A- 8.19  ‘CASA DE PAPEL’ Y EMISIÓN PRIVADA DE DINERO – Beethoven Herrera

Entre las novedades que han traído las tecnologías de la información está la posibilidad de crear criptomonedas por parte de particulares.

Cuando las bóvedas del Banco de la República de Pasto y Valledupar fueron saqueadas, las autoridades anularon los billetes de las series robadas, pero ello no puede hacerse si unos atracadores toman la Casa de Moneda y Timbre que emite el dinero en España, cambian las series y generan mil millones de euros.

De eso trata la serie Casa de Papel, en la cual un grupo de atracadores ocupa por 150 horas la imprenta de moneda recurriendo a métodos tan novedosos como uniformar a los rehenes con trajes idénticos a los de los atracadores, dificultando así un rescate e invitando a los secuestrados a unirse al grupo en la excavación del túnel de escape, con la promesa de participar del botín. Pero lo que resulta novedoso es que la inspectora Raquel Murillo, a cargo del operativo de rescate, se enamore del profesor Sergio Marquina, quien dirige el asalto, sin saber que se trataba del mismo personaje.

Los atracadores tienen nombres de ciudades, y hay momentos excitantes como el regreso de Tokio a la Casa de Papel después de ser rescatada de un furgón policial (había sido expulsada por sus amigos atracadores, por insubordinación). La escena de Tokio regresando en moto en medio de las balas de la policía para reencontrarse con Río, su gran amor, es impactante.

Lo mismo que la inmolación del jefe Berlín, quien decide quedarse en la retaguardia y resistir, hasta la muerte, a las fuerzas del orden, para que sus compañeros pudieran escapar. Este personaje, a quien le quedaba poco tiempo de vida, muere evocando a Bonny and Clyde.

Para vencer las reticencias de la inspectora a aceptar la invitación a unirse a los atracadores, el profesor le increpa.

-¿“Esto que estamos haciendo nosotros si que te parece bien si lo hace otra gente, verdad? En el año 2011 el Banco Central Europeo creó de la nada 170.000 millones de euros, y 185.000 en el 2012 y 145.000 millones de euros en el 2013, igual que estamos haciendo nosotros(…) solo que a lo grande, y lo sacaron de la nada, de la nada”.

Y tras romper un billete de 50 euros en la cara de la inspectora le grita: “Esto es papel”, solo un papel”.

Y avanza en su argumentación preguntándole: -“¿sabes adonde fue a parar todo ese dinero? A los bancos, directamente a los más ricos”.

Y procede a cuestionarle -“¿Dijo alguien que el Banco Central Europeo fuera un ladrón? No, lo llamaron inyección de liquidez”.

Y en defensa de su acción concluye: “Yo estoy haciendo una inyección de liquidez, desde la economía real de este grupo de desgraciados”.

Los ladrones lograron escapar con el dinero y el profesor y la inspectora se reencuentran un año después frente al mar. Ahora se anuncia la continuidad de la serie, con un nuevo personaje llamado ‘Bogotá’.

https://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/casa-de-papel-y-emision-privada-de-dinero-527284

B- 8.19 MICHAEL WOODFORD: “LOS BANCOS CENTRALES NO SON TODOS PODEROSOS” – Marie Charrel

Michael Woodford, profesor de economía en la Universidad de Columbia, Nueva York. Universidad de columbia

El libro que publicó en 2003, “El interés y los precios” , ( “El interés y precios” , Princeton University Press), es uno de los libros favoritos de los bancos centrales. Michael Woodford, profesor de economía en la Universidad de Columbia en Nueva York, recibió el jueves 14 de marzo el precio “Banco de Francia y Escuela de Economía de Toulouse” en economía monetaria. Su trabajo analiza la forma en que los bancos centrales se comunican para guiar sus políticas monetarias ( “orientación a futuro” en inglés). Recuerda que las herramientas que tienen para enfrentar el riesgo de una recesión no son ilimitadas.

¿Por qué, en la actualidad, las tasas de interés son muy bajas en la mayoría de los países industrializados?

Esto no solo se debe a la acción del banco central o al lento crecimiento. Esto también se debe a un cambio en el comportamiento de los agentes económicos. Tomemos los Estados Unidos: desde la crisis de 2008, el apetito de los hogares y las empresas por el crédito es menor. Son más cautos. Esto da como resultado una caída en la llamada tasa de interés de “equilibrio”, es decir, la tasa a la cual la demanda del préstamo satisface la oferta del préstamo.

¿No están estas tasas bajas vinculadas a lo que algunos economistas llaman “estancamiento secular”, es decir, el crecimiento a largo plazo, particularmente debido al envejecimiento demográfico?

Me parece que es demasiado pronto para hablar de estancamiento secular. Es cierto que el crecimiento está debilitado, que las mutaciones están actuando, pero eso no significa que estos fenómenos sean permanentes.

La economía europea se está desacelerando, mientras que las tasas clave del Banco Central Europeo (BCE) todavía están en su nivel más bajo. ¿Podrá volver a ponerlos un día?

Muchos observadores pensaron que los efectos de la crisis de 2008 se desvanecerían más rápidamente. Y que los bancos centrales, que han implementado una serie de nuevas herramientas durante la crisis financiera y luego la recesión, normalizarían sus políticas mucho más rápido. Resultan estar equivocados. Pero eso no significa que el BCE nunca podrá aumentar sus tasas clave. Mire la Reserva Federal (Fed) en los Estados Unidos: comenzó a hacerlo.

En los últimos diez años, los institutos monetarios se han comunicado constantemente sobre su estrategia futura, la llamada “orientación a futuro”. Por qué razón ?

Antes de la crisis, el impacto de las decisiones del banco central variaba de una reunión a otra, en un período de tiempo muy corto. Después de bajar sus tasas de interés clave durante la crisis, tuvieron que desarrollar nuevas herramientas para seguir influyendo en las tasas de interés a largo plazo en la economía y evitar su recuperación, para apoyar el crédito y inflación. Es por eso que comenzaron a comprar títulos de deuda, pero también a usar la “orientación a futuro”: al dar indicaciones sobre la evolución probable de su política monetaria, influyen en las expectativas de los inversionistas y las tasas en un horizonte de Mucho más tiempo, hasta uno o dos años.

¿Qué podrían hacer los banqueros centrales si la actual desaceleración degenera en una recesión?

Todavía tienen algún margen de maniobra, pero son limitados. Sobre todo: la idea de que los bancos centrales sean capaces de resolver todos los males de la economía es un error. No todos son poderosos. Tome la disminución de las tasas de interés: esto ayuda a impulsar el crédito. Pero en un cierto punto, también puede debilitar a los bancos y así degradar la transmisión de la política monetaria a la economía. No debe olvidarse que las políticas fiscales también son una herramienta efectiva para estabilizar la actividad.

¿Qué desafíos enfrentarán estas instituciones en los próximos años?

Son numerosos. Durante la crisis de 2008, han sido muy creativos y agresivos en el apoyo a la inflación. Han ampliado su poder y han entrado en el centro de atención, tanto que los gobiernos están haciendo más preguntas sobre sus acciones que antes. Como resultado, enfrentarán cada vez más presiones de la esfera política en los próximos años. Este es uno de los grandes desafíos que enfrentarán.

https://www.lemonde.fr/economie/article/2019/03/15/michael-woodford-les-banques-centrales-ne-sont-pas-toutes-puissantes_5436517_3234.htm`

A- 7.19 BANCO MUNDIAL y BANCO CHINO BAII: CONVERGENCIA EN UN MODELO CUESTIONADO – Beethoven Herrera

a decisión de gobiernos europeos de ingresar al BAII, liderado por China, generó enérgicas protestas del gobierno estadounidense. Ahora tensiones.

La decisión de los más importantes gobiernos europeos de ingresar al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII), liderado por China, generó enérgicas protestas del gobierno estadounidense; pero esos reclamos fueron desatendidos y, en cambio,se abrió un proceso de cooperación con el Banco Mundial, llegando incluso a cofinanciar importantes proyectos de desarrollo.

 3 mar 2019.- Sin embargo, han surgido crecientes críticas al enfoque de esos proyectos de financiamiento compartido por parte de diversos analistas, que consideran que no cumplen los estándares sociales y ambientales internacionalmente reconocidos.

A pesar de su creciente participación en la economía mundial, las instituciones multilaterales reconocen un limitado poder decisorio a China. Por ello, pese a mantenerse dentro del FMI, la potencia oriental ha creado un sistema paralelo de instituciones alternativas, bajo su liderazgo. De esta forma ha creado el Banco Brics (con Rusia, India, Suráfrica y otros países), el mencionado Banco Asiático de infraestructura y el Grupo de Shanghái, que le permite contar con acuerdos de provisión de energía hacia el futuro. Asimismo, ha logrado que el yuan sea incluido en la cesta de monedas que sirven al cálculo del DEG en el FMI, y ha aumentado la aceptación de su moneda en los créditos mundiales.

En un contexto de confrontación, cada vez más explícita, y dada la declaratoria de China como “enemigo estratégico” que el gobierno de Trump ha hecho, la relación cooperativa que mantienen el Banco Mundial y el BAII resulta notable. Pero la implementación de los proyectos conjuntos enfrenta crecientes resistencias por parte de ambientalistas y organizaciones sociales, pues consideran que el modelo de desarrollo en el cual se inscriben es obsoleto, están inspirados en el patrón tradicional, no se orientan al desarrollo de energías alternativas y no cumplen con la consulta con las comunidades.

En abril del 2016, el entonces presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, y el presidente del BAII, suscribieron un memorando de entendimiento para profundizar la cooperación, cofinanciando proyectos de infraestructura. Posteriormente, el Banco Mundial, el FMI y el BAII firmaron un memorando de entendimiento “para fortalecer la cooperación y el intercambio de conocimientos entre las instituciones”.

El documento de conclusiones del Foro Mundial de Infraestructura sostiene que la sociedad civil teme que el BAII, lejos de ofrecer a los países en desarrollo un paradigma de crecimiento y financiamiento diferente, quiera apoyar modelos tradicionales que no ayudan a la transición de estas naciones desde su estado de economías dependientes de materias primas (Observador de Verano, 2017).

En un artículo de junio, en el sitio de noticias Chinadialoge, Kate Geary señaló que aunque el BAII “se compromete explícitamente con el Acuerdo París sobre el cambio climático y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas”, su estrategia energética no impide específicamente que la AIIB financie el carbón. Geary señaló que 31 organizaciones no gubernamentales de India escribieron al BAII para expresar su preocupación de que “el banco supuestamente ‘verde’ termine financiando combustibles sucios, incluyendo carbón y plantas térmicas de gas”.

Beethoven Herrera Valencia Profesor U. Nacional y Externado beethovenhv@gmail.com https://www.google.com/search?source=hp&ei=lqF9XOYYhZvmAvSMvJAJ&q=beethoven+herrera+columna&oq=BEETHOVEN+HERRERA+COLUMNA&

7.19.- LIBROS

 

A-6.19.-DE LOS «CHALECOS AMARILLOS» AL ESTADO SOCIAL-ECOLÓGICO – Éloi Laurent

La rebelión de los chalecos amarillos muestra hasta qué punto la sociedad necesita cambios en la estructura productiva. Esta revuelta expresa, como ninguna otra, la necesidad de una transformación social y ecológica del capitalismo. El concepto de Estado social-ecológico puede inspirar una nueva política social para enfrentar las crisis gemelas de desigualdad y del medio ambiente.

La revuelta de los gilets jaunes (chalecos amarillos) es la primera crisis social-ecológica de la Francia contemporánea y una de las primeras en Europa. Fue desencadenada por el grave problema –eludido demasiado tiempo en el país de la prístina igualdad republicana– de los combustibles fósiles, que atrapa a millones de trabajadores diariamente.

feb 2019.- Muchas otras crisis le seguirán, o ya están aquí, algunas ardiendo, otras molestando. Todos los desafíos ecológicos son problemas sociales; el medio ambiente es la nueva frontera de la desigualdad. Si estas desigualdades ambientales no son desactivadas, les explotarán en la cara a los políticos como bombas sociales. No desaparecerán por arte de magia.

¿Una molesta crisis social-ecológica? La injusticia alimentaria, junto con la pobreza energética, es el grito que ha resonado en las rotondas con los gilets jaunes. En la actualidad hay por lo menos dos problemas que afectan a millones en Francia: el acceso a los alimentos (el 10% más pobre destina a alimentos una proporción de sus ingresos que duplica la que destinan los más ricos, mientras que la inseguridad alimentaria afecta al 12% de los adultos) y el acceso a una buena nutrición (la diferencia en la dieta de las diferentes categorías sociales no está en la densidad energética sino en la calidad nutricional). En cada etapa de la vida, los alimentos contribuyen a las desigualdades sociales en la salud: durante el embarazo, la lactancia materna y la nutrición de niños y adultos. Comemos como somos y vivimos y morimos como comemos.

O bien consideremos la injusticia sanitaria que afecta a los niños en áreas urbanas contaminadas con material particulado. La exposición prolongada a 10 μg/m3 de PM2,5 adicionales (las partículas más pequeñas y, por lo tanto, las más peligrosas que se miden) significa perder aproximadamente un año de esperanza de vida. La ecología es salud.

¿Una crisis social-ecológica en llamas? Existe una injusticia del destino en el impacto de las olas de calor relacionadas con el cambio climático. La dramática experiencia de la ola de calor de 2003 (70.000 muertes en Europa) se repetirá. Solo en Francia, con uno de los mejores sistemas de salud del mundo, 15.000 personas murieron en la canicule (ola de calor): el 90% de las víctimas tenía más de 65 años y el aislamiento social era un factor de riesgo crucial. El cruce de los dos mapas, el del aislamiento social de las personas mayores y el de riesgo de olas de calor, nos proporciona un indicador social-ecológico de la vulnerabilidad climática de las localidades europeas. Las olas de calor funcionan como reveladoras del aislamiento social.

La desigualdad social está implicada de manera similar en el impacto de los llamados «desastres naturales», que están aumentando en Europa como en otras partes del planeta. De los 158.000 millones de dólares que costaron los desastres en todo el mundo, según el cálculo hecho por el grupo de reaseguros Swiss Re para el año 2016 (comparados con los 94.000 millones de dólares que costaron en 2015), menos de un tercio estaba cubierto por compañías de seguros. El cambio climático conduce a la precariedad social.

Y la lista continúa, desde el acceso al agua hasta la exposición al ruido, desde los «cánceres ambientales» hasta la igualdad en la limpieza de calles. Ante estas crisis social-ecológicas surge la misma pregunta: ¿estamos listos? Obviamente no. ¿Qué podemos hacer al respecto? Todo.

Un Estado social-ecológico

Más precisamente, podemos hacer lo que hemos estado haciendo en Europa por más de un siglo con un éxito contundente: crear instituciones colectivas capaces de mutualizar el riesgo para reducir la injusticia. Podemos construir un Estado social-ecológico calibrado para el siglo XXI, donde la crisis de la desigualdad y la crisis ecológica se entrelazan y refuerzan mutuamente.

El riesgo ambiental es ciertamente un horizonte colectivo y global, pero también está socialmente diferenciado. ¿Quién es responsable de qué y con qué consecuencias para quién? Esa es la cuestión principal del enfoque social-ecológico y exige una política social-ecológica.

¿En qué consiste este Estado social-ecológico? Organiza la transición social-ecológica para responder al cambio ambiental con progreso social. Es financiado por impuestos ecológicos justos, que hacen visible el considerable costo social oculto de las crisis ambientales al tiempo que reduce las desigualdades sociales. No hay nada inevitable en cuanto a la injusticia social de los impuestos ambientales: el impuesto original al carbono aplicado en Francia en 2009 redistribuyó dinero al 30% de los franceses más pobres (los actuales gilets jaunes) sobre la base de los ingresos y la ubicación espacial, mientras que los sistemas de impuestos ecológicos más eficientes del planeta (especialmente en los países nórdicos) se basan en un principio de compensación social.

Por el contrario, el impuesto al carbono que acaba de ser abolido por el gobierno de Macron-Philippe frente al malestar social, se introdujo a hurtadillas en el sistema francés y se aplicó sin considerar ningún criterio social. Al abolirlo apresuradamente, en lugar de hacer una reflexión profunda sobre la compensación social, el gobierno hizo lo contrario de lo que se debe hacer: no debemos caer en la miopía de hacer enfrentar lo social a lo ambiental, sino trabajar cuidadosamente para integrar ambos planos en el largo plazo.

El desarrollo de una política social-ecológica requiere la identificación y el análisis previos del carácter asociado –y a veces inextricable– de las dimensiones social y ambiental: es necesario reconocer los aspectos ecológicos dentro de las cuestiones sociales, así como revelar los aspectos sociales de las cuestiones ecológicas. Muchas de las compensaciones social-ecológicas, si no todas, se pueden transformar en sinergias social-ecológicas: la pobreza energética relacionada con la calefacción residencial da como resultado pobreza monetaria y consumo excesivo de energía. El aislamiento térmico (climatización del hogar) permite reducir el consumo de energía (y, por lo tanto, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas, con lo cual se genera una mejora del medio ambiente), lo que se traduce en un menores gastos en facturas de energía por parte de los hogares a los que les es difícil costearse el combustible, y permite así el progreso social.

El Estado social-ecológico también garantiza la protección social-ecológica para los más vulnerables (grupos sociales y localidades que enfrentan riesgos climáticos). Organiza el desarrollo de puestos de trabajo en la transición energética. Replantea los espacios urbanos para hacerlos sostenibles e imagina su cooperación ecológica con las zonas rurales (energía y alimentos, cara a cara). El término «Estado», de hecho, debe ser entendido de manera amplia: la transición social-ecológica es policéntrica, lo que significa que cada localidad y cada comunidad puede y debe participar.

Finalmente, el Estado social-ecológico apunta al bienestar humano –no al crecimiento ni a la disciplina fiscal– que empieza por la salud. Se basa en una verdad simple pero difícil: nuestras sociedades serán más justas si son más sostenibles, y serán más sostenibles si son más justas. En otras palabras, es lógico desde el punto de vista ambiental mitigar nuestra crisis social, y es lógico desde el punto de vista social mitigar nuestras crisis ambientales.

Un «New Deal verde» en los Estados Unidos

La idea de un «New Deal verde» está resurgiendo en los Estados Unidos bajo la presión de una nueva generación de ambiciosos políticos rojiverdes que han comprendido las crisis social-ecológicas a las que nos enfrentamos y no temen aplicar impuestos a los poderosos para proteger a los vulnerables. Si bien Europa se adelantó casi medio siglo en este original New Deal, se está quedando atrás ante este nuevo horizonte.

Aun así, el Estado social-ecológico tiene el poder de reinventar el progreso social frente a las crisis ambientales socialmente desiguales, al igual que el Estado se reinventó cuando nació, se construyó y se defendió el Estado de bienestar. Esa revolución comenzó en Europa. La transición social-ecológica también debería hacerlo.

http://nuso.org/articulo/chalecos-amarillos-ecologia-transformacion/

B- 6.19 libros cepal

5.19.-HARRY DEXTER WHITE, ESPÍA DE LA URSS – Beethoven Herrera

White filtraba documentos importantes y “preparaba informes semanales o quincenales en los que resumía la información que consideraba importante”.

La influencia decisiva que White tuvo en el diseño del sistema monetario internacional es reconocida por todos, pero sus vínculos con el espionaje soviético solo se han hecho públicos, con pruebas contundentes, en el libro La batalla de Breton Woods, de Benn Steil (2016, editorial Grupo Planeta, Barcelona).

24 feb 2019.- Además del interés de White por investigar la planificación soviética, está documentado que en 1937 un visitante llamó la atención sobre una alfombra soviética que tenía White en su casa, y Whittaker Chambers –exeditor de la revista Time y exinformante soviético– informó sobre las actividades de espionaje que desempeñaba White desde 1935 como funcionario del Tesoro.

White filtraba documentos importantes y “preparaba informes semanales o quincenales en los que resumía la información que consideraba importante” (pág. 57) e incluso conseguía empleo en el Tesoro a funcionarios que se desempeñarían también como espías soviéticos, y diseñó un plan para la reforma de la estructura monetaria soviética.

Él creía que lo mejor para Estados Unidos era compartir el poder con los soviéticos, pues en muchos aspectos, tanto el capitalismo como el socialismo llegaban a tener puntos comunes, (pág. 66) y que el sistema soviético funcionaba y era completamente viable.

Steil concluye, que White creía en la economía de planificación central, llegando incluso a concluir que en un futuro la mayoría de países capitalistas empezarían a converger hacía el modelo soviético, porque había fallas estructurales en el sistema capitalista.

La entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, debido al ataque japonés, significó que Rusia fuera invadida únicamente por Alemania, puesto que los japoneses enfrentarían de lleno el contraataque norteamericano, tal y como era esperado por Stalin en la operación Nieve.

Esa operación consistía en que “Harry White (…), presionase a favor de un ultimátum a Japón que desencadenase la guerra (pág. 85)”; y tras las posteriores confesiones de los agentes soviéticos involucrados en aquella operación, “no existe la más mínima duda de que White fue el autor de las exigencias principales del ultimátum, como tampoco existe la más mínima duda de que el gobierno japonés tomó la decisión de atacar Pearl Harbor tras recibir ese ultimátum. (pág. 84)”.

El director del FBI, Edgar Hoover, hizo llegar al secretario de Estado James Byrnes, y al fiscal general Tom Clark, información que consideraba a White como un peligro para la seguridad nacional, tanto en sus funciones dentro del Gobierno como en las que ejercería posteriormente en el FMI, si fuese nombrado director general.

En consecuencia, “el FBI puso a White bajo una estrecha vigilancia, y acabaría acumulando más de trece mil páginas de información sobre él (pág. 419)”.

Pero el informe de Hoover llegaría al despacho de Truman días después de haber sido aprobada la nominación de White ante el Senado y la Cámara, y no se le destituyó para no poner en alerta a la red, pero se le trasladó a un puesto fuera del Tesoro.

En agosto de 1947, White tenía su teléfono intervenido por el FBI y se pudo demostrar que había mentido en su primer interrogatorio con el FBI sobre sus reuniones con miembros del grupo de espías.

White había sufrido un infarto que lo mantuvo en cama hasta marzo de 1948, cuando tuvo su primera cita ante el gran jurado, en el cual se concluyó que se “carecía de evidencias sólidas para llevarle a juicio” (pág. 450).

White mantuvo una actitud calculadora y meticulosa cuando respondió al gran jurado en la primera audiencia, pero uno de sus miembros –Richard Nixon– afirmó que nadie con sospecha de afinidad a la causa soviética debería detentar un cargo público ni acceder a información confidencial.

White falleció a causa de un infarto severo, lo cual hizo imposible que confrontase, cara a cara, a sus acusadores y que enfrentara las pruebas con las que lo declararían posteriormente culpable.

A partir de 1950 empezaron a circular unos documentos filtrados a Richard Nixon, entre los cuales había pliegos oficiales del Departamento de Estado y del Tesoro, y se trataba de manuscritos que, tras pruebas grafológicas y de contrainteligencia del FBI, fueron confirmados como de autoría de Harry White.

En telegramas enviados en abril 1944 y enero de 1945, había información sobre un plan gestionado por White para favorecer los intereses soviéticos ante importantes funcionarios del gobierno, además de sus gestiones personales para influir sobre el presidente Roosevelt –a través de Hans Joachim Morgenthau– para que fuese otorgado a los soviéticos un préstamo de 10.000 millones de dólares en condiciones de devolución favorables: 35 años y una tasa de interés del 2 por ciento. Pero, tal préstamo no fue concedido.

En uno de los telegramas se afirmaba que “los soviéticos se habían infiltrado en el proyecto de alto secreto de investigación sobre la bomba atómica en Estados Unidos” (pág. 460. Esa maniobra fue más importante que las actividades de espionaje de White, y los rusos, a partir de ese momento, habían iniciado la carrera armamentística de la Guerra Fría.

¿De modo que el espionaje trajo el equilibrio nuclear de la Guerra Fría e impidió que una sola potencia repitiera lo hecho en Hiroshima y Nagasaki?

Beethoven Herrera Valencia Profesor U. Nacional y Externado. Colaboró Jhan Andrade https://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/harry-dexter-white-espia-de-la-urss-526735

A-4.19.-CARBÓN, UN PASADO SIN FUTURO – Beethoven Herrera

El carbón, junto con el acero, ha estado en el corazón de las grandes confrontaciones en el capitalismo moderno. 

El carbón, junto con el acero, ha estado en el corazón de las grandes confrontaciones en el capitalismo moderno, y su manejo compartido ha estado también en el germen de la integración europea. La guerra franco-prusiana de 1870 tuvo entre sus motivaciones acceder al control de las minas de carbón y acero. Igualmente, fueron motivantes de las dos guerras mundiales y por ello se creó la Comunidad Económica del Carbón y el Acero (Ceca) que dio origen a la Unión Europea.

17 feb 2019.- De este lado del Atlántico, el presidente Barack Obama decidió cerrar varias minas de carbón, las mismas que el presidente Trump ha reabierto, y de similar manera ha reactivado la construcción del oleoducto que irá desde Canadá hasta el golfo de México, que Obama había suspendido por motivos ambientales.

Mientras Europa avanza en la sustitución de fuentes energéticas y ha decidido que en el 2030 no habrá ni un vehículo movido por gasolina, Alemania decide cerrar su más emblemática mina de carbón, debido a la imposibilidad de competir con los precios del carbón importado, aun con el rescate de 1.000 millones de euros concedido en el 2017. Mientras la tonelada de carbón alemán cuesta 250 euros, el precio en el mercado mundial es de 80 euros, lo que hizo la situación insostenible.

Para avanzar en la recomposición de sus fuentes energéticas, Alemania acaba de cerrar, con la presencia del Presidente del país, el yacimiento Prosper-Haniel, situado en la cuenca del Ruhr, donde laboraban 1.500 trabajadores, y se reconoció que las minas y altos hornos de las colinas renanas fueron, desde el siglo XIX, el motor del desarrollo alemán y del milagro alemán de la posguerra.

Este hecho encierra un gran simbolismo, pues fueron los mineros quienes libraron fuertes batallas en 1919 y en 1968, que sirvieron de semilla a las políticas socialdemócratas del Estado de Bienestar. Y el Gobierno alemán ha diseñado un programa de reconversión con universidades, centros de investigación e iniciativas digitales, para evitar que se repitan los problemas que generó el brusco cierre de las minas de carbón en Inglaterra por Margaret Thatcher.

La paradoja reside en que Alemania cierra sus minas de carbón, pero como el 40 por ciento de su red eléctrica y de calefacción depende del carbón, se seguirá alimentando con hulla y lignito, más contaminante y barato. Para disminuir el uso de energía nuclear y dado el costo de almacenamiento y transporte de energías renovables, el país mantendrá el uso de hulla, lignito y carbón barato importado de China y Australia.

En América Latina, Chile acaba de decidir no construir más plantas de carbón si no incorporan sistemas de captura de carbono; también busca reducir la actividad en las existentes, para avanzar en la transición hacia energías renovables. El programa chileno considera disminuir la generación térmica al 25 por ciento y aumentar hasta 75 por ciento las energías renovables, haciéndose predominantes la fotovoltaica, con 30 por ciento de participación, eólica, 42 por ciento, y el 29 por ciento serán de fuentes hídricas, en tanto que el 4 por ciento restante incluirá la biomasa, geotermia y la energía obtenida con el sistema de concentrador solar de potencia.

https://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/carbon-un-pasado-sin-futuro-526445

4.19.- Libros Editorial  Oveja Negra

3.19 Libros Cepal

 

 

2.19.-Nuevos libros de historia editados por el Banco de la República

NOTA DE BLOG, NOTICIA

Los nuevos libros son coediciones hechas por el Banco de la República junto a universidades colombianas e instituciones extranjeras. Las publicaciones se entregarán en donación a centros académicos de todo el país y están a la venta en todos los centros culturales del Banco a nivel nacional; en Bogotá podrán adquirirse en la Librería Arts Book de la Biblioteca Luis Ángel Arango, la Casa Gómez Campuzano (sede norte de la BLAA) y la tienda El Estante del Museo de Arte Miguel Urrutia.

Desde 1958, el mismo año en que se inauguró la Biblioteca Luis Ángel Arango, el Banco de la República desarrolla una nutrida producción editorial, que responde a uno de sus objetivos. Hay distintas líneas de contenido, desde investigaciones propias, catálogos de exposiciones de arte organizadas o producidas por el Banco, coediciones junto a otras instituciones académicas y culturales del país y del mundo, publicaciones facsimilares de material documental que hace parte de sus colecciones bibliográficas —particularmente relacionadas con historia, geografía y con la colección de viajeros del siglo XIX—, así como la publicación trimensual del Boletín Cultural y Bibliográfico, la revista de la BLAA, considerada una de las publicaciones culturales activas más antiguas de Colombia.

 

 

Aquí les contamos cuáles son los nuevos libros sobre historia colombiana publicados recientemente por el Banco de la República:

Colonización antioqueña y vida cotidiana
Autor: Albeiro Valencia Llano
Co-edición con la Universidad de Caldas
Este libro tuvo su primera aparición en 1996 con el título Vida cotidiana y desarrollo regional en la colonización antioqueña. En esta nueva edición, ampliada y corregida, el autor reconstruye un pasado que aún sobrevive en poblaciones trepadas en las montañas y que, para muchos de nosotros, es un rumor de la infancia o una narración de los tiempos lejanos de los abuelos. A partir de numerosas fuentes históricas, de archivos olvidados y de la obra literaria de escritores que registraron su tiempo con la imaginación de los naturalistas, el autor nos cuenta cómo vivían los antioqueños en los territorios del sur de Medellín, su cotidianidad, su visión del mundo, sus luchas para construir su casa y formar familia alrededor de la tierra.

El mundo atlántico español durante el siglo XVIII
Autores: Allan J. Kuethe y Kenneth J. Andrien
Co-edición con la Universidad del Rosario
Este libro destaca el juego entre España y América mientras el imperio español luchaba por sobrevivir en la feroz competencia internacional que dominó el siglo XVIII. Los autores usan una amplia y profunda investigación en los repositorios de España y América, así como la innovadora consulta de los archivos del Ministerio Francés de Asuntos Extranjero, para enfocar los esfuerzos reformistas de los primeros borbones que culminaron en la más conocida agenda de Carlos III. Es la historia del poder, ambición e idealismo a los niveles más altos.

Esclavos e indígenas realistas en la Era de la Revolución
Autora: Marcela Echeverri
Co-edición con la Universidad de los Andes
Este libro explora los mundos políticos de indígenas y esclavos en el suroccidente neogranadino entre los años 1780 y 1825, cuando los primeros proyectos independentistas tomaron forma en América del Sur. Marcela Echeverri ofrece una reinterpretación de este periodo, al situar la narrativa en el contexto de la era revolucionaria y demostrar que los indígenas y los esclavos realistas fueron actores políticos informados y estratégicos que formaban parte de un proceso de transformación radical en el cual las ideas de ciudadanía y libertad eran centrales. Es decir, tuvieron un papel fundamental en la guerra y en la definición de la ciudadanía en el contexto tanto imperial como nacional.

La Gran Colombia y la Gran Holanda 1815-1830
Autor: Sytze van der Veen
Co-edición con el Reino de los Países Bajos y la Nederlands letterenfonds – dutch foundation for literatura
La Gran Holanda fue la unión de Holanda y Bélgica y solo existió durante quince años: se originó en 1815 y desapareció en 1830, cuando los belgas se separaron. Fue, pues, un fenómeno contemporáneo con la Gran Colombia, que se constituyó en 1819 y desapareció asimismo en 1830, poco antes de la muerte de Bolívar, a causa de la separación de Venezuela y Ecuador. Este libro describe el poco conocido acercamiento entre la Gran Colombia y la Gran Holanda y como los primeros contactos surgieron durante la guerra de Independencia, cuando agentes colombianos compraron armas en Holanda.

La invención republicana del legado colonial
Autora: Lina del Castillo
Co-edición con la Universidad de los Andes
Tras la Independencia, los líderes hispanoamericanos percibieron el pasado colonial como una amenaza sobre su presente. Este libro analiza cómo la vibrante esfera pública en Colombia inventó narrativas sobre el “legado colonial” español, que incluía una carencia de conocimiento geográfico veraz, bloqueos a una economía política circulante, patrones existentes de tenencia de la tierra, enraizadas inequidades e ignorancia entre los sectores populares. En ocasiones de forma colaborativa y en otras de forma combatiente, los líderes colombianos abordaron este legado para forjar una república en un mundo hostil dominado por monarquías e imperios, además como este proceso fomentó contribuciones innovadoras en las ciencias sociales, incluyendo la geografía, la cartografía, la etnografía política, la ciencia constitucional, la historia y el cálculo de la equidad mediante la reforma agraria.

1.19.-HAYEK EN ‘EL LLAMADO DE LA TRIBU’ DE VARGAS LLOSA – Beethoven Herrera

Hayek sugiere proporcionar acceso a la educación, sin privilegios o discriminación, generando igualdad de oportunidades.

Con el propósito de respaldar su llamado al individualismo liberal en su última obra ‘El llamado de la tribu’, el Nobel Vargas Llosa ha dado su interpretación del pensamiento de personalidades como Adam Smith, Friedrich Von Hayek, Isahiah Berlin entre otros.
Al explicar la evolución teórica de Hayek recuerda que su inicio estuvo marcado por la lectura de Carl Menger y ello le motivó hacia el estudio de la economía y la sicología; y ello se verá reflejado en su teoría subjetiva para explicar la utilidad y los precios; y atribuye así mismo importante influencia a la amistad que unió a Hayek con Ludwig Von Mises en la Universidad de Viena.

21 ene 2019.- Hayek se opuso al intervencionismo estatal en su libro Camino de servidumbre, el cual Keynes leyó antes de ir a Bretton Woods y reconoció como una obra magistral con la que concordaba en muchos aspectos. No obstante, criticó a Hayek porque no precisó cómo y cuándo fijar el límite al Estado. La posición radical de Hayek se expresa en su preferencia por las dictaduras, argumentando que practican una economía liberal frente a las democracias que no lo hacen; y llegó al extremo de afirmar en dos ocasiones que “bajo la dictadura militar de Pinochet había en Chile mucha más libertad que bajo el gobierno democrático populista de Allende”.

Hayek intenta proteger al individuo frente al Estado y a la sociedad, respetando su poder de decisión para actuar libremente, en contraposición a los intentos de colectivizar la economía. Según Hayek las tesis keynesianas socavan la iniciativa individual, que es la fuente de progreso y dinamismo de la economía de mercado. Y no cabe duda que su crítica es válida frente a casos de excesivo gasto público financiado con emision inorgánica.

En su obra La Constitución de la libertad (1960), Hayek critica al Estado de Bienestar porque disminuye la iniciativa y responsabilidad individual al adoptar la estatización de diferentes campos de decisión que deberían corresponder a los privados como salud, educación, y empleo. Por ello se oponía a que el Estado financiara la salud pública pues ello desincentivaría la inversión y competencia empresarial.

Hayek además refuta la creencia democrática acerca de la igualdad de los individuos y defiende la desigualdad basada en el mérito, explicando las diferencias de ingreso por el mayor aporte que unos individos hacen a la producción por diferencias de talento, creatividad, disciplina u otras aptitudes. En todo caso Hayek sugiere proporcionar acceso a la educación, sin privilegios o discriminación, generando igualdad de oportunidades traducida en desigualdad solo por talento o capacidad.

Es notable que Hayek, como todos los ideólogos del individualismo liberal o neoliberal partan del principio de la competencia entre los agentes como si se tratara de iguales; sin reconocer que la dotación de las personas ( desde la nutrición en el vientre, calidad de educación hasta la posesión de activos económicos como tierra o capital) es diferente; y de ninguna forma es realista pensar que en el mercado compiten agentes en igualdad de condiciones.

https://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/hayek-en-el-llamado-de-la-tribu-de-vargas-llosa-525450

1.19.- LIBROS CEPAL

46.18 .- Cepal

El Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe , uno de los informes anuales más importantes de la CEPAL, analiza en su edición 2018 el desempeño económico de la región durante el año, el contexto internacional, las políticas macroeconómicas que los países han implementado y entrega perspectivas para 2019.

Los países de América Latina y el Caribe enfrentan un escenario económico mundial complejo en los próximos años, en el cual se espera una reducción de la dinámica del crecimiento, tanto de los países desarrollados como de las economías emergentes, acompañada por un aumento en la volatilidad de los mercados financieros internacionales. A esto se suma el debilitamiento estructural del comercio internacional, agravado por las tensiones comerciales entre los Estados Unidos y China. Las proyecciones de crecimiento mundial se rebajan levemente, tanto para 2018 como para 2019, y prevalecen los riesgos a la baja para estos pronósticos. Se espera que en 2018 la economía mundial termine con un crecimiento del 3,2%. Asimismo, en 2018 se terminó la sincronía en el crecimiento observada en 2017, cuando se registró una aceleración del ritmo de crecimiento en la mayoría de los países.

46.18.-PROTECCIÓN SOCIAL: HASTA EL FMI SE PREOCUPA Beethoven Herrera

Como ya es conocido, el FMI ha propuesto, desde hace mucho tiempo, estrechar la focalización de la asistencia social solo a los más vulnerables. 

El FMI ha dedicado la última edición de este año de revista trimestral Finanzas y desarrollo, al tema ‘Repensando el contrato social’, en la cual busca desarrollar un nuevo diseño estratégico para la protección social, que debe ser adoptado por el Comité Ejecutivo en mayo del 2019.

16 dic  2018.- En su artículo, Isabel Ortiz, directora de Protección Social de la OIT, aborda el tema de la protección social universal y destaca los obstáculos que han surgido para expandir dicha protección social por el recorte de los empleadores a la seguridad social, por el debilitamiento de la negociación colectiva y por la reducción de los programas de asistencia social, medidas todas ellas apoyadas por las instituciones multilaterales para los diferentes países.

Por su parte, Michael Cichon, vocero de la coalición por el ‘Piso de Protección Social’, concentra su texto en la propuesta de que en todos los países se establezcan unas condiciones mínimas de protección a la población, independientemente de su vinculación laboral.

Entre tanto, Nicholas Barr, del London School of Economics, presenta un marco de referencia teórico de los retos que enfrentan los sistemas de seguridad social, y los académicos Hanna, Khan y Olken defienden la necesidad de focalizar la protección social más selectivamente, pero no dan cuenta de los altos niveles de exclusión y los costos administrativos asociados con los esquemas de focalización a la demanda en países en desarrollo. Como es conocido, el FMI ha propuesto, desde hace mucho tiempo, estrechar la focalización de la asistencia social solo a los más vulnerables.

En la misma revista del FMI, David Coady, quien es codirector del Fondo de Protección Social, dedica su artículo al tema de movilización de ingresos domésticos para la protección social; y Michael Rutkowski, del Banco Mundial, argumenta en su artículo que los sistemas de pensión financiados por los empleados y empleadores están en cuestión, debido a “cambios en la naturaleza del trabajo causado por la tecnología” y apoya la focalización de la asistencia social con base en encuestamiento, denominándolo ‘universalismo progresivo’.

Finalmente, en un artículo panorámico, titulado ‘Un nuevo contrato social’, Nemat Shafik, anterior sudirectora del FMI destaca las múltiples tensiones sociales y políticas causadas por la creciente precariedad del empleo y aumento de la desigualdad en el ingreso. En consecuencia, ella argumenta a favor de incrementar la universalidad de los beneficios sociales, y se expresa a favor de debilitar las reglas de la protección al trabajo mediante la ‘flexiseguridad’ que promueve la flexibilización de las condiciones de contratación, remuneración y funciones laborales, al tiempo que propone mantener la seguridad social para los trabajadores vinculados bajo formas flexibles.

Resulta sintomático que la principal institución financiera multilateral, que ha impuesto la flexibilización laboral y el desmonte de los sistemas tripartitos públicos de protección social desde hace cerca de medio siglo, retome el problema abriendo su revista institucional para que diversos analistas recomienden alternativas para este. Esto es, sin duda, la confesión plena, de que los modelos de flexibilización, privatización y desmonte de los sistemas públicos de protección social no han logrado los objetivos prometidos.

Beethoven Herrera Valencia Profesor U. Nacional y Externado beethovenh@hotmail.com https://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/proteccion-social-hasta-el-fmi-se-preocupa-524509

45.18

Los escándalos, los negocios y la guerra: ¿hasta dónde llegará la corrupción?

Una denuncia indignante y un llamado altivo a la ciudadanía. Repaso fidedigno de las cosas que están sucediendo y que involucran inclusive al presidente Duque y a su rival Gustavo Petro. Analiza Hernando Llano Ángel.

44.18 A.-MARÍA JIMENA DUZÁN: ‘SANTOS: PARADOJAS DE LA PAZ Y DEL PODER’ – Francesco Manetto

“Acabar una guerra es lo más difícil, prenderle fuego es lo más fácil”

La periodista María Jimena Duzán, en el salón de su casa. CAMILO ROZO

La autora del libro analiza los desafíos que enfrenta Colombia tras medio siglo de conflicto armado

Todavía no había cumplido cuatro años cuando en 1964 un movimiento colombiano de autodefensa campesina liderado por un joven llamado Pedro Antonio Marín, más tarde Tirofijo, formó el embrión de las FARC. A los 16 comenzó a escribir en el diario El Espectador y, desde entonces, María Jimena Duzán (Bogotá, 1960), hoy columnista de la revista Semana, es un símbolo de la resistencia del periodismo frente a la violencia. De su capacidad para ver los matices, denunciar atropellos y fiscalizar al poder en medio de un conflicto armado. La historia reciente de Colombia, golpeada por una guerra que dejó 220.000 muertos y seis millones de desplazados, ha acompañado su trabajo y su experiencia vital. Perdió a su hermana, asesinada por paramilitares, fue víctima de amenazas, pero nunca renunció a la pasión por contar lo que mueve a su país.

Los acuerdos de paz alcanzados en 2016 por el expresidente Juan Manuel Santos con la guerrilla más antigua de América son la materia prima de su último libro. En Santos. Paradojas de la paz y del poder(Debate, 2018), que acaba de editarse en España, Duzán traza un mapa que ayuda a desentrañar lo que sucedió, las idiosincrasias de la sociedad, los retos del nuevo Gobierno y la figura del premio Nobel de la Paz. Este pasó el testigo en agosto a Iván Duque, que ganó las elecciones impulsado por el exmandatario Álvaro Uribe y un discurso crítico con los acuerdos. Se fue en un momento de máximo desgaste a pesar de haber logrado la desmovilización de más de 13.000 guerrilleros. ¿Qué ocurrió?

Si bien el periodismo está en una situación mejor que hace 30 años, tiene unos desafíos muy complejos

“Yo creo que la historia va a juzgar con cierta generosidad a Santos, pero va a ser de manera muy paulatina”, razona la periodista en el salón de su casa, en el norte de Bogotá. “Siempre le he comparado con la figura de Gorbachov, fundamental para entender la Guerra Fría, por qué se desactivó y después se cayó el Muro de Berlín. Sin embargo, cuando uno va a mirar la opinión que tienen los rusos de Gorbachov es una opinión muy contradictoria, con unos altísimos índices de impopularidad. De alguna manera esa paradoja atrapa a Santos aquí. Hay gente que lo detesta porque supuestamente le entregó el país a las FARC, al terrorismo, al castrochavismo. Esa fue una mentira que se volvió verdad y que caló”, considera.

Ese fue el relato, “un algoritmo” alentado por la derecha, que se convirtió en “una verdad pública”. “Aunque sea mentira, eso afecta profundamente a la imagen de Santos y explica por qué, por ejemplo, perdimos el plebiscito”, continúa sobre la consulta convocada para avalar el resultado de las negociaciones. El expresidente, en su opinión, cometió varios errores y uno de ellos fue precisamente ese referéndum que le obligó a cambiar algunos términos de lo pactado. “Y lo cometió precisamente porque no sabía cómo combatir a su némesis, que siempre ha sido Álvaro Uribe”, reflexiona. No obstante, cree que “su legado va a ser importantísimo sobre todo si el acuerdo termina siendo considerado por la sociedad como de ella, si la sociedad lo acoge”.

Aquí no solamente se hizo un acuerdo para desmovilizar una guerrilla sino para hacer una cantidad de reformas

Para lograrlo es crucial, según Duzán, dar ahora otra batalla que conduzca a una verdadera transición de Colombia. A diferencia de lo que pasó en otros procesos de paz, “aquí no solamente se hizo un acuerdo para desmovilizar una guerrilla sino para hacer una cantidad de reformas, que habían sido aplazadas por la guerra o por los intereses de unos élites políticas y económicas”. De la urgencia de una reforma agraria a la reducción de la desigualdad o la articulación de unas zonas rurales donde el Estado nunca ha estado presente. “A eso me refiero cuando digo que una vez firmado el acuerdo y se produce la desmovilización de las FARC nos toca ahora construir la paz. ¿Cómo se construye? Implementando los acuerdos. ¿Qué problema hay? El presidente ganó con la bandera de que esos acuerdos le entregaban el país al castrochavismo. Él dijo varias veces y yo le he llegado a creer que no quiere hacer trizas los acuerdos, sino modificarlos. El problema es que esas modificaciones pueden volver perfectamente trizas los acuerdos”, asegura.

El riesgo, quizá el principal, es el interés de dividir al actual partido de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, que ya se sienta en el Parlamento, y sus bases. “Decir que ellos van a hacer todo lo posible para reincorporar a la base, pero a los cabecillas no… Resulta que el acuerdo dice todo lo contrario, que los jefes pueden estar en el Congreso y que tienen que ir a elecciones. ¿Qué hacemos? Esos señores ya están en el Congreso. Yo le diría al presidente Iván Duque que no cometa ese error, dividir a la FARC, porque ahí se puede fácilmente cocinar una nueva guerra. Acabar una guerra es lo más difícil, prenderle fuego es lo más fácil”.

Pese a que los índices de violencia estén volviendo a subir, todavía estamos muy lejos de tener las dimensiones de hace 20, 30 años

Con todo, es evidente que Colombia ha cambiado en los últimos dos años. Lo refleja también la sociedad. Los principales pulsos políticos al nuevo Gobierno no tienen que ver con el conflicto, sino con las demandas de la comunidad educativa, que reclama más presupuesto, o con la subida del IVA. La transición hacia la normalidad ya ha comenzado. “Yo sí creo que a pesar de que en Colombia ganó las elecciones el Centro Democrático [el partido de Duque], la situación política y social es muy distinta a la de hace seis u ocho años. Primero, porque el acuerdo no fue exitoso para las FARC electoralmente, la FARC entró a la política pero perdió las elecciones, lo que derrota el argumento de Uribe”. Además, prosigue Duzán, “hay una nueva capa de liderazgos, figuras como Claudia López, que no oculta su condición sexual, hasta Gustavo Petro, que es exguerrillero”. Colombia, en definitiva, “transita hacia la normalidad por un lado y por otro tiene un Gobierno que quiere devolvernos al pasado”. “Duque sabe eso, pero tampoco nos ha demostrado adónde nos va a llevar”, critica.

– Usted ha trabajado durante décadas acorralada por el conflicto, que terminó. ¿Es optimista?

– Yo sigo siendo optimista, porque esta nueva ciudadanía es imparable. Pese a que los índices de violencia estén volviendo a subir, todavía estamos muy lejos de tener las dimensiones de hace 20, 30 años. El acuerdo acaba con la lucha armada. Soy optimista porque creo que este acuerdo abrió el sistema. ¿Va a ser difícil? Yo creo que sí. Pero los cambios que se tienen que hacer hoy son totalmente imparables y creo que tenemos los liderazgos adecuados para hacer esos cambios.

– ¿Cuáles son sus temores?

– Le tengo miedo a lo que decía Hannah Arendt, a terminar gobernados por los algoritmos.

Es viernes por la tarde y la periodista pide disculpas. Tiene que hacer la maleta y subirse a un avión para viajar a uno de esos territorios rurales aún alejados del Estado. Una de esas Colombias en las antípodas de Bogotá, donde siempre hay una historia que contar. Ya en el coche, camino del aeropuerto de El Dorado, se reanuda la conversación.

– ¿Es más fácil ser periodista hoy?

– Si bien el periodismo está en una situación mejor que hace 30 años, tiene unos desafíos muy complejos. El primero, es el altísimo grado de polarización. A mí no me choca la polarización, me parece que es parte de la gran ventaja que tienen las democracias de discutir y tener ideas distintas. Pero cuando la polarización va de la mano de la agresividad y la estigmatización es muy peligrosa. Y eso es lo que está pasando, no solamente en Colombia. Aquí sobre todo ocurre con los periodistas que hemos sido críticos del uribismo. Las campañas son soterradas, a través de las redes.

Duzán ha sufrido ataques durísimos, a menudo revestidos de machismo, y a pesar de las amenazas cree que el periodismo hoy debe luchar contra la autocensura. “Nosotros fuimos una generación que arriesgó mucho, se enfrentó al narcotráfico, a los paramilitares y a las FARC. Hoy estoy viendo que se ha adoptado una posición más cómoda y los que se atreven a salir de esas fronteras son considerados como locos”. Y cruzar esas lindes debe seguir siendo el objetivo de este trabajo.

https://elpais.com/cultura/2018/11/25/actualidad/1543160863_730489.html

B- 44.18.- NUESTROS HERMOSOS AÑOS CON SAMIR AMIN – Pierre Pestieau

Fueron los años hermosos, los nuestros a los 20 años, mucho menos problemáticos que los experimentados por Nizan (1). Esos años en los que devoramos todos los libros denunciando el capitalismo, el neocolonialismo, el imperialismo y el desarrollo desigual.

Impérialisme et développement inégal

Los autores principales fueron Samir Amin, Rodinson, Dumont, Mandel, Sweezy, Althusser, Furtado y muchos otros. ¿Por qué evocar esos años? Porque uno de estos autores ha muerto en virtual anonimato. Es el economista franco-egipcio Samir Amin, reconocido mundialmente como una figura del alterglobalismo. Había vivido en Dakar durante muchos años.

Samir Amin

Con motivo de esta muerte, me pregunté qué quedaba de mis lecturas de sus libros publicados hace casi 50 años, incluida la acumulación a escala mundial (1970) y el desarrollo desigual ( 1973). Pocos y muchos Describió notablemente el fenómeno del imperialismo económico, que explotó a los países pobres, particularmente a África, e hizo imposible su desarrollo. En este punto una buena parte de su diagnóstico sigue siendo relevante.

Donde encontré a Amin menos interesante, es en su explicación de algunos factores del subdesarrollo: la demografía descontrolada, las guerras civiles, la corrupción de los líderes y la ausencia de democracia. Si bien las potencias coloniales tienen cierta responsabilidad en estos problemas, con el tiempo esta responsabilidad se desvanece. Lo encuentro débil no solo en las explicaciones que aporta, sino también y especialmente en los remedios que ofrece.

Podemos estar de acuerdo con él para denunciar el daño que el comercio mundial inflige en África y para cuestionar la doxa liberal, la pregunta leninista sigue siendo “¿qué hacer? El poco poder que los pueblos pueden ejercer se encuentra en el nivel de las fronteras nacionales y, en este nivel, un rechazo radical del capitalismo parece por el momento utópico por varias razones. Primero, deberíamos tener apoyo popular. Luego estaría el obstáculo del bloqueo más o menos disfrazado que conduciría a las principales potencias industriales. Finalmente, está la cuestión del programa económico y social que debe implementarse, que requeriría integridad, competencia e imaginación. Tantos obstáculos que nos dejan despistados y pesimistas.

(1) Paul Nizan (1905-1940) es el autor de la frase “Tenía veinte años y no dejaré que nadie diga que es la edad más bella de la vida” en Aden Arabia (1931).Nos belles années.

http://www.thebingbangblog.be/

C- 44.18 Invitacion

D – 44.18 .- Publicaciones Cepal

 

 

43.18.- Seminario GHE – ACHEE de Historia Económica y Empresarial

¡esta semana!: viernes 23 de noviembre – Alain Naef (Universidad de Cambridge)

El GHE y la ACHEE tienen el gusto de invitarlos al Seminario de Historia Económica y Empresarial que se llevará a cabo el próximo viernes 23 de noviembre de 12:30 a 1:50 p. m. en la Universidad de los Andes (Salón por confirmar).

Alain Naef

PhD. Candidate – Affiliated Research Student at the Centre for Financial History – Cambridge University (RU)

Presentará:

Dirty float or clean intervention? The Bank of England on the foreign exchange market, 1952-72

Abstract: Using over 40,000 new observations on intervention and exchange rates, this paper is the first study of Bank of England foreign exchange intervention between 1952 and 1972. The main finding is that the Bank was unsuccessful in managing a credible exchange rate. By estimating a reaction function, I find that the Bank of England during most of the period refused to intervene on the forward market which was growing in importance. Analysing alternative exchange rates, I show how the Bank failed to maintain credibility in offshore markets. The Bank was eventually forced to manipulate the publication of its reserve figures to avoid a run on sterling.

Por favor confirmar su asistencia al correo:scaballe@uniandes.edu.co

42.18.- NEUTRALIDAD DE RED: DARWINISMO DIGITAL – Beethoven Herrera

En contravía de la decisión del Gobierno Federal, el gobernador de California, Jerry Brown, firmó la ley de estado de neutralidad de red.

La neutralidad de la red es la garantía del libre acceso a los diferentes contenidos disponibles en línea, sin influenciar su elección, garantía de libre entrada de firmas y el surgimiento de nuevos mercados que hagan uso de internet como mecanismo de interacción con sus usuarios, sin favorecer ni bloquear sitios web por parte de los proveedores. 

12 nov 2018.- Si los proveedores de internet empiezan a limitar el acceso de los usuarios, discriminando por su capacidad de pago, no solamente se trunca el proceso de transferencia tecnológica que ha tenido internet en la globalización, sino que también se limita la cantidad de información con la que actualmente las personas toman decisiones.

También puede sesgarse la elección que realiza una sociedad dentro de un proceso democrático, limitando el acceso a los diferentes contenidos políticos ofrecidos para informar al elector de los diferentes argumentos que pueden fortalecer o debilitar su postura.

En el 2015, el presidente Barack Obama y el presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés), Thomas Wheeler, fortalecieron las leyes de neutralidad para evitar abusos como los cometidos por Losor AT&T, Sprint y Verizon, que mediante el bloqueo de Google Wallet pretendieron mantener su participación en el mercado de sistema de pagos; o los bloqueos a sitios de videos en línea como BitTorrent por parte de Comcast Corp. con el fin de hacer a un lado su competencia.

El entonces presidente de la FCC, Kevin Martins, sin multar a Comcast Corp. por su conducta, le ordenó suspender los bloqueos.

Al llegar Donald Trump a la presidencia de Estados Unido, nombró a Ajit Varadaraj Pai como presidente del ente regulador, y en junio de este año se derogó la neutralidad de la red.

Pai ha hecho énfasis en la necesidad de reducir los gastos en banda ancha de los 12 proveedores de servicios de internet más grandes de Estados Unidos, que han pasado de 3,6 mil millones de dólares a 5,6 mil millones de dólares entre el 2014 y el 2016.
El experto en medios y estrategia de Stanford Stanford Law School’s, Ryan Singel, luego de revisar 22 millones de comentarios presentados ante la FCC, encontró que el 99,7 por ciento estaban a favor de la neutralidad de la red.

En contravía de la decisión del Gobierno Federal, el gobernador de California, Jerry Brown, firmó la ley de estado de neutralidad de red, e incluso implementó reglas más robustas. Ante esto, el Departamento de Justicia impugnó la norma de California por estar en conflicto con la política federal, y a dicha demanda se sumaron cuatro asociaciones de proveedores de banda ancha y móvil.

A la fecha se han introducido 72 proyectos de ley para implementar las reglas de neutralidad en 13 Estados, y Oregón, Washington, Vermont y California las han promulgado.

Beethoven Herrera Valencia Profesor U. Nacional y Externado

https://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/sin-neutralidad-de-red-darwinismo-digital-523251

41.18.-QUIÉN ERA TEODORO PETKOFF – Gabriel García Márquez

Teodoro Petkoff y Gabo en una imagen tomada en 1972.

Este es el artículo publicado por Gabriel García Márquez, en noviembre de 1983 para el diario El País, donde el Nobel de Literatura habla sobre Teodoro Petkoff, dirigente socialista fallecido este miércoles 31 de octubre 2.018. Paz en su tumba.

Texto original.

Teodoro Petkoff -candidato socialista a la presidencia de Venezuela- estaba preso en el cuartel San Carlos, de Caracas, a principios de 1962, mientras la llamarada de la guerrilla se extendía por todo el país. Había sido capturado en el curso de una operación urbana y recluido en una celda de alta seguridad, de la cual parecía imposible fugarse. Apenas había cumplido los 30 años, pero ya era un dirigente destacado del partido comunista y tenía un pasado brillante como resistente universitario contra la dictadura militar de Marcos Pérez Jiménez.

Desde el instante mismo en que fue capturado tuvo un objetivo único que no le dio un instante de tregua en los largos meses de reclusión. Ese objetivo, que se consideraba poco menos que fantástico, era fugarse de una cárcel militar de la cual nadie había logrado escapar hasta entonces. Lo consiguió en pocos meses con un plan deslumbrante. Un sábado de visitas, una amiga suya le llevó escondidas varias cápsulas llenas de sangre fresca de vaca. Cuando quedó solo en la celda, Teodoro empezó a quejarse de un malestar cuyos síntomas precisos no le dejaban ninguna duda al médico de la prisión: una úlcera gástrica.

Era una dolencia fingida, por supuesto, pero el proyecto era tan meticuloso que Teodoro se había aprendido de memoria hasta las manifestaciones más sutiles de la enfermedad que le convenía aparentar. El médico le recomendó reposo -que no era nada difícil en una celda de alta seguridad y le prescribió un tratamiento severo. Pero aquella noche, Teodoro se tragó las cápsulas, despertó a la prisión con sus gritos y los guardias que acudieron lo encontraron postrado por una crisis de vómitos de sangre. Lo trasladaron al hospital militar, donde las medidas de seguridad no eran tan rigurosas y antes del amanecer se descolgó por la ventana del séptimo piso con ayuda de una cuerda que alguien le hizo llegar.

Fue una fuga tan espectacular que cuatro años después, cuando Teodoro fue capturado de nuevo en el Estado de Falcón, donde operaba la guerrilla comandada por Douglas Bravo, la prisión del cuartel San Carlos le pareció poca cosa al Gobierno para mantenerlo a buen recaudo. De modo que lo mandaron a una colonia marítima donde la fuga era imposible: la isla de Tacarigua. Otra vez la obsesión de Teodoro en cada instante de su reclusión siguió siendo la misma: evadirse.

La primera tentativa, cuya audacia revela muy bien cuáles eran las condiciones de la cárcel, fracasó por una filtración. El rescate debía intentarlo una célula guerrillera durante el traslado de Teodoro de un lugar a otro de la isla, acompañado por un solo guardián; pero éste lo llevó, con la pistola apoyada en la nuca y con la advertencia de que le volaría el cráneo de un balazo si alguien intentaba interceptar el vehículo. Teodoro comprendió entonces, como lo había comprendido la primera vez, que su única esperanza era hacerse cambiar de prisión. Le costó tiempo y trabajo, pero lo consiguió.

Tuvo la suerte de que lo trasladaron otra vez al cuartel San Carlos, donde estaban recluidos no menos de 50 compañeros suyos. Cuando llegó, ya el plan de fuga estaba adelantado. Un túnel que el partido comunista había empezado a construir desde hacía casi 20 meses llegaba por esos días a su término feliz. A lo largo de muchos años, incluidos los interminables y feroces de la dictadura de Juan Vicente Gómez, los políticos presos habían iniciado la construcción de túneles desde las celdas hacia la calle, y todos habían sido descubiertos cuando ya era imposible ocultar la tierra de las excavaciones.

El más reciente lo había intentado el general Castro León -un conspirador nostálgico de los tiempos de Pérez Jiménez- y por un error de cálculo no desembocó en la calle, sino en las, cocinas del cuartel. El nuevo túnel había resuelto el problema de la tierra, excavando desde una casa al lado del cuartel, con una calle de por medio. Todo estaba tan bien planeado que en cierta, ocasión empezó a ceder el pavimento con el peso de los vehículos y los inquilinos de la casa consiguieron que las autoridades del cuartel prohibieran el tránsito por aquella calle.

Tres dirigentes se fugaron en febrero de 1967 y en el día más propicio del año: la noche de carnaval. En una fecha así la vigilancia era menos intensa y la búsqueda casi imposible en una ciudad sumergida en el frenesí de la parranda. Era imposible identificar a nadie porque medio mundo andaba disfrazado. Teodoro fue uno de los tres. Pero mientras la mayoría de sus compañeros parecían empeñados en proseguir una guerra que era un error militar evidente, él salió de la cárcel convencido de que era además un error político en el cual no parecía sensato persistir.

Estos dos episodios de la vida de Teodoro Petkoff me llamaron la atención de un modo muy especial desde que alguien me los contó hace ya muchos años, porque dan una clave reveladora de su personalidad. Es un político audaz, de una energía que se le siente hasta en un apretón de manos, pero todos sus actos están comandados por el sentido común. Cuando abandonó la lucha armada, esto requería mucha más valentía que continuar en ella. Teodoro, con lo mejor de su partido de entonces, asumió el riesgo con un proyecto en el cual no se sabe si admirar más la visión o la paciencia: 10 años para formar un movimiento nuevo, el Movimiento al socialismo MAS, y otros 10 para imponerlo. Los 10 primeros han transcurrido y el movimiento está implantado. Pase lo que pase en las elecciones venezolanas de diciembre, el partido de Petkoff quedará establecido como una tercera fuerza con posibilidades inminentes de convertirse en la segunda y entrar en la recta final hacia el poder.

Yo mismo, que lo conozco desde hace tantos años y que he seguido de tan cerca su trayectoria espectacular, me sorprendo de que haya llegado a este punto en un tiempo tan breve. Pero me sorprende más que lo haya conseguido sin dejar de ser el hombre humano que ha sido siempre, capaz al mismo tiempo de fugase de la cárcel como un héroe de cine, de bailar como un muchacho la música de moda hasta el amanecer, o de pasar una noche entera -y a veces sin tomarse un trago- hablando de literatura. “Soy un apasionado lector de novelas”, ha dicho en una entrevista. “Son mundos en los que me sumerjo con facilidad”. Y no se trata de un lector cualquiera, sino de uno que ha hecho la proeza de leer dos veces La montaña mágica, de Thomas Mann, lo cual es casi un dato decisivo de la personalidad. “La primera vez la leí por compromiso”, ha dicho, “pero la segunda vez la agarré así, hojeándola, y de pronto me encontré leyéndola con un inmenso placer”.

No es raro para quienes lo conocimos bien: su poesía favorita son los Veinte poemas de amor… de Pablo Neruda. Se sabe que tiene cuentos clandestinos y que rompió los originales de una novela que había escrito en la cárcel.

He señalado este afecto a la literatura por el puro gusto de señalar una afinidad. Pero la verdad es que a Teodoro le interesa todo con la misma pasión -desde la filosofía escolástica hasta el béisbol-, y a esto se debe quizá el que se le note tan poco el paso de los años. Ahora anda por el medio siglo, pero muchas veces, oyéndolo hablar, uno piensa que cambia de edad -desde la adolescencia hasta la madurez- según el tema y la ocasión. Sólo hay dos cosas que le causan miedo, que son las matemáticas y la tribuna de los discursos, pero en ambos casos lo domina muy bien. En cambio no le tiene miedo al tiempo, y eso es tal vez lo que mejor define su vida: le alcanzará para todo.

http://www.primicias24.com/nacionales/teodoro-petkoff-por-gabriel-garcia-marquez-opinion/

41.18.- TEODORO PETKOFF, EL DIRIGENTE Y PERIODISTA CONTRA QUIEN EL CHAVISMO NUNCA PUDO – Valentina Lares 

Perfil del director de ‘TalCual’ que falleció este miércoles a la edad de 86 años en Venezuela.

Teodoro Petkoff, dirigente socialista y periodista venezolano.

Perfil del periodista venezolano y crítico de la revolución bolivariana Teodoro Petkoff, publicado en marzo de 2015.

La pisada es inconfundible, la silueta que franquea la entrada cambia todo al traspasar el umbral. Entra el viento y una furia gentil, pero electrizante, que se ahorra el “buenos días” y va directo al saludo de quien quiere llevarle el pulso a todo: “¿quihubo?”. Es decir, qué ha pasado, qué hay de nuevo, cómo están, cómo va la cosa.

1 nov 2018.- Así entraba Teodoro Petkoff a la redacción de ‘TalCual’, su querubín-periódico, con su camisita azul clara –casi siempre la misma, o una rosada pálida– y un sándwich envuelto en papeleta de aluminio que trae de su casa. TalCual, el diario fundado en el año 2000 –hoy semanario– que le sirvió de puerto intelectual y político tras ostentar títulos peliculescos como exguerrillero, excomunista, tránsfuga, fundador de partido, ministro, candidato presidencial, repudiado por Leonid Brezhnev pero amiguísimo de Gabriel García Márquez, por citar solo algunos.

Ninguno de ellos le incomoda. La edad sí, le pesa como un fardo, la detesta desde que cumplió 50 años como explica su secretaria de toda la vida, Azucena Correa: “Recuerdo claramente que ese día le dolió y no le gusta mucho que lo feliciten”.

Pero ya acumula 83 años y aunque hoy le aqueja algún malestar físico y su voz es tenue, su pensamiento sigue siendo como un faro, una brújula política que lleva dentro y que sigue poniendo a disposición de quien quiera preguntarle.

Su historia personal es frondosa, se erige como un doble tronco de la lucha contra el dogma y el autoritarismo y lo ha tenido claro desde los 16 años.

De las calientes tierras de Bobure, en el estado Zulia –donde nació– se encomendó a las filas del Partido Comunista de Venezuela (PCV) en 1949, pero no como un militante de base cualquiera, asumió la faena de tal modo que no tardó mucho en escalar posiciones y llegar al buró político.

La verdad no había cómo parar esa disposición de lucha, su determinación la recuerda hoy con mucha claridad su amigo y compañero de casi todas (si no todas) las grandes aventuras, Pompeyo Márquez.

“Claro que recuerdo cuando lo vi por primera vez. Llegó a la redacción de Tribuna Popular –el periódico del partido– diciendo que quería escribir la crónica deportiva. Que no nos preocupáramos, decía, él estaba dispuesto a pagarse su pasaje para cubrir los juegos… resulta que escribía de lo más bien, pero no era lo único. De pronto teníamos un muchacho corajudo, luchador, dispuesto como pocos a la política y sin miedo alguno a enfrentarse a los poderosos buscando la solidaridad y el respeto por los oprimidos”.

Su historia personal es frondosa, se erige como un doble tronco la lucha contra el dogma y el autoritarismo y lo ha tenido claro desde los 16 años.

Así entraron a las filas guerrilleras en los años sesenta. La ofensiva anticomunista del presidente Rómulo Bentacourt lo llevó a la selva y a la cárcel, de donde se fugó dos veces, en un par de historias que le gusta contar: la primera en 1963, cuando lograron llevarle sangre a la cárcel, la tomó y fingió vomitarla para luego bajar sujeto de una sábana y escapar del Hospital Militar.

La segunda, en 1967 y con Márquez, cuando escaparon del cuartel San Carlos a través de un túnel construido desde afuera justo hacia donde estaba su celda. “Su mujer nos trajo la brújula para hacerle el azimut a los excavadores, estuvimos tres años presos pero nos fuimos”, dice.

Sin embargo, la aventura de verdad comenzó al entender el abismo que separaba la utopía comunista de la realidad. Reconoció el autoritarismo inherente a la hoz y el martillo y quién sabe si dudó poco o mucho pero escribió un libro –Checoslovaquia, el socialismo como problema (nada menos que sobre el aplastamiento soviético sobre la “primavera de Praga”)– con el que zanjó la deuda con su conciencia rebelde y terminó abandonando al PCV para crear el Movimiento Al Socialismo.

Este abrazó a una izquierda moderada que pronto entusiasmó incluso al mismo Gabo, quien le donó la plata de su premio Rómulo Gallegos a Petkoff para que comprara una imprenta para el partido. “Para mí fue un momento mayor de una amistad entrañable que duró siempre”, escribió el propio Petkoff el año pasado, con ocasión de la muerte de su amigo.

Pero la red de amigos de Petkoff se teje tanto de nobeles y otra gente famosísima como de decenas, cientos de personas que reconocen haber tenido algún intercambio de palabras con él y a quienes sorprendió por su extraordinaria capacidad de prestarles atención.

En las últimas décadas Petkoff se ha caracterizado como un agudo analista político. El Nacional – GDA – Caracas

Petkoff exhibe la rara cualidad de ser un “escuchador” tanto o mejor que orador, y eso que pocos le ganan en lo último. Cuenta con la frase prodigiosa –“Chávez es un psicópata, que no es lo mismo que ser un loco”–, la de la filigrana política –“estamos mal pero vamos bien”–, la esclarecedora –“el país se equivocó al escoger a su Presidente”–, o la simplemente retadora –“no me escriba que soy un pendejo porque más pendejo será usted”–, como le respondió a un aventurado que le llenaba su correo electrónico de insultos.

Sorprende a los desconocidos la humildad con que solicita la opinión de los demás un tipo que parece saberlo todo.

“Teodoro es un hombre tímido en lo más profundo de su ser –dice Azucena Correa–. Es aparentemente brusco, pero es una forma de hablar, una forma impulsiva. En realidad es estupendamente gentil”.

Sería esa cierta hosquedad la que le impidió calar en las masas cuando se lanzó a candidato presidencial, en 1983 y 1988, en la Venezuela acostumbrada a votar por quien supone héroes. Pero seguro fue también una cualidad que se aprecia poco en la política latinoamericana: la sinceridad.

Y Petkoff es cultivador de una sinceridad que ha fastidiado a dirigentes, camaradas, líderes y periodistas, que le ha valido no pocos repudios y retiradas fundamentales, como la que hizo de su propio partido cuando este decidió apoyar al teniente coronel Hugo Chávez como candidato a la presidencia en 1998.

Intuía bien Petkoff la avalancha que caería sobre Venezuela de la mano de Chávez. “Nunca discutimos si Chávez era de izquierda o de derecha”, cuenta Pompeyo Márquez, “Teodoro y yo siempre intuimos que lo que venía era un gobierno militarista, a Chávez siempre se le vio la tentación de caer en el culto a la personalidad.

 Lo advertimos, pero el partido no nos escuchó. Si algo se aprende con Teodoro es a pensar con claridad, a no tenerle miedo al dogmatismo y buscar tu propio rumbo, al menos yo agradezco que de él aprendí eso”.

A esas alturas el rumbo que tomó Petkoff fue el del periodismo. Escribir nunca fue nuevo para él, que desde la década de los 70 ha publicado 12 libros.

Para no desaprovechar su lucidez política los otrora aventajados dueños de la Cadena Capriles –hoy Grupo Últimas Noticias, comprada por capitales desconocidos muy coquetos con el chavismo– ofrecieron a Petkoff la dirección del vespertino El Mundo, desde donde destiló su sinceridad alucinante y corrosiva en la página editorial, atrayendo una lectoría inesperada. No duró mucho. El entonces presidente Chávez estrenó con Petkoff la presión a la prensa que sería un sino de su gobierno y logró sacarlo.

Esa ausencia tampoco fue larga. Desde antiguos militantes del MAS hasta amigos adinerados pusieron plata para que Petkoff tuviera una nueva página editorial, esta vez desde un periódico que muy rápido se convirtió en referencia, TalCual.

El título de la primera página del primer número fue “Hola, Hugo”, y no hacía falta un dedo de frente para percibir su metamensaje: “No importa lo que hiciste o lo que hagas, sigo aquí”. Y en esa redacción hacía la entrada triunfal del “¿quihubo?” y el sándwich, presto cada día a las seis de cada mañana a escribir el dardo-editorial con el que marcaría más de una vez la ruta de la opinión pública venezolana.

Luego se reunía con su joven redacción, a la que no gustaba dar instrucciones sino propuestas, y también pedirles alguna galleta o caramelo. Te decía qué bonita tu camisa o eso que escribiste ayer.

No siempre entraba en profundidades políticas, prefería comentar la genialidad de Seinfeld o de alguna lectura que lo impresionaba, como El Maestro y Margarita de Mikhail Bulgákov.

Reírse y maravillarse seguro es parte del temple que le permite enfilarse siempre contra el poder arrollador e irresponsable, como se lo dijo al chavismo durante años, “claro y raspao” y que, en sus quince años de existencia le ganó a ‘TalCual’ más multas y acoso judicial y económico que a cualquier otro periódico de la historia venezolana contemporánea.

La intolerancia del poder llegó al punto de crear una torcida causa judicial que hoy tiene a Petkoff y a la junta directiva del malogrado diario acudiendo a tribunales por un “régimen de presentación” de un juicio que ni comienza ni termina y viola toda lógica procesal.

Pero la impronta de Petkoff es todavía imborrable, delicado o no de salud él firma su presencia ante la justicia comprada, sin dejar de decir lo que piensa. Total, la sinceridad es una brisa que no para, y Teodoro es un vendaval.

VALENTINA LARES MARTIZ Corresponsal de EL TIEMPO Caracas https://www.eltiempo.com/mundo/venezuela/perfil-de-teodoro-petkoff-periodista-venezolano-288136

40.18.-ABDÓN ESPINOSA VALDERRAMA – Eduardo Sarmiento

Con mucho pesar me enteré de la muerte de Abdón Espinosa Valderrama, una de las mentes más lúcidas en el análisis y la ejecución económica del último medio siglo. Tuve la oportunidad de trabajar con él cuando me desempeñé como asesor de la Junta Monetaria, y pude apreciar sus amplios conocimientos de la ciencia económica y una destreza especial para aplicarlos con resultados inmediatos.

Como ministro de Hacienda de la administración de Carlos Lleras Restrepo (1966-1970), le correspondió manejar el estado más crítico y recesivo de la economía colombiana. De entrada encontró reservas internacionales negativas y cuantiosas deudas de los organismos estatales. El Gobierno acudió al crédito de contingencia del FMI, y ante la exigencia de que adoptara una devaluación masiva y un severo programa de ajuste recesivo, se apartó del organismo internacional. En su lugar, se estableció un estricto control de cambios que se materializó en el Estatuto Cambiario 444 que duró 24 años.

27 oct 2018.- En este Estatuto se contemplaba la devaluación gota a gota, los subsidios a las exportaciones, la financiación de importaciones y exportaciones y toda clase de mecanismos para regular los movimientos de capitales internacionales. Adicionalmente, se siguió una ambiciosa política de crédito encaminada a propiciar la agricultura, la pequeña y mediana industria y la inversión productiva. Para completar, se organizó un audaz sistema arancelario que, a diferencia de los mecanismos de sustitución de importaciones que predominaban en América Latina, configuró una estructura que conciliaba las exportaciones de manufactura y la producción destinada al mercado interno.

A los pocos meses de expedido el Estatuto, las exportaciones no tradicionales despegaron, la actividad productiva se recuperó y la industria y la agricultura adquirieron un gran dinamismo. El país logró superar la restricción de balanza de pagos y conformar una estructura productiva altamente dinámica, fundamentada en el mercado interno y externo.

En 1977 regresó al Gobierno, como ministro de Hacienda de la administración de López Michelsen, y enfrentó un complejo panorama inflacionario. Las alzas de precios amenazaban con convertirse en una hiperinflación a la latinoamericana. Pues bien, se demostró que el Estatuto cambiario no solo era un poderoso mecanismo de desarrollo, sino también de moderación de las bonanzas. Los brotes inflacionarios se neutralizaron en un plazo de menos de un año.

El modelo, en cierta forma, consolidaba los avances de dos décadas y ponía a Colombia de punta al desarrollo. En los seis años siguientes de la expedición del Estatuto, la economía colombiana registró tasas de crecimiento del 6,5 % y en el período total de funcionamiento (1966-1991) del 5,5 %. Durante ese período no se presentaron crisis cambiarias, financieras ni recesivas, y la participación del trabajo en el PIB se mantuvo firme.

El Estatuto fue seguido por las siguientes administraciones, con variantes, hasta 1991, cuando se adoptó la apertura económica y se desmontó el control de cambios. A partir de ese momento Abdón Espinosa se convirtió en testigo y observador de la caída del crecimiento económico, el deterioro de la distribución del ingreso, la desindustrialización y la enfermedad holandesa recurrente. Con una autoridad inobjetable, durante su gestión la economía avanzó más que en cualquier otro período de la vida nacional, y como político, periodista y académico deja un legado sobre el ejercicio práctico y transparente de la ciencia económica en beneficio del interés nacional.

https://www.elespectador.com/opinion/abdon-espinosa-valderrama-columna-820460

40.18.-ABDÓN ESPINOSA, PARTIDA CON DIGNIDAD EN SOLEDAD – Beethoven Herrera

El planeta calla ante el Fondo Monetario Internacional por temor a los costos que conlleva enfrentarlo.

El mérito de haber servido al país como Ministro de Hacienda en los gobiernos liberales de Carlos Lleras Restrepo y Alfonso López Michelsen, contrasta con la ausencia de los líderes de ese partido en su despedida.

Haber enfrentado la crisis de escasez de divisas en 1966 sin acatar la exigencia de realizar una devaluación masiva, generó una severa ruptura con el Fondo Monetario I, entidad que acababa de imponer dos devaluaciones consecutivas al presidente Guillermo León Valencia sin lograr estabilizar la economía. El nuevo régimen cambiario estableció el reintegro de las divisas de las exportaciones, autorización para los giros al exterior, monopolio estatal de la compra-venta de divisas, prohibición de tener cuentas en el exterior y devaluación gradual programada: con ese instrumental superamos la crisis y el FMI tuvo que reconocer que a Abdón le asistía la razón.

28 oct 2018.- El abogado santandereano regresó a la cartera de Hacienda para manejar la bonanza de los años setenta generada por la elevación del precio del café, y logró suavizar el impacto inflacionario al diferir la monetización de las divisas mediante certificados de cambios redimibles a mediano plazo. Ese era también un instrumento establecido en el Decreto Ley 444 que Abdón había diseñado en 1967, el cual se derogó en los años noventa para dar paso a la banda cambiaria, la cual solo duro hasta 1999; pero su defensa implicó la utilización de elevadísimas tasas de interés con su grave impacto recesivo, quiebra del sistema Upac, tasa de desempleo de 25 por ciento y migración al exterior de millones de colombianos.

El Fondo Monetario prestó cuantiosos recursos a los dictadores Pinochet, Videla, entre otros; no auditó la adecuada utilización de esos recursos, y hoy encontramos en ‘Panama Papers’ muchos de esos recursos desviados en beneficio de dirigentes corruptos. Y la década de los ochenta, cuando mayores recursos externos se recibieron, se conoce como la década ‘perdida’ para el desarrollo.

Exdirigentes del FMI, como Rodrigo Rato, y la actual gerente Christine Lagarde han sido procesados legalmente por fallas en su comportamiento público, y Michel Camdessus, quien acababa de reelegirse, tuvo que renunciar a la gerencia del Fondo Monetario, después haber felicitado a Tailandia por su buen manejo económico, justamente en la víspera del colapso de ese país.

Además, este organismo no previó, no previno, ni evitó las crisis de Grecia, Irlanda, Islandia, España y Portugal; y el ajuste que el FMI impuso tuvo un severo costo social. Y nunca ha exigido a Estados Unidos corregir sus desequilibrios macroeconómicos, permitiéndole reducir impuestos y pagar sus guerras con los ahorros del mundo.

El planeta calla ante el Fondo Monetario Internacional por temor a los costos de enfrentarlo, y ello hace más meritoria la posición de Abdón en una época de mayor vulnerabilidad.

s://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/abdon-espinosa-partida-con-dignidad-en-soledad-522824

40.18.-ABDÓN ESPINOSA VALDERRAMA In Memoriam Fernando Londoño

 

Abdón Espinosa vivió como murió, fiel a sus principios, patriota sin par, contradictor generoso y hombre intachable en este medio de políticos y escritores mediocres, interesados y viles. Foto: Cortesía

Se fue con Abdón Espinosa Valderrama una generación entera, una parte fundamental de la Historia de Colombia. Estaba destinado para ser el Notario de un proceso vital que se ha cerrado. Y cumplió con creces ese encargo que la vida le puso.

Lo conocí en la plenitud del Frente Nacional, que cerró para siempre el episodio trágico del enfrentamiento entre los partidos. Carlos Lleras Restrepo fue el tercer Presidente de esa época, tan mal y pobremente comprendida. Y hubo de gobernar en medio de una crisis atroz, porque Colombia no producía nada distinto de petróleo y café. Como ahora, cincuenta años después.

22 oct 2018.- Lleras tenía claro su deber ante la Historia y formó el equipo que lo ayudaría a salvar el país de esa penosa condición de monoproductor y monoexportador.

Abdón Espinosa fue el hombre clave de ese proceso transformador y el gran ejecutor de esa política salvadora. Fue el Ministro de Hacienda en la etapa más dura de la hacienda colombiana. Al propio tiempo, con Antonio Álvarez Restrepo debía ser el fundador de una mentalidad nueva y distinta. La mentalidad exportadora, que nos rescataría del subdesarrollo para abrirnos las puertas del porvenir.

El Decreto 444 de l967 no fue un accidente normativo como tantos ni un acto de fe pasajera en un nuevo destino histórico. Mil veces traicionado e incomprendido, como ahora, el ímpetu exportador debía ser un cambio de posición ante la vida, una conversión del país pastoril en el país industrializado, competitivo, vuelta la cara al mundo del desarrollo por el trabajo, la tecnología, la ciencia la confianza en nuestras posibilidades para participar en el gran banquete de la modernidad.

Cuando se quería hacer burla de la gestión de Abdón Espinosa como Ministro de Hacienda, se decía con sorna que no era gracia la suya, porque el Ministro verdadero era Carlos Lleras. Sin quererlo se le hacía hermoso homenaje a Abdón, a la lealtad con unos principios, a la eficacia con que se debían traer a la realidad, a la capacidad de soportar aquellos terribles momentos de penuria, cuando todas nuestras exportaciones no tradicionales apenas llegaban a los treinta millones de dólares anuales.

Pasaron muy cortos años y llegábamos a los mil millones de dólares de esas exportaciones, tan pujantes y prometedoras que llevaron a López Michelsen, en el desespero por la monetización de esos ingresos y a las presiones inflacionarias consiguientes a llamarlas ese “embeleco” de Carlos Lleras. Pero para apagar el incendio no bastaba una frase tan poco feliz. Se necesitaba en el timón al hombre capaz de sacar el país del desastre inflacionario. Y, vaya con las ironía de la Historia, López tuvo que llamar al gran creador del embeleco, a Abdón Espinosa, para que le apagara el incendio. Y fue su segunda gesta prodigiosa por la salvación nacional, cortando de raíz la cabeza a la hidra del 32 % de inflación, que era la verdadera, de la que el país no podría recuperarse nunca, y devolviéndole a los empresarios, a los obreros, a la gente, su fe en el destino exportador de la Nación.

Si alguien quisiera entender de primera mano
la vida de Colombia en estos últimos cincuenta años, le bastaría con leer
las Espumas de los Acontecimientos de Abdón Espinosa Valderrama

Nos hemos tardado mucho en llegar al corazón del problema que este gran hombre nos plantea. Porque hasta donde vamos quedaría en el ánimo la idea de que fue Espinosa un gran economista y nada más o muy poco más. Lo apasionante de la biografía de Abdón Espinosa, es que la vida lo hizo economista, y qué economista, por accidente o necesidad. Porque su vocación real y verdadera fue la de un intelectual y pensador, de esos que tan trabajosamente se dan en la historia de un pueblo. De un intelectual del estilo de un Ortega y Gasset o en Colombia de un Plinio Apuleyo Mendoza, por ejemplo, dedicados a meditar en los grandes asuntos de su tiempo y en abrir espacios a una época, a un mundo, a una forma nueva de entender la vida en un medio tan pobre como el nuestro.

Si algún curioso de la Historia de Colombia quisiera entender de primera mano la vida de Colombia en estos últimos cincuenta años, le bastaría con leer las Espumas de los Acontecimientos de Abdón Espinosa Valderrama. Para estar de acuerdo o en desacuerdo, como los estuvimos tantas veces, pero aceptando el apasionante desafío de un pensamiento compacto, sólido como una roca, sin dobleces ni entregas, sin traiciones ni alevosías. Liberal creyente en las posibilidades del Estado, diríamos que Keynesiano a ultranza, analista severo, escritor de una perfección casi desesperante, Abdón Espinosa vivió como murió, fiel a sus principios, patriota sin par, contradictor generoso y hombre intachable en este medio de políticos y escritores mediocres, interesados y viles.

Tenemos que confesar nuestra emoción casi filial en esta despedida. Por esas vueltas extrañas de la vida, le decimos adiós, con todo lo que ello implica, al tío bisabuelo de dos de nuestros nietecitos adorados. Que el recuerdo de esta vida que se apagó, sea compromiso con los más altos valores cristianos y humanistas para Juan Pedro y Eloísa y para todos los de su generación.

https://www.las2orillas.co/abdon-espinosa-valderrama/#.W9iM_sGvApU.email

39.18.-LA ENFERMEDAD MODERNA – Juan Manuel López

El espacio de las redes se ha convertido en un sitio donde los usuarios desfogan sus sentimientos negativos, mientras el ´rating´ manda en los medios convencionales

El ´rating´ manda en los medios. En este sentido, Vicky Dávila es la periodista exitosa por excelencia, y Álvaro Uribe el personaje protagónico ideal

Algún artículo que describía el mal que le hace a la civilización el tuit me invitó a reflexionar sobre el peso o la importancia que van teniendo en nuestra vida diaria los nuevos instrumentos que el modernismo nos aporta.

Es un debate repetido el hasta dónde uno u otro nuevo invento o nuevo ‘desarrollo’ en verdad nos mejora la vida o por el contrario nos crea nuevos condicionamientos que a su turno se convierten en motivo de insatisfacción.

Es hasta cierto punto la pregunta de si en verdad lo que llamamos ‘desarrollo’ nos está avanzando o es lo contrario.

Pero, llevándolo a un campo concreto y específico de los modos de comunicación entre los seres humanos, no parece haber duda que las novedades o son dañinas socialmente o son una especie de amenaza para las relaciones entre las personas.

El caso de los tuits es especialmente ilustrativo.

Es absolutamente imposible trasmitir ningún argumento en 140 caracteres. Por lo tanto, lo que se emite con un tuit es una reacción o una emoción frente al tema al cual se refiere. No solo no es una forma de intercambio de opiniones sustentadas en algún respaldo, sino se presta, o más exactamente obliga, a que lo único que se exprese es el propósito de manipular a quien  lo lea excluyendo cualquier posibilidad de hacerlo a través del raciocinio o del análisis.

Es un instrumento para despertar pasiones pero no para poner a pensar. Como tal genera ánimos negativos o retroalimenta los que existen. De tal forma que en vez de propiciar la armonía entre quienes lo usan (y cada vez hay más adictos) tiende a deteriorar el tejido social.

Se dice que las redes sociales corrigen el abuso del poder por parte de los medios masivos sobre los consumidores. Pero si uno analiza el comportamiento de la inmensa mayoría de quienes siguen o comentan lo que los ‘opinadores’ o ‘formadores de opinión’ producen, se encuentra con que lo que se despierta no es un interés por complementar o controvertir sobre el tema mismo sino emitir juicios y calificativos sobre el autor inicial.

Acaba siendo hasta cierto punto el equivalente  a lo que alguna vez montaron en el Japón como negocio, que consistía en permitir al cliente entrar con un bate de béisbol a un cuarto lleno de televisiones y aparatos viejos para saciar sus neurosis ‘dándole duro’ a lo que encontraba. El espacio de las redes, fuera del lado positivo que también se le puede dar, se ha convertido más en un sitio donde los usuarios desfogan sus resentimientos y sentimientos negativos, creando así un mundo de odios y agresiones que solo se puede ver como dañino.

Los medios convencionales y masivos de comunicación,
para competir y ser más atractivos en ese sentido que las redes,
acuden al amarillismo o la crónica de los escándalos

Y aún más dañino es que su contraparte, los medios convencionales y masivos de comunicación, para competir y ser más atractivos en ese sentido que las redes, acuden al amarillismo o la crónica de los escándalos, a buscar cuál noticia atrae más por lo truculenta.

El éxito de un programa radial, de uno de televisión, o de un reportaje en medios impresos está amarrado a la cantidad de seguidores que consiga y no al contenido del mismo; el ‘rating’ manda y el rating nunca se interesa en el producto que ofrece sino en la reacción que produce. Y claro entre más se dirige a lo primitivo del ser humano más fácilmente le llega. Así el despertar el morbo o el odio es más rentable que informar sobre cualquier tema que pudiera ser más relevante y de verdadero interés por la forma que afecta a quien recibe la información.

Dentro de este contexto alguien como Vicky Dávila es la periodista exitosa por excelencia, o Álvaro Uribe el personaje protagónico ideal para esos medios. Casos o personas así no son ni culpables ni excepciones sino por el contrario el producto de cómo ‘avanza’ el mundo al compás de las nuevas formas de comunicación.

A menos que se acabe con esta modalidad de la ‘libertad de expresión’ en el mundo de las tecnologías modernas, hacia donde vamos es hacia una sociedad ya no simplemente polarizada alrededor de posiciones enfrentadas sino implosionando por la manera en que se multiplican y estimulan los sentimientos negativos, agresivos y/o pesimistas, en las personas. jmlc.

39.18.- INVITACION: LANZAMIENTO LIBRO

39.18.-LA PRECANDIDATA PRESIDENCIAL PARA 2.020 ELISABETH WARREN SACA DE DUDAS A TRUMP SOBRE SU ANCESTRO INDÍGENA CHEROQUI – Rosario G. Gómez

La senadora estadounidense Elizabeth Warren. JOSEPH PREZIOSO AFP

Donald Trump ha demostrado sobradamente su infinita capacidad para insultar a los inmigrantes, menospreciar a los veteranos de guerra y denigrar a las mujeres. Ha hecho gala del colosal desprecio que siente hacia los periodistas y del poco respeto que profesa a los rivales políticos. Si es demócrata y mujer, el coctel es explosivo. El presidente de EE UU lo ha dejado claro en la lista de descalificativos que viene dedicando a la senadora demócrata Elizabeth Warren, a la que ha rebautizado como Fake Pocahontas.

Todo empezó cuando Warren enarboló, durante la campaña a las presidenciales de 2016, sus orígenes indígenas. Trump no tardó en mofarse de ella: “Hay que comprobar bien el pasado de la ridícula Elizabeth Warren para ver si es indígena americana ¡Yo digo que es un fraude!”.

La senadora por Massachusetts ha puesto fin a la polémica al someterse a una prueba de ADN con la que ha querido demostrar sus ancestros. De los resultados, difundidos esta semana, se desprenden “pruebas sólidas” de que sus antepasados eran indios americanos. Habría que remontarse, eso sí, a entre 6 y 10 generaciones para detectar herencia cheroqui en su árbol genealógico.

Warren, nacida en 1949 en el seno de una familia humilde de Oklahoma, ha querido con este examen genético acallar a un presidente faltón que ha hecho del insulto y la provocación su enseña política. Hace tres meses, en una de sus habituales bravuconadas anunció que donaría un millón de dólares si la senadora se sometía al test de ADN y demostraba sus orígenes nativos. En su inequívoco estilo, Trump niega ahora haber lanzado tal envite.

Los furibundos ataques del presidente no parecen gratuitos. Integrada en el ala más progresista de los demócratas, Warren aspira a disputar la carrera hacia las elecciones presidenciales de 2020, motivo suficiente para situarla en la diana de sus diatribas. Esta exprofesora en la Universidad de Harward es vista como la gran esperanza de la izquierda. Defensora de las clases trabajadoras y muy crítica con los desmanes financieros, es de los que creen que no hay nadie en EE UU que se haya hecho rico por sí mismo. Tampoco Trump, un personaje que “ha construido su carrera sobre el racismo, el sexismo y la xenofobia”, según Warren.

Desde 2015 fue considerada por los analistas políticos como una de las líderes de centroizquierda estadounidense con mayor influencia junto a Obama y Hillary Clinton, destacando su mérito para articular en los años posteriores a la Gran Recesión de 2008 un discurso sobre las desigualdades, los abusos de Wall Street y la erosión de la clase media con el que pueden identificarse estadounidenses de izquierdas y derechas.

 ​ https://elpais.com/elpais/2018/10/17/opinion/1539777028_855894.html

39.18.-SAMIR AMÍN Y LA DESCONEXIÓN COMO LEGADO HISTÓRICO – Javier Suazo

Samir Amin. (1931-2018)

Las ciencias sociales están de luto, murió Samir Amin, el destacado economista y cientista social franco-egipcio que, más que nadie, luchó por un tercer mundo y una América Latina independiente, no subordinada a los países hegemónicos centrales, empresas trasnacionales y elites económicas y financieras.

Aunque no formó parte del grupo de teóricos latinoamericanos que a finales de los años 60s y principios de los 70s elaboraron la teoría de la dependencia, caso de Marini, Dos Santos, Banbirra, Gunder Frank, lo cierto es que muchos de sus aportes complementaron y a veces superaron los planteamientos de aquellos.

15 ago 2018.- Como se sabe, la teoría de la dependencia, en su versión marxista, atribuye el subdesarrollo de los países de la llamada periferia, al carácter histórico y subordinado de dependencia de sus economías de los países centrales, pero, sobre todo, a la sobreexplotación del trabajo en estos países, que posibilidad la transferencia de cuotas de plusvalía más altas. Para Amin, esto se da a escala mundial, como parte de un sistema de acumulación que reproduce un patrón de dependencia para ciertos países que los imposibilita aspirar al desarrollo o salir del subdesarrollo.

Un estudio pionero en este campo, lo es La Acumulación a Escala Mundial: Critica a la Teoría del Desarrollo, libro publicado en 1970 (francés) y en 1974 (español), donde Amin caracteriza la formación y desarrollo subordinado del capitalismo en los países periféricos, y los mecanismos de transferencia de excedente económico a los países centrales, incluyendo ajustes particulares de las cuentas externas y rol de la periferia en la economía mundial. Este trabajo se suma al de Arghiri Emmanuel “El Intercambio Desigual”, publicado en 1969 (francés) y en 1972 (español). Estas investigaciones se constituyeron en referencia obligada de economistas y demás cientistas sociales de países latinoamericanos, buscando explicar el carácter de la dependencia a escala mundial; de hecho, hoy día este carácter es global.

En Latinoamérica, un trabajo destacado de Samir Amin, lo fue la “Cuestión Campesina y el Capitalismo”, escrito junto a Kostas Vergopoulos, en 1974, que sirvió de base para el análisis de los problemas que genera el desarrollo del capitalismo en la agricultura, las tesis sobre las vías del desarrollo propuesto a partir de la experiencia en Rusia, y las formas de obtención del producto social de las economías campesinas, caso particular de la renta de la tierra.

Estas aportaciones teóricas e incluso empíricas ayudaron mucho a conocer mejor la estructura agraria de los países de tercer mundo y latinoamericanos en particular, y en el diseño de políticas desde el Estado y movimiento obrero-campesino, para apoyar formas de producción no capitalistas, que se resistían al embate del capitalismo. Había que buscan nuevos espacios de desarrollo propios, en contra de patrones de acumulación tradicionales como el monocultivo y los programas y proyectos de desarrollo rural, como formas parasitarias de recreación de las economías campesinas; se necesitaban alianzas entre actores como los campesinos y obreros para luchas por acceso a tierra y mejores condiciones de vida de las familias.

A finales de los 70s y 80s su actividad intelectual no paró y son innumerables los libros, revistas y artículos publicados en revistas africanas, europeas, norteamericanas y latinoamericanas. Otro trabajo pionero, lo fue la llamada Teoría de la Desconexión (1989), cuando, por el otro lado, se estaba bendiciendo por el FMI, Banco Mundial y el Tesoro de los EEUU, el llamado Consenso de Washington, una especie de décalo del modelo y políticas neoliberales aplicadas en países del tercer mundo.

La tesis de la desconexión busca, ante todo, que los países periféricos ejerzan el control del proceso de acumulación interna, que les permita un desarrollo más autónomo, no sujeto a la dinámica e intereses económicos, sociales y culturales de los centros; más aún, al interés de las élites económicas y empresas multinacionales. El esfuerzo productivo debe orientarse prioritariamente a la producción de medios de producción y bienes de consumo masivo de la población, no a la producción de postres (exportaciones no tradicionales) y bienes de lujo para los centros y sus aliados internos.

Este control de la dinama de acumulación interna, no debe recaer en las élites nacionales aliadas con el capital transnacional, sino en una gran alianza de las fuerzas y movimientos populares, que supere los enfoques tradicionales del desarrollo, donde se piensa es una clase y movimiento obrero líder del proceso de cambio revolucionario; por cierto, fuertemente diezmado por las políticas neoliberales ejecutadas y el control de las organizaciones y sus líderes.

La desconexión implica la vigencia de un modelo de desarrollo de tipo socialista (visto como un futuro al construir) pero que abra un amplio espacio de participación política y social, reconociendo independencias y autonomías ancestrales legìtimas de pueblos y comunidades; igual, integre esfuerzos supranacionales y regionales de varios países, gobiernos y pueblos en la búsqueda de la independencia comercial, financiera, tecnológica y cultural. Las iniciativas de UNASUR, CELAC, Banco del SUR, ALBA, los BRICS, y el Foro Social Mundial (Amin fue uno de sus promotores y fundadores junto con el expresidente Lula de Brasil), son parte de estas iniciativas. A las que se suma, el Foro del Tercer Mundo y el Foro Mundial para las Alternativas (FMA), del cual era su presidente.

Hay mucho que aprender de Samir Amin, por tanto, sus aportes a la teoría del desarrollo desde dentro de un mundo global, deben ser tema de análisis y discusiones en Universidades y organizaciones sociales y populares diversas. En el caso de los países latinoamericanos, la defensa de las instituciones y organizaciones creadas es lo poco que pueden hacer por un pensador que dio mucho a Latinoamérica.

Tegucigalpa, 15 de agosto de 2018.

https://www.alainet.org/es/articulo/194731

38.18.-INQUIETUDES CÓSMICAS – Juan manuel lopez

Es bueno salir de vez en cuando de la preocupación por la política, la economía o la Economía Política.

El ser humano –en el sentido de especie no de individuo- es como un infante que no deja nunca de descubrir el mundo. Como un bebé que comienza viendo sus manitas y se da cuenta que las mueve y así aprende a usarlas, nosotros descubrimos nuestras capacidades y las vamos desarrollando a medida que las entendemos.

También como los bebés exploramos y comenzamos a manipular todo lo que nos rodea.

El saber científico es un campo donde cada nueva información produce sorpresa y despierta –como en los recién nacidos- nuevas curiosidades.

Es el caso que desde por su nombre –‘la Teoría del Todo’- llama la atención. Hemos ido descubriendo que la materia está formada de partículas cada vez más pequeñas o más distinguibles y que están unidas por diferentes fuerzas de atracción. Desde la fuerza de la gravedad en la que son las masas de los cuerpos las que se atraen, pasando por la atracción electromagnética, hasta las que unes las partículas subatómicas, encontramos fórmulas para describir cómo funcionan cada una pero aspiramos a una formula general que cubra todas las posibilidades. a

O nos dicen ahora que existe un ‘bosón de Higgs’  que configura un campo que como la atmosfera envuelve todo pero que no solo no es de naturaleza tangible sino tampoco detectable en forma alguna, y solo se comprueba su existencia porque de otra manera no se podrían explicar ciertos resultados en los experimentos científicos (por eso la llaman también ‘la partícula de Dios’).

Otro ejemplo es la astrofísica que asume que todo comenzó en un punto de infinita concentración de masa y energía, y el origen del universo fue el momento en que éste produjo la gran explosión –el Big Bang-. Pero esa explicación produce nuevas preguntas pendientes de responder: ¿qué desencadenó la explosión? ¿En dónde estaba situado ese punto? Etc.

Otro conocimiento que tenemos es que el espacio y el tiempo conforman un conjunto variable e interdependiente.  Si el inicio de ese complejo universo es la onda expansiva de esa explosión ¿hasta dónde llegará ésta? ¿Qué pasará al agotarse? ¿Se retrotraerá hacia las condiciones iniciales o será un crecimiento infinito?

Por ahora asumimos que tanto tiempo como espacio se expanden infinitamente. No hablamos del fin de los tiempos ni del límite del universo.

En cambio si establecimos el origen del hombre. En la medida que el evolucionismo y las teorías de Darwin son aceptadas como ciertas, todo se inició con una célula que se desdobló para luego multiplicarse hasta convertirse en pez, luego en saurio, luego en pájaro, y pasando por los simios hasta llegar a los homínidos.

Faltan explicaciones sobre qué tuvo que ver esa primera célula con el Big Bang, ¿dónde estaba entonces o en qué forma apareció?

Pero lo desconcertante es en ese mundo de infinitos –masa, energía, tiempo, espacio,- y con  esos orígenes en alguna  forma creacionistas -aunque su función es prescindir de la explicación del origen divino-,  como o porqué llega el hombre a ser prácticamente la razón de ser del universo.

Da envidia tener un interés en temas de esa naturaleza que garantizan que siempre habrá alguna expectativa de novedades; es el mundo del conocimiento que debería interesarnos más y ofrecer más motivos de satisfacción y dedicación que las relaciones alrededor del dinero, el sexo, el poder, o el ‘rating’, que, según los diversos campos de desempeño, son los que motivan el comportamiento del ser humano (ya no en el sentido de ‘especie’ sino de individuos).

38.18.-EL PREMIO NOBEL Y LA INDUSTRIALIZACIÓN Eduardo Sarmiento

La Real Academia Sueca de las Ciencias otorgó el Premio Nobel de Economía a Paul Romer, por sus contribuciones a la teoría del crecimiento. El galardonado se desempeñó en los últimos años como alto funcionario del Banco Mundial.

No sobra recordar que el crecimiento económico es el principal medio de progreso. Las economías que crecen al 7 % duplican el ingreso cada 10 años y la economía que crece al 1 % obtiene el mismo resultado cada 50 años.

13 oct 2018.-  El crecimiento económico solo vino a verse en el siglo XIX, después de la revolución industrial. En los primeros estudios emblemáticos realizados por Harrod – Domar se consideraba que el crecimiento era determinado exclusivamente por el capital. Luego esta concepción fue reemplazada por las teorías de la sustitución de Solow y de avance tecnológico exógeno de Romer y Lucas, que proclamaban que el crecimiento provenía principalmente por la innovación tecnológica, que no es otra cosa que la generación de nuevas ideas.

La nueva teoría era una notificación de que los gobiernos disponían de una reducida discrecionalidad para impulsar el crecimiento. No podían ir más allá de propiciar el comercio internacional y la entrada de inversión extranjera para que la tecnología viniera a los países. Sin embargo, el resultado no pasaba de ser una intuición sin mayor evidencia científica.

La información de los últimos 25 años permite clarificar las dos visiones, que pueden ser dimensionadas con procedimientos estadísticos elementales. En todas partes se encuentra que el capital explica más del 50 % del crecimiento, en tanto que el avance tecnológico explica menos del 25 %.

En cierta manera, la historia de Romer revela las dificultades de la ciencia económica. La teoría no es universal, es decir, no se aplica igual en todos los lugares. Los resultados varían con las características de los países y con las condiciones coyunturales. Así, la importancia del capital y la innovación varía con las condiciones de los países. El primero se presenta con mayor intensidad en los países en desarrollo y la segunda en los países desarrollados. Por lo demás, en razón que la economía no dispone de los laboratorios de las ciencias físicas e ideológicas, se requieren décadas para confrontar la validez de las ideas.

Si bien Romer no acertó al atribuir el crecimiento económico en su mayor parte a la tecnología, contribuyó a esclarecer el debate entre el capital y la tecnología. Ambos factores se presentan y más tienden a reforzarse. Se ha avanzado en una síntesis en que el crecimiento es determinado por la interacción del capital físico, la educación y la innovación. Aún más importante, el crecimiento económico depende de múltiples aspectos que no pueden ser armonizados por el mercado. Es necesaria la presencia del Estado, en la forma de una política industrial que actúa en diversos frentes. De un lado, debe promover la expansión del ahorro, el comercio internacional y la educación, por encima del producto. De otro lado, debe inducir una estructura productiva de complejidad creciente basada en el aprendizaje en el oficio y la protección escalonada que se traslada a actividades de productividad absoluta cada vez mayor.

En fin, la globalización de los últimos años sirvió de laboratorio para evaluar la validez de las contribuciones de Romer y adaptarlas a la realidad. La teoría del crecimiento que hace 30 años no tenía más salida que el comercio internacional y la inversión extranjera, en la actualidad se convierten en el fundamento de la teoría moderna de industrialización, que articula el capital físico y humano con la innovación tecnológica y el aprendizaje en el oficio.

 https://www.elespectador.com/opinion/el-premio-nobel-y-la-industrializacion-columna-817805

38.18.-Aportes de Nobeles de Economía sobre crecimiento verde.

Paul Romer y William Nordhaus llamaron a priorizar los hechos científicos sobre las opiniones.

Paul Romer

El haber integrado el cambio climático y la innovación tecnológica al crecimiento económico, aliando clima, innovación y economía, fue la razón determinante para que la Real Academia de las Ciencias Sueca les concediera este año el premio Nobel de Economía a los estadounidenses William Nordhaus y Paul Romer.

“Han desarrollado métodos que abordan algunos de los desafíos más fundamentales y apremiantes de nuestro tiempo: combinar el crecimiento sostenible a largo plazo de la economía global con el bienestar de la población del planeta”, indicó la institución.

8 oct 2018.- Y es que el anuncio de este Nobel coincide con un informe de expertos de la ONU sobre el cambio climático, en el que abogan por emprender transformaciones “rápidas y sin precedentes” en sectores como la energía, la industria o la infraestructura para limitar el calentamiento global.

Por ello, los dos economistas, al recibir la noticia del galardón, subrayaron la importancia de luchar contra el cambio climático y de darles mayor peso de los hechos científicos probados frente a opiniones.

Romer, de 62 años, execonomista jefe del Banco Mundial (BM), y profesor en la Stern School of Business de la Universidad de Nueva York, ha sentado las bases del “crecimiento endógeno” desde 1986.

Con ello demostró cómo la innovación y el progreso técnico influyen de forma importante en el crecimiento económico. “Muchos creen que la protección del medioambiente es tan costosa y difícil de llevar a cabo que prefieren ignorar el problema, o incluso negar su existencia”, declaró Romer a la Academia.

“Podemos realmente realizar sustanciales progresos para proteger el medioambiente sin por ello renunciar a garantizar un crecimiento duradero”, asegura Romer, quien dimitió a principios de año de su cargo de economista jefe del Banco Mundial, por un desacuerdo con el presidente de la institución.

En relación con la negativa de algunos gobiernos de aceptar la importancia del cambio climático, como Estados Unidos, Romer afirmó que “la gente tiene derecho a tener sus propias opiniones, pero no a sus propios hechos”, y se mostró preocupado porque “parece que la gente está perdiendo su compromiso por los hechos”. La ciencia es lo que nos ha facilitado poder hacer declaraciones sobre hechos. Es lo más importante que ha inventado la gente”, aseveró Romer, que advirtió del peligro que supone mirar hacia otro lado cuando se detectan fraudes académicos.

La humanidad tiene 12 años para evitar cambio drástico del clima puedes hacer Cinco cosas para evitar el calentamiento global

Midiendo impactos

Por su parte, su compatriota William Nordhaus, de 77 años, profesor en la Universidad de Yale, se ha especializado en la investigación de las consecuencias económicas del calentamiento global.

William Nordhaus

Nordhaus fue el primero en los años 1990 en establecer el modelo sobre el vínculo entre actividad económica y clima, introduciendo teorías y experiencias procedentes de la física, la química y la economía, según el jurado.

El galardonado ha “integrado el cambio climático en el análisis macroeconómico a largo plazo”, explica el jurado del Nobel. Estas investigaciones sirven actualmente para predecir o cuantificar las consecuencias de las políticas climáticas, por ejemplo la tasa carbono.

Nordhaus es partidario en particular por una tasa carbono uniforme, e impuesta a todos los países para reducir las emisiones de gas con efecto invernadero en la atmósfera.

“Estoy agradecido por el ambiente intelectual en Yale que me ha enseñado como estudiante y nutrido como profesor y académico, y que me ha dado la libertad para dedicar mi vida a uno de los problemas más críticos a los que se enfrenta la humanidad”, dijo Nordhaus en una rueda de prensa.

La creciente preocupación de la comunidad científica sobre la influencia de los combustibles fósiles en el calentamiento global hizo que Nordhaus comenzara a estudiar en la década de 1970 los ciclos de retroalimentación entre la actividad humana y el clima.

Combinando teorías básicas y datos empíricos de física, química y economía, fue dos décadas más tarde el primero en diseñar modelos cuantitativos simples sobre cómo interactúan economía y clima, los modelos de evaluación integrada.

https://www.eltiempo.com/economia/sectores/aportes-ambientales-de-los-ganadores-del-nobel-de-economia-278900

 

37.18.- Descargue la nueva app de Cepal

https://www.cepal.org/es/apps?utm_source=CIVICRM&utm_medium=email&utm_campaign=20181004_APPS_Publicaciones

COLUMNISTA-Paul Romer

Uno de los resultados de los modelos de Romer es el efecto escala: esto es, que el crecimiento de la economía depende del tamaño de la población. 

POR:

 

HERNANDO ZULETA

 

OCTUBRE 08 DE 2018

La primera contribución seminal de Romer parte de la observación del ingreso per cápita de las economías desarrolladas desde la revolución industrial. A partir de este análisis, resulta evidente que la tasa de crecimiento presenta una tendencia creciente. En su tesis doctoral, publicada en 1986, Romer señala que esta trayectoria del ingreso es consecuente con una función de producción con retornos crecientes.

No obstante, en un contexto de rendimiento creciente, el tamaño óptimo de la firma es infinito, lo cual complica el análisis del equilibrio descentralizado y es incompatible con el supuesto de competencia. Para solucionar este problema, Romer usa el concepto de externalidad. En particular, señala que existe una externalidad positiva: las decisiones de inversión tienen un efecto sobre la productividad total de los factores.

Este supuesto puede relacionarse con aprendizajes en la producción de bienes de capital: al producir nuevas unidades de capital las firmas aprenden y mejoran la calidad y, por esta vía, la productividad. También puede relacionarse con diferentes generaciones de capital. En este caso, la inversión no solo implica aumentos en el acervo de capital, sino también aumentos en la tecnología incluida en los bienes de capital.

La segunda contribución seminal de Romer, publicada en 1990, incluye una explicación microfundamentada de la creación de nuevas tecnologías. En este artículo, Romer presenta un modelo de crecimiento endógeno con tres sectores productivos: el productor de bienes finales, el productor de bienes intermedios y el productor de ideas.
El cambio tecnológico se origina en la producción de ideas, se incorpora al proceso productivo en la producción de bienes intermedios y se manifiesta en la productividad total de los factores en la producción de bienes finales. Cada nueva idea sirve para producir un nuevo bien intermedio que, al ser incorporado a la producción de bienes finales, aumenta la productividad total de los factores.

Uno de los resultados de los modelos de Romer (1986 y 1990) es el efecto escala: esto es, que el crecimiento de la economía depende del tamaño de la población. Este resultado, que contrasta con el modelo de Solow y va en contravía de la teoría Maltusiana, ha generado una extensa e interesante literatura.

Otro resultado que ha generado nuevas líneas de investigación tiene que ver con la no rivalidad del conocimiento: si no se puede impedir que algunos agentes hagan uso del conocimiento, entonces hay incentivos para usar ideas por las que no se ha pagado. En estas circunstancias, nadie está dispuesto a pagar por las ideas y, por lo tanto, no hay creación de conocimiento. Por esta razón, Romer argumenta que las patentes son necesarias para que haya crecimiento.

En el campo de la política económica, Romer ha propuesto la implementación de ciudades autónomas (charter cities) para países en vías de desarrollo. La idea es que un país desarrollado gobierne una ciudad autónoma de un país en desarrollo. Esto permitiría la irrupción de nuevas reglas de gobierno, nuevos modelos de gestión y desarrollo, y mayor crecimiento. Esta propuesta ha recibido múltiples críticas y no ha podido ser implementada.

https://www.portafolio.co/opinion/hernando-zuleta/paul-romer-columnista-portafolio-522096

36.18.-¿ERA ARBITRARIA O ILEGAL LA SENTENCIA DE CERRO MATOSO? – Marco Tulio Gutiérrez (*)

Como constitucionalista debo decir Tajantemente, después de un análisis al margen del expediente, que la sentencia de la Corte Constitucional que condenó a Cerro Matoso S.A., a indemnizar a los afectados del Niquel, ni era arbitraria, ni era contraria a derecho.

Entonces ¿por qué la Corte Constitucional tumbó su propia sentencia T-733/17 por violacion del debido proceso?

25 sep 2018.-No tengo una respuesta clara a ese interrogante en cuanto revisada la información que se da al público por parte de la corte, no se avisora yerro judicial que le hubiese impedido a Cerro Matoso defenderse o notificarse de decisión alguna, entre otras cosas, esta puede ser la razón más fuerte para el debate abierto sobre si los ciudadanos tenemos derecho a conocer las ponencias desde su registro para discusión o este trámite debe ser secreto.

La corte decidió desamparar económicamente a los afectados de la producción del niquel, algunos con problemas de salud que los han llevado hasta la muerte de acuerdo con los dictámenes de la máxima autoridad médica forense del país.

Declaró la nulidad de la condena impartida a la empresa demandada que la obligaba a pagar una indemnización a todos las victimas integrantes de las comunidades indígenas que sufrieron y seguirán sufriendo los efectos nefastos de la explotación de ese mineral dañino, que como el asbesto, cobra vidas a diario ante la impasible o nugatoria acción de las autoridades.

Estas indemnizaciones por perjuicios debían ser tasadas por un juez administrativo ante la obligatoria demostración de los mismos con las pruebas idóneas establecidas por la jurisdicción contenciosa administrativa para cada caso en concreto. Ahora por vía de reparación directa, ya no le corresponderá a Cerro Matoso indemnizar, sino a todos los colombianos porque el demandado será el Estado colombiano.

No se podía decir que la tutela no tiene efectos indemnizatorios porque el artículo 25 del Decreto 2591 de 1991 que la regula, admite claramente la reparación económica cuando la violacion o amenaza evidente de un derecho tiene una relación directa con el daño emergente causado a una víctima. En este caso, la evidencia era contundente.

Los magistrados Diana Fajardo Rivera y Alberto Rojas Ríos salvaron el voto con razones de disidencia muy fuertes, especialmente porque consideraron que sus colegas abrieron un nuevo debate de fondo que no se podía abrir por vía de nulidad. Según esta inconformidad, se dejó un precedente nefasto para la seguridad jurídica del país.

Además, la declaratoria de nulidad de este fallo desconoció la facultad que tiene cada sala de decisión de tutelas de interpretar la ley y los precedentes relevantes, desde un punto de vista favorable a personas y grupos vulnerables.

¿Qué será de aquellos pueblos ancestrales a los que el poder omnimodo de las multinacionales, como Cerro Matoso, los avasalla y que resultan afectados en su salud, en sus costumbres, en su identidad y en su vida y existencia?

La corte que tumbó su propia sentencia a favor de una multinacional está derrumbando su imagen de defensora de los desvalidos que desde hace más de 25 años venía manteniendo.

Hoy por hoy cuando hay voces impertinentes que quieren acabar la accion de tutela y cuando 7 millones de ciudadanos han acudido a esta única salida jurídica para proteger sus derechos, no se puede generar precedentes como este que acaba de producir la Corte Constitucional, porque retrocedemos los postulados franceses que enseñan el respeto de los derechos del hombre y del ciudadano o los que tradujo Nariño a cambio de su vida.

Ni vamos a permitir que la tutela se acabe o se limite, ni podemos admitir fallos que desconocen los derechos de las poblaciones a las que el Estado jamás ha mirado.

(*) Abogado constitucionalista.

https://www.semana.com/opinion/articulo/sentencia-de-cerro-matoso-columna-de-marco-tulio-gutierrez/584543

35.18.-CODICIA Y MIEDO – Michael Roberts

Larry Summers es uno de los economistas keynesianos más importantes del mundo, ex secretario del Tesoro durante el gobierno de Clinton, candidato antes a Presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, y ponente habitual en la gran conferencia anual ASSA de la Asociación de Economía de América, donde promueve la vieja visión neokeynesiana de que la economía mundial tiende a una forma de ‘estancamiento secular’.

22 sep 2018.- Summers en el pasado ha atacado (correctamente en mi opinión) la reducción de la economía keynesiana a la construcción de modelos dinámico estocásticos de equilibrio general (DSGE), estériles, cuyo punto de partida es que la economía es estable y crece, pero sufre algún ‘shock’, como un cambio en el comportamiento de los consumidores o de los inversores. El modelo entonces se supone que prevé cualquier cambio de la situación económica. Summers rechaza en especial la exigencia de algunos economistas keynesianos y de los neoclásicos de que cualquier modelo DSGE debe partir de fundamentos microeconómicos y que los supuestos deben ser lógicos, según la teoría marginalista de la oferta y la demanda neoclásica, y que los agentes individuales deben actuar ‘racionalmente’ según esos ‘fundamentos’.

Como Summers escribe: “el principio de desarrollar la macroeconomía a partir de fundamentos microeconómicos, tal y como hacen los economistas, ha contribuido muy poco, por no decir nada, a predecir, explicar o resolver la Gran Recesión”. En su lugar, dice Summers, debemos pensar en términos de “grandes agregados”, es decir, a partir de la evidencia empírica de lo que está sucediendo en la economía, no de lo que la lógica de la teoría económica neoclásica pueda suponer que debería suceder.

No todos los keynesianos están de acuerdo con Summers sobre esto. Simon Wren-Lewis, el principal economista keynesiano británico afirma que los mejores modelos DSGE han tratado de incorporar el dinero y las imperfecciones en relación al modelo en una economía: “respetados macroeconomistas argumentan que debido a estos cuestionables microfundamentos, lo mejor es hacer caso omiso de cosas como la rigidez de precios (salarios) (un argumento keynesiano clave para definir una economía atrapada en una recesión – MR ) cuando se toman decisiones de política económica: un argumento risible en cualquier otra ciencia. En ninguna otra disciplina se podría tener un  debate sobre si es mejor modelar lo que se puede microfundar que hacer un modelo sobre lo que se puede ver. Otros economistas entienden esto, pero muchos macroeconomistas todavía piensan que todo esto es bastante normal”. En otras palabras, no se puede simplemente hacer trabajo empírico sin alguna teoría o modelo para analizarlo; o en términos marxistas, es necesaria la conexión entre lo concreto y lo abstracto.

Hay cierta confusión en la economía dominante – de un lado quieren condenar los ‘modelos’ por ser poco realistas y no reconocer el poder del agregado. Por otro lado, condenan las estadísticas que carecen de una teoría de la conducta o leyes de movimiento.

Summers reconoce que la razón por la cual la teoría economica dominante no fue capaz de predecir la Gran Recesión es porque no quiere reconocer  la ‘irracionalidad’ de los consumidores y de los inversores. Según ellos, las crisis son probablemente el resultado de decisiones ‘irracionales’ o equivocadas derivados de un comportamiento de rebaño. Los mercados caen primero en la ‘codicia’ y de repente los ‘espíritus animales’ desaparecen y los mercados son engullidos por el ‘miedo’. Esta es una explicación psicológica de las crisis.

Summers recomienda un nuevo libro de los economistas conductistas Andrei Shleifer y Nicola Gennaioli, “Una crisis de creencias: psicología de los inversores y la fragilidad financiera”. Summers afirma que “el libro sitúa las expectativas en el centro de la reflexión sobre las fluctuaciones económicas y las crisis financieras – pero estas expectativas no son racionales. De hecho, como toda la evidencia sugiere, están sujetas a errores sistemáticos de extrapolación. El libro sugiere que estos errores en las expectativas se entienden mejor como resultado de sesgos cognitivos a los que los seres humanos son propensos”.

Apoyándose en las últimas investigaciones en psicología y economía conductistas, presentan una nueva teoría de la formación de creencias. Así que todo se reduce a un comportamiento irracional, ni siquiera a una súbita ‘falta de demanda’ (la explicación  keynesiana habitual) o a los excesos bancarios. Los ‘shocks’ de los modelos de equilibrio general se deben a malas decisiones, la codicia y el miedo de los inversores.

La economía conductista siempre me ha parecido una “macroeconomía de desesperados”. No sabemos por qué se producen las crisis de producción, de inversión y de empleo a intervalos regulares y recurrentes. No tenemos un modelo teórico convincente que puede ser probado con evidencias empíricas; limitarse a decir que las depresiones se deben a que hay una ‘falta de demanda’ suena inadecuado. Así que solo queda la psicología para salvar la teoría económica.

En realidad, los grandes economistas conductistas a los que se refiere Summers tampoco tienen ni idea de lo que causa las crisis. Robert Thaler estima que los precios del mercado de valores son tan volátiles que no hay una explicación racional de sus movimientos. Thaler sostiene que hay ‘burbujas’, que considera movimientos ‘irracionales’ de los precios no relacionados con fundamentos como los beneficios o las tasas de interés. El  destacado economista neoclásico Eugene Fama critica a Thaler. Fama argumenta que una ‘burbuja’ en los precios del mercado de valores puede simplemente expresar un cambio en la visión de los inversores sobre la rentabilidad de las inversiones potenciales; que no es ‘irracional’. Sobre este tema, Fama acierta y Thaler se equivoca.

El otro conductista citada por Summers es Daniel Kahneman. Ha desarrollado lo que él llama la ‘teoría de las perspectivas’. La investigación de Kahneman ha demostrado que las personas no se comportan como sostiene la corriente principal de la teoría de la utilidad marginal. En su lugar, Kahneman sostiene que hay un “sesgo optimista omnipresente” en los individuos. Tienen un optimismo irracional o injustificado. Esto lleva a la gente a emprender proyectos de riesgo sin tener en cuenta los costes finales – en contra de la elección racional asumida por la teoría dominante.

El trabajo de Kahneman sin duda contradice los supuestos poco realistas de la teoría de la utilidad marginal, la piedra angular de la economía dominante. Pero ofrece como alternativa, una teoría del caos: que no podemos saber nada y ni predecir nada. Ya ven, el defecto inherente a una economía moderna es la incertidumbre y la psicología. No es el afán de ganancias a costa de la satisfacción de las necesidades sociales, sino las percepciones psicológicas de los individuos. De este modo, el colapso de los precios de las viviendas en Estados Unidos y la crisis financiera mundial se produjeron porque los consumidores cambiaron de forma irracional de la euforia al pánico. Esto deja a la teoría económica habitual (incluyendo la keynesiana) en un purgatorio psicológico, sin análisis científico ni poder predictivo. Además, conduce a una visión utópica de cómo solucionar las crisis. La respuesta es cambiar el comportamiento de las personas; en particular, las grandes compañías multinacionales y los bancos necesitan tener ‘fines sociales’ y ¡no ser codiciosos!

La teoría económica no necesita recurrir a la psicología. A nivel de agregado, la macro, podemos deducir patrones de las leyes del capitalismo que pueden ser probadas y tener capacidad predictiva. Por ejemplo, Marx hizo la observación clave de que lo que impulsa los precios del mercado de valores es la diferencia entre las tasas de interés y la tasa general de ganancia. Lo que ha mantenido los precios de bolsa en ascenso ahora ha sido el muy bajo nivel de los tipos de interés a largo plazo, orquestados deliberadamente por los bancos centrales, como la Reserva Federal, de todo el mundo.

Por supuesto, todos los días, los inversores toman decisiones ‘irracionales’, pero, con el tiempo y, en conjunto, las decisiones de los inversores de comprar o vender acciones o bonos se basa en las rentas que han recibido (intereses o dividendos) y los precios de los bonos y acciones evolucionarán en consecuencia. Y esos retornos en última instancia dependen de la diferencia entre la rentabilidad del capital invertido en la economía y los costes de financiación. El cambio en las condiciones objetivas altera el comportamiento de los “agentes económicos”.

En este momento, las tasas de interés están aumentando en todo el mundo mientras que las ganancias se estancan.

La tijera entre la rentabilidad del capital y el coste de los préstamos se esta cerrando. Cuando se cierre del todo, la codicia se convertirá en miedo.

Michael Roberts es un reconocido economista marxista británico, que ha trabajador 30 años en la City londinense como analista económico y publica el blog The Next Recession.                                                                                                    Fuente: https://thenextrecession.wordpress.com/2018/09/18/its-greed–and-fear/                                               Traducción: G. Buster http://www.sinpermiso.info/textos/codicia-y-miedo

35.18.-GUÁIMAROS: UNAS HISTORIAS DEBIDAS – Rodrigo Uprimny 

La “masacre invisible”.  Así llaman los familiares de las víctimas a la masacre de Los Guáimaros y El Tapón, ocurrida hace 16 años. Y tienen razón, pues el 30 y 31 de agosto de 2002 fueron asesinados 15 campesinos en esas fincas, situadas en San Juan Nepomuceno, en Montes de María, pero esta terrible masacre ha estado silenciada.

23 Sep 2018.- Hubo inicialmente algunas breves y confusas noticias en algunos periódicos, pero después ningún medio de comunicación volvió a referirse a los hechos y las investigaciones judiciales no avanzaron, por lo cual la masacre está en la total impunidad. Durante mucho tiempo los familiares optaron también por el silencio y procesaron su dolor y su duelo en la intimidad, pues algunos que trataron de averiguar la verdad de lo ocurrido recibieron amenazas, probablemente porque los responsables o cómplices preservaban su poder regional. Muy pocos, casi nadie fuera de San Juan, sabían de esta masacre, que se tornó invisible por muchos años.

Esto está cambiando y los hechos están dejando de ser invisibles gracias al valor y tesón de los familiares, que hace unos tres años decidieron romper el silencio, probablemente animados por la distensión que el Acuerdo de Paz con las Farc ha producido en Montes de María. Crearon la “Asociación de luchadores por la verdad y la justicia de Los Guáimaros” y empezaron a hablar públicamente de los hechos y a reclamar que la verdad fuera esclarecida y que los responsables rindieran cuentas.

Muchos de ellos no están pidiendo para los victimarios largas penas de cárcel, sino que están reclamando que la verdad sea establecida y que los perpetradores asuman su responsabilidad. Algunos de ellos (no todos) han dicho públicamente que están dispuestos a perdonar, pero que para ello lo mínimo que necesitan es saber la verdad, al menos para saber a quién perdonar y por qué razones. ¿Cómo puedo perdonar si no sé siquiera a quién perdonar?, nos dijo contundentemente alguno de ellos.

Esta exigencia de verdad está totalmente justificada no solo porque las víctimas y sus familiares tienen ese derecho, sino además porque en este caso no se sabe casi nada de cómo ocurrieron los hechos, ni de quiénes los perpetraron, ni qué motivó esa violencia tan atroz.

Pero algo tienen muy claro estos luchadores por la verdad y la justicia: que los asesinados eran personas buenas, campesinos cuya vida fue truncada por algún actor armado de nuestra horrible guerra. Por eso tomaron una bella decisión: que no solo iban a esforzarse por esclarecer la verdad de los hechos atroces en que murieron sus familiares, sino que querían recordarlos en vida para que la memoria de ellos como personas fuera preservada. Y por eso, con el apoyo de Dejusticia, decidieron reconstruir la vida de estas 15 personas, que fueron reunidas en un hermoso libro, disponible en nuestra página web y que fue lanzado el pasado 31 de agosto en San Juan Nepomuceno, como parte de la conmemoración del aniversario 16 de la masacre, que incluyó además un sentido homenaje a las mujeres que lograron sacar adelante, sin apoyo estatal, a sus familias, en durísimas circunstancias, debido al asesinato de quienes eran hasta ese momento los proveedores materiales de esos hogares.

La lectura de estos relatos conmueve, pues uno logra conocer a las víctimas y entiende que su memoria será preservada. Estas “historias de vida” son, por jugar con las palabras, “historias debidas”, que sacan de la invisibilidad la masacre de Los Guáimaros y El Tapón, y sus víctimas. Y que muestran que, ajustando un poco la conocida frase de Milán Kundera, la lucha de las personas y las comunidades contra el terror es la lucha de la memoria contra el olvido.

* Investigador de Dejusticia y profesor de la Universidad Nacional.

https://www.elespectador.com/opinion/guaimaros-unas-historias-debidas-columna-813724

35.18.-LAS IRRESPONSABLES FALSEDADES DE TOM WOLFE –Steven Poole

La recentísima publicación en castellano por parte de editorial Anagrama del último libro de Tom Wolfe (fallecido en mayo de este mismo año), con el título de El reino del lenguaje, ha dado pie a una risible y alarmante ceremonia de la confusión en medios periodísticos del Reino al presentar a Wolfe como un valeroso debelador de la impostura intelectual, que desafía  audazmente el consenso científico imperante y que resuelve además él solito algunos sólidos enigmas de la naturaleza humana. La lectura del libro demuestra, muy al contrario, la espeluznante ignorancia e incompetencia de Wolfe para hablar de las materias que aborda, ya se trate de la teoría de la evolución por selección natural o la lingüística aplicada. Recogemos una crítica suficientemente demoledora y explícita de Steven Poole en el diario británico The Guardian, aparecida tras la publicación en 2016 del título original, The Kingdon of Speech, y que deja en evidencia el bochornoso fraude del listillo del Nuevo Periodismo. SP 

22 sep 2018.- ¿Qué nos separa de otros animales? La lista de respuestas propuestas es más larga que un día sin pan: la racionalidad, el cocinar, la religión, los juegos irrelevantes, el construir cosas, y así sucesivamente. Pero una respuesta popular ha sido siempre nuestra capacidad de usar el lenguaje. El proceso exacto mediante el cual lo adquirimos es misterioso. De modo que aquí tenemos a Tom Wolfe para contarnos por qué hasta la fecha todo el mundo lo ha entendido mal.

El libro cuenta la historia de un par de tíos modestos contra dos abusones del sistema de poder establecido. El laborioso Alfred Russel Wallace, que de modo independiente co-descubrió el principio de la evolución por selección natural, no tenía ninguna posibilidad frente a Charles Darwin, que disfrutaba “de la eterna vida de papaíto-paga-todo de un caballero británico”. Darwin imaginaba que su teoría podía explicarlo todo, pero Wallace decidió eventualmente que no podía explicar el lenguaje, que debía ser un don otorgado por Dios.

Un siglo después llega Noam Chomsky, que revoluciona la lingüística al sugerir que los seres humanos disponen de una capacidad innata (y por tanto, evolucionada) de adquirir lenguas: una “gramática profunda” o “gramática universal” o “mecanismo de adquisición lingüístico” incorporados, lo cual explica, por ejemplo, cómo los niños de corta edad pueden construir fácilmente oraciones nuevas (véase también The Language Instinct [El instinto del lenguaje, Alianza Editorial, Madrid, 1994] de Steven Pinker) “Nada era elegante en el carisma de Chomsky”, se queja Wolfe, acaso deseando que el objeto de su abuso vistiera traje blanco y, sin embargo, dice él, Chomsky dominaba su campo despiadadamente. Hasta que, esto es, un intrépido desamparado amante del aire libre llamado Daniel Everett pasó una temporada con una tribu amazónica denominada de los Pirahã e informó de que su idioma carece de cierto rasgo (la recursión o anidamiento de ideas) que Chomsky había sugerido que podría ser universal, y demostró que Chomsky se equivocaba. Se aclaró el humo y el origen del lenguaje volvió a ser tan esquivo como siempre.

Wolfe cuenta estas historias con la clase de vitalidad despreocupada que resulta familiar de brillantes libros suyos como The Right Stuff  [Lo que hay que tener, Anagrama, Barcelona, 2010] y The Bonfire of the Vanities [La hoguera de las vanidades, Anagrama, Barcelona, 2018]. Sobre todo en la forma en que hace de ventrílocuo de los pensamientos y preocupaciones de sus protagonistas, el libro está magníficamente escrito, cuando no cae en una especie de farfulla autoparódica (Darwin, se nos asegura, “era también un escurridizo manipulador … suave … suave … suave y luego algo.”) El único problema con los cuentos de Wolfe, la verdad, es que son relatos irresponsablemente parciales, repletos de falsedades elementales.

Wolfe insiste, por ejemplo, en que Darwin no tenía “pruebas” de su teoría de la evolución por selección natural; de hecho, como es bien sabido, adujo gran cantidad de pruebas en la época, entre ellas las de la distribución geográfica de especies, la anatomía comparativa, los fósiles y los órganos vestigio. Hoy, por supuesto, la evolución se observa en tiempo real en el laboratorio, entre microbios o insectos, un hecho que Wolfe o bien no conoce o respecto al cual tiene misteriosamente el cuidado de no mencionar. Mientras tanto, la discusión entre Chomsky y Everett resulta mucho más controvertida de lo que deja ver (hay otros que señalan que, pese a no disponer de recursión en su idioma, lo cual niegan algunos, los Pirahã pueden aprender fácilmente portugués, que cuenta con ella). Y en cualquier caso, cierta versión, como mínimo, de la idea de un “centro lingüístico” en el cerebro es algo que no es objeto de controversia, no en el sentido de un sub-órgano físico de dedicación única, puesto que no es así como funciona el cerebro, sino ciertamente en el de “circuitos” neuronales especializados que están previsiblemente activos durante el procesamiento del lenguaje.

The Kingdom of Speech, es, pues, un triste ejemplo de la interrelación de la fama literaria con la industria editorial. A un autor de menos fama y rentabilidad que Wolfe le habrían salvado seguramente de semejante bochorno con una mayor atención crítica editorial. Hasta una rápida comprobación de datos habría impedido errores garrafales, como la afirmación de que “Einstein descubrió la velocidad de la luz” (no, lo cierto es que no). Wolfe ha insistido en que es ateo, y no creacionista (aunque este libro, por supuesto, ha sido recibido con los brazos abiertos por el movimiento creacionista norteamericano del “diseño inteligente”), y podemos también tomarle la palabra. No plantea un argumento criptorreligioso; simplemente es que no ha investigado debidamente en su campo temático.

No importan los hechos. El factor diferencial de este libro es que Wolfe mismo, sólo con pensar un poquito en ello, ha resuelto sin ayuda de nadie el problema que “ha tenido completamente desconcertados a incesantes generaciones de personalidades académicas y genios declarados”. Sólo él sabe cómo surgió. Las propias intuiciones de Darwin – la imitación de sonidos animales, por ejemplo  – eran, escribe Wolfe desdeñosamente, historias fabuladas. Pero Wolfe tiene la única respuesta verdadera. ¿Y cuál es? Ejem, que los seres humanos inventaron el lenguaje como mecanismo nemotécnico para ayudar a recordar las cosas (no explica esto con demasiada claridad, pero se supone que he de imaginarme a un cavernícola metiendo dentro otra roca y gruñendo “¡roca!” como ayuda para la memoria). Esto, por supuesto, no resulta mejor como historia fabulada que las de Darwin. Da la casualidad de que, aunque Wolfe no lo mencione, los antiguos epicúreos ya pensaban en buena medida lo mismo, consideraban que los animales “etiquetaban” partes del mundo con sus particulares graznidos y chillidos, y que los seres humanos no hicieron más que desarrollar ese hábito todavía más.

Pero hoy sabemos lo que los epicúreos no sabían, y Wolfe, a lo que parece, tampoco sabe todavía: que el cerebro es un órgano evolucionado, o que la laringe humana evolucionó de forma muy diferente a la laringe de nuestros primos primates más cercanos, lo que nos permite emitir sonidos de habla que ellos no pueden. Todavía no sabemos de modo preciso cómo sucedió y puede que nunca lo sepamos, pero resulta evidente para cualquiera que el habla ha de haber evolucionado…para cualquiera, claro está, salvo para los que sospechan de modo congénito de la autoridad científica y, acaso especialmente, para esos superusuarios profesionales del lenguaje que se sienten desolados ante la perspectiva de que ese poder que ha dado sentido a sus vidas se vea desmitificado por chiflados de la ciencia.

Steven Poole

escritor y crítico británico, estudió en el Emmanuel College de Cambridge y colabora con la sección de libros del diario The Guardian. Entre sus libros se cuentan Trigger Happy, Unspeak, Who Touched Base in My Thought Shower, y Rethinking: The Surprising Historia of Ideas, que reflejan su preocupación por los usos y abusos del lenguaje.

http://www.sinpermiso.info/textos/las-irresponsables-falsedades-de-tom-wolfe

 

34.18.-ADAM SMITH VISTO POR VARGAS LLOSA – Beethoven Herrera Valencia

Según Smith, para satisfacer sus intereses egoístas los individuos son guiados por una mano invisible.

La semblanza que el nobel peruano Vargas Llosa hace del padre de la ciencia económica, evoca a un solitario y despistado niño que creció en Escocia, y es recordado por sus paseos sin rumbo a través de las aldeas vecinas, reflexionando en temas académicos y que recuerda que en Oxford fue reprendido por leer a su amigo y profesor David Hume, quien era repudiado por su ateísmo.

16 sep 2018.- Smith comenzó su ejercicio intelectual como filósofo moral, y además de la economía se ocupó de la astronomía, taxonomía, lenguaje y retórica, y fue gran admirador de Newton. En su libro La teoría de los sentimientos morales, Smith rechaza los proyectos políticos que pretenden amalgamar a los individuos y centralizar su conducta bajo algunos ideales, y sostiene que el orden natural determina las acciones individuales, pues la sociedad tiene una organización interna autónoma.

Tras abandonar su cátedra en Glasgow, Smith fue tutor del duque de Buccleuch, y con él viajo a Suiza y Francia –donde pudo debatir con Turgot y Quesnay– a quien hubiera dedicado su libro si estuviera vivo. Al regresar de ese viaje comenzó la redacción de La Riqueza de las naciones, en el cual muestra el mercado libre como motor del progreso y que fue prohibido por la Inquisición en España.

Según Smith, para satisfacer sus intereses egoístas los individuos son guiados por una mano invisible y ello contribuye al progreso a través del mercado, debido a que logran cooperar con los demás. Por ello ,concluye que “…no es el altruismo ni la caridad, sino más bien el egoísmo, el motor del progreso”, y la igualdad de oportunidades es un supuesto central del liberalismo, con el acceso a la educación y el rechazo a la pobreza, frente a la miseria que podría acarrear la tecnificación. Además, condena la esclavitud, por razones morales y económicas, porque es un trabajador menos productivo por no tener incentivo para esforzarse: ¡los trabajadores bien pagados rinden más y su prosperidad garantiza paz social!

Además de no preguntarse cómo las tierras que eran comunitarias o ejidos públicos llegaron a ser privadas, Vargas no ahonda en la tesis más profunda de Smith acerca del valor generado solo por el trabajo humano. Según Vargas, para Smith debían eliminarse los privilegios de los gremios, acusándolos de violentar las libertades de los trabajadores no agremiados, y considera al Estado como enemigo del ciudadano trabajador porque consume la riqueza social.

Smith consideraba inmoral el colonialismo, pues era impulsado por aventureros codiciosos y creía que las colonias británicas en Norteamérica deberían contar con los mismos derechos que la metrópoli. Y al mayor respeto por las libertades y a la mayor abundancia de tierras en las colonias británicas, Smith atribuyó que hayan progresado más que las colonias españolas y portuguesas.

http://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/adam-smith-visto-por-vargas-llosa-521207

33.18.-EL HOMBRE NEGRO DEL KLAN – María A. García

El carro acelera con toda la fuerza y choca contra la multitud. Hombres y mujeres vuelan por los aires, otros quedan atrapados debajo de la armazón metálica. Luego, la máquina retrocede con la misma velocidad endemoniada. El capó del carro está destrozado, hay confusión, una mujer grita con todas las fuerzas mientras se tapa el rostro. Hay una joven en el suelo. Es una mujer blanca. Está muerta.

Foto: Captura: www.festival-cannes.com

6 sep 2018. – Este violento ataque tuvo lugar en Charlotesville, Estados Unidos, hace poco más de un año. Las víctimas eran manifestantes antineonazis y la mujer que murió, Heather Heyer, se convirtió en el símbolo de esa lucha contra la violencia racista.

Una violencia que, como sabemos bien, se ha dado de forma ininterrumpida desde el ingreso forzado de miles de africanos en la Colonia Inglesa y que aún hoy existe contra los afroamericanos. El más reciente filme de Spike Lee, ‘Blackkklansman’ (‘El infiltrado del KKKlan’) recuerda ese dramático ataque que tuvo lugar hace poco más de un año en Charlotesville justo al final de la película.

La película es un doloroso recordatorio de que la delirante defensa de una supuesta supremacía blanca sigue viva.

Si bien la historia gira en torno a un oficial de la policía afroamericano que logra infiltrarse en el KKK en los años setenta, las escenas finales se enfocan en lo ocurrido en Charlotesville en 2017. Agregan también las declaraciones de Donald Trump negándose a condenar la marcha neonazi. Es un doloroso recordatorio de que la delirante defensa de una supuesta supremacía blanca (o White Supremacy) sigue viva.

El alimento favorito de los extremismos lo hemos visto a lo largo de la Historia, es la apatía de la sociedad y esto es lo que ocurre hoy en Estados Unidos. Los medios, los artistas, los políticos han dejado languidecer el debate sobre los ataques contra minorías étnicas. El tema de Black Lives Matter o de All Immigrants Welcome no convoca ya multitudes en las calles. Es por eso que la conciencia que nunca duerme y que debe cuestionarlo todo –el arte– es la que toma las riendas aquí para sacarnos del mutismo colectivo.

La película nos recuerda que la gran ambición del KKK era infiltrar el sistema político y convertir en Ley la discriminación racial a través de medidas populares como el control fronterizo, la seguridad en las calles, el control del consumo de drogas, la persecución de pandillas. Todas estas son herramientas, vaya casualidad, de las que se vale el gobierno actual para reprimir, encarcelar y deportar a hombres, mujeres y niños que no son blancos y estadounidenses. El gran peligro era oficializar la segregación, y es ese el mensaje que envía ‘Blackkklansman’. Es, sin lugar a dudas, un gancho al hígado inmisericorde pero necesario.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/maria-a-garcia-de-la-torre/el-hombre-negro-del-klan-resena-de-blackkklansman-264766

33.18.- A PUNTO DE EMPEZAR EL NUEVO POSTGRADO “ANÁLISIS DEL CAPITALISMO Y POLÍTICAS TRANSFORMADORAS” – Enric Prat y Daniel Raventós*

El postgrado “Análisis del capitalismo y políticas transformadoras” empezará su primera edición este curso 2018-19.  Este postgrado interuniversitario de la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad de Barcelona es producto de una fusión de dos anteriores: el de la UB “Análisis político-filosófico del capitalismo contemporáneo”, del que se realizaron siete ediciones, y el de la UAB “Ideas y Experiencias Políticas Transformadoras”, del que se realizaron dos. Ya hacía algún tiempo que nosotros dos pensábamos, junto a Antoni Domènech, fusionar ambos postgrados ya que había al menos una parte importante de materias si no comunes sí afines.  

Al fin y al cabo, “se daba la circunstancia de que participaban en ambos postgrados varias personas pertenecientes al Comité y al Consejo Editorial de Sin Permiso”, como explicábamos en un escrito anterior.

En la presentación se explica:

“Se tratarán las principales ideas del republicanismo, del socialismo, del anarquismo, del ecologismo, del feminismo, de las teorías de la justicia y del común. Se analizará el capitalismo, los trabajos, el sindicalismo y las políticas sociales tradicionales como las propuestas más recientes. Y se explicarán los procesos políticos y sociales más relevantes, históricos y actuales, en los que se han desplegado los proyectos políticos transformadores.”

La diplomatura de este posgrado se estructura en cinco módulos cuyos títulos de los cuatro primeros, el quinto es el trabajo final, son suficientemente explícitos:

  1. Fundamentación histórica normativa de la libertad republicana.
  2.  Teoría económica, socialismo, anarquismo, ecologismo y feminismo.
  3.  Capitalismo, trabajos, sindicalismo y políticas sociales.
  4.  Propuestas y experiencias de transformación política y social.

El precio de la matrícula al postgrado (cinco módulos) es de 1.700 euros. También se contempla la posibilidad de matriculación por módulos, que tienen un precio de 340 euros cada uno. Los y las estudiantes con titulación académica, si superan las pruebas de evaluación, recibirán el certificado de la Diplomatura de Postgrado. Los y las estudiantes sin titulación académica, si superan las pruebas de evaluación, recibirán un certificado de aprovechamiento.

La enseñanza será atendida por más de 60 profesores y profesoras de distintas universidades y geografías —Francia, México, EEUU, Argentina…— si bien la gran mayoría pertenecen a universidades catalanas. El detalle del profesorado puede obtenerse aquí.

Las entidades colaboradoras de este posgrado, a la espera aún de nuevas posibles incorporaciones, son: Sin Permiso, las fundaciones y asociaciones Cipriano García, Revolució Democràtica, Nous Horitzons, Ateneu Roig y Red Renta Básica. Hemos recibido solicitudes de nuevas entidades colaboradoras para cursos posteriores.

Los detalles de la matriculación que finaliza a finales de este mes de septiembre pueden obtenerse aquí. Las sesiones tendrán lugar todos los lunes y jueves a partir de octubre y hasta el mes de mayo de 2019.

Los dos postgrados que se fusionan en este creemos que pueden hacer un balance más que satisfactoria de sus ediciones pasadas. Con esta seguridad esperamos que “Análisis del capitalismo y políticas transformadoras” pueda aportar lo mejor de los dos precedentes.

Enric Prat Carvajal  historiador, profesor de Ciència Política de la UAB, miembro del Consejo Editorial de Sin Permiso. Junto con Daniel Raventós es coordinador del posgrado interuniversitario “Análisis del capitalismo y políticas transformadoras”.

Daniel Raventós 

es editor de Sin Permiso, presidente de la Red Renta Básica y profesor de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona. Es miembro del comité científico de ATTAC. Sus últimos libros son, en colaboración con Jordi Arcarons y Lluís Torrens, “Renta Básica Incondicional. Una propuesta de financiación racional y justa” (Serbal, 2017) y, en colaboración con Julie Wark, “Against Charity” (Counterpunch, 2018). Junto con Enric Prat es coordinador del posgrado interuniversitario “Análisis del capitalismo y políticas transformadoras”.

32.18.-La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2018

DESCRIPCIÓN

En este informe anual de la CEPAL se presentan y analizan las principales tendencias de la inversión extranjera directa (IED) en los países de América Latina y el Caribe.
En 2017 se profundizaron algunas tendencias en el escenario económico mundial que han generado un clima de incertidumbre para las inversiones transfronterizas. En particular, se confirmaron anuncios de posibles restricciones comerciales y presiones para relocalizar la producción en los países desarrollados. Al mismo tiempo, las autoridades de China han tomado medidas para restringir las salidas de inversión extranjera directa (IED), a fin de ajustarlas al plan estratégico del país. A estos elementos hay que sumar la expansión de las empresas digitales, que requieren una menor inversión en activos tangibles para crecer a escala internacional y que están fuertemente concentradas en los Estados Unidos y China, lo que disminuye la necesidad de fusiones y adquisiciones transfronterizas.

Estos aspectos contribuyen a explicar la caída de la IED mundial en 2017, pese un contexto internacional caracterizado por un mayor crecimiento de la economía mundial (de un 3,2%), la elevada liquidez internacional, altos beneficios para las grandes empresas y optimismo en los mercados financieros. En este contexto internacional, las corrientes de IED en América Latina y el Caribe se redujeron por cuarto año consecutivo en 2017, hasta los 161.673 millones de dólares, cifra un 3,6% menos que la registrada el año anterior y un 20% por debajo de lo recibido en 2011.

31.18.-INFORME DE LA CEPAL

    COLOMBIA

1. Rasgos generales de la evolución reciente
La actividad económica de Colombia creció un 1,8% en 2017 (la cifra más baja desde 2009). El crecimiento resultó afectado por el bajo dinamismo de la construcción, la industria y el sector minero-energético. En contraste, presentaron un mejor ritmo de crecimiento los servicios financieros, los servicios sociales y la agricultura. La demanda mostró un mejor desempeño del consumo, mientras que la inversión total quedó estancada y las exportaciones se contrajeron. La demanda interna se desaceleró por los efectos rezagados de la política monetaria contractiva que tuvo lugar en 2016 y por la reforma tributaria que entró en vigor en 2017, con nuevos gravámenes al consumo. El gobierno central redujo su déficit estructural, cumpliendo los objetivos de sostenibilidad de la regla fiscal. Ello exigió fortalecer los ingresos fiscales mediante mayores impuestos indirectos y recortar el gasto corriente y la inversión pública. El compromiso con una senda de reducción del desbalance fiscal transmite confianza a los mercados y reduce el costo del endeudamiento.

La medida de inflación anual continuó su tendencia decreciente y cayó 2,3 puntos porcentuales entre enero de 2017 y abril de 2018, ubicándose en el rango meta (del 2% al 4%) y dando cumplimiento al objetivo de estabilización de precios de las autoridades. Esto le ha permitido al Banco de la República continuar el ciclo de reducción de las tasas de interés.
Los pronósticos para 2018 y 2019 son favorables y se evidencian en la mejor dinámica de los socios comerciales (los Estados Unidos, la zona del euro y los países de América Latina) y en la tendencia positiva del indicador de seguimiento de la economía y de los indicadores de confianza industrial, comercial y del consumidor. Con las bajas tasas de interés y el descenso de la inflación se espera lograr una mayor confianza e incentivos a la inversión, un mejor uso de los recursos productivos, la preservación del poder adquisitivo de los hogares y una favorable dinámica del crédito, el consumo y la inversión.
Para 2018 se proyecta que se acelere la actividad económica y se consolide la recuperación. La economía crecería un 2,7%, impulsada por un mejor desempeño de la demanda interna y externa. Se prevé un mayor crecimiento del consumo de los hogares y de la inversión, por la menor carga tributaria empresarial a partir de 2018, y un mejor ritmo de ejecución de los proyectos de infraestructura.

2. La política económica

a) La política fiscal
La política fiscal persistió en la consolidación de un esquema de sostenibilidad para el sector público. El gobierno central presentó un déficit del 3,7% del PIB en 2017, 0,4 puntos porcentuales por debajo del registrado en 2016. Por su parte, el sector descentralizado redujo

su superávit del 1,6% al 1,0%, lo que explica el mayor déficit del sector público no financiero, que alcanzó al 2,6% del PIB.
El gobierno central dio cumplimiento a la regla fiscal al finalizar 2017 con un déficit estructural del 1,9% del PIB, resultado de un aumento de 0,7 puntos porcentuales en los ingresos como proporción del PIB, mientras los gastos totales se mantuvieron constantes en un 19,5% del PIB. El aumento en los ingresos se debe principalmente al pago realizado por dos operadores del servicio de telefonía celular, por concepto de un fallo en última instancia (laudo arbitral) que les exigió retornar el valor de las redes instaladas, de acuerdo con lo establecido en el contrato de concesión de 1994 y que favoreció al Gobierno con 0,5 puntos porcentuales en 2017 (0,3 puntos porcentuales de los cuales se usaron para financiar de forma adelantada gastos de 2018).
El aumento en los ingresos también se explica por el incremento de la tarifa general del impuesto al valor agregado (IVA) del 16% al 19%, que permitió un recaudo adicional 0,6 puntos porcentuales mayor que en 2016. Asimismo, el repunte de los precios del petróleo y el plan de ajuste en los costos de Ecopetrol contribuyeron a un aumento de 0,2 puntos porcentuales en los ingresos derivados de la actividad del sector petrolero. Estos incrementos se vieron mermados por el menor recaudo en otros ingresos, asociado al menor dinamismo de la actividad económica. Los gastos de intereses se mantuvieron constantes como porcentaje del PIB y los de funcionamiento crecieron 0,2 puntos porcentuales, impulsados por las transferencias a los gobiernos locales para el financiamiento de los servicios de educación y salud, y también para el pago de las pensiones. Los gastos de inversión, asignados principalmente a proyectos de inclusión social, reconciliación, transporte y educación, representaron un monto equivalente al 1,9% del PIB (0,1 puntos porcentuales por debajo de la cifra de 2016). Si se agrega el déficit a financiar y las amortizaciones, las necesidades de financiamiento en 2017 representaron un 8,3% del PIB, cubiertas en un 72% mediante la emisión de títulos de tesorería (TES) del Gobierno.
El balance de la seguridad social mantuvo en 2017 un resultado del 0,8% del PIB, similar al del año anterior. Los gobiernos regionales y locales registraron un superávit del 0,5% del PIB (0,2 puntos porcentuales mayor que el de 2016), explicado por un aumento del recaudo tributario y de ingresos de capital por encima del incremento de los gastos, que se presenta en el segundo año de las administraciones locales, una vez que comienza la ejecución normal de los proyectos de inversión.
En abril de 2018, el Comité Consultivo de la Regla Fiscal modificó la metodología para calcular el déficit cíclico a partir de 2019, con la cual la convergencia del déficit total a la meta del 1% es más gradual que la pronosticada en 2017: el ajuste requerido entre 2018 y 2019 es del 0,7% del PIB y entre 2019 y 2020 es del 0,2%, con lo que aumenta el espacio cíclico del Gobierno para cumplir con la regla fiscal. Estas metas de déficit permiten un ajuste ordenado de la deuda pública en el mediano plazo, que habría llegado a su máximo en 2017 y alcanzaría un nivel del 30% del PIB en 2029.
La proyección del déficit fiscal del gobierno central en 2018 (-3,1%) sería resultado de una reducción de los gastos totales como proporción del PIB, mayor que la que presentarán los ingresos totales. Los ingresos tributarios se reducen en 2018 debido a la desaparición del impuesto a la riqueza y a la rebaja de la tarifa del impuesto a la renta de las empresas y los ingresos no tributarios, que habían presentado un crecimiento inusual por el efecto del laudo en 2017. El gasto registraría una baja de 0,7 puntos porcentuales en 2018 por reducciones de los gastos de funcionamiento y de inversión.
El balance de la seguridad social permanecería constante en 2018 (en un 0,8% del PIB) y los gobiernos regionales y locales reducirían su superávit como proporción del PIB por la aceleración en la ejecución del tercer año del Gobierno de las autoridades locales y el aumento de la inversión financiada con recursos del sistema general de regalías. Así, en 2018 se proyecta un déficit del sector público no financiero del 2,4% del PIB, 0,3 puntos porcentuales por debajo del año anterior, explicado principalmente por el ajuste en el gobierno central.
b) La política monetaria
Durante 2017 la inflación continuó su trayectoria de convergencia a la meta establecida por el Banco de la República (3%). La política monetaria contractiva ejecutada entre septiembre de 2015 y agosto de 2016 ayudó a moderar el crecimiento de la demanda interna, garantizar el descenso de las expectativas de inflación y atenuar la inercia inflacionaria durante 2017. Entre enero de 2017 y abril de 2018 el banco cambió su postura y disminuyó la tasa de política monetaria de forma progresiva del 7,25% al 4,25%. Estos descensos graduales se han transmitido con diferente intensidad a las tasas activas y pasivas del sistema financiero. Las tasas activas de créditos comerciales disminuyeron más que la tasa de política, mientras que las de crédito de consumo han descendido a menor ritmo.
A diciembre de 2017, acorde con el bajo crecimiento de la economía, el balance de los establecimientos de crédito presentó bajos niveles de crecimiento real. Esto se explica por el bajo crecimiento de la cartera (2,1%), debido a la reducción del crédito comercial (-0,8%), parcialmente compensada por el crédito de vivienda (7,3%), el crédito de consumo (5,6%) y el microcrédito (3,6%), que muestra una mayor preferencia por otorgar nuevos créditos a los hogares. La menor expansión del crédito se debe tanto a una menor demanda como al endurecimiento de las exigencias para otorgar nuevos créditos, derivadas de la política monetaria contractiva, el menor crecimiento de la economía y el deterioro de la cartera observado durante 2017. Los depósitos a plazo (certificados de depósito a término + bonos) redujeron su crecimiento, al tiempo que aumentó el de los depósitos a la vista, como consecuencia del descenso de la inflación y la finalización del ciclo de alza de tasas.
La coyuntura de desaceleración económica desde 2014 se ha visto reflejada en un aumento de las carteras riesgosa y vencida, que ha tenido un impacto en los indicadores de riesgo que vienen deteriorándose desde 2016. En 2017 los indicadores de riesgo de todas las modalidades aumentaron, particularmente los de microcrédito y crédito comercial. Sin embargo, la materialización del riesgo (mora) es más alta en la modalidad de microcrédito (8%) y crédito de vivienda (7,1%), y más baja en la modalidad comercial (4%). A pesar del deterioro de los indicadores de riesgo y su materialización, los establecimientos de crédito presentan buenos indicadores de solvencia y liquidez.
Por último, el mercado de deuda colombiana ha mostrado un buen dinamismo entre septiembre de 2017 y marzo de 2018. El precio de los títulos de deuda pública y privada,indexados o no, aumentó de acuerdo con los movimientos en la tasa de política monetaria, la reducción de la inflación y la mayor participación de extranjeros como consecuencia de la mayor liquidez mundial. La cotización del mercado de renta variable (COLCAP) mostró una valorización entre noviembre de 2017 y enero de 2018, pero sufrió caídas entre enero y marzo.
c) La política cambiaria
Al igual que otras monedas de América Latina, en 2017 el peso colombiano se apreció nominalmente, sobre todo por la dinámica del precio del petróleo y el comportamiento del dólar en el mundo. Entre diciembre de 2016 y diciembre de 2017 el peso colombiano se revaluó en términos nominales un 0,6%. La apreciación en el promedio año, no obstante, fue del 3,4% en razón de las oscilaciones de la cotización del petróleo, que se tradujeron en una apreciación del peso en el primer trimestre, una depreciación hasta julio y una nueva apreciación a fin de año. Por el contrario, si se descuentan las variaciones de precios en Colombia y en los países con los que comercia, el peso presentó una devaluación real del 5%,
Hasta mayo de 2018 el peso colombiano se ha apreciado debido a la evolución del precio del petróleo, la menor percepción de riesgo por la consolidación del proceso de paz y la rápida corrección de los desbalances macroeconómicos que produjeron los choques externos de los últimos años. La apreciación nominal del peso frente al dólar superó el 3,0% entre enero y mayo de 2018, mientras otras monedas de países de la región registran una depreciación.
Colombia tiene un alto nivel de reservas internacionales que al cierre de 2017 alcanzaron el 15% del PIB y equivalen a 12 meses del valor de las importaciones de bienes, un nivel que otorga una protección adecuada para enfrentar cualquier posible salida de capital del país. Además, el país reafirmó el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) de acceso contingente a recursos por 11.350 millones de dólares. Este acuerdo, considerado de carácter preventivo por las autoridades colombianas, solo se usaría ante un eventual recorte abrupto del financiamiento externo.
d) Otras políticas
Tras cinco años de estudios, ajustes normativos y compromisos de futuras reformas, en mayo de 2018 la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) invitó a Colombia a sumarse a sus miembros. El nuevo Gobierno, que asumirá el 7 de agosto de 2018, tiene entre sus desafíos inmediatos consolidar la recuperación económica en marcha y concretar las reformas fiscal y de pensiones anunciadas, así como las propuestas para el sector rural centradas en formalización laboral y provisión de bienes públicos.

3. La evolución de las principales variables

a) La evolución del sector externo
El déficit de la cuenta corriente se redujo del 6,4% al 4,3% como proporción del PIB entre 2015 y 2016 como consecuencia de una fuerte contracción de las importaciones y la reducción de la remisión de utilidades de las empresas con capital extranjero. En 2017 este déficit bajó al 3,3% debido a la recuperación de los ingresos, que sumó más que el crecimiento de las importaciones y de los egresos por renta factorial.
El incremento en el valor en dólares de las exportaciones (15,8%) se vio explicado principalmente por mayores ventas externas de carbón y petróleo, y en menor medida por el aumento en las ventas de productos industriales, café, banano y flores. No obstante este crecimiento de los ingresos por exportaciones, los volúmenes de los principales productos de exportación tuvieron caídas importantes, que fueron compensadas por el aumento de sus precios. En particular, las ventas de petróleo, café y ferroníquel, que representan el 45% de la oferta exportable, mostraron disminuciones anuales en volumen. Vale la pena destacar las exportaciones no tradicionales, que crecieron un 1,9% tras haberse contraído un 19,9% en 2015 y un 2,5% en 2016. Esto se explica por el mejor desempeño de los socios comerciales y los primeros efectos positivos de la depreciación acumulada de los últimos años.
El incremento del valor en dólares de las importaciones (2,3%) se explica por mayores importaciones de insumos y bienes de capital para la industria, de equipo de transporte y de bienes de consumo. El déficit de servicios aumentó en especial por cuenta de la importación de seguros y servicios financieros, si bien también se incrementaron los ingresos derivados del turismo. El aumento de los egresos netos por renta factorial se originó sobre todo en mayores rentabilidades de las empresas con inversión extranjera directa (IED), que operan principalmente en el sector de la explotación petrolera.
La reducción del déficit corriente tuvo como contraparte menores flujos de capital en la cuenta financiera (alrededor de 3.000 millones de dólares). El flujo de IED aumentó del 4,7% al 4,8% del PIB en 2017, y estuvo dirigido sobre todo a los sectores de minería y petróleo (30,4%), transporte y comunicaciones (23,9%) e industria manufacturera (15,6%). La inversión de portafolio se redujo del 2,8 al 2,5% del PIB. El 52% de estas inversiones fueron títulos de deuda de largo plazo y el 48% fueron compra de títulos de deuda pública y acciones en el mercado local.
Se espera que esta corrección del déficit continúe como resultado de la recuperación de la demanda externa de bienes manufacturados y de la evolución del precio internacional del crudo, en un contexto de mayor costo del financiamiento externo. Ello permitiría avanzar en la corrección del déficit corriente, que alcanzaría el 3,1% del PIB en 2018.
b) El crecimiento económico
En 2017 la economía colombiana siguió ajustándose al fuerte impacto que produjo el desplome de los precios del petróleo y sus derivados, que comenzó a fines de 2014 y se profundizó en los dos años siguientes. Así lo indican el crecimiento moderado del gasto y el menor déficit externo. El crecimiento económico de este año estuvo acompañado de un mejor desempeño de la demanda externa, de condiciones financieras internacionales favorables y de la recuperación de los términos de intercambio por una tendencia al alza de los precios del petróleo y el carbón, indicadores que sugieren que la fase de desaceleración económica tocó fondo. El mejor desempeño de la demanda interna se reflejó en 2017 en el leve incremento de las importaciones tras una marcada contracción en 2016.

La transmisión parcial de la política monetaria expansiva a las tasas de mercado y el descenso de la inflación han aliviado la dinámica del ingreso disponible a pesar del incremento de los impuestos al consumo. Esto contribuyó a que la inversión dejara de caer, el consumo se acelerara y las importaciones aumentaran.
El consumo privado creció a una tasa menor (1,8%) que el consumo público (4,0%). En cuanto a la inversión, la mayor formación de capital se dio en el sector de obras civiles, y maquinaria y equipo, debido a los mayores desembolsos para la ejecución de obras por parte de los gobiernos regionales, y el aumento de la inversión del sector petrolero. Por el contrario, la acumulación de inventarios de vivienda y la menor demanda del sector no residencial produjeron pronunciados descensos en la construcción.
La agricultura mostró en 2017 resultados favorables tras los choques de oferta que afectaron su desempeño en 2016. Los servicios financieros mostraron una desaceleración, pero contribuyeron con cerca de la mitad al crecimiento en 2017. La minería se contrajo un 4,3%, que se suma al descenso del 3% del año anterior. La industria mostró un pobre desempeño al contraerse un 2%, lo que se atribuye a la baja demanda interna y a la contracción de la construcción, que afectó subsectores industriales encadenados.
En el primer semestre de 2018 la economía creció un 2,5% interanual, impulsada por la expansión de las actividades profesionales, científicas y técnicas, administrativas y de apoyo (6,2%); las actividades de administración pública y defensa, seguridad social obligatoria, educación, servicios sociales y salud (5,2%), y del sector de agricultura, silvicultura y pesca (4,1%), mientras que la construcción presentó la mayor caída (-5,8%)1.
c) La inflación, las remuneraciones y el empleo
La inflación continuó convergiendo hacia su meta de largo plazo (3%) en 2017 y 2018, apoyada por una política monetaria contractiva a lo largo de 2016, excesos de capacidad productiva resultado de una baja demanda agregada, la relativa estabilización del peso y la normalización de los precios de los alimentos. La variación de precios bajó del 5,7% en diciembre de 2016 al 4,1% al finalizar 2017, y en abril de 2018 fue del 3,1% anual.
Los riesgos al alza de la tasa de inflación en 2018 podrían provenir de un repunte en los precios de los alimentos, si se presenta una menor oferta por problemas climáticos o si los bajos precios actuales desestimulan las siembras. Los precios del petróleo y la evolución del tipo de cambio también constituyen factores de incertidumbre para conservar la inflación en un 3,0%.
Durante 2017 el mercado laboral se deterioró como consecuencia de la desaceleración económica iniciada en 2015. La tasa de desempleo nacional promedio aumentó del 9,2% en 2016 al 9,4% en 2017, y en 2018 ha permanecido estable. A pesar de este deterioro, las tasas de desempleo e informalidad se encuentran en niveles históricamente bajos, lo que muestra una notable resiliencia del mercado laboral frente a la menor actividad económica.

El aumento del desempleo se puede explicar por caídas en la tasa de ocupación que no fueron compensadas por descensos en la tasa global de participación en el segundo semestre de 2017. La creación de empleo nacional fue impulsada por la agricultura, la industria manufacturera y las actividades inmobiliarias, mientras que el comercio y la construcción restaron de manera significativa. Los índices de salarios del comercio y la industria (un 40% de los ocupados) mostraron variaciones reales positivas en 2017 y en lo que va de 2018.
Teniendo en cuenta que en 2018 se espera un crecimiento moderado y que sus efectos en el mercado laboral presentan cierto rezago, se prevé un nuevo deterioro en el mercado de trabajo, aunque menor que el de 2017.

31.18.-TARDÍA RECORDACIÓN DEL PRESIDENTE AFROCOLOMBIANO J.J.NIETO – Beethoven Herrera

La reivindicación de la vida y obra de Juan José Nieto puede servir como afirmación de la identidad multiétnica de Colombia.

Como acto de despedida, el presidente Santos develó el cuadro de Juan José Nieto, primero y único presidente afrodescendiente de Colombia, cuyo óleo fue enviado a París para ser blanqueado y después fue olvidado.

Ahora, siglo y medio después de su presidencia y tras medio siglo de reclamos del sociólogo costeño, Orlando Fals Borda, del periodista Gonzalo Guillén y del exministro guajiro Amylkar Acosta, el gobierno tuvo que incluir su retrato en la galería de presidentes, acatando la orden judicial derivada de la tutela entablada por la Logia de Cartagena.

26 ago 2018.-Aunque algunos culpan al centralismo por el ostracismo al que fue sometido Nieto, hay que advertir que también la élite cartagenera envió su foto a un sótano de olvido, pues, además de su color, repudiaba su origen artesanal, sus ideas liberales, su pertenencia a la masonería y la declaratoria de libertad de esclavos que hizo en Cartagena antes de que ello se declarara a nivel nacional. Y en Barranquilla fue derribada la estatua que conmemoraba su memoria.

En los seis meses en los que fue presidente de los Estados Unidos de Colombia en 1861, Nieto defendió las ideas federalistas y liberales de la época, reivindicó la vida y obra de su amigo Santander y defendió la autonomía política de la costa.

El historiador costeño Adolfo Meisel explica la reducida participación política de la costa en cargos importantes nacionales como un problema heredado de los tiempos iniciales de la república, que influyó en la separación de Panamá, pues argumentaban discriminación y la mínima representación que recibían por parte de las élites gobernantes del interior del país, pese a la importancia económica y geográfica que tenía el istmo para Colombia.

La figura presidencial de Juan José Nieto representa para la idiosincrasia costeña un motivo de orgullo y simboliza reconocimiento por el resto del país, pero dicho sentimiento ha estado ausente desde hace más de un siglo en la memoria de los habitantes del Caribe. Por todo ello, la reivindicación de la vida y obra de Juan José Nieto puede servir como afirmación de la identidad multiétnica de Colombia.

Esta ceremonia se llevó a cabo el mismo día en que Caterine Ibargüen y Yuberjen Martínez consiguieron medalla de oro en los Juegos Centroamericanos, y pocos días después de que Yerry Mina fuera el goleador de Colombia en el Mundial de Rusia. La opinión pública se conmueve por los triunfos de grupos musicales afros como Choquibtown y Herencia de Timbiquí, pero existe una escasa conciencia a cerca de la marginación económica y social que sufren sus comunidades. Y hay olvido del reprobable asesinato del teniente Humberto Antonio por parte del cadete chocoano Sosir Palomeque, argumentando que sufría vejámenes.

http://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/nieto-el-presidente-afro-y-su-tardia-reparacion-520480

31.18 CÁTEDRA INTERNACIONAL

29.18.- Invitaciòn foro

29.18.-Publicaciones Cepal

28.18.-PAPEL DE LOS PERIODISTAS EN LAS CRISIS DEL PODER – Cecilia Orozco

La  desesperada defensa pública que el senador Uribe ha emprendido desde el momento en que la Corte Suprema anunció la apertura de un proceso penal en su contra por soborno a testigos y fraude procesal ha puesto a la prensa, a sus reporteros, directivos y analistas en una situación similar a la que vivió el periodismo colombiano —con muchos saldos en rojo— durante el tormentoso “Proceso 8.000” de mediados de los 90, cuando el candidato perdedor de las elecciones, Andrés Pastrana, dio una misteriosa declaración sobre la presencia de dineros del narcotráfico en la campaña de quien lo había derrotado, Ernesto Samper. Poco después estallaría el escándalo presidencial más grave del país en las décadas finales del siglo XX: el noticiero 24 Horas, de propiedad del líder conservador Álvaro Gómez, del mismo partido de Pastrana, reveló la existencia de unas grabaciones que demostrarían la financiación, con plata de la mafia, de la campaña ganadora. Se trataba de los denominados “narcocasetes”.

De ahí en adelante se desataron grandes investigaciones, en la Fiscalía, que concluyeron, tiempo después, con el jefe de Estado maltrecho en su gobierno e imagen pero no derrocado, y con más de una docena de congresistas entre quienes se encontraban algunos que hoy pertenecen a los círculos uribistas, condenados y presos por sus nexos con el cartel de Cali.

La primera víctima de la refriega nacional que se armó con la barahúnda de noticias, la filtración, a chorros, de piezas incriminatorias de los procesos y la conspiración político-periodística para sacar a Samper de la Presidencia, fue el fiscal Gustavo de Greiff, en cuyo sepelio, celebrado hace pocos días, la sociedad bogotana le expresó el respeto que inspiraba su conducta proba y docta. Honor que se le debía rendir, por cierto, después del lodo que lanzaron contra su nombre en aquella época de pasiones mediáticas en que se creía, a pie juntillas y sin ninguna observación crítica, lo que la DEA y la embajada americana señalaran.

“En cosa de semanas”, escribió El Espectador refiriéndose al “8.000” y a De Greiff, “a quien periódicos y revistas, cadenas radiales y noticieros de televisión calificaban como el hombre del año… había pasado a ser el villano del año”. La Fiscalía cambió de manos a las de Alfonso Valdivieso y su poderoso vicefiscal Adolfo Salamanca, penalista de carácter fuerte y buenos conocimientos jurídicos que tuvo, simultáneamente con su tarea de investigador, amistad estrecha con periodistas y medios.

Estos jugaron un papel definitivo en el desarrollo del “8.000”, tanto en sus aciertos como en sus fallas, admitidas años más tarde por algunos. Se recuerda, particularmente, el rol de La Prensa, dirigida por Juan Carlos Pastrana, hermano del candidato denunciante, que presionó la reapertura de la investigación de los narcocasetes, inclusive publicando un fotomontaje, en primera página, del jefe de Estado en ejercicio, con número de presidiario, en un acto grosero que fue rechazado hasta por el grupo parlamentario de Andrés Pastrana.

Pero La Prensa no fue la única estrella periodística de la época. También los diarios, revistas y noticieros de mayores ventas, rating y credibilidad. Un grupo de propietarios de medios, directores y columnistas se constituyó en asamblea permanente para liderar las revelaciones más asombrosas de los procesos judiciales, en especial, el que se adelantaba contra el mandatario en la Fiscalía, más allá de la competencia legal de esta.

Sin embargo, algo fundamental ha cambiado en la Colombia del 2018: mientras el procesado desacredita a sus jueces ante unos corresponsales que le tienen mucho miedo, la agrupación de periodistas que se destacó por su capacidad gregaria de investigar, escudriñar, encontrar y también filtrar datos que consideraba que la sociedad debía conocer, ahora hace causa común con el encartado sin exhibir argumentos objetivos para tomar esa posición netamente emocional y, tal vez, interesada. Y lo más asombroso: censura a los colegas que cumplen su deber, el que se cumplió, pese a sus excesos, en el 95: revelar lo que el poder quiere callar.

https://www.elespectador.com/opinion/papel-de-los-periodistas-en-las-crisis-del-poder-columna-803432

27.18.-MÉXICO GOLPEA A LOS SECTORES MÁS SENSIBLES PARA TRUMP EN RESPUESTA A LOS ARANCELES – Ignacio Fariza

El país latinoamericano centra sus contramedidas en los Estados y las industrias en los que más daño político puede infligir al presidente republicano

Dos buques cargueros en el puerto de Veracruz (México). M. V. EFE

Si Trump quiere la guerra, México no va a quedarse quieto. Ese es el mensaje que parece enviar el Gobierno de Enrique Peña Nieto con el listado definitivo de aranceles en respuesta a las medidas proteccionistas sobre el acero y el aluminio anunciadas por Washington la semana pasada. La Secretaría (Ministerio) de Economía del país latinoamericano ha situado en su punto de mira a un nutrido grupo de productos agroalimentarios, siderúrgicos e industriales de origen estadounidense, con gravámenes de entre un 7% y un 25%.

México 5 jun 2018 Este martes, el titular de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, ha cifrado en 3.000 millones de dólares al año el valor de los productos sujetos a aranceles de nuevo cuño, con una recaudación esperada de 650 millones anuales. En promedio, según los datos de los empresarios que acompañan al Ejecutivo mexicano en la negociación, el llamado cuarto de junto, el 60% de las importaciones mexicanas de los bienes afectados provienen de EE UU. Muchas de ellas, de Estados clave para el Partido Republicano de Trump, que tendrá una dura prueba en las elecciones legislativas de mitad de mandato (midterm) que se celebrarán en seis meses. Estas son algunas claves:

¿Qué productos estadounidenses quedan gravados en México?

En el listado de bienes de origen estadounidense sobre los que pesará el arancel mexicano destacan una decena de alimentos —desde paletas y piernas de cerdo hasta manzanas, frutos rojos o whisky pasando por todo tipo de quesos— sobre los que se aplicará un gravamen del 20%. Esta cifra solo varía en dos casos: algunos productos de origen porcino, que tendrán un arancel del 15%, y el queso fresco y el requesón, sobre los que se aplicará una tasa del 25%. En la industria siderúrgica, México aumentará la carga arancelaria sobre las placas de acero, las chapas laminadas o las varillas. Pero los aranceles van más allá de estos ámbitos: México también gravará otros productos tan dispares como barcos sin motor fueraborda o ventiladores. Un golpe en toda regla para un número no menor de fabricantes estadounidenses.

¿Por qué son sectores clave para Trump?

El magnate republicano basó buena parte de su victoria electoral de noviembre de 2016 en el apoyo de los sectores más conservadores de la América rural. Ahora, México aprovecha para mermar su capacidad exportadora. Los casos del porcino y de la manzana son especialmente significativos. En el primero, porque buena parte de la carne de cerdo que importa México viene de Texas y Iowa, dos Estados clave en la victoria de Trump. En el segundo, porque cinco de los 10 principales productores de esta fruta —Michigan, Pensilvania, Carolina del Norte, Ohio e Idaho— también fueron clave en la elección del magnate republicano. Y porque el Estado de Washington, por mucho el mayor productor de manzanas de EE UU, es el lugar de origen de una importante figura del partido conservador: la congresista Cathy McMorris. A Washington, el Gobierno mexicano también le golpea con aranceles sobre otra de sus exportaciones más relevantes: la de embutidos.

En el caso particular del queso, la idea de México es presionar a los productores de Wisconsin y a Texas —otros dos Estados sobre los que Trump cimentó su victoria—, además de a California. “Y en el del whisky, a la zona que más pega es a Tennessee, también bastión republicano”, agrega Luz María de la Mora, ex jefa de la Unidad de Negociaciones Internacionales de la Secretaría de Economía. “Ha habido un análisis puntual sobre a quien golpear: es una forma de señalar a la base política de Trump que la política de su presidente puede dañar su bolsillo”.

El pasado jueves, poco después de que el Gobierno estadounidense hiciese públicos los aranceles sobre el acero y el aluminio, la organización que reúne a los agricultores estadounidenses en defensa del TLC, Farmers for Free Trade, dejó caer que la medida “abría las compuertas” para “miles de millones de dólares” en tarifas que recaerían sobre sus hombros. Dicho y hecho. Más allá de la afectación sectorial, cualquier arancel mexicano o canadiense —que también se han hecho públicos— es una mala noticia para la economía estadounidense en su conjunto: sus vecinos son el primer o el segundo mayor comprador de los 50 Estados de EE UU. Según los cálculos del Departamento de Agricultura, más de un millón de puestos de trabajo dependen directamente de las ventas al exterior.

¿Cuáles son, en líneas generales, los Estados de EE UU más golpeados?

Texas (de mayoría republicana), California (tradicionalmente demócrata, pero también origen de una de las más numerosas delegaciones republicanas en la Cámara de Representantes) y Alabama (republicano). En el primer caso, por la carne de cerdo y las papas; en el segundo, por la exportación de manzanas y quesos; y en el tercero, por la venta de jamones y paletas porcinas, productos que también se verán sujetos a aranceles. El listado de los cinco Estados que más sufrirán la réplica mexicana lo completan Illinois (que votó demócrata en las presidenciales de 2016) y Michigan (que se inclinó por la opción republicana).

¿Tendrán efecto sobre la inflación en México?

Sí, aunque su impacto no será muy fuerte sobre el índice general por tratarse de un grupo de productos relativamente pequeño. En un país comercialmente tan abierto cualquier encarecimiento de las compras en el exterior supone importar inflación. A este factor se le suma la depreciación del peso frente al dólar —la moneda mexicana cotiza en mínimos de 15 meses—, que también presionará al alza la inflación y pondrá en entredicho la trayectoria a la baja de los últimos meses.

Parte del impacto sobre la inflación se mitigará por la vía de la diversificación: la mejor manera de evitar la subida generalizada de precios es traer de otras naciones —Canadá, España y Países Bajos, entre otros— lo que hoy compras a EE UU. En el caso de la carne de cerdo es relativamente sencillo, con una exención temporal a los aranceles de terceros países, pero en otros productos es una tarea ardua y, sobre todo, de muy largo plazo. “Aun así, el impuesto compensatorio va a afectar al precio de elementos básicos en la canasta básica, que se va a encarecer”, apunta Ignacio Martínez, coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios de la UNAM.

¿A qué sectores de la economía mexicana les afectará más el aumento de precios?

Si la siderurgia —localizada, sobre todo, en Monclova (Coahuila) y Lázaro Cárdenas (Michoacán)— fue la industria más golpeada por los aranceles de la semana pasada, la construcción es la que se lleva parte de las contramedidas anunciadas este martes: la varilla de acero es un elemento clave en la construcción residencial y en la última semana su precio minorista ya ha subido un 15% en México en un movimiento de anticipación a los aranceles por parte de los proveedores, según los cálculos de Martínez. México se ha cuidado muy mucho de no tocar al sector automotor, la joya de la corona de la economía nacional con mayores costes de importación de sus insumos.

https://elpais.com/economia/2018/06/05/actualidad/1528217348_563334.html?rel=str_articulo#1532810371171

26.18.- EL TRILEMA DE EUROPA – Antonio Roldán

Solamente a través de una Europa federal los europeos podremos continuar integrándonos en la economía global preservando nuestra democracia

EULOGIA MERLE

En uno de sus ensayos más conocidos, El poder de los sin poder, publicado en 1979, el recién fallecido poeta y líder de la revolución de terciopelo, Vaclav Havel, acuñaba el término posdemocracia. El término inunda hoy los periódicos europeos para calificar un fenómeno que en 2011 emergió como una de las más alarmantes consecuencias de la crisis: el décalage democrático entre las instancias políticas y financieras internacionales que deciden (los mercadosBruselas, etc.) y los votantes nacionales.

9 feb 2012.- La reciente aprobación del pacto fiscal es la última expresión de esta tendencia. El acuerdo, que consagra la imposición externa del principio de austeridad, no solucionará la crisis puesto que no aborda ninguno de los tres problemas principales a los que se enfrenta la Unión Monetaria Europea (UME): (1) el crecimiento y la creación de empleo, (2) la corrección de los persistentes desequilibrios macroeconómicos internos y (3) la (in)estabilidad financiera. Pero, es otro punto del contenido del tratado el que quisiera destacar aquí: mientras aumenta la cesión de soberanía económica a Bruselas, el Parlamento Europeo, el único órgano electo de la unión, queda relegado a mero oyente en las futuras cumbres europeas.

A algunos les podrá parecer anecdótico, pero no lo es. Es el ejemplo más reciente de un alarmante proceso de erosión democrática en la Unión Europea, cuya más evidente manifestación se encuentra en la implantación de gobiernos tecnócratas no electos en Grecia e Italia. En ambos casos, los gobiernos no solamente se han visto obligados a acatar todas las exigencias impuestas por los mercados, Bruselas y el FMI, sino que además cualquier intento de someter dichas demandas a consulta popular (no olvidemos la ingenua gesta de Papandreu con su referéndum) ha resultado inviable.

Los gobiernos responden cada vez menos a las voces nacionales que son las que los legitiman

Como comenta el semanario The Economist, los líderes Europeos se encuentran atrapados entre tres fuerzas: los mercados de deuda soberana, que amenazan con llevarles a la bancarrota, las instituciones de Bruselas, que se han dotado de nuevos poderes para la supervisión de presupuestos y políticas económicas y el resto de líderes de la unión que con la crisis han perdido el miedo a entrometerse en los asuntos del vecino. Y los ciudadanos, ¿dónde están?

Las reivindicaciones de los indignados reflejan también esa frustración: los gobiernos responden cada vez menos a las voces y demandas domésticas (que, no lo olvidemos, son las que los legitiman) y más a exigencias internacionales que a menudo se contraponen a los compromisos domésticos establecidos. Pero, ¿existe alguna alternativa a esa tendencia? ¿Es compatible en el largo plazo en la UE la globalización económica con la democracia a nivel nacional?

El marco conceptual que ofrece el profesor de Economía Política de Harvard, Dani Rodrik , en su último libro La paradoja de la globalización, ofrece algunas respuestas. Rodrik habla del “trilema político de la economía mundial” entre el Estado nación, la democracia y la hiperglobalización. Según su análisis solamente dos de las tres premisas son compatibles al mismo tiempo. Es decir, (1) la democracia se debilita en el marco del Estado nación si éste está integrado profundamente en la economía internacional; (2) la democracia y el estado nación son compatibles solamente si retrocede la globalización; (3) la democracia puede convivir con la globalización si se articulan formulas de gobernanza transnacional y se debilita el Estado nación.

En primer lugar, la hiperglobalización y el Estado nación funcionarían bien en un mundo friedmaniano en el que los únicos servicios que proveen los gobiernos son aquellos que garantizan el buen funcionamiento de los mercados. En este mundo, según Rodrik, “el objetivo de los gobiernos es ganar la confianza de los mercados para poder atraer comercio y entradas de capital: austeridad, gobiernos pequeños, mercados laborales flexibles, desregulación, privatización y apertura comercial”.

Una Unión Monetaria no funciona sin una Unión Económica y ésta es insostenible sin una Unión Política

En este marco, como estamos comprobando en Europa, la democracia sale seriamente perjudicada. Las exigencias impuestas por la globalización chocan inevitablemente con los compromisos de la política domestica (protección social, empleo, etc.). Pero el aislamiento de un gobierno respecto de las demandas de su población tiene sus límites. En Grecia, a pesar de los infinitos compromisos de recortes, los mercados continúan desconfiando porque saben que los compromisos de austeridad que ellos mismos demandan son inasumibles para cualquier gobierno democrático.

Barry Eichengreen, el eminente historiador económico, explica de un modo similar en Globalizing Capital  el desmoronamiento del patrón oro. En el siglo diecinueve éste era compatible con la globalización porque las autoridades económicas podían priorizar la estabilidad monetaria sobre las demandas de sus ciudadanos. Es decir, enfrentados a la necesidad de devaluar, optaban por imponer a sus ciudadanos tanta austeridad como fuera necesario para mantener la paridad con el oro.

Pero, las reivindicaciones democráticas y los movimientos sociales de principios de siglo cambiaron las circunstancias. Dejó de darse por descontado que en el choque entre estabilidad monetaria y empleo, las autoridades elegirían la primera. Y el sistema dejó de ser creíble. En la Europa de hoy puede suceder algo parecido. No podremos mantener eternamente nuestro sistema de tipo de cambio fijo extremo (el euro) a base de austeridad y aislando a los ciudadanos. ¿Pero existe alguna salida a este trilema en Europa?

Sigamos con el marco establecido por Rodrik: la segunda opción consiste en limitar la globalización para fortalecer la democracia y la soberanía nacional. El autor propone un replanteamiento de los acuerdos comerciales y una regulación más rigurosa de los movimientos de capital para permitir la expansión del espacio democrático a nivel nacional que priorice los objetivos sociales y económicos nacionales sobre los de las empresas y grandes bancos transnacionales.

En tercer lugar, para cerrar el trilema, existe la posibilidad de ir sacrificando paulatinamente el Estado nación y construir redes sólidas de democracia transnacional que sean compatibles en escala, espacio y poder con la globalización. Es por esta vía por la que Europa, dada su experiencia en la construcción de un proyecto supranacional, podría superar los desafíos del trilema. Solamente a través de una Europa federal, política y económica, los europeos podremos continuar integrándonos en la economía global, preservando nuestra democracia.

El último tratado del euro es un paso más en la integración económica. Un proceso que seguirá avanzando inevitablemente si queremos que el euro sobreviva. Ahora bien, si eso no va acompañado de una mayor representación democrática de los ciudadanos en Bruselas que legitime el proceso, el resultado probablemente no dure mucho tiempo. La creciente concentración de poder intergubernamental en el Consejo Europeo – y particularmente en el dúo Merkozy –, en detrimento de un irrelevante Parlamento Europeo y del método comunitario, nos aleja de ese ideal democrático europeo.

El talón de Aquiles de nuestra construcción europea es la falta de lo que en inglés llaman accountability. En los Estados nación, el electorado tiene la última palabra y las elecciones permiten a los ciudadanos castigar a los gobiernos que no les gustan. Sin embargo, a nivel Europeo no existe esa corresponsabilidad y en el momento en el que más influencia política y económica adquiere la Unión Europea la gente se siente menos partícipe de las decisiones de Bruselas.

A pesar de las dificultades políticas de relanzar el debate del federalismo europeo en el presente entorno de crisis, es necesario que los líderes europeos lo consideren una prioridad. Hasta el momento se han dejado llevar por el cortoplacismo electoralista y la miopía nacional. Si esa actitud prevalece, la confrontación doméstica a las imposiciones ilegítimas externas seguirá aumentando en otros países hasta que se haga insostenible, como en Grecia.

La crisis ha hecho emerger una de las verdades fundamentales de la Unión Monetaria Europea: la de la incompatibilidad entre las exigencias de la hiperglobalización económica y financiera y las demandas democráticas nacionales. Si queremos evitar vivir en una Europa posdemocrática, parafraseando a Havel, debemos entender que una Unión Monetaria no funciona sin una Unión Económica y que una Unión Económica es insostenible sino va acompañada de una Unión Política.

Antonio Roldán Monés es máster en Gestión de https://elpais.com/elpais/2012/02/09/opinion/1328789451_739817.html

25.18.-EL RECUERDO DE UN ABUSO INFANTIL – María A. García

La niña cree que él la ama y que con él podrá ser libre. Espera con ansia los fines de semana para verlo. Una noche, el hombre le pide que se quite la ropa y se tranquilice; están rodeados de amor y libres de ataduras y restricciones sociales. Ella tiene 13 años; él, 40. La niña accede. Así transcurren uno y otro fin de semana de encuentros sexuales. Ella cree tener la situación bajo control, al punto de que un día decide terminar la relación y se ufana de haberle roto el corazón. 

14 jul 2018.- La niña es hoy la periodista Jennifer Fox, y la historia ocurrió en los años setenta. Hoy la convirtieron en película, ‘The Tale’ (El Relato) y ha levantado una gran polvareda en Estados Unidos. La historia busca explicar por qué esta mujer –como muchas otras– nunca denunció los repetidos encuentros sexuales con ese hombre cuando era apenas una niña. La respuesta es sencilla: porque no se consideraba una víctima. Este es uno de los grandes obstáculos cuando se trata de llevar a estos abusadores ante los tribunales: sus víctimas han sido manipuladas emocionalmente, al punto de que ellas creen que el hombre no se aprovechó de su inocencia ni violentó sus cuerpos.

La protagonista de la historia explica cómo ese hombre explota su deseo de libertad y su necesidad preadolescente de sentirse valorada. Y eso es lo que él le da a cambio de su cuerpo. En este caso hay consentimiento en los numerosos encuentros carnales, de allí la relevancia de las altas penas en territorio estadounidense contra individuos que se involucran en relaciones con jóvenes menores de edad, incluso cuando los jovencitos afirman que nada se ha hecho en contra de su voluntad. Lo clave aquí es el engaño emocional que lleva a cabo el abusador para conseguir lo que le sería imposible de obtener por otros medios.

Los esfuerzos de mujeres abusadas por denunciar y que sean castigados sus violadores, fortalecidos con el movimiento #MeToo (‘Yo también’) enfrentan ese obstáculo de que la víctima no se reconozca como tal. En muchas ocasiones, la gente se pregunta por qué las mujeres no denuncian y prefieren callar. A veces callan por miedo, esto lo sabemos, pero en otras ocasiones, como esta, es el simple desconocimiento de que lo ocurrido fue ilegal.

Ella creía ser mayor de lo que era cuando ocurrió, y esto le impedía ver que el proceso de seducción de su entrenador había sido en realidad el grotesco y repudiable abuso contra una niña. La memoria le juega una mala pasada, e incluso cuando corrige el rumbo y reconoce que era apenas una infante, sigue sin ver que había sido manipulada. Solo cuando salen a la luz otros casos y cuando ella confronta a las personas que pasaron ese primer verano con ella en los años setenta logra armar el rompecabezas en su mente.

No siempre, como vemos, basta saber reconocer el abuso en otros, pues a veces nuestra mente –por un instinto protector, tal vez– nos impide admitir que también nos pasó a nosotras. Fox reacciona de forma violenta cuando su madre y su pareja le sugieren que lo ocurrido estuvo mal y que ella había sido manipulada por un individuo maquiavélico. Ella no lo quiere creer, incluso en ese momento en que editaba un documental sobre abuso sexual a mujeres en la India.

Este tipo de manipulación del hombre hacia la mujer para llevarla al terreno sexual no es nueva. En eso consiste la archiconocida historia de ‘Don Juan’, publicada durante el Siglo de Oro español. El mujeriego va de pueblo en pueblo desflorando doncellas a punta de promesas de matrimonio y devoción ilimitada. La pena se castigaba antaño con la muerte, pues con la pureza virginal de la mujer se iba también el honor de la familia. Hoy en día persiste esa tendencia cultural de preservación de la “pureza” de la mujer, cosa que lleva a los hombres a inventar toda suerte de historias para conseguir ese fruto anhelado. Por eso, cuando se trata de una niña, la vileza es mil veces mayor. La niña de ‘The Tale’ nos muestra que todavía hay un largo camino por recorrer en materia de protección de niñas abusadas. Ojalá que salgan a la luz otras historias como esta que, además, destruyen el mito de Lolita de Nabokov, de la ‘femme fatale’ impúber. Necesitamos más mujeres valientes como Jennifer Fox para prevenir este tipo de manipulaciones que quebrantan el fuero más íntimo del ser humano: su sexualidad.

http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/maria-a-garcia-de-la-torre/el-recuerdo-de-un-abuso-infantil-243612

24.18.-NOBELBRECHT, LAS TRAMAS OCULTAS DE LA CORRUPCIÓN – Lina Viviana Castañeda

En su visita a Medellín, el periodista Alberto Donadío presentó su libro Nobelbrecht, una investigación profunda sobre uno de los casos de corrupción más graves del país: los sobornos que pagó la compañía Odebrecht y el verdadero papel del presidente Juan Manuel Santos en este escándalo. 

En 1972, Alberto Donadío inició, junto con Daniel Samper, la Unidad Investigativa de El Tiempo. Alberto Donadío es un sabueso que sabe reconocer las múltiples aristas de los hechos. Para él, tres elementos son esenciales a la hora de hacer buen periodismo: el escepticismo, saber buscar información y saber relacionarla. 

Desde 1972 no ha dejado de investigar: ese año creó, junto con Daniel Samper Pizano, la Unidad Investigativa de El Tiempo. Desde allí, ambos periodistas pusieron en evidencia varios casos de corrupción que afectaron los intereses del país.

Por eso, Donadío no tiene reparos en decir que, en Colombia, donde quiera que se ponga el dedo “sale pus”. Ese espíritu crítico lo llevó a escribir Nobelbrecht, una obra que busca responder una pregunta: ¿por qué si en otros países los presidentes han sido acusados en el caso Odebrecht, el presidente Juan Manuel Santos parece libre de toda culpa? 

En conversación con EL MUNDO, Alberto Donadío habló sobre el proceso de investigación y lo que le depara al país en su lucha contra la corrupción.

Lo primero que uno piensa al acercarse al libro es que, mientras los medios estaban mirando para un mismo lado, usted miró hacia el presidente. ¿Qué lo empujo a
cambiar de mirada? 

En el cubrimiento de Odebrecht, que ha sido muy amplio, me he dado cuenta que cuando estalla una cosa tan grande nadie sabe qué va a pasar. Pero ya cuando toma un rumbo, se supone que un periódico define unas preguntas frente a una noticia que seguirá siendo noticia por un tiempo.

En Colombia, el cubrimiento es muy pasivo: nadie puede decir que no ha habido información sobre Odebrecht, pero información de calidad ha habido poca. Y una de las preguntas obvias que había que hacerse en este escándalo, que involucra a muchos países, es que en todos ellos los acusados son presidentes o vicepresidentes, pero en Colombia no.

Por eso escribí este libro, buscando llenar esas lagunas de lo que debe ser un manejo activo de la información. El libro trata de responder eso: ¿Juan Manuel Santos tiene qué ver o no con el escándalo? Y la respuesta es sí, pero indirectamente, a través de unos intermediarios que fueron sobornados, pero nadie puede decir que Santos lo fue. Se inventaron una fórmula en la que él queda limpio, pero sus amigos no.

En el libro plantea que, si bien Odebrecht pagó sobornos en el país, tal vez no fue la úníca empresa extranjera que lo hizo…

Sí, eso se supo por una circunstancia: la compañía venía siendo investigada en los Estados Unidos porque hizo esos pagos desde cuentas en ese país, lo que es un delito. Cuando fue elegido Trump, los funcionarios del Departamento de Justicia no sabían qué iba a pasar, y aunque la investigación no había terminado decidieron agilizarla.

Para no procesarlos, llegaron a un acuerdo: la compañía confesaba y se comprometía a pagar unas multas. Ahí es cuando supimos que otras empresas habían hecho lo mismo, pero no porque el Estado colombiano lo descubriera. El expresidente de Odebrecht, Marcelo Odebrecht, pide que ya no los investiguen más, que mejor se enfoquen en lo que pasa con las otras compañías de contratación que hay en Brasil, que también pagan sobornos en Latinoamérica.

Hablemos del Fiscal, ¿cómo ha sido el papel de Néstor Humberto Martínez en este caso?

Lo que ha hecho el Fiscal es muy raro, porque él ha destapado muchas cosas, pero todo el mundo sabe quién es Néstor Humberto Martínez: él ha tenido muchos cargos públicos, luego se va para su oficina de abogados y allá capitaliza la información que consigue. A él solo le interesaba acumular esos contactos.

A mí nunca me ha gustado por eso, porque se aprovecha de los cargos públicos para enriquecerse, no de una manera ilícita, pero sí de una manera reprochable. ¿Quién va a la oficina de Néstor Humbero Martínez?, una persona que sabe que él conoce a todos los expresidentes y exministros, que puede coger el teléfono y resolver los problemas así. Ese no es un ejercicio muy honorable de la abogacía.

Por eso es extraño que este señor esté defendiendo el interés público y no el de sus clientes. ¿Por qué lo está haciendo?, no sé. Dicen que él se metió en esto porque quería ser candidato a la presidencia, pero ya vimos lo que le pasó a Vargas Lleras. Sí, ha hecho un destape importante, pero dudo que eso se vaya a traducir en condenas largas. Lo que sí no ha investigado es si hubo compra de votos en 2014, porque el Ñoño Elías ya confesó que parte de los sobornos fueron para comprar la reelección de Juan Mnuel Santos.

Se ha hablado mucho de Ñoño Elías y Musa Besaile, pero no de Eduardo Zambrano, que puso su empresa, Consultores Unidos, al servicio de Odebrecht. ¿Quién es este hombre?

Cuando sale la noticia el año pasado, yo me dije “no puede ser”, porque Daniel Samper, Gerardo Reyes y yo, en el 82, descubrimos los delitos de Zambrano, involucrado en escándalos financieros y que después fue lavador de dinero del Cartel de Medellín.

Hace tres meses me reuní con Daniel Samper y no podíamos creer que ese tipo no solo consiguió trabajo, sino que además consiguió contratos del gobierno, cuando cualquiera que entre a Google ve que el tipo está reseñado.

Uno se pregunta, ¿cómo puede pasar eso?, ¿de quién es la responsabilidad?: del Gobierno. Yo no vi ningún medio que se preguntara quién era Eduardo Zambrano Caicedo, no hubo un análisis de los medios que señalara que este señor sobresale por por la quiebra del Banco del Estado y por falsificar documentos.

¿Colombia es una sociedad tibia con la corrupción o se manifiesta lo suficiente? 

Sí, se manifiesta. Lo que pasa es que en Colombia siempre ha habido corrupción, pero cuando aparece el narcotráfico, que es otra economía en la que se permite todo porque todo compra, la corrupción política se vuelve común. Llega un momento en el que es normal que todo esté corrompido.

Ante eso, hay una reacción de la gente: “no quiero saber nada más de eso”, porque no pueden estar al día de lo que está pasando y porque, además, no hay unos mecanismos efectivos de control el sistema está diseñado para que eso suceda.

¿Puede que el problema sea que, a veces, los medios informan desde la vertiginosidad de los hechos?

Exacto. Eso es lo que ha pasado, por ejemplo, con Roberto Prieto. A principio de año, la Fiscalía anunció que le iban a imputar cargos a fines de febrero, pero eso lo aplazaron. Usted ve todas las noticias y todas dicen lo mismo: “aplazada la audiencia de Roberto Prieto”. Pero, ¿eso necesita saberlo la gente? No, la gente necesita saber las cosas de fondo.

El año pasado, en entrevista con Blu Radio, cuando él dijo que no tenía nada que ver con Marketmedios, estaba diciendo una mentira. Después, por la interceptación de su teléfono celular, se supo que el trabaja en Marketmedios con un sueldo de 45 millones de pesos. Entonces sacar la noticia de que fue aplazada la imputación es solo la mecánica del proceso, lo que interesa es contarle a la gente que ese señor dijo una cosa que resultó siendo falsa.

Entonces falta que la información sea dirigida, que no sea pasiva, no ser receptores abiertos de todo lo que se divulga porque la gente termina sin saber nada. Esa es la falla sustancial que tienen los medios en Colombia, que no trabajan para lo que debería trabajar, que es tomarse el tiempo para analizar.

Los corruptos se reeditan y nos sorprenden con nuevas artimañas para robarse más plata. En materia de corrupción, ¿qué panorama ve para Colombia? 

La única consciencia que deben tener los colombianos es la de pedir menos impuestos, porque con menos impuestos hay menos corrupción. Aquí nos han vendido la idea de que, al subir los impuestos, hay más programas sociales. En teoría es cierto, ¿quién puede estar en contra del Programa de Alimentación Escolar? Pero si eso no lo controlan y dejan que se vuelva una mafia, entonces es mejor que no engañen a la gente.

¿Y qué efecto puede tener la Consulta Anticorrupción? 

Puede traer algunos beneficios, pero en Colombia los problemas grandes de corrupción son las alcaldías y gobernaciones. Además porque es una estructura en que el gobierno recauda los impuestos y, sin ningún control, se los gira a unos personajes que se lo roban, con algunas excepciones.

El sistema de elección popular es un fracaso absoluto, con la complicidad del gobierno que se lava las manos. Uno no puede decir que el presidente o el ministro de Hacienda es cómplice de los robos del PAE, no lo es, pero sí es cómplice político porque gira el dinero sin control, sin verificar si se cumple el objetivo social.

http://www.elmundo.com/noticia/Nobelbrechtlas-tramas-ocultas-de-la-corrupcion/373057

 

23.18 Libros y Revistas

22.18 INVITACION TERTULIAS- FORO EL DESARROLLO,LA PAZ Y LOS RETOS DEL FUTURO

21.18.-TRES VISIONES DISTINTAS Y UN SOLO PAÍS VERDADERO

HISTORIA: SERRANO, CABALLERO Y MELO

Casi que al mismo tiempo han aparecido 3 libros sobre la historia de Colombia con tres posiciones muy distintas.El uno de Enrique Serrano, el profesor del Rosario, que pretende imponer la teoría racista de que los colombianos solo descendemos de españoles andaluces y extremeños.El otro de Antonio Caballero, sobre la historia de las oligarquías colombianas ,que obviamente no está narrado por un leninista sino por el simpático crítico  que los oligarcas santafereños han permitido que publique en sus periódicos y revistas, y un tercero, Historia Mínima de Colombiade Jorge Orlando Melo, el más grande historiador vivo de este país, que explica muy bien los orígenes de lo que somos y podemos ser pero que  se escapa de revisar igual de juiciosamente el país de las últimas décadas, tal vez asustado por el fantasma de Uribe o la huella aún fresca de los paramilitares y el narcotráfico.

https://www.las2orillas.co/las-tres-del-tintero-de-gardeazabal-73/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=hoy_en_las2orillas_asi_se_vivio_el_triu

 

20.18.-Siete preguntas en la Consulta Anticorrupción

La iniciativa tuvo 84 votos a favor y cero en contra, después del debate del Senado  colombiano. 

 afirma que en abril pasado 70 senadores, de 96, se comprometieron a apoyar la propuesta y asegura que sí el resultado fuera distinto “dejarían otra imagen al país”. ¿Qué sigue si la consulta anticorrupción tiene vía libre?

La congresista Angélica Lozano Correa, quien impulsa la iniciativa, explica que luego del aval del Senado, el presidente Juan Manuel Santos tiene una semana exacta para fijar la fecha de la votación en las urnas por parte de los colombianos. La fecha debe estar entre los próximos tres meses. La senadora Claudia López, otra de las impulsoras de esta consulta, afirmó que este proyecto lleva alrededor de dos años de trabajo “de miles de ciudadanos”.

“Es la primera vez que se convoca, con el beneplácito de este Senado, una consulta popular para que los ciudadanos expresen en las urnas su voto a favor o en contra de siete mandatos políticos relacionados con la lucha contra la corrupción”, afirmó la congresista.

6 jun 2018 .- Además para que la consulta anticorrupción sea válida debe ser votada por al menos el 30 por ciento del censo electoral (se estima unos 12 millones de personas).

Aunque no se tiene claro cuánto costaría la consulta, Lozano advierte que en todo caso es una ganancia para Colombia porque se evita que más dinero se pierda en la corrupción.

Estas son laspreguntas que acompañan la consulta: 

1.- Reducir el sueldo de los congresistas y altos funcionarios del Estado:

¿Aprueba usted reducir el salario de los congresistas de 40 a 25 Salarios Mínimos Legales Mensuales Vigentes-SMLV, fijando un tope de 25 SMLV como máxima remuneración mensual de los congresistas y altos funcionarios del Estado señalados en el artículo 197 de la Constitución Política?

2.- Cárcel a los corruptos:

¿Aprueba usted que las personas condenadas por corrupción y delitos contra la administración pública deban cumplir la totalidad de las penas en la cárcel, sin posibilidades de reclusión especial, y que el Estado unilateralmente pueda dar por terminados los contratos con ellas y con las personas jurídicas de las que hagan parte, sin que haya lugar a indemnización alguna para el contratista ni posibilidad de volver a contratar con el Estado?

3.- Contratación transparente obligatoria:

¿Aprueba usted establecer la obligación a todas las entidades públicas y territoriales de usar pliegos tipo, que reduzcan la manipulación de requisitos habilitantes y ponderables y la contratación a dedo con un número anormalmente bajo de proponentes, en todo tipo de contrato con recursos públicos?

4.- Presupuestos públicos con participación ciudadana:

¿Aprueba usted establecer la obligación de realizar audiencias públicas para que la ciudadanía y los corporados decidan el desglose y priorización del presupuesto de inversión de la Nación, los departamentos y los municipios, así como en la rendición de cuentas sobre su contratación y ejecución?

5.- Congresistas deben rendir cuentas de asistencia:

¿Aprueba usted obligar a congresistas y demás corporados a rendir cuentas anualmente sobre su asistencia, iniciativas presentadas, votaciones, debates, gestión de intereses particulares o de lobbistas, proyectos, partidas e inversiones públicas que haya gestionado y cargos públicos para los cuales hayan presentado candidatos?

6.- Publicar los ingresos:

¿Aprueba obligar a hacer públicas sus declaraciones de bienes, patrimonio, rentas, impuestos y conflictos de interés, para ejercer el cargo; incorporando la facultad de iniciar de oficio investigaciones penales y aplicar la extinción de dominio al elegido y a su potencial red de testaferros como su cónyuge, compañero o compañera permanente, a sus parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad y primero civil, y a sus socios de derecho o de hecho?

7.- Máximo tres periodos en corporaciones públicas:

¿Aprueba usted establecer un límite de máximo tres periodos para ser elegido y ejercer en una misma corporación de elección popular como el Senado de la República, la Cámara de Representantes, las Asambleas Departamentales, los Concejos Municipales y las Juntas Administradoras Locales?

http://www.eltiempo.com/politica/congreso/como-se-conseguiran-los-votos-para-consulta-anticorrupcion-227170

20.18 .- INVITACION

Estimados,

Buenos días,

La Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba(ANEC)  y la Asociación de Economistas de América Latina y el Caribe(AEALC) los convocan al Encuentro Internacional ¨LA ECONOMÍA DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE ANTE EL NUEVO ENTORNO INTERNACIONAL. PRINCIPALES DESAFÍOS¨, que tendrá lugar en el Palacio de Convenciones de La Habana, Cuba, durante los días del 11 al 14 de septiembre del presente año 2018. Las fundamentales temáticas del evento abordarán la  problemática regional en cuanto a su estructura productiva, las finanzas, el comercio y la integración, las políticas públicas y el cooperativismo. Temas relacionados con la agenda para el desarrollo 2030 y los impactos del cambio tecnológico en el desarrollo. El encuentro pasará revista al Proyecto Hegemónico hacia la región y la reacción latinoamericana, así como lo relacionado con la energía, la conflagración y el medio ambiente. Plazo de admisión hasta el 30 de julio.

Se requiere el llenado de esta Ficha que adjuntamos anexa. Es imprescindible su atención sobre este particular.

Con los más cordiales saludos,

Lic. Madelayne Pozo Figueredo

Especialista en Comunicación e Información

E-mailesp_comunicaciones@anec.co.cu

Teléfonos: 7 2093303 / 7 2092084 ext. 116

www.anec.cu

19.18.-CUMBRE DE ACADEMIAS DE HISTORIA DEL CARIBE COLOMBIANO

“La historia es émula del tiempo, depósito des acciones, testigo

 del presente y clara advertencia sobre el porvenir” El Quijote

El día de mañana viernes 1º de junio tendrá lugar la Cumbre de las academias de Historia del Caribe colombiano, convocada por la Academia Colombiana de Historia que preside el historiador santandereano y Miembro de Número de la misma Eduardo Durán Gómez. Esta cumbre tendrá por escenario las instalaciones de la Universidad del Norte en Barranquilla. Asistiremos, además de los presidentes de las academias de la región, los miembros correspondientes y de Número de la Academia Colombiana de Historia oriundos de la tierra de Juan José Nieto, Rafael Núñez y Orlando Fals Borda.

Luego de instalarse y antes de iniciar sus deliberaciones se hará el lanzamiento del cuarto tomo de las obras completas del historiador, geógrafo y paleógrafo sabanalarguero José Agustín Blanco Barros. Su presentación correrá por cuenta del Secretario Académico de la Academia Colombiana de Historia Luis Horacio López Domínguez.

Esta convocatoria se enmarca dentro de los preparativos de la celebración del Bicentenario de la Independencia, que se dará entre los años 2019 y el 2026, fecha esta que marca un hito de la mayor importancia en el decurso de la historia de Colombia, pues corresponde al punto de inflexión que marcó la disolución de la Gran Colombia. Con tal fin el Gobierno Nacional expidió el Decreto 748 de 2018, en desarrollo del artículo 257 de la Ley 1753 de 2015 (PND), creando la Comisión de expertos para la conmemoración del Bicentenario de la Independencia nacional, de la cual hace parte la Academia Colombiana de Historia.

Esta será una oportunidad propicia para analizar y reflexionar en torno a las actividades que se programarán y desarrollarán con tal motivo, así como lo atinente al conocimiento y la enseñanza de la historia, ahora que merced a la Ley 1874 de 2017 se vuelve sobre ella, para de esta manera conocer, entender y comprender nuestro pasado y así poder avizorar nuestro porvenir como Nación.

Bogotá, mayo 31 de 2018  ALCURNIA, LINAJE, PROSAPIA, ESTIRPE.

www.amylkaracosta.net

18.18.-EDITORIAL OVEJA NEGRA

17.18.- Libros Academia

17.18.-Catálogo de Publicaciones 2018 Libros Cepal

Contiene lo más destacado de la  producción intelectual reciente de la Comisión y enlaces a su fondo editorial.
Descargue versión interactiva en formato PDF

https://www.cepal.org/es/catalogo-publicaciones?utm_source=CiviCRM&utm_medium=email&utm_campaign=documentos_PSES37

16.18.- INVITACION

15.18.-Cómo hacer que crezca la economía – Salomón Kalmanovitz

Yo en verdad no tengo ni idea de cómo hacer crecer la economía colombiana. Pero algunos economistas piensan que pueden deducir fórmulas para incrementar la riqueza nacional.

En los años 70, Lauchlin Currie se ideó un sistema de crédito hipotecario basado en la captación de ahorro del público, que fue exitoso en desatar la construcción urbana y también revolcó el sistema bancario, profundizándolo. No obstante, cortó un proyecto anterior de desarrollo exportador que hubiera podido ser más profundo y generador de capacidades en la población.

En la coyuntura reciente, la excesiva dependencia en las exportaciones de petróleo y las oscilaciones de sus precios afectaron negativamente tanto a la industria como a la agricultura y la renta percibida por el Estado. Cuando ésta llegó a ser muy grande fue aprovechada para reducir impuestos y aumentar el endeudamiento público. Con su brusca reducción, no parece haber fuentes de crecimiento alterno para la economía del país.

El intento más reciente de entender el problema es el de Hernando José Gómez y Laura Higuera, de Fedesarrollo, que hacen una descomposición de los factores trabajo, tierra y capital, para establecer sus respectivas productividades y óptima combinación. Advierten que hacia futuro la población colombiana dejará de crecer y que habrá muchas más personas en la tercera edad imponiendo costos crecientes a sus familias. El meollo del problema lo encuentran en que la mayoría de la población está atrapada en un sector informal de baja productividad, lo cual es un serio impedimento para que la sociedad pueda aumentar su riqueza.

Una de las causas de la informalidad tiene que ver con la economía política que los autores no analizan directamente. Como los impuestos a la riqueza y a las rentas son tan bajos, gracias a la influencia que tienen los ricos sobre los legisladores, los impuestos y contribuciones a la seguridad social que se les cuelgan a las nóminas son abrumadores, de tal manera que la informalidad se torna estructural. El gobierno Santos bajó un poco las cargas parafiscales con un efecto marginal benéfico para el empleo formal.

Los autores mencionan que la tierra está monopolizada y que es sustraída de la producción, con lo cual se generan rentas. Vuelven a dejar de lado el poder de los terratenientes tradicionales y nuevos que aprovecharon el conflicto para acrecentar sus propiedades a costa de los más débiles. En ambos casos el sistema político garantiza que los más ricos no tributen, perpetuando la desigual distribución de la riqueza y cortando el acceso de los más productivos a la tierra.

El trabajo destaca que los bienes públicos no son provistos de acuerdo con las necesidades de la población ni del desarrollo económico. La cobertura de la educación ha aumentado, pero la calidad no es la mejor, lo cual afecta las capacidades de organizar mejor la producción y desatar la creatividad. Asimismo, la carencia de infraestructura encarece el transporte y la logística.

Gómez e Higuera tampoco dicen que detrás de todas las falencias está el sistema político clientelista que, sumado a la baja tributación, da lugar a un Estado débil e ineficiente, plagado de corrupción. La contratación pública favorece a los que financian las campañas, por lo cual los servicios no llegan, las obras públicas cuestan el doble de lo necesario, pero además no se terminan o se derrumban antes de utilizarlas.

https://www.elespectador.com/opinion/como-hacer-que-crezca-la-economia-columna-754226

14.18.-OCAMPO, EL REDISEÑO DEL (NO) SISTEMA – Beethoven Herrera

Ocampo define como problema central del sistema monetario creado en Bretton Woods el uso de la moneda de un país como medio internacional de pago.

El codirector del Banco de la República, José Antonio Ocampo, publicó recientemente el libro Resetting the International Monetary (Non) System, título que implica el reconocimiento de fallas en la estructura y operación del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El sistema monetario creado en Bretton Woods se basa en un estándar dual de oro y plata, siendo las reservas en dólares el componente más dinámico. Respecto al sistema de cambios, los países miembros del FMI debían consultarlo antes de modificar sus tipos de cambio, pero esto llevó a que el Fondo presionara a los países deficitarios a devaluar y a los superavitarios a revaluar sus monedas. 

El apoyo a la balanza de pagos de las naciones con déficit se hace con los recursos captados por el pago de cuotas, diferente a la propuesta de Keynes de establecer una cámara de compensación (clearing), a la cual los países superavitarios llevarían sus excedentes y allí buscarían los estados deficitarios recursos para subsanar sus faltantes.

Ocampo define como problema central del sistema la utilización de la moneda de un país como medio internacional de pago, porque se ha traducido en un modelo de liquidez ineficaz, y retoma el argumento de Triffin, en el sentido de que el uso de una moneda nacional como divisa internacional hace rehén a la economía mundial respecto a las decisiones del país titular de esa divisa, lo cual es una inequidad.

Por ello se crearon los derechos especiales de giro (DEG) como activo de reserva, los cuales tienen la limitación de usarse solo para pagos al FMI. Además, es problemática la falta de mecanismos de ajuste frente a las asimetrías entre países superavitarios y deficitarios.

Ese sistema colapsó el 15 de agosto de 1971 cuando Nixon declara la no convertibilidad del dólar en oro, y comienza un periodo de inestabilidad agravado por el embargo petrolero de 1973 y la crisis de deuda externa.

El balance de Ocampo es que estamos frente a un no-sistema que mantiene severos vacíos en el sistema de reservas globales, una débil cooperación macroeconómica ante la inestabilidad ocasionada por los flujos de capital de comportamiento procíclico y en la ausencia de un mecanismo adecuado de reestructuración de la deuda soberana.

Adicionalmente, la gobernanza del sistema sigue siendo deficiente por el predominio de algunos países y la débil participación de las economías en desarrollo en la toma de decisiones. Las dos reformas a la proporción de los votos otorgados a los países, si bien redujeron marginalmente el peso de Europa, mantuvieron para dicha región una representación excesiva, por eso el autor considera que debe revisarse el principio que establece el voto favorable del 85 por ciento de los miembros para tomar una decisión, lo cual, en la práctica, concede poder de veto a Estados Unidos, sin cuyo voto la mencionada condición es inalcanzable. Por ello, Ocampo propone ampliar el papel de los DEG para que sean complementarios en un sistema de multidivisas.

Se advierte que la mayor parte de la cooperación para corregir los desequilibrios globales se está haciendo por fuera del FMI, en lo que denomina ‘multilateralismo elitista’, concluyendo que el Fondo debería entenderse como el vértice de una red de fondos de reservas regionales.

Al constatar la ausencia de un mecanismo eficaz de renegociación de deuda soberana, Ocampo sugiere juntar las soluciones voluntarias con las reglamentarias, de modo que la aplicación de cláusulas de aplicación colectiva, mediante las cuales si una mayoría de acreedores acepta los términos de una renegociación esto no niega la posibilidad de que otros acreedores puedan demandar.

De cara a mejorar la gobernanza del sistema, se reconoce que el G20, como institución ad hoc, creada tras la crisis de finales del siglo XX como foro de ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales, ha cumplido una función importante. El autor considera que ello constituye un avance frente a la escasa representatividad del G7, pero que debe transformarse en una institución internacional representativa, y además, debe aumentarse la participación decisoria de los países en desarrollo en las instituciones. Por último propone diseñar una arquitectura densa que incorpore las instituciones regionales, subregionales e interregionales.

Al evaluar la cooperación macroeconómica, la regulación del sector financiero, la reforma de las instituciones financieras internacionales y el comercio, Ocampo concluye que el cumplimiento de acuerdos más alto se ha dado en materia de política macroeconómica, mientras que el más bajo se manifiesta en materia de comercio, y destaca que el Proceso de Evaluación Mutua, lanzado en Pittsburg como mecanismo de cooperación macroeconómica, funcionó bien en las primeras etapas de la crisis como un consenso keynesiano que ha fortalecido la cooperación fiscal internacional. Además, recomienda crear un consejo de coordinación económica global que incluya a las agencias especializadas, entre ellas el FMI y el Banco Mundial, teniendo en cuenta los temas económicos, sociales y ambientales.

Tras reconocer que la actual estructura de gobernanza mundial tiene problemas de legitimidad y que el FMI no ha logrado superar la desconfianza que genera su sesgo antidemocrático y la crítica a las políticas que impone, se justifica un rediseño del sistema monetario, como el que propone Ocampo.

La emergencia del banco de los Brics puede entenderse como una reacción frente a la situación descrita.

http://www.portafolio.co/economia/beethoven-herrera-valencia-ocampo-el-rediseno-del-no-sistema-516655

 

14.18.- Invitacion

13.18.-KEYNES Y HAYEK: ENCUENTROS Y DESENCUENTROS – Beethoven Herrera

Los abusos de la emisión inorgánica de moneda causaron una verdadera catástrofe monetaria en América Latina.

Aunque se cree que entre estos dos pensadores existió solo confrontación, la oposición de Keynes, en Versalles, a las sanciones a Alemania propuestas por Francia, causaron buena impresión en Friedrich Hayek, austríaco, quien había vivido personalmente la experiencia de la Primera Guerra Mundial. Lastimosamente los acercamiento que Hayek intentó no fueron bien correspondidos por Keynes. A exponer ese proceso de coincidencia y distanciamiento, se dedica la obra Keynes y Hayek, el enfrentamiento que definió la economía moderna, de Nicolás Wapshott.

22 abr 2018.- Keynes había acusado a los aliados de una cruel indiferencia hacia la situación de los austriacos. Y escribió: “Europa, siendo desintegrada y pasando hambre ante sus ojos, era incapaz de despertar el interés de los aliados”. El peligro que enfrentamos, escribió Keynes, “es la rápida caída de los estándares de vida de las naciones europeas, a tal punto que significará verdaderas hambrunas (…). Los austriacos no podrían pagar las reparaciones impuestas, ya que no tienen nada”. (Las consecuencias económicas de la paz).

Lamentablemente, sus palabras no tuvieron eco, se impusieron las sanciones y en una década llegó la Gran Depresión y luego la Segunda Guerra, pues Hitler convocó a desconocer ese tratado y a rearmarse. El Plan Marshall, lanzado después de la Segunda Guerra, y la condonación de la deuda alemana en 1953, parecen una concesión tardía de la razón a Keynes.

Keynes advertía que mientras el patrón oro persistiera, los bancos centrales deberían elegir entre inflación y deflación. Pero frente a la propuesta keynesiana de usar la emisión monetaria, incluso inorgánica, como herramienta contra la recesión, Hayek advertía que: “Incluso si se administra con suma precaución y una habilidad super humana, el plan de dejar que el gobierno inyecte dinero en el sistema para provocar demanda podría, tal vez, funcionar para prevenir crisis. Pero, aun así, a largo plazo esta manipulación de la economía podría traer un grave desbalance al sistema económico” (Wapsoth, página 50).

Hayek se enfrentó a quienes, como Keynes, creen que una economía funciona mejor cuando hay cierta cantidad de inflación, y recomienda “Resistirse a la bien intencionada, pero peligrosa propuesta de curar la depresión con un poco de inflación”.

El uso de políticas de expansión cuantitativa por parte de la FED en Estados Unidos y del Banco Central Europeo, para enfrentar la reciente crisis financiera han sido inspiradas en Keynes. Pero los abusos de la emisión inorgánica de moneda causaron una verdadera catástrofe monetaria en América Latina: la desaparición del cruzeiro en Brasil, del peso y del austral argentinos, del sol y del inti peruano, del sucre ecuatoriano y del colón salvadoreño, constituyeron un reconocimiento a las advertencias de Hayek, acerca de los efectos perversos de abusar de la emisión monetaria.

*Colaboración, Sergio Nocua. http://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/keynes-y-hayek-encuentros-y-desencuentros-516448 

 

TEMA CENTRAL

Comercio, Circulación y mercados en los dominios de la
Monarquía Española, durante los tiempos modernos, en
perspectiva integrada.

MESAS TEMÁTICAS:

1. Comercio, Circulación y Mercados.
2. Economía, Demografía y Sociedad.
3. Empresas, Empresarios e inversión de capitales.
4. Redes y circuitos comerciales.
5. Historia económica, Social, Cultural y de las Ideas.
6. Monedas y finanzas públicas.
7. Pensamiento y Desarrollo Económico.
INSCRIPCIONES: Del 09 de marzo al 30 de mayo de 2018.
Nota. Las inscripciones no tendrán ningún costo para los ponentes, estudiantes y asistentes en general.
3
VI SEMINARIO INTERNACIONAL DE HISTORIA ECONOMICA
Los días 9, 10 y 11 de agosto 2018
Cartagena de Indias – Colombia
El Seminario Internacional de Historia Económica, con sede permanente en la
Universidad de Cartagena, viene desarrollándose desde 2011, cuyo fin es propiciar un espacio de encuentro y reflexión alrededor de temas relacionados con la Historia Económica y su interrelación con otras disciplinas de las Ciencias Sociales, Humanas y afines.
El VI Seminario Internacional de Historia Económica, girará en torno a varios ejes temáticos relacionados con el análisis económico desde una perspectiva histórica, en esta versión el Comercio, Circulación y Mercados de los dominios de la Monarquía Española, durante los tiempos modernos, en perspectiva integrada, se convertirá en el tema principal de reflexión planteando preguntas generales que se vienen trabajando desde la Red de Investigadores RHITMo, tal reflexión encuentra su punto de partida inicial en la constatación del desfase entre las propuestas explicativas que danzan en torno al sistema de dominación en la monarquía española durante los tiempos modernos y la historiografía hispanoamericanista. Mientras que la primera se esfuerza cada vez más por eliminar las interferencias del paradigma nacional en sus observaciones, la segunda sigue firmemente anclada a este. Esta distancia se nota más que en otros campos, en la Historia Económica y Económico-Social.

Tras pasar revista de las tendencias actuales dentro de la historiografía modernista con foco en el mundo hispánico y preguntarse por el lugar asignado en ellas a Hispanoamérica y, luego comparar éstas con las explicaciones marco y generales que predominan en la historiografía hispanoamericanista, emerge, entre otras necesidades, la de enriquecer los estados del arte en que se basan los estudios de caso. Si, por ejemplo y entre otras opciones, se llega a pensar que las lógicas últimas que orientan la agenda de la corona en términos de sus objetivos económicos son las de un estado
fiscal-militar y que el juego político se comprende mejor a través de la noción de monarquía policéntrica, no podemos seguir pensando en la existencia de una relación colonial con los dominios americanos entendida en su formulación clásica, es decir, un conjunto de mercados cautivos y fuente parasitaria de renta en función de la metrópolis, dirigido por un aparato burocrático, militar y religioso concebido para ello. De la misma forma, si pensáramos en la
autonomía americana como un nuevo escenario de nuevas relaciones socio-económicas seguramente los resultados también serían distintos.

Al buscar razones de conjunto que pongan en suspenso la explicación colonial, se
suman como variables de contexto y comparación la producción existente sobre el tema en ambos hemisferios, la que en la actualidad está totalmente desconectada. Por ejemplo, al analizar los circuitos de comercio ultramarino, encontramos que éste en algún momento deja de ser comercio colonial y pasa a ser comercio interno, por lo que mucho habrá que pensar y discutir en torno a este.

Los estudios de caso sobre circuitos, tanto en la historiografía hispanista como
hispanoamericanista, se nutren en sus estados del arte, con investigaciones existentes para casos de sus respectivas grandes áreas de interés e ignoran mutuamente lo que pasaba del otro lado del Atlántico. Las perspectivas de análisis sugerida invitan a pensar que ambas historiografías podrían avanzar a través de la integración de sus preguntas y de la comparación de resultados. De hecho, tal vez no deberían ser dos historiografías sino una sola en sus problemas generales, aunque después y en los estudios específicos se exploren otras miradas.

Mesas temáticas.

1. Comercio, Circulación y Mercados.
2. Economía, Demografía y Sociedad.
3. Empresas, Empresarios e inversión de capitales.
4. Redes y circuitos comerciales.
5
5. Historia económica, Social, Cultural y de las Ideas.
6. Monedas y finanzas públicas.
7. Pensamiento y Desarrollo Económico.
Metodología.
El Congreso estará organizado por mesas temáticas, espacio en los que los ponentes
presentarán sus reflexiones investigativas, para concluir con una sesión de preguntas y
comentarios por parte de los participantes. Además, conferencias centrales relacionadas con
la temática del evento.
Participación.
Los participantes deberán enviar sus resúmenes hasta el 30 de mayo de 2018. La
aceptación de ponencias será enviada por los coordinadores desde el momento en que se reciba hasta el 30 de junio, el texto completo para publicación de memorias en medios magnético para los investigadores interesados será hasta el 15 de julio.
Los resúmenes deben ser enviados a: 6seminariodehistoria@unicartagena.edu.co
mdelacruzv@unicartagena.edu.co. fjumar@gmail.com, El idioma del encuentro será español, inglés y portugués.

La propuesta de inscripción debe contener:
1. Datos personales, (nombres, apellidos, correo electrónico y dirección postal)
2. Datos profesionales (Grado académico y filiación institucional)
3. Título de la ponencia, mesa elegida y un resumen hasta 400 palabras.
4. El resumen debe contener: Hipótesis o pregunta de investigación, metodología y
fuentes utilizadas en la investigación que se presentará.
6
Coordinadores académicos:
Dra. Maribel de La Cruz Vergara (Universidad de Cartagena, Colombia)
Dr. Fernando Jumar (Universidad de Tres de Febrero- Universidad de la Plata, Argentina)
Comité Académico
Rafael Acevedo P (Universidad de Cartagena, Colombia
Francisco Flórez B (Universidad de Cartagena, Colombia)
Angela Milena Rojas (Universidad de Antioquia)
José Polo Acuña (Universidad de Cartagena, Colombia)
Roicer Flórez B (Universidad de Cartagena, Colombia)
Elkin Mora A. (Universidad de Cartagena)
Sede del evento
El evento se realizará en la Universidad de Cartagena (Claustro de San Agustín) y Claustro de la Merced. Cartagena de Indias es una ciudad colonial, Patrimonio de la Humanidad.
Además, por su carácter de ciudad turística, ofrece a sus visitantes un amplio portafolio hotelero, gastronómico y sitios de interés histórico, los cuales podrá consultar a través de los siguientes enlaces:

http://www.colombia.travel/es/a-donde-ir/caribe/cartagena-de-indias
http://www.tripadvisor.co/Tourism-g297476-
Cartagena_Cartagena_District_Bolivar_Department-Vacations.html.
http://www.despegar.com.ar/turismo/ctg/cartagena+de+indias/.
http://www.cartagenadeindias.travel.
https://www.airbnb.com.co

12.18.-LIBROS BOLETIN

Boletín del Observatorio Regional de Planificación para el Desarrollo

 

Sistemas Nacionales de Planicación:

El Observatorio ha realizado una recopilación de la estructura de los sistemas de planificación en los 33 países de AL y C.

El eje central de cada sistema lo constituye el instrumento de planificación del país (plan de desarrollo y/o plan de gobierno) y a partir de ese instrumento se construye la trayectoria que cada país realiza para diseñar, implementar y evaluar su estrategia de desarrollo, identificando actores, instituciones y procesos.

Planes Nacionales de Desarrollo:

Cada uno de los 33 países de la región cuentan con un plan de desarrollo o un plan de gobierno y en algunos casos, con los dos instrumentos.

A partir del análisis de cada uno de esos instrumentos, se caracterizaron los planes de acuerdo a su temporalidad, soporte institucional, instancias de participación del proceso de planificación, sistemas de seguimiento y monitoreo, vínculo con el presupuesto.

Objetivos de los Planes Nacionales de Desarrollo: 

Identificando los objetivos de cada uno de los instrumentos de planificación de los países, se relacionaron estos objetivos a los 17 objetivos de la  Agenda 2030, para conocer el grado de vinculación que los objetivos nacionales tienen con la propuesta de los objetivos de la Agenda.

Tópicos del desarrollo: 

A través del análisis de frecuencia con que aparecen familias de palabras en los instrumentos de planificación de los países, se pueden identificar las prioridades que cada país tiene para lograr su desarrollo. El Observatorio realiza para ello, un análisis lexicométrico que muestra nubes de familias de palabras por cada país.

Arquitectura institucional para la implementación y seguimiento de la Agenda 2030: 

Cada uno de los países de la región ha realizado arreglos institucionales o ha creado nueva institucionalidad para lograr alcanzar las metas que los 17 ODS de la Agenda 2030 proponen como desafío.

Países tienen un marco legal que mandata contruir un plan de desarrollo

Países tienen un marco legal que mandata contruir un plan de desarrollo

 

Países tienen un marco legal que mandata contruir un plan de desarrollo

En los temas de consultas ciudadanas para la elaboración de los planes de desarrollo, se destacan entre otros casos, los siguientes:

Jamaica ha realizado consultas públicas con actores claves para la construcción de su plan de desarrollo

Perú realizó un Foro de acuerdo nacional, espacio tripartito de diálogo y  construcción de consensos, conformado por los tres niveles de gobierno y las principales instituciones sociales y políticas del país. A partir de esas consultas se definieron las líneas estratégicas de su plan nacional de desarrollo

Costa Rica realizó un intercambio de experiencias con partidos políticos que participaron en el proceso electoral del 2014 y consultas a más de 100 instituciones públicas y de la sociedad civil para construir su plan de desarrollo

En esta sección se ponen a disposición novedades que cada uno de los países de la región han elaborado en relación a sus procesos de planificación para el desarrollo y la implementación de la Agenda 2030.

Una forma de territorializar la Agenda 2030, la ofrece Argentina con su

Manual para la Adaptación Local de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Argentina.

Brasil ha publicado su plan de acción de la implementación de la agenda 2030 para el período 2017-2019

Paraguay ha realizado un ejercicio de vinculación entre los objetivos de desarrollo de su plan nacional y los 17 ODS de la Agenda 2030

La oficina de Planificación y Presupuesto de la República oriental del Uruguay dispone de un sitio denominado Portal de transparencia presupuestaria en el cual la ciudadanía puede conocer cuál es el destino de sus impuestos.

En el sitio se muestra cómo se planifica y vincula esta planificación al presupuesto nacional.

CURSO 
Evaluación de políticas y programas públicos

Lugar: Santiago, Chile

El curso es organizado por el Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social (ILPES) de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)

Visite: https://www.cepal.org/es/cursos/evaluacion-politicas-programas-publicos-1

 

11.18.-

 

10.18.-UNA HISTORIA MÍNIMA – Salomón Kalmanovitz

Jorge Orlando Melo nos entrega una gran síntesis de su obra de vida en esta nítida edición de El Colegio de México y Turner, Historia mínima de Colombia. Melo despliega sus profundos conocimientos de geografía y demografía para organiTodas las entradaszar el escenario donde se desarrolla una Colombia conflictiva y autoritaria, a la que no le faltan fases de paz y democracia, también registrando avances en las condiciones de vida de su población, especialmente durante el siglo XX.

1 abr 2018.-  La geografía compleja del país dio lugar a cuatro regiones poco comunicadas entre si que fueron desarrollándose a espaldas de las demás, hasta que las vías modernas lograron algún grado de integración. Ninguna de las élites regionales estuvo interesada en construir un gran Estado nacional, que centralizara el poder e impulsara y lubricara el desarrollo económico nacional. En consecuencia, el tamaño del Estado fue siempre pequeño, hasta que tuvo que enfrentar los grandes desafíos del narcoterrorismo y de la insurgencia a fines del siglo XX, dando lugar a unas fuerzas armadas de suficiente poder para contrarrestarlos, a veces recurriendo a la ilegalidad.

Los capítulos del libro son relativamente cortos y vibrantes. El texto está lleno de detalles literarios que entregan claves de la matriz del autoritarismo político legado por la colonia y la gran influencia de la Iglesia católica en permear la educación y la cultura de la sociedad. Se destacan incidentes de canibalismo por parte de los españoles durante la conquista y la esclavización de indígenas, convencidos que les estaban ofreciendo la salvación. La conquista del territorio es una historia de horror y crueldad que dio lugar a una catástrofe demográfica, producto combinado de enfermedades como la viruela, el sarampión y la influenza, frente a las que la población aborigen carecía de defensas, y de las oprobiosas condiciones de trabajo, la ruptura de las familias y los suicidios colectivos.

Se trató siempre de una sociedad pobretona, aunque disfrutó de un largo período de prosperidad minera durante el siglo XVIII y algo entre 1850 y 1875, cuando los liberales democratizaron la sociedad, promovieron su organización federal y el comercio exterior. Todo este legado fue destruido por los conservadores, Rafael Núñez y Miguel Antonio Caro, que devolvieron el país a su matriz autoritaria, logrando retrasar su desarrollo económico al propiciar tres guerras civiles.

El siglo XX fue de rápido desarrollo económico, gracias al café sembrado en las lomas antioqueñas y a una dirigencia conservadora más preocupada por vincular a Colombia con el mundo que en liquidar liberales. Se desarrollaron la industria y la agricultura comercial y el país se modernizó. No obstante, el surgimiento de Laureano Gómez y de la derecha fascista durante los años 30 fue creando las condiciones para otra guerra que estalló con fuerza a partir de 1946, y que fue atemperada por el golpe militar de Rojas Pinilla contra el gobierno del propio Laureano en 1953. Melo alcanza a contar la historia política y cultural de Colombia hasta la otra guerra de los 80 al siglo XXI y los avances de la paz de 2016 que quedaron en entredicho.

Melo nos entrega una pequeña obra maestra que revela una conflictiva historia política, pero también el pujante desarrollo de la economía y de la cultura de cada época, los avances de la educación, la salubridad, los cambios en las costumbres y en la condición de la mujer, entre muchas otras cosas.

https://www.elespectador.com/opinion/una-historia-minima-columna-747577

 

9.18.- UN MUNDO RARO – Salomón Kalmanovitz

Mientras la bolsa de Nueva York aumentaba sistemáticamente, Donald Trump vociferaba que el éxito era resultado de sus “grandiosas” políticas de reducir impuestos y favorecer a los ricos. La semana pasada las cotizaciones del índice S&P de 500 empresas cayeron 6 %, la caída más brusca en dos años, resultado de su política comercial confrontacional y caótica; por esta vez, el presidente guardó un silencio prudencial.

25 Mar 2018.- La política comercial de Trump impone tarifas a productos como el acero y el aluminio, que son insumos de miles de productos industriales norteamericanos y que traban las cadenas internacionales de insumo-producto que caracterizan a las grandes corporaciones modernas. Aunque la medida fue corregida con muchas excepciones para Canadá, México y Europa, fue seguida por aranceles estampados contra China, por un valor de US$60.000 millones. China respondió con la imposición de cargas a las exportaciones de soya y carne de cerdo de Estados Unidos, y amenaza además con liquidar buena parte de la deuda norteamericana que ha comprado por décadas, precipitando un aumento inusitado de las tasas de interés que tendría que pagar el tesoro norteamericano. En una guerra comercial todos pierden.

La mayor parte de la profesión económica está de acuerdo en que los déficits comerciales de los países se deben a excesos de gasto interno, asociados en especial al gasto público. Estados Unidos tuvo en 2017 un déficit fiscal de 3,5 % de su PIB y otro en su déficit en cuenta corriente de 2,4 % del PIB. A pesar del déficit externo, la producción industrial está creciendo casi al 4 % anual, o sea que su aparato fabril se complementa bien con las importaciones.

La perspectiva es que el recorte impositivo aprobado por el Congreso va a aumentar el déficit fiscal y con ello también el gasto en general y en importaciones. Las restricciones contra un país se convertirán en oportunidades para otros países o simplemente en desvíos de comercio. Por ejemplo, se reducen las importaciones de acero de China, pero aumentan las de Vietnam de acero y otras manufacturas chinas. El nacionalismo obtuso no puede reconocer la naturaleza del problema y los remedios que encuentra enferman tanto a Estados Unidos como al mundo. Se evidencia el carácter destructivo de la extrema derecha gobernando al país más rico del mundo.

La extrema derecha colombiana, que mucho se identifica con Trump, muestra rasgos similares: durante las dos administraciones de Uribe Vélez se devolvieron tantos impuestos que el país acumuló déficits fiscales estructurales que Santos no enfrentó de manera adecuada. Esos faltantes fueron financiados con un aumento vertiginoso de la deuda pública interna y externa y causaron déficits externos sistemáticos, incluso en tiempos de las bonanzas de precios de petróleo y carbón. Su caída tuvo efectos contractivos desastrosos que aún padecemos.

Las propuestas electorales de Iván Duque en materia económica son igualmente peligrosas. Está resuelto a reducir impuestos de nuevo; para pasar la amarga píldora, va el dulce del aumento del salario mínimo. Lo cierto es que va a causar consecuencias nefastas: otro aumento de la deuda pública con la pérdida del grado de inversión del país, espantando la inversión extranjera; una reducción dramática del gasto social con menos educación pública, y la imposibilidad de invertir en infraestructura.

Es la conjura de la extrema derecha mundial tocando a la puerta del país. ¿Se la abriremos?

https://www.elespectador.com/opinion/un-mundo-raro-columna-746433

 

 

8.18.-DIEZ MIL AÑOS DE DESIGUALDAD – Victor Ginsburg*

Un libro fascinante acaba de ser publicado, pero no puedo pagarlo, casi 70 euros. Estoy esperando que mi pensión aumente. Su título: Diez mil años de desigualdad, Una arqueología de las diferencias de riqueza (1).

De acuerdo con la contraportada, las preguntas que este libro intenta responder son las siguientes: ¿Es la desigualdad una característica universal de las sociedades humanas, o eran los pueblos llamados “primitivos” que ya vivían en la desigualdad? ¿Cómo se desarrolló la desigualdad antes de los tiempos modernos? ¿Se han desarrollado desigualdades después de la sedentarización de las poblaciones? ¿Por qué tales desigualdades aumentan y cuándo se dan las desigualdades que experimentamos en las naciones desarrolladas? ¿Qué pueden decir los arqueólogos sobre esto?

La medida de desigualdad utilizada en cada caso es el coeficiente de Gini que se refiere a la dispersión de cualquier distribución, por ejemplo, la del ingreso (línea en negrita en la Figura). Dicho coeficiente es igual a A / (A + B), donde A y B representan las áreas por encima y por debajo de la curva en negrita. Su valor está entre 0 (igualdad perfecta, si la curva se confunde con la línea punteada, ya que A = 0) y 1 (desigualdad extrema, solo un habitante tiene todo, y la superficie A se extiende por la totalidad del triángulo inferior).

En el libro que estamos discutiendo aquí, y por falta de datos sobre riqueza o ingresos disponibles que datan de 9,000 aC. J.C., el Gini se basa en la distribución del tamaño de la vivienda, que podría representar más o menos riqueza y / o ingresos.

Los once capítulos escritos por una treintena de contribuyentes miran las sociedades antiguas entre el 9,000 aC J.C. y 1,500 d. C. Aquí están, en orden cronológico, los sitios en los que se hicieron los registros y los coeficientes de Gini resultantes, que luego compararemos con el Gini contemporáneo:

Jerf el Ahlar (Siria, 9 200 aC) Gini = 0.13

Catalhoyuk (Turquía, 6500 aC) Gini = 0.28

Mesopotamia meridional (2.700 aC) Gini = 0,37

Kahun (Egipto (1 930 aC) Gini = 0,68

Pompeya (Italia, 79 dC) Gini = 0.54

Teotihuacan (México, 300 DC) Gini = 0.12

Bridge River (Canadá, 500 DC) Gini = 0.20

Caracol (Belice, 700 DC) Gini = 0.34

Cahokia (Illinois, EE. UU., 1.150 d. C.) Gini = 0.57

Tenochtitlan (actual Ciudad de México, 1500 DC) Gini = 0.30

Estos datos muestran que el antiguo Egipto (Kahun), Pompeya y Cahokia, donde vivía la tribu india de Mississippi, ya eran en gran parte desiguales. Kahun es una ciudad situada en el agradable oasis de Fayoum. Muy rico en juego y cerca de la capital egipcia de la época, el oasis era una provincia importante en el momento de la duodécima dinastía. La ciudad fue construida para albergar a los trabajadores que iban a construir la pirámide donde descansaba Sesostris II. Pompeya fue el lugar de vacaciones donde los romanos ricos se fueron a descansar. Cahokia, ubicada en la confluencia de los tres principales ríos, Mississippi, Missouri e Illinois, que se comercializa con los Grandes Lagos en el norte y con la costa del Golfo. Las tres ciudades debían albergar tanto a los ricos como a sus sirvientes, lo que explicaría la desigualdad en comparación con los otros 7 lugares.

Las conclusiones de los autores son que la desigualdad aumenta con (a) la estabilidad climática, que permite una mayor predictibilidad de las cosechas y otros recursos; (b) el tamaño de la población de los grupos; (c) la reducción de la movilidad grupal, que permite la transmisión entre generaciones y la posibilidad de acumulación; (d) la escasez de recursos que son transmisibles de una generación a otra; (e) el desarrollo de la propiedad privada; (f) el excedente en relación con la mera subsistencia (ahorro) que está más bien presente en las sociedades agrícolas no itinerantes.

Los Gini europeos medidos sobre la base del ingreso disponible se encuentran entre 0.25 y 0.40 en 2016. Bélgica es 0.26, Francia 0.29. Los Estados Unidos con un Gini de 0.41 es, como se esperaba, mucho más desigual. Y desafortunadamente, la desigualdad es aún mayor en los países pobres: 0.63 en Sudáfrica, 0.61 en Haití y 0.50 en Ruanda. Ver (2) para más detalles.

Por lo tanto, las desigualdades actuales no están muy lejos de las calculadas para las antiguas civilizaciones de Siria, Turquía, Mesopotamia del Sur, México, Columbia Británica, Canadá, Belice y México. Recuerde, sin embargo, que las medidas se basan en datos diferentes: el tamaño de la vivienda para los viejos empresas y la desigualdad de los ingresos disponibles en los que vivimos, y no es imposible, ya que puede influir en los niveles.

Lo que significa que ya existían desigualdades en las civilizaciones antiguas. Lo que es más preocupante hoy es que estas desigualdades están creciendo muy rápidamente. En 2010, las 388 personas más ricas tenían la misma fortuna que la mitad más pobre de la humanidad. Luego, las personas más ricas fueron 85 en 2014 y 62 en 2015 (3).

El artículo de Pierre Pestieau que sigue arroja luz sobre lo que se debería hacer para que disminuyan, y no es divertido …

Notas.

 (1) Timoteo Kohler y Michael Smith (eds.), Diez mil años de desigualdad: La arqueología de las diferencias de riqueza, The University of Arizona Press, 2018. Véase aussiMatthew Shaer, la arqueología de la desigualdad de la riqueza investigadores rastrean la brecha de ingresos de más de 11,000 años, Smithsonian Magazine, marzo de 2018 y https://muse.jhu.edu/book/57765

(2) Coeficiente de Gini de Eurostat renta disponible equivalente – encuesta SILC, 15 de Febrero, 2018 http://appsso.eurostat.ec.europa.eu/nui/show.do?dataset=ilc_di12

La mayoría de los países del mundo han Gini medido sobre la base de los ingresos disponibles de entre 0,30 y 0,50, pero se carece de datos para Bahrein, Corea del Norte, Cuba, Emiratos Árabes Unidos, Guinea Ecuatorial, Hong Kong, Kuwait, Líbano, Libia, Macao, Malta, Omán, Singapur, Somalia, Taiwán. El Gini más alto (más del 50%) se encuentran en los siguientes países: Sudáfrica, Belice, Botswana, Colombia, Guinea-Bissau, Haití, Honduras, Lesotho, Namibia, Panamá, República Centroafricana, Ruanda, Surinam, Swazilandia, Zambia. Cuanto más bajo (30% o menos) son: Afganistán, Albania, Argelia, Belarús, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Islandia, Iraq, Kazajstán (desde que el Sr. Chodiev viven Bélgica), Kosovo, Kirguistán, Moldavia, Noruega, Países Bajos, República Checa, Rumania, Serbia, Eslovaquia, Eslovenia, Suecia, Ucrania. Tenga en cuenta que el coeficiente de desigualdad no dice nada sobre el nivel de vida promedio. Los tres países más desiguales, Sudáfrica (Gini = 0.63), Namibia (G = 0.61) y Haití (G = 0.61) también son países pobres. ¡La desigualdad obviamente no se ajusta a nada! Estos datos provienen del Banco Mundial. No se especifica si se calculan antes o después de los impuestos y la redistribución.

Ver https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_countries_by_income_equality

(3) Walter Scheidel, The Great Leveler, Princeton University Press, 2017.

http://www.thebingbangblog.be

 

8.18.-DIMINUTOS EN EL UNIVERSO – Jorge Iván González

Entre las numerosas enseñanzas que nos dejó Hawking destaco el llamado a ser humildes frente a la majestuosidad incomprensible del universo. Su definición de la tierra es una invitación a reconocer nuestra inmanencia y brevísima temporalidad. La tierra, dice, es un planeta relativamente pequeño situado en una galaxia que “apenas es una de las cerca de 100.000 millones de galaxias que se pueden observar gracias a los telescopios modernos”. Y cada una de estas galaxias contiene cientos de miles de millones de estrellas. Nuestra galaxia tiene una extensión de 100.000 años luz, y “las estrellas en sus brazos espirales orbitan alrededor de su centro una vez cada 100 millones de años”. Y el sol que nos deslumbra, no es más que una estrella de “tamaño medio, que está ubicada en las proximidades del límite interno de uno de los brazos espirales de la galaxia”.

16 mar 2018.- Quizás gracias a mensajes como los de Hawking, los físicos suelen ser menos pretenciosos que los economistas. En su quehacer profesional todos los días reciben advertencias sobre las limitaciones intrínsecas de su saber. En cambio, la reflexión económica está inundada de afirmaciones prepotentes, que se desprenden de dos ingenuidades fundamentales. La primera es la creencia en el método positivo como forma de aproximación a la verdad, desconociendo que la capacidad de conocer está limitada por el orden sensorial, y por las posibilidades de articulación que tiene el sistema neuronal de seres diminutos que habitan un planetica perdido en medio de galaxias de magnitudes impensables. Y la segunda ingenuidad es creer que se puede predecir la dinámica futura de la economía, olvidando que las relaciones económicas apenas son una de las manifestaciones de las complejas interacciones humanas.

A partir de la mirada que nos propone Hawking de la tierra, es apropiado aceptar la imposibilidad del conocimiento objetivo. Entre otras razones, porque todo acercamiento a la realidad está mediado por los sentidos. En el Orden Sensorial, un libro que escribió Hayek en 1952 se muestra que el conocimiento objetivo no es posible. La pretensión de entender la realidad de “manera objetiva” con el fin de poder transformarla, continúa Hayek, es el origen de las formas autoritarias de los gobernantes. Quienes vivimos en el planeta tierra tenemos limitaciones intrínsecas que no nos permiten comprender la realidad como si estuviéramos fuera de ella.

Desde la física, Hawking pone en evidencia la falacia de los mensajes mesiánicos, que son muy frecuentes en estos períodos electorales. Quien pretende conocer el “bien de la patria”, y habla a nombre de la sociedad, olvida que es un ser diminuto, que a duras penas logra entender aquello que sus neuronas le permiten conocer.

Y desde la sicología y la economía, Hayek prende sus alarmas y critica con dureza las pretensiones del conocimiento positivo. Esta ilusión de objetividad fácilmente se infecta con gérmenes totalitarios. Quien dice conocer “la realidad” cae en la tentación de mostrarles a otros el camino. Y en su afán de convencer simplifica y excluye.

Siguiendo a Hawking aceptemos, con humildad, que conocemos muy poco, y que el orden sensorial es la manifestación de nuestra presencia en el mundo. La gran paradoja es que aún desde nuestra pequeñez tenemos márgenes de libertad suficientes para tratar de construir sociedades en las que podamos ser felices.

https://www.larepublica.co/analisis/jorge-ivan-gonzalez-506394/diminutos-en-el-universo-2611217

 

7.18.-NOAM CHOMSKY: “LA GENTE YA NO CREE EN LOS HECHOS” – Jan Martínez

A punto de cumplir 90 años, acaba de abandonar el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts). Allí revolucionó la lingüística moderna y se convirtió en la conciencia crítica de Estados Unidos. ‘Babelia’ visita al gran intelectual en su nuevo destino, Arizona

Noam Chomsky, en su despacho de la Universidad de Arizona en Tucson. APU GOMES

Noam Chomsky (Filadelfia, 1928) hace tiempo que superó las barreras de la vanidad. No habla de su vida privada, no usa móvil y en un tiempo donde abunda lo líquido y hasta lo gaseoso, él representa lo sólido. Fue detenido por oponerse a la guerra de Vietnam, figuró en la lista negra de Richard Nixon,apoyó la publicación de los papeles del Pentágono y denunció la guerra sucia de Ronald Reagan. A lo largo de 60 años no hay lucha que se le haya escapado. Igual defiende la causa kurda que el combate contra el cambio climático. Tan pronto aparece en una manifestación de Occupy Movement como respalda a los inmigrantes sin papeles.

9 mar 2018.- Inmerso en la agitación permanente, el joven que en los años cincuenta deslumbró al mundo con la gramática generativa y sus universales, lejos de dormirse en las glorias del filósofo, optó por el movimiento continuo. No importó que le acusasen de antiamericano o extremista. Él siempre ha seguido adelante, con las botas puestas, enfrentándose a los demonios del capitalismo. Ya sean los grandes bancos, los conglomerados militares o Donald Trump. Incombustible, su última obra lo vuelve a confirmar. En Réquiem por el sueño americano (editorial Sexto Piso) vuelca a la letra impresa las tesis expuestas en el documental del mismo título y denuncia la obscena concentración de riqueza y poder que exhiben las democracias occidentales. El resultado son 168 páginas de Chomsky en estado puro. Vibrante y claro. Listo para el ataque.

—¿Se considera un radical?

—Todos nos consideramos a nosotros mismos moderados y razonables.

—Pues defínase ideológicamente.

—Creo que toda autoridad tiene que justificarse. Que toda jerarquía es ilegítima hasta que no demuestre lo contrario. A veces, puede justificarse, pero la mayoría de las veces no. Y eso…, eso es anarquismo.

Una luz seca envuelve a Chomsky. Después de 60 años dando lecciones en el Massachusetts Institute of Tech­nology (MIT), el profesor se ha venido a vivir a los confines del desierto de Sonora. En Tucson, a más de 4.200 kilómetros de Boston, ha abierto casa y estrenado despacho en el Departamento de Lingüística de la Universidad de Arizona. El centro es uno de los pocos puntos verdes de la abrasada ciudad. Fresnos, sauces, palmeras y nogales crecen en torno a un edificio de ladrillo rojo de 1904 donde todo queda pequeño, pero todo resulta acogedor. Por las paredes hay fotos de alumnos sonrientes, mapas de las poblaciones indígenas, estudios de fonética, carteles de actos culturales y, al fondo del pasillo, a mano derecha, el despacho del mayor lingüista vivo.

“La gente se percibe menos representada y lleva una vida precaria. El resultado es una mezcla de enfado y miedo”

El lugar nada tiene que ver con el rompedor espacio de Frank Gehry que le daba cobijo en Boston. Aquí, apenas cabe una mesa de trabajo y otra para sentarse con dos o tres alumnos. Recién estrenada, la oficina de uno de los académicos más citados del siglo XX aún no tiene libros propios, y su principal punto de atención recae en dos ventanas que inundan de ámbar la estancia. A Chomsky,pantalones vaqueros, pelo largo y blanco, le gusta esa atmósfera cálida. La luz del desierto fue uno de los motivos que le hizo mudarse a Tucson. “Es seca y clara”, comenta. Su voz es grave y él deja que se pierda en los meandros de cada respuesta. Le gusta hablar con largueza. La prisa no va con él.

PREGUNTA. ¿Vivimos una época de desencanto?

RESPUESTA. Hace ya 40 años que el neoliberalismo, de la mano de Ronald Reagan y Margaret Thatcher, asaltó el mundo. Y eso ha tenido un efecto. La concentración aguda de riqueza en manos privadas ha venido acompañada de una pérdida del poder de la población general. La gente se percibe menos representada y lleva una vida precaria con trabajos cada vez peores. El resultado es una mezcla de enfado, miedo y escapismo. Ya no se confía ni en los mismos hechos. Hay quien le llama populismo, pero en realidad es descrédito de las instituciones.

  1. ¿Y así surgen las fake news(bulos)?
  2. La desilusión con las estructuras institucionales ha conducido a un punto donde la gente ya no cree en los hechos. Si no confías en nadie, por qué tienes que confiar en los hechos. Si nadie hace nada por mí, por qué he de creer en nadie.
  3. ¿Ni siquiera en los medios de comunicación?
  4. La mayoría está sirviendo a los intereses de Trump.
  5. Pero los hay muy críticos, como The New York Times, The Washington Post,CNN…
  6. Mire la televisión y las portadas de los diarios. No hay más que Trump, Trump, Trump. Los medios han caído en la estrategia que ha diseñado Trump. Cada día les da un aliciente o una mentira para situarse él bajo los focos y ocupar el centro de atención. Entretanto, el flanco salvaje de los republicanos va desarrollando su política de extrema derecha, recortando derechos de los trabajadores y abandonando la lucha contra el cambio climático, que precisamente es aquello que puede terminar con todos nosotros.
  7. ¿Ve en Trump un riesgo para la democracia?
  8. Representa un peligro grave. Ha liberado consciente y deliberadamente olas de racismo, xenofobia y sexismo que estaban latentes pero que nadie había legitimado.
  9. Noam Chomsky. APU GOMES
  10. ¿Volverá a ganar?
  11. Es posible, si consigue retardar el efecto letal de sus políticas. Es un consumado demagogo y showmanque sabe cómo mantener activa su base de adoradores. A su favor juega también que los demócratas están sumidos en la confusión y puede que no sean capaces de presentar un programa convincente.
  12. ¿Sigue apoyando al senador demócrata Bernie Sanders?
  13. Es un hombre decente. Usa el término socialista, pero en él significa más bien new dealdemócrata. Sus propuestas, de hecho, no le serían extrañas a Eisenhower [presidente por el Partido Republicano de 1953 a 1961]. Su éxito, más que el de Trump, fue la verdadera sorpresa de las elecciones de 2016. Por primera vez en un siglo hubo alguien que estuvo a punto de ser candidato sin apoyo de las corporaciones ni de los medios, solo con el respaldo popular.
  14. ¿No advierte un deslizamiento hacia la derecha del espectro político?
  15. En la élite del espectro político sí que se ha registrado ese corrimiento; pero no en la población general. Desde los años ochenta se vive una ruptura entre lo que la gente desea y las políticas públicas. Es fácil verlo en el caso de los impuestos. Las encuestas muestran que la mayoría quiere impuestos más altos para los ricos. Pero esto nunca se lleva a cabo. Frente a esto se ha promovido la idea de que reducir impuestos trae ventajas para todos y que el Estado es el enemigo. ¿Pero quién se beneficia de que recorten en carreteras, hospitales, agua limpia y aire respirable?

“Trump ha liberado deliberadamente olas de racismo, xenofobia y sexismo latentes pero no legitimadas”

  1. ¿Ha triunfado entonces el neoliberalismo?
  2. El neoliberalismo existe, pero solo para los pobres. El mercado libre es para ellos, no para nosotros. Esa es la historia del capitalismo. Las grandes corporaciones han emprendido la lucha de clases, son auténticos marxistas, pero con los valores invertidos. Los principios del libre mercado son estupendos para aplicárselos a los pobres, pero a los muy ricos se los protege. Las grandes industrias energéticas reciben subvenciones de cientos de millones de dólares, la economía high-techse beneficia de las investigaciones públicas de décadas anteriores, las entidades financieras logran ayudas masivas tras hundirse… Todos ellos viven con un seguro: se les considera demasiado grandes para caer y se los rescata si tienen problemas. Al final, los impuestos sirven para subvencionar a estas entidades y con ellas a los ricos y poderosos. Pero además se le dice a la población que el Estado es el problema y se reduce su campo de acción. ¿Y qué ocurre? Su espacio es ocupado por el poder privado y la tiranía de las grandes entidades resulta cada vez mayor.
  3. Suena a Orwell lo que describe.
  4. Hasta Orwellestaría asombrado. Vivimos la ficción de que el mercado es maravilloso porque nos dicen que está compuesto por consumidores informados que adoptan decisiones racionales. Pero basta con poner la televisión y ver los anuncios: ¿buscan informar al consumidor y que tome decisiones racionales? ¿O buscan engañar? Pensemos, por ejemplo, en los anuncios de coches. ¿Ofrecen datos sobre sus características? ¿Presentan informes realizados por entidades independientes? Porque eso sí que generaría consumidores informados capaces de tomar decisiones racionales. En cambio, lo que vemos es un coche volando, pilotado por un actor famoso. Tratan de socavar al mercado. Los negocios no quieren mercados libres, quieren mercados cautivos. De otro modo, colapsarían.
  5. Y ante esta situación, ¿no es demasiado débil la contestación social?
  6. Hay muchos movimientos populares muy activos, pero no se les presta atención porque las élites no quieren que se acepte el hecho de que la democracia puede funcionar. Eso les resulta peligroso. Puede amenazar su poder. Lo mejor es imponer una visión que te dice que el Estado es tu enemigo y que tienes que hacer lo que puedas tú solo.
  7. Trump emplea a menudo el término antiamericano, ¿cómo lo entiende?
  8. Estados Unidos es el único país donde por criticar al Gobierno te llaman antiamericano. Y eso supone un control ideológico, encender hogueras patrióticas por doquier.
  9. En algunos sitios de Europa también pasa.

“Las grandes corporaciones han emprendido la lucha de clases, son marxistas pero con los valores invertidos”

  1. Pero nada comparable a lo que ocurre aquí, no hay otro país donde se vean tantas banderas.
  2. ¿Teme al nacionalismo?
  3. Depende, si significa estar interesado en tu cultura local, es bueno. Pero si es un arma contra otros, sabemos a donde puede conducir, lo hemos visto y experimentado.
  4. ¿Cree posible que se repita lo que ocurrió en los años treinta?
  5. La situación se ha deteriorado; tras la elección de Barack Obamase desencadenó una reacción racista de enorme virulencia, con campañas que negaban su ciudadanía e identificaban al presidente negro con el anticristo. Ha habido muchas manifestaciones de odio. Sin embargo, Estados Unidos no es la República de Weimar. Hay que estar preocupados, pero las probabilidades de que se repita algo así no son altas.
  6. Arranca su libro recordando la Gran Depresión, un tiempo en el que “todo estaba peor que ahora, pero había un sentimiento de que todo iría mejor”.
  7. Me acuerdo perfectamente. Mi familia era de clase trabajadora, estaba en paro y no tenía educación. Objetivamente, era un tiempo mucho peor que ahora, pero había un sentimiento de que todos estábamos juntos en ello. Había un presidente comprensivo con el sufrimiento, los sindicatos estaban organizados, había movimientos populares… Se tenía la idea de que juntos se podía vencer a la crisis. Y eso se ha perdido. Ahora vivimos la sensación de que estamos solos, de que no hay nada que hacer, de que el Estado está contra nosotros…
  8. ¿Tiene aún esperanzas?
  9. Claro que hay esperanza. Aún hay movimientos populares, gente dispuesta a luchar… Las oportunidades están ahí, la cuestión es si somos capaces de tomarlas.

Chomsky termina con una sonrisa. Deja vibrando en el aire su voz grave y se despide con extrema cortesía. Luego sale del despacho y baja las escaleras de la facultad. Afuera, le esperan Tucson y la luz seca del desierto de Sonora.

EL PODER DE LAS PALABRAS, LAS PALABRAS DEL PODER

Réquiem por el sueño americano. Los diez mandamientos de la concentración de la riqueza y el poder. (Basado en el documental del mismo título realizado por Peter Hutchison, Kelly Nyks y Jared P. Scott). Traducción de Magdalena Palmer. Sexto Piso, 2017. 160 páginas. 16,90 euros.

Porque lo decimos nosotros. Ideal democrático, estrategias de poder y manipulación en el siglo XXI.Traducción de Albino Santos Mosquera. Paidós, 2017. 254 páginas. 22 euros.

Estados fallidos. El abuso de poder y el ataque a la democracia. Traducción de Gabriel Dols Gallardo. Ediciones B, 2017. 364 páginas. 8 euros.

Optimismo contra el desaliento. Sobre el capitalismo, el imperio y el cambio social. Entrevistas de C. J. Polychroniou. Traducción de Francesc Reyes Camps. Ediciones B, 2017. 17 euros.

El miedo a la democracia. Traducción de Mireia Carol. Crítica, 2017.419 páginas. 18.90 euros.

¿Qué clase de criaturas somos? Traducción de Jorge Paredes. Ariel, 2017. 192 páginas. 18.90 euros.

¿Por qué solo nosotros? Evolución y lenguaje. Con Robert C. Berwick. Traducción de Fina Marfá. Kairós, 2016. 224 páginas. 16 euros.

https://elpais.com/cultura/2018/03/06/babelia/1520352987_936609.html

 

6.18.-DONALD TRUMP, SUSTITUIDOR DE IMPORTACIONES – Héctor E. Schamis

Proteccionismo, extremismo político y hostilidad en el mundo de hoy

Donald Trump, a su llegada a Florida. KEVIN LAMARQUE REUTERS

El proteccionismo latinoamericano se implementó por medio de aranceles a las importaciones, un impuesto por el cual se incentiva a los productores locales a sustituirlas, precisamente. Así fue con el populismo del siglo XX, si bien no tuvo la exclusividad. La industrialización y el nacionalismo económico fueron principios canónicos de la política económica de la región, ello a pesar de las muy diversas ideologías políticas disponible

4 mar 2018.- Esto como introducción de Trump, muchas veces considerado populista y también partidario del nacionalismo económico. El presidente de Estados Unidos acaba de anunciar la introducción de aranceles a las importaciones de acero y aluminio, 25 y 10% respectivamente. Ello a raíz de un informe del Departamento de Comercio que sostiene que la débil performance de ambos sectores representa una amenaza a la seguridad nacional.

La decisión es problemática y en varios sentidos. En lo inmediato, penaliza el consumo y el empleo. Las compañías americanas aumentarán sus precios convergiendo hacia el nivel de los aranceles. Habrá una reducción de la demanda de todos los bienes que insumen acero, con sus concomitantes efectos en el mercado laboral. Nótese que los puestos de trabajo en las compañías que producen acero representan solo el 2% de los empleos en las firmas que usan acero.

El caso ilustra que el nacionalismo de corto plazo es frecuentemente contradictorio con el de largo plazo. Debe agregarse a ello un riesgo adicional: el de las guerras comerciales, las cuales son buenas, según Trump. Pues no lo no son. Las potenciales represalias por beneficiar a un sector no-competitivo, podrían dañar a una cantidad de otros sectores productivos que sí son competitivos. Lose-lose, es la expresión en inglés.

La decisión, justificada en términos de seguridad nacional, pues daña la seguridad nacional. Los principales proveedores de acero importado son Canadá con 16%, Brasil con 13%, Corea del Sur con 10% y México con 9%. La seguridad nacional también se construye en base a la seguridad de, y los acuerdos con, los aliados. El caso de Corea del Sur habla por sí mismo, siendo que Corea del Norte representa la principal amenaza a la paz mundial.

Todo esto sugiere nubarrones en el horizonte. La economía de Estados Unidos es hoy robusta, pero el proteccionismo combinado con el programa de recortes tributarios de Trump reproducirá los típicos ciclos de auge y caída, boom and bust. El déficit de presupuesto requerirá de mayor endeudamiento, en una economía fuertemente endeudada, impulsando un aumento de tasas de interés en el mediano plazo, ello agregado a la tendencia alcista ya existente.

Paradójicamente, el escenario comercial y de seguridad evoca, poco a poco, aquel de la Gran Depresión. El clima proteccionista imperante fue en gran parte responsable por la crisis. Estados Unidos había legislado entonces sobre aranceles. En 1922 con el Acta Fordney-McCumber, llevando la protección al 40% en promedio, y en 1930 con el Acta Smoot-Hawley agregando otro 20%.

En ambos casos el proteccionismo precipitó represalias, profundizando la recesión de 1929 en el último. El comercio mundial se contrajo en dos tercios, propiciando el extremismo político de los treinta y la hostilidad. Hacia el final de la década, la guerra ya no era solo comercial.

A propósito de guerra, a comienzos de febrero el Pentágono modificó los protocolos sobre armas nucleares. La nueva postura revierte la política del último medio siglo, dándole mayor importancia al arsenal nuclear en la defensa del país y autorizando su uso aun contra enemigos que no posean ese tipo de armamento.

Putin respondió este último jueves con un video. La simulación en el mismo mostraba un ataque al territorio de Estados Unidos. Allí se ve un nuevo misil, llamado Avangard, que supuestamente posee capacidad nuclear y alcance ilimitado. Agregó que es “invencible”, lo cual fue tomado con escepticismo por parte del Departamento de Defensa. También emplazó al mundo a escucharlo, en virtud de que Rusia posee el potencial nuclear más importante del planeta, lo cual es cierto.

Proteccionismo en aumento, intransigencia política y hostilidad. Este mundo de hoy tiene un cierto aire de familia con aquel de los trágicos años treinta. Invito al lector a respirar profundo.

@hectorschamis

https://elpais.com/internacional/2018/03/04/actualidad/1520121156_507562.html

 

5.18.-LA RESURRECCIÓN DE HAMILTON – Beethoven Herrera

Al día siguiente de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el electo vicepresidente Mike Pence asistió a la presentación del musical Hamilton en Broadway, el más celebrado espectáculo de los últimos años, que ha recibido 11 premios Tony y un Grammy. Al percatarse de la presencia del segundo hombre en el poder –luego de Donald Trump– el actor afroamericano Brandon Victor Dixon, le increpó porque el gobierno próximo a iniciarse había advertido que actuaría contra los inmigrantes. Le pidió, entonces, que no saliera del teatro, y que lo escuchara.

Esto dijo el actor: “Nosotros somos los Estados Unidos diversos, que están alarmados y ansiosos porque su nueva administración no nos proteja, ni a nuestro planeta, ni a nuestros hijos, ni a nuestros padres, ni tampoco defienda o respalde nuestros derechos fundamentales”.
5 feb  2018.- Alexander Hamilton, padre fundador y economista estadounidense fue primer secretario del Tesoro (1789-1795), y desde ese cargo realizó los primeros informes sobre la deuda pública, la banca nacional y las manufacturas. Con base en esos informes se organizó el primer Banco Nacional emisor del papel moneda, depositario de fondos públicos, además de manejar las tasas de interés, lo cual unido al crédito público y a un sistema impositivo eficiente, y al ordenamiento de las aduanas, produjo un relativo éxito económico.

Para la manufactura, Hamilton estableció subsidios, aranceles y apoyo financiero, estimuló la división del trabajo, la mejoría en procesos, uso de maquinaría, generación de empleos, aplicación libre del talento y el espíritu empresarial. Buscaba así reducir la dependencia de Europa y desarrollar el aparato productivo de Estados Unidos y no estaba a favor del libre comercio, pues creía que solo beneficiaba a las potencias colonialistas e imperialistas.

Hamilton murió por una bala disparada por el vicepresidente Aaron Burr, el 12 de julio de 1804, luego de un duelo, y sobre él se han escrito varias biografías, siendo la de Ron Chernow la mas reconocida.

El epitafio de la tumba de Hamilton, en la iglesia episcopal, en Manhattan, cerca de la bolsa y de las antiguas torres gemelas, reza: “A Alexander Hamilton, el patriota de incorruptible integridad, el soldado de probado valor, el estadista de consumada inspiración cuyos talentos y virtudes deben ser admirados”.

Este musical ha llamado la atención inicialmente porque su director de ascendencia puertorriqueña (hispano hablante) apostó por negros y latinos para interpretar a los próceres de Estados Unidos, entre estos al protagonista. Pero esta semana, al nominar cerca de medio centenar de juristas para cubrir las vacantes en la Rama Judicial, Trump, solo incluyó a un afroamericano y un latino.

¡No cabe duda de que el llamado de los artistas que interpretan a Hamilton, no ha tenido acogida! Este economista no estaba a favor del libre comercio, pues creía que únicamemente beneficiaba a las potencias colonialistas e imperialistas.

http://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/columna-beethoven-herrera-valencia-la-resurreccion-de-hamilton-514622

 

5.18.-FIN DEL OPTIMISMO SIMPLISTA SOBRE EL FUTURO – Martin Wolf *

El crecimiento medio está bajando debido a que la invención y la inversión se han desacelerado.  “Algunas invenciones son más importantes que otras”. Éste es el punto más importante destacado por Robert Gordon, un profesor de la Universidad Northwestern, en su obra maestra The Rise and Fall of American Growth (La subida y la caída del crecimiento estadounidense).

15 jul 2016  .- Este libro ofrece un análisis profundo de la transformación de la vida económica de EE. UU. entre 1870 y 1970, y de la posterior desaceleración. El crecimiento no es ni inevitable ni constante. La era actual es una de decepcionante crecimiento debido a que los avances tecnológicos son relativamente limitados.

Deirdre McCloskey, una distinguida historiadora económica, insiste en que tal “pesimismo siempre ha sido una mala guía para el mundo moderno. Somos gigantescamente más ricos en cuerpo y en espíritu de lo que éramos hace dos siglos”. Ella tiene razón.

Sin embargo, Gordon responde que no nos hemos enriquecido a una velocidad constante. Por el contrario, el crecimiento ha sido más rápido en algunas ocasiones que en otras, incluso desde la revolución industrial.

Por lo tanto, el período a partir de 1890 muestra consistentes aumentos de la producción por persona y por hora de trabajo. Pero el período entre 1920 y 1970 fue más dinámico que los anteriores y que los posteriores: durante medio siglo, la producción por hora se elevó a cerca del 3 por ciento al año.

La “productividad total de los factores” (PTF) – la diferencia entre el crecimiento de la producción y las contribuciones generadas por los incrementos adicionales de trabajo y de capital- representa una mejor medición de la innovación.

El patrón es aquí aún más sorprendente. La economía de EE. UU. experimentó dos períodos de rápida innovación: entre 1920-1970 y, a un ritmo mucho más lento, entre 1994-2004.

PREGUNTAS RELEVANTES

Esto plantea tres preguntas extremadamente relevantes. En primer lugar, ¿por qué concentrarse en Estados Unidos? La respuesta es porque ha estado a la vanguardia mundial de la innovación y de la productividad desde 1870. En el período hasta la Segunda Guerra Mundial, uno o dos países europeos también eran altamente innovadores. Desde entonces, EE. UU. ha estado por su cuenta.

En segundo lugar, ¿qué explica el crecimiento y posterior caída del crecimiento de la productividad? La respuesta del Prof. Gordon es que se debe a la proporción y a la variedad de las innovaciones que aparecieron después de 1870 y que se introdujeron durante el período entre los años 1920-1970.

Este período vio una revolución energética: la explotación del petróleo, la domesticación de la electricidad y la invención del motor de combustión interna. Y además fue testigo del nacimiento de la industria química y de desarrollos transformativos en el suministro de agua potable y en la eliminación de aguas residuales.

Dichas innovaciones a su vez condujeron a la creación de máquinas: la luz eléctrica, el teléfono, la radio, el refrigerador, la lavadora, los automóviles y los aviones. Éstas llevaron a la transformación de las vidas de las personas a través de la urbanización y de los hogares conectados a la red de servicios.

Tal transformación produjo entonces una revolución educativa, ya que la economía requería trabajadores instruidos y disciplinados. En comparación, los años posteriores a 1970 han visto cambios relativamente insignificantes en los países de altos ingresos.

El aumento de la productividad entre 1994 y 2004 refleja el impacto del Internet. Llegó y, poco después, se marchó.

En tercer lugar, ¿hasta qué punto una medición errónea distorsiona la imagen? La respuesta es que logra distorsionarla significativamente, pero no de una manera que haga que el desempeño actual luzca mejor con relación al del pasado. Es mucho más plausible que ocurra lo contrario.

El crecimiento del producto interno bruto (PIB) de hecho ha sido enormemente subestimado. Una de las razones es la inclusión retardada de nuevos productos en los datos: no existía ningún índice de precios para los automóviles en los EE. UU. hasta 1935, décadas después de su invención. Estos retrasos son menores hoy en día.

Otra forma en la que fallan las mediciones está relacionada con la dificultad de evaluar las mejoras en los nuevos modelos.

Pero, más importante aún es que el PIB no es una buena medida de la calidad de vida.

Tal y como lo señala Gordon, el PIB no valora la incrementada variedad de alimentos; la eliminación de los excrementos de caballo de las calles urbanas; la más rápida velocidad de viaje; la transformación de las comunicaciones; la mejorada calidad del entretenimiento; la mayor comodidad proporcionada por la calefacción central; la reducción de las labores hogareñas; la disminución del esfuerzo y del peligro en el trabajo; la facilidad de acceso al agua potable; la seguridad de los alimentos envasados; y, sobre todo, el significativo aumento de la expectativa de vida

En los países ricos, casi todas las personas que actualmente están vivas subestiman todo esto.

Simplemente no existe razón alguna para creer que el aumento del PIB o de los estándares de vida es más menospreciado hoy en día de lo que era anteriormente.

El crecimiento medido se está desacelerando debido a que la invención se ha ralentizado. Además, las innovaciones actuales son más estrechas en su efecto que las del pasado.

Y, lo que es peor, sus beneficios aparentan ser menos ampliamente compartidos.

Desde 1972, el crecimiento de los ingresos reales de EE. UU. no solo ha sido menor que antes, sino que la distribución de las ganancias se ha alejado de quienes están por debajo del 10 por ciento superior de la distribución de ingresos.

Esto ayuda a explicar la política cada vez más tensa de EE. UU. y también de otros países de altos ingresos.

La historia contada por Gordon acaba tanto con el optimismo simplista sobre las perspectivas para el crecimiento económico como con el pesimismo simplista acerca del final de los empleos.

No estamos ni en el medio de una era de progreso económico sin precedentes, ni al borde de una excepcional era de destrucción de empleos. Esto se debe, en parte, a que el progreso tecnológico es tan limitado. También se debe a que una gran parte de nuestra economía es inmune a rápidos aumentos en la productividad.

Por lo tanto, en 2014, dos tercios del consumo de EE. UU. se dedicaron en su totalidad a los servicios, incluyendo alquiler, asistencia médica, educación y cuidado personal.

El reto en estos sectores no es que todos los empleos van a desaparecer, sino más bien que es difícil hacer que desaparezcan. Ese cambio en la composición de la producción hacia sectores en los que es difícil aumentar la productividad es una razón importante de la desaceleración.

La opinión de que aumentos estables y rápidos en el estándar de vida deben perdurar es una expectativa poco realista. La tendencia a creer que algunas “reformas estructurales” solucionarán el problema es, del mismo modo, un acto de fe.

Es esencial crear políticas que promuevan la invención y la innovación, en la medida en que sea posible. Pero no debemos presuponer un fácil retorno a la largamente perdida era del dinamismo. Mientras tanto, la desigual distribución de las ganancias del poco crecimiento que tenemos es un desafío cada vez mayor. Éstas son épocas extremadamente difíciles.

* Martin Wolf,

Columnista del Financial Times. http://www.portafolio.co/opinion/otros-columnistas-1/fin-del-optimismo-simplista-sobre-el-futuro-498868

4.18.-Libros Cepal

3.18 .- Academia

Academia Colombiana de Ciencias Económica 33 años. 

Expresión libre del pensamiento económico colombiano Asociación Colombiana de Historia Económica y Empresarial

De: Asociación Colombiana de Historia Económica <asocol.historiaeconomica@gmail.com>
Enviado: lunes, 12 de febrero de 2018 5:45 p. m.
Asunto: Seminario GHE – ACHEE – Próximo viernes 16 de febrero de 2018

Los invitamos al seminario GHE-ACHEE el viernes 16 febrero 12:30-2:00 salón SD714.

Andrew Primmer (Bristol) presentara “Regionalism, Corruption and Economic Nationalism: A History of the Colombian National Railway Company”.

Por favor confirmar asistencia con Patricia Caballero en el email scaballe@uniandes.edu.co

You’re invited to visit our newly updated store and join the growing Economist Store community. If you love The Economist, you will really love the store: Economist Books, Logo Items, Diaries, Planners, Accessories, KAL Gifts and more!

2.18.-MEGABANCO SUPERSECRETO – Beethoven Herrera

Poco conocido por la opinión pública, el Banco de Pagos Internacionales (BPI), es una de las más importantes instituciones del sistema económico mundial. 

Una de las más importantes instituciones del sistema económico internacional es muy poco conocida por la opinión pública, de modo que sus acciones casi nunca son objeto de escrutinio. Se trata del Banco de Pagos Internacionales – BPI (Bank for International Settlements – BIS, por sus siglas en inglés), creado el 27 de febrero de 1930 con sede en Basilea, como espacio de cooperación entre los bancos centrales.

4 feb  2018.- Es más antiguo que el FMI y cumple algunas funciones similares; y ha tenido el mérito de advertir acerca de la burbuja hipotecaria de Estados Unidos (lo cual no hizo el FMI), pero fue utilizado para canalizar el oro y capitales que los nazis robaron a los países que ocuparon en la Segunda Guerra Mundial. En la conferencia de Versalles, que dio fin a la Primera Guerra Mundial (1919), le impusieron a Alemania sanciones como reparación a favor de Inglaterra y Francia, y el Reichsbank (banco central de Alemania) quedó bajo control externo. En 1928, las entidades financieras estadounidenses habían enviado a Alemania 1.600 millones de dólares, facilitándole así, indirectamente, el pago de las reparaciones.

La Gran Depresión generó el retiro de esos inversionistas y se diseñó el Plan Young, que estableció que Alemania pagaría 29.000 millones de dólares en 58 años. Entonces, Montagu Norman, gobernador del Banco de Inglaterra, en asocio con Hjalmar Schacht, de Alemania, crearon el BIP para canalizar esos pagos y se devolvió a Berlín el control de la política económica alemana.

En su fundación participaron los gobernadores de los bancos centrales de Francia, Italia, Japón Inglaterra, Alemania y Bélgica. Aunque la FED de Estados Unidos no esta autorizada a tener acciones en propiedad, se formó un consorcio de bancos privados de ese país para que hicieran parte del BIP. Por su parte, los alemanes se aseguraron de que ninguna decisión se tomara sin su participación. Pese a la creación del FMI y del Banco Mundial en 1944, el BIP se mantuvo no para financiar proyectos de desarrollo ni para acudir en rescate de países en situación de crisis, sino para ofrecer servicios directos, coordinación financiera y servir de lugar de encuentro a los banqueros centrales.

La moratoria alemana de 1934 paralizó dicho banco, en tanto que la política de expansión de gasto adoptada por Schacht en Alemania, permitió recuperar la economía y mantuvo el apoyo del BIP, pero este último guardó silencio ante el régimen de terror que comenzó a implantarse en Alemania. Cuando Hitler ocupó los sudetes checos, el Banco Nacional de Checoslovaquia transfirió la mayor parte de su oro al Banco de Inglaterra, en dos cuentas: una a nombre del BPI y otra a nombre del Banco Nacional checo, pero los ocupantes nazis en Praga ordenaron al BIP transferir las reservas checas desde Londres a una cuenta del Reishbank, y así se hizo.

La FED y el Banco de Inglaterra consintieron ese despojo y el BPI aceptó recibir el oro saqueado por los ocupantes nazis, lo mismo que las riquezas expropiadas a los judíos, incluido el metal precioso de las joyas y dentaduras de los muertos en los campos de concentración.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos, bajo la dirección de Morgenthau, consideraba al BIP un instrumento de infiltración y espionaje nazi dentro de Estados Unidos, por eso retuvo al banquero estadounidense McKittrick, quien era funcional a los intereses alemanes. Pero, tras las investigaciones de la Oficina de Seguridad (OSS), se consideró que su papel de informante sobre la evolución interna de Alemania sería de utilidad y se le permitió regresar al cargo, pero manteniendo congelados los activos del BIP.

En Basilea se reunían los banqueros centrales del bloque comunista y las directivas del BPI creían, acertadamente, que entre más cerca estuvieran los países comunistas al capitalismo, más rápido acabaría su sistema, tal como terminaría por confirmarse años más tarde. También algunos altos funcionarios comunistas visitaban las capitales de Europa occidental, la favorita era Bucarest, y la relación comercial entre Hungría y el BPI era de vieja data, por tratarse del país más liberal de ese lado de la Cortina de Hierro.

La decisión del BPI de sistematizarse y recopilar datos de los flujos internacionales de capital rindió frutos, y así pasó a convertirse en el banco mejor documentado, al recibir información proveniente de muchos bancos comerciales, incluso algunos con ubicaciones off shore, así como de los bancos centrales nacionales.

En suma, el banco se ha convertido en centro esencial de información para la banca comercial, lo que le trae enormes beneficios. Por ejemplo, el informe anual del BPI para el periodo 94-95 contenía, en 228 páginas, indicadores económicos y financieros, sobre comercio internacional, política económica, tipos de cambio y evolución de mercados financieros, entre otros, de las economías occidentales y en vías de desarrollo.

El BPI ya había advertido sobre los riesgos del excesivo crecimiento del crédito, las malas prácticas crediticias de los bancos comerciales, los excesos del sector privado y otros factores como catalizadores de una posible crisis por los enormes flujos de dineros fáciles, pero nadie prestó atención. ¡Ese anuncio fue su mayor mérito, pero su pasado, no por desconocido, es menos censurable!

http://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/megabanco-supersecreto-analisis-513910

1.18.-La Shoah – Salomón Kalmanovitz

Se conmemora cada 27 de enero el holocausto judío, una iniciativa de las Naciones Unidas para renovar la memoria de las víctimas del régimen nazi durante la Segunda Guerra Mundial y educar sobre lo sucedido, procurar que no se repita. En esa ocasión fueron masacrados seis millones de judíos y otros cinco millones entre gitanos, homosexuales y activistas políticos liberales y comunistas de toda Europa.

28 ene 2018 .- Se trató de una verdadera industria de la muerte, basada en una precisa logística de transporte, campos de concentración, fábricas de trabajo esclavo fácilmente desechable, cámaras de gas, expropiación de bienes y enseres; en fin, la negación de la humanidad y la dignidad de las víctimas. El más emblemático de los campos de concentración fue el de Auschwitz-Birkenau, del que contamos con una detallada narración de Primo Levy, quien sobrevivió en una fábrica dentro del complejo, gracias a que era químico de profesión.

Para Levy, “existe Auschwitz, por lo tanto, no puede haber Dios”, lo cual ha introducido una muesca en la filosofía del siglo XX: Hannah Arendt escribió sobre la banalidad del mal en el juicio de Eichmann en Jerusalén, uno de los jefes de uno de los campos de muerte, porque se trataba de un funcionario eficiente que obedecía órdenes fielmente. Jorge Semprún escribió sobre la esencia del mal, por el horror de lo sucedido en Auschwitz. Hans Jonas insistió en que Dios había perdido su don de omnipotencia y se mantiene por fuera de la historia humana, en lo que coincide con algunos cabalistas, escuela de pensamiento místico que interpreta el antiguo testamento. Wyschogrod, teólogo judío ortodoxo, dice: “sí hay esperanza después del Holocausto; hay esperanza porque para los creyentes en la voz de los profetas es más fuerte que la de Hitler, mientras que la promesa divina se extiende más allá del crematorio y reduce la voz de Auschwitz al silencio”.

Para que no se repitiera un evento de tan gigantescas proporciones, algo se avanzó por el orden internacional forjado sobre las ruinas de la Segunda Guerra Mundial que debilitó los espíritus malévolos del nacionalismo extremo y del cinismo. Alemania y Japón se desarmaron y se conformaron comunidades de naciones y acuerdos comerciales incluyentes. Se reconstruyeron económicamente todas las naciones involucradas en la contienda. Israel surgió como baluarte contra una nueva Shoah.

Este orden internacional se está resquebrajando con el renacimiento de los movimientos de extrema derecha en Europa, en especial los ultranacionalistas de Austria, Inglaterra, Francia, Polonia y Lituania. Ellos han vuelto a descubrir el potencial que tienen el racismo y el antisemitismo para movilizar a las bases resentidas de sus sociedades. Los migrantes árabes son atacados por estas huestes, pero el islamismo radical también recurre al antisemitismo. En Estados Unidos, el triunfo de Trump ha empoderado a grupos de supremacistas blancos, neonazis y al Ku Klux Klan, a quienes nunca condena. La Liga contra la Difamación informa que los asaltos, el vandalismo y otros actos de odio contra los judíos se han incrementado de manera preocupante: casi 1.300 de estos incidentes en los primeros nueve meses de 2017, un incremento de casi el 70 % comparado con el año anterior.

Yo creo que la religión del agnosticismo puede contribuir en algo a una visión humanista que relieve los males del fascismo, del racismo, de la discriminación y descubra a los que trivializan o niegan la Shoah.

https://www.elespectador.com/opinion/la-shoah-columna-735891

 

1.18.-LA “CENTURIA DE ORO” DEL CAPITALISMO EN EEUU Y SU DECLIVE –  Reseña de Gustavo Buster*

The Rise and Fall of American Growth: The US Standard of Living since the Civil War by Robert J. Gordon Ed.Princeton University Press, 2016 

Pocos historiadores económicos tienen actualmente el prestigio de Robert J. Gordon, profesor de Ciencias Sociales de la Northweastern University. Un prestigio fundamentado sobre todo en dos artículos publicados en el 2000: “Interpreting the ‘Big One Wave’ in the US Long-Term Productivity Growth” y “Does the ‘New Economy’ Measure Up to the Great Inventions of the Past?”. Estos y otros muchos artículos fueron recogidos en 2004, en el volumen Productivity Growth, Inflation, and Unemployment and Macroeconomics: The Collected Essays of Robert J. Gordon (Cambridge University Press). El libro publicado en 2016 y que es objeto de esta reseña es una re-elaboración de las tesis de los dos artículos del 2000, en un fresco de casi siglo y medio de la historia económica de Estados Unidos. 

En la introducción Gordon remonta su interés a los temas tratados, los impulsores técnológicos y sociales del excepcional crecimiento de la productividad de la economía capitalista de Estados Unidos y su posterior declive, a su colaboración en un trabajo de campo estadístico en el verano de 1965, bajo la influencia de John Kendrick y su libro Productivity Trends in the United States (1961). El trabajo en cuestión consistía en un estudio histórico de como las grandes empresas transfieren a sus clientes, vía aumento de los precios de sus productos, el impuesto de sociedades. Comparando estadísticas de precios y beneficios de los años 1920 y 1950, la conclusión del estudio fue que no se había producido una transferencia lineal, como se suponía, por el salto en la relación entre ventas y capital invertido entre los años 20 y 50. Ese salto en el crecimiento de la productividad se convertiría en el tema de su tesis doctoral y de una larga carrera académica, del que este libro es el mejor exponente.

La metodología de Gordon es un ejemplo de la mejor economía política. A partir de un uso exhaustivo y crítico de las estadísticas existentes desde 1870, Gordon va añadiendo a ese esqueleto el tejido histórico y las redes nerviosas de las decisiones políticas de las distintas administraciones. Las cifras, los índices y las tasas van cobrando vida en el relato de la evolución cotidiana de los seres humanos, en toda su variedad, de las instituciones económicas y sociales y la gestión del estado. Este cúmulo impresionante de erudición e investigación enciclopédica se acaba concretando en descripciones de la evolución del trabajo doméstico, las posibilidades alimenticias en el campo y la ciudad de las distintas clases sociales y el efecto en ellas de la evolución del comercio minorista o al por mayor, las consecuencias para la salud pública de la retirada de la tracción animal de las ciudades, sustituida por el transporte motorizado…En fin, una lista casi infinita sobre todos los aspectos de la vida social en el campo y las ciudades de EE UU.

Para Gordon, los cien años que transcurrieron de 1870 a 1970 constituyen un período único e irrepetible de la historia de la humanidad, porque “muchos de sus logros solo pueden ocurrir una vez”. A lo que hay que sumar la excepcionalidad histórica de EE UU, que se convirtió en ese período en el motor principal del capitalismo global, con una productividad que doblaba a la de Europa o Japón.

El libro está construido a partir de tres grandes tesis:

1-Algunas invenciones son más importantes que otras y la “centuria de oro” fue posible por un conjunto de invenciones simbióticas a finales del siglo XIX, que Gordon llama las “grandes invenciones”, y que corresponden con la segunda gran revolución científico-técnica.

2-Después de 1970, el crecimiento de la productividad y, en general, de la economía ha sido, cuanto menos frustrante. Los avances que han tenido lugar han sido canalizados a un sector relativamente pequeño de la actividad humana como son la información, las comunicaciones y la recogida y tratamiento de datos. Pero el progreso científico-técnico se ha ralentizado en las demás esferas de la actividad humana. La productividad total de los factores (TFP) solo ha sido un tercio de la del período 1920-1970. La tercera gran revolución científico-técnica no ha cumplido -por lo menos aún- el mismo papel de impulsión y transformación económica revolucionaria de su antecedente.

3-La principal causa del freno del progreso y la mejora de la calidad de vida a partir de 1970 ha sido el crecimiento exponencial de la desigualdad, que ha canalizado hacia los estratos más ricos de la población los beneficios del aumento de la productividad. En el caso de EE UU ello se concreta de forma escandalosa en la falta de un sistema de sanidad público y universal, en comparación con el resto de los países capitalistas desarrollados. EE UU tiene el sistema sanitario más caro y la esperanza media de vida más baja.

Y un cuestionamiento metodológico.

El nivel de vida se suele medir a partir del PNB per capita. Pero el PNB contabiliza los bienes y servicios que se intercambian en el mercado y no incluye aquellas actividades cuyo valor queda fuera del mercado, entre otras todas las relativas a la reproducción de la fuerza de trabajo en la “centuria de oro”. Además, el ajuste de los precios históricos a una tasa de inflación constante sobreestima el aumento de los precios. Gordon utiliza, por tanto el concepto de reparto de tiempos de Gary Becker, en el que la funcionalidad productiva de los bienes y servicios de mercado se combina con el aumento marginal de tiempo que proporcionan dedicado a la producción doméstica y el ocio. Y un tercer elemento: la disminución en el bienestar familiar provocado por el trabajo asalariado realizado fuera del hogar necesario para la obtención de dinero para la compra de bienes y servicios en el mercado. Por poner un ejemplo, la introducción de la lavadora-secadora hizo que el tiempo dedicado a las tareas domésticas fuera más corto y más valioso, mientras que el número de horas de trabajo asalariado necesarias para la obtención del dinero necesario para su adquisición ha disminuido sustancialmente.

La distinción entre el progreso incentivado por las innovaciones tecnológicas y el impulsado por el aumento de ingresos es también matizado por el llamado paradigma de la “enfermedad de Baumol”: el precio de los productos de las industrias de innovación intensiva -por ejemplo los ordenadores- tiende a caer con el tiempo, mientras que el de las actividades que no incluyen innovaciones -como una parte importante de los servicios, la artesanía, o la interpretación musical- suelen aumentar su precio con el tiempo, lo que convierte este fenómeno en un multiplicador secundario de la desigualdad.

Con ello, Gordon introduce dos elementos esenciales en la explicación del aumento de la productividad en la “centuria de oro”: la disminución de las horas de trabajo que, como Edward Denison demostró, aumentaron la productividad al disminuir el cansancio físico y permitir una mayor complejidad de las tareas realizadas, y el aumento de los salarios gracias a la actividad sindical, lo que creó un estímulo esencial para la inversión productiva en innovaciones y tecnología.

De hecho algunas de las afirmaciones más chocantes de Gordon en este periodo de hegemonía neoliberal tienen que ver con ello. Gordon atribuye a la tensión social creada por la Gran Depresión de los años 30 el giro político a la izquierda que permitió el New Deal y la Wagner Act, que fueron el punto de partida de la sindicalización en los EE UU y el aumento de los salarios. Mientras que la II Guerra Mundial, con la regulación draconiana del sector privado, la planificación productiva y la inversión masiva del estado en maquinaria productiva (un 50% más de activos fijos que en 1941) e infraestructura permitió un aumento sin precedentes de la productividad que afecto a todos los sectores de la economía.

Dos terceras parte del libro están dedicadas al análisis histórico detallado de la revolución económica de la “centuria de oro”. Pero la parte tercera vuelve a retomar en tres capítulos el balance de sus tres tesis en relación con los hechos empíricos historiados. Quizás el más importante es el capítulo 16 en el que desarrolla una teoría de las causas del crecimiento de la productividad de 1920 a 1950, lo que llama “el gran salto adelante”: un crecimiento del 99% de la productividad en comparación con un crecimiento tendencial del 52% de haber continuado el ritmo de 1870-1928.

En realidad, Gordon precisa, lejos de una evolución continua, ese período comprende la Gran Depresión, con el colapso de la productividad, horas trabajadas y producción de 1929 a 1933, una recuperación parcial y limitada de 1933-1937, una severa recesión en 1938, hasta el auge que supuso la economía de guerra en EEUU, que dobló el PNB de 1939 en 1944, en solo cinco años, fuera de los mecanismos habituales de la economía capitalista. Cuando las inversiones públicas del esfuerzo de guerra se retiraron paulatinamente entre 1945 y 1947, la economía de EEUU, para la sorpresa de muchos economistas, no solo no se hundió en una nueva depresión sino que extendió esa onda larga ascendente a la economía global hasta la recesión de 1968-1972.

La producción per capita se redujo del 39% al 14% por encima de la tendencia entre 1944 y 1950; el número de horas de +18% a -13%; los salarios reales aumentaron del 19.5% al 26.2%. Como consecuencia, los salarios reales crecieron entre 1950 y 1973 por encima de la productividad y la participación del trabajo asalariado en la renta nacional creció. Todos estos fenómenos cambiaron sustancialmente en las tres décadas posteriores como resultado de las políticas neoliberales.

Gordon vuelve a reiterar las tres causas de este crecimiento sin precedentes de la productividad, sobre la base de los desarrollos tecnológicos acumulados desde finales del siglo XIX hasta los años 30 del siglo XX: la subida de salarios, que fue un acicate decisivo de la inversión productiva; la presión de la economía de guerra para aumentar la producción sin límites de realización en el mercado; y el aumento del capital fijo mediante el gasto público y el cambio de las relaciones de producción en el conjunto de la economía.

El libro termina con dos epílogos, escritos en 2016 y 2017, de claro pesimismo. La economía de EEUU se encuentra con cuatro vientos de frente, que la frenan: la creciente desigualdad, como consecuencia de la caída de los salarios; la reducción del ritmo de acceso a la educación, que reduce el crecimiento de la productividad; la caída del número de horas trabajadas por persona, como consecuencia de la jubilación de la generación del baby-boom; y el aumento de la población jubilada en relación con la activa.

A pesar de ello, la economía de EEUU sigue manteniendo la primacía de la investigación y el desarrollo, en términos del PNB, tiene la mejor educación universitaria y la población envejece a ritmos inferiores que Europa y Japón, gracias a una mayor fertilidad y una continua inmigración del resto del mundo. Gordon reconoce que existe poco margen para alentar la inversión productiva, porque el crédito barato y las altas ganancias no se traducen en mayor inversión privada (aunque no señala que la causa es la caída de la rentabilidad, la explicación marxista). Recomienda, por lo tanto una serie de políticas económicas que corresponden a un programa post-keynesiano progresista:

1-La lucha contra la desigualdad, mediante un sistema fiscal progresivo, que igualen, por ejemplo, las tasas de los tramos del impuesto de sociedades con los del IRPF (de manera que Warren Buffett no pague con una tasa inferior que su secretaria); un aumento sustancial del salario mínimo; subvenciones fiscales para las familias para alentar la natividad y la educación de la nueva generación; una reforma del sistema judicial y penal que reduzca la actual tasa de encarcelación en EEUU, diez veces superior a la de Europa y la legalización y fiscalización de las drogas; un impuesto ecológico sobre las emisiones de carbono

2-Un apoyo sustancial al sistema educativo, empezando por la educación preescolar -que se ha demostrado el sistema más eficaz para luchar contra el fracaso escolar-, y una reforma completa del sistema de financiación individual de la educación universitaria, que permita reducir el peso de la deuda privada acumulada (1.2 billones de dólares en 2015), mediante un sistema de créditos público pagable a través del sistema fiscal, de acuerdo con los ingresos.

3-La desregulación de los mecanismos que aseguran “rentas especiales”, tanto en el acceso profesional, como en el sector inmobiliario y agrícola, y especialmente en los monopolios surgidos del sistema de patentes.

4-Una reforma de las leyes inmigratorias, que favorezca tanto el rejuvenecimiento de la población como el nivel de formación medio. Canadá tiene un índice anual del 0.8%, mientras que el de EEUU es del 0.3%.

Con todo, el pesimismo de Gordon se fundamenta en las mismas estadísticas que tan bien conoce. La media del crecimiento anual de la productividad entre 1920 y 1970 fue del 2,8%; entre 1970 y 2006, se redujo al 0,9%; y se desplomó al 0,2% entre 2009 y 2016. Esta es, subraya, la mejor prueba del alcance limitado del efecto impulsor de la revolución científico-técnica de las tecnologías de la información. Sin embargo, añade, más aún que la desaceleración de la productividad, el crecimiento del PNB se ha visto afectado por la reducción del número de horas trabajadas, tanto por la reducción del crecimiento de la población en EE UU como de la participación de las mujeres en la población activa asalariada.

Gordon carece de una explicación más general que la aportada. La falta de una lógica general, como la que proporciona la teoría marxista con la evolución de la tasa de ganancias, hace que al final los análisis históricos se queden limitados a las evoluciones estadísticas, sin establecer relaciones causales convincentes entre las distintas fases señaladas de la “centuria de oro” del capitalismo en EE UU. Gordon no tiene una teoría de las ondas largas ni de los ciclos del capitalismo, a pesar de aportar un minucioso análisis de las causas impulsoras del crecimiento excepcional de la productividad entre 1920 y 1950, en el marco de los cien años que van de 1870 a 1970. Pero aporta un tratamiento erudito, enciclopédico y crítico de la masa de datos imprescindibles para ese proyecto de investigación, reabierto en los años 80 por Ernest Mandel, y en el que han trabajado economistas de la talla de Anwar Shaikh, Francisco Louça o, más recientemente Michael Roberts.

*Gustavo Buster miembro del comité de redacción de Sin Permiso. Fuente: www.sinpermiso.info

, 21 de enero 2018

 

1.18.-EL FUEGO Y LA FURIA – Mario Vargas LLosa

Hace tiempo que no leía algo tan triste y deprimente como la colección de chismes, intrigas, vilezas y estupideces que ha reunido Michael Wolff en su libro sobre Trump

 FERNANDO VICENTE

Cómo se fabrica un bestseller? Así. La editorial Henry Holt lanza un comunicado explicando que pronto aparecerá el libro Fire and Fury del periodista Michael Wolff, que revela muchos secretos sobre Trump en la Casa Blanca, y da algunos ejemplos particularmente escandalosos. De inmediato el presidente Trump reacciona con su virulencia acostumbrada en sus tuits matutinos y sus abogados anuncian que acudirán a los tribunales para evitar que ese libelo calumnioso se publique. La editorial adelanta la salida del libro al día siguiente. Yo estaba en Miami y traté de comprarlo ese mismo día. Imposible: en todas las librerías de la ciudad se agotó en dos o tres horas. El dueño de Books and Books, mi amigo Mitch, tuvo la bondad de regalarme su ejemplar. La editorial anunció que la millonaria segunda edición de Fire and Fury aparecerá en pocos días. De este modo, Trump y sus abogados consiguieron que un libro sin mérito alguno —uno más entre las decenas que se publican sobre el nuevo ocupante de la Casa Blanca— circule como pan caliente por todo el mundo. Y, de paso, han hecho millonario a su autor.

20 ENE 2018 Hace tiempo que no leía algo tan triste y deprimente como la colección de chismes, revelaciones, intrigas, enconos, vilezas y estupideces que ha reunido en su libro, luego de recibir los testimonios de unas trescientas personas vinculadas al nuevo régimen estadounidense, el periodista Michael Wolff. De creerle, la nueva administración estaría compuesta de politicastros ignaros e intrigantes, que se ayuntan o enemistan y apuñalan en una lucha frenética por ganar posiciones o defender las que ya tienen gracias al dios supremo, Donald Trump. Este es el peor de todos, por supuesto, un personaje que por lo visto no ha leído un solo libro en su vida, ni siquiera el que le escribieron para que lo publicara con su nombre relatando sus éxitos empresariales. Su cultura proviene exclusivamente de la televisión; por eso, lo primero que hizo al ocupar la Casa Blanca fue exigir que colocaran tres enormes pantallas de plasma en su dormitorio, donde duerme solo, lejos de la bella Melania. Su energía es inagotable y su dieta diaria muy sobria, hecha de varias hamburguesas con queso y doce Coca-Colas light. Su aseo y su sentido del orden dejan mucho que desear; por ejemplo, tuvo una pataleta cuando una mucama levantó una camisa suya del suelo, creyéndola sucia. El presidente le explicó que “si hay una camisa suya tirada en el suelo es porque él quiere que esté en el suelo”. Primicias tan importantes como éstas ocupan muchas de las trescientas veintidós páginas del libro.

Es probable que jamás en su historia EE UU se haya degradado tanto como en esta administración

Según Michael Wolff nadie, empezando por el mismo Donald Trump, esperaba que éste ganara la elección a Hilary Clinton. La sorpresa fue total y, en consecuencia, el equipo de campaña no se había preparado en absoluto para una victoria. De ahí el caos vertiginoso que vivió la Casa Blanca con sus nuevos ocupantes y del que todavía no acaba de salir. No sólo no había un programa para llevar a la práctica; tampoco, las personas capaces de materializarlo. Los nombramientos se hacían a la carrera, y el único criterio para elegir a las personas era el visto bueno y el olfato de Trump. Las luchas intestinas paralizaban toda acción ya que las energías de los colaboradores se volcaban más en mediatizar o destruir a reales o supuestos adversarios dentro del propio grupo que en hacer frente a los problemas sociales, económicos y políticos del país. Esto tenía efectos cataclísmicos en la política internacional, en la que los exabruptos cotidianos del presidente ofendían a los aliados, violentaban tratados, y, a veces, trataban con guante blanco y hasta elogios desmedidos a los adversarios tradicionales. Por ejemplo, la Rusia de Putin, por la que el mandatario parecía tener una debilidad casi tan grande como sus prejuicios contra los mexicanos, haitianos, salvadoreños y, en general, todos los inmigrantes procedentes de esos “agujeros de mierda”. Al extremo de que el “más famoso nazi norteamericano”, Richard Spencer, al que horrorizaba que Jeb Bush se hubiera casado con una mexicana, proclamó con entusiasmo que Trump es “un nacionalista y un racista y su movimiento un movimiento blanco”.

Leyendo El fuego y la furia parecería que la vida política de los Estados Unidos sólo atrae a mediocridades irredimibles, ciegos al idealismo y a toda intención altruista o generosa, sin ideas, ni principios, ni valores, ávidos de dinero y poder. Los billonarios juegan un papel central en esta trama y, desde las sombras, mueven los hilos que ponen en acción a parlamentarios, ministros, jueces y burócratas. El propio Trump tiene una simpatía irresistible por ellos, especialmente por Rupert Murdoch, aunque en este caso no haya la menor reciprocidad. Por el contrario, el magnate de las comunicaciones no le ha ocultado nunca su desdén.

Los billonarios de esta trama mueven los hilos de parlamentarios, ministros, jueces y burócratas

Personaje central en este libro es Steve Bannon, el último jefe de campaña de Trump y, se creía, el arquitecto de su victoria. También, algo así como “el teórico” del movimiento. Católico practicante, oficial de la marina por siete años, colaborador y periodista de publicaciones de extrema derecha como Breitbart News, se autodefine como “un nacionalista populista”. Pensaba mal, pero, al menos, en esta manada de iletrados, pensaba. De él provendrían algunos de los caballitos de batalla de Trump: el muro para atajar a los mexicanos, poner fin a la extensión de la salud pública que hizo aprobar Obama (el Obamacare), obligar a las fábricas expatriadas de Estados Unidos a regresar a suelo norteamericano, reducir drásticamente la inmigración, bajar los impuestos a las empresas y reconocer a Jerusalén como capital de Israel. Para desgracia suya, la revista Time lo sacó en la carátula y dijo de él que era el presidente en la sombra. Trump tuvo una rabieta descomunal y comenzó a marginarlo, de modo que Bannon fue perdiendo posiciones dentro del cuerpo de los elegidos, a la vez que la hija y el yerno de Trump, Ivanka y Jared, las ganaban, y lo iban debilitando y, al final, lo despedazaron. Expulsado del paraíso el “ideólogo”, las ideas se eclipsaron de la Administración y el entorno de Trump, y la política quedó reducida al exclusivo pragmatismo, o, en otras palabras, a los caprichosos ucases y a los movimientos táctiles y retráctiles del presidente. ¡Pobre país!

Aunque creo que la descripción que hace Michael Wolff es exagerada y caricatural y leer su libro una pérdida de tiempo, por desgracia también hay algo de todo aquello en la presidencia de Trump. Es probable que jamás en su historia Estados Unidos se haya empobrecido política e intelectualmente tanto como durante esta Administración. Eso es grave para el país, pero lo es todavía más para el Occidente democrático y liberal, cuyo líder y guía va dejando de serlo cada día más. Con las consecuencias previsibles: China y Rusia ocupan las posiciones que Estados Unidos abandona, adquiriendo una influencia política y económica creciente, y acaso imparable, en todo el tercer mundo y en algunos países del este de Europa.

https://elpais.com/elpais/2018/01/18/opinion/1516304796_655504.html

 

 

 

44.17.-BANCAMÍA: UNA FLOR EN EL DESIERTO – Cristina de la Torre

Ave rara entre tanto cuervo, gallinazo y buitre que aletea en nuestro universo financiero, Bancamía rompe todos los moldes del sistema. No presta dinero al que ya lo tiene, sino al marginado que lo necesita dramáticamente para catapultar una micro iniciativa productiva capaz de arrancarlo de la pobreza; y del usurero que al final del día le cobra el doble de lo prestado. Procede aprisa Bancamía y sin exigir garantía distinta de la cédula. Su lema: confianza en el que nada tiene, salvo dignidad, inteligencia y valor. La mujer pobre, mayoría entre sus usuarios, ha resultado ser mejor paga que el hombre rico.

Y mejor batalladora contra la adversidad dondequiera se emprende la tarea de reconstruir comunidad tras la guerra, entre otros recursos, con el motor de arranque de Bancamía. Innovadora como banco social de desarrollo y líder de microfinanzas en Colombia, en vez de reventar con sus utilidades el bolsillo de los socios, esta entidad las reinvierte, todas, en nuevos préstamos para más clientes de estratos uno y dos. Lejos está de atesorarlas y sin pagar impuestos sobre dividendos. Como es práctica del gremio de marras, reacio a reinvertirlas en nichos de mercado menos apetecibles, lucro que en 2016 alcanzó los $10 billones. Así hace patria la banca privada.

Patria hace también el sector público, cuando los ministros Iragorri y Cárdenas autorizan un préstamo irregular de $120.000 millones del Banco Agrario a Navelena-Odebrecht, parte del cual termina en las arcas de Sarmiento Angulo. Fondos de un banco pensado para campesinos que desfallecen de necesidad hasta cuando Dios agache el dedo sobre la formalización de la propiedad agraria. Nada nuevo. Por tradición, el banco de los desheredados seguirá auxiliando a los más ricos y siendo caja menor de políticos y mafiosos. Patria, el ministro Gaviria, que permitió prestarle a la impresentable Cafesalud, entidad quebrada, $200.000 millones del fondo público de salud, Fosyga.

Sin pretender llenar el vacío de la banca de fomento en mala hora desmontada por los feligreses del mercado; en un país desindustrializado, con informalidad laboral del 60 % y donde 90 % de las empresas son microempresas, Bancamía responde a los apremios más imperiosos de los acorralados por la pobreza y la desigualdad. Margarita Correa, su directora, revela que 97 % de sus clientes han salido airosos en su proyecto. Que, en dos años de servicio financiero, 53 % de ellos sale de la pobreza; y en cinco años lo logra el 75 %. En nueve años de ejercicio, este banco acumula 1’300.000 clientes y son sus funcionarios quienes van en pos de ellos, desde oficinas abiertas en 951 municipios de Colombia.

Cuando en 1984 se topó esta antropóloga con un enjambre de mujeres y niños que en basureros del barrio Moravia de Medellín se disputaban con gallinazos y perros desperdicios de comida maloliente, montó la cooperativa Coofema con 300 mujeres. “Ellas dignificaron su trabajo, garantizaron un sustento permanente, ganaron confianza, autoridad” y dieron la largada a una verdadera revolución pacífica. Desde entonces, casos semejantes se multiplican. Como el de la madre tres veces desplazada y a quien la guerra le desapareció dos hijos, abre tienda en Arauca y empieza de nuevo. En Chinchiná cuatro hermanas van sumando máquinas de coser y empleadas en un taller que produce 100.000 bluyines bajo un modelo de cooperativa inspirado en la divisa poderosa de que “la unión hace la fuerza”. No dan abasto. Ni da abasto Miguel, reciclador de huesos de animal, hoy microempresario que ve transformarlos en botones y juegos de dominó.

¿No abre este esfuerzo de Bancamía otra puerta a la nueva Colombia que el posconflicto traerá? ¿Por qué sabotear la paz?

https://www.elespectador.com/opinion/bancamia-una-flor-en-el-desierto-columna-725363

 

44.17.-DE ANIMALES A DIOSES’ – Beethoven Herrera

Los Estados se fundan en mitos nacionales comunes que la gente inventa –leyes, derechos, dioses, dinero–, no existen fuera de la imaginación, pero son compartidos por todos. su libro De animales a dioses, Yuval Noah Harari, intenta condensar la historia de la humanidad en tres importantes revoluciones: cognitiva, agrícola y científica.

 

26 nov 2017.- La arqueología demuestra que distintas clases de humanos coexistieron, pero solo el homo sapiens permaneció. Como los chimpancés, los humanos vivían en grupos, pero cuando estos se hacían demasiado grandes, la banda se dividía. Y fue la aparición de la ficción lo que explica, según Noah, la fundación de ciudades e imperios, pues el secreto para gobernar a millones de personas es que crean en mitos comunes. De esa manera, los Estados se fundan en mitos nacionales comunes que la gente inventa –leyes, derechos, dioses, dinero–, no existen fuera de la imaginación, pero son compartidos por todos.

Tomando el ejemplo de una empresa fabricante de carros, el autor concluye que incluso si se chatarrizaran todos los vehículos producidos, no por ello desaparecerá la empresa, pues, además de ser una invención de la maginación, existe con entidad legal y puede ser demandada, ya que se considera una firma con responsabilidades. Esas compañías son legalmente independientes de las personas que las fundaron, y son tratadas legalmente como personas jurídicas.

Noah piensa que la capacidad de producir relatos comunes creíbles, conduce a crear instituciones, y ello hace posible a millones de extraños cooperar hacia objetivos comunes; de similar manera, el comercio existe porque hay confianza para creer en entidades ficticias como el banco central, el dólar o las marcas registradas por las compañías. Todo ello es lo que conocemos como ‘culturas’, y aunque fisiológicamente los humanos no hemos cambiado mucho en los últimos 30.000 años, nuestra capacidad de cooperar con extraños ha aumentado exponencialmente.

La mayoría de las cuadrillas de sapiens vivían viajando, vagando de un lugar a otro en busca de comida. Sus movimientos estaban influidos por las estaciones, cambiaban de casa cada mes, cada semana, incluso cada día, cargando a la espalda los utensilios hechos de madera. Compartían lenguaje, mitos, valores comunes, y gran parte de su vida mental, religiosa y emocional se realizaba sin la ayuda de artefactos.

Los recolectores vivían en comunas carentes de propiedad privada, relaciones monógamas e incluso de paternidad. En una banda de este tipo, una mujer podía tener relaciones con varios hombres, y todos los adultos de la banda cooperaban en el cuidado de los hijos de todos. Una buena madre intentaba tener relaciones con varios hombres, de manera que su hijo gozara de las cualidades (y del cuidado paterno) no solo del mejor cazador, sino también del mejor narrador de cuentos, del guerrero, más fuerte y del amante más considerado.

Beethoven Herrera Valencia Profesor Universidades Nacional y Externado
Colaboración de Nicolás Cruz

http://www.portafolio.co/de-animales-a-dioses-columna-de-opinion-512026

 

43.17.- EL TIEMPO APREMIA

la tierra tiene suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no para
satisfacer la avaricia de unos cuantos” Mahatma Gandhi

Amylkar D. Acosta Medina
Miembro de Número de la ACCE
Bogotá, noviembre 20 de 2017
www.amylkaracosta.net

comunidad internacional, cada día que pasa los entendidos en el tema, los científicos, los centros de investigación y las organizaciones que lo monitorean, se muestran más consternados por el escalamiento de las emisiones de gases con
efecto invernadero (GEI) a la atmósfera, por la creciente acumulación y concentración de estos, pero sobre todo por el “aumento peligroso de la
temperatura”1 que se viene registrando en los últimos años, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), a consecuencia de ello. Concomitantemente con el aumento de la temperatura se desencadenan eventos cada vez más frecuentes, más intensos y duraderos tan Devastadores como los huracanes, las inundaciones y las sequías, que se han duplicado desde 1990, olas de calor insoportables, aumento del nivel del mar y la acidificación del océano, los cuales no dan tregua.

SE HAN BATIDO TODOS LOS RECORDS
La concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera, principal responsable del calentamiento global, por tercer año consecutivo batió record en2016, según la OMM. Según esta, “mientras que en 2015 era de 400 partes por millón (ppm), la proporción de dióxido de carbono en la atmósfera (…) alcanzó 403.3 ppm en 2016”3y “representa ahora 145% con relación a la era preindustrial”4,
según la OMM. Se trata del nivel más alto en 800.000 años (¡!). Y para finales de 2017 se prevé que las emisiones de CO2 atribuibles ya sea a los combustibles de origen fósil, a las chimeneas de la fábricas y en gran medida a los cambios en el
uso del suelo, aumentarán, como lo sostiene el Proyecto Global del Carbono en su  más reciente Informe, un 2% con respecto al 2016, cuando alcanzó el record de 36.800 millones de toneladas. Este repunte se da después de tres años durante los
cuales se había logrado estabilizarlas. Es de anotar, como lo sostiene el Secretario General de la OMM el finlandés  Petteri Taalas, que “el CO2 persiste en la atmósfera durante siglos y en el océano todavía más tiempo. Según las leyes de la física, la temperatura será mucho más alta y los fenómenos climáticos más extremos en el futuro. Sin embargo, no
tenemos la varita mágica para hacer desaparecer este excedente de CO2 atmosférico”5. Si bien, como lo acota Taalas, “los últimos tres años han estado
entre los tres más cálidos en cuanto a registros de temperaturas”6, se considera que 2017 es el año sin el Niño en el que se han registrados las más altas

1 El Nuevo Siglo. Octubre, 31 de 2017
2 Amylkar D. Acosta M. Sube la temperatura. Febrero, 12 de 2017
3 El Heraldo. Noviembre 3 de 2017
4 Idem
5 El Nuevo Siglo. Octubre, 31 de 2017
6 El Nuevo Siglo. Noviembre 7 de 2017

temperaturas. La media quinquenal para el período que va de 2013 a 2017 es de .40ºC,Proximadamente, mayor que la registrada entre 1981 y 2010 estimada en14.31º C) y 1.03º C por encima de los niveles que precedieron a la revolución industrial (>1750). Es muy diciente que 16 de los 17 años corridos del siglo XXI han sido los más calurosos desde que en 1880 se empezó a llevar registros de latemperatura global.

Taalas, no duda en pronosticar que “si no reducimos rápidamente las emisiones de gases con efecto invernadero, principalmente de CO2, nos enfrentaremos a un peligroso aumento de la temperatura en lo que queda de siglo, muy por encima del objetivo fijado en el Acuerdo de París sobre el clima7. Para Erik Solheim, Director del Programa de la ONU para el Medio Ambiente, “el tiempo apremia…Las cifras no mienten, siguen siendo demasiado altas y hay que alterar la tendencia (…) Ya contamos con numerosas soluciones para enfrentar este desafío. Sólo falta la voluntad política8. De hecho entre enero y septiembre de este año se registró un aumento de la temperatura media global de 1.1 grado centígrado por encima de los niveles preindustriales y el mundo sigue expectante de las conclusiones al respecto de la Cumbre de cambio Climático que acaba de concluir en Bonn (Alemania).

Como lo advirtió la profesora Corinne Le Queré, investigadora principal y Directora del CentroTyndall para la Investigación del Cambio Climático en la Universidad de East Anglia, “con las emisiones mundiales de CO2 de todas las actividades humanas, estimadas en 41.000 millones de toneladas para 2017, el tiempo se está agotando en nuestra capacidad de evitar un aumento de 2 grados centígrados en la temperatura global y mucho menos de 1.5º C” 9 como se estableció en el Acuerdo se París.

7 El Espectador. Octubre, 30 de 2017
8 El Nuevo Siglo. Octubre, 31 de 2017
9 El Tiempo. Noviembre, 14 de 2017

ESTAMOS SOBREGIRADOS

La Red Global de la Huella Ecológica (Global Footprint Network) se ha dado a la tarea de monitorear la trazabilidad de la huella de carbono que van dejando tras de sí los países y para ello emplean una especie de contabilidad ecológica de partida doble y a partir de esta poder establecer el saldo a favor o en contra. Esta Red ha podido establecer que desde finales del siglo XX el “Día del sobregiro” (“Earth overshoot day”, en inglés), entendido este como el exceso de demanda de servicios ambientales con respecto a la capacidad de reparación o reposición de la naturaleza, se ha ido adelantando progresivamente.

A partir de este seguimiento se ha podido establecer que en 1997 dicho “sobregiro” se presentó a finales de septiembre y este año, diez años después, el 2 de agosto, el más temprano desde que se registraron los primeros “sobregiros” desde principios de los años 70´s (23 de diciembre en 1970). Dicho de otra manera, en 7 meses y 2 días, la humanidad demandó, en términos de recursos ecológicos y servicios tales como alimentos y materias primas, el equivalente a lo que nuestro planeta puede generar y regenerar en 12 meses, agotando el presupuesto ecológico del año en sólo 7 meses largos. El resto del año giramos sobre “vigencias futuras”, lo que nos deparará a posteriori más escasez de agua, desertificación, erosión del suelo, pérdida de productividad agrícola, así como el agotamiento de la flora y la fauna.

Estos excesos de la actividad humana nos están conduciendo a un consumo desaforado de las reservas de ecosistemas que subsisten pese a su depredación, a tal punto que se está demandando de la naturaleza 1.7 veces más de lo que la misma puede proporcionar. O, lo que es lo mismo, a este ritmo requeriremos 1.7, casi 2 planetas, para no poner en riesgo la supervivencia de la humanidad. Y por ahora sólo contamos con uno sólo habitable que es el Planeta Tierra. Bien dijo Mahatma Gandhi, que “la tierra tiene suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no para satisfacer la avaricia de unos cuantos”. Es un hecho, tal y como lo sostiene el Secretario general del Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) España, Juan Carlos del Olmo “estamos viviendo a costa de los recursos naturales de las futuras generaciones” 10 y ello atenta contra el principio fundamental del desarrollo sostenible. Bien dijo el Secretario General de la ONU Antonio Guterres, al instalar la COP23: “tenemos que cesar de apostar por un futuro insostenible que pone en peligro nuestras economías y sociedades”11

Afortunadamente, si nos lo proponemos, es posible revertir esta tendencia, para lo cual se requiere retroceder cada año el “Día del sobregiro” 4.5 días, si queremos

10 El Tiempo. Agosto 2 de 2017
11 El Nuevo Siglo. Noviembre, 16 de 2017

balancear la demanda con la oferta ambiental al cierre del año 2050. Y ello es posible, como dice Taalas “hay esperanzas” 12, pues como lo afirma Mathis Wackernagel, Director General de la Red “nuestro Planeta es finito, pero las posibilidades humanas no. Vivir con los recursos de un Planeta es tecnológicamente posible, financieramente viable y nuestra única oportunidad para un futuro próspero13.

Y, contrariamente a lo que han venido sosteniendo los republicanos, la huella de carbono per cápita cayó en la potencia del Norte cerca del 20% del pico alcanzado durante el período 2005-2013, gracias a las políticas amigable con el medio ambiente de Obama, sin que ello fuera en detrimento del crecimiento de la economía, que creció en ese mismo período el 20%. Y no sólo en los EEUU, según Robert Jackson, coautor del Informe del Presupuesto Global del Carbono (GCP, por sus siglas en inglés) 2017 y profesor de la Universidad de Stanford, en la última década (2007-2016) las emisiones en 22 países, que representan el 20% de las emisiones totales en el mundo disminuyeron, en muchos casos coincidiendo con el crecimiento de sus economías. Esta es la prueba reina, por si faltara, del desacople entre el ritmo de crecimiento del PIB y las emisiones de GEI.

Por eso nos parecieron muy puestas en razón las palabras pronunciadas por la Secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) Patricia Espinosa, en el sentido que la 23ª Conferencia de las partes sobre el Cambio Climático de la ONU (COP23) que se celebró en Bonn la semana anterior tenía “que ser la plataforma para que todos los países y sectores de la sociedad tratemos de reducir los riesgos y maximizar las oportunidades de una vía de desarrollo dinámica, que tenga en cuenta un futuro sostenible14.

El reto para la COP23 no era de poca monta, después de conocerse en vísperas de su realización un Informe de las Naciones Unidas muy pesimista, llamando la atención sobre el hecho de que aún si se cumpliera al pié de la letra lo acordado en la COP21 de París (2015), seguida por la COP22 en Marruecos (2016)15, por parte de los gobiernos comprometidos, el sector privado y las autoridades locales del mundo, la temperatura media global aumentaría 3ºC al finalizar este siglo, un grado por encima de la meta impuesta. Este sería el temido punto de inflexión o punto de no retorno. De materializarse este vaticinio el cambio Climático se tornaría irreversible y sus consecuencias serían catastróficas.

James Hansen, que durante 32 años dirigió el Instituto Goddard para los

12 www.milenio.com. Octubre, 30 de 2017
13 Ibidem
14 El Tiempo. Noviembre, 7 de 2017
15 Amylkar D. Acosta M. Marzo, 25 de 2017

Espaciales, como investigador en jefe de la NASA, es mucho más pesimista que la ONU. Él es considerado como el Gurú del Cambio Climático y el “padre de la ciencia del Cambio Climático”, por ser él quien encendió las alarmas sobre el mismo en 1981 al publicar su estudio pionero en el cual llama la atención sobre esta amenaza. Pues bien, en el marco de la Cumbre de Bonn fue enfático al afirmar que “desde la primera reunión sobre Cambio Climático ha habido muy poco progreso…El problema fundamental que tenemos es que la industria de combustibles fósiles y los gobiernos están en la cama juntos16. Y la prueba de su aserto es que Rex Tillerson, Secretario de Estado de Trump, fue Presidente de Exxon Mobil, la segunda mayor petrolera privada del mundo. A ese matrimonio “infame”, como lo llama él, le atribuye el hecho que desde 1980 las emisiones globales de carbono no han parado de crecer. Cree que si bien reducir las emisiones es posible, “no es lo que está pasando, pues seguimos usando petróleo y carbón como fuentes principales de energía, porque son baratos17.

En su concepto, “sólo hay una manera de que los países y las empresas dejen a un lado esta energía sucia: que les cobren impuestos al carbono a las empresas que vendan y compren productos derivados del carbón y el petróleo”18. Y va más lejos, al plantear la necesidad de sincerar los precios de los combustibles de origen fósil, “incluyendo en ellos los costos sociales y medioambientales que, evidentemente, a medida que pasa el tiempo, tendrían que crecer gradualmente, así como crecen los peligros de seguir usando este tipo de energía…Es ilógico que las personas tengan que sacar de su bolsillo el dinero para tratarse las enfermedades respiratorias relacionadas con la contaminación. Lo que propongo es que sean las empresas de combustibles fósiles, vía impuestos, quienes les paguen a los ciudadanos por el daño que les han causado…”19 Y remata diciendo, “locura es, según Einstein, hacer el mismo experimento una y otra vez y creer que puedes obtener un resultado distinto. Pero no estamos haciendo nada distinto a lo que hicimos con el Protocolo de Kyoto, que se cayó bajo su propio peso. Esto tiene que cambiar si queremos sobrevivir20.

EL GRAN AUSENTE

Como era de esperarse, el gran ausente en la COP23, a la que concurrieron 197 países acreditados, fue EEUU, país este que se quedó íngrimo por fuera del gran consenso alcanzado en la Cumbre de París, después que Nicaragua que, en un principio se había negado a suscribirlo por considerarlo insuficiente, se adhirió al

16 El Espectador. James Hansen. Noviembre, 14 de 2017
17 Idem
18 Idem
19 Idem
20 Idem

mismo en octubre pasado y Siria, que también estaba por fuera concurrió esta vez a Bonn para anunciar su decisión de acogerse a los términos del Acuerdo. Por primera vez, en esta Cumbre, la segunda después del histórico Acuerdo de París y la primera desde que Trump anunció el retiro de EEUU del mismo21, no se izó el pabellón de las barras y las estrellas que distinguen la bandera de los EEUU.

La COP23 tuvo un carácter más técnico que político, se ocupó básicamente de la reglamentación del Acuerdo de París, tratando de definir los criterios de control mutuo y transparente de las emisiones que se pondrá en práctica, estipular los plazos de la ayuda y la asistencia técnica, la financiación a mediano y largo plazo, temas todos muy sensibles y complejos que muy seguramente serán trabajados y plasmados en un borrador que será sometido a la consideración de la próxima COP24 que tendrá lugar en diciembre de 2018 en Katowice (Polonia). No obstante, el próximo 12 de diciembre, cuando los mandatarios que hacen parte del Acuerdo se darán cita en París, para reafirmar el compromiso adquirido en 2015, será una ocasión propicia para darle un nuevo impulso a la ímproba tarea de su implementación.

Y no es para menos, dado que, como lo sostiene la Directora de Visión de Transforma y asesora sénior de la Misión 2020 Isabel Cavelier, estos tres años venideros son críticos porque “la ciencia ya nos ha dicho que en 2020 la curva global de emisiones tiene que empezar su declive hasta llegar a cero en 2050. Si no logramos hacer ese cambio, cerraríamos la ventana de oportunidad para hacer una transición que sea justa, que sea manejable para la economía y que les permita a los ecosistemas adaptarse”22

Las principales ONG del mundo que concurrieron a la Cumbre de Bonn se mostraron satisfechos por lo logrado en esta Cumbre, claro está sin dejar de plantear la necesidad de que, además de cumplir el Acuerdo de París, este debe ser más ambicioso para ver de frenar el Cambio Climático. Una de las más críticas, como es la WWF, reconoció y destacó a través de un comunicado oficial de la misma el haber logrado “sentar las bases para aumentar la ambición en la lucha contra el Cambio Climático hasta 2020 y más allá”23. Se trata ahora de “consolidar estos avances”24 en la próxima Cumbre. Han resaltado también los acuerdos alcanzados en “cuestiones críticas” tales como las acciones a acometer por parte de los países desarrollados hasta 2020, con miras a detener para entonces el aumento de las emisiones de GEI, amén de la inclusión del enfoque de género y la inclusión

de las comunidades indígenas en la agenda de la lucha contra el calentamiento global. No obstante, para otra ONG muy sería, como lo es Oxfam, con la COP23 se consiguieron “muy pocos progresos”25 y consideran como su “mayor decepción”26 el poco avance en la negociación en torno al “apoyo financiero”27 prometido a los países en vías de desarrollo para el resarcimiento de los daños y perjuicios causados por el Cambio Climático, cuyos mayores responsables son los países desarrollados, empezando por EEUU, el segundo mayor emisor de GEI a la atmósfera, después de China y, de lejos, el mayor contaminador per cápita del mundo. En todo caso, la ausencia de los EEUU no se notó, no hizo falta, pues, como lo atestigua Isabel Cavelier “el mundo ya superó el anuncio de Trump, esto sigue avanzando28. Como diría el escritor Jorge Zalamea, no hay tiempo que perder, hay vidas por ganar”!

Bogotá, noviembre 20 de 2017 www.amylkaracosta.net

.

 

42.17.-MULTAS A EMPRESAS DIGITALES Y REDES SOCIALES (II) – Beethoven Herrera

Las sanciones a compañías basadas en las nuevas tecnologías de la información y comunicación, que sirven de base a las redes sociales, demuestra que, mientras esas empresas operan sin acatamiento de regulaciones, las autoridades encuentran que las normas existentes les son aplicables y su violación debe sancionarse. Además, se están sancionando las políticas de favorecimiento fiscal que diversos gobiernos ofrecen a esas firmas con el propósito de atraerlas para que generen empleos en su territorio.

13 nov 2017.- Por ejemplo, en Colombia, la Corte Constitucional falló a favor de un comerciante que reclamaba a Google por haber afectado su buen nombre, pues publicaciones anónimas lo tildaban de estafador. Como la Corte no encontró procesos judiciales en su contra, ordenó eliminar el blog en el que se hicieron los comentarios, pero Google argumentó que no era responsable de esos contenidos. Por su parte, la Corte ordenó al ministerio respectivo crear una regulación para proteger el buen nombre frente a publicaciones injuriosas, deshonrosas y difamatorias.

La Comisión Europea ha obligado a Luxemburgo a recuperar 250 millones de euros en impuestos que Amazon no pagó por haberse beneficiado de un sistema fiscal contrario al libre mercado. El esquema de evasión ofrecido por Luxemburgo permitió a Amazon eximir del fisco el 75 por ciento de sus ganancias en Europa entre mayo del 2006 y junio del 2014. En Colombia, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) multó a Avantel por más 500 millones de pesos, con el cargo de envío de mensajes con contenido comercial y publicitario a través del sistema de diez dígitos en vez del de códigos cortos, y de esta manera la compañía violó la regulación respecto a los derechos de los usuarios de no recibir información publicitaria sin autorización.

Asimismo, la Comisión Europea investiga a Google por utilizar su posición dominante para limitar el número de anuncios de otras plataformas en los resultados de su buscador, así como adoptar prácticas anticompetitivas mediante su servicio Android en el mercado de los sistemas operativos móviles, obligando a los fabricantes de dichos dispositivos a comprarle su sistema.

La Comisión Europea, con sede en Bruselas, culminó una investigación de tres años, y la entidad a cargo de la competencia estima que las ventajas que otorgó Irlanda a Apple para reducir sus impuestos son ilegales e impuso la mayor devolución de tributos registrada en el territorio de la unión.

Aunque hay debates que siguen abiertos, por ejemplo, si se puede prohibir la comercialización en la red de libros que están restringidos en determinados países, las autoridades consideran que las empresas digitales y las redes virtuales deben garantizar el respeto de los derechos de los ciudadanos y tributar como todos los contribuyentes. Eso explica la seguidilla de multas.

http://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/multas-a-empresas-digitales-y-redes-sociales-ii-511598

 

41.17.-Libros Cepal

NUEVA COLECCIÓN

 

Ya se encuentra disponible en la página web de la CEPAL el primer título de la nueva colección Claves de la CEPAL para el desarrollo.
Esta nueva colección consiste en breves reseñas informativas sobre diferentes temáticas que forman parte del trabajo permanente de la CEPAL. Los temas están presentados de manera sintética, con un estilo comunicacional y elementos infográficos de alto impacto. Su soporte es principalmente electrónico y multimedial, con enlaces a otros recursos de información.
Este producto responde principalmente a la necesidad de visibilizar, en forma ágil, atractiva y oportuna los diagnósticos y las propuestas de la Organización en sus diferentes áreas de trabajo y se adapta muy bien a las nuevas modalidades de consumo de información en la era digital.
Los invitamos a conocer el primer título de Claves de la CEPAL para el desarrollo sobre la inversión extranjera directa en América Latina y el Caribe, y a difundirlo entre sus contactos.

39.17.-EL NOBEL PARA RICHARD THALER – Salomón Kalmanovitz

El jurado de ciencias económicas del Banco de Suecia ha otorgado por tercera vez el Premio Nobel a investigadores que han socavado los fundamentos de la economía ortodoxa. El primero fue para el psicólogo Daniel Kahneman en 2002, “por haber integrado aspectos de la investigación psicológica en la ciencia económica, especialmente en lo que respecta al juicio humano y la toma de decisiones bajo incertidumbre”.

La decisión despertó la ira de la profesión que se cree portadora de la más dura de las ciencias sociales y desprecia al resto. El segundo fue para Robert Schiller en 2013 por su análisis de la exuberancia irracional que caracteriza los mercados financieros y los de finca raíz cuando hay un auge sostenido en la economía o de pesimismo durante las recesiones. Esta vez el galardón fue para el economista y psicólogo Richard Thaler, profesor de la Universidad de Chicago.

 22 oct 2017.-  Thaler ha contribuido a expandir y refinar el análisis económico al considerar tres rasgos que sistemáticamente influyen en las decisiones económicas: la racionalidad limitada, la percepción de justicia y la falta de autocontrol de las personas, según el jurado que le concedió el Nobel.

La economía requiere de una teoría psicológica que ayude a comprender el comportamiento humano. La escuela ortodoxa se apoya en el utilitarismo, una doctrina del siglo XIX que supone que los seres humanos somos racionales y tomamos decisiones cuantificando la utilidad (bienestar o malestar) que nos producirá. Conocemos además el futuro y siempre podemos maximizar nuestra utilidad.

La economía conductual que ha contribuido a desarrollar Thaler se apoya en la cuidadosa observación de las decisiones que toman las personas. Él ha analizado el comportamiento financiero en mercados de alta volatilidad, que es incompatible con la teoría de los mercados eficientes que suponen su equilibrio permanente. Thaler documentó la presencia de acciones de empresas que tienen precios negativos, lo cual es poco razonable porque un inversionista siempre se puede deshacer de una acción sin valor. Las personas tienden a ser cautas en horizontes cortos de tiempo y escogen renta fija (bonos de gobierno), pero son más aventureros cuando se contemplan plazos más largos y optan por adquirir acciones.

La mercadotecnia se aprovecha de la irracionalidad del consumidor. Descuentos o proclamas de “compre tres y pague dos” les crean a las personas la sensación de que han ganado, moviendo el punto de referencia del precio que pudo ser alterado por la promoción. La lotería o el chance se publicitan sobreexponiendo a los pocos ganadores y ocultando la inmensa mayoría de perdedores. Muchos consumidores son tentados a que adquieran préstamos desventajosos para que compren un bien que en realidad no pueden costear. Este tipo de investigaciones puede contribuir a que los ciudadanos sepan reconocer los trucos de la publicidad y evitar tomar decisiones económicas perjudiciales.

La psicología conductual ha logrado importantes avances para entender el comportamiento humano frente a la economía, pero ha renegado de la historia de la disciplina y sobre todo del legado de Sigmund Freud. Keynes, por el contrario, había leído al creador del psicoanálisis y pudo caracterizar el comportamiento financiero como impulsado por “espíritus animales” en su Teoría general del empleo, el interés y el dinero (1936), que terminan agudizando los desequilibrios cíclicos de la economía.

https://www.google.com.co/search?dcr=0&source=hp&q=kalmanovitz+última+columna&oq=KALMANOVITZ+&gs_l=psy-ab.1.0.35i39k1j0l5j0i30k1l4.4089.8853.0.127

https://www.elespectador.com/opinion/salomon-kalmanovitz

38.17.-NOBEL THALER: LA DECISIÓN CUASI RACIONAL – Beethoven Herrera

El laureado Nobel de Economía, Richard Thaler, sostiene que la teoría económica se equivoca al suponer que las personas actúan racionalmente, y falla al predecir el comportamiento de los mercados; lo cual él atribuye a los sesgos mentales de las personas. Con abundante base empírica, Thaler muestra cómo las personas ignoran los costos reales de las compras y los inversionistas sobrerreaccionan, basados en hechos anteriores, causando graves pérdidas. Sostiene que las decisiones económicas están influidas por racionalidad limitada, por percepción de justicia y falta de autocontrol; y considera que las personas construyen una contabilidad mental que simplifican las decisiones financieras en cuentas separadas que no articulan el conjunto de decisiones.

Por el ‘efecto propiedad’ la gente valora más lo que posee, respecto de lo que va a comprar: al vender una entrada a un evento deportivo, la valorará con un precio superior que si fuera a comprar ese mismo boleto. Y sostiene que muchas personas sucumben a las tentaciones del corto plazo, y no planean ni ahorran. Ese comportamiento inconsistente se explica por información deficiente y débil voluntad frente al ocio. Por ejemplo, olvidar cancelar las suscripciones, comer de modo poco sano y quedarse en el sofá, aunque quisiera comer más saludable y hacer yoga; de modo que no balanceamos las exigencias de hoy frente a los premios del futuro.

En un marco individualista-sicológico propone un paternalismo no intrusivo que preserve la libertad de elección, pero adopte medios persuasivos para que las personas mejoren su comportamiento frente a las pensiones y al uso de las tarjetas de crédito. Es frecuente encontrar economistas discutiendo la ética de quienes pagan por usar un carril preferencial en las vías o por tener una cita médica en menor tiempo, o pagar un sobreprecio por una mejor ubicación en un teatro. Sorprende que, mientras los bancos han abusado en el manejo del crédito, dejando sin vivienda a millones de personas, esos economistas dediquen sus esfuerzos al debate de cuestiones ciertas, pero menos relevantes. ¡Tampoco se ocupan de analizar cómo los grupos de poder inciden en la formulación de leyes a través del cabildeo o la corrupción!

Estaba en Washington cuando Reagan invadió Granada y cuando George W. Bush invadió Irak, acción no aprobada por la ONU. Salvo voces aisladas, como Krugman, nadie en los medios ni en la academia cuestionó esas decisiones hegemónicas, cuyos nefastos resultados vemos hoy. Tiene razón el nobel Thaler al sostener que las decisiones de los individuos no siempre son racionales, pero tampoco es racional que una economía utilice en mayor medida el petróleo, reabra minas de carbón y reactive un oleoducto contaminante, sin que encuentre en los académicos un dique racional que impida la imposición de intereses privados sobre el interés colectivo.

http://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/nobel-thaler-la-decision-cuasi-racional-510706

 

37.17.- Libros

¿Cómo se puede reducir el poder de las empresas transnacionales? El debate sobre este tema se ha dinamizado recientemente. ¿Qué propuestas están sobre la mesa? ¿Cuáles son las demandas del Sur Global? ¿Y qué pasos concretos deberíamos dar en la actualidad? Por Claudia Detsch

ALTERECO 37.17 LIBROS SEMINARIO MULTINACIONALES

36.17.- Lòpez Toro

35.17.- Virginia Gutiérrez: la revolucionaria de los 10.000 pesos

La antropóloga santandereana, de quienes muchos desconocen su invaluable aporte a las ciencias sociales y a la liberación femenina, será la imagen de uno de los nuevos billetes.

 Virginia Gutiérrez (1922-1999) será la imagen imagen del próximo billete de 10.000 pesos porsu aporte y obra trascendía el contexto histórico de la época y, además, era pionera en su campo.

Madres solteras de todos los sitios colombianos… Mujeres que viven el periódico abandono de su hombre o que lloran su muerte… Madres que conciben, gestan y paren en tugurios… Madres todas que ganan el pan, que lo multiplican en la boca de sus hijos hambreados… para vosotras, mi trabajo y mi fe sin límites”.

Con estas palabras, la antropóloga Virginia Gutiérrez de Pineda (1922-1999) dedica su libro más icónico: Familia y Cultura en Colombia. Gutiérrez defendió con fuerza a las madres cabeza de hogar, como una rebelde de los estereotipos de la mujer de su época; fue una estudiosa, una maestra, una esposa y una madre devota –de cuatro hijos–; y escribió algunos de los estudios más revolucionarios del siglo XX en el campo de las ciencias sociales. Y ahora será la imagen del billete de 10.000 pesos que empezará a circular en 2016.

Gutiérrez vivió sus primeros años en Socorro (Santander), en un hogar de hacendados en el que la vida transcurría cómoda y tranquila. En la adolescencia viajó a Bogotá a estudiar la secundaria y se entregó a la vida académica y a rebelarse contra el destino inevitable de la mujer por esos años: la maternidad y las labores del hogar. En 1940 –cinco años después de que una universidad colombiana aceptó a la primera mujer en sus aulas–, se inscribió en la carrera de Ciencias Sociales y Etnología. Luego se hizo maestra en Antropología Social y Médica y, años más tarde, doctora en Ciencias Sociales y Económicas en la Universidad Pedagógica Nacional.

Allí conoció al antropólogo Roberto Pineda Giraldo, quien sería su esposo y su compañero de trabajo más leal. “Una vez, yendo para un seminario en Medellín, Virginia nos dijo que se levantaba todos los días muy contenta de tener a su lado el brazo de Roberto. Estuvieron juntos mucho tiempo”, cuenta Yolanda Puyana, amiga de Gutiérrez, profesora de la Universidad Nacional y de la Escuela de Estudios de Género. “Ambos eran antropólogos muy reconocidos en los años cincuenta, y formaron una tertulia en su casa en la que compartían con personajes como Orlando Fals Borda, uno de los fundadores de la primera facultad de sociología de América Latina; Ernesto Guhl, uno de los creadores de la antropología moderna, y otros jóvenes que fueron los primeros científicos sociales de Colombia”, dice el sociólogo y profesor titular de la Universidad Nacional, Jaime Eduardo Jaramillo.

En 1956 se convirtió en profesora titular y honoraria de la Universidad Nacional, y empezó a escribir su mayor legado para las ciencias sociales. Gutiérrez inició una expedición por todos los rincones del país, junto a sus estudiantes, en busca de desmitificar que en Colombia existiera un solo modelo de familia –el que pregonaban los círculos más pacatos de la sociedad: la monogámica, patriarcal y católica, impuesta por los colonos españoles–.

“Hay una experiencia muy linda de un viaje que Virginia hizo a la Guajira con Roberto –cuenta la profesora Puyana–. Una wayúu le preguntó que cuántos chivos había pagado su esposo por ella y Virginia, sin entender muy bien, respondió que ninguno. Entonces la wayúu le dijo: ‘¡Ay! pobrecita, usted no vale nada’… Esas experiencias le permitieron entender que las familias tienen formas diferentes de organizarse, y valores distintos, en cada región”. Virginia Gutiérrez señaló, por ejemplo, que mientras en las zonas costeras el hombre era valorado por su capacidad para procrear, en Antioquia su virilidad estaba medida por su capacidad para proveer dinero al hogar sin importar cómo. “Ella habló sobre la búsqueda de dinero de los paisas a cualquier precio antes del fenómeno de Pablo Escobar”.

Habló también –en su libro El gamín, su albergue social y su familia– de la pobreza en el campo y de la migración a las ciudades, que estaban provocando la reproducción sin control de los habitantes de calle y de los pistoleros juveniles (que años más tarde degenerarían en el fenómeno del sicariato). Habló de la medicina tradicional indígena. Habló de la mujer y murió –a los 78 años, de un paro cardiaco– reivindicando “a las madres solteras de todos los sitios de Colombia”. http://www.semana.com/cultura/articulo/virginia-gutierrez-la-revolucionaria-de-los-10000-pesos/444762-3

 Virginia Gutiérrez de Pineda, la mujer del nuevo billete de 10.000 pesos – Germán Pino

Breve recuento de esta pionera de la antropología en Colombia que hoy es imagen de la nueva serie de billetes
Sep 20, 2017

Foto: Vanguardia de Bucaramanga y Banco de la República

El Socorro, Santander, 1922. En esta población donde se desarrollaron algunos acontecimientos históricos, como la revuelta de los comuneros organizada por Juan Francisco Berbeo y Jose Antonio Galán en 1781, nació Virginia Gutiérrez Cancino, una de las pioneras de la antropología de familia y cultura en nuestro país.

Recibió sus primeras letras bajo la batuta de Merceditas Sarmiento y más adelante realizó sus estudios primarios en el colegio de la señorita Esther Posada. Luego de ganarse un concurso departamental, su padre, Gamaliel Gutiérrez apoya a Virginia para que continúe sus estudios de bachillerato en el Instituto pedagógico nacional en Bogotá, estudios que hace entre 1935 y 1940.

Luego, en la Escuela normal superior estudia Etnología y Ciencias Sociales, teniendo entre sus profesores al sociólogo alemán Rudolf Hommes, ancestro del exministro de hacienda de César Gaviria del mismo nombre, el etnólogo francés Paul Rivet quien fue el fundador del museo e instituto de antropología en Bogotá.

Se gradúa como antropología de la Universidad Pedagógica  en 1944 y entre sus compañeros está quien sería su esposo, el también antropólogo Roberto Pineda. Viaja a los Estados Unidos donde obtiene un máster en antropología social y médica de la Universidad de Berkley en California en 1954.

Vuelve a Colombia y se gradúa como Doctora en ciencias económicas y sociales de la U. Pedagógica. Escribe varios estudios acerca de la familia en Colombia, siendo destacada con la medalla Camilo Torres en 1963, reconocida como la mujer del año en 1967 y el premio Alejandro Ángel Escobar. Además, en 1983 recibe la medalla al merito del Congreso Interamericano de Familia.

En los años siguientes se dedica a dictar conferencias sobre sus trabajos en diversos lugares del mundo como Ginebra, Boston, Washington, Santo Domingo entre otros.

Virginia Gutiérrez de Pineda falleció en Bogotá 1999, y en 2015 por sus logros alcanzados es escogida por el Banco de la República para ser la nueva cara del billete de 10.000  pesos que hoy conocemos.

https://www.las2orillas.co/virginia-gutierrez-pineda-la-historia-mas-alla-del-nuevo-billete-10-000-pesos/

 

35.17.- AMORES PERROS – Sorayda Peguero 

Mi amiga T. había regresado de la Riviera Maya y tenía novedades que contarme. Me dijo que vio monos y ciervos, que la comida “no picaba tanto”, que visitó una de las maravillas del mundo, el Templo de Kukulkán, y que volvió a Boston con una copia de Diego en mi pensamiento, su pintura favorita de Frida Kahlo. Más tarde me enviaría una foto, para que viera cómo quedó el cuadro en una pared de su sala.

24 Sep 2017.- Es una pintura que la artista mexicana terminó en 1943. Se retrató a sí misma con un vestido de tehuana, el traje tradicional de un matriarcado del suroeste de México. Solo se le ve la cara. Lleva un velo con encajes, y un tocado de flores y hojas del que salen raíces que se extienden fuera de su cabeza. La cara de Diego Rivera está pintada en su frente. Encima de sus dos cejas: las alas extendidas de un pájaro prieto. Diego Rivera dirige su rumbo. Domina todo lo que ella ve, lo que escucha, lo que respira, lo que come y besa.

—Me gustaría tener cinco minutos con Frida Kahlo—, le dije a mi amiga T.

—¿Y qué le dirías en cinco minutos? ¿Hola, Frida. Adiós, Frida?

—Solo quiero saber qué le daba Diego Rivera. Nada más.

  1. Ciudad de México. A Frida Kahlo le dicen que es hora de entrar al quirófano. Le van a amputar la pierna derecha. Pero ella no está preparada. Quiere terminar de escribirle una carta de amor y furia a Diego Rivera, el hombre con el que se ha casado dos veces. “No me aterra el dolor y lo sabes, es casi una condición inmanente a mi ser, aunque sí te confieso que sufrí, y sufrí mucho, la vez, todas las veces que me pusiste el cuerno, no sólo con mi hermana sino con otras tantas mujeres”. No puede comprender qué le han dado esas mujeres que ella, con toda su humanidad, no le haya ofrecido. Pregunta: “Cómo carajos le haces para conquistar a tanta mujer si estás tan feo hijo de la chingada”. Después suaviza el tono. Le dice que, a pesar de todo, el motivo de su carta no es hacerle reproches. Quiere que sepa que su cuerpo dejará de estar completo. Decirle que no necesita su lástima ni la de nadie. Que sea feliz. Que no la busque más. Que no quiere volver a ver su “horrible y bastarda cara de malnacido” rondando el jardín de su casa. Que lo ama con vehemencia y locura. Ella, “Su Frida”.

Esa aflicción del alma en la que uno se revuelca como perro realengo en charco de lodo —mejor conocida como mal de amores— era algo que Frida Kahlo conocía muy bien. Se cortaba la melena y se vestía de hombre. Bebía como una condenada. Se arrancaba el corazón del pecho. Lo tomaba entre sus manos, casi vacío, herido de muerte. Se lo ofrecía a él, a su Diego. Le decía que no quería su dinero, que el sexo entre ellos se había acabado. Que adiós. Que ahí le mandaba unas flores, con “un montón de besos y el mismo cariño de toda la vida”.

—Creo que no necesitas hablar con Frida para saber la respuesta. Cualquiera lo sabe—, dijo mi amiga T.

—¿Cualquiera?

—Claro. Estaba enamorada y no podía dejarlo. Le faltó el valor que le sobraba para otras cosas.

—Deberían vender valor en cubitos, como el caldo concentrado. ¿Qué tú crees?

—Que costaría una fortuna.

34.17.- DE ARTE, BATRACIOS Y POLÍTICOS – Cristina de la Torre

Visionaria, Débora Arango pintó hace 70 años como batracios a las élites retardatarias de la política. A jerarcas de la Iglesia que, eternos en su misoginia, se unieron a la encerrona contra esta pionera del arte moderno en Colombia, por ser ella contestataria y mujer. Acaso vislumbró la artista el renacer de la cruzada, hoy contra la “ideología de género” (eufemismo del odio milenario a la mujer) trocado en arma de guerra.

18 Sep 2017.-  A la campaña se sumó el cardenal Rubén Salazar, tan activo en exhibirse ahora al lado del papa Francisco que sacudió al país con su prédica de paz. Débora Arango forma parte de la reveladora obra Rebeldes, de Myriam Bautista. Reúne la escritora en ella perfiles de seis colombianas del siglo pasado, dechado de las virtudes negadas a las mujeres de su tiempo: talento, carácter y valentía para ocupar el podio de las iconoclastas. Glosamos aquí apartes del capítulo sobre la pintora antioqueña.

A Débora Arango la persiguieron, la ocultaron por humanizar a la mujer en sus desnudos; por demoler la estética del eterno femenino, tan conveniente a la supremacía del varón. Por pintar las fealdades de un país que navegaba en sangre y miseria hacia la esquiva modernidad. Por destapar en sus lienzos el grotesco que reverberaba en el oscurantismo, en la hipocresía y el poder intimidatorio de las fuerzas más retrógradas. Hoy convergen éstas de nuevo para disputarse el poder en 2018 y reavivar el espíritu fascista que acosó a la pintora; retroceso que iniciaba ya el gobierno de Seguridad Democrática.

Discípula de Pedro Nel Gómez, incursionó Débora Arango en el expresionismo con sus desnudos, sus óleos y acuarelas de sátira política y de denuncia social. En 1939 debutó con una exposición que el diario conservador La Defensa consideró “obra impúdica que ni siquiera un hombre debiera exhibir”. El obispo de Medellín, García Benítez, la reconvino por mostrar obra indigna de una mujer (no de un hombre). Pero ella siguió pintando desnudos sabiendo que un cuerpo puede no ser bello, pero es humano, natural. El arte, dijo, no tiene que ver con la moral: un desnudo el sólo naturaleza sin disfraz, paisaje en carne humana. Como la vida no puede apreciarse desde la hipocresía y el ocultamiento, mis temas son duros, acres, casi bárbaros y desconciertan a quienes quieren hacer de la naturaleza lo que no es.

En animales representó a los protagonistas de la política y de la Violencia. Primera en cuestionar el poder desde la pintura, revolucionaria no de palabra sino de obra, se paseó por el 9 de abril, la dictadura de Rojas y el Frente Nacional. Escribe Santiago Londoño que a la idealización de la antioqueñidad opuso Arango la realidad de los marginales. Y la de la política: “batracios, reptiles, aves de rapiña, sapos, lobos sustituyen a los políticos y a sus aduladores. (Hay también) ratas que arañan el erario, sapos entorchados que se regocijan en su banquete”. Obispos, calaveras y serpientes refrendan el esperpéntico saqueo. Catilinarias le dedicó Laureano Gómez desde el Capitolio. Y Francisco Franco mandó descolgar sus cuadros el día mismo en que se iniciaba una exposición de Arango en Madrid.

Mas ella pintó lo que quiso, contra su tiempo y su medio. Contra las fuerzas de una sociedad paralizada en las tinieblas y en la arbitrariedad. En medio de políticos afectos a la Falange española; de damas de insospechable ferocidad organizadas en ligas de la decencia; de purpurados que reinaban sobre las almas, la escuela y las instituciones públicas. Como a tantas rebeldes, a Débora Arango la aislaron, la abrumaron de consejas y la señalaron todos los dedos de la inquisición. Sólo a los 70 años le llegó la consagración, llevada por mujeres al trono dorado de los blasfemos.

http://www.elespectador.com/opinion/de-arte-batracios-y-politicos-columna-713764

 

33.17.- PSICOANÁLISIS CONTRA EL POPULISMO – Laurent Joffrin

En su último ensayo, “Odiarás a tu prójimo como a ti mismo”, el filósofo y psicoanalista Hélène L’Heuillet examina la “pulsión de muerte” presente tanto en el radicalismo islámico como en la postura populista.

29 ago 2017.- “El amor será más fuerte que el odio”. Después de los atentados españoles, varios eslóganes, varias declaraciones oficiales, expresaron esta meritoria esperanza de ver el Bien finalmente triunfar sobre el mal, en un tono cristiano tanto simpático como algo suave . En un ensayo corto y claro, el filósofo y psicoanalista Hélène L’Heuillet viene a complicar algo el asunto. No es que sea hostil al amor y propicio al odio … Sólo nos recuerda, después de Freud y Lacan, que el amor y el odio son constitutivos de la psique humana, en otras palabras, ese odio, que uno quiere erradicar en vano, en las profundidades del inconsciente. Tanto es así que su antídoto no es necesariamente amor, sino civilización, que pasa por símbolos y lenguaje, cuya complejidad    benéfica hace posible dominar la “pulsión de muerte” detectada por Freud en cada individuo.

Por supuesto, se han reconocido los temas sutilmente desarrollados por Freud en el Malestar en la civilización (o el Malestar en la cultura según las traducciones), en los que aplica los conceptos forjados en su práctica analítica a las sociedades europeas en el período de entreguerras. Horrorizado por el desencadenamiento de la violencia odiosa que caracterizó la primera guerra mundial, como espectador del surgimiento de los extremos, fascistas o comunistas, Freud se aplicó a detectar sus raíces en el inconsciente de los hombres y de los pueblos, el “superego” y la “represión”, los únicos capaces de canalizar y positivar los impulsos de muerte y vida que chocan en las profundidades de la mente humana. Hélène L’Heuillet se apoya en este clásico del psicoanálisis para reflexionar sobre las manifestaciones contemporáneas de los mismos impulsos, que ella diagnosticó, en diversos grados, en el radicalismo islámico o en la postura populista.

“El odio está en nosotros”, escribe. Para Freud, es incluso primero en la psique humana, antes que en el amor. Para lidiar con ello, ocuparse de él es la tarea de la cultura “(en el sentido de civilización). Esta es la razón por la que el terrorismo islamista presta poca atención al razonamiento, prefiriendo el ejemplo traumático de “paso al acto” que conduce a conversiones expresas e imitaciones violentas. “Estamos siendo testigos de la generalización del trauma de la guerra, refiriéndose puramente al instinto de muerte; en casi todas las sociedades del mundo. […] Esto a su vez crea una fascinación por la violencia que se encuentra en la imaginación de las sociedades. “Pensamos en el videojuego adicto a Mahoma Merah Call of Duty. No es que tal y tal juego sea el desencadenante del paso al acto, una tesis algo ridícula; sino más simplemente que contribuye a un aire del tiempo en que el instinto de muerte adquiere derecho de ciudadanía, entre otros innumerables factores.

El remedio se encuentra en el lenguaje, cuya complejidad y simbolismo permiten distanciar la violencia inherente al inconsciente colectivo. El ser es ante todo un “ser hablante”, o un “parlêtre”, según la fórmula lacaniana. Siempre que el lenguaje no esté contaminado, dominado, por la “pulsión de muerte”. Así llegamos a las graves discrepancias del discurso populista, que simplifica las divisiones, que reemplaza la contradicción por la denuncia, que eleva las clases populares, por su propia naturaleza, en “un pueblo” derretido en el “Gran Todo” se opone sin matices a “una sola oligarquía”, designada como el enemigo a ser derrotado y no ser convencido. Hélène L’Heuillet apunta, por supuesto, a los brutales ya menudo odiosos discursos de los populistas de derecha en el Trump o en el Le Pen, que recuerdan la extrema derecha de la logorrea en los años treinta, lo que preocupaba tanto a Freud. Pero también el “populismo izquierdista”, que reanuda, con las mejores intenciones, una retórica similar. “Cuando Ernesto Laclau, Chantal Mouffe o Judith Butler rehabilitan el populismo, dando una versión de la izquierda, confunden” populista “y” popular “” […] O ‘El populismo es una condición de la democracia.’ En primer lugar, supone un discurso complejo, matizado y contradictorio, en lugar de un llamado ritual a la acción, que es sólo un conjunto de impulsos. “Suficiente propaganda dice Mélenchon, del combate” Sin embargo, el “bla”, como él lo dijo, es la base de la democracia. Recordaremos este slogan sarcástico del 68 de mayo: “¡Basta de actos! Palabras !”Laurent Joffrin sobre  Hélène L’Heuillet Odiarás a tu prójimo como a ti mismo Albin Michel, 144 páginas, 13 euros. CRÓNICA “LA CIUDAD DE LOS LIBROS” Por Laurent Joffrin – 29 de agosto de 2017 a las 17:36 http://www.liberation.fr/debats/2017/08/29/psychanalyse-contre-populisme_1592746

32.17.- GLOBALIZACIÓN FINANCIERA: BANCA, REGULACIÓN Y CRISIS – Beethoven Herrera

Bogotá, D.C., 30 de agosto de 2017

Estimados señores académicos:

  1. El académico Beethoven   Herrera   Valencia,   quien   los   había   invitado   a   la presentación de su libro Globalización nanciera: banca, regulación y crisis, el miércoles 6 de septiembre,  a  las 11  a.m. en la  Universidad Externado de Colombia, se vio precisado a posponer la fecha por problemas de movilidad relacionados con la venida del papa Francisco.
  1. De nuevo les recuerdo los siguientes actos:

– Miércoles 30 de agosto: conferencia sobre  Índice de desarrollo territorial sustentable  con   el   doctor   Carlos   Fonseca,  moderada   por  el   académico Edgard Moncayo.

– Martes  12  de   septiembre:  presentación   del   libro  La   Ley  de  víctimas  y

restitución   de   tierras:   condiciones   y   perspectivas   del   retorno   y/o reubicación, y la reparación integral de la población Embera de Bogotá, D.C.  Participan las autoras Consuelo Ahumada y Telma Angarita y Darío

Fajardo.

– Miércoles 13 de septiembre: conferencia sobre  China y el mundo  con el doctor Wu Guoping del Instituto de América Latina (ILAS), Academia de Ciencias Sociales de China (CASS), moderada por el académico Beethoven Herrera Valencia.

– Lunes 25 de septiembre: presentación del libro La academia y el proceso de paz. En espera de su importante presencia, reciban un atento saludo,

MARÍA TERESA VELÁSQUEZ

Calle 39 B No. 21 – 42 Bogotá. Telefax. 2459420, 2858686.

  • Correo electrónico:alamedar@hotmail.com,  acceradiotv@gmail.com

Página Web:   www.acceconomicas.org.co

31.17.-Lanzamiento del Libro GLOBALIZACIÓN FINANCIERA: BANCA, REGULACIÓN Y CRISIS – BEETHOVEN HERRERA

Tiene el gusto de invitarlo a la 

Presentación del libro Globalización financiera: banca, regulación y crisis

El libro Globalización financiera se pública en el marco de la celebración de los treinta años de la fundación de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales. Este constituye una reflexión muy pertinente acerca de la evolución financiera internacional, de la formación y crisis del sistema bancario colombiano, así como una valoración de la eficiencia de las instituciones reguladoras y de la conveniencia de las políticas adoptadas.

Roberto Hinestrosa ReyDecano fundador de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales 

Día: 6 septiembre 2017

Lugar del lanzamiento: teatro edificio A

Hora: 11:00 a.m.

Más información, favor comunicarse en el siguiente correo:

 figri@uexternado.edu.co

Cordial saludo

SOPORTE DOCENTES
Secretaria Academica
Facultad de Finanzas,Gobierno y Relaciones Internacionales
Tel: +57 (1) 342 02 88 Ext. 1036
Calle 12 #1-17 este
figri.profesores@uexternado.edu.co

30.17.- EL LADO OSCURO DE LA POLÍTICA COLOMBIANA – Carlos Caballero

En la actualidad, el sistema político es más clientelista y corrupto de lo que era hace décadas. ‘Poderes regionales, clientelismo y Estado’. de Gloria Isabel Ocampo. 

19 ago 2017.- Después de las elecciones de 2014 se publicó un estupendo libro de Gloria Isabel Ocampo, que reseñé en esta columna: ‘Poderes regionales, clientelismo y Estado’. La investigadora reconstruyó la trayectoria de las redes políticas en Córdoba y describió, en detalle, el funcionamiento del clientelismo en ese departamento.

La detención del senador Bernardo Elías, el ‘Ñoño’ Elías, me llevó a releer apartes del libro, a lo cual contribuyó, además, la excelente columna de León Valencia en la revista Semana ‘El ‘Ñoño’ Elías o la perversión de la política’ (13 de agosto, 2017, p. 50). Y es que el caso Odebrecht, con todas sus ramificaciones, ha sacado a relucir, una vez más, los efectos destructivos del clientelismo y la corrupción en la relación entre el poder central y los poderes locales.

La interacción política entre centro y regiones tiene que cambiar si es que, en serio, en Colombia se quiere que estas últimas progresen y, de paso, combatir la corrupción. Desde hace tiempo el problema se ha diagnosticado, pero no se ha hecho nada para resolverlo. Por eso, en vez de debilitarse, se ha agravado. En la actualidad, el sistema político es más clientelista y más corrupto de lo que era hace 10, 30 o 50 años. Y los problemas sociales, la desigualdad y la pobreza en las regiones han aumentado.

Se cae de su peso que Córdoba está sobrerrepresentado en el Congreso Nacional. Nueve senadores y seis representantes, cuando hay departamentos que no alcanzan a enviar al Congreso un senador. Y las mayores votaciones.

El caso Odebrecht ha sacado a relucir, una vez más, los efectos destructivos del clientelismo y la corrupción en la relación entre el poder central y los poderes locales

Gloria Isabel Ocampo cuenta que Elías (hijo de Jorge Ramón Elías Náder, gobernador, representante y senador de Córdoba) “llegó por primera vez a la Cámara en 2006 con 39.774 votos; en 2010, con el partido de ‘la U’, llegó al Senado con 74.247, y en 2014 fue reelegido con 140.143 (84.867 en Córdoba). Por su parte, Musa Besaile arribó a la Cámara en 2002 por el Partido Liberal (Mayorías Liberales) con 52.552 votos…, en 2006 abandonó Mayorías Liberales y se fue como fórmula a la Cámara de Zulema Jattin, cuando esta llegó al Senado por el partido de ‘la U’. Besaile obtuvo 74.000 votos, ocupando el primer lugar en la votación a la Cámara. En 2010 logró llegar al Senado… con 62.059 votos, y en 2014 fue reelegido con 145.402 (82.278 en Córdoba)”.

¿Por qué les fue tan bien a los ‘Ñoños’ en la elección de 2014? Ocampo afirma que ellos “fueron los candidatos más generosamente regalados con lo que se ha llamado la ‘mermelada reeleccionista’, o sea, la asignación de recursos bajo la figura de los cupos indicativos, que fue la figura de la transferencia de recursos estatales a las regiones a través de los parlamentarios, la cual reemplazó los auxilios parlamentarios cuando estos fueron prohibidos por la Constitución de 1991”. La fundación que maneja León Valencia estima que la inversión del ‘Ñoño’ Elías en la campaña de 2014 fue de ¡¡80.000 millones de pesos!!

Y no es solo el clientelismo, aberrante de por sí. Bajo la apariencia de un departamento y unas ciudades que se ‘modernizan’, “en el nivel subterráneo o en el mismo plano, aunque intermitentes en su visibilidad, se mueven la corrupción y la ilegalidad como canales de circulación de poderes y dinero, frecuentemente articuladas a la política, que es otro de los canales de acumulación y distribución”. Pues lo que ocurrió en el caso Odebrecht fue que lo invisible, “el lado oscuro de la política”, saltó a la luz.

Pero la cosa no puede quedarse en un ‘Ñoño’ en la cárcel junto con sus compinches. Hay que agudizar la imaginación para cambiar la relación política entre el Gobierno central y las regiones. El clientelismo y la corrupción no deberían caracterizar el sistema político colombiano en el siglo XXI.

http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/carlos-caballero-argaez/el-lado-oscuro-de-la-politica-colombiana-121406

29.17.-TRIBUNALES CORPORATIVOS Y COMERCIO INTERNACIONAL – José Ramón Cossío

Es difícil que un país se sustraiga de las cláusulas arbitrales si desea recibir inversión

16 MAY 2017.- En un mundo de grandes empresas, ¿cuándo y cómo resuelven estas sus litigios? Desde luego está el filtro de los arreglos, legítimos o no. Frecuentemente las corporaciones encuentran cómo no llegar a tribunales. Pero, ¿y si llegan? Hay dos posibilidades.

Una que los jueces nacionales conozcan de ellos. Se está ante casos en los que por una regulación nacional, se afecta a una empresa nacional y las cortes nacionales intervienen para resolver la disputa. Imaginemos que un banco o una empresa constructora o de servicios de México resulta afectada por una acción de las autoridades de México, por la expropiación de sus bienes o una medida regulatoria. Lo que veremos es que se demandará al Gobierno mexicano ante los tribunales mexicanos y habrá un

Sin embargo, y en segundo lugar, ¿qué pasa cuando una empresa extranjera es afectada por decisiones colombianas, coreanas o checas? Es decir, ¿cuándo la misma acción que podría afectar a los nacionales de un país también repercute en una empresa extranjera? La solución es distinta. Así lo sostiene Haley Sweetland Edwards en su libro Shadow Courts. The Tribunals that Rule Global Trade (Columbia Global Reports, 2016). La autora revisa lo que ha sucedido en la materia desde hace 25 años. A partir de la firma de convenios entre los Estados nacionales, soberanos y todos los que se quiera, con empresas extranjeras que así condicionan la inversión de recursos en el país, se ha establecido que si los primeros afectan de algún modo sus inversiones, un panel arbitral resolverá la disputa. Así, la inversión de recursos en un país pasa por la aceptación del Estado nacional para no ser llevado, ni poder llevar ante los tribunales nacionales, a la empresa o fondo de inversión que haya decidido realizar operaciones en el país. El asunto parece simple y hasta lógico. ¿Qué tiene de reprochable que al firmarse un acuerdo de inversión en el que se arriesga capital, una de las partes elija recurrir al arbitraje de tres particulares y no, como suele afirmarse, a los malos sistemas de impartición de justicia que se estima imperan en prácticamente todos los países?

Lo que para Edwards subyace a todo esto no es la mera decisión del foro en el cual habrán de resolverse las disputas, sino el modo en el que, por una parte, se ha diseñado el mecanismo de arbitraje y, por la otra, la manera en que éste funciona. Respecto a lo primero, demuestra que la forma común de imposición de las cláusulas arbitrales se ha generalizado tanto, que es difícil que un país se sustraiga de ellas si desea recibir inversión. En cuanto a lo segundo, deja en claro que el sistema arbitral mediante el cual se actúa ha sido capturado por las mismas empresas que participan en él, tanto por la selección de quienes actúan, como por la manera en que han construido los precedentes que sustentan al sistema.

Desde hace varios años y por diversos frentes se viene denunciando cómo las empresas han constituido un modo de estar en el mundo global que resulta favorable para sus accionistas. Es verdad que los defectos de quienes ocupan el poder político o, mejor, la forma en que se comportan para llegar y estar en el cargo, se ha hecho aparecer como la manera corriente de ser de la política misma. Más allá de simplificaciones, el modo en el que se ha diseñado la exclusión de los jueces nacionales en los conflictos que tienen que ver con las decisiones tomadas por los tribunales nacionales, es un signo claro de los tiempos. Al final, preguntémonos con Edwards, ¿por qué los contribuyentes de un país deben pagar a los participantes de un fondo los errores que sus funcionarios han cometido sin la participación de los tribunales del país sobre los que el pago recaerá? Distingamos entre la globalización y el comercio mundial frente a las formas atípicas, por decir lo menos, que ambos han ido adquiriendo y demos a cada uno su lugar.

@JRCossio https://elpais.com/internacional/2017/05/16/mexico/1494970020_055455.html?rel=mas

29.17 .-HELMUT KOHL, EL ARQUITECTO – Beethoven Herrera

Macron declaró que “excanciller fue para Francia un interlocutor privilegiado, un aliado esencial, pero más allá de eso, un amigo”.

La despedida al excanciller alemán Helmut Kohl, se celebró en el Parlamento de Estrasburgo y es el primer funeral de Estado europeo. Reunió a altos dirigentes de Europa y del mundo, pero también reflejó las tensiones que enfrentan a sus familiares: mientras la viuda y segunda esposa, Maike Kohl-Richter, pretendía que la canciller Merkel no hiciera uso de la palabra, acusándola del pronto retiro de su esposo de la política, Merkel en su discurso solo se refirió a la difunta primera esposa, Hannelore Kohl–, la madre de sus dos hijos– quien se suicidó en el 2001, a los 68 años. En su intervención, Merkel recordó que cuando Kohl dejó el poder en 1998, “Alemania estaba, por primera vez en su historia, en paz con todos sus vecinos”, y llamó a preservar ese legado.

13 ago  2017.- En momentos en los que el brexit, la crisis griega y los problemas migratorios ponen en cuestión la continuidad del proceso comunitario, Macron declaró que “Helmut Kohl fue para Francia un interlocutor privilegiado, un aliado esencial, un constructor infatigable, pero más allá de eso, un amigo”. Por su parte el primer ministro ruso Dimitri Medvedev, matizó el optimismo afirmando que “el Muro de Berlín ha caído, pero estamos aún lejos de haber realizado el sueño de una casa común”.

El semanario Stern ha advertido sobre el excesivo control que la viuda Maike Kohl pretende mantener sobre la memoria de su esposo. Ella comenzó a trabajar para Kohl como encargada de Misión de la Cancillería desde 1994 hasta el fin de su mandato en 1998, para luego casarse en el 2008, mismo año en que el excanciller sufrió un accidente cerebral.

El periodista Heribert Schwan había sido contratado por Kohl para apoyarlo en la redacción de sus memorias, pero tras disgustarsen los dos, publicó un libro usando expresiones muy severas del excanciller sobre otros dirigentes, incluida Merkel. Luego de una larga batalla judicial, el 27 de abril el Tribunal de Colonia condenó al periodista a pagar un millón de euros a la viuda.

Los problemas amenazan con prolongarse, pues ella mantiene control sobre los archivos dejados por el excanciller en su vivienda y, pese al pedido del Presidente de los archivos nacionales para que sean entregados al Estado, la viuda pretende que vayan a una fundación con participación de ella, lo cual podría limitar el acceso de los investigadores a los mismos. ( Le Monde 2 de julio del 2017).

Similares incidentes se vivieron cuando murió el canciller Willy Brandt, y su esposa, Brigitte Seebacher, excluyó del funeral a Rut, su segunda esposa. Paradójicamente, los dos cancilleres que más hicieron por la unificación de Alemania y la integración de Europa han dejado enfrentamientos familiares aún después de su muerte.

http://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/helmut-kohl-el-arquitecto-508668http://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/helmut-kohl-el-arquitecto-508668

 

28.17.- HIPOTECAS SUBPRIME: LA CRISIS CON LA QUE EMPEZÓ TODO – Sandro Pozzi

El 8 de agosto se cumplen 10 años del colapso de los mercados por las hipotecas basura, el preámbulo de Lehman Brothers

Los transeúntes de Times Square observan los titulares sobre la crisis de las subprime, en 2007.MARK LENNIHAN AP | EPV

Nueva York 6 AGO 2017.- Hace diez años que estalló la crisis de las hipotecas subprime o hipotecas basura conocidas así porque se concedieron a personas de escasa solvencia a altos tipos de interés.

El colapso de los mercados fue tan drástico que obligó a la Reserva Federal (Fed) —y al Banco Central Europeo, (BCE)— a inyectar cientos de miles de millones y a bajar los tipos de interés. Los bancos centrales se adentraron en aguas nunca exploradas en la política monetaria y fiscal. Fueron medidas de choque que no atajaron las raíces del problema: los bancos estaban infectados con unos productos diseñados por matemáticos financieros que se basaban en créditos de escasa solvencia.

Eran hipotecas basura porque se concedieron a personas que tenían trabajos basura: malas condiciones sanitarias, carencia de seguro médico o violaciones de la legislación, como cobrar por debajo de los mínimos legales. Mientras el mercado de la vivienda crecía sin sentido, parecía un negocio rentable. Pero hace diez años estalló la crisis de liquidez y de confianza en la solvencia de las entidades y se  provocó la mayor depresión desde la II Guerra Mundial.

El común de los inversores se sumergía entonces en un curso acelerado en finanzas para familiarizarse con nuevos términos como las hipotecas subprime, CDOs sintéticos, conduits, los SIV o vehículos estructurados. El experimento de la Fed continúa porque la crisis sigue viva, aunque mitigada. Ha entrado en una nueva fase, la del desmontaje de todo el andamiaje que fue necesario para evitar el colapso de la economía.

Este décimo aniversario no lo celebra nadie en Wall Street pese a la que marcó la conciencia de los reguladores y de los inversores. El Dow Jones cerró aquel 8 de agosto de 2007 con la mayor caída en cuatro años por el temor a la crisis hipotecaria, ante la que las autoridades no actuaron con firmeza y terminó convirtiéndose en el peor monstruo imaginado. El Dow Jones cayó hasta los 13.270 puntos, aunque hoy ha superado el bache y está en 22.000 puntos, un récord histórico. Un buen ejemplo de la volatilidad de los mercados para unos y, para otros, el caso típico de que se ha llegado a un nivel irracional previo a otro derrumbe.

El derrumbe del mercado de crédito estuvo marcado por la desaparición del banco de inversión Bear Stearns, los fondos de BNP Paribas, los bancos hipotecarios de EE UU y los problemas de la mayor aseguradora del mundo, AIG, que acabó sucumbiendo más adelante.

MULTAS DE 325.000 MILLONES DE DÓLARES

La crisis financiera se produjo porque los grandes bancos tenían un sistema inadecuado de gestión de riesgos y unas políticas de compensación que incentivaron prácticas como el empaquetado de deuda insolvente que se vendía como un producto rentable. La reprimenda de los reguladores a las firmas de inversión y bancos se tradujo en más de 325.000 millones de dólares en multas. En paralelo, se han triplicado las exigencias de capital para que puedan asumir sus pérdidas.

A diferencia de Europa, donde todavía hay bancos con problemas, en EE UU han amasado ya más de un billón de dólares en beneficios desde la crisis. Solo el pasado ejercicio la ganancia neta ascendió a 171.300 millones, según el fondo de garantía de depósitos de EE UU. El tercer trimestre de 2016 fue el mejor de la historia, con 45.600 millones en beneficios. Y ahora los principales bancos son más grandes que antes de la crisis.

Pero siguen los fraudes, como las cuentas falsas de Wells Fargo. “Los grandes bancos engañan a sus clientes y a nadie se le ha exigido respon