metodología, como decía Clinton allá por los 90: “Es la economía, ¡Estúpido!”… Pero una economía nueva de verdad…

Con este premio Nobel a David Card, Joshua D. Angrist y Guido W. Imbens esos tiempos de economistas del pasado y no del futuro estarían empezando a tocar a su fin, y estamos sin duda asistiendo al fin del reinado de la economía regresiva y de Datawarehouse, y al nacimiento de la economía más predictiva, merced a sus nuevos modelos naturales, y a todo lo que abren adicionalmente con la aplicación de la Inteligencia Artificial (IA) y el Deep Learning sobre ellos. Efectivamente, han revolucionado la investigación empírica, como les loaba el propio texto del fallo del jurado, pero también han abierto nuevas puertas que hibridan esa nueva metodología con las capacidades de análisis de datos y de aprendizaje computacional de los que actualmente disponemos. El avance es pues doble y de todavía más futuro.

Y por cierto, la bienvenida que daba antes a esta nueva era de Ciencia Económica no sólo lo decía por todo lo anterior, que no es poco, sino porque este advenimiento va a catalizar que por fin se acabe esa lamentable injerencia de los sesgos tele-dirigidos. Y es que los intereses políticos siempre hacen acto de presencia en la economía, con debates poco o nada rigurosos que se aprovechan del vacío académico, y que ahora no tendrán alternativa a enfrentarse a los incontestables datos más objetivos y realistas.

Y es que hasta ahora, muchos debates económicos venían pre-diseñados de serie, y se establecían antes las conclusiones a las que se quería llegar porque eran las que interesaban, y a partir de ahí se articulaba tanto los estudios como el posterior discurso. Craso error, que ahora ya quedará en evidencia para cualquiera al que interese seguir cometiéndolo. Como ven, ya no es por dar la bienvenida, es que toda persona que sea consciente de la esencial importancia de la economía en todas nuestras vidas debemos de “dar palmas con las orejas”, sobre todo porque a más de un político se le acaba el chollo de ese populismo económico que tanto daño sigue haciendo en el mundo, y que tanta pobreza innecesaria acaba trayendo a los sufridos ciudadanos, que son los que al final lo sufren mientras los responsables viven en la opulencia más orgiástica.

Mejorando la economía y excluyendo de ella los intereses políticos estamos propiciando más y mejor bienestar para todos, porque no olviden que en nuestro mundo todo se fundamenta sobre la economía, y sin dinero no hay ni educación, ni sanidad, ni nada de nada de nada. Lamentablemente, lo único que sobrevive una vez destruida la economía son las mordidas de los políticos; eso sí, a presa menos nutrida, menor mordida posible, por lo que lo realmente penoso del asunto sería que incluso nuestros censurables políticos van a acabar beneficiándose de este avance económico. Ya saben que los del 3% por ejemplo iban a porcentaje. Allá ellos, que algún día se los puede acabar comiendo un depredador de los que tanto abundan en paraísos fiscales como las Islas Caimán. Y es que el dinero sucio sólo atrae a la suciedad, pero la buena noticia es que tras este premio Nobel también debería haber más dinero limpio para todos los demás.

https://www.elblogsalmon.com/economia/premio-nobel-economia-2021-para-david-card-joshua-d-angrist-guido-w-imbens-estas-han-sido-sus-contribuciones-a-ciencia-economica

21.38.-Virtualidad de internet para pobres e idiotas (II) – BEETHOVEN HERRERA

No solo es que sea humano compararse, sino que internet necesita volvernos adictos a la comparación con los demás.

The Wall Street Journal acaba de publicar un estudio de 2019, ocultado por Facebook, que comprueba que Instagram produce efectos dañinos en la salud mental de quienes lo usan, especialmente de los adolescentes.

10 oct 2021.- The Guardian retomó varios estudios que encontraron que: “De los usuarios que reportan ideación suicida, 13% en el Reino Unido y 6 % en Estados Unidos lo enlazan directamente con Instagram. Otro estudio encontró que más del 40 % de los usuarios de Instagram dijeron que se sienten poco atractivos y que esa sensación fue generada por la red social”.

Instagram es un espacio diseñado para explotar las inseguridades de las personas y el algoritmo está diseñado para que las personas pasen la mayor cantidad de tiempo en esa aplicación.

No solo es que sea humano compararse, sino que internet necesita volvernos adictos a la comparación con los demás, para que su modelo de negocio funcione.

En personas en formación como niños, niñas y adolescentes, eso genera impactos nefastos.

“La tendencia a compartir solo los mejores momentos y la presión por lucir perfecta es adictiva y puede generar en los adolescentes trastornos alimentarios y depresión”, afirma una investigación interna de marzo de 2020.

Facebook respondió que los problemas de compararse con otras personas ocurren en el mundo físico y también en otras redes sociales.

Un estudio sobre desarrollo cerebral realizado por varios institutos federales de salud con 11.000 niños mostró que quienes pasan más de 2 horas diarias frente a una pantalla obtuvieron calificaciones más bajas en el colegio que aquellos que leyeron al menos un libro. El estudio asegura que los cerebros de ambos estudiantes son diferentes y que la exposición regular a las pantallas adelgaza la corteza cerebral.

¿A quién no le ha ocurrido que termina un episodio de una serie y la plataforma pasa al capítulo siguiente sin pedirle consentimiento?. Cuando la red nos advierte que “tu tiempo de pantalla ha bajado 10% este mes”, ¿es acaso porque nos exige dedicación plena?.

Cuando la red nos muestra rostros de “personas que quizás conoces” suele ocurrirnos que reaparecen amigos, paisanos y colegas con quienes no tratabamos hace años. Pero cuando no se responde un chat nos llega el reclamo: “¿por qué dejó en visto?”.

Las redes explotan el deseo innato por ser vistos, pero sobre todo, de ser vistos como queremos ser vistos. Y para lograrlo nos ocupamos de mostrarnos…

Si se valorara la calidad de vida de las personas por lo que muestran en las redes, pareciera que nadie trabaja, andamos de fiesta ininterrumpida, disfrutamos del amor y estamos siempre en vacaciones.

¡Y nos ocupamos de que los demás se enteren de cúan felices somos!

Y quienes comparan ese paraíso de supuesta felicidad con la cruda realidad de sus vidas pueden sentirse desgraciados.

¡De pronto el desgraciado es otro..!

https://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/virtualidad-para-pobres-e-idiotas-ii-557220

21.38.-Seguimos en la etapa descendente – DIEGO OTERO

Foto tomada de: AS Colombia 

Situación internacional

A nivel internacional ya se  está en la etapa de descenso de los casos de la tercera ola desde finales de agosto así como en los muertos, es decir, ya se ha cumplido casi  mes y medio desde que se llegó al pico de la tercera ola.

11 oct 2021.- Casi todos los países vienen mejorando, con la excepción de Alemania, Reino Unido, Irán, Rusia, Turquía, Ucrania  y Rumania. Han mejorado los Estados Unidos, Brasil e India.

Dentro de esta situación Colombia ocupaba el 12 de octubre de 2021  el puesto once en casos acumulados, fue superado por España hacia varias semanas, y es noveno en muertos. Por  millón de habitantes, en casos estaba en el puesto 38, no tan terrible, pero en muertos estaba en el puesto 12, de un total de 223 países y regiones.

Casos nacionales

En la gráfica 1 se observa claramente  que los casos diarios  según promedio de siete días vienen  disminuyendo lentamente, acercándose a un  promedio semanal de 1.400, siendo de 1.421 el 12 de octubre. No se ha llegado todavía al mínimo, por lo cual se espera todavía más de una semana para que esto ocurra, sí se da efectivamente,  o más bien siguen bajando los casos diarios, y podría ser que en noviembre se dé el quiebre  y comience la cuarta ola.

Otra forma de verlo es compara la evolución de los infectados en  Bogotá y el resto del país, lo cual se hace en el gráfico 2. Ahí se ve claramente que la diferencia entre el resto del país y el total era grande antes de septiembre, pero comienza a disminuir por la reducción tan fuerte en los casos diarios de Bogotá.

Muertes nacionales

En muertos nacionales, a partir del 19 de septiembre se da un quiebre, de caídas fuertes se pasa a una etapa de reducción lenta de los muertos diarios, acercándose a un valor de 32 diariosComo con los infectados diarios, parecería que nos estamos acercando a un punto mínimo, cercano a 30, pero esto puede durar un  buen tiempo (gráfico 2).

Análisis regional

La evolución nacional de la etapa descendente viene dominada por Bogotá, que fue el causante acelerado de la etapa descendente de la tercera ola, pero que, ahora, en la etapa descendente lo ha hecho aceleradamente, colocándose  el 12 de octubre con 169 casos diarios de promedio semanal, 11,9 % del total nacional, por debajo de Antioquia, Atlántico y Santander. Y en muertes es sorprendente, el promedio de Bogotá es de dos diarios, menos del 7% del total nacional, cuando antes llegó a explicar más del 30% de los muertos e infectados diarios.

Vacunación

La vacunación comenzó muy bien y tuvo su ascenso continuo hasta agosto, pero de esta fecha en adelante los promedios diarios bajaron de 300.000 diarios para acercarse a 250.000 o menos en octubre, lo cual es una mala noticia porque a este ritmo no se llega a inmunizar el 75% de los colombianos a fin de año (gráfico 4).

Pruebas y recuperados

El promedio de las pruebas del 1 al 12 de octubre fue de 41.735, bastante bajo, aunque la positividad, en número de casos detectados por el total de pruebas, ha venido disminuyendo de 3,86% el 1 de octubre a 2,58% el 12 de octubre (cuadro 1).

La tasa de recuperación saltó de 96,8%, cifra en la que venía desde hace semanas  a 96,9%  el 12 de octubre.

¿Habrá cuarta ola y cuándo?

Esta es una pregunta que muchos me hacen. Yo soy enemigo de la futurología en un campo tan aleatorio como el del virus del Covid-19, imposible de modelar. Todos los modelistas han fallado, incluyendo las famosas advertencias del Imperial College de Londres. Han fracasado en Colombia las predicciones del Instituto Nacional de la Salud-INS y de la alcaldía de Bogotá, de todos los médicos y epidemiólogos.

Yo, al comienzo, con otros dos investigadores, utilizamos la econometría para predecir el comportamiento del virus. Utilizamos las mejores técnicas estadísticas, siempre estimábamos cinco modelos. Nos iba bien al predecir una semana, pero después el error de predicción comenzaba a aumentar, llegando a 10% a las dos semanas, y se incrementaba exponencialmente después. Decidimos después de casi seis meses de experimentar, ajustando los  modelos, renunciar a este empeño de dominar un virus tan peligroso e impredecible

Entonces, decir que puede pasar con el virus después de una semana es irresponsable, es como tratar con brujería. De golpe se atina, pero por puro azar.

¿Qué podemos decir ahora? Hay unos efectos positivos y otros negativos. Estos últimos son las pocas pruebas, menos de 42.000 promedio diario y una confianza que se observa en los ciudadanos que han bajado la guardia. Lo positivo es que la vacunación avanza, no como se quisiera, pero ya el 41,9% de los colombianos están vacunados, pero  teniendo en cuenta los asintomáticos que no se han vacunado, podría pensarse  en un  50%, que es una cifra importante para combatir al Covid-19.

Muy clave que hay regiones ya con  más  de 50% de vacunados al 10 de octubre, especialmente Bogotá, con 55%, que representa el  16% de la población colombiana, es un efecto que baja los contagiados como se está viendo en la etapa descendente de esta tercera ola.

Para atreverme, pero con la observación que puedo estar equivocado, preveo que seguirán unas dos semanas de reducción leve de los casos y muertos, para llegar a una meseta en noviembre, que podría dar el quiebre hacia el aumento de casos y muertos diarios, pero, en  mi opinión, va a ser una cuarta ola  muy suave. Cuando estemos en esta posibilidad, ya se habrá llegado a un 55% de vacunación nacional y en Bogotá a 60% o más.

Pero no hay que bajar la guardia, hay que acelerar la vacunación a más de 300.000 vacunas por día, y más pruebas por encima de promedios de 50 000 diarias. Si esto se da, no tendríamos cuarta ola o sería muy benigna.

Conclusiones

Sigue la reducción lenta de los casos y de las muertes diarias, acercándose a una meseta o punto mínimo, pero cuanto va a durar esta situación no se puede determinar con precisión. En otras palabras, la pregunta es si se va a tener una cuarta ola. Existe toda la probabilidad de que esto sea una realidad porque todavía no se ha llegado a la inmunidad de rebaño, dado que el porcentaje de vacunados a nivel nacional está en el 41,9% el 10 de octubre.

Diego Otero Prada, Presidente de la Asociación Colombiana de Economía Crítica-ACECRI y miembro de la junta directiva de la Academia de Ciencias Económicas-ACCE

https://www.sur.org.co/seguimos-en-la-etapa-descendente-2/

  • 21.37.-¿Qué hace Duque viendo “El coronel no tiene quien le escriba”? – PATRICIA LARA
  • Virtualidad para estúpidos y pobres (I)  – BEETHOVEN HERRERA
  • Con el mundo en la mano – LUIS NOÉ OCHOA
  • ¿Nos acercamos al punto mínimo de la tercera ola? – DIEGO OTERO
  • ¿Vacunación obligatoria? – MAURICIO CABRERA

En Colombia todavía no es posible tomar medidas de ese estilo, por la sencilla razón que no hay suficientes vacunas.

¿Debe ser obligatoria la vacuna anti covid-19? ¿Puede el Estado imponer la vacunación a sus ciudadanos? ¿Las empresas pueden obligar a sus trabajadores a vacunarse? ¿Tiene derecho la gente a protestar contra este mandato?

Estas preguntas parecen superfluas en Colombia donde se frenó la vacunación y la protesta de la gente es porque no pueden conseguir el biológico. Sin embargo, hoy son objeto de un intenso debate en los países donde sobran las vacunas.

Es increíble que a pesar de la abrumadora evidencia de que el coronavirus contagia, enferma y mata, millones de personas rechacen la protección de la vacuna y el tapaboca. No es cuestión de nivel educativo, pues los hay de todos los estratos; es más bien cuestión de fake news e ideologías conservadoras pseudo-libertarias, con un trasfondo político pues en Estados Unidos son los partidarios de Trump los que más se oponen.

Los antivacunas rechazan lo que llaman la intromisión del Estado en sus vidas privadas y un límite inaceptable a su sagrada libertad. Es un claro sofisma, pues olvidan el principio esencial de que mi libertad de dar un puño llega hasta donde empieza la cara del otro. Contra el virus, yo puedo decidir no protegerme pero no puedo decidir poner en peligro a mis vecinos.

Es cierto que no se puede obligar a nadie a vacunarse, pero si es posible y necesario exigir la vacuna para realizar ciertas actividades o entrar a algunos sitios. El Estado no puede prohibirme que me emborrache, pero si debe prohibir que maneje un automóvil en ese estado. Un restaurante en la playa no puede obligarme a usar calzado y camisa, pero si puede restringir la entrada a quienes no los usen.

Es lo que están haciendo en Estados Unidos el gobierno y muchas empresas. Por ejemplo, en los hospitales de Nueva York y otros estados no dejan trabajar a personal médico que no esté vacunado; los jugadores profesionales de basquetbol no pueden jugar y no les pagan si no tienen prueba de vacunación; grandes corporaciones con miles de empleados ya lo están poniendo como requisito para contratar personal. El presidente Biden está preparando una orden ejecutiva para que todas las empresas con más de 100 empleados exijan carnet de vacunación o prueba semanal contra el virus.

En Colombia todavía no es posible tomar medidas de ese estilo, por la sencilla razón que no hay suficientes vacunas. Ojalá pronto se pueda hacer, pero mientras tanto hay que seguir extremando los cuidados para que no nos llegue el anunciado nuevo pico de la pandemia.

https://www.portafolio.co/vacunacion-obligatoria-opinion-de-mauricio-cabrera-galvis-556966

21.37.-¿Qué hace Duque viendo “El coronel no tiene quien le escriba”? – PATRICIA LARA

Foto: ALEXANDRA RUIZ POVEDA

“¡Preparados, situación, acción!”, exclama Jorge Alí Triana al comenzar, en el Colón, el último ensayo de El coronel no tiene quien le escriba, la primera gran novela de Gabriel García Márquez, adaptada para teatro por Verónica Triana y su padre, Jorge Alí, experto en la obra del premio nobel, pues llevó a las tablas La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada y Crónica de una muerte anunciada, y en cine dirigió Tiempo de morir, con guion de Gabo.

8 oct 2021.- De inmediato, bajo el sonido de la lluvia, aparece en el escenario el viejo coronel que espera una pensión que nunca le llega, personificado por el actor Germán Jaramillo, veterano del Teatro Libre y cofundador del ID Studio Theater en Nueva York.

El coronel se dirige a la cocina, raspa con un cuchillo el tarro con los restos del café y, mientras tanto, su esposa asmática —interpretada por Laura García, la actriz escogida por el nobel para protagonizar hace 27 años su gran Diatriba de amor contra a un hombre sentado— le pregunta desde la cama:

—¿Qué haces?

—Esperar —responde el coronel.

—Desde que terminó la guerra civil, hace 56 años, no has hecho nada distinto que esperar —le dice ella.

Así comienza esta obra demoledora y genial, que se presentará del 12 al 24 de octubre en el Teatro Colón. Esta semana la vieron en sesión de gala el cuerpo diplomático y el presidente Iván Duque, por invitación de la vicepresidenta y canciller, Marta Lucía Ramírez, para conmemorar el bicentenario de la Cancillería.

Lo que no se entiende es por qué a ella se le ocurrió escoger justo esa obra de teatro para celebrar la efeméride. La única explicación que eso tiene es que no se haya leído El coronel no tiene quien le escriba, extraordinaria novela escrita por Gabo mientras casi moría de hambre en París, donde se protegía de la dictadura de Rojas Pinilla, y Tachia, su compañera de entonces, una carismática declamadora española, lo alimentaba con las sobras que le llevaba del restaurante donde trabajaba de cocinera.

En El coronel no tiene quien le escriba se palpa no solo el hambre que padecía el autor de la novela en el momento en que la escribió, sino también el ambiente de violencia, represión y censura que se vivía en Colombia durante la dictadura.

Imaginemos entonces la cara que habrá puesto al oír estos diálogos este presidente nuestro que se disfrazó de policía luego de que, a raíz de las jornadas del paro nacional, policías dispararon indiscriminadamente contra la ciudadanía y mataron a decenas de manifestantes:

Abogado: El alcalde manda a decir que el entierro no puede pasar frente al cuartel de Policía.

Don Sabas: Siempre se me olvida que estamos en estado de sitio.

Coronel: Pero esto no es una insurrección. Es un pobre músico muerto.

Coronel: Este entierro es un acontecimiento. Es el primer muerto de muerte natural que tenemos en muchos años.

Esposa: En esa maldita gallera mataron a mi hijo.

Coronel: El gallo no tiene la culpa. Agustín no tenía por qué ponerse a repartir propaganda clandestina.

Esposa: Veinte años esperando los pajaritos de colores que te prometieron después de cada elección, y de todo eso nos queda un hijo muerto.

Coronel: Por primera vez en la vida vi de cerca al policía que disparó contra mi hijo (…) Nos miramos a los ojos fijamente. El policía me puso el cañón del fusil en el vientre. Yo le dije: “Permiso…”, y él me contestó: “Pase usted, coronel”.

Nota. Por vacaciones, esta columna reaparecerá el 5 de noviembre.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/patricia-lara-salive/que-hace-duque-viendo-el-coronel-no-tiene-quien-le-escriba/

21.37.-Virtualidad para estúpidos y pobres (I)  – BEETHOVEN HERRERA

Ese es el título de un artículo de ‘The New York Times’ que habla sobre cómo la clase alta de Estados Unidos rechaza los servicios digitales.

Con ese agresivo título ‘The New York Times’ publicó un reciente artículo sosteniendo que “la digitalización va dirigida a la masa social más baja, clase media y pobres” y afirma que la élite empieza a huir del mundo digital. El artículo describe cómo la clase alta de Estados Unidos rechaza los servicios digitales (teléfonos inteligentes, compras en línea, redes sociales) y evitan las escuelas que utilizan dispositivos electrónicos.

4 oct 2021.- La élite evita que sus hijos accedan a la tecnología y “saben que comprando los productos en línea la gente se vuelve cada vez más estúpida” dice el artículo. Por esto mantienen a sus hijos alejados de las innovaciones tecnológicas, van ellos mismos a las tiendas a comprar, rechazan las compras ‘online’, prefieren ver al médico (no la asistencia remota), ir a restaurantes y no pedir domicilios por Internet.

Mientras las compañías tecnológicas pregonan que el mundo virtual es moderno y necesario, las élites quieren que sus hijos jueguen con otros niños y valoran la interacción con presencia física y sin teléfonos como muestra de jerarquía social. El slogan de moda es que “Las personas verdaderamente importantes no tienen la necesidad de estar conectadas todo el tiempo” y valoran el trato humano de calidad en un consultorio, hospital y escuela.

El efecto sicológico es que los privilegiados crecen con relaciones fluidas, mientras los pobres y menos educados entregan sus datos personales al usar dispositivos permitiendo que se apropien de sus datos personales a cambio de un ‘me gusta’. El documental ‘Nada es privado’ muestra cómo Cambridge Analítica utilizó los datos de millones de suscriptores que Facebook le vendió, para lograr la elección de Trump y la aprobación del Brexit. Y en el documental ‘El dilema de las redes sociales’ se muestran las estrategias de captura de la atención de los suscriptores y se propone gravar las plataformas digitales en proporción a la masa de datos que mueven.

Las compañías tecnológicas presionaron en Estados Unidos para que las escuelas públicas tuviesen un ordenador por alumno para prepararlos mejor para su futuro. La paradoja es que justamente los más altos directivos de las empresas tecnológicas de Palo Alto, California, se niegan a criar a sus hijos dentro del mundo digital.

El artículo concluye que los pobres educados con dispositivos se convertirán en la fuerza laboral del futuro digitalizado y serán esclavos de aquellos educados en escuelas clásicas tradicionales que valoran los lazos humanos y reciben tratamientos en hospitales con médicos personalizados y amables.

Aún sin cadenas ni grilletes, tendrán un número de identificación y en lugar de contar con policías para seguridad, un vigilante virtual con inteligencia artificial registrará sus pasos, acopiará sus datos y los transferirá para interpretación y uso en el bombardeo de publicidad comercial, mensajes políticos y control de su tiempo y de su mente. 

https://www.portafolio.co/virtualidad-para-estupidos-y-pobres-i-opinion-de-beethoven-herrera-valencia-556967

21.37.-Con el mundo en la mano – LUIS NOÉ OCHOA

La tecnología es maravillosa, pero que no nos cambie como seres humanos.

Soy un ignorante digital. Esta semana, durante 7 horas se cayeron las redes Facebook, Instagram y WhatsApp. Fue como un temblor de tierra mundial y yo no me di cuenta, pues la única red que he usado es una de pescar y eso que me fui de cabeza al charco. Hubo pánico, nervios, elucubraciones, no por mi caída, sino por la de las redes: que eran hackers, que la Guerra Fría, que porque habría decisión sobre el juicio a Uribe.

Yo, aún en la era del teléfono de disco, no sentí la caída, pero el asunto es grave en el mundo de hoy. Hubo enormes pérdidas: el gringo Mark Zuckerberg, uno de esos seres nacidos bajo el signo pesos, y uno de los creadores y fundadores de Facebook, perdió 7.000 millones de dólares, mal contados. Pero no cayó al estrato medio, pues le quedan aún 117.000 millones de capital. Y uno que alega por 200 pesos de vueltas. La economía mundial, según Netblocks, perdió 1.000 millones de dólares. Y al mundo le quedaron en rojo las bolsas, como las de Zuckerberg.

Hoy el mundo es virtual, de redes, todo a un clic. Parece ya de hace siglos la era del telégrafo, de la “llamada a larga distancia” en la cabina de Telecom, el telegrama, el fax. Aun la máquina de escribir suena antigua, cuando son recientes sus inolvidables sinfonías en las salas de redacción.

No hace mucho, en 1994, llegaron los primeros celulares. Eran grandes y con antena. Recuerdo un día que dos queridas señoras hablaban, sin notar mi presencia. Una de ellas dijo que le tenía ganas a uno de los negritos. La otra decía que le gustaba el del celador, que se lo había visto vibrar por encima del pantalón.

Hoy vibran, suenan y tienen todo: son despertadores, linterna, TV, máquina de escribir, de juegos y, claro, de comunicarse con el mundo en un segundo; son enciclopedia, pues tienen las llamadas plataformas. Todo ha cambiado, hasta el lenguaje. “Dame tu face”. “Si quieres, nos watsapiamos”, me dijo una muchacha un día. Me sonó bonito, pero no entendí. Y están la tablet, y claro, el computador personal.

“Se han perdido el diálogo, el verse a los ojos, la sonrisa, porque ahora las expresiones, tristeza, alegría, aprobación… son un emoticón”.

Todo ahí en las yemas de los dedos. Se hacen transacciones, negocios, reuniones, se estudia, se consiguen citas médicas, se pelea, se conquista. O, tristemente, se cometen delitos. Las redes en esta pandemia han sido vitales. La tecnología es casi una magia. Aunque también se ha perdido mucho. Ya no se buscan tareas en las enciclopedias, por ejemplo, con olor a libro. Copie, pegue y entregue.

Inclusive se ha perdido la interacción personal. Hay hogares mudos, pues las familias ya se ven poco en la misma casa y casi no se hablan. Los hijos se comunican de cuarto a cuarto por WhatsApp. Y cuando se ven la face en el comedor, pulgarcito, el dedo más famoso del mundo, no deja de funcionar. Este espacio debería ser sitio vedado para el celu.

Se han perdido el diálogo, el verse a los ojos, la sonrisa, porque ahora las expresiones, tristeza, alegría, aprobación… son un emoticón. Todo está en la web.

La tecnología es maravillosa. Ya casi se chatea con Dios. Vi un domingo a un padre leyendo el sermón en tablet. Es, por ejemplo, herramienta clave en el periodismo. Pero debe usarse bien. Puede servir para ‘watsapiar’ a los ladrones, para identificarlos, para poner alerta a la policía. Para ser solidarios. Por ejemplo, para que el hampa no nos quite la vida por un celular, o una bicicleta, como pasó esta semana, cuando mataron en Bogotá a Diego Alejandro Cardozo, de 25 años. Qué pena, qué impotencia.

Y que no nos cambie como seres humanos, que los sentimientos no sean virtuales, que no nos dañe el romanticismo, la poesía, la intimidad. Y cuidado, en manos de los niños y de los políticos suele ser una granada. ¿Cómo será el mundo dentro de 20 años? ¿Aló, Marte?

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/con-el-mundo-en-la-mano-columna-de-luis-noe-ochoa-624019 

21.37.-¿Nos acercamos al punto mínimo de la tercera ola? – DIEGO OTERO

Foto tomada de: conSalud.es 

Síntesis

Para el 5 de octubre se continúa una disminución lenta de los infectados y muertos diarios, con tendencia a asimilarse a una meseta. Sobresale la evolución del Covid-19 en Bogotá con una reducción acelerada en todos los indicadores, que solo explica 11% de los infectados diarios, menos del 6% de los muertos y una tasa de vacunación de 49%.

4 oct 2021.- Infortunadamente, la distribución de las vacunas ha sido muy desigual, con tasas de vacunación muy disimiles por territorios, con perjuicio de los más alejados de los antiguos territorios nacionales y departamentos pobres.

Se ha dado una reacción hacia el alza de la vacunación, con promedios superiores a 200.000 dosis diarias a partir del 30 de septiembre, pero las pruebas siguen por debajo de 45.000 diarias.

Estamos llegando a una meseta en casos y muertos diarios

Los casos totales de infectados se acercan a los cinco millones como se aprecia en el gráfico 1, con una tendencia hacia el aplanamiento más fuerte que en cualquiera en las dos olas anteriores.

En efecto la tasa de decrecimiento o crecimiento de promedios semanales de los contagiados diarios se acerca a uno, lo que significa que los casos diarios tienden a aumentar o disminuir muy lentamente (gráfico 3).

Los muertos diarios están en una evolución similar a las de los infectados diarios, con tendencia a acercarse a un promedio semanal de 30. Bogotá llegó a un promedio diario de 2 muertos el 5 de octubre, menos del 6 % del total de 34 muertos a nivel nacional.

Análisis regional: papel grande de Bogotá

El decrecimiento nacional de los contagiados diarios se explica fundamentalmente por el papel de Bogotá. Para el 5 de octubre explicaba solamente el 11% de los infectados diarios según promedio semanal. Ha sido tan fuerte la reacción positiva de la capital (157,9) que para esta fecha ya estaba por debajo de Antioquia (350,9), el Valle del Cauca (171,9) y Atlántico (302,3) e igualmente de Santander (209,7 (gráfico 5).

Vacunación y las regiones

En vacunación hay diferencias, ya que la tasa de vacunación es muy diferente por territorios cuando debería existir cierta igualdad, pero no es así. De las 33 regiones, 10 tienen tasas superiores a 40%, 8 están por debajo de 30 % y 15 se encuentran entre 30% y menos de 40%. Muy grave que las tasas bajas se localizan en los territorios nacionales (Vaupés, Vichada, Guainía, Guaviare, Putumayo) y en Chocó, Cauca, Guajira y Caquetá, es decir, en regiones en general pobres (cuadro 1).

Infectados y muertos por grupos de edad

En el cuadro 2 se presenta una comparación de los infectados, muertos y tasas de letalidad del 1 de enero y del 4 de octubre de 2021 para tratar de visualizar los efectos de la vacunación. Se esperaría que disminuyeran los indicadores para los adultos mayores a 60 años, pero las conclusiones son muy diversas, aunque en general para los mayores a 70 años si se observan caídas en los porcentajes de casos, muertos y tasas de mortalidad.

Se puede generalizar lo siguiente:

  1. El porcentaje de contagiados disminuye para los mayores de 70 años y aumenta para los de 40 a 69 años
  2. La participación de los muertos disminuye para los de más de 70 años y aumenta para los de 40 a 69 años
  3. Las tasas de mortalidad bajan para los mayores a 80 años y aumentan para los de 40 a 79 años
  4. Para los otros grupos etarios hay diversidad de cambios

Conclusiones

Los indicadores de contagiados y muertos diarios señalan que siguen los descensos, pero a un ritmo lento, casi que se está en una meseta. Esto significa que en cualquier de los siguientes días al 5 de octubre se puede llegar a los puntos mínimos para comenzar la cuarta ola. Pero, cualquier cosa puede pasar porque ya hay un 40,3% de vacunados en el país que es un factor para atenuar la cuarta ola, si en realidad se da. Sobresale Bogotá con un 49%.

En los últimos días, el 30 de septiembre, se superó el promedio de vacunas diarias de 200 000, llegándose a 245. 400 el 3 de octubre que, de seguir a este promedio, al final del año se tendrían realizadas 62.778 miles de vacunas, y se alcanzaría a 61,2% de la población colombiana. Si se quiere llegar a la meta oficial de 75%, se requiere un promedio de 410.000 vacunas diarias en lo que resta del año.

Un hecho lamentable es la desigualdad en la vacunación por territorios, ya que hay una gran diversidad de tasas de vacunación desde regiones con menos de 25% hasta otras con más de 40%, desigualdad que refleja muy bien un país que se caracteriza por la desigualdad en todos los indicadores.

Diego Otero Prada, Presidente de la Asociación Colombiana de Economía Crítica-ACECRI y miembro de la junta directiva de la Academia de Ciencias Económicas-ACCE

https://www.sur.org.co/nos-acercamos-al-punto-minimo-de-la-tercera-ola/

  • 21.36.-Y ahí vamos, ‘yeah’ – LUIS NOÉ OCHOA
  • Los ‘Pandemials’, ¿una generación perdida? – SANDRA BORDA
  • La despenalización del aborto: una causa justa – RODRIGO UPRIMNY

La demanda de varias organizaciones de mujeres para que la Corte Constitucional despenalice el aborto es realmente una “causa justa”, como ellas la han llamado. Tengo algunas diferencias con su planteamiento, pero comparto sus dos propósitos esenciales: i) que el aborto debe ser despenalizado y ii) que es una decisión que la Corte puede y debe tomar. Desarrollo brevemente ambos puntos.

3 oct 2021.- El argumento de quienes se oponen a la despenalización es que la vida humana empieza desde la concepción, por lo cual todo aborto debería ser sancionado, incluso encarcelando a la mujer, pues casi equivale a un homicidio. Yo comparto parcialmente la premisa, pero discrepo de la conclusión. Estoy de acuerdo en que el embrión y el feto son una vida humana en formación, que amerita protección estatal, pero eso no implica que el aborto deba ser penalizado pues esa inferencia ignora tres puntos claves.

Primero, ignora que la criminalización del aborto afecta en forma radical y profunda los derechos de las mujeres gestantes pues las obliga a llevar a término, por largos meses, un embarazo no deseado o las obliga a asumir riesgos sanitarios y de persecución criminal si deciden realizarlo en forma clandestina. Y desconoce su dignidad y autonomía y las cosifica al convertir su cuerpo en un instrumento forzado a la maternidad.

Segundo, ignora que la penalización no reduce significativamente el número de abortos, sino que conduce a que se realicen en forma clandestina, frecuentemente inseguros. Esto ocasiona graves riesgos para las mujeres, en especial aquellas de menores ingresos o en situación de mayor vulnerabilidad, quienes son las más afectadas por esta criminalización, que es entonces discriminatoria.

Tercero, ignora que existen mejores formas de prevenir muchos de los abortos, especialmente la educación sexual y la disponibilidad de anticonceptivos. La despenalización del aborto no conduce entonces a su aumento si se acompaña de campañas vigorosas de salud sexual y reproductiva para prevenir embarazos no deseados. Por ejemplo, según un estudio publicado en la prestigiosa revista The Lancet, en 2014, la tasa de abortos era de 47 por cada 1.000 mujeres en edad de gestación en Sudamérica, donde el aborto estaba fuertemente penalizado. En cambio, esta tasa era de 18 en Europa occidental donde el aborto es generalmente permitido, pero existen políticas de salud sexual y reproductiva vigorosas, con uso amplio de métodos contraconceptivos, lo cual ha reducido notablemente el número de embarazos no deseados.

Por razones semejantes, el Tribunal Constitucional alemán, que ha defendido la tesis de que la vida humana empieza desde la concepción y debe ser protegida, concluyó que eso no obligaba al Estado a penalizar el aborto. Su argumento: una mejor manera de proteger esa vida en formación y respetar al mismo tiempo los derechos de la mujer es ofrecerle a la mujer gestante todos los apoyos y las alternativas para llevar a término su embarazo, si tal es su voluntad, en vez de amenazarla con meterla a la cárcel.

La despenalización del aborto es entonces una causa justa, incluso si uno considera que existe una vida humana en formación que amerita protección. Obviamente preferiría que esa despenalización fuera adoptada en el Congreso, después de un debate público democrático, que llevara a la adopción de una regulación razonable de ese complejo tema, por parte de un Congreso y un presidente comprometidos con la defensa de la vida y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Sin embargo, frente a esa inacción de los órganos políticos, corresponde a la Corte Constitucional intervenir para amparar los derechos de las mujeres violentados por la penalización del aborto.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/rodrigo-uprimny/la-despenalizacion-del-aborto-una-causa-justa/

21.36.-Y ahí vamos, ‘yeah’ – LUIS NOÉ OCHOA

La paz fue un paso enorme. Pero aún hay mucho que hacer en este país de picapleitos.

Vuela el tiempo. Ya han pasado 5 años desde la primera firma del acuerdo de paz. Ya estamos en octubre, con su Día de las Brujas, y se viene diciembre con su alegría, mes de parranda y vacunación, en que se deben tomar medidas contra el covid y algún ladrón, porque la inseguridad en Colombia da miedo. Cómo será que se quieren tumbar hasta la ley de garantías.

1 oct 2021.- Los enemigos del proceso de paz me insultarán, pero hay que celebrar el primer lustro de este hecho fundamental para el país. Quedará para la memoria histórica aquel 26 de septiembre, cuando en Cartagena se firmó el acuerdo. Allí se ponía punto final a las Farc como grupo armado de más de 50 años, que causó muerte, secuestros, reclutamiento de menores, desplazamiento, terrorismo. Entregaron las armas y se desmovilizaron 13.589 miembros de esa organización armada, que se comprometió a ofrecer verdad, justicia y reparación. Y tienen que cumplir.

Más de 12.000 desmovilizados siguen honrando su palabra, y participan en proyectos productivos. Pero los están matando. Según un informe de este diario, han sido asesinados 289 ex-Farc en estos 5 años. Increíblemente, la mayoría por las disidencias de esa guerrilla –sus antiguos amigos–, por las bandas criminales y el Eln. Hay consecuencias de que el Estado no haya copado lo sitios dejados por la guerrilla. Y porque unos no quieren que canten, aunque no canten, como decía Jimmy Salcedo.

Y seguramente hay casos de venganzas. Porque ellos, equivocados, claro, causaron mucho daño. Pero tienen derecho a la reconciliación y a rehacer su vida. Además, está en juego la búsqueda de la verdad, pues ellos saben mucho: dónde están los muertos, qué pasó con los desaparecidos. Y está de por medio la paz. Mejor que empuñen una herramienta y no otra vez las armas.

“Se necesitan Estado y educación desde la niñez, pues el componente de odio y venganza que se ha sembrado por años es fatal”.

Y hay que aclimatar el ambiente. Porque estamos como estamos, Pedro, y tú cortando orejas. Resultó odioso el homenaje con champaña espumosa que le hicieron los Comunes al ‘Mono Jojoy’. Aun para quienes hemos defendido la paz a muerte, estos homenajes públicos al mayor secuestrador de la historia, que causó tanto dolor, son, por lo menos, provocadores.

Fue un paso enorme aquella firma, pero aún hay mucho que hacer por la paz de este país. Porque hay numerosos focos de violencia, alimentados por la droga. Hay zonas donde decapitan muchachos, masacran, matan a líderes sociales y desplazan. ¿Qué hacer? Se necesitan Estado y educación desde la niñez, pues el componente de odio y venganza que se ha sembrado por años es fatal. Hay que apaciguar los ánimos, ya que aquí llevamos el gen de picapleitos.

Desde niños vimos el ‘píseme esta saliva, para que vea’. Ahora oímos frases como ‘píntela, que yo se la coloreo’. Lo vemos hasta en los expresidentes, que deberían estar en el sillón del reposo. ‘Píntela, que yo se la coloreo’, le decía en estos días Pastrana a Santos.

Eso de “le doy en la cara, marica”, como ‘bájese, que le doy cruceta’, que no parecía de la majestad presidencial, se oyó un día. Y aquí cualquiera le quiere dar en la jeta a otro. Hasta en el reguetón. A J Balvin, que canta “peleamos, nos arreglamos, nos mantenemos en esas, pero nos amamos, y ahí vamos”, yeah, ‘píntela, que yo se la coloreo’, parecen decirle por estos días Residente y otros, porque Balvin se pronunció contra los Grammy. Dijo que no valoran la música popular… Claro que él ha ganado muchos. Y le cayeron.

En el Centro Democrático y entre ‘verdes’, ‘píntela, que yo se la coloreo’, porque alguien se queda por fuera de la lista del que diga Uribe. Yeah. Y así vamos en este país. Peleamos, nos arreglamos, nos mantenemos en esas, pero no nos amamos, y ahí vamos: nos matamos. Es por eso que hay que celebrar cuando se funden las armas. Ese es el camino. Yeah.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/y-ahi-vamos-yeah-columna-de-luis-noe-ochoa-622396

21.36.-Los ‘Pandemials’, ¿una generación perdida? – SANDRA BORDA

Un informe alerta sobre la posibilidad de que la actual sea una “generación perdida”.

Según la encuesta de percepción de Global Risk, la desilusión juvenil es uno de los principales riesgos del mundo en los próximos dos años: el informe alerta sobre la posibilidad de que la actual sea una “generación perdida”, gracias a la pandemia. El escenario que enfrentan los jóvenes del mundo (los denominados pandemials) en la actual coyuntura no podría ser más desafiante.

27 sep 2021.- Desde antes de la pandemia, los jóvenes estaban ingresando al mercado laboral de una forma muy precaria, y ya desde la crisis del 2008 el desempleo juvenil había empezado a crecer a lo largo y ancho del planeta. Los jóvenes hoy en día cuentan predominantemente con trabajos en el sector de servicios, sin seguridad social, y ello los pone en una posición de vulnerabilidad frente a las crisis internacionales: son, como sucedió durante la pandemia, los primeros en perder sus empleos y los primeros en empobrecerse. Antes del covid, los niños y los jóvenes ya constituían dos tercios de los pobres globales y con la pandemia, su acceso a la educación, a los sistemas sanitarios y de seguridad social solo ha terminado de deteriorarse.

Durante la primera ola de la pandemia, 80 % de los estudiantes en el mundo salieron del sistema escolar y mientras la educación fue virtual, al menos 30 % de la población de estudiantes no contaron con la tecnología para participar en el aprendizaje a distancia.

Según el Global Risk Report, en los lugares en donde los colegios proveen alimentación y un espacio seguro, el cierre de las instituciones y el confinamiento expusieron a la población joven a mayores riesgos de trabajo infantil, reclutamiento por el crimen organizado, trata de personas y violencia armada. Además, el cierre de los colegios afectará su desempeño laboral futuro y les dificultará la movilidad social si adicionalmente deben enfrentarse a altas tasas de endeudamiento producto de la adquisición de préstamos estudiantiles. La presión que genera esta situación ha contribuido a que alrededor del 80 % de los jóvenes hayan experimentado un deterioro de su salud mental.

“El Banco Mundial estima que la proporción de estudiantes que no obtendrán el mínimo de destrezas cognitivas en la región se incrementará en al menos un 20 %”.

En América Latina, los estudiantes han pasado más de un año sin clases en las aulas y debido a que muchos colegios cerraron total o parcialmente, cerca de 167 millones de estudiantes de todos los niveles educacionales se han visto afectados. La educación virtual se ha enfrentado al desafío de la poca conectividad y de las destrezas limitadas para el uso de la tecnología propia de este tipo de aprendizaje que predominan en lugares de ingresos bajos y espacios rurales: en la región, 66,2 millones de hogares aún no cuentan con conexión a internet.

El Banco Mundial estima que la proporción de estudiantes que no obtendrán el mínimo de destrezas cognitivas en la región se incrementará en al menos un 20 %, equivalente a 7,6 millones de jóvenes, y la Unesco calcula que la deserción entre adolescentes y población joven también se incrementará y alcanzará a 3,1 millones de personas. La probabilidad de completar la educación secundaria cayó del 56 al 42 % en 18 países latinoamericanos, y se espera que afecte mucho más a jóvenes pertenecientes a familias con bajos niveles de educación.

Para solucionar un problema que es en esencia global y regional, las instituciones de la misma naturaleza están mal equipadas. No hay en América Latina una organización multilateral dispuesta a liderar los esfuerzos por sacar a la juventud de nuestros países del atolladero. En Colombia, la atención de los políticos sigue dispersa y no hay propuestas serias para remediar esta crisis: seguimos pensando que basta con llamar vándalos a los jóvenes para deslegitimarlos y criminalizarlos, o con ponerse tenis y actuar cool para ganar su simpatía en las urnas. Una generación completa, y con ella todo el país, pagará un costo muy alto por semejante nivel de liviandad.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/sandra-borda-guzman/pandemials-columna-de-sandra-borda-621290

21.36.-Tres meses de descensos continuos del virus – DIEGO OTERO

Foto tomada de: El Espectador 

Situación internacional

A nivel mundial el pico de la tercera ola llegó el 19 de agosto con 746.705 casos diarios reales de infectados y con 11.780 muertos el 25 de agosto.

Por infectados, los diez primeros lugares están en los Estados Unidos, India, Brasil, Rusia, Reino Unido, Turquía, Francia, Irán, Argentina y Colombia.

En cuanto a muertos el orden es: Estados Unidos, Brasil, India, México, Rusia, Perú, Reino Unido, Indonesia, Italia y Colombia.

Se cumplieron tres meses de descenso continuo en infectados diarios

Se cumplieron tres meses de descenso continuo en los infectados diarios desde el pico del 28 de junio de 31.256 casos diarios, en comparación con 1.458 el 28 de septiembre.

Ahora, ya se detecta una disminución en el ritmo de caída de los casos diarios. En la gráfica 1 se aprecia muy bien este fenómeno. Se tiene una curva descendente y luego una ascendente. Se grafican los cambios de los contagiados de un día con relación al anterior. Así, 0,99 significa que hay una reducción de los infectados diarios y uno que no hay cambio.

Desde el 29 de junio las reducciones de los casos diarios llegan hasta siete por ciento, pero desde el 15 de agosto se da un quiebre y comienza el descenso en las tasas de reducción, llegando a disminuciones menores a uno por ciento y a partir del 23 de septiembre en algunos días ya se producen aumentos en los infectados. Según el promedio móvil de siete días, desde el 23 de septiembre las disminuciones de un día a otro son cero.

Esto es una indicación que nos acercamos al punto mínimo de los infectados y que en cualquier momento comenzarán a subir. Este es un buen indicador de predicción de lo que puede pasar con la pandemia.

Lo anterior se refleja en la curva nacional del Covid-19 del 28 de junio al 28 de septiembre, donde se observa cómo se está llegando a una meseta después un descenso rápido (gráfico 2).

Los muertos han bajado

Con los muertos diarios está pasando lo mismo que con los infectados diarios. Hay un cambio en el ritmo de crecimiento o decrecimiento de los mismos desde el 21 de septiembre como se puede visualizar en el gráfico 3.

Por regiones, Bogotá sigue disminuyendo los muertos diarios según promedio semanal. Al 26 de septiembre, de un total nacional de 35 muertos, Bogotá tenía 2 muertos (solamente el 5,7 por ciento), contra 6 en Antioquia y 4 en el Valle del Cauca.

Análisis regional

De las 33 regiones, para el 28 de septiembre 16 mostraban en los últimos días tendencia a crecer en los casos diarios. Se exceptúan especialmente Bogotá, Valle del Cauca, Cundinamarca, Caldas, Santander, Boyacá y Tolima. Esta es otra indicación que nos acercamos al punto mínimo para iniciar la cuarta ola.

Bogotá ha sido un caso extraordinario, ya que con 178 infectados diarios el 28 de septiembre representa el 11,6% del total nacional, y estaba por debajo de Antioquia y Valle del Cauca (gráfico 4).

Vacunación y pruebas

Se sigue mal en vacunas y pruebas. Las primeras por debajo de 170.000 diarias y las segundas con promedio de menos de 50.000.

Para el 26 de septiembre se habían aplicado 39´701.907 vacunas, que suponiendo que se han aplicado dos dosis por persona, da un porcentaje nacional de vacunación de 36,8%.

Por territorios, San Andrés y Providencia con 52,7% tiene el porcentaje más alto, seguido por Bogotá con 46,8%., lo que explica la caída fuerte en infectados y muertes. Continúan Amazonas con 46,4%, Boyacá con 44,8%, Antioquia con 42,9% y Santander con 42,1%, los territorios con porcentajes por encima de 40,0%.

Si se continúa con el promedio de 170.000 vacunas diarias, a finales de 2021 se habría alcanzado el 54% de la población con dos vacunas.

En fin, ¿Cuándo comienza la cuarta ola?

Según el periódico El Tiempo que trae declaraciones de la directora del INS, a finales de octubre se comenzará la cuarta ola. El periódico menciona que las proyecciones del INS han sido perfectas, afirmación totalmente falsa como lo he probado desde marzo de 2020 en todos los informes semanales que he hecho.

Conclusiones

Estamos en un momento crucial de la evolución del Covid-19. Se ha tenido una etapa de descenso de tres meses bastante larga, que se espera debe llegar a un punto mínimo en los próximos días o semanas. Como se ha comentado, hay varios índices que nos llevan a afirmar que estamos cerca de que esto ocurra.

Pero hay que relievar que el descenso ha sido pronunciado en infectados y muertos, seguramente por el inicio de la vacunación que ya va en un 36,8% a nivel nacional y con seis regiones por encima de 40,0% al 26 de septiembre de 2021. Pero, al ritmo actual no se alcanzará a tener vacunados con dos dosis más del 54 por ciento de os colombianos, una cifra todavía baja para alcanzar la inmunidad de rebaño.

Es urgente aumentar a 500.000 dosis por día si se quiere derrotar el Covid-19, pero esto parece imposible de lograr. Si esto es así, la meta del gobierno de alcanzar el 75 por ciento de vacunados al final de diciembre fracasará.

Para que la cuarta ola sea ligera, hay que acelerar la vacunación y las pruebas, que son las dos medidas más importantes.

https://www.sur.org.co/tres-meses-de-descensos-continuos-del-virus/

  • 21.35.-El verdadero enemigo – ALVARO FORERO
  • La marcha de la tercera ola – DIEGO OTERO
  • ¿Quién podrá defendernos? – LUIS NOÉ OCHOA

Urge una verdadera política criminal, que sí la tienen los bandidos.

Podría escribir hoy sobre James Rodríguez, quien llegó al equipo Al-Rayyan, de Catar, que me recuerda mi primer equipo, el Arrayán, el palo del torneo. Dicen los viajados que allá se come muy bien. Creo que sirven mucho kibbe, acompañado de una bebida energizante para futbolistas, como el ‘eskibbe’. Y, además, se aprende árabe. En todo caso, suerte, James. Acatar al técnico, menos redes sociales y más fútbol. Juéguesela todos los días con pundonor y entrega, pues puede ser nuestra punta de lanza para el Mundial de 2022.

24 sep 2021.- Pero el tema de hoy es otro: la grave inseguridad que se vive en Colombia. Esto ya es pandemia, pues los delincuentes asustan como el covid-19. Al salir, no sabe uno cuál de los dos puede atacar. Al menos contra el covid hay vacuna. Contra los hampones hay recomendaciones como “no oponga resistencia” o, como dijo Petro un día, “no usar el celular en la calle”.

Hay miedo ciudadano; hay rabia y lutos. Y se corre el peligro de la normalización del delito, pues la gente se acostumbra a ver la tragedia. Porque todo ha cambiado. Ya no son aquellos tiempos cuando el mayor escándalo era porque “mataron a Lucio Vásquez por una joven que amaba”. Hoy, casi a diario hay una víctima, pero por un celular que amaba o por una plata que retiraba.

La noticia se repite. Asesinado un hombre de 33 años por robarle el celular, como lamentablemente pasó esta semana en Bogotá. U otra reciente, de un joven que salió a comprar un lápiz y lo mataron por lo mismo. A una adolescente le dispararon por idéntico motivo. Y de sobremesa, asaltan en los restaurantes. Es que ya uno pide su salmón, pero con mala espina de que afuera estén los del ‘róbalo’ a la carta. Las víctimas de toda clase de delitos son miles: presentadoras, humoristas, ciudadanos del común. Hemos llegado al colmo de que unos atracadores atracan a otros atracadores. Vamos camino de tener que llamar para decir: ‘Mesero, hay un ladrón en la sopa’.

“Se corre el peligro de la normalización del delito, pues la gente se acostumbra a ver la tragedia”.

Y no es solo en las ciudades. En pueblos y los campos también hay angustia e impotencia. O ‘emputencia’. Hay robos y atracos. Los cuatreros hacen vaca. En muchas zonas del país se están robando el ganado en pie o en presas, pues lo matan de noche en los potreros. Y ni modos de decirles a las reses que “no opongan resistencia”. Y no hay capturas.

Esta es una crisis no de los alcaldes, sino del Gobierno, y se requieren medidas contundentes y urgentes. Pero sería injusto decir que esto es tierra de nadie. En Medellín, por ejemplo, en los centros comerciales y restaurantes, habrá agentes ‘en cubiertos’. Y esperemos que en bandejas.

Pero se necesitan políticas de Estado, porque la seguridad está hecha “trizas”, no la paz, y tiene consecuencias insospechadas en la sociedad. Es importante que se sancione judicialmente el porte de toda arma, blanca, gris, negra, de fuego, traumática.

Y que haya aumento de penas para delincuentes reincidentes. Ese proyecto del Gobierno se debe acelerar, estimados padres de la plata. Bien, Claudia López. Todo ayuda. Es importante la Policía Militar en las calles. Y que haya requisas permanentes, en todas partes. Y, claro, agentes encubiertos, de civil. Y que se capacite a la Policía para que las capturas no tengan grietas judiciales, además de que los jueces se comprometan. Que haya más pie de fuerza, más ciudadanía unida con su Policía, más seguridad y confianza para denunciar. Y una real política carcelaria.

Como afirmaron Juan Manuel Galán y Pedro Medellín en este diario, urge una verdadera política criminal, que sí la tienen los bandidos. Sin duda, este debe ser un tema de campaña política, pues, como dijo el Chapulín: “¿Ahora quién podrá defendernos?”. En el Polvo Democrático tenemos propuestas serias. Mas, con esta inseguridad, espero que no me las roben.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/quien-podra-defendernos-columna-de-luis-noe-ochoa-620742

21.35.-El verdadero enemigo – ALVARO FORERO

Uno de los efectos perversos del populismo es reducir los problemas a enemigos, porque pone a las sociedades a perseguir molinos de viento. Son muy pocas las problemáticas sociales reducibles a un solo factor y menos a un grupo de personas. Ni siquiera en materia de violencia o corrupción los problemas se resuelven aniquilando o encarcelando a un único enemigo.

19 sep 2021.- Ni cerrar el Congreso derrotó la corrupción política en el Perú, ni derrotar a las Farc resolvía la violencia y el narcotráfico en Colombia, ni expropiar empresarios sacó de la pobreza a millones en Venezuela, ni construir un muro resolvió la inmigración a Estados Unidos.

Para lo que sí fueron muy efectivos esos enemigos fue para generar votos y apoyo político a quienes lograron simplificar las problemáticas de sus sociedades e infantilizar las soluciones. La lógica del enemigo permite construir narrativas fáciles de entender, y, sobre todo, despertar emociones fuertes en el electorado.

Lo negativo de la lógica del enemigo es que genera una percepción falsa de que los problemas están fuera, que se resuelven cambiando a otros y no cambiando nosotros. Cuando la sociedad concluye que es solamente una víctima, asume una actitud complaciente frente a sí misma e implacable frente al tercero culpable.

Como en casi todos los problemas, tenemos alguna responsabilidad nosotros mismos. Trasladarla a otros implica no solo descargarnos de esta, sino cerrar el camino de la solución real. Eliminar o castigar al supuesto responsable, o a quien comparte la responsabilidad con nosotros mismos, solo produce paliativos, elimina el síntoma, pero no resuelve el problema de fondo.

El elemento que hace a la lógica del enemigo la herramienta esencial del populismo —que se basa en representar al pueblo puro contra las “élites corruptas”— es que si el problema se reduce a un enemigo, no requiere de nuestro concurso y puede delegarse, generalmente a un caudillo que no solo reduce el problema a un tercero, sino que simplifica la solución encarnándola. Él y solo él es capaz de resolverlo, solo requiere de la confianza y la devoción de su electorado, y todo aquel que lo enfrenta es un cómplice del enemigo, por ende también debe ser eliminado o castigado.

En términos democráticos, la lógica del enemigo —que se narra en forma de teoría de conspiración— desplaza la responsabilidad política tanto del político como del electorado, generando las condiciones de impunidad política que terminan permitiendo abusos y hasta crímenes, justificados en que el enemigo los hace necesarios o inevitables.

Ni siquiera el tema de corrupción es reducible a unos cuantos enemigos. En países con altos índices de corrupción, esta no se circunscribe a los políticos o a los banqueros, sino que se extiende por toda la sociedad a manera de una cultura aceptada de la corrupción, que empieza desde arriba y se retroalimenta hacia abajo.

Así suene increíble, el principal obstáculo a las reformas que se requieren con urgencia para combatir las cuatro plagas colombianas —la ilegalidad, la iniquidad, la impunidad y la informalidad— es la narrativa populista de que los problemas se reducen a unos cuantos enemigos: las Farc y los políticos que les entregaron el país, por una parte, y el narco-Estado paramilitar, por la otra.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/alvaro-forero-tascon/el-verdadero-enemigo/

21.35.-La marcha de la tercera ola – DIEGO OTERO

Foto tomada de: El Colombiano

 Síntesis

En la semana del 15 al 21 de septiembre continuó la reducción diaria de los infectados y muertos. Sobresalen las caídas en Bogotá, Valle del Cauca y   Antioquia, pero hay 14 regiones que desde el 15 de septiembre muestran crecimientos en los contagiados, lo cual es un mal síntoma. 

20 sep 2021.- El plan de vacunación se ha estancado en menos de 200.000 vacunas por día y las pruebas están alrededor de 46.000 diarias en promedio

Infectados a nivel nacional

El total de infectados se está acercando lentamente a 5 millones, ya para el 21 de septiembre se tenían 4´943.622, con crecimientos diarios alrededor de un promedio de 1.500 (gráfico 1).

Los casos diarios siguen cayendo lentamente, de 1.648 de promedio de siete días en la semana del 8 al 14 de septiembre a 1.518 del 15 al 21 de septiembre, con una tendencia hacia un aplanamiento, pero que parece todavía va a durar un tiempo hasta llegar a un mínimo (gráfico 2).

Muertes

Las muertes diarias siguieron decreciendo en la última semana, de 47 el 15 de septiembre a 36 el 21 de septiembre. Como se ha mencionado en anteriores análisis, el efecto Bogotá ha sido muy importante, ya que como se muestra en el gráfico 3, de todas las regiones, su caída ha sido espectacular, seguido por Antioquia. Para el 21 de septiembre Bogotá tenía un promedio semanal de 3 muertos por debajo de Antioquia con 6 y Valle con 4. Bogotá explicaba menos del 9 % de las muertes totales el 21de septiembre cuando llegó a representar el 31% el 13 de junio de 2021.

Análisis por regiones

En el gráfico 4 se presenta la evolución del Covid-19 del 1 de agosto al 21 de septiembre de 2021, donde se aprecia claramente las caídas vertiginosas de Bogotá, Antioquia y Valle del Cauca, especialmente de la capital. Para el 21 de septiembre el promedio diario de infectados de Bogotá está por debajo de los de Antioquia y Atlántico, lo cual es bastante sorprendente.

Por otra parte, de las 33 regiones, hay 14 que están presentando una tendencia creciente de los casos diarios desde el 15 de septiembre, que son: Cundinamarca, Atlántico, Magdalena, Norte de Santander, Caldas, Meta, Cesar, Boyacá, Tolima, Córdoba, Casanare, San Andrés, Arauca, Guainía y Putumayo. Esto es una mala indicación porque si se agregan más territorios en el futuro es señal que nos acercamos al comienzo de la cuarta ola.

Así como la tercera ola, en su etapa ascendente Bogotá fue la de la mayor influencia, llegando a explicar más del 30% de los casos, ahora en la etapa descendente es la que más muestra una caída, y para el 21 de septiembre explicaba solamente el 15,5% de los contagiados.

Vacunación, pruebas y recuperados

Muy mal va la vacunación ya que los promedios cayeron desde el 15 de septiembre por debajo de 170.000, terminando el 19 de septiembre en 153.000. A este ritmo muy difícil llegar al 55 % de la población con dos vacunas para finales de 2021.

Del 15 al 21 de septiembre el promedio diario de pruebas fue de 44.407, insuficientes para evitar una cuarta ola.

El nivel de recuperación aumentó a 96,8%, el más alto que se ha tenido, lo que significa que hay 160.288 pacientes en todo el país.

Conclusiones

Ya van casi tres meses de la etapa descendente de la tercera ola, en comparación con menos de un mes y medio para las correspondientes a la primera y segunda ola.

Las reducciones en contagiados y muertes continúan, pero son menos rápidas, lo que prevé que en algún momento se llegará a un mínimo para que se inicie la cuarta ola.

Sobresale la dinámica en Bogotá, que es lo que ha hecho disminuir fuertemente los infectados y muertos diarios. Para el 21 de septiembre eran de 235 y 4 respectivamente, cuando habían estado en máximos de 10.527 el 30 de junio y de 181 el 28 de junio, una reducción extraordinaria.

https://www.sur.org.co/la-marcha-de-la-tercera-ola/ 

  • 21.34.-el gas natural: otro combustible que emite co2 y metano cyo consumo debe reducirse – DIEGO OTERO
  • Los amigos secretos – LUIS NOÉ OCHOA

La amistad sincera, desde los líderes hasta los más humildes, podría mejorar esta sociedad.

 Hoy es Día de Amor y Amistad en Colombia. Debería ser planetario. Y que se mezclaran papelitos con los nombres de los líderes mundiales para que intercambiaran detalles. Biden, Putin, Xi Jinping, Kim Jong-un, Maduro, Duque. Sería genial. De golpe esto evite que un día ellos se envíen un misil como ‘regalo’ de muerte.

17 sep 2021.- Los gobernantes también se deberían dar pequeños detalles de vez en cuando. En ese juego del amigo secreto se usa endulzarle el día a la otra persona, en demostración de que se la piensa, que se está pendiente de ella, que se la quiere. ¿Qué tal que Duque le saliera a Maduro y este le saliera a Duque? ¿Cómo se endulzarían el día? ¿Cómo sería Putin, por ejemplo, endulzándole un día a Biden? ¿O Biden a Xi Jinping, marín de don pingüé?

Y aquí, en el plano nacional, donde el odio, la polarización, la sacada de clavo están de moda, sí que necesitamos de amor y amistad todos los días. ¿Por qué nuestros líderes no juegan al amigo secreto? Me muero de la erre de solo pensar, por ejemplo, Uribe endulzándole el día a Santos y viceversa, pues la amistad sincera es de doble vía. O Pastrana endulzándole el día a Samper o a la ‘visconversa’, como dicen por ahí. O Petro a Uribe. Como estamos hoy, podría ser que se enviaran, si acaso, dulce venganza, o a lo mejor, intercambiarían chocolatinas JEP.

En política, desafortunadamente hay más intereses que amistad. La lealtad, la solidaridad, la sinceridad, la comprensión son más bien escasas. Esto es viejo, como el amor, pero cada vez parece peor. Hoy estamos en una división que hace daño, que envía mensajes perjudiciales, y sería urgente que si no hay afecto, haya amistad entre los dirigentes, que deben ser ejemplo nacional. “La patria por encima de los partidos” y de los intereses personales y de las viejas heridas.

“Sería un gesto de grandeza que nuestros líderes se sentaran a una mesa en torno de temas cruciales como las audiencias ante la Corte Internacional de La Haya, así cariño haya”.

 

Suena utópico llegar, por ejemplo, a que los líderes se dijeran lo que dijo Elbert Hubbard, escritor y filósofo gringo: “Un amigo es uno que sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere”. Y te respeta, diría yo. Pero es importante que dejen de regalarse cueros al sol. Sería un gesto de grandeza que nuestros líderes se sentaran a una mesa en torno de temas cruciales como las audiencias ante la Corte Internacional de La Haya, así cariño no haya. El país está de por medio.

Pero estamos en el día del amor en los tiempos del covid. Y hemos estado despidiendo amigos, seres queridos. Hoy no será como otros años, hay vacíos en los hogares y en los corazones. Por ejemplo, aunque por otras complicaciones de salud, se fue un amigo entrañable, de los de verdad, leal, lleno de bondad, como Antonio Caballero Holguín. Ya no estará más físicamente con nosotros, aunque nunca se irá del todo, por su obra y por cuanto significó como ser humano.

En el callejón de las plazas de toros habrá un vacío como de aquí a Madrid. Y en el país, claro. Es que fue una pérdida grande, porque escritores como él, columnistas como él, que dicen lo que piensan, con valor, sin compromisos –genial caricaturista, además–, no nacen todos los días. Fue periodista íntegro, alejado de vanidades, siempre pensando en la gente. Con la montera sobre el pecho, y los ojos húmedos, hago un brindis al cielo. Él fue un verdadero amigo, no secreto, sino visible, dispuesto a enseñar y a servir. Y sé que esta plaza loca que es nuestro país lo despide de pie por la puerta grande, al son de los acordes del pasodoble El Gato Montés.

La vida es una llama al viento. Por eso hoy, Día del Amor y Amistad, debe servir de reflexión. Tenemos que valorar los hogares, la familia y los amigos. La amistad es un principio de paz, convivencia, fuerza común y progreso. Creo que el sentido de la amistad sincera, desde los líderes hasta los más humildes, podría mejorar esta sociedad.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/los-amigos-secretos-columna-de-luis-noe-ochoa-618994

21.34.-el gas natural: otro combustible que emite co2 y metano cuyo consumo debe reducirse – DIEGO OTERO

Síntesis

5 sep 2021.- El gas natural es un energético muy utilizado para la generación por termoeléctricas, para cocción, calentamiento de agua, calefacción, refrigeración, producción de calor e inyección en los pozos petroleros para mantener la presión y para recuperación secundaria.

Las proyecciones de la demanda hasta el año 2033 dan un crecimiento entre 0.76% a 1,37% según tres escenarios simulados por la Unidad de Planeamiento Minero Energético-UPME: medio, alto y bajo-

Pero la oferta interna no será suficiente después de 2024 según los estudios de Naturgas y la UPME, por lo que habría que importar este combustible si no se hace nada.

Sin embargo, sí hay posibilidades de sustitución para disminuir la dependencia de este energético y evitar o disminuir las importaciones. Pero, para ello hacen falta políticas audaces y atrevidas y romper el mito de que el gas, por ser menos contaminante que el carbón, no habría ningún problema con su consumo, y sería un combustible de transición.

Características del gas natural

El gas natural es una mezcla de gases ligeros, que contiene principalmente metano-CH4, dióxido de carbono-CO2, nitrógeno, ácido sulfhídrico o helio, etano, propano, butano, vapor de agua y derivados de azufre.  Aunque tiene menos contenido de CO2 que el carbón, la presencia de metano, cuando se libera a la atmósfera, antes de que se queme lo hace muy contaminante para influir en el efecto invernadero, algo que muchos ignoran.

El gas se extrae de yacimientos independientes o propios (gas no asociado), por lo que se llama gas seco, es fundamentalmente metano, casos Chuchupa y Ballenas en la Guajira. El gas asociado, el mezclado con el petróleo y el carbón se llama gas húmedo porque contiene una serie de líquidos que hay que extraerlos en plantas de tratamiento de gas.

Del gas asociado se extraen etano, butano, propano, vapor de agua y se depuran los derivados del azufre, y así el gas natural que se obtiene da lugar a una combustión más eficiente y segura.

Al quemarse, produce menos CO2 que otros combustibles fósiles como el carbón.

Según Naturgas (p. 17)., “el gas natural genera menos emisiones dañinas, así genera un 45% y un 20% menos de CO2, un 80% y un 10% menos de NOx y un 100% y un 10% menos de Sox y OPM2.5 que el casrbón y el diesel respectivamente “.

Algunos en Colombia y en el mundo argumentan que, como es menos contaminante que el carbón y otros combustibles, es el energético de la transición mientras penetran las nuevas energías. En Colombia se argumenta que el país explica menos del 0,25% de las emisiones del mundo, por lo cual no deberíamos preocuparnos. Si, es cierto, pero aquí esas emisiones dañan el ambiente, véase lo que pasa en las grandes ciudades con la polución producida por el transporte o en los centros de extracción de petróleo y carbón, en las refinerías, en los oleoductos. Nosotros, los colombianos, sufrimos por la contaminación.

Lo que se plantea es que los países desarrollados, como culpables del calentamiento global, que han usado combustibles fósiles por más de 200 años, deberían ayudar a los países en desarrollo a financiar la transición energética.

Situación del gas natural en Colombia

En el cuadro 1 se presenta el balance del gas natural de Colombia para los años 2015 desde la producción hasta el consumo final.

El gas natural se utiliza para la generación de energía eléctrica por plantas térmicas, para petroquímica, para autoconsumo del sector de hidrocarburos y como consumo final de los sectores residencial, de transporte e industrial.

Del gas natural que se extrae, un porcentaje alto se reinyecta y otro no se aprovecha, es decir que se pierde.

Ecuaciones fundamentales del balance del gas natural

Para entender el balance energético del gas natural, se deben tener en cuenta los siguientes balances.

Oferta interna= producción- reinyecciones-autoconsumo-no aprovechado +importaciones.                                                             (1)

Insumos para transformación = consumo en centrales térmicas+ consumo en auto & generadores + consumo en plantas de gas       (2)

En las pantas de gas se produce el gal licuado del petróleo-GLP

Oferta interna para consumo final = oferta interna – insumos para transformación                                                                                    (3)

Consumo final = oferta interna para consumo final- ajustes               (4)

Consumo final= sumatoria de los consumos sectoriales                    (5)

Demanda de gas natural= consumo final+ plantas de gas + auto consumo del sector petrolero + insumo para generación de energía eléctrica + ajustes                                                                                 (6)

Usos del gas natural

El gas natural tiene innumerables usos en todos los sectores. Los principales son:

  1. Cocción de alimentos
  2. Calentamiento de agua
  3. Calefacción
  4. Enfriamiento
  5. Producción de calor
  6. Secado de ropa
  7. Iluminación
  8. En acero el gas natural se utiliza como reductor para la producción de hierro esponja
  9. En fundición de metales para el calentamiento
  10. En vidrio, optimiza la transmisión de energía calórica a la masa de cristal generando un vidrio más limpio
  11. En textil y cerámica permite ahorrar energía eléctrica y crear productos de mayor calidad

 En el sector petroquímico, con el gas natural se produce:

  1. Amoniaco, que es la base para hacer los diferentes fertilizantes químicos para el sector agropecuario
  2. Producción de metanol, etileno, propileno, butano, butadieno, etileno y gasolina natural.
  3. Producción de etanol que sirve como biocombustible
  4. Producción de GLP
  5. Producción de plásticos de diferentes clases y uso
  6. En el sector petrolero es un insumo para producción de calor y para generar energía eléctrica para plantas y unidades portátiles para su uso en sitios de extracción de petróleo y gas natural. También se utilizar para inyección a los pozos o actividades de recuperación aumentada.

El consumo del gas para el sector eléctrico

Para el sector eléctrico, el gas natural se utiliza en centrales térmicas e ciclo combinado que son as más eficientes y en auto & cogeneración. Este consumo es muy variable por año porque depende de las condiciones hidrológicas. Cuando están por encima del promedio entrar a operar más plantas hidroeléctricas y menos trabajan las térmicas. Y lo contrario.

Así, en 2015 el consumo total para generación de energía eléctrica fue de 113 446 millones de pies cúbicos y en 2019 de 139 302 millones de pies cúbicos. En este último año la participación del consumo de gas en la producción primaria fue de 16,44% en comparación 12,61% para 2015.

Producción de GLP

Otro proceso importante del gas natural es el de ser insumo en las plantas de tratamiento de gas para la producción de GLP. Las cifras de 2015 y 2019 no parecen ser consistentes, porque en 2015 se utilizaron 78 297 millones de pies cúbicos y en 2019 21 122 millones de pies cúbicos, que no es consistente con el consumo final del GLP de 8610 miles de barrilles en 2015 y 7040 en 2019.

El consumo final del gas natural por sectores

Desde el punto de vista del consumo final, el gas natural se consume en todos los sectores, pero el orden de importancia es: primero, industria, segundo los hogares, tercero el transporte, cuarto comercial y público, quinto minería y finalmente en pequeñas proporciones en construcción y agricultura.

Desde el punto de vista de la demanda total, el gas natural se consume para la generación en plantas térmicas, auto & cogeneradores, en plantas de tratamiento de gas y como autoconsumo en el sector petrolero.

En los hogares el gas natural se utiliza para cocción de alimentos y calentamiento de agua, igual que en comercio y público.

En transporte el mayor uso se concentra en el de pasajeros público por buses, seguido por transporte privado, carga interurbana y carga urbana.

En la industria se utiliza para producción de calor y calentamiento, en especial en las ramas de coquerías y refinerías, minerales no metálicos, productos alimenticios, productos metalúrgicos básicos y papel cartón.

En el resto de los sectores, los usos son igualmente de producción de calor, calefacción, cocción y calentamiento de agua.

Para 2019, la industria representó el 47,03% del consumo final, los hogares el 25,94%, el transporte el 9,38%, el comercio y publico el 6,89%, la minería el 4,72%, la agricultura el 0,12%, la construcción el 0,08% y los usos no energéticos el 3,31%.

Dentro del concepto de la demanda total de gas natural, se tiene el uso de gas para generación de electricidad, para la petroquímica y para usos internos al sector petrolero, consumos que son bastante importantes, que para 2019 fueron de 191 786 millones de pies cúbicos. En comparación con 196 796 millones de pies cúbicos para el consumo final.

Cuadro 1 El gas natural en Colombia 2015 y 2019

Millones de pies cúbicos

Papel del gas natural en el balance colombiano y proyecciones de su demanda

El gas natural en las proyecciones mundiales, como colombianas seguirá jugando un papel importante de acuerdo con las diversas proyecciones que se están haciendo, pero con tendencia a reducirse su participación en la matriz energética.

Proyecciones de Colombia

En 2020 la UPME entregó los resultados del Plan Energético Nacional 2020-2050

La UMPE trabajó cuatro escenarios:

  1. Actualización, seguir con las tendencias actuales;
  2. modernización, contempla las tecnologías que darían pie a la gasificación como un primer avance hacia la descarbonización;
  3. inflexión, más electrificación de la economía, y
  4. disrupción, comprende acciones para que la innovación sea la clave para encaminarse hacia carbono neutralidad

El crecimiento anual de la demanda para estos cuatros escenarios varía de un mínimo de 0,62% para el escenario de Disrupción, 0,81% para los de modernización e inflexión y 1,27% para el de actualización, por encima del 0,49% del período 2015-2019. O sea, ninguno de los escenarios rompe la tendencia de crecimiento, se sigue en una vía productivista.

Según los cuatro escenarios, para 2050 el petróleo continuaría como la mayor fuente de energía primaria, con porcentajes de 34% a 44%. El gas natural varía de 16% a 22% y el carbón de 5% a 7% (cuadro 2).

Las fuentes nuevas y renovables (hidráulica, solar y eólica, hidrógeno y otros renovables) varían de 20% en el escenario de actualización a 45% en el de disrupción.

No son escenarios ambiciosos en la penetración de fuentes nuevas y, especialmente, en otras medidas que no consideran como arquitectura solar, transporte público masivo, construcción de redes de ferrocarriles, bici rutas, más peatonalización, planificación urbana. Se quedan cortos en medidas normativas, mayor eficiencia y conservación de energía, y uso masivo de solar, eólica y biogás en las zonas rurales, inducir cambios y costumbres en los ciudadanos para cortar el consumismo sin sentido, entre otras medidas.

Muy grave que sigan siendo importantes los combustibles fósiles dentro del planteamiento de la UPME. Realmente los escenarios alternativos no son muy agresivos. Contrastan los escenarios de la UPME con los que se dan a nivel internacional, donde sí hay una caída muy fuerte del petróleo y el carbón.

Siguen pensando en la UPME en que Colombia continúe con una economía carbonizada, centrada en el petróleo, el gas natural y el carbón.

El plan de la UPME no es ni siquiera un programa tipo Pacto Verde liberal ni mucho del tipo Green New Deal que sí se propone quebrar el consumo de energías fósiles.

Cuadro 2 Proyecciones de demanda energía primaria en Colombia para el año 2050 %

Energético Actualización Modernización Inflexión Disrupción
Petróleo y derivados 44 39 38 34
Carbón 7 7 7 5
Gas natural 22 27 22 16
Hidráulica 9 8 11 11
Solar y eólica 6 6 8 11
Hidrógeno 0 0 0 11
Otros renovables 9 10 12 12
Leña 3 2 1 2
Otros 0 1 1 1
Total 100 100 100 100

Fuente: UPME (2020)

Proyecciones internacionales

A nivel internacional, todas las proyecciones y simulaciones al año 2050 el gas natural mantiene su participación del año 2018-2019, excepto en las simulaciones con alta penetración de fuentes nuevas y renovables, pero, aun así, el porcentaje es todavía alto. La razón fundamental es la generación de energía eléctrica, el consumo en los hogares para calefacción, cocción y calentamiento de agua y la producción de calor (Cuadro 3).

Cuadro 3 Participación del gas natural en la matriz energética mundial

British Petroleum 2040 2018 Rapid transition Net Zero Business as usual
24 21 13 26
Equinor 2040 Reference Rebalance Rivarly
25,9 29,2 22,8
IEA 2040 Steps SDS
25,2 22,6
UPME 2050 Actualización Modernización Inflexión Disrupción
22 27 22 16

Fuente: Otero (2021)

Recién se acaba de publicar por la revista Nature un estudio de los investigadores Welby, Price, Pye y Ekims (2021) de simulaciones de qué pasaría con los combustibles fósiles para limitar el incremento de la temperatura a 1,5 grados centígrados relativa a los tiempos pre- industriales. Su resumen es el siguiente.

   “Aquí usamos un modelo de sistemas global para determinar la cantidad de combustibles fósiles que deberían dejarse en la tierra, regional y globalmente, para permitir un 50 por ciento de probabilidad de limitar el calentamiento a 1,5º C. Hacia 2050 encontramos que cerca del 60 por ciento de petróleo y gas metano, y 90 por ciento deL carbón no pueden extraerse para mantener un presupuesto de carbón dentro de 1,5º C, particularmente para el petróleo, para el cual  un 25 por ciento de reservas adicionales  deben permanecer en el subsuelo. Por otra parte, estimamos que la producción de petróleo y gas natural deben disminuir globalmente 3 por ciento por año hasta 2050. Esto implica que la mayor parte de las regiones deben llegar a un pico de producción ahora o durante la década, que hace proyectos operacionales y planeados inviables. Probablemente presentamos una subestimación de los cambios requeridos de producción, porque una probabilidad mayor a 50 por ciento de limitar el calentamiento en 1,5º C requiere que más carbón deba permanecer en la tierra a causa de la incertidumbre que rodea el despliegue de tecnologías de emisiones negativas a gran escala”.

Es decir, si queremos realmente el cambio climático e impedir la catástrofe ambiental que ya comenzó es necesario actuar ya, no hay tiempo que perder. Esto implica necesariamente que hay que limitar ela extracción y consumo de combustibles fósiles, petróleo, gas natural y carbón.

Sabemos que las industrias energéticas tradicionales no aceptan esto y están luchando para bloquear intentos serios de imponer regulaciones, topes y metas y en su lugar juegan con las señales del mercado e impulsas los llamados impuestos al carbón o el mecanismo de un mercado de emisiones que les permita seguir funcionando y emitiendo sus emisiones al medio ambiente.

Posibilidades de sustitución

Antes, en los setenta, la energía eléctrica se utilizaba para cocción y calentamiento de agua en los hogares, más la leña, una energía costosa e ineficiente desde el punto de vista térmico. No existía el gas natural y la producción de GLP era baja.

Con los descubrimientos de gas natural en la Guajira en los campos de Chuchupa y Ballenas y los campos de Cusiana y Cupiaga en Casanare, se inició el consumo del gas natural en la Costa Atlántica y en el interior del país, sustituyéndose la utilización de la energía eléctrica para cocción, calentamiento de agua y calefacción, hecho que se aceleró en la década de los noventa del siglo XX. A medida que entraban redes en los diferentes municipios del país, el GLP que había penetrado fue desplazado por el gas natural.

Hay todavía consumo de GLP en las ciudades y hogares rurales donde no existe aún la distribución del gas natural. Porque es muy costoso llevar gasoductos a centros aislados y poco poblados, a menos que existiera una política estatal de subsidios a la inversión.

Otra posibilidad de sustitución es el biogás que sirve para cocinar, calentar agua e iluminación. Es una muy buena alternativa para las zonas rurales, que reemplazaría al GLP y al has natural.

La energía solar

La energía solar se puede utilizar para calentamiento de agua, calefacción, refrigeración y hornos solares, así como para cocción de alimentos. Ya existen las tecnologías para esto, de ahí que se podría sustituir gas natural por energía solar para estos procesos.

Si esto es así, el potencial de sustitución del gas natural es enorme y a medida que pase el tiempo las tecnologías mejoran y los costos se reducirán notablemente.

Industria

En la industria y en los demás sectores ocurrió algo similar, es decir, el gas natural fue sustituyendo al GLP y al carbón para producción de calor en hornos, calentamiento y cocción, calefacción y enfriamiento. Siempre ha existido una competencia entre el carbón y el gas natural que se relaciona con los precios relativos.

Desde el punto de vista de los efectos sobre el medio ambiente, el carbón es el energético más contaminante, de ahí que se prefiera el gas natural. Hay que aclarar, el gas natural también contamina, pero lo es menos que el carbón y los derivados del petróleo.

Electricidad

El consumo de gas natural en el sector eléctrico, de más de 100 miles de millones de pies cúbicos, es casi igual al utilizado en los hogares y la industria.

La decisión técnica, económica y ambiental es que sustituya la generación por carbón y combustibles líquidos., dentro de la idea de una transición hacia las renovables.

Ahora, debe existir cierta cantidad de generación por termoeléctricas de gas natural para dar lo que se llama confiabilidad al sistema con energía de base, firme, lo que no es posible con las energías solar y eólica por su variabilidad y habría que tener sistemas de almacenamiento de energías con baterías muy grandes y costosas, pero que con el tiempo se va a dar y no habría necesidad de esta complementariedad. Hoy la idea es combinar energías solar y eólica con termoeléctricas de gas natural.

Petroquímica

En el sector petroquímico, el gas natural sirve para la producción de amoníaco, sustancia utilizada para la producción de fertilizantes químicos.

En este sentido, se debe contar con disponibilidad de gas natural para atender la demanda interna no sustituible en el corto y mediano plazo. El gas natural se requiere para producir GLP, para termoeléctricas y para atender las necesidades de los hogares, la industria y el sector transporte con el gas vehicular. Igualmente, para la petroquímica para producir amoníaco y para autoconsumo del sector petrolero, pero este puede eliminarse si es para generación, por energía solar y eólica.

En cuanto a los fertilizantes y otros productos químicos para el campo, que son tóxicos, se pueden ir eliminando, pasando a una agricultura verde en que se elimina estos productos por productos orgánicos. Así, se tendría café orgánico, ponedoras de huevo y para engorde, en general, para todo tipo de bines.

Pero, esto requiere una acción del estado. El mecanismo de mercado no funciona. Hoy el café orgánico vale más, pero a pesar de esto, su producción no crece. El estado debe intervenir con asistencia técnica y ayuda económica directamente para obligar a un campo más amigable con el medio ambiente.

Autoconsumo

Y en los usos del sector petrolero, eliminar todo tipo de producción de energías eléctricas o movimiento de maquinaria con el gas natural. Sustituirlo por energías solar y eólica.

Ecopetrol, en lugar de gastar recursos escasos, equivocadamente para comprar sistemas de transmisión de alto voltaje está perdiendo una importante misión para contribuir a la transición energética. ¿Cuántos de sus edificios tienen energía solar? ¿Ha promovido una industria nacional? ¿O todo lo compra del exterior? ¿Está estudiando y tomando acciones para la electrificación del transporte?

En sus informes, fuera de las frases generales de buenas intenciones, sobre descarbonización, en verdad es poco lo que está haciendo, solo piensa en producción más petróleo y vender derivados. Y, ahora, con la compra de ISA, hacer lo que no hace ninguna empresa petrolera en el mundo, o sea, manejar y construir líneas de transmisión de alto voltaje, y no cumple una misión que debería ser contribuir real y eficazmente a un Nuevo Pacto Verde.

Proyecciones de la demanda de gas natural en Colombia

Como con el petróleo, las reservas de gas natural alcanzan para seis años, de ahí que se ha propuesto facilitar las importaciones con dos plantas regasificadoras de gas, una en la Costa Atlántica, ya existente desde 2016, y otra en Pacífico, en Buenaventura, en etapa de contratación.

Las últimas proyecciones disponibles fueron reajustadas por a UPME en marzo de 2019, para lo cual trabajaron tres escenarios llamados medio, alto y bajo. Los resultados se presentan en el cuadro 4 para 2019 y 2033.

El consumo en termoeléctricas depende de los despachos del sistema interconectado, que es una función de las condiciones hidrológicas. En esta manera en años intermedios el consumo baja a niveles cercanos a 100 millones de pies cúbicos por día.

Para 2033, las mayores participaciones están en termoeléctricas con 23,1%, en la industria con 23,1%, sector petrolero con 19,7%, transporte con 11,7% hogares con 14,2% y terciario con 7,0% (cuadro 4).

Las tasas de crecimiento para los tres escenarios son: medio, 1,26%, alto, 1,37%, y bajo, 0,76%.

Cuadro 4   Proyecciones de la demanda de gas natural en Colombia

Oferta de gas natural para el período 2017-2031

Para las proyecciones de la oferta de gas se presentan las conclusiones de los estudios de UPME-Naturgas y de Benavides-Granados realizados en 2019 y 2020.

Estudios de la UPME y Naturgas

Las proyecciones sobre la oferta interna de gas natural son pesimistas ya que las reservas son suficientes para seis años. Los diversos estudios de UPME y de la Asociación Colombiana de Gas Natural-Naturgas predicen dificultades de abastecimiento a partir de 2024 en que la demanda es superior a la oferta interna, por lo cual habría que realizar importaciones si no se toman decisiones sobre posible abastecimiento interno. Los estudios hablan de un déficit en el año 2031 de 825 millones de ´pies cúbicos por día.

Naturgas toma para 2017 y 2025 las proyecciones de UPME de “Declaración de Producción” de su documento “Balance de gas naturaL 2017”, que entre 2025 y 2026 la producción cae forma drástica. Para 2026 y 2031 utilizan las proyecciones de Rystad Energy, que incluye proyectos de gas on shore y off shore en desarrollo y producción y excluyen proyectos abandonados o en fase de descubrimiento. Para Rystad Energy la producción no cae tanto de 2026 a 2031.

Para satisfacer la demanda, la capacidad de regasificación de Cartagena cubriría el déficit hasta 2025-2026. Según Naturgas, a partir de 2026 se tendría un déficit estructural que solo se resolvería con más importaciones o desarrollos off shore.

Las posiciones de UPME y Naturgas para resolver el desabastecimiento se centran en los siguientes puntos:

  1. Montar la regasificadora del Pacífico para importar gas y llevarlo a la zona sur occidente.
  2. Explorar off shore
  3. Explorar on shore
  4. Explotar los yacimientos no convencionales (shale).
  5. Importar de Venezuela, aunque no lo menciona la UPME pero para Naturgas es una posibilidad aunque no la ven muy probable.
  6. Fomentar producción doméstica de los Llanos y Valle Medio del Magdalena con una política apropiada de precios de transporte.

En general, los pronósticos son pesimistas, así que de no ocurrir descubrimientos la importación de gas natural es una realidad.

Lo lamentable es que nunca hablan de alternativas, ni de planes para reducir el consumo interno. No hablan de eficiencia y conservación ni de posibilidades de sustitución por fuentes renovables como la energía solar, biogás y arquitectura solar.

Hablan de gas natural de yacimientos no convencionales, es decir, de fraccionamiento hidráulico, que se sabe que la extracción de gas natural por este método produce escapes de metano con gran impacto sobre el calentamiento global, que exigiría medidas muy drásticas para evitar que esto sucediera.

Tampoco se habla de arquitectura solar pasiva y arquitectura solar activa. La primera tiene por objeto diseñar las edificaciones para que requieran muy poca calefacción y refrigeración, como orientación hacia el sol, selección de materiales con propiedades térmicas específicas, diseño del espacio para que el aire circule naturalmente.

La segunda utiliza un medio transmisor para acumular calor y frío, con la utilización de energía fotovoltaica. Hay toda una literatura abundante y experiencias reales de sistemas que funcionan que no se aplican en Colombia, y es una forma de ahorrar gas natural que no se plantean por el gobierno y Naturgas. Esta asociación representa a los productores de gas natural y distribuidores y su interés está en la defensa de  este energético.

Hay otra alternativa que es el uso de las basuras para producir abono y gas para termoeléctricas y su distribución en redes urbanas para alimentar los hogares para calefacción, calentamiento de agua y cocción, que está muy avanzada en muchas ciudades del mundo. Por ejemplo, en Viena hay un sistema moderno de tratamiento de las basuras que alimenta las redes de la ciudad. Todo esto implica una organización de las basuras desde los hogares y los negocios comerciales e industriales, para que se haga una selección correcta de las mismas. Bogotá, sería una ciudad ideal para el tratamiento de las basuras, pero ninguna administración distrital se ha preocupado por esto. Y, por supuesto a la industria del gas natural no le interesa porque le resta competencia.

Estudio de Benavides y Cabrales

El estudio de Benavides (2020), aunque un poco optimista, tampoco logra con sus propuestas reducir suficientemente las importaciones después de 2026.

Comenta que hay dos mercados: el interior y la costa caribe, y dos transportadores dominantes: Transportadora de Gas Internacional-TGI con 82% del mercado para el interior y Promigas con 100% para la costa.

Parten los autores de que hay declinación de los campos de Ballenas y Cusiana desde 2000, en que el incremento en las reservas ha provenido del Valle Medio e Inferior del Magdalena, y que el aumento futuro provendría de esta zona y del piedemonte llanero. Pero para que se diera el suministro del interior a la costa habría que suprimir el costo de transporte de Ballenas a Barranca. Según estos investigadores, esta decisión incentivaría el aumento de reservas del interior para abastecer a los mercados.  Suponen también explotación de gas no convencional.

Con estos supuestos, llegan a la conclusión de un incremento en las reservas que permitiría disminuir el diferencial entre la oferta y la demanda, pero, a pesar de esto las importaciones continuarían después de 2026.

De los estudios analizados se desprende claramente que las perspectivas para el gas natural son negativas si se sigue con las mismas políticas porque el país se enfrentaría a tener que importar este energético a partir de 2025 en cantidades cada vez crecientes, llegando hasta un 70% de la demanda, si no hay nuevas adiciones internas a las reservas y se sigue con la política de favorecer el consumo del gas natural y no se estudian posibilidades de sustitución.

Conclusiones

  1. El panorama para el gas natural es pesimista ya que al ritmo actual de crecimiento de la demanda hay un desfase alto con la oferta, con lo cual Colombia sería importador de gas natural a partir de 2025.
  2. Ante esta perspectiva y por la necesidad de disminuir el consumo de un combustible que da lugar a emisiones, no importa que sean inferiores a las del carbón y los combustibles líquidos, hay que tomar medidas de ajuste para reducir las posibles importaciones.
  3. Un porcentaje importante del consumo está en las termoeléctricas, que se puede disminuir con generación solar y eólica.
  4. Hay que pensar en la sustitución de cocción, calefacción, calentamiento de agua, producción de calor por energía solar y la utilización de la arquitectura solar pasiva.
  5. En el sector petrolero, todo lo que tenga que ver con generación de energía eléctrica por combustibles y gas natural sustituirlos por energías solar y eólica.

 

Bibliografía

Benavides, J. y Cabrales, S (marzo 2020). Hacia un modelo único de gas natural en Colombia. Policy note. Bogotá.

Naturgas (2019).  Visón sectorial del gas natural en Colombia. Documento extendido. Bogotá.

Otero, P (agosto 2021).  Hacia una transición energética con un Nuevo Pacto Verde. Bogotá.

UPME (2021). Balances energéticos colombianos-BECO

UPME (marzo 2019). Revisión del gas natural en Colombia 2019-2033. Bogotá.

UPME (2020). Plan Energético Nacional 2020-2050. Bogotá.

Welby, D., Price, J., Pye, S., and Ekims, P. (9 September 2021). Unextractable fossil fuels in a 1,6 o C world. Nature Vol 597

DIEGO OTERO: Presidente de la Asociación Colombiana de Economía Crítica-ACECRI y miembro de Número de la Academia de Ciencias Económicas-ACCE

  • 21.33.-La mujer, blanco de talibanes y católicos – CRISTINA DE LA TORRE
  • Era un 11 de septiembre – LUIS NOÉ OCHOA
  • The New York Times: “La educación digital es para los pobres y los estúpidos”
  • El príncipe Andrés recibe oficialmente una denuncia por abuso sexual   – RAFA DE MIGUEL

Un tribunal estadounidense hizo llegar al hijo de Isabel II la notificación de acusación formal de Virginia Roberts Giuffre, víctima del millonario pedófilo Jeffrey Epstein

Virginia Giuffre ha presentado una demanda en Nueva York contra el príncipe Andrés de Inglaterra, quien asegura abusó de ella cuando era menor.

Ha sido un juego del gato y el ratón durante las últimas semanas. Desde que Virginia Roberts Giuffre interpuso una denuncia por abuso sexual contra el príncipe Andrés en un tribunal de Nueva York, el pasado 10 de agosto, el hijo de Isabel II ha intentado evitar a toda costa que le llegara la notificación formal.

11 sep 2021.- Incluso abandonó su estancia habitual de Windsor para desplazarse, junto a su exesposa, Sarah Fergusson, al castillo de Balmoral, en Escocia, donde la reina sigue disfrutando de sus vacaciones estivales.

Virginia Giuffre acusa al duque de York de abusar de ella en 2001, cuando era menor de edad (17 años), en el apartamento londinense de Ghislaine Maxwell, actualmente en prisión y que actuaba presuntamente entonces como conseguidora de “esclavas sexuales” para el millonario pedófilo estadounidense, Jeffrey Epstein. Giuffre hace referencia en su denuncia a dos encuentros con el príncipe Andrés, en Londres y en el apartamento de Epstein en Nueva York. El segundo hijo varón de Isabel II ha negado tajantemente esta acusación, hasta el punto de asegurar que no recuerda haber conocido personalmente a la mujer. Existe, sin embargo, una foto tomada en el mismo apartamento londinense de Maxwell en la que ve al príncipe agarrar de la cintura a una joven Giuffre.

Los documentos registrados en el tribunal estadounidense que lleva el caso indican que la notificación formal de la denuncia se realizó el pasado 27 de agosto. Un agente judicial hizo entrega del documento a las 9.30 de la mañana de aquel día (10.30, hora peninsular española) a uno de los oficiales de la Policía Metropolitana que vigilaba el Royal Lodge de Windsor, las instalaciones donde residen los duques de York. El día antes, según el relato depositado en el tribunal, los policías se habían negado a recibir la notificación.

A partir de este momento, los plazos judiciales se ponen en marcha. Andrés dispone hasta el 17 de septiembre para responder a la notificación. Se trata, sin embargo, de una demanda civil que persigue una indemnización pecuniaria. No es un procedimiento penal impulsado por la Fiscalía estadounidense, con lo que el equipo legal del príncipe puede optar por no responder, y evitar que su cliente se embarque en un litigio que perjudicaría aún más su imagen ante la opinión pública.

Giuffre podría seguir adelante con su acusación, e incluso obtener una sentencia condenatoria que conllevara la fijación de la cantidad a pagar. En ese caso, el príncipe Andrés debería pensárselo dos veces antes de viajar a Estados Unidos, porque podría verse sometido a una orden de ejecución forzosa.

La demanda interpuesta por Giuffre utiliza términos de extrema dureza para acusar al hijo de Isabel II. Asegura que fue “forzada, bajo amenazas directas y expresas de Epstein, Maxwell y el príncipe Andrés, a realizar actos sexuales con el príncipe Andrés, hasta el punto de temer la muerte, daños físicos u otras repercusiones en su contra si desobedecía, a que los tres tenían conexiones poderosas, riqueza y autoridad”, dice el documento legal.

Aunque la reina tenga gestos de cariño hacia el que, según se ha entendido siempre, es el hijo al que más afecto tiene, el Palacio de Buckingham ha tomado una distancia sideral de los problemas legales de Andrés. Se ha evitado cualquier comentario oficial o extra oficial al respecto, para remitir en todo momento las consultas al equipo legal o al despacho de relaciones públicas que ha asumido la representación del duque de York. La respuesta del despacho a las últimas informaciones, una vez llegada a Windsor la notificación judicial, ha sido: “Sin comentarios”.

https://elpais.com/gente/2021-09-11/el-principe-andres-recibe-oficialmente-una-denuncia-por-abuso-sexual.html 

21.33.-La mujer, blanco de talibanes y católicos – CRISTINA DE LA TORRE

Guardadas diferencias y proporciones, un mismo cordón umbilical alimenta al Estado musulmán y a la Iglesia-Estado de Roma en sus dominios: el integrismo religioso. Un fundamentalismo supersticioso que apunta sin ahorrar violencia al dominio total sobre el poder público, sobre cada resquicio de la sociedad, de la cultura, de la vida privada. Busca, en particular, la servidumbre de las mujeres. Yihadismo e Inquisición corren parejas en la historia, que se renueva todos los días, ya como lapidación de adúlteras en Kabul, ya como agresión contra colombianas que amparadas por la Corte Constitucional abortan voluntariamente.

9 SEP 2021.- La triada fatal médico-cura-juez activa aquí su artillería sobre todo contra las más vulnerables: contra las niñas, cuyo embarazo se considera fruto de violación. Pero son ellas quienes pagan cárcel, no sus violadores. Víctimas de la Policía y del propio personal médico que, dominados por la norma patriarcal y bíblica que se ríe de los derechos ciudadanos, las vejan y denuncian. Ya esperarán que también aquí paguen a US$10.000 la denuncia, como acaba de establecerse en Texas, Estados Unidos, país donde bulle otro fanatismo: el calvinista.

Reveladora la conversación de Cecilia Orozco con la doctora Ana Cristina González sobre el informe “Criminalización del aborto en Colombia” (El Espectador, 29/08/2021). Prueba él que para la Fiscalía y para el sector salud las mujeres son ciudadanas de segunda, sin igualdad completa ni libertad. Poco menos que las de Afganistán, apuntaría Orozco. Y es que si la Corte autorizó el aborto en tres circunstancias, en el Código Penal permanece como delito. La tradicional estigmatización del aborto, nutrida de prejuicios, creencias religiosas y odio soterrado a la mujer, legitima la cascada de obstáculos que se interponen al aborto voluntario. Si la mujer no es dueña de su cuerpo, no es libre. En el fondo, dicen ellas, no se persigue el aborto para proteger la vida del feto; se persigue a las mujeres por negarse a la maternidad como deber y destino.

La Iglesia católica, beligerante antagonista de la modernidad y del laicismo, condenó el aborto. Sostuvo que el único sentido posible de la sexualidad es la procreación, la maternidad como fatalidad biológica y cultural. De la Biblia extrae y acomoda su moral: si la vida es sagrada, matar el feto es un crimen. Crimen de lesa divinidad, pues el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios, dueño absoluto de su vida. Ya lo ratificó Francisco, eco de Pío Nono, cuyo baculazo cumple inalterado 152 años mientras rueda el mundo sin parar. Y para completar, el mito de la inmaculada concepción: María concibe sin pecado original, sin sexo; triunfa sobre su libertad la palabra del Señor: “hágase en mí según tu palabra”.

Poco media de allí a la extirpación de los genitales femeninos por amplios conglomerados del islam. Al menos como símbolo. Crueldad de crueldades, se practica para liberar a la mujer del pecado de concupiscencia, del placer sexual que la potencia como disoluta. Sólo así podrá ella ser aceptada por Dios. Regresa hoy a Afganistán la cruzada talibán del Ministerio de la Propagación de la Virtud y la Prevención del Vicio, cuyo blanco predilecto es la mujer. A su interpretación de la ley islámica no le basta con prohibir la educación, el trabajo y la libre locomoción de la mujer.

Si en el Estado islámico la norma religiosa es ley, falta mucho en Colombia para que la ley civil se sacuda del todo los asedios de la fe, para que una revolución cultural le coja el paso a la revolución social que ha significado la incursión masiva de las mujeres en la escuela y en el trabajo. La que desafía todas las violencias, las del cuerpo y las del alma, por el derecho a decidir si ser madre o no.

Coda. La muerte de Yamile Salinas es un golpe irreparable para Colombia.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/cristina-de-la-torre/la-mujer-blanco-de-talibanes-y-catolicos/

21.33.-Era un 11 de septiembre – LUIS NOÉ OCHOA

¿De qué ha servido la guerra? Solamente han ganado la muerte y los vendedores de armas.

Hoy escribo “neutro”. Comienzo por decir que les tengo miedo a los aviones, a los que van por el aire y a los que se tumban los dineros públicos.

10 sep 2021.- “Les caerá todo el peso de la ley», se dice siempre, pero la ley vive en dieta, no pesa, y a veces se queda en neutro; o sea, que no arranca. Triste. Hablo de aviones porque hoy es 11 de septiembre y vienen a la mente, a vuelo de pájaro y de muerte, los atentados a las Torres Gemelas en Nueva York.

Y como muchos, evoca uno el tango Volver, de Carlos Gardel, quien nació un 11, pero de diciembre, cuando decía que 20 años no es nada. Sí, ya pasaron 20 años de aquella terrible tragedia, el peor atentado terrorista en la historia de Estados Unidos, que dejó 2.996 personas muertas y 25.000 heridas.

Hoy en el mundo se ora, se rinden homenajes, se agotan las velas, las flores y las lágrimas. Y se repasa dónde estaba cada uno esa mañana. Ese martes yo leía y oía noticias. Enterado del primer avión, creo que el vuelo 11 –otra vez el 11– de American Airlines, que los terroristas del grupo islámico al Qaeda estrellaron contra una de las torres, llamé al codirector de EL TIEMPO Rafael Santos. Mientras comentábamos, fue impactado el segundo avión –que vio el mundo entero–, el de las 9:03, contra la otra torre. “Ah, no… Estos son atentados. Nos vemos en el periódico”, y me dejó hablando solo, como los hermanos Rodríguez Orejuela al ex Pastrana.

Lo demás son recuerdos, historia triste, llena de dolor, muertes y más muertes. Es imposible olvidar la expresión en el rostro de George W. Bush cuando le dieron la noticia, al oído, en una escuela en Florida. Porque él iba a la escuela. Ese día parecía otro niño. Creo que siempre lo fue, pero gobernaba a Estados Unidos. Por el gesto, la noticia fue una patada en las gemelas, aunque siguió ahí, pero en realidad no estaba. Y esa patada estremeció al mundo entero y nos ha seguido doliendo a todos.

¿Cuándo nos dejaremos de matar allá y aquí? ¿Cuándo depondremos los odios allá y aquí?

 

Yo desde ese 11 he pensado en el daño que causan a la humanidad el odio, el fanatismo religioso y las venganzas. ¿Cómo hay seres que son capaces de planificar, como quien se plantea un día laboral, llevar piloto entre los suicidas y tomarse una avión lleno de pasajeros inocentes y alegres que se acaban de despedir de beso de sus familias? ¿Cómo un terrorista puede tener la sangre fría de subirse al vuelo, sin sudar de nervios, sabiendo que en un ratico volará en pedazos? Dios, un avión lleno de gente, con 76.000 libras de combustible, contra edificios también llenos de personas.

En esos atentados de cuatro aviones, porque otros dos se estrellaron contra la fachada oeste del Pentágono en Virginia y otro, que iba dirigido contra el Capitolio en Washington, cayó en un campo abierto. Gloria eterna a los pasajeros y la tripulación que evitaron esa otra tragedia.

Todo esto duele, es de orates, conmueve. Además de lo que siguió. Porque como la guerra se fue a Afganistán, detrás del cerebro del mal, que duró casi año y medio planificando el objetivo, hasta que EE. UU. le dio de baja el 2 de mayo de 2011. Otra vez el 11. Una guerra que duró 20 años, que no son nada, pero cuestan, sobre todo en vidas: 3.586 soldados aliados, 75.000 civiles, 84.000 opositores.

Hoy Estados Unidos y los aliados acaban de dejar Afganistán y los talibanes volvieron al poder. ¿De qué ha servido la guerra? Solamente han ganado la muerte y los vendedores de armas. Que ya se frotarán las manos, porque hay otra venganza pendiente, pues el Estado Islámico cometió un atentado que dejó casi 200 muertes en Kabul, entre ellos 13 soldados gringos.

¿Cuándo nos dejaremos de matar allá y aquí? ¿Cuándo depondremos los odios allá y aquí? Es que la muerte y la guerra son almas gemelas. 

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/era-un-11-de-septiembre-columna-de-luis-noe-ochoa-617265

21.33.-The New York Times: “La educación digital es para los pobres y los estúpidos”

Una chica sola en la mesa de un bar mirando dos pantallas, una imagen habitual en las ciudades. 

El legendario periódico estadounidense The New York Times publica un extenso artículo diciendo directamente, sin parpadear que la digitalización actual va dirigida a la masa social más baja; clase media y pobres. cómo la elite empieza a huir del mundo digital.

El artículo describe que la clase alta de los Estados Unidos no sólo rechaza todos los servicios de la economía digital sino también los teléfonos inteligentes, las compras en línea, las redes sociales y más. Las escuelas que utilizan dispositivos electrónicos también son evitadas por la elite formada por las familias más poderosas en Estados Unidos.
En la exitosa serie Black Mirror, hay un capítulo sobre el futuro no muy lejano en 2039 predice el panorama de los esclavos digitales. El capítulo se titula: “15 millones de méritos”.

La vida para ese futuro no tan lejano,  giraba en torno a lograr ‘progresos’ en la cual no hay lugar para la familia, el hogar y los sentimientos. Los habitantes, viven en un mismo edificio comunitario, comen alimentos artificiales, productos fabricados a base de insectos y se pierden en el mundo virtual. Cada residente se reduce a una unidad de trabajo productiva. Es un mundo donde la mayoría trabaja arriba de una bicicleta estática para acumular méritos.

Una captura de la serie Black Mirror; todos los esclavos son iguales con la mirada fija en el teléfono móvil.

Mientras muchos intelectuales (pagados por las grandes compañías tecnológicas?) dicen que vivir en un mundo virtual es progresivo, distinguido y necesario, la mayor parte de la elites lo rechaza. Quieren que sus hijos jueguen como ellos con otros niños y las escuelas de primer nivel sin ningún tipo de tecnología están floreciendo por todo el país. La interacción humana real, la vida sin teléfonos durante el día se ha convertido en un símbolo de estatus social diferencial en Estados Unidos. Cuantos más monitores aparecen en la vida de los pobres, más desaparecen en la vida de los más privilegiados dice el New York Times.

“Cuanto más ricos son, más gastan para desaparecer del mundo digital” asegura Milton Pedraza, consultor del Luxury Institute  quien asesora a las compañías sobre las costumbres de los más poderosos.

Descubrió que los más ricos no sólo huyen del mundo digital sino que gastan dinero en todo lo que promueva en contacto humano. “El hombre es cada vez más importante” dice Pedraza. “Las personas verdaderamente importantes no tienen la necesidad de estar conectadas todo el tiempo”.

Lo que valoran las elites es el trato humano de calidad en un consultorio, hospital, escuela o en cualquier otro sitio;  “este es el poder real y la riqueza no un teléfono móvil de última generación”.

Mientras los privilegiados crecen en entornos con relaciones fluidas, los más pobres e ignorantes deben ceder sus datos personales a través de sus dispositivos, se analizan las elecciones más íntimas que realizan online, a cambio de recibir una gratificación emocional que no obtienen en el mundo real.

El rechazo de cualquier virtualidad en la educación no es capricho de los Rockefeller asegura sino “es la única manera de formar herederos inteligentes y capaces de enfrentar el futuro“.

En una escuela pública de California un grupo de niños aprenden matemática en forma virtual aislados entre sí con auriculares. Una imagen que refleja la no interacción y la falta de presencia de un referente, una autoridad humana (un tutor o maestro).

Un estudio sobre desarrollo cerebral por varios institutos federales de salud sobre 11.000 niños mostraron que aquellos que pasan más de 2 horas al día frente a una pantalla de algún dispositivo obtuvieron calificaciones más bajas en el colegio de otros que habían leído al menos un libro. El estudio asegura que los cerebros de ambos tipos de estudiantes son diferentes. La exposición regular a las pantallas adelgaza la corteza cerebral.
En adultos un estudio encontró características afines entre quienes utilizan las pantallas continuamente y la depresión.

En muchos países subdesarrollados se les da a los niños una herramienta tecnológica antes que cubrir otras necesidades.

En muchos países subdesarrollados se les da a los niños una herramienta tecnológica antes que cubrir otras necesidades.

Las compañías tecnológicas presionaron en Estados Unidos para que las escuelas públicas tuviesen un ordenador por alumno y afirmaron que podrían prepararlos mejor para su futuro. La paradoja se da en que justamente los más altos directivos de las empresas tecnológicas de Palo Alto, California, se niegan a criar a sus hijos dentro del mundo digital.
La escuela primaria Waldorf de Silicon Valley, la más popular la zona, promete volver a lo básico rediseñando los programas a partir de la educación clásica y eliminar todoo rastro de tecnología digital.

Mientras los niños ricos crecen con menos tiempo con los aparatos y relaciones interpersonales reales, los niños pobres se vuelven cada vez más adictos a la tecnología.

En los últimos años se publicaron varias entrevistas de ex directivos de grandes tecnológicas de Silicon Valley que dicen que no permiten que sus hijos accedan a la tecnología.

Muchos psicólogos y neurobiólogos trabajan en compañías tecnológicas para lograr que los niños y jóvenes fijen los ojos y la mente en los dispositivos lo más rápido posible. “Las personas corren a las pantallas; es como encontrarse con comida chatarra” dice Jerry Turckle profesora de Ciencias Sociales y Tecnología del MIT. “Es una adicción y es más difícil renunciar a la comida chatarra cuando hay un único restaurante abierto en la ciudad”. Evitar los dispositivos es mucho más difícil para los pobres y la clase media. En nuestra cultura el aislamiento se propagó como la pólvora en las últimas décadas. Han desaparecido numerosos lugares de reunión y estructuras sociales tradicionales. Entonces los dispositivos tecnológicos llenan un vacío crucial, agregan los periodistas estadounidenses en el artículo.

La elite evita que sus hijos accedan a la tecnología y “y todos saben en la empresa que comprando los productos de la empresa la gente se vuelve cada vez más estúpida” dice el artículo. Por esto mantienen a sus hijos alejados de las innovaciones tecnológicas, van ellos mismos a las tiendas a comprar, rechazan las compras online, ir a los médicos y no usar la asistencia remota, ir a restaurantes y no pedir comida a domicilio por Internet.
Mientras tanto las tecnológicas presionan a los gobiernos para que las escuelas de pobres y clase media tiren a la basura los libros y las llenen de dispositivos tecnológicos; ahora existen aulas con niños en silencio frente a una pantalla.

Volvemos al capítulo de Black Mirror que muestra a personas talentosas viviendo en condiciones espartanas en 2039. Son los niños que tienen hoy entre 5 y 10 años. Son ellos los pobres educados con dispositivos únicamente quienes se convertirán en la fuerza laboral del futuro digitalizado, serán los esclavos de aquellos que hoy son educados en escuelas clásicas, tradicionales que valoran los lazos humanos y reciben tratamientos en hospitales con médicos atentos y amables. Son los esclavos de la post-post modernidad que se conformarán con refugio, alimento básico y vestimenta igual para todos. En lugar de cadenas y grilletes, tendrán un número de identificación y en lugar de contar con policías para seguridad, un asesor virtual de inteligencia artificial.

Enlace al artículo original del NYTimes: “La interacción humana es un lujo en la Era de las pantallas”.https://www.nytimes.com/es/2019/03/26/espanol/opinion/tecnologia-pantallas-contacto.html

https://www.losrecursoshumanos.com/the-new-york-times-la-educacion-digital-es-para-los-pobres-y-los-estupidos/ 

  • 21.32.-Dos meses de descenso de la tercera ola  – DIEGO OTERO
  • La tributación en la Constitución de Cúcuta – SALOMÓN KALMANOVITZ
  • Mil gracias – LUIS NOÉ OCHOA

Del honor de los paralímpicos debemos aprender todos. Empezando por los gobernantes.

Por estos tiempos, en los que se nos quieren meter el mal que padece la humanidad por debajo del tapabocas, o de las puertas; cuando la parca sigue oprimiendo el pecho, pues se lleva seres valiosos, como el inolvidable periodista y magnífica persona Javier Ayala; cuando por este mal hay amigos en la UCI por quienes oramos; cuando hay tantos motivos para el pesimismo, también tenemos a colombianos maravillosos que nos hacen sentir que por larga que sea la noche, el sol asoma cada día. Sobre todo, nos muestran que las adversidades son superables.

3 sep 2021.- Me refiero a los deportistas, en especial los paralímpicos que participan en Tokio 2020, de quienes deberíamos estar más pendientes en cada actuación. En medio de esta pandemia, en Tokio participan por estos días unos 4.400 deportistas con discapacidades, de 162 países, quienes se disputan las medallas en 22 deportes. Y ahí han estado los 69 de la delegación colombiana, orgullosos de su país, sobrados de coraje y entrega, cosechando medallas y aplausos, en la actuación más gloriosa de la historia, que supera hasta ahora la de Brasil 2016, cuando lograron 2 oros, 5 platas y 10 bronces. En Tokio, hasta cuando garrapateo esta nota, la cosecha es de 3 oros, siete platas y 13 bronces.

Berracos, como diría hasta el Papa emocionado, como José Gregorio Lemos, quien logró oro en lanzamiento de jabalina, categoría F38; como Carlos Daniel Serrano, pequeño gigante, nadador, con tres medallas, bronce, plata y oro. En 200 metros, en 50 libres y en 100 metros pecho. O Nelson Crispín, medalla de oro en 200 metros combinados. Y han estado los demás, plata, bronce o diploma, pero todos valen oro, son oro, seres extraordinarios, que hacen aguar los ojos de emoción y de admiración.

Porque son un ejemplo de superación y de pundonor, pues luchan contra todo, contra un mundo adverso y a veces hostil. Pero para ellos no hay limitaciones, mientras que nosotros nos quejamos a veces porque los zapatos no son suaves.

Grandes, también, Egan Bernal y Miguel Ángel López, el boyacense que le sacó una papita en la cuesta a mi pariente, el ‘Primo’ Roglic. Ellos se baten como leones contra los mejores ciclistas del mundo en la Vuelta a España, entre lluvia y sol, caídas, descensos escalofriantes con piso mojado. Bien también por la Selección. No ganamos en La Paz y el punto es un bronce, que suma. Ahora deben jugarse hasta el último aliento contra Paraguay y Chile. No se vayan a hacer chi chi le. Colombia necesita motivos de alegría y tenemos que ir a Catar.

Son un ejemplo de superación y de pundonor, pues luchan contra todo, contra un mundo adverso y a veces hostil.

Pensando en los atletas que nos dan buena imagen, en especial los paralímpicos, ¿qué sentirán los que andan en blindados mal habidos, al saber que son más meritorios y admirados los que triunfan en silla de ruedas? ¿Qué pensarán al ver a nuestros medallistas grandes, orgullosos, con la frente en alto, mientras ellos practican nado por debajo del agua y se llevan miles de millones en contratos que podrían beneficiar, precisamente, a la gente más necesitada?

¿No se arrepentirán los que ganan plata en la modalidad de contrato sincronizado, o en cien metros espalda de los funcionarios del Estado, o en los 50 pecho frío, al ver que mientras se llevan el erario, el Dane nos dice que la pobreza multidimensional subió en 2020 frente al 2019? 9’049.000 personas están hoy en esta condición. Pobreza multidimensional es cuando hay para el huevo, pero no para la sal, cuando fallan la educación, la vivienda y la alimentación.

Esperemos que la justicia, que no siempre es capaz, como quisiéramos, aprenda de nuestros atletas paralímpicos y recupere la plata. Del honor de los paralímpicos debemos aprender todos. Empezando por los gobernantes. Tal vez en algo mejore este país. A ellos, a los deportistas, mil gracias.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/mil-gracias-columna-de-luis-noe-ochoa-615545

21.32.-Dos meses de descenso de la tercera ola  – DIEGO OTERO

Foto tomada de: lafm.com.co

Síntesis

El 31 de agosto se cumplieron dos meses y dos días de disminución en los infectados y muertos diarios, superándose ya por 15 días las etapas de decrecimiento de la primera y segunda ola. 

El 31 de agosto se estaba por debajo de los mínimos de la primera y segunda ola

30 ago 2021.- Se está viviendo la etapa de descenso más larga, con dos meses y dos días, por encima de lo ocurrido en las anteriores olas que duraron un mes y 17 días. Para el 31 de agosto de 2021 el promedio diario de infectados fue de 1.822, por debajo de los mínimos alcanzados en la primera y segunda ola (gráfico1).

Todos departamentos están en la etapa decreciente

Otro hecho a destacar es que todos los departamentos están en la etapa decreciente de los contagiados.  En el cuadro 1 se presentan para el 31 de agosto los 16 territorios con más del 1% de los casos diarios según promedio semana.

En infectados diarios, Antioquia, con 23,6%, sobrepasa a Bogotá con 22,0%. Siguen Valle, Atlántico y Santander. El total para estas 16 regiones da una participación de 92,1% para el 31 de agosto, con lo cual las restantes 17 regiones, explicaban el 7,9% de los casos diarios.

En casos totales de contagiados para el 31 de agosto, Bogotá ocupaba el primer lugar con 29,4%, Antioquia el segundo con 15,0% y Valle el tercer lugar con 8,2%. En esta variable de casos totales los 16 territorios representaban el 88,6%.

Bogotá, la región con más contagiados los ha reducido rápidamente en esta tercera ola (gráfico 2).

Siguen bajando aceleradamente los muertos diarios

Desde el 27 de agosto los muertos diarios comenzaron a estar por debajo del mínimo de la segunda ola de 91 del 31 de marzo, y muy por debajo de los 158 de la primera ola. Para el 31 de agosto, el promedio diario era de 80 (gráfico 3).

Por regiones, para el 29 de agosto de 2021, Bogotá tenía un promedio de 8,3 muertos diarios, por debajo de Antioquia con 11,4 y Valle con 1,1. Seguían Cundinamarca con 3, Santander, Córdoba y Cesar con 21,1 cada uno de ellos, y Barranquilla con 1,5. Los 25 restantes territorios estaban por debajo de 2.

Bajan las vacunas y las pruebas

La vacunación diaria venía aumentando hasta que llegó a un pico de 426.142 diarias según promedio móvil de siete días el 30 de julio, para disminuir en todo el mes de agosto, hasta alcanzar un valor promedio de 256.403 el 29 de agosto, situación indeseable desde todo punto de vista, porque se aleja llegar a la inmunidad de rebaño en 2021 y evitar una cuarta ola (gráfico 4).

Infortunadamente con las pruebas está pasando algo similar. Se llegó a un máximo de 126.959 pruebas diarias el 29 de junio, y de esta fecha en adelante se observa una disminución continua, para bajar a 48.274 el 31 de agosto (gráfico 5).

Por supuesto, la positividad, definida como proporción de infectados diarios sobre el total de pruebas, es cíclica con los casos diarios. Aumenta en la etapa creciente del ciclo y disminuye en la descendente, como se aprecia en el gráfico 6.

Conclusiones

Siguen los descensos de contagiados y muertos diarios de esta tercera ola, completándose 2 meses y dos días. Se ha llegado a mínimos inferiores a los de la primera y segunda ola.

Similarmente la tasa de recuperación se ha mantenido a un valor alto de 95,6%.

Estos hechos llevan a que la gente esté optimista, pero esconden unas realidades peligrosas como son la baja vacunación y pruebas, y el descuido de los ciudadanos y de las autoridades.

El peligro no ha pasado, el Covid-19 es un virus difícil que busca como sea infectar a la gente y no descansará hasta que no se hayan dado barreras efectivas, prácticamente que todo el mundo esté vacunado.

Las dos dosis dan una protección del 90%, lo que significa un 10% de probabilidad de infectarse como hay ya muchas experiencias de esto. Protege para que la infección no sea fuerte, pero para los que tengan comorbilidades el peligro continúa.

Diego Otero Prada

https://www.sur.org.co/dos-meses-de-descenso-de-la-tercera-ola/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.