20.21.-Los jóvenes se están muriendo  LUIS NOÉ OCHOA

Están manifestando con menos miedo al covid que al futuro incierto. Pero se están enfermando.

Como cantó Pablo Neruda, “puedo escribir los versos más tristes esta noche”. Neruda fue el poeta que se le adelantó al rey de España Juan Carlos de Borbón, quien le dijo una vez a Hugo Chávez: “Me gustas cuando callas”. ¿O por qué no te callas? Hablo de tristeza, pues como decía mi viejo, que en el cielo está, cuando le hacíamos pilatunas y luego ‘juguetunas’: “Hoy no estoy pa’ chistes”.

 

11 jun 2021.- El agobio es porque el covid-19 sigue llevándose seres valiosos, queridos, amigos cercanos cuyos recuerdos están aquí, estarán para siempre y nos servirán de aliento, como la inolvidable miss Nancy de Villar, a quien un par de generaciones del colegio San Carlos le tomaron cariño y le guardan gratitud por su enseñanza y por la persona que fue.

El mal está imparable en Colombia. Mueren 540 personas al día y pronto llegaremos, por desgracia, a las 100.000, pues ayer se había llevado a 94.046 seres. ¿Quién detiene al covid?

“Puedo escribir los versos más tristes” porque Colombia está, tal vez, en el peor momento de todos los tiempos, en una crisis social sin precedentes. Así como suena, como decía un bandolero, con su bandola al tiplero. Quiere uno pensar en que esta pesadilla quede pronto para siempre en el rincón del pasado, pero hay realidades que nos aplastan el alma como con una almádena.

Hay que escucharse, sentarse a dialogar sin odio, sin intereses políticos. La intransigencia puede ser una infiltrada del covid en la mesa. Y cómplice de más desempleo y cierres de empresas.

Un poema doloroso es la crónica escrita por Carol Malaver en este diario, el pasado 9 de junio, ‘Los jóvenes se están muriendo, muchos en menos de 12 horas’. Inclusive los que no tenían ninguna comorbilidad. Lo dice el médico especialista John Édison Parra, coordinador de las unidades de cuidados intensivos (UCI) de la subred sur en Bogotá.

“Hay allí datos que deben ser ulular de ambulancia para todos. Dice que hoy hay mayor concentración del covid entre personas de 20 a 49 años. Y es que el tercer pico de la pandemia es más peligroso que un encapuchado con machete en las protestas.”

Las UCI están al 100 %. Unos salen a casa; otros, a casa de Dios, y entran otros a la ruleta de la muerte. Las salas de urgencia, en Bogotá y en todo el país, están atiborradas por covid y por otras causas, porque, además, afuera hay pequeñas guerras entre el mismo pueblo, que ya dejan más de 2.000 heridos y más de 45 muertos.

Dice la nota de Carol que los médicos están desgastados y afectados psicológicamente. Claro, son valientes y ven la muerte de frente, pero son humanos y sensibles. “Hay días cuando a una sola UCI llegan miembros de una misma familia. Un día vimos morir a un matrimonio. Uno tenía 36 y el otro 38. Un niño quedó solo…”. Uf. Releer esto humedece la vista. Estamos en una situación de extremada gravedad cuando hay médicos que no pueden más, impotentes porque las UCI no alcanzan, porque los insumos son insuficientes por la gran demanda y porque los bloqueos frenan la entrada, pues aquí somos los mejores para agravar las cosas.

Y mientras tanto, afuera los jóvenes se están manifestando, con menos miedo al covid que al futuro incierto. Pero se están enfermando. Y hay otros que les hacen daño a los de buenas causas, porque agreden, vandalizan, incendian, destruyen lo que es de todos, de los viejos y de los jóvenes. Y ya hay cansancio en todo lado. ¿Quién está detrás de los violentos? Clave saberlo.

Urge hacer un alto. Esto no es “pensando en el 2022”, sino en la vida hoy. Aquí, a la única que hay que ganarle la partida hoy es a la muerte, en la calle y en las UCI. Hay que escucharse, sentarse a dialogar sin odio, sin intereses políticos. La intransigencia puede ser una infiltrada del covid en la mesa. Y cómplice de más desempleo y cierres de empresas. Alto el juego. Que las partes no olviden que los votantes, los mismos jóvenes, también piensan en el 2022. Y nos queda, como dijo un niño en la esquina: el “auto-cuidado”, mono.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-los-jovenes-y-el-coronavirus-595420

  • 21.19.-¿Cuál es la responsabilidad de las élites en este momento del país? – MARÍA ISABEL RUEDA
  • Juego limpio, señores LUIS NOÉ OCHOA

En la mesa de diálogo todos, sin mediciones políticas, deben ponerse la camiseta del país.

Sí, en este país dispar, de paros y disparos, estamos cansados y con miedo. Casi cuarenta días de protestas, justas, claro, pero aprovechadas por los violentos, nos han arruinado más. Ni la venta de cacerolas ha logrado reactivar la economía.

4 jun 2021.- Se calcula en casi 11 billones de pesos las pérdidas. Empresas y negocios con la reja abajo, y más desempleo, que ya venía mal. Y en muertes, más de 45. Hay desaparecidos. ¿Cómo será que la esperanza, que es lo último que se pierde, como que tampoco aparece? ¿Alguien puso la denuncia?

Pero necesitamos algo positivo que nos revitalice. Un cambio de actitud o de camiseta. Pienso en la amarilla de Colombia. Este jueves jugó la Selección, y, de entrada, les doy las gracias a los muchachos por el coraje y la entrega. Y porque en medio de tanto duelo, odio, polarización y destrucción, esos triunfos convocan y animan el espíritu.

Creo que hasta los violentos hicieron un alto. Imagino a los del Esmad sin el escudo, y a los del otro lado sin la piedra afuera, sin capuchas, viendo el partido y gritando los goles. Todos haciendo fuerza para el mismo lado. Imagino a muchos “positivos para covid”, este terrible mal que nos ha costado más de 90.000 vidas, por un rato alejados de la angustia y la incertidumbre. Y así en muchos escenarios de preocupación, pues un partido de la Selección, más si se gana, es un bálsamo. La Selección, además, es un ejemplo. Así como está Colombia, ellos también tenían el agua al cuello, pues habían hecho un fiasco porque –según dijeron las buenas lenguas– se agarraron en el camerino y jugaron, pero con los sentimientos del país. 3-0 nos ganó Uruguay. 6-1, Ecuador, que nos dio por el cui.

Es hora de pensar en el país, en esa juventud que dicen defender, vestida de futuro, que está que se juega y no tiene canchas.

Pues el jueves vimos otra Colombia, con nuevo director técnico, con otra actitud, jugando como equipo, haciendo bloqueos, de los buenos, no los que arruinan. Y nosotros, alejados de la política, hasta gritamos gol de Uribe, aplaudimos el buen juego por las bandas –las buenas bandas– y nos volvimos a emocionar con los tiros libres, no los tiros al aire libre y de grueso calibre. Todo para aplaudir.

Y entonces piensa uno si entre el Gobierno y el comité del paro no pueden jugar como equipo, pensando en Colombia. Si no es hora de que haya unidad y grandeza en los camerinos, pues de lo contrario nos golean los enemigos de la democracia.

No es que esté pidiendo que se cambie al director técnico de la ‘Casa de Nari’, que tiene contrato hasta el 2022, pero ya llevamos casi 40 días, y mucho toque toque y de aquello, de resultados, nada. Apenas ayer iban en 16 de los 31 puntos del preacuerdo para un acuerdo. O sea, para ver cómo se juega el partido. Que cambio de árbitros, que el césped muy alto, piden que se juegue sin policía, el sol les pica y siguen echándose bloqueador. ¡Juego limpio, señores! Todos, sin mediciones políticas o personales, deben ponerse la camiseta nacional. Es hora de pensar en el país, en esa juventud que dicen defender, vestida de futuro, que está que se juega y no tiene canchas.

Y mientras tanto, afuera, las barras bravas siguen destruyendo el país. Se necesita que haya un diálogo franco, sincero. ¿Han entendido bien la responsabilidad histórica y lo que el país espera de ustedes?

Y un partido aparte nos jugamos a partir del 8, con las aperturas, que son necesarias, pero se dan en medio de marchas, cuando están muriendo por covid 540 personas diarias, más de 25.000 se contagian y las UCI, al tope. Depende de cada uno, pero se necesita un transporte controlado, no donde la gente va tapabocas con tapabocas. Las empresas deben coordinar horarios y reforzar el trabajo en casa. Hay que aumentar vías para ciclistas y acelerar la vacunación. Aquí sí que se necesita un trabajo serio de todos, o muchos más terminaremos en el equipo de san Pedro.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-la-unidad-en-colombia-593779 

21.19.-¿Cuál es la responsabilidad de las élites en este momento del país? – MARÍA ISABEL RUEDA

Entrevista con la diputada española Cayetana Álvarez de Toledo, invitada al congreso de Asofondos.

FOTO POR: ASOFONDOS

El triunfo de Isabel Díaz Ayuso en Madrid es extrapolable a todo España?

A ver. Yo creo que es un éxito pedagógico, que deja lecciones muy importantes. Primero, el coraje al servicio de las ideas. Frente a la izquierda no tuvo miedo, no fue tacticista ni timorata. Segundo, se tiende a pensar que para reagrupar hay que tener un perfil bajo, y creo que no es verdad.

31 may 2021.- Lo moral es lo eficaz. Y cuando plantas cara con la defensa de los principios, se consigue, como ella lo hizo, reagrupar un espacio que va desde la derecha, que se había ido a Vox, hasta el centroizquierda, que estaba en los límites del Partido Socialista.

Usted era la vocera del Partido Popular. ¿Qué produjo su relevo?

 

Sucedió el 17 de agosto pasado. Y como lo expliqué ampliamente en su momento, el presidente del PP consideró que mi concepción de la libertad no era compatible con su autoridad. Pero los partidos no son sectas ni ejércitos de clones sin conciencia; al contrario, la manera de ampliar el espacio electoral es permitir voces libres dentro de un partido. Fui además partidaria de un gobierno de concentración constitucionalista para hacer frente al desafío nacionalista y separatista en España. Ahí tuvimos diferencias. Y, en tercer lugar, yo defendía la despolitización de la justicia, como último dique de contención, en lo que están el separatismo y el socialismo. No entrar en un reparto de cargos en el Poder Judicial.

¡Qué importante es ese mensaje para Colombia! Con las respuestas que me ha dado confirmo que es una mujer de convicciones muy firmes. A eso ahora lo llaman polarización. ¿Usted es polarizante o es víctima de la polarización?

 

La política contemporánea es muy de etiquetas. Simplifica los mensajes y la imagen de las personas. Yo, que he sido periodista, sé que lo que se suele hacer es eliminar los matices para que no se estropee la imagen preconstruida de una persona. En este mundo simplificador, se tiende a la polarización.

¿Cuáles son los principales problemas contemporáneos de la política?

El culto a las emociones, y la exaltación de la identidad.

Usted sostiene que a la Constitución posfranquista del 78 se debe que España sea una nación moderna, un milagro en ciudadanía, en libertad, en igualdad, porque fue un acuerdo posible entre distintos: monárquicos, republicanos, creyentes, ateos, catalanes, castellanos, vascos, andaluces. ¿Eso sobrevive en la España de hoy?

 

La Constitución está vigente, y debe ser defendida. Pero el Partido Socialista se ha quedado como un cascarón vacío, y lo que ha hecho es incorporar en su estructura ideológica ideas que quedaron marginadas en la transición. Ideas de rencor, de ruptura, ideas de revolución. Y eso está encarnado en Podemos.

Que, según usted, no es un partido constitucional…

 

Es un partido que trabaja para la destrucción del sistema constitucional. Es decir, el propio Pablo Iglesias decía: ‘la Constitución es un candado que tenemos que romper’. Ellos venían a buscar la ruptura. En España hay dos grandes tendencias: la reforma y la ruptura. La transición la hacen las fuerzas reformistas, la centroderecha, la centroizquierda, incluso los nacionalistas y el Partido Comunista, que hace una evolución desde la época revolucionaria radical hacia el reformismo de la transición.

Lo único que se queda fuera del sistema constitucional son las fuerzas de la ruptura: Eta y el mundo radical de izquierda del Frap, y algunos grupos de la extrema derecha, pero muy minoritarios.

El reformismo gobierna durante décadas y en un momento dado, con la crisis de la socialdemocracia, vuelven estas fuerzas de la ruptura, identitaristas, comunistas, pero de la vieja escuela, vinculadas con el chavismo, con todas estas nuevas tendencias caudillistas, a recuperar un protagonismo enorme dentro del panorama político. El Partido Socialista acepta pactar con estas fuerzas de la ruptura, para estar en el poder.

La semana pasada, el presidente Pedro Sánchez ha anunciado su disposición de indultar a los golpistas del 1. º De octubre en Cataluña. Me recuerda un poco también a Gustavo Petro, ¿no?

¿Y por qué le recuerda a Petro?

 

Porque es como sea, y al precio que sea, para llegar al poder y permanecer en el poder. Están dispuestos a sacrificar la fortaleza democrática de sus países y el bienestar de su pueblo por su permanencia en el poder. Y se cabalga a lomos de esos tres males contemporáneos que son la polarización, el populismo y la posverdad.

¿Qué tan enterada está de lo que nos está pasando en Colombia?

 

Lo sigo con inquietud porque, insisto, Petro es la encarnación de estas figuras que sacrifican la democracia y el bienestar de sus pueblos, a su llegada al poder. Y Petro mueve la desestabilización de Colombia, para sus fines. Colombia no puede caer en las garras del populismo, sería una tragedia política y social. Una cosa es la protesta pacífica y otra la demolición de un gobierno y la desestabilización de un país, disfrazando de protestas pacíficas y reivindicaciones justas sus propósitos antidemocráticos.

Es muy importante una gran toma de conciencia y una gran movilización democrática de las fuerzas tranquilas, moderadas, reformistas de la sociedad, en defensa de su orden democrático, y contra los oportunistas que vienen a aprovechar la inquietud, en este caso de la pandemia, para sus propios fines antidemocráticos.

En el mundo ya creen que aquí la protesta social se está callando a punta de bala. Y abusando de la protesta social legítima, nos tienen bloqueado el país…

 

A nosotros nos pasó en Cataluña en 2017. Cuando la policía tuvo que poner orden para evitar una votación ilegal antidemocrática y anticonstitucional, que rompía a Cataluña en dos, y a la comunidad española en dos, se hizo una inmensa campaña de propaganda, acusando a la democracia española de ser poco menos que una dictadura tiránica, continuadora del franquismo más represivo.

¿Qué nos recomendaría para manejar esta situación?

 

Mucha fortaleza, mucho coraje interior y mucha pedagogía política. Movilización de los demócratas en defensa de sus instituciones y de su dignidad democrática. Hay que desenmascarar a estos impostores y aprovechados que cabalgan a lomos de las legítimas preocupaciones de la gente, para desestabilizar el país, y hacerse con el poder y perpetuarse en él.

Hay que ser absolutamente nítidos y no tener miedo en la defensa de las fuerzas del orden. Si hay casos aislados, se depuran. Pero las fuerzas del orden, policía y ejército, tienen que ser defendidas y amparadas. Aquí, Colombia se juega su futuro. No puede caer en manos de quienes pretenden instaurar un modelo que en Venezuela conocen y aquí hemos visto de cerca con Podemos.

Y hablando de Venezuela, ¿por dónde ve la salida hoy?

 

Como sabe, se ha iniciado un proceso de negociación. Soy muy escéptica de todo proceso de negociación, en general, por motivos morales y estratégicos. Le deseo a Juan Guaidó éxito en esta iniciativa, porque los venezolanos se juegan mucho al igual que todos los demócratas. Y aquí sí diría unas cosas que quizás son lecciones importantes para los colombianos, los españoles, los chilenos, los peruanos y otros tantos. Primero, la responsabilidad de las élites en Venezuela es enorme a la hora de haber permitido que el chavismo llegara al poder. Las élites colombianas, españolas, chilenas, o sea, quienes tienen poder e influencia económica, social y política, tienen que actuar y trabajar organizadamente, de manera militante, en defensa de sus democracias.

Aquí hay mucha élite trabajándole a Petro, como dicen, ‘por si acaso’, irse acomodando…

Hay que exigirles a las élites de nuestros países que no hagan negocio con la erosión de la democracia, como pasó en Venezuela. Y en nuestros países hacen negocio grupos mediáticos, grupos económicos, grupos de poder. Un pésimo negocio para todos: es pan para hoy y muchísima hambre y destrucción institucional para mañana.

Hay que decirles a los ciudadanos la verdad, y pedirles también su militancia democrática. No podemos sentarnos en casa, protestar por todo lo que sucede, por lo mal que lo hace todo el mundo, y no implicarnos en la protección y la defensa de nuestro orden de convivencia. He visto que ha habido unas manifestaciones en Colombia, pacíficas como la del silencio, en Cali, muy importante…

Cambiando de tema, hablemos de su posición frente a lo que llama el feminismo radical de tercera ola, según el cual, por el solo hecho de haber nacido mujeres, somos víctimas. Y que los hombres son seres a los que hay que reprimir por definición. ¿Cómo aterrizamos esos conceptos?

 

El feminismo de tercera ola es una expresión más de un fenómeno más amplio que es el separatismo. Hay dos grandes problemas contemporáneos, la implosión identitaria, impulsada por el separatismo, y la tentación autoritaria. Es decir, estamos entre la turba y la tiranía, entre la identidad y el autoritarismo. En el frente identitario, mire lo que pasó en Chile.

Una de las expresiones separatistas, que quieren dividir a las sociedades internamente, es el feminismo de tercera ola. Que primero se erige en un colectivo granítico, homogéneo, es decir, exige que todas las mujeres pensemos igual, sintamos igual, y, por tanto, votemos igual, y a la izquierda.

Cualquier mujer que se salga del canon es considerada una mala mujer, o una machista en potencia, e incluso una cómplice del maltrato a la mujer. A ese colectivo se le adorna con lo de ser víctima de nacimiento. Yo no soy una víctima, no nací como tal por ser mujer, tengo libertad y tengo responsabilidad. No todas las mujeres dicen la verdad, ni todos los hombres mienten, como dice el feminismo.

Si yo no admito que hable en mi nombre un hombre, tampoco voy a admitir que hable en mi nombre una mujer, por el mero hecho de compartir conmigo unos determinados órganos sexuales. Yo no quiero una guerra de sexos. La relación entre hombres y mujeres a lo largo de los siglos, y todavía más ahora, es de colaboración. Y aspiramos a la igualdad, no a la discriminación de un sexo frente a otro.

¿A dónde conducirá el tema de las identidades? Que por cierto, no es solo una guerra entre hombres y mujeres…

 

No. También a blancos y negros, indígenas y a quienes no lo son. Hace unos días, la alcaldesa de Chicago, ella es de color, dijo que solamente iba a dar entrevistas a periodistas de minorías raciales. Esto parece una anécdota, pero no lo es. Es una involución identitaria y racista, discriminando a otras personas por su color de piel.

Es un ataque profundo al mayor principio de la modernidad política, de la ilustración y de la civilización, que es que a las personas no se nos juzga por nuestros signos, atributos, ni identidad, ni sexo, ni raza, ni creencias, ni religión ni por la lengua que hablamos.

Dentro de una comunidad política se nos juzga, exclusivamente, como ciudadanos, por el hecho de nacer libres e iguales ante la ley. Si los indígenas solamente pueden ser representados por indígenas, y los negros solamente por negros, como diría la alcaldesa de Chicago, y las mujeres solo por mujeres, y los hombres solo por hombres, estamos destrozando el principio de representación, y, por tanto, destrozando el principio democrático.

Y de sociedad, y de colectividad y de humanidad…

 

¿Y qué es lo que va a venir luego? Y eso es lo que a mí me preocupa. El enfrentamiento por sexos, por razas, por lo que sea, y luego vendrá, en un movimiento de péndulo, la presunta solución autoritaria a poner orden. El modelo autoritario, que tiene tanto eco en América Latina, ¿no? Modelos militaristas, caudillistas, pero ahora disfrazados en modelo como el chino, que te ofrece capitalismo a cambio de un control y una autoridad. Y que ofrece un pacto complemente mefistofélico a los ciudadanos, a quienes les dicen: dame tu libertad a cambio de que yo te proporcione seguridad, tranquilidad, bienestar y salud.

Ese es un falso pacto, porque cuando usted entrega su libertad, también está entregando todo lo que hay detrás, en seguridad, en bienestar, etcétera. Es muy importante que quienes defendemos el espacio racional, cívico, democrático, de ciudadanía, nos movilicemos, nos reagrupemos.

A los amigos colombianos y venezolanos les digo: tenemos que crear un nuevo espacio político de la razón, inspirados por esa frase tan bonita de la Constitución de Cádiz, de demócratas de ambos hemisferios, para promover un nuevo espacio político, trasatlántico de la razón. Donde personas de espacios políticos amplios, es decir, liberales, conservadores, progresistas ilustrados, socialdemócratas, que defendemos los valores de la democracia, el pluralismo, el Estado de derecho, la legalidad, frente a todas estas fuerzas de involución, reaccionarios, los Petros, los Iglesias, los Zapateros, los Maduros, es decir, todos estos ejes que se están moviendo, para socavar nuestros sistemas democráticos y constitucionales.

Tenemos que trabajar unidos, tenemos que compartir experiencias, tenemos que ayudarnos unos a otros, porque los problemas que tiene un colombiano son muy parecidos, salvando, digamos, lo local y la idiosincrasia de cada país, a los que tenemos nosotros.

La despido con una pregunta corta. Usted pasó del periodismo a la política. ¿Esa es una puerta giratoria?

 

Yo he tenido una ida y vuelta. Empecé en el periodismo, fui a la política, volví al periodismo, y ahora he vuelto a la política. Esto, como dice una frase tan bonita de Montaigne, que repetía un escritor catalán que se llama Josep Pla, “la vida es ondulante”. Pero siempre desde una actitud de militante de la democracia.

Pues Colombia pasa por un momento muy ondulante que ojalá no ponga en juego nuestra democracia…

A eso me dedico también: a hacer pedagogía sobre la democracia colombiana. Tienen un país que cuenta con mi profunda admiración, que salió realmente de un agujero muy profundo, de ser prácticamente un Estado fallido. Que ahora haya otros que quieran meterlo nuevamente en otro agujero, por otras vías, es absolutamente inaceptable y no se puede permitir. Hay que impedirlo.

https://www.eltiempo.com/politica/partidos-politicos/cara-a-cara-cual-es-la-responsabilidad-de-las-elites-en-esta-coyuntura-592366 

  • 21.18.-En manos de las madres – LUIS NOÉ OCHOA
  • Nuestros abuelos se fueron a la gran ciudad: con la pandemia estamos regresando a los pueblitosMARC FORTUÑO 

En España, se ha desarrollado una clara tendencia histórica vinculada a despoblación de los pueblos hacia las ciudades. No se trata de una particularidad específica, sino que queda enmarcada en un contexto global existe movimiento hacia la urbanización de las economías avanzadas.

28 may 2021.- Si consideramos como área rural aquellos municipios que no sobrepasan los 10.000 habitantes, se ha incrementado la tasa de urbanización de 20 puntos porcentuales hasta alcanzar niveles por encima del 80%.

Esto se debe, en primer lugar, al llamado éxodo rural que se inició entre a principios de los cincuenta y la culminación del proceso de industrialización de los años ochenta. Un movimiento estructural de fondo partida de la pérdida de peso económico del sector agrario frente a una mayor industria y servicios. Si en 1950 la tasa de urbanización era del 59,6%, en 1991 se llegó a una tasa del 79,6%.

Desde la década de los noventa hasta nuestros días, la tasa de urbanización siguió creciendo pero a un ritmo sustancialmente menor. Esta vez solo avanzó dos puntos porcentuales. El factor más importante de esta segunda etapa no haciendo el movimiento migratorio sino más bien el crecimiento vegetativo.

Para entenderlo, el crecimiento vegetativo implicó la pérdida de los diez puntos porcentuales de población entre 1997 y 2018 en los municipios rurales, mientras que al mismo tiempo se generó una contribución positiva a cinco puntos porcentuales en los núcleos urbanos.

En consecuencia, los municipios con crecimiento de población negativo entre 2001 y 2018 y con la densidad inferior a 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado suponen el 42% de los municipios en España. Una cifra que contrasta si analizamos los países de nuestro entorno como Alemania con el 1%, Francia el 7% e Italia en el 4%.

Sin embargo, la pandemia provocada por el coronavirus podría estar alterando esta gran tendencia de fondo. Y es que, según datos del portal idealista, el interés por comprar una vivienda en una localidad con una población inferior a 5.000 habitantes se incrementó 13,2% de este enero hasta agosto de 2020.

Con la pandemia, el mercado inmobiliario se está orientando hacia la búsqueda de viviendas de mayores metros cuadrados, y eso puede implicar vivir a las afueras de las grandes ciudades.

Estos consumidores buscan encontrar el equilibrio entre el acceso a los buenos servicios que ofrecen las ciudades de mayor tamaño con una mayor disponibilidad de una variedad amplia de productos y los costes asociados a los mayores tamaños de las ciudades que pueden implicar la congestión propia en muchos ámbitos como pueden ser el precio de la vivienda o costes asociados como la contaminación.

Es posible gracias a que con la pandemia nos hemos dado cuenta de las grandes posibilidades que ofrece la implantación del teletrabajo con la reducción de costes de desplazamiento entre las ciudades y zonas rurales. Si esta tendencia se implanta, los municipios rurales podrían atraer a una parte de los trabajadores de las ciudades e iniciar un proceso de crecimiento rural a medida que los nuevos habitantes vayan demandando la provisión de determinados servicios.

La clave para volver al mundo rural y que el teletrabajo nos permita la compatibilidad de ambos entornos es la conectividad a través de una adecuada cobertura de banda ancha. Y es aquí donde surgen las dificultades. Específicamente, tan solo el 20,22% de los municipios rurales disponen de una cobertura de 100MB (la cobertura adecuada para una videoconferencia) frente al 83% de los municipios urbanos.

De este dato, el 33,46% de los municipios rurales que hoy no se encontrarían en riesgo de despoblación acceden a esta infraestructura frente al 4,96% de los municipios rurales en riesgo de despoblación

Han habido suaves cambios en el empadronamiento durante el año pasado que pueden describir esta variación demográfica. En 2019, el 40,1% de la población en empadronada en España residía en municipios mayores de 100.000 habitantes y, con los datos de cierre de 2020, hemos visto un ligero descenso que rompe la tendencia histórica hasta situarse en el 39,9% de la población empadronada.

Los extranjeros que tienen la nacionalidad española son el 11,4% y están contribuyendo a esta vuelta al mundo rural. Se aprecia un descenso de una décima de punto porcentual de extranjeros inscritos por tamaño del municipio en las poblaciones de más de 100.000 habitantes y de 50.000 hasta 100.000 para habitantes. Esa décima que pierden ambos grupos de poblaciones las recuperan aquellas poblaciones de menos de 1.000 habitantes y aquellas de 1.001 hasta 10.000 habitantes.

https://www.elblogsalmon.com/entorno/nuestros-abuelos-se-fueron-a-gran-ciudad-pandemia-estamos-volviendo-a-pueblos

21.18.-En manos de las madres – LUIS NOÉ OCHOA

Ustedes son la sabiduría y el consejo desinteresado. Cada una puede poner una gota de sensatez.

Yo no sé qué nos pasó. Hasta hace un par de años éramos el país más feliz del mundo. Así fuera contentillo anímico, hasta no hace mucho podíamos encontrarnos, estrecharnos la mano, abrazarnos sin prevención –como lo deben hacer los de Comité del Paro y el Gobierno–, reunirnos, planificar, producir, crear empresa, viajar, departir, vernos sonreír, ir a un cine, a camping o a El Campín. Muchos, como dijo un piojo infiel, se echaban su cana al aire.

28 may 2021.- Hasta hace poco, mayo era un mes distinto. Era de lluvias e inundaciones, pero poético, de afecto, de flores frescas y amorosas, y de comercio, de regalos, restaurantes llenos, con fila y mesas alegres, con tarjetas de crédito a la carta. Pero sí éramos más bien felices. Era el mes de la madre, de verdad, como ha sido siempre. No como ahora que el mejor regalo es la vacuna.

Hoy, cuando su mes se está yendo, como parecen irse las esperanzas de tantas soluciones que necesitamos, quiero enviarles a todas las madres una voz de admiración, de gratitud y de solidaridad. Colombia, que ayer cumplió un mes de paro, sufre. O mejor, sufrimos todos los hijos de este país gris en el que hasta el sol se resiste a salir, no sea que lo coja un bloqueo. Es que estamos en un total desmadre.

“Pidan y pidamos paz, voluntad y liderazgo, que todos piensen que esta madre patria merece mejor suerte. Y la madre para los que sigan causándoles dolor a las madres.”

Por los lados del covid, el panorama es muy triste. Vamos llegando a 87.000 muertes, con un promedio de unos 500 decesos al día. Y las cifras de contagio, que no bajan, están sobre 25.000 diarias. Las camas UCI en el país, copadas en un 85 por ciento. Como para hacerse cruces, como dice la muerte.

Por los lados del paro, ya vamos en más de 10 billones de pesos en pérdidas. Las cifras de muertes no son claras: que 42, que 57, que no todas fueron por causa del paro. Pero son muertes violentas, son dolor, tragedias, madres inconsolables, pérdidas irreparables. Y en heridos parece haber empate. Más de 900 civiles y más de 900 policías. Y hay bloqueos, que también han causado muertes, hambre y especulación; hay ataques a las misiones médicas; hay violaciones sexuales y de los derechos humanos. Peor no puede ser.

¿No podremos parar esta desgracia, o al menos mitigarla? Yo creo que sí. Pienso que estamos en sus manos. Ya mucho sufrieron las valientes Madres de Mayo, en espera de sus hijos desaparecidos; mucho han padecido las madres de Soacha, por los ‘falsos positivos’. No sea que veamos una plaza de Bolívar llena de fotos y reclamos de las madres del paro.

Ustedes son, por lo general, la sabiduría y el consejo desinteresado. La mano que mece la cuna puede gobernar el mundo, dijo el poeta Wallace. Cada una desde su lugar, madre de un policía, de un miembro del Esmad, de un vándalo, de un tirapiedra, de un dirigente sindical, de un bloqueador, de un líder, del primer líder, puede poner una gota de sensatez, que una por una forman un río. Las marchas del silencio son ejemplo y muestra de cansancio con la violencia. Y ahí había madres.

Los jóvenes, sus queridos jóvenes, tienen razón en exigir equidad, oportunidades, participación, y sus protestas son legítimas porque aquí hay una brecha social por la que caben muchas marchas. Pero detrás aprovechan fuerzas oscuras que destruyen lo que les sirve a ellos y a los marchantes pacíficos. A todos. Y ojo, en los incendios se están quemando expedientes judiciales. Va la madre.

Madres de todos, esto está lento y costoso. Pidan celeridad en las negociaciones, que hoy apenas se avanza en la firma de un preacuerdo de garantías para la protesta. O sea, esta no es mesa de paro, sino de parto. Pidan y pidamos paz, voluntad y liderazgo, que todos piensen que esta madre patria merece mejor suerte. Y la madre para los que sigan causándoles dolor a las madres. 

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-las-madres-y-la-situacion-del-pais-592071

 

  • 21.17.-«Israel-Palestina, el precio del olvido» ALAIN FRACHON
  • La camiseta de ColombiaLUIS NOÉ OCHOA

Es la hora de la unidad, pues aquí nos jugamos, más que un partido, mucho del futuro.

Es bello cuando uno prende el computador y aparece ese fondo de pantalla con un paisaje verde, un tapete como tendido por Dios, con tal cual flor por ahí, bajo un inmenso cielo azul, con tal cual algodón por allá. Pero solo podemos echar a correr la imaginación por ese oasis, pues el aterrizaje a nuestra realidad es de barrigazo, más desde el encierro por miedo al covid o a un bloqueo.

21 may 2021.- Lo he dicho. Se necesita un viagra nacional, pues, tristemente, todo se nos está cayendo. Se caen las reformas, se cayó una calificación de riesgo de la deuda del país, se caen las cifras de empleo, se cae la credibilidad en las instituciones, se cae la Copa América, porque también se ha caído nuestra imagen como país. No sé cómo andará la imagen presidencial.

Y en cambio suben las cifras de pobreza, las de lesionados y muertes durante las protestas. ¿Van 57 asesinatos? ¿Van 18 casos de violencia sexual? ¿Más de 850 policías lesionados y un capitán muerto? Hay billonarias pérdidas, destrucción vandálica del transporte, de los bienes de la gente, lo que les sirve en el día a día. 

“La Copa se cayó por orden público. Eso indica que esta cancha nacional no es apta para jugar. La gramilla de la violencia está muy alta.”

Lo de la baja calificación de Standard and Poor’s es preocupante y costoso. Y es una advertencia. Pero lo que más pinta lo que nos pasa es la pérdida de la Copa América. Jamás nos había sucedido. Y cuesta en turismo, en empleo formal e informal –cuando más se necesitan–, en estado anímico de la gente, en momentos de distensión, en oportunidad para los futbolistas y en orgullo como país.

La Copa se cayó por orden público. Eso indica que esta cancha nacional no es apta para jugar, pues, aparte del coronavirus, la gramilla de la violencia está muy alta, hay grandes huecos sociales en el terreno, humo de quemas de buses, hay agua sucia en los arcos, que nos tiramos unos a otros; hay falta de liderazgo en el camerino, y las barras bravas tumbaron las rejas.

Ya fue triste el otro día que el partido de Copa Libertadores entre Junior y River Plate de Argentina, en Barranquilla, se haya jugado llorando por gases lacrimógenos. Y también, que otros partidos tuvieron que jugarse en países vecinos. Duele que el Departamento de Estado de EE. UU. haya emitido un reciente comunicado en que recomienda no viajar a Colombia, por el covid y por la situación de seguridad.

No se puede tapar el sol con un dedo, dijo la luna. A propósito: hay tanta pobreza aquí –23 millones, y 7 en miseria– que la única llena es la luna. Pero, como decía una amiga, yo me resisto a entregarme así no más. Es en la adversidad donde debemos ponernos la camiseta de Colombia. Más que nunca, “la patria por encima de los partidos”. Eso de reinventarnos tiene que ser reto como nación.

Luego de 11 días de lanzarse cohetes y de 232 muertos, Israel y Hamás pactaron una tregua. El Kremlin y Estados Unidos dieron positivo para acercamientos diplomáticos entre sus cancillerías. Ya se reunieron el miércoles. ¿Y nosotros?

Pueda ser que el covid nos haya quitado el gusto, pero no el oído. Hay que escucharnos; “reflexión y acción”, como dijo monseñor Héctor Fabio Henao. Si el director técnico debe mover fichas del ajedrez en su gabinete, que no dude. Se necesita que la diplomacia se ponga la ‘10’ y, sin esconder nuestra realidad, mostrar la cara positiva y contrarrestar la mala prensa. En las protestas, que son legítimas, se escudan infiltrados violentos. Pero aquí hay empresas que resisten, gente que labora, hay campo que no ha dejado de producir, hay academia, hay arte. Y hay un diálogo en el que las partes tienen que ser generosas, realistas y jugar limpio, sin politiquería. Hay que escuchar a las divisiones inferiores, que son los jóvenes que piden a gritos que los dejen jugar. Pero es la hora de la unidad, pues aquí nos jugamos, más que un partido, mucho del futuro.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-la-situacion-del-pais-590220

21.17.-«Israel-Palestina, el precio del olvido» ALAIN FRACHON

La historia nos ha enseñado que: dejados solos, israelíes y palestinos no logran nada, excepto catástrofes recurrentes, subraya en su columna Alain Frachon, columnista de «Le Monde».

Crónico. Visto desde Israel, todo ha ido bien desde hace unos años. La cuestión de Palestina ya no es un obstáculo para el desarrollo de las relaciones con los grandes de este mundo. Cada otoño, el tema se mencionaba caritativamente ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York. Y luego se acabó. Se evaporó en las brumas del «verano indio», a orillas del East River, expulsado de los cenáculos de la diplomacia internacional. Resurge estos días, pero en el fragor de un nuevo episodio bélico.

20 may 2021.- Con el fin de la Guerra Fría, el Medio Oriente ha experimentado una serie de conflictos mucho más desestabilizadores que entre Israel y los palestinos desde 1948. Este último ha perdido hace mucho tiempo su carácter «central» y la diplomacia israelí ha trazado su curso.

Estados Unidos es más que un aliado: un amigo inquebrantable. La situación es despejada con Vladimir Putin: dueños del espacio aéreo sirio, los rusos dejan que los cazadores israelíes esquiven las bases militares iraníes en Siria cada semana.

Todo va bien con la China de Xi Jinping. Los fondos chinos se encuentran entre los primeros inversores en alta tecnología israelí, mientras que los gigantes de la construcción del Imperio Medio se preparan para expandir el puerto de Haifa en el Mediterráneo. Finalmente, cada año, el Parlamento Europeo, al votar el presupuesto de la UE, renueva, sin hacer preguntas, el acuerdo de libre comercio entre Israel y Europa.

Juego de manos

A principios de siglo, el penúltimo presidente del país se maravilló: «Nunca me hubiera imaginado aquí embajadas de China y Rusia, nunca hubiera imaginado en mi vida tal reconocimiento internacional», nos dijo Shimon Pérès.

Este desarrollo tuvo lugar sin que la cuestión de Palestina fuera un obstáculo. En Washington, Beijing, Moscú o Bruselas, el desarrollo de relaciones profundas con Israel, más allá de las relaciones diplomáticas, nunca ha estado condicionado al avance del expediente palestino. Los dos sujetos fueron desacoplados. Tras el fracaso de varios «procesos de paz», el conflicto israelo-palestino ha sido des-internacionalizado, abandonado.

Lea el editorial: Israel-Palestina: impotencia internacional

Gradualmente, sucedió lo mismo entre Israel y el mundo árabe. Después de Egipto (en 1977) y Jordania (en 1994), los acuerdos denominados “Abraham” llevaron, el año pasado, al Estado de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahrein, Marruecos y Sudán. A establecer relaciones diplomáticas con el Estado de Israel. A su vez, los «hermanos» árabes ignoraron la cuestión palestina. Ya no era la gran «causa» regional, al menos a nivel de los gobernantes. La prioridad era unirse con Israel frente al expansionismo iraní en suelo árabe.

Una causa persiguió a otra. Sin embargo, la derecha israelí, la mayoría en el país, estaba aumentando el número de asentamientos en el territorio palestino de Cisjordania, sin que las grandes potencias encontraran fallas. En el poder durante casi trece años, el líder de la derecha, Benyamin Netanyahu, fue fundado para celebrar la desaparición de la cuestión palestina del escenario internacional, y «Bibi» se jactó de tal juego de manos con sus compatriotas.

«Netanyahu ha vendido el mito de un problema palestino liquidado», dijo el historiador y ex embajador israelí en Francia Elie Barnavi a nuestro colega LiberationPatrocinado por Trump y respaldado por Biden, los acuerdos de Abraham fueron un anestésico, «basado en la idea de que la cuestión palestina estaba muerta», escribe el ex ministro de Relaciones Exteriores israelí Shlomo Ben Ami (Project Syndicate). Estuvo mal, por supuesto.

Estamos preparando el próximo drama

Eclipsada de los foros internacionales, desatendida por los vecinos europeos, abandonada por Estados Unidos, desatendida por los rusos e ignorada por los chinos, la cuestión palestina ha reaparecido repentinamente. Pero esta vez a la vuelta de la esquina: entre judíos y árabes israelíes; en los refugios y en la escalera para escapar de los 2.000 cohetes disparados por el Hamas palestino; en las ruinas de edificios en Gaza sometidos a los golpes del ejército israelí; en Cisjordania, finalmente, con la reanudación de enfrentamientos que creíamos olvidados desde las Intifadas.

Y ahora? Debería haber un alto el fuego. «El consenso que prevaleció entre los israelíes sobre la derrota de los palestinosy por lo tanto sobre el hecho de que ya no era necesaria una solución política al conflictose ha roto», cree Shlomo Ben Ami. Nada es menos seguro. En el Medio Oriente, la hipótesis de «empecemos de nuevo como antes» nunca debe descartarse.

Lea también el análisis: Un conflicto que el mundo decidió ignorar

El escenario más probable no es el más agradable. En el otoño, nuevas elecciones devuelven a Netanyahu al poder, a la cabeza de una mayoría de ultraderecha. En Gaza, los islamistas de Hamas afirmarán que han salido «maduros» del enfrentamiento con Israel. Tienen la intención de marginar aún más a la otra rama del movimiento nacional, el Fatah de Mahmoud Abbas (que tiene su parte de responsabilidad). El «trato» no cambia, estamos preparando el próximo drama.

La historia de los últimos años nos ha enseñado esto: dejados en paz, en una reunión cara a cara que le da al partido más fuerte todo margen de maniobra, israelíes y palestinos no logran nada, si no desastres recurrentes.

El hecho de que este conflicto no tenga un impacto estratégico importante no debería ser motivo para ignorarlo, especialmente por parte de Estados Unidos y los europeos. La normalización en curso con el mundo árabe debería tranquilizar a Israel, al igual que la calidad de las relaciones que tiene con China y Rusia. Ha llegado el momento de internacionalizar la cuestión palestina.

https://www.lemonde.fr/idees/article/2021/05/20/israel-palestine-le-prix-de-l-oubli_6080784_3232.html

21.16.-Lecciones de la pandemia del covid-19 AMYLKAR ACOSTA

  • Pensar en los jóvenes LUIS NOÉ OCHOA

Hay que oír a esta generación. Hay que ofrecerles participación, oportunidades dignas y esperanza.

Batucada Paro Nacional – Foto: Batucada Paro Nacional

En nuestra sociedad estos días tristes imperan sentimientos de miedo, rabia, odio, dolor y desesperanza. O esperanza inútil, que yo recuerdo en la voz del ‘anacobero’ Daniel Santos. ¿O es de Juan Manuel Santos? A propósito, es hora de llamar a los expresidentes a que den luces, presidente Duque; déjese ayudar, que el ‘paro’ no está para cucharas.

14 may 2021.- Y siga convocando. Insístole, pues no sé cómo diástole hemos llegado a este panorama tan gris. Además, hay desánimo general. Con razón, porque todo está caído. Se cae la imagen del país, se cae la economía, se cae el empleo, se caen las reformas, se caen las estatuas, se caen los ministros. Hasta el sexo está caído, pues, según una encuesta reciente, por causa de la pandemia se habla más de camas UCI que de camas de amor. Estamos mal. Tanto, que se juega fútbol llorando, no de emoción sino por los gases lacrimógenos, como vimos antenoche en Barranquilla.

Y según la encuesta de la Universidad del Rosario, la firma Cifras y Conceptos y EL TIEMPO, se ha caído también la alegría en los jóvenes. Esa encuesta, hecha a 2.556 jóvenes entre el 6 y el 12 de mayo, deben tenerla muy en cuenta los dirigentes de este país y los candidatos.

Ustedes, a lo mejor, ven que seres cercanos o lejanos, muy ufanos, se enriquecen de la noche a la mañana. Pues, a denunciar, ya que lo que se roban es de todos.

En un año larguito, la alegría cayó en los jóvenes del 66 al 5 %. Y cayó también la confianza: solo el 9 % confía en la Presidencia de la República, y, oigan, padres de la plata: apenas el 7 % tiene confianza en el Congreso. Hay más datos que se deben mirar con atención, como que el 41 % dice que votarán por candidatos de centro; el 25 %, por uno de izquierda, y solo el 5 % por uno de derecha. O sea, con ellos pierde “el que diga Uribe”.

Y algo fundamental: el 74 % de los jóvenes creen que el principal problema del país es el desempleo. Obvio. De acuerdo con la última medición del Dane, el desempleo en la población joven está en el 23,9 %.

En mis pocos años, decía Matusalén en su cumpleaños 800, no recuerdo una situación tan delicada en Colombia. Primero está la pandemia del covid-19, que ya completa las 80.000 tumbas, personas que dolorosamente llegaron a la eternidad de rebaño, pues la inmunidad de rebaño fue esquiva. Y las UCI están copadas.

Y se puede agravar por el paro, que es un derecho, pero tiene reparos y disparos. No faltan quienes pescan en río revuelto y hacen revueltas. Así, nos matamos y herimos pueblo con pueblo, estudiantes de clase media con policías de clase media. Se han perdido vidas. Van 35 muertos (dice el Gobierno que no todos han tenido relación directa con el paro), 716 civiles heridos, 849 policías lesionados y uno muerto. Y con los torpes bloqueos, el campo ha perdido 1,7 billones. Y ni se diga las ciudades.

Hay que oír a los jóvenes. Hay que ofrecerles participación y oportunidades dignas; esperanzas, pues a veces los títulos se quedan para adornar un muro. Y ustedes, ‘parces’, deben comprometerse con la sociedad. No hay empleo y un mejor sistema de salud porque los corruptos se roban unos 50 billones al año; bueno, que sean 49. Hay que denunciar. Ustedes, a lo mejor, ven que seres cercanos o lejanos, muy ufanos, se enriquecen de la noche a la mañana. Que sin saber de cacería llegan con un jaguar. Pues, a denunciar, ya que lo que se roban es de todos. Los corruptos son vándalos de corbata. Padres, madres, muchos a los que en su entorno no solo los asaltan las dudas sino las deudas, si en su trabajo descubren un corrupto, hay que ‘wasapiarlo’, pues ese pícaro les está quitando oportunidades a sus hijos.

Y, queridos profesores, ustedes que marchan pidiendo justicia social, equidad, garantías, enseñen ética, enseñen respeto por lo público, que a lo mejor un día sus alumnos tienen un mejor futuro. Enseñen civismo, que a lo mejor, otro día, no hay vandalismo. Y Gobierno, los jóvenes cuentan.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-los-jovenes-del-pais-588612

21.16.-Lecciones de la pandemia del covid-19 AMYLKAR ACOSTA

EL CAMBIO CLIMÁTICO: LA TERCERA GRAN CRISIS DEL SIGLO XXI

Hoy, 23 de abril se celebra el Día de la Tierra, de la Casa común, como la llama el Papa Francisco, es la ocasión propicia para discernir sobre las lecciones aprendidas de la pandemia del COVI-19, que nos pueden ser útiles para enfrentar una amenaza mayor, la del Cambio climático.

23 abr 2021.- Esta pandemia ha puesto en cuestión muchos paradigmas, empezando por el sistema económico neoliberal y la globalización, que han hecho crisis y deberán ser repensados y replanteados. Como lo planteó la profesora de economía y Directora del Instituto de Innovación y Propósito Público en University College London Mariana Mazzucato, “esta es la oportunidad. Si no arreglamos el Sistema, no tendremos ningún chance frente a la tercera gran crisis (la del 2008, la del 2020 y la creciente inhabitabilidad del planeta) y todas las otras más pequeñas que traerán aparejadas en los años y décadas que vendrán”.

En este sentido, vale la pena traer a colación el llamado del columnista de El País de Madrid Miguel Ángel García Vega. Nos dice él, en palabras de la Directora de la ONG350.org May Boeve, “las elecciones que hagan hoy los bancos centrales, los gobiernos y las instituciones financieras moldearán nuestra sociedad los años venideros. Las administraciones deben invertir en alejar nuestras economías de la dependencia de los combustibles fósiles y el crecimiento infinito que continúa alimentando el desastre”. Y añade, “el respiro que le hemos dado a la atmósfera es la única luz blanca que cae sobre una oscura pandemia. En China, en donde la polución causa más de 1.6 millones de muertes prematuras, el confinamiento, acorde con el científico de la Universidad de Stanford Marshall Burke, ha salvado al menos la vida de 1.400 niños menores de 5 años y 51.700 adultos de más de 70 años”.

Y, cómo no tomar en consideración las sabias enseñanzas del reputado historiador y escritor israelí Yuval Noah Harari, quien refiriéndose al visionario magnate empresarial Bill Gates, quien vaticinó con 5 años de anticipación en el curso de una conferencia la pandemia del 2020, cuando afirmó que la amenaza no serían los misiles sino los virus y las bacterias, que pese a ello “en los últimos años se habló mucho sobre el peligro de una epidemia y gobiernos y ciudadanos no invirtieron esfuerzos suficientes para prepararse, porque siempre es más fácil enfocarse en las preocupaciones inmediatas que en peligros futuros.

 Pero, ahora nos damos cuenta de que fue un error enorme no prepararnos para esta eventualidad y espero que aprendamos la lección en relación con el Cambio climático: que es mejor invertir dinero ahora para evitar el peor escenario que esperar a que la crisis nos golpee y sea demasiado tarde. Otra lección positiva es la importancia de la educación científica y la confianza en la ciencia y en sus expertos.

En los últimos años vimos un crecimiento de los populismos, con políticos socavando la confianza de la gente en la ciencia, pintando a los expertos como una élite desconectada de la gente a la que no debemos escuchar. Ahora entendemos la inmensa importancia de escuchar a estos expertos, que nos digan qué está pasando y qué debemos hacer”. Así de claro!

Albert Einstein, quien tenía por qué saberlo afirmó que “el mundo no será destruido por los que hacen el mal sino por aquellos que lo miran sin hacer nada” y, como lo sostuvo el secretario general de la ONU Antonio Guterres, “cada día que no actuamos es un día que estamos más cerca del destino que no queremos”.

El mundo oscila entre la certidumbre de la amenaza que se cierne y la incertidumbre atribuible a la falta de consensos en la comunidad internacional y la procrastinación a la hora de actuar. Y, como lo afirma el periodista español Luis Bassets, “la crisis por el coronavirus puede ser el ensayo general para la próxima y más grave provocada por el Cambio climático”.

NO VOLVEREMOS A DONDE ESTÁBAMOS

El gran pensador español Ortega y Gasset acuñó una frase que se ajusta a estos tiempos de tanta desazón e incertidumbre y es de gran utilidad para los tiempos que corren: “yo soy yo y mis circunstancias, si no las salvo a ellas tampoco me salvo yo”. Compartimos con George Soros que “no volveremos a donde estábamos cuando empezó la pandemia”. En concepto de Bill Gates, “es difícil pensar en un problema como el Cambio climático en este momento. Cuando ocurre un desastre, es parte de la naturaleza humana preocuparse solo por satisfacer las necesidades más inmediatas, especialmente cuando el desastre es tan grave como el Covid-19.

Pero el hecho de que temperaturas dramáticamente más altas parezcan lejanas, no las hace menos problemáticas, y la única forma de evitar los peores resultados climáticos posibles es acelerar nuestros esfuerzos ahora”. Gates subraya que incluso mientras el mundo trabaja para detener el nuevo coronavirus y comienza a recuperarse de él, “también debemos actuar ahora para evitar un desastre climático mediante la creación y el despliegue de innovaciones que nos permitan eliminar nuestras emisiones de gases de efecto invernadero”.

Y a ello apunta su más reciente trabajo Cómo evitar un desastre climático. Como él mismo lo sostiene, los estragos del Cambio climático serán peores que los del COVID-19 y lo más deplorable es que el mayor impacto recaerá sobre la población que hizo lo mínimo para provocarlo, que son los más vulnerables.

Una diferencia fundamental entre esta pandemia que nos asola y el Cambio climático es que para contrarrestar aquella, antes de un año desde que se declaró la pandemia por parte de la OMS, ya contamos con varias vacunas, en cambio para evitar que la temperatura global supere en más de 1.5 grados centígrados la era preindustrial nos tomará décadas.

Por fortuna, con la elección de Joe Biden como Presidente de EEUU, la ciencia vuelve a ocupar el lugar de donde la desplazó la superchería, la razón vuelve a primar en donde se enseñoreó la insensatez ignara y honrando el compromiso contraído con sus electores dispuso ratificar el compromiso contraído por la potencia del Norte con la comunidad internacional con la firma del Presidente Barack Obama del Acuerdo de París.

EEUU, entonces, está de vuelta y ello es auspicioso para alcanzar un mayor compromiso y una mayor ambición para el cumplimiento de su agenda. Se respira un nuevo aire en la comunidad internacional, lo cual llevó al Primer Ministro del Reino Unido Boris Johnson a pedir que se convocara al Consejo de Seguridad que ahora preside para abordar la problemática del Cambio climático como un asunto que concierne a la seguridad de las naciones. “El Cambio climático es una amenaza para nuestra seguridad colectiva”, aseguró. El Presidente de Francia Emmanuel Macron coincidió con él al afirmar que “el vínculo entre clima y seguridad, aunque complejo, es innegable”.

Como lo planteó el Secretario General de la ONU Antonio Guterres, al instalar la sesión del Consejo de seguridad el pasado 23 de febrero, “el Cambio climático exacerba las guerras y el Consejo de Seguridad debe afrontarlo”. En un claro viraje de la política y la postura estadounidense con relación al Cambio climático, el “Zar climático” John Kerry, como Enviado especial del Presidente Biden, no dudó en señalar que “indiscutiblemente la crisis climática es un asunto para el Consejo de Seguridad” y remarcando el nuevo estilo multilateralista de la novel administración estadounidense, añadió que “ningún país puede regular esta crisis sólo, es precisamente para este tipo de problemas que las Naciones Unidas fue creada” .

Cabe resaltar la posición asumida por parte de Xie Zhenhua, enviado especial de Pekín sobre el clima, quien sostuvo que “el desarrollo sustentable es la llave para resolver todos los problemas y eliminar la causa de los conflictos” y aunque sostuvo que “la cooperación internacional sobre el clima debe ser tratada en el marco de la Convención internacional de la ONU sobre el clima, como vía principal”, no descartó que se tratara en el seno del Consejo de Seguridad. Rusia, en cambio, sostuvo que ello era una “distracción”. La gran conclusión es que el Cambio climático ya está en la Agenda del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, lo cual es un hecho muy relevante.

  • 21.15.-¿las protestas dan lugar a más contagios?  – DIEGO OTERO
  • Consentimiento informado LUIS NOÉ OCHOA
  • La justicia francesa se interesa por la fabulosa fortuna de Riad Salamé, uno de los hombres más poderosos del Líbano BENJAMIN BARTHE
  • ¿Cómo sobrevivió The Guardian 200 años? LARRY ELLIOTT
De izquierda a derecha: ilustración del sitio del Manchester Guardian en 1821; CP Scott y, arriba, el escritorio de imágenes en 1921; la sala de los subeditores en 1958; la sala de redacción trabajando en la primera edición sensacionalista. Composición: Teri Pengilley / Walter Doughty / The Guardian / Bert Hardy / Getty Images / Sarah Lee

The Guardian es más antiguo que Alemania, el New York Times, la mayoría de las empresas FTSE 100 y fish ‘n’ chips. ¿Cómo duró tanto una pequeña empresa emergente de Manchester de la era del vapor?

7 may 2021.- El día en que The Guardian nació en Manchester, el 5 de mayo de 1821, la gran historia tenía lugar a 4.800 millas de distancia en una isla en el Atlántico sur.

La primera edición del Manchester Guardian, publicada el 5 de mayo de 1821. Fotografía: Guardian News & Media Archive / The Guardian

El hecho de que hayan tardado semanas en conocerse la noticia de la muerte de Napoleón Bonaparte en Santa Elena muestra cómo la comunicación se ha acelerado a lo largo de los años. También muestra cuánto tiempo ha existido The Guardian.

Este fue el mundo de la primera Revolución Industrial, construida en torno a la energía a vapor y los textiles, una época en la que los empresarios de Manchester querían aprovechar el poder de la prensa para impulsar el voto. La energía eléctrica era cosa del futuro. Los ricos andaban a caballo; los pobres caminaban.

En la primavera de 1821, la presión comenzaba a aumentar para la reforma electoral. A George Stephenson todavía le faltaban algunos años para perfeccionar el cohete . Charles Dickens tenía nueve años y aún no se había enfrentado a la indignidad de trabajar en la fábrica de blanqueo de botas que luego se inmortalizó en David Copperfield.

Pasarían ocho años antes de que Robert Peel estableciera la policía metropolitana. Los mártires de Tolpuddle no serían transportados a Australia hasta mediados de la próxima década. Faltaba casi medio siglo para la primera final de la Copa FA. De la política al transporte, de la literatura al crimen, de los derechos de los trabajadores al deporte, los temas se han mantenido inalterados a lo largo de los años.

The Guardian of 2021 ha vivido dos siglos de cambios a menudo desgarradores: dos guerras mundiales; una gran depresión; El ascenso y la caída de Gran Bretaña como potencia industrial; la innovación tecnológica que trajo al mundo el motor de combustión interna, los viajes aéreos y la computadora personal.

Si bien muchas otras empresas que existían en 1821 ya no existen, lo que originalmente era Manchester Guardian ha vivido para ver el amanecer de una cuarta Revolución Industrial, en la que los avances comerciales se encuentran en la inteligencia artificial y la biotecnología .

De las empresas que integran el FTSE 100, solo seis se fundaron antes de The Guardian, lo que subraya el mensaje de Alfred Marshall, un economista de Cambridge, de que al igual que con los árboles en un bosque, habría empresas grandes y pequeñas pero “antes o después”. La edad avanzada los cuenta a todos”.

Un estudio del economista Les Hannah analizó lo que sucedió con las empresas más grandes del mundo entre 1912 y 1995. Más de una cuarta parte (29%) se había declarado en quiebra, 48 habían desaparecido como entidades independientes y solo 28 eran más grandes en 1995 de lo que habían sido. 73 años antes.

Paul Ormerod, autor de Why Most Things Fail, abrió su libro diciendo: “El fracaso nos rodea. El fracaso es omnipresente. El fracaso está en todas partes, en el tiempo, en todos los lugares y en diferentes aspectos de la vida». Incluso en períodos en los que el mundo no se ve afectado por una pandemia, el 10% de las empresas estadounidenses desaparecen cada año.

Todo esto hace que The Guardian, que comenzó su vida como lo que ahora se llamaría una empresa de nueva creación, sea una rareza: un negocio que no ha quebrado, no ha sido absorbido o fusionado en una entidad más grande.

 

El sitio del edificio Manchester Guardian en 1821, de The Manchester Guardian – Un siglo de historia de W Haslam Mills (Londres, 1921). Fotografía: Illustrator desconocido / Archivo GNM 

En verdad, 1821 no fue el momento más propicio para lanzar un periódico. Gran Bretaña seguía siendo en gran parte una economía agraria y el final de las guerras napoleónicas había provocado una grave depresión agrícola. También fueron tiempos difíciles para las fábricas de algodón de Lancashire, donde los salarios de los trabajadores de las fábricas cayeron drásticamente. Los soldados que regresaban del ejército del duque de Wellington en la batalla de Waterloo tenían dificultades para encontrar trabajo. Según Ormerod, la probabilidad de que una empresa se vaya a la quiebra es más alta en los primeros dos o tres años de su existencia y, como dice el ex editor del periódico, Alan Rusbridger , no existía un gran modelo de negocio para el periodismo serio, incómodo e inquisitivo en 1821. Más de lo que hay hoy.

Lo que The Guardian siempre ha disfrutado es una marca sólida y la lealtad de los lectores, ambos vitales si una empresa quiere superar los inevitables momentos difíciles.

“The Guardian siempre ha tenido una posición distinta, han sido los forasteros”, dice Rusbridger. “Estábamos en Manchester cuando todo el mundo estaba en Londres; cuando todo el mundo estaba en Fleet Street, nosotros estábamos en Farringdon Road, éramos de izquierda cuando todos los demás eran de derecha «.

La sala de los subeditores en las oficinas del Manchester Guardian en 1958. Fotografía: Bert Hardy / Getty Images

 Katharine Viner, la actual editora en jefe, dice: “No muchas marcas duran mucho y muy pocas duran dos siglos. Creo que The Guardian ha sobrevivido porque hemos sido absolutamente claros sobre lo que estamos aquí para hacer: nuestro propósito periodístico y a quién estamos aquí para servir”.

A diferencia de algunos periódicos, The Guardian nunca ha tenido un papá multimillonario, pero Viner y Rusbridger señalan su estructura de propiedad única como un factor detrás de su existencia continua.

“La propiedad de Scott Trust, desde 1936, significa que podemos tomar decisiones a largo plazo: por ejemplo, aceptar la revolución digital como una oportunidad y una amenaza”, dice Viner. “Nos dimos cuenta de que somos una organización que cree en la importancia de brindar periodismo a nuestros lectores, no en la impresión de periódicos, una diferencia importante”.

The Guardian, por supuesto, no es la única publicación que ha mostrado poder de permanencia. The Times se remonta a 1785, mientras que el Spectator se publicó por primera vez en 1828. The Observer, el periódico hermano de The Guardian, se imprimió por primera vez en 1791.

La longevidad no ha tendido a correlacionarse con la rentabilidad. Los periódicos , incluidos The Guardian y The Observer, a menudo se han tambaleado al borde del cierre. En 1971, para conmemorar el 150 aniversario de The Guardian, el entonces editor, Alastair Hetherington, escribió un ensayo en el que confesó libremente que el traslado de Manchester a Londres a fines de la década de 1950 había resultado difícil. Tratar de hacer las cosas con muy poco dinero fue el peor error de The Guardian de la era de la posguerra.

119 Farringdon Road fotografiado en 1976, poco antes de que The Guardian se mudara desde sus oficinas de Gray’s Inn. Fotografía: Peter Johns / The Guardian 

Durante gran parte de su vida, junto con el resto de la industria de los periódicos, la supervivencia de The Guardian se vio favorecida por la ausencia de cambios tecnológicos disruptivos. La forma en que se imprimieron los periódicos siguió adelante, pero el modelo de negocio básico (recopilar noticias, imprimir noticias, rellenar los espacios en blanco con publicidad) siguió siendo el mismo. La radio y la televisión eran tecnologías complementarias más que desafiantes.

La revolución digital ha obligado a todos los periódicos a reevaluar sus modelos de negocio. Para The Guardian, sacar provecho de su inversión en Trader Media Group, los editores de AutoTrader, ha proporcionado seguridad financiera.

Viner dice: “Todavía existe un gran riesgo, pero los ingresos de The Guardian ahora son más del 60% digitales y son impulsados ​​principalmente por nuestros lectores.

“En última instancia, sin embargo, The Guardian tiene claro quiénes somos y lo que representamos, como lo expone CP Scott en su extraordinario ensayo de 1921 : que nuestros valores son la honestidad, la integridad, el coraje, la justicia, el sentido del deber hacia el lector y comunidad; que The Guardian siempre debe ser dirigido editorialmente; y que anteponemos el principio al beneficio. Tenemos raíces, tenemos principios, tenemos filosofía, tenemos valores. Sabemos quiénes somos”.

Rusbridger dice: “Si Rupert Murdoch mirara al Guardian, probablemente diría que es un negocio de mierda con el que nadie ganó dinero. Pero aquí estamos 200 años después, tiene mil millones de libras esterlinas en el banco y está muy bien configurado».

Cuando se le preguntó si cree que The Guardian durará otros 200 años, agrega: «Tiene tantas posibilidades como cualquiera».

https://www.theguardian.com/media/2021/may/07/guardian-200-how-survive-two-hundred-years 

21.15.-¿LAS PROTESTAS DAN LUGAR A MÁS CONTAGIOS? DIEGO OTERO

Presidente de la Asociación Colombiana de Economía Crítica-ACECRI
Miembro de Número de Academia de Ciencias Económicas-ACCE

Síntesis

Se analizan las protestas estudiantiles de septiembre de 2020, la Semana Santa de 2021 y las protestas del 28 de abril de 2021 para estudiar la posible incidencia en un aumento de los contagios del Covid-19.

3 mayo 2021.- El gobierno, los gremios, médicos, epidemiólogos, la alcaldesa de Bogotá y otros alcaldes y gobernadores, así como políticos e investigadores han estado contra las protestas porque supuestamente aumentan los contagios.

Con las cifras de infectados diarios que pública el INS se demuestra que esto no es cierto, que no se ve ninguna incidencia de las manifestaciones de los estudiantes en 2020 de las fiestas de Semana Santa de 2021.

E, igualmente, con los datos de Google Mobility no se encuentran incrementos en la movilidad.

En cuanto al paro del 28 de abril se utilizan los datos de Google Mobility para el 25 y 28 de abril, y tampoco se encuentra por las cifras de movilidad entre sectores alguna prueba de la protesta pueda tener un efecto sobre mayores contagios.

Definición del problema

 Se habla demasiado sobre la relación entre los paros, las protestas y el Covid-19.  Los amigos de los encierros de todas las vertientes argumentan que estas expresiones de disentimiento y del derecho a manifestarse aumentan los contagios, y, por lo tanto, atentan contra la salud de los colombianos, cuando deberíamos estar encerrados por dos semanas continuas.

Esta es una idea que se presenta sin ninguna prueba científica, como es normal en Colombia, que se toman decisiones a dedo, sin investigar, por el puro olfato. Y en esto caen, desafortunadamente, los gremios de médicos y epidemiólogos.

Ya lo comenté en un artículo anterior que las protestas en los Estados Unidos de mayo de 2020 por la muerte de George Lloyd, que duraron tres semanas, con manifestaciones en más de 281 ciudades, según investigaciones empíricas de economistas de la National Bureau of Economic Research de los Estados Unidos no dieron lugar a ningún incremento en los contagios por el Covid-19.

En Colombia tenemos tres fechas para analizar. Las protestas de los estudiantes en septiembre de 2020, la semana Santa en 2021 del 31 de marzo al 4 de abril y ahora las protestas del 28 de abril y días siguientes.

Para las últimas protestas todavía no existe la información pertinente, así que habrá que esperar unas dos semanas para comparar contagios antes y después.

Pero para los movimientos estudiantiles de 2020 y la Semana Santa de 2021 sí podemos utilizar las series de contagiados que provee el Ministerio de Salud a través del INS.

Las protestas estudiantiles no causaron aumento en los infectados

Las protestas estudiantiles tuvieron lugar del 10 al 21 de septiembre de 2020. Así que los efectos sobre los contagiados deben haberse dado después del 17 de septiembre hasta el 6 de octubre, para un período de gestación del virus de cinco días y de su suministro de pruebas para un   promedio diario de 10 días.

En el cuadro 1 se muestra la dinámica de los infectados por el Covid-19 del período 3 de septiembre al 22 de octubre. Las cifras son muy evidentes: hasta el 8 de octubre los casos diarios disminuyeron, con lo cual las manifestaciones estudiantiles no tuvieron impacto en el incremento de los casos de Covid-19.

Los informes de movilidad de Google de septiembre 2021 no muestran cambios significativos en la movilidad, son iguales antes del 10 de septiembre hasta los ocurridos el 27 de septiembre. Es decir, no aumentó la movilidad en los diferentes sectores.

Cuadro 1 Incrementos diarios de los contagiados según promedio móvil semanal

Fuente: cálculos el autor con base en información del Ministerio de Salud

La Semana Santa no incidió en aumentos de los contagiados

Las fiestas de Semana Santa comenzaron el 31 de marzo y terminaron el 4 de abril de 2021. Se supone que el período de germinación del Covid-19 dura 5 días, y que los resultados de las pruebas pueden darse a partir de tres a quince días, con un promedio de diez días después, es decir, que, en las estadísticas del Ministerio de Salud, los nuevos contagiados deberían haberse detectado a partir del 8 de abril.

En el cuadro 1 se presenta el crecimiento nacional diario del Covid-19 del 20 de marzo al 27 de abril, por períodos semanales.  Allí se ve claramente que la Semana Santa no tuvo ningún impacto en el crecimiento de los infectados diarios.

En efecto, después del 13 de abril la tendencia es decreciente. Del 7 al 13 de abril, donde, supuestamente, ya en las cuentas hay infectados por la Semana Santa, el crecimiento de 38,0 por ciento es similar a lo ocurrido del 31 de marzo al 7 de abril, y para los siguientes períodos hay fuerte descenso.

En conclusión, no hubo ningún impacto creciente en los contagiados por las vacaciones de Semana Santa.

Cuadro 2 Incrementos diarios de los contagiados según promedio móvil semanal

Fuente: cálculos del autor con base en información del INS

Las protestas del 28 de abril y días siguientes

Todavía no se puede analizar el impacto sobre la pandemia del paro del 28 de abril y los siguientes días porque hay que esperar por lo menos quince días para las cifras de contagiados.

Pero, hay una información de Google Movilidad por sectores, que es una forma de estudiar la movilidad diariamente. En el cuadro 3 se presentan los valores nacionales y los de Bogotá por ser el centro de las protestas y donde más gente se movilizó el 28 de abril.

Aquí hay que mirar los datos con cuidado. Para tiendas y ocio hay más movilidad el 28 que el 25 de abril, lo miso que, para supermercados y ocio, parques y zonas residenciales. Para estaciones de transporte no se dio ningún cambio en la movilidad, pero la caída fue muy fuerte en los lugares de trabajo.

¿Qué significan estos resultados?  Que menos gente fue a trabajar y más se quedó en sus hogares, en los parques, en los supermercados y farmacia, en tiendas y más se dedicó al ocio. Interpretado de otra manera, si hubo gente que salió a marchar hubo mucha que se quedó en su casa, dejo de ir a trabajar y se dedicaron más a descansar en parques, y a realizar diligencias en supermercados, farmacias y tiendas.

O sea, la protesta del 28 de octubre no implicó más gente en las calles ya que muchos no fueron a trabajar o se quedaron en sus casas o fueron a los parques. Importante el efecto sobre el trabajo, porque este es un sitio de fuerte aglomeración que da lugar a contagios. Los marchantes no cumplen el distanciamiento social, pero usan mascarillas y están en un ambiente abierto de mucha ventilación.

Así que no es cierto que las protestas pueden dar lugar a más contagios, tal como lo vimos con las protestas estudiantiles.

Cuadro 3 Movilidad en el país y Bogotá para el 25 y 28 de abril de 2021Fuente:

Google Mobility

21.15.-Consentimiento informado LUIS NOÉ OCHOA

Salgamos vacunados, con banderas blancas, a rechazar a los violentos y pedir respeto por la vida.

Tenía miedo, pero no dudas, para mi primera vez. Y me dolió un poquito, pero la felicidad fue plena. Después de este largo confinamiento, de miedos y alcohol en vez de loción, de ver con dolor que el covid-19 se ha llevado a más de 76.000 compatriotas, me llegó el turno. Sería vacunado en el cubo. O en el hombro, pero en el cubo de Colsubsidio, el jueves pasado.  

7 may 2021.- Allá estuve con Adriana, mi acompañante de hace más de 30 años, que me inyecta dosis de felicidad. Hay organización y prevención, desinfección, distanciamiento. Y mientras se espera el turno, queda tiempo de reflexionar sobre la vida, la muerte, la sociedad, etc.

Yo pensaba en el consentimiento informado, que es aceptar, aprobar, entender, consentir. También, ¿qué reacción tendré? ¿A qué horas la humanidad se metió en estas? ¿Cómo en un año largo el mal ha matado a más de 3 millones de personas en el mundo? ¿Cuándo pasará esta pandemia? ¿Vendrá otra después? ¿Cuándo terminará el Gobierno aquí de aplicar los 37.750 millones que se propone? Y, a pesar de haber empezado tarde, uno allí ve que sí se hacen esfuerzos por inmunizar a la gente.

Es urgente apagar esta violencia. Para ello se necesitan vacunas contra otros males. Contra la sordera de la dirigencia y contra el odio, que mata como el covid.

Mientras los coordinadores iban llamando, “los de primera dosis, aquí, por favor; los de segunda, acá…”, pensaba también si así sería, por ejemplo, para la entrada al cielo. Unos ángeles con mascarilla, pues uno olerá a muerto, diciendo: ‘Los que fueron corruptos, en esta fila larga; los infieles, en esta; los asesinos, aquí, pues van para el sótano; los ladrones, vándalos violentos, atracadores, allí, que van para ‘tierra caliente’ ’…

Estando ahí nos enteramos del vil atentado, en Pereira, contra el líder pacifista Lucas Villa, un tipo alegre, bailarín, valiente, que pedía, con voz fuerte –que debe retumbar el todo el país– que no sigan matando a los colombianos. Le dispararon. Ahora toca pedir en voz alta justicia para él. ¿A quién le interesaba matarlo?

Y llegó mi turno de vacuna, con el miedo que les tengo a las agujas, más que a una mala reforma fiscal. Me inyectaron mi primera dosis de la Pfizer. Por un instante sentí ganas de salir como los futbolistas que anotan y se quitan la camisa y la baten al aire… Es que se siente entre alivio y alegría.

Por ahora, el efecto es que amanecí hablando una mezcla de alemán y gringo, Impfstoff, first dose (vacuna, primera dosis). Y solo duele un poco el hombro. Pero duele esta patria. Porque pensaba yo allá en lo ‘paradójico’ de este país: mientras unos procuran salvar vidas, otros las siegan, o promueven los contagios. Lo que nos está pasando en esta agitación social es cada vez más miedoso e indignante. Ya se habla de 37 muertos en diez días de paro. Y de desaparecidos. Aquí hay muertes de lado y lado. Hay tensión, se respira odio, que viene de viejas cepas políticas.

Manifestarse es un derecho sagrado, se debe respetar, y hay motivos valederos. Pero manos criminales aprovechan, destruyen, asesinan y quieren desestabilizar el país. Con esto perdemos todos. Es urgente apagar esta violencia. Para ello se necesitan vacunas contra otros males. Contra la sordera de la dirigencia y contra el odio, que mata como el covid. Y se requieren dosis de generosidad, con refuerzos de unidad. Bien hace el Presidente, que necesita un refuerzo de liderazgo, en llamar al diálogo, y bien, los que toman el testigo: las cortes, los partidos, los gremios. Y urge una buena dosis de realismo de las partes.

Alto el fuego, alto los asesinatos de lado y lado. Si hay que hacer reformas –por ejemplo, la de la salud–, se debe buscar el consentimiento informado de la ciudadanía. El Gobierno las debe socializar. Hoy es fácil. Y así, muchas otras decisiones. Mientras tanto, salgamos vacunados, con banderas blancas, a rechazar a los violentos y pedir respeto por la vida y por el derecho a manifestarnos en paz. ¡Arriba, Cali, oís!

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-sobre-el-dialogo-en-el-pais-las-marchas-y-las-vacunas-586940

21.15.-La justicia francesa se interesa por la fabulosa fortuna de Riad Salamé, uno de los hombres más poderosos del Líbano BENJAMIN BARTHE

Las asociaciones presentaron dos denuncias por blanqueo de capitales contra el gobernador del Banco Central Libanés, que tiene un vasto patrimonio mueble e inmobiliario en Europa.

Un retrato de Riad Salamé, durante una manifestación contra el gobierno, el 23 de octubre de 2019 en Tiro (Líbano). AZIZ TAHER / REUTERS

¿Va a tener lugar la crisis libanesa en los tribunales franceses? Si bien nada parece ser capaz de detener el colapso económico y social del país de los Cedros, dos denuncias por presuntos actos de blanqueo de capitales y fraude, cometidos en el Líbano y fuera del país, se presentaron en Francia, ante la Fiscalía Nacional Financiera. (PNF).

3 may 2021.- Ambos apuntan a uno de los hombres más poderosos del Líbano: el inamovible gobernador del banco central, Riad Salamé , de 70 años, en el cargo desde 1993. Adorado durante mucho tiempo por su política de paridad entre la libra y el dólar, que ofrecía a los libaneses un estándar inesperado. de vivir en las décadas de 1990 y 2000, hoy está condenada a quejas de gran parte de la población. Este último lo considera uno de los principales culpables de la quiebra del estado y el colapso de la moneda nacional , que ha perdido el 90% de su valor frente al dólar desde el otoño de 2019 y ha volcado a más de la mitad de los libaneses en la pobreza. .

La primera denuncia, interpuesta el 16 de abril por el abogado Antoine Maisonneuve, proviene de la fundación suiza Accountability Now, que lucha contra la impunidad de la que siempre ha gozado la oligarquía política y económica libanesa. El segundo fue interpuesto el 30 de abril por los abogados William Bourdon y Amélie Lefebvre, en representación de dos organizaciones: la asociación Sherpa -de la que M  Bourdon fue fundador y durante mucho tiempo presidente-, especializada en la lucha contra la delincuencia económica en torno a el mundo; y el Colectivo de Víctimas de Prácticas Delictivas y Fraudulentas en Líbano, un grupo franco-libanés decidido a arrojar luz sobre la corrupción que azota al país.

«Un patrimonio de varios cientos de millones de euros»

En el documento enviado a la PNF, que obtuvo Le Monde, estas dos organizaciones argumentan que el Sr. Salamé, también de nacionalidad francesa, ha acumulado ilegalmente “un patrimonio de varios cientos de millones de euros”. Según ellos, el “monto desproporcionado” de su fortuna personal, que sus sueldos y salarios oficiales no pueden justificar, “acredita la existencia de blanqueo de capitales”.

Esta denuncia también implica al hijo de Riad Salamé, Nadi Salamé, de 34 años, quien también tiene doble nacionalidad, al hermano menor del gobernador, Raja Salamé, de 60, y a su colaboradora más cercana en Banque du Liban (BDL), Marianne Hoayek, de 40 años. Un trío estrechamente asociado a las innumerables inversiones realizadas en el exterior por el gran financiero libanés durante los últimos veinte años.

A las sospechas sobre el origen de su fortuna, Riad Salamé lleva año y medio respondiendo de forma coherente. Explica que en 1993, fecha de su llegada al BDL, su patrimonio personal ascendía a 23 millones de dólares (19 millones de euros), resultado de dos herencias y sus emolumentos pasados ​​en el banco de inversión. Merrill Lynch, y que el crecimiento de su patrimonio ya que, resulta de inversiones que no contravengan las obligaciones de su cargo. Este punto es debatido entre los juristas del país del Cedro. Si bien el Código de Crédito y Moneda de 1963, que rige el funcionamiento del BDL, autoriza a su director a tener una cartera de acciones, le prohíbe “cobrar intereses de una empresa privada”.

Lea también «El robo del siglo» de bancos en el Líbano

Contactado por Le Monde sobre la remisión a la PNF, el Sr. Salamé respondió a través de su abogado parisino, Pierre-Olivier Sur. Denunciando una “estrategia de comunicación hábilmente orquestada”, este expresidente del Colegio de Abogados afirma que “hasta la fecha ninguna información contenida [en la denuncia] ha sido confirmada por ninguna autoridad judicial, ni en Francia ni en el extranjero. (…) “Todos entenderán que la situación extremadamente dolorosa en el Líbano explica la búsqueda de un chivo expiatorio, pero no a costa de violar la presunción de inocencia y la instrumentalización de la justicia”, agregó.

Monturas opacas y nominadas

Las acusaciones realizadas en la denuncia por Sherpa y el colectivo franco-libanés se basan en una variedad de documentación: un informe de investigación del Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP), una plataforma de periodismo colaborativo, y la revista en línea libanesa Daraj ; una investigación de la fiscalía suiza, que se filtró en Le Temps; el trabajo de Guernica 37, bufete de abogados británico especializado en la lucha contra la corrupción, que dio lugar a la presentación de una denuncia en el Reino Unido; y el resultado de la investigación realizada por los propios denunciantes. La denuncia Accountability Now se basa en las investigaciones iniciadas por esta fundación, que reúne a juristas y expertos en inteligencia económica.

Lea también: El banco central del Líbano, un «Estado dentro del Estado», opaco e intocable

Este trabajo ha revelado una desconcertante red de cuentas y sociedades de inversión domiciliadas en paraísos fiscales, vinculadas por acuerdos opacos, a menudo administrados por testaferros como Nadi Salamé, y de los que Riad Salamé es el beneficiario final. El hombre que durante un cuarto de siglo alentó a sus compatriotas residentes en el exterior a invertir sus ahorros en el país, ensalzando la fortaleza de los bancos locales, hizo, con su propio dinero, exactamente lo contrario de lo que ‘preconizaba’.

Riad Salamé, por ejemplo, posee tres sociedades holding luxemburguesas que han invertido en toda Europa: edificios y aparcamientos en Munich, oficinas en Bristol y Londres, locales comerciales en Leeds, etc. El gabinete de Bourdon estima que la cantidad de sus activos alojados solo en el Gran Ducado es de 94 millones de dólares. En Suiza, según el Fiscal General de Berna, ascienden al menos a 50 millones de dólares. El depuesto VRP del sector bancario libanés es un gran fanático de las finanzas extraterritoriales.

El intrigante viaje de Marianne Hoayek

A Riad Salamé también le gusta mucho invertir en piedra. Accountability Now se ha centrado en realizar un seguimiento de la gran cantidad de compras inmobiliarias que ha realizado. «Solo en Francia, la fundación ha ubicado apartamentos en la avenida [Georges-] Mandel y la avenida Victor-Hugo en París, oficinas en los Campos Elíseos y otras propiedades «, explica la abogada de Accountability Now, Zena Wakim. Todos estos inmuebles están valorados en unos 35 millones de euros. Están a nombre de Riad Salamé o miembros de su séquito y fueron adquiridos tras su nombramiento al frente de la BDL. “ M  On desmiente Según él, Riad Salameh tiene sólo dos propiedades en Francia, adquiridas antes de asumir el cargo en BDL.

La denuncia de Sherpa y el colectivo franco-libanés también apunta al intrigante viaje de Marianne Hoayek. Ingresada como simple pasante en el BDL en 2003, esta ex-finalista del concurso Miss Líbano fue impulsada cuatro años después al cargo de directora de la oficina ejecutiva de la institución, responsable de su reestructuración. En 2013, habría comprado un apartamento en el «triángulo de oro» de París, avenue de Messine, por valor de 1,8 millones de euros, pagado en efectivo.

El protegido de Riad Salamé, que reclamaba, en 2020, recibir un salario de 8.000 dólares mensuales y ha declarado, según los demandantes, no heredar ni donar, también tendría acciones de una empresa británica, Lemonthree Limited, de la cual activos se situó en $ 2,3 millones en 2018. La Sra.  Hoayek no respondió a las solicitudes de Le Monde de una reacción .

Sospecha de blanqueo de capitales

Las revelaciones más vergonzosas para el clan Salamé provienen de Suiza. El Fiscal General de Berna, que envió una solicitud de asistencia judicial recíproca a Beirut, descubrió que entre 2002 y 2015 el BDL pagó 333 millones de dólares en la cuenta de Ginebra de una empresa desconocida, llamada Forry, incluido Raja Salamé, el hermano, es el beneficiario. La versión oficial es que se trata de comisiones perfectamente legales. Riad Salamé ha firmado efectivamente un contrato con su hermano menor en el que le confía la promoción de las letras del Tesoro libanés.

Leer también En Líbano, el «partido de los bancos» se interpone en el camino del plan del FMI

En un artículo del Financial Times, el titular del BDL rechazó cualquier favoritismo y cualquier malversación, afirmando que los pagos no se hicieron en detrimento del banco central, «sino de los participantes en la operación», es decir, de la suscriptores de bonos del Estado. Los investigadores suizos, que dudan de la realidad del trabajo realizado por Forry, sospechan por su parte de una malversación, sumado a operaciones de blanqueo de capitales.

Según ellos, parte de los millones de dólares transferidos a Raja Salamé luego pasó a cuentas pertenecientes a Riad Salamé y Marianne Hoayek. Le Monde no pudo llegar al Raja Salamé. “Mi integridad nunca ha sido cuestionada. Siempre he ganado mi dinero legítimamente”, dijo al Financial Times .

La asociación Sherpa y el colectivo de depositantes franco-libaneses también se apoderaron del PNF del jefe del fraude. Esta imputación se refiere a la “ingeniería financiera” andamiada por Riad Salamé, que permitió disimular, durante muchos años, la insolvencia estructural del Estado, al tiempo que ofrecía jugosos beneficios a los bancos libaneses y sus accionistas. Este sistema, basado en desafiar las tasas de interés de alrededor del 15%, que requirió una afluencia cada vez mayor de billetes verdes, ha sido llamado «esquema Ponzi» por muchos expertos.

«Abre una caja de Pandora»

La maquinaria se paralizó a finales de la década de 2010, debido al aumento descontrolado de la deuda (90.000 millones de dólares a finales de 2020) y la ralentización de las transferencias de la diáspora libanesa. Hoy, los libaneses ya no pueden transferir o retirar sus ahorros en dólares, si no en libras libanesas, a un tipo de cambio muy por debajo del del mercado negro (3.900 libras por dólar, en lugar de 12.000). Si bien parte de la élite económica y política del país han logrado asegurar su fortuna, los depositantes comunes sufren un facto de corte de pelo, a través del cual los bancos pueden esperar para limpiar sus balances.

Lea también Riad Salamé, la quiebra del «mago» libanés

«Nuestra denuncia tiene como objetivo abrir una terrible caja de Pandora» , dice el abogado William Bourdon, quien espera recibir información adicional, implicando a otras personalidades libanesas. Activistas y ciudadano libanés, apoyado por un colectivo de asociaciones, incluido Transparencia Internacional, lanzaron recientemente una plataforma segura y anónima, Alerte Liban, destinada a denunciar la malversación de fondos perpetrada en su país. En Transparencia Internacional, que mide el grado de percepción de la corrupción, el Líbano está en el 149 º  de 180.

La pelota está ahora en la cancha de la PNF. A él le corresponde estudiar la denuncia y decidir si justifica la apertura de una investigación judicial.

https://www.lemonde.fr/international/article/2021/05/03/liban-la-fortune-de-riad-salame-sous-la-loupe-de-la-justice-francaise_6078892_3210.html

 

  • 21.14.-«Los bárbaros están volviendo»
  • ¡Reprobados desde niños! AMYLKAR D. ACOSTA
  • ¿Qué camino coger? LUIS NOÉ OCHOA
Fuentes: Luzes/Público [Foto: Costa-Gavras — Luis Otero]

Cineasta tan célebre como personal, extrovertido y políglota, pletórico de forma y lleno de lucidez, Costa-Gavras (Atenas, 1933), el autor franco-griego de Z (1969) y Desaparecido (Missing, 1982) sintetiza en esta entrevista una vida apasionante y ofrece su perspectiva sobre España y el mundo actual.

29 abr 2021.- Costa-Gavras llegó a Francia en los primeros años 50. Formado en el prestigioso Institut des Hautes Études Cinématographiques (IDHEC), su trayectoria, un montón de filmes míticos, destaca por su capacidad de construir relatos de género que van del thriller al drama, del filme judicial a la narración social, en los que la política y el entorno social son esenciales. Depredador de todo totalitarismo, comprometido con la realidad, Costa-Gavras va en dirección contraria a muchos de los directores de la época, al tiempo que atraviesa un período fértil y revelador en la historia sociopolítica y artística europea con el respaldo de público, crítica y profesión, alcanzando los principales premios (Oscars, Globos de Oro y triunfos en Cannes y Berlín).

¿Cómo son sus orígenes en el cine? 

El cine que había en Francia no me interesaba. Ya lo había visto en Grecia, un cine estandarizado, de acción, de humor, etcétera. Sin embargo, en Francia, a pesar de hacer estudios de Literatura, encontré la Cinemateca, donde había cine clásico. Fue un descubrimiento importantísimo y me interesó mucho. Primero, quise aprender a escribir, y fui a la Escuela de Cine, al IDHEC, estudié dos años, y después, con una suerte extraordinaria, me pidieron hacer un primer trabajo de cine por unos días. El primer ayudante era Claude Pinoteau, que luego fue director. Así entro en el cine francés, lo que era bastante difícil, especialmente para un extranjero. Además en el puesto de ayudante. En ese momento era posible trabajar con gente como René Clair, Jean Cocteau, René Clément, Henri Verneuil, Jacques Demy, Clouzot… Fui ayudante de alguno de ellos. Conocí también a todos los grandes actores, pues en este período los ayudantes hacían el casting y había una relación muy próxima con ellos. Conocí a Montand, Piccoli, Trintignant… La primera película fue como un ejercicio escolar desde hacer el guión. El director de estudio leyó el guión y así se hizo. En la medida en que yo tenía un guión, el thriller, que era atractivo, generó interés y tuvo un gran reparto. La película funcionó muy bien.

Era Los raíles del crimen (Compartiment tueurs, 1965)…

Sí, y la segunda, Sobra un hombre (Un homme de trop, 1967), sobre la Resistencia francesa, fue un fracaso. Lo curioso es que ahora salió en DVD por primera vez y triunfó, tuvo unas críticas extraordinarias. Después hice Z (1969), donde está lo que me interesó siempre del cine. Cuando mi primera película tuvo éxito en los Estados Unidos, Harry Saltzman [el productor de James Bond] me propuso hacer una. Me preguntó: «¿Qué película quieres hacer?». Yo le dije que La condición humana, de André Malraux. Dijo: «¿Qué? Hacen falta muchos chinos, no se puede» [ríe].

Lo que no había en el cine era un tipo de película acerca de la condición humana, de las revoluciones, las luchas cotidianas, las luchas no solo políticas sino también sindicales. No las había en este período. En Francia había la Nouvelle Vague, nos interesaban otro tipo de películas después de las grandes películas de los años 50, 60… Yo quería volver a este tipo de cine, influido posiblemente por películas americanas como Las uvas de la ira y cierto cine social muy interesante.

¿Qué tipo de películas le gustan o le interesan? En alguna entrevista hablaba de Avaricia (Greed, 1924), de Stroheim, como una revelación para usted. 

Greed es una película de varias horas que parecía una tragedia, como la antigua tragedia griega. Había la posibilidad de hacer en el cine ese tipo de películas, cine no solo para divertir, como el fútbol.

Desde Latinoamerica a Europa, el mundo corporativo, la banca, las empresas y esas luchas cotidianas o los sistemas totalitarios… De alguna manera su cine recorre toda la historia de su época, de aquellos sistemas políticos o sucesos que ocurrieron en la realidad a su alrededor. ¿Existe desde el principio en su cine la voluntad de contar relatos sociales o es algo que va sucediendo sobre la marcha? 

De base, siempre me interesaron la resistencia y el poder. Y cómo en nuestra sociedad el poder participa como represión en nuestra vida diaria. Además, el poder es algo que tenemos todos. No es solo el poder político, eclesiástico, económico, nosotros tenemos poder sobre algunas personas y hay personas que lo tienen sobre nosotros. Esta relación con el poder me interesa mucho porque de ella dependen la felicidad y la infelicidad. Después viene también la resistencia. Cómo resistimos a lo negativo. Resistir es lo más importante, si no, nos convertimos en esclavos. Son los temas que hay en mis películas, lo que a mí me interesa.

Hay un elemento singular en sus películas que es que ese análisis o crítica al poder va dirigida a todos los tipos de poder. Pueden ser los tupamaros, el retrato de Arthur London en La confesión (L’aveau, 1970), la ocupación alemana, el nazismo, el golpe de Pinochet… Recuerdo El sendero de la traición (Betrayed, 1988), donde se habla también de la banalidad y de la normalidad del mal. De cómo bajo un hombre común pueden ocultarse formas inquietantes de poder. 

Porque el poder es como una droga, cuando tienes poco quieres más y más. ¿Y cómo hace uno para alcanzarlo? Algunas veces va por direcciones legítimas, pero puede optar por otros caminos. Como el dictador griego de Z, Papadópoulos, que no era un general, era un coronel que alcanzó un poder enorme. El poder es seguramente el aspecto humano más importante.

Después del éxito de Z, ¿tiene libertad creativa para hacer sus películas? 

Absolutamente. Es la ventaja de tener éxito con una película. La confesión era un libro imposible, enorme, 500 páginas, cuando la gente lo veía no lo creía posible. Semprún y yo hablamos mucho y, finalmente, resultó fácil de hacer.

En ese momento, todas las películas empiezan a tener proyección internacional. 

Sí, es decisivo tener buenos actores. Les llaman stars porque son buenos actores. Aunque también hay stars que no lo son.

Hay varios rodajes en los que tiene producción estadounidense. ¿Percibe diferencias en esto además de en la parte cultural?

Las primeras películas, las que más me interesaron, las hice en Estados Unidos. Me ofrecieron hacer El Padrino, y no me interesó nada. El libro, para mí, no era un buen libro. Coppola hizo una película extraordinaria que yo no podría hacer porque yo no era americano. Sí que acepté hacer Missing (Desaparecido) pidiendo a cambio controlar también el casting. Y aceptaron. Además, hice la posprodución en Francia. Fueron las condiciones que puse y me dieron libertad.

Hay un debate, casi siempre que el cine toca la política, sobre la forma, sobre cómo se cuentan las historias. Con usted, con Ken Loach y con otros cineastas, siempre se discutió que se acercaran a formas populares, lo que permite que sean más accesibles. ¿Que opina de eso? 

Este fue un debate muy potente, especialmente con la Nouvelle Vague. La tradición de la construcción de un guión es de origen griego. El teatro griego es un thriller, todas las tragedias griegas lo son en cierto modo. En esta construcción el interés va en aumento para llegar al final. Eso me parece esencial. No se puede hacer siempre con esa simplicidad, pero generalmente esa es la dirección que yo tomé desde mi primera película.

Siempre me interesa saber qué proyectos quedaron por el camino, qué obras se frustraron o no llegaron a ser realizadas

Había un proyecto del que hicimos el guión, El cormorano, la historia de una gran compañía internacional que cambió la política del Estado, como sucedió en cierto momento en Portugal. No debemos dar el nombre del país, dejaba todo y se marchó a otro país. Pasa cada día, pero no encontré el dinero para hacer este proyecto. Nadie quiso. William Holden había aceptado hacerla, pero no encontramos inversión. Los americanos habían aceptado, hablé con actores como Meryl Streep y Al Pacino, pero dije que había que hacerla en China. Fui allí, primero querían hacerla, pero después querían cambiar todo el guión. Finalmente, acepté que no se podía hacer. Precisábamos el paisaje chino. Intentamos realizarla en otros países y los americanos propusieron reproducir todo en Hollywood, pero era imposible. Se dieron las condiciones económicas, pero no de localización.

¿Encontró alguna vez dificultades o intromisiones de los productores por la audacia política, o porque eran temas que no interesaban? 

Sí, con algún proyecto. Con Z, por ejemplo, la gente decía que nunca funcionaría. Pero había que insistir, y finalmente se hizo, los actores aceptaron y la película se hizo porque Jacques Perrin había luchado mucho y también los argelinos, pues Argelia es el país donde se rodó.

En algunas de sus últimas películas, como Arcadia (Le couperet, 2005) y El capital (2012), analiza las estructuras económicas próximas a la parte sociopolítica. ¿Es esa su visión de la sociedad y enlaza con todas las películas anteriores? 

La sociedad ha cambiado. Todo el mundo habla hoy de democracia, pero hay otro poder que ha llegado llegó, que existe hoy, que es el dinero, el súper capitalismo. En el cine, los temas de poder están aquí hoy, en la economía. No se habla de otra cosa. Todo el mundo conoce el Dow Jones.

Otros tipos de totalitarismo, Stalin, el nazismo y ahora este capitalismo… 

Exactamente, son otro tipo de totalitarismos.

Me gustaría que hablara ahora de Semprún, que fue guionista en tres de sus películas (Z, La Confesión y Sección especial) y de la idea que tiene sobre España, un país con una historia convulsa en el siglo XX y hasta la actualidad. Con Semprún llegó a haber un proyecto sobre Yoyes, la etarra asesinada… 

Él no podía hacerlo en ese momento porque era ministro, y yo no quería hacer un tema español sobre alguien que no conocía. Pero después, con Jorge, hicimos películas sobre verdaderas historias, pero siempre tuvimos el problema de escoger personajes y situaciones. Porque una película como La confesión o como Z podía durar horas. Hablé con Jorge de hacer una película sobre Malraux, una oportunidad para hablar sobre España y sobre cómo se hace el cine en España. Cómo Malraux cambió completamente, cómo conoció el PC, llegó a Francia y dijo: «Se acabó», esa declaración extraordinaria al llegar a Francia. Además, había una historia de amor muy interesante. Hablamos e hicimos un primer trabajo muy largo. Primero trabajamos el libro y después el guión. Cuando terminó, Jorge fue al hospital con dolor de espalda y le detectaron cáncer. Duró semanas. Con él había intención de permanencia, de hacer algo juntos, algo que nos había interesado a los dos, sobre Francia y España.

Alberto Costa-Gravas.  Luis Otero

Curiosamente, en España, Semprún es una figura respetada pero su obra es muy poco conocida, como pasa con otros personajes de la resistencia y el exilio. 

Es curioso, sí.

En los últimos años hubo tentativas de revoluciones democráticas, un caso es Grecia.

Un caso muy particular. A lo largo de la historia, Grecia siempre ha sido un laboratorio. Tsipras empezó muy joven, con un problema de deuda enorme. Imposible de pagar. Había que encontrar soluciones. Además no tenía todo lo poder. Tenía el 36% de los votos. Va a Europa, sin experiencia con los europeos, que son monstruos de la economía. Tiene cerca de él a Varoufakis y esta relación es importante. Pero, ¿qué hacen los europeos? Todo lo que pueden para separarlos. Y lo consiguen. Merkel, que le prometió todo a Tsipras, que participó en esta separación, pensaba al principio que había algunos gestos para mejorar la situación en Grecia. Pero 300.000 jóvenes se fueron del país, una pérdida enorme para el futuro. Los salarios bajaron un 40 %. Todo esto se volvió contra Tsipras y Alemania no hizo el mínimo gesto, al contrario. Pidió más y más y más. Los griegos votaron una segunda y una tercera vez a Tsipras porque no había otro.

La historia va muy rápido y Tsipras poco menos que cayó en el olvido. Aquello ha quedado como un movimiento político abortado que acabó entrando en las convenciones. ¿Qué piensa de algunas de las cosas que suceden ahora? El Brexit, Trump, la ultraderecha en Francia… 

Estamos entrando en un período de barbarie. La extrema derecha ha vuelto a Grecia. Amanecer Dorado celebra el nacimiento de Hitler. Eran muy pocos, pero con el drama económico griego ahora son un 13% o un 15 % ya. Y no solamente en Grecia. En Francia, con la vieja historia de Le Pen, pero también en Austria, en Alemania… Los bárbaros están volviendo. Y lo peor es en América. Recuerdo un detalle, cuando hice Bretrayed

Betrayed parece una película anticipatoria…

Sí. Y muchos americanos me dijeron: «¿Dónde has visto esto? No existe en los Estados Unidos». Pero yo lo había visto en la gira que había hecho por el país. Decían que éramos comunistas que veníamos de Europa.

¿Qué relación ha mantenido estos años con Grecia? Llegó a Francia en los años 50, a veces se habla de usted más como francés y se olvidan sus orígenes. 

Yo son bígamo [ríe]. Pasé casi 20 años en Grecia, y Grecia no se olvida. Pero Francia me lo dio todo. Nunca soñé que habría podido tener la vida que tengo en Francia. No sólo en lo profesional, sino que me piden que participe en la vida política y cultural. Grecia no me lo dio, al contrario, yo escapé de allí. Mis raíces son griegas, pero culturalmente soy más francés que griego.

En España estamos interesados en cómo nos ven desde fuera. ¿Qué opina de lo que ocurre en este país? ¿Cómo ve nuestra sociedad? ¿Cree que hay posibilidad de ascenso de la extrema derecha aquí?

Es una situación muy difícil y también muy peligrosa, porque si se usa la violencia, y no las vías democráticas, para resolver el problema de Cataluña, las consecuencias pueden ser muy graves. No hay que tomar posición por unos o por otros, es una cuestión española. Hay que salvar a Europa también. Yo creo mucho en Europa, estas cosas me parecen importantes por la problemática española. No sé qué va a pasar después de las elecciones, pero el uso de la violencia me parece muy, muy negativo. Los problemas humanos deben solucionarse con el diálogo y con la cesión por ambas partes para llegar a una solución que pueda contentar a todos, porque si no podemos acabar en una guerra civil, como ya pasó aquí y en Grecia.

En cuanto a los Estados Unidos, ¿piensa que Trump viene a demostrar la actitud demasiado cómoda o de dependencia que tuvo Europa con los Estados Unidos en muchos aspectos? 

América no es lo que la gente quiere que sea. También es esto. Lo peor de todo es el problema ecológico. No hablamos mucho de ello, pero la población aumenta y somos un cáncer para la tierra. Destruimos todo. Hoy pensaba desde el avión que somos cómo animales que devoran la sustancia de la tierra. ¿Qué va a pasar cuándo se agote por completo? Nadie lo piensa. No será en mi generación, pero tengo nietos, ¿qué van a hacer aquí? ¿Cómo van a vivir? Se dice que en algunas pequeñas islas, en Tahití, por ejemplo, la gente está pensando en construir muros para evitar la subida de las aguas. Además, está el colosal problema de la emigración. Es un problema que no va a acabar, mire lo que está pasando en algunos países, la situación es terrible y la gente quiere una vida mejor. Ese problema no parece interesar a los jefes de Estado. No se preocupan de esto, solo piensan en las próximas elecciones.

Esta entrevista se publicó originalmente en gallego en la revista Luzes https://luzes.gal.  Ahora Público la reproduce como parte de un acuerdo de colaboración con la revista. https://blogs.publico.es/publico/2020/02/25/el-periodismo-pausado-e-inconformista-de-luzes-ahora-tambien-en-publico/ . Aquí puedes encontrar más artículos de Luzes en Público. https://www.publico.es/luzes

https://rebelion.org/los-barbaros-estan-volviendo/

21.14.-¡Reprobados desde niños! AMYLKAR D. ACOSTA

“El futuro está abierto, no está predeterminado, todos nosotros contribuimos a determinarlo” Popper

ENTORNO ADVERSO

La realidad y el entorno socioeconómico en el que nacen y se desenvuelven las personas condiciona su condición social, el desarrollo de sus capacidades y su desempeño hacia el futuro. No da lo mismo haber nacido en Dinamarca que en Cundinamarca, ni da lo mismo haber nacido en El Chicó que en el Chocó, como tampoco haber nacido en la península Ibérica que en la Península de La guajira. Desde la gestación y lactancia de la niñez misma se empiezan a marcar las diferencias.

26 abr 2021.- En Colombia, además, hay enormes brechas en cuanto al acceso a los alimentos y a la calidad de los mismos por parte de la niñez, acusando altos niveles de desnutrición y malnutrición infantil e incluso cifras elevadas de decesos por causas asociadas a ellos. Esta situación adquiere ribetes de dramatismo en departamentos como La Guajira, al punto que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se vio precisada, en diciembre de 2015, a dictar unas medidas cautelares para “preservar la vida y la integridad de niños y adolescentes”, amenazadas seriamente por el hambre y la desnutrición[1]. Y, ante el desacato de las mismas por parte del Gobierno, la Corte Constitucional decretó el Estado de cosas inconstitucional para forzar su cumplimiento y seis años después aún están en veremos[2].

Y lo más grave de todo esto es que la desnutrición, al igual que la mal nutrición en esta edad temprana afecta tanto el desarrollo físico como el cognitivo de quien la sufre, causándole al niño o la niña un daño irreversible e irreparable, que se convertirá en una tara con la que tendrá que arrastrar irremisiblemente por el resto de sus días. Es consabido que los primeros mil días de existencia de la criatura son críticos, lo que se haga o se deje de hacer durante esta fase de su crecimiento es decisivo para su formación y desarrollo posterior, de ello debemos ser conscientes[3].

Hacemos estas disquisiciones a propósito del mediocre resultado que, una vez más, arroja la más reciente prueba Saber 11, en la que, según la investigadora de la Universidad ICESI Juliana Ruíz “solo un 1.1% de los estudiantes obtuvieron resultados catalogados por el ICFES como óptimos en todas las competencias”[4]. Y, claro, como era de esperarse, les va peor a departamentos que, como el de La Guajira, Magdalena, Chocó, Amazonas, Guainía y Vichada, exhiben los peores indicadores sociales y para colmo de males cuentan con una infraestructura deficiente y una ínfima dotación, todo lo cual afloró y se agravó con motivo de la crisis pandémica.

Aquí hagamos una digresión para explicar en qué consiste la prueba Saber 11 y su importancia. Esta es una evaluación externa estandarizada aplicada periódicamente por parte del ICFES, que busca analizar y evaluar el desempeño alcanzado por parte de los estudiantes según las competencias básicas en 8 áreas, a saber: lenguaje, matemáticas, sociales, filosofía, biología, química, física e inglés.

DE MAL EN PEOR

Pues bien, mueve a la preocupación el hecho que en los últimos 5 años los resultados de esta prueba han venido de mal en peor, lo cual delata el continuo deterioro de la calidad de la educación en Colombia, lo cual debería disparar todas las alarmas, puesto que de la calidad de la educación y la enseñanza dependerá la calidad de nuestros profesionales. Pero no, estamos, en medio de una polarización política sin antecedentes, embebidos en controversias estériles y banales debates que no conducen a ninguna parte y que, además, no consultan la real realidad. Los responsables de la política educativa en nuestro país, como diría el mexicano Nobel de Literatura Octavio Paz, viven a las afueras de la realidad.

Según el Informe del Centro de Investigación y Formación para la Educación Superior (Ceinfes), esta última Prueba, arrojó como resultado que el promedio nacional pasó de 260 puntos sobre los 500 puntos posibles en 2016, la más alta calificación alcanzada, a 250 puntos  en 2020. Es decir, la educación y los educandos en Colombia se siguen rajando. Como lo afirma el experto en educación Ricardo Álvarez, “lo que reflejan estos resultados es un importante retroceso que deja mucho qué pensar respecto a la calidad de la educación en niños, niñas y adolescentes”[5].

Huelga decir que este promedio, como todos los promedios, es engañoso, porque cuando se promedia se aplanan las colinas y los valles se emparejan con ellas. De acuerdo con el investigador del Ceinfes Milton Ochoa, “los bajos resultados se concentran en regiones en condiciones más vulnerables, al contrario de las zonas con los mejores puntajes, lo cual evidenciaría una gran desigualdad en materia educativa”[6]. En efecto, mientras los departamentos de Boyacá, Norte de Santander, Santander y Cundinamarca, al igual que Bogotá, se ubican por encima de la media nacional, por su parte el Chocó, Amazonas, Vichada, Guainía, Magdalena y La guajira, que son los coleros. obtuvieron puntajes muy inferiores a la media nacional. Los resultados de La guajira en las diferentes aplicaciones de las pruebas Saber, especialmente en las áreas de lenguaje, según el Centro de pensamiento Guajira 360º, se encuentran muy por debajo tanto del promedio nacional como del promedio de la región Caribe (¡!).

Según Juliana Ruiz el porcentaje de estudiantes que alcanzó un desempeño “adecuado o superior” es exiguo, de sólo el 18.2%, 6.7 puntos porcentuales por debajo del resultado registrado en 2016. Llama poderosamente la atención que en promedio el puntaje obtenido en las instituciones educativas oficiales estuvieron por debajo de las privadas. Ello puede obedecer a que, como lo advierte la escritora Yolanda Reyes “el 21% de los establecimientos oficiales del país están abiertos, en comparación con el 33% del sector privado y por cada alumno de colegio privado que no va al colegio hay 6 de colegio oficial”[7]. A ello se viene a añadir la precariedad de la dotación de muchos establecimientos oficiales, especialmente en la periferia, en donde se adolece de la falta de computadores y/o de conectividad para poder responder al reto que plantea la virtualidad educativa.

Según la clasificación y la categorización que realiza el ICFES de los colegios, tomando como muestra a las ciudades capitales, “se observa que hay un mayor porcentaje de colegios que bajan de categoría en el sector oficial con respecto al no oficial”[8]. Ello muestra una clara y peligrosa segregación de la educación, entre la privada y la oficial, con desmedro de esta última.

EL RESULTADO PUDO SER PEOR

Aunque aparentemente los resultados de la prueba Saber de 2020 muestra un pequeño repunte de dos puntos con respecto al 2019, cuando el promedio nacional fue de 248, según el Ceinfes, ello obedeció al menor número de estudiantes que presentaron la prueba en 2020. Se calcula en 49.218 estudiantes el número de quienes se abstuvieron de hacerlo, el 8.7%, algo inusitado, atribuible a los efectos de las medidas tomadas por el Gobierno Nacional para contrarrestar la pandemia del Covid-19.

En concepto de Milton Ochoa, investigador del Ceinfes “esta abstinencia puede explicarse porque ante la afectación económica generada por la pandemia, muchos estudiantes pospusieron su ingreso a la educación superior, por lo que la presentación de las pruebas de Estado no fue su prioridad. Este factor se suma a que algunas instituciones de educación superior decidieron no exigir la presentación de estas pruebas de Estado para el ingreso al nivel universitario”[9]. Es más, según Ricardo Álvarez, los datos del ICFES muestran que esta abstinencia es de estudiantes con bajos promedios académicos. Según él, esta abstención de presentar la prueba “se dio precisamente en el sector de la población que históricamente saca los peores resultados, por lo que este leve aumento de 2019 a 2020 no implica que la calidad mejoró. Por el contrario, pudo haber sido inferior si todos los jóvenes la hubieran presentado”[10].

Esta opinión la comparte el Director del Observatorio de Gestión educativa de Empresarios por la Educación Diego Sánchez. Afirma él que, muy seguramente, la repercusión de las medidas de virtualidad y alternancia sobre la calidad de la educación todavía no se reflejan en esta última prueba, “de hecho, creemos que sí hubo impactos negativos, pero estos los vamos a ver en las pruebas de este año y las próximas, en las que participarán estudiantes con un período de estudio en casa más largo”[11].

 El aterrador resultado de la prueba Saber 11 es una verdadera catástrofe, la cual amerita la inmediata atención e intervención del Estado para ponerle correctivos a las fallas sistémicas de la Educación. Entre las áreas evaluadas la de peor desempeño, indudablemente, es la del inglés, así que además de proseguir en el empeño de ampliar la cobertura y la calidad de la educación, debe ser un propósito y un compromiso nacional ineludible la promoción del bilingüismo en todas las instituciones educativas a todos los niveles, pues esta falencia se ha convertido en un obstáculo mayor cuando los jóvenes aspiran a ingresar a la Universidad y posteriormente al mercado laboral.   El mejoramiento de la calidad de la educación y el consecuente mejoramiento de los resultados de estas pruebas no se va a dar por generación espontánea. ¡Hay que actuar ya, el tiempo apremia!

[1] Amylkar D. Acosta M. A propósito de las medidas cautelares dictadas por la CIDH en favor de las niñas, niños y adolescentes Wayüu en La guajira. Diciembre, 21 de 2015
[2] Amylkar D. Acosta M. Ya era hora. Junio, 8 de 2018
[3] Amylkar D. Acosta. La otra guerra de los Mil días. Junio, 24 de 2016
[4] El Tiempo. Abril, 5 de 2021
[5] Ídem
[6] Ídem
[7] El Tiempo. Abril, 5 de 2021
[8] Distrito de Bogotá. Secretaria de Educación. Abril. 2021
[9] Ibidem
[10] El Tiempo. Abril, 5 de 2021
[11] Ídem

https://revistametro.co/2021/04/26/reprobados/

21.14.-¿Qué camino coger? LUIS NOÉ OCHOA

El Gobierno sí debe saber. Hay cosas vitales: vacunas, reactivar el empleo e impulsar el campo.

Hay frases que se nos quedan hasta que la muerte no se pare. Recuerdo aquella cuando los mayores, en situación de pobreza, como la impresionante que revela el Dane ahora, decían a brazo cruzado: “No sabe uno qué camino coger”.

30 abr 2021.- Creo que hoy –estas semanas, en especial– vivimos una de las situaciones más difíciles de toda la historia de Colombia. Hay muchos vientos en contra. Primero, el enemigo invisible que sigue causando dolor y muerte, aunque casi todos andamos con el alcohol al cinto. Digo casi, pues hay algunos irresponsables.

Produce escalofrío ver que ya pasamos de 73.000 muertos por covid y que la cifra de decesos diarios superó los 500. Da miedo y tristeza saber de tragedias familiares, personas que cada día caen a cama, o se van para siempre, amigos cercanos, vecinos con quienes a lo mejor nos cruzamos un día y nuestras mascotas se batieron la cola.

“Duele que haya casas donde lo que menos se use sean los cubiertos. Y, además, hay alto desempleo. Y los pobres dicen pido, pido, pido cuando tienen hambre, cuando tienen frío.”

Y hay temor ahora de que sea peor dentro de un par de semanas, después de las marchas, pues parece que se le tiene más miedo a la reforma fiscal del Gobierno que al covid y los líderes convocaron a salir a la calle para tumbarla. El pueblo necesita expresar sus descontentos, y creo que esta reforma, que grava los servicios públicos, incluida a luz perpetua, pues les ponen IVA a los servicios fúnebres en plena mortandad, debe ser reformada. De hecho, el Gobierno la envío muy greñuda para peluquería en Senado, pero salir con el covid infiltrado como vándalo tenía pinta de caminar en campo minado.

Además, porque la gran mayoría se manifiesta pacíficamente, con la razón como escudo, pero aquí hay vandalismo agazapado que aprovecha hasta una primera comunión para tirar ladrillo. Hay una mezcla peligrosa: hay milicias, desespero, rabia, hambre y desempleo. ¿Quién está detrás de esos delincuentes que desvirtúan la protesta legítima?

El hecho es que hubo 4 muertos, más de 200 heridos y destrucción del MIO, en Cali, y del tuyo y nuestro en Bogotá, que son bienes del pueblo, y costará impuestos reconstruirlos. Cuando baje la pandemia debemos hacer una marcha contra los vándalos y que Doris Salcedo cree un monumento que condene la destrucción. Un bus quemado, pues hay que crear repudio a los violentos.

Pero unos pocos chamizos no pueden tapar el bosque. Hay serios problemas, y el Gobierno debe escuchar el clamor de la gente. Se necesita una reforma que no envíe a la pobreza a la clase media. Porque las cifras del Dane asustan. Colombia cerró el 2020 con 21 millones de personas en condición de pobreza, y hay 7,5 en pobreza extrema, es decir que se acuestan con hambre. Duele que haya casas donde lo que menos se use sean los cubiertos. Y, además, hay alto desempleo. Y los pobres dicen pido, pido, pido cuando tienen hambre, cuando tienen frío.

Y hay violencia y desplazamiento. El país está mal, se está acostando no solo con hambre, sino con música, pues en las noches suena ‘La cacerola vacía’ en mi mayor… pobreza.

Las UCI están al tope, y las vacunas no llegan. “No sabe uno qué camino coger”, pero el Gobierno sí debe saber. Hay cosas vitales: vacunas, reactivar el empleo e impulsar el campo. Y enviar mensajes de esperanza, saber comunicar. Y se necesita grandeza de todos. El Gobierno debe enviar señales de consenso, de austeridad, debe bajar el gasto público y combatir la corrupción. En esto, yo tengo un sueño, dijo un congresista y se quedó dormido en la curul, pero el Congreso, fresco, no quiere estudiar el estatuto anticorrupción. Llame, Presidente, a exministros de Hacienda, que ellos saben y pueden arreglarle ese frondio peinado a la reforma. Y nos queda encomendarnos al hermano venezolano, pues él está del lado de los pobres. No Maduro, sino el beato José Gregorio Hernández.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-el-paro-nacional-y-la-reforma-585157

  • 21.13.-La gran gesta universitaria del 71 AMYLKAR ACOSTA
  • En defensa del “juego inglés”, la revuelta popular triunfó contra la Superliga RAFA DE MIGUEL
  • A precio de huevo LUIS NOÉ OCHOA

“Es completamente cierto y así lo prueba la historia, que en este mundo no se consigue nunca lo posible si no se intenta lo imposible” Max Weber

LOS PROLEGÓMENOS

20 abr 2021.- Los aniversarios constituyen una ocasión propicia para volver sobre los pasos de la historia, pues al fin y al cabo, al decir del Quijote, el Hidalgo de la triste figura, ella es “émula del tiempo, depósito de las acciones, testigo del pasado, ejemplo y aviso de lo presente y clara advertencia de lo porvenir”. Desde la perspectiva de los años transcurridos y el discurrir de los acontecimientos sobre los cuales pretendemos discernir, constatamos el aserto de Engels cuando afirmaba que hay años en los que sólo transcurren días de historia, de la misma manera que hay días, cargados de años, en los cuales transcurren años de historia.

Esta vez conmemoramos el quinquagésimo aniversario de la gran gesta del Movimiento estudiantil de 1971, el cual marcó un hito histórico en la lucha reivindicativa en defensa del fuero universitario. El más remoto antecedente de este gran movimiento, que tuvo su clímax, su punto más alto, en dicho año, fue el movimiento estudiantil de la Universidad de Córdoba (Argentina) en 1918, que plasmó en su proclama del Manifiesto de Córdoba los que se constituirían medio siglo después en los objetivos por los cuales lucharía a brazo partido el estudiantado colombiano. Nos referimos a la autonomía universitaria, al cogobierno, la libertad de cátedra y la educación gratuita.

Esta misma fue la divisa de la Unión Nacional de Estudiantes de Colombia (UNEC), fundada en junio de 1957 en el marco del primer Congreso Nacional de Estudiantes, la cual lideró Antonio María Larrota González, considerada como una de “las primeras referencias a una organización universitaria nacional que se conocen en la historiografía de mediados del siglo XX” (Acevedo & Gómez, 2000). La misma se reconoció como una “organización gremial estudiantil de carácter nacional”. Además, enarboló la bandera antimilitarista, explicable por el execrable asesinato por parte de la dictadura militar de Gustavo Rojas Pinilla de 11 estudiantes que marchaban en medio de una gran manifestación en contra del sátrapa usurpador de la Presidencia de la República el 8 y 9 de junio 1954 en la carrera 7ª en Bogotá. Desde entonces se conmemora por parte de los estudiantes en esta fecha el Día del estudiante caído.

El descontento y la inconformidad de los estamentos universitarios tuvo como catalizador el Decreto 3157 de 1968 expedido por el ex presidente Carlos Lleras Restrepo “por el cual se reorganiza el Ministerio de Educación Nacional y se estructura el sector educativo de la Nación”. Este Decreto le atribuyó al Presidente de la República y a los gobernadores, que eran nombrados por él, la facultad de nombrar y remover a los rectores de las universidades públicas. De modo que estos quedaron reducidos a la condición de agentes del gobierno nacional o departamental, designados de manera inconsulta con los estamentos universitarios, convirtiendo las universidades públicas en coto de caza de los políticos tradicionales.

Ello se interpretó como un acto de retaliación del Presidente, quien nunca le perdonó al estudiantado el haber sido objeto de abucheo y retención en los predios de la Universidad Nacional, en medio de una asonada, en 1964, siendo candidato presidencial, corriendo la misma suerte después con ocasión de su provocadora visita, ya como Presidente, de la mano del magnate estadounidense Nelson Rockefeller, quien a la sazón practicaba la así llamada visita “de buena voluntad”, la misma que tuvo el airado rechazo en todos los países de la región por donde pasó. Este último incidente tuvo lugar en mayo de 1968, en momentos en los que resonaban en Latinoamérica los ecos de las célebres jornadas de mayo en Francia, con su eslogan “seamos realistas: pidamos lo imposible” y su lema “prohibido prohibir”.

La arremetida contra el movimiento estudiantil, que realizó marchas y mítines en todo el país en rechazo a la injerencia de fuerzas externas y extrañas a la universidad en la dirección de la misma no se hizo esperar y a consecuencia de ella se terminó disolviendo y descabezando la Federación Universitaria Nacional (FUN), que había sido creada en noviembre de 1963. Los consejos estudiantiles fueron prohibidos y proscritos en las universidades y con ello vino una dispersión del movimiento estudiantil, que entró en un largo letargo, el cual se prolongó hasta el año 1968, cuando se dieron sus primeras movilizaciones.

SE REACTIVA EL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL

Este año el movimiento estudiantil se reactivó, se reagrupó y organizó, los consejos estudiantiles revivieron y a poco andar se presentarían los primeros escarceos en la Universidad del Valle, en donde profesores y estudiantes rechazaron la imposición de un Decano en la Facultad de economía, ignorando la terna que ellos habían integrado. Y ahí fue Troya (¡!). El 2 de febrero de 1971 estalla la huelga, la cual fue duramente reprimida y cobró la vida de 7 estudiantes a manos de las fuerzas del “orden”, lo cual exacerbó aún más los ánimos. Este enfrentamiento con la fuerza pública terminó con el allanamiento de la sede de la Universidad por parte de esta (episodio este que se repetiría después en la Universidad de Antioquia el 21 de abril del mismo año), con un toque de queda y la declaratoria del Estado de sitio (artículo 121 de la Constitución Política de 1886), al amparo del cual se tomaron medidas draconianas por parte del Gobierno para tratar de sofocar la protesta.

Lejos de ello, lo acaecido en la Universidad del Valle atizó el malestar y el emplazamiento al Gobierno Nacional que se venía incubando en rechazo a la imposición del Plan Básico de la Educación Superior, promovido por Rudolph Atcon, asesor de la UNESCO, el cual venía atado como una de las condicionalidades de un crédito del BID para el financiamiento de varias ciudadelas universitarias y conllevaba unas reformas antidemocráticas tanto en el plano académico como en el administrativo.

Ello rebosó la copa y desató el mayor y más fuerte movimiento estudiantil en el siglo XX, el cual llegó en algunos momentos de paroxismo a paralizar al país. Este movimiento recogió y reivindicó las banderas del Manifiesto de Córdoba: la autonomía de la universidad, el cogobierno, la financiación estatal y la libertad de cátedra. Ello tomó cuerpo en el Programa mínimo de los estudiantes colombianos, el cual fue aprobado por el V Encuentro Nacional de estudiantes el 25 de marzo de 1971. La consigna central de este Movimiento fue la lucha por una universidad nacional, científica y al servicio del pueblo. En desarrollo del mismo, se reclamó al Gobierno Nacional que el Consejo Superior de las universidades públicas estuviera integrado sólo por la representación de los estamentos universitarios, lo cual implicaba la salida de los representantes de la ANDI, de FENALCO y de la Curia, entre otros.

Este movimiento no fue en balde, además de caracterizarse por su organización y la seriedad de sus planteamientos, producto de la deliberación y el debate ideológico al más alto nivel, conquistó efectivamente la autonomía para las universidades, la misma que hoy nadie pone en duda. El cogobierno al que aspirábamos se hizo realidad: el entonces Ministro de Educación, el inmolado Luis Carlos Galán, expidió el 23 de octubre de ese año el decreto 2070 mediante el cual se modificó la integración de los consejos superiores de las universidades públicas, en los cuales en adelante sólo tendrían asiento representantes de los estamentos universitarios. Estos meses de lucha frenética con sus días lograron lo que por años había sido una aspiración largamente acariciada por parte de la universidad pública y sentó las bases de la Universidad del futuro.

http://amylkaracosta.net/prueba1/index.php?option=com_content&view=article&id=634:la-gran-gesta-del-71&catid=95&Itemid=673

21.13.- En defensa del “juego inglés”, la revuelta popular triunfó contra la Superliga RAFA DE MIGUEL

Los hinchas de la Premier, apoyados por la clase política y hasta la realeza, se han dado el gusto de torcer el brazo a los más poderosos

Pancartas contra la Superliga en Anfield, el estadio del Liverpool. PETER BYRNE / AP

El mismo guionista de la popular serie televisiva Downton Abbey, que reflejaba la rígida estructura de clases de la Inglaterra victoriana, entendió el poder del fútbol en esa época para nivelar las diferencias entre aristócratas, burgueses y la clase trabajadora.

21 abr 2021.- Julian Fellowes puso su firma a los seis episodios de The English Game (El Juego Inglés, emitida en España como Un juego de caballeros), y se inspiró en hechos históricos para contar la explosión del deporte desde el momento en que se permitió la participación de jugadores profesionales que cobraban por su talento. Un juego inventado por nobles del que se apropió el pueblo para convertirlo en el pasatiempo nacional. Cada equipo tenía una historia local y una afición apasionada.

Los directivos que pusieron en marcha el proyecto de la Superliga europea, en su sueño multimillonario de gestionar con la máxima eficacia y la mayor rentabilidad un deporte universal, no comprendieron que la globalización desata una rabia popular tan incontrolable que lo mismo acaba provocando un Brexit que lleva a incendiar estadios. Y que no hay nada más fácil para un político que ponerse en la cabecera de la manifestación cuando no tiene nada que perder y todo por ganar. Lo pilló al vuelo Pep Guardiola, el entrenador del Manchester City, al cuestionar públicamente este martes la decisión del club: “Un deporte no es deporte cuando no existe relación entre el esfuerzo y la recompensa; cuando solo se garantiza el éxito a unos pocos, a los que no les importa perder”. A pesar de que la realidad es tozuda, y el fútbol es el negocio de unos pocos, persiste entre los aficionados la magia de que aún es posible que David venza a Goliat, y la idea de la Superliga ha desatado la rabia entre quienes han creído que les arrebataban su último sueño.

Cerca de 1.000 seguidores del Chelsea, uno de los seis clubes ingleses que se había sumado al proyecto, se concentraron ayer ante el estadio de Stamford Bridge, poco antes del partido que enfrentaba a su equipo con el Brighton. “Creado por los pobres, robado por los ricos”, decía el texto de una de las pancartas que habían llevado a la concentración. Decenas de agentes de policía vigilaban nerviosos la rabia concentrada. Los aficionados estallaron en un grito de júbilo al conocer la noticia de que la directiva comenzaba a preparar los documentos legales para anunciar su salida de la Superliga. Y comenzaron a correr la cerveza y los cánticos de victoria —”Hemos salvado al fútbol”— cuando supieron que el Manchester City se sumaba a la maniobra de retirada.

Bandera blanca

El multimillonario ruso Roman Abramovich siempre afirmó que su aventura deportiva no era por dinero. El propietario del Chelsea fue el primero en presentar bandera blanca cuando detectó la marea de indignación. Uno a uno, los seis clubes ingleses siguieron la estela, con comunicados más o menos tibios en los que anunciaban el repliegue. Solo el Arsenal fue más allá en su ejercicio de humildad, y pidió perdón: “Nunca fue nuestra intención causar tanto malestar (…). Después de escuchar en los últimos días a la amplia comunidad que rodea al fútbol, hemos decidido retirarnos de la Superliga. Hemos cometido un error y pedimos disculpas por ello”, decía el comunicado del club. El presidente del Tottenham, Daniel Levy —el único propietario británico de un grupo que incluía tres estadounidenses, un ruso y un emiratí— lamentaba también públicamente “la ansiedad provocada”. El vicepresidente del Manchester United, Ed Woodward, anunciaba este martes su dimisión ante las protestas desatadas por la decisión del club de sumarse al proyecto.

David Beckham, lo más parecido a la realeza en la historia del fútbol inglés, utilizaba Instagram para sumarse a la revuelta popular: “Necesitamos que el fútbol sea para todos. Necesitamos que sea justo y que la competición se base en el mérito. Si no protegemos esos valores, el juego que amamos está en peligro”, escribía.

Hasta el príncipe Guillermo, tercero en la línea de sucesión al trono británico, se había saltado la obligada neutralidad de la Casa Real en los asuntos mundanos para expresar su indignación. El Duque de Cambridge preside la Asociación de Fútbol inglesa, es un aficionado declarado del Aston Villa y ha participado en competiciones destinadas a apoyar el fútbol de base y las ligas locales. “Ahora más que nunca debemos proteger a toda la comunidad del fútbol, de los niveles más altos a los más básicos, así como los valores y el juego justo que están en el corazón de esta competición. Comparto la preocupación de los aficionados ante la propuesta de la Superliga, ante el riesgo que conlleva de dañar este juego que tanto amamos”, escribía Guillermo en su cuenta oficial de Twitter.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha recuperado, gracias a esta tormenta, el olfato político que perdió durante un año de desastrosa gestión de la pandemia. Se reunió de inmediato con los directivos de la Asociación de Fútbol y de la Premier League, pero sobre todo con las asociaciones de aficionados, para prometerles que se iba a dejar la piel para evitar que este “cartel” —así llamaba al grupo de grandes clubes rebeldes— se saliera con la suya. Anunciaba una “bomba legislativa”, en forma de sanciones, trabas administrativas y retirada de apoyo público si la Superliga seguía adelante. Y jugaba con las cartas marcadas, consciente de que, en esta ocasión, el líder de la oposición laborista, Keir Starmer, no tenía otra alternativa que aplaudir sus decisiones y brindarle su apoyo.

Declaraciones del primer ministro británico, Boris Johnson: “Los planes de una Superliga europea serían muy dañinos para el fútbol”. TOBY MELVILLE

El fútbol ya no es un “juego inglés” más de lo que es un juego argentino, italiano, alemán, español o brasileño. La supuesta codicia de los grandes clubes ha sido denunciada universalmente a lo largo de la semana por miles de aficionados, jugadores o comentaristas. Del mismo modo que se han escuchado razones a favor y en contra de un movimiento que tenía argumentos económicos en su defensa y explicaciones más o menos sobrentendidas de la lucha de poder que arrastran desde hace años los grandes equipos y la UEFA. Pero los aficionados de Inglaterra se han dado el gusto de torcer el brazo a los “poderosos” con más fuerza que nadie y reivindicar, por una semana, el maravilloso juego cuyas actuales reglas desarrollaron en esa isla hace 158 años.

El dueño del Liverpool pide perdón

El principal dueño del Liverpool, John Henry, por otra parte, pidió este miércoles perdón a los aficionados por su participación en el proyecto de la Superliga europea. Henry colgó un vídeo en la cuenta de Twitter del Liverpool. “Quiero disculparme con todos los aficionados y los que apoyan al club de fútbol Liverpool por el trastorno causado en las últimas 48 horas”, agregó el dueño del club. “En estas 48 horas, habéis sido muy claros de que (el proyecto) no se mantendría. Os hemos escuchado. Yo he escuchado”, resaltó. Jordan Henderson, capitán del Liverpool, encabezó el boicot de los jugadores de la Premier a la Superliga.

https://elpais.com/deportes/2021-04-21/en-defensa-del-juego-ingles-asi-triunfo-la-revuelta-popular-en-inglaterra.html

21.13.-A precio de huevo LUIS NOÉ OCHOA

Hoy, antes que la reforma, lo primero es que el Gobierno merque vacunas o ‘estamos fritos’.

Tristemente la muerte sigue repartiendo picos, pero la indisciplina sigue. A muchas personas se las ve sin tapabocas, o mal puesto; se reúnen, hacen tumulto y el toque de queda no les suena. Las UCI llenas y en la calle la gente tomando cerveza, dijo, más o menos, un médico.

23 abr 2021.- Ayer, cuando se conmemoraba el Día del Idioma, recordaba a don Miguel de Cervantes, todo un bacán, very cool, cuando decía: “Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades”. Pero el tiempo pasa, el virus sigue infectando y matando como nunca antes.

Las cifras asustan al mismo Hércules, a quien el miedo le importaba un Herculito. Ya pasamos de los 70.000 muertos en el año eterno desde cuando llegó el virus el 6 de marzo de 2020. El jueves el virus se llevó a los salones de la eternidad a 430 personas. Y las UCI se están poniendo más escasas que la misma vacuna. Dios nos ampare y recupere a los que hoy sufren el mal.

Un ministro, el Presidente, parlamentarios, muchos dirigentes no saben cuánto vale una docena de huevos. Ellos no mercan, y si lo hacen, no regatean. Al llegar a la caja, pasan la tarjeta y listo.

Y la única salida, aparte de la disciplina general, es la vacuna, pero estamos inoculando apenas a los mayores de 65 años, y aplazando la segunda dosis. Por eso, hay que buscar acelerar, hay que pedirle a Joe Biden a ver si dona, o nos presta unos millones de dosis; al mismo Xi Jinping, ala, mi chino, que nos dé una mano. Incluso al presidente ruso, que nos ayude con la Sputnik V, pues aquí la vida es una ruleta rusa. Y que los privados, generosos, busquen las dosis por el mundo, que no es tarea fácil. Tiene que ser un esfuerzo de todos, sin política. Y el Gobierno debe imponer autoridad. Se entienden las quejas del comercio, pero se necesita cumplir las normas.

Claro, no podemos entregarnos ni entrar en desespero, sino en acción y, a pesar de todo, no perder la fe. La salud toda debe ser una preocupación. De pronto toque volver a los hospitales transitorios, como el de Corferias, en varias ciudades. Y se tiene que atender la salud mental, pues la incertidumbre, el encierro, el desempleo, la pobreza y el miedo son una mezcla difícil de resistir. Y encima, una reforma tributaria que asusta, en especial a la clase media, que ojalá no la toquen.

A propósito de ello, me pareció que el desliz del ministro Alberto Carrasquilla, de la docena de huevos a 1.800 pesos, ha sido un aporte a la distensión. Porque en angustias como esta se necesitan motivos de humor. Creo que lo grave fue haber hecho pensar que los tres huevitos de Uribe solo valen 450 pesos. Y él que creería que los tenía triple A.

Pero un ministro, el Presidente, parlamentarios, muchos dirigentes no saben cuánto vale una docena de huevos. Claro, es el ministro de Hacienda, quien presenta una reforma que nos puede dar por los huevos, pero ellos no mercan, y si lo hacen, no regatean; los precios les importa un rábano. Al llegar a la caja, pasan la tarjeta y listo, alcanza, gracias a Dios.

Pero en los estratos medio, o bajo, o más abajo, la cosa es a otro precio. La gente merca hablando sola: si llevo esto, no alcanza para aquello. La libra de arroz, 2.590; la de fríjol bola roja, en honor a unos dirigentes, 5.300; un kilo de costilla, a 9.600 –ojalá que no tenga mucho hueso, como la reforma–; una libra de chocolate, 6.100 pesos; una botella de alcohol antiséptico, 4.800; 12 huevos, 4.200… van 32.590, más del aumento del mínimo. Mercado pequeño. Y no se pudo comer pescado, porque abajo uno debe ser bocachico.

Que arriba no sepan los precios es así en la historia. Por eso se necesita que los dirigentes se unten de pueblo. Que sepan más de las angustias diarias de la gente. Se van a descrestar, como dijo un gallo de lo recursiva que es la gente, a la que al menos debe alcanzarle para el arroz con huevo. Pero hoy lo primero, antes que la reforma, es que el Gobierno merque vacunas. O, como dijeron dos huevitos: “estamos fritos”.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-la-reforma-tributaria-y-las-vacunas-583421 

  • 21.12.-Ficciones financieras: viejas y nuevas  MICHAEL ROBERTS
  • La reforma y los niños LUIS NOÉ OCHOA

I: Las viejas

Debo declarar un posible conflicto de intereses. En los viejos tiempos, hace muchas lunas, trabajé para una consultora de inversiones que asesoraba a Bill Hwang, el propietario de Archegos, la “oficina familiar” del fondo de cobertura que se derrumbó recientemente, dejando 20 mil millones de dólares de deudas a dos grandes bancos, Credit Suisse y Nomura.

  Bill Hwang

10 abr 2021.- Hwang era entonces un ‘cachorro de tigre’, alguien a quien el veterano administrador de fondos de cobertura, Julian Robertson, del fondo de inversiones pionero Tiger, favoreció con capital de inversión ‘semilla’. Después de dejar Tiger, Hwang se estableció por su cuenta en 2001 con gran éxito. Pero su primer escándalo fue cuando, en 2013, Hwang fue excluido del negocio de inversiones en EE UU. Las autoridades alegaron que, utilizando información privilegiada, su fondo de cobertura Tiger Asia Management había violado las promesas que había hecho a algunos de los bancos de inversión más poderosos del mundo.

Pero no importa, Hwang, hijo de un pastor y profundamente religioso, pronto se reinventó para continuar la obra de Dios en la especulación financiera. Hwang ha atribuido a su fe haberlo ayudado a superar los tiempos difíciles. Después de la desaparición de Tiger Asia, dijo que había escuchado grabaciones de la Biblia durante horas.

Tras escuchar la palabra de Dios, estableció lo que se llama una ‘oficina familiar’, Archegos Capital Management, y llegó a desarrollar sus posiciones comerciales hasta decenas de miles de millones de dólares en los bancos de Wall Street, incluidos algunos a los que su antigua empresa había supuestamente engañado. La caída de Hwang se produjo la semana pasada cuando no pudo hacer frente a las caídas marginales en las operaciones de derivados (equity swaps), que había sufrido en varios bancos de inversión. Estos instrumentos les dan a los especuladores la opción de beneficiarse de las carteras de acciones sin tener que poseer ellos mismo las acciones en cuestión. Como dijo Marx hace unos 150 años en El Capital“Se pueden obtener ganancias puramente mediante la negociación de una variedad de derechos financieros que existen solo en papel…. De hecho, se pueden obtener ganancias utilizando solo capital prestado para participar en el comercio (especulativo), sin el respaldo de ningún activo tangible».

Parece que Hwang había pedido prestados miles de millones de swaps de diferentes bancos para maximizar su «apalancamiento» al apostar en el mercado de valores, sin decirle a cada banco cuánto había pedido prestado. La debacle de Archegos Capital ha expuesto los riesgos ocultos del lucrativo pero opaco negocio de los derivados de acciones a través del cual los bancos empoderan a los fondos de inversión para hacer grandes apuestas en acciones y activos relacionados. “Tenemos un problema fundamental a la hora de informar sobre la tenencia de acciones sintéticas, un problema que no es secreto y no es nuevo”, dijo Tyler Gellasch, ex funcionario de la SEC y director ejecutivo de Healthy Markets, un grupo de presión. “Si hay cinco bancos diferentes que brindan financiamiento a un solo cliente, es posible que cada banco no lo sepa y, en cambio, piense que puede vender su exposición a otro banco si tienen problemas, pero no pueden, porque esos bancos ya están expuesto.»

Cuando las apuestas de Archegos se debilitaron, Hwang no pudo cumplir con sus compromisos con estos bancos y varios se quedaron colgados del problema. Como escribió Marx en El Capital“En toda estafa bursatil todo el mundo sabe que de un momento a otro llegará el colapso, pero todos esperan que pueda caer sobre la cabeza de su vecino, después de que él mismo haya atrapado la lluvia de oro y colocarla a buen recaudo».   En este caso, Goldman Sachs y Morgan Stanley rompieron primero con Whang y Credit Suisse y Nomura no.

La historia de Archegos es la de una crisis financiera a la antigua. Sí, el instrumento financiero involucrado, los derivados de intercambio de acciones, es una nueva forma de activo financiero (o lo que Marx llamó ‘capital ficticio’), inventado en los últimos 25 años. Y la creación de una ‘oficina familiar’, que no está sujeta a las mismas regulaciones financieras para los fondos de inversión modernos, se ha convertido en una nueva forma de evitar el escrutinio. Los fondos de cobertura son vehículos financieros especulativos básicamente para apostar (en su mayoría con dinero prestado) sobre el movimiento de los precios de las acciones, bonos, materias primas y sobre los ‘derivados’ de estos ad infinitum.. Las empresas de apuestas, cuando se anuncian en televisión, deben advertir: ‘por favor apueste responsablemente’, como exigen los reguladores (con poco efecto, por supuesto). Pero con las ‘oficinas familiares’, generalmente financiadas por fortunas familiares globales mega-ricas, es aún peor. No hay controles ni advertencias en absoluto.

En un informe emitido hace un año, la escuela de negocios Insead señaló que el número de ‘oficinas familiares’ unifamiliares había crecido un 38% entre 2017 y 2019, para llegar a ser más de 7.000. Los activos bajo gestión se situaron en unos 5,9 billones de dólares en 2019, según el informe. Hay que compararlo con los 3.6 billones de dólares en la industria global de fondos de inversión, según HFR. Estas ‘oficinas familiares’ pueden hacer lo que quieran con sus activos, sin regulación. Las familias ricas colocan una parte cada vez mayor de su riqueza en este tipo de estructuras. En promedio, controlan activos por valor de 1.600 millones de dólares cada una, según otro estudio de 2020 de UBS, y unas pocas pueden llegar a cientos de miles de millones de dólares. Normalmente, cada oficina familiar tiene dos o tres oficinas, a menudo en centros como Singapur, Luxemburgo y Londres. A los directores ejecutivos se les paga alrededor de 335.000 dólares al año, según el informe de Insead.

En el ejemplo de Archegos, parece que solo han sufrido los megabancos de inversión y no la gente corriente. Por lo tanto, es posible que no tengamos simpatía por ellos. Pero indirectamente, todos nos vemos afectados porque los bancos están utilizando fondos, también a menudo prestados, para especular de esta manera en lugar de proporcionar un servicio bancario adecuado a las personas. Los bancos prestan con condiciones estrictas para hipotecas o préstamos a pequeñas empresas, pero parece que no tienen ningún control en el caso de empresas como Archegos, con las que los bancos pueden ganar mucho dinero si todo va bien. Pero como lo expresó un corredor de derivados de acciones, los swaps de rendimiento total de acciones son “un caso clásico de recoger monedas de cinco centavos bajo una apisonadora… Puede recoger esas monedas de cinco centavos todo el día. Esa apisonadora se mueve muy lentamente. Pero si te tropiezas, chico, te atropellan».

En el caso del escándalo financiero de Woodford en el Reino Unido, ha habido un impacto directo en la gente del «mundo real». Han pasado más de 18 meses desde que la implosión del negocio de fondos de inversión de Neil Woodford desató el mayor escándalo de inversiones británico en una década. Más de 300.000 personas que confiaron sus ahorros ganados con esfuerzo al famoso «seleccionador de acciones» todavía están esperando recuperar el dinero. Muchos han tenido que retrasar la jubilación después de sufrir pérdidas de decenas de miles de libras. La Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido, el supuesto regulador financiero, fracasó estrepitosamente a la hora de prevenir el colapso de Woodford. Woodford fue aclamado en su día como «el hombre que no puede dejar de ganar dinero » y el «Warren Buffett de Gran Bretaña”. Pero el gran especulador bursátil se vio obligado a suspender la negociación de su fondo insignia Equity Income de 3.700 millones de libras esterlinas después de no poder hacer frente a una oleada de inversores que reclamaron su efectivo. Los inversores pueden perder hasta mil millones de libras esterlinas, más de una cuarta parte del valor del fondo en el momento de la suspensión.

Neil Woodford

También está el caso Greensill. Este era un banco ‘fintech’ creado por el ex ejecutivo de Morgan Stanley y Citibank, Lex Greensill. Se especializó en ‘financiamiento de la cadena de suministro’, es decir, ‘factoraje inverso’ donde el comprador elige facturas que el ‘factor’ de financiamiento (Greensill) pagará anticipadamente; eso es lo opuesto al factoraje donde el proveedor elige las facturas que quiere pagar por adelantado por el factor. El financiamiento de la cadena de suministro acelera las transacciones en un mercado global en rápido movimiento. Pero pone la carga del pago en el factor. La innovación revolucionaria de Lex Greensill consistió en dar un paso más, realizar y empaquetar estas facturas en fondos de inversión para venderlos a los bancos, de la misma forma que los grandes bancos de inversión convirtieron las hipotecas de alto riesgo en valores antes de la crisis financiera de 2008.Greensill también utilizó depósitos de empresas y ayuntamientos para invertir en su aparentemente lucrativa operación, ofreciendo altas tasas y encontrando fondos y préstamos para clientes cuando los grandes bancos no prestaban. Creció rápidamente y adquirió exposición en préstamos por valor de 143.000 millones de dólares en 2019 con diez millones de clientes. En particular, proporcionó fondos al magnate metalúrgico Sanjeev Gupta, que posee la tercera empresa siderúrgica más grande del Reino Unido.

    Sanjeev Gupta

Pero Greenshill quebró cuando no pudo encontrar suficiente financiamiento para sus compromisos crediticios en constante expansión y sus altas tasas para los depósitos. Los trabajadores del acero de Gupta podrían perder sus trabajos y los ayuntamientos alemanes podrían sufrir perdidas de 500 millones de dólares.

El escándalo todavía está en marcha, ya que parece que Greensill nunca tenía fondos suficientes para asumir los enormes pasivos (deudas) que tenían empresas como las siderúrgicas de Gupta. Peor aún, también parece que las empresas de Gupta estaban usando facturas para obtener préstamos de Greensill que fueron emitidas por otras empresas del complejo corporativo, en otras palabras, ¡que se apalancaban en recibos potenciales como garantía a Greensill que en realidad eran deudas de otros departamentos de la empresa! Mientras tanto, la empresa del grupo Gupta estaba recibiendo préstamos Covid de emergencia respaldados por el estado para mantener sus negocios durante la pandemia. Hasta el punto de que Gupta compró una casa adosada de 42 millones de libras esterlinas en Londres. Ahora se cree que Gupta está en Dubai. El gobierno del Reino Unido de Boris Johnson puede verse obligado a «nacionalizar» Liberty Steel de Gupta para salvar la empresa. Ha elaborado un plan de contingencia para rescatar Liberty Steel con dinero público mientras busca un comprador. Por lo tanto, este colapso financiero se rescatará gracias al erario público británico, de manera similar a cómo el Tesoro rescató British Steel en 2019 a un coste para los contribuyentes de casi 600 millones de libras esterlinas.

Así que nada ha cambiado desde que Marx escribió sobre “una nueva aristocracia financiera, una nueva variedad de parásitos en forma de promotores, especuladores y directores simplemente nominales; todo un sistema de estafa y engaño mediante la promoción de corporaciones, la emisión de acciones y la especulación de acciones».

Con el auge de las finanzas, «Todos los estándares de medición, todas las excusas más o menos todavía justificadas bajo la producción capitalista, desaparecen (….) dado que en este caso la propiedad existe en forma de acciones, su movimiento y transferencia se convierten puramente en el resultado del juego especulativo bursátil, en el que los peces pequeños son devorados por los tiburones y los corderos por los lobos de la bolsa”.

Lo nuevo son las formas de estas estafas. Ha habido un enorme aumento de lo que se denomina «banca en la sombra», es decir, préstamos y financiación de entidades no bancarias (IFNB), que se ha expandido enormemente desde el final de la Gran Crisis Financiera y ahora representa casi la mitad de todos los «activos» financieros. Nuestro nuevo moralista financiero, el ex gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, advierte que: «más de 20 billones de libras de activos se mantienen en fondos que prometen liquidez diaria a los inversores a pesar de invertir en activos subyacentes potencialmente ilíquidos».  Carney reconoce que fondos como los administrados por el deshonrado Neil Woodford “se basan en una mentira y podrían representar una amenaza para la economía global.  Estos fondos mantienen activos que son difíciles de vender a toda prisa, al tiempo que permiten a los inversores sacar su dinero cuando quieran, son un riesgo creciente para el sistema financiero«.

De vuelta a Marx.  “Las dos características inmanentes del sistema crediticio son, por un lado, desarrollar el incentivo de la producción capitalista, desde el enriquecimiento mediante la explotación del trabajo ajeno, hasta la forma más pura y colosal de juego y estafa”. De modo que el sector financiero sigue igual que antes, se dedica a la especulación y los reguladores no pueden detenerlos.

A medida que los mercados bursátiles mundiales alcancen nuevos máximos históricos y los bancos centrales continúen proporcionando suministros casi ilimitados de crédito al sector financiero aparecen ficciones financieras nuevas y sus inevitables crisis.

II: las nuevas (SPAC, NFT, criptomonedas)

El capital financiero es siempre ingenioso a la hora de inventar nuevas formas de especulación y estafas. En el pasado hemos tenido el boom de las punto.com cuando los precios de las acciones de muchas empresas emergentes de Internet se dispararon al alza, solo para colapsar cuando las ganancias de estas empresas no se materializaron y el coste de pedir prestado para especular aumentó. Eso fue en 2000 y estuvo seguida de una leve recesión en 2001.

Luego tuvimos el enorme auge crediticio en los precios de la vivienda, las hipotecas y los paquetes hipotecarios titulizados y sus derivados, que impulsaron un enorme boom inmobiliario y bursátil que colapsó en la crisis financiera mundial de 2008 y la posterior Gran Recesión. A esto le siguió una inyección masiva de dinero de los bancos centrales con tasas de interés muy bajas o cero y una «flexibilización cuantitativa» que condujo a un auge adicional en los mercados de acciones y bonos hasta máximos históricos. La crisis del COVID hizo que los bancos centrales duplicaran la ‘flexibilización cuantitativa’ para mantener el crecimiento de los precios de los activos financieros, mientras que la ‘economía real’ basada en la rentabilidad y la inversión en activos productivos se estancó.

En este mundo del siglo XXI, en el que son fáciles los préstamos de dinero, ha habido una serie de nuevas ficciones en el mundo de casino de la especulación financiera.

En primer lugar, están los SPACS, vehículos de adquisición para fines especiales. Estas son las llamadas compañías de “cheques en blanco”, los e.bancos y otros fondos de inversión que invierten en un SPAC, que no posee nada, pero promete a los inversores que el SPAC comprará una empresa privada y luego la llevará al mercado de valores en lo que se denomina Oferta Pública Inicial (venta de acciones al público). Si la oferta pública inicial genera un precio más alto que la inversión en el SPAC, todos obtienen ganancias.

Los SPAC se han apoderado de Wall Street y se han convertido en una de las inversiones favoritas de los gestores de fondos de inversión. Como explicó un SPAC, tenemos una “estructura inherentemente favorable a los inversores” con pocas desventajas. En Estados Unidos, que representa la mayor parte de la actividad de SPAC, 235 de estos instrumentos han recaudado 72.000 millones de dólares en lo que va de año, según Refinitiv. Pero, ¿hay un «pequeño inconveniente»? Supuestamente hay poco riesgo de perder la inversión original porque el efectivo se deposita en un fideicomiso que invierte en bonos del Tesoro de Estados Unidos y los accionistas pueden solicitar la devolución de su dinero en cualquier momento. Pero existe la posibilidad de que los altos rendimientos provengan de una peculiaridad única en el SPAC, que se divide en acciones y ‘opciones’ (opciones para comprar acciones) poco después de que la estructura comience a cotizar. Y aquí existe un riesgo sustancial de que las cosas salgan mal.

La opción, que por lo general vale solo una fracción de una acción, actúa como un endulzante para los primeros patrocinadores, quienes pueden recuperar su inversión mientras mantienen la opción. Cuando el SPAC encuentra una empresa para adquirir, las opciones se convierten en participaciones relativamente baratas en la nueva empresa. Pero aquellos que no aceptaron opciones sino que optaron por una participación en la empresa fusionada (principalmente pequeños inversores), corren el riesgo de una rentabilidad potencialmente mala y una recuperación de su inversión significativa menor en comparación con las opciones gratuitas conferidas a los primeros suscriptores.

Y muy a menudo resulta un mal negocio. Mientras que los fondos de inversión compran las ‘opciones’ a una fracción del precio de las acciones del SPAC y se retiran antes de que se complete la adquisición de SPAC, los pequeños inversores ‘minoristas’ permanecen hasta el final y descubren que el precio de la oferta pública inicial de adquisición cae muy rápidamente, dejándolos con pérdidas significativas. El resultado es que los pequeños inversores proporcionan el dinero para los ricos. Sin embargo, mientras el dinero es barato y el mercado de valores está en auge, los pequeños inversores en mejores condiciones seguirán esperando ganar dinero.

Luego están los NFT, o ‘tokens no fungibles’. ¿Qué diablos es eso? Las NFT son activos financieros digitales almacenados en blockchains (códigos digitales). Todo se puede convertir en un NFT para intentar venderlo. Christies ya ha subastado una obra de arte NFT (codificada digitalmente) por 70 millones de dólares. Una película nominada al Oscar se ha lanzado como NFT (código digital) y así sucesivamente. Pero lo que se vende es solo una representación única, en cadena de bloques (codificada digitalmente) de la obra de arte, no la obra de arte real en sí. Es el derivado final: un código digital derivado de un objeto o incluso de una persona, pero sin derechos de propiedad. ¿Entonces, para qué sirve? Para nada en realidad, es solo una moda y el comprador del NFT espera que se pueda vender a otro idiota para obtener ganancias.

Un aspecto negativo de la moda de los NFT es que la codificación de una obra de arte o una idea en una cadena de bloques implica cálculos complejos que consumen mucha energía. En seis meses, un solo NFT de un artista criptográfico consumió electricidad equivalente al consumo de energía promedio de un ciudadano de la UE durante 77 años. Esto, naturalmente, da como resultado una huella de carbono significativa.

Y este es un problema que se aplica a la tecnología blockchain de manera más general. Por ejemplo, la criptomoneda original Bitcoin (BTC) tiene un consumo de energía anual estimado en el rango equivalente a aproximadamente el 0,45 por ciento de la producción total de electricidad del mundo.

Y eso me lleva a la saga de las criptomonedas como el bitcoin. Escribí sobre blockchains y la locura de las criptomonedas hace más de tres años. Argumenté entonces que el Bitcoin tiene como objetivo reducir los costes de transacción en los pagos por Internet y eliminar por completo la necesidad de intermediarios financieros, es decir, los bancos. Pero dudaba que tales monedas digitales pudieran reemplazar las monedas fiduciarias existentes y ser ampliamente utilizadas en las transacciones diarias. Desde entonces, el precio de los bitcoin en monedas fiduciarias como el dólar ha fluctuado violentamente, pero más recientemente se ha disparado a alturas estratosféricas a medida que el dinero barato y la baja inflación han reducido el valor de la principal reserva y depósito de moneda, el dólar estadounidense. Mientras que el oro solía ser la reserva alternativa de valor al dólar, ahora parece que las criptomonedas como el Bitcoin se están convirtiendo en el activo monetario especulativo. ¿Por qué? Bueno, la mayor parte del oro se encuentra en las bóvedas de los bancos centrales, por lo que su precio está sujeto no solo al suministro de las minas de oro, sino también a las decisiones políticas de los bancos controlados por el gobierno. En cambio, el Bitcoin tiene una cantidad claramente definida de suministro digital y, a través de blockchains, se puede extraer y realizar transacciones sin controles gubernamentales.

En el mundo de fantasía actual de la inversión financiera de casino, el Bitcoin y otras criptomonedas parecen más atractivas para los especuladores de divisas que incluso el oro. Y así continúa el auge de las criptomonedas. Por ejemplo, Coinbase Global Inc, el mayor mercado de criptomonedas de EEUU, ahora está valorado en alrededor de 68 mil millones de dólares, en comparación con solo 8 mil millones en octubre de 2018. La compañía ahora tiene más de 43 millones de usuarios en más de 100 países.

Pero las criptomonedas no están más cerca de lograr la aceptación como medio de intercambio. El valor del Bitcoin no está respaldado por garantías gubernamentales, por definición. Está respaldado solo por el ‘código’ y el consenso que existe entre sus ‘mineros’ y titulares más importantes. Al igual que con las monedas fiduciarias, donde no hay un producto físico que tenga un valor intrínseco en el tiempo de trabajo para producirlo, la moneda criptográfica depende de la confianza de los usuarios. Y, de hecho, esa confianza en las criptomonedas varía con su precio en relación con la moneda fiduciaria, el dólar. Su precio se mide en dólares o en lo que se llama una ‘moneda estable’ ligada al dólar.

De hecho, mientras ha estallado la locura de las criptomonedas, el dólar estadounidense se ha afianzado cada vez más firmemente como la principal moneda del mundo (67% de todos los pagos, seguido del euro, el yen y el yuan).

El Bitcoin no está más cerca de la aceptación universal que cuando comenzó. Si bien las criptomonedas se han convertido cada vez más en parte de las finanzas digitales especulativas, todavía no creo que reemplazarán a las monedas fiduciarias, cuyo suministro está controlado por los bancos centrales y los gobiernos como principal medio de intercambio. Permanecerán en la microperiferia del espectro de las monedas digitales, tal como lo ha hecho el esperanto como lengua mundial universal contra el poder del inglés, el español y el chino.

Además, ya existen rivales a las criptomonedas que cuentan con el respaldo de los gobiernos: las monedas digitales del banco central (CBDC). Las CBDC se han debatido durante años como una alternativa al monedo en efectivo, ya que muchas economías han sido testigos de una caída en el uso del dinero físico en las transacciones. El dinero en efectivo representó solo el 20% de los pagos en China, la segunda economía más grande del mundo en 2018, según una investigación publicada por el Bundesbank en 2019. Esta semana, China se convirtió en la primera economía importante en crear una versión digital basada en blockchain de su moneda, el ciber yuan, para ser utilizado en transacciones. El banco central de Suecia, el Riksbank, reveló esta semana que su proyecto piloto de e-krona tardará al menos un año más en estar listo.

Estados Unidos es más reacio porque las finanzas estadounidenses tienen al dólar, que es la principal moneda del mundo. Esta semana, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo que «no hay prisa por desarrollar una moneda digital del banco central».  Tras denigrar a las criptomonedas como «altamente volátiles y, por lo tanto, no son reservas de valor realmente útiles y no están respaldadas por nada», Powell continuó: » Es más un activo especulativo, que es esencialmente un sustituto del oro en lugar del dólar». Aun así, la Fed de Boston se asoció el año pasado con el Instituto de Tecnología de Massachusetts en un estudio de varios años sobre el desarrollo de una moneda digital del banco central. Pero se espera que el trabajo demore de dos a tres años.

En teoría, estas CBDC brindan una forma fluida y confiable de realizar transacciones digitales de manera más o menos instantánea y, como están respaldadas por el gobierno, las hacen atractivas en comparación con el oro, las monedas fiduciarias y las criptomonedas. Pero también reducen la libertad de las personas para controlar su propio ‘efectivo’ y abren las puertas de las actividades financieras personales a los gobiernos, supuestamente reduciendo la corrupción, pero también poniendo los medios de vida de las personas aún más en manos de los gobiernos.

En los últimos 20 años, las ficciones financieras se han digitalizado cada vez más. Las transacciones financieras de alta frecuencia han sido reemplazadas por la codificación digital. Pero estos desarrollos tecnológicos se han utilizado principalmente para aumentar la especulación en el casino financiero, dejando atrás a los reguladores. Cuando los mercados financieros se derrumben, lo que eventualmente ocurrirá, el daño digital quedará al descubierto.

https://www.sinpermiso.info/textos/ficciones-financieras-viejas-y-nuevas 

21.12.-La reforma y los niños LUIS NOÉ OCHOA

Qué van a saber los pequeños de la reforma tributaria, que al final los terminará afectando.

Este jueves veía por la ventana a tres niños en un parquecito saltar felices, con tapabocas puesto. Jugaban en una mariposa y un caballito, que debe de llamarse Resorte. Es un parquecito a donde vienen cantantes de todo género –vallenatos, llaneros, norteños y sureños, carrangueros, hasta tenores– en busca de ganarse el pan de cada día. Y a veces les suena la flauta.

16 abr 2021.- Qué edad la de aquellos niños, entre 3 y 5 años. Y qué inocencia. Tal vez, por fortuna, no sepan muy bien lo que pasa en el mundo ni en este país, donde el covid-19, que se llevó a muchos abuelos primero, también está dejando parques sin niños. En Brasil, del Cristo Redentor, donde Bolsonaro reaccionó tarde y con menosprecio por el virus, según cifras oficiales han muerto por covid 800 niños, entre las más de 360.000 personas que han fallecido. Por suerte, Lula da Silva está de regreso.

No sabrían los niños que aquí, en Medellín, había muerto un infante de 6 años, que tenía comorbilidades, entre las 102 personas que se llevó el virus ese día en Antioquia. Una oración por quienes afrontan el tremendo mal. No sabrían los niños que el virus ya se había llevado, hasta este jueves, a 67.199 seres, 380 ese solo día. Qué tragedia, en parte porque así es el covid, en parte porque no aprendemos.

“El Gobierno propone y el Congreso dispone. La responsabilidad del Congreso es grande. Tiene que pensar en la equidad y en que sus decisiones van a afectar el futuro inmediato de todos los colombinos.”

Y qué iban a saber los pequeños de la reforma tributaria, que al final los afectará, porque hay un hueco fiscal, dicen, como el hueco para pasar a Estados Unidos, que ahora es muro. Unos malditos traficantes de niños lanzaron la semana pasada a dos, de entre 3 y 6 años, al otro lado del muro Trump, como quien tira un gato. Ni eso, porque mientras más conozco al hombre más quiero a mi gata. Pero confiemos en Biden, que es más humano.

El Gobierno presentó la reforma mientras jugaban los niños. Busca recaudar 23,4 billones de pesos, ‘un huevo de plata’, como dicen los jóvenes financieros. Al verla, alguien dijo: ‘Eligieron a Petro’, porque según algunos castigará especialmente a la clase media. La media alta, media baja, media tobillera, o sin medias, que viven medio medio. Pero bueno, es apenas una propuesta para estudio legislativo. Y yo de números solo sé que la mitad de uno es el ombligo. Y es un chiste malo, como el de Uribe de que Claudia López le entregue la alcaldía a Duque, ja, ja, ja.

Atortola, Tola, dizque dijo Maruja (gran admiración a Tola y Maruja), que graven las pensiones, porque los pensionados, en la crisis, sostienen a hijos y nietos y porque ellos ya pagan el 12 por ciento en salud. Este se va a caer, como le decían a un borracho, pues poner impuestos a las pensiones es inconstitucional. Y gravarán a quienes ganan hasta 2,9 millones al mes, y en el 2024, 2,5 millones. Es clase media, señores. Atortola que les pongan IVA a los servicios públicos en los estratos 4, 5 y 6. Los del 4, en especial, son clase media que de una libra de carne pasarán a media. Y cuando se están cerrando pequeñas empresas.

El Gobierno necesita plata, claro, los subsidios son urgentes en estos momentos, pero hay otras tareas. Austeridad, por ejemplo. El solo aumentico de 5,12 por ciento para congresistas le cuesta al país, en 2021, 115.624 millones. Y sospecho que en la representación en el exterior se puede ahorrar platica. Y apretar a los evasores, y a los corruptos encarcelarlos y “exprópiense”, como dice Maduro.

El Gobierno propone y el Congreso dispone. La responsabilidad del Congreso es grande. Tiene que pensar en la equidad y en que sus decisiones van a afectar el futuro inmediato de todos los colombinos. Porque no está el palo pa’ cucharas. Solo necesitan mirar los avisos de ‘se vende’ y ‘se arrienda’ para saber las condiciones de la gente, que ha dejado hasta de hacer el amor por la caída del PIB PIB, por estrés, angustia e incertidumbre.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-la-reforma-tributaria-y-los-ninos-581581 

  • 21.11.-De Lula a Duque: abismos insondables CRISTINA DE LA TORRE
  • Duque escoge a su juez RODRIGO UPRIMNY
  • Hay que respetar la fila LUIS NOÉ OCHOA

Si al final de mi mandato cada brasileño puede desayunar, almorzar y cenar cada día, habré realizado la misión de mi vida”. Aseveración de Lula da Silva al posesionarse como presidente del Brasil en 2003. Por contraste, en el ocaso de su gobierno no podrá Duque sino mostrar cifras desoladoras, inexcusables aun por la pandemia: 4,6 millones de familias colombianas hacen dos comidas al día, 179.174 hogares comen una vez y 23.701 a veces no comen nada: 25 millones de colombianos tienen hambre, ¡la mitad de la población! En platos sobre la mesa se traduce la fisonomía del desarrollo o del subdesarrollo.

5 abr 2021.- Al final de su mandato había Lula respondido al reto que se impuso: redistribuir la renta y vencer las desigualdades más acusadas sin desbordar el gasto público. Ocho años después, Brasil era testigo de un crecimiento económico sin precedentes y un avance histórico en política social. Decenas de millones de ciudadanos habían salido de la pobreza y las clases medias multiplicaban su capacidad adquisitiva.

Bolivia, Ecuador, Argentina y Perú inician el retorno a la socialdemocracia en el subcontinente y el pueblo del Brasil se alista para devolverle a Lula el liderazgo del proceso. Mientras tanto, Colombia emula los regímenes de Maduro, Ortega y Bolsonaro. En política, con escaramuzas de golpe para quedarse en el poder, para sitiar a la oposición unificando elecciones de presidente y congresistas, para decapitarla con juicios hechizos a sus candidatos presidenciales desde una Fiscalía que oficia, con todos los órganos de control, como fortín político del Gobierno. Para trocar la seguridad en guerra; para botar, criminal nuevorriquismo bélico, $14 billones en aviones de combate; para solapar entre bastidores dos iniciativas fatídicas: rearmar a la población y conceder el voto a los militares. En economía, para negarle a medio país hasta los últimos recursos de supervivencia humana, así despliegue este Gobierno su vocinglería ramplona enderezada a magnificar las pequeñas miserias que da a una franja de menesterosos.

Registra Roberto Ortíz (CIDOB) ejecutorias del gobierno Lula que resultan aleccionadoras: política social y crecimiento económico cohabitaron, para convertir al Brasil en séptima economía del mundo. Fue el suyo crecimiento socialmente orientado por concertación con el sector privado, donde empleo e integración social llevaron la voz cantante. Favoreció la inversión productiva y desanimó la financiera especulativa. Puesta la mira en elevar el nivel de vida de los menos favorecidos, Lula creó millones de empleos, elevó el salario mínimo, financió renta básica para casi la mitad de la población y mejoró la progresividad en la escala de impuestos.

Lula convocó a todos los brasileños, a empresarios y sindicalistas a construir una sociedad más justa, fraterna y solidaria. Anunció un gobierno de coalición “abierto a los mejores” y un pacto nacional contra la pobreza y la corrupción. Ni transición hacia el socialismo ni populismo: reformas graduales pero firmes enderezadas a modernizar las estructuras productiva y social. Se trataba, en suma, de una economía social de mercado, acompasada por alianza de Estado y sociedad civil. Terminado el mandato, se había situado el desempleo en Brasil por debajo del registrado en Estados Unidos y Alemania. Lula entregó el mando con 87 % de popularidad. La corrupción que asaltó a su partido, el desplome de los precios de materias primas y la dictadura no declarada de Bolsonaro detuvieron en seco los avances que habían convertido al Brasil en estrella de los países emergentes.

Lula recogió el modelo de desarrollo de la Cepal, ajeno por completo al populismo que algunos quieren ahora endilgarle: aquellos para quienes todo lo que no es neoliberal es populista. Entre Lula y Duque media la distancia que va de la Cepal a los cultores del mercado: abismos insondables.

https://www.elespectador.com/opinion/de-lula-a-duque-abismos-insondables/

21.11.-Duque escoge a su juez RODRIGO UPRIMNY

Duque aprendió rápido la lección de Uribe: si no le gusta el resultado de un proceso, con una leguleyada lleve el caso a una instancia más favorable. Uribe dimitió del Senado para que su proceso quedara en la Fiscalía, que dirige Barbosa, amigo cercano de Duque, que es a su vez amigo cercano de Uribe. Ahora Duque hace algo semejante: como lo mostró Esteban Hoyos, profesor de Eafit, en Razón Pública, con el Decreto 333 de este año busca que las tutelas contra el Gobierno en temas sensibles queden en el Consejo de Estado, que cree (conjeturo que equivocadamente) le será más amigable.

9 abr 2021.- El contexto es el siguiente: Duque ha perdido tutelas significativas ante jueces, tribunales y la Corte Suprema. Algunos ejemplos: la tutela sobre atropellos en el manejo de la protesta social fallada en su contra por la Corte Suprema. La tutela sobre garantías a los líderes sociales decidida en su contra por el Tribunal de Bogotá. Varias tutelas de jueces han frenado el inicio de la fumigación con glifosato. En cambio, Duque ganó en el Consejo de Estado una tutela que había perdido ante el Tribunal de Cundinamarca sobre presencia de militares estadounidenses sin autorización del Senado.

El Gobierno debió concluir que es mejor que las tutelas sean decididas por el Consejo de Estado. Y ahí viene la leguleyada, cuya explicación implica ciertos tecnicismos.

El Decreto con fuerza de ley 2591 de 1991, que regula la tutela, no establece claramente las competencias para conocer de las tutelas, lo cual llevó a varias disfunciones, como que en 2000 las altas cortes (Corte Suprema y Consejo de Estado) estaban colapsadas por un alud de tutelas, pues la gente prefería ir directamente ante ellas. Entonces el gobierno Pastrana expidió el Decreto 1382 de 2000, que puso algún orden, pues reguló ante qué jueces se debían presentar los distintos casos. En particular desconcentró la decisión de tutelas señalando que las personas no podían ir directamente a las altas cortes.

El contenido del decreto era bueno, pero incurría en un pecado mortal porque violaba la separación de poderes. Un simple decreto regulaba las competencias judiciales en tutela, que es un tema propio de la ley, precisamente para que ningún gobierno pueda escoger a su juez. El decreto dijo que no regulaba las competencias de los jueces sino el simple reparto de las tutelas, pero es una distinción que no se tiene. Sin embargo, en una decisión equivocada y muy dividida de 2002, el Consejo de Estado validó el decreto.

El tema ha pasado de agache porque el decreto solucionaba el lío de la congestión de tutelas en las altas cortes. Además, las reformas ulteriores, como la de Santos (Decreto 1983/17), también han ido en esa dirección. Pero es grave que materialmente las competencias de los jueces de tutela puedan ser alteradas por simple decreto (aunque se diga que se regula el reparto), pues puede suceder lo que precisamente acaba de ocurrir: que un presidente autoritario, como Duque, aproveche esa equivocada jurisprudencia y groseramente busque escoger los jueces que resuelvan las tutelas en su contra. Ese propósito es difícilmente ocultable, no solo por el contexto político sino por la obvia contradicción del decreto, que en sus considerandos invoca el argumento de la desconcentración para luego concentrar en el Consejo de Estado las tutelas contra el Gobierno. A ver: ¿cómo desconcentra uno las tutelas concentrándolas en el Consejo de Estado?

Que un tinterillo haga leguleyadas para que su caso quede en un juzgado amigable es hasta comprensible, pero que un expresidente recurra a esa artimaña es inaceptable. Peor aún que lo haga el presidente en ejercicio, pues es una ruptura del Estado de derecho que no creo que ningún juez vaya a validar.

https://www.elespectador.com/opinion/duque-escoge-a-su-juez/ 

21.11.-Hay que respetar la fila LUIS NOÉ OCHOA

La manía de pasar por encima de los demás, de saltarse la fila, es una penosa enfermedad.

Hay momentos que lo marcan a uno para toda la vida. Ella, que era hermosa y de una sonrisa de nieve, me dijo que me bajara los pantalones, lo cual hice, nervioso y con el corazón a mil. Que si boca abajo o de pie, me preguntó, y resolvimos que era mejor de pie. ¡Relax, relax!, decía ella con una voz dulce.

9 abr 2021.- Yo no aguanté y abrí los ojos, precisamente cuando ella apuntaba, y salí corriendo con mis pantalones a media asta. Nunca olvido a aquella enfermera, que debía aplicarme una inyección. Y es que venía con pánico desde niño, pues, por allá a los 8 años, había sufrido las antirrábicas alrededor del ombligo, porque una gatica parda que andaba por los tejados me había mordido.

Hoy, con todo y el miedo a la aguja, espero ansioso, como la inmensa mayoría de colombianos, mi vacuna contra el covid-19. Y sin pensar, como algunos antivacunas, que nos meten un chip para vigilarnos o para volvernos estériles o seguidores de Uribe, o que terminamos apoyando la reforma financiera. Paja, dijo el buey. El virus no piensa en credos ni mitos. Mata, y punto. La vacuna salva.

“Contra el covid hay dos cosas, ambas escasas: vacuna y disciplina social. El Gobierno debe acosar a las farmacéuticas.”

Alguien me preguntó que si yo rechazaría la vacuna. No está ni tibio, como le dijo un difunto a otro. Urgen millones de vacunas, porque el virus y la señora muerte, pico y flaca, que aprovechan fiestas, reuniones y aglomeraciones, siguen su letal tarea y todos seguimos expuestos. Hasta este jueves, el covid se había llevado en Colombia a más de 65.000 personas.

Cada día nos sorprende la partida de seres queridos y valiosos. Sigo triste por la muerte del padre franciscano Gabriel Gutiérrez, ‘Fray Ñero’, que esta peste se lo robó a los habitantes de la calle, para quien fue una mano de bondad, un pan, un café, un amigo… Que su Fundación Caballeros de la Misericordia y muchos más sigan su obra en el nombre del padre. Unos nueve mil seres en la miseria nos necesitan, pues otra pandemia aquí es la falta de humanidad y el desprecio.

Estamos en un momento dramático. Las cifras suben en forma impresionante. Antier llegamos a los 247 fallecidos diarios confirmados y 12.464 contagios. Y no hay cama pa’ tanta gente, pues, a nivel nacional, más de dos de cada tres camas están llenas. En Antioquia, la ocupación es del 95 por ciento. Y en varios departamentos, de más del 65 por ciento.

La vacunación camina lento, porque los laboratorios no despachan, pues los poderosos acapararon. Aquí, por ahora, solo se han aplicado casi 2’700.000 vacunas, o sea que la inmunidad de rebaño está lejos. Y, por desgracia, como somos tan ‘coronavivos’, según la Unidad Investigativa de este diario, basada en un informe de la Contraloría, ha habido 1.241 colados. Más de 600 de entre 26 y 44 años, y 189 de entre 18 y 25, a los que no les tocaba, ya recibieron su dosis. Hasta resultaron vacunados unos muertos. ¿Qué tal que esas dosis hubieran salvado la vida de mayores de 70 años, a los que a lo mejor ‘no les tocaba’? La manía de pasar por encima de los demás, de saltarse la fila, es una penosa enfermedad. ¿No dicen que ya hasta Tomás Uribe se quiere saltar la fila presidencial?

Contra el covid hay dos cosas, ambas escasas: vacuna y disciplina social. Pero hay que hacer todos los esfuerzos posibles. El Gobierno debe acosar a las farmacéuticas –pago y obligo– y ser riguroso en las medidas y prioridades. ¿Qué ha pasado con los ventiladores mecánicos nacionales? Que no nos coja otra vez la pandemia como me cogió la enfermera, es decir, con los pantalones abajo. Hoy, cuando de nuevo estamos confinados en varias ciudades, tenemos que practicar y exigir disciplina, que es gratis, ponernos bien el tapabocas, no hacer fiestas y denunciar las clandestinas. Lo que necesitamos es respeto por el otro y solidaridad de rebaño.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-las-vacunas-y-el-respeto-por-los-demas-579913

  • 21.10.-La comunicación en la era de internetLUIS BRITTO
  • Estudio con 26.000 ex combatientes colombianos explora los orígenes de la violencia
  • China, moneda digital de segundo piso BEETHOVEN HERRERA
  • El agua en wall street – AMYLKAR ACOSTA
  • Michel Foucalt: un acercamiento a los conceptos de poder y sexualidad  – ANDRÉS OSORIO GUILLOTT
  • ¿Quién será nuestro Moisés? LUIS NOÉ OCHOA

Así como todos los bienes a disposición de la humanidad –tierra, aguas, minerales, organismos biológicos- no tardaron en ser acaparados, internet no demoró en caer bajo el poder y los planes de los operadores.     

Foto: Luis Britto García

Cada avance tecnológico suscita un sueño utópico y una pesadilla distópica. La invención de internet hacia 1990 generó expectativas entusiastas. Su propio comienzo fue utópico. Su creador Tim Berners-Lee se negó a registrar las patentes que lo hubieran hecho multimillonario, para ponerlas a disposición de la humanidad. Un dispositivo al principio apropiado por el complejo militar industrial como red subterránea invulnerable al ataque atómico, devino instrumento aparentemente a disposición de todos para el libre intercambio de mensajes y conocimientos. Si en la era que vivimos el bien más preciado es la información, un canal que prometiera multiplicarla y comunicarla de manera prácticamente gratuita y universal parecía puerta abierta hacia Utopía.

Esta perspectiva optimista fue prontamente clausurada. Así como todos los bienes a disposición de la humanidad –tierra,  aguas, minerales,  organismos biológicos- no tardaron en ser acaparados, internet no demoró en caer bajo el poder y los planes de los operadores. La red concebida para transmitir mensajes no tardó en encontrar quien quisiera hacerse dueño de éstos y a través de ellos de sus emisores. En la actualidad, cerca del 70% del PIB global es producido por el sector terciario (finanzas, investigación, educación, publicidad, informática, entretenimiento) que a su vez se maneja mediante la Red. Desde el siglo pasado, Estados Unidos desarrolló el sistema de espionaje Echelon para decodificar ofertas en las licitaciones y hacer que las ganaran las empresas estadounidenses. La información, como la plusvalía, es expropiada de la sociedad que la crea, y tiende a concentrarse en un número cada vez menor de manos. Dominar la Red es dominar la economía.

Todo control sobre la economía deviene control social. Internet y las redes acumulan membrecías que superan con mucho a las ciudadanías de muchos de los Estados soberanos. A principios de 2021, usan internet 4.660 millones de personas: el 59,5% de la población mundial. Emplean teléfonos celulares 5.200 millones, el 66,6% de los habitantes del planeta. Están atrapadas en las redes sociales 4.200 millones de personas: el 53,6% de los terrícolas. En estas redes, sólo Facebook junta 2.740 millones de seres; You Tube, 2.291; Whats App, 2.000. Los usuarios de internet invierten en ella en promedio seis horas y 54 minutos diarios: la duración usual de una jornada de trabajo (https://marketing4ecommerce.net/usuarios-de-internet-mundo/). Estas desmesuradas clientelas son mercados inconmensurables que incesantemente aportan a sus operadores datos invalorables y reciben a cambio publicidad y propaganda.

Imaginemos que un servicio postal por el mero hecho de transmitir correspondencia se atribuyera el derecho de abrir todas las cartas que transmite y de utilizar su contenido libremente. Tal servicio no tardaría en ser denunciado como inadmisible instrumento de tiranía y en perder la totalidad de sus usuarios. Tal es el caso de internet. Desde los primeros tiempos, primero los gobiernos, y luego los operadores de la Red se atribuyeron abusivamente ambos privilegios. Hoy en día, el usuario puede tener la casi seguridad de que todos sus mensajes son abiertos, escrutados y utilizados para sus propios fines por las organizaciones que los transmiten y sus cómplices. Programas de análisis de contenido detectan la presencia de ciertas palabras o construcciones claves y alertan a mecanismos de vigilancia que aplican estrechos controles sobre los emisores del mensaje. En un avance del cerco, los canales instalan en los computadores de los usuarios cookies, programas espías que informan detalladamente sobre el contenido de los ordenadores y de los mensajes que emiten. Estos mecanismos acercan a todos los usuarios de internet a un mundo de control total, frente al cual parece un juego de niños la televisión de dos vías imaginada por George Orwell, que no sólo transmitía imágenes al espectador, sino que además vigilaba todos los actos de éste.

El espionaje emplea todo tipo de dispositivo capaz de registrar información. Edward Snowden decidió desertar de los servicios de inteligencia estadounidenses cuando advirtió que éstos espiaban los teléfonos, y que el número de dispositivos de espionaje dedicados a vigilar ciudadanos estadounidenses era mayor que el de los aplicados contra el resto del mundo. Ya es casi imposible abrir una página web sin que ésta nos informe que usa cookies para servirnos mejor –en realidad, para espiarnos mejor- y que el mero hecho de utilizar la página equivale al consentimiento para alojar un espía en el aparato del cual depende nuestra comunicación con el mundo. Algunas, de manera inocente, nos piden de entrada la clave de nuestro correo electrónico, que es como solicitarnos a la vez la llave de la casa, del auto y de la caja fuerte. Pero nuestros llamados servidores ya las tienen: en realidad somos sus sirvientes. Las páginas web, las redes sociales se atribuyen explícita o implícitamente el derecho de utilizar para sus propios fines todos los contenidos que los usuarios hagan circular en ellas. Es como si un servicio postal se atribuyera la propiedad de cuantos mensajes y objetos le fueran confiados. Fácil es comprender lo que esto significa en un mundo donde el bien económico fundamental es la información. Apropiarse de la información es apropiarse del mundo.

https://www.alainet.org/es/articulo/211579?utm_source=email&utm_campaign=alai-amlatina


21.10.-Estudio con 26.000 ex combatientes colombianos explora los orígenes de la violencia

La investigación concluye que los factores sociales como la pobreza, la discriminación o la pertenencia al grupo influyen más en las conductas violentas que los factores biológicos o individuales

En grupo de exguerrilleros en la última conferencia de las Farc antes del proceso de paz con el gobierno.FOTO: RICARDO MAZALAN / AP

Las experiencias y los testimonios de guerra de 26.000 excombatientes colombianos de distintos grupos armados ilegales, recogidos entre 2003 y 2012, sirvieron para que un equipo internacional de neurocientíficos explorara las raíces de las conductas violentas en los seres humanos.

– 29 mar 2021 – Los investigadores Hernando Santamaría-García, director del doctorado de Neurociencias de la Universidad Javeriana en Bogotá, y Agustín Ibáñez, director del Centro de Neurociencias Cognitivas de la Universidad de San Andrés en Buenos Aires, Argentina, utilizaron el aprendizaje automático y la inteligencia artificial para analizar las respuestas de antiguos guerrilleros y paramilitares a más de 162 factores, cada uno con al menos 10 preguntas, relacionados con las causas y las motivaciones que los habían llevado a cometer crímenes durante el conflicto. “Combinando esos datos podíamos saber quienes de ellos habían sido violentos y por qué razón lo habían hecho”, explica Santamaría.

Los investigadores analizaron cuatro tipos de violencias: “violencia apetitiva”, cuando se cometen actos violentos por gusto; “violencia vengativa”, cuando se ha hecho por represalia; “violencia impulsiva o reactiva”, cuando ha sido por impulsos o por pobre regulación del comportamiento, y “violencia consecuencialista o utilitaria”, cuando se cree que era necesario. Santamaría dice que esta es la primera investigación que utiliza modelos computacionales con una muestra tan grande y la que mejores resultados de precisión ha obtenido. “Trabajos similares en Gana, Siria o Burundi tenían muestras más pequeñas y tasas de predicción del 60%. Nosotros analizamos la información del 90% del total de desmovilizados de un periodo de tiempo de diez años y alcanzamos una efectividad del 95% para predecir el perfil de un violento”.

Las conclusiones de este trabajo, publicadas recientemente en la revista científica Patterns, revelan que los factores sociales, económicos y culturales fueron más influyentes en las conductas violentas que los factores individuales de salud física o mental. Santamaría cuenta por teléfono que las adversidades sociales de los excombatientes, como la pobreza, la exclusión, la inequidad, la discriminación, el poco acceso a servicios de salud y educación, el haber sufrido maltrato en la infancia o la pobre participación política, pesaron más a la hora de cometer violencia que los trastornos de personalidad o las enfermedades psiquiátricas.

El investigador, que lleva varios años tratando de entender por qué los seres humanos cometemos actos de violencia, afirma que de los 20 factores más influyentes en el perfil de los excombatientes más violentos, 14 eran sociales y contextuales y el resto estaban relacionados con la salud mental. “Los modelos de aprendizaje automático revelaron que casi el 70% de los determinantes de la violencia dependían del contexto y no del individuo”, afirma el investigador.

“Los modelos de aprendizaje automático revelaron que casi el 70% de los determinantes de la violencia dependían del contexto y no del individuo”

Santamaría insiste en que también hubo otros factores culturales claves en la generación de actos violentos como el sentido de pertenencia al grupo. “La gente que decía sentirse más cómoda con su grupo armado, que sentía que era parte de su familia, fue más proclive a cometer distintos tipos de violencias. Encontramos que a mayor grado de pertenencia, mayor violencia”, dice el científico. Y añade: “La normalización de la violencia como una forma legítima para resolver problemas o para alcanzar objetivos también fue un factor social más relevante que aspectos biológicos como los rasgos de personalidad limítrofe o antisocial”.

Agustín Ibáñez explica que otro de los resultados importantes de la investigación fue comprobar que no hay un factor que genere violencia por sí mismo. “Ninguno de los 162 determinantes analizados es suficiente para producir un acto violento por si solo. Es necesario un grupo grande de factores de riesgo combinados para generar violencia”, explica el neurocientífico argentino. En palabras de Ibáñez, esta condición multifactorial muestra “que cualquiera de nosotros en determinadas condiciones podría ejercer la violencia”.

Los investigadores reconocen que Colombia ha sido un país históricamente violento y eso hace que el estudio y los resultados sean más interesantes. En los últimos 60 años de conflicto armado interno han sido asesinadas al menos 256.000 personas, ha habido 37.000 secuestros y se tiene registro de más 80.000 desapariciones forzadas, según datos del Centro Nacional de Memoria Histórica. Además, ocho millones de personas han sido desplazadas forzosamente y los combatientes de los distintos bandos, incluidas las fuerzas militares, han cometido las violencias más atroces de las que se tiene registro: masacres, descuartizamientos, hornos crematorios, minas antipersonales.

Santamaría afirma que este estudio tiene como propósito generar procesos de construcción de paz. “Es importante que las instituciones del estado sepan que la violencia se genera por factores estructurales y no por condiciones y problemas aislados de los sujetos. Si se reconoce esto, se pueden diseñar políticas públicas de inclusión y equidad para prevenir la violencia en el futuro”.

Las conclusiones del estudio también ayudan a entender que en general los que cometen actos violentos no son simplemente locos, sino personas que han tenido que vivir circunstancias socioeconómicas adversas que detonan su violencia. “Los resultados tumban la idea de que las personas con trastornos mentales son sistemáticamente violentas”, concluye Ibáñez.

Los dos científicos coinciden en que estos resultados ayudan a superar la idea de Thomas Hobbes de que se nace violento por naturaleza, de que el hombre es lobo para el hombre. “Excepto sujetos que tengan una lesión en la corteza prefrontal, que seguramente desarrollen conductas violentas, los factores sociales del común de la gente suelen pesar más en la violencia”, dice Ibáñez. Y continúa “Pero también es falsa la idea opuesta: que dice que un determinante social simple como la pobreza o la discriminación pueda causar la violencia por sí solo. Ninguno de los dos extremos es real, tiene que haber combinaciones”.

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, Twitter e Instagram, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

https://elpais.com/ciencia/2021-03-29/un-estudio-con-mas-26000-excombatientes-colombianos-explora-los-origenes-de-la-viole 

21.10.-China, moneda digital de segundo piso BEETHOVEN HERRERA

Zhou Xiaochuan, ex director del Banco Popular de China (PBoC), afirma que las monedas digitales deben usarse en transacciones al por menor.

El Banco Central de China (PboC) ha lanzado el proyecto DCEP (Digital Currency Electronic Payment), que no es en sí mismo un medio de pago pero puede incluir varios instrumentos conocidos como e-CNY o digital CNY.

28 mar 2021.- El sistema incorpora entidades de dos niveles: el primer nivel corresponde al Banco Popular de China (BPoC) como banco central facilitador del sistema, encargado de la estabilidad, de construir una infraestructura confiable de liquidación y compensación, promover la interoperabilidad entre productos de pago y tener planes de contingencia.

El segundo nivel incluye a bancos comerciales, operadores de telecomunicaciones y plataformas de pago online de terceros: Ya han comenzado pruebas los bancos Industrial and Commercial Bank of China, Agricultural Bank of China, Bank of China y el China Construction Bank); y operadores de telecomunicaciones como China Mobile, China Telecom, China Unicom; y plataformas de pago de terceros (Ant Group y Tencent).

Estas entidades se encargan de emitir la moneda digital, son responsables de la protección de datos y de evitar el lavado de activos. Estos actores deben tener capital suficiente, y garantizar que la operatividad de sus productos de pago sean efectivos y estables.

Por su papel de facilitador del desarrollo del sistema, el PBoC tendrá acceso a la información transaccional del DCEP solo con el fin de actuar como respaldo pero esto genera controversias acerca de la privacidad de la información financiera.

A pesar de limitar la privacidad, el sistema se ha gestado con el objetivo de simplificar las transacciones y brindar interoperabilidad entre medios de pago para tramitar sus pagos de manera similar a como lo hacen otras plataformas digitales de pago como WeChat o AliPay y podría estar al alcance de una mayor parte de la población.

Por esta vía China busca ampliar la capacidad de supervisión y control sobre agentes individuales y sobre las empresas, apostándole al valioso mercado de la información.

Estos medios de pago –DCEP– no se crean mediante blockchain porque creen que debe existir la posibilidad de reversar sin dejar marcas en el historial crediticio cuando falle alguna transacción.

El DCEP puede otorgar al PBoC una herramienta adicional de política monetaria, pues características como la vigencia del producto de pago pueden traducirse en medidas como la disminución programada de valor de la moneda para incentivar el consumo.

El objetivo es que el producto esté disponible para el ingreso de turistas que llegarán a Beijing para los Olímpicos de 2022, y por ello se han adelantado pruebas piloto en ciudades como Shenzhen, Suzhou, Xiongan, Chengdu y Beijing.

Zhou Xiaochuan, ex director del Banco Popular de China (PBoC) afirma que las monedas digitales deben usarse en transacciones al por menor e indica que deben respetarse las políticas, leyes y regulaciones de los distintos países.

https://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/china-moneda-digital-de-segundo-piso-550491

21.10.-El agua en wall streetAMYLKAR ACOSTA

“El agua se ha convertido en un recurso muy preciado. Hay lugares en los que un barril de agua cuesta más que un barril de petróleo” Lloyd Axworthy

EL DERECHO HUMANO AL AGUA

30 mar 2021.- La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medioambiente y el Desarrollo (CNUMAD) de 1992, que tuvo lugar en Río de Janeiro y que marcó un hito histórico, declaró el 22 de marzo de cada año como el Día mundial del agua. Se trataba y se trata de llamar la atención de la comunidad internacional sobre la importancia del recurso hídrico, sobre la necesidad de protegerlo y hacer un uso más racional del mismo.

Hay que recordar que la Asamblea General de las Naciones Unidas expidió en el 2010 la Resolución 64/292 que reconoce “el derecho humano al agua potable y al saneamiento” y reafirmó lo ya dispuesto en el 2008, en el sentido que “un agua potable limpia y el saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos”. Inexplicablemente el Proyecto de ley que convertiría el acceso al agua potable como un derecho fundamental en Colombia se hundió sin remedio en el Congreso de la República y no se ha podido rescatar.

Uno de los Objetivos del desarrollo del Milenio fue reducir en un 50% la proporción de personas sin acceso al agua potable en el mundo hacia el 2015. Desafortunadamente Colombia, según el Coordinador residente de las Naciones Unidas Fabrizio Hochschild, avanzaba “en la dirección correcta” pero “no a la velocidad necesaria”. Nuevamente, entre los Objetivos del desarrollo sostenible (ODS) esta el acceso al agua limpia y tiene entre otras metas lograr el acceso universal y equitativo al agua potable a un precio asequible para todos, así como la utilización eficiente del recurso hídrico. Esta sigue siendo una de las asignaturas pendientes de Colombia.

EL AGUA COMO BIEN ECONÓMICO

Por lo demás, hemos venido sosteniendo que el agua potable dejó de ser hace rato un bien libre para convertirse en un bien económico, el cual después de considerarse un recurso natural renovable, por cuenta del cambio climático, se tornó en un recurso natural no renovable y por lo tanto expuesto a su agotamiento. Como bien lo plantea el experto Álvaro Sánchez “para que un recurso natural pueda ser considerado renovable sus ciclos de regeneración deberán ser superiores a su velocidad de extracción. Ahora, si bien se puede afirmar que el agua tiene un sistema de ciclos, también se puede afirmar que si se descompone o se contamina con determinados materiales, jamás volverá a ser recuperada por la naturaleza. El planeta no produce agua nueva, el agua es estable sobre la tierra”.

El tiempo ha terminado por darme la razón. Recientemente el mundo fue sorprendido con la noticia que el agua había empezado a cotizarse en Bolsa, al lado del oro, el crudo, el cobre y la soya. Y ello, en momentos en los que dos mil millones de personas viven en países con graves problemas de acceso al agua y se estima que próximamente dos tercios del planeta podrían experimentar escasez de agua, al tiempo que millones de personas se verán desplazadas por la carencia del preciado líquido. El caso más patético se presentó en Ciudad del Cabo, en donde las autoridades en 2018 se vieron precisadas a sancionar a quienes sobrepasaran el límite establecido de 50 litros diarios, cuando estuvieron a punto de quedar sin suministro de agua producto de la extrema sequía, a consecuencia del Cambio climático.

EL AGUA COMO ACTIVO FINANCIERO

Por ello, no han faltado quienes han puesto el grito en el cielo de sólo pensar que se llegue a especular en Wall Street con un recurso que en el mundo es considerado legalmente como un bien común de dominio público. Pero, la verdad sea dicha, en la práctica al darse este paso lo que se consuma es un sinceramiento del mercado en donde el agua es gestionada como un activo financiero. Es el caso de los derechos o concesiones para la utilización del agua con distintos fines mediante actos administrativos. Como afirma el Director de Economía del agua en el Instituto IMDEA agua de Madrid (España) Gonzalo Delacámara, “esto siempre ha funcionado de manera informal en todos los lugares del mundo con sistema de riego”. Y lo ilustra con un ejemplo: “un regante A le dice al B, este mes no voy a regar, te cedo mis derechos a cambio de una compensación”.

Continúa diciendo el experto en el recurso hídrico Delacámara que así como se da el intercambio de derechos de uso de agua entre agricultores a cambio de dicha “compensación”, también se da que “otros actores lo que busquen sea ganar dinero con esos activos financieros”. Y allí es en donde nace el negocio con el agua, en donde quien la necesita va al mercado spot a comprarla, como cualquier otro bien transable, pagando el precio al cual se cotice el derecho de agua. Pero, también puede ocurrir que el interesado no la necesita de momento, pero quiere asegurarse de disponer del agua para cuando la requiera (para riego, por ejemplo) y en ese caso puede recurrir al mercado de “derivados”, ya sea como bien de opción o de futuros del agua.

Huelga decir que estos contratos de futuro no obligan necesariamente a la entrega física de agua en una fecha determinada, son puras y duras transacciones financieras. Operan como si fueran un seguro para cubrir el riesgo frente a la variabilidad climática, pues en el evento de que se presente una hidrología crítica y no le puedan suministrar el volumen de agua convenido, quien la contrató recibe el pago estipulado como compensación.

Sin embargo, Pedro Arrojo, economista, profesor de Análisis económico y relator especial de la ONU para los derechos humanos al agua potable y al saneamiento, se muestra totalmente contrario a estos mecanismos financieros. Él considera que “estos intercambios de concesiones entran en flagrante contradicción con las bases con las que se administra un bien público, más que flexibilizar, esto es el libre mercado que hace negocio con el agua, de repente alguien hace dinero a base de vender un derecho que le ha dado gratis el Estado”.

Lo cierto es que desde finales del año pasado el índice Nasdaq Veles California Water Index, con el “ticker” NQH2O, está operando y se basa en un indicador de precios de los futuros del agua en California por acre-pie, una medida de volumen utilizada normalmente en Estados Unidos equivalente a 1.233 metros cúbicos. Algunos expertos aduce en que estos mecanismos financieros pueden contribuir a una gestión más eficiente de un recurso cada vez más escaso como lo es el agua. Y no les falta razón a quienes consideran que ponerle precio al agua cuando, como ya dijimos, merced al Cambio climático dejó de ser un bien libre para adquirir un valor económico, aunque no deja de ser un bien público, nada justifica que no se le ponga precio cuando se otorgan a título gratuito derechos y concesiones para su usufructo por parte de particulares.

Eso sí, se debe garantizar el efectivo ejercicio del acceso al agua potable como derecho humano, tal como lo dispuso las Naciones Unidas, ello no puede sufrir menoscabo, única forma de cumplir con los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS). Ojalá el Gobierno Nacional y el Congreso de la República se aperciban de darle trámite al proyecto de ley que consagra el agua potable como un derecho fundamental en Colombia, al tiempo que se garantice el mínimo vital gratuito a la población vulnerable.

http://amylkaracosta.net/prueba1/index.php?option=com_content&view=article&id=630:el-agua-en-wall-street&catid=95:opinion&Itemid=673

21.10.-Michel Foucalt: un acercamiento a los conceptos de poder y sexualidad  – ANDRÉS OSORIO GUILLOTT

A raíz de lo ocurrido esta semana con las declaraciones de Guy Sorman sobre los posibles casos de pedofilia por parte de Michel Foucalt en Túnez, presentamos una serie de artículos que explican la vida y obra del francés, partiendo desde un acercamiento a sus conceptos centrales, hasta los conflictos que él y otros pensadores tuvieron con el círculo intelectual de sus tiempos.

Michel Foucalt, uno de los filósofos franceses más importantes del siglo XX. / Archivo particular

3 abr 2021.- Intentar resumir la obra filosófica de Michel Foucalt en 1.200 palabras podría bien considerarse un despropósito, pues una explicación escueta de algunos de sus conceptos principales no apela a encerrar todo lo que el pensador francés dejó como legado, sino a brindar un acercamiento sobre su aporte al estudio de las ciencias humanas. ¿Las acusaciones cancelarán su obra?

Para entender el concepto de poder en Michel Foucalt habría que centrarse en Vigilar y castigar. En este libro, el pensador francés expone una teoría bajo la cual se demuestra que el poder no es algo abstracto y no era solamente un asunto ejercido del Estado al ciudadano, sino que se trataba de una relación que transgredía todas las estructuras sociales.

Puede leer: Filosofía y felicidad: una defensa de la vulnerabilidad

En el libro en mención, Foucalt afirma que: “Ahora bien, el estudio de esta microfísica supone que el poder que en ella se ejerce no se conciba como una propiedad, sino como una estrategia, que sus efectos de dominación no sean atribuidos a una “apropiación”, sino a unas disposiciones, a unas maniobras, a unas tácticas, a unas técnicas, a unos funcionamientos; que se descifre en él una red de relaciones siempre tensas, siempre en actividad más que un privilegio que se podría detentar; que se le dé como modelo la batalla perpetua más que el contrato que opera una cesión o la conquista que se apodera de un territorio. Hay que admitir en suma que este poder se ejerce más que se posee, que no es el “privilegio” adquirido o conservado de la clase dominante, sino el efecto de conjunto de sus posiciones estratégicas, efecto que manifiesta y a veces acompaña la posición de aquellos que son dominados. Este poder, por otra parte, no se aplica pura y simplemente como una obligación o una prohibición, a quienes “no lo tienen”; los invade, pasa por ellos y a través de ellos; se apoya sobre ellos, del mismo modo que ellos mismos, en su lucha contra él, se apoyan a su vez en las presas que ejerce sobre ellos. Lo cual quiere decir que estas relaciones descienden hondamente en el espesor de la sociedad, que no se localizan en las relaciones del Estado con los ciudadanos o en la frontera de las clases y que no se limitan a reproducir al nivel de los individuos, de los cuerpos, unos gestos y unos comportamientos, la forma general de la ley o del gobierno; que si bien existe continuidad (dichas relaciones se articulan en efecto sobre esta forma de acuerdo con toda una serie de engranajes complejos), no existe analogía ni homología, sino especificidad de mecanismo y de modalidad”.

Los vínculos entre padres e hijos, entre profesores y alumnos, entre jefes y cargos subalternos son ejemplos de relaciones de poder que van desde el núcleo mismo de la sociedad, entendido este como el de la familia según una visión conservadora de occidente, hasta los ámbitos laborales y, por ende, en todas las estructuras que componen una comunidad. Así, el poder no se entiende como uno solo y como un algo relacionado con el aspecto político, sino que este se divide y se manifiesta de múltiples maneras.

Le puede interesar: A propósito de los Simpson: ¿la filosofía puede explicar el comportamiento autodestructivo?

Otro aspecto a tener en cuenta son los métodos de vigilancia y castigos colectivos que menciona Foucalt. Lugares como cárceles o instituciones educativas establecieron un poder asociado a la disciplina, logrando que sus manuales y reglas controlen y alcancen un comportamiento adecuado al deseado por estos espacios, eso sin la necesidad de castigos físicos como podía ser en el pasado. La regulación de la conducta se da mediante el concepto de las tecnologías del poder, en la que por ejemplo las redes sociales parecen imponer también un mecanismo de vigilancia. Y de hecho, dentro de las redes y el mismo funcionamiento del Estado, pasamos a hablar del poder discursivo, de un poder que resulta omnipresente e incluye el saber, el conocimiento, como un medio para el control de los cuerpos.

Hablar de cuerpos y no de sujetos es indispensable para entender por qué la sexualidad es otro concepto importante en la filosofía de Foucalt y en su propósito de estudiar el poder. Pero antes de pasar a él, hay que aclarar que el poder establecido por el concepto del discurso es omnipresente y difícil de hallar por su capacidad misma de generar una noción de verdad que genera una jerarquía y excluye otros discursos o ideas. De esa manera, el pensador francés parte de ahí para explicar que una revolución social o la resistencia pueden fracasar en el sentido que las colectividades atacan el poder del Estado y no las verdades que rodean a la sociedad, de manera que una forma de lograr una verdadera resistencia parte del hecho de oponerse a los discursos y no solo al poder político.

En La historia de la sexualidad, el pensador francés expone un estudio del concepto y explora la forma en la que el poder se ha encargado de atravesar los cuerpos y hacer de ellos instrumentos de lo político. Desde la Antigua Grecia hasta las dos rupturas que propone Foucalt en el siglo XVIII y el siglo XX, la sexualidad ha sido el medio por el cual el ser humano “se vio llevado a reconocerse como sujeto de deseo”.

El uso de los placeres, La inquietud de sí y la sabiduría del matrimonio son apartados de La historia de la sexualidad, en cada uno de ellos parte de lo estudiado en la Antigua Grecia por los filósofos e incluso médicos clásicos y va demostrando por medio de conceptos como la aphrodisia o el biopoder que la sexualidad se convirtió con el paso del tiempo en una noción asociada al control por parte de la religión, la política y el orden social. El libro, como lo dice Foucalt en el mismo, propone una exploración “de una historia de la sexualidad como experiencia –si entendemos por experiencia la correlación, dentro de una cultura, entre campos del saber, tipos de normatividad y formas de subjetividad”, y desde esa búsqueda llega por ejemplo a repensar la función del matrimonio desde la sociedad griega.

Como lo dijo Ana Méndez en un artículo de la revista Quórum académico, de la Universidad de Zulia, publicado en 2017, “El matrimonio es uno de esos deberes por los cuales la existencia particular toma valor para todos. El placer debe estar subordinado a las obligaciones conyugales y a las ciudadanas”. En ese sentido, por ejemplo, se ve una relación de poder del hombre sobre la mujer, en el que la actividad sexual y el matrimonio generan un deber y un compromiso de actuar en función de ellos y de la familia como núcleo o base de una sociedad.

Y así como hablamos del biopoder hablamos de la biopolítica, concepto que también vale destacarse para entender una parte de la filosofía foucaltiana. Bajo la premisa “hacer vivir, dejar morir”, el francés “intentaba destacar que el soberano ejercía su poder condenando a muerte a quienes desafiaran su poder o exponiendo a sus súbditos a la eventualidad de morir en una guerra toda vez que fuera necesario defenderlo de sus enemigos”, dice Cristina López en el ensayo La biopolítica según la óptica de Michel Foucault : alcances, potencialidades y limitaciones de una perspectiva de análisis, publicado en la revista de filosofía y teoría política contemporánea, El banquete de los dioses.

“La biopolítica tiene que ver con la población, y la población como problema político, como problema a la vez científico y político, como problema biológico y como problema de poder”, dice Foucalt. Y así, para el francés, la biopolítica tiene que ver con el sistema liberal y neoliberal que gobiernan la vida, que ejercen no un poder coercitivo, sino que crean los sistemas de vigilancia ya mencionados con anterioridad para modular e influenciarnos bajo los comportamientos deseados por el sistema, logrando así posicionar el discurso de las libertades individuales en nuestras relaciones y apoderándose entonces de nuestros cuerpos.

https://www.elespectador.com/noticias/cultura/michel-foucalt-un-acercamiento-a-los-conceptos-de-poder-y-sexualidad/

21.10.-¿Quién será nuestro Moisés? LUIS NOÉ OCHOA

Se requiere que no haya políticos Pilatos que se laven las manos, sino que actúen más en serio.

¿Será que poco ha cambiado este mundo, para muchos ‘in’, o sea, inmundo, en 2.000 años? El hombre tiene ahora la nave Perseverance explorando a Marte. Pero lo de amarte, que dijo Dios, amaos los unos a los otros, pocón. Odiaos y mataos los unos a los otros, desplazaos los unos a los otros, es lo que vemos todos los días.

3 mar 2021.- Los diez mandamientos que Dios dio a Moisés no se cumplen. Sobre “No matarás”, por ejemplo, toca decir, ¿Padre mío, por qué nos has abandonado? En 2020, confinados y con muchos finados por el coronavirus, hubo más de 11.000 homicidios en Colombia, según cifras de la Policía. Entre ellos, 310 líderes sociales y defensores de derechos humanos y 64 firmantes del acuerdo de paz y excombatientes de las Farc, según Indepaz.

“No jurarás en vano”. Ja. Perdónalos, Señor, porque no saben lo que dicen. O sí saben. A Dios lo ponemos de testigo para todo, –proceso a los políticos, vemos, verdades no sabemos–. Hasta se dice “por Chuchito”, así no más. Qué confiancita, por Dios.

“No desearás la mujer de tu prójimo”. Ja. El que esté libre de pecado que tire… la primera piedra. No robarás… Ja. El Señor tendrá que habilitar mucha casa cárcel en el purgatorio. Y “no sigamos”, como me decía una amiga cuando íbamos llegando al paraíso.

Junto a “no robarás”, el mandamiento más violado es el quinto: “no matarás”. Y en las tablas de la Ley debió estar escrito en piedra “no desplazarás”. Porque la humanidad ha vivido huyendo desde tiempos bíblicos. En verdad os digo que el propio pueblo de Israel tuvo que huir del faraón a través del mar Rojo, despejado por mano de Dios, con quien Moisés tenía vara. O báculo.

Unos persiguiendo a otros, codiciando sus bienes y agravando sus males. Según la Defensoría del Pueblo, solo entre el 1.º de enero y el 7 de marzo de 2021, 11.150 personas habían sido desplazadas en Colombia. Y según la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), nuestro país es ‘number one’ en el mundo en número de personas desplazadas internamente, con más de ocho millones desde 1995. Medalla de oro, pero húmeda de sangre, en marcha y carreras con obstáculos.

Y el drama sigue, no por faraones, sino por disidencias de las Farcraonas, por soldados ‘romaños’, del santo de los violentos, San Trich, por elenos, por el ‘clan del Golfo’ y otros grupos criminales. Hoy día, miles de personas, como el pueblo de Israel, dejan sus hogares, sus parcelas, sus pocos bienes o sus familias en el bajo Cauca, Urabá antioqueño, en Chocó, en Buenaventura, en Catatumbo… Aquí y allí, huyen hacia las ciudades.

Y entre el dolor y la impotencia, o la “emputencia”, como dijo alguien, se encuentran con los hermanos venezolanos, que son perseguidos no por faraón, sino fanfarrón Maduro. Aquí hay casi dos millones de ellos, que no cruzan el mar Rojo, sino el río Táchira.

Hay que acudir a organismos internacionales, dicen algunos; entre ellos, la procuradora Margarita Cabello, que ojalá pudiera reunirse con Diosdado Cabello y, cabellera contra cabellera, buscarle solución a esta tragedia.

Se necesitan también la intervención de la ONU y la ayuda de Biden, para nuestro desplazamiento interno. Urgente, pues si hay un crimen que viole los derechos humanos y con dolorosas consecuencias sociales es el desarraigo: se disuelven las familias, se crean pobreza y miseria, se expone a mujeres y niños a la explotación sexual, etc.

Las Fuerzas Armadas hacen mucho, pero se necesita el báculo del Estado, con todas las instituciones. Se requiere que no haya políticos Pilatos que se laven las manos, ni se echen culpas, sino que actúen más en serio. Se necesitan voluntad y humanidad. No dejemos solos a los desplazados ni a los que están en las zonas rojas resistiendo. ¿Quién será nuestro Moisés?

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/quien-sera-nuestro-moises-columna-de-luis-noe-ochoa-577963

 21.9.-Mark Carney: ¿valor o precio?  MICHAEL ROBERTS

Mark Carney acaba de publicar un libro. Se llama Valor (es): Construir un mundo mejor para todos.   Carney, nacido en Canadá, ha sido el gobernador del Banco de Inglaterra, el gobernador mejor pagado de la historia con £ 680,000 al año más otras £ 250,000 para gastos de vivienda. Carney comentó recientemente que «¡No te haces rico en el servicio público!»

20 mar 2021.- Antes de eso, Carney fue gobernador del Banco de Canadá, convirtiéndose en el gobernador de banco central más joven del G20. Y antes de eso estuvo 13 años en, adivinen dónde, Goldman Sachs, donde jugó un papel destacado como asesor del gobierno de mayoría negra de Sudáfrica en la la emisión de bonos internacionales; también trabajó en la misma compañía durante la crisis de la deuda rusa de 1998. Goldman Sachs ganó miles de millones gracias a estas actividades, mientras las economías de Sudáfrica y Rusia se hundían.

 Y Carney hizo una fortuna en Goldman Sachs. Cuando se le preguntó recientemente si consideraba que trabajar para este banco de inversión ayuda a “construir un mundo mejor para todos”, dada su reputación como el ‘calamar vampiro de las finanzas’, respondió: “Es una pregunta interesante. Cuando trabajé para Goldman Sachs, no era la marca más tóxica, sino la mejor marca de las finanzas mundiales». Así que se fue justo a tiempo, al parecer.

Recientemente se le preguntó cuál creía que era su mayor logro al frente del Banco de Inglaterra. Su respuesta: “Un proceso de toma de decisiones más inclusivo, con un personal más diverso“. Así que lo que hace falta son banqueros más diversos: un gran logro. No es de extrañar que Carney haya recibido muchos elogios de los poderosos y los mejores: fue nombrado una de las 100 personas más influyentes del mundo  por la revista Time en 2010,  el canadiense más confiable del mundo  en 2011, y ha sido aclamado como  el católico más influyente de Gran Bretaña. (por The Tablet) en 2015. Y el mismo Carney ha insinuado que podría sustituir a Trudeau como dirigente del gobernante Partido Liberal canadiense si este dimite.

Después de terminar en el Banco de Inglaterra, aceptó trabajar con Brookfield Asset Management para asesorarles sobre la estrategia de inversión ambiental y actualmente asesora a la ONU y al gobierno conservador de Johnson sobre ‘estrategia financiera’ en la próxima conferencia internacional de Cambio Climático de la ONU, Cop26, que tendrá lugar en Glasgow, Escocia, este próximo mes de noviembre.

Mientras asesora sobre el «medio ambiente», Carney ha escrito un libro que explica su filosofía sobre la naturaleza de los mercados. Como dice, modestamente, “He liderado reformas globales para arreglar los fallos que causaron la crisis financiera, he trabajado para superar la cultura maligna en el corazón del capitalismo financiero y he comenzado a abordar tanto los desafíos fundamentales de la cuarta revolución industrial como los riesgos existenciales del cambio climático”.  Pero al abordar estas innovadoras tareas con su brillo habitual, se ha desilusionado un poco con los ‘mercados’: “He sentido el colapso de la confianza pública en las élites, la globalización y la tecnología. Y me he convencido de que estos desafíos reflejan una crisis común de valores y que se requieren cambios radicales para construir una economía que funcione para todos”.

No es la primera vez que Carney critica las economías de «mercado» y la economía convencional.  Lo hizo en 2016 en una conferencia en Liverpool.  Y nuevamente, en su libro, señala que, en este mundo de economías de mercado, la pobreza y la desigualdad global persisten y, lo más importante para él, se está destruyendo el medio ambiente.

En su libro, Carney pregunta por qué muchos de los recursos de la naturaleza no se valoran a menos que se pueda fijar un precio. Da el ejemplo de que la selva amazónica solo se ha convertido en valiosa cuando se ha transformado en una finca de ganado. Por lo tanto, el precio no siempre es una buena medida del valor. Durante la crisis de COVID, Carney señala que son los trabajos relativamente mal pagados los que tienen un alto valor, pero no tienen un precio como tal.

El problema, para Carney, es que con los mercados “Estamos viviendo el aforismo de Oscar Wilde – sabemos el precio de todo pero el valor de nada – a costes incalculables para nuestra sociedad”. Porque cuando vamos más allá de la compra y venta de bienes y nos dedicamos a brindar los servicios que la gente necesita, «el mercado» se queda corto. A medida que pasamos de una economía de mercado a una sociedad de mercado, tanto el valor como los valores cambian. “Cada vez más, el valor de algo, de algún acto o de alguien se equipara con su valor monetario, un valor monetario que está determinado por el mercado. La lógica de comprar y vender ya no se aplica solo a los bienes materiales, sino que gobierna cada vez más toda la vida, incluyendo la atención médica, la educación, la seguridad pública y la protección del medio ambiente».

Los mercados mercantilizan las necesidades de las personas y ese es el problema porque “La mercantilización, poner un bien a la venta, puede corroer el valor de lo que se cotiza. Como sostiene el filósofo político Michael Sandel , «cuando decidimos que ciertos bienes y servicios se pueden comprar y vender, decidimos, al menos implícitamente, que es apropiado tratarlos como mercancías, como instrumentos de lucro y uso».

Alejándose de la filosofía liberal radical de libre mercado de Milton Friedman y Ayn Rand, Carney apela a la filosofía moral de su héroe, Adam Smith. “Poner precio a toda actividad humana erosiona ciertos bienes morales y cívicos.  Hasta dónde debemos llevar los intercambios mutuamente ventajosos para aumentar la eficiencia es una cuestión moral. ¿Debería el sexo estar a la venta? ¿Debería haber un mercado sobre el derecho a tener hijos? ¿Por qué no subastar el derecho a no ir al servicio militar?»

Como se ve, el aparentemente gran defensor de la «mano invisible» de los mercados libres, Adam Smith, no era tal cosa en todas las circunstancias. Smith se opuso a los monopolios y la corrupción a favor del libre comercio, pero también lo matizó con un contrapeso moral en apoyo de los débiles y explotados. Carney cita el libro menos conocido de Smith, La teoría de los sentimientos morales, donde Smith escribe: “Por más egoísta que pueda suponerse al hombre, evidentemente hay algunos principios en su naturaleza que hacen que se interese en la fortuna de los demás y le hacen necesaria su felicidad, aunque no obtenga otra cosa que el placer de verlo».

Así, Carney llega a un dilema: ¿precio o valor?; o para usar términos marxistas: ¿valor de cambio o valor de uso ?; ¿lucro o necesidad social? La economía debería tratar de aumentar el bienestar social, pero está obsesionada con los precios de mercado.  «Esto subraya el error moral de muchos economistas convencionales, que consiste en tratar las virtudes cívicas y sociales como bienes escasos, a pesar de que existe una amplia evidencia de que el espíritu público aumenta con su práctica».  La respuesta de Carney es restaurar «el equilibrio» entre los mercados y la moral; entre precio y valor.

Carney no es el primero de los poderosos y los mejores de la élite financiera en ‘moralizar’ sobre los fracasos del capitalismo, una vez que se han retirado tras cumplir con su deber en una serie de trabajos de alto precio pero de bajo valor. Otro cristiano y colega banquero central, Mario Draghi, recientemente nombrado (no elegido) primer ministro de Italia, y antes director del Banco Central Europeo y, adivinen qué, asimismo alto ejecutivo de Goldman Sachs, también ha hecho profesión de fe de filosofía moral, que se supone debe orientar sus buenas intenciones en la ejecución de las estrategias del capital financiero.

En medio de la crisis de la deuda griega en la que el pueblo griego perdió empleos y medios de vida para pagar las deudas a los bancos franceses y alemanes, Draghi comentó: “la crisis ha minado la confianza de la gente en la capacidad de los mercados para generar prosperidad para todos. Ha tensado el modelo social de Europa. Junto a la acumulación de riqueza asombrosa de algunos, la mayoría sufre dificultades económicas. Países enteros sufren las consecuencias de medidas pasadas erróneas, pero también de fuerzas del mercado que a veces están fuera de su control”.  

Al igual que Carney ahora, Draghi se preguntó a sí mismo: «¿Cuál es el marco adecuado para conciliar la libre empresa y los objetivos de lucro individual con la preocupación por el bien común y la solidaridad con los débiles?» Y respondió tal como lo hace Carney ahora: «En última instancia, debemos guiarnos por un estándar moral más alto y una profunda creencia en la creación de un orden económico al servicio de todas las personas».

Draghi llegó a decir que: “Me encuentro en compañía de Marx. No Karl, sino Reinhard. El cardenal Reinhard Marx ha insistido con razón en que «la economía no es un fin en sí misma, sino que está al servicio de toda la humanidad».  El cardenal Reinhart Marx es el arzobispo de Munich que escribió un libro en las profundidades de la Gran Recesión titulado «El Capital: a favor del hombre«, llamado así por la obra de Karl, pero argumentado para rechazar sus ideas. Reinhart Marx quiere una economía de mercado que sea «más amable con los débiles y oprimidos» en lugar de «otorgar más recompensas a quienes se comportan de manera inmoral». Eso también debería atraer a Carney.

Parece que la apelación a los «valores morales» por encima de las «fuerzas del mercado» también fue hecha por el ex director de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, cuando Carney trabajaba allí. Justo después del final de la crisis financiera mundial, en 2010, Blankfein fue entrevistado y se le preguntó qué responsabilidad ‘moral’ tenían Goldman Sachs y otros bancos de inversión por el colapso financiero que desencadenó la peor recesión económica mundial (hasta la del COVID) desde la Segunda Guerra Mundial.  Blankfein respondió que pensaba que su trabajo como banquero importante era llevar a cabo “la obra de Dios”.

De hecho, Blankfein continuó su cruzada moral mientras dirigía el banco de inversión durante el escándalo multimillonario del fondo estatal 1MDB, cuando el ex primer ministro malayo Najib Razak y su familia desviaron corruptamente miles de millones, al parecer con la connivencia de Goldman Sachs. La obra de Dios en este caso parece ser que consistió en que Goldmans organizase emisiones de bonos por valor de 6.5 mil millones de dólares para 1MDB, mientras se malversaban en el proceso grandes cantidades de fondos estatales (2.7 mil millones de dólares).

¿Cuál es la solución práctica de Carney para la contradicción entre precio y valor creado por el mercado? Es la de la corriente principal clásica de la teoría económica de tratar de incluir las necesidades sociales en la determinación de los precios presionando y persuadiendo a las empresas capitalistas para que hagan las cosas de manera ética y con el objetivo de «un mundo mejor para todos». En su actual trabajo para su última empresa de gestión de activos, su objetivo es conseguir que los inversores realicen inversiones éticas y «verdes».

Pero justo cuando pronunció su conferencia Reith sobre su libro sobre ‘los valores’, tuvo que retractarse de una afirmación anterior de que la cartera de 600.000 millones de dólares de Brookfield Asset Management para la que trabajaba era neutral en emisiones de carbono . Basó su afirmación en el hecho de que Brookfield tiene una gran cartera de energía renovable y «todas las emisiones evitadas implícitas». La afirmación fue criticada como un truco contable, ya que las emisiones evitadas no contrarrestan las emisiones de las inversiones en carbón y otros combustibles fósiles responsables de la huella de carbono de Brookfield, que suponen  aproximadamente 5.200 toneladas métricas de dióxido de carbono.

Y esta misma semana, el mismísimo Financial Times, ha señalado que tales inversiones éticas suelen fracasar porque las empresas no tienen intención de reducir la producción de emisiones de carbono. “La incansable innovación del capitalismo cuando se trata de autos eléctricos o alimentos de origen vegetal ha ayudado a los consumidores a disfrutar del mismo estándar de bienes, o algo parecido, al tiempo que reduce su huella de carbono. Pero los expertos en marketing también han utilizado el ecologismo para volver a etiquetar muchos productos, en el mejor de los casos neutrales, como salvadores del mundo. En una línea similar se están presentando ciertos productos financieros como respetuosos con el medio ambiente: los inversores encontrarán que estas etiquetas en los nuevos productos no puede reemplazar el arduo trabajo de analizar exactamente lo que ofrecen. A pesar de las promesas, nunca es fácil ser verde”.

Así como Draghi no citó a Karl Marx sino a Reinhart Marx en su defensa del control «moral» de las fuerzas del mercado, Carney evita a Karl y en cambio confía en Adam Smith y Oscar Wilde. Pero no menciona que Wilde, el gran dramaturgo, poeta y genio literario, fue un socialista convencido. El aforismo de Wilde es claramente un mensaje socialista, no moral.

El ensayo de Wilde, El alma del hombre bajo el socialismo, expresó exactamente lo contrario de las conclusiones de Carney. Sí, el capitalismo mercantiliza las necesidades sociales (valores de uso) en valor y ganancia para el capital. Lo que conduce a la pobreza, la desigualdad, las crisis, los colapsos financieros, el cambio climático, las pandemias y la destrucción del medio ambiente. Pero la respuesta para Wilde no era lograr que el capitalismo atemperase su naturaleza destructiva con valores morales. Como dice Wilde: “Es inmoral usar la propiedad privada para aliviar los horribles males que resultan de la institución de la propiedad privada. Es inmoral e injusto».

Wilde continúa: “Bajo el socialismo, todo esto, por supuesto, cambiará. No habrá gente viviendo en guaridas fétidas y con harapos malolientes, y criando niños malsanos y agobiados por el hambre en entornos imposibles y absolutamente repulsivos. La seguridad de la sociedad no dependerá, como ahora, del estado del tiempo. Si llega una helada, no tendremos a cien mil hombres sin trabajo, vagando por las calles en un estado de miseria repugnante, o lloriqueando a sus vecinos por una limosna, o apiñándose alrededor de las puertas de refugios repugnantes para tratar de conseguir un mendrugo de pan y una noche de alojamiento inmundo. Cada miembro de la sociedad compartirá la prosperidad y la felicidad general de la sociedad, y si llega una helada, nadie estará en la práctica peor».

Wilde concluye: “El socialismo, el comunismo o como quiera que se llame, al convertir la propiedad privada en riqueza pública y sustituir la competencia por la cooperación, restaurará la sociedad a su condición adecuada de organismo completamente sano y asegurará el bienestar materia de cada miembro de la comunidad. De hecho, le dará a la vida la base que necesita y un entorno conveniente».

La cuestión real no es valor o precio, sino necesidad social frente a beneficio privado.

https://www.sinpermiso.info/textos/mark-carney-valor-o-precio

  • 21.8.-Empresas transnacionales y derechos humanos – JUAN HERNÁNDEZ ZUBIZARRETA, ERIKA GONZÁLEZ, PEDRO RAMIRO
  • Los mensajeros de Meghan Markle y el príncipe Enrique – RAFA DE MIGUEL
  • ‘El convite de los animales’LUIS NOÉ OCHOA
  • Comparando sus comisiones: los mejores brókers para invertir en varias bolsas del mundo: MARC FORTUÑO

En este trabajo se analizan los desarrollos normativos más relevantes que se han presentado en los últimos años con el objetivo de controlar las actividades de las empresas transnacionales más allá de las fronteras del país de origen.

16 mar 2021.- La regulación de los impactos de las actividades de las empresas transnacionales sobre los derechos humanos ha sido una cuestión central en la agenda de las instituciones internacionales y los organismos multilaterales en la última década. Cómo avanzar en el establecimiento de mecanismos para controlar los abusos cometidos por las grandes corporaciones en el marco de su expansión global, que pueden encuadrarse en una dimensión socioeconómica pero que también adquieren notable importancia en términos políticos, jurídicos culturales y ambientales, se ha convertido en uno de los grandes desafíos de la comunidad internacional.

En este contexto, tanto en el seno de Naciones Unidas como desde la Unión Europea y diferentes Estados miembros, se han venido impulsando iniciativas de distinto signo para regular las operaciones empresariales con impactos negativos sobre los derechos humanos. Todas estas propuestas de control se enfrentan al reto de abordar la relación de las casas matrices de las transnacionales con el resto de filiales, proveedores y subcontratistas a lo largo de la cadena de valor, así como al desafío de adaptar los marcos normativos estatales para regular las obligaciones de unos actores globales cuyos derechos se tutelan a escala planetaria a través de la lex mercatoria. Para ello, en cada una de las iniciativas que se han venido desarrollando se ha partido de diferentes perspectivas sobre las nociones de voluntariedad, plus normativo, debida diligencia o seguridad jurídica.

Del instrumento internacional jurídicamente vinculante sobre el que se está debatiendo en Naciones Unidas desde hace un lustro a la recientemente anunciada decisión de la Comisión Europea de presentar una directiva sobre diligencia debida a lo largo de 2021, pasando por las diferentes propuestas legislativas que se han llevado a cabo en Francia, Suiza o Catalunya, en el presente trabajo se analizan los desarrollos normativos más relevantes que se han presentado en los últimos años con el objetivo de controlar las actividades de las empresas transnacionales más allá de las fronteras del país de origen.

https://www.alainet.org/es/articulo/211412

Hernández Zubizarreta, Erika González y Pedro RamiroDiseño y maquetaciónLaura Bustos ArenseFechaDiciembre de 2020.

PRESENTACIÓN

La regulación de los impactos de las actividades de las empresas transnacionales sobre los  derechos  humanos  ha  sido  una  cuestión  central en  la  agenda  de  las  instituciones internacionales  y  los  organismos  multilaterales  en  la  última  década.  Cómo  avanzar en  el  establecimiento  de  mecanismos  para  controlar  los  abusos  cometidos  por  las grandes  corporaciones  en  el  marco  de  su  expansión  global,  que  pueden  encuadrarse en  una  dimensión  socioeconómica  pero  que  también  adquieren  notable  importancia en términos políticos, jurídicos culturales y ambientales, se ha convertido en uno de los grandes desafíos de la comunidad internacional.

En  este  contexto,  tanto  en  el seno  de  Naciones  Unidas  como  desde  la Unión  Europea y diferentes Estados miembros, se han venido impulsando iniciativas de distinto signo para regular las operaciones empresariales con impactos negativos sobre los derechos humanos. Todas estas propuestas de control se enfrentan al reto de abordar la relación de  las  casas  matrices  de  las  transnacionales  con  el  resto  de  filiales,  proveedores y  subcontratistas  a  lo  largo  de  la  cadena  de  valor,  así  como  al  desafío  de  adaptar los marcos normativos estatales para regular las obligaciones de unos actores globales cuyos  derechos  se  tutelan  a  escala  planetaria  a través  de  la  lex mercatoria.  Para  ello, en cada una de las iniciativas que se han venido desarrollando se ha partido de diferentes perspectivas  sobre  las  nociones  de  voluntariedad,  plus  normativo,  debida  diligencia o seguridad jurídica.

Del instrumento internacional jurídicamente vinculante sobre el que se está debatiendo en Naciones Unidas desde hace un lustro a la recientemente anunciada decisión de la Comisión Europea de presentar una directiva sobre diligencia debida a lo largo de 2021, pasando por las diferentes propuestas legislativas que se han llevado a cabo en Francia, Suiza   o   Catalunya,   en   el  presente   trabajo   se   analizan   los   desarrollos   normativos más relevantes que se han presentado en los últimos años con el objetivo de controlar las  actividades  de  las  empresas  transnacionales  más  allá  de  las  fronteras  del  país de origen.

A partir de un marco teórico propio, compuestos por diez criterios y elaborado a partir de  la  experiencia  de  las  organizaciones  en  defensa  de  los  derechos  humanos  durante las  dos  últimas  décadas,  se  evalúan  las  debilidades  y  fortalezas  de  estas  iniciativas nacionales e internacionales para servir como contrapeso frente a los abusos del poder corporativo.  En  esta  línea,  más  allá  del  marco  de  referencia  de  estatal,  se  recogen asimismo las propuestas de las organizaciones sociales y sindicales europeas de cara a la construcción de un centro internacional de la sociedad civil para evaluar y hacer cumplir de manera efectiva las normas internacionales sobre empresas y derechos humanos.

ANTECEDENTES

Las  empresas  transnacionales  se  han  convertido  en  agentes  que  condicionan,  ya  sea directa  o  indirectamente,  la  producción  de  leyes  en  el  ámbito  estatal  e  internacional, mediante    acuerdos    formales    e    informales.    Así,    las    multinacionales    protegen sus  contratos  e  inversiones  a  través  de  una  multitud  de  normas,  convenios,  tratados y acuerdos que conforman lo que se ha dado en llamar la nueva lex mercatoria. Se trata de  un  ordenamiento  jurídico  internacional  que  tutela  con  fuerza  los  intereses  de  las grandes multinacionales. Especialmente incisivos son los sistemas privados de arbitraje internacional   para   los   litigios   inversor-Estado,   una   suerte   de   justicia   privatizada cuyos  laudos  son  coercitivos  aunque  actúan  al  margen  de  los  criterios,  fundamentos y legitimidad de los tribunales estatales e internacionales.

Al mismo tiempo, como expresión de esta asimetría normativa, a nivel global no existen instrumentos jurídicos efectivos para controlar los impactos sociales, económicos, laborales, ambientales y culturales de las actividades económicas de tipo transnacional. Las   obligaciones  de  las  grandes  corporaciones  en  materia  de  derechos   humanos se remiten a unos ordenamientos nacionales que han sido desregulados y flexibilizados para  favorecer  la  atracción  de  inversión  extranjera  sin  condiciones  sociales,  fiscales ni  ambientales  y  que,  a  menudo  cuentan  con  estructuras  judiciales  y  administrativas incapaces de hacer valer las disposiciones jurídicas con las que puedan llegar a contar. Junto  a  ello,  la  fragilidad  del  Derecho  Internacional  de  los  Derechos  Humanos  y  la voluntariedad que implica la responsabilidad social corporativa no pueden servir como contrapeso frente a la fortaleza del Derecho Corporativo Global.

Las  empresas transnacionales  poseen  un  poder económico-financiero  que  en  muchas ocasiones  les  permite  no  estar  sujetas,  o  estarlo  de  manera  laxa,  a  los  mecanismos de  control  público  y  ciudadano  ya  existentes.  A  través  de  su  carácter  transnacional, su  versatilidad  jurídica  y  las  complejas  estructuras  que  utilizan,  pueden  seleccionar el  marco  normativo  nacional  e  internacional  que  les  resulte  más  conveniente  para el  desarrollo  de  sus  negocios.  De  este  modo,  suelen  desplazarse  a  aquellos  países con  una  legislación  más  favorable  en  materia  de  impuestos,  rendición  de  cuentas y  transparencia,  así  como  en  términos  sociales,  laborales  y  ambientales.  En  este contexto,   el  proceso   de   internacionalización   de   estas   compañías   ha  ido   asociado a  la  generación  de  toda  una  serie  de  graves  impactos  sociales,  económicos,  políticos, ambientales y culturales.

Numerosos trabajos  de  investigación  de  organizaciones  no  gubernamentales,  sectores de  la  academia  y  movimientos  sociales  de  todo  el  mundo  han  venido  documentando el  incumplimiento  por  parte  de  estos  actores  de  los  derechos  civiles  y  políticos, los derechos económicos sociales y culturales, los derechos de las mujeres, los derechos laborales,  los  derechos  colectivos  y  el  derecho  al  medio  ambiente.  Las  empresas transnacionales,  como  todas  las  personas  privadas,  tienen  la  obligación  de  respetar la ley;  de  no  hacerlo,  habrían  de  derivarse  responsabilidades  jurídicas  administrativas, civiles y penales, tanto  a escala nacional como  internacional.  Se trata de  hacer frente a la inadmisible asimetría normativa que se produce entre la reforzada protección de los intereses  de  las  empresas  transnacionales  y  la  debilitada  garantía  de  los  derechos humanos que resultan afectados por sus actividades.

Diferentes relatores especiales del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas han  analizado  el  papel  de  las  empresas  transnacionales  en  las  violaciones  de  los derechos humanos en sus declaraciones e informes anuales. Por ejemplo, en el informe de la relatora especial sobre el derecho a la vivienda, Leilani Farha, publicado en 2017, se   analizan   los   abusos   cometidos   por   los   bancos   y   establecimientos   financieros transnacionales.  Por  su  parte,  el  relator  especial  sobre  el  derecho  a  la  salud  hasta 2014, Anand  Grover,  denunció  el dominio  de  las  grandes  corporaciones farmacéuticas, a través de las patentes, sobre el acceso a los medicamentos y el derecho a la salud.

Igualmente,  resulta destacable  el discurso  que  pronunció  en  enero  de  2017 la relatora especial  sobre  el  derecho  a  una  alimentación  adecuada  para  inaugurar  el  Comité de   Seguridad  Alimentaria.  Allí,   Hilal  Elver  citó   la  celebración   de   un  tribunal  ético que  juzgó  a  Monsanto  y  a  otras  grandes  corporaciones  de  la  alimentación  por  la violación sistemática de los derechos humanos. Es importante asimismo reseñar otros dos documentos elaborados por especialistas de las Naciones Unidas: el informe anual del  año  2013  del  relator  especial  sobre  los  derechos  de  los  pueblos  indígenas,  James Anaya,  donde  denunciaba cómo  las  normas  de  reconocimiento  de  derechos  indígenas son frecuentemente ignoradas por las empresas transnacionales extractivas; así como el último  informe,  presentado  en  2018,  del experto  independiente  sobre  la  promoción de un orden internacional democrático, Alfred de Zayas, en el que señala la relación entre desregulación  e  incumplimiento  de  los  derechos  humanos  por  parte  de  las  empresas transnacionales,  junto  con  la  necesidad  de  desarrollar  un  instrumento  internacional vinculante en este campo.

Todos estos informes y declaraciones tienen un registro común en torno a la violación de  los  derechos  humanos  por  las  actividades  de  las  compañías  multinacionales.  Esta afirmación  se  encuentra  soportada  en  informes  de  expertos  y  relatores  de  la  ONU, resoluciones  de  los  diferentes  comités  que  forman  parte  del  sistema  internacional de protección de los derechos humanos, cortes y tribunales internacionales regionales, informes  de  organizaciones  no  gubernamentales,  asociaciones  de  víctimas,  peritajes de   expertos   de   la   academia   universitaria  y   resoluciones   del  Tribunal  Permanente de los Pueblos.

Esta asimetría normativa se confirma y se consolida a través de los distintos mecanismos de responsabilidad social corporativa  (RSC),  que  se  caracterizan  por  la voluntariedad, la   unilateralidad   y   la   falta   de   exigibilidad   jurídica.   A   menudo   estos   mecanismos se presentan como complemento al cumplimiento de las leyes, pero actúan sustituyendo la  coercitividad  y  el  control  por  acuerdos  voluntarios  y,  en  el  mejor  de  los  casos, auditorías privadas que funcionan al margen del poder judicial. Por lo tanto, no pueden representar un contrapeso suficiente a la nueva lex mercatoria.

La fuerte asimetría existente entre las débiles garantías del sistema internacional de los derechos  humanos  y  los  eficaces  mecanismos  de  arbitraje  previstos  en  los  tratados comerciales  y  de  inversiones  sitúa,  en  el  plano  de  su  efectividad  normativa,  a  los intereses  de  las  empresas  transnacionales  en  una  posición  jerárquicamente  superior a los derechos fundamentales de la población. Las personas y comunidades afectadas por la actividad de las transnacionales, en la mayoría de las ocasiones, no son tratadas como  víctimas  de  delitos  en  los  sistemas  procesales  estatales,  por  la  imposibilidad de   persecución   jurisdiccional   ante   la   dificultad   de   determinar   la   responsabilidad empresarial. La realidad es que no existen ni una tipificación ni mecanismos procesales efectivos cuando las víctimas de vulneraciones inician procesos legales en los tribunales; estas  se  enfrentan,  a  menudo,  a  la  falta  de  los  recursos  económicos  y  profesionales necesarios   para   sostener   procesos   largos   y   burocráticos.   El   resultado   final   es   el impedimento al acceso a la justicia y a la reparación de los daños existentes, ya sean físicos, materiales, culturales o emocionales.

Contexto internacional

En  las  cuatro  últimas  décadas,  uno  de  los  debates  que  más  intensamente  se  han sostenido en Naciones Unidas ha sido el del establecimiento de mecanismos de control y reglas obligatorias para el respeto de los derechos humanos por parte de las empresas transnacionales. En la década de los setenta, fruto de este debate, se llegaron a crear la Comisión y el Centro de Empresas Transnacionales con el objetivo de sentar las bases para  elaborar  un  código  ad  hoc  que  regulara  de  forma  vinculante  las  actividades de  las  corporaciones  multinacionales.  Lamentablemente,  estas  iniciativas  no  tuvieron demasiado recorrido, ya que la presión de las grandes empresas para evitar la creación del  código  desplazó  el  debate  a  la  Organización  para  la  Cooperación  y  el  Desarrollo Económicos  (OCDE)  y  a  la  Organización  Internacional  del  Trabajo  (OIT).  Así, en 1976 se publicaron las Líneas directrices para empresas multinacionales y en 1977 se lanzó la Declaración tripartita de principios sobre las empresas multinacionales y la política social.  Si bien ambas abordan la responsabilidad de las compañías multinacionales en los   derechos   humanos, no lo hacen desde la premisa de la   obligatoriedad de su cumplimiento.

En  los  años  noventa,  tanto  la  Comisión  como  el Centro  de  Empresas  Transnacionales pasaron  a  ocuparse  de  la  “contribución  de  las  transnacionales  al  crecimiento  y  al desarrollo”,  adoptando  un  objetivo  muy  distinto  al  que  habían  tenido  en  su  origen. Además, el proyecto para aprobar un código internacional vinculante fue abandonado. La   lógica   de   la   voluntariedad   parecía   imponerse   en   Naciones   Unidas,   extremo que se confirmaría con la presentación en el año 2000 del Global Compact, un código de conducta voluntario que incluye diez principios genéricos sobre derechos humanos, medio   ambiente,   derechos   laborales   y   corrupción.   Este   pacto,   como   lo   definió quien  entonces  era  el  secretario  general  de  Naciones  Unidas,  Kofi  Annan,  “no  es  un instrumento  normativo:  no  ejerce  funciones  de  vigilancia,  no  impone  criterios  y  no evalúa  la  conducta  ni  las  acciones  de  las  empresas”;  más  bien,  al contrario:  “Se  basa en  la responsabilidad  pública,  en  la transparencia y en  la sana defensa de  los  propios intereses de las empresas”.

La  Subcomisión   para  la  Protección  y  Promoción   de   los   Derechos   Humanos   de   la ONU  había  iniciado  paralelamente  un  trabajo  que  se  separaba  de  la  línea  del  Global Compact, insistiendo en la necesidad de avanzar hacia un marco normativo de carácter obligatorio. Concretamente, la Subcomisión aprobó en 2003 un proyecto de Normas sobre Responsabilidades  de  las  Empresas  Transnacionales  y  otras  Empresas  Comerciales, que   finalmente   sería   rechazado   en   2004   por   la   entonces   denominada   Comisión de  Derechos  Humanos.  En su lugar, se decidió nombrar un representante especial del secretario general para la cuestión de las transnacionales y los derechos humanos. Para este cargo fue designado en 2005 John Ruggie, quien finalizó su mandato en 2011 con la publicación del informe que daría lugar posteriormente a los Principios Rectores sobre  Empresas  y  Derechos  Humanos,   aprobados   ese   mismo   año   por  el  Consejo de  Derechos  Humanos.  Este marco se articula en torno a tres ejes fundamentales. Primero,   la   obligación   de   los   Estados   de   ofrecer   protección   frente   a   los   abusos de los derechos humanos cometidos por terceros, incluidas las empresas. Segundo, la  obligación  de  estas  compañías  de  respetar  los  derechos  humanos  con  la  debida diligencia. Y tercero, la mejora en el acceso de las víctimas de violaciones de derechos humanos a vías de reparación efectivas, tanto judiciales como extrajudiciales.

El informe  final de  la  secretaría  general de  la  ONU,  publicado  en  2012,  asumía  que  de esos Principios Rectores, por mucho que partieran de un marco referido a la necesidad de “proteger, respetar y remediar” los derechos humanos, “no se deriva ninguna nueva obligación  jurídica”. A partir de  entonces,  este  instrumento  está siendo  implementado por los Estados a través de los planes de acción nacionales sobre empresas y derechos humanos;   en   la   Unión   Europea,   hasta   la   fecha,   se   han   aprobado   quince   planes nacionales:  Reino  Unido,  Países  Bajos,  Dinamarca,  Finlandia,  Suecia,  Lituania,  Italia, Alemania,   Francia,   Polonia,   Bélgica,   Eslovenia,   República   Checa,   Irlanda  y   España.

En  todos  estos  casos,  la  exigibilidad  en  el  cumplimiento  del  respeto  a  los  derechos humanos  es  limitada.  Al  mismo  tiempo,  en  el  marco  del  proceso  iniciado  por  Ruggie, periódicamente   se   celebran  foros   globales,   regionales  y  subregionales   para  poner en  común  la  evolución  de  la  aplicación  de  los  Principios  Rectores  y  definir  buenas prácticas empresariales.

Por otra parte, las Líneas Directrices de la OCDE fueron actualizadas por quinta vez en

2011,  para  incluir  en  ellas  cuestiones  como  la  debida  diligencia  para  la  incorporación del riesgo en el sistema de gestión de las empresas transnacionales. Los Estados que han suscrito  este  acuerdo  están  obligados  a  crear  un  Punto  Nacional  de  Contacto  (PNC), que tiene como objetivo la difusión y promoción de las Líneas Directrices en el ámbito empresarial,  así  como  también  abordar  y  responder  ante  reclamaciones  y  denuncias sociales de incumplimiento por parte de las empresas transnacionales. La Declaración Tripartita  de  la  OIT  también  ha  sufrido  varias  actualizaciones  desde  su  aprobación; la última tuvo  lugar en  2017,  para incorporar las  nuevas  normas  del trabajo  adoptadas por  la  Conferencia  Internacional  del  Trabajo,  los  Principios  Rectores  sobre  empresas y derechos humanos y la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

En  la  actualidad,  el  debate  sobre  la  necesidad  de  un  marco  normativo  vinculante para empresas transnacionales y derechos  humanos  ha vuelto  a retomarse  en  el seno de  Naciones  Unidas.  Efectivamente, por medio de la Resolución 26/9 aprobada en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en 2014, y constituyendo un grupo de trabajo al efecto, Naciones Unidas se propuso “elaborar un instrumento internacional legalmente vinculante   en   derechos   humanos   para   las   corporaciones   transnacionales   y   otras empresas”. El mencionado grupo de trabajo intergubernamental se reunió formalmente en tres ocasiones entre 2015 y 2017, en la sede de Naciones Unidas en Ginebra. Y desde 2018  hasta  hoy  ha  desarrollado  otras  tres  sesiones;  en  la  última  de  ellas,  realizada en  octubre  de  2020,  se  debatió  el segundo borrador  de  lo  que  será  el texto  definitivo del instrumento vinculante.

Por lo que respecta al ámbito europeo, en los últimos años se han adelantado algunas decisiones de interés.  Recordemos que el Tratado de Lisboa  establece  en  su  artículo 21  que  en  su  acción  exterior  la  Unión  Europea  deberá  guiarse  por  el  respeto  de  los principios de respeto a la ley, la universalidad e indivisibilidad de los derechos humanos, el  respeto  de  la  dignidad  humana,  la  equidad  y  la  solidaridad  y  el  respeto  de  los principios  de  la  Carta  de  Naciones  Unidas  y  la  ley  internacional.  Han  de  mencionarse aquí  las  Directrices  sobre  los  defensores  de  los  derechos  humanos  (2004),  dirigidas a  las  misiones  diplomáticas  de  los  Estados  miembros,  en  las  que  se  les  conmina a adoptar medidas tales como elaborar informes periódicos que describan la situación de  los  derechos  humanos  e  indiquen  aquellos  casos  específicos  más  preocupantes; tomar  medidas  urgentes  a  nivel  local  cuando  sea  necesario  y  recomendar  una  mayor participación de la UE; establecer estrategias locales de manera conjunta con defensores/ as de derechos humanos; denunciar casos específicos; y adoptar medidas para brindar asistencia rápida a defensores/as de derechos humanos que se encuentren en peligro, entre otras.

La UE ha ido incluso más allá de tales iniciativas no vinculantes y cuenta a su vez con tres instrumentos jurídicos.  En  primer lugar el Reglamento 995/2010,  aprobado  en  octubre de  2010  y  que  entró  en  vigor  en  marzo  de  2013,  referido  a  la  importación  de  madera y   productos   derivados.   Este   reglamento   exige   a   las   empresas   que   comercializan tales  bienes  en  el  mercado  europeo  que  implanten  un  sistema  de  diligencia  debida. La diligencia obliga a los agentes a recoger información sobre la madera y los productos de  la  madera  y  sobre  sus  proveedores  para  proceder  a  una  evaluación  de  riesgos completa.  Puede  destacarse  el  empeño  en  clarificar  la  complejidad  de  la  cadena de suministro, que se recoge explícitamente entre los criterios de evaluación del riesgo (art.  6  del  Reglamento),  así  como  el  intento  de  asegurar  la  trazabilidad  de  la  madera hasta su lugar de aprovechamiento.

En  segundo  término,  la  Directiva  2014/95/UE,  publicada  en  el  año  2014,  cuyo  objetivo es  garantizar  la  transparencia  en  materia  de  información  no  financiera  para  grandes empresas. Se trata de la obligación de publicar todo un conjunto de aspectos en materia ambiental,  social  y  de  buen  gobierno  relativas  a  la  actividad  de  aquellas  empresas con más de 500 trabajadores y trabajadoras.

En tercer lugar, en mayo de 2017 el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE aprobaron el Reglamento 2017/821, por el que se establecen obligaciones en materia de diligencia debida  en  la  cadena  de  suministro  por  lo  que  respecta  a  los  importadores  europeos de  estaño,  tantalio  y wolframio,  sus  minerales  y  oro  originarios  de  zonas  de  conflicto o  de  alto  riesgo.  Las  obligaciones  a  las  que  se  alude,  siempre  y  cuando  se  importe un volumen  mayor al establecido  en  su  anexo  I,  son:  comunicar su  política de  cadena de suministro, incorporar a esta las normas que determinen su cumplimiento de acuerdo al modelo de política de cadena de suministro establecido en el anexo II de la Guía de la OCDE de diligencia debida para la participación significativa de las partes interesadas del sector extractivo; establecer responsabilidades al interior de la compañía; incorporar su   política   a   los   contratos   y   acuerdos   con   proveedores;   establecer   un   sistema de  reclamaciones  y  alerta  rápida  ante  posibles  riesgos;  detectar  y  evaluar  los  riesgos de  efectos  negativos  en  su  cadena  de  suministro;  aplicar  una  estrategia  para  afrontar los riesgos detectados, de manera que impida o reduzca efectos negativos; evaluarán, de conformidad con la citada guía de la OCDE, los riesgos en su cadena de suministro sobre la base de los informes de una auditoría externa, que hará pública la información. Con  el  fin  de  velar  por  una  aplicación  eficaz  del  reglamento,  los  Estados  miembros de  la  UE  deben  designar  autoridades  competentes  y  la  Comisión  Europea  publicará un listado con estas autoridades. La obligatoriedad se introduce a partir de un régimen de  sanciones  aplicable  a  cualquier  infracción  que  será  establecido  por  los  Estados miembros. Dicho reglamento entrará en vigor en 2021, con el fin de dar suficiente plazo a las compañías para adaptar su funcionamiento.

En abril de 2017, el Parlamento Europeo aprobó la Resolución sobre la iniciativa emblemática de la Unión en el sector de la confección.  El objetivo  de  esta  resolución era presionar a la Comisión Europea para que elaborase una legislación vinculante sobre las  obligaciones  del deber de vigilancia de  las  cadenas  de  suministro  de  las  empresas transnacionales  del  sector  textil.  En esta resolución se recomienda que  la  propuesta legislativa que debe hacer la Comisión incorpore las nuevas directrices de la OCDE sobre la diligencia debida para la gestión responsable de las cadenas de suministro en el sector de la confección y el calzado. Y se subraya que esta propuesta legislativa “debe incluir normas fundamentales como las de salud y seguridad en el trabajo, normas sanitarias, un sueldo digno, libertad de asociación y de negociación colectiva, la prevención de laviolencia  y  el  acoso  sexual  en  el  lugar  de  trabajo,  y  la  eliminación  del trabajo  forzoso e  infantil”.  Solicita  que  se  vayan  abordando  los  criterios  clave  para  “la  producción sostenible,  la  transparencia  y  la  trazabilidad,  en  particular  la  recogida  transparente de  datos  e  instrumentos  para la información  de  los  consumidores,  los  controles  de  la diligencia  debida,  la  auditoría,  el  acceso  a  las  vías  de  recurso,  la  igualdad  de  género, los  derechos  de  los  niños,  la  información  sobre  la  diligencia  debida  de  las  cadenas de  suministro,  la  responsabilidad  de  las  empresas  en  caso  de  catástrofes  de  origen humano”. A su vez, en esta resolución se reitera la petición a la Comisión para extender la  responsabilidad  social  de  las  empresas  mediante  una  legislación  vinculante  sobre diligencia debida para el sector de  la confección,  con  el fin  de  garantizar que  la Unión y sus socios y operadores comerciales cumplan su obligación de respetar los derechos humanos y las normas socioambientales.

Más recientemente, en abril de 2020, el comisario de Justicia anunció que la Comisión Europea  se  comprometía  a  presentar  el  año  que  viene  una  directiva  para  que  las empresas asumieran reglas obligatorias sobre diligencia debida en relación con el medio ambiente  y  los  derechos  humanos.  Unos  meses  después,  la  Comisión  hizo  pública una  evaluación  inicial del impacto  de  la  iniciativa  sobre  debida  diligencia  y  gobierno corporativo  sostenible,  a partir de  la cual se  inició  en  octubre  un  proceso  de  consulta formal que  terminará  en  febrero  de  2021;  la  presentación  de  la  directiva  está  prevista entonces  para  el  segundo  trimestre  del  año  próximo.  A  la  vez,  las  organizaciones agrupadas en torno a la European Coalition for Corporate Justice (ECCJ) han subrayado la  necesidad  de  avanzar  en  esta  directiva  sobre  diligencia  debida  y  han  publicado los elementos más relevantes que, a su juicio, tendría que incluir esta normativa europea para resultar eficaz en términos de medio ambiente y derechos humanos. Por su parte,

26 grandes corporaciones han hecho un llamamiento conjunto para que la UE apueste por la debida diligencia en materia ambiental y de derechos humanos.

Contexto estatal

En diferentes países europeos se han ido produciendo avances para hacer más efectiva la responsabilidad de las empresas transnacionales respecto a los derechos humanos a lo largo de toda su cadena de valor.

En 2015, se aprobó en el Reino Unido la Modern Slavery Act, una ley de alcance general que busca acabar con las actuales formas de esclavitud, servidumbre, trabajos forzados y tráfico de personas. Esta supone una ampliación de la regulación existente, ya que modifica distintas normativas internas (de carácter penal, procesal, de extranjería) e incorpora una previsión (la llamada cláusula Tisc, Transparency in supply chain) por la que se obliga a toda empresa que proporcione bienes o servicios en el Reino Unido y que tenga elevados beneficios —esta cantidad la marca la Secretaría de Estado, en estos momentos se cifra en 36 millones de libras esterlinas— a publicar anualmente un informe en el que se contengan las medidas adoptadas en el marco de los objetivos estipulados en dicha ley. Este informe ha de ser referido a las actividades realizadas directas o indirectamente a través de las empresas que conforman su cadena de suministros en cualquier parte del mundo.

En 2017, la Asamblea Nacional de Francia aprobó la Ley 2017-399 de 27 de marzo, relativa al deber de vigilancia de las sociedades matrices y de las empresas contratistas. Mediante esta norma, se exige a las empresas francesas —con más de 5.000 trabajadores y trabajadoras, o con más de 10.000 incluyendo filiales con domicilio en el extranjero—un plan de vigilancia con el fin de prevenir y detectar la violación de los derechos humanos en sus actividades y en las de sus filiales y proveedores. Las empresas obligadas deben avanzar en la elaboración y publicación de un plan de vigilancia; la identificación y señalización de riesgos; las evaluaciones regulares de sus filiales, proveedores y subcontratistas; la aplicación de medidas para reducir riesgos y un mecanismo de alerta. En su redacción inicial, esta ley preveía la potestad judicial de imponer una multa civil de hasta 10 millones de euros, así como la obligación de reparar los daños causados y que hubiesen podido evitarse en caso de haberse cumplido con las obligaciones del plan de vigilancia. Sin embargo, la norma fue debilitada porque estos mecanismos fueron finalmente anulados por el Consejo de Constitucionalidad francés (Decisión núm. 2017-750, del 23 de marzo de 2017), al considerar que no estaban suficientemente delimitados.

En el caso español, en nuestro marco normativo estatal se han creado sistemas ad hoc para abordar las cuestiones que relacionan empresas y derechos humanos, pero no se contemplan ni la responsabilidad legal por incumplimiento ni el cumplimiento de la normativa relativa a los derechos humanos por parte de la empresa matriz con actividades transnacionales. El Plan de Acción Nacional de Empresas y Derechos Humanos se vincula con el marco ofrecido por los Principios Rectores aprobados en Naciones Unidas, de ahí que las prácticas voluntarias y unilaterales de las empresas transnacionales se conviertan en el único referente de sus obligaciones. En realidad, el objetivo de este plan no es ser un avance real en el control normativo de las grandes corporaciones, sino más bien ofrecer un apoyo a las empresas para la sensibilización en materia de derechos humanos. Mientras en el plan se detalla y desarrolla un sistema de incentivos, sensibilización y reconocimiento de buenas prácticas empresariales, no se contemplan mecanismos de evaluación y seguimiento con el fin de conocer incumplimientos relativos al Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

Por su parte, la Estrategia española de Responsabilidad Social de las Empresas tiene un objetivo y unas medidas muy similares al citado Plan de Acción Nacional. En esta estrategia se desarrollan aspectos como la comunicación y el diálogo, las prácticas de buen gobierno, la ética y la transparencia, la elaboración de memorias y guías, los códigos de buenas prácticas, la acción social y los intercambios de experiencias pero sigue sin incorporar instrumentos de evaluación y regulación de las prácticas de empresas transnacionales. Esta estrategia, además, define con claridad su carácter voluntario y la ausencia de exigibilidad jurídica; según el propio texto, “la adopción de políticas de responsabilidad social es voluntaria”, puesto que se trata de “prácticas que las empresas pueden adoptar de forma voluntaria, más allá de la legislación aplicable”.

En el Estado español, solo en los últimos tiempos se han incorporado ciertos avances, aunque todavía insuficientes, en los mecanismos jurídicos dirigidos a poder determinar la responsabilidad de las empresas en materia de derechos humanos. Cabe mencionarse, en esta línea, la Ley 26/2007 de Responsabilidad Medioambiental, por la que se establece que las empresas españolas, en su actuación fuera de la Unión Europea, tienen la obligación de “prevenir, evitar y reparar los daños medioambientales en aplicación de lo establecido en los acuerdos, principios, objetivos y normas internacionales que, en esta materia, España suscriba (…)”. Esta ley también contempla que, ante un incumplimiento de las obligaciones previstas, deben retornarse las ayudas públicas recibidas para el desarrollo de la actividad que causó el daño ambiental, además de quedar bloqueada la recepción de ayudas durante un periodo de dos años. De la misma ley destaca asimismo la previsión contenida en su artículo 10, referida a la responsabilidad de los grupos de sociedades: “En el supuesto de que el operador sea una sociedad mercantil que forme parte de un grupo de sociedades, según lo previsto en el artículo 42.1 del Código de Comercio, la responsabilidad medioambiental regulada en esta ley podrá extenderse igualmente a la sociedad dominante cuando la autoridad competente aprecie utilización abusiva de la persona jurídica o fraude de ley”.

En el ámbito penal, en el Estado español resulta igualmente relevante la reforma del Código penal operada sucesivamente por la Ley Orgánica 5/2010 y por la Ley Orgánica 1/2015, donde se contempla la responsabilidad penal de las personas jurídicas, que pasan a ser susceptibles de cometer delitos al margen de las personas físicas que las integren. En virtud de tales reformas, se especifica el deber de vigilancia empresarial. El artículo 31 bis, en su primer apartado, establece que las personas jurídicas serán penalmente responsables “de los delitos cometidos, en el ejercicio de actividades sociales y por cuenta y en beneficio directo o indirecto de las mismas, por quienes, estando sometidos a la autoridad de las personas físicas mencionadas en el párrafo anterior, han podido realizar los hechos por haberse incumplido gravemente por aquellos los deberes de supervisión, vigilancia y control de su actividad atendidas las concretas circunstancias del caso”.

Pese a la importancia de las normativas mencionadas, sigue sin abordarse expresamente el incumplimiento de la normativa internacional en materia de derechos humanos suscrita en España por parte de actores privados españoles en su actividad internacional. No se han incorporado mecanismos que puedan extender obligaciones extraterritoriales desde la empresa matriz a sus filiales, proveedores y subcontratas en otros países o, sencillamente, obligar al cumplimiento directo por parte de las transnacionales del Derecho Internacional.

En este marco, la recientemente aprobada tramitación parlamentaria de la propuesta de Ley de Creación de un Centro Catalán para Empresas y Derechos representa una oportunidad para avanzar hacia una normativa fuerte en materia de derechos humanos. Esta aprobación en el Parlament de Catalunya se ha producido como consecuencia del trabajo de incidencia política realizado por el Grupo Catalán de Empresa y Derechos humanos conformado por Lafede.cat y la Taula Catalana per la Pau i els drets Humans a Colòmbia, que se ha materializado en sendas resoluciones en favor de la puesta en marcha del Centro en 2016 y 2019. El objetivo de esta proposición legislativa es la creación de un centro público independiente para estudiar, evaluar y controlar la actividad de las empresas catalanas (con sede, actividad o inversiones en Catalunya) en terceros países. Entre sus funciones se contempla, además, impulsar propuestas de regulación, supervisión y control de la actividad de empresas transnacionales catalanas en relación a los derechos humanos, el derecho internacional del trabajo y las  normas  internacionales  en  materia de  medio  ambiente,  la promoción  de  la paz y el desarrollo humano sostenible.

En  todo  caso,  además  de  la  Propuesta  de  Ley  del  Centro  Catalán,  es  necesario  crear un marco normativo en el Estado español en el que se establezcan obligaciones concretas, que  genere  mecanismos  efectivos  para  la  evaluación  y,  en  caso  de  incumplimiento, prevea  sanciones,  con  el  objetivo  de  garantizar  el  respeto  de  los  derechos  humanos que puedan verse afectados por las actividades empresariales transnacionales.

Levantamiento del velo corporativo

Se     ha    convertido     en     habitual    que     las     empresas    transnacionales     busquen “desterritorializar” sus actividades hacia Estados con legislaciones más débiles o menos exigentes  por  lo  que  se  refiere  al  cumplimiento  de  los  derechos  humanos.  El  debate actual  se  encuentra  en  cómo  impedir  que  se  use  el  “velo  corporativo”  para  evitar la responsabilidad a través de la apariencia de una pluralidad de sociedades autónomas y con diferentes nacionalidades. Las propuestas en esa línea pasan por responsabilizar a quien coordina o dirige el grupo empresarial que actúa como una unidad económica. Para  profundizar  en  esta técnica,  se  exigen  criterios  que  vayan  más  allá  del  domicilio de  cada empresa y de  las  legislaciones  nacionales  —como  el Alien Torts Claim Act en EEUU—, que amparen jurídicamente la técnica del levantamiento del velo corporativo.

En  Europa  estas  posibilidades  se  van  incorporando  lentamente  a  la  legislación  y  solo para algunas materias como fraudes tributarios, blanqueo de capitales y responsabilidad laboral.  La Iniciativa Suiza de Negocios Responsables es un ejemplo de modificación legislativa ambiciosa. Esta propuesta ha contado con el respaldo de 130 organizaciones no  gubernamentales,  un  comité  empresarial  conformado  por  más  de  250  entidades, un  comité  conservador  que  reúne  a  350  políticos  de  partidos  de  centro  derecha, 400  comités  locales  con  miles  de  voluntarios  en  todo  el  país,  las  iglesias  nacionales y numerosas personalidades públicas. Un amplio apoyo social dirigido a modificar el texto constitucional para  responsabilizar  a  las  empresas  transnacionales  con  sede  en  Suiza de  los  daños  causados  por  las  empresas  bajo  su  control,  y  establecer  la  obligación de  llevar  a  cabo  las  debidas  diligencias  en  materia  de  derechos  humanos  y  medio ambiente  por  estas  compañías  dentro  y fuera  del país.  Más  aún  cuando  la  legislación de  sociedades  se  encuentra  muy  lejos  de  progresar  en  esta  dirección,  frente  a  las numerosas ventajas que la globalización neoliberal otorga a la internacionalización de las multinacionales. Finalmente, después de un proceso de incidencia política que ha sido desarrollado en los últimos años, en noviembre de 2020 la propuesta ha sido rechazado en referéndum por un estrecho margen.

La concreción de la exigencia de obligaciones extraterritoriales comienza a ser un hecho en algunos tribunales europeos. En 2013, doce personas de Tanzania demandaron a dos empresas filiales de Barrick Gold ante una corte del Reino Unido; dos ONG denunciaron en Alemania a un alto ejecutivo de la empresa maderera Danzer Group; Nestlé fue denunciada en Suiza; la organización ecologista Amigos de la Tierra demandó a Shell ante un tribunal holandés y ante otro británico. En este último caso, el 30 de enero de 2013, un juzgado de La Haya estimó que la filial de Royal Dutch Shell en Nigeria, Shell Petroleum Development, es responsable por los vertidos registrados en ese país entre 2006 y 2007. Aunque el tribunal holandés no reconoció la responsabilidad de la empresa matriz, era la primera vez que se condenaba a una filial de la firma por los daños causados en el extranjero. Asimismo, en países como Canadá se ha creado la figura de la Defensoría del Pueblo Canadiense para la Empresa Responsable que recibe y examina denuncias de violaciones de derechos humanos cometidas por empresas canadienses, de los sectores de la minería, los hidrocarburos y la confección, en el extranjero. Con todo ello, se abre un espacio interesante para levantar el velo corporativo aunque haya limitaciones al estudio de los casos y las recomendaciones.

21.8.-Los mensajeros de Meghan Markle y el príncipe Enrique – RAFA DE MIGUEL

Los duques de Sussex utilizan amigos y aliados para responder a las críticas desatadas por su entrevista con Oprah Winfrey

El príncipe Carlos, Camilla Parker Bowles, la reina Isabel, Enrique de Inglaterra y Meghan Markle, en Londres en julio de 2018. En vídeo, parte de la entrevista con Oprah Winfrey. ANWAR HUSSEIN / GETTY / VÍDEO: CBS

¿Y si la crisis desatada en la monarquía británica por Meghan Markle y el príncipe Enrique hubiera sido un problema de comunicación? Es una pregunta trampa, obviamente. Porque a estas alturas apenas quedan personas que no hayan tomado partido en el conflicto provocado por una entrevista que no dejó nada a la improvisación. 

19 mar 2021.- La conversación entre piedra y enredaderas con la presentadora Oprah Winfrey fue el ejercicio de comunicación más ensayado y medido en tiempos recientes. El rastro de incógnitas, incoherencias o acusaciones no respaldadas que dejaron los duques de Sussex, sin embargo, ha despertado la voracidad de los tabloides británicos, que no están dispuestos a soltar la presa. Meghan y Enrique han renunciado a alimentar ese canal de odio y beneficio mutuo que conecta a la familia real con la prensa amarilla desde hace décadas. El “contrato invisible” al que hacía referencia el duque de Sussex. “Si estás dispuesto a compartir un vino o una cena, y ofrecer un acceso completo a todos estos reporteros, obtendrás mucha mejor prensa”, denunciaba Enrique.

No se trata de ninguna logia secreta o de un pacto inconfesable, sino de una realidad mucho más simple, y a la vez más compleja de manejar. Los periodistas que cubren los asuntos de la casa real británica utilizan una forma de rotación imitada por otras monarquías europeas. En cada acto oficial se permite el acceso a un reportero, un fotógrafo y un camarógrafo que compartirán luego su material ―imágenes, información y chascarrillos― con el resto de medios adscritos al sistema. El problema viene después, porque los discursos o las fotografías son fijos, pero las interpretaciones de los gestos y el contexto, maleables. Y para contrarrestar esa amenaza los aliados son necesarios. Bien en forma de amigos que desde el anonimato presentan la versión de las partes, bien bajo la autoridad de presuntos “expertos en la realeza” de los que los tabloides no se cansan de echar mano. O mediante periodistas cómplices a los que se brinda amplia entrada en la intimidad a cambio de una versión favorable.

El último intento de ensayar esta variedad tuvo como resultado el libro Finding Freedom (Encontrando la Libertad), de Omid Scobie y Carolyn Durand, “un intento de crear un retrato íntimo y riguroso de una pareja real verdaderamente moderna que, aunque sus decisiones hayan supuesto críticas o elogios, ha sabido permanecer siempre fiel a sus creencias”, según los autores. Surgió esa especie de manifiesto autorizado en medio de la pandemia, y no logró calmar el ánimo de los que seguían presentando a la pareja como un par de adolescentes malcriados que habían huido de sus obligaciones, ni obtener la atención de aquellos medios que hubieran sido más proclives a la comprensión y apoyo a los duques de Sussex en una batalla que se presentaba entonces banal, empequeñecida por la tragedia que vivía el país.

Son contadas las ocasiones en las que un miembro de la familia real británica se coloca ante las cámaras para contar “su verdad”. Y la mayoría han sido explosivas. Ninguna ha servido para zanjar el debate, porque está en su propia naturaleza que nunca termine. El espectáculo debe continuar. Así que los Sussex han vuelto a la técnica tradicional para seguir enviando recados y contestar a los reproches. Ha sido la periodista estadounidense, Gayle King, amiga de la pareja, la encargada de revelar que Enrique ha hablado finalmente con su hermano Guillermo y su padre Carlos de Inglaterra: “Según me han contado, las conversaciones no resultaron muy productivas. Pero están contentos de que el diálogo se haya reanudado”, relataba King. También ha sido ella la que ha justificado que la entrevista se emitiera justo cuando el príncipe Felipe de Edimburgo, de 99 años, yacía convaleciente en el hospital después de ser sometido a una delicada operación de corazón. “Fue programada y grabada antes de que le hospitalizaran”, ha justificado, “Si algo, Dios no lo quiera, le hubiera sucedido, la programación se habría suspendido”.

Meghan Markle y el príncipe Enrique no han renunciado al juego de mensajes entrecruzados, a través de intermediarios, que lleva décadas practicando la familia real británica. Solo han decidido mantenerse en territorio amigo a miles de kilómetros de distancia de Londres. Otra víctima de la saña de los tabloides, Camilla Parker Bowles, eligió el camino contrario. Definida en su momento como la “mujer más odiada del Reino Unido”, en el momento álgido de su romance con el príncipe de Gales y la ruptura con Lady Di, la duquesa de Cornualles utilizó la paciencia, el sentido del humor y la intuición de que nada es más voluble que la opinión pública para dar la vuelta a la situación. Aprendió el nombre de cada uno de los periodistas que cubrían sus actos, les colmó de gestos cómplices, entendió cuál era el momento preciso para sonreír a la cámara o soltar un comentario preciso. A diferencia de Meghan, la futura reina consorte ―y cada vez es mayor la aceptación entre los británicos de ese hecho― entendió que nada domestica más a los medios que cultivar su vanidad y hacerles un poco de caso.

https://elpais.com/gente/2021-03-19/los-mensajeros-de-meghan-markle-y-el-principe-enrique.html

21.8.-‘El convite de los animales’LUIS NOÉ OCHOA

Un libro de Jorge Velosa que nos cuestiona sobre el trato que le damos a la fauna y vida silvestre.

Llegamos, este 20 invernal, / al puente de San José, / inmersos en bien y en mal, / entre desazón y fe.

 

19 mar 2021.- Una pequeña se llevó el viento, / de azules ojos, niña mía, / de dos añitos, lo siento, / te esperamos, Sara Sofía.

Dos enemigos de la guerra, / la que tantas muertos puso, / narran su crimen que aterra, / son Timochenko y Mancuso.

El Gobierno ya amenaza, / con la reforma que asedia, / que nos trepa la canasta / y clava la clase media.

No solo a este estrato, / alega el escarabajo, / sino que pagan el pato / los que sufren más abajo.

Vamos rimando, y podría seguir entre la prosa y el verso, que es como hoy converso, pues tengo la rima a flor de labio, ya que acabo de leer uno de los más bellos e ingeniosos libros que he leído, y que llega, precisamente, como una bendición, un bálsamo para estos tiempos de depresiones y noticias tristes.

“Es un aporte en la defensa del medio ambiente; un libro para recitarlo, para contarlo y cantarlo, para filmarlo, estudiarlo y enseñar, que debe estar en todos los colegios y bibliotecas.”

Se trata de El convite de los animales, editado por editorial Monigote y escrito por Jorge Velosa Ruiz, un orgullo de mi país –sigo rimando–. Es un libro útil, divertido e ingenioso y que describirles quiero, como dijo el carpintero.

El convite de los animales es un diálogo en verso de cabo a rabo, le decía una ardilla al pavo; es romance, copla, quintilla, sextilla, décima, seguidilla, trova sencilla, que maravilla, pero es, también, un poema cantado, con estrofas inspiradas y profundas: “Al árbol de la alegría / una hoja se le cayó, / pero que alguien escuchó / que en el suelo ella decía: por jortuna todavía / tiene muchas como yo”.

Se trata de una obra extraordinaria, cuando más necesitamos acercarnos al campo, y que Velosa maduró por años, entre muchas cucharitas, ordeños a la Pirinola, o visitas a la Julia, Julia de su amor, es decir, “la mitad de la vida”. Un libro caminado, entre vereda y vereda, “buenos días, campesinos, buenos días”, donde él recoge como joyas preciosas los saberes, las tradiciones y los dichos del alma popular.

El libro, bellamente ilustrado por Soma Difusa, que creo es de Susa, es un viaje increíble para oír al campo que Velosa tanto quiere, divulga y defiende guacharaca en mano, y ahora pluma en mano. Y una pluma respetable.

Es una obra en lengua campesina, auténtica, esa que no debe morir jamás. Es la voz de nuestro campo, / como yo quero contales, / es un llamado muy franco, / en reunión de animales. Más de cien especies salieron / a la vera de un camino, / que lo divulgara pidieron, / al genial Juan Toberllino. Que debe ser el mismo Velosa, Caballero Andante, un Quijote criollo, a pata y sin Rocinante.

Él, a quien se le debe un homenaje nacional por su invaluable aporte a la música y la cultura, es un sociólogo de ruana y sombrero, un estudioso de la música y de las tradiciones orales, de las costumbres, de la jerga popular. Y las que no se sabe se las inventa, pues aquí hay palabras nuevas.

Fue un acierto brillante haberle dado voz a nuestra naturaleza, donde los animales expresan sus orgullos, sus penas, su visión, su entorno. Y es también una crítica al país, a la sociedad, donde hay tanto ‘Mordazo’, como aquel que inquieta a las demás especies. Esta es una obra que enseña, crea conciencia ecológica, nos hace sentir orgullosos, pero a la vez nos cuestiona cómo acabamos con nuestra tierra, con nuestra fauna y con la vida. Y es un aporte extraordinario en la defensa del medio ambiente; un libro para recitarlo, para contarlo y cantarlo, para filmarlo, estudiarlo y enseñar, que debe estar en todos los colegios y bibliotecas.

Una mirla con nueva pinta / le decía a la mariposa: / la tierra sería distinta / con más seres como Velosa.

Y después del libro leer / me quedé echando cabeza / por qué no un convite hacer / pa’ salvar la naturaleza. Gracias, maestro.

Luis Noé Ochoa

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-el-libro-el-convite-de-los-animales-574910

21.8.-Comparando sus comisiones: los mejores brókers para invertir en varias bolsas del mundo: MARC FORTUÑO

En el momento de lanzarse a invertir en los mercados nos surgen multitud de dudas, siendo la más recurrente qué comisiones nos aplicará el bróker por nuestra operativa. Al fin y al cabo, las comisiones aplicadas sobre el proceso de inversión reducen la rentabilidad final, por lo que hay que tenerlas muy en cuenta.

 

19 mar 2021.- Analizaremos los brókers que hoy nos ofrecen las comisiones más bajas y que ventajas y desventajas implica invertir mediante estos intermediarios financieros.

La comisiones de los brókers más competitivos

Imaginemos que un bróker hubiera reducido las tarifas para operar en bolsa hasta los 0 euros sin comisiones de mantenimiento, pues este es el caso de eToro.

Y es que su principal negocio es la operativa con CFDs, unos instrumentos financieros complejos que en un estudio de la CNMV sentenció que el 82% de los clientes que realizaron operaciones con CFD sufrieron pérdidas. Por lo que podemos ver como las acciones son la puerta de entrada y, una vez dentro, hay algunas operativas que pueden ser complejas para inversores poco experimentados.

Un problema que nos puede surgir es que veamos que queden restringidos los valores de para invertir. En el caso de España, solo podríamos acceder a los valores grandes.

Además arrastra un gran número de reseñas negativas vinculadas al funcionamiento de su plataforma. Estas quejas apuntan a problemas en la ejecución de órdenes y cierres en la plataforma sin aviso previo (lo que impide la modificación de órdenes). Por lo que sí son los más baratos, pero hay que andarse con cuidado que ante un mercado volátil la plataforma no funcione y deje a los inversores enganchados. A pesar de todo, lo cierto es que es un bróker perfectamente regulado por la CNMV bajo el número 2534.

Si nuestro objetivo es conseguir el mejor precio, pero tener una plataforma algo decente, la respuesta es el bróker holandés De Giro.

Para valores españoles, tiene una comisión de 2 euros + 0,05% sobre el capital, con un límite de 10 euros. Para hacernos una idea, si hiciéramos una inversión de 1.000 euros en acciones del Santander acabaríamos pagando 2,50 euros sin tener otras comisiones encima como de custodia o por reparto de dividendos.

Se trata de las comisiones más competitivas, sobre todo si las comparamos con la banca que trabaja con comisiones de 4-9 euros según el capital invertido.

En el mercado estadounidense tiene una alta competitividad con una tarifa de 0,50 euros + 0,004 dólares por acción. En el mercado de ETFs vemos una tarifa generalizada de 2 euros + 0,03% y en determinados ETFs la operativa es, incluso, gratuita.

Para aquellos que operen con derivados, en el MEFF trabajan con tarifas de 0,60 euros por contrato en el caso del Mini Ibex 35 y para el resto (Ibex 35 y acciones) las comisiones ascienden a 1,25 euros por contrato. Los futuros estadounidenses siguen en esa misma línea con 0,50 dólares por contrato.

Que sea un bróker extranjero no significa que no se someta a la regulación bursátil española, su número del registro oficial de la CNMV es el 3360.

Como hemos visto en el caso de eToro, el precio no es lo más importante, ya que una plataforma a la altura puede impedir el desarrollo idóneo del proceso de inversión.

De Giro tiene una plataforma correcta aunque presenta algunas deficiencias. Por ejemplo, queda rezagada para ejecutar análisis técnico, no es posible abrir una cuenta demo para simular una operativa y practicar, o bien no podemos programar dos órdenes en un mismo valor como una Stop Loss o Take Profit o bien una orden de Compra y un Stop Loss.

Otro punto negativo a considerar que es cuando eres cliente de De Giro tu dinero no lo tienen ellos sino que queda invertido en el mercado monetario a través de fondos de Morgan Stanley. En condiciones normales no debería suponernos un quebradero de cabeza está cuestión, pero tal y como se desarrolla el mercado monetario con los tipos de interés negativos, hay que ser muy precavido.

Si tenemos una preferencia por la herramienta, es decir, la plataforma que canalizará las diferentes órdenes y el acceso a multitud de productos en mercados diferentes debemos estar dispuestos a comisiones algo más altas que las mencionadas. Y en este caso, Interactive Brokers es la respuesta por su sinergia equilibrada entre plataforma y comisiones y con una experiencia de más de 40 años.

Las comisiones son atractivas con un coste mínimo de 4 euros en las tarifas del mercado europeo y 1 dólar en el mercado americano. No obstante, este bróker tiene un mínimo de comisión de 10 dólares al mes que se reduce de las comisiones que se hayan generado durante este periodo (si generas 10 dólares de comisiones en compra-venta no se te cobran).

Siguiendo con sus antecesores, vemos la comisión de mantenimiento es de 0 dólares (si las comisiones mensuales son igual o mayores a 10 dólares), se te cobrarían esos 10 dólares si las comisiones mensuales son menores a esa cifra o si tenemos en cartera más de 100.000 dólares quedamos exentos. Eso sí los requisitos de entrada pueden ser elevados con un mínimo de 10.000 dólares.

Para los que quieren una plataforma que no ofrezca problemas en operativa y con una elevada profundidad de datos para ejecutar diferentes análisis, Interactive Brokers ofrece una solución óptima. En los registros de la CNMV, aparece con el número de registro 797.

Todos estos brókers son online, es decir, sin presencia física. Esto no representa ningún problema hoy en día, pero hay clientes que tienen preferencias por aquellos con una presencia física para ponerse en contacto y hacer las oportunas reclamaciones si se dieran. Como es obvio, una presencia física supondrá la aplicación de mayores comisiones para mantener la infraestructura.

En este caso, las alternativas físicas que hoy presentan mejores comisiones dependerán del tramo de inversión que tendamos a incurrir en el ámbito nacional. Con inversiones de menos de 2.000 euros nuestra elección sería Bankinter (3,95 euros), hasta los 6.000 euros Renta 4 sería la mejor posicionada (4 euros), con montos hasta los 15.000 euros el banco elegido sería Santander (6 euros) y otra vez Bankinter hasta llegar a los 60.000 euros (8 euros).

https://www.elblogsalmon.com/productos-financieros/mejores-brokers-para-invertir-espana-varias-bolsas-mundo-comparamos-sus-comisiones

  • 21.7.-La exitosa Cartera Permanente de Harry Browne consiste en esto y estos son sus resultados. Razón por la que tiene muchos adeptos MARC FORTUÑO
  • La muerte del patrullero LUIS NOÉ OCHOA

Dentro de las estrategias de inversión conservadoras sobresale el modelo de la Cartera Permanente ideada por Harry Browne que elabora una estrategia de asignación de activos administrada pasivamente construida por componentes de tal manera que intenta ser una cartera «todoterreno» capaz de ofrecer buenos resultados cuando se producen condiciones económicas adversas como inflación, deflación o recesión.

 

12 mar 2021.- Los componentes de la Cartera son los siguientes, cada uno con el mismo peso durante el tiempo que mantenga la Cartera: 25% en acciones, a las que les va bien en tiempos de auge de la actividad económica. Harry recomienda que un inversor seleccione tres fondos indexados para formar esta parte de la cartera. Aunque hoy en día podríamos sustituir esta recomendación por un producto que replique la evolución del MSCI World Index, ya que en su modelo aconsejaba que los componentes deben «representar a todo el mercado», sin llegar a especificar si esto se refería a todo el mercado de valores internacional o solo al estadounidense.

Otro 25% estaría representado por el oro que obtiene buenos resultados en épocas de inflación o en momentos de amplia volatilidad como activo refugio. En este punto podemos pensar en diversas formas de exponernos al oro ya sea de forma física mediante la compra de monedas de lingotes reales o financiera vía algún ETF.

Este modelo le da un lugar a la renta fija con el 25% de la cartera. Su peculiaridad es que aumenta durante épocas de deflación, y en su diseño recomendaba la adquisición de bonos del Tesoro de Estados Unidos a largo plazo (30 años). Hoy en día podemos ir más allá con productos que sean una muestra representativa de la renta fija global.

En último lugar el efectivo (25%) pero en el producto más parecido al dinero, mercados monetarios. Ofreciendo peso al mercado monetario se favorece aquellos momentos que se produce una escasez de dinero (recesión) y cuando suben los tipos de interés. Harry recomienda invertir en un fondo de inversión del mercado monetario que invierta solo en valores del Tesoro de Estados Unidos a corto plazo.

Y ahora viene la parte más importante: reequilibrar la cartera. Harry recomendó que la cartera se vaya reequilibrando una vez al año hasta los objetivos de asignación del 25%, pero solo si un componente específico tiene una variación +/- 10% del objetivo de la cartera.

Su gran atractivo: la baja volatilidad 

Aunque la Cartera Permanente no puede seguir el ritmo de las acciones o las carteras 60/40, no es de extrañar que tenga muchos adeptos porque ofrece tranquilidad. La volatilidad o desviación estándar de las rentabilidades de las acciones es 14,9%, la de la una cartera 60/40 es de, 9,6% y de la Cartera Permanente es del 7,2%.

Para quienes optan por una cartera permanente, el mayor atractivo es el drawdown (la máxima pérdida experimentada), que es más superficial que la cartera 60/40. En octubre de 1987, la cartera de inversiones permanentes cayó solo un 4,5%, mientras que la cartera 60/40 cayó un 13,4%.

Después del estallido de la burbuja tecnológica, la caída máxima en la Cartera Permanente fue de solo el 5%. La bolsa se redujo a la mitad, mientras que la cartera 60/40 ha caído hasta un 21%. Con la crisis financiera, vimos el peor desempeño de la Cartera Permanente que fue del -13%, y la cartera 60/40 cayó más de 30%.

Los resultados de este modelo de inversión 

William Bernstein escribió un excelente artículo en 2010 que repasaba la actuación de la Cartera Permanente desde el año 1964. Durante gran parte de este periodo no existían ni ETFs ni fondos índices, por lo que se utilizaron datos de índices puros, pero nos puede servir perfectamente a modo de ilustración.

Para el período de 45 años hasta 2009, este modelo de cartera de cuatro componentes, reequilibrados anualmente, habrían reportado una rentabilidad del 8,5% al año, con una volatilidad anualizada del 7,7%, no está nada mal. En comparación, una cartera asignada en un 60% a un índice bursátil (bolsa estadounidense), en un 20% a bonos a largo plazo y un 20% a letras del Tesoro (ambos títulos de renta fija estadounidense), habría obtenido una rentabilidad del 8,8% anual, con una volatilidad anualizada del 11,3%.

¿Qué significa esto? Aunque el modelo 60/40 superó por poco a la Cartera Permanente, el modelo 60/40 aportó una mayor volatilidad del 46%. Teniendo en cuenta la volatilidad de la cartera, el modelo de Browne superó con creces la rentabilidad del modelo 60/40.

El fondo de inversión Permanent Portfolio Permanent I (PRPFX) sigue en líneas generales el concepto del Cartera Permanente. Aunque este fondo tiene un ratio de gastos relativamente alto, del 0,82%, teniendo en cuenta su sencilla composición, sus rentabilidades totales han sido impresionantes durante la última década y más.

El fondo tuvo una rentabilidad anualizada del 6,38% desde que comenzó su andadura en 1983 frente a la rentabilidad anualizada del S&P500 del 11,74%, no hay duda que las acciones lo han hecho mejor. Sin embargo, si miramos a lo largo de este siglo XXI, lo cierto es que la Cartera Permanente ha tenido mejores resultados porque ha combatido excelentemente los intensos mercados bajistas.

  • Año 2000: S&P500 -10,14% vs PRPFX +5,83%
  • Año 2001: S&P500 -13,04% vs PRPFX +3,76%
  • Año 2002: S&P500 -23,37% vs PRPFX +14,31%
  • Año 2008: S&P500 -38,49% vs PRPFX -8,36%

 

La Cartera Permanente es adecuada

Vistos los resultados que mostramos ¿tiene sentido el modelo de Cartera Permanente como núcleo de la cartera de un inversor? En esta ocasión la respuesta es «depende».

Hay dos factores que desaconsejan utilizar la Cartera Permanente para la inversión a largo plazo. El primero es el nivel de riesgo de la cartera. Es probable que la Cartera Permanente sea un modelo de inversión más conservador de lo que muchos inversores quieren o bien necesitan.

Para la planificación de la jubilación, los inversores necesitan encontrar el equilibrio adecuado entre mantener la exposición al riesgo de mercado dentro de límites aceptables y la generación rentabilidades suficientemente altas para proporcionar unos ingresos sostenibles a largo plazo durante la jubilación. Que la Cartera Permanente sea una buena cartera por su nivel de riesgo no significa que tenga el nivel de riesgo adecuado y la rentabilidad esperada suficiente para cualquier inversor.

La segunda preocupación es que sus rentabilidades tienen una correlación negativa con los tipos de interés. Aunque esto ha impulsado la rentabilidad en los últimos años porque las autoridades monetarias no han visto una inflación preocupante, la tendencia predominante a largo plazo tiende a ser inflacionista.

Además, para los inversores que ahorran para la jubilación, los pasivos tenderán a aumentar con la inflación, y por tanto tienen una correlación positiva con los tipos de interés. Una asignación de cartera con una correlación negativa con los tipos de interés perderá valor cuando los costes de los bienes y servicios aumenten, y viceversa.

https://www.elblogsalmon.com/mercados-financieros/cartera-permanente-harry-browne-tiene-muchos-adeptos-esto-consiste-estos-sus-resultados

21.7.-La muerte del patrullero LUIS NOÉ OCHOA

La muerte de Edwin Caro y el bombardeo al Guaviare, dos casos polémicos entorno a la violencia.

Popularmente se dice que “cada día trae su afán”. Tristemente aquí no es solo su afán, sino su tragedia, su drama, su dolor y su polémica. Quiere uno ponerle buen tono a la vida, pero como se dice manejando en Bogotá, no hay por dónde.

12 mar 2021.- Esta semana trajo varios afanes polémicos. Y todo en torno de la violencia, la inseguridad y la muerte. El bombardeo en Guaviare, sobre un campamento del guerrillero disidente de las Farc ‘Gentil Duarte’, donde había menores de edad. Que no serían llevados gentilmente por Gentil, sino a la fuerza o engañados.

Dijo el ministro de Defensa que “los convierten en máquinas de guerra”. A los ministros toca decirles, como a los viejitos chocolateros: ‘Cuiden su lengua’. La muerte de los menores es muy dolorosa, pero hay que culpar primero a las guerrillas, que los llevan para enseñarles a matar o ponerlos de escudo. Hemos visto que muchos de los que por fin dejaron las armas, gracias al proceso de paz, no sabían leer, pero sabían disparar. Qué desgracia.

“Hay que ver qué nos pasa como sociedad, qué oportunidades se les pueden ofrecer a la juventud, de la nacionalidad que sea, y a millares de desempleados.”

Esto por los lados del Guaviare, pero, en la selva de cemento, en las ciudades, también se pierden vidas every day, como dicen los que estrenan título de inglés. Yes. Duele el caso del patrullero Edwin Caro Gómez, asesinado en el norte de Bogotá, cuando él y su compañero requirieron a dos sujetos para una requisa. Los hampones abrieron fuego.

Los delincuentes, uno de ellos dado de baja, son de nacionalidad venezolana. En Bogotá hay casi 400.000 personas del hermano país, la inmensa mayoría trabajadores, buena gente, alegres, que luchan honestamente y a quienes acogemos con respeto. Tenemos que ser solidarios con ellos, y jamás estigmatizarlos. Pero unos poquitos delinquen y toca perseguirlos por delincuentes, no por su nacionalidad.

Y, claro, hay polémicas, que siempre distraen. Yo pienso en el patrullero sacrificado en procura de prevenir el delito. Tal vez él y su compañero, David Carvajalino, hayan salvado la vida de una víctima de un fleteo o evitaron un asalto.

Edwin llevaba poco en la institución: “… hace más de un año ingresé a la escuela con una maleta que más que cargada con cosas materiales, venía cargada de muchos sueños y metas. Hoy se cumple ese primer sueño (…) en el camino aprendí demasiadas cosas (…), pero sobre todo me formé como un profesional. Este no es el final, este apenas es el comienzo de esas metas y sueños por cumplir. VERDE OLIVA”, había escrito en octubre pasado, en su cuenta de Face, como dicen los muchachos. Eso es orgullo de ser policía, es verse cabo, capitán, teniente, general, pero los delincuentes lo truncaron todo.

No pensamos mucho en las madres de los militares. Yo quería servir a la patria, pero no califiqué porque tenía el cerebro plano, y mamá no me vio jurar bandera. Doña Odilia Gómez, madre de Edwin, que Dios le dé consuelo y valor. Y paz y gratitud en la tumba de su Edwin alegre, ‘verde oliva’.

Gratitud también a nuestras Fuerzas Armadas, en medio de un país cuya violencia golpea más por todo lado y las bandas ilegales pagan por muertes de policías. Yo creo que más que polemizar hay que mirar qué nos espera con un desempleo altísimo, producto del covid, con unas bandas criminales urbanas y rurales, que ellos sí ofrecen ‘trabajo’ a los desesperados.

Bogotá ha atacado las bandas organizadas, que son un azote. Sigan every day y todo el año. Por ahí hay un chiste de que ataquen al microtráfico hasta dejarlos en la “olla”. Y la alcaldesa anunció nuevas medidas. Eso está bien, y que salga nuestro Ejército.

Pero hay que ver qué nos pasa como sociedad, qué oportunidades se les pueden ofrecer a la juventud, de la nacionalidad que sea, y a millares de desempleados. Es cosa del Gobierno Nacional también, que debe ayudar en “prevención y acción”.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-sobre-la-muerte-del-patrullero-y-el-bombardeo-al-guaviare-573096

  • 21.6.-La empresa comerciante de energía XM: la quinceañera –AMYLKAR ACOSTA
  • Estonia va a pasar a España: su política económica de los últimos 30 años es todo lo que deberíamos haber hecho y no hicimosMARC FORTUÑO
  • Vacuna contra el machismo LUIS NOÉ OCHOA

Según sentenció Nicolás Maquiavelo nunca se debe desperdiciar la oportunidad que ofrece una buena crisis, coincidiendo con el proverbio chino según el cual en el corazón de cada crisis se esconde una gran oportunidad.

28 feb 2021.- Lo traigo a colación para significar que el gran apagón que sufrió el país entre los años 1992 y 1993, que sumió al sector eléctrico del país en su más profunda crisis, fue la oportunidad para darle un revolcón a su estructura y funcionamiento. Este fue el origen de la Ley Eléctrica 143 del 11 de julio de 1994, gracias a la cual el sistema eléctrico del país ha ganado en confiabilidad y firmeza. Aunque la Ley fijó un plazo de 20 años para alcanzar la cobertura universal de la prestación de este servicio esencial, esta es la hora que, según el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, 500.000 hogares, 3% de la población colombiana, carecen del mismo.

Posteriormente se expidieron las leyes 697 de 2001, que propenden por el uso racional y eficiente de la energía y la Ley 1715 de 2014, la cual, además de estimular la generación y el uso de energía a partir de fuentes no convencionales, incentiva y promueve la eficiencia energética, las cuales la complementan.

El Sistema Interconectado Nacional (SIN) cuenta con 90 generadores de energía, entre centrales hídricas, que participan con el 68.2% de la capacidad instalada de generación, unidades térmicas a gas y carbón, que participan con el 29.8%% y plantas solares, eólicas, cogeneradores y autogeneradores, que participan con el 2% restante. 15empresas transportan la energía a través de 27.459 kilómetros de redes de transmisión nacional y regional (STN + STR) a 230 y 500 KV de tensión, amén de 39 operadores de red y de transmisión regional, los cuales cuentan con sus respectivas redes de transmisión local (STL) y de distribución, las cuales constituyen la última milla para llevar el fluido eléctrico hasta el usuario final, tanto a los regulados (empresas) como a los no regulados (residencial).

Pero sólo 11 años después de expedida la Ley eléctrica, mediante el Decreto 848 de 2005 del Ministerio de Minas y Energía se dio un paso fundamental para garantizar, como lo manda la Ley eléctrica, la prestación del servicio con calidad, eficiencia y continuidad, al crear la empresa XM, para esta asumiera la responsabilidad de operar y administrar el mercado eléctrico, en momentos en los que este había alcanzado su madurez. Dicha empresa nace como filial de Interconexión Eléctrica S. A (ISA) , que para aquel entonces tenía el monopolio del transporte de energía del país. Durante los 15 años cumplidos de XM, el sector eléctrico no ha parado de crecer: la capacidad instalada de generación pasó de 13.348 MW de potencia a los 17.462 MW. Entre tanto la demanda creció desde los 50.430 GWH a los 71.925 GWH.

EVOLUCIÓN DE LA CAPACIDAD INSTALADA DE GENERACIÓN
(MW/ 2005 – 2019)
Fuente: XM
CRECIMIENTO DE LA DEMANDA DE ENERGÍA
(GWH/ 2005 – 2019)
Fuente: XM

Aquí hagamos una digresión para resaltar el hecho que, con antelación, la Ley eléctrica había facultado al ejecutivo para modificar el objeto social de ISA, así como la creación de una empresa de economía mixta (ISAGEN), la cual asumiría el control y manejo de los activos de generación que se escindieron de ISA. Para darle desarrollo a lo dispuesto por la Ley se expidió el Decreto 1521 del 15 de julio de 1994, concretándose su constitución el 4 de abril de 1995, fecha esta en la que se firmó la escritura de escisión. A partir de entonces ISA se concentra en la actividad de transporte de energía y deja de lado la generación, muy en línea con la supresión que dispuso la Ley eléctrica de la integración vertical de las empresas del sector, con muy contadas excepciones, destacándose entre ellas EPM de Medellín.

Al tener bajo su responsabilidad la administración y operación del mercado eléctrico, XM asumió también el control, la supervisión y el monitoreo permanente de todo el engranaje del Sistema, sirviendo de articulador e integrador de todos los agentes del mercado, constituyéndose en el eslabón que jalona la cadena. Desde luego, para cumplir su rol, XM se debe ceñir a la regulación y al reglamento que para tal efecto ha expedido la CREG, así como a los acuerdos técnicos aprobados por Consejo Nacional de Operación (CNO), de naturaleza privada, con el cual debe compaginarse, coordinarse y acoplarse para de esta manera asegurar el cabal cumplimiento de sus propios fines misionales.

XM, entonces, se encarga de facilitar las transacciones comerciales de energía en bloque en el mercado mayorista, al cual concurren generadores y comercializadores, el cual funciona a través de la Bolsa, así como el transporte de la misma. Ello, desde luego, contribuye enormemente a la formación eficiente de precios del kilovatio de energía. De lo que se trata es de optimizar el intercambio de servicios entre los distintos agentes, al tiempo que garantiza el flujo de fondos a que dan lugar. Cumple, además, un papel de la mayor importancia en los procesos de subastas de energía firme, así como en las transacciones derivadas del cargo por confiabilidad.

Según el Foro Económico Mundial (FEM) Colombia figura en el top 10 a nivel mundial y encabeza Latinoamérica por su posicionamiento en el Índice Global de Desempeño de Arquitectura de Energía. Ello se debe tanto al marco normativo y regulatorio como al arreglo institucional, en el cual XM cumple una función muy relevante. Ello explica en gran medida la mayor resiliencia del Sistema eléctrico del país, al punto que ha podido sortear con éxito tres eventos de climatología extrema a causa del fenómeno del Niño, espantando el fantasma del racionamiento del servicio de energía. Gracias a las alertas tempranas emitidas por parte de XM se pudieron conjurar sus amagos recientes y la región Caribe se libró de un apagón, al determinar la oportuna intervención por parte de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios a electricaribe

XM tiene por delante el reto que le impone la Transición energética en la que está empeñado el país, para integrar las fuentes no convencionales de energías renovables (FNCER) a su matriz energética, la cual viene aparejada con la modernización y digitalización de todos los procesos inherentes a la operación del Sistema eléctrico . Ello se habrá de traducir en el mayor y mejor uso de herramientas tan imprescindibles en la nueva normalidad del sector como la Big Data, la inteligencia artificial y los algoritmos para registrar, procesar y analizar en tiempo real, el cúmulo de datos que a diario genera la operación del Sistema y de esta manera tomar las mejores y más oportunas decisiones.

De cara a la Transición energética, el Gobierno Nacional integró, por mandato del Congreso de la República , una Misión de Transformación Energética, la cual, entre sus recomendaciones de la Fase I, planteó la necesidad y la conveniencia de escindir XM de ISA, manteniendo su ánimo de lucro y establecer una Unidad de Monitoreo del Mercado (UMM) independiente . La razón primordial de esta propuesta estriba en los supuestos conflictos de interés que podrían darse, toda vez que ISA, su matriz, es uno de los agentes del mercado que XM administra y opera. De darse la enajenación de su participación en ISA por parte de la Nación y esta es adquirida por parte de ECOPETROL, como se tiene previsto, deberá garantizarse que XM siga cumpliendo su función con los más altos estándares como lo ha venido haciendo hasta ahora. La Fase II de la Misión, concluye que no es viable tener agentes activos del mercado dentro del esquema de propiedad de XM y por eso recomienda que XM permanezca en ISA y que se fortalezca su gobierno corporativo.

Cabe advertir, de todos modos, que XM se rige actualmente por un régimen corporativo, que garantiza su independencia y manejo técnico e imparcial por parte de sus directivas, encabezadas por su Gerente Nohemí Arboleda Arango, de los cuales da buena cuenta la excelencia de su desempeño y el reconocimiento por parte del sector.
Santa Marta, febrero 24 de 2021
www.amylkaracosta.net

http://amylkaracosta.net/prueba1/index.php?option=com_content&view=article&id=626:xm-la-quinceanera&catid=95&Itemid=673

21.6.-Estonia va a pasar a España: su política económica de los últimos 30 años es todo lo que deberíamos haber hecho y no hicimosMARC FORTUÑO

Desde la recuperación de la independencia en 1991, la economía de Estonia ha crecido rápidamente y es un ejemplo de libro sobre qué políticas económicas funcionan para el desarrollo de un país.

4 MAR 2021.- Debemos contextualizar su caso, a principios de los noventa el PIB per cápita del país rondaba los 2.000 dólares, su sector industrial estaba en ruinas, los salarios reales se redujeron a la mitad, la inflación era galopante y los alimentos eran tan escasos que había que racionarlos.

La introducción de una política económica orientada al mercado en Estonia tras la independencia sentó las bases para unas reformas destinadas a restaurar los derechos de propiedad y establecer un sistema de precios para los bienes, el trabajo, el capital y la tierra. Las reformas de la tierra y la propiedad tenían dos objetivos: la restitución a los antiguos propietarios de las tierras «ilegalmente expropiadas» durante el régimen soviético, y el tratamiento de la tierra como un recurso económico valioso y escaso.

Estonia se convirtió en miembro de la Unión Europea el 1 de mayo de 2004 y fue el primer país exsoviético en unirse a la OCDE en mayo de 2010. Esta república báltica ha logrado pasar de una economía centralizada y estatal a una economía de mercado dinámica, liberalizada por una sucesión de gobiernos que observaron una estricta ortodoxia presupuestaria y modernizaron el país.

Como resultado de sus políticas, la tasa de crecimiento anual del PIB en Estonia fue del 4,02% de media desde 1996 hasta 2020, mientras que en el mismo periodo analizado España ha alcanzado una media del 1,65% desde 1996 hasta 2020. Esto le ha permitido pasar de una renta per cápita de 6.700 dólares en 1993 a los 20.700 actuales.

Un sistema fiscal simple pensado para promover el crecimiento 

Estonia ha defendido la simplicidad fiscal y tratar a sus ciudadanos por el mismo tipo de gravamen independientemente de lo que ganen. No podemos hablar de una fiscalidad excesivamente laxa, ya que ocupó el puesto 22 de 37 países de la OCDE en cuanto a la relación entre impuestos y PIB en 2019. En 2019, Estonia tenía una relación impuestos/PIB del 33,1%, ligeramente por debajo de la media de la OCDE del 33,8%.

Su sistema de impuesto sobre la renta es proporcional, con una tasa estándar del impuesto sobre la renta de las personas físicas es del 20% para todo el mundo.

Estonia ha dado en la clave para favorecer el crecimiento empresarial. El impuesto sobre sociedades no se calcula sobre los beneficios obtenidos cada año, sino que se evalúa mensualmente y solo cuando se han distribuido los beneficios (cuando paga dividendos, por ejemplo). El tipo impositivo es generalmente un 20% fijo y, desde 2019, si se pagan dividendos regulares, se puede aplicar una tasa reducida de 14%.

Las empresas residentes pagan impuestos sobre los beneficios distribuidos de sus ingresos mundiales, mientras que las empresas públicas de no residentes solo pagan impuestos sobre los beneficios distribuidos de los ingresos derivados de fuentes estonias.

Como curiosidad, su impuesto a la propiedad se aplica solo al valor de la tierra, más que al valor de los bienes inmuebles o el capital.

Y seguimos con el tipo impositivo del 20%, pero aplicado al consumo (como vemos no es una fiscalidad enrevesada, sino que se caracteriza por su simpleza). El anterior tipo normal era del 18% en 2008. Se cambió al nivel actual en 2009. También aplica tipos de IVA reducidos del 0% y el 9% a una serie de bienes y servicios.

La buena gestión en favor de la estabilidad presupuestaria

Los diferentes gobiernos de Estonia han mantenido una política equilibrada gracias a la cual el presupuesto estatal ha sido más o menos equilibrado. Las reservas que se habían acumulado a partir de los superávits presupuestarios permitieron al gobierno de Estonia evitar tomar préstamos durante la crisis.

Por eso, la carga de la deuda de Estonia se encontraba entre las más bajas de Europa: solo el 7,2% del PIB. Durante la recesión de 2009, el gobierno se vio obligado a aumentar los impuestos y recortar el gasto para disminuir el déficit, lo que provocó un déficit muy modesto en comparación con el resto de Europa, solo el 1,7% del PIB.

Fruto de su gestión, durante mucho tiempo se han acumulado reservas financieras y el monto de las obligaciones de deuda pendiente se mantuvo relativamente bajo. Al cierre de 2019, la reserva de liquidez era 1,4 veces mayor que el monto de las obligaciones de deuda pendientes. Las necesidades de endeudamiento del estado aumentaron significativamente debido a los costos extraordinarios y la fuerte disminución en los ingresos fiscales causados ​​por el brote de COVID-19 a principios de 2020.

Llama poderosamente la atención las pocas veces que Estonia se ha lanzado a emitir deuda desde la década de los años noventa. En 1993, tramos por un total de 300 millones de coronas estonias (19,2 millones de euros) para la fusión y recapitalización de Põhja-Eesti Aktsiapank y Balti Ühispank (dos bancos comerciales locales). En 2002, se lanzó una emisión internacional de eurobonos de 100 millones de euros para refinanciar préstamos en moneda extranjera pendientes de las IFI y para financiar la compra de sistemas de radar. Y, e 2020, una emisión de eurobonos internacionales de 1.500 millones de euros para cubrir el flujo de caja negativo causado por el brote de COVID-19 a principios de 2020 y para garantizar la liquidez. Los bonos vencerán en junio de 2030.

La tecnología solapa la burocracia

El país se ha destacado principalmente por su sector de TIC (invención de Skype, sistemas de pago móvil, votación por internet, cédulas electrónicas multifuncionales e iniciativas en el ámbito de la ciberseguridad)

En 1997, se lanzó la gobernanza electrónica (e-gobernanza) y hoy, es probablemente el único país del mundo donde el 99% de los servicios públicos están disponibles online las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Los servicios electrónicos solo son imposibles para matrimonios, divorcios y transacciones inmobiliarias.

Gracias a un ecosistema digital seguro, conveniente y flexible, Estonia ha alcanzado un nivel sin precedentes de transparencia en la gobernanza y ha creado una amplia confianza en su sociedad digital. Como resultado, Estonia ahorra más de 844 años de tiempo de trabajo al año y se ha convertido en un entorno sin problemas para los negocios y el espíritu empresarial.

A través de la e-residencia, una identidad digital emitida por el gobierno que permite a los emprendedores digitales establecer y administrar una empresa global confiable completamente online, sin importar en qué parte del mundo se encuentre.

La simplicidad de trámites y el entorno fiscal para el crecimiento de empresas han permitido que Estonia ostente el récord mundial de empresas emergentes por persona y está superando al resto de Europa, con solo 1,3 millones de personas. Siendo el 132º país más pequeño del mundo, produce más empresas emergentes per cápita que cualquier otro país de Europa.

https://www.elblogsalmon.com/economia/estonia-ejemplo-economico-para-toda-europa

21.6.-Vacuna contra el machismo LUIS NOÉ OCHOA

No permitamos que la preclusión del caso Uribe apague la conmemoración de este 8 de marzo.

Hoy no me referiré a la preclusión del caso Uribe por la Fiscalía, del que hablará medio país. Y se hablará largo y tendido. Temo, y ojalá me equivoque, que esto le pone pólvora a la polarización nacional y tendrá efectos electorales. Qué pereza. Pero ‘desuribicémonos’, practiquemos un trabalenguas nacional que deberíamos decirlo a diario, antes de levantarnos, acostarnos y los dientes cepillar: Colombia se debe ‘desuribizar’, el que la ‘desuribice’ muy buen ‘desuribizador’ será. Y dejemos que el cauce de la justicia siga, sin que se vuelva avalancha.

5 mar 2021.- Al menos, no permitamos que la preclusión apague la intención de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, este 8 de marzo, decretado por la ONU. Este tiene que ser no uno, ni dos días, sino todo el año, muchos años, hasta llegar a la equidad pronto, no en décadas. Se tiene que pensar en la mujer, en su papel en la sociedad, que es y ha sido fundamental, en sus derechos, que con frecuencia se les vuelven reveses, pues se les vulneran cada segundo. Hay que recalcar y defender el derecho a la igualdad en todo. En educación, en trabajo –tanto en oportunidades como en igualdad salarial, pues ganan aquí un 12 por ciento menos que los hombres por la misma labor–, en decisiones, en respeto a su dignidad y a la vida misma.

Con todo y que no las dejan, ha habido mujeres grandes. Recordemos a Marie Curie, premio Nobel de física, y con quien a primera mirada había química. Fue la primera mujer Nobel de Química. Todos los nobeles los logran por ser superiores, por hacer más por los demás. Y despiertan envidias en muchas carnitas.

“El asunto es de conciencia general, de justicia, de respeto, de que se enseñen valores, de que se vacune contra el machismo, que es pandemia vieja.”

Yo pienso en muchas mujeres, así despierte celos. En la flaca Golda Meir, primera mujer presidenta de Israel, o en Margaret Thatcher, la Dama de Hierro de Inglaterra. O aquí, en Policarpa Salavarrieta, en Antonia Santos, en Esmeralda Arboleda –primera mujer senadora de la República, quien lideró el movimiento por el sufragio femenino–.

Se ha avanzado. Hay mujeres en todas las disciplinas. Hay presidentas. La extraordinaria Angela Merkel es una de las más visibles, con Kamala Harris, primera mujer afrodescendiente vicepresidenta de Estados Unidos. Báilenme ese Trump en la uña, dije un día. Aquí tenemos vicepresidenta, doña Marta Lucía Ramírez, y a Claudia López, primera mujer alcaldesa de Bogotá elegida por voto popular, que lo está haciendo bien y tiene programas serios en favor de las mujeres.

Pero aquí, en este país de cafres, como dijo el maestro Darío Echandía, hay atropellos miserables. Entre el 1.º de enero de 2020 y el 31 de octubre, según el programa No Es Hora De Callar, 209 mujeres y niñas habían sido asesinadas por su condición de género. Y el 93 por ciento de los casos permanecían en impunidad. Y hasta el pasado septiembre, en los últimos siete años, habían sido asesinadas 80 lideresas sociales. No las matamos a punta de ternura, como dijo Vicente Fernández, sino de violencia.

De otro lado, o del mismo, muchas, muchísimas, trabajan jornadas extenuantes.
Millones laboran 18 horas. Se levantan antes del amanecer, alistan a sus hijos o nietos, dejan preparado el almuerzo, se van y trabajan y llegan a ‘dar comida’, a alistar ropa. Se acuestan rendidas, tarde. Y ganan poco. “Hágame el favor”, decía un marido, conchudo.

El asunto es de conciencia general, de justicia, de respeto, de que se enseñen valores, de que se vacune contra el machismo, que es pandemia vieja. En cada escuela, en cada sermón, en cada junta directiva, en el Parlamento, en cada empresa, hay que recalcar que la mujer tiene los mismos derechos. Y hasta aquí, porque tengo que lavar la loza y prepararle el almuerzo a mi otra mitad.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-el-dia-de-la-mujer-y-alvaro-uribe-571362

21.5.-Los viejitos primero LUIS NOÉ OCHOA

Deben recibir un trato más digno. Que sea un privilegio ser viejo, antes que ser un estorbo.

En estos días asistí a una reunión de las de ahora, con distanciamiento social y tapabocas, con compañeros que no veía hace casi un año. Se queda uno con los abrazos engatillados. Qué ganas dar un abrazo o estrechar la mano en vez de ese codacito, que es un pequeño aletazo, como un saludo de pájaros, pero sin pico, o, mejor, mejilla con mejilla a las amigas. Además, para darse codo están los políticos.

26 feb 2021.-Pero hay esperanzas de volvernos a abrazar. Se comenzó tarde, pero ya están vacunando, primero, como debe ser, al personal de la salud. Más de 150 médicos y enfermeras han pagado con su vida el cumplimiento de su bella misión. Y después, los adultos mayores, es decir, los viejitos, pues se sabe que ya tienen caídas hasta las defensas, ya que cuando los años pasan, como dice un bolero, el sistema inmunitario se debilita.

Muy bien que los viejos sean los primeros, pues son, ¿o somos?, los más expuestos. Así debe ser para todo. No solo por consideraciones de salud, sino por gratitud por lo que han aportado al país. Los adultos mayores deben recibir trato más digno. Que sea un privilegio ser viejo, antes que ser un estorbo. De hecho, la vejez asusta. A veces se sorprende uno al preguntar, en este país con tantos peligros, a qué le temen las personas: no dicen a las ‘Águilas Negras’ o a los elenos oscuros, a una reforma tributaria, sino a la vejez y a la pobreza. Hay cosas buenas: le ceden a uno el puesto; el viejo produce ternura, y si tiene pensión es más llevadero… y traedero, especialmente si va a cobrar. “La edad también tiene ventajas muy saludables: se derrama mucho del alcohol que nos gustaría beber”, dijo el escritor francés André Gide.

Pobreza e inequidad son pandemia nacional. Les queda de tarea a los candidatos que están en fila más larga que para la vacuna.

Que las ventajas sean otras. La salud en general, el bienestar, recreación, la economía, la vacuna. Eso sí, sin largas filas. Muchos viejos quieren la china. Entre ternura y risa, como decía una novia en luna de miel con un ochentón, me produjo un adulto mayor cuando dijo estos días que había que felicitar al Gobierno porque vacunaba a los mayores por parejo, sin necesidad de influenza. Supongo que quería decir sin necesidad de palanca.

La influenza es uno de los males a los que más expuestos están los viejos. Además de otros como la culebrilla. Porque enculebrados sí que viven, especialmente en este país del pobre-Ton, con 37 por ciento de colombianos en pobreza y más del 17 por ciento en pobreza extrema, donde se ayuna por obligación, y no por fe.

Entonces no entiende uno cómo este gobierno joven quiere vacunar con un impuesto las pensiones de tres salarios mínimos para arriba, cuando ya les quitan el 12 por ciento para salud, cuando les quitaron la mesada 14 y el aumento fue del 1,6 por ciento, o sea el IPC, mientras a los congresistas les aumentaron 1,7, pero millones. Pobreza e inequidad son pandemia nacional. Les queda de tarea a los candidatos que están en fila más larga que para la vacuna.

* * * *

La Dirección de EL TIEMPO ha sido desempeñada por hombres cultos y respetables. Sobre todo por grandes periodistas que han entendido la responsabilidad de la prensa, en especial la de este diario, en la defensa de las libertades y derechos ciudadanos y, por ende, de las instituciones democráticas. Alfonso Villegas Restrepo, Eduardo Santos, Germán Arciniegas, Roberto García-Peña, Hernando Santos Castillo, Enrique y Rafael Santos y Roberto Pombo, los últimos doce años. Él, con ecuanimidad, inteligencia y carácter, supo mantener a flote la nave con lujo de detalles. Incluso la hizo campeona en las regatas del periodismo digital. Un honor haber sido subalterno y alumno suyo, don Roberto. Y, aunque me digan sapo, suerte al nuevo Director, Andrés Mompotes, periodista veterano, made in EL TIEMPO.

Luis Noé Ochoa 

  • 20.4.-Café: Compras a Futuro, Cooperativas y Garantía de Compra OSCAR GUTIÉRREZ
  • De cábalas, pandemias y cabañuelas – AMYLKAR ACOSTA
  • ¿Habría vida en la Tierra? – LUIS NOÉ OCHOA

En el artículo, Mercado de futuros, ¿un tumbis anticipado? señalé la situación que se presenta para los caficultores que, convencidos para que usen la venta de café a futuro, un mecanismo que, valga decirlo, navega en medio de la especulación financiera propia de los mercados bursátiles, y en el que, las pérdidas de los caficultores, casi siempre, se dan.

18 feb 2021.- Pero la afectación no es solo para los caficultores, creo que es mayor, y en eso quiero hacer el énfasis para las cooperativas. El caso de una de las más importantes del país, la de Andes, pionera de las cooperativas de caficultores de Colombia es ilustrativo.

En un plan, calculado y aplicado con frialdad, por una de las firmas de especulación, INTL FC Stone, corredores de bolsa los llaman, se convenció o compró, eso no se sabe, al Gerente de la Cooperativa para que, iniciaran con compras a futuro y continuaran con inversiones en la bolsa de Nueva York, con los recursos de los cooperados. Los corredores les dijeron que tenían todas las garantías y condiciones para ganar en el negocio, la asesoría de ellos, con la experticia suficiente, para disminuir el riesgo a las mínimas posibilidades. El resultado fue que la Cooperativa de Andes terminó perdiendo 120 mil millones de pesos en su incursión en los negocios de especulación en la Bolsa de Nueva York. Y, ¿los asesores dónde están? Se ganaron una importante suma de dinero y andan promocionando su negocio en otras cooperativas del país. Y, la vigilancia de la Federación de Cafeteros ¿Dónde está? Y, la de la Contraloria General de la Nación ¿Cuándo se ejercerá?

Revisar las razones por las que se crearon las cooperativas cafeteras, el objetivo propuesto con ellas y los lazos que atan a las cooperativas con los recursos del Fondo Nacional del Café, FoNC, y con su administrador, la Federación Nacional de Cafeteros, FNC, permite valorar el comportamiento y encontrar razones de la nefasta situación que acecha a las cooperativas, las pérdidas derivadas de involucrarlas en el mercado de futuros y en los juegos de especulación de la bolsa de valores.

¿Por qué se crearon las cooperativas? La respuesta es sencilla. Las cooperativas se crean e impulsan a partir de la década del 60 para asumir -como función principal- servir de aliadas de la Federación en la compra del grano y en la entrega de este a los Almacafé que, creados como dependencia de la Federación en 1929 -con el nombre de Almacenes Generales de Depósito- se convierten en Almacafé en la década del 60. Estos cumplen la tarea de recibir el café que compran las cooperativas y hacer los despachos del que exporta la Federación o de almacenar los de las calidades menores que se venden en el mercado interno. Durante la existencia del Pacto Internacional de Cuotas cumplieron el papel de manejar los inventarios asociados al manejo de la retención acordada del grano.

¿Qué es el FoNC y qué lazos lo atan a las cooperativas? En la página de la Federación se afirma que el FoNC es: “una cuenta parafiscal, alimentada principalmente por la contribución cafetera pagada por cada libra de café exportado, que permite financiar los bienes y servicios públicos que benefician al conjunto de los caficultores colombianos, como la garantía de compra…” Es claro que, la garantía de compra es función del Fondo Nacional del Café, FoNC, y eso explica su relación con las cooperativas de caficultores ya que, esta garantía de compra se ejerce, fundamentalmente, a través de esas empresas solidarias. Y, nos preguntamos, si eso es así, ¿Dónde está el control y la vigilancia del Fondo Nacional del Café, FoNC? y ¿Dónde el del administrador de este qué es la FNC, sobre los recursos de las cooperativas y, sobre su manejo?

Puesto en palabras de la Federación Nacional de Cafeteros el asunto es así: “Las 33 cooperativas de caficultores, con sus 525 puntos de compra, son aliadas estratégicas de la institucionalidad cafetera. Con una base de más de 77.000 caficultores, organizan el mercado e irrigan bienestar en las zonas cafeteras al hacer efectiva la Garantía de Compra”. (El subrayado es nuestro)

Y, la pregunta es: ¿Cómo responden las cooperativas por la garantía de compra? Y, la respuesta es: El Fondo Nacional del Café destina los recursos para que las cooperativas puedan comprar, al precio de referencia, y garantizar que el café que produzcan los caficultores, se les compre. A cambio, las cooperativas reciben del FoNC recursos para cubrir los costos de dicha operación y beneficios, si compran, durante todo el año, a los precios de referencia, a los caficultores. La gran mayoría de cooperativas son subsidiadas por el FoNC para que pueda cumplir, la tarea encomendada.

Y, ¿De dónde salen los recursos del FoNC? Salen de los caficultores, al igual que salen de los caficultores los recursos de las cooperativas y si estas pierden o se quiebran, los que pierden son los caficultores. El caso de Andes, el de Cafitol, uno en Caldas y otro más en Cundinamarca, por razones diferentes todos, así lo prueban. Hay otras que están pasando graves dificultades económicas y algunas pueden no sobrevivir al negocio de compra de futuros en los que terminaron involucradas.

Si las cooperativas siguen por ese camino y se comprometen con estos juegos de Compras a Futuro, lo que puede terminar sucediendo es que entren en pérdidas que no sean capaces de cubrir y se pierda la garantía de compra como ya está sucediendo en algunas zonas del país. Esto podría llevar, también, a que pierdan capital y patrimonio y se vean obligadas a vender sus activos, edificios, trilladoras y demás bienes que con tanto esfuerzo han conseguido durante estos años.

Conspirar para embaucar a las cooperativas en estos negocios, ayudar a que se enreden en transacciones que no conocen y que tienen elevados niveles de riesgo o guardar silencio frente a esta situación es dejar que los especuladores o corredores de bolsa y las transnacionales que controlan el mercado y la comercialización alcancen un sueño que se derrotó hace más de 80 años: Que solo existiera, en el mercado cafetero nacional, compradores privados que son, casi todos, agentes de compra de las multinacionales.

Cafeteros, eleven la vigilancia, defiendan sus cooperativas y límpienlas de personajes que, cubiertos por los poderes dominantes, emplean métodos corruptos para hacerse al control de las cooperativas y saquearlas como, lamentablemente, sucedió con la de Andes.

*Oscar Gutiérrez Reyes Director Ejecutivo Nacional Dignidad Agropecuaria Colombiana ogutier1 <ogutier1@une.net.co>Para:contactos_oscargutierrez@lists.riseup.ne

20.4.-De cábalas, pandemias y cabañuelas – AMYLKAR ACOSTA

Dijo el gran estadista británico Sir Winston Churchill que “ el político debe ser capaz de predecir lo que va a pasar mañana, el mes próximo y el año que viene y de explicar después por qué no ha ocurrido”. De manera análoga, las pitonisas, los videntes, adivinos, astrólogos y agoreros, que por esta época de comienzos de año abundan como la verdolaga, siempre nos quedan debiendo la explicación del por qué no se cumplieron sus predicciones.

4 ene 2021.- Uno de los más célebres y antiguos referentes de ellos fue el boticario francés Michel de Nôtre-Dame (1503 – 1566), más conocido como Nostradamus, a quien se le atribuían poderes paranormales que le permitían adivinar el futuro acontecer, sin recurrir para ello a la “bola de cristal” del clarividente. Se hizo célebre con la publicación de su libro Les propheties, una colección de 942 cuartetas poéticas que compendiaban sus vaticinios sobre la ocurrencia de muchos eventos hacia el futuro. La primera edición del mismo vió la luz en 1555 y desde entonces quienes lo siguen a pie juntillas vienen interpretando los mensajes crípticos de los cuales es contentivo.

A Nostradamus se le atribuye haber anticipado el nacimiento del monstruo del siglo XX, el Fürer Adolfo Hitler y el incendio de la Catedral de Notre Dame de París. Y más recientemente la pandemia del COVID -19 de la cual es portadora el nuevo coronavirus SEARS-CoV-2. Así se colige de dicho texto, cuando pronosticó que “la gran plaga de la ciudad marítima no cesará hasta que se vengue la muerte de la sangre justa condenada por un precio sin delito”. Menos mal que no se cumplió ni la muerte del Papa Francisco ni se produjo el estallido de la tercera guerra mundial en el aciago 2020, como lo anunciaban los apologistas y alabarderos de Nostradamus.

Quien sí sabemos, con seguridad, que más que predecir o profetizar alertó sobre el advenimiento de esta terrible pandemia, que convirtió el 2020 en un Annus horribilis, fue el empresario y filántropo Bill Gates, a quien no ha faltado el desatentado que, basado en las fake news y en las teorías conspirativas, le achaque a él su propagación primero y ahora la vacuna dizque para “dominar” a la población.

Con cinco años de antelación, en 2015, en pleno brote del ébola, afirmó lo siguiente: “cuando yo era chico el desastre más temido era vivir una guerra nuclear…Hoy la mayor catástrofe mundial es una pandemia. Si algo va a matar a más de diez millones de personas en las próximas décadas será un virus muy infeccioso, mucho más que una guerra. No habrá misiles, sino microbios. Gran parte de esto es que se ha invertido mucho en armamentos nucleares pero se hizo muy poco en crear sistemas de salud para poder detener las epidemias. No estamos preparados”. Y fue más lejos al advertir la existencia de “un virus con el que las personas se sientan lo suficientemente bien mientras están infectadas para subirse a un avión o ir al supermercado y eso haría que se extienda por todo el mundo de manera muy rápida”. Dicho y hecho.

Ahora ha sorprendido Bill Gates al mundo con una aterradora predicción, de una nueva epidemia en un futuro mediato, pero que puede anticiparse, por fortuna según él no será tan devastadora como la COVID – 19, no tanto porque se prevea que no sea tan mortífera si no porque encontrará al mundo mejor preparado para enfrentarla gracias a los esfuerzos que ha tenido que desplegar para combatir el nuevo coronavirus. Según él su ocurrencia “podría ser dentro de 20 años, pero debemos suponer que podría ser dentro de 3 años”. Y, como se suele decir, guerra avisada no mata gente o por lo menos mata menos gente, máxime cuando esta vez sí estaremos mejor preparados y entrenados!
Como quedó consignado en un texto del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), publicado en enero de 1932 en su revista Technology Review, pero que sigue teniendo vigencia, “interpretar los eventos del pasado es el único método válido para predecir el futuro” desde la ciencia. Y ello se explica porque de esta manera es como se pueden establecer las tendencias, aunque no pocos eventos escapan a dicho escrutinio dado el carácter disruptivo de ellos.

Definitivamente las cábalas, las conjeturas y las especulaciones en torno a lo que nos es dable esperar hacia el futuro pierden cada vez más espacios, terreno y credibilidad, pues gracias a la Big data, a la Inteligencia artificial (IA) y a los algoritmos es cada vez más previsible lo que va a pasar. Ello me lleva a firmar que Bill Gates no saca sus pronósticos y previsiones de la manga, tampoco de su propio magin, sólo que es uno de los hombres mejor informados y gracias a su equipo con la mayor capacidad de acceder y procesar el cúmulo de información disponible.

Por su parte las cabañuelas han corrido la misma suerte del pintoresco Almanaque Bristol, de color naranja, que debe su nombre a su gestor Cyrenius Chapin Bristol, que circula en los meses de diciembre de cada año desde 1832, el cual servía de cabecera a los agricultores, pues en él se pronosticaba con gran acierto el comportamiento y el “estado del tiempo”. Sigue teniendo una gran acogida en Colombia, habida cuenta que en 2018 de 1.5 millones de ejemplares, que fue su tiraje, un millón de ellos se vendieron en nuestro país como pan caliente. Llegó a alcanzar tal celebridad que nuestro laureado con el premio Nobel de la Literatura Gabriel García Márquez en sus obras La hojarasca y El amor en los tiempos del cólera, menciona al Almanaque Bristol con nombre propio.

Pues bien, 188 años después de su nacimiento, el icónico Almanaque ha quedado sin oficio, por lo menos en lo que hace relación a la predicción del tiempo, por cuenta del Cambio y la variabilidad climática, que ha llevado a que llueva en verano y tengamos verano en época invernal.

http://amylkaracosta.net/prueba1/index.php?option=com_content&view=article&id=618:de-cabalas-y-cabanuelas&catid=95:opinion&Itemid=673

20.4.-¿Habría vida en la Tierra? – LUIS NOÉ OCHOA

Este pobre planeta vive enfermo. Tenemos que ponerle tapabocas para que se libre del humanuvirus.

Menos mal coincidió el histórico amartizaje del vehículo espacial rover Perseverance que envió la Nasa con los primeros días de vacunación en Colombia, y vimos otra foto distinta.

19 feb 2021.- Porque la vacunación es un hecho histórico y esperanzador, pero parece que en el segundo día se aplicaron 7.800 dosis y hubo 10.000 fotos, de mucho curiosity –como se llamó la primera nave gringa de la misión al planeta–, mucho político mojaprensity y sacapechity. Pero ya están vacunando. Gracias y que se haga bien, sin corrupcióncity y sin aprovechamientos políticos en año de campaña.

A los nacidos a mediados del siglo pasado, “joven aún entre las verdes ramas…”, todavía nos impresiona aquel 20 de julio de 1969, cuando Estados Unidos puso un pie en la Luna. Y evocamos la frase de Neil Armstrong, quien le había dicho a su novia: “Mi sol, por ti voy a la luna y vuelvo”. Él expresó aquel día: “Es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad”.

Y eso que el satélite de la Tierra queda aquí no más a 384.000 kilómetros, sin escalas a comprar souvenirs. En cambio, Marte está a unos 500 millones de kilómetros. “Por ti voy un día y te traigo un polvo de marte”, diría yo, que soy tan romántico. Pues este jueves después de haber partido en julio pasado amartizó el rover Perseverance.

“Qué orgulloso me siento de ser colombiano, de saber que una ingeniera aeroespacial colombiana sea una de las líderes del equipo. Un ejemplo de mujer, de inteligencia y de perseverancia. Bravo.”

Esto es un hito, como diría Akihito. Parece increíble que un carrito, equipado como turista gringo rico: helicóptero, cámaras, micrófonos, brazos láser y espectrómetros, enviado desde la Tierra, está en Marte, que camine por el cráter Jezero, que parece fue un lago, buscando evidencias de vida microbiana, particularmente rocas y polvo. Intenta descubrir si hace unos 3.000 años hubo agua líquida. Y, ay, qué orgulloso me siento de ser colombiano, de saber que una ingeniera aeroespacial colombiana sea una de las líderes del equipo. Un ejemplo de mujer, de inteligencia y de perseverancia. Bravo.

Y ya son cinco las naves de varias naciones. Ya casi van, con pruebas PCR, como quien viaja a otro país. A lo mejor llega un día de estaciones terrenales, con naves “de salida, de salida” a Marte, como se decía en los pueblos.

Imagino los terrícolas despidiéndose de sus seres queridos en la escalinata de la nave. Y policías y perros buscando coca, porque los narcotraficantes son capaces de corromper a los marcianos en caso de que haya vida. No faltaría el urbanizador pirata yendo a invadir. ¿Habrá vida en Marte?

Pero esto lo hace a uno poner los pies sobre la tierra. ¿Será que en un millón de años habrá exploraciones espaciales de otro planeta para averiguar si alguna vez hubo vida en la Tierra? ¿Los de Marte, si hay vida, pondrán un carro aquí en el cráter del Amazonas, “donde parece que hubo agua”? Es que para destruir el planeta somos buenos. La pandemia dice mucho: 2,44 millones de muertes. Parece que el covid tiene que ver con efecto del calentamiento global. La pobre Tierra vive enferma, llena de gases de efecto invernadero. Y tipos como Trump o Bolsonaro creen que se cura con ajo o zumo de limón.

A la Tierra se le sube la temperatura y todos los días la deforestamos y contaminamos. Por ejemplo, en el primer trimestre de 2020 la Amazonía de Colombia perdió 76.200 hectáreas de selvas vírgenes. Se les llama así porque nunca han sido tocadas por la mano abusiva del hombre. Colombia está entre los 10 países del mundo más deforestadores, ¿no nos da vergüenza?

Arrasamos todo. Este gobierno ha tomado medidas últimamente. Hay sanciones y hay estímulos para proyectos sostenibles a los campesinos. Pero falta mucho, porque las motosierras rugen todos los días sin control y los defensores del medioambiente son asesinados. Tenemos que ponerle tapabocas a la Tierra para que se libre del humanuvirus.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-diana-trujillo-y-el-planeta-tierra-568231

  • 20.3.-Souvenir con mujer con techos de cristalÓSCAR LÓPEZ
  • -Duque: con el pecado y sin géneroRODRIGO UPRIMNY
  • Acepte ayuda, Presidente LUIS NOÉ OCHOA

Gloria Steinem desató la revolución social del Siglo XX, la liberación femenina. Una película muestra cómo se gestó ese proyectil formidable que provocó la estruendosa quebrazón de lo establecido. Historia en fotogramas. 

“Las Glorias” narra con el lenguaje del cine el ascenso de Gloria Steineem a los altares del feminismo: película divertida, biográfica e históricamente correcta, políticamente incorrecta 

En septiembre de 2000 Gloria Steinem, de 66 años, contrajo matrimonio por primera vez.  Cuando le peguntaron al símbolo más notorio de la liberación femenina por qué lo había hecho, luego de haber catalogado al matrimonio como una forma de esclavitud, respondió: “Yo no he cambiado, lo que ha cambiado es el matrimonio.

En Estados Unidos nos hemos pasado los últimos 30 años cambiando las leyes sobre el matrimonio. Si me hubiera casado cuando se suponía que tenía que hacerlo, habría perdido mi apellido, mi residencia legal, mi calificación de crédito, y la mayoría de mis derechos civiles. Hoy es distinto. Ahora es posible contraer un matrimonio igualitario».

Cambian los tiempos. Hoy matrimonio igualitario significa uniones legales del mismo sexo. Pero durante siglos, la mitad del género humano, las mujeres, estuvieron atrapadas en una pajarera de cristal. Volar podía, pero sin sobrepasar esas barreras duras e invisibles que les negaban los derechos concedidos a los hombres. Y no se trataba de la imagen caballeresca de una bella mujer en una jaula dorada para ser complacida y adorada, se trataba de la negación secular de todos los derechos civiles y políticos, de la sumisión patriarcal y del encierro doméstico. Una gran Casa de Bernarda Alba.

Lo que hizo Gloria Steinem y el grupo de mujeres que la acompañaron desde los años setenta, no fue otra cosa que desatar la principal revolución social del Siglo XX en el mundo entero, que es la incorporación masiva de la mujer a la vida social, económica y política, en condiciones de igualdad con los varones, lucha que aún no ha terminado. Y aunque hubo manifestaciones, manifiestos, publicaciones, liderazgos encontrados, intervenciones en política, el principal elemento de esa lucha fue la voluntad individual de muchas mujeres a hacerse valer en el mundo del trabajo, de la política, del hogar.

El principal elemento de esa lucha fue la voluntad individual de muchas mujeres a hacerse valer en el mundo del trabajo, de la política, del hogar

La expresión inglesa Techos de Cristal (Glass Ceilings) es una manera afortunada de describir esas constricciones sociales que están allí pero no se ven porque se dan por sentadas e inmutables, y cuya ruptura deja a todos boquiabiertos porque equivale a una estruendosa quebrazón de lo establecido. Ha habido muchas: la igualdad de derechos civiles para los negros, el reconocimiento legal de la diversidad sexual, la aceptación de otras religiones en el mundo cristiano, la condena universal al antisemitismo, y casi de última, la liberación femenina. Todo como consecuencia del más poderoso factor de cambio social que se conoce: la educación, que no es otra cosa que la toma de conciencia de los derechos a través de la realización personal.

Una excelente película, Las Glorias (The Glorias) dirigida por Julie Taymor, basada en el libro de Gloria Steinem Mi vida en la carretera (My life on the road), estrenada en el Festival Sundance de enero de 2020, narra con el lenguaje del cine, que es el lenguaje de nuestro tiempo, la saga de Gloria Steinem; su ascenso a los altares del feminismo. Película seductora, inquietante, divertida, biográfica e históricamente correcta, políticamente incorrecta.

Con el recurso original de poner a hablar entre ellas a las Glorias de cuatro edades, infancia, juventud, madurez y edad adulta, a través de cuatro grandes actrices, Ryan Kiera Armstrong, Lulu Wilson, Alicia Vikander y Julianne Moore, respectivamente, el guion muestra la evolución del papel de la mujer en Estados Unidos desde los años treinta hasta nuestros días. Cómo se gesta ese proyectil formidable que va a romper los techos de cristal.

No les había ido muy bien a las precursoras de esa causa, las sufragistas, que se salieron con la suya después de tremendas campañas de represión. El voto femenino fue aprobado en 1918 en Inglaterra, en 1920 en Estados Unidos, mediante la décimo novena enmienda constitucional, en 1947 en México y en 1954 en Colombia, durante el gobierno de Gustavo Rojas Pinilla por la Asamblea Nacional Constituyente, ejercido por primera vez en el plebiscito de diciembre de 1957 que estableció el Frente Nacional. Entre nosotros, solo en 1932 la ley que aprobó las capitulaciones matrimoniales reconoció a la mujer casada como sujeto de derecho y en 1933 se les permitió ingresar a la universidad.  O sea, en todas partes fue una revolución del siglo XX.

Lo de Gloria y sus muchachas fue otra cosa, en seguimiento de lo ya obtenido: una emergencia masiva, explosiva, desafiante, de las mujeres en la sociedad norteamericana de mediados de siglo, con repercusiones mundiales.  Tuvo por supuesto un componente sexual, la liberación de las ataduras de la maternidad ocasionada por la píldora anticonceptiva. La mujer se libera del hombre, del matrimonio, del embarazo no deseado, todos convertidos en opciones libres no en imposiciones sociales. Pero fue mucho más que eso, pues incluyó el mundo del trabajo y de la política.  Fue sobre todo un triunfo sobre la desigualdad. Desde la liberación de los esclavos no se había visto cosa semejante, que es lo que hace la presencia combativa de doña Gloria tan valiosa y su historia tan digna de ser contada.

https://www.las2orillas.co/techos-de-cristal/

20.3.-Duque: con el pecado y sin géneroRODRIGO UPRIMNY

A pesar de sus diferencias, Duque y Santos son idénticos en un punto: ambos proclaman estar a favor de la igualdad de género, pero a ninguno de los dos le gusta la llamada “Ley de Cuotas” o Ley 581 de 2000, que ordena que al menos el 30 % de los cargos en los máximos niveles decisorios del Gobierno sean ocupados por mujeres. Y ambos gobiernos incumplieron burdamente esa ley.

13 feb 2021.- En abril de 2012, el entonces presidente Santos declaró que no le gustaba la Ley de Cuotas porque las mujeres tenían suficientes méritos para llegar a los altos cargos sin ayuda. Esa declaración era no solo empíricamente falsa, sino normativamente insostenible.

A nivel empírico, Santos desconocía una evidencia contundente, que fue uno de los sustentos de la Ley 581: el llamado “techo de cristal”, conforme al cual las mujeres no logran acceder a cargos directivos, a pesar de que estén igual o mejor capacitadas que los hombres, por cuanto son excluidas de esos puestos a través de mecanismos discriminatorios sutiles y a veces no tanto. Eso ocurre mientras en la sociedad exista una cultura patriarcal, que hace necesarios mecanismos temporales de acción afirmativa, como las cuotas, con el fin de superar esos patrones discriminatorios estructurales contra las mujeres, que en Colombia aún subsisten.

A nivel normativo, Santos desconocía un principio básico del Estado de derecho: que el presidente debe acatar las leyes vigentes, aunque no le gusten, y por eso él tenía que cumplir la Ley 581.

Ese año su gobierno violó esa norma: hizo nombramientos de ministros y superintendentes que no respetaban el mínimo de 30 % de cargos para las mujeres, por lo cual SISMA Mujer, la Red Nacional de Mujeres y Dejusticia demandamos esos nombramientos. Al final, frente al evidente riesgo de que esos nombramientos fueran judicialmente anulados, Santos reorganizó su gabinete y cumplió con la Ley de Cuotas. A pesar de eso, el Consejo de Estado lo regañó y le pidió que sus nuevos nombramientos respetaran las cuotas previstas por la Ley 581.

Hoy Duque repite la misma historia. En su discurso público se proclama defensor de la igualdad de las mujeres y se preció de tener inicialmente un gabinete que iba más lejos que la Ley de Cuotas, pues era paritario: ocho mujeres en un gabinete de 16. Incluso en enero de 2019 había diez ministras y ocho ministros, lo cual era histórico. Pero no duró mucho: en agosto de 2020 eran solo siete mujeres en el gabinete, pues el presidente cambió a sus ministras por ministros cuando empezaron los problemas. Y este año Duque, que proclamó al posesionarse que su gobierno sería el de la legalidad y la paridad de género, ni siquiera cumple con la Ley de Cuotas: hoy, de los 18 integrantes del gabinete, solo cinco son mujeres, lo cual no llega al 30 % exigido por la Ley 581. Algo semejante ocurre con los departamentos administrativos y las superintendencias: una sola mujer directora frente a cinco hombres y dos mujeres superintendentes de diez superintendencias.

El presidente Duque se está entonces quedando con el pecado de violar la Ley 581 y nosotros nos quedamos sin la mínima equidad de género prevista por esa norma. Este comportamiento ilegal refuerza además los estereotipos patriarcales, pues pareciera que para Duque la paridad de género es un lujo para la posesión presidencial, pero hay que nombrar a hombres cuando las cosas se complican. Por eso SISMA Mujer, la Corporación Humanas, la Red Nacional de Mujeres y Dejusticia nos hemos visto obligadas a demandar todos esos nombramientos para que al menos el Gobierno cumpla la ley, que es su mínimo deber constitucional, pues muy lejos quedaron sus promesas de campaña de un gabinete paritario.

https://www.elespectador.com/opinion/duque-con-el-pecado-y-sin-genero/

20.3.-Acepte ayuda, Presidente LUIS NOÉ OCHOA

¿Se imaginan a Santos, Uribe, Duque, Humberto de la Calle y Timochenko hablando de paz? 

Estos días de atortole y lagrimones, recuerdo al maestro León de Greiff cuando pensando en los amigos muertos dijo: “Señora Muerte que se va llevando / todo lo bueno que en nosotros topa!… / Solos –en un rincón– vamos quedando”.

12 feb 2021.- En un rincón estamos quedando, asustados y dolidos, porque se han ido seres queridos. Se los ha llevado el “coronavivos” (ya van aquí 56.983). Y las vacunas parecen venir con gotero. ¿Apenas 7.600 en la primera dosis para Bogotá? ¿4.400 para Cali, ve? ¿1.250 para Barranquilla? Echeee. Siente uno que estaba esperando almuerzo y le dan un pasabocas, pero, vamos a empezar y esperemos que pronto venga un buen cargamento, como decía un mafioso gringo.

Pero la pandemia de la violencia le sigue ayudando sin cesar a la muerte. Conmueve Buenaventura. Este puerto del Pacífico, de gente alegre, de futbolistas: Delio ‘Maravilla’ Gamboa, Fredy Rincón, ‘Tren’ Valencia, Juanito Moreno… de músicos como el grande y valeroso Yuri Buenaventura, precisamente. “El guerrero dice que estas lágrimas son la risa del mañana que me espera”, canta él. Ojalá, maestro. En fin, es ciudad de colombianos berracos, laboriosos, que hoy están siendo víctimas de la violencia porque algunos, en lugar de un balón, o de unos timbales, han tomado las pistolas y las ‘metras’. Hasta el miércoles pasado, y esperemos que ahí haya parado, iban 22 homicidios y 11 desaparecidos este año.

Y el desplazamiento es otra desgracia. Cada vez que una familia tenga que dejar su hogar y salir con una maleta llena de miedo, rabia e incertidumbre es una tragedia. Muchas tragedias. Ya son centenares las familias que han sido desplazadas. El defensor del Pueblo, Carlos Camargo, teme, además, que puedan regresar las ‘casas de pique’.

“Hay que rodear a Buenaventura, hay que llevarle Estado: es decir, justicia, seguridad, fuentes de empleo, deporte, arte. A ver si es un puerto de paz.”

Hay unas bandas tristemente con nombres que podrían ser musicales, ‘la Local’, ‘los Shotas’, ‘los Espartanos’, pero son criminales que andan en guerra y matan por deporte, por el negocio sucio de la droga y el odio.

Es, en medio de todo, una señal de esperanza la cadena humana de coraje, de 22 kilómetros, organizada por monseñor Rubén Darío Jaramillo, obispo de esa ciudad, como rechazo a la violencia. La cadena humana debe partir desde la Casa de Nariño. Hay que rodear a Buenaventura, hay que llevarle Estado: es decir, justicia, seguridad, fuentes de empleo, deporte, arte. A ver si es un puerto de paz.

“Sin saber que existías, te adoraba”, dice un bolero que yo le cantaba a la que manda en mis sentimientos. A la que le decía estrella de la mañana, puerta de los profetas, rosa mística, torre de marfil, Virgen fiel, hasta que descubrió que eran las letanías. Arca de la alianza tiene que ser Buenaventura.

Y este es otro reto para el presidente Duque, que tiene muchos en orden público, y ojalá se deje ayudar, pues otro motivo de esperanza es el llamado que hizo Santos al proponer una reunión con el mandatario y Timochenko con el fin de discutir la implementación de los acuerdos de paz. Que es una paz para todo el país.

Pero la pa’, como dicen en el Pacífico, es un desafío más amplio, pues no solo matan casi a diario reinsertados, sino líderes sociales. Y en casos como el de Buenaventura urgen acciones. Es decir, el orden público va en picada. ¿Se imaginan a Santos, Uribe, Duque, el general Naranjo, Humberto de la Calle, Timochenko hablando de estrategias para recuperar el orden y salvar vidas?

Acepte, Presidente. Almuercen, pero que no haya ají ni ácido. Que haya frutos rojos con aroma de paz y un pollo con salsa a la Yuri. Y que se hable de reconciliación, de estrategia contra los violentos, que matan como el covid, y a lo mejor entre ustedes descubren una vacuna.

Y a ver si se enteran los políticos, que por ahora están haciendo alianzas, pero no vemos que presenten propuestas. 

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-la-reunion-propuesta-por-santos-para-discutir-acuerdos-de-paz-566606

  • 21.2.-El desafío del ministro de Defensa PATRICIA LARA
  • 21.2.-Que Dios nos vacune LUIS NOÉ OCHOA
Diego Molano, ministro de Defensa – Foto: Foto: David Romo – Presidencia

 El reto del nuevo ministro de Defensa, Diego Molano, es monumental. Recibe una cartera que, por omisión, es responsable de que el año pasado hubiera, según Naciones Unidas, 66 masacres con un saldo de 250 víctimas, la cifra más alta desde el 2011; que 120 líderes sociales fueran asesinados; que en el primer mes de este año llevemos siete masacres, 19 líderes sociales y cinco excombatientes acribillados, según Indepaz, y que desde la firma del Acuerdo de Paz vayan, según esa institución, 254 excombatientes asesinados.

4 feb 2021.- Todo ello obedece, sin duda, a que el Estado no controla el territorio. De modo que la principal tarea del ministro Molano es diseñar y ejecutar una política de seguridad coherente con la que se logre ejercer control en todo el territorio, para que cesen los enfrentamientos entre las bandas armadas que luchan por ser el único poder en sus respectivas zonas. Para conseguir ese propósito se requiere, ante todo, entender el problema, es decir, estar convencidos de que la situación cambió. Ya no se trata de combatir una organización político-militar empeñada en tomarse el poder por las armas, sino de derrotar organizaciones mafiosas enquistadas en los poderes locales y, en muchos casos, apoyadas por sectores de ellos, las cuales, a veces, cuentan también con la complicidad de algunos miembros de la fuerza pública.

Además, el ministro Molano encuentra unas fuerzas armadas que han sido cuestionadas por actos de corrupción, el escándalo de las “chuzadas”, las denuncias de brutalidad policial, asesinatos como el del ex-Farc Dimar Torres, delitos sexuales y peleas internas, como la que ocasionó la salida del anterior director de la Policía.

Como si todo esto fuera poco, Molano llega a dirigir una institución profundamente dividida, cuya unidad es indispensable para conseguir el que debe ser su propósito principal: consolidar el monopolio de la fuerza, de manera que en todo el territorio reinen la paz y la seguridad ciudadana. Para obtener esa meta tan ambiciosa en el año y medio de gobierno que queda, el ministro tendría que ejercer un liderazgo contundente sobre las fuerzas armadas, que no lo tiene ni el presidente de la República.

En pocas palabras, lo que debe conseguir Molano es que terminen de depurarse las fuerzas armadas, que salgan de sus filas quienes hayan cometido delitos o abusos, que se recupere su credibilidad y que no acabe de fracasar la política de seguridad democrática en la era de Iván Duque, porque, paradójicamente, este gobierno uribista en lo que más ha fallado es en consolidar la principal bandera de su jefe.

¡Menuda tarea la que tiene por delante el ministro Molano!

***

La salida de Roberto Pombo de la dirección de El Tiempo es una mala noticia para el periodismo y para el país. Su profesionalismo, don de gentes y sentido del humor lograron llevar al periódico por una senda de equilibrio en momentos en que ocurrían grandes cambios internos: el tránsito del poder accionario de los Santos, una familia de periodistas, a Planeta, una empresa editorial, y finalmente a Luis Carlos Sarmiento, principal dueño de la banca en el país. Esperamos que quien reemplace a Roberto sea un periodista idóneo como él, que garantice la calidad y la credibilidad del periódico.

https://www.msn.com/es-co/noticias/otras/el-desaf%C3%ADo-del-ministro-de-defensa/ar-BB1dp9xP

21.2.-Que Dios nos vacune LUIS NOÉ OCHOA

Si no baja Jesucristo a salvarnos, tienen ustedes, políticos, que pensar en el futuro.

Ya está cerca. Viene a salvarnos. Se supone que es la vacuna. No, me refiero al pastor que en Sabanalarga, Atlántico, dejó con caras largas a sus seguidores, esperando la supuesta segunda venida de Jesucristo. No llegaron ni el pastor ni Jesucristo, pues solo Él sabe cuándo volverá. No llegó Jesús, pero los incautos fieles que habían ayunado y algunos vendido sus pertenencias le ‘echaron la bendición’ al dinero, que le entregaron al pastorcito mentiroso. El tipo se alzó con el santo y la limosna, y Dios sabe dónde estará. Es de esperar un milagro para que regrese a responder. ¿O hará como Judas?

5 feb 2021.- Cada quien es dueño de su fe y de sus bienes, pero ¿qué lleva a las personas a entregarle a un particular lo que han conseguido gracias a Dios y con el sudor de su frente? La bondad, las obras de misericordia deben hacerse por voluntad. La Iglesia católica, por ejemplo, no obliga a dar ofrendas. Y Dios no pide que vendamos la casa o la finca, menos el alma.

De otro lado, sí, ya viene la vacuna, que esperamos llegue primero que la segunda venida de Jesucristo en persona. Aunque este biológico demuestra lo que es el mundo, el ser humano, el uso y abuso del poder. La vacuna ha llevado a unos al pecado de la avaricia. Hoy hay grandes pastores acaparadores: los países más poderosos, a pesar de que los pobres han vendido hasta la casa para conseguir las cuotas para sus países. Solo un milagro salva a los pobres de no ser discriminados.

“¿Qué lleva a las personas a entregarle a un particular lo que han conseguido gracias a Dios y con el sudor de su frente? La bondad, las obras de misericordia deben hacerse por voluntad.”

Con todo, aquí la primera entrega está anunciada para el 20 de febrero, y al terminar el mes, según el Plan Nacional de Vacunación, tendremos 1’113.240 dosis. Aleluya, señor ministro, no se haga mi voluntad sino la tuya. Y permita el Señor del cielo que para junio se cumpla el cronograma de las 21’339.520, del total de 61’500.000 que se espera para este año.

Y ya la tendremos, al menudeo, como toca, de varias casas. Moderna, Pfizer, Sinovac, CoronaVac, o la Sputnik rusa. Y en este país de vivos, hasta la piratos Vac, pues ya hay algunos anunciando por redes que la venderán u ofrecen el lugar de la fila para la vacuna. A lo mejor encuentran incautos, pues si hay quienes venden cupos para al cielo…

Estamos en uno de los momentos más delicados de nuestra historia. Lo tiene que entender nuestra dirigencia toda y unirse para que lo de la vacuna sea una estrategia nacional, y que todo salga lo mejor posible. Que se respete el orden para el ‘inoculeo’. No sea que de verdad se aplique aquello de la Biblia: que los últimos son los primeros.

Y pensar todos en lo que sigue. Porque, por lo visto en la buena columna ‘Nacionalismo de vacuna’, de Eduardo Posada Carbó, en este diario ayer, el panorama es largo y complejo, B, como dicen en Cali. Comenta él que, según The Economist, países de ingresos medios pueden terminar de inocular a sus pueblos en 2022; otros, como Venezuela y algunos africanos, en 2023. Y nadie lo hará completo. Esto quiere decir que el virus sigue circulando en el mundo, pues él no necesita visa. En nuestro caso, tenemos frontera de por medio, con el país de las goticas milagrosas.

Entonces, si no baja Jesucristo a salvarnos, tienen ustedes, políticos, que pensar en el futuro. En adoptar medidas y estrategias en todo sentido. Seguramente tendremos tapabocas por varios años y seguiremos sonriendo con los ojos. Habrá que pensar en otro modo de vida. Turismo, colegios, transporte, sedes de trabajo, restaurantes, deben ser pensando en el distanciamiento por mucho tiempo. Un sistema de salud diferente. Todo. Vendrán distintas campañas políticas. Sugiero descongestionar las ciudades, con un campo seguro, sin masacres, productivo, exportador. Para ello se necesita la vacuna ‘voluntavic política’. Es la hora de todos. O nos lleva el que traicionó a Jesús.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-el-pastor-que-robo-dinero-y-la-vacuna-565045 

  • 21.1.-Todo acerca de los derechos de emisión de CO2 y por qué se están disparando de precio – MARC FORTUÑO
  • En Davos, la élite mundial debe garantizar que todo el mundo pueda acceder a las vacunas CovidLARRY ELLIOTT
  • Lo primero es la vacuna LUIS NOÉ OCHOA
  • Torpeza en política exterior repercute en vacunas PATRICIA LARA

Existe un consenso global manifestado en el Acuerdo de París que ha fijado un marco global que busca combatir el cambio climático y manteniendo el calentamiento global, muy por debajo de los 2 °C, para limitarlo a 1,5 °C.

29 ene 2021.- La gran relevancia de este acuerdo es que se trata del primer acuerdo universal y con una vinculación jurídica sobre el cambio climático, y parte como resultado de la Conferencia sobre el Clima de París (COP21) en diciembre de 2015.

Desde la UE se ratificó formalmente el Acuerdo a finales de 2016, lo que permitió que entrara en vigor el 4 de noviembre de 2016. Para que el Acuerdo entrara en vigor, al menos 55 países que representasen al menos el 55% de las emisiones mundiales debían depositar sus instrumentos de ratificación.

Ante los desafíos medioambientales planteados por las autoridades nacionales y supranacionales, en los últimos años en el campo de la especulación financiera, los derechos de emisión de CO2 han adquirido un papel protagonista. Estos derechos de emisión nacen a través de un permiso otorgado a determinadas instalaciones afectadas por el régimen de comercio de derechos de emisión con la autorización a emitir gases a la atmosfera.

Con los derechos de emisión, una instalación afectada por este régimen, asume la capacidad de emisión de cierta cantidad de gases a la atmósfera. Y gran parte de derechos de emisión tiene un carácter transferible, lo que implica que puede comprarse y también venderse.

El sistema de comercio de derechos de emisión de la Unión Europea limita las emisiones de unas 12.000 centrales eléctricas, fábricas y compañías aéreas, exigiéndoles que entreguen un derecho de emisión de carbono por cada tonelada de CO2 emitida anualmente antes de finales de abril del año siguiente.

Y estos derechos no han parado de subir en el último año. Los factores de apoyo son la recuperación de la economía tras el COVID, el renovado interés de los inversores financieros, el optimismo sobre el objetivo climático a largo plazo de la UE y la falta de voluntad de los industriales para vender derechos de emisión.

Al mismo tiempo hay una tendencia de fondo a tener en cuenta, la reducción de la oferta de derechos de CO2 concedidos. De 2013 a 2020 el volumen de permisos emitidos se redujo un 1,74% anual, y a partir de este año caerá un 2,2%. En diciembre, los dirigentes de la UE aprobaron un objetivo revisado para 2030 de reducir la contaminación en al menos un 55% respecto a los niveles de 1990.

Al reducirse el número de permisos, las empresas tendrán que elegir entre invertir en una producción más limpia -el verdadero objetivo del programa- o comprar más derechos, lo que seguirá presionando al alza los precios.

Su cotización ha ido a más y los analistas han aumentado significativamente sus previsiones sobre el precio del mercado europeo del carbono ante la expectativa de que el endurecimiento de los objetivos climáticos de reducción de gases de efecto invernadero en el bloque haga subir el coste de los permisos. Concretamente se espera que los derechos de emisión de la UE alcancen una media de 37,86 euros por tonelada en 2021 y 41,61 euros/tonelada en 2022, un aumento del 18,2% y del 31,3%, respectivamente.

La UE quiere reforzar su objetivo climático para 2030 con el fin de dirigir su economía hacia la «neutralidad climática» para 2050, lo que significa que se impondrá una mayor carga a las empresas incluidas en las emisiones de estos derechos e, incluso, se incluirían otros sectores.

Las medidas más agresivas que se están estudiando podrían elevar el coste de las emisiones a 80 euros por tonelada en 2024. Pero ese escenario es poco probable, porque los gobiernos europeos se resistirían a poner a sus empresas en desventaja competitiva frente a rivales de lugares sin límites de carbono. La clave para la Comisión Europea es tratar de endurecer los objetivos de emisiones al tiempo que disuade a las empresas de trasladar su producción a lugares con normas climáticas más laxas.

El mercado del carbono de la UE ya ha impulsado una importante reducción de las emisiones en el sector eléctrico, donde la contaminación por CO2 se redujo un 15% en 2019, ya que la electricidad procedente de energías renovables desplazó a los combustibles fósiles.

https://www.elblogsalmon.com/productos-financieros/todo-acerca-derechos-emision-co2-que-se-estan-disparando-precio

21.1.-En Davos, la élite mundial debe garantizar que todo el mundo pueda acceder a las vacunas CovidLARRY ELLIOTT

Nos arriesgamos a crear un apartheid en la atención médica, donde el virus aún se propaga en las naciones más pobres. Al final, esto nos hará daño a todos

«África escapó de lo peor de la primera ola de la pandemia el año pasado, pero la segunda ola se está extendiendo rápidamente». Pruebas de coronavirus en el municipio de Alexandra, Johannesburgo, Sudáfrica, abril de 2020. Fotografía: Jérôme Delay / AP

En diferentes momentos, el presidente de Sudáfrica habría sido uno de los líderes mundiales en Suiza esta semana para la reunión anual de la élite mundial en Davos. Pero el talkfest de enero ha sido solo en línea y los medios de comunicación lo han cubierto con menos avidez de lo habitual.

28 ene 2021.- Es una pena en el caso de Cyril Ramaphosa por lo que tenía que decir sobre los peligros del “nacionalismo de las vacunas”: que mientras los líderes de los países más ricos del mundo siguen insistiendo en que el Covid-19 es un virus global que no respeta fronteras, están acaparando vacunas para su propio uso.

Es más, no han tomado las medidas que darían a los países más pobres una mejor oportunidad de hacer frente a la pandemia. Un informe de The Economist Intelligence Unit mostró que, aunque las personas en los países occidentales pueden esperar ser vacunadas durante 2021, muchas de las naciones más pobres del mundo no tendrán acceso a los medicamentos Covid-19 hasta 2023 como muy pronto.

Esa es una perspectiva aterradora. África escapó de lo peor de la primera ola de la pandemia el año pasado, pero la segunda ola se está extendiendo rápidamente por el continente y los sistemas de salud están en peligro de colapsar.

En cierto sentido, Ramaphosa fue demasiado cortés: esto no es nacionalismo de vacunas. Como señala la economista de desarrollo Jayati Ghosh , es una vacuna del apartheid. Y las implicaciones son obvias: muchas menos posibilidades de inmunidad colectiva global; posibilidades mucho mayores de mutaciones genéticas; y controles fronterizos mucho más estrictos, y durante más tiempo, en el intento de prevenir la reinfección.

También hay una dimensión geopolítica. Si las democracias occidentales optan por dar la espalda a los países más pobres, no deberían sorprenderse si Rusia y China exportan sus vacunas como una forma de promover sus propios intereses. Xi Jinping dijo en su discurso en Davos en línea que Beijing ayudaría a los países y regiones menos preparados para hacer frente a la pandemia y se aseguraría de que las vacunas Covid estén disponibles y sean asequibles para los países en desarrollo. Mientras que los países occidentales están preocupados por sus propios problemas internos inmediatos, China está jugando un juego largo.

No debería ser tan difícil idear un paquete de medidas que ayudaría. Los países más ricos que han recortado los presupuestos de ayuda (como Gran Bretaña), o que están contemplando hacerlo, deberían pensarlo de nuevo. El Reino Unido está en camino de pedir prestado 400.000 millones de libras esterlinas este año y los 3-4.000 millones de libras que ahorra el Tesoro al recortar la ayuda al desarrollo son una economía falsa.

Es necesario que se tomen medidas urgentes para evitar una crisis de deuda que se avecinaba incluso antes de que llegara la pandemia. El grupo de naciones del G20 ha acordado un alivio limitado de la deuda, pero no es suficiente, en parte porque los prestamistas del sector privado no están incluidos. Los países pobres siguen gastando 67 millones de libras al día en pagos de deuda, dinero que podría gastarse en salud pública. La Jubilee Debt Campaign señala que la mayoría de los contratos de deuda se rigen por la ley inglesa, y el gobierno del Reino Unido debería proporcionar nuevas protecciones legales para evitar que los países pobres sean demandados por prestamistas privados que se niegan a ofrecer alivio de la deuda.

Además, es necesario aumentar la potencia de fuego del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial para que puedan intensificar su apoyo financiero. Los países desarrollados han podido inundar sus economías con efectivo a través del proceso de creación de dinero conocido como flexibilización cuantitativa, y el FMI podría hacer algo similar para las naciones más pobres al emitir derechos especiales de giro , que aumentan las reservas de moneda extranjera de todos los estados miembros.

Incluso con una ayuda más generosa, un alivio de la deuda y un mayor apoyo del FMI y el Banco Mundial, será difícil para los países más pobres permitirse las vacunas patentadas, pero las reglas de propiedad intelectual ferozmente protegidas les impiden producir alternativas genéricas más baratas. Las compañías farmacéuticas dicen que estos son necesarios porque el costo de desarrollar vacunas es muy alto, pero grandes cantidades de dinero público también están involucradas en estos esfuerzos. Por lo tanto, si los países ricos se toman realmente en serio la lucha colectiva contra la pandemia, deberían suspender los derechos de propiedad intelectual sobre los tratamientos terapéuticos y preventivos para el Covid-19.

Ghosh dice que esta es una fruta madura que podría recogerse fácilmente, y tiene razón. El alivio de la deuda es posible. Es posible un mejor sistema financiero mundial. Es posible la concesión de licencias obligatorias para medicamentos que salvan vidas. Es posible cerrar los paraísos fiscales y asegurarse de que los multimillonarios paguen su parte justa de impuestos.

Todo se reduce a la voluntad política. Pero una cosa es segura: a menos que se muestre cierta voluntad política, la lucha global contra Covid-19 será un asunto de larga duración. El progreso de un convoy depende de que todos sus barcos se muevan juntos.

Larry Elliott es el editor de economía de The Guardian

https://www.theguardian.com/commentisfree/2021/jan/28/davos-elite-world-covid-vaccines-healthcare

21.1.-Lo primero es la vacuna LUIS NOÉ OCHOA

La esperanza es la vacuna, aunque vamos colgados. Todos tenemos que aplicárnosla.

El pasado 20 de enero, el mundo respiró un poco más tranquilo, pues se fue Donald Trump a los campos de golf, a practicar el golpe, ya que no pudo ejecutar el autogolpe. Ya lo veremos haciendo putt, o sea, ‘putteando’ solo, con su soledad.

22 ene 2021.- Sospecho que en política, como se dice en golf, él ya es una ‘bola perdida’ y tal vez no vuelva a la presidencia ni con un “articulito” ni por interpuesta persona, o sea, ‘el que diga Trump’, pues el pueblo se dará cuenta del daño que hizo, de cómo dividió al país, que mintió de lo lindo, que irrespetó las instituciones y menospreció los efectos del covid-19, tanto que el día en que se iba, Estados Unidos había puesto 400.000 vidas, pues la muerte es la que está haciendo hoyo en uno.

Llegaron Joe Biden y Kamala Harris, una mujer extraordinaria, afroestadounidense, que no solo tiene tumbao y todos la miran por su caminao, sino que es muy preparada, inteligente y seria. Hay otro tono en la Casa Blanca. En su discurso, de 21 minutos, Biden habló de tres amigas suyas que lo acompañarán: Decencia, Esperanza y Democracia. Y entró llamando a la unidad nacional, a parar la guerra “incivil”, a dejar atrás la polarización.

Biden llegó a trabajar. A lo urgente. El primer día cogió el covid por los cuernos y tomó medidas para combatirlo. Firmó varios decretos para acelerar la vacunación.

Y llegó a trabajar. A lo urgente. El primer día cogió el covid por los cuernos y tomó medidas para combatirlo: “Nuestra estrategia nacional es integral, se basa en la ciencia, no en la política. Se basa en la verdad, no en la negación, y es detallada”, dijo. Y firmó varios decretos para acelerar la vacunación, así como para aumentar pruebas y equipos de protección. Además, reiteró que se respaldará en los científicos. De una impuso el tapabocas. Uno, muy grande, debe ser para Trump. Habrá pruebas, test y cuarentenas para viajeros, y es obligación mantener la distancia social en edificios públicos. Hay presidente en la Oficina Oval.

Qué bien, pues allá, aquí, en el mundo, lo primero es luchar eficazmente contra el mal del siglo. Y la vacuna es urgente. Aquí estamos mal. Este jueves, dolorosamente, pasamos de los 50.000 fallecidos por el maldito virus. Reitero mi solidaridad con quienes tienen ausencias en casa por esta causa y mi deseo de pronta recuperación a quienes luchan contra el covid.

La esperanza es la vacuna, aunque vamos colgados. Nos ganaron México, Costa Rica, Panamá, Chile, Ecuador, que hoy, con primeras dosis, canta cucurrucucuy. Aquí se pensó que la tendríamos en enero, pero, como dijo una amiga, tenemos “un retraso”. Ahora la esperamos para febrero. Dios quiera, pues el contagio avanza, y las medidas tomadas, que tienen grandes costos, incluidos más pobreza y desempleo, son necesarias. Pero casi todo depende de nosotros.

Pero, como no hay acuerdo ni ante la muerte, según una encuesta del Dane, el 44 por ciento de los colombianos, por diversos motivos, no se la quieren aplicar. Y el Gobierno dijo que no la hará obligatoria, sino que acudirá a la persuasión, al ‘te va a doler, pero te va a gustar’.

Dura tarea. Se necesita una campaña seria, en la que intervengan artistas, líderes, deportistas, académicos, la Iglesia. Y que haya mensajes de unidad nacional. Por ejemplo, Claudia López, Petro y Fajardo de la mano, diciendo que están vacunados, Santos y Uribe en el mismo caballo ‘Expresidente’, con el hombro destapado, líderes indígenas, diciendo: ‘soy ticuna y tengo la vacuna’; ‘soy pijao y esto vacunao’… ¿Lo harán?

Que se hagan bien, y convencer a la inmensa mayoría de que la vacuna no tiene efectos secundarios, como votar mal, es lo fundamental. Aunque sería bueno que la vacuna viniera con un componente contra el odio, contra la violencia, contra la corrupción. Pero se necesita que llegue. Como en Fuenteovejuna, todos a una, por la vacuna.

Luis Noé Ochoa
luioch@eltiempo.com 

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-la-posesion-de-biden-y-la-vacuna-562185

21.1.-Torpeza en política exterior repercute en vacunas PATRICIA LARA

Luego de más de 52.000 muertos por COVID-19, el Gobierno por fin comunicó un cronograma de llegada de las vacunas. En febrero se esperan 850.000 dosis y entre abril y junio se completarían 17’441.800, que alcanzarían para inmunizar a los primeros dos grupos: el personal de salud y los mayores de 60 años. En el resto del año se completarían las vacunas para 29 millones de colombianos.

28 ene 2021.- Por otra parte, el presidente ha dicho que a más tardar la semana entrante dirá cuándo llegarán las primeras dosis y cuándo se empezará a vacunar. Ojalá sea cierto. Sin embargo, en este tema fundamental han reinado el secreto y la confusión. Y hay una pregunta que ronda: ¿por qué, siendo Colombia la tercera economía de América Latina, hace semanas comenzaron a vacunar en Chile, México, Argentina, Brasil, Costa Rica, Ecuador y Panamá, pero aquí no?

Entre tanta opacidad, no es fácil responder esa pregunta. No obstante, vale la pena reproducir los comentarios que la experta Claudia Vaca hizo en el programa Sin corbata, del columnista Gabriel Cifuentes.

“Pfizer está jugando un juego duro”, y no solo tiene problemas de producción, sino que trata “de presionar al Gobierno con solicitudes que serían inaceptables”. Por ejemplo, dijo, se ha anunciado para la próxima semana la visita de un delegado de la Oficina del Representante de Comercio de EE. UU. (USTR) para hablar sobre una agenda de cambio de reglamentaciones locales, como el control de precios de medicamentos o la posibilidad de establecer una regulación para remedios nuevos muy costosos. “De pronto, lo que le están pidiendo al Gobierno sería ceder en estas materias”, dijo Vaca. Según ella, Pfizer les está haciendo esas mismas exigencias a otros países, “pero Colombia ha puesto un hermetismo peligroso”. Ese secretismo le permite al Gobierno dejarse manipular sin consecuencias o ceder a condiciones leoninas.

Ante el interrogante de por qué, si hay nueve vacunas en el mercado, no se negoció con otros, como los rusos, la experta explicó la razón por la cual Colombia eligió a la farmacéutica más agresiva y a las que no estaban listas, en lugar de unirse a Argentina y Brasil para acceder a otras vacunas. De acuerdo con Vaca, eso tiene que ver con la política internacional del Gobierno, que no está concentrada en la pandemia: “El problema de Venezuela o de la lucha contra las drogas desatiende el problema de salud pública más importante”, dijo.

La salida hubiera sido “tener un portafolio más amplio, no solo Covax, de manera que se tuviera un plan B y se le pudiera decir, por ejemplo, a Pfizer: si no me entrega vacunas, me voy con Sputnik, o si no son transparentes me voy en bloque con China y Brasil”. Como Argentina tenía ese plan B, según ella, después de leer en el contrato de Pfizer cláusulas inaceptables, les dijo: “Muchas gracias, pero me voy con Sputnik. Y hoy ya tiene 400.000 dosis aplicadas, con una tecnología que aprobó la agencia sanitaria argentina y que es la misma que utiliza Oxford-AstraZeneca”.

Para la experta, Colombia hubiera podido hacer un bloque de países del sur y aliarse con Sudáfrica, India, Brasil y otros en el marco de Organización Mundial del Comercio, pero decidió irse sola en una negociación bilateral, en condiciones desiguales, que la tienen en el peor de los mundos, pues somos de los países más retrasados en la vacunación, a pesar de que esta hubiera podido anticiparse con otra estrategia.

¡Y todo es debido a la política exterior sin norte de este Gobierno!

https://www.elespectador.com/opinion/torpeza-en-politica-exterior-repercute-en-vacunas/

  • 20.44.-La papa y la macroeconomía MAURICIO CABRERA
  • La prensa británica en su homenaje a Maradona, implora a la justicia divina RAFA DE MIGUEL
  • El espejo de Maradona LUIS NOÉ OCHOA

La papa pesa mucho menos en la producción y el consumo de los hogares, pero la crisis de los paperos refleja las causas de la crisis económica.

Las patéticas escenas de campesinos del altiplano cundiboyacense envueltos en sus ruanas para protegerse del frío paramuno y cargando al hombro sus bultos de papa para salir a las carreteras y venderlos a cualquier precio, no solo son todo un símbolo y resumen de la situación de los pequeños productores agrícolas en Colombia, sino además un indicador de lo que está pasando en la economía en su conjunto.

22 nov 2020.- La papa, a pesar de ser un cultivo que ocupa menos del 5% del área sembrada en Colombia y que representa menos del 4% de la producción agrícola nacional, siempre ha tenido un significado macroeconómico mucho mayor que su tamaño, y su evolución refleja muchas de las características y problemas de nuestro modelo de desarrollo.

En los años sesenta del siglo pasado, antes de que se tuviera todo el instrumental estadístico con que se cuenta hoy en día para medir y tratar de anticipar la variación de los precios, los economistas empezaron a usar el precio de la papa como un indicador anticipado de la inflación. El grupo de alimentos pesaba mucho en la canasta familiar, y los ciclos de precios de la papa determinaban las variaciones de este componente del índice de precios al consumidor IPC.

Medio siglo después, la papa pesa mucho menos en la producción y el consumo de los hogares, pero la crisis de los paperos refleja las causas y características de la crisis económica de la pandemia. El precio de la papa se ha desplomado de unos 50.000 a 10.000 pesos el bulto, valor que no cubre ni una tercera parte de los costos de producción. ¿Las causas? Las mismas que están afectando a muchos sectores de la economía: una gran caída de la demanda interna, el aumento irresponsable de las importaciones y las dificultades para exportar.

La demanda interna se ha desplomado, en parte por el cierre de hoteles y restaurantes que representaban alrededor del 30% de las compras del tubérculo; el menor consumo de papa refleja la caída de la actividad económica, con su consecuencia directa de la pérdida de empleos.

También ha caído el consumo de papa en los hogares. No es que los colombianos hayan decidido hacer dieta y disminuir la ingesta de carbohidratos, sino que no tienen ingresos ni para comprar el mercado y están pasando física hambre. Durante la pandemia la tercera parte de los hogares está haciendo una comida menos que antes, y la papa es un ingrediente esencial del menú colombiano.

En cuanto a las importaciones, como consecuencia de los TLC han crecido rápidamente pasando de 8.981 toneladas en 2009 a 58.616 toneladas en 2019, sobre todo de producto procesado y con dumping de los países europeos. Como la apertura que se hizo en Colombia fue para adentro y no ha habido una verdadera política de promoción, las exportaciones de papa que llegaron a 22.000 toneladas en 2009, se desplomaron a solo 1.680 el año pasado. La balanza comercial de la papa es negativa en USD 55 millones.

Violeta Parra, la gran folklorista chilena, plasmó en un verso esta situación común a toda Suramérica: “La papa nos la venden naciones varias / cuando del sur de Chile es originaria”. La razón de esta tragedia la dice al final de su canción: “En medio de alamedas de la delicias / Chile limita al centro de la injusticia”.

Mauricio Cabrera Galvis
Consultor privado.
macabrera99@hotmail.com 

https://www.portafolio.co/opinion/mauricio-cabrera-galvis/la-papa-y-la-macroeconomia-546870

20.44.-La prensa británica en su homenaje a Maradona, implora a la justicia divina RAFA DE MIGUEL

Los medios ensalzan al mito del fútbol, pero refrescan la herida de “la mano de Dios”, el gol del Mundial del 86

Maradona encara al portero inglés Shilton en el célebre gol en cuartos de final del Mundial de México 86.STAFF / EL PAÍS

Hay titulares que vienen ya hechos, y que, más que la noticia, revelan un ajuste de cuentas pendiente. In the hands of God (En las manos de Dios) ha sido este jueves el juego de palabras más repetido en la prensa tabloide británica para anunciar la muerte de Diego Armando Maradona, en recuerdo del gol encajado por Inglaterra en los cuartos de final del Mundial México 86.

26 nov 2020.- La foto del jugador argentino en la que burló al portero inglés, Peter Shilton, y ayudó con su puño (”la mano de Dios”, según él mismo justificó con ironía) a que la pelota acabara en la portería contraria se ha repetido en varias portadas. Quizá el diario que más explícitamente ha reconocido la herida que sigue abierta haya sido el Daily Star, que sobre esa misma instantánea se preguntaba en grandes letras: ¿Dónde estaba el VAR cuando más lo necesitábamos?

“Me ha molestado durante muchos años. No puedo mentir al respecto. La gente dice que tenía que haber despejado ese balón, y que dejé que un jugador más pequeño que yo [Shilton medía 20 centímetros más que Maradona] me saltara por encima. Todo eso es basura. No le habría dado con el puño si supiera que podía cabecear, ¿o no?. Por supuesto que no”, ha escrito Shilton en su particular homenaje al rival fallecido en las páginas de The Daily Mail. “Lo que me duele es que nunca pidiera perdón, que en vez de admitir la trampa se inventara aquello de la mano de Dios. Había en él grandeza, pero tristemente, no deportividad”.

Resulta difícil para los británicos, que nunca se han saltado una cola, admitir que la picardía es un arma tan válida como otra cualquiera para alcanzar la victoria, y que esa victoria todavía es más celebrada cuando llega escasos años después de que el país rival fuera el causante de una humillación nacional como la derrota en la Guerra de las Malvinas. Pero la mayoría de los medios del Reino Unido ha homenajeado como correspondía la dimensión legendaria del futbolista argentino. “Olvídense de las trampas: si de verdad aman el fútbol, aman a Diego Maradona”, ha escrito el redactor jefe de Deportes de The Times, Henry Winter. “Maradona controlaba con su hombro el balón mejor de lo que muchos jugadores lo controlan con sus pies. Y ese es el Maradona que todos debemos celebrar. El talento”, ha reivindicado Winter.

¿Qué mejor homenaje por parte de The Times que llevar a su portada, a gran tamaño, la foto del astro levantando esa Copa del Mundo que ya pocos británicos resentidos siguen pensando que les correspondía a ellos? O que en el día en que la noticia principal de apertura sea que el Reino Unido se enfrenta a la peor recesión económica de los últimos 300 años, según había anunciado horas antes el ministro de Economía, Rishi Sunak, el diario The Guardian ocupe la mitad de su primera página con un primer plano del jugador, y el titular más escueto pero más rotundo: Diego Maradona, 1960-2020. Hasta The Daily Telegraph, el bastión del nacionalismo conservador inglés, alberga en sus páginas el artículo del politólogo David Miller, quien asegura que él sí estuvo en 1986 en el Estadio Azteca cuando apareció la mano de Dios, y que “Inglaterra fue justamente derrotada y sus protestas infantiles fueron una farsa”. Porque Miller, como muchos otros aficionados ingleses, recuerda que en ese mismo encuentro Maradona ejecutó también el “gol del siglo”, una de las proezas futbolísticas más bellas de la historia del deporte. Peter Reid, que jugó ese encuentro, también ha recordado en The Times el momento: “Cada vez que lo veo, es como un sueño en el que corres contra el viento y simplemente no llegas. Nos pasó a todos. Todos menos él parece que vamos a cámara lenta”.

https://elpais.com/deportes/2020-11-26/la-prensa-britanica-implora-a-la-justicia-divina-en-su-homenaje-a-maradona.html

20.44.-El espejo de Maradona LUIS NOÉ OCHOA

Un ser así, triunfador por el mundo, hijo de obreros, es orgullo de todos. Gracias por tanto fútbol.

El jueves pasado enterraron a Diego Armando Maradona, en el cementerio privado Jardín de Bella Vista, junto a sus adorados viejos. El féretro iba cubierto con la bandera de su país. Y cubierto de gloria. Lloraban Argentina y medio mundo. Lloraban todos, con todas las camisetas puestas. No había rivalidad, Boca o River, solo había tristeza. Lloraban hasta los que sellaron la tumba. Eso lo dice todo.

¿Por qué el duelo universal? Porque murió un gigante que se hizo a pulso, o a las patadas, literalmente, pero venido de abajo, de la calle destapada, del tenis roto; un ídolo cocido de barro y formado con hambre y mucho amor. Y con esfuerzos admirables por llenar la olla para que comieran 10, el número que lo llevaría a ser uno de los más grandes futbolistas de todos los tiempos.

El dolor es porque Maradona, el Pelusa, lo alcanzó todo. Y, aparte de la gloria, logró hacerse respetar y amar, con virtudes y defectos. Eso lo alcanzó, con un don especial, no solo por la zurda de oro, por su genialidad en la cancha, sino por su personalidad. Esa que se forma en el duro recorrido desde la polvareda hasta las alfombras. Se traduce en actuar con respeto, pero sin sentirse menos que nadie. Ni más ni menos.

“Fuera de las canchas, donde es más peligroso, pisó mal y cayó en el hueco profundo de la droga. Buscó ayuda. Luchó contra la enfermedad. Caía y se levantaba, como lo hace el pueblo”.

Un ser así, triunfador por el mundo, hijo de obreros, se vuelve de todos, orgullo de todos, hermano e hijo de todos, sin importar clases sociales, ni políticas, porque el pueblo raso lo siente de su propia entraña. En este caso sienten que cada copa que levanta su astro es de cada uno. Y Maradona se las dio todas. Y les dio felicidad, que escasea en este mundo, más que los goles olímpicos.

Algo hizo más que millones para terminar en cámara ardiente en la Casa Rosada –la Presidencia–, con un infinito desfile de personas conmovidas, entre lágrimas y vivas; para que en Nápoles (Italia) bautizaran el estadio con el nombre de su bambino del alma, su dios, y para conmocionar al mundo. Pues ese ‘pibe’ –que a los 14 años, en sus primeras entrevistas, dijo: “Aspiro a jugar en primera y un día ser campeón del mundo”– cumplió sus sueños, fue el mejor en primera división, campeón del mundo, balón de oro, ganador de todas las copas, director de la Selección Argentina y de clubes y capitán de capitanes. Y se ganó el respeto de todos.

Era un genio, tuvo magia en la cancha, driblaba, esquivaba, pasaba gente, hacía goles y ponía muchos más, pues jugaba para el equipo. Y le sobraba coraje. Le pegaban y no se dolía, no se revolcaba como ahora, cuando casi todos son más actores que futbolistas. El Diego caía y se levantaba. Y así fue toda su vida.

Fuera de las canchas, donde es más peligroso, pisó mal y cayó en el hueco profundo de la droga. Buscó ayuda. Luchó contra la enfermedad. Caía y se levantaba. También bregó contra la tendencia a la obesidad, hasta jugar con el balón gástrico adentro. Esa fue la vida de Maradona, caer y levantarse, como lo hace el pueblo. Por eso también lo amaban y era suyo. No es un dios. Fue un ser humano extraordinario que se dejó hacer zancadilla por el vicio maldito de la droga, que ha malogrado a tantos seres. Criticar es más fácil que entender. Pero, en esta cancha universal, ¿quién no ha cometido una falta? Quien esté libre de pecado que tire su primer balón.

Maradona, además, dicen, era el mejor amigo. Diego nos contaba, dijo uno por TV, los errores que cometió y lo que sufría para decirnos lo que no se debía hacer. Eso sí es como de un dios. Por eso, a Maradona la juventud en especial, deportistas o no, debe mirarlo en toda su dimensión, admirar su genialidad en la cancha y tomar las lecciones de lo que vivió fuera de ellas. Y saber que “el balón no se mancha”, pero los que nos aman sufren. Gracias por tanto fútbol, Pelusa. Es lo que no se olvidará jamás.
Luis Noé Ochoa
luioch@eltiempo.com 

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-la-vida-de-diego-maradona-551614

20.43.-La oportunidad de Providencia – LUIS NOÉ OCHOA

  • Sugestiones, sabiduría milenaria MAURICIO CABRERA

Es hora de ser solidarios con ellos. Colombia debe hacer allí una inversión de interés nacional.

Qué semana más triste. El sábado pasado decía aquí que noviembre siempre ha traído malas noticias. Buenas, que beneficien al país entero, queda la histórica firma de la paz entre el gobierno Santos y las Farc, de la que se cumplirán cuatro años este martes 24.

20 nov 2020.- Las Farc entregaron más de 7.100 fusiles y pararon la guerra. Eso se traduce en miles de vidas salvadas, en oportunidades y en menos dolor y destrucción. Hay disidencias, como en todo proceso de estos, y hay que combatirlas sin cuartel.

Pero hoy, 13.800 personas se mantienen en el proceso de reincorporación; 4.807 se han beneficiado con proyectos productivos. Como lo contó este diario, hay más de 260 emprendimientos. Ofrecen cerveza artesanal; café de exportación, para saborear en paz, proyecto turístico, confecciones… Aunque mientras unos hacen trusas, otros la quieren hacer “trizas”. Lástima.

La paz es lo bueno. Pero un noviembre ocurrieron la tragedia de Armero, la toma del Palacio de Justicia, la explosión del avión de Avianca con 107 personas a bordo. Y ahora, el huracán Iota azota a San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Fue un sorprendente y terrible fenómeno que pronto pasó de categoría 1 a 5, como jamás se había visto.

Los gobiernos casi no van, y poco se acuerdan de este departamento, que si no hay malas noticias vive en las aguas mansas del olvido y la indiferencia del interior del país.

Y en la misma semana el huracán Ecuador atacó a la Selección Colombia, que pronto pasó de categoría 1-0 a 1-6, derribando todos los troncos en la cancha, y a lo mejor hasta el camerino con técnico y todo. Nos dieron una patada en la zona de candela, un mazazo anímico al país, cuando más necesitábamos motivos de alegría.

Providencia y la Selección tienen que ponerse en pie. Pékerman debe volver.

Pero hablemos sobre la gran tragedia. San Andrés, el Miami de la clase media, es más conocido que Providencia. Allá van muchos de luna de miel, felices de ir a conocer el hoyo soplador. Y muchos más, de turismo y a traer mercancía para revender aquí. Pero los gobiernos casi no van, y poco se acuerdan de este departamento, que si no hay malas noticias vive en las aguas mansas del olvido y la indiferencia del interior del país.

Providencia y Santa Catalina –lindos nombres– las acabamos de conocer todos los colombianos. Providencia, sobre todo, la vimos tristemente destruida, con sus más de 2.000 casa en ruinas, con sus más de 6.000 moradores, de todas las edades, pasando angustias, durmiendo en la calle, incomunicados. Es hora de ser solidarios con ellos. Y Colombia tiene que hacer de esta dolorosa situación una gran oportunidad.

La reconstrucción debe hacerse pensando en grande y en el futuro, no en cien días. El cambio climático es una realidad y los fenómenos naturales como la Niña, dicen los expertos, serán cada vez más fuertes. Entonces no se puede construir como estaba, con madera. Tiene que ser, digamos con hormigón –y las cementeras pueden poner su granito de arena y cemento–. Todos tenemos que ayudar, las ladrilleras. Para ser gráficos, esto tiene que ser un trabajo en bloque. Que participemos todos, menos los corruptos.

Es la hora de aprovechar para hacer más turística la bella isla, atractiva a nivel mundial, con buenos hoteles, centros recreativos y deportivos, además de un hospital bien dotado, buenos colegios, mejor aeropuerto. ¿Qué tal unas viviendas firmes, coloniales, coloridas, con balcones, que todos quisiéramos conocer? Providencia puede ser el paraíso si se hace una inversión de interés nacional, con una gerencia.

Terreno hay. Hay personas que tiene lotes que el Gobierno podría comprar para desarrollar el programa. Es la oportunidad del presidente Duque. Y no solo en el archipiélago, sino en Chocó y en otras zonas olvidadas por donde suelen pasar los gobiernos como un ciclón. Juéguesela, Presidente.

Luis Noé Ochoa

luioch@eltiempo.com

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-la-situacion-en-providencia-y-san-andres-550218

20.43.-Sugestiones, sabiduría milenaria MAURICIO CABRERA

Pongámosle fin a la intolerancia a la humillación de los derechos humanos y de nuestra madre tierra.

Foto: Pepe Mujica, expresidente del Uruguay

 En estos tiempos de polarización e intolerancia, de odios y venganzas, de mentiras y divisiones, de individualismos y avaricia, es reconfortante escuchar voces de líderes que invitan a la solidaridad y la empatía, al diálogo y la integración, a la protección de la naturaleza y la búsqueda del bien común.

15 nov 2020.-Reconfortante y esperanzador, sobre todo cuando estas voces son de líderes políticos que tienen la posibilidad de gobernar sus países a la luz de esos principios.

El más conocido de esos líderes es sin duda don Pepe Mujica, el expresidente del Uruguay, quién nos dio el último ejemplo de su integridad y calidad humana en el ya muy difundido discurso de su renuncia y despedida del Congreso, que es todo un llamado a la reconstrucción de la democracia desde la paz y el diálogo.

“En mi jardín hace décadas que no cultivo el odio” dijo, para después abrazar a su enemigo político de toda la vida, el expresidente Sanguinetti.

Otro ejemplo reciente es el de David Choquehuanca, el dirigente aymará que acaba de ser elegido vicepresidente de Bolivia. Su discurso de posesión en el cargo (https://bit.ly/35wZUJf) no solo es un llamado a esos valores que hacen posible la convivencia en las modernas sociedades pluralistas y heterogéneas, sino que está profundamente enraizado en la sabiduría milenaria de los pueblos originarios de nuestra América.

Choquehuanca es un veterano líder campesino y sindical, muy activo desde los años 80, que en el 2006 fue Canciller de la República plurinacional de Bolivia, entre el 2006 y el 2017. Después del golpe de estado que sacó a Evo del poder, encabezó junto con Luis Arce la campaña política que los llevó a ganar las pasadas elecciones.

Su discurso hubiera podido ser un ajuste de cuentas con el gobierno golpista que persiguió a los dirigentes del MAS, que reprimió violentamente a los indígenas y a los movimientos sociales. Pero en lugar de elegir el camino de la revancha y la polarización, hizo un llamado a superar las divisiones con una bella metáfora andina: “Vamos a promover las coincidencias opositoras para buscar soluciones entre la derecha y la izquierda, entre la rebeldía de los jóvenes y la sabiduría de los abuelos, entre los límites de la ciencia y la naturaleza inquebrantable (…). Nuestra verdad es muy simple, el cóndor levanta vuelo solo cuando su ala derecha está en perfecto equilibrio con su ala izquierda.”

Para Choquehuanca el futuro de Bolivia se construirá sobre los valores de su cultura milenaria “Volveremos a nuestro Qhapak Ñan, el camino noble de la integración, el camino de la verdad, el camino de la hermandad, el camino de la unidad, el camino del respeto a nuestras autoridades, a nuestras hermanas, el camino del respeto al fuego, el camino del respeto a la lluvia, el camino del respeto a nuestras montañas, el camino del respeto a nuestros ríos, el camino del respeto a nuestra madre tierra, el camino de respeto a la soberanía de nuestros pueblos.

Pongámosle fin a la intolerancia a la humillación de los derechos humanos y de nuestra madre tierra. El nuevo tiempo significa escuchar el mensaje de nuestros pueblos que viene del fondo de sus corazones, significa sanar heridas, mirarnos con respeto, recuperar la patria, soñar juntos, construir hermandad, armonía, integración, esperanza para garantizar la paz y la felicidad de las nuevas generaciones.”

Mauricio Cabrera Galvis

Consultor privado.

https://www.portafolio.co/opinion/mauricio-cabrera-galvis/sugestiones-sabiduria-milenaria-mauricio-cabrera-galvis-546662

 

  • 20.42.-Gracias, Felipe López por Semana PATRICIA LARA
  • Entre el dolor y la esperanza – LUIS NOÉ OCHOA

Se acabó Semana. Es muy triste aceptarlo: llegó a su fin esa revista, la nuestra, la que reflejaba el pensamiento de un gran sector del país, el de las ideas liberales, el que esperaba que los medios fiscalizaran el poder y no se arrodillaran ante él.

12 nov 2020.- Terminó ese sueño. No solo se acabó porque renunció su director, Ricardo Calderón. Lo fue solo por un mes, pero antes había sido director de investigaciones durante 20 años; se ganó, entre otros, dos de los principales premios de periodismo en el mundo —el Rey de España y el Maria Moors Cabot—; resistió toda clase de amenazas y sobrevivió a un atentado; publicó las más documentadas investigaciones, entre ellas la de las chuzadas, la del intento de resurrección de los falsos positivos por parte del anterior comandante del Ejército, la de corrupción en sus filas… en fin, informes que pusieron a temblar al poder.

Y no solo se acabó porque además renunció Alejandro Santos, también Premio María Moors Cabot, quien dirigió la revista de manera acertada durante 20 años. Y porque después renunciaron muchos redactores y se retiraron el irremplazable Antonio Caballero; la valiente María Jimena Duzán; el brillante caricaturista Vladdo; el director editorial, Rodrigo Pardo, y el editor general, Mauricio Sáenz, como antes había renunciado Daniel Samper Ospina. Y porque la gerente uribista había botado a Daniel Coronell, el mejor columnista del país, y a ese gran investigador que es Ariel Ávila. Se acabó, ante todo, porque se va Felipe López, ese genio del periodismo y de las relaciones que se lo inventó todo, ese psicólogo perspicaz capaz de captar el secreto más profundo que esconde cada personaje, llámese entrevistado, empleado o amigo.

Se va Felipe, el creador del equipo, el fundador y el sostenedor de ese sueño. Se retira Felipe, el alma de esa publicación y de esa empresa que durante 36 años sostuvo solo, primero aguantando las pérdidas en los tiempos iniciales y luego disfrutando las mieles de la bonanza. Pero hace menos de dos años, consciente de cómo la crisis de los medios, especialmente de los impresos, amenazaba con hacer desaparecer su revista —esa a la que le entregó su vida y, hasta el martes, le dedicó todo su tiempo, toda su inteligencia, que es asombrosa, y toda su energía—, encontró un socio al que le vendió la mitad de la empresa, con la condición de que no interviniera en la parte editorial de la revista y solo se ocupara del nuevo proyecto digital. Sin embargo, esos territorios sagrados fueron invadidos. La marca de la revista, algo tan sagrado, tan difícil de conservar, tan intangible pero tan importante, se fue deteriorando y llegó un día —el pasado martes— en que todo explotó y de Semana solo quedó el recuerdo.

Hoy me resta no más decirle a Felipe: ¡gracias! Gracias por haber construido ese emporio periodístico liberal, como lo fue su padre. Gracias por haberlo mantenido él solo durante 36 años. Y gracias por haber sabido renunciar a tiempo.

Nota. Ahora que ganó Biden la Presidencia de EE. UU., el presidente Duque tendrá que replantear su política interna, cual camaleón: ya no podrá seguir poniéndole zancadillas al proceso de paz, haciéndose el de la vista gorda con la parte de la implementación que no le gusta y aplicando solo la que le gusta; ya tendrá que priorizar el respeto a los derechos humanos; ya va a tener que deshacerse de su Juan Guaidó, porque lo probable es que Biden busque una salida negociada en Venezuela, en fin, ya va a tener que ver cómo cambia de piel sin que se le note tanto…

www.patricialarasalive.com, @patricialarasa

https://www.elespectador.com/opinion/gracias-felipe/

20.42.-Entre el dolor y la esperanza – LUIS NOÉ OCHOA

Aquí deberíamos celebrar en noviembre el día del absurdo, de la torpeza, de la tragedia o del dolor.

Les cuento una historia. La juventud no sabe de historia, les da hasta histeria. Estamos en puente, dicen unas amigas de Puente Nacional, y en una charla digital, pues ahora casi todo es así, oí a unos muchachos que decían: “Este lunes es fiesta, me parece”. “¿Qué santo se celebra?”. “No sé, san…cocho, pero qué chimba”.

 

13 nov 2020.- Lástima que no recordaran que fue una ‘chimba’ la declaración de independencia de Cartagena de la corona española, un 11 de noviembre de 1811, pasadas las 11. Se los recordé, pero creo que me echaron la madre patria.

El mes 11 es especial y tiene entre nosotros su cuento con el número 11. Antes del covid-19, por estos días ya estábamos con el espíritu navideño alborotado. Y, claro, pensando en la prima, que ahora el Gobierno va a adelantar, como un viagra económico y para evitar congestiones en diciembre. Hace bien.

Pero noviembre es un mes especial, entre la tristeza y la alegría. Comenzando porque el 1.º es el Día de Todos los Santos y el dos, el de los Difuntos. Es de lluvias e inundaciones y gripas. Y en esta sociedad agobiada y doliente, como se dirá dentro de un mes, cuando arranquen las novenas virtuales, deberíamos celebrar en noviembre el día del absurdo, de la torpeza, o de la tragedia, o del dolor. Que alguien le ponga el nombre. Porque, por ejemplo, estamos conmemorando los 35 años de la desgracia del Palacio de Justicia, cuando el 6 de noviembre de 1985, a las 11:30, el M-19 se tomó la sede de las cortes cerca de la plaza de Bolívar. Allí murieron 98 personas, entre ellas –ojo al número– 11 magistrados. Y desaparecieron otras que aún se reclaman y que nunca debemos dejar de hacerlo hasta que haya verdad.

“El reto es no olvidar la historia ni las tragedias, sus causas y lecciones. Y evitar que se repitan”.

 

Y ayer hizo 35 años también, un 13 del mes 11, a las 11:30 de la noche, la erupción del Nevado Ruiz cubrió la población de Armero, en el Tolima. El infernal río de lodo y piedras se llevó a más de 25.000 personas. Más de 20.000 (20.611) quedaron damnificadas. Recuerdo que escribíamos en máquinas Hermes, con tinta, pero a veces con lágrimas, sobre semejante tragedia, en especial cuando oíamos a Omaira Sánchez, pues nos la robaba la muerte nadando por debajo de agua.

Qué valor, qué grandeza la de Omaira, de 13 años, crespa ella, de unos ojos negros inolvidables. Con el agua al cuello, las manos arrugadas, les decía a los socorristas, a periodistas y a todos los que la rodeaban impotentes que se fueran a descansar un rato. Y comentó que estaba preocupada porque no podía entregar las tareas del colegio. El 16 no aguantó más y se fue al cielo, esperando una motobomba que nunca llegó. En aquellos días no había redes sociales como las de hoy, útiles y dañinas a la vez, cuando son mal utilizadas para insultos y para darse ‘motobombo’. Un abrazo a todos los armeritas que en medio del dolor han dado muestras de coraje. El reto es no olvidar la historia ni las tragedias, sus causas y lecciones. Y evitar que se repitan.

Hoy vivimos otro noviembre doloroso. El covid-19 ya ha dejado más de 33.000 muertos en nuestro país. Hay tristeza y dolor. Estamos más empobrecidos, hay millones de desempleados; miles, quebrados. La esperanza está en la vacuna, que parece estar cerca, Dios quiera que se una regalo de Navidad de la ciencia. Aunque el covid es listo y ahora muta el hijuepadre.

Nos queda cambiar la historia. Necesitamos sobreponernos. Es importante salir, ver familiares, la naturaleza, pero con prudencia. Las carreteras en invierno son lisas. Podemos gozar sin desbordes. Y compremos papita a los valerosos campesinos de Boyacá y Cundinamarca. Ánimo. Yo sigo celebrando el triunfo de Biden, y me excuso por no poder ir a su posesión.

Luis Noé Ochoa
luioch@eltiempo.com 

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/entre-el-dolor-y-la-esperanza-columna-de-luis-noe-ochoa-548968 

  • 20.41.-¿Un constitucionalismo cosmopolita? RODRIGO UPRIMNY
  • Nos conviene BidenLUIS NOÉ OCHOA

Hace dos años sugerí en una columna que deberían existir derechos políticos cosmopolitas. Esta enredada elección presidencial de Estados Unidos es una buena oportunidad para avanzar en esa idea, que no es original, pues hunde sus raíces en propuestas de Kant sobre cosmopolitismo que han sido desarrolladas, con enfoques diversos, por algunos pensadores contemporáneos, como Ferrajoli o Habermas.

7 nov 2020.- Las elecciones presidenciales estadounidenses suelen tener impactos globales por tratarse de la principal potencia mundial. A veces pueden incluso definir el destino del planeta. Por ejemplo, la victoria de Bush sobre Gore en 2000 agravó el calentamiento global. Bush no era consciente de esa amenaza y tenía fuertes relaciones con la industria petrolera, por lo cual no tomó medidas para enfrentarla. Al contrario, Gore tenía un fuerte compromiso contra el cambio climático, a tal punto que recibiría en 2007 el Premio Nobel de Paz por su lucha en ese campo. Además, hace 20 años no existía tanta polarización en Estados Unidos sobre el tema, así que Gore hubiera podido alcanzar acuerdos internos en ese país que le hubieran permitido liderar la celebración de tratados internacionales robustos contra el calentamiento global. Hoy la situación podría ser más manejable. Pero Bush ganó y ahora enfrentamos una gravísima y tal vez irreversible crisis climática.

En ese momento había en el mundo aproximadamente 6.000 millones de personas, pero solo podían votar por Bush o Gore los estadounidenses, que eran unos 300 millones. El 5 % de la población mundial tuvo en sus manos la suerte del planeta, lo cual no parece muy justo si tomamos en serio el ideal democrático, según el cual todos tenemos derecho a participar en las decisiones que nos afectan.

Esta discrepancia entre decisiones nacionales que tienen efectos globales sugiere que la democracia y el constitucionalismo no deberían estar atrapados en el marco del Estado nacional. A esa razón podríamos agregar al menos otras dos igualmente poderosas: i) la necesidad de que el goce de los derechos humanos sea verdaderamente igualitario a nivel universal y no dependa, como sucede hoy, de la nacionalidad —la esperanza de vida de quien nace en Noruega es de 83 años, mientras que es de 53 para quien nace en República Centroafricana—, y ii) la existencia de amenazas globales, como el cambio climático o las pandemias, que requieren cooperaciones mundiales robustas.

La idea de un constitucionalismo global o cosmopolita puede parecernos extraña y utópica, a tal punto que estamos acostumbrados a un mundo westfaliano dividido en Estados soberanos. Además, parece ir en contra del espíritu de los tiempos por el ascenso de liderazgos chauvinistas, incluso en grandes democracias, como Trump en Estados Unidos o Johnson en Reino Unido. Pero es un ideal que tiene todo el sentido del mundo. Además, como lo muestran las propuestas específicas de quienes han buscado aterrizar este planteamiento, por ejemplo Ferrajoli en su libro Constitucionalismo más allá del Estado, es un ideal que no tiene por qué realizarse de un día para otro, sino que puede materializarse a través de reformas incrementales. Y en todo caso, incluso si es irrealizable, no es un concepto inútil, pues debería guiarnos al discutir muchos problemas contemporáneos. Por ejemplo, si uno acepta ese ideal cosmopolita, no dudaría de que, a pesar de sus imperfecciones, es necesario fortalecer las instituciones internacionales multilaterales y globales que van en esa dirección, como la OMS, los sistemas de protección de derechos humanos o las propias Naciones Unidas.

* Investigador de Dejusticia y profesor de la Universidad Nacional.

https://www.elespectador.com/opinion/un-constitucionalismo-cosmopolita/

20.41.-Nos conviene BidenLUIS NOÉ OCHOA

Nos conoce, nos ha visitado. Además, apoyó el Plan Colombia, que es la lucha contra el narcotráfico.

Estamos en un mundo atípico. Todo parece atípico, raro, confuso, desordenado, triste. El covid-19, pandemia atípica, nos tiene atortolados y empobrecidos; y a muchos, de luto. Y, hablando de duelos, son una desgracia los asesinatos de los líderes sociales y de los reinsertados de las Farc. Casi a diario matan a un líder social, seres valientes, dedicados a defender los derechos de la gente sencilla y a cuidar nuestras riquezas naturales. Por eso los matan.

En días pasados, en Nuquí, Chocó, asesinaron a la ambientalista Juana María Perea, dicen que por proteger el golfo de Tribugá. Y protegía a la comunidad y la orientaba. Y como aquí cuando apenas se cierra una tumba de un líder social ya se vela otro cuerpo, el 2 de noviembre era asesinado en su casa en Ocaña, Norte de Santander, Jorge Luis Solano Vega, representante de la Mesa Municipal de Víctimas. Como en este país atípico lo típico es la impunidad, hay que exigir justicia y protección real para los demás.

Y es inevitable hablar de las elecciones atípicas en Estados Unidos, que tienen trasnochado al país del sueño americano. La Casa Blanca se disputa, voto a voto, entre Donald Trump y Joe Biden. Trump creyó que era pelea de elefante con burro amarrado, y salió el tilo por la culata, dijo un purgado. Lo que se vive es triste para Estados Unidos. No pensaba uno ver una democracia como aquella en peligro y a su presidente desconociendo los resultados. Trump, como cualquier Nicolás Maduro, dice que hubo fraude, sin pruebas, y acude a la Corte Suprema, donde él ha puesto los magistrados.

“Trump, como cualquier Nicolás Maduro, dice que hubo fraude, sin pruebas, y acude a la Corte Suprema, donde él ha puesto los magistrados”.

Se peleaba a última hora cada voto en Arizona, Nevada, Carolina del Norte y Pensilvania. Un amigo dijo que Trump si acaso gana, pero en Transilvania. Chiste aparte, lo que pasa en EE. UU. es peligroso, porque Trump tal vez perderá en las urnas por mentiroso, racista, arrogante y por ignorar hasta al covid-19, pero, como aquellos inquilinos que no pagan ni desocupan el apartamento, se atrinchera machete en mano y tendrán que sacarlo con policía.

Las locuras de Trump en los próximos 74 días, aferrado al puesto, pueden tener graves consecuencias en un país donde él ha ido dividiendo y sembrando odio. Y siembra odio y cosecharás cadáveres. Pero además, en donde hay unos 390 millones de armas regadas, legales e ilegales, es grave si se arman los espíritus. Y allí hay racismo, las minorías “no pueden respirar” tranquilas. Recordemos a George Floyd.

El mundo no está para los mandatarios cargados de tigre, a los que les sirven las instituciones solo si están de su lado. Estados Unidos está urgido de un presidente mesurado, conciliador, que gobierne para todos y le devuelva la respetabilidad a la Presidencia. O sea, con el talante de Biden, quien además le conviene a nuestro país. Colombia puede contar con Joe Biden, nos dijo en la entrevista del lunes pasado en este diario. Y nos conoce, nos ha visitado y se ha comido hasta las hojas de nuestros tamales.

“He dicho muchas veces que Colombia es la piedra angular de la política de Estados Unidos en América Latina y el Caribe”, expresó. En el gobierno Obama él apoyó el Plan Colombia, que es la lucha contra el narcotráfico. Que a su vez es por la vida de los líderes sociales, y muchas más. Ojalá gane claramente.

Horacio Serpa

Se fue un demócrata, un liberal en todo el sentido de la palabra, como lo fue el doctor Horacio Serpa Uribe. Fue un líder cercano al pueblo raso, sencillo y humano, leal a sus ideas y principios, que siempre defendió lo social. Sobre todo, se ha ido un defensor de la paz. Colombia, el Partido Liberal y las gentes más humildes pierden a uno de sus más grandes servidores. Ante su tumba, mi gratitud y mi oración.

Luis Noé Ochoa
luioch@eltiempo.com.co 

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-las-elecciones-en-estados-unidos-547546 

  • 20.40.-La prostitución: controversia madrileña CARLOS JIMÉNEZ
  • Soñé que yo era presidente LUIS NOÉ OCHOA

Con apenas una semana de diferencia he visto dos piezas de arte que se atreven con una de las polémicas más intensas que se están dando actualmente en España y en la que se dirime si las putas son sujetos de derecho o solo objetos del mismo.´

Esta polémica ya se cobró a su primera víctima: Concepción Pascual, a quién le costó el cargo de directora general del Trabajo la legalización de Otras, un sindicato de trabajadoras sexuales. Carmen Montón – la ministra del trabajo que la cesó antes de que ella misma se viera obligada a renunciar por cuenta de inconsistencias en su currículo académico – demostró con ese despido su toma de partido sin fisuras por la opinión de legión de feministas que exigen la prohibición de la prostitución a la que califican de actividad denigrante ejercida por esclavas sexuales explotadas despiadadamente por tratantes de blancas y proxenetas.

22sep2018- Confían en que una ley que la prohíba liberará a dichas esclavas de lo que en ningún sentido puede considerarse un trabajo, devolviéndoles su libertad y su dignidad. Las portavoces de Otras no están para nada de acuerdo, defienden la tesis de que la organización sindical y el amparo del Estatuto de los Trabajadores son precisamente los que les garantizaran su libertad y les permitirán defenderse de tratantes y proxenetas. “No somos muñecas de trapo que se pueden usar y tirar a su antojo”- declaró a la prensa Conxa Borrell, una de dichas portavoces.

Las dos obras de arte a las que me refiero la cuestión de si las putas son víctimas se dirime en torno a dos figuras del puterío situadas en dos puntos extremos de la escala social: la puta inmigrante tercermundista y la escort española que presume de integración social y de estudios universitarios. La primera es Linda Porn y es la protagonista de un video de su autoría,  incluido la exposición Todos los tonos de la rabia, abierta actualmente en el Musac de León.

Ella lo presenta como un statement o manifiesto en el que asume desafiantemente su condición de puta, declara que ha venido a España por sus propios medios y se declara no solo una trabajadora sexual que genera plusvalía como la genera cualquier otro trabajador sino que rechaza el papel de víctima y se asume como el nuevo sujeto revolucionario, justamente por el estigma social y la marginación que padece.

Suelta su arrogante discurso jacobino desnuda en una bañera y lo concluye inscribiendo con una cuchilla en la piel de su antebrazo izquierdo la frase: “Soy una puta mestiza”. Imposible no recordar una performance de hace unos años en la que Regina José Galindo rasgó con la punta de una navaja la piel de su muslo izquierdo para escribir la declaración: “Soy una perra”.

La escort se llama Diana en la película del mismo título dirigida por Alejo Moreno, estrenada ayer en los cines Renoir de Madrid. Su estructura discursiva es desde luego más compleja que la vehemente proclama de Linda Porn, lo que le permite ofrecer un papel protagónico a uno de los clientes y mostrar otras facetas del problema de la prostitución, pero su parti pris o su leit motiv si se quiere es la entrevista que una periodista le hace a Diana.

Le pregunta si se siente víctima y ante la respuesta negativa de ella le contra pregunta no siente miedo de abrirle la puerta a un extraño, Diana le responde inmediatamente que no, que quién debería sentir miedo es ese extraño. El resto del filme se dedicará a demostrar hasta qué punto un cliente debe temer a una puta que no por serlo es una “muñeca de trapo” en sus manos.

 O sea que tanto el video de Linda Porn como la película de Alejo Moreno coinciden en presentar una imagen de las putas en contravía de la imagen de indefensión y sometimiento que es esgrimida como argumento inapelable por quienes desean prohibir tajantemente la prostitución.

Dos observaciones finales. La primera: la película es una ópera prima de su director y esto se nota en cierta inconsistencias del guión, compensadas eso si por las notables interpretaciones de Laura Ledesma en el papel de Diana y de Ana Rujas en el papel de su alter ego, Sofía.

 La segunda: el filme también es el debut como directora de fotografía de Irene Cruz, conocida hasta la fecha por su uso artístico de la fotografía. Y fue precisamente su arte, la luz azul que ilumina sus fotografías de ninfas, de bosques y de lagos nórdicos, lo que movió a Moreno a pedir que se hiciera cargo de fotografía de Diana. Le parecía el contrapunto más apropiado para el tono expresionista que quería imprimirle a la misma.

20.40.-Soñé que yo era presidente LUIS NOÉ OCHOA

En mi sueño, Santos, Uribe y Pastrana se comprometían a trabajar por la defensa del proceso de paz.

No voy a escribir de las elecciones en Estados Unidos. Creo, sí, que el hombre del mechón de parasol perderá. Es muy mal presidente, ha manejado pésimamente la pandemia, sin importarle la vida de sus ciudadanos.

30 oct 2020.- Es soberbio, arrogante, mentiroso, racista… no sigo porque parece una canción de despecho y porque me piden en extradición. El covid-19 será el gran elector. A Donald Trump el mal le ha llegado con complicaciones, tanto que se dice que le golpeó las bolsas. Pobre, con lo que eso duele.

Pero hoy quiero contarles un sueño. Soñé que yo era presidente. Yo era un jugador de fútbol, con el 22 en la camiseta. Uribe decía, “ojo con el 22”, y efectivamente gané la presidencia con mi movimiento, el Polvo Democrático.

Mi posesión fue austera. Nada de dos mil invitados. Apenas Adriana, los niños y yo, miembros de la campaña, los nuevos ministros, campesinos rasos de punta en blanco, el cuerpo diplomático y Sofía Vergara, con su cuerpazo diplomático.

El discurso fue corto. Di las gracias y juré a pie junto que cumpliría lo prometido en campaña: defender el proceso de paz, proteger la vida de todos, luchar contra el hambre y la corrupción. De lo contrario, entregaría el poder por no poder. Estar por debajo del 80 por ciento de popularidad no me dejaría dormir.

“Era otra Colombia, con seguridad ciudadana. Hasta se ofrecían recompensas por la captura del covid-19, vivo o muerto. Sin embargo, los sueños, sueños son, desperté en la triste realidad.”

 

Y juré que en mi gobierno no habría espejo retrovisor, pues yo sabía cómo estaba el país y así me había postulado. Para llegar a quejarse, va uno a urgencias, dije, y aplaudieron. Yo no sé cómo, creo que la Virgen de Chiquinquirá y las otras 11.000, el mismo Dios verdadero, hicieron el milagro. Yo había convencido a Petro, a Uribe, a Santos, a Pastrana, a Gaviria, a Fajardo, a Robledo, a todos los jefes de los partidos, que andaban tan partidos, de hacer un alto en las disputas y en las ambiciones políticas y trabajar unidos por el país.

Los invité al Palacio a una cena bien trancada y les salí con un pan más bien duro y agua de panela algo sin dulce. “Esta es la comida, en muchas noches tristes, del 14 por ciento de los colombianos”, les dije. “Tiene huevo”, dijo uno de los invitados. “No, señor, no alcanzó la plata”, respondí. Hasta Uribe soltó la risa.

Les comenté que por la pandemia, por la crisis económica, por las cifras de pobreza en un 37,5 por ciento, si no más; con una pobreza extrema del 14 por ciento, con un desempleo llegando al 20, no al 20 de julio, sino al 20 por ciento; con bandas criminales por todo lado, inseguridad, el país iba de cu.. pal estanco, y era injusto y absurdo que siguiéramos divididos. Los invité a que hiciéramos algo histórico por nuestra gente, que, unidos, sacáramos este país adelante, que Colombia podría ser el mejor de Latinoamérica. ¡Aceptaron! Se dieron codito, codito, y manos a la obra, dijo un ladrón de arte.

Santos, Uribe y Pastrana, llenos de experiencia, se comprometieron a trabajar, trabajar y trabajar en la defensa e implementación del proceso de paz y para evitar los crímenes de los reinsertados y de los líderes sociales. Duque era ministro de comunicaciones. Petro, el de agricultura; exportábamos mucho aguacate, los químicos quedaron proscritos, todo orgásmico, como dijo un campesino, y el campo, con asistencia técnica desde las escuelas y buenas vías, iba a todo vapor. Y así, con la campaña ‘Sembramos paz, coca no más’, y persecución implacable, teníamos a los narcos a raya. Los congresistas, cada tres meses donaban cada uno 10 millones de gastos de representación para obras sociales. En cada ciudad intermedia se construía una universidad pública. Era otra Colombia, con seguridad ciudadana. Hasta se ofrecían recompensas por la captura del covid-19, vivo o muerto. Sin embargo, los sueños, sueños son, desperté en la triste realidad. Pero algo de esto se podría, ¿o no?https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/sone-que-yo-era-presidente-columna-de-luis-noe-ochoa-546332 

  • 20.39.-Huele bien en Bogotá LUIS NOÉ OCHOA
  • Hitler y Keynes: coincidencias y diferenciasBEETHOVEN HERRERAEn medio de malas noticias, hay cosas buenas como el metro elevado y el ejemplo de la minga.

El coronavivos nos ha cambiado definitivamente la vida. El miedo hace presencia, pues ya vamos llegando a los 30.000 muertos en Colombia y en el mundo van 1,14 millones. Valor y ánimo a las familias.

23 oct 2020.- Tal vez por cruel, el mal invisible ha despertado solidaridad y hasta afecto. Se nota en los mensajes que se cruza la gente con frases como “que ojalá todo esté bien junto a su familia”. O “cuídese mucho”. Claro que en este país estas mismas frases hay que decírselas a nuestros valerosos líderes sociales, pues los coronaviolentos han asesinado ya a 398 de ellos, y a 269 reinsertados de las Farc, que le apostaron a la paz. Que Dios los proteja, porque el Estado no ha podido.

Así mismo, la gran mayoría nos hemos vuelto medio expertos en los síntomas del terrible mal. Uno de ellos, no el principal, es la pérdida del olfato y el gusto. Roguemos para que los científicos acierten a ver si cesa esta horrible y larga noche y podemos abrazarnos, vernos sonreír, recuperar la confianza, los trabajos, la economía. Porque miles de empresas quebraron. Muchos se sienten más de malas que un economista en luna de miel al que se le contrajo el PIB. Ánimo. Toda noche, por oscura que sea, trae un amanecer, dijo el búho.

“Los indígenas dieron ejemplo de civismo y respeto, dignos de admiración. Y entregaron limpios el Palacio de los Deportes y la plaza de Bolívar”.

El olfato es uno de los cinco sentidos que Dios nos regaló, y hoy está de moda y percibe más alcohol que perfumes. Y feos olores, pues aquí hay ollas podridas por todo lado. Pero, en medio de malas noticias, hay cosas que huelen bien. Nunca pensé que me tocara ver iniciar las obras del metro elevado de Bogotá. Pero ya se firmó, por fin, esta semana el acta de inicio de los trabajos de la primera línea entre Bogotá y el consorcio chino. Ya no es un cuento chino, sino “un sueño que se hace realidad”, como dijo la alcaldesa Claudia López. Huele a progreso, a mejor calidad de vida, a desplazamientos más rápidos, a transporte limpio, pues será eléctrico totalmente.

Habemus metro después de unos 80 años de intentos, con un costo de 13 billones de pesos. Cae como una bendición en medio de esta crisis, pues habrá empleo para unas 18.000 personas entre directos e indirectos. Será una espectáculo cuando en 2027 esos vagones, con 1.800 personas en su barriga cada uno, se deslicen desde Bosa, donde queda el patio taller, que albergará hasta 60 vagones gigantes, hasta la calle 72.

Todos debemos subirnos al metro. Lo que no le cabe son celos políticos, que huelen mal. No pensé que me tocara, y espero que Dios nos permita ver gente bajarse en la 72 y que después suban al de Suba, la segunda línea, que quiere la alcaldesa.

Todo pinta bien. Habrá 10 de las 19 estaciones directamente conectadas con Transmilleno bajo techo, y se pagará con una misma tarjeta. El metro es un medio de equidad.

Huele bien en Bogotá. Aparte de esta firma histórica, esta semana ocurrió algo importante. Tuvimos marchas en completa paz, sin vándalos, encabezadas por la minga, que no debió tener que venir a Bogotá a exponerse. Ni una pedrada ni una flecha. Los indígenas dieron ejemplo de civismo y respeto, dignos de admiración. Y entregaron limpios el Palacio de los Deportes y la plaza de Bolívar. Huele a lección para todos. Pero huele mal que el presidente Duque se haya ido para el Chocó y no haya hablado directamente con los líderes indígenas. Eso chocó. Indio no oído, indio ido. Menos mal, la alcaldesa Claudia López los recibió.

Pero lo que acaba de pasar es esperanzador, dice que entre todos –el metro es el ejemplo– se pueden hacer grandes cosas. Y que podemos hablar en paz, cara a cara, sin que se tengan que hacer señales de humo. O sin hacernos humo. 

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-el-metro-de-bogota-y-la-minga-544989

20.39.-Hitler y Keynes: coincidencias y diferenciasBEETHOVEN HERRERA

Es evidente que las políticas expansionistas estimularon la consolidación del régimen. 

Alemania en los años 30 tuvo un régimen dictatorial que generó un milagro económico: el PIB aumentó 50% entre 1933 y 1938 y el desempleo cayó de 43,8% en 1932 a 12% en 1936, de modo que se recuperó de los efectos de la Gran Depresión, ello permitió el ascenso del Reich y llevó a la economía de la derrota a un milagro económico. 

18 oct 2020.- Para lograrlo se adoptó una fuerte intervención estatal y elevado gasto público, y se impulsó la industria militar con negación de libertades políticas, en lo cual se diferencia claramente del pensamiento de Keynes.

En los años treinta las tasas de desempleo eran de 25% en Estados Unidos a causa de la Gran Depresión, en tanto que la República de Weimar (Alemania) vivía una profunda recesión, con dependencia de préstamos de corto plazo del gobierno estadounidense, pero por la crisis se redujeron los préstamos y aumentó la tasa de interés.

El desempleo alemán pasó de 1,3 millones en 1932 a 6 millones en 1933 por la elevación de impuestos y el recorte de los gastos del Estado; ello produjo el colapso de la República de Weimar y la llegada de fascismo.

Tras la victoria del Reich, Hjalmar Schacht fue encargado del ministerio de finanzas, planteó que era imperativo financiar el gasto público sin aumentar la deuda y propuso emitir bonos de la Sociedad de Investigación Metalúrgica respaldados por el Estado y descontados por el Reichsbank.

Ello resultó eficiente, pues las fábricas estaban ociosas y la gente sin empleo, de modo que el gasto en obras públicas contribuyó al trabajo y a la preparación para la guerra.

Se trató de un fuerte incentivo a la demanda agregada por el gasto público, con intervención estatal para apalancar la demanda agregada a través de aumentos en la inversión y consumo, impulsado por construcción y el rearme aunque por otra parte se adoptaban restricciones a las libertades del mercado.

Keynes estaba en contra de la planificación central y de los regímenes dictatoriales, y no aprobaba la restricción al libre flujo de capitales ni la cartelización estatal. En cambio, en el Reich se ordenó la disolución, fusión o reestructuración de todas empresas con capital social inferior a 100.000 marcos haciendo desaparecer el 20% de todas las empresas alemanas.

Además, el Reich contó con la complicidad del Banco Internacional de Pagos (BIP) para validar la expoliación hecha a los judíos en el holocausto (aproximadamente 6.800 millones de reichsmarks entre 1933 y 1939) y el saqueo de las reservas del Banco Central de Checoslovaquia.

Por todo ello Keynes propuso en Bretton Woods, sin éxito, la disolución de dicho banco cómplice. Hitler rechazó los préstamos extranjeros y reemplazó el respaldo en oro por la producción como base del Reich Mark; aplicó el trueque en las importaciones; restringió el flujo de capitales y liberó la emisión de dinero.

Es evidente que las políticas expansionistas estimularon la consolidación del régimen pero estuvo ayudado por la priorización del rearme militar y por el saqueo a los recursos de los países invadidos.

https://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/hitler-y-keynes-coincidencias-y-diferencias-545763

  • 20.38.-El futuro energético pasa por el hidrógeno MARC FORTUÑO
  • El tamaño sí importa LUIS NOÉ OCHOA

Dentro de unas pocas décadas, todas nuestras necesidades energéticas, la electricidad, la industria, el transporte, los edificios y la agricultura, tendrán que provenir de fuentes libres de carbono.

10 oct 2020.- Esto requerirá enormes cambios en poco más de una generación, y requerirá soluciones, tecnologías y políticas innovadoras. Por ejemplo, a fin de cumplir sus objetivos climáticos, la Unión Europea se ha comprometido a transformar sus sectores de la electricidad, el transporte, los edificios y la industria para que sean completamente, o casi completamente, neutrales en cuanto al carbono para 2050.

Se trata de una Tercera Revolución Industrial, y la economía del hidrógeno será parte integrante de ella, jugando un papel crucial en la realización de este cambio fundamental en nuestros sistemas energéticos. Puede constituir -y constituirá- una parte clave de la solución al cambio climático.

El hidrógeno a día de hoy 

El hidrógeno es el elemento más abundante del universo y está disponible en grandes cantidades en los mares y la atmósfera, pero, hay un problema, es necesario separarse del oxígeno del agua para poder utilizarse con fines industriales.

El hidrógeno se puede extraer de combustibles fósiles y biomasa, del agua o de una mezcla de ambos. El gas natural es actualmente la principal fuente de producción de hidrógeno, y representa alrededor de las tres cuartas partes de la producción mundial de hidrógeno que representa aproximadamente el 6% del uso mundial de gas natural. Al gas le sigue el carbón, debido a su papel dominante en China, y una pequeña fracción se produce a partir del uso de petróleo y electricidad. Por lo tanto, el problema que tenemos es que su producción es contaminante que no encajan con los desafíos verdes en el largo plazo.

El coste de producción de hidrógeno a partir de gas natural está influenciado por una variedad de factores técnicos y económicos, siendo los precios del gas y los gastos de capital los dos más importantes.

Los costes de combustible son el componente de coste más grande, y representan entre el 45% y el 75% de los costes de producción. Los bajos precios del gas en Oriente Medio, Rusia y América del Norte dan lugar a algunos de los costes de producción de hidrógeno más bajos. Los importadores de gas como Japón, Corea, China e India tienen que lidiar con precios de importación de gas más altos, y eso genera mayores costes de producción de hidrógeno.

Hoy en día, se producen más de 70 millones de toneladas de hidrógeno cada año, cuya principal fuente de extracción es el gas natural (es decir, el hidrógeno gris). Cuando se extrae mediante combustibles fósiles, la producción de hidrógeno es intensiva en energía, responsable de unos 830 millones de toneladas de emisiones de CO2 al año, lo que supone un problema medioambiental.

Del hidrógeno gris al hidrógeno verde 

Como vemos el hidrógeno tiene un factor contaminante por los elementos que se utilizan para su producción. Sin embargo, los electrolizadores, alimentados por electricidad generada a partir de energías renovables, ofrecen una alternativa sostenible. Este proceso ofrece un resultado: el hidrógeno verde que supone la electrólisis del agua para extraer el hidrógeno.

Sucede que menos del 0,1% de la producción mundial de hidrógeno dedicado hoy en día se considera hidrógeno verde, pero eso podría cambiar. Entre 2014 y 2019, la producción mundial de electricidad eólica se duplicó mientras que la producción mundial de electricidad solar se cuadruplicó.

Si pensamos en 2019, las tecnologías renovables representaron el 71,4% del aumento en la producción neta de electricidad, de acuerdo con una tendencia creciente que ha visto cómo la participación renovable del total de la mezcla eléctrica de la OCDE aumentó en un punto porcentual por año en promedio desde 2009 para alcanzar el 28,8% en 2019.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) prevé que el rápido crecimiento del mercado de las energías renovables, en particular la solar y la eólica, durante la próxima década aumentará exponencialmente la disponibilidad de electricidad renovable, reduciendo así su coste.

Este es un factor positivo si se une a la demanda de electrolizadores capaces de producir hidrógeno verde que ya está creciendo rápidamente con una capacidad de electrolizadores prevista de 40 GW en la UE para 2030. El aumento de la disponibilidad de hidrógeno verde ayudará así a reducir su coste hasta en un 30% para 2030 y en un 50% para 2050.

El gran futuro en el ámbito industrial 

El hidrógeno verde es un vector energético clave para lograr la neutralidad del carbono, ya que permite satisfacer la demanda de energía limpia en sectores de difícil elección como por ejemplo la industria petroquímica, los fertilizantes, el transporte pesado y demás.

Su gran ventaja es que se puede almacenar y gestionar grandes cantidades de energía durante largos períodos de tiempo. Además, inyectada y mezclada en la red de gas, reduciendo la huella de carbono de los usos actuales del gas natural. Todo ello le aporta con un potencial casi ilimitado, capaz de contribuir al abastecimiento en carbono cero de todos los sectores energéticos.

Hay que tener en cuenta que las tecnologías de las baterías evolucionaron mucho, pero todavía no resuelven el problema del almacenamiento a largo plazo. Es en este escenario donde el hidrógeno podría resultar muy útil. No solo por su capacidad para almacenar energía durante largos periodos de tiempo, sino también porque será mucho más fácil de manejar.

Para obtener electricidad a partir del hidrógeno, se lleva a cabo precisamente la reacción inversa a la de obtener hidrógeno. En este caso, reacciona con el oxígeno, obteniendo electricidad y agua. El dispositivo encargado de llevar a cabo esta reacción se llama pila de combustible. De esta forma, la generación de electricidad con pilas de combustible a partir de hidrógeno es 100% limpia, y además como subproducto se genera agua potable.

Coche de hidrógeno o coche eléctrico

El hidrógeno estaría más vinculado a la industria que al cambio de fondo que vive la industria del automóvil. Se trata de un problema de eficiencia porque se pierde mucha energía desde la producción hasta el consumo final del vehículo.

Supongamos que tenemos 100 vatios de electricidad que se producen a través de una fuente renovable como pudiera ser una turbina eólica. Para llegar al vehículo esa energía debe convertirse en hidrógeno, posiblemente pasándola a través del agua (el proceso de electrólisis). Esto es alrededor del 75% de eficiencia energética, por lo que alrededor de una cuarta parte de la electricidad se pierde automáticamente.

El hidrógeno producido tiene que ser comprimido, refrigerado y transportado a la estación de hidrógeno, un proceso que tiene una eficiencia de alrededor del 90%. Una vez dentro del vehículo, el hidrógeno necesita convertirse en electricidad, que tiene una eficiencia del 60%. Finalmente, la electricidad utilizada en el motor para mover el vehículo tiene una eficiencia de alrededor del 95%.

Y ahí vemos el problema… con todo este proceso solo se usa el 38% de la electricidad original, 38 vatios de 100.

En contraste, los vehículos eléctricos, la energía corre a través de cables desde la fuente hasta el automóvil. Los mismos 100 vatios de potencia de la misma turbina pierden alrededor del 5% de eficiencia en este viaje a través de la red (en el caso del hidrógeno, la conversión tiene lugar en el sitio del parque eólico).

Pierde otro 10% de energía al cargar y descargar la batería de iones de litio, más otro 5% al ​​usar la electricidad para hacer que el vehículo se mueva. Así que ha bajado a 80 vatios.

En conclusión, la pila de combustible de hidrógeno requiere el doble de energía y, en este caso, tiene más sentido la batería aunque conlleve problemas de una menor autonomía y mayor tiempo de carga.

No obstante, el hidrógeno sí tiene sentido cuando lo focalizamos en los vehículos de transporte de gran pesaje – camiones, aviones, trenes- que su función está orientada a la movilidad de grandes cargas que unido al peso de las baterías necesarias sería del todo inviable. Es en ese punto que el hidrógeno tendría ventaja en el futuro del transporte.

https://www.elblogsalmon.com/sectores/futuro-energetico-pasa-hidrogeno

20.38-El tamaño sí importa LUIS NOÉ OCHOA

Mientras hay 17,5 millones de personas con hambre, el Congreso, con humor negro, propone más curules.

Como el recién liberado expresidente Uribe, yo también estoy pensando en el 22, si Dios permite que el covid-19 nos deje llegar, porque esta pandemia sigue llevándose preciosas vidas.

16 oct 2020.- Hasta ayer, en nuestro país, 28.457 personas se fueron a los jardines del cielo. Y en Europa, el mal se está reinventando. Dios ilumine a los científicos y les dé fortaleza a las familias donde el virus se ha colado bajo la puerta.

Estoy considerando lanzarme al Congreso para el 22, donde miles se disputan el favor ciudadano, en mayoría por ‘circuncisión’ especial, para 171 escaños. Sin embargo, un amigo dice que no soy para eso, pues se necesita una carnadura distinta, piel de camaleón, vivir ‘cargado de tigre’, tener buenos principios pero malos finales, etc. ¿Se imagina lo que hay en ese etcétera?

Le dije que allí también hay gente buena, honesta y seria a la que le toca, precisamente, cargar con la mala fama de los que manchan la honorable imagen. Dije que entiendo la política como un servicio social, un apostolado por las necesidades de la gente y por el bien de la patria, una pasión de filántropos. “El humor no tiene cabida allí” fue la voz que salió bajo el tapabocas.

“Si yo fuera congresista, con la bandera anticorrupción en alto, buscaría que haya listas cerradas y que el Estado pague las campañas. Ahí hay un germen de la corrupción”.

Pero humor sí tienen los honorables padres de la plata. Así sea humor negro. Porque es una propuesta para el Día de Inocentes que en medio de la pandemia, de hambre en el país, de ruina económica, tanto que el ministro de Hacienda amenaza con más impuestos, unos honorables hayan propuesto crear 12 nuevas curules, cada una de las cuales nos cuesta más de 90 millones al mes. Ja, ja, ja, ja, ja.

Chiste cruel. Pero ahí va mi compadre mono, como dicen allá, dentro de la propuesta de reforma política, cuando se necesita es una reforma de los políticos. Le da a uno erre con erre, o sea, risa con rabia, pues mientras tanto el Dane acaba de decir que la pobreza en este país afecta a más de 17,5 millones de personas; que el año pasado, y sin covid-19, las personas en esta condición –que les toca pedir prestado para el pasaje para ir a votar– aumentaron en 661.890; que los que estaban por debajo de la línea de pobreza extrema, o sea que guardan la línea obligados, sumaron otras 728,955.

Aquí hay millones de personas que comen carne cuando sus hijos se la llevan del almuerzo del colegio, pero muchas veces les sale de caballo o de burro viejos. Según el Dane, hay 4,7 millones de personas en esta condición, o sea que, como los pollitos, se acuestan con hambre y duermen con frío, y los honorables no dicen ni pío. Bueno, los congresistas también duermen con frío, pues se dice que ellos se tapan con la misma cobija.

Por todo esto estoy que me lanzo por mi movimiento, el Polvo Democrático. Mis seguidoras me lo piden. Un congresista aquí gana más de 32 millones al mes, más de 35 salarios mínimos, y no sé si se pueda lograr que se los bajen, pues muchos de ellos están acostumbrados es a que se los baje el pueblo. Pero, al menos, que en momentos de angustia haya grandeza y humanidad. Por ejemplo, hoy en trabajo virtual, yo donaría los viáticos –14 millones de pesos– para los bancos de alimentos, que hacen una hermosa labor. Al menos lo de un mes, pues lo que estamos viviendo pone a prueba nuestra bondad, nuestro amor al prójimo. ¿Quién se le mide?

Si yo fuera congresista, con la bandera anticorrupción en alto, buscaría que haya listas cerradas y que el Estado pague las campañas. Ahí hay un germen de la corrupción. Ver que hay más de 17 millones de personas vaciadas, con hambre, conmueve y exige buscar mayor equidad. Y los buenos políticos y el Ejecutivo tienen la llave de la despensa. Por lo menos no aumentar el Congreso, pues en este caso, cuando se gastarían más de mil millones al mes, el tamaño sí importa.

Luis Noé Ochoa
luioch@eltiempo.com 

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-el-congreso-el-hambre-y-la-pobreza-543719 

  • 20.37.-Auge y ocaso de las divisas  BEETHOVEN HERRERA
  • La hora de la verdad LUIS NOÉ OCHOA 

China es el país con mayor inversión en el exterior y la Ruta de la Seda que conecta a 5 continentes.

En la Primera Guerra Mundial Gran Bretaña jugó un papel clave y la libra esterlina respaldada por su poder económico, financiero y político era convertible en oro; pero finalizada la guerra el poder de Gran Bretaña iba en declive y por ende su moneda, pues el ejército británico ya no era tan poderoso y las deudas externas eran muy onerosas.

4 oct 2020.- La libra esterlina se limitó entonces a la Commonwealth, en la relación con sus colonias donde tenía tropas y compañías petroleras, entre tanto el dólar ya era libremente convertible en oro. Por eso el delegado de Estados Unidos en Bretton Woods, White, propuso adoptar “la moneda que tuviera mayor respaldo en oro”, sin mencionar al dólar, como lo recuerda Steil en La Batalla de Bretton Woods.

Tras la Segunda Guerra Mundial Japón se recuperó con gran vigor y en 1984 se celebró el acuerdo y en dólar. El gobierno japonés estableció nuevos instrumentos financieros y se admitieron compañías estadounidenses en la Bolsa de Valores de Tokio. El yen aumentó su participación en las reservas de divisas de 4,1 por ciento en 1982, a un 8 por ciento en 1991, pero la crisis financiera japonesa, causada por la crisis bancaria y las burbujas inmobiliarias además de la guerra del golfo, la caída de los precios de los terrenos y de los metales preciosos, afectaron la confianza en el yen.

En 1999 nace el euro reemplazando las monedas de 11 países y se convierte en la segunda moneda más importante del mundo, como herramienta monetaria del mercado único europeo para la libre circulación de bienes, servicios, mano de obra y capital.

El euro es un símbolo geopolítico y expresa la soberanía monetaria, fue creado para romper la hegemonía del dólar y Europa está dispuesta a hacer “lo que sea necesario para proteger al euro”, como lo expresara el Presidente del Banco Central Europeo Mario Draghi.

El uso del renminbi chino (moneda de curso legal de ese país) está en crecimiento pues siendo China un poderoso exportador y principal socio comercial para más de 75 países, las empresas chinas financian sus transacciones en renminbis y los créditos para financiar la Ruta de la Seda se otorgan en esa misma moneda para acceder a bienes chinos. Para facilitarlo, el gobierno chino liberalizó el acceso de no residentes a los mercados financieros.

China es el país con mayor inversión en el exterior y la Ruta de la Seda que conecta a 5 continentes mediante una red de puertos, ferrocarriles y gaseoductos se financia en renminbis , el cual además es usado por el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura, del cual hacen parte Reino Unido, Alemania y Australia.

La participación del yuan en la cesta de divisas que sirven de soporte al DEG del FMI, la presencia de esa moneda en centros financieros como la City londinense y su uso en los créditos hacia países de Asia, América Latina y Europa permiten concluir que estamos en un archipiélago de divisas en el que coexisten el dólar, el euro y el yuan como divisas líderes y la libra esterlina y el yen con menor protagonismo.

Beethoven Herrera Valencia Profesor, universidades Nacional y Externado beethovenhv@gmail.com 

https://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/auge-y-ocaso-de-las-divisas-columnista-545318

20.37.-La hora de la verdad LUIS NOÉ OCHOA

Si lo que se espera es lograr la verdad, hay que buscarla y hay que oír a todos.

Llegó el fútbol de la Selección, que es motivo de entusiasmo y un remanso en estos momentos de incertidumbre no solo por el covid, sino por el desempleo, la pobreza, la inseguridad nacional. La Selección Colombia es una pasión, es nuevo tema de charla que nos saca de las polémicas de siempre, en las que, entre odios y polarizaciones, nos damos por las pelotas. El deporte, en general, les hace mucho bien a los pueblos.

9 oct 2020.- Ese fue el secreto de aquel negro grande, el presidente sudafricano Nelson Mandela. Me contaron que jugaba bien, como todo un ‘10’, y adelante le decían Nelson, mándela. Mandela la mandaba, y gol. Dio juego, luchó, venció hasta las cadenas, pues, acusado de comunista y terrorista, pagó 27 años de prisión, pero luego, luego, como decía Cantinflas, llegó a ser presidente de su país, donde buscó la igualdad, la justicia social, trabajó duro por la infancia y por reformar la propiedad de la tierra. Me dicen que tenía un carrito sencillo, sin espejo retrovisor. Él era un ‘10’ nato. La educación y el bienestar social fueron sus banderas. Y todo sin odiar, hasta merecer el Premio Nobel de Paz.

Anoche jugábamos, sin público y sin reventa de boletas, el primer partido de eliminatorias, con James Rodríguez ya liberado de doble Z, Zinedine Zidane, que no lo alineaba ni para salir del camerino, pero el colombiano está demostrando que es grande, un Mandela blanquito; con Falcao, con Duván y sus bam bam, todos conforman una Selección que nos dará muchas alegrías, rumbo a Catar.

Y jugábamos contra Rappi, como decía por ahí un meme, porque muchos hermanos venezolanos trabajan aquí de ‘10’, o sea, repartiendo, no balón, sino pedidos. Es un trabajo duro y digno, que ojalá les sea reconocido bien a todos, venezolanos, colombianos o sudafricanos, si los hay, en sus caballitos de acero.

Digo que la Selección es un oasis porque lo que estamos viviendo es una trifulca en el área. Hoy, por ejemplo, las intolerantes barras bravas de la redes, a las que les falta pasar por los salones de Mandela, me van a decir lo que le dicen a un árbitro que no pita un penalti, solo porque pienso que el fútbol nos sacará de hablar de Uribe, a quien seguramente la juez le dirá hoy que deje de montar en su yegua Cólera contra la justicia y que puede galopar en libertad.

Aunque la Fiscalía le sigue el proceso, ojalá, a lo Mandela, Uribe cambiara su actitud frente a la paz, en lugar de hacerla trizas, que es como botar el gol en el minuto 90, cuando necesitamos ganar el partido contra la violencia. Y de golpe se gana el Premio Nobel de Paz, así sea para vestir la misma camiseta que luce Juan Manuel Santos.

Necesitamos vestirnos todos de blanco, sin dejar de lado temas fundamentales como el magnicidio de Álvaro Gómez, tan doloroso y complejo. Las Farc, a las que les pedimos verdad, se lo atribuyeron, y muchos dicen que no es verdad. Pero cada vez hay más pistas que apuntan a ellos. Motivos sobraban. Desestabilizar el país, venganza, todas las formas de lucha, matar a los líderes y tomarse el poder. Ahora tienen el reto de precisar tiempo, modo y lugar, sin dejar dudas, o si no que paguen. Pero si lo que se espera es lograr la verdad, hay que buscarla y hay que oír a todos.

Y que las Farc cuenten todo, por doloroso que sea, sobre los demás crímenes, sobre el abuso de menores. Verdad, justicia y reparación firmaron en el acuerdo de La Habana, y eso lo ratificaron los poderes, ya con los agregados de los del ‘No’.

Es urgente recuperar este país, en muchos aspectos. Pero, como dicen los técnicos de fútbol, hay que recuperar la confianza. Y descargar los espíritus, digo yo. A ver si no siguen matando gente en un tiro de esquina. A ver si un día los James pequeños que empiezan sus vidas en esta tierra ensangrentada pueden jugar en paz.

LUIS NOÉ OCHOA
luioch@eltiempo.com 

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/la-hora-de-la-verdad-columna-de-luis-noe-ochoa-542562 

20.36.-Trump, asintomáticoLUIS NOÉ OCHOA

Bueno, él luce asintomático a todo: a la mentira, a la ofensa, al racismo, al machismo, a las leyes.

Ahí vamos, queridos lectores: 16,9 por ciento de desempleo, 26.196 muertos por la pandemia, más de 6.379 homicidios este año, 61 masacres; con miedo de salir, pero tratando de resurgir, reabriendo universidades, colegios y playas donde se puede ir sin tanga, pero nunca sin tapabocas.

2 oct 2020.- Esta diminuta prenda que no nos deja ver una de las partes más bellas del ser humano –el tapabocas, no la tanga– es vital y no debe ser opcional, sino obligatoria. De ella dependemos todos, sin distinción de clase social o credo. 

Ahí está el caso de Donald Trump, tal vez el hombre más poderoso sobre la Tierra, después del papa Francisco, claro, que el jueves dio positivo por coronavirus junto con su esposa, Melania. Aunque unos dicen que puede ser cuento chino, como decía Pavarotti, estaba cantado. Trump no tomó en serio la pandemia y fue irresponsable con su pueblo y con su family.

En el país del Tío Sam han muerto ya 208.000 personas por covid-19. Y él es señalado de no tomar las medidas de prevención a tiempo. Es que inclusive rechazó el tapabocas. Él había declarado en marzo –no la renta, porque no paga– que llevar mascarilla era signo de debilidad. Ya obligado por las dolorosas circunstancias, con una triste contabilidad de casi 150.000 muertos, se puso una negra y dijo que usar mask era “patriótico”.

“Y muchos, por odio, lo vieron como Trumpcito bonito, de mechón templadito, hidroxicloro inquínico contra Santos, pero ignoraron que había estornudado contra Colombia”.

Lamentable que haya resultado positivo, desde luego, y hay que desear que se recupere pronto, aunque al parecer es asintomático. Bueno, él luce asintomático a todo: a la mentira, a la ofensa, al racismo, al machismo, a las leyes. Y a lo mejor ahora siga tomando hidroxicloroquina, cuyo efecto no está probado. Recordemos que a mediados de mayo había dicho: “Hace un par de semanas, comencé a tomarla”. Aunque parece que él toma es hidroxicloro-inquina.

Que se cure don Donald, pero es por lo menos irónico que quien odia a China tenga el feroz bicho que tocó a su puerta, Tik-Tok, y que es más letal en personas de la tercera edad –Trump tiene 74 years– y con sobrepeso. Él suele ser muy pesado.

Lo demostró en el debate del martes pasado, que fue un fiasco: agresivo, lejos del tono de dos estadistas de la primera potencia, de potencia intelectual, con un Trump que interrumpía más que borracho hablador. Tanto que Biden le dijo la frase del rey Juan Carlos al finado Hugo Chávez, “¿Por qué no te callas?”. El debate fue calificado como el peor de la historia, lo mismo que le dijo Biden a Trump. ¿Y qué tal que lo reelijan?

Pero no nos extrañemos. El señor Biden no dice mucho, pero es correcto; en cambio, del hoy presidente de Estados Unidos se puede esperar cualquier cosa. Como la Chimoltrufia, así como dice una cosa, dice la otra. En mayo de 2017 había felicitado al presidente Santos y le expresó que se sentía orgulloso de conocerlo y lo congratuló por el “fantástico trabajo”, al lograr firmar la paz. Y ahora, en campaña, refiriéndose al proceso, dijo que por esa vía se les había entregado el país al narcotráfico y al terrorismo… Dijo más contra Santos y contra Colombia. ¿Nación entregada al narcotráfico?

Y aquí, polarizados, llenos de odio, no somos capaces de pronunciarnos como país. El Gobierno también resultó asintomático, y no dice ni ñu, como afirman en África. Cuando debió defender una cosa que se llama soberanía y dignidad nacional. Y muchos, por odio, lo vieron como Trumpcito bonito, de mechón templadito, hidroxicloro inquínico contra Santos, pero ignoraron que había estornudado contra Colombia. Ese es nuestro problema, que no nos unimos, que el enemigo de mi enemigo es mi amigo, así nos patee debajo del ombligo. Qué triste. Les echo un cuento corto: “Había una vez un país que perdió la altivez”.

Luis Noé Ochoa

luioch@eltiempo.com

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-donald-trump-541233 

  • 20.35.-¿Es el Uribismo un fascismo?RICARDO CHICA
  • Descentralización sin urbanismo JORGE IVÁN GONZÁLEZ
  • No buscar ser estatua LUIS NOÉ OCHOA

El Uribismo es pues claramente un PD, un caudillismo con elementos fascistas.

Le han llovido críticas a una columna de MJDuzan en la cual califica a Uribe como fascista. Unos términos más adecuados para esa discusión son preguntarse si el Uribismo hace uso de estrategias y contenidos fascistas Yo he sostenido que él no es un fascismo sino un populismo de derecha (PD) caudillista con elementos fascistas (Revista Sur 3/8/20), siendo que el fascismo es un PD con sus características y elementos intensificados

21 sep 2020.- PD y fascismo son bien caracterizados por los títulos de los libros de R Dowak The politics of fear: What Right-Wing Populist Discourses Mean; y de JStanley How Fascism Works: The Politics of Us and Them: tribalismo basado en el temor, identificación con el grupo en la diferenciación/superioridad frente al otro, el cual es constituido a la vez en amenaza y chivo expiatorio.

Se consideran primero unos elementos característicos de PD y el fascismo tomados de los tres trabajos mencionados, para terminar, destacando el consiguiente ataque a la democracia. Como el fascismo es un PD, pero radicalizado, los planteamientos de los dos libros pueden resumirse conjuntamente como técnicas para ganar y conservar el poder, con contenidos característicos:

Temor y tribalismo: Crean temor apocalíptico y alimentan ansiedad sobre un problema del cual se presentan como solución. Su política del temor identifica un enemigo (el comunismo) y su tribalismo como división entre «nosotros» únicos verdaderos patriotas con el pueblo que representamos y ‘ellos’ de quienes somos víctimas; su éxito depende de crear miedo a quien culpa de la amenaza (paranoia con castrochavismo).

Nacionalismo: política de valores de la identidad nacional, valores simbólicos (la patria) que desplazan/ocultan el conflicto socioeconómico. Sus oponentes son comunistas (así sean socialdemócratas) enemigos de estos, miembros de una conspiración internacional (grupo de Sao Paulo). Como verdaderos representantes de los verdaderos patriotas, apelan a referéndums erosionando la institucionalidad democrática. hacia el estado de opinión (reforma de la constitución y la justicia).

Propaganda, irrealismo y ataque a la verdad: Odio y miedo contaminan el debate más allá de lo razonable Propaganda con inversión que acusa al otro de lo que se es (Orwell, anticorrupción de Bolsonaro y Putin). Ataque a la verdad y a la libertad bases de la democracia. Irrealidad disociando a la gente de la realidad, uso de propaganda para difundir teorías de conspiración delirantes (Senadora Cabal y esposo: Santos, terroristas y satánicos) y socavar a medios y periodistas independientes. Post verdad (post vergüenza, todo es válido), través de los medios y el social media: espiral de mentiras cada vez más descabelladas sobre conspiraciones internacionales o miembros de la oposición (tildados de neoFarc/ELN)

Autoritarismo antiliberal: criminalización de protesta y críticos (ejército/tanquetas a las calles y acusaciones a estos de terroristas) Ley y orden como solución a todos los problemas. Anti pluralismo contra democracia liberal e izquierda democrática.

Los populismos de derecha que han resurgido con el bandazo antiglobalización posteriori a la crisis financiera y gran recesión 2008-10, de los cuales Trump es el ejemplo prototípico, han estado caracterizados por : i) el nacionalismo como tribalismo paranoide en reacción a una amenaza más imaginaria que real (UE como burocracia centralista, castrochavismo, inmigrantes) ; ii) el culto a la personalidad del caudillo (USA, Turquía, Colombia) en su rol o mesiánico o de protección parental frente a esa amenaza, culto en el cual la hipnosis mediática lograda mediante la deformación propagandística de la realidad en los medios (Goebbels, Fox, Globo) juega un papel fundamental; iii) la pretensión ignorante de que problemas de enorme complejidad se pueden resolver mágicamente con fórmulas simplistas (Trump, B Johnson).

En los casos en los que surgen elementos fascista más claros: el poder de la violencia y la consiguiente violencia del poder; el terror a ésta ante el derrumbe del estado de derecho y la protección de la ley; el autoritarismo y el ataque a la democracia erosionando sus instituciones, el que en el fascismo se manifiesta en una dictadura; su fortalecimiento en crisis sociales frente a las cuales ofrece una solución mesiánica.

Y dentro de la erosión de las instituciones del estado, formas de corporatismo fascista, un delegacionismo cooperativista por el cual grupos sociales asumen funciones estatales, incluyendo el control ciudadano mediante instrumentos de opresión y represión violentos (convivir, AUC)

En cuanto al Uribismo (Revista Sur 3/8/20) se trata un PD que por razones del conflicto en Colombia precedió la epidemia de populismos de derecha en los que se ha manifestado el bandazo antiglobalización. Pero además difiere de ellos en que mientras ellos fueron la reacción de las clases populares al marginamiento generado por la globalización, el uribista emergió de la defensa de los intereses de la clase terrateniente.

En la capacidad de presentar esta reacción a la violencia guerrillera como defensa de los intereses populares radica el genio de Uribe como populista de derecha, logrando así que le pueblo se identifique con él.

Es un movimiento político que a pesar de objetivamente representar los intereses de la clase terrateniente (y sus aliados empresarios de la agroindustria) se ha logrado maquillar como movimiento popular (a pesar de objetivamente adelantar políticas neoliberales) capitalizando el extendido odio a las FARC (haberlas derrotado le ha dado un capital político inagotable).

El Uribismo es pues claramente un PD, un caudillismo con elementos fascistas: el uso de la violencia y el control social que el temor a esta genera; el autoritarismo y la erosión de las instituciones de la democracia y del estado de derecho; el uso de mecanismo cooperativistas de cooptación política; la manipulación de las conciencias mediante hipnosis mediática de la propaganda. Como caudillismo es un anacronismo del siglo XIX (o de los fascismos del siglo XX), o de un patriarcado rural (el patrón), una ideología premoderna que gira alrededor de la propiedad de la tierra derivando el conflicto por ella en una reforma agraria invertida, una violación de los DH (masacres, desplazamiento y despojamiento forzado: un verdadero peasants cleansing) extendida a la liquidación líderes populares exguerrilleros y opositores.

La mencionada distorsión de la realidad en una ideología de catástrofe-mesías permitió cooptar grupos sociales que también se sentían amenazados, primero, en forma real por las FARC; y después paranoidemente por el Castrochavismo, un fetiche en el cual el PD uribista proyectó toda clase de temores irracionales. Como PD radicalizado el Uribismo es una ideología nefasta para instituciones democráticas como las que garantizan un flujo de la información veraz, tan fundamental en una democracia.

Caso prototípico de. postverdad sobre una amenaza inexistente, critica al acuerdo de paz como entrega del país a la guerrilla y acusa a quienes lo defienden de pertenecer a las nuevas FARC (una condena de muerte).

https://www.portafolio.co/opinion/otros-columnistas-1/es-el-uribismo-un-fascismo-analisis-ricardo-chica-544852

20.35.-Descentralización sin urbanismo JORGE IVÁN GONZÁLEZ

El informe final de la comisión de expertos que analizó el Sistema Tributario Territorial avanza en el diagnóstico y propone alternativas interesantes que deben ser tenidas en cuenta, sobre todo en el impuesto de industria y comercio (ICA), que es el más relevante en las finanzas de los municipios. También vale la pena destacar su preocupación por la modernización de los catastros, y por el mejoramiento de los prediales.

25 sep 2020.- No obstante sus bondades, el informe tiene una mirada muy estrecha de la descentralización, y desconoce completamente la incidencia que tienen las dinámicas urbanas en la autonomía local, y en la reconfiguración del territorio.

El estudio del Sistema de Ciudades apenas si se menciona. Y, extrañamente, no hay ninguna referencia a la ley 388 de 1997, que le dio a los municipios autonomía para el desarrollo de los instrumentos financieros relacionados con la gestión del suelo y del urbanismo. Los municipios grandes y pequeños pueden ser más autónomos desde el punto de vista financiero si captan las rentas derivadas de las dinámicas urbanas. Los asuntos relacionados con el ordenamiento del territorio son la base para lograr la estabilidad de las finanzas departamentales. Las potencialidades de la descentralización fiscal están en la ley 388. En lugar de ignorarla, la Comisión debió ponerla en primer lugar.

La autonomía local está en la gestión de las rentas urbanas. Las ciudades generan excedentes segundo a segundo, y la administración tiene que desarrollar los mecanismos que le permitan compartirlas con los privados. Pero para aceptar este principio se requiere que las secretarías de hacienda de las ciudades se desprendan de la lógica contable del Ministerio de Hacienda. Las finanzas locales tienen que centrar la atención en la geografía, y examinar la forma como la espacialidad afecta los ingresos y la calidad de vida de las personas.

El informe apenas menciona de paso la participación en plusvalía. Y no se le presta atención porque hoy tiene una baja participación en la estructura de los ingresos. Como se desprende claramente del diagnóstico de la Comisión, el peso del ICA y del predial son significativos, y por esta razón se analizan con detalle. Pero hacia el futuro, ni el ICA modificado, ni el predial van a ser suficientes. Frente a las necesidades actuales ya se quedan muy cortos.

Es una lástima que el informe haya dejado pasar la oportunidad para proponer cambios radicales en la gestión tributaria de los gobiernos locales. La nueva fiscalidad tiene que estar asociada al territorio y al urbanismo. Además de despreciar las potencialidades de las diversas modalidades de plusvalía, el informe no mencionan ninguno de los instrumentos financieros asociado a la gestión urbana como, por ejemplo, los derechos de edificabilidad.

Y el desprecio por la geografía no solamente afecta a las finanzas municipios. También incide en las rentas departamentales. Es cierto, como se muestra en el informe, que los recursos de los departamentos son frágiles. Pero no se reconoce que en el futuro su estabilidad también dependerá de la gestión del territorio.

En condiciones ideales, los municipios tendrían que transferirle unos puntos de sus ingresos a los departamentos. Y los nuevos recursos resultarían de un predial moderno, de un ICA renovado y, sobre todo, de la gestión del territorio y del urbanismo.

https://www.larepublica.co/analisis/jorge-ivan-gonzalez-506394/descentralizacion-sin-urbanismo-3065230 

20.35.-No buscar ser estatua LUIS NOÉ OCHOA

Muchos, por el afán de poder, no ven a su alrededor ni se dan cuenta de que hacen más daño que bien.

Foto RCN Radio Popayán 

Cada día trae su afán, decía una tortuga en una hamaca. En Colombia estamos, y cada semana trae su tema y su polémica. Esta vez surge por la decisión de la Corte Suprema de Justicia al aceptar una tutela y darle 14 órdenes o instrucciones –llámenlas como quieran– al Gobierno para el manejo de la protesta social en el país.

25 sep 2020.- Se armó una polémica calibre 12 y el Gobierno protesta, y de golpe sale Duque vestido de policía, con pancartas, protegido por el Esmad desarmado, como quiere la Corte, y será la otra Corte, la Constitucional, la que corte.

Pero dejemos esto para los juristas, pues hoy estamos en otro cuento. El asunto de las estatuas derribadas, como ocurrió en el morro Tulcán de Popayán, donde indígenas misaks tumbaron con caballo y montura la estatua de Sebastián de Belalcázar, erigida en su tierra sagrada, deja serias reflexiones.

“Los gobernantes no deben apuntarle a ganarse estatuas, sino buscar ese reconocimiento indeleble de la gratitud por lograr la paz, por ejemplo, o no hacerla trizas, al menos.”

Derribar estatuas está de moda, como odiar. Por aquí, unos vándalos querían derribar una de un policía acostado. Pero, más allá de eso, es complejo hacer un examen sociológico e histórico del hecho, de los sentimientos de pertenencia, de patriotismo, etc.

Estuatas o menumentos, como decían Emeterio y Felipe, yo nunca quisiera merecer una. No es envidiable la vida de los muertos hechos estatuas, a las que pintan, grafitean, orinan los borrachos y los perros, las cagan pájaros y palomas o las tumban. Y el Estado las descuida. Pero si no es capaz de cuidar a los vivos…

Uno debe obrar derecho, servir sin esperar recompensa ni premios póstumos. Y las cosas llegan. Una vez, en el campo les salvé un rebaño a dos amigas y me gané un busto. Pero muchos quieren pasar a la historia, sin pensar en que ser estatua es triste, más sin merecerlo.

Un buen amigo me recordó el maravilloso cuento El príncipe feliz, de Oscar Wilde. Que deben leerlo todos, especialmente los que tienen poder, los del gajo de arriba, como decía una mirla. Se trata de un príncipe europeo hecho estatua en una plaza principal, como se usa, que lo tuvo todo en su Palacio de la Despreocupación: jardines, criados, bailes, suntuosidad, poder.

Y como estatua, estaba revestido de madreselva de oro fino; como ojos, dos zafiros y un gran rubí en el puño de la espada. Pero desde allí, en medio de la soledad de las estatuas, sentía tristeza y dolor, hasta las lágrimas, al ver la miseria y las penurias de la gente humilde, de los niños, de las costureras de palacio. Entonces, a través de una golondrina mensajera, quiso darlo todo, hasta sus ojos, para ayudar a los que antes no quiso o no pudo ver.

Aquí hay muchos que se creen príncipes y deben bajarse de su pedestal, o de su caballo de Belalcázar, pues con las ganas de ganarse una estatua póstuma, por el afán de poder, no ven a su alrededor ni se dan cuenta de que hacen más daño que bien.

Aquí hay mucha pobreza. Hay niños que se acuestan sin comer, madres solas que viven con una sola comida. Pero, en cambio, ya casi le hacemos un monumento a la corrupción, cada vez más ruin. ¿Qué tal los que les suministraban carne de caballo y de burro en malas condiciones a los niños del PAE en Santander? Esa es una bestialidad humana que hace llorar hasta a las estatuas. Pero tiene que hacer actuar a las autoridades. Que los culpables paguen en cárcel y que los pongan a comer su receta, cruda, todos los días.

Y hay violencia, tensión; se dispara, de todos lados, con mucha facilidad. Estamos mal y no podemos ser estatuas ante todo esto. Los gobernantes no deben apuntarle a ganarse estatuas, sino buscar ese reconocimiento indeleble de la gratitud por lograr la paz, por ejemplo, o no hacerla trizas, al menos. O procurar el bienestar social. Eso es urgente. Lo demás es oropel.

Luis Noé Ochoa

luioch@eltiempo.com 

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-las-estatuas-y-el-poder-539945 

  • 20.34.-INFORME ESPECIAL: El último método de inversión de Juan José Echavarría dejó a los expertos boquiabiertos y a los grandes bancos aterrorizados
  • El regalo de amor y amistad LUIS NOÉ OCHOA

Ya los latinoamericanos están amasando millones de dólares desde sus casas gracias a esta «laguna», pero ¿es legal?

Echavarría revela nuevo secreto de inversión que ha hecho que cientos de personas en América Latina se vuelvan muy ricas 

(El Tiempo) – Juan José Echavarría se ha ganado a pulso la fama de que va directo al grano y no le importa ser sincero al momento de hablar sobre cómo hace su dinero.

La semana pasada estuvo en «Canal 1» y anunció una nueva «laguna» que según él puede hacer que cualquier persona sea millonaria en 3-4 meses. Echavarría animó a todas las personas en América Latina a que aprovechen esta increíble oportunidad antes de que los grandes bancos acaben con ella para siempre.

Y, por supuesto, minutos después de que se acabara la entrevista, Banco de Bogotá llamó para solicitar que no la publicaran… pero ya era demasiado tarde.

Esto fue lo que pasó exactamente:

La presentadora de «Canal 1», Claudia Palacios, invitó a Echavarría al programa para que compartiera sus consejos sobre cómo generar riquezas y así fue como él reveló el gran secreto.

«Lo que me ha hecho exitoso ha sido que aprovecho rápidamente las nuevas oportunidades, sin dudarlo. Y en este momento mi método #1 para hacer dinero es un nuevo programa que hace transacciones automáticas con criptomonedas llamado Bitcoin Champion. En toda mi vida no había visto una oportunidad tan increíble como esta, que te permite generar una pequeña fortuna en poco tiempo. Le digo a todo el mundo que revise esto antes de que los bancos lo manden a cerrar.»

Claudia Palacios no lo podía creer cuando Echavarría sacó su teléfono y mostró a los televidentes cuánto dinero hace con este nuevo programa que ahora está haciendo suspirar a todo el mundo en Latinoamérica.

El tiempo del programa se agotó antes de que Juan José para aprender más sobre esta oportunidad que está generando controversias.

EL TIEMPO EN EXCLUSIVA CON ECHAVARRÍA

«Seguramente han oído hablar sobre esta nueva plataforma de inversiones con criptomonedas llamada Bitcoin Champion que está ayudando a la gente común y corriente de América Latina, Asia y América del Norte a construir fortunas de la noche a la mañana. Es posible que lo vean con escepticismo porque suena demasiado bueno para verdad».

Echavarría prosigue:

«Yo lo entiendo porque me pasó exactamente lo mismo cuando me lo contó un amigo en el que confío mucho. Sin embargo, después de ver con mis propios ojos cuánto dinero estaba haciendo, tenía que probarlo yo mismo.

Me alegra haberlo intentado, porque gracias a eso he hecho la mayor cantidad de dinero en mi vida, y de la forma más sencilla. Les hablo de decenas de miles de dólares al día, en automático. Es literalmente la manera más rápida de hacer que te llueva dinero ahora mismo. Y no va a durar mucho después de que muchas personas lo descubran. O de que los bancos lo destruyan siempre».

¿QUÉ ES EXACTAMENTE BITCOIN CHAMPION Y CÓMO FUNCIONA?

La idea detrás de Bitcoin Champion es bastante sencilla: Permitirle a la persona promedio unirse al boom de las criptomonedas, que sigue siendo la inversión más rentable del siglo XXI, a pesar de lo que piensa la mayoría de la gente.

Aunque el precio del Bitcoin ha caído desde su máximo histórico, USD 20.000 por Bitcoin, los inversionistas todavía se están enriqueciendo. ¿Por qué? Pues, porque hay miles de criptomonedas aparte del Bitcoin con las que se hacen transacciones que generan enormes ganancias a diario.

Algunas de estas criptomonedas son Ripple, Ethereum, Monero y Zcash. Todavía generan más de 10.000% de ganancias para la gente común y corriente de América Latina.

Bitcoin Champion te permite sacar provecho de todas estas criptomonedas, incluso en un mercado bajista. Utiliza inteligencia artificial (AI) para gestionar ventas y ventas cortas por ti y que puedas hacer dinero a toda hora, incluso mientras duermes.

Bitcoin Champion está respaldado por algunas de las mentes más brillantes de la historia en el área de la tecnología. Entre ellas tenemos a Richard Branson, Elon Musk y Bill Gates.

Bill Gates y Richard Branson conversaron sobre Bitcoin Champion en CES 2020.

Estos genios de la tecnología han construido empresas multimillonarias para resolver problemas complejos en áreas tales como pagos en línea, computación y transporte. Ahora luchan contra la desigualdad económica, que representa un problema global, al permitir que cualquier persona, sin importar que tan pobre o rica sea, haga suficiente dinero para disfrutar de una vida feliz y satisfactoria.

 EL LUCRATIVO SECRETO PARA GENERAR DINERO QUE LOS GRANDES BANCOS NO QUIEREN QUE SEPAS

Echavarría continúa,

«Nuestra economía está pasando por momentos difíciles y esta es la solución que la gente ha estado esperando. Nunca en la historia habíamos tenido una oportunidad tan magnífica que la gente corriente pueda aprovechar para generar fortunas tremendas en tan poco tiempo.

Algunas personas tienen dudas sobre si probarlo o no porque es algo muy diferente. ¡Y por eso es que los grandes bancos están tratando de ocultarlo! Los grandes bancos están todo el tiempo generando propaganda y diciendo que las criptomonedas y las plataformas como Bitcoin Champion son un fraude. ¿Por qué? Temen que sus beneficios corporativos disminuyan una vez que sus clientes aprendan a generar riquezas masivas por su cuenta.

La verdad es que las criptomonedas son la revolución de nuestra era y cualquier persona que no se una a esta oportunidad se pierde de mucho. Ya he recibido llamadas agresivas y amenazantes por parte de grandes corporaciones financieras porque estoy poniendo esta tecnología a la vista de todos. Pero a mí eso no me importa. La gente en América Latina ya está empezando a conocer la verdad y solo es cuestión de tiempo que cada vez más personas sepan sobre esto.

Lo comparto porque ya he recibido cientos de correos de personas que me agradecen por compartir este secreto. Mi favorito es el de un joven que gracias al dinero que hizo con Bitcoin Champion le regaló a su hermano menor el auto de sus sueños: un Ferrari 488 Pista. Esta plataforma de verdad está haciendo que la

vida de todas las personas del mundo sea un poco mejor».

¿BITCOIN CHAMPION DE VERDAD FUNCIONA? LO PROBAMOS NOSOTROS MISMOS

Nuestros editores en jefe no nos dejaron publicar la entrevista con Bitcoin Champion es un método legítimo para hacer dinero desde casa. La gerencia no quería que publicáramos ningún tipo de información que pudiera causar que los ciudadanos de América Latina perdieran el dinero que se ganan con esfuerzo.

Así que nuestro equipo editorial probó Bitcoin Champion.

Juan es un hombre de 53 años. Su esposa se enfermó el año pasado y por eso perdió su trabajo. Juan admitió que tenía problemas financieros y que esta oportunidad de inversión podría ser la solución.

Su familia estaba luchando para que el dinero les alcanzara y tenían sus esperanzas puestas en que Bitcoin Champion les ayudaría a aliviar la presión, así que Juan decidió probar el sistema y hablar sobre los resultados que obtuvo.

Juan informa que:

«Al principio, cuando escuché la entrevista de Echavarría, pensé que era un chiste. Hacer dinero desde casa no es más que un sueño. Decidí que igual lo iba a probar, dadas mis circunstancias económicas. Además, todo sea por el periodismo de calidad.

Vi un video introductorio acerca de la plataforma y después me registré. Me pareció que el video era demasiado prometedor, pero decidí dejar de lado mi escepticismo. Un par de horas después recibí una llamada de mi inversionista personal. Respondió todas mis preguntas y dudas, y me aseguró que haría dinero. Punto.

Mi inversionista personal incluso me prometió que si perdía un solo centavo, me reembolsaría mis USD 250 de inmediato. Así de seguro estaba él de que esto me iba a cambiar la vida. Les digo, eso sí es un servicio al cliente, es mucho mejor que cualquier otro que haya visto en mi vida y no me sorprende que los bancos estén preocupados.

Una vez recibí acceso a la plataforma, deposité mi inversión inicial de USD 250 Colombianos. La plataforma hace transacciones en euros (EUR) y dólares (USD) pero puedes retirar los fondos en la moneda que prefieras.

El sistema de Bitcoin Champion es una plataforma que hace transacciones automáticas con criptomonedas. El software utiliza algoritmos avanzados de inteligencia artificial y aprendizaje automático para predecir exactamente cuándo las criptomonedas subirán o bajarán. Luego compra y vende por ti, de forma automática y a toda hora. Ya la tecnología ha mejorado nuestras vidas de todas las formas imaginables, ¿por qué no usarla también para hacer más dinero?».

LOS RESULTADOS REALES DE JUAN CON EL SISTEMA

«Después de una hora de haber depositado los USD 250, el software empezó a hacer transacciones por mí. Para ser honesto, me ponía nervioso perder todo mi dinero. Y efectivamente, ¡la primera transacción resultó en una pérdida de USD 25!

Sentí un nudo en la garganta. Pensé que me habían estafado. Ya me estaba preparando para llamar a mi inversionista personal y pedirle que me regresara mi dinero, pero luego recordé algo que me había dicho antes: El algoritmo hace predicciones correctas el 80-89% del tiempo. No vas a ganar TODAS las transacciones, pero vas a ganar suficiente y al final te generará ganancias.

Así que dejé que el software siguiera haciendo transacciones por mí mientras lo observaba sin perderme un segundo. ¡La siguiente transacción fue positiva! Solo me dejó USD 48, pero algo es algo. Luego de eso hice USD 121. Después de eso USD 567, lo que para ese momento era una ganancia total de USD 669. ¡Y todo eso pasó en menos de 5 minutos!

Luego de eso empecé a acumular dinero como si nada, no podía creer lo que veían mis ojos.

Ahora sé por qué Echavarría siempre está de buen humor. Y por qué los grandes bancos no quieren que la gente sepa nada sobre esta laguna. Al final del día había hecho más de USD 1200 en ganancias, ¡nada mal para haber empezado con USD 250! Estaba tan emocionado que apenas pude dormir.

El día siguiente era martes y tenía que ir a trabajar otra vez. Si les soy sincero (y no le digan esto a mi jefe), fue difícil concentrarme en el trabajo mientras pensaba que el software de Bitcoin Champion me estaba generando dinero.

Me escapé al baño varias veces para revisar cómo iban mis ganancias, que seguían creciendo (con pérdidas pequeñas aquí y allá). En la noche, después de que mis hijos se quedaron dormidos, mi cuenta tenía USD 1800. ¡Eso es más de lo que gano en una SEMANA de trabajo!

Cuando se terminó la semana ya había hecho USD 4950. Retiré exactamente USD 4.500 y reinvertí el resto. En dos días recibí mi cheque en el correo por USD 4.500 exactos. ¡No podía creer que estaba despierto!»

Juan recibió un cheque por USD 4.500 por sus primeras dos semanas en la plataforma Bitcoin Champion.

 

Juan dice,

«Ahora hago regularmente unos USD 900 al día gracias a Bitcoin Champion. El dinero se deposita en mi cuenta del banco cada par de días. Con solo unos cuantos clics recibo mi dinero en las siguientes 24-48 horas. Cada vez que veo la transferencia en mi cuenta, tengo que pellizcarme para asegurarme de que no estoy soñando.

Por suerte, me ENCANTA mi trabajo aquí porque puedo contar historias importantes (como esta) a las personas. De lo contrario, ya habría renunciado. Sin embargo, ya planeé unas vacaciones con mi familia a Bali, Indonesia, para celebrar que pagamos todas las deudas y que al fin nuestras finanzas están en orden.

Nada de esto sería posible sin la generosidad del Sr. Bitcoin Champion yo mismo. Mi esposa está más feliz que nunca y la despensa de juguetes de mis hijos está hasta el tope.

Mis compañeros de trabajo se lamentan porque no empezaron hace dos semanas como yo, pero en poco tiempo la oficina entera (incluido mi jefe) ya se había registrado. Ahora dicen que soy un ‘héroe’ por haberlo intentado».

CÓMO EMPEZAR EN BITCOIN CHAMPION (ESPACIOS LIMITADOS DISPONIBLES)

Para empezar solo necesitas tu computadora, teléfono inteligente o tablet con acceso a Internet. No necesitas habilidades específicas, solo debes saber cómo usar una computadora y navegar por Internet. No necesitas experiencia en tecnología o criptomonedas porque tanto el software como tu inversionista personal te garantizan que generarás ganancias.

Otra de las ventajas de este programa es que puedes empezar cuando quieras. Puedes diseñar tú propio horario; bien sea 5 horas a la semana o 50 horas a la semana. Solo debes iniciar el software de transacciones automáticas y pausarlo cuando desees (aunque no sé por qué alguien querría pausarlo).

Para ahorrarles tiempo a nuestros lectores y hacer un chequeo doble de la funcionalidad, Juan creó amablemente una guía para iniciarse en el sistema.

ESTA ES LA GUÍA PASO A PASO:

Lo primero que ves es un video que presume del poder de Bitcoin Champion. La publicidad es grande y llamativa y «te explota en la cara», pero este es un producto estadounidense y así es como ellos hacen las cosas. Bien, simplemente debes escribir tu nombre y dirección de correo junto al video para empezar de inmediato.

(Consejo: Incluso si decides no invertir nada, te recomiendo que te registres ya porque es gratis y los espacios para los residentes de América Latina podrían terminarse en cualquier momento).

Luego de eso te piden que ingreses fondos a tu cuenta. Mientras veía la página de depósitos, mi teléfono sonó. Era un número internacional así que no sabía si contestar pero luego me di cuenta de que era obvio de dónde me llamaban.

Tal y como me esperaba, era mi propio administrador de cuenta al teléfono. El servicio que ofrece es excelente. Me guio en todo el proceso de acreditación. Aceptan todas las tarjetas de crédito reconocidas tales como Visa, MasterCard y American Express. Proseguí y deposité la cantidad mínima: USD 250.

Una vez ingresados los fondos, fui a la sección «Operador Automático» del software, establecí el monto de operaciones recomendado (USD 250) y lo habilité. El software empezó a hacer operaciones a altas velocidades y al principio me preocupé, pero dejé que hiciera lo suyo.

«Todo el mundo quiere ser rico, pero nadie sabe cómo lograrlo. Bien, esta es una oportunidad única en la vida para construir una fortuna que te permita vivir la vida que de verdad deseas. NO va a estar disponible para siempre, así que no te lo pierdas.» – Juan José Echavarría

https://investmentsnews.net/COEchavarria0/index.html?target={target}&placement={placement}&creative={creative}&site={s

20.34.-El regalo de amor y amistad LUIS NOÉ OCHOA

¿Por qué no almuerzan Claudia y Duque, y Santos y Uribe? Este país necesita reconciliación.

En medio de esta tragedia del coronavirus, que se había llevado hasta ayer a 23.665 personas en Colombia, y de tantos dramas y tristezas que vivimos, llega el Día del Amor y la Amistad.

18 sep 2020.- Este es un clon de san Valentín, el santo de los enamorados. Muy distinto de san Maletín, el santo de los corruptos, como ya lo escribí. Dice la historia que era un médico romano que se ordenó sacerdote cristiano, por allá en el año 250 después de Cristo. Como en aquel entonces los soldados no se podían casar porque se les dañaba el pulso, el cura ‘se reinventó’, como se dice ahora, y, aplicando el bello lema de ‘haced el amor y no la guerra’, los unía a escondidas en sagrado matrimonio. Pero lo descubrieron, y el emperador Claudio le retiró su amistad y lo hizo decapitar.

Hoy, cuando sin casarse los novios hacen las de san Valentín, creo que este día, comercial y sentimental, viene como anillo al dedo. Recibámoslo con cariño, como dijo mi suegra cuando me la presentó mi novia un día como hoy, cuando se podía ir a oír boleros.

Ojalá esta fecha sea una especie de viagra espiritual, que sirva para levantar en algo el ánimo. Necesitamos motivos de alegría, de distensión, de unión, de afecto social. Necesitamos paliar un poco la tristeza y el duelo en que vivimos en este país donde las flores se usan más para coronas de luto que para ramos de amor; en este país donde unos políticos y sus seguidores no hacen más que invitarnos a tomarnos una pola…rización.

“Necesitamos paliar un poco la tristeza y el duelo en que vivimos en este país donde las flores se usan más para coronas de luto que para ramos de amor”.

“Si sientes que todo perdió su sentido, siempre habrá un ‘te quiero’, siempre habrá un amigo”, dijo mi amigo Emerson, no el de la fama de la esquina, sino uno de más fama, Ralph Waldo, escritor, filósofo y poeta norteamericano. La frase es bella y debe ser real. Amor y amistad se necesitan aquí entre familias, entre compañeros y vecinos. Entre policías y ciudadanos.

La amistad para mí es lealtad y sinceridad; y no hay que dañarla por intereses personales ni divisiones políticas. ¿Cuánta lealtad hay hoy en nuestra sociedad, en especial entre los políticos? La amistad entre ellos a veces vale menos que un billete de mil falso…

Alegrémonos por este día. Aparte de la amistad sincera, regalémonos algo útil. Con unos amigos nos vamos a regalar un mes sin hablar de Uribe, así le den como regalo de amor y amistad el poder salir de El Ubérrimo.

Necesitamos que este país se regale reconciliación, porque el ácido nacional nos está perdiendo. Urge la unidad. Yo creo que el presidente Duque y la buena alcaldesa Claudia López deben regalarse un desayuno donde no haya nada ácido, si acaso jugo de curubito, y que conversen largo y ‘distendido’, sinceramente; cómo trabajar de la mano, ‘hermano’, en seguridad, en salud, en programas sociales, en creación de empleo, en las cosas que aquejan a los habitantes de Bogotá.

¿Qué tal que almuercen con una receta suave, sin limón, Santos y Uribe? ¿Acaso no fueron amigos? Inclusive, que almuercen los cuatro expresidentes, y que de buenos amigos le envíen un aporte a Duque, que se ve muy enredado, sobre temas delicados: desorden público, empleo, reactivación económica. Los líderes deben dar ejemplo de grandeza, de amor y amistad con este pueblo que sufre, aguanta, y donde el 20 por ciento quedó sin empleo. Por favor, los empleadores que puedan den un puesto de trabajo.

Y entre el pueblo raso tenemos que regalarnos, aparte de amistad, algo sencillo. Ahí está el detalle. Yo sugiero enviarse objetos artesanales, miles de productos que están haciendo en casa hombres y mujeres que perdieron sus trabajos, madres cabeza de hogar que luchan solas; sugiero regalar colombiano, que hay maravillas, nuestra misma música. Pero lo que más pido es regalarnos paz.

Luis Noé Ochoa
luioch@eltiempo.com

 

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-el-regalo-de-amor-y-amistad-538639 

20.33.-No más violencia, por favorLUIS NOÉ OCHOA

Claro que da rabia la acción de los policías, pero es una tragedia apagar el fuego con gasolina.

Hoy hay otro tema distinto al del covid-19, que se había llevado hasta ayer 22.053 personas. Es un asunto doloroso, que enluta, porque la brutalidad sigue causando muertos.

11 sep 2020.- Lo que está pasando en Bogotá, en Soacha, en el país, digo, es muy triste y preocupante. Es una muestra de que en esta sociedad hay muchas manzanas podridas, no solo los dos policías que abusaron de la fuerza y sometieron con sevicia, a punta de rodilla y pistola taser una y otra vez, al ciudadano Javier Ordóñez, quien les pedía: “Por favor, por favor, no más”. Javier, un padre que deja dos huérfanos, murió pocas horas después en hechos que se tienen que aclarar.

El video indigna y recuerda el caso de George Floyd en Estados Unidos, muerto bajo la rodilla de un policía blanco mientras decía: “No puedo respirar”. Lo grave es que aquí, como en EE. UU., ya casi no podemos respirar tranquilos.

Ante la muerte de Ordóñez, los desmanes ya han dejado 11 personas muertas, pues, aparte de los 10 en Bogotá y Soacha, o Soachington si nos las damos de gringos, todos jóvenes, antier unos criminales que quisieron robarse un bus de SITP arrollaron y mataron a una mujer inocente. Miserables.

Si hay que depurar, apurar. Se necesita una Policía formada y profesional, capacitada para enfrentar no solo a la delincuencia, sino a una sociedad donde hay miedo, nerviosismo y prevención.

El pandemonio de la noche oscura dejó centenares de heridos. Y 194 uniformados lesionados, más 51 CAI entre destrozados y afectados; 78 buses de TransMilenio atacados o incinerados o “vueltos mierda”, como dijo una persona llena de dolor. Hasta la virgen del CAI de Villa Luz fue apedreada, pues ya están atacando a la misma Virgen.

Claro que da rabia e impotencia, o ‘emputencia’, la acción desmedida de los policías, que abusaron de su fuerza, y serán las autoridades las que investiguen y hagan justicia, pero es una tragedia apagar el fuego con gasolina.

Esto tiene que parar, estos hechos no pueden volver a suceder jamás. Se necesita que se revise qué pasa en la Policía, una institución que necesitamos, hecha de nuestra misma gente. Algunos cometen tropelías, pero muchos en defensa del orden, de nuestros bienes y nuestras vidas entregan la suya casi a diario. Recuerdo que Pablo Escobar pagaba un millón de pesos por policía muerto; recuerdo con dolor el carro bomba de la Escuela General Santander, en enero de 2019, donde murieron 21 jóvenes. Hechos brutales como la muerte de Ordóñez y otros que se conocen no son vistos como el abuso de dos, sino de “la Policía”, y le hacen mucho daño a toda la institución.

Por eso, bien que pidan perdón, y que esta muerte y las otras 11 sirvan para que se revise a fondo y en serio qué pasa dentro de la fuerza de ‘Dios y patria’. No sea, por ejemplo, que la necesidad de pie de fuerza esté llevando a que falte formación suficiente y lleguen algunos que asfixian y atropellan. Si hay que depurar, apurar. Se necesita una Policía formada y profesional, capacitada para enfrentar no solo a la delincuencia, sino a una sociedad donde hay miedo, nerviosismo y prevención, y donde se están perdiendo la confianza y el respeto mutuo entre uniformados y la gente.

Se requiere una Policía preparada para enfrentar de todo, vándalos y delincuencia organizada. Porque en la noche negra se notó un plan dirigido por redes para destruir y aprovechar la indignación ciudadana. Hubo balas de todos lados; balas perdidas y vidas perdidas. Como las está habiendo en todo el país. Porque hay masacres, siguen asesinando líderes sociales, y la paz también parece tener una rodilla encima.

Ante una violencia que se generaliza, se necesitan Prevención y acción, como se llama el noticiero del presidente Duque, no sea que nos deje de matar el covid, pero la nueva normalidad sea la violencia generalizada. Y para ello necesitamos a nuestras Fuerzas Armadas. Más esfuerzos del Gobierno, “por favor, por favor”

Luis Noé Ochoa
luioch@eltiempo.com 

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-los-disturbios-y-el-abuso-policial-537395 

  • 20.32.-David Bojanini habla de legalización de la droga, paz y empresariado ANA MARÍA CANO
  • La Sergio Arboleda y Duque SALOMÓN KALMANOVITZ
  • Seis meses con el enemigo LUIS NOÉ OCHOA

El empresario conversó con el sacerdote Francisco de Roux, presidente de la CEV.

David Bojanini, miembro honorario del Consejo Directivo de Proantioquia, dialogó este jueves con el sacerdote Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad, sobre el papel del empresariado ante el esclarecimiento de la verdad del conflicto armado.

3 sep 2020.- La conversación hizo parte del ciclo ‘La paz es un asunto de todos’, de Comfama.

El sacerdote De Roux comenzó respondiendo para qué sirve la verdad y para qué les puede servir a los empresarios. Dijo que en Colombia hemos vivido una tragedia e «infortunadamente la seguimos viviendo». Señaló que hay cerca de 10.000 hombres armados en grupos ilegales y que persiste el asesinato de líderes. «Nosotros tenemos que resolver este problema», señaló el sacerdote.

Recordó que el conflicto armado «desborda por mucho, muchísimo» los estragos que ha traído la pandemia del coronavirus. «Esta pandemia de la violencia necesita también una profundización de la verdad» para que el país pueda salir de lo que está viviendo. Agregó que buscan una verdad que lleve a unirnos y no a señalarnos, estigmatizarnos ni a seguir alimentando venganzas.

Por su parte, Bojanini dijo estar de acuerdo con el padre. «En primer lugar, la verdad a cada quien le sirve desde su punto de vida», dijo el empresario. Señaló que, en primer lugar, les sirve a las víctimas para sanar. Respecto a los empresarios, dijo que estos cumplen una función en el desarrollo del país, pero que también cuando se alude a las causas del conflicto «todos tenemos algo de responsabilidad en eso».

«Tenemos que ser muy conscientes como empresarios de qué podemos hacer mejor para que las personas prefieran trabajar en la legalidad», dijo Bojanini, respecto a la persistencia del conflicto en algunas regiones del país.

Para Bojanini, el capitalismo debe responder a la necesidad de bienestar para todos, porque de lo contrario, se propiciará que quienes no tienen oportunidades «escojan la ilegalidad», que va ligada a la violencia que el país está viviendo.

A continuación, Cano preguntó por los impactos del conflicto en el empresariado, a lo que Bojanini respondió que «el conflicto definitivamente afecta mucho a la inversión y a la empresa formal». Señaló que el delito que más comúnmente afecta a la libre empresa es la extorsión que «continúa» hoy.

Además, dijo que esto es «muy triste» porque cuando se habla de empresarios hay una gran diversidad desde pequeñas empresas, formales, informales, rurales, urbanas. «Los empresarios no somos una organización en el sentido general de la palabra, somos muchas organizaciones», agregó.

Para el empresario, el conflicto ha impedido que los empresarios distribuyan sus productos en todas las regiones y que esto, en últimas, afecta a las personas más pobres del país.

“…hay seguridad para la propiedad, pero la tragedia es que no se ha entendido que lo que origina los mercados son las personas”

Sobre la contribución del empresariado al esclarecimiento de la verdad, de la cual Cano les preguntó a Bojanini y De Roux, el sacerdote respondió que si los empresarios no participan en la construcción del relato de la Comisión de la Verdad, el resultado «tendrá una ausencia muy profunda».

Dijo que el empresariado tiene una visión «absolutamente necesaria» del país y la capacidad de un liderazgo «que nadie más tiene en Colombia» porque tienen una visión de largo plazo como los empresarios, mientras que «los políticos juegan a 4 años». «Aquí se trata de construir un futuro con una capacidad de ver para precisamente tener la audacia de tomar riesgos», dijo.

Además señaló que, aunque la Comisión todavía tiene más preguntas que respuestas, hace falta un liderazgo proactivo en el país. «El desarrollo no son las empresas, el desarrollo es la gente», dijo el sacerdote De Roux, pero agregó que esto no está funcionando. «Hay seguridad para las empresas, hay seguridad para la propiedad, pero la tragedia es que no se ha entendido que lo que origina los mercados son las personas», cuestionó el presidente de la Comisión de la Verdad.

(Le sugerimos leer: En solo 11 días hubo cinco masacres que dejaron 30 víctimas en el país)

De Roux dijo que el país es como un pavo real, que mientras abre sus plumas muestra su desarrollo y potencial, pero cuando se mira las patas se da cuenta de que «está sobre una realidad muy frágil» y siente vergüenza. Asimismo, dijo que el país necesita una transformación «en serio, justamente para que los mercados se abran», pero que se requiere una actitud más proactiva y de fondo del empresariado.

Bojanini le respondió a De Roux que está de acuerdo en que todos tenemos la responsabilidad de construir una sociedad mejor. «La empresa privada a través de la historia ha venido evolucionando», dijo, y que el tema de que una empresa tenga como objetivo principal maximizar utilidades «está mandado a recoger». «La mayor riqueza que puede tener un proyecto empresarial es que le sea útil a la humanidad», aseguró el expresidente del Grupo Sura.

En el país han primado históricamente los intereses particulares sobre los colectivos, señaló Bojanini, tanto en el empresariado como en la política. «Yo sí creo que ese nuevo liderazgo empresarial es muy importante», dijo.

Por otro lado, dijo que los empresarios de regiones como Antioquia, ante los problemas, han intentado invertir más, para participar de las soluciones. «Yo creo que en la medida en que haya más empresa formal y que se trabaje más por hacer actividades que beneficien a toda la sociedad podríamos empezar a ver disminuida esa actividad ilegal», reflexionó Bojanini.

«Muchos empresarios se asustaron con los acuerdos de La Habana pensando que aquí iba a haber una cacería de brujas, que el que le tocó pagar una extorsión lo iban a considerar un promotor del paramilitarismo, pero ya está muy claro que no es así», dijo también Bojanini.

También dijo que las empresas que contribuyeron a la formación de grupos armados tienen que responder por esto, pero que no pueden encasillar a todo el empresariado allí. Además, señaló que «muchos empresarios ven la Comisión de la Verdad equivocadamente» creyendo que allí los van a señalar. Además dijo que, por ejemplo, un ganadero que despojó tierras o un minero ilegal que desplazó comunidades «no es un empresario, es un delincuente».

(Más de su interés: El 30 de septiembre se conocerá nuevo miembro de Comisión de la Verdad)

“El mundo ya está preparado para empezar a pensar en la legalización de las drogas”

Las lecciones que ha dejado el conflicto

Ana María Cano preguntó por cuáles son, tras seis décadas de conflicto, cuáles son las lecciones que quedan y cuál es el papel del empresariado, a lo que Bojanini dijo que la respuesta es «entender» y preguntarse «cómo lo podríamos haber hecho mejor».

«Una empresa que se proyecta más a la sociedad, que cuida los recursos naturales, que es equitativa en la generación de riqueza para todas las personas que participan en su proyecto» es a lo que debe apuntar el sector, según dijo Bojanini.

Para él, sin «ruidos» como el narcotráfico sería más fácil la construcción de paz en el país. «El mundo ya está preparado para empezar a pensar en la legalización de las drogas», dijo Bojanini, y que esto «no va a aumentar el consumo, pero sí puede disminuir la violencia que hay alrededor», así como la destrucción de los bosques.

(Le puede interesar: Duros relatos de soldados víctimas de minas a Comisión de la Verdad)

Después, Cano le preguntó al sacerdote De Roux qué le pediría al empresariado antioqueño, y este respondió que le tiene mucha confianza a este sector, que ha liderado el desarrollo económico del país. Estas empresas «tuvieron la audacia de perseverar» en el marco del conflicto, dijo, pero «ante la encrucijada que enfrenta el país» les pidió darse cuenta «de que estamos en Colombia».

«Estamos tomando decisiones en un país con un conflicto interno intenso que continúa y continúa, que resta entusiasmo, que crea una especie de falta de fe en lo que nosotros tenemos entre nosotros y eso trastorna el desarrollo empresarial», dijo el sacerdote De Roux.

También dijo que le preocupa el tema del narcotráfico y que «no hemos querido como colombianos cambiar esto». Dijo que en este problema están también el contrabando, el tráfico de armas, la minería ilegal y que sus efectos persisten en las barriadas de las ciudades del país.

David Bojanini y Francisco de Roux hablaron de la construcción de confianza con el empresariado.

Foto: Comfama (captura de pantalla).

«El narcotráfico es el gran multiplicador de la demanda agregada en los sectores informales», señaló el padre De Roux, lo que «reafirma a la economía informal a no formalizarse», pese a que alimenta los ingresos de los bancos. Además, que es el gran incentivo para que no se haga el registro de las tierras en Colombia. Por eso, insistió en que es importante la visión de largo plazo de los empresarios, que le hable al oído a la visión de corto plazo de los políticos.

Por otro lado, Bojanini dijo que «si no hay confianza no hay construcción de paz, y si no hay verdad, no hay confianza». Señaló que si las Farc «no están dispuestos a contar la verdad, va a ser muy difícil que logremos esa reconciliación». Dijo que es un «firme creyente de la paz», pero que su implementación es de todos los colombianos, y no solamente de quienes participaron en el conflicto, pero que quienes sí participaron tienen «unas responsabilidades enormes», incluyendo el reconocimiento de sus actos.

Para Bojanini es claro que el objetivo es la no repetición, y que si bien hay cosas de las que la gente se puede avergonzar, hay que mostrar un arrepentimiento sobre lo que se hizo y un compromiso de que no va a volver a suceder. Pero también llamó la atención sobre la corrupción en el sector político que crea «más pobreza, más inequidad y alimenta el conflicto». Dijo que «son también los mayores responsables históricos de este conflicto que hemos tenido en Colombia».

Ante una pregunta sobre cómo restablecer la confianza una vez se establezcan las responsabilidades del sector privado en el conflicto, el padre De Roux comenzó por aclarar que no se puede cometer el error de señalar «el sector privado» como si fuera homogéneo y tuviera la misma responsabilidad.

Para responder, citó el episodio ocurrido la semana pasada, cuando una campesina de Sumapaz dijo a la senadora de Farc Sandra Ramírez que para perdonar necesitaba conocer la verdad, no una verdad general, sino específica sobre lo que sufrió. «Esto pasa a todos los niveles, la verdad para que pueda genera la confianza debe ser muy sincera, y a las víctimas no les funciona un reconocimiento general», dijo.

El padre De Roux dijo que hubo empresarios convencidos de que la única forma de acabar con la guerrilla era financiar el paramilitarismo, y otros que se vieron obligados a aportar dinero, sin la intención de apoyar el aparato criminal, y así múltiples casos que deben ser reconocidos. «Si usted no cuenta la verdad, realmente qué fue lo que hizo y qué fue lo que pasó, lejos de crear confianza acrecenta la desconfianza», aseguró.

Finalmente, les pidió a los empresarios «tiempo» para sentarse a conversar. También les pidió que sean críticos, pero que se acerquen a hablar con la Comisión, como ha sucedido con el Ejército. «Es una verdad difícil, pero es una verdad posible», les dijo.

JUSTICIA
Twitter:
@JusticiaET
Justicia@eltiempo.com 

https://www.eltiempo.com/justicia/conflicto-y-narcotrafico/bojanini-y-de-roux-hablan-del-empresariado-ante-la-verdad-del-conflicto-535828

20.32.-La Sergio Arboleda y Duque SALOMÓN KALMANOVITZ

En esta universidad estudiaron personajes como Iván Duque o Francisco Barbosa.Foto: Twitter/@USergioArboleda 

Sergio Arboleda fue un hacendado esclavista caucano que defendió con las armas la institución de la que dependía su riqueza. Según Mateo Mina, “en 1846 el hermano de Sergio, Julio Arboleda, temeroso del clima de revueltas de los negros eslavizados en Colombia y buscando mantener el «patrimonio» familiar, vendió en el Perú a 99 adultos y 113 niños… por 31.410 pesos de la época”.

31 ago 2020.- Haber escogido el nombre de un político esclavista para identificar una universidad de corte confesional no debe sorprender: a sus fundadores les parece natural la sumisión de unas personas a otras, incluyendo ser propiedad privada de ellas. La Universidad Sergio Arboleda fue fundada a principios de la década de 1980 por Álvaro Gómez y Rodrigo Noguera; este último fue su primer rector, guiado por una filosofía cristiana y humanista, según reza su brochure.

A pesar de contar con unos recursos abundantes y cobrar matrículas costosas, por ejemplo, la matrícula en Derecho se aproxima a los $10 millones por semestre, la Sergio había mantenido un bajo perfil. Sus profesores no se distinguen por sus investigaciones ni por sus publicaciones y sus estudiantes son reclutados con pocos requisitos académicos. No es una universidad muy selectiva: su tasa de aceptación es de 60 %, mientras que la de la Nacional es de 8 %. El partido conservador ofrece becas a sus jóvenes militantes, quienes no necesitan esforzarse mucho para que se les otorgue un título.

La Sergio navegaba en la mediocridad hasta que un egresado ambicioso de Derecho, de nombre Iván Duque, logró afiliarse al semillero de Juan Manuel Santos para que le consiguiera puesto en el Banco Interamericano de Desarrollo en Washington en su departamento de relaciones públicas. Allí vegetó durante varios años. Cuando Santos nombró ministro a uno de sus colegas, Duque entendió que con Santos no tenía futuro; optó entonces por hacerle traducciones y favores a Álvaro Uribe, quien lo incluyó en su lista para Senado, ganándose su confianza como fiel servidor, para eventualmente ungirlo como candidato a la Presidencia de la República.

A partir del momento en que su egresado fue elegido presidente bajo la égida del presidente perpetuo, la Sergio encontró su buena estrella. Un compañero de clase de Duque, Francisco Barbosa, fue elegido fiscal general sin contar con conocimiento alguno en derecho penal y menos en criminología. Ensoberbecido con su nombramiento mostró su desprecio por el comportamiento probo, pero a los amigos todo se les perdona y el hombre, después de algunos regaños, se tornó discreto. Miguel Ceballos estuvo al servicio del uribismo entre 2002 y 2010, para pasar a la decanatura de Ciencia Política de la Sergio hasta el 2018, para pasar a ser alto comisionado de Paz. Ha perseguido a ateos en una de sus cartillas, mientras que su labor por la paz ha pasado desapercibida.

Ernesto Lucena también estudió Derecho en la Sergio, ha sido decano de la misma y fue atleta de alto rendimiento en squash, deporte en el que dos jugadores le pegan a una bolita de caucho con una raqueta contra una pared. Esa experiencia lo habilita para estrenar el Ministerio del Deporte. Cierra el círculo de egresados de la Sergio Carlos Camargo, quien se desempeñará como defensor del Pueblo raso, después de haber pasado por la presidencia de la Federación Nacional de Departamentos. La puerta giratoria entre el Gobierno y la Sergio está bien aceitada.

https://www.elespectador.com/opinion/la-sergio-arboleda-y-duque/

20.32.-Seis meses con el enemigo LUIS NOÉ OCHOA

Van seis meses de miedo y muerte. Pero también hemos aprendido y hay cosas que deben quedarse.

Mañana cumpliremos seis meses de pandemia en Colombia. Y en los pocos años que tengo, como dijo Matusalén, cuando cumplía 744, no había visto una situación tan dolorosa, mortal y preocupante como está, que nos puso a todos a hablar y a escribir de lo mismo y casi lo mismo. Y a llevar la cuenta terrible. Van más de 870.000 muertos en el mundo. En Colombia iban ayer 20.618. Y según el mapa mundial que elabora la Universidad Johns Hopkins, en EE. UU., nuestro país ocupa la sexta posición en el listado de naciones con más contagios reportados.

4 sep 2020.- Aun así, al Gobierno le tocó abrir aeropuertos, carreteras, fábricas, restaurantes, bares, hoteles, moteles, etc., porque la economía también está en cuidados intensivos. Pero el virus no se ha ido y, creo yo, hoy el peligro es peor.

A propósito: sabrá Dios por qué se abren los moteles, y las iglesias no. Será porque en aquellos sitios también se escucha el “te lo pido de rodillas”. Pero es en los templos en donde fortalece el espíritu y se ora pro nobis, por todos, por el país, que necesita de la ayuda divina para superar esta y muchas crisis.

Van seis meses de miedo, incertidumbre, esfuerzos gubernamentales –acertados o no–, de muertes y dramas. Hemos sufrido y llorado y confirmado que seguimos tan divididos y llenos de odio que nos agarramos hasta frente a los cadáveres, antes que unirnos y aportar soluciones. Creo, por ejemplo, que la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, ha tratado de hacer lo mejor posible. Que implementó una red hospitalaria amplia, con UCI suficientes; que ha llevado ayudas económicas y en mercados a miles de personas, las más vulnerables; que el aislamiento por localidades y barrios contuvo el mal y que ha hecho pedagogía útil, a pesar de la terquedad de muchos. Pero los enemigos políticos la culpan porque subió el desempleo. Y la van a culpar porque todavía no hay vacuna contra el covid-19.

“Claudia López ha tratado de hacer lo mejor posible. Pero los enemigos políticos la culpan porque subió el desempleo. Y la van a culpar porque todavía no hay vacuna contra el covid-19.”

Pero quería también decir que en estos seis meses durmiendo con el enemigo hemos aprendido, y hay cosas que deberían quedar. Que se queden la solidaridad, porque la ha habido y eso dice que no todo está perdido. Que se queden los cantantes. La Alcaldía de Bogotá, por ejemplo, debería contactar y contratar a muchos grupos llaneros, vallenatos, rancheros, boleristas: “Me importas tú, y tú, y tú, y solamente tú”, como seguramente le dice Duque a Uribe. Los hay muy buenos y varados. Vi hasta un gran tenor y su tenora, una violinista. Todos ellos, los domingos, en muchos parques de barrio, nos alegrarían un poco la vida. Qué bueno una Bogotá con serenata dominical.

Nos deben quedar ciudades más amables, menos contaminadas y menos trancones, un transporte público con distancia y respeto a las mujeres, un sistema de salud humano, con buenas instalaciones, ágil, con citas virtuales y presenciales, con contratos directos para los médicos y demás personal, y bien pagos. Presidente, dígales también: “me importas tú, y tú…”. Y que se refuerce la salud mental. Las muertes, la pobreza –1,6 millones de hogares en Colombia, según el Dane, no logran comer tres veces al día–, el desempleo dejan trastornos silenciosos que necesitan ayuda profesional.

Lo he pedido mucho, e insisto, persisto y no desisto, que nos quede un campo fortalecido, con más masato que glifosato, con menos masacre y más acres cultivados. Y más tecnificado.

Y que nos quede la vida. Pero hay que defenderla. No solo la de los líderes y lideresas sociales, las de los reinsertados y los jóvenes, sino la de todos, cumpliendo los protocolos de bioseguridad. Y que se quede el infinito sin estrellas, pero nadie sin tapabocas usar. Como le decía una madre a una hija a antes de llegar el covid, de no quitarse esta pequeña prenda depende casi todo.

Luis Noé Ochoa
luioch@eltiempo.com 

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/seis-meses-con-el-enemigo-columna-de-luis-noe-ochoa-536086

  • 20.31.-Regalos tributarios y venta de empresas públicas – SALOMÓN KALMANOVITZ
  • El covid no se ha idoLUIS NOÉ OCHOA

El Centro Democrático tiene en su programa reducir los impuestos a los ricos y achicar el tamaño del Estado. Las dos reformas tributarias que hizo aprobar en 2018 y 2019 representaron una pérdida al Gobierno por $10 billones, más del 1 % del reducido PIB del país.

24 ago 2020.- Para compensar la pérdida, el Gobierno ha recurrido a endeudarse en dólares y en pesos; según la ANIF, la deuda pública aumenta tres puntos del PIB entre 2018 y 2021, hasta alcanzar el 53 % del PIB, lo que ya es un tope que no puede sobrepasar. La irresponsabilidad de Carrasquilla le ha costado al país la pérdida del grado de inversión, que otorgan las calificadoras de riesgo, obligándolo a pagar más por el servicio de la deuda y a reducir la cantidad que se le ofrece.

El hueco fiscal cavado con la devolución de impuestos todavía debe ser llenado de alguna manera. Esa es la razón para recurrir a la venta de la vajilla, cuando ya Carrasquilla se comió la venta de la empresa de energía, Isagén, en gasto corriente. Esta acción va en contra de la sanidad financiera que dicta que se venden activos solo para adquirir otros activos; por ejemplo, carreteras 4G, que era la supuesta intención y justificación de su liquidación.

Las emergencias económicas, justificadas por la pandemia que nos azota, sirven para tomar decisiones contra el bien común. Según Amylkar Acosta, no es de sorprender que “el ministro Carrasquilla hubiera aprovechado la declaratoria de emergencia económica, social y ambiental… facultando al presidente Iván Duque para enajenar la participación accionaria del Estado en determinada empresa listada en Bolsa”. Van por esa plática que nos pertenece a todos los colombianos para quemarla también en gasto corriente.

Ahora se trata de vender las pocas empresas públicas que quedan en manos del Estado: 51 % de ISA (Interconexión Eléctrica S.A.) por $6,6 billones y hasta el 20 % de Ecopetrol y su filial Cenit, que transporta petróleo y gas por medio de oleoductos y poliductos. Como ya se ha vendido el 11,5 % de la empresa más grande del país, gracias a las maniobras que hizo el mismo Carrasquilla en 2006 para transformarla en sociedad por acciones y así poder partirla y venderla más fácilmente, le queda el 8,5 % de las acciones por vender. Con los precios deteriorados del petróleo, rondando la mitad de lo que fueron en tiempos normales, se obtendrían solo unos $12,5 billones. También hizo vender reservas de oro que guardaba celosamente el Banco de la República por $1,8 billones. Liquidar activos públicos en el peor momento tiene un profundo significado trivializado por el Gobierno: la riqueza colectiva, propiedad de 50 millones de ciudadanos, es consumida para ahorrarle impuestos al 0,01 % de la población más rica del país.

El presupuesto general de la nación refleja las fallas de su financiamiento; también, el absurdo optimismo de Carrasquilla y el Gobierno, quienes creen que la economía se contraerá solo 5,5 % en 2020, cifra que puede duplicarse si continúan las cuarentenas en los meses que restan de 2020. El presupuesto de 2021 suma $314 billones, de los cuales $76 billones serán prestados, cuando el crédito del país está mal calificado y además saturado. El servicio de la deuda en 2021 será de $76 billones, bastante más alto que la inversión, que será de solo $53 billones. Eso ya de por sí muestra que vivimos al debe y despilfarrando el ahorro del país acumulado en el pasado.

https://www.elespectador.com/opinion/regalos-tributarios-y-venta-de-empresas-publicas/

20.31.-El covid no se ha ido LUIS NOÉ OCHOA

Ojalá se reactive el comercio, pero, cuidado, el virus no se ha ido y también va a salir de compras.

El coronavirus dejó en paños menores al mundo entero. Mostró las vergüenzas de la humanidad, como dicen las señoras bien, pensando mal, las fortalezas y debilidades de todos los países, las economías, los sistemas de salud, de gobierno, y midió a sus líderes. Y algunos creyeron que podían decir ‘covid pasó por aquí, cate que no te vi’ y privilegiaron economías antes que vidas. En Estados Unidos, donde van más de 180.000 muertos, le puede costar la reelección a Donald Trump, que, como se dice en los asados, va en picada.

En Colombia, el 6 de marzo pasado corrió la noticia del primer caso de covid-19. Había temor, pero no sabíamos lo que nos esperaba. El virus nos encerró. Hasta Álvaro Uribe resultó en aislamiento preventivo.

Muchos pasaron a teletrabajo y millones perdieron el empleo. El mundo se detuvo. Los aviones quedaron en tierra –menos los aviones que robaron ayudas y aún no se sabe qué ha pasado–, pararon las industrias y muchas pequeñas empresas quebraron.

Pero el mal deja lecciones. Nos mostró el medioambiente, nos enseñó el valor del mundo digital para trabajo, educación, comercio, entretenimiento, reuniones laborales y sociales, y descubrió al personaje más famoso de estos días: don Domicilio. Nos reunió como familia, nos cubrió el rostro y nos alcoholizó, pues nos rociamos con alcohol de pies a cabeza hasta para hacer el amor, sin echárnoslo en las vergüenzas. Toda prevención es buena.

“Además, nos mostró que la vida es “una llama al viento”, que todos, a pesar de la distancia social, somos el mismo esqueleto de 33 vértebras, unos con plata, otros no”.

Además, nos mostró que la vida es “una llama al viento”, que todos, a pesar de la distancia social, somos el mismo esqueleto de 33 vértebras, unos con plata, otros no, pero en la UCI, de cúbito dorsal, todos respiramos igual de mal. Esa es una lección que no se puede echar en saco roto.

El mal del siglo se ha llevado en el mundo más de 800.000 vidas. Colombia hasta ayer había puesto una dolorosa cuota de 18.468 personas. Pero el covid dejó ver también que hay bondad y solidaridad, que los ricos también lloran pero aportan. Ese es el camino.

Sobre todo, esta pandemia enseñó el coraje y la humanidad del personal de la salud. Las cifras de víctimas entre médicos, enfermeros, auxiliares, personal de servicios hospitalarios sacrificados no las conozco. Sé que más de 33 médicos han caído en el campo de batalla. Dios los tenga en el mejor salón. Todos ellos son admirables y generosos, hasta para dar la vida por cuidar las de los demás. Eso es impagable. Infinitas gracias. Y, después de todo, llega el día de abrir las puertas, las carreteras, los aeropuertos, el comercio y las playas, donde se verán qué tan aplanadas o redondas están las curvas, pero no del covid. Se abren los hoteles y hasta los moteles con pico y flaca.

Se siente ambiente de libertad. Hoy arranca el Tour de Francia –suerte, colombianos– y se aproxima la fecha en que vuelve el fútbol, ahora tal vez con Messi en El Campin, pues parece que viene para Millonarios. Ojalá se reactive el comercio, que haya más empleo, urgente, pero el virus no se ha ido y también va a salir de compras. Esa es la dura realidad. Como los “asesinatos colectivos”, que la gente del común llama masacres.

Ahora hay que cuidarnos más que nunca, si no queremos mayores contagios y pérdidas de vidas o que nos vuelvan a encerrar. Estamos que nos morimos por visitarnos, por darnos los abrazos aplazados, pero no hay que aflojar antes de tiempo, como decía una amiga. Los protocolos de bioseguridad estrictos, y los tapabocas o mascarillas, o más baratillas, son salvavidas. Que ojalá su uso sea obligatorio, con altas multas, para el que no lo use o lo lleve de babero. Cultura ciudadana, por la vida, es la clave.

Y querida fauna, fue muy grato verte, pero a correr, pues el animal de dos patas sale de nuevo. Qué pesar. Pero así somos.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/columna-de-luis-noe-ochoa-sobre-el-fin-de-la-cuarentena-obligatoria-534654

20.30.-Presidente, a ‘reinventarse’LUIS NOÉ OCHOA

Esperemos a ver qué medidas respecto a la cuarentena toma Duque, el primero que debe reinventarse.

El sábado pasado escribí aquí: #EstamosJo. Y seguimos jo, pero hay que ponerle ojó. Hoy puede ser también #EstamosTrites, porque hasta este jueves iban en nuestro país 16.183 fallecidos por covid-19. Ayer amanecimos con 204 muertes, y veníamos bordeando las 300. Triste, de verdad. Ojalá la muerte se esté fatigando.

22 ago 2020.- La OMS dijo ayer que el virus podría durar dos años, pero hay que desear que pronto amaine esta desgracia y nos volvamos a abrazar. Yo a mis amigos les estoy deseando que gocen de inmunidad. Aunque en este país otros se desean que gocen de impunidad. Ja.

Lo cierto es que seguimos confinados, distanciados y nerviosos. Aunque no todo es malo, porque en estos meses en que nos hemos descubierto como sociedad y vimos que somos más pobres de lo que decían los gobiernos, también hemos aprendido a conocernos mejor como personas y como familia, pues ahora compartimos más, todos lavamos loza, comemos en familia, aunque muchos hablan poco porque cada uno mira sus celus, que producen celos.

Y ahí vamos los que quedamos, dijo un alegre octogenario que sacaba su mascota –mientras más conozco el virus, más quiero a mi perro–; ahí vamos, leyendo; otros, en finca por cárcel y montando a la yegua Defensa rumbo a la Fiscalía. Y, por desgracia, igual de polarizados, que es el virus que han sembrado los políticos.

Hay que reactivar la economía, y en ese cometido no olvide el campo. Ahí está la clave. El agro, que vive de milagro, ha estado a la altura en esta pandemia y no ha dejado de producir.

Seguimos entre la incertidumbre y la esperanza. Pero ayer sentí por primera vez en varios meses, como dicen los ingenieros en La Línea, que parece haber una luz al final del túnel. Así sea tenue, porque, como nos pasa a los humanos con la edad, se estaba aplanando la curva. Ojalá.

Tal vez en la ‘nueva normalidad’ no seremos como antes y se demorará mucho que las actividades vuelvan a realizarse sin miedo y sin tapabocas. Pero, como decían en las zonas de fumigaciones con glifosato, hay algo en el ambiente. Vi, por ejemplo, que en ciudades como Cali podrán operar moteles, residencias y amoblados triple A y doble A, a donde todos van a… en las UCI, o sea, unidades de caricias intensivas, pero cumpliendo protocolos y protocolas, como diría el protoloco Maduro.

Vi que se van a abrir los bares, pero, por ahora, sin consumir licor, que para muchos sería como reabrir los moteles, pero sin hacer el amor. Y vi que los restaurantes (Acodres) le pasaron la carta al presidente Duque para que permita abrir todos los locales en el país. Dicen, con razón, que la pandemia dejó sin cuchara a 320.000 de los 500.000 trabajadores del sector. Algo hay que hacer, urgente.

Esperemos a ver qué medidas toma el Presidente, el primero que tiene que reinventarse, a partir del primero de septiembre. Tal vez sigamos semiencerrados, pero el Gobierno tiene enormes retos para cuidar las vidas y la economía al tiempo. Y debe atender frentes en emergencia.

Según un completo informe de este diario, en 2018 fueron asesinados 710 menores de edad. En 2019, cifras parecidas. Y en los primeros 7 meses de este año van 294. No puede ser. Hemos estado encerrados, pero los malditos matones no. A buscarlos hasta debajo de las piedras.

#hojaDevida será el hashtag, tac, tac de moda en todo el país, pues ya tenemos el 19,8 por ciento de desocupados. Ese será otro drama. El desempleo frustra, crea tensión, deja hijos sin estudio, trae pérdida de vivienda y hasta de hogares. Así que este y la seguridad son los retos claves, presidente Duque.

Hay que reactivar la economía, y en ese cometido no olvide el campo. Ahí está la clave. El agro, que vive de milagro, ha estado a la altura en esta pandemia y no ha dejado de producir. Que el plan de recuperación sea en serio, con asistencia técnica y seguridad, porque si la violencia echa raíces, habremos sembrado en piedra.

Luis Noé Ochoa

luioch@eltiempo.com.co

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/presidente-a-reinventarse-columna-de-luis-noe-ochoa-531974

20.29.-El piloto de HiroshimaJORGE IVÁN GONZÁLEZ

El 6 de agosto se cumplieron 75 años del lanzamiento de la bomba atómica sobre Hiroshima. Es un buen momento para reflexionar sobre el significado de la culpa, y de la responsabilidad individual. La correspondencia entre el piloto Claude Eatherly, que tuvo una participación activa en el lanzamiento de la bomba, y el filósofo Günther Anders, plantea dilemas morales universales.

14 ago 2020.- En una de las cartas, le dice Anders al piloto: “La técnica ha traído consigo la posibilidad de que seamos inocentemente culpables de una forma que no existió en los tiempos de nuestros padres, cuando la técnica todavía no había avanzado tanto”.

Eatherly es el símbolo de un mal general. Es culpable pero es inocente. La decisión final no fue suya. Si él no participa en el lanzamiento lo hubiera hecho cualquier otro. En el caso hipotético de que ese día se hubiera negado a volar, otro habría seguido en la fila. Aquellos pilotos hacían parte de una cadena imparable. Pero aún así, Eatherly es culpable porque su acción causó, de manera directa, la muerte de 200.000 personas. Esta desgracia fue el resultado inmediato del lanzamiento de la bomba. Pero, al mismo tiempo, Eatherly es inocente porque obedecía, y seguía órdenes. Cumplía con su deber como soldado. La decisión que movía aquel aparato de guerra no era suya.

El drama personal del piloto, que sufrió trastornos mentales, nace del reconocimiento de su culpa. Trató de asumir el horror de lo que había sucedido. No podía desconocer su culpa. No fue capaz de asimilar la dimensión de su dolor. Terminó siendo una víctima más. Es el efecto retroactivo de la bomba.

Anders le dice a Eatherly que su enfermedad mental es esperanzadora porque rescata la importancia de la culpa individual. Porque pone en evidencia la responsabilidad del sujeto, y las consecuencias irreversibles de cualquiera de nuestra decisiones. Es la aceptación de la propia responsabilidad.

Desde el hospital, el piloto de Hiroshima se rebela porque ha sido una pieza de la máquina infernal de la guerra. Trata de entender, y se desespera. Después de la bomba no puede vivir tranquilo. Anders advierte que, como el piloto, cualquier de nosotros puede verse implicado en situaciones que llevan a acciones que tienen consecuencias inimaginables. Y a pesar del daño que podemos causar, buscamos los argumentos para sentirnos inocentes.

A pesar de la dureza de la correspondencia entre el filósofo y el piloto, en medio de la angustia de Eatherly hay esperanza. Esta hilo de luz nace de su incapacidad personal de superar el drama. Su fracaso es consolador porque, se lo dice Anders, muestra que “… ha logrado mantener viva su conciencia, a pesar de haber sido una simple pieza del aparato técnico y de haber cumplido perfectamente su función”. La culpa está presente. Y esta lucha interna, concluye Anders, “… demuestra que todos podemos hacerlo, que cada uno de nosotros también ha de ser capaz de hacerlo. Y saberlo – y este saber se lo debemos a usted – es para nosotros consolador”. El conflicto interno por comprender, que comenzó con el rechazo de Eatherly a cualquier condecoración, y que terminó en el hospital siquiátrico, no frena la lógica de la guerra, pero sí vislumbra la búsqueda de alternativas, que desde la convicción moral de los sujetos, pongan en tela de juicio la lógica de la guerra.

https://www.larepublica.co/analisis/jorge-ivan-gonzalez-506394/el-piloto-de-hiroshima-3045227

  • 20.28.-Niall Ferguson: “En cinco años olvidaremos cómo era la vida en 2019” – RAFA DE MIGUEL
  • El Ubérrimo por cárcel LUIS NOÉ OCHOA

El historiador y brillante polemista cree que en esta crisis no hay respuestas progresistas o conservadoras, sino “inteligentes o estúpidas”

Niall Ferguson, escritor e historiador, en una imagen de archivo de 2018 en Madrid. © CARLOS ROSILLO 

Niall Ferguson (Glasgow, 56 años) es extremadamente crítico con los Gobiernos occidentales por su respuesta tardía, y en muchos casos “estúpida”, frente a la pandemia. El historiador de la economía lleva inmerso desde enero en el estudio de la crisis.

1 ago 2020.- Su personalidad provocadora y contestataria, pero sobre todo la brillantez de su análisis, hacen inevitable que una y otra vez caiga en el “yo ya lo advertí”. En su caso, hay que reconocérselo. A principios de año ya escribió sobre lo que se venía encima y mostró su pasmo cuando los asistentes al Foro Económico Mundial de Davos debatían sobre el cambio climático y se mostraban ensimismados con Greta Thunberg, sin percibir la amenaza originada en China. La globalización construida en las décadas anteriores, sostiene Ferguson, había creado la red transmisora idónea para que se produjera la tormenta perfecta. Desde su refugio en Montana (EE .UU), conversa a través de videoconferencia con EL PAÍS.

Pregunta. Algún historiador ha llegado a sugerir que las generaciones venideras nos contemplarán como unos cobardes que provocaron un hundimiento económico.

Respuesta. Al principio de todo esto sabíamos muy poco del virus y de la enfermedad que provocaba. El enfoque correcto en ese momento era asumir lo peor. La cuestión clave era actuar pronto, intentar una detección temprana. Poner en marcha un sistema de contacto y rastreo. Es lo que hizo Taiwán, y era el modelo porque era una respuesta inteligente. Los historiadores futuros pueden acabar diciendo que la mayoría de los países occidentales fueron demasiado lentos en la fase inicial, para acabar utilizando instrumentos muy drásticos como el confinamiento cuando la enfermedad ya se estaba transmitiendo rápidamente entre la población. No se puede hablar de valentía o cobardía. Todo se reduce a determinar qué estrategia es inteligente y cuál es estúpida. Lo importante desde un principio era controlar a los supertransmisores y las situaciones o eventos de supertransmisión. No supimos entenderlo. Y ahora seguimos actuando como si no lo entendiéramos. Ya sabemos que la mayor parte de la transmisión proviene de un número relativamente bajo de personas. Y el tipo de lugares donde se produce más fácilmente, como bares y restaurantes. Simplemente, hay que cerrarlos hasta que el virus esté controlado. Los opinadores que hablan de esta situación como si se tratara de una guerra y reclaman valentía a la población cometen un acto de ignorancia nivel Bolsonaro.

“La segunda Guerra Fría ha llegado para quedarse. La única duda reside en si, en algún momento, escalará hasta ser una guerra de verdad”

P. Pero a la hora de atribuir responsabilidades, usted cuestiona que se señale a los líderes políticos.

R. No voy a defender a Donald Trump, a Boris Johnson o a Pedro Sánchez porque cada uno de ellos, a su manera, no lo ha hecho bien. Pero creer que la preparación o la respuesta ante una pandemia es algo que el presidente o el primer ministro de un país debería controlar personalmente es mostrar una ignorancia total sobre el modo en que funcionan los Gobiernos modernos. Los lectores que mantienen cierta capacidad racional entienden que, en la práctica, una sociedad compleja, moderna y desarrollada tiene un aparato burocrático con una responsabilidad muy concreta en lo que se refiere a la preparación y respuesta frente a una pandemia. En enero, los servicios de inteligencia ya describían de un modo bastante ajustado lo que estaba ocurriendo en Wuhan, y muchos responsables gubernamentales que debían tener una respuesta no estuvieron a la altura de las circunstancias. Me irrita profundamente la representación errónea del modo en que funcionan los procesos de trabajo en una Administración moderna. En una pandemia no se acude al presidente para contarle que hay unos casos extraños de neumonía en China y preguntarle qué hay que hacer. Así no es como funciona.

P. ¿Hay una respuesta progresista a la pandemia frente a otra conservadora?

R. Es verdad que en Estados Unidos, si eres demócrata, te preocupa mucho la covid-19, usas mascarilla y quieres prolongar el confinamiento. Si eres republicano, mandas todo al carajo y vuelves al trabajo. Y esa división, en términos menos intensos, también se da en Europa. Pero no creo que haya un modo progresista y otro conservador de hacer frente a esta crisis. Más bien lo que hay son Gobiernos competentes e incompetentes.

P. No le parece mal que los Gobiernos hayan volcado enormes caudales de dinero como respuesta.

R. Si cierras completamente tu economía e impides que la gente acuda a trabajar, debes hacer algo para compensarlo o acabarás con protestas y disturbios en las calles. El error consiste en pensar que se trata de estímulos. Son simplemente medidas de alivio. Desde un punto de vista monetario, los bancos centrales han regresado a su papel histórico de gestores de la deuda. Absorben una parte importante de la deuda de los Gobiernos y aseguran que su coste se mantenga bajo. Una vez tomada la estúpida decisión de imponer el confinamiento, no había otra alternativa.

P. ¿Y qué consecuencias tendrá?

R. Para cuando todo esto acabe, que acabará, habremos liberado toneladas de dinero que la gente está ahorrando porque no es fácil de gastar. Y ese dinero se gastará en consumo. La gran cuestión será comprobar cuánto sube la inflación y qué problemas supondrá. La lección que aprendimos después de la Segunda Guerra Mundial fue que, si no logras un crecimiento rápido, debes escoger entre una austeridad dolorosa y dañina o una gran inflación. O en el peor de los casos, el impago de la deuda.

P. ¿Ha acelerado la pandemia el enfrentamiento inevitable entre Occidente y China?

R. La ha exacerbado. Estados Unidos y China llevan ya un tiempo encarrilados en lo que yo llamo la segunda Guerra Fría. La pandemia ha revelado esa realidad a los europeos. La cuestión más importante ahora es cómo será de grande el Movimiento de los no Alineados. Habrá muchos países que pretenderán permanecer en el medio y no comprometerse. Mucha suerte con eso, les diría. No se puede mantener esa equidistancia sin pagar un precio muy alto. La segunda Guerra Fría ha llegado para quedarse un buen tiempo. La única duda reside en si, en algún momento, escalará hasta ser una guerra de verdad.

P. Frente a los que auguraban un antes y un después de la pandemia, parece que la humanidad tiene mala memoria y volverá a las andadas.

R. La mayoría de la gente tiene serias dificultades a la hora de conceptualizar los cambios históricos, pero acabaremos modificando nuestro comportamiento social. Quizá no del todo, quizá no suficiente, pero dentro de cinco años pensaremos que siempre se han usado las mascarillas o que lo normal es pasar más tiempo en casa. Olvidaremos cómo era todo en 2019 y nos diremos que la pandemia no fue para tanto, pero nos habrá cambiado.

https://elpais.com/ideas/2020-08-01/niall-ferguson-la-segunda-guerra-fria-ha-llegado-para-quedarse.html?event_log=oklogin&o=cerrado&prod=REGCRART 

20.28.-El Ubérrimo por cárcel LUIS NOÉ OCHOA

Lo que necesitamos es serenar los ánimos y que la justicia impere y sea para todos.

Esta fue una semana de hecatombe para el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez y su partido, el Centro Democrático, donde él es el jefe pluma blanca. Au, dice su tribu. O sea, Álvaro Uribe. Pues, por un lado, dio positivo para covid-19 y, por otro, dio positivo para Corte Suprema.

8 ago 2020.- La Sala Penal de esta alta corporación le impuso medida de aseguramiento de detención preventiva, en casa o finca por cárcel, como presunto determinador de los delitos de soborno a testigo y fraude procesal. Su abogado Cadena tiene la misma cadena.

En el caso de su salud, hay que solidarizarse. Este mal es cruel y no distingue color político ni social, y todos estamos expuestos. Dio positivo. Yo pensé que podría ser un ‘falso positivo’, pero no, se confirmó, como un caso asintomático. Dijeron por ahí que él ha sido ‘asintomático’, que, cargado de tigre, a menudo se acalora, sin llegar a marcar fiebre. Ojalá se recupere pronto.

Primero su salud, les diría yo a sus fanáticos, pues ante la justicia él tiene muchas defensas, muchos recursos legales, y seguramente, como tiene que ser, le darán todas las garantías jurídicas. La Corte tiene una gran prueba ante el país. De hecho, ya todos somos abogados. Alguien dijo que están buscando buenos mecánicos, pues parece que la defensa va a pedir que le revisen el auto. Le expliqué que se llama recurso de reposición y son los mismos magistrados –no los mecánicos– los que revisan el auto.

Calma. El país viene polarizado. Tristemente, eso de rojos y azules, que llevó a la violencia, no ha acabado. Hoy, uribistas y santistas o petristas son camisetas enfrentadas. Hay odio, y de un lado y otro hay barras bravas. Y todo lo que tenga que ver con decisiones sobre Uribe polariza.

Ante el fallo de la Corte se exacerbaron las pasiones. Que cómo ‘Santrich’, criminal y secuestrador, fue dejado libre y a quien combatió a las Farc se le dicta esa medida. ‘Santrich’ engañó a todos, y su caso es una vergüenza, pero no por eso se debe dejar de ejercer justicia. Y como aquí para cada delito se hace una ley y para cada decisión se pide una constituyente, ya la están planteando y puede hacer trizas la paz. Se dice que estamos maduros para ser una Venezuela, que la democracia y el Estado de derecho están en la UCI. Inclusive, una senadora llamó a “la reserva activa” para la defensa de Uribe… ¿¡Cómo!?

Calma. El fallo demuestra que funciona la separación de poderes. Más que nunca, se necesita ponderación de todas las partes, no confundir cordura con sobrepeso. Todo tiene que ir por los cauces del derecho, y solo hay que acatar y respetar las decisiones en esta etapa de primera instancia del proceso, así como si el expresidente logra demostrar su inocencia y sale avante en su caballo pechichón.

Puede el expresidente elegir entre El Ubérrimo y su casa en Rionegro, Antioquia. Yo le aconsejaría quedarse en El Ubérrimo, que, imagino, es de más de hectárea y media. Lo jarto para él sería que doña Soledad del Poder fuera la única que le preparara la limonada. Y puede montar en un tordo de paso fino, o en un alazán de trocha que, incluso, lo lleve a la finca ‘El Retiro’. Y puede montar su defensa con más tranquilidad.

Y qué mejor que madrugar a ordeñar una normanda, caminar a 30 grados y regresar a descansar en el quiosco… tener gallinitas que no le dejen engüerar los huevitos. Y cultivar una huerta casera donde haya mucha pasionaria y manzanilla, para sus seguidores. Y para todos. Porque lo que necesitamos es serenar los ánimos y que la justicia impere y sea para todos, sí. Exigir que las Farc cumplan y digan la verdad. Nada más. Y que envié a sus huestes un mensaje de respeto a la institucionalidad, sin montar en ‘Cólera’, esa yegua salvaje que nos puede despeñar.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/el-uberrimo-por-carcel-columna-de-luis-noe-ochoa-527020

  • 20.27.-Las corporaciones de 2020 no son como imaginaban los escritores cyberpunk   – JAVIER J NAVARRO
  • Miedo hasta del miedo LUIS NOÉ OCHOA

Cyberpunk o ciberpunk es un subgénero de la ciencia ficción que se suele determinar por una serie de características relacionadas con la estética y la temática a partir de ciertas obras de los años 70 y 80 del siglo XX. Existen muchas películas, libros, juegos de ordenador, etc de temática Cyberpunk. Un tema habitual suelen ser las grandes corporaciones que dominan el mundo. No obstante, por muy interesantes y atractivas que nos puedan parecer, estas corporaciones se parecen muy poco a las que podamos encontrar en la realidad.

26 jul 2020.- Es normal, los escritores de ciencia ficción no suelen tener un MBA o estudios empresariales, sino que simplemente imaginan mundos en los que los distintos actores entran dentro de una cierta visión del futuro y de la historia que quieren contar, eso hace que las empresas de la ciencia ficción no son capaces de pasar por una óptica empresarial moderna. Que en cuanto uno estudia un poco, se da cuenta que tiene poco sentido.

Conglomerados que fabrican casi todo

En la película Robocop la empresa malvada es OmniCorp, una empresa que fabrica todo lo que podamos necesitar y que controla la ciudad de Detroit. Este modelo de una empresa que es capaz de fabricar y vender cualquier cosa que podamos necesitar,es el típico arquetipo de la corporación cyberpunk. También es el caso de E-Corp en la serie Mr Robot sería parecido. La empresa produce comida, teléfonos móviles, tiene un banco, hospiaales, etc. Parece imposible escapar de sus tentáculos si queremos consumir.

Este modelo empresarial está inspirado en los grupos industriales japoneses (Zaibatsu y Keiretsu) o coreanos (Chaebol), pero en la práctica las empresas de hoy en día no suelen funcionar así.

Una de las lecciones típicas de las escuelas de negocios es que las empresas deben centrarse en su ventaja competitiva y en el segmento de la cadena de valor en el que mejor pueden aportar. De modo que una empresa puede ser muy buena fabricando componentes electrónicos, como es el caso de Intel, pero aunque el corazón y elemento más imprescindible de empresa se dedique a montar el ordenador completo y a vendérselo al consumidor.

Rascacielos impresionantes y fortificados

¿No vemos siempre decenas de rascacielos en casi cualquier película de este género? En lo más alto del rascacielos siempre está el CEO de la empresa que planea algo malvado con el que ejecutar. En todo el rascacielos tenemos miles de personas que trabajan para la empresa, que es la única que ocupa el edificio. Además estos rascacielos están fortificados, un pequeño ejército siempre está listo para tomar el edificio cuando los héroes de la película se introducen a robar información o liberar a un amigo. Un ejemplo serían las Torres Arasaka del juego de rol Cyberpunk 2020 (sobre el que se lanzará el futuro juego de ordenador Cyberpunk 2077).

La realidad es que muchas grandes empresas suelen elegir oficinas a las afueras de las ciudades en instalaciones construidas ad-hoc o aprovechando parques empresariales compartidos con otras empresas. Además muchas veces en los rascacielos, aunque estén acompañados del logo de la empresa que ocupa mayor superficie del mismo, esta empresa sólo ocupa unas pocas plantas, siendo el resto de plantas ocupadas por empresas que se dedican a otra actividad, o incluso por su competencia.

Adicionalmente, aunque es posible contratar seguridad, muchas empresas apenas pasan de una alarma normal o un controlador de accesos contratado en la puerta. Obviamente existen excepciones, como es el Parque Joyero de Córdoba (donde la seguridad es muy alta debido a la sensibilidad del material con el que se trata) o de instalaciones donde se trabaja fabrica con productos más caros.

Tropas, guerras y misiones secretas

Si la corporación es capaz de fabricar de todo, lo más probable es que tenga fábricas, campos de cultivo, edificios en las ciudades, etc. Al final con todas estas instalaciones acaba siendo necesario protegerlas de otras corporaciones que intentan tomarlas por la fuerza o de indeseables que desean tomarlas. Eso hace que haya empresas que tienen auténticos ejércitos aparte de mercenarios freelance como Conroy de la novela de William Gibson conde Cero contratados para misiones específicas. Por supuesto dentro de estos mercenarios hay hackers o personas dedicadas al ciberespacio, como es el caso de la película Ready Player One donde operan los Sixers, contratados por la corporación rival.

En la práctica ni las empresas son tan grandes, y aunque suelen tener ciertas instalaciones con seguridad, esta suele estar limitada al control de pasos y a llamar a las fuerzas policiales, que también defienden la propiedad privada, cuando es necesario. El mundo de los negocios suele ser bastante más pacífico que en el mundo de Juez Dredd.

Adicionalmente muchas veces las empresas y sus visionarios líderes suelen tener una visión secreta detrás, como es el caso de Blade Runner 2049. En la práctica para muchas empresas simplemente les basta con llegar a generar un beneficio suficiente para que los accionistas mantengan a la cúpula directiva, sin preocuparse de mucho más que de cómo va a evolucionar la industria a la que pertenecen en los próximos dos o tres años para seguir manteniendo su puesto.

https://www.elblogsalmon.com/curiosidades/corporaciones-2020-no-como-imaginaban-escritores-cyberpunk

20.27.-Miedo hasta del miedo LUIS NOÉ OCHOA

En este país hay otros miedos. Los de siempre. Qué tal la vida de nuestros valientes líderes.

Una tarde, no muy tarde, el francés Michel de Montaigne, después de lepapié, es decir, echar papa, y de apurar un vinito, dijo que “a lo que más miedo tengo es al miedo mismo”. Pues, hoy el mundo anda con miedo hasta del miedo.

31 jul 2020.- Lo afirmo después de oírle decir a una muchacha de bonito tapabocas, mientras su perro trancaba una banca con la pierna: “Uy, marica, estoy cagada del miedo, pelada: 365 muertos en un día”. Así se hablan hoy los muchachos. Pero son términos desprevenidos en un mundo raro, hasta en el idioma. Por ejemplo, yo no entendía cuando hablaban de webinar. Pensaba en algo de gallinas, que suelen huevoniar, pero webinar es una conferencia de las de hoy.

Pero la chica del can me dejó pensando en que todos estamos cagados del susto ante ese virus letal que ya ha matado a 673.000 personas en el mundo. Y con miedo, claro. En nuestro país pasó ayer la cifra espantosa y redonda de los 10.000 muertos, después de llegar aquí el 6 de marzo. Qué tragedia. Y van más de 286.000 contagiados. Valor y consuelo a las familias de los que se llevó el virus maldito.

“Seguramente el Presidente tiene miedo porque el país está en un momento muy difícil en salud, en lo económico, en justicia, en seguridad, en pobreza, en popularidad presidencial y en desempleo.”

El miedo es la sensación que domina a la humanidad, porque el covid-19 es muerte, ruina, pobreza, dolor, incertidumbre. La señora esquelética anda escogiendo al azar.

Es tan dramática la situación que ya le tememos a nuestra propia familia. Nos da miedo que nos visiten. La tos asusta, el estornudo espanta. Hay miedo de perder el empleo. Aquellos con sobrepeso tienen miedo, los diabéticos, los hipertensos, los hiperpobres, los del trabajo informal. Todos. Los empresarios lo tienen porque deben cerrar muchas empresas.

El miedo es natural. Seguramente el Presidente tiene miedo porque el país está en un momento muy difícil en salud, en lo económico, en justicia, en seguridad, en pobreza, en popularidad presidencial y en desempleo, que va en 19,8 por ciento. Qué miedo.

Y en este país hay otros miedos. Los de siempre. Qué tal la vida de nuestros valientes líderes sociales. En lo que va de este año, ya han asesinado a 37. Es de miedo la vida de los reinsertados: según el partido Farc, la coronaviolencia ha matado a 220 excombatientes. Y es de miedo la vida de los defensores del medioambiente. O de miedo ambiente. En 2019 fueron asesinados 64, y según Global Witness ocupamos el primer lugar en el mundo en esta desgracia. Nuestro país del Sagrado Corazón y de la Virgen de Chiquinquirá, lo digo sin miedo, aunque me entutelen, sigue regado con sangre. A este gobierno lo han desbordado estos crímenes, cometidos por los que no se ponen a huevoniar, es decir, las economías ilegales: narcos y guerrilla.

Al menos hay conciencia. Con motivo de del lanzamiento del Instituto de Liderazgo Público de la Universidad Nacional, el Centro Nacional de Consultoría hizo una encuesta que arroja que los colombianos dijeron, sin miedo, que el país debe fortalecer el liderazgo en posconflicto. Es urgente. Mano firme contra los violentos.

A mí me da miedo el futuro de este país en el poscovid, en temas como salud mental, porque muchos no serán lo mismo; en seguridad, en empleo, que va a ser la gran tragedia nacional.

Pero por ahora nos toca tener coraje y esperanza a pesar de todo. Seguir cuidándonos entre todos responsablemente. Y seguir agradeciendo al personal médico. Ellos han estado ahí, en el campo de batalla, y ya han dado su vida 33 médicos. Millones de gracias, y que Dios los cuide.

A la dirigencia no le debe dar miedo unirse, plantear, concertar, para sacar adelante al país. Todos, los de la Virgen, los de Dios, los de Jehová, a ver si vencemos los males que nos rodean.

Quizá sea oportuna la frase de Martin Luther King, Jr. “Un día, el miedo llamó a la puerta. El coraje salió a abrir y no encontró a nadie”.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/miedo-hasta-del-miedo-columna-de-luis-noe-ochoa-524720

  • 20.26.-Rescates a empresas con participación del Estado, así sí.  –  ALEJANDRO NIETO
  • El aplauso de UribeLUIS NOÉ OCHOA
  • En defensa de la rebelión de las canas  – RODRIGO UPRIMNY

La crisis del coronavirus está lejos de terminarse. Independientemente de si los brotes se descontrolan o no, muchas empresas han sufrido mucho y el Estado debe usar todos los medios disponibles para evitar la destrucción permanente del tejido empresarial.

Entre otras medidas, España está implementando entrar en el capital de las empresas con apuros que lo soliciten, todo ello con el visto bueno de Europa. Y esta es una medida adecuada, como en otros países.

El Estado en el capital de empresas privadas

El Gobierno ha creado un fondo de 10.000 millones de euros con el que podrá entrar en el capital de las empresas con problemas que lo soliciten. Para ello las empresas tienen que tener un plan de viabilidad y los problemas haber surgido desde la crisis del coronavirus, no antes.

El Estado tomará participaciones a través de la Sepi y no intervendrá en la toma de decisiones ni votará en los Consejos. Si la empresa es cotizada el Estado no tendrá que lanzar una OPA si entra con una participación superior al 30%.

Es decir, el Estado ayudará a las empresas que en estos momentos necesitan capital pero que cuentan con un plan de viabilidad. Y la entrada en el capital no interferirá con la gestión de las empresas.

Normalmente no es una buena idea

Este tipo de participaciones no suelen ser una buena idea. El Estado es bueno poniendo normas, haciéndolas cumplir, recaudando dinero y gastándolo, pero no tanto en gestionar negocios. Además esto puede influir en la libre competencia, que en general es bueno para la economía.

Sin embargo la situación es excepcional. Las empresas necesitan ayudas para sobrevivir y un pequeño empujón puede ser suficiente para no perder tejido empresarial y empleo.

Para evitar distorsionar el mercado el Estado (o al menos esa es la intención) no intervendrá en la gestión de las compañías. Y en cuanto sea posible venderá sus participaciones.

Las alternativas

Si el Estado no hace esto, ¿qué puede hacer? Una alternativa es no hacer nada, pero negocios que podrían volver a la rentabilidad desaparecerían, dañando seriamente el empleo y la riqueza del país.

Otra opción sería dar subvenciones, créditos o avales. Pero lo cierto es que lo mejor es siempre entrar en el capital, ya que es la forma más ventajosa para todas las partes: el riesgo asumido sería el mismo para el Estado; la recuperación del capital si las cosas van bien podría ser incluso mayor que en el resto de alternativas. Y la viabilidad de las empresas es mayor que con un crédito.

Es cierto que algunas empresas deben desaparecer, no todos los negocios se van a reponer de esta situación ya que la «nueva normalidad» es muy distinta a lo que estábamos acostumbrados. Pero lo mismo pasa con los ERTE, el Estado está haciendo un esfuerzo financiero para extenderlos e intentar salvar cuanto más empleo mejor.

En ambos casos hay un esfuerzo económico claro, y podría salir mal. Y seguro que hay una parte del dinero que va a ser derrochado, que no va a servir para salvar empresas y empleo. Pero si lo que funciona es suficiente, el Estado se ahorrará gasto en el futuro, ya que tendrá más recaudación y menos gasto social.

Es cierto, es una apuesta frente a no hacer nada. Pero es una apuesta que hay que hacer. Y como digo, la entrada del Estado en el capital de las empresas es la mejor forma de implementar ayudas a las mismas en estos momentos.

20.26.-El aplauso de Uribe LUIS NOÉ OCHOA

Quién iba a pensar ver a Uribe respaldando a Sandra Ramírez, la viuda de ‘Tirofijo’.

Aquí seguimos confinados. Y con muchos finados, como dije un día, con respeto, claro, y con dolor en el alma, porque el covid-19 acelera cada vez más. Este jueves amanecimos con otros 315 muertos, entre ellos el admirable y querido Indio Rómulo, “bustedes” lo conocieron. Auténtico, de la pura tierra… Pongo mi sombrero en su tumba. La luctuosa contabilidad llegaba a 7.688 muertos. Duele y asusta. Y aun así, hay unos coronaburros que no usan tapabocas y otros que hacen reuniones.

24 jul 2020.- Por Dios, cuidémonos todos, de cualquier edad. Ya vendrá el día en que podamos salir a disfrutar lo que nos gusta. Pero si nos relajamos, podremos salir, pero para siempre. Así de sencillo, como dijo un billete de mil.

Pero esta es la desgracia de hoy, y el mundo sigue andando, como dice un tango. Y siguen la política y el Congreso virtual, instalado sin instalarlo, por el presidente Duque, quien llamó a la unidad en “un nuevo compromiso por el futuro de Colombia”. Y llamó “esa vieja” a mi querida vieja Aída Avella. Lo cual opacó lo que dijo, pues aquí darle vuelo al desliz, o al desluis, como me decía una amiga, es maña vieja.

Y sigue también otra vieja, la esquelética, en su guerra. A mí me produjo sentimientos cruzados leer dos noticias en este diario el pasado 22. ‘Operación contra disidencias de las Farc termina en tragedia’. Se informaba de la muerte de los militares que perseguían a las disidencias de las Farc en Guaviare y cuyo helicóptero Black Hawk – ¿recuerdan cuando llegaron hace años, que no sabíamos ni pronunciarlos?– cayó al río Inírida. Murieron once valerosos miembros del Ejército en la madrugada, pues mientras dormimos ellos trabajan “defendiendo la democracia, maestro”.

Hay que defender con todo a los excombatientes, pues ya han asesinado a 202 de ellos. Y todos tenemos que apoyar a nuestros militares en la persecución de las economías ilegales y las disidencias.

Y la otra noticia, al lado, decía: ‘De pies y manos, seguimos comprometidos con la paz’. Hablaba Sandra Ramírez, senadora por el partido Farc, movimiento político que surgió del acuerdo con las Farc, quien en un hecho histórico llegó a la mesa directiva del Senado. E inclusive recibió el aplauso del expresidente y senador Álvaro Uribe. Quién iba a pensar ver a Uribe respaldando a la viuda de ‘Tirofijo’, él que impulsó, a mechón parado, el ‘No’ al acuerdo con “la Far”, dio el sí. Eso tiene muchas lecturas.

Esas dos noticias interpretan lo que vivimos hoy. Unos que respetan los acuerdos y los defienden en las instituciones desde donde se puede luchar y hacer país, y otros, tramposos y narcos, que siguen causando tragedias y dolor al pueblo, por quienes sigue la guerra.

Yo creo, ya que voy hablando tan serio que hasta me puede aplaudir Uribe, que debemos unirnos y que nos tienen que doler todos los muertos. Murieron 11 valerosos militares, y la expresión de solidaridad debió ser general y grande. Y se necesita reparación y verdad, senadora Sandra. Bravo por estar allí, por la defensa de la paz, pero las Farc sí reclutaban menores y hubo muchos atropellos sexuales. Hay testimonios de sobra.

Eso no se puede negar, como tampoco el enorme beneficio que trajo firmar el acuerdo, y al entregar las Farc más de 8.000 armas, que dejaron de matar y fueron un monumento de Doris Salcedo, en una casa antigua, “la vieja casa esa”, de la carrera 7.ª. con calle 6.ª, llamado Fragmentos, “porque hasta ahora tenemos fragmentos de paz, no recibimos una paz completa”, diría la gran escultora.

Y no obstante lo extraordinario de ese acuerdo, nos falta complementarlo de verdad. Ese tiene que ser el “nuevo compromiso por el futuro de Colombia”, Presidente. Hay que defender con todo a los excombatientes, pues ya han asesinado a 202 de ellos. Y todos tenemos que apoyar a nuestros militares en la persecución de las economías ilegales y las disidencias. Solo así la paz será completa. Y hasta Uribe un día felicitará a Santos. Y se acabará “esa vieja” rencilla.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/el-aplauso-de-uribe-columna-de-luis-noe-ochoa-521988

20.26.-En defensa de la rebelión de las canas – RODRIGO UPRIMNY

La pretensión del Gobierno de confinar a los mayores de 70 años por más tiempo y en forma más estricta que al resto de adultos parece lógica y humana. Pero en realidad es discriminatoria.

26 jul 2020.- Las bases científicas invocadas por el Gobierno son que los mayores de 70 años, en caso de contagio, tienen una probabilidad más alta de tener cuadros clínicos severos, de terminar en una UCI y de morir. Eso es cierto, pero el interrogante es si esos datos justifican que el Estado confine en esa forma a los mayores de 70 años.

La justificación del Gobierno es que el confinamiento reduce el contagio de esa población, lo cual tiene dos finalidades: i) proteger a los propios confinados, que es el argumento que más usa el Gobierno, pues suena bonito, y ii) proteger los servicios de salud, y en especial las UCI, pues evita su copamiento por los adultos mayores, que es un argumento que el Gobierno no formula tanto, pues suena feo, pero sugiere al decir que los adultos mayores tienen deberes de solidaridad con los demás.

El problema del razonamiento del Gobierno es que minimiza el uso de un criterio de diferenciación (ser adulto mayor), que en principio está prohibido por la Constitución, por las discriminaciones crecientes que sufre esa población, por lo que debería ser empleado solo en condiciones muy estrictas. El trato distinto a adultos mayores no solo debe ser potencialmente útil para alcanzar el propósito buscado, sino ser claramente eficaz; además, debe ser estrictamente necesario y proporcionado. Y eso no ocurre en este caso, por al menos tres razones.

Primera, la eficacia de la medida es débil, incluso si es cumplida, pues aproximadamente el 70 % de los adultos mayores conviven con personas más jóvenes. Si el confinamiento es mantenido solo para los mayores de 70 años, la medida no les brinda protección clara, pues podrían ser contagiados por los otros integrantes del hogar.

Segunda, desconoce los impactos, para nada menores y que han sido documentados, que la medida tiene sobre la dignidad y la salud de los adultos mayores que, con razón, se sienten humillados por ese tratamiento discriminatorio y paternalista.

Tercera, ignora que existen medidas alternativas no discriminatorias que pueden ser más eficaces. Cito solo dos: fortalecer aún más los servicios de salud para evitar su copamiento, con mayores apoyos financieros, que hasta ahora han sido insuficientes, y mejorar la información sobre los riesgos extraordinarios de los adultos mayores frente al COVID-19 para que ellos incrementen sus medidas de autoprotección y el resto de la población sea más cuidadosa con ellos.

Todos tenemos un deber solidario de evitar la extensión del contagio del coronavirus. Por eso, quienes lideran la “rebelión de las canas” han aclarado que no se oponen a las medidas generales de aislamiento social, sino al trato paternalista y discriminatorio que han sufrido. Creo que tienen razón: ¿por qué deben los mayores de 70 años cargar en forma desproporcionada y humillante con los costos de estos esfuerzos de reducir el contagio? Tengamos en cuenta que ese confinamiento especial a los mayores de 70 años podría prolongarse por meses y meses…

Creo que el Gobierno ha tomado estas medidas de buena fe. Y al inicio y por poco tiempo pudieron tener sentido. Pero hoy debería revocarlas, pues son discriminatorias y alimentan un peligroso imaginario social contra los adultos mayores, que son considerados crecientemente como personas sin autonomía, que para muchos ya han vivido demasiado y que por ello deben aguantarse todo lo que les impongan, sin chistar.

Posdata. Por transparencia, aclaro que con el profesor Esteban Hoyos Ceballos hemos asesorado ad honorem la tutela de la rebelión de las canas.

https://www.elespectador.com/opinion/en-defensa-de-la-rebelion-de-las-canas/

20.25.-Así es la crisis del coronavirus comparada con la de la gripe española  MARC FORTUÑO

La gripe española ha sido considerada como la epidemia de referencia del pasado siglo por lo devastadora que ha sido en número de víctimas. Es una de la epidemia de referencia de la humanidad, solo superada por la peste negra que se produjo en toda Europa entre 1348 y 1351.

15 jul 2020.- Tenemos por un lado el estudio de Patterson y Pyle (1991) que estimaron que entre 24,7 y 39,3 millones murieron a causa de la pandemia. Por otro lado, el estudio Johnson y Mueller (2002) llega a una estimación mucho más alta de 50 millones de muertes mundiales.

Son números muy abultados y más lo tenemos en cuenta con el volumen de población global fue aquel entonces. Entre 1918 y 1920 se estima que la población global era de 1.800 millones de personas. En consecuencia, la pandemia de la gripe española fue capaz de eliminar al 1% de la población global si tenemos en cuenta la estimación más conservadora o el 2,7% si tomamos como referencia la estimación más agresiva.

El momento de redactar este artículo, las muertes por COVID-19 son de 565.000 personas. Si tenemos en cuenta que la población mundial es de 7.700 millones de personas, la tasa relativa de mortalidad sobre la población global es de un 0,0072%, niveles notablemente inferiores a la gripe española.

La gripe española frente al coronavirus: Caída de la actividad pero subida de los ingresos

A pesar de que las consecuencias a nivel de mortalidad no tienen nada que ver con el impacto de la gripe española, el impacto económico estimado para este año el daño económico es perfectamente comparable con el COVID-19.

Debemos de tener en cuenta que la gripe española tendía a matar a personas de entre 20 y 30 años, población que se encontraba en sus años más productivos, mientras que la actual crisis ha tenido una especial incidencia en la tercera edad, una población apartada del entorno laboral. Además, debemos contextualizar esos años, ya que la epidemia inició su auge tras la finalización de la devastadora Primera Guerra Mundial, con las tropas retornando a sus hogares.

Para referirnos a las consecuencias económicas de la gripe española, haremos referencia al estudio «El coronavirus y la gran pandemia de gripe: lecciones de la gripe española».

El estudio apunta que la disminución económica generada fue del 6%. Curiosamente, el FMI apunta a una caída del PIB del 4,9% para este año, y específicamente en los países desarrollados la contracción económica esperada se eleva al 8%.

A pesar de que el impacto económico fue mayor en la gripe española, debemos tener en cuenta que la gripe española barrió el mundo en tres oleadas: la primera en la primavera de 1918, la segunda oleada mortal en el otoño de 1918, y una tercera oleada que afectó aún más a algunas regiones a principios de 1919.

Comparativamente, hoy por hoy podemos hablar de una primera oleada global que ha ido afectando de oriente a occidente, que hoy existen diferentes rebrotes del virus esparcidos pon los diferentes países y que Estados Unidos junto a Australia y otros países, sí están viendo una segunda oleada ya que tras invertir la curva han ido sumando nuevos casos diarios.

Como hemos comentado, existe una disparidad en los grupos de edad afectados por ambas pandemias. La actual ha tenido una incidencia importante en los mayores de 65 años, y por ello hemos podido ver una caída en el gasto destinado a las prestaciones de pensiones en los últimos meses.

La literatura económica que tenemos cita específicamente a Estados Unidos ya que era quién había desarrollado una mejor contabilidad pública para la valoración económica de su país y durante la Primera Guerra Mundial la mayoría de los gobiernos restringieron el flujo de información.

En referencia a Estados Unidos, la mortalidad por la gripe española tuvo un impacto directo positivo en los salarios del sector manufacturero. Es sencillo de entender, una disminución de la oferta de trabajadores de la industria manufacturera, como resultado de la mortalidad por la pandemia, habría tenido el efecto inicial de reducir la oferta de mano de obra en la industria manufacturera, aumentando el producto marginal de mano de obra y capital por trabajador y, por lo tanto, aumentando los salarios reales.

Por motivos diferentes, la renta personal se ha incrementado durante esta crisis. La razón que subyace a este comportamiento no es por una disminución de la mano de obra sino por el amplio apoyo gubernamental, en forma de deuda que disparará el déficit público.

Hay que hacer alguna matización. Que fallezca población en edad de trabajar es un choque estructural ya que representa un impacto para las proyecciones demográficas a largo plazo y la oferta laboral. No obstante, el actual incremento viene en forma de deuda. Se trata de un hecho que debemos de identificar como coyuntural porque muchos países contraerán déficits del 10% para sostener las economías y, obviamente, no se puede mantener indefinidamente desequilibrios presupuestarios de calibre para tratar de sujetar las economías y los salarios.

https://www.elblogsalmon.com/economia/asi-crisis-coronavirus-comparada-gripe-espanola

  • 20.24.-Desde la ventana LUIS NOÉ OCHOA
  • Riesgos del desconfinamiento MAURICIO CABRERA
  • La nueva realidadSALOMÓN KALMANOVITZ

En medio de los dramas por la pandemia algunos políticos empiezan los ataques y la polarización.

Desde la ventana’, pensaba que era el título para un poema. O para un libro, o para una columna como esta sobre qué país se ve desde ahí. No sé ustedes, queridos lectores, pero el que yo veo es un país triste, que conmueve. No han valido el trabajo, la lectura, la música, digamos la de Beethoven, para escribir, o mirar a lo lejos, aunque mi esposa cree que estoy pensando en mi Mozart y le dan violoncelos.

10 jul 2020.- No han valido tampoco pasillos instrumentales, torbellinos, bambucos, guabinas, carranguera y conciertos, porque lo que hay es desconcierto y muchos muertos día tras día. No solo por el covid-19, que ya llevaba ayer 4.714 fallecidos en este país. Solo el jueves murieron 187. Son todos los otros, los de siempre en forma violenta, o hasta por el hambre.

Desde la ventana vimos esta semana esa terrible tragedia del corregimiento de Tasajera, en el municipio de Puebloviejo, Magdalena, cuya penosa situación de desempleo, atraso, falta de servicios públicos y de vivienda digna era cuento viejo.

Hoy el país llora la muerte de 26 personas que, en medio de su pobreza y su abandono, corrieron a coger la gasolina de ese camión cisterna que el diablo había volcado. Y hay casi 40 heridos más, unos diez en condiciones críticas. Fue una evidente imprudencia. Y fue un error fatal tratar de quitar la batería, que, dicen, desató la chispa. Pero es que el hambre a veces le gana a la mesura.

Desde la ventana vimos esta semana la tragedia en Tasajera, en donde el hambre le ganó a la mesura. Hoy hay duelo y dolor infinito.

Hay duelo y dolor infinito. En Tasajera, ahí al borde la Ciénaga Grande y del mar, entre la opulencia y la miseria, hoy la tristeza corta la voz, algunas familias lloran a varios muertos y todos lamentan a todos: padres, hijos, hermanos, parientes, vecinos, amores.

Les ayudarán con los gastos fúnebres. Pero tal vez no pase mucho más. Todo se queda en que se había advertido. Aquí se sabía: el escritor y columnista de este diario Fernando Quiroz pasó por allí ‘Sin pausa, pero sin prisa’, y el 19 de agosto del año pasado escribió aquí: “Tristemente, también aparecen pronto –al cruzar el corregimiento de Tasajera, pueblo de pescadores– la desidia de las autoridades y el engaño de los políticos, que han prometido un bienestar que jamás ha llegado a la región. El espectáculo es deprimente: casas de cartón y de maderas torcidas, en las que se vive en hacinamiento y sin agua potable, decoradas con números de tarjetón y caras de políticos más grandes que las mismas ventanas…”.

O sea que por allí pasaron los políticos, diciendo: ‘No soy dipno ni apto, pero les pondré su acuedupto’. Y con sobrada energía, prometieron luz. O ‘la lu’, como se dice por allí. Y les dijeron que les iban a pavimentar las vías hacia el futuro. Y se fueron confiados en “los votos de la Costa”.

Así que la chispa que desató el fuego no es de ahora. Pero saca la chispa, indigna, que en medio de estos dramas, de una pandemia que mata y pide recursos y solidaridad, en vez de llevar ayudas, de proponer soluciones, los políticos, muchos de ellos con carpetas en la justicia, arrancan la campaña para reemplazar a Duque. Y empiezan los ataques y la polarización. Y en esto, en polarizar, son iguales Álvaro Uribe y Gustavo Petro. Mientras Colombia está de luto, Petro convoca a la desobediencia civil, a no pagar impuestos ni servicios.

¿No serán capaces de tener grandeza, de dejar la pugnacidad y, en cambio, buscar soluciones conjuntas para la pobreza, comprometerse unidos a aliviar todas la Tasajeras que hay en el país? Digamos, en el olvidado Chocó, que está a una letra del Chicó, a cuyo hospital de Quibdó, siempre en ruinas, le envían camas de segunda. Y ya las UCI están ocupadas; pilas, presidente Duque.

Pero los políticos también están muy ocupados en polarizar. Cuidado. Cambien, pues si no, un día los electores vamos a salir a votar con tapabocas.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/desde-la-ventana-columna-de-luis-noe-ochoa-516776

20.24.-Riesgos del desconfinamiento – MAURICIO CABRERA

Varios países han impuesto una segunda cuarentena cerrando playas y sitios públicos, con impacto sobre el empleo. ¿Cuál modelo debe seguir Colombia?

Todos queremos que acabe la cuarentena y el desconfinamiento. A nivel personal porque queremos volver a encontrarnos con los amigos, al trabajo normal, al deporte, la diversión y demás actividades cotidianas. En lo económico porque hay que reactivar la producción, el comercio y los servicios para salir de esta recesión y recuperar los millones de empleos perdidos.

5 jul 2020.- La gran pregunta es cómo y cuándo hacerlo para que no se acelere la expansión del virus ni se ponga en peligro la salud y la vida de la población. Lo complicado del asunto es que nadie tiene una respuesta cierta porque no se ha logrado descifrar el comportamiento de la covid-19, aunque la experiencia de otros países debe dar algunas pautas de la estrategia a seguir.

Entre los modelos de reapertura de la economía se destacan por sus diferencias, y los resultados obtenidos, el de los países europeos más afectados por la pandemia –Italia, Francia o España-, y el de los Estados Unidos.

En Italia el confinamiento total duró unos tres meses en la región norte. Ese país fue el primero que impuso una cuarentena total desde finales de febrero. A pesar de las medidas tempranas la expansión del contagio fue acelerada y solo un mes después, a finales de marzo, se llegó a tener en un día más de 6.000 casos y 900 muertos, que colapsaron el sistema de salud.

Con la cuarentena, la masificación de los test y el control epidemiológico, el número de casos nuevos empezó a descender y desde mediados de abril el número diario de recuperados empezó a ser superior al de los contagiados, y por eso los casos activos empezaron a disminuir. Sin embargo el levantamiento gradual de la cuarentena solo se hizo un mes más tarde cuando el promedio de nuevos casos era de 600 diarios, y cada día se recuperaban más de 2.000 pacientes.

La reapertura continua sin problemas. En Estados Unidos aparecieron los primeros casos en enero pero el gobierno se demoró unos dos meses para adoptar medidas de aislamiento y restricciones.

Así llegaron a principios de abril a un primer pico de unos 30.000 casos diarios, que se fue bajando lentamente hasta unos 20.000 al comenzar el mes de junio. Sin embargo el número de recuperados se mantuvo en promedio por debajo de 15.000 diarios, de manera que los casos activos siguieron aumentando, aunque si se redujo a la mitad la cantidad de muertos.

Los afanes electorales de los gobernadores republicanos llevaron a levantar las medidas de aislamiento desde finales de mayo, cuando no estaba controlado el contagio, y el resultado ha sido un nuevo pico de infectados que supera los 50.000 casos diarios, con gran presión sobre los sistemas de salud. Como resultado varios estados han impuesto una segunda cuarentena cerrando playas y sitios públicos, con el consiguiente impacto sobre el empleo.

¿Cuál modelo debemos seguir en el país? ¿Apertura temprana o cuando esté controlada la expansión del virus?

Adenda. La semana pasada señalé la tragedia de los 442 líderes sociales asesinados, y esta semana hubo otras 4 víctimas. Lo grave es que son las únicas: desde que se firmó el Acuerdo de Paz han sido asesinados en estado de indefensión 216 guerrilleros que entregaron sus armas y le apostaron a la paz. ¿Cuántos muertos más habrá antes de que el Estado haga algo efectivo para detener esa masacre?

https://www.portafolio.co/opinion/mauricio-cabrera-galvis/riesgos-del-desconfinamiento-542386

20.24.-La nueva realidadSALOMÓN KALMANOVITZ

Los desajustes provocados por la pandemia del coronavirus conducirán a unas economías nacionales más pequeñas, con desempleo enorme y desaparición o debilitamiento de sectores enteros. En América Latina se exacerba el presidencialismo y se evidencia el poco Estado, los precarios sistemas de salud y las corruptas administraciones. La incompetencia y banalidad de los presidentes Trump y Bolsonaro, su insistencia en reabrir a rajatabla sus economías, las han tornado en el epicentro de la pandemia en número de contagios y muertes.

6 jul 2020.- En México, Andrés Manuel López Obrador “pasó de resistirse a tomar medidas de confinamiento y animar a «abrazarse, nada va a pasar», a clausurar las actividades económicas no esenciales y exhortar a la población a quedarse en casa, aunque la cuarentena nunca fue obligatoria, para no afectar a los millones de trabajadores informales”, según Carlos Malamud. México sigue una trayectoria de aceleración de los contagios y no existen políticas serias para revertir la situación.

El populismo, tanto en el norte como en el sur, muestra una gran desconfianza frente a la ciencia y descalifica las recomendaciones de los epidemiólogos y expertos en salud pública. En Estados Unidos se suma a esto un libertarismo extremo que se rehúsa a mantener el distanciamiento social, portar máscaras y adoptar posturas responsables frente al prójimo. Trump es el egocentrismo radical del nacionalismo estadounidense y eso le está costando la salud de su población y la capacidad de reparar la economía.

Lo que se revela es que la economía solo se podrá recomponer cuando se alcance un punto de descenso de contagios y se estabilice la demanda sobre el sistema de salud, lo que requiere muchas pruebas y seguimiento de los casos, para aislarlos. Eso ha sucedido en Europa y en las primeras regiones afectadas de Estados Unidos (Nueva York, Nueva Jersey y Boston), mientras se incendian el sur y el oeste del continente. Países con sólidos sistemas de control social como China, Corea del Sur y Vietnam han logrado contener exitosamente la pandemia. Es paradójico que Trump identifique el virus como chino para responsabilizar al otro, mientras que China logra controlarlo y él no. Trump no tiene capacidad de liderazgo para contener la pandemia en su territorio y evade incluso hablar del tema, lo que puede terminar derrotando sus aspiraciones de reelección.

Lo que suceda con la economía estadounidense hacia futuro puede ser lo que se repita en el resto del mundo. La oficina del presupuesto del Congreso de Estados Unidos predice que tardará una década en recuperar el grado de actividad de principios de 2020. Es inconcebible que el país más desarrollado del mundo sea el líder en infectados y que su sistema de salud esté siendo desbordado por nuevos contagios y enfermos graves.

En Colombia se hizo bien la primera cuarentena estricta, que al relajarse ha perdido tracción, lo que unido a la informalidad y pobreza extrema de la población impide que se llegue pronto a la cúspide de los contagios. Las medidas posteriores han sido equívocas, torpes y manifiestan un pobre liderazgo del presidente, castigado en las encuestas. Los impúdicos funcionarios del Gobierno se creen reyezuelos que pueden abusar de sus privilegios, aprovechando la parálisis del Congreso y de la justicia, mientras en la entraña de la sociedad colombiana se multiplican la enfermedad, la pobreza, el hambre y el sufrimiento.

https://www.elespectador.com/opinion/la-nueva-realidad/

20.23.-100 días de cuarentena LUIS NOÉ OCHOA

Hay que recuperar la economía y el empleo. Pero, sobre todo, hay que recuperar la sociedad.

Llegamos a los 100 días de cuarentena, con mi cuarentona. Con Adriana, los niños y yo, como decía Pastrana el joven, recordado por la silla vacía del Caguán. Y ha pasado de todo. No con mi cuarentona, sino en Colombia. Y en el mundo. Pero pensemos en nuestro país, en el que todos los días se nos toma la temperatura, y se la toman a la salud, a la economía, al empleo, a la popularidad presidencial, que casi entra a la UCI en la última encuesta.

3 jul 2020.- Todo es distinto hoy en esta sociedad. ¿Cuándo se pensó, por ejemplo, que a los más vaciados, en “extracto bajo”, como dijo uno del 1, se hablara como en la diplomacia, de protocolo? Pero sí. Todos debemos cumplirlos. Aunque a muchos les importe un protoculo. Que los sancionen duro. Esos son los que causan más daño.

Y ahí vamos, con miedo, repitiendo telenovelas de hace 15 años, comprando en línea, con el Centro Democrático investigado y Uribe montando a caballo; en olor a alcohol, todos, casi todos, con la cara cubierta como vándalos en las protestas, con distanciamiento social, sin beso en la mejilla, sin sonrisas, y millones sin trabajo, pues en mayo el desempleo reventó el termómetro al llegar a 21,4 por ciento.

Se necesita que el Gobierno ponga el lomo, acompañado de una guarnición verde de subsidios, con aceite de Olivia, como decía Popeye el Marino. Esta industria no puede morir a fuego lento.

Esa será la tragedia nacional de los próximos meses, pues centenares de empresas, sobre todo pequeñas, cerraron, otras tantas han presentado ante la Superintendencia de Sociedades solicitud de insolvencia.

El empleo será el reto de los empresarios y el Gobierno. Por lo pronto, el Presidente ahí va, capoteando los efectos del virus, con su programa de TV Prevención y acción, a las seis. Yo creo que lo suspenderá cuando descubran la vacuna.

El covid-19 es un mal terrible. Ya amanecíamos el viernes con la cifra de 3.641 muertos por esta causa. Solo el jueves se llevó a 171 personas. Claro, se han recuperado más de 45.000.

No hemos llegado al pico, pero hay que apostarle al futuro. Por ahora, en varios renglones se está pensando en planes piloto. Se implementa un piloto para los aviones. Y otro piloto de la estufa, para los restaurantes.

Estos se están quemando. De todo mantel, en especial los de almuerzo ejecutivo y ‘corrientazo’. Pero hasta los hermanos Jorge y Mark Rausch cerraron cinco de los suyos por no poder cumplir con obligaciones laborales y pagos de arriendos. Pusieron la tabla: ‘Cerrausch’. Otro famoso, Harry Sasson, también cerró Balzac. Como vamos, se cerrará hasta el restaurante de Harry Potter. Eso es desempleo. El maldito virus ha llevado a que a los empleados de los restaurantes les pasen la carta. Triste.

Se necesita que el Gobierno ponga el lomo, acompañado de una guarnición verde de subsidios, con aceite de Olivia, como decía Popeye el Marino. Esta industria no puede morir a fuego lento. Ellos ya tienen listo, por ejemplo, un filete de res al pasillo, un bisctec con distancia social, pechuga rellena al aire libre, mi plato preferido.

Son 100 días para la historia. Y toca seguir cuidando la vida y echando pa’lante. Pero, aparte de la recuperación de diversos sectores, se requieren ‘prevención y acción’ en otros frentes. Porque en el encierro no podemos dejar de ver el otro país. Conmueve que este año vayan 121 crímenes de líderes sociales; van 113 feminicidios; cómo así, por Dios, que no es solo una niña indígena violada por militares, sino varias. No digamos que es el Ejército. No. Pero ante estos casos hay que estar firmes, y que haya justicia. Y el abuso sexual contra menores estremece. Ha bajado durante el aislamiento, pero Medicina Legal atendió 2.451 casos entre el 25 de marzo y el 23 de junio.

Hay que recuperar la economía y el empleo. Urgente. Pero también, la confianza. Sobre todo, hay que recuperar la sociedad. ¡Qué tal el reto! ¿Quién se le mide a ser el piloto del país en 2022? Lo veo.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/100-dias-de-cuarentena-columna-de-luis-noe-ochoa-514058

20.22.-La foto de lo que somosLUIS NOÉ OCHOA

Esta tragedia debe servir para pensar en un retrato de Colombia. De los momentos que nos marcan.

Patricia Plana (izquierda) y Claudia Montaña, las fotógrafas detrás del concurso. Foto: Cortesía 

Se dice que una foto vale más que mil palabras. Palabra que sí. La fotografía es, sobre todo, testimonio de un momento o de un hecho. Es una historia. O la historia. Y el fotógrafo es un comunicador nato, además de un artista.

26 jun 2020.- Yo, que he intentado muchas cosas, hasta ciclista, pero me caigo de una bicicleta estática, también estudié algo de fotografía con mi entrañable y gran profesor Nereo López, pero me quedaba movido hasta un féretro. Estaba mal enfocado.

Este preámbulo, sonámbulo, para hablar del concurso de fotografía ‘Instareto en cuarentena’, organizado por la fotógrafa Patricia Plana, junto con su colega Claudia Montaña y presentado por EL TIEMPO. Un bello y útil ejercicio en el que participaron 300 fotógrafos, profesionales y empíricos, para retratar los duros días de la encerronavirus, en este país que está como Sofía Vergara y yo, que no hemos llegado al pico.

Imagino que hay centenares de fotos del “abuelito”, como dice Duque, leyendo o repasando recuerdos. O de los niños en teleestudio, de los padres en teletrabajo. O de las tardes azules, o grises o lluviosas, que a veces deprimen en el confinamiento. Habrá muchas bellas fotos, como la ganadora, de una mujer en la ventana, jugando con su perra, que son incomparable compañía. A mí me cogieron una vez con una y hubo celos.

“Tenemos problemas que hay que atacar. Pero hay que ser positivos, bondadosos, rodear a las víctimas y educar para el respeto del otro. A ver si algún día podemos decir: ‘listos para la foto”.

Pero pensando en ello, no en la perra sino en las fotos, se me ocurre que esta tragedia que vivimos debe servir para pensar en un retrato de Colombia. De lo que somos. Fotos de esos momentos que nos marcan.

No imagina uno, por ejemplo, la foto dolorosa de aquella noche espantosa, en Risaralda, en la que siete soldados, que han podido ser protectores de una niña de la comunidad embera chamí, en cambio, la violaron. Siete, que la humillaron y la dejaron herida en el alma, de por vida. Será una foto de la brutalidad, en la que tal vez aparezca de fondo el diablo muerto de la risa.

Duele e indigna. Y no se halla explicación. Habrá que buscarla en las fotos sepia del pasado de cada uno de los agresores. Y habrá que oírlos para saber qué les pasó para pasar de héroes de mi patria, como hay miles de soldados, a posar para la foto judicial. Vamos a ver ahora el retrato de la justicia justa.

Y hablando de fotos adentro. Tampoco imagino una de las de la violencia contra la mujer, que es una epidemia. Una foto que podría parecerse al cuadro Violencia, de Alejandro Obregón. Este semestre han asesinado en Colombia a 99 mujeres. ¿Por qué? Por intolerancia, por celos posesivos, por el machismo. Es otra foto del horror.

Tantas víctimas, niñas y mujeres, llenan un triste álbum que se debería repasar todos los días para que haya conciencia, por ejemplo, entre familias y vecinos de las víctimas, pues los feminicidas, por lo general, comienzan a dar pistas con sus actos y hay que denunciarlos.

Claro, la foto de este país no solo es de dolor. Se podría también crear el concurso de lo bueno. De los seres valiosos. Está hoy el personal médico que se juega la vida por los demás. Hay madres cabeza de hogar que luchan por no dejar aguantar a sus hijos; están los campesinos laborando, así ganen o pierdan; hay maestros imaginativos que no quieren dejar de dar sus clases a pesar de muchas dificultades; están los camioneros, que siguen en largas jornadas, expuestos, trayendo y llevando alimentos; hay miles de policías y soldados que se exponen y hasta entregan su vida; hay guardabosques, líderes sociales, que no se amedrentan ante el peligro.

Tenemos problemas que hay que atacar y castigar. Pero hay que ser positivos, solidarios, bondadosos, rodear a las víctimas y educar para el respeto del otro. A ver si algún día, con menos lágrimas, todos podemos decir: “listos para la foto”.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/la-foto-de-lo-que-somos-columna-de-luis-noe-ochoa-511678

  • 20.21.-Reiniciar la economía: para satisfacer las necesidades sociales y no tan solo la búsqueda de beneficiosMICHAEL ROBERTS
  • El aumento del 12% en el gasto minorista del Reino Unido debe venir con precaución LARRY ELLIOTT

En una reciente reunión virtual del Foro Económico Mundial (FEM), el envejecido heredero de la monarquía británica, Príncipe Carlos, dialogó con la directora del FMI, Kristalina Georgieva. El discurso de Carlos de Inglaterra fue parte del evento de lanzamiento de El Gran Reinicio, un proyecto del FEM y la Iniciativa de Mercados Sostenibles del Príncipe de Gales, destinado a reconstruir el sistema económico y social para que sea más ‘sostenible’. Carlos pidió un reinicio de la economía mundial cuando la pandemia de COVID pierda virulencia.

13 jun 2020.- Creo que esta es la primera vez que estoy de acuerdo con un miembro de una ‘familia real’ en algo. Pero Carlos tiene razón, necesitamos reiniciar la economía mundial tras la pandemia, cuando la cruda realidad de la crisis sea patente.

Por supuesto, Carlos no piensa en reemplazar el modo de producción capitalista, sino simplemente que el capitalismo funcione mejor, de manera más justa y en lo que él llamó una senda de «desarrollo sostenible». Esbozó un ‘plan de cinco puntos’ escrito por sus asesores. Primero, dijo, debemos reconocer «la interdependencia de todos los seres vivos». En otras palabras, ha habido una quiebra del vínculo entre la humanidad y la naturaleza.  Carlos concuerda con el análisis de Marx y Engels de hace más de 150 años de que, con el desarrollo del modo de producción capitalista, se ha abierto una «brecha metabólica» entre los seres humanos y la naturaleza.

La búsqueda de beneficios bajo el capitalismo ha extendido la industrialización y la urbanización descontroladas a nivel mundial. La productividad del trabajo se ha disparado junto con la población mundial, pero sin tener en cuenta el medio ambiente, la naturaleza y, en particular, las especies de vida silvestre, ya sea flora o fauna. La agricultura localizada ha sido reemplazada por la agricultura industrial globalizada. Los bosques han sido talados y diezmados y la búsqueda de minerales y combustibles fósiles para la economía mundial. Esto ha llevado a los seres humanos a áreas antes remotas y cerca de patógenos que han estado en la vida silvestre durante miles de años. Estos patógenos ahora han saltado a los animales de granjas industriales y a los mercados de alimentos, contagiando a humanos que no tienen inmunidad. COVID-19 es solo uno de estos nuevos patógenos, ya que «la naturaleza contraataca».

Carlos quiere que los líderes que deciden las estrategias de la economía capitalista global reconozcan esta ‘brecha’ y encuentren formas para recuperar la armonía de la humanidad con la naturaleza en una ‘senda sostenible’. Pero ignoró la cuestión de si es posible bajo un modo de producción con fines de lucro y acumulación de capital sin límites. De hecho, Carlos «enfatizó que el sector privado será el motor de la recuperación y se sintió alentado por las promesas de los líderes empresariales de reconocer el daño al medio ambiente que resulta de una carrera sin restricciones para crecer».

En sus cinco puntos, Carlos señaló que la industrialización descontrolada del mundo utilizando combustibles fósiles como energía había producido un aumento del calentamiento global que estaba cambiando el clima del planeta a un ritmo desastrosamente rápido. Dijo que la economía mundial tenía que reiniciarse para conseguir «emisiones netas cero» lo antes posible. Pero, ¿cómo hacerlo? Según Carlos: gracias al mercado. «El poner precio al carbono puede proporcionar una vía imprescindible hacia un mercado sostenible». El hecho de que la fijación del precio del carbono, la solución de mercado para controlar las emisiones, haya fracasado claramente, como muestran muchos estudios, no fue tenido en cuenta. Si esta fuera la única solución para el calentamiento global y al cambio climático, entonces el planeta estaría condenado.

 Sin embargo, Carlos ofreció otra solución. Uno de sus cinco puntos fue que “la inversión debe reequilibrarse. Acelerar las inversiones verdes puede ofrecer oportunidades de trabajo en energía verde, la economía circular y bioeconómica, el ecoturismo y la infraestructura pública verde”. Pero, una vez más, no explicó de dónde vendría esa inversión: ¿del sector capitalista, de la industria de los combustibles fósiles? No hizo ninguna mención a tomar el control de la industria de combustibles fósiles y su eliminación gradual. En cambio, tenemos que confiar en que la ‘inversión verde’ se vuelva más rentable y cree empleos.

Y en el último de sus puntos, puso sus esperanzas en la ciencia, la tecnología y la innovación. Afirmó que el reinicio de la economía capitalista mundial en una senda sostenible podría lograrse porque «la humanidad está al borde de avances catalíticos que alterarán nuestra visión de lo que es posible y rentable en el marco de un futuro sostenible». «Posible y rentable». Todo va bien, por lo tanto.

La reciente película, Planet of the Humans, de Jeff Gibbs y Michael Moore, ha sido condenada rotundamente por sus imprecisiones y su implícito enfoque maltusiano de que el problema es que hay «demasiada gente». Pero lo que la película hace bien es mostrar que el «capitalismo verde», es decir, confiar en la industria de los combustibles fósiles y otras compañías capitalistas para desarrollar tecnologías que salven al planeta, es una farsa, un enorme espejismo. La industria de los combustibles fósiles es el principal generador de emisiones de gases de efecto invernadero y, de hecho, los ejércitos a nivel mundial son los principales usuarios. Carlos no ofreció soluciones.

El capitalismo hará poco o nada para salvar al planeta del desastre climático o recuperar la armonía de la humanidad con la naturaleza. Eso requiere una planificación global y el control público de la producción de energía y alimentos. Mariana Mazzucato, la famosa ‘economista más aterradora del mundo’, ha señalado que “Dada la naturaleza global de la economía, sin un plan de recuperación verdaderamente global, reiniciar la economía mundial sobre una base sostenible no será posible. Necesitamos políticas que no solo sean reactivas sino también estratégicas, que nos acerquen a un New Deal Verde global liderado por las inversiones. Los audaces planes para crear ciudades y regiones neutras en carbono podrían fomentar la creatividad y la innovación”.

Mazzucato argumenta que deberíamos «recordar 2020 como el año en que redescubrimos la necesidad de sistemas de salud globales fuertes y el mundo evitó una nueva depresión con un New Deal verde y una recuperación dirigida por la inversión». Desafortunadamente, Mazzucato, después de haber promovido la necesidad de que el estado tome la iniciativa y no lo deje todo al mercado, ofrece una solución basada en «partenariados» con el sector capitalista. Pero cualquier New Deal verde basado en un partenariado con la industria de combustibles fósiles fracasará.

Establecer un sistema de salud sólido que evite que la humanidad muera de futuras pandemias y proteja a los infectados, formando partenariados con grandes compañías farmacéuticas con fines de lucro y subcontratando servicios y suministros médicos a contratistas privados, ya ha demostrado ser un fracaso en esta pandemia.

Tómese el ejemplo de las grandes farmacéuticas. Hace varios años, la Comisión Europea decidió establecer un organismo de partenariado, IMI, compuesto por funcionarios de la Comisión y representantes de la Federación Europea de Industrias Farmacéuticas (EFPIA), cuyos miembros incluyen algunas de las firmas más importantes del sector, entre ellas GlaxoSmithKline , Novartis, Pfizer, Lilly y Johnson & Johnson. El IMI tenía un presupuesto de 5 mil millones de euros, la mitad dinero público y la mitad de las compañías farmacéuticas. Pero las compañías farmacéuticas controlaron esos proyectos de investigación. Rechazaron un plan de la UE para acelerar el desarrollo de vacunas para prevenir la pandemia. Decidieron no financiar proyectos con la Coalition for Epidemic Preparedness Innovations, una fundación que tiene como objetivo buscar tratamientos para las llamadas enfermedades prioritarias del plan, como Mers y Sars, ambos coronavirus.

En cambio, el IMI desarrollo proyectos que generaron beneficios para las empresas, no satisfacer las necesidades sociales. Como concluyó un informe, en lugar de «compensar los fallos del mercado» acelerando el desarrollo de medicamentos innovadores, de acuerdo con su mandato, el funcionamiento del IMI ha “priorizado los objetivos mercantiles habituales».   Para eso sirvió el partenariado público-privado.

Las 20 compañías farmacéuticas más grandes del mundo iniciaron alrededor de 400 nuevos proyectos de investigación este último año, según Bloomberg Intelligence. Alrededor de la mitad se centró en el tratamiento del cáncer, en comparación con 65 orientados a las enfermedades infecciosas. Simplemente no es rentable encontrar medicamentos para tratar enfermedades que afectan a la población en general, particularmente en los países pobres. Pero no se preocupe, la UE ahora planea gastar más miles de millones en acuerdos de compra por adelantado de posibles medicamentos y vacunas para combatir COVID-19 con las compañías farmacéuticas. Los contribuyentes pagarán todavía más dinero a las compañías para que tengan beneficios.

Sin embargo, lo que ha demostrado la pandemia es que el mercado y la inversión con fines de lucro no pueden ofrecer un sistema de salud global efectivo. Lo que se necesita en cualquier reinicio es la propiedad pública de las principales compañías farmacéuticas y una mayor inversión pública en servicios de salud de propiedad pública.

En respuesta al Príncipe Carlos, la directora del FMI, Georgieva, escribió algunas ideas para «promover una recuperación más inclusiva». Pero, como siempre, es el mismo viejo mensaje de «aumentar la igualdad de oportunidades de la gente».  Por lo tanto, la gente debería tener más oportunidades de ganar dinero pero no ningún control de la planificación de los recursos para satisfacer las necesidades sociales y la protección del planeta. Esa tarea sigue, como antes, en manos del gran capital.

Sí, dice Georgieva, necesitamos «aumentar la inversión pública en atención médica para proteger a los más vulnerables y minimizar los riesgos de futuras epidemias. También significa fortalecer las redes de seguridad social; ampliar el acceso a una educación de calidad, a agua limpia y saneamiento; e invertir en infraestructura climáticamente inteligente. Algunos países también podrían ampliar el acceso a guarderías de alta calidad, lo que puede alentar la participación femenina en la fuerza de trabajo y el crecimiento a largo plazo”. ¿Pero cómo se hace? Bueno, «mejorando la eficiencia del gasto y movilizando mayores ingresos públicos… a través de » la reforma fiscal: por ejemplo, elevando la tasa máxima del impuesto sobre la renta « y » debe haber un esfuerzo concertado para combatir los flujos ilícitos y cerrar las lagunas fiscales, tanto a nivel nacional como internacional». Pero, por supuesto, sin imponer el control de las grandes multinacionales que evaden impuestos.

Georgieva dice que necesitamos «más inversión en educación, no solo gastando más en escuelas y capacidad de aprendizaje a distancia, sino también mejorando la calidad de la educación y el acceso al aprendizaje permanente y la recapacitación». Pero, ¿cómo se logra eso sin aumentos masivos del gasto público y el fin de los subsidios a la educación privada para los ricos?

Georgieva dice que necesitamos «aprovechar el poder de la tecnología financiera» para que llegue a todos. Se refiere a la banca principalmente. Pero la tecnología también se puede aplicar para garantizar que todos tengan acceso gratuito a Internet en el punto de uso. ¿Cómo se logra eso, sin la propiedad pública de las principales compañías de telecomunicaciones y redes sociales, así como de los propios bancos?

La directora del FMI habla de coordinación mundial para reiniciar la economía. Pero esa coordinación ha sido lamentablemente inexistente a la hora de hacer frente a la pandemia. Porque depende de gobiernos nacionales vinculados a los intereses de sus propios sectores capitalistas y porque la coordinación ha dependido del mercado, no de la satisfacción de las necesidades social.

El gran capital se prepara para «volver a la normalidad», aumentando la rentabilidad del capital mediante despidos, bajando los salarios e introduciendo robots y la automatización para reemplazar el trabajo vivo. Pero no se puede reiniciar la economía mundial «volviendo a la normalidad», es decir, con el beneficio privado como motor de la inversión, la producción, el empleo, la salud y la protección del planeta.

¿Qué implicaría un reinicio de la economía basado en la satisfacción de las necesidades sociales? Algunas sugerencias.

Necesitamos un plan global para el pleno empleo, con empleos para todos con un salario digno. Las pensiones y prestaciones para aquellos que no pueden trabajar deben aumentarse hasta suponer al menos dos tercios del salario medio.

Necesitamos una inversión pública sustancial en infraestructura y servicios públicos como salud, educación, vivienda y comunicaciones. Tal reorientación de la inversión pronto podría hacer que gran parte de estos servicios fuesen gratuitos en el punto de uso a nivel mundial.

Y debe ser una inversión en armonía con la naturaleza y el planeta. La industria de los combustibles fósiles debe ser eliminada, al igual que el tabaco y los ejércitos. Existe la tecnología necesaria para ello, lo que falta es que el poder económico y político este en manos de instituciones democráticas en lugar del gran capital y sus representantes, que parlotean sobre la ‘inclusión’ y el ‘crecimiento sostenible’.

Sí, debemos cancelar las deudas de los países más pobres explotados por las multinacionales de los países imperialistas. Sí, debemos terminar con los paraísos fiscales para los ricos y poderosos. Sí, debemos reintroducir una tributación progresiva adecuada (una de las primeras exigencias del Manifiesto Comunista en 1848) para reducir la desigualdad.

Pero nada de esto será posible sin la propiedad pública de las principales instituciones financieras y de las multinacionales para que el mundo pueda planificar mediante organizaciones democráticas para satisfacer las necesidades sociales, no para el beneficio de los pocos propietarios del capital.

Eso es lo que debería significar “reiniciar la economía”.

https://www.sinpermiso.info/textos/reiniciar-la-economia-para-satisfacer-las-necesidades-sociales-no-la-busqueda-de-beneficios 

20.21.-El aumento del 12% en el gasto minorista del Reino Unido debe venir con precauciónLARRY ELLIOTT

Jump parece coherente con la idea de recuperación económica en forma de V, pero es demasiado pronto para decir

Los volúmenes de ventas minoristas en los tres meses hasta mayo fueron un 14% más bajo que en los tres meses hasta febrero, el último período en que el gasto no se vio afectado por la pandemia. Fotografía: Tolga Akmen / AFP / Getty Images 

A primera vista, el aumento del 12% en el gasto minorista del mes pasado se ajusta a la noción de que la economía se recuperará rápidamente de Covid-19 una vez que se eliminen por completo las restricciones de bloqueo.

19 jun 2020.- El aumento de mayo se produjo incluso antes de que se permitiera que las tiendas no esenciales comenzaran a comercializarse en algunas partes del Reino Unido el 15 de junio, por lo que el aumento parece ser coherente con la idea de una recuperación en forma de V: una caída inicial a medida que el país entró en cierre a finales Marzo; una caída del 18% en abril, cuando la cuarentena fue más intensa; luego un repunte mucho más fuerte de lo esperado en mayo.

Sin embargo, hay razones para ser un poco cauteloso. Para empezar, los volúmenes de ventas minoristas en los tres meses hasta mayo, una mejor guía de la tendencia, todavía eran un 14% más bajo que en los tres meses hasta febrero, el último período en el que el gasto no se vio afectado por la pandemia.

Las ventas minoristas representan solo alrededor de un tercio del gasto total del consumidor

Tampoco deben confundirse las ventas minoristas con el gasto del consumidor. Las ventas minoristas son los bienes que las personas compran, ya sea en las tiendas o en línea. El gasto del consumidor incluye servicios como comer en restaurantes o alojarse en hoteles, y esos pedazos de la economía permanecen cerrados.

Las ventas minoristas representan solo alrededor de un tercio del gasto total del consumidor y, como señala Samuel Tombs de Pantheon Consulting, cada posibilidad de que parte del dinero que se hubiera gastado en servicios se haya gastado en productos minoristas. Él da el ejemplo de las personas que usan el dinero ahorrado de las membresías de gimnasios para comprar equipos de ejercicios.

Las tensiones en la economía fueron subrayadas por cifras oficiales separadas para el endeudamiento público, que fue un récord de £ 55 mil millones en mayo como resultado del impacto de doble filo del bloqueo. El gobierno se ve privado de los ingresos fiscales al mismo tiempo que paga hasta el 80% de los salarios de los que están exentos.

Al tomar prestados más de £ 100 mil millones en los primeros dos meses del año financiero 2020-21, el Reino Unido está aumentando rápidamente su deuda nacional: la suma de todos los déficits y los excedentes presupuestarios algo más raros, con el tiempo. Como parte de la economía, la deuda nacional ha subido por encima del 100% por primera vez desde principios de 1963, el año del escándalo Profumo y la Beatlemania.

En aquel entonces, por supuesto, el índice de endeudamiento descendía de los niveles mucho más altos causados ​​por los préstamos durante la segunda guerra mundial. Los niveles récord de endeudamiento en tiempos de paz y un índice de endeudamiento creciente hacen que el tesoro se sienta incómodo, razón por la cual el plan de licencia se está reduciendo desde principios de agosto y finalizará en octubre.

La gran incógnita es si los hogares continuarán gastando a medida que se eliminen los subsidios salariales y el desempleo continúe aumentando. Si lo hacen, las posibilidades de una recesión en forma de V mejorarán enormemente, pero es prematuro decir que lo harán. 

https://www.theguardian.com/business/2020/jun/19/the-12-per-cent-rise-in-uk-retail-spending-should-come-with-note-of-caution-coronavirus

  • 20.20.-Escritora J.K. Rowling revela que fue víctima de violencia de género RAFA DE MIGUEL
  • En la plaza de toros cabemos todos – LUIS NOÉ OCHOA

La escritora entra de lleno en el debate que enfrenta a un sector del feminismo con el movimiento trans

La esCritora J.K. Rowling, en una foto promocional de una de sus novelas CARLO ALLEGRI / REUTERS

La escritora británica J.K. Rowling (54 años) ha utilizado su blog personal para revelar, en un largo artículo, los abusos y violencia que sufrió durante su primer matrimonio. La razón para contarlo ahora, ha explicado, reside en la avalancha de críticas y comentarios hirientes que ha recibido en las redes sociales por haber entrado en uno de los debates políticos más agrios, y a la vez más lleno de matices, que vive el Reino Unido: el enfrentamiento entre una parte del feminismo y el movimiento trans en torno a la identidad de género y la idea de “mujer” como realidad biológica con consecuencias jurídicas.

11 jun 2020.- “Me niego a bajar la cabeza ante un movimiento que, según creo, está haciendo un daño demostrable a la hora de erosionar [el concepto] de ‘mujer’ como clase política y biológica, y ofreciendo como nunca de este modo cobertura a depredadores”, asegura la autora en un texto complejo y muy reflexionado que ha avivado la polémica.

Es al final del artículo cuando Rowling cuenta la razón, no única pero sí según ella definitiva, que le ha empujado a entrar de lleno en el debate: “Llevo 20 años bajo la mirada pública y nunca había hablado abiertamente sobre el hecho de que soy una superviviente de la violencia sexual y doméstica. No es porque me avergüence de lo que me ocurrió, sino porque es algo muy traumático de recordar y revivir. Quería proteger además a mi hija, fruto de ese primer matrimonio. No quería reclamar la propiedad única de una historia que también le pertenece a ella. Hace poco, sin embargo, le pregunté cómo se sentiría si contara esa parte de mi vida y me animó a hacerlo”, explica.

La escritora llega a esta decisión, cuenta, después de haber sufrido durante meses acusaciones de transfóbica, que le llevaron durante un tiempo a abandonar las redes sociales, pero que resurgieron el pasado fin de semana cuando volvió a publicar comentarios en Twitter. La plataforma de medios volcados en la ayuda al desarrollo Devex publicó un artículo de opinión en su página web titulado Cómo crear un mundo más igualitario post covid-19 para las personas que menstrúan. Rowling respondió con un tuit que pretendía ser irónico, pero revelaba el fondo de su crítica principal: “Gente que menstrúa. Estoy segura de que hay una palabra para definir a esa gente. Que alguien me eche una mano. ¿Mojur? ¿Majer? ¿Mijar? (Wumben, wimpund, woomund?, en el original en inglés)». No tardaron en llegar las respuestas, en muchos casos de un tono agresivo. Y gran parte de ellas incluían un término poco conocido para todos aquellos ajenos a esta polémica, a pesar de estar viva desde hace ya años: TERF, las siglas para Feminista Radical Trans-Excluyente.

“Ejemplos de las llamadas TERF incluyen desde la madre de un menor gay que teme que su hijo quiera ‘transicionar’ (como se denomina a la decisión de cambiar de identidad de género) para escapar de los acosos homofóbicos a la señora mayor completamente antifeminista que promete no volver a poner un pie en los almacenes Marks & Spencer porque van a permitir que cualquier hombre que se defina a sí mismo como mujer pueda entrar en los probadores femeninos”, dice Rowling en su texto.

No es, sin embargo, la anécdota de los probadores la principal preocupación de la autora, aunque recurra a ella en varias ocasiones en su texto. Rowling se pone del lado de aquellas feministas que muestran respeto y solidaridad con el movimiento trans pero se niegan a que desaparezca la realidad biológica del hecho de ser mujer. “He leído todos los argumentos que defienden que la feminidad no reside en un cuerpo con sexo, y los que afirman que no todas las mujeres biológicas comparten las mismas experiencias, y los encuentro profundamente misóginos y regresivos. Es evidente que uno de los objetivos que se pretende al negar la importancia de la condición sexual es borrar lo que algunos ven como la idea cruelmente segregacionista de que las mujeres tengan su propia realidad biológica, o —igual de amenazante— de que tengan una realidad unificadora que les convierte en una clase política coherente”, afirma.

La notoriedad pública de la autora de la saga de Harry Potter, que se ha demostrado en sus críticas a Donald Trump o en su lucha contra el Brexit, conlleva también el riesgo de que las reacciones a sus palabras sean más destacadas por la anécdota de los protagonistas que por los argumentos en discusión. La prensa británica reflejó enseguida que las primeras respuestas a los comentarios de la escritora procedieron del actor Daniel Radcliffe o de Emma Watson, dos de los principales protagonistas de las películas del aprendiz de mago. “Rowling ha sido claramente responsable del curso que ha tomado mi vida…y como ser humano me veo obligado a reconocerlo en este momento (…) Pero las mujeres transgénero son mujeres. Cualquier afirmación contraria elimina la identidad y dignidad de las personas transgénero y va en contra de la opinión de muchas asociaciones de profesionales de la salud que cuentan con mucha más experiencia en la materia de la que podamos tener Jo [Rowling] o yo”, ha dicho Radcliffe en un comunicado público. “Las personas trans son lo que dicen que son y merecen vivir su vida sin ser permanentemente cuestionadas o sin que se les diga que no son lo que dicen ser”, ha publicado Watson.

Las reflexiones de la escritora revelan la complejidad y las trampas de un debate en el que, mientras una de las partes atribuye a la otra la culpa moral de dar la espalda a una realidad (el sufrimiento de muchas personas trans), la otra se resiste a dar cabida en su causa a una visión que considera ficticia y distorsionadora. “Quiero seguridad para las mujeres trans”, afirma Rowling, “pero no quiero que la pierdan las que han nacido niñas o mujeres. Cuando abres las puertas de los baños o de los probadores a cualquier hombre que se siente o se cree mujer —y, como ya he dicho, los certificados de confirmación de género ya no requieren de un tratamiento hormonal previo o de cirugía—, abres la puerta a cualquier hombre que desee entrar. Es la simple verdad”, afirma. Las respuestas provocadas por su texto sugieren que no es tan simple.

https://elpais.com/sociedad/2020-06-11/jk-rowling-revela-que-fue-victima-de-violencia-de-genero.html

20.20.-En la plaza de toros cabemos todos – LUIS NOÉ OCHOA

Antes que reducir corridas, pensemos en los diez mil habitantes de la calle que torean el hambre.

Yo sé que me van a decir viejo…, y unos adjetivos. No me molesta, aunque yo aún bailo carranga y rock and roll. “Or the Colombian, merecumbé, you like baby… very, very, very well”. Pero, al toro por los cuernos: esta semana, el Concejo de Bogotá, de esta ciudad llena de problemas y urgencias, embistió contra los taurinos.

12 jun 2020.- Aprobaron un proyecto de acuerdo, liderado por la concejal animalista Andrea Padilla, para desestimular las corridas de toros en la plaza de Santamaría. Al final, contra novilleros, toreros, ganaderos, el turismo y toda la cadena de empleos que se desprenden del toreo, hoy cuando más se necesita crear y sostener la empresa.

A quienes nos quitamos el sombrero al oír un pasodoble: El gato montés, Manolete, En el mundo, Tercio de quites, España cañí, nos pusieron a sonar ‘Concejo cañó’. Yo, que me ponía el traje de luces para ir a comprar un kilo de carne, respeto profundamente a los antitaurinos, porque es un derecho sagrado ser o no ser, pero pido lo mismo.

Me desilusionó el Concejo, pues se extralimitaron, quisieron matar el toro en el caballo. No les corresponde a ellos legislar sobre la tradición o sobre el reglamento taurino, que son ley de la República y están autorizados por la Corte Constitucional, que catalogó este arte como una actividad con arraigo cultural. Hacerlo es como si de golpe a un concejal no le gusta el fútbol y arma un proyecto de acuerdo que diga que solo se pueden jugar dos fechas al mes en El Campín y quedan prohibidos los penaltis porque ‘fusilan’ al arquero.

Y se podría, queridos concejales, pensar en utilizar mejor la bella plaza de toros. Este es un patrimonio arquitectónico mal usado, y allí cabemos todos, sin asfixiarnos unos a otros.

No, estimados concejales. Detrás del toreo hay una tradición y unos derechos: a la profesión, al trabajo, a la libre empresa, al entretenimiento. Tal vez un día se transforme la fiesta o se acabe, pero así, bajo el odioso prohibicionismo, no es.

En Bogotá, más después de esta pandemia, que nos tiene oliendo más a alcohol que a loción, y dejará tantas angustias, los invitó a hacer proyectos de acuerdo, por ejemplo, sobre los habitantes de la calle, que viven todos los días, sin muleta torera, haciéndoles el quite a miles de agresiones. Son unos 10.000, según el censo. Les pegan, les queman sus cambuches y zorras –legislen que no se pueden quemar zorras–, los están estigmatizando porque los intolerantes dicen que propagan el coronavirus, cuando, si unos pocos lo tienen, su mayor contagio es de ‘abandonavirus’ social.

En ese mundo triste y miserable hay enfermedad mental, vicio y mafias que los explotan por esa condición. Y hay personas que tocan no pasodobles, sino fondo, por abandono y violencia intrafamiliar, por las consecuencias de la droga y muchas causas más. Pero son seres humanos, a los que no podemos ponerles la rodilla en la nuca. Cifras de Medicina Legal decían que en 10 años, 2007 a 2017, habían asesinado a más de 3.500.

Hay que pensar en ellos antes que en reducir corridas. Corridas que producen dinero para lo social. Cada temporada le deja al Distrito unos mil millones de pesos, que van para parques y recreación, pero se podrían dirigir para que Integración Social atienda más habitantes de la calle. Integración tiene hoy a 1.200 en sus 11 unidades. Una bella labor que merece oreja. Carne de los toros de lidia, después de cada tarde, podría servir para darles de comer a los que estiran la mano toreando el hambre todos los días en las calles.

Y se podría, queridos concejales, pensar en utilizar mejor la bella plaza de toros. ¿Qué se está haciendo con ella el resto de los domingos, excepto seis u ocho corridas? Allí puede haber exposiciones culturales, puede ser escenario para labores sociales, pues antes que recortar, hoy se necesita producir fondos. La plaza es un patrimonio arquitectónico mal usado, y allí cabemos todos, sin asfixiarnos unos a otros. ¡Y olé!

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/en-la-plaza-cabemos-todos-luis-noe-ochoa-506386 

  • 19.20.-La verdad de lo que está pasando con el coronavirus en Cartagena y el país, con la ley 100 a cuestas JUAN GOSSAIN
  • Justicia con el campesino –LUIS NOÉ OCHOA

La ciudad tiene una de las tasas de contagio por covid-19 más altas del país. Aquí algunas razones.

Cartagena tiene un 60 por ciento de trabajadores informales que necesitan salir para buscar su sustento. Foto: Ricardo Maldonado. EFE

Al amanecer del sábado 23 de mayo prendí el computador para buscar las noticias. Entonces vi que este periódico abría su edición electrónica, en todo lo alto y ancho de su primera página, con un llamativo titular de letras blancas sobre fondo rojo: ‘¿cómo y cuándo se disparó el coronavirus en Cartagena?’.

Confieso que en ese momento sentí que me estaban haciendo un desafío para encontrarle respuesta a esa pregunta. Desafío doble, además, en mi condición de periodista y de residente en Cartagena.

Seguí adelante, revisando las noticias, y encontré que la prensa de todo el país, con una alarma ampliamente justificada, se preguntaba por qué Cartagena, teniendo en cuenta la cantidad de habitantes, es la ciudad colombiana con un mayor número de contagios a causa de la peste que nos tiene acorralados.

Entonces sentí que el desafío se me estaba creciendo y resolví ponerme a averiguar cuáles son las causas reales y auténticas de esa tragedia, sin artimañas politiqueras para esconder la verdad ni para disimularla.

De indisciplina al rebusque

Por estos días abundan, no solo en los periódicos y la televisión locales de Cartagena, sino en los de todo el país, las fotografías del gentío en tumultos y aglomeraciones en las calles de la ciudad, en el mercado público, jugando dominó en las esquinas, a pesar de tantas advertencias para que las familias permanezcan en sus casas.

Me duele mucho tener que admitirlo, pero esa indisciplina social existe en Cartagena y en buena parte es culpable de la situación. Pero no es solo eso. Hay una causa peor. La pobreza en esta ciudad es agobiante. Con decirles que el 60 por ciento de los trabajadores cartageneros son informales, no tienen un contrato, viven de lo que puedan conseguir en la calle. Es lo que ellos mismos llaman “el rebusque”.

Con virus o sin virus, por desgracia, tienen que salir cada día a ganarse el almuerzo para sus hijos, a ver dónde cargan un bulto o a qué turista le llevan la maleta. “Si no salgo a rebuscarme, mis hijos no comen”. Es a ellos a quienes agarra el virus en la mitad de la calle.

Como dicen los campesinos del Caribe, “el hambre del pobre no es de un solo día”. Y no es por amargarles la vida a ustedes, los lectores, sino por hablar de la cruda realidad que nos espera: si antes de la peste esas personas no tenían empleo, imagínense cómo será después de la peste.

“Quiero hacerles mi propio desafío al Gobierno, a los empresarios de la salud, al sistema político que nos gobierna, a la prensa y a todo el mundo: que nos digan la verdad completa”

¿Y las pruebas del virus?

Mezclando esos dos motivos, el desorden social por un lado y las asechanzas del hambre por el otro, apenas empezó la pandemia se crecieron en Cartagena las cifras de contagiados. Cada día son mayores. Y la cantidad de muertos es aterradora.

(Lea: Así van los contagios y muertes por covid-19 en cada departamento)

Por eso fue que, el 8 de abril, la alcaldía firmó un contrato con una empresa barranquillera, por 725 millones de pesos, para que hicieran pruebas rápidas a diez mil cartageneros en un plazo de treinta días.

Hubo protestas y escándalo porque los expertos consideraron que el sobrecosto era descomunal. Pero eso no fue lo peor. Lo peor es que pasaron los treinta días de plazo. Pasaron cuarenta. Han pasado ya 50 días –mientras escribo estas líneas– y las pruebas médicas no aparecen por ninguna parte. La plata tampoco.

Ante esa intolerable situación, el procurador provincial de Cartagena, Guidobaldo Flórez Restrepo, le envió un oficio urgente al alcalde pidiéndole explicaciones de lo que estaba pasando. La Oficina Jurídica de la alcaldía le respondió y, entonces, el procurador general de la Nación, Fernando Carrillo, publicó en las redes sociales un mensaje que dice: “En respuesta a los requerimientos de la Procuraduría General, Alcaldía de Cartagena informa que inició proceso administrativo por el presunto incumplimiento en el contrato de las pruebas rápidas”. ¿Presunto?

Clínicas y hospitales

Seguí avanzando en la búsqueda de la verdad, sacándoles el cuerpo a los caminos torcidos, las falsedades y las emboscadas. Me metí en la interminable tarea de averiguar qué es lo que pasa en clínicas y hospitales. En términos concretos: me metí en ese laberinto sombrío del sistema de salud.

El país entero recuerda lo que pasó el 8 de marzo. Era domingo, para ser exactos, y ese día se dio la primera hospitalización de un paciente al que se le diagnosticó covid-19 en Colombia, en la clínica Medihelp de Cartagena. Era una viajera británica de 84 años que había llegado a la ciudad navegando en un crucero.

Veintitrés días después, recuperada por completo gracias al servicio médico, la señora pudo regresar a su tierra. El país entero, y buena parte del mundo, vieron las imágenes de su salida de la clínica, en una silla de ruedas, en medio de sonrisas felices y aplausos a los médicos, a las enfermeras, a sus ayudantes, a todos los empleados.

No hubo el más mínimo inconveniente financiero porque la señora pagó todos sus gastos hospitalarios con un seguro de salud inglés, que se hizo efectivo en el acto. Que si hubiera sido con el seguro de una compañía colombiana…

“Estamos afrontando la peor crisis de nuestra historia por cuenta de una cartera asfixiada de deudas que no pagan las empresas de salud ni el Gobierno”

‘De héroes a víctimas’

Ahora me pongo a conversar con el doctor Roberto Carlos Galván, director administrativo y comercial de la misma Medihelp, que es médico pero también se graduó de abogado y, además, de administrador en salud. Ni siquiera han pasado dos meses desde el caso de la dama inglesa y ya se apagaron los vítores, las aclamaciones, el júbilo.

(Además: En vivo: así va la curva del coronavirus en Colombia)

–Es que pasamos de héroes a víctimas –dice él, adolorido–. Hoy estamos enfrentados, otra vez, a un mal peor que el coronavirus. Ese mal nació gemelo con el sistema de salud colombiano creado por la Ley 100, hace treinta años. Ese mal es la corrupción, la inoperancia y la desidia gubernamental.

El doctor Galván me explica que, en este momento, y en el caso concreto de Medihelp, “estamos afrontando la peor crisis de nuestra historia por cuenta de una cartera asfixiada de deudas que no pagan las empresas de salud ni el Gobierno. Esas deudas eternas superan ya la tercera parte de nuestro ingreso anual”.

Miren esta cifra, pero mírenla con cuidado: en el solo caso de Medihelp, “nuestras pérdidas superan ya las utilidades de los años 2018 y 2019 juntos”.

Los sobrecostos

Y, como si fuera poco, a los hospitales se les vino encima la especulación con precios y sobrecostos.

–Apenas se presentó la pandemia –agrega el doctor Galván–, empezaron los abusos con los precios no solo de víveres y elementos hospitalarios de aseo, sino también con los protectores que necesita el personal que está en contacto con los pacientes. Empresas sin escrúpulos acapararon esos elementos, les subieron los precios y, como si fuera poco, nos exigieron pagos anticipados.

Le pido a Galván que, para ilustrar a los lectores, me ponga algunos ejemplos de lo que está diciendo. En seguida lo hace:

–Un tapabocas del tipo N95, que el año pasado costaba entre 6.000 y 8.000 pesos, pasó a costar 23.000 pesos. Subió el 300 por ciento en dos meses. Y solo lo vendían a quien comprara más de dos mil unidades y las pagara por adelantado. Eso sigue ocurriendo sin que el Gobierno Nacional haya sido capaz de controlar semejantes abusos.
Llegó, como era natural, el momento en que tuve que hacerme esta pregunta: si eso es con una sola clínica, ¿cómo será la situación de todos los centros hospitalarios? ¿Cuánto les estarán debiendo? ¿Desde cuándo?

Las deudas infinitas

Con la ayuda de varios especialistas, a quienes les quedaré agradecido de por vida, logré reconstruir una lista horrenda, inconcebible, increíble. Los invito a este paseo por el infierno.

En un balance de cuentas hasta el 30 de abril pasado, aparecen 128 deudores que les deben a los hospitales y clínicas de Cartagena la suma exacta de $334.065’390.744. Tal como lo ven: más de 334.000 millones de pesos.

¿Cómo puede sobrevivir así un hospital? ¿Cómo hace para comprar tapabocas y antibióticos? ¿Y para pagarles a médicos y empleados?

En esa lista de deudores, la mayoría de los cuales ha incumplido ya sus fechas de pago, volviéndose largamente morosos, hay de todo lo que usted quiera: empresas de salud, gobernaciones y alcaldías, municipios y departamentos, secretarías de Salud, compañías de seguros. La sola gobernación del propio Bolívar, cuya capital es Cartagena, les debe 17.500 millones.

Mayor y menor

El deudor más grande que aparece en esa lista interminable es Coomeva, que debe a clínicas cartageneras nada menos que 41.300 millones de pesos. Y, como hecho bien curioso, no resisto las ganas de incluir al último de todos: es la Secretaría de Salud Departamental de Arauca, con una deuda de 3.362 pesos. Tres mil pesos, Virgen Santísima, por cuenta de Arauca, que queda al otro costado del país. ¿Cuándo van a pagar? Nadie lo sabe.

–Aunque parezca increíble –anota el médico Galván–, lo más insólito de esta situación no es la deuda en sí; lo más grave es que nadie sabe con exactitud, ni siquiera el Gobierno Nacional, cuánto es la suma exacta que le deben al sistema hospitalario en todo el país.

Una investigación que acaba de terminar la Asociación Nacional de Empresarios (Andi) revela que a sus clínicas afiliadas en Colombia entera les deben 2,4 billones de pesos. Billones. Pero por fuera de esa cifra quedan los hospitales públicos y los que, siendo privados, no están afiliados a la Andi. De modo que ni siquiera se conoce una cifra con exactitud.

Epílogo

Bueno, ya vimos que los números no mienten. ¿Qué es lo que más nos contagia, el virus o la corrupción?

Antes de ponerle punto final a esta crónica, y así como yo me sentí desafiado a averiguar qué es lo que está pasando, a nombre no solo de todo el pueblo cartagenero, sino de todo el pueblo colombiano, yo quiero hacerles mi propio desafío al Gobierno, a los empresarios de la salud, al sistema político que nos gobierna, a la prensa y a todo el mundo: que nos digan la verdad completa.

No más mentiras, por Dios. No más engaños al país. Queremos la verdad absoluta y entera. Tenemos derecho a ella.

JUAN GOSSAIN ESPECIAL PARA EL TIEMPO

https://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/coronavirus-en-cartagena-por-que-hay-tantos-casos-de-covid-19-y-contagios-501406

19.20.-Justicia con el campesino – LUIS NOÉ OCHOA

El campesino ha sido víctima de todo y aún produce. Es hora de pagarle. El Estado debe ir al campo.

Hace unos años, cuando el Gobierno y los gobernadores y los alcaldes pensaban un poco más en los campesinos, el de mañana era un día distinto en el campo y en los pueblos: Día del Campesino.

5 jun 2020.- Si se podía, camisa nueva, bigote despuntado, ellos y ellas se iban al pueblo. En algunos había ‘ternura’ a la llanera gratis en el parque principal. Y se gozaba con los bandoleros –los de bandola, no los bandidoleros– y con los tipleros. “Y échele chicha, misiá Poviana, eche chicha a la caja del cuerpo…”.

Y a veces había vara de premios y rifas de herramientas. No era mucho, pero los labriegos sentían que los tenían en cuenta. ‘¡Ah tiempos aquellos!’, dirán hoy los viejos encerrados, muchos venidos de nuestro bello campo.

Ahora, pocos se acuerdan del campesino en esta fecha. En el editorial de este diario del pasado 2 de junio se habla de que el 11 por ciento de los colombianos, según el Dane, están en el sector rural. Gente buena, sencilla, que labora de sol a sol para producir, así sea a pérdida, y enviar lo que a nuestra mesa llega. Muchas gracias.

Como me dijo un amigo en Boyacá, con las papas en la mano, al Gobierno le importa un cubio, y deja que nos den en las hibias. Claro, fue muy importante que Juan Manuel Santos no solo firmara la paz, sino que incluyera el tema de la Reforma Rural Integral en el acuerdo, que ha tenido desarrollos. El plan de vivienda rural fue otro gran logro. En justicia, Santos trabajó por el campo.

“Claro, fue muy importante que Juan Manuel Santos no solo firmara la paz, sino que incluyera el tema de la Reforma Rural Integral en el acuerdo, que ha tenido desarrollos”.

Y este gobierno implementó el programa ‘Cosecha, vende a la fija’. Pero, a la fija, es insuficiente. Como dijo el editorial, faltan buenas vías para sacar los productos. Y falta asistencia técnica, que se puede tener en las mismas escuelas rurales, donde se capacite a los bachilleres. Pero como que ya no se dan clases de agropecuaria. Qué bien que haya llegado el inglés, pero también se debe aprender cómo se hace empresa con chicken, fish, coffee, potato…

Y llevar tecnología y salud. Porque hay regiones donde muchos campesinos se van enfermos al médico y, ya sea por la distancia o los trámites, terminan atendidos por san Pedro.

Después de esta pandemia necesitamos un campo fortalecido, con créditos blandos, como dicen los líderes comiéndose una carne a la carbonara, barata en el campo y aquí tan cara; un campo ojalá ‘orgásmico’, como dijo un mayordomo, es decir, sin químicos, rentable, atractivo, donde no solo coma gallina el gallo, sino la gente pobre.

El campesino ha sido víctima de todo. Desplazado, explotado, extorsionado, puesto como escudo. Y aún produce. Es hora de pagarle. El Estado debe ir al campo para que el campesino no se venga a la ciudad, ese es el lema. Solo así habrá paz. Hagan una encuesta de quiénes son la mayoría de vendedores ambulantes; quiénes están en el sector informal, tan mal, y en las zonas más deprimidas de las ciudades.

¿Se imaginan en un futuro cercano, cuando el mundo necesitará comida sana, una Colombia con un sector agropecuario pujante? Pero no porque el campesino puje para sobrevivir, sino equitativo, donde el agro ingreso seguro no sea para unos pocos.

Se requieren insumos a precios justos. Y evitar la intermediación. Los intermediarios no pueden imponer los precios. Es una humillación y una injusticia que el que más duro trabaja sea el que no gana, porque cuando el producto llega al consumidor final ya ha pasado por cinco manos. Se tienen que construir centros de acopio para muchos productos, como se hace con el café. El futuro del país está en el campo.

“Buenos días, campesino, buenos días / dondequiera que te encuentres, aquí va / mi saludo y mi deseo por que la vida / te conceda todo lo que tú me das”. Es un himno del maestro Jorge Velosa y debe sonar mañana en todas las veredas del país. Dios les pague.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/justicia-con-el-campesino-columna-de-luis-noe-ochoa-503836

  • 18.20.-Estado y distribución – EDUARDO SARMIENTO
  • Pandemia, desigualdad y redistribución – RODRIGO UPRIMNY
  • ¿Como vamos, vamos bien? LUIS NOÉ OCHOA

Las publicaciones internacionales, que durante años presentaron el libre mercado como el final de los tiempos, como la revista The Economist, ante el pánico y la incertidumbre del coronavirus proclaman que las economías deben pasar a organizaciones más reguladas por el Estado. En el fondo reconocen que se equivocaron cuando propiciaron la globalización como la mejor forma de articular las economías. Sin embargo, los planteamientos no profundizan sobre los detalles del diagnóstico y la solución. El gran desafío es cómo pasar del modelo actual a otro que garantice la mejor conciliación del crecimiento y la equidad.

30 may 2020.-En esta columna, en varios libros y en la docencia durante 30 años sostuve que el libre mercado no conduce al crecimiento sostenible y la reducción de las desigualdades. La posición se reafirma en el último libro publicado en febrero, Teorías de crecimiento y distribución para una nueva era, y se verifica en el panorama nacional y mundial enrarecido por la crisis del coronavirus.

También se muestra cómo los choques estructurales que bajan el crecimiento económico generan estímulos de mercado que elevan los ingresos de los sectores altos y reducen los de los sectores menos favorecidos. Así ocurrió con la globalización. La liberación de los mercados y las privatizaciones adoptadas para estimular el crecimiento deterioraron la distribución del ingreso en América Latina a todos los niveles. En cambio en Europa se contrarrestaron con el estado de bienestar y en los países del sudeste asiático con las estructuras productivas complejas de alta productividad del trabajo.

Ahora se repite la historia con el coronavirus. Las acciones para enfrentarlo, en particular la cuarentena, provocaron un desplome generalizado de la economía. En los primeros 15 días se vio que el expediente ocasionaría una caída del producto nacional del 10 % con respecto a la tendencia histórica, la pérdida del 15 % del empleo y la elevación de los índices de pobreza e inequidad. Los gobiernos se vieron comprometidos en cuantiosos subsidios para moderar el impacto sobre los sectores más vulnerables que dispararon los déficits fiscales y redujeron el ahorro. El balance interno entre la inversión y el ahorro se quebró, y amenaza con extender la caída del crecimiento y el deterioro de la distribución a la próxima década. La solución solo se puede lograr con una mayor presencia del Estado para financiar parte del déficit fiscal con emisión monetaria. El exceso de oferta sobre la demanda de dinero mantendría la inversión por encima del ahorro.

La fórmula se aparta de las concepciones dominantes, como la Escuela de Chicago, que sostienen que el mercado monetario está en equilibrio y el dinero solo produce inflación. La versión ha sido controvertida en los últimos años. Desde la recesión de 2008 se observó que los bancos centrales están en capacidad de movilizar el dinero para impulsar la producción y el empleo.

En el libro se señala, además, que uno de los grandes desaciertos de la ciencia económica estuvo en el desconocimiento del vínculo entre la distribución del ingreso y el crecimiento económico. La falsa teoría propició modelos de crecimiento económico que deterioran la distribución del ingreso, como es el caso de Colombia, que aparece entre las 10 naciones más inequitativas del planeta.

La conciliación del conflicto entre crecimiento y distribución se puede remediar con una mayor presencia del Estado. La revisión del Banco de la República sería apenas un primer paso en esa dirección. Adicionalmente, se requieren reformas del mismo tipo en el marco fiscal, el comercio internacional, la composición sectorial, el mercado laboral y la política pública.

https://www.elespectador.com/opinion/estado-y-distribucion-columna-921950

18.20.-Pandemia, desigualdad y redistribución – RODRIGO UPRIMNY

La pandemia tiende a reforzar las desigualdades, pero es también una gran oportunidad para enfrentar problemas que hasta ahora eran temas vedados en la agenda política, como nuestra extrema desigualdad y la regresividad de nuestro sistema tributario. Esta oportunidad tiene que ser aprovechada. 

24 may 2020.- El coronavirus SARS-CoV-2 puede infectar a cualquier persona, pero la pandemia no es democrática ni igualitaria, pues afecta de manera mucho más severa a los pobres y a las personas discriminadas, por lo cual puede agravar la desigualdad y la pobreza.

Las razones de este impacto negativo del COVID-19 son al menos tres. Primera: las poblaciones pobres tienen más dificultad para prevenir el contagio. ¿Cómo puede aplicar el aislamiento social y el lavado de manos periódico quien vive en un hogar hacinado y sin servicio de acueducto? Segunda: estas personas, por sus difíciles condiciones sociales, pueden padecer patologías previas que las ponen en mayor riesgo en caso de ser infectadas. Tercera: las medidas de aislamiento las impactan en forma más grave, porque estas personas no tienen ahorros y viven de lo que ganan día a día.

Es entonces esencial que las estrategias frente al COVID-19 tengan en cuenta criterios de justicia distributiva, a fin de repartir en forma equitativa sus costos y sus beneficios. Y esto, en el contexto de esta pandemia, implica medidas redistributivas.

Esta necesidad de la redistribución es clara: el combate al contagio se funda en el “aislamiento social”, a veces con medidas muy severas como las cuarentenas generales, que implican inevitablemente un cierto enfriamiento de la economía. No son entonces posibles estrategias keynesianas de reactivación global de la demanda, puesto que esto iría contra el aislamiento social; ni tampoco puede uno confiar en el mercado, ya que el enfriamiento de la economía es inevitable.

La única forma de combatir el contagio sin incrementar la desigualdad ni la pobreza es con medidas redistributivas que transfieran recursos de los más ricos a los más pobres. La redistribución, como lo ha mostrado el economista Leopoldo Fergusson, reduce la tensión entre la necesidad de proteger la salud pública, a fin de evitar muertes por COVID-19, y la necesidad de proteger la economía y los ingresos, para evitar muertes o vidas maltrechas por la pobreza.

Quienes más ingresos y patrimonio tengan deben contribuir mayormente a financiar los gastos extraordinarios que implica la pandemia, por medio de impuestos extraordinarios a los ingresos y patrimonios altos. Y es necesaria una renta básica extraordinaria robusta para las personas de menores ingresos, no solo por razones de justicia y derechos, pues el Estado debe garantizarles el mínimo vital, sino, además, para asegurar una mayor eficacia de las políticas destinadas a combatir la pandemia. Si una de las estrategias esenciales para prevenir el contagio es el aislamiento social, ¿cómo puede esa medida ser cumplida por aquellas personas que si la acatan quedarían sumidas en el hambre, si el Gobierno no les garantiza un ingreso alterno, al menos mientras dura la cuarentena?

Esta necesidad de enfrentar la pandemia con políticas redistributivas adquiere aún mayor importancia en Colombia, que es un país con cifras de pobreza inaceptables y con una de las mayores desigualdades socioeconómicas del mundo. Además, la redistribución es posible, pues, como lo han mostrado en forma rigurosa Luis Jorge Garay y Jorge Enrique Espitia, la renta básica extraordinaria para los más pobres puede ser financiada con impuestos extraordinarios a los más ricos. Esas medidas podrían, además, ser el inicio de una reforma global para tener un sistema tributario más equitativo.

La pandemia tiende a reforzar las desigualdades, pero es también una gran oportunidad para enfrentar problemas que hasta ahora eran temas vedados en la agenda política, como nuestra extrema desigualdad y la regresividad de nuestro sistema tributario. Esta oportunidad tiene que ser aprovechada.

De interés: Coronavirus / Dejusticia / Desigualdad / Pandemia 

https://www.dejusticia.org/column/pandemia-desigualdad-y-redistribucion/

18.20.-¿Como vamos, vamos bien? LUIS NOÉ OCHOA 

El esfuerzo común entre Presidencia, gobernadores y alcaldes es vital. La meta es salvar vidas.

Es viejo el dicho de que ‘así como vamos, vamos bien, dijo el borracho, pero lo llevaban del fundillo’. Ahí vamos bien, dicen, en esta pandemia, con miedo y cumpliendo las medidas unos, pero muy relajados otros, y esos son los que ponen en peligro a los demás.

29 may 2020.- Dios tenga en sus jardines a las 822 personas que se ha llevado el coronavirus hasta ayer en Colombia. Y hay miedo. Hay casos en que rocían hasta el pan con alcohol, duermen con tapabocas puesto y de aquello, nada, como dijo William Vinasco; se quitan los zapatos y los dejan en la puerta y luego se fumigan ellos, desinfectan manijas, puertas e interruptores y se asustan con un abrazo por internet.

Desde luego, hay que lavarse las manos a cada rato y saludar a distancia. Yo, por ejemplo, le temo a un pico. Me refiero al pico de la pandemia, que se acerca y seguramente hará crecer las lapidarias cifras. Por eso, mejor prevenir que llorar. En general hay conciencia de ello. Pero hay quienes no guardan la distancia, llevan el tapabocas en el cuello, se reúnen, departen, etc. Claro, muchos salen por necesidad.

Las fotos que vivimos ayer en Bogotá, atortolan. Hay trancones, vendedores ambulantes, con sus puestos en el andén. Necesidad se llama. También hay más gente en la calle porque el Gobierno tuvo que reactivar sectores económicos.

En Bogotá han vuelto los gritos de ‘llegaron los huevos de Pacho’. A mí me gustan son los de gallina. O ese estribillo que con música de cuerda haría bailar: “Calientica la mazamorra, de arroz con leche, panela y queso, la mazamorra”. Juepa, Polombia.

La alcaldesa Claudia López ha hecho bien la tarea en esta ciudad de más de 8 millones de habitantes, densamente poblada, con todos los niveles sociales y culturales, con un 12 por ciento de personas en pobreza monetaria, que no se las pueden dar de café con leche, pues si tienen café no tienen leche. Aunque la pobreza multidimensional, Peñalosa la logró bajar del 5,9 al 4,3 por ciento.

“Presidente Duque, a usted le piden de todo. Yo pido por los líderes sociales. ¿Qué se está haciendo sobre el terreno para defender las vidas de estos servidores, guías de sus comunidades?” 

La Alcaldía ha llegado a los más necesitados con miles de mercados, con miles de giros de 233.000, pero quizás no sea suficiente. Además, hay indisciplina y es imposible encerrar y multar a todo mundo. Bogotá pasó en los últimos días de 967 camas UCI a 1.250. Dicen unos que no hay cama pa’ tanta gente. Pero es que los ventiladores mecánicos que ofreció el Gobierno, hoy es más fácil traer a ‘Santrich’ trotando que conseguirlos en el mercado internacional.

Estamos aquí en un momento crucial. Más gente va a salir en los próximos días, los peluqueros, por ejemplo, a los que les estaban tomando el pelo, y ojalá los mayores de 70 tengan más libertad. Porque por ahora les ha tocado conformase con Libertad Lamarque, en ‘Puerta cerrada’, ‘Ansiedad’, ‘Tango’, etc. Qué lindo oírla cantar ‘Un mundo raro’, aunque no más que este que estamos viviendo.

Pero quería decir que los gobiernos locales y el nacional deben seguir en la tarea social con los más jodidos. Y, como todo depende de nosotros, que sigan aplicando las sanciones. Quien no use el tapabocas debe ser multado, lo mismo que quien haga fiestas. El esfuerzo común entre Presidencia, gobernadores y alcaldes es vital. Y hacer mucha pedagogía. La meta es salvar vidas. Y la economía, de paso.

Y ya que de eso hablamos, presidente Duque, a usted le piden de todo. Yo pido por los líderes sociales. ¿Qué se está haciendo sobre el terreno para defender las vidas de estos servidores, guías de sus comunidades? Van 103 asesinados, solo este año, por algún coronabestia, que defiende economías ilegales. Brille para ellos la luz perpetua. Pero que también brille la justicia, porque como vamos, vamos mal.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/como-vamos-vamos-bien-columna-de-luis-noe-ochoa-501144

  • 17.20.-S.O.S por departamentos y municipios MAURICIO CABRERA
  • Análisis gráfico: datos del conoravirus en Colombia a 14 de mayo – DIEGO OTERO PRADA
  • ‘Uribito’ y los mayores de 70 – LUIS NOÉ OCHOA

Departamentos y municipios están en una situación peor que las empresas.

Las finanzas de municipios y departamentos también han sido afectadas por la pandemia, lo mismo que empresas, colegios, universidades, trabajadores, independientes e informales, pero hasta ahora no han recibido ayuda del único que tiene la capacidad de ofrecerla, el Gobierno Nacional.

17 may 2020.- Los gobernadores, y sobre todo los alcaldes, son los que tienen que enfrentar directamente el hambre, el desespero, la indisciplina y los reclamos de la población, además de tener la responsabilidad directa sobre los sistemas de salud y educación. Esto les genera más gastos, que si bien no son de la magnitud de los del gobierno nacional, sí afectan sus maltrechas tesorerías.

El impacto más grave es sobre sus ingresos, tanto tributarios como no tributarios, que han caído de manera significativa. Además de las transferencias de la Nación y las Regalías, los departamentos dependen de los impuestos al vicio (licores y cigarrillos), al registro y a vehículos, mientras que en los municipios los claves son el predial, el ICA y la sobretasas a la gasolina. Todos ellos están disminuyendo en su causación o en su recaudo.

La Federación Nacional de Departamentos ha estimado que en abril los ingresos departamentales cayeron en promedio $290.000 millones, es decir el 45% frente al mismo mes del año pasado, siendo los más afectados el de vehículos (-90%) y el de Registro (-71%), mientras que el de licores ‘solo’ cayeron 32%. Por el menor recaudo del IVA a nivel nacional e ingresos petroleros, también bajarán las transferencias de la Nación.

No se conocen todavía datos de los municipios, parece que el gremio que los agrupa está dedicado a otros menesteres, pero la Dirección de Apoyo Fiscal del ministerio de Hacienda (DAF) ya montó un modelo para cuantificar el impacto económico del Covid 19 sobre los entes territoriales y está recolectando la información.

Por la pandemia, departamentos y municipios están en una situación peor que las empresas, en la medida en que han visto reducir sus ingresos pero están manteniendo sus plantas de personal y además han tenido que incrementar sus gastos. En este sentido deberían tener apoyos similares a los que han recibido las empresas del gobierno nacional.

En primer lugar, para mantener el empleo debe tener acceso al programa de apoyo al empleo formal (PAEF) y recibir el 40% del salario mínimo para cada uno de sus empleados. Si se ha abierto esta posibilidad para todas las personas jurídicas, no hay razón para que los entes territoriales que han tenido una caída mayor al 20% en sus ingresos no reciban este apoyo.

En segundo lugar hay que ofrecerles alternativas de endeudamiento preferencial. Para no ser tachado de populista irresponsable no voy a proponer que se haga lo de EE. UU. Donde el banco central va a comprar miles de millones de dólares de bonos municipales, sino tan solo que se les ofrezca a los entes territoriales las mismas ayudas que se han dado al sector privado.

En este caso serían líneas de crédito de Findeter con tasas subsidiadas y garantías del gobierno nacional, hasta del 90%, para préstamos de bancos comerciales. Además, que se les permita endeudarse con sus recursos que tienen en el Fonpet, como ya lo hizo el gobierno.

https://www.portafolio.co/opinion/mauricio-cabrera-galvis/s-o-s-por-departamentos-y-municipios-540892

17.20.-Análisis gráfico: datos del conoravirus en Colombia a 14 de mayo – DIEGO OTERO PRADA

Con cifras al 14 de mayo de 2020 les presento una nueva versión gráfica por regiones de lo que está ocurriendo en Colombia.

15 may 2020.- Se hace una regionalización de las cifras para determinar donde se localizan los problemas y ver mejor la evolución del Covid 19 en Colombia.

Las dos gráficas finales son las de los casos nuevos para Colombia y para Colombia sin Bogotá, la Costa Atlántica, Valle, Antioquia, Risaralda, Meta, Amazonas y Nariño.

Como se mencionó en el anterior análisis, los focos del crecimiento del coronavirus se concentran en Meta, Amazonas, Bolívar, Atlántico y Bogotá. Hay menor incidencia en Magdalena, Risaralda, Nariño y Valle. Muy bien en Antioquia y pocos problemas en los restantes 23 departamentos.

Los departamentos del Meta, Amazonas y Nariño acumularon el 14 mayo 2241 contagiados, el 16,46%, un porcentaje muy alto teniendo en cuenta su población.

Bogotá, ha venido disminuyendo su participación de 40,0% al comienzo a 35,94% el 14 de mayo. A continuación, siguen la Costa Atlántica con 20,49% y Valle con 11,4%.

Antioquia mantiene una baja participación de 3,68% porque sus contagiados eran solamente 501.

El resto, sin considerar a Bogotá, la Costa, Valle, Antioquia, Risaralda, Meta, Amazonas y Nariño sumaba 1394 contagiados, para un 10,24%.

Las gráficas muestran claramente una aceleración de los contagiados a partir del 21-27 de abril. Estamos en una fase de aceleración, que, de acuerdo con mis proyecciones, seguirá todo el mes de mayo, y en junio debe darse una reducción en la tasa de crecimiento de casos nuevos.

Figura 1 Casos nuevos Bogotá lineal y móvil

Figura 2 Casos nuevos Costa Atlántica lineal y móvil

Figura 3 Nuevos casos Bolívar

Figura 4 Nuevos casos Atlántico

Figura 5 Casos nuevos Magdalena

Figura 6 Casos nuevos en Meta, Amazonas y Nariño

Figura 7 Casos nuevos Valle del Cauca lineal y móvil

Figura 8 Casos nuevos de Antioquia lineal y móvil

Figura 9 Casos nuevos Risaralda

Figura 10 Casos nuevos de Colombia

Figura 11 Colombia sin Costa, Antioquia, Bogotá, Valle, Risaralda,

Meta, Amazonas, Nariño

17.20 .-‘Uribito’ y los mayores de 70 – LUIS NOÉ OCHOA

Los abuelitos, como les dice Duque en su noticiero, tienen derecho a salir, guardando los protocolos

Hoy, estimados lectores, hay varios temas en el tintero. Que ya no es tintero, sino el teclado. Uno, taquillero, podría ser el de la decisión la Corte Constitucional que resolvió guardar la distancia judicial con su prima, la Suprema, y permitirle al exministro Andrés Felipe Arias, o Hectarias, impugnar el fallo que lo condenó a 17 años de prisión por el caso Agro Ingreso Seguro. Como en el fútbol, van a acudir al VAR después de varios años de terminado el partido.

Claro que la Suprema acata pero no comparte el que se le conceda la tutela, que puede favorecer, según algunos nombres, sobre todo a ‘buenos muchachos’ del uribismo, que podrían dejar el confinamiento, pues hay varios guardando la distancia antisocial. Se dice que no, pero creo que habrá choque de trenes y de trinos.

Lex est lex, pero lo importante es que la justicia sea justa y que los políticos no suban a los estrados. Y que también se acuerden de los miles de presos hacinados que no reciben sino la visita del covid-19. Varios de ellos, ya en la segunda instancia ante las altas cortes celestiales. Y me parece, si no estoy mal, si la memoria no me falla, que la justicia es para todos.

Pero este no era el tema, mas, como me decía una amiga, no resistí la tentación de tocarlo. Hoy quería hablar de los mayores de 70. Y no estoy todavía por allá, pues soy mucho menor que Uribe. Pero Uribe Uribe, me dijo una compañera.

Hay que replantearlo, porque la depresión y la ansiedad para muchos pueden ser peores que el covid-19. No sea que salga primero Andrés Felipe de la cana que los viejos de la casa.

Pero, sí, señores y señoras, este coronavirus, que ha causado tanto dolor en el mundo, ha traído duros cambios para todos. Pero, como pasa con la justicia, más para unos que para otros. Y los mayores de las siete décadas han sido afectados seriamente en lo económico, en lo anímico y en lo social… Ya inclusive se está despertando un movimiento denominado ‘la revolución de las canas’, parecido al de los presos uribistas, que es la revolución de los encanados.

El hecho es que los mayores de 70 llevan ya 65 días confinados, se supone que en busca de cuidarlos, pues los “abuelitos”, como les dice el presidente Duque en su noticiero, son la población de mayor riesgo. Hay en Colombia más de dos millones de ellos. Y las estadísticas oficiales dicen que llegan casi al 10 por ciento de contagiados. Pero el 51 por ciento ha fallecido. No se puede negar, sin ser irrespetuoso, que el motor no es el mismo; ya hay fuga de aceite, las rótulas suenan y, como dicen los mecánicos, falla el ‘chicler’.

Pero hay clásicos, engallados, repotenciados, muy vitales que piden kilómetros, que se sientan capaces, incluso, de echar una cana al aire, que son útiles y tienen que producir. Y en todas las profesiones: juristas, médicos, ingenieros, etc. Además, que son líderes y jefes de empresa. Otros necesitan buscar el pan de cada día. Según el Ministerio de salud, uno de cada tres logra pensionarse. ¿Y los otros? A mi abuelo a los 70 no le dolía una muela, pues ya no las tenía, pero aún era arriero y caminaba kilómetros diarios.

Claro, hay que protegerlos, reconocerles, agradecerles. Pero hay que ser justos y humanos y entender que muchos necesitan salir, el país mismo los requiere. Que muchísimos de ellos que no pueden seguir por un mes más poniendo el bolero Ansiedad necesitan laborar y tener esparcimiento, echar un chico de billar, pues, aún las gariteras les ponen bolas; jugar golf, caminar, sentirse útiles. Ellos, como todos, si no están enfermos, tienen derecho a salir, guardando los protocolos. Nadie más que una persona de esa edad para ser prudente.

Hay que replantearlo, y pronto, porque la depresión, la ansiedad, la autoestima, la falta de estirar el músculo que aún estire, para muchos pueden ser peores que el covid-19. No sea que salga primero Andrés Felipe de la cana que los viejos de la casa.

Luis Noé Ochoa

luioch@eltiempo.com

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/uribito-y-los-mayores-de-70-columna-de-luis-noe-ochoa-498606

  • 16.20.-La vacuna contra el ‘avispón’  – LUIS NOÉ OCHOA
  • Esta es la propuesta del Nobel de Economía Joseph Stiglitz para acabar con la desigualdad LA NOTA ECONÓMICA

Estamos cundidos de ‘avispones’ a los que les encantan las mieles del poder y se roban los dineros.

Fernando Carrillo: Procurador General, Carlos Felipe Córdoba: contralor general, Francisco Barbosa: Fiscal General. 

Y ahí vamos, y ahí va el planeta. Casi todo mundo alcoholizado, es decir, rociado con alcohol. La gente ya solo se conoce por los ojos. Y se requiere distancia social. Bueno, distancia social ha habido siempre entre la humanidad. Pero ahora es pobre con pobre, rico con rico, del mismo modo y en sentido contrario, y todos mechudos, como cortados con la misma tijera. Hasta los calvos ya están peludos en el encierro.

15 may 2020.- Y, con excepción de los irresponsables, sin besos, ni abrazos, sin fiestas, sin fútbol, viendo partidos viejos y telenovelas repetidas. Hay cosas buenas: han bajado la violencia, la infidelidad, no hay barras bravas, se lee más y se aprende gastronomía.

Y los líderes del mundo siguen culpándose mutuamente. Donald Trump, como un viejo cachaco bogotano bravo y decepcionado con una joven novia, dice que le tocará romper relaciones con la China. Y los científicos, en una guerra por hallar la vacuna. Esa es la esperanza, Dios los ilumine.

Mientras tanto, el asesino silencioso ya mató a más de 300.000 personas en el mundo. Colombia ya pasó de los 500 seres. Y los contagios detectados van en más de 14.000. Da miedo. Por eso y por mucho más –dice la canción–, cuidarnos entre todos, cumplir los protocolos, ayudarnos, ser solidarios y generosos debe ser la norma. Y ser honestos.

“Lo que pasa es que la corrupción en nuestra sociedad es un mal como el covid-19, que se infecta por el contacto, a través de los abrazos, los cocteles, por estornudos sobre los contratos.”

Porque aquí viene la desgracia. En días pasados se habló de que tras de cotudos, con paperas. Que ahora había llegado a Colombia el avispón asiático asesino, capaz de matar a un ser humano. Pero los entomólogos aclaran que son avispones normales, que solo acaban con las colmenas. No hay por qué asustarse. Además, de ‘avispones’ a los que les encantan las mieles del poder y se roban los dineros públicos estamos cundidos. Cada rato salen sonrientes a casa por cárcel.

Ahora mismo, la Procuraduría General de la Nación, la Fiscalía y la Contraloría investigan millonarios contratos que, en varios departamentos, gobernadores y alcaldes firmaron durante el manejo de los recursos para enfrentar la pandemia. Pueden sumar billones. Parece que muchos ‘avispones’, en algunos casos, les ponían sobreprecios de hasta el 50 por ciento a los productos. Y mientras tanto, la gente clama por ayudas. Da pena. Bueno, tal vez no dé pena, porque quedan impunes, la justicia deja vencer los términos, pero da rabia y tristeza.

Lo que pasa es que la corrupción en nuestra sociedad es un mal como el covid-19, que se infecta por el contacto, a través de los abrazos, los cocteles, por estornudos sobre los contratos. En la política hay mucho contagio, en especial entre los que vengan con bajas defensas éticas, pues el ‘coronacorruptus’ es un virus endémico… ende mico y ende rata.

Es triste decirlo, pero con ‘corruptivirus’ en la sangre hay muchos, y no hay testeo para cogerlos de las pruebas. En un estudio hecho por Transparencia Internacional en febrero de este año en 73 países, con una muestra en 20.000 ciudadanos –entre empresarios y expertos–, Colombia ocupó el primer lugar en corrupción. Es decir, fuimos medalla de oro. No la vimos porque se la robaron, pero se calcula que aquí, los ‘avispones’ se llevan cada año unos 14 billones de pesos.

Dicen los expertos que el escenario poscovid-19 será de pobreza, desempleo y hambre. El Estado necesita, entonces, cualquier peso para salud, educación y asistencia social. Así que se requiere encontrar una vacuna contra el veneno de los ‘avispones’ criollos. Urge recuperar los valores morales. Los maestros –feliz día–, los padres, la Iglesia –iba a decir los legisladores, pero no aprobaron el estatuto anticorrupción– tienen mucho que hacer y decir. Y que haya justicia, buen ejemplo y austeridad. No gastar, por ejemplo, 3.500 millones de pesos para mejorarle la imagen al Presidente, que está haciendo bien muchas cosas, mientras la gente pide ayuda. Eso es como estrenar el jefe de la casa mientras los niños se acuestan con hambre. La peor imagen.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/la-vacuna-contra-el-avispon-columna-de-luis-noe-ochoa-496040

16.20.-Esta es la propuesta del Nobel de Economía Joseph Stiglitz para acabar con la desigualdad LA NOTA ECONÓMICA

Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía 2001. Imagen: EFE.

 En el marco del Hay Festival de Cartagena de Indias, el Nobel de Economía Joseph Stiglitz aseguró en una entrevista con Jorge Gil Ángel, de la agencia EFE, que, para acabar con la desigualdad y ponerles fin a las protestas, el mundo necesita “un nuevo contrato social” que busque un equilibrio entre el mercado, el Estado y la sociedad.

2 feb 2020.- El autor del libro “Capitalismo Progresista” también advirtió sobre la necesidad de una agenda global que incluya reformas de los mercados, “tumbe” los monopolios, restrinja la competencia desleal y vele por la creación de políticas progresistas de impuestos y gastos.

¿Es optimista con los cambios que pueden traer las multitudinarias protestas ciudadanas?

Soy optimista frente al cambio, es una inundación en países como Chile. Cuando miraba los datos de Chile, el nivel de desigualdad era tan alto que me sorprendía que no hubiese más disturbios civiles. Ahora tenemos los disturbios y va a haber una verdadera revisión de la Constitución.

Hay un comienzo real de reconocimiento de que hay un problema. En Chile buscaron la solución de los «Chicago Boys», y les funcionó. Ahora solo con ese reconocimiento van a comenzar a pensar. ¿Cuáles son los marcos económicos alternativos? Soy optimista. América Latina a veces se desvía de un extremo de los fundamentalistas del mercado al otro extremo y lo que espero es que entendamos que la extrema derecha no funciona, es más fácil dirigir desde un rumbo intermedio.

Fallaron el neoliberalismo y el socialismo. Hoy la desigualdad es el motor que impulsa las protestas. ¿Cuál es el modelo que usted propone?

Lo que estoy argumentando en mi libro «Capitalismo Progresista» es que necesitamos un nuevo contrato social; un nuevo equilibrio entre el mercado, el Estado y la sociedad civil, y una ecología de instituciones más rica, incluidas organizaciones sin ánimo de lucro, cooperativas.

El problema del neoliberalismo era que argumentaba que el mercado sin restricciones era la solución y decía: no se preocupe por la moral, no se preocupe por la explotación, sólo déjelo en manos del mercado; y eso no funcionó.

Insisto, las desigualdades siguen creciendo y el efecto está en las calles ¿Cuál es la clave para cerrar esa brecha?

Nunca ha habido una bala de plata para algo que ha estado sucediendo durante 40 años, incluso desde hace mucho más tiempo, y en el caso de América Latina aún más, desde el período colonial.

La respuesta es una agenda completa que incluya reformar los mercados, reformar las reglas del juego, tumbar los monopolios, poner más restricciones al comportamiento anticompetitivo, fortalecer el poder de negociación laboral, reformar el gobierno corporativo.

Y luego tenemos que tener políticas progresistas de impuestos y gastos. Debemos tener programas para asegurarnos de que todos satisfagan sus necesidades básicas para una vida decente, especialmente en países como Estados Unidos donde somos lo suficientemente ricos como para asegurarles a todos una vida decente si solo quisiéramos.

Otro aspecto realmente importante es que tenemos que lidiar con el problema del cambio climático: el mundo está amenazado, no es solo una crisis de desigualdad, es una crisis climática y si no lo hacemos nuestro mundo no va a ser habitable o vamos a gastar enormes cantidades de dinero en respuesta al cambio climático. Sin embargo, el presidente de los Estados Unidos lo niega; el resto del mundo no puede negarlo, tiene que ser parte de una economía reformada.

¿Y entonces por qué llegan al poder personajes como Trump o Bolsonaro?

Creo que tiene mucho que ver con el fracaso del neoliberalismo para cumplir sus promesas. Hay un gran descontento de la gente. Las élites prometen que la globalización y todas estas cosas resultarían en un mejor nivel de vida, y eso no ha sucedido.

Así, creo que es totalmente comprensible que haya un sentimiento «antiestablecimiento» en muchos países de todo el mundo. Lo triste es que estos tipos van a empeorar aún más y creo que lo único que podemos hacer es conectarnos, seguir explicando por qué las políticas de Bolsonaro y Trump no van a funcionar, demostrar que no están funcionando.

¿Cuál es el alcance real que ha tenido la guerra comercial entre Estados Unidos y China en el resto de países?

Está muy claro que la guerra comercial de Trump ha agregado un alto nivel de incertidumbre en el panorama económico mundial y que a las empresas no les gusta la incertidumbre.

Este tipo de incertidumbre es particularmente destructiva porque una de las grandes decisiones que toma una empresa al invertir es preguntarse dónde lo hará. Puede hacerlo en Vietnam, China y Estados Unidos, pero si estamos en un mundo en guerra comercial, si hace la inversión en un país u otro, la barrera aumenta, pierde mucho dinero.

¿Por qué cree que la agenda económica de Trump va a fracasar?

Creo que la agenda económica de Trump fallará porque Trump y su equipo económico no entienden la economía. Tomemos un tema del proteccionismo, los acuerdos comerciales. Dijo que lo más importante es bajar el déficit comercial. Los déficits comerciales multilaterales están determinados por factores macroeconómicos: la disparidad entre el ahorro agregado y el ahorro promedio interno es la equidad interna. Y sus políticas, incluida la ley de impuestos de diciembre de 2017, redujeron los ahorros del gobierno, crearon un déficit de un billón de dólares y, por lo tanto, aumentaron estos desequilibrios macroeconómicos y previsiblemente el déficit comercial, exactamente lo que predije.

Mientras tanto, no ha hecho las inversiones en atención médica para que millones de estadounidenses tengan acceso. Si no tiene una población saludable no tiene una población productiva, las desigualdades han aumentado, el crecimiento y la creación de empleo son más bajos que con Obama. Puedo decir que ya es un fracaso. Y el problema es que otros cuatro años lo empeorarían aún más.

Editado por: La Nota Económica.

https://lanotaeconomica.com.co/global/esta-es-la-propuesta-del-nobel-de-economia-joseph-stiglitz-para-acabar-con-la-desigualdad.html

15.20.-Sobre el buen periodismo MARÍA A. GARCÍA

Ojalá siga Fernando Vallejo su camino de la ficción y deje el periodismo para los que debaten con argumentos. 

Durante años me esforcé por comprender —e implementar— los pilares fundamentales del buen periodismo. Ese periodismo que se enfoca en analizar y transmitir información relevante para la sociedad y que está cimentado en fuentes confiables y fidedignas con pruebas irrefutables.

Parte de ese esfuerzo propio fue comprender la diferencia entre el sano debate —entre columnistas, por ejemplo— y el bajo ataque a la yugular que los amantes de los latinajos llaman ‘ad hominem’.

3 may 2020.-El primero, la necesaria discrepancia de ideas, es una práctica que suele darse entre líderes de opinión y estimula el intercambio de ideas desde el respeto. La práctica es moderada por los editores de opinión, quienes se ocupan de que el golpe no sea a la cara sino al argumento, evitando así una escena ‘gore’ en el ‘ring’. Y los lectores gozan de estos intercambios de ideas, pues les permite formarse sus propias opiniones a raíz de un debate relevante e interesante. Estos debates desde diarios distintos —y entre columnistas de opinión— están en mora de difundirse más en nuestra prensa local.

Dentro de lo que tenemos ha habido intercambios interesantes, pero también desaciertos. El norte del respeto a veces se pierde y nos encontramos con personas que escriben muy bien, pero que quieren pasarse por la faja la decencia con el otro.

La reciente salida en falso de Fernando Vallejo —después de numerosas voces de alerta sobre sus peligrosas columnas que minimizaban el covid-19—, que lo llevó a insultar a Héctor Abad a través de su padre asesinado, es ejemplo de esa vileza que debe evitarse a toda costa en las páginas de opinión.

Todo empezó porque varios lectores y columnistas alertaron sobre la necesidad de que Vallejo no difundiera información falsa o pseudociencia sobre el coronavirus, pues ponía en riesgo de muerte a miles de personas. Esa norma sagrada del periodismo nos mueve también a abordar con mucha delicadeza el tema del suicidio, porque sabemos del efecto que puede ocasionar en los lectores. Y minimizar una pandemia equivale a glorificar el suicidio.

La respuesta de Vallejo, pues, fue insultar a Héctor Abad en términos que no repetiré por respeto, con la sevicia del que se sabe acorralado. Habría sido mejor que Vallejo le respondiera a Abad refutando sus opiniones, con altura y con claridad, en lugar de escupir en la memoria de su padre, el cual, además, no tiene absolutamente nada que ver en el debate que los convocó.

El insulto personal tiene más cabida en una calle oscura al lado de un garito de mala muerte, que en un espacio destinado para estimular el debate respetuoso y relevante. Porque también hay que tener en cuenta la relevancia, y creo que para nadie es relevante —en medio de una pandemia— que Vallejo quiera escupir en la lápida de un señor a cuyo hijo aborrece.

Ojalá siga Vallejo su camino de la ficción, que tan bien le queda, y nos siga deleitando con sus alucinadas narraciones en estas infinitas tardes de pandemia, y que deje el periodismo para los que buscan debatir con el otro con respeto, en lugar de intentar noquear al contendor con una dolorosa puñalada en la espalda.

MARÍA ANTONIA GARCÍA DE LA TORRE En Twitter: @caidadelatorre

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/maria-a-garcia-de-la-torre/sobre-el-buen-periodismo-columna-de-maria-antonia-garcia-491336

  • 14.20.-El Día del teletrabajo – LUIS NOÉ OCHOA
  • Un médico en mi lugar – PATRICIA LARA
  • Dilemas éticos por el coronavirus – MAURICIO CABRERA

Con más de dos dígitos de desempleo, ya se rajaba el Gobierno. Ahora el panorama es más gris.

Este viernes era el Día del Trabajo. Y hasta me costó trabajo iniciar la columna, aunque había motivos de inspiración. Al prender el computador apareció la imagen de dos loros azules en un gajo, casi a punto de darse un pico, rúa. Ella parecía decirle ‘quiero cacao’. Detrás, un follaje verde. Imaginaba yo que después de las ramas habría un campo abierto, tachonado de árboles, un aljibe sonoro y algún caballo retozando. Todo, mientras uno está en el encierro, pidiendo cacao y con pico y flaca.

2 may 2020.- Entonces entra la nostalgia. Porque antes, en este fin de semana de puente largo, Melgar, el Miami de muchos, habría estado lleno; unos en Barú, otros varados, pero cada quien sabe gozar según su bolsillo. Las fincas estarían muy visitadas y con los pobres pollos con la piel de gallina. Las entradas y salidas de las ciudades, trancadas, con los mayores de 70 como copilotos, que son frenos de mano, es decir, salvavidas: ‘Más despacio, mijo’. O ‘cuidado se le atraviesa el burro’, como le dicen a Trump. Un abrazo a los más viejos que uno, en esta difícil cuarentena. Sé de uno que no ha vuelto a reír, pues perdió su caja… de compensación. Calma.

Perdón si molesto al tocarles la fibra del paseo y la diversión, cuando estamos encerrados, pero esto nos tocó, y por encima de todo está cuidarnos, cuidar a los nuestros y ganarle esta guerra al enemigo invisible. Hay que prevenir y poner buen tono, que pronto disfrutaremos todo lo que hoy añoramos.

“Este viernes hubiese habido desfiles en las de las principales ciudades. Miles de trabajadores hubiesen salido con pancartas: ‘Dónde estás que no te veo, el pueblo no tiene empleo”.

Sin el covid-19, este viernes hubiese habido desfiles en la plaza de Bolívar de Bogotá y en las de las principales ciudades. Miles de trabajadores, con empleo o sin él, hubiesen salido con pancartas: ‘Dónde estás que no te veo, el pueblo no tiene empleo’, y con las de las centrales obreras como la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC), que hoy podría ser Confederación de Trabajadores Confinados; la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), que podría ser Central Unitaria del Teletrabajo.

Tal vez, como no faltan los vándalos colados, esta vez se salvaron algunas estaciones de TransMilenio, porque así somos, epa Polombia. Y los agentes del Esmad, a los que algunos odian, hoy están repartiendo mercados, porque ‘Colombia cuida a Colombia’.

El de ayer fue un primero de mayo distinto, en muchos años. Pero no quiere decir que sea menos significativo. Hay motivos de preocupación por la desocupación. El covid-19 ha agravado el panorama, que ya venía gris. Con más de dos dígitos, ya se rajaba el Gobierno en una economía que creció en 2019 al 3,3 por ciento, así me digan que soy un producto interno bruto. En marzo, 1,6 millones de personas quedaron sin empleo.

Con este toque de queda por el covid vendrán crisis. Los que saben de numeritos creen que llegaremos a un desempleo de 20 por ciento, que más de 7 millones de puestos están en riesgo. Esa es la otra tragedia. El desempleo es hambre, enfermedades, inseguridad. Las banderas rojas ya significan que hay casas en las que hasta la nevera bosteza.

Aquí se necesita que la pirinola caiga en ‘todos ponen’. Me emocioné y aplaudo a un empresario humano y ejemplar que dijo “estoy jugándome por no despedir a ninguno de mis 250 trabajadores”. Bravo. Esto tiene que ser una familia, entre empleadores y trabajadores. No hay de otra. Hay que evitar que se cierren empresas, y el Gobierno tiene las herramientas. Con protocolos de seguridad, toca producir, hay que reactivar las grandes obras públicas a todo vapor y la construcción, lo mismo el campo, pues lo que se va a necesitar en el futuro es comida. Ahí está la clave. Plata habrá si se persigue a los corruptos, si se vigilan los contratos.

Por ahora, los de la CCC (Central de Creyentes en Cristo) nos encomendamos a la cruz de mayo, que pondremos mañana. Porque esto también es asunto de fe.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/el-dia-del-teletrabajo-columna-de-luis-noe-ochoa-490906

14.20.-Un médico en mi lugar PATRICIA LARA

Hoy cedo mi lugar al monteriano Javier Romero Ogaza, neurorradiólogo del Hospital de Massachusetts y profesor de la Universidad de Harvard, quien, en esta emergencia, ha tratado pacientes con coronavirus.

1 may 2020.- En Colombia, donde la insolidaridad ha llevado a que se discrimine a los médicos y hasta se les amenace para que abandonen sus viviendas, vale la pena conocer el calvario que padece uno que atiende la pandemia con la protección adecuada. Imagínense ustedes cómo será el que han vivido tantos que aquí han tenido contacto con los contagiados sin disponer siquiera de guantes ni tapabocas.

Al llegar del hospital pensaba en Santos, de 56 años, contagiada de coronavirus, a quien le había explicado que si se deterioraba, tendríamos que entubarla para ayudarla a respirar. Limpié con paños de Clorox mi celular, mi carné de médico, el bíper y las llaves. Ese ritual lo practico siempre que llego a casa: así reduzco las posibilidades de contagiar a mi familia.

Los ojos de Santos, abotagados y saltones, y su sonrisa al oír que trataríamos de evitarle la entubación volvieron a mi mente.

Introduje en la lavadora mi vestido de cirugía, las medias y los pantaloncillos. Pensando que así mataría el virus de inmediato, vertí más detergente del necesario. Observé cómo se lavaba la ropa: imaginé que un virus gigante, rojo, agonizante, gritaba de dolor cuando le caía el jabón adicional. Recordé de nuevo a Santos: ¿podría regresar a su casa? Me había contado que vivía con unas ocho o doce personas en un apartamento de dos cuartos con camarotes que alquilaban a inmigrantes. Compartían un solo un baño y la cocina. Recordé La metamorfosis, de Kafka, e imaginé un virus gigantesco, rojo, irregular, que se reía y crecía a medida que Santos describía las condiciones de su hogar, que parecían un carnaval para la proliferación del virus. Creo que se dio cuenta de mi distracción, y exclamó: “Doctor, ¿se encuentra bien?”.

“Sí, Santos, pensaba que, para evitar el contagio, tendría que enviarla a un hotel adecuado para aislar a quienes no pueden aislarse en su casa”.

“Gracias por todo lo que hace por mí”, afirmó.

En lo más profundo escuché una voz que me decía: “Lo que haces no va a ser suficiente para salvarlos a todos”.

Oí que mi señora, en el baño adyacente, abría el agua caliente para que me duchara.

“Gracias, amor”, le dije, y me di cuenta del amor de mi esposa, quien lo arriesgaba todo al estar junto a mí. Pensé que no me perdonaría si llegase a contagiar a alguien de mi familia. Caminé hacia la ducha en puntas de pies, sin tocar las superficies del baño. Agarré la manija de la puerta. El temor de contagiar a alguien me produjo un huracán de adrenalina en las venas. Después de limpiarla, recordé que había tocado la ropa quirúrgica. Limpié todo de nuevo. Me duché. Me enjaboné. Me restregué con fuerza.

Cuando me secaba, el sonido del bíper rompió el silencio: “Santos necesita entubación respiratoria”. Me senté en el borde de la cama, semidesnudo, en silencio. Sabía que los estudios chinos determinan que el 80 % de los que necesitan conectarse a un ventilador fallecen.

A los cuatro días recibí un mensaje que me indicaba que ordenara el traslado a cuidados intermedios de Santos Cabrales.

Entonces me dije: “Amo lo que hago. A pesar de las dudas, de las tribulaciones, del dolor humano, siempre estamos acompañados por el trabajo incesante de los colegas y por nuestro Señor, que nos ilumina en este difícil camino”.

https://www.elespectador.com/opinion/un-medico-en-mi-lugar-columna-917321

14.20.-Dilemas éticos por el coronavirus – MAURICIO CABRERA

El más dramático es el que han enfrentado los médicos en sitios donde la capacidad hospitalaria se ha visto desbordada.

Las situaciones extremas, como la guerra o la pandemia del coronavirus, enfrentan a las personas a tremendos dilemas éticos que cuestionan los principios y valores que regían la vida en circunstancias ordinarias. Y la economía política tiene mucho que ver con esos dilemas.

26 abr 2020.- El dilema más dramático es el que han enfrentado los médicos en el norte de Italia, en New York o en otros sitios donde la capacidad hospitalaria se ha visto desbordada por el número de contagiados y, como dice el dicho, no hay cama para tanta gente y, lo más crítico, no hay suficientes ventiladores que les permitan a todos los pacientes respirar y vivir.

Imagine la escena y piense usted que haría. Tiene dos o tres pacientes esperando una cama en la UCI y un ventilador porque sus pulmones están colapsados, pero solo hay uno disponible. En sus manos está la decisión de quién va a morir y quién va a vivir. ¿A quién se lo asigna?

¿Con qué criterio tomar la decisión? ¿Por orden de llegada y entonces es casi la suerte la que decide? ¿Por razones médicas, y se lo da al menos grave porque tiene más probabilidades de sobrevivir? ¿Por puros criterios financieros y le toca al que tenga la mejor póliza de seguro? ¿Al más joven porque los ancianos de todas maneras van a morir pronto? Muy complicada decisión.

Tiene consecuencias igual de graves el dilema de un comerciante que vende desinfectantes o tapabocas. O una farmacéutica que descubra el remedio contra el virus. La demanda por su producto es altísima y según la ley de la oferta y la demanda debería subir el precio. ¿Se puede enriquecer a costa de la salud de los demás, o irse al otro extremo de reducir el precio para que más personas salven sus vidas?

Otro dilema en un escenario muy diferente. Una madre cabeza de familia con tres hijos que se ganaba la vida vendiendo aguacates en la calle. Se quedó sin ingresos y sus niños lloran de hambre. Es cristiana, observa los mandamientos y siempre ha sido honrada pero su única posibilidad de conseguir comida es robarla en el mercado. ¿Usted respetaría la propiedad privada aún a costa de la vida de sus hijos?

La economía tiene mucho que ver en estos dilemas. Porque estos son consecuencia de decisiones políticas anteriores sobre la distribución de recursos. Los médicos no tendrían que decidir a quién permiten vivir si el sistema de salud y los hospitales hubieran recibido recursos suficientes; si el Estado planificara que las fábricas hubieran producido más ventiladores y menos Nintendos, así no fueran tan rentables.

El dilema del comerciante no tiene por qué existir en un Estado que regule los precios de ciertos bienes esenciales, en particular los medicamentos que en muchos casos son desarrollados con dineros públicos. Y por supuesto ninguna madre sufriría por el hambre de sus hijos en una sociedad donde el Estado disminuya las desigualdades y la injusticia social.

Adenda: Los que no tienen dilema entre la vida y la muerte son los sicarios que quieren acabar con el proceso de Paz. El registro detallado de Indepaz incluye con nombre, apellido y sitio del asesinato a 25 líderes sociales y defensores de derechos humanos y 9 excombatientes de las Farc asesinados en el mes y medio que lleva el coronavirus en Colombia. ¡Hasta cuando!

https://www.portafolio.co/opinion/mauricio-cabrera-galvis/dilemas-eticos-por-el-coronavirus-540260

13.20.-EEUU irá al déficit más alto desde la segunda guerra mundial y no habrá ningún problema – MARC FORTUÑO

Todos los países afectados por el COVID-19 verán un incremento del gasto sanitario y otras partidas vinculadas a la crisis económica para el presente año.

24 abr 2020.- Nadie se escapa y, por supuesto, Estados Unidos también sufrirá fuertes tensiones que afectarán al déficit público. Es más, como ya repasamos cuando se presentó a las elecciones, la política fiscal de Donald Trump ha provocado un mayor desequilibrio presupuestario induciendo un mayor déficit público qué cerró el año pasado en el 5,8% del PIB y una deuda pública que equivale 109% de su PIB.

Para este año se prevé un déficit público del 15,4%, la cifra más alta de los países desarrollados y su mayor déficit desde la segunda guerra mundial, por lo que empujará la deuda pública/PIB hasta el 131,1% del PIB.

Ese espectacular déficit se justifica porque, en los Estados Unidos, además de las medidas de salud aprobadas a principios de marzo, la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica contra el Coronavirus (CARES por sus siglas en inglés) incluye un monto sin precedentes de 2 billones de dólares, o casi el 10% del PIB, en medidas fiscales, de gasto y de apoyo a la liquidez, incluida la asistencia a los hogares en caso de desempleo pandémico, el aplazamiento del pago de impuestos sobre la nómina y la protección de los cheques de pago de las pequeñas y medianas empresas.

Sin embargo, como analizaremos a continuación, y a diferencia de España o Italia, no existe la más mínima duda en que será capaz de financiarse para atender las necesidades presupuestarias.

Esto se debe al privilegio exorbitante –expresión acuñada por el ministro de finanzas francés, Valéry Giscard d’Estaing, en los años sesenta– que refleja la hegemonía del dólar estadounidense. Esto lo podemos ver claro con los siguientes datos, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), el dólar es la divisa más popular debido a que representa más del 60% de todas las pisos conocidos por los bancos centrales, alrededor del 90% del comercio de divisas involucra al dólar estadounidense y cerca del 40% de la deuda mundial se emite en dólares.

¿Qué significa todo esto? Vista la importancia del dólar a escala global, podemos entender que existe una demanda recurrente alrededor del dólar+, y ello le lleva a configurarse como patrón mundial. Esa misma demanda de dólares lleva aparejada la necesidad de obtener una rentabilidad en dólares.

¿cuál es el activo refugio para rentabilizar los dólares? El bono del Tesoro estadounidense a 10 años, o en general la deuda estadounidense.

Por lo que en el momento de financiar el déficit público que se incrementará este año, no existiría ningún problema si tenemos en cuenta el patrón dólar. Los inversores en dólares, buscarán el activo refugio en un momento de incertidumbre: Más demanda de deuda es igual a menores intereses.

De hecho, el privilegio exorbitante que existe alrededor del dólar permite que la Reserva Federal, en la práctica, pueda imprimir tranquilamente 100 dólares, intercambiarlos en el mercado fruto de la demanda existente y todo el mundo deba producir el equivalente a 100 dólares para llevar a cabo la contrapartida de esta transacción.

Es más, la Reserva Federal ha estado detrás estas semanas metiendo 2,6 billones de dólares. Esto se da por un conjunto de programas para combatir las consecuencias económicas de la pandemia, la Reserva Federal también amplió sus tenencias de valores del Tesoro de los Estados Unidos en al menos 500.000 millones de dólares, además de un aumento de los valores respaldados por hipotecas del gobierno en otros 200.000 millones de dólares, con la esperanza de reducir los costes de las deudas a largo plazo y reforzar el difícil mercado de la vivienda.

Un paralelismo con Grecia para entender la ventaja de Estados Unidos

Seguidamente haremos una comparación con la situación de Grecia en el año 2008 y Estados Unidos de hoy a nivel de ratios para entender las ventajas del dólar.

En primer lugar, ambos países venían de una trayectoria de déficit públicos acumulados en los últimos años incluso se habían incrementando estos déficits. En el año 2007 Grecia se plantaba con una deuda pública del 107% del PIB (2 puntos menos que Estados Unidos) y un déficit público del 6,7% (casi un punto de déficit más que Estados Unidos. Como vemos no hay una gran disparidad en los datos relativos a su deuda.

Tras sufrir un shock externo, Grecia, para el año siguiente 2008, se vio envuelta en un déficit ligeramente superior al 10% mientras que Estados Unidos vería, previsiblemente, un déficit del 15%, lo que debería generar más tensiones, comparativamente, en el momento de pedir prestado en los mercados.

Ante el déficit desvocado, llegamos a 2010 y se acuerda el primer rescate de una senda de total de tres rescates. Esto sucedió porque los inversores dieron la espalda a la deuda helena en medio de un miedo generalizado que cuestionaba su capacidad de pago.

Pero si te llamas «Tío Sam» y la divisa es el dólar, incluso siendo el principal responsable de una crisis global, ese pánico que perjudicó a Grecia benefició a los Estados Unidos con una entrada de dólares en los activos refugios. Y la consecuencia final es que, a pesar de tener ratios parecidas en lo relativo a la deuda pública, Grecia fue incapaz de financiarse y Estados Unidos no tendrá problema alguno en los siguientes años.

Y es que es absurdo cuestionar la capacidad de pago de Estados Unidos, al vivir bajo el patrón dólar. El problema podría llegar en el momento en el que el mundo buscara un mix más equilibrado entre las divisas globales, dejando demandar dólares en favor de otras divisas, como por ejemplo el euro, el yen, el franco suizo o bien diferentes criptomonedas.

Solo en ese punto, con una menor demanda de dólares, veríamos una menor necesidad de rentabilizarlos y por lo tanto, los instrumentos financieros de deuda pública estadounidense perderían la utilidad que ofrecen hoy.

https://www.elblogsalmon.com/economia/eeuu-ira-al-deficit-alto-segunda-guerra-mundial-no-habra-ningun-problema

12.20.-Los que ponen el pecho :LUIS NOÉ OCHOA

Ahí vamos, fumigados, oliendo más a alcohol que a loción y confinados. Con finados, porque la huesuda sigue jugando duro mientras nosotros, nerviosos, le llevamos la macabra contabilidad. Ya no se habla de cuánto quedaron Real Madrid y el Barcelona o el Bayern Múnich y el Liverpool, o Millos y Santa Fe; o Yankees y Medias Rojas, o cómo van Nairo Quintana, Egan Bernal, Rigoberto Urán y demás ‘escarabajos’, pues estamos es caribajos, haciendo cuenta de los muertos de cada día.  

 COLOMBIA

 Ayer iban más de 145.000 en el mundo. Solo en Estados Unidos –que se supone es potencia mundial, con grandes adelantos científicos, pero donde Trump al principio se echó un sueño americano– van más de 33.000. En esta Colombia nuestra iban 153 fallecidos por el mal y 3.233 contagiados. Estamos jo…, decía una monjita amiga, sor Teo.

17 de abril 2020.- Estamos jo… porque el mundo está detenido y la muerte se está llevando mucha gente, inclusive por otros males. Por ejemplo, me dolió que se llevara, antier en Bogotá, a Carlos Donoso, abogado y guionista venezolano, dedicado a hacer reír a la gente como gran maestro que fue de la ventriloquía y el buen humor. Con él se van en el mismo ataúd Kini y Lalo. Kini era el miquito impertinente, tosedor, como si tuviera covid-19, que divirtió a medio mundo durante 50 años. La parca “me saca la piedra”, como decía Kini, pues Donoso fue uno de los grandes en una de las profesiones más hermosas y urgentes: la de llevar alegría, distraer, aliviar angustias. Hoy sí que necesitamos eso. Gracias, maestro.

Es el momento de unirnos, es hora de la grandeza. Así lo entiende el expresidente Santos al ofrecer su respaldo al presidente Duque.

Secada la lágrima, decía que ahí vamos con tapabocas hasta en la casa para que no nos vean la mala cara, llamando a un señor muy famoso, Domicilio Puerta, y alternándonos la salida para hacer compras, como dijo una reina: hombre con hombre, mujer con mujer, del mismo modo y en sentido contrario. Y, como el coronavirus lo cambió todo, ahora resultó que ellas son más rápidas que los hombres. Dizque se demoran 20 minutos y nosotros, 45. Hablo de hacer compras. A lo mejor, pues ellas dicen que van al grano.

Pero no armemos divisiones. Es el momento de unirnos, es hora de la grandeza. Así lo entiende el expresidente Santos al ofrecer su respaldo al presidente Duque, quien fue su crítico, y ponerse a su disposición. Los expresidentes, cuando no son ventrílocuos, Kini rajan ni prestan el hacha, son vitales para el país, pues tienen vasta experiencia en todos los temas. Bien por el nobel.

Lo que vivimos nos prueba a todos. Hay sectores relevantes, y todo reconocimiento es poco. Claro, el personal de la salud: ellos son los más expuestos en esta crisis. Como alguien dijo, a los médicos los necesitamos de por vida. Y después de que haya pasado un poco esta tragedia, el Gobierno tiene que replantear sus condiciones laborales. La salud no puede ser un negocio en el que los que menos ganan son los médicos. Eso es muy injusto.

Otro sector que cumple una tarea maravillosa, y con quienes también hemos sido injustos, es el agrario. Durante muchos años el campesino ha llevado del bulto: le dan por los huevos, le sacan la leche, le han pulseado las papas. Don Domicilio nos trae los productos de campo, pero detrás de ello hay miles de hombres y mujeres que madrugan, trabajan duras jornadas y muchas veces solo cosechan pérdidas. Gracias, campesinos, que a pesar de ser víctimas del intermediario, de la violencia, del clima o hasta de los políticos, perseveran, laboran, cultivan y nos envían de comer.

Gracias desde este encierro, donde se añora lo verde, la música de un chorrito de agua o la de la carranga del maestro Jorge Velosa: “Buenos días, campesino, buenos días”. Como a los médicos, ojalá cuando esto pase no los vayan a olvidar. ¿O será que les vuelven a echar tierra?

Luis Noé Ochoa luioch

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/los-que-ponen-el-pecho-columna-de-luis-noe-ochoa-485818https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/los-que-ponen-el-pecho-columna-de-luis-noe-ochoa-485818

  • 11.20.-El éxito de Corea del Sur, ¿qué podemos aprender de su estrategia contra el coronavirus?  – MARC FORTUÑO
  • Recuerdos de un excombatiente en la Guerra de Corea: 68 años después –LORENA MUNAR 
  • Paradojas del coronavirus MAURICIO CABRERA

Hoy por hoy, 209 países de todo el mundo han notificado más de 1,4 millones de casos de coronavirus (COVID-19) hasta el 8 de abril. De estos más de 400.000 son de los Estados Unidos (con 12.857 muertes). A los Estados Unidos le siguen países europeos como España, Italia, Francia y Alemania.

9 abr 2020.- El año 2020 no ha tenido una buena racha hasta ahora y la pandemia de COVID-19 es en gran medida la culpable. Mientras que las principales potencias económicas de todo el mundo luchan por contener su propagación, la economía mun