• 17.20.-S.O.S por departamentos y municipios MAURICIO CABRERA
  • Análisis gráfico: datos del conoravirus en Colombia a 14 de mayo – DIEGO OTERO PRADA
  • ‘Uribito’ y los mayores de 70 – LUIS NOÉ OCHOA

Departamentos y municipios están en una situación peor que las empresas.

Las finanzas de municipios y departamentos también han sido afectadas por la pandemia, lo mismo que empresas, colegios, universidades, trabajadores, independientes e informales, pero hasta ahora no han recibido ayuda del único que tiene la capacidad de ofrecerla, el Gobierno Nacional.

17 may 2020.- Los gobernadores, y sobre todo los alcaldes, son los que tienen que enfrentar directamente el hambre, el desespero, la indisciplina y los reclamos de la población, además de tener la responsabilidad directa sobre los sistemas de salud y educación. Esto les genera más gastos, que si bien no son de la magnitud de los del gobierno nacional, sí afectan sus maltrechas tesorerías.

El impacto más grave es sobre sus ingresos, tanto tributarios como no tributarios, que han caído de manera significativa. Además de las transferencias de la Nación y las Regalías, los departamentos dependen de los impuestos al vicio (licores y cigarrillos), al registro y a vehículos, mientras que en los municipios los claves son el predial, el ICA y la sobretasas a la gasolina. Todos ellos están disminuyendo en su causación o en su recaudo.

La Federación Nacional de Departamentos ha estimado que en abril los ingresos departamentales cayeron en promedio $290.000 millones, es decir el 45% frente al mismo mes del año pasado, siendo los más afectados el de vehículos (-90%) y el de Registro (-71%), mientras que el de licores ‘solo’ cayeron 32%. Por el menor recaudo del IVA a nivel nacional e ingresos petroleros, también bajarán las transferencias de la Nación.

No se conocen todavía datos de los municipios, parece que el gremio que los agrupa está dedicado a otros menesteres, pero la Dirección de Apoyo Fiscal del ministerio de Hacienda (DAF) ya montó un modelo para cuantificar el impacto económico del Covid 19 sobre los entes territoriales y está recolectando la información.

Por la pandemia, departamentos y municipios están en una situación peor que las empresas, en la medida en que han visto reducir sus ingresos pero están manteniendo sus plantas de personal y además han tenido que incrementar sus gastos. En este sentido deberían tener apoyos similares a los que han recibido las empresas del gobierno nacional.

En primer lugar, para mantener el empleo debe tener acceso al programa de apoyo al empleo formal (PAEF) y recibir el 40% del salario mínimo para cada uno de sus empleados. Si se ha abierto esta posibilidad para todas las personas jurídicas, no hay razón para que los entes territoriales que han tenido una caída mayor al 20% en sus ingresos no reciban este apoyo.

En segundo lugar hay que ofrecerles alternativas de endeudamiento preferencial. Para no ser tachado de populista irresponsable no voy a proponer que se haga lo de EE. UU. Donde el banco central va a comprar miles de millones de dólares de bonos municipales, sino tan solo que se les ofrezca a los entes territoriales las mismas ayudas que se han dado al sector privado.

En este caso serían líneas de crédito de Findeter con tasas subsidiadas y garantías del gobierno nacional, hasta del 90%, para préstamos de bancos comerciales. Además, que se les permita endeudarse con sus recursos que tienen en el Fonpet, como ya lo hizo el gobierno.

https://www.portafolio.co/opinion/mauricio-cabrera-galvis/s-o-s-por-departamentos-y-municipios-540892

17.20.-Análisis gráfico: datos del conoravirus en Colombia a 14 de mayo – DIEGO OTERO PRADA

Con cifras al 14 de mayo de 2020 les presento una nueva versión gráfica por regiones de lo que está ocurriendo en Colombia.

15 may 2020.- Se hace una regionalización de las cifras para determinar donde se localizan los problemas y ver mejor la evolución del Covid 19 en Colombia.

Las dos gráficas finales son las de los casos nuevos para Colombia y para Colombia sin Bogotá, la Costa Atlántica, Valle, Antioquia, Risaralda, Meta, Amazonas y Nariño.

Como se mencionó en el anterior análisis, los focos del crecimiento del coronavirus se concentran en Meta, Amazonas, Bolívar, Atlántico y Bogotá. Hay menor incidencia en Magdalena, Risaralda, Nariño y Valle. Muy bien en Antioquia y pocos problemas en los restantes 23 departamentos.

Los departamentos del Meta, Amazonas y Nariño acumularon el 14 mayo 2241 contagiados, el 16,46%, un porcentaje muy alto teniendo en cuenta su población.

Bogotá, ha venido disminuyendo su participación de 40,0% al comienzo a 35,94% el 14 de mayo. A continuación, siguen la Costa Atlántica con 20,49% y Valle con 11,4%.

Antioquia mantiene una baja participación de 3,68% porque sus contagiados eran solamente 501.

El resto, sin considerar a Bogotá, la Costa, Valle, Antioquia, Risaralda, Meta, Amazonas y Nariño sumaba 1394 contagiados, para un 10,24%.

Las gráficas muestran claramente una aceleración de los contagiados a partir del 21-27 de abril. Estamos en una fase de aceleración, que, de acuerdo con mis proyecciones, seguirá todo el mes de mayo, y en junio debe darse una reducción en la tasa de crecimiento de casos nuevos.

Figura 1 Casos nuevos Bogotá lineal y móvil

Figura 2 Casos nuevos Costa Atlántica lineal y móvil

Figura 3 Nuevos casos Bolívar

Figura 4 Nuevos casos Atlántico

Figura 5 Casos nuevos Magdalena

Figura 6 Casos nuevos en Meta, Amazonas y Nariño

Figura 7 Casos nuevos Valle del Cauca lineal y móvil

Figura 8 Casos nuevos de Antioquia lineal y móvil

Figura 9 Casos nuevos Risaralda

Figura 10 Casos nuevos de Colombia

Figura 11 Colombia sin Costa, Antioquia, Bogotá, Valle, Risaralda,

Meta, Amazonas, Nariño

17.20 .-‘Uribito’ y los mayores de 70 – LUIS NOÉ OCHOA

Los abuelitos, como les dice Duque en su noticiero, tienen derecho a salir, guardando los protocolos

Hoy, estimados lectores, hay varios temas en el tintero. Que ya no es tintero, sino el teclado. Uno, taquillero, podría ser el de la decisión la Corte Constitucional que resolvió guardar la distancia judicial con su prima, la Suprema, y permitirle al exministro Andrés Felipe Arias, o Hectarias, impugnar el fallo que lo condenó a 17 años de prisión por el caso Agro Ingreso Seguro. Como en el fútbol, van a acudir al VAR después de varios años de terminado el partido.

Claro que la Suprema acata pero no comparte el que se le conceda la tutela, que puede favorecer, según algunos nombres, sobre todo a ‘buenos muchachos’ del uribismo, que podrían dejar el confinamiento, pues hay varios guardando la distancia antisocial. Se dice que no, pero creo que habrá choque de trenes y de trinos.

Lex est lex, pero lo importante es que la justicia sea justa y que los políticos no suban a los estrados. Y que también se acuerden de los miles de presos hacinados que no reciben sino la visita del covid-19. Varios de ellos, ya en la segunda instancia ante las altas cortes celestiales. Y me parece, si no estoy mal, si la memoria no me falla, que la justicia es para todos.

Pero este no era el tema, mas, como me decía una amiga, no resistí la tentación de tocarlo. Hoy quería hablar de los mayores de 70. Y no estoy todavía por allá, pues soy mucho menor que Uribe. Pero Uribe Uribe, me dijo una compañera.

Hay que replantearlo, porque la depresión y la ansiedad para muchos pueden ser peores que el covid-19. No sea que salga primero Andrés Felipe de la cana que los viejos de la casa.

Pero, sí, señores y señoras, este coronavirus, que ha causado tanto dolor en el mundo, ha traído duros cambios para todos. Pero, como pasa con la justicia, más para unos que para otros. Y los mayores de las siete décadas han sido afectados seriamente en lo económico, en lo anímico y en lo social… Ya inclusive se está despertando un movimiento denominado ‘la revolución de las canas’, parecido al de los presos uribistas, que es la revolución de los encanados.

El hecho es que los mayores de 70 llevan ya 65 días confinados, se supone que en busca de cuidarlos, pues los “abuelitos”, como les dice el presidente Duque en su noticiero, son la población de mayor riesgo. Hay en Colombia más de dos millones de ellos. Y las estadísticas oficiales dicen que llegan casi al 10 por ciento de contagiados. Pero el 51 por ciento ha fallecido. No se puede negar, sin ser irrespetuoso, que el motor no es el mismo; ya hay fuga de aceite, las rótulas suenan y, como dicen los mecánicos, falla el ‘chicler’.

Pero hay clásicos, engallados, repotenciados, muy vitales que piden kilómetros, que se sientan capaces, incluso, de echar una cana al aire, que son útiles y tienen que producir. Y en todas las profesiones: juristas, médicos, ingenieros, etc. Además, que son líderes y jefes de empresa. Otros necesitan buscar el pan de cada día. Según el Ministerio de salud, uno de cada tres logra pensionarse. ¿Y los otros? A mi abuelo a los 70 no le dolía una muela, pues ya no las tenía, pero aún era arriero y caminaba kilómetros diarios.

Claro, hay que protegerlos, reconocerles, agradecerles. Pero hay que ser justos y humanos y entender que muchos necesitan salir, el país mismo los requiere. Que muchísimos de ellos que no pueden seguir por un mes más poniendo el bolero Ansiedad necesitan laborar y tener esparcimiento, echar un chico de billar, pues, aún las gariteras les ponen bolas; jugar golf, caminar, sentirse útiles. Ellos, como todos, si no están enfermos, tienen derecho a salir, guardando los protocolos. Nadie más que una persona de esa edad para ser prudente.

Hay que replantearlo, y pronto, porque la depresión, la ansiedad, la autoestima, la falta de estirar el músculo que aún estire, para muchos pueden ser peores que el covid-19. No sea que salga primero Andrés Felipe de la cana que los viejos de la casa.

Luis Noé Ochoa

luioch@eltiempo.com

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/uribito-y-los-mayores-de-70-columna-de-luis-noe-ochoa-498606

  • 16.20.-La vacuna contra el ‘avispón’  – LUIS NOÉ OCHOA
  • Esta es la propuesta del Nobel de Economía Joseph Stiglitz para acabar con la desigualdad LA NOTA ECONÓMICA

Estamos cundidos de ‘avispones’ a los que les encantan las mieles del poder y se roban los dineros.

Fernando Carrillo: Procurador General, Carlos Felipe Córdoba: contralor general, Francisco Barbosa: Fiscal General. 

Y ahí vamos, y ahí va el planeta. Casi todo mundo alcoholizado, es decir, rociado con alcohol. La gente ya solo se conoce por los ojos. Y se requiere distancia social. Bueno, distancia social ha habido siempre entre la humanidad. Pero ahora es pobre con pobre, rico con rico, del mismo modo y en sentido contrario, y todos mechudos, como cortados con la misma tijera. Hasta los calvos ya están peludos en el encierro.

15 may 2020.- Y, con excepción de los irresponsables, sin besos, ni abrazos, sin fiestas, sin fútbol, viendo partidos viejos y telenovelas repetidas. Hay cosas buenas: han bajado la violencia, la infidelidad, no hay barras bravas, se lee más y se aprende gastronomía.

Y los líderes del mundo siguen culpándose mutuamente. Donald Trump, como un viejo cachaco bogotano bravo y decepcionado con una joven novia, dice que le tocará romper relaciones con la China. Y los científicos, en una guerra por hallar la vacuna. Esa es la esperanza, Dios los ilumine.

Mientras tanto, el asesino silencioso ya mató a más de 300.000 personas en el mundo. Colombia ya pasó de los 500 seres. Y los contagios detectados van en más de 14.000. Da miedo. Por eso y por mucho más –dice la canción–, cuidarnos entre todos, cumplir los protocolos, ayudarnos, ser solidarios y generosos debe ser la norma. Y ser honestos.

“Lo que pasa es que la corrupción en nuestra sociedad es un mal como el covid-19, que se infecta por el contacto, a través de los abrazos, los cocteles, por estornudos sobre los contratos.”

Porque aquí viene la desgracia. En días pasados se habló de que tras de cotudos, con paperas. Que ahora había llegado a Colombia el avispón asiático asesino, capaz de matar a un ser humano. Pero los entomólogos aclaran que son avispones normales, que solo acaban con las colmenas. No hay por qué asustarse. Además, de ‘avispones’ a los que les encantan las mieles del poder y se roban los dineros públicos estamos cundidos. Cada rato salen sonrientes a casa por cárcel.

Ahora mismo, la Procuraduría General de la Nación, la Fiscalía y la Contraloría investigan millonarios contratos que, en varios departamentos, gobernadores y alcaldes firmaron durante el manejo de los recursos para enfrentar la pandemia. Pueden sumar billones. Parece que muchos ‘avispones’, en algunos casos, les ponían sobreprecios de hasta el 50 por ciento a los productos. Y mientras tanto, la gente clama por ayudas. Da pena. Bueno, tal vez no dé pena, porque quedan impunes, la justicia deja vencer los términos, pero da rabia y tristeza.

Lo que pasa es que la corrupción en nuestra sociedad es un mal como el covid-19, que se infecta por el contacto, a través de los abrazos, los cocteles, por estornudos sobre los contratos. En la política hay mucho contagio, en especial entre los que vengan con bajas defensas éticas, pues el ‘coronacorruptus’ es un virus endémico… ende mico y ende rata.

Es triste decirlo, pero con ‘corruptivirus’ en la sangre hay muchos, y no hay testeo para cogerlos de las pruebas. En un estudio hecho por Transparencia Internacional en febrero de este año en 73 países, con una muestra en 20.000 ciudadanos –entre empresarios y expertos–, Colombia ocupó el primer lugar en corrupción. Es decir, fuimos medalla de oro. No la vimos porque se la robaron, pero se calcula que aquí, los ‘avispones’ se llevan cada año unos 14 billones de pesos.

Dicen los expertos que el escenario poscovid-19 será de pobreza, desempleo y hambre. El Estado necesita, entonces, cualquier peso para salud, educación y asistencia social. Así que se requiere encontrar una vacuna contra el veneno de los ‘avispones’ criollos. Urge recuperar los valores morales. Los maestros –feliz día–, los padres, la Iglesia –iba a decir los legisladores, pero no aprobaron el estatuto anticorrupción– tienen mucho que hacer y decir. Y que haya justicia, buen ejemplo y austeridad. No gastar, por ejemplo, 3.500 millones de pesos para mejorarle la imagen al Presidente, que está haciendo bien muchas cosas, mientras la gente pide ayuda. Eso es como estrenar el jefe de la casa mientras los niños se acuestan con hambre. La peor imagen.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/la-vacuna-contra-el-avispon-columna-de-luis-noe-ochoa-496040

16.20.-Esta es la propuesta del Nobel de Economía Joseph Stiglitz para acabar con la desigualdad LA NOTA ECONÓMICA

Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía 2001. Imagen: EFE.

 En el marco del Hay Festival de Cartagena de Indias, el Nobel de Economía Joseph Stiglitz aseguró en una entrevista con Jorge Gil Ángel, de la agencia EFE, que, para acabar con la desigualdad y ponerles fin a las protestas, el mundo necesita “un nuevo contrato social” que busque un equilibrio entre el mercado, el Estado y la sociedad.

2 feb 2020.- El autor del libro “Capitalismo Progresista” también advirtió sobre la necesidad de una agenda global que incluya reformas de los mercados, “tumbe” los monopolios, restrinja la competencia desleal y vele por la creación de políticas progresistas de impuestos y gastos.

¿Es optimista con los cambios que pueden traer las multitudinarias protestas ciudadanas?

Soy optimista frente al cambio, es una inundación en países como Chile. Cuando miraba los datos de Chile, el nivel de desigualdad era tan alto que me sorprendía que no hubiese más disturbios civiles. Ahora tenemos los disturbios y va a haber una verdadera revisión de la Constitución.

Hay un comienzo real de reconocimiento de que hay un problema. En Chile buscaron la solución de los «Chicago Boys», y les funcionó. Ahora solo con ese reconocimiento van a comenzar a pensar. ¿Cuáles son los marcos económicos alternativos? Soy optimista. América Latina a veces se desvía de un extremo de los fundamentalistas del mercado al otro extremo y lo que espero es que entendamos que la extrema derecha no funciona, es más fácil dirigir desde un rumbo intermedio.

Fallaron el neoliberalismo y el socialismo. Hoy la desigualdad es el motor que impulsa las protestas. ¿Cuál es el modelo que usted propone?

Lo que estoy argumentando en mi libro «Capitalismo Progresista» es que necesitamos un nuevo contrato social; un nuevo equilibrio entre el mercado, el Estado y la sociedad civil, y una ecología de instituciones más rica, incluidas organizaciones sin ánimo de lucro, cooperativas.

El problema del neoliberalismo era que argumentaba que el mercado sin restricciones era la solución y decía: no se preocupe por la moral, no se preocupe por la explotación, sólo déjelo en manos del mercado; y eso no funcionó.

Insisto, las desigualdades siguen creciendo y el efecto está en las calles ¿Cuál es la clave para cerrar esa brecha?

Nunca ha habido una bala de plata para algo que ha estado sucediendo durante 40 años, incluso desde hace mucho más tiempo, y en el caso de América Latina aún más, desde el período colonial.

La respuesta es una agenda completa que incluya reformar los mercados, reformar las reglas del juego, tumbar los monopolios, poner más restricciones al comportamiento anticompetitivo, fortalecer el poder de negociación laboral, reformar el gobierno corporativo.

Y luego tenemos que tener políticas progresistas de impuestos y gastos. Debemos tener programas para asegurarnos de que todos satisfagan sus necesidades básicas para una vida decente, especialmente en países como Estados Unidos donde somos lo suficientemente ricos como para asegurarles a todos una vida decente si solo quisiéramos.

Otro aspecto realmente importante es que tenemos que lidiar con el problema del cambio climático: el mundo está amenazado, no es solo una crisis de desigualdad, es una crisis climática y si no lo hacemos nuestro mundo no va a ser habitable o vamos a gastar enormes cantidades de dinero en respuesta al cambio climático. Sin embargo, el presidente de los Estados Unidos lo niega; el resto del mundo no puede negarlo, tiene que ser parte de una economía reformada.

¿Y entonces por qué llegan al poder personajes como Trump o Bolsonaro?

Creo que tiene mucho que ver con el fracaso del neoliberalismo para cumplir sus promesas. Hay un gran descontento de la gente. Las élites prometen que la globalización y todas estas cosas resultarían en un mejor nivel de vida, y eso no ha sucedido.

Así, creo que es totalmente comprensible que haya un sentimiento «antiestablecimiento» en muchos países de todo el mundo. Lo triste es que estos tipos van a empeorar aún más y creo que lo único que podemos hacer es conectarnos, seguir explicando por qué las políticas de Bolsonaro y Trump no van a funcionar, demostrar que no están funcionando.

¿Cuál es el alcance real que ha tenido la guerra comercial entre Estados Unidos y China en el resto de países?

Está muy claro que la guerra comercial de Trump ha agregado un alto nivel de incertidumbre en el panorama económico mundial y que a las empresas no les gusta la incertidumbre.

Este tipo de incertidumbre es particularmente destructiva porque una de las grandes decisiones que toma una empresa al invertir es preguntarse dónde lo hará. Puede hacerlo en Vietnam, China y Estados Unidos, pero si estamos en un mundo en guerra comercial, si hace la inversión en un país u otro, la barrera aumenta, pierde mucho dinero.

¿Por qué cree que la agenda económica de Trump va a fracasar?

Creo que la agenda económica de Trump fallará porque Trump y su equipo económico no entienden la economía. Tomemos un tema del proteccionismo, los acuerdos comerciales. Dijo que lo más importante es bajar el déficit comercial. Los déficits comerciales multilaterales están determinados por factores macroeconómicos: la disparidad entre el ahorro agregado y el ahorro promedio interno es la equidad interna. Y sus políticas, incluida la ley de impuestos de diciembre de 2017, redujeron los ahorros del gobierno, crearon un déficit de un billón de dólares y, por lo tanto, aumentaron estos desequilibrios macroeconómicos y previsiblemente el déficit comercial, exactamente lo que predije.

Mientras tanto, no ha hecho las inversiones en atención médica para que millones de estadounidenses tengan acceso. Si no tiene una población saludable no tiene una población productiva, las desigualdades han aumentado, el crecimiento y la creación de empleo son más bajos que con Obama. Puedo decir que ya es un fracaso. Y el problema es que otros cuatro años lo empeorarían aún más.

Editado por: La Nota Económica.

https://lanotaeconomica.com.co/global/esta-es-la-propuesta-del-nobel-de-economia-joseph-stiglitz-para-acabar-con-la-desigualdad.html

15.20.-Sobre el buen periodismo MARÍA A. GARCÍA

Ojalá siga Fernando Vallejo su camino de la ficción y deje el periodismo para los que debaten con argumentos. 

Durante años me esforcé por comprender —e implementar— los pilares fundamentales del buen periodismo. Ese periodismo que se enfoca en analizar y transmitir información relevante para la sociedad y que está cimentado en fuentes confiables y fidedignas con pruebas irrefutables.

Parte de ese esfuerzo propio fue comprender la diferencia entre el sano debate —entre columnistas, por ejemplo— y el bajo ataque a la yugular que los amantes de los latinajos llaman ‘ad hominem’.

3 may 2020.-El primero, la necesaria discrepancia de ideas, es una práctica que suele darse entre líderes de opinión y estimula el intercambio de ideas desde el respeto. La práctica es moderada por los editores de opinión, quienes se ocupan de que el golpe no sea a la cara sino al argumento, evitando así una escena ‘gore’ en el ‘ring’. Y los lectores gozan de estos intercambios de ideas, pues les permite formarse sus propias opiniones a raíz de un debate relevante e interesante. Estos debates desde diarios distintos —y entre columnistas de opinión— están en mora de difundirse más en nuestra prensa local.

Dentro de lo que tenemos ha habido intercambios interesantes, pero también desaciertos. El norte del respeto a veces se pierde y nos encontramos con personas que escriben muy bien, pero que quieren pasarse por la faja la decencia con el otro.

La reciente salida en falso de Fernando Vallejo —después de numerosas voces de alerta sobre sus peligrosas columnas que minimizaban el covid-19—, que lo llevó a insultar a Héctor Abad a través de su padre asesinado, es ejemplo de esa vileza que debe evitarse a toda costa en las páginas de opinión.

Todo empezó porque varios lectores y columnistas alertaron sobre la necesidad de que Vallejo no difundiera información falsa o pseudociencia sobre el coronavirus, pues ponía en riesgo de muerte a miles de personas. Esa norma sagrada del periodismo nos mueve también a abordar con mucha delicadeza el tema del suicidio, porque sabemos del efecto que puede ocasionar en los lectores. Y minimizar una pandemia equivale a glorificar el suicidio.

La respuesta de Vallejo, pues, fue insultar a Héctor Abad en términos que no repetiré por respeto, con la sevicia del que se sabe acorralado. Habría sido mejor que Vallejo le respondiera a Abad refutando sus opiniones, con altura y con claridad, en lugar de escupir en la memoria de su padre, el cual, además, no tiene absolutamente nada que ver en el debate que los convocó.

El insulto personal tiene más cabida en una calle oscura al lado de un garito de mala muerte, que en un espacio destinado para estimular el debate respetuoso y relevante. Porque también hay que tener en cuenta la relevancia, y creo que para nadie es relevante —en medio de una pandemia— que Vallejo quiera escupir en la lápida de un señor a cuyo hijo aborrece.

Ojalá siga Vallejo su camino de la ficción, que tan bien le queda, y nos siga deleitando con sus alucinadas narraciones en estas infinitas tardes de pandemia, y que deje el periodismo para los que buscan debatir con el otro con respeto, en lugar de intentar noquear al contendor con una dolorosa puñalada en la espalda.

MARÍA ANTONIA GARCÍA DE LA TORRE En Twitter: @caidadelatorre

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/maria-a-garcia-de-la-torre/sobre-el-buen-periodismo-columna-de-maria-antonia-garcia-491336

  • 14.20.-El Día del teletrabajo – LUIS NOÉ OCHOA
  • Un médico en mi lugar – PATRICIA LARA
  • Dilemas éticos por el coronavirus – MAURICIO CABRERA

Con más de dos dígitos de desempleo, ya se rajaba el Gobierno. Ahora el panorama es más gris.

Este viernes era el Día del Trabajo. Y hasta me costó trabajo iniciar la columna, aunque había motivos de inspiración. Al prender el computador apareció la imagen de dos loros azules en un gajo, casi a punto de darse un pico, rúa. Ella parecía decirle ‘quiero cacao’. Detrás, un follaje verde. Imaginaba yo que después de las ramas habría un campo abierto, tachonado de árboles, un aljibe sonoro y algún caballo retozando. Todo, mientras uno está en el encierro, pidiendo cacao y con pico y flaca.

2 may 2020.- Entonces entra la nostalgia. Porque antes, en este fin de semana de puente largo, Melgar, el Miami de muchos, habría estado lleno; unos en Barú, otros varados, pero cada quien sabe gozar según su bolsillo. Las fincas estarían muy visitadas y con los pobres pollos con la piel de gallina. Las entradas y salidas de las ciudades, trancadas, con los mayores de 70 como copilotos, que son frenos de mano, es decir, salvavidas: ‘Más despacio, mijo’. O ‘cuidado se le atraviesa el burro’, como le dicen a Trump. Un abrazo a los más viejos que uno, en esta difícil cuarentena. Sé de uno que no ha vuelto a reír, pues perdió su caja… de compensación. Calma.

Perdón si molesto al tocarles la fibra del paseo y la diversión, cuando estamos encerrados, pero esto nos tocó, y por encima de todo está cuidarnos, cuidar a los nuestros y ganarle esta guerra al enemigo invisible. Hay que prevenir y poner buen tono, que pronto disfrutaremos todo lo que hoy añoramos.

“Este viernes hubiese habido desfiles en las de las principales ciudades. Miles de trabajadores hubiesen salido con pancartas: ‘Dónde estás que no te veo, el pueblo no tiene empleo”.

Sin el covid-19, este viernes hubiese habido desfiles en la plaza de Bolívar de Bogotá y en las de las principales ciudades. Miles de trabajadores, con empleo o sin él, hubiesen salido con pancartas: ‘Dónde estás que no te veo, el pueblo no tiene empleo’, y con las de las centrales obreras como la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC), que hoy podría ser Confederación de Trabajadores Confinados; la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), que podría ser Central Unitaria del Teletrabajo.

Tal vez, como no faltan los vándalos colados, esta vez se salvaron algunas estaciones de TransMilenio, porque así somos, epa Polombia. Y los agentes del Esmad, a los que algunos odian, hoy están repartiendo mercados, porque ‘Colombia cuida a Colombia’.

El de ayer fue un primero de mayo distinto, en muchos años. Pero no quiere decir que sea menos significativo. Hay motivos de preocupación por la desocupación. El covid-19 ha agravado el panorama, que ya venía gris. Con más de dos dígitos, ya se rajaba el Gobierno en una economía que creció en 2019 al 3,3 por ciento, así me digan que soy un producto interno bruto. En marzo, 1,6 millones de personas quedaron sin empleo.

Con este toque de queda por el covid vendrán crisis. Los que saben de numeritos creen que llegaremos a un desempleo de 20 por ciento, que más de 7 millones de puestos están en riesgo. Esa es la otra tragedia. El desempleo es hambre, enfermedades, inseguridad. Las banderas rojas ya significan que hay casas en las que hasta la nevera bosteza.

Aquí se necesita que la pirinola caiga en ‘todos ponen’. Me emocioné y aplaudo a un empresario humano y ejemplar que dijo “estoy jugándome por no despedir a ninguno de mis 250 trabajadores”. Bravo. Esto tiene que ser una familia, entre empleadores y trabajadores. No hay de otra. Hay que evitar que se cierren empresas, y el Gobierno tiene las herramientas. Con protocolos de seguridad, toca producir, hay que reactivar las grandes obras públicas a todo vapor y la construcción, lo mismo el campo, pues lo que se va a necesitar en el futuro es comida. Ahí está la clave. Plata habrá si se persigue a los corruptos, si se vigilan los contratos.

Por ahora, los de la CCC (Central de Creyentes en Cristo) nos encomendamos a la cruz de mayo, que pondremos mañana. Porque esto también es asunto de fe.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/el-dia-del-teletrabajo-columna-de-luis-noe-ochoa-490906

14.20.-Un médico en mi lugar PATRICIA LARA

Hoy cedo mi lugar al monteriano Javier Romero Ogaza, neurorradiólogo del Hospital de Massachusetts y profesor de la Universidad de Harvard, quien, en esta emergencia, ha tratado pacientes con coronavirus.

1 may 2020.- En Colombia, donde la insolidaridad ha llevado a que se discrimine a los médicos y hasta se les amenace para que abandonen sus viviendas, vale la pena conocer el calvario que padece uno que atiende la pandemia con la protección adecuada. Imagínense ustedes cómo será el que han vivido tantos que aquí han tenido contacto con los contagiados sin disponer siquiera de guantes ni tapabocas.

Al llegar del hospital pensaba en Santos, de 56 años, contagiada de coronavirus, a quien le había explicado que si se deterioraba, tendríamos que entubarla para ayudarla a respirar. Limpié con paños de Clorox mi celular, mi carné de médico, el bíper y las llaves. Ese ritual lo practico siempre que llego a casa: así reduzco las posibilidades de contagiar a mi familia.

Los ojos de Santos, abotagados y saltones, y su sonrisa al oír que trataríamos de evitarle la entubación volvieron a mi mente.

Introduje en la lavadora mi vestido de cirugía, las medias y los pantaloncillos. Pensando que así mataría el virus de inmediato, vertí más detergente del necesario. Observé cómo se lavaba la ropa: imaginé que un virus gigante, rojo, agonizante, gritaba de dolor cuando le caía el jabón adicional. Recordé de nuevo a Santos: ¿podría regresar a su casa? Me había contado que vivía con unas ocho o doce personas en un apartamento de dos cuartos con camarotes que alquilaban a inmigrantes. Compartían un solo un baño y la cocina. Recordé La metamorfosis, de Kafka, e imaginé un virus gigantesco, rojo, irregular, que se reía y crecía a medida que Santos describía las condiciones de su hogar, que parecían un carnaval para la proliferación del virus. Creo que se dio cuenta de mi distracción, y exclamó: “Doctor, ¿se encuentra bien?”.

“Sí, Santos, pensaba que, para evitar el contagio, tendría que enviarla a un hotel adecuado para aislar a quienes no pueden aislarse en su casa”.

“Gracias por todo lo que hace por mí”, afirmó.

En lo más profundo escuché una voz que me decía: “Lo que haces no va a ser suficiente para salvarlos a todos”.

Oí que mi señora, en el baño adyacente, abría el agua caliente para que me duchara.

“Gracias, amor”, le dije, y me di cuenta del amor de mi esposa, quien lo arriesgaba todo al estar junto a mí. Pensé que no me perdonaría si llegase a contagiar a alguien de mi familia. Caminé hacia la ducha en puntas de pies, sin tocar las superficies del baño. Agarré la manija de la puerta. El temor de contagiar a alguien me produjo un huracán de adrenalina en las venas. Después de limpiarla, recordé que había tocado la ropa quirúrgica. Limpié todo de nuevo. Me duché. Me enjaboné. Me restregué con fuerza.

Cuando me secaba, el sonido del bíper rompió el silencio: “Santos necesita entubación respiratoria”. Me senté en el borde de la cama, semidesnudo, en silencio. Sabía que los estudios chinos determinan que el 80 % de los que necesitan conectarse a un ventilador fallecen.

A los cuatro días recibí un mensaje que me indicaba que ordenara el traslado a cuidados intermedios de Santos Cabrales.

Entonces me dije: “Amo lo que hago. A pesar de las dudas, de las tribulaciones, del dolor humano, siempre estamos acompañados por el trabajo incesante de los colegas y por nuestro Señor, que nos ilumina en este difícil camino”.

https://www.elespectador.com/opinion/un-medico-en-mi-lugar-columna-917321

14.20.-Dilemas éticos por el coronavirus – MAURICIO CABRERA

El más dramático es el que han enfrentado los médicos en sitios donde la capacidad hospitalaria se ha visto desbordada.

Las situaciones extremas, como la guerra o la pandemia del coronavirus, enfrentan a las personas a tremendos dilemas éticos que cuestionan los principios y valores que regían la vida en circunstancias ordinarias. Y la economía política tiene mucho que ver con esos dilemas.

26 abr 2020.- El dilema más dramático es el que han enfrentado los médicos en el norte de Italia, en New York o en otros sitios donde la capacidad hospitalaria se ha visto desbordada por el número de contagiados y, como dice el dicho, no hay cama para tanta gente y, lo más crítico, no hay suficientes ventiladores que les permitan a todos los pacientes respirar y vivir.

Imagine la escena y piense usted que haría. Tiene dos o tres pacientes esperando una cama en la UCI y un ventilador porque sus pulmones están colapsados, pero solo hay uno disponible. En sus manos está la decisión de quién va a morir y quién va a vivir. ¿A quién se lo asigna?

¿Con qué criterio tomar la decisión? ¿Por orden de llegada y entonces es casi la suerte la que decide? ¿Por razones médicas, y se lo da al menos grave porque tiene más probabilidades de sobrevivir? ¿Por puros criterios financieros y le toca al que tenga la mejor póliza de seguro? ¿Al más joven porque los ancianos de todas maneras van a morir pronto? Muy complicada decisión.

Tiene consecuencias igual de graves el dilema de un comerciante que vende desinfectantes o tapabocas. O una farmacéutica que descubra el remedio contra el virus. La demanda por su producto es altísima y según la ley de la oferta y la demanda debería subir el precio. ¿Se puede enriquecer a costa de la salud de los demás, o irse al otro extremo de reducir el precio para que más personas salven sus vidas?

Otro dilema en un escenario muy diferente. Una madre cabeza de familia con tres hijos que se ganaba la vida vendiendo aguacates en la calle. Se quedó sin ingresos y sus niños lloran de hambre. Es cristiana, observa los mandamientos y siempre ha sido honrada pero su única posibilidad de conseguir comida es robarla en el mercado. ¿Usted respetaría la propiedad privada aún a costa de la vida de sus hijos?

La economía tiene mucho que ver en estos dilemas. Porque estos son consecuencia de decisiones políticas anteriores sobre la distribución de recursos. Los médicos no tendrían que decidir a quién permiten vivir si el sistema de salud y los hospitales hubieran recibido recursos suficientes; si el Estado planificara que las fábricas hubieran producido más ventiladores y menos Nintendos, así no fueran tan rentables.

El dilema del comerciante no tiene por qué existir en un Estado que regule los precios de ciertos bienes esenciales, en particular los medicamentos que en muchos casos son desarrollados con dineros públicos. Y por supuesto ninguna madre sufriría por el hambre de sus hijos en una sociedad donde el Estado disminuya las desigualdades y la injusticia social.

Adenda: Los que no tienen dilema entre la vida y la muerte son los sicarios que quieren acabar con el proceso de Paz. El registro detallado de Indepaz incluye con nombre, apellido y sitio del asesinato a 25 líderes sociales y defensores de derechos humanos y 9 excombatientes de las Farc asesinados en el mes y medio que lleva el coronavirus en Colombia. ¡Hasta cuando!

https://www.portafolio.co/opinion/mauricio-cabrera-galvis/dilemas-eticos-por-el-coronavirus-540260

13.20.-EEUU irá al déficit más alto desde la segunda guerra mundial y no habrá ningún problema – MARC FORTUÑO

Todos los países afectados por el COVID-19 verán un incremento del gasto sanitario y otras partidas vinculadas a la crisis económica para el presente año.

24 abr 2020.- Nadie se escapa y, por supuesto, Estados Unidos también sufrirá fuertes tensiones que afectarán al déficit público. Es más, como ya repasamos cuando se presentó a las elecciones, la política fiscal de Donald Trump ha provocado un mayor desequilibrio presupuestario induciendo un mayor déficit público qué cerró el año pasado en el 5,8% del PIB y una deuda pública que equivale 109% de su PIB.

Para este año se prevé un déficit público del 15,4%, la cifra más alta de los países desarrollados y su mayor déficit desde la segunda guerra mundial, por lo que empujará la deuda pública/PIB hasta el 131,1% del PIB.

Ese espectacular déficit se justifica porque, en los Estados Unidos, además de las medidas de salud aprobadas a principios de marzo, la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica contra el Coronavirus (CARES por sus siglas en inglés) incluye un monto sin precedentes de 2 billones de dólares, o casi el 10% del PIB, en medidas fiscales, de gasto y de apoyo a la liquidez, incluida la asistencia a los hogares en caso de desempleo pandémico, el aplazamiento del pago de impuestos sobre la nómina y la protección de los cheques de pago de las pequeñas y medianas empresas.

Sin embargo, como analizaremos a continuación, y a diferencia de España o Italia, no existe la más mínima duda en que será capaz de financiarse para atender las necesidades presupuestarias.

Esto se debe al privilegio exorbitante –expresión acuñada por el ministro de finanzas francés, Valéry Giscard d’Estaing, en los años sesenta– que refleja la hegemonía del dólar estadounidense. Esto lo podemos ver claro con los siguientes datos, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), el dólar es la divisa más popular debido a que representa más del 60% de todas las pisos conocidos por los bancos centrales, alrededor del 90% del comercio de divisas involucra al dólar estadounidense y cerca del 40% de la deuda mundial se emite en dólares.

¿Qué significa todo esto? Vista la importancia del dólar a escala global, podemos entender que existe una demanda recurrente alrededor del dólar+, y ello le lleva a configurarse como patrón mundial. Esa misma demanda de dólares lleva aparejada la necesidad de obtener una rentabilidad en dólares.

¿cuál es el activo refugio para rentabilizar los dólares? El bono del Tesoro estadounidense a 10 años, o en general la deuda estadounidense.

Por lo que en el momento de financiar el déficit público que se incrementará este año, no existiría ningún problema si tenemos en cuenta el patrón dólar. Los inversores en dólares, buscarán el activo refugio en un momento de incertidumbre: Más demanda de deuda es igual a menores intereses.

De hecho, el privilegio exorbitante que existe alrededor del dólar permite que la Reserva Federal, en la práctica, pueda imprimir tranquilamente 100 dólares, intercambiarlos en el mercado fruto de la demanda existente y todo el mundo deba producir el equivalente a 100 dólares para llevar a cabo la contrapartida de esta transacción.

Es más, la Reserva Federal ha estado detrás estas semanas metiendo 2,6 billones de dólares. Esto se da por un conjunto de programas para combatir las consecuencias económicas de la pandemia, la Reserva Federal también amplió sus tenencias de valores del Tesoro de los Estados Unidos en al menos 500.000 millones de dólares, además de un aumento de los valores respaldados por hipotecas del gobierno en otros 200.000 millones de dólares, con la esperanza de reducir los costes de las deudas a largo plazo y reforzar el difícil mercado de la vivienda.

Un paralelismo con Grecia para entender la ventaja de Estados Unidos

Seguidamente haremos una comparación con la situación de Grecia en el año 2008 y Estados Unidos de hoy a nivel de ratios para entender las ventajas del dólar.

En primer lugar, ambos países venían de una trayectoria de déficit públicos acumulados en los últimos años incluso se habían incrementando estos déficits. En el año 2007 Grecia se plantaba con una deuda pública del 107% del PIB (2 puntos menos que Estados Unidos) y un déficit público del 6,7% (casi un punto de déficit más que Estados Unidos. Como vemos no hay una gran disparidad en los datos relativos a su deuda.

Tras sufrir un shock externo, Grecia, para el año siguiente 2008, se vio envuelta en un déficit ligeramente superior al 10% mientras que Estados Unidos vería, previsiblemente, un déficit del 15%, lo que debería generar más tensiones, comparativamente, en el momento de pedir prestado en los mercados.

Ante el déficit desvocado, llegamos a 2010 y se acuerda el primer rescate de una senda de total de tres rescates. Esto sucedió porque los inversores dieron la espalda a la deuda helena en medio de un miedo generalizado que cuestionaba su capacidad de pago.

Pero si te llamas «Tío Sam» y la divisa es el dólar, incluso siendo el principal responsable de una crisis global, ese pánico que perjudicó a Grecia benefició a los Estados Unidos con una entrada de dólares en los activos refugios. Y la consecuencia final es que, a pesar de tener ratios parecidas en lo relativo a la deuda pública, Grecia fue incapaz de financiarse y Estados Unidos no tendrá problema alguno en los siguientes años.

Y es que es absurdo cuestionar la capacidad de pago de Estados Unidos, al vivir bajo el patrón dólar. El problema podría llegar en el momento en el que el mundo buscara un mix más equilibrado entre las divisas globales, dejando demandar dólares en favor de otras divisas, como por ejemplo el euro, el yen, el franco suizo o bien diferentes criptomonedas.

Solo en ese punto, con una menor demanda de dólares, veríamos una menor necesidad de rentabilizarlos y por lo tanto, los instrumentos financieros de deuda pública estadounidense perderían la utilidad que ofrecen hoy.

https://www.elblogsalmon.com/economia/eeuu-ira-al-deficit-alto-segunda-guerra-mundial-no-habra-ningun-problema

12.20.-Los que ponen el pecho :LUIS NOÉ OCHOA

Ahí vamos, fumigados, oliendo más a alcohol que a loción y confinados. Con finados, porque la huesuda sigue jugando duro mientras nosotros, nerviosos, le llevamos la macabra contabilidad. Ya no se habla de cuánto quedaron Real Madrid y el Barcelona o el Bayern Múnich y el Liverpool, o Millos y Santa Fe; o Yankees y Medias Rojas, o cómo van Nairo Quintana, Egan Bernal, Rigoberto Urán y demás ‘escarabajos’, pues estamos es caribajos, haciendo cuenta de los muertos de cada día.  

 COLOMBIA

 Ayer iban más de 145.000 en el mundo. Solo en Estados Unidos –que se supone es potencia mundial, con grandes adelantos científicos, pero donde Trump al principio se echó un sueño americano– van más de 33.000. En esta Colombia nuestra iban 153 fallecidos por el mal y 3.233 contagiados. Estamos jo…, decía una monjita amiga, sor Teo.

17 de abril 2020.- Estamos jo… porque el mundo está detenido y la muerte se está llevando mucha gente, inclusive por otros males. Por ejemplo, me dolió que se llevara, antier en Bogotá, a Carlos Donoso, abogado y guionista venezolano, dedicado a hacer reír a la gente como gran maestro que fue de la ventriloquía y el buen humor. Con él se van en el mismo ataúd Kini y Lalo. Kini era el miquito impertinente, tosedor, como si tuviera covid-19, que divirtió a medio mundo durante 50 años. La parca “me saca la piedra”, como decía Kini, pues Donoso fue uno de los grandes en una de las profesiones más hermosas y urgentes: la de llevar alegría, distraer, aliviar angustias. Hoy sí que necesitamos eso. Gracias, maestro.

Es el momento de unirnos, es hora de la grandeza. Así lo entiende el expresidente Santos al ofrecer su respaldo al presidente Duque.

Secada la lágrima, decía que ahí vamos con tapabocas hasta en la casa para que no nos vean la mala cara, llamando a un señor muy famoso, Domicilio Puerta, y alternándonos la salida para hacer compras, como dijo una reina: hombre con hombre, mujer con mujer, del mismo modo y en sentido contrario. Y, como el coronavirus lo cambió todo, ahora resultó que ellas son más rápidas que los hombres. Dizque se demoran 20 minutos y nosotros, 45. Hablo de hacer compras. A lo mejor, pues ellas dicen que van al grano.

Pero no armemos divisiones. Es el momento de unirnos, es hora de la grandeza. Así lo entiende el expresidente Santos al ofrecer su respaldo al presidente Duque, quien fue su crítico, y ponerse a su disposición. Los expresidentes, cuando no son ventrílocuos, Kini rajan ni prestan el hacha, son vitales para el país, pues tienen vasta experiencia en todos los temas. Bien por el nobel.

Lo que vivimos nos prueba a todos. Hay sectores relevantes, y todo reconocimiento es poco. Claro, el personal de la salud: ellos son los más expuestos en esta crisis. Como alguien dijo, a los médicos los necesitamos de por vida. Y después de que haya pasado un poco esta tragedia, el Gobierno tiene que replantear sus condiciones laborales. La salud no puede ser un negocio en el que los que menos ganan son los médicos. Eso es muy injusto.

Otro sector que cumple una tarea maravillosa, y con quienes también hemos sido injustos, es el agrario. Durante muchos años el campesino ha llevado del bulto: le dan por los huevos, le sacan la leche, le han pulseado las papas. Don Domicilio nos trae los productos de campo, pero detrás de ello hay miles de hombres y mujeres que madrugan, trabajan duras jornadas y muchas veces solo cosechan pérdidas. Gracias, campesinos, que a pesar de ser víctimas del intermediario, de la violencia, del clima o hasta de los políticos, perseveran, laboran, cultivan y nos envían de comer.

Gracias desde este encierro, donde se añora lo verde, la música de un chorrito de agua o la de la carranga del maestro Jorge Velosa: “Buenos días, campesino, buenos días”. Como a los médicos, ojalá cuando esto pase no los vayan a olvidar. ¿O será que les vuelven a echar tierra?

Luis Noé Ochoa luioch

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/los-que-ponen-el-pecho-columna-de-luis-noe-ochoa-485818https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/los-que-ponen-el-pecho-columna-de-luis-noe-ochoa-485818

  • 11.20.-El éxito de Corea del Sur, ¿qué podemos aprender de su estrategia contra el coronavirus?  – MARC FORTUÑO
  • Recuerdos de un excombatiente en la Guerra de Corea: 68 años después –LORENA MUNAR 
  • Paradojas del coronavirus MAURICIO CABRERA

Hoy por hoy, 209 países de todo el mundo han notificado más de 1,4 millones de casos de coronavirus (COVID-19) hasta el 8 de abril. De estos más de 400.000 son de los Estados Unidos (con 12.857 muertes). A los Estados Unidos le siguen países europeos como España, Italia, Francia y Alemania.

9 abr 2020.- El año 2020 no ha tenido una buena racha hasta ahora y la pandemia de COVID-19 es en gran medida la culpable. Mientras que las principales potencias económicas de todo el mundo luchan por contener su propagación, la economía mundial se enfrenta a una recesión que es peor que la de 2008.

Pero, si hay un país que ha sabido combatir la pandemia es, sin lugar a dudas, Corea del Sur, siendo una referencia para el resto de países y, muy especialmente, para España que es el país con más fallecidos por millón de habitantes, con un total de 314.

 Corea del Sur es el ejemplo a seguir 

El gobierno de Corea del Sur ha desarrollado hasta el día de hoy la respuesta más efectiva para contener al COVID-19 y, por ello, es el mejor ejemplo sobre cuáles son las políticas idóneas que todo gobierno debería haber emprendido.

Las medidas ejecutadas por el Gobierno han sido múltiples, centradas en los ámbitos de prevención mediante test, un seguimiento de la población y la aplicación del tratamiento.

Si algo hizo bien el gobierno coreano es la realización de unas pruebas tempranas e indiscriminadas como primer movimiento para combatir la infección. El 27 de enero, con únicamente 4 casos conocidos en el país, los sanitarios ya habían solicitado kits de pruebas médicas a múltiples empresas para verificar los casos.

La clave fue la velocidad… En la fase inicial fue el país que más rápido empezó con los test masivos, 20.000 diarios. De ese modo, se ponía freno a la expansión exponencial del número de afectados. Como vemos Italia, a pesar de sus numerosos test a la población, su error fue no llevarlos a cabo en menor tiempo tras los primeros afectados y ahora, se le ha ido de las manos. La misma medida pero en una etapa más avanzada no genera los mismos resultados.

Esta detección tan precoz ha evitado tener que llevar a cabo medidas tan draconianas como el confinamiento total de la población que está viviendo en España.

Las pruebas fueron seguidas por un extenso seguimiento y localización de la población surcoreana. Una vez que se confirmó un caso, las autoridades rastrearon las historias de movimiento del paciente y rastrearon a las personas con las que habían contactado.

Se llegaba a tal punto que las autoridades trabajaban con los gobiernos locales para examinar las imágenes de las cámaras de seguridad, los datos de los teléfonos y los registros de las tarjetas de crédito para registrar, hasta el último minuto, los viajes y contactos anteriores de los pacientes.

El gobierno también ordenó y alentó formas innovadoras de compartir esta información. Utilizó una aplicación de rastreo GPS para supervisar los movimientos de los pacientes en tiempo real y penalizar a los que rompían la cuarentena.

Además, invitó a las empresas a desarrollar aplicaciones que visualizaran los datos de ubicación de los pacientes (con un perfil anónimo para no vulnerar su privacidad) y los hicieran más accesibles al público. Una de esas aplicaciones, llamada «Corona 100m», alertó a los usuarios cuando llegaron a menos de 100 metros del paradero reciente de un paciente con coronavirus.

 

Simultáneamente, los pacientes se clasificaron por nivel de riesgo: asintomáticos, leves, graves o críticos, y se los trató en consecuencia. Los pacientes de mayor riesgo, incluidos los ancianos y los enfermos graves, fueron hospitalizados. Por el contrario, los pacientes de bajo riesgo, como los jóvenes y aquellos que muestran síntomas moderados o nulos, fueron enviados a instalaciones prestadas por compañías como Samsung y LG.

En lo que se refiere al tratamiento, también se clasificó. Desde el aislamiento total en salas de presión negativa con combinaciones de agentes antivirales y antibióticos hasta la monitorización simple.

La estrategia de tratamiento diferenciado resultó efectiva. Si utilizamos los últimos datos del 8 de abril, el total de infecciones era de 10.384, y el número de fallecidos de 200, lo que significa una tasa de mortalidad del 1,9%, la más baja del mundo. El país asiático ha registrado alrededor de 100 o menos casos nuevos diarios durante más de tres semanas.

La economía surcoreana no evitará la crisis

Todas las medidas anteriores han permitido reducir el impacto potencial del COVID-19 en la economía surcoreana, aunque ello no significa escaparse de la crisis. Y es que por muy bien que lo haya hecho Corea del Sur, en una economía global, las cancelaciones de pedidos provocadas por las interrupciones de la cadena de suministro y el debilitamiento de las ventas, especialmente en China, el Japón y los Estados Unidos pasan factura.

Al igual que le sucedía a la economía española, la economía surcoreana sufría una desaceleración porque se enfrentaba a importantes vientos en contra dada la lenta demanda global en general, una desaceleración cíclica previa al virus en China, así como desafíos para el sector crítico de semiconductores debido a los bajos precios y una guerra comercial con Japón.

El año 2020 pintaba bien para Corea del Sur que había estado esperando una mejora económica con la calma de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, las proyecciones de una recuperación de los precios de los semiconductores y la disminución de las tensiones de Japón.

Las proyecciones para el crecimiento del PIB de Corea del Sur en 2020 se situaron en 2,3% a principios de año, pero ahora el banco central surcoreano proyecta que la economía caerá un 2,1% debido al virus.

Comparativamente, en España, el año pasado se creció a un ritmo del 2% y el crecimiento esperado para este año inicialmente era un recorte de cuatro décimas hasta el 1,6%. Pero todo ello quedaría descartado, con la crisis del COVID-19 ya se habla de recesión de un elevado grado de intensidad... En un escenario base, las estimaciones ubican la caída del PIB en un 5%, aunque en un escenario más extremo podríamos llegar al 9%, según ha publicado la CEOE.

Obviamente, cuando el confinamiento es total para la población como se ha aplicado en España, conlleva un impacto económico graveEse escenario lo ha podido evitar Corea del Sur, y por ello, las estimaciones existentes de recesión son tan dispares.

https://www.elblogsalmon.com/indicadores-y-estadisticas/exito-corea-sur-que-podemos-aprender-su-estrategia-coronavirus 

 11.20.-Recuerdos de un excombatiente en la Guerra de Corea: 68 años después Lorena Munar

Coronel retirado Guillermo Rodríguez Guzmán durante el desfile del 20 de julio y en la Guerra de Corea. Foto:  Cortesía: Guillermo Rodríguez

 Rodríguez

Desde hace años Corea del Sur ha donado a Colombia equipo para la Armada, ha apoyado plantas de reciclaje en el país y ha donado grandes sumas de dinero al Centro de Rehabilitación Inclusiva – CRI, ahora entregará equipo médico y apoyo para la atención del coronavirus.

Esas ayudas constantes están relacionadas con hechos que se remontan al fin de la segunda guerra mundial cuando un grupo de colombianos viajó a ese país para respaldar a Corea del Sur en épocas de invasión por Corea del Norte. Esta es la historia de uno de esos hombres.

Era 1950, Guillermo Rodríguez a sus 20 años era subteniente en el Batallón Guardia Presidencial, apenas había pasado año y medio desde que había egresado de la Escuela Militar cuando llegó una circular en la que indicaban que el Comando del Ejército solicitaba voluntarios para conformar lo que se conoció como “El Batallón Colombia”.

Cuando terminó la segunda guerra mundial en 1945, Corea quedó dividida en Corea del Sur y Corea del Norte, separadas por el paralelo 38. Fue una decisión impuesta por Estados Unidos, China y Rusia. La forma de gobierno cambió y Corea del Norte quedó con un criterio comunista y Corea del Sur ya estaba con un criterio democrático”, cuenta Rodríguez.

La madrugada del 25 de junio de 1950, Corea del Norte invadió a Corea del Sur y afectó el país enormemente, cuenta Rodríguez: “la gente tuvo que atravesar por condiciones muy duras, había mucha hambre y pueblos completamente destruidos, acabados…”.

Cuando esto pasó, la Organización de Naciones Unidas (ONU), que llevaba apenas 5 años de haberse conformado, realizó una convocatoria a todos los países miembros para que apoyaran a Corea del Sur y defender su soberanía.

Aquellas tropas que voluntariamente participaran estarían organizadas y dirigidas por el ejército de los Estados Unidos, y así fue.

El Batallón Colombia

Por medio del Decreto 3927 de noviembre de 1950, cuenta Rodríguez, como si hubiera sido ayer, Colombia ofreció una fragata de la Armada y un batallón de infantería, a éste último perteneció él.

“El Batallón Colombia” empezó entrenamientos en enero de 1951. Según el excombatiente, el primer grupo conformado por 1.053 hombres salió en mayo de 1951 desde Buenaventura y llegó a Corea el 16 de junio del mismo año. Los colombianos llegaron al Puerto de Busan, en el sureste de Corea donde los esperan para ser recibido el presidente de Corea.

De todos los países latinoamericanos, Colombia fue el único en ofrecer tropas e históricamente esto siempre quedó marcado en la mente de los coreanos que aún hoy agradecen el apoyo de nuestros soldados.

Yo me fui porque quería saber qué era una guerra, en un país totalmente diferente, me motivaba representar al Ejército colombiano.

Para ese entonces, en 1950, el apoyo lo necesitó Corea del Sur, fueron 17 países los que decidieron ayudar en la lucha con soldados, según Rodríguez, porque,  otros  4 países enviaron unidades de sanidad.

Con una claridad mental envidiable, el excombatiente recuerda que el batallón de 4.253 hombres de nuestro país fue agregado al regimiento 21 de la división 24 y a partir de febrero de 1952 al regimiento 31 de la séptima división. En total fueron 151 oficiales, 818 suboficiales y 3.284 soldados.

El batallón llegó en junio del 51 y posteriormente llegaron grupos para completar el total 4253 hombres.  Él estuvo en el segundo relevo que salió de Cartagena el 4 de enero de 1952, acompañado por 6 oficiales y 100 soldados, todos con un mismo propósito: dejar en alto el nombre de Colombia.

“Yo me fui porque quería saber qué era una guerra, en un país totalmente diferente, me motivaba representar al Ejército colombiano y por otra parte estábamos en desacuerdo con lo que estaba pasando en Corea y quisimos defenderlos, era una aventura…”, aseguró Rodríguez.

Guillermo Rodríguez, coronel retirado, durante la Guerra de Corea.Foto:  Cortesía: Guillermo Rodríguez

A sus cortos 20 años no tenía obligaciones que atender, era soltero, llevaba cinco años y medio en la vida militar: 4 en la escuela y un año y medio en el Batallón Guardia Presidencia.  Dice que lógicamente para muchas familias fue muy duro porque algunos ya tenían hijos, pero para él, se trataba de una decisión propia porque además él era quien mandaba en la casa, cuenta entre risas.

Una vez llegaban a la guerra, no había tiempo para acomodarse, después de un rápido entrenamiento, entraban a la línea de combate. De allí salían esporádicamente como reserva.

La reserva no era un lugar de descanso, además de estar guardia, debíamos continuar entrenando”, indicó.

Cuando los soldados estaban en la línea de combate vivían en constante situación de ofensiva con patrullajes diurnos y nocturnos, el fuego enemigo era continuo. Los colombianos participaron en cuatro operaciones especiales

La primera de ellas fue la Operación Nómada, en 1951, el propósito era recuperar el control de Kumsong, una ciudad al norte del país. Con mucho orgullo, Rodríguez cuenta que “el General Bryan, comandante de la división, dijo que nunca había visto unos soldados tan valientes como los del Batallón Colombia”.

Tumbas de colombianos en el cementerio de Pusán, 1953. Los resto fueron repatriados en la fragata en octubre de 1955, cuando regreso a Colombia Foto: Cortesía: Guillermo Rodríguez 

La segunda operación en la que se destacó el batallón y fue muy felicitado, fue la Operación Climber, en junio de 1952. Hubo una tercera, Operación Bárbula o Cerro 180, en la que la compañía atacó y tuvo un 70% de bajas, sin embargo, no se retiró hasta que no recibió la orden.  

La cuarta fue el 23 de marzo de 1953, la Operación Old Baldy, en unas condiciones climáticas poco favorables y con una superioridad númerica de los soldados chinos.

En esta operación el Batallón Colombia tuvo una gran cantidad de bajas: 95 muertos, 87 heridos y 28 prisioneros y, según Rodríguez, se calcula que murieron unos 700 chinos.

“El invierno era muy duro por el frío y la nieve al cual no estábamos acostumbrados. Combatir en esas condiciones fue muy duro. Además, el verano también es fuerte, porque es muy húmedo y caliente”, aseguró.

A pesar de las circunstancias y el luto que acompaña toda guerra, Rodríguez está seguro de que dejaron el nombre de Colombia en alto.

Allá no había discriminación, éramos todos iguales, éramos soldados… nosotros en representación del estado colombiano conformamos una unidad muy especial con el propósito de luchar por nuestra patria”.

El soldado colombiano es valiente, echado para adelante y no escatima esfuerzos. Muchos fueron condecorados con estrella de plata y estrella de bronce

Al final del armisticio el 27 de julio de 1953 de Pan Mun Jon, aunque la guerra no había acabado, hubo cese de hostilidades. El Batallón Colombia estuvo 3 años en Corea y volvió con 213 hombres fallecidos, 450 heridos y 2 desaparecidos.

“Yo he sido muy de buenas en la vida”, dice. Él volvió en agosto de 1953 sin ninguna herida y con el corazón lleno de orgullo.

El soldado colombiano es valiente, echado para adelante y no escatima esfuerzos. Muchos fueron condecorados con estrella de plata y estrella de bronce”.

Corea y Colombia: una relación que marcó la historia para siempre

Guillermo Rodríguez reconoce que Corea del Sur ha cambiado mucho en los últimos 70 años por su persistencia y dedicación y resaltó que, ha logrado ser potencia mundialmente a nivel económico

Además, sobre la ayuda que espera Colombia para combatir la pandemia del coronavirus, dijo que los coreanos siempre nos han tenido en cuenta y buscan la manera de apoyar al país: “ellos se alegraron mucho cuando firmaron el TLC en el 2012 con Colombia”, explicó.

Y agregó: “Precisamente, hace unos 10 días nos llamaron y nos preguntaron cómo nos encontrábamos los oficiales veteranos de guerra. Por ejemplo, nos tienen en cuenta en la ceremonia del día de Corea y en las visitas que constantemente hacen sus funcionarios”.

Por fortuna, Guillermo Rodríguez ha tenido la oportunidad de regresar a Corea, cuenta que estuvo en la celebración de los 50 años de la iniciación de la guerra y en junio de 2013 asistió a la conmemoración del sexagésimo aniversario de la firma de armisticio y, según él,siempre recibió el cariño del pueblo coreano y el agradecimiento por el apoyo de Colombia.

Respecto a la posibilidad de haber vuelto a una guerra, manifiesta que hubiera dependido del propósito, sin embargo, cuando volvió, siguió su carrera militar.

Me quedé defendiendo al país en su interior. Estuve en muchos territorios del país apoyando a nuestros compatriotas, sin importar la política, edad, raza, ni género. Me siento muy contento y orgulloso de mi carrera, de haber estado 30 años al servicio del Ejército. Para mí es muy honroso haber estado en muchos lugares de Colombia, haber compartido con mis soldados, con nuestro pueblo, haber vivido y darme cuenta de las realidad de muchos lugares del país”, concluyó.

A coronel retirado Guillermo Rodríguez y a todos quienes vivieron en carne propia la guerra, el país les debe un eterno agradecimiento, sobre todo en esta época de crisis porque, con toda certeza y como lo afirmó Rodríguez: dejaron el nombre de Colombia en alto, tanto así que casi 70 años después, el país oriental, a modo de retribución, se une en esta lucha contra una pandemia que no discrimina nacionalidad.

https://www.eltiempo.com/justicia/investigacion/la-historia-de-guillermo-rodriguez-en-la-guerra-de-corea-482128

11.20.-Paradojas del coronavirus- MAURICIO CABRERA

Para descansar un poco de análisis científicos, de pronósticos económicos y de debates políticos sobre el coronavirus, una mirada desordenada a algunas paradojas y hechos curiosos que va dejando la pandemia y las medidas para combatirla.

5 abr 2020.- El virus obliga al homo sapiens a recluirse y frenar sus actividades y la naturaleza florece: con menos emisión de gases disminuye la polución del aire, vuelve a ser transparente el agua de los canales de Venecia, pájaros y animales pasean por las calles vacías de pueblos y ciudades.

La pandemia demostró lo inservible que son las armas, lo débil que es el poder, lo inútil que es la riqueza, lo importante que es un médico y lo necesario que son los campesinos que nos surten de comida.

Después de décadas de tratar de reducir al Estado, de desmontar las redes de protección social, EE.UU., y Europa comprueban con miles de muertos que el mercado no es suficiente, que la salud es un bien público no un negocio, y que el Estado de Bienestar no es un lujo sino una necesidad.

El virus saca lo mejor y lo peor de la naturaleza humana: emocionantes muestras de solidaridad y apoyo a los más débiles, pero también aumento del 70% en los casos de violencia doméstica contra mujeres y niños.

Las grandes potencias cierran sus fronteras y una pequeña isla, Cuba, da ejemplos de solidaridad recibiendo barcos con enfermos que todos los países rechazan y enviando a sus médicos a ayudar a Italia, el país con más muertos por el virus.

También aprendemos a apreciar más lo público. Ciudades como New York o Tokio tienen enormes y hermosos espacios públicos donde la gente escapa de la estrechez de sus pequeñas viviendas. Con el virus se perdió ese privilegio y la cuarentena es más dura.

Guerrillas en Colombia y Filipinas acogieron el llamado de la ONU a un cese al fuego para concentrarse en la lucha contra el coronavirus. Trump endurece el bloqueo a Cuba y despliega la fuerza naval gringa para amenazar a Venezuela, todo por ganar los votos cubanos en la Florida.

El vivo bobo la acaba pagando: empresas gringas, como las de los grandes cruceros, que para evadir impuestos en Estados Unidos se domiciliaron en paraísos fiscales, ahora por la pandemia necesitan las ayudas y subsidios del gobierno pero no los pueden recibir por ser extranjeras.

Se cierran todas las fábricas de automóviles y todas las que producen bienes no esenciales, pero Trump decide que la producción de armas debe continuar.

Por el virus China paró su producción y frenó la cadena de abastecimiento mundial para muchas empresas. Ahora quiere reactivarla, pero está limitada porque los pedidos del resto de mundo han caído por el virus.

La iglesia católica cierra templos y suspende ceremonias de Semana Santa. El gobernador de Florida permite los cultos religiosos y algunos pastores evangélicos obligan a sus fieles a que les sigan pagando el diezmo. En Israel, el mayor contagio es entre los ultra ortodoxos que confían en sus ritos para protegerse del virus.

La retórica de Trump de ignorar la gravedad del virus para no parar la economía y no perjudicar su reelección ha logrado que ‘América First’ sea realidad: primera en número de contagiados y pronto será la primera en muertos. El Brasil de Bolsonaro ya ocupa ese primer lugar en América Latina.

https://www.elpais.com.co/opinion/columnistas/mauricio-cabrera-galvis/paradojas-del-coronavirus.html

10.20.-López Obrador AMLO: nuevo golpe al neoliberalismo MIGUEL ANGEL FERRER 

Apenas anteayer jueves 2 de abril de 2020, el presidente López Obrador asestó un nuevo y duro golpe al neoliberalismo. Decretó la extinción inmediata de los más de 300 fideicomisos que operan en diversas entidades del gobierno federal y que suman recursos por 750 mil millones de pesos, dinero que será ingresado inmediatamente a la Tesorería de la Federación.

 

27 mar 2020.- Esos fideicomisos eran el mecanismo legal para que un puñado de bandoleros se apropiaran de una buena parte de la riqueza nacional. Aquí va un ejemplo bien conocido y documentado.

Al jubilarse, un magistrado o ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación recibe una pensión que le otorga el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) de un poco más de 25 mil pesos mensuales, es decir, la máxima pensión autorizada por la ley para los burócratas jubilados. Es el caso, verbigracia, de un profesor de la Universidad Nacional o del Instituto Politécnico Nacional.

Pero para esas personas que antes de jubilarse tenían salarios de 400 mil pesos al mes, los dichos 25 mil les parecían notoriamente insuficientes. ¿Cómo hacer entonces para recibir una pensión mayor?

Pues muy fácil. Se crea, con dinero público, es decir, sacado del Presupuesto de Egresos de la Federación, un fideicomiso, bolsa multimillonaria que sirve para otorgar a esos ex funcionarios jubilados pensiones que actualmente superan los 400 mil pesos al mes.

A esta conducta, verdadero fraude a la nación, se le llama en México darle la vuelta a la ley. Y lo que se dice para la Corte puede decirse igualmente para instituciones, como el Instituto Nacional Electoral (INE) y muchas otras.

El gobierno de López Obrador, desde luego, está necesitado de recursos. Pero se niega a recurrir al expediente de crear nuevos impuestos, aumentar los ya existentes, como el IVA, o incrementar los precios de las gasolinas.

Por ello, antes que asestar esos golpes a la economía popular, López Obrador ha preferido dar fin a una notoria injusticia que sólo beneficiaba a los miembros de la antigua mafia del poder.

Entre sus millones de votantes y simpatizantes ¿habrá alguien que critique esta justiciera medida? No, por supuesto. Las censuras aparecerán, como ya estamos acostumbrados, sólo en los medios de comunicación y en los robots de las redes sociales manejadas por la derecha pripanista, es decir, por fuerzas políticas sin la menor base social y popular.

Como política económica de Estado, el neoliberalismo llegó en México a su fin con la asunción presidencial de López Obrador. Este hecho marcó el finiquito de la esencia del neoliberalismo, es decir, de las privatizaciones de las riquezas públicas. Y, al mismo tiempo, puso fin al otro gran rasgo distintivo del neoliberalismo: la disminución de la participación del Estado en la actividad económica.

27 mar 2020.- Con la llegada de López Obrador a Palacio Nacional, la participación del Estado en la economía ha vuelto por sus fueros para corregir y atemperar las inequidades económicas y sociales que genera el dominio del mercado: enriquecimiento creciente y desmedido de unos pocos y el empobrecimiento, también creciente y desmedido, de la inmensa mayoría de la población.

Dicho en términos de doctrina económica, López Obrador representa el retorno del keynesianismo y, consecuentemente, el desplazamiento de la doctrina neoliberal, igualmente llamada monetarismo.

Por eso la derecha, los neoliberales y sus voceros, decían que López Obrador era un peligro. Entendían que AMLO significaba el fin del neoliberalismo, el fin del “sálvese quien pueda” y del “que cada quien se rasque con sus propias uñas”. Y que, en contrapartida, representaba el retorno del keynesianismo. O, dicho de otro modo, el fin de las ganancias monumentales a costa de la disminución constante de los salarios, de los ingresos populares y de los servicios públicos, como educación y salud.

Los ejemplos de este retorno al keynesianismo son muchos y están a la vista: pensión universal para las personas mayores de 68 años; becas universales para estudiantes desde jardín de niños y primaria hasta bachillerato; auxilios económicos para madres solteras y personas discapacitadas; inversión pública creciente en salud, educación y otros servicios, cual el transporte masivo de personas, como el metro y el metrobús. Y también, desde luego, en el hasta hoy abandonado sistema ferroviario: el Tren Maya.

El retorno del keynesianismo, es decir de la intervención del Estado en la economía, además, ha llegado en el momento preciso y cuando más se le necesita. Es, como se está viendo en México y en todo el mundo, la mejor política para enfrentar y vencer a la pandemia de Covid-19.

Sólo un fuerte Estado interventor puede realizar esta ingente tarea, muy lejos de las ilusiones de mejoría social y económica que prometieron falazmente el neoliberalismo y el mercado.
https://www.telesurtv.net/bloggers/AMLO-y-el-retorno-del-keynesianismo-20200327-0003.html

  • 9.20.-Claudia López: se les creció la chica – CECILIA OROZCO
  • Padrenuestros antivirales – JUAN JESÚS AZNAREZ
  • La economía de carnada: Pepito gana doble – ASCANIO CAVALLO

En medio del estupor que todos sentimos ante el cataclismo producido por el enemigo de la Humanidad denominado coronavirus, los ciudadanos esperamos que los gobernantes pongan el pecho por sus gentes, tomen las decisiones correctas por impopulares que sean y guíen a sus pueblos hacia el final del túnel para poder sobrevivir a esta tercera guerra mundial. Dicen que, en tiempos de crisis, a las personas se les descubre su verdadero temple. Si esto es cierto, los bocones de la ultraderecha que dominan la política hoy en el mundo, y que han hecho fama y fortuna pisoteando los derechos de los más débiles, burlándose de quienes piensan diferente a ellos y mandando al carajo constituciones y leyes, han terminado decepcionando hasta a sus seguidores.

25 mar 2020.- Como lo señalan comentaristas de diversos medios internacionales, Trump, Boris Johnson y Bolsonaro, tan agrandados con sus éxitos electorales, ahora se ven casi insignificantes ante la pandemia.

En el panorama local, la tragedia invisible pero omnipresente del COVID-19 también les pasa factura a los soberbios. El presidente de la República, primero que por su cargo debía enfrentar al monstruo, dio palos de ciego al inicio y todavía, después de días de perplejidad, no luce como jefe en sus alocuciones por televisión. Al contrario, se le siente vacío, inseguro y arrasado por las circunstancias y por los alcaldes y gobernadores, de quienes reclamó acatamiento y subordinación cuando estos optaron por tomar el toro por los cuernos y por empezar a hacer aquello para lo que fueron elegidos: gobernar. Hace apenas una semana, la ministra Alicia Arango, quien da la impresión de mandar más que Duque, incluso, de mandar a Duque como parecía hacerlo con el propio Uribe cuando era su secretaria, citó a los medios para reclamarles, en público, a los gobernantes regionales sus órdenes de cuarentena en Bogotá y toques de queda en otras capitales sin pedirle, antes, permiso al presidente. Según declaró Arango en ese momento, “no se pueden cerrar las ciudades… donde ni siquiera ha llegado el virus… (Porque) afectan la economía”. Horas más tarde, el propio Duque retrocedería ante el rechazo general y se pegaría a los planes organizados por los mandatarios locales para imitarlos: enlazó su orden de cuarentena nacional con la de Bogotá. Por su parte, los suprajefes políticos del Olimpo, Álvaro Uribe y Gustavo Petro, tampoco han sacado casta. En lugar de indicar rutas y salidas viables o de aliviar el temor generalizado, botan lluvias de ideas al desgaire, en lugar de remangarse y ponerse a disposición de quienes los necesitan en la emergencia.

Por la mitad de todos ellos y, probablemente, sin proponérselo, ha pasado a la primera línea de la opinión la intrusa Claudia López, una mujer clase media, casada con otra mujer, “hecha a pulso en la vida”, como le gusta describirse a sí misma, y, ante todo, extraña a la política tradicional. Con su menuda figura y la experiencia de apenas dos meses y medio en las labores del gobierno de la capital, López ha logrado ponerse en los zapatos de los bogotanos y transmitirles la seguridad de que, en esta catástrofe, alguien —ella— se ocupa de ordenar la casa sea lo que sea que ocurra en esta. Las charlas sin protocolo que la alcaldesa está enviando, dos y tres veces al día en las redes, la conectan con la gente por la claridad de sus mensajes, porque va directo al grano y porque no adorna las dificultades aunque se cuida de prometer lo que no puede cumplir.

En una semana, la primera semana de confinamiento obligatorio, los habitantes de Bogotá hemos entendido la gravedad del contagio y la velocidad que este pude adquirir si no nos aislamos; hemos avanzado en sentimientos de solidaridad y en el acatamiento de las órdenes por voluntad propia y no porque nos descubra la policía. En estos siete días, Claudia ha mostrado que, aun con su fogosidad verbal, es capaz de entenderse con respeto con el Gobierno central, lo que le ha generado nuevos seguidores, pero, también, que no tiene problema en expresar sus desacuerdos con la Presidencia, por ejemplo, con el Decreto 444 de hace dos días en que el voraz ministro Carrasquilla da la impresión de querer apropiarse de los recursos de las regiones para la salud, para manejarlos a su antojo y requerimientos de “mermelada”. López dio en el clavo popular más sencillo: generar confianza antes que miedo u odio y dar ejemplo real, no ficticio, de vida. Literalmente, a los aspirantes presentes o futuros a la Presidencia de la República, se les creció la chica. Tal vez por esto, la empezaron a atacar sus enconados enemigos porque sí o porque no.

https://www.elespectador.com/opinion/claudia-lopez-se-les-crecio-la-chica-columna-910911 

9.20.-Padrenuestros antivirales – JUAN JESÚS AZNAREZ 

Iván duque suplicó a la virgen del Chiquinquirá y López obrador invoca el amor divino

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, muestra dos amuletos religiosos. PRESIDENCIA DE MÉXICO REUTERS

 América Latina se encomienda al Corazón de Jesús, la Virgen de la Chiquitina o el Cristo del Corcovado contra el coronavirus porque si la pandemia invade la región harán falta milagros para evitar que la diezme. El amor divino invocado por el presidente Andrés Manuel López Obrador es razonable, ya que los médicos tendrán que recetar jaculatorias si el contagio es masivo en México, con 125 millones de habitantes dependiendo de una deficiente infraestructura hospitalaria. El presidente de Colombia suplicó la protección de la Virgen de Chiquinquirá, cuya asistencia médica reclamarán los ingresados en los numerosos hospitales dejados de la mano de Dios. Jesús de Nazaret tendrá que echar una mano a Brasil, discapacitado por la pésima gestión de recursos y la escasez de profesionales en las zonas vulnerables.

23 mar 2020.- Latinoamérica afronta la amenaza vírica en precario, sumida en un estancamiento económico que debilita la respuesta médica. Cuba está más preparada porque la sanidad pública cubre toda su geografía, cuenta con una plantilla sanitaria curtida en epidemias y operaciones internacionales y acumula experiencia en pruebas masivas de detección y aislamiento de enfermos. Lo hizo contra el sida en los ochenta, y fue el primer país del mundo en eliminar la transmisión materno infantil del VIH y de la bacteria de la sífilis como problemas de salud pública. Además de encomendarse al Altísimo, López Obrador, Iván Duque y otros gobernantes creyentes se verán abocados a decretar el control de la sanidad privada, mejor dotada que la pública pero al alcance de una minoría.

Los seguros particulares o sindicados desempeñan un papel fundamental en una región donde las prestaciones del Estado generan desconfianza.

Aunque soy hombre de poca fe, hace años me santigüé antes de entrar en las urgencias de tres hospitales públicos latinoamericanos y salí blasfemando. La creciente participación del sector privado en los sistemas de salud es directamente proporcional al grado de insatisfacción de la población con el régimen público. Ambos sectores compiten, se integran o complementan, de acuerdo a los subsidios, modalidades e ingresos personales. Quienes pueden sufragarse un seguro, lo hacen; Uruguay, Argentina y Chile son punteros en su contratación.

La epidemia, el desplome del precio del crudo, las devaluaciones y el agotamiento de recursos fiscales avizoran la recesión de un subcontinente que debiera protegerse aprendiendo de Asia y Europa. El encuentro con la plaga exhibe las carencias de una geografía donde solo el 17% de las madres y niños tiene cubiertas sus necesidades sanitarias; el resto vive del Estado y de la cooperación internacional. Desde los toques de queda chileno y guatemalteco, el cierre de accesos de Argentina, el asistencialismo económico de El Salvador y la caminata del amor sandinista, los Gobiernos toman medidas. Pero como todavía se limpian cloacas sin mascarillas y las aglomeraciones asustan, la devoción se vacuna arrodillada en los santuarios marianos, mientras el extremismo pentecostal denuncia a Satanás, que abduce a los miedosos para que conviertan el viento en neumonías.

https://elpais.com/elpais/2020/03/23/opinion/1584976772_031413.html 

9.20.-La economía de carnada: Pepito gana doble – ASCANIO CAVALLO 

Néstor García Canclini, un sociólogo tradicional, profesor de la Unam, con cerros de publicaciones en su currículo, a quien nadie podría ofender con el mote de derechista, acaba de publicar un libro titulado Ciudadanos reemplazados por algoritmos (Calas, 2019), que se centra en los efectos del “capitalismo global y electrónico” sobre la idea de ciudadanía en un mundo dominado por las redes digitales de los grandes. 

15 mar 2020.- Quizás sea un despropósito hablar de esto en una semana tan empeñada en buscar la destitución del Presidente, como si tal cosa fuera indiferente para el plebiscito del 26 de abril. Pero ocurre que ese plebiscito ocurrirá en seis semanas y tras él -cualquiera sea la opción que triunfe- el país comenzará a discutir cosas complejas que no suelen entrar bien en el ambiente digital y donde solo pueden cumplir un papel decoroso los medios del periodismo profesional. En esas mismas redes abundan los gimnastas de peso mosca que dan por cierto que los periodistas mienten, pero ninguno ha logrado mostrar en qué unidad, de qué ramo, de qué curso, de qué escuela, se les pasa a los estudiantes de periodismo la materia “cómo mentir”. Sería tan fácil si existiera.

Pero no es así, y esta será la primera elección de gran calado donde el país estará entregado a las cascadas de desinformación que se han visto en acción después del 18-O y la masiva circulación de “contenidos de odio o abiertamente fascistas”, como dice García Canclini. De hecho, las redes ya están pobladas de propaganda, incluyendo sitios de ventas on line y servicios de mensajería.

Las redes son la maravilla del siglo XXI y habría que ser un mentecato para negar las enormes capacidades de comunicación, intercambio, coordinación y vinculación que proveen. Tampoco nadie podría culparlas de los malestares que de repente sacuden el rumbo de los países, en Kiev o en Santiago. Eso no está en discusión, no seamos majaderos. Nadie puede impedir que cuatro pimientos se pongan de acuerdo para quemar un café literario o para corear en un concierto de Mon Laferte. Las fabulosas posibilidades del trabajo a distancia y el protofascismo de Twitter no necesitan leyes.

Lo que está en el centro acuciante del problema son cuatro cosas muy diferentes: 1) la sustracción de datos personales y su venta posterior sin la información adecuada a los usuarios (la letra chica más larga de la historia es la de los programas de la red); 2) la distribución de información falsa e intencionada sin responsabilidad de ningún tipo; 3) el robo de contenidos de los medios periodísticos sin retribución alguna, y 4) la captura de ingresos publicitarios con los datos pescados de 1) y los contenidos saqueados de 3).

García Canclini menciona el problema de los impuestos que no pagan las corporaciones que manejan estas redes, deslocalizadas o cobijadas en paraísos fiscales. Es un tema grande. Pero hay otro, más directo: ¿Por qué los datos de las personas se pueden vender sin que nada se les pague a esas personas? El sociólogo brasileño Gustavo Lins Ribeiro lo llama economía de carnada: el servicio “gratuito” de las redes se paga entregando los datos personales, esto es, el precio más caro posible. Y solo lo cobran cuatro gigantes, Google, Amazon, Facebook y Apple, ahora dueños de casi todo. Las personas no reciben un centavo de los billones que por ellas recolectan estos conglomerados.

La economía de carnada afecta a los usuarios comunes, los que no juegan a nada importante con las redes. Pero también están los jugadores de verdad, los que se dedican a la industria de la información falsa gracias a los datos que no se les pagaron a las personas. Gran parte de esta información viene de entidades que también cobran. De las cuentas que distribuyeron falsedades en la elección de Donald Trump, casi todas están activas, y muchas serán cuentas no humanas, robóticas, como la mitad de lo que hoy circula por la red. Una mitad sin ética, conciencia ni culpa: pura ingeniería digital en acción. 

https://www.latercera.com/la-tercera-domingo/noticia/columna-de-ascanio-cavallo-pepito-gana-doble/KTYPG4Q2T5EDPIN6ZLWO46TKJ4/

  • 8.20.-La economía de carnada: Pepito gana doble ASCANIO CAVALLO 
  • “Debemos cambiar la noción que hay sobre desarrollo sostenible”  – MARÍA CECILIA ROA

Néstor García Canclini, un sociólogo tradicional, profesor de la Unam, con cerros de publicaciones en su currículo, a quien nadie podría ofender con el mote de derechista, acaba de publicar un libro titulado Ciudadanos reemplazados por algoritmos (Calas, 2019), que se centra en los efectos del “capitalismo global y electrónico” sobre la idea de ciudadanía en un mundo dominado por las redes digitales de los grandes. 

15 mar 2020.- Quizás sea un despropósito hablar de esto en una semana tan empeñada en buscar la destitución del Presidente, como si tal cosa fuera indiferente para el plebiscito del 26 de abril. Pero ocurre que ese plebiscito ocurrirá en seis semanas y tras él -cualquiera sea la opción que triunfe- el país comenzará a discutir cosas complejas que no suelen entrar bien en el ambiente digital y donde solo pueden cumplir un papel decoroso los medios del periodismo profesional. En esas mismas redes abundan los gimnastas de peso mosca que dan por cierto que los periodistas mienten, pero ninguno ha logrado mostrar en qué unidad, de qué ramo, de qué curso, de qué escuela, se les pasa a los estudiantes de periodismo la materia “cómo mentir”. Sería tan fácil si existiera.

Pero no es así, y esta será la primera elección de gran calado donde el país estará entregado a las cascadas de desinformación que se han visto en acción después del 18-O y la masiva circulación de “contenidos de odio o abiertamente fascistas”, como dice García Canclini. De hecho, las redes ya están pobladas de propaganda, incluyendo sitios de ventas on line y servicios de mensajería.

Las redes son la maravilla del siglo XXI y habría que ser un mentecato para negar las enormes capacidades de comunicación, intercambio, coordinación y vinculación que proveen. Tampoco nadie podría culparlas de los malestares que de repente sacuden el rumbo de los países, en Kiev o en Santiago. Eso no está en discusión, no seamos majaderos. Nadie puede impedir que cuatro pimientos se pongan de acuerdo para quemar un café literario o para corear en un concierto de Mon Laferte. Las fabulosas posibilidades del trabajo a distancia y el protofascismo de Twitter no necesitan leyes.

Lo que está en el centro acuciante del problema son cuatro cosas muy diferentes: 1) la sustracción de datos personales y su venta posterior sin la información adecuada a los usuarios (la letra chica más larga de la historia es la de los programas de la red); 2) la distribución de información falsa e intencionada sin responsabilidad de ningún tipo; 3) el robo de contenidos de los medios periodísticos sin retribución alguna, y 4) la captura de ingresos publicitarios con los datos pescados de 1) y los contenidos saqueados de 3).

García Canclini menciona el problema de los impuestos que no pagan las corporaciones que manejan estas redes, deslocalizadas o cobijadas en paraísos fiscales. Es un tema grande. Pero hay otro, más directo: ¿Por qué los datos de las personas se pueden vender sin que nada se les pague a esas personas? El sociólogo brasileño Gustavo Lins Ribeiro lo llama economía de carnada: el servicio “gratuito” de las redes se paga entregando los datos personales, esto es, el precio más caro posible. Y solo lo cobran cuatro gigantes, Google, Amazon, Facebook y Apple, ahora dueños de casi todo. Las personas no reciben un centavo de los billones que por ellas recolectan estos conglomerados.

La economía de carnada afecta a los usuarios comunes, los que no juegan a nada importante con las redes. Pero también están los jugadores de verdad, los que se dedican a la industria de la información falsa gracias a los datos que no se les pagaron a las personas. Gran parte de esta información viene de entidades que también cobran. De las cuentas que distribuyeron falsedades en la elección de Donald Trump, casi todas están activas, y muchas serán cuentas no humanas, robóticas, como la mitad de lo que hoy circula por la red. Una mitad sin ética, conciencia ni culpa: pura ingeniería digital en acción. 

https://www.latercera.com/la-tercera-domingo/noticia/columna-de-ascanio-cavallo-pepito-gana-doble/KTYPG4Q2T5EDPIN6ZLWO46TKJ4/

8.20.-“Debemos cambiar la noción que hay sobre desarrollo sostenible”– MARÍA CECILIA ROA

Los estudiantes deben tener herramientas que permitan analizar y tomar decisiones de acuerdo con el contexto y la actualidad de los territorios.

Este estudio plantea una forma diferente de ver el desarrollo sostenible. Foto: Istock.com

Desde hace varios años se viene debatiendo en la academia sobre el concepto de desarrollo sostenible, y cuán alineado está o no con las realidades sociales actuales. Antes, se entendía este término como la idea de satisfacer las necesidades de ahora, sin afectar las de futuras generaciones.

 3 mar 2020.- Sin embargo, esa noción está basada en el crecimiento económico, el consumo y una relación de la sociedad con la naturaleza que es utilitarista. Según explicó María Cecilia Roa, profesora asistente del Centro Interdisciplinario de Estudios sobre el Desarrollo de la Universidad de los Andes (Cider), esta concepción debe cambiarse con urgencia.

Explicó que desde dicha universidad se viene trabajando en un programa de Maestría en Estudios sobre Sustentabilidad, para cambiar esa mentalidad y darles a los estudiantes herramientas que permitan analizar y tomar decisiones de acuerdo con el contexto y la actualidad de los territorios.

“Por eso, esta maestría tiene un enfoque crítico; desde aquí cuestionamos esa idea de desarrollo sostenible y su utilización. Decimos que tenemos que encontrar y plantear otras maneras de relacionarnos con la naturaleza. No puede ser que los recursos naturales estén ahí únicamente para nuestro beneficio, sino que tenemos que tener una relación distinta con ellos”, dijo.

¿Estás interesado en conocer más sobre este tema? Haz clic aquí, déjanos tus datos y uno de nuestros asesores se contactará contigo para brindarte la información que necesitas.

Agregó que “hay que empezar por cambiar la manera en que entendemos el bienestar. Seguimos entendiéndolo como incrementar nuestro consumo, tener más, gastar más, viajar más, etc. Debemos pensar en qué es lo que realmente nos da bienestar y repensar nuestras definiciones”.

Mirarlo desde adentro

Respecto a los contenidos que verán los estudiantes y lo que el programa busca, Roa aseguró que bajo un enfoque territorial esperan construir alternativas de sustentabilidad critica desde las experiencias de los territorios colombianos. “Esperamos que la gente que salga de la maestría tenga una perspectiva crítica sobre la economía y cómo esta impacta la sociedad y el planeta.

Lo otro es que los egresados sean capaces de identificar cuáles son esas acciones que tienen un gran potencial de producir un cambio en el comportamiento, en la manera como nos relacionamos entre nosotros y los ecosistemas. La manera como organizamos un territorio, como nos proyectamos hacia el futuro”, comentó.

Y concluyó: “Queremos profesores, gente vinculada con las administraciones locales, regionales, gente que esté en los gobiernos y que tenga poder de decisión en planeación. Que esa sea su meta. Sería chévere tener gente de los movimientos sociales que quieren participar en los conceptos políticos”.

https://www.guiaacademica.com/noticias/posgrado/debemos-cambiar-la-nocion-que-hay-sobre-desarrollo-sostenible-5543?utm_source=Autopauta&utm_medium=ET-Contenido&utm_c

  • 7.20.-Bogotá: la carrera de obstáculos del metro – JUANA AFANADOR 
  • Los sindicatos han dejado de ser útiles ante la nueva realidad laboral MARC FORTUÑO
Un nuevo aplazamiento del metro en Bogotá pone en evidencia los desaciertos de un proyecto accidentado desde un comienzo.

Por fin, estábamos cerca
9 mar 2020.- Desde la alcaldía de Sanz de Santamaría, en 1940, la construcción del metro en Bogotá se ha extendido hasta el día de hoy. Presiones de los transportadores en su momento, falta de voluntad política y discusiones técnicas sin fin son algunos de los impedimentos para que la capital cuente con una red de metro.

Para finales del año pasado, en el cierre de la administración de Enrique Peñalosa, quedó adjudicada la licitación de la primera línea del metro elevado de Bogotá. El metro estaba un paso más cerca de hacerse realidad.

¿Qué pasó para que, esta semana, la alcaldesa afirmara que no faltan cinco sino ocho años para que la capital estrene su primera línea de metro?

Durante su alcaldía, Peñalosa aseguró que sacaría adelante la primera línea del metro de Bogotá, la cual estaría operando para el año 2025. Andrés Escobar, gerente de la Empresa Metro de Bogotá, ratificó el año pasado que “En 45 días debemos estar firmando el contrato con el grupo ganador (…). El acta de inicio se debe estar firmando en abril del próximo año. En 2025 veremos los trenes rodando por la capital.”

En octubre de 2019, el entonces alcalde Peñalosa aseguró que la construcción del metro empezaría en abril de 2020, pero no precisó algunos pasos que son necesarios para iniciar dicha obra.

Los estudios y la estructuración del metro de Bogotá tomaron tiempos diferentes. El metro subterráneo avanzó durante dos administraciones, mientras que el elevado se adelantó en un solo periodo. Es muy probable que haber optado por aquella que se estructuró en menos tiempo implique una prolongación en los tiempos de entrega.

Fases de un proyecto de infraestructura

La estructuración de cualquier proyecto de este tipo consta de varias fases que resultan imprescindibles y lógicamente consecutivas. El incumplimiento de este orden afecta los tiempos previstos y deseados.

Fuente: Metro elevado. ¿Un nuevo Reficar u Odebrecht? 2019

  1. En esta fase se debe realizar:
  • El diseño aproximado del proyecto y presentar alternativas.
  • La evaluación económica preliminar recurriendo a costos obtenidos en proyectos con condiciones similares, utilizando modelos de simulación debidamente aprobados por las entidades solicitantes.
  • La consulta de herramientas o bases de datos que determine el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible para tal fin, dentro de la Ventanilla Integral de Trámites Ambientales en Línea (Vital).

El objetivo de esta primera fase es establecer la alternativa de trazado que satisface en mayor medida los requisitos técnicos y financieros.

  1. En esta fase corresponde:
  • Diseñar el proyecto y efectuar la evaluación económica final, mediante la simulación con el modelo aprobado por las entidades contratantes.
  • Identificar redes, infraestructuras y activos existentes; comunidades étnicas y patrimonio urbano, arquitectónico, cultural y arqueológico que puedan ser afectados por el proyecto, así como títulos mineros en procesos de adjudicación, otorgados, existentes y en explotación.

Si ya fue adjudicado el proyecto, con los estudios de factibilidad desarrollados, la entidad pública o el responsable del diseño puede continuar con la elaboración de los diseños definitivos.

Finalizada esta fase, la entidad pública o el contratista, si ya fue adjudicado el proyecto de infraestructura de transporte, adelantará el estudio de impacto ambiental, el cual será sometido a aprobación de la autoridad ambiental quien otorgará la licencia respectiva.

Estudios y diseños definitivos. En esta fase se deben elaborar los diseños detallados geométricos y de todas las estructuras y obras requeridas, con el objetivo de que el constructor pueda materializar en campo el proyecto definitivo (Ley 1682 de 2013).

Foto: Alcaldía de Bogotá, Se suponía que la alcaldía de Peñalosa había dejado todo listo para que el metro pudiera estar en 2025. Las fechas ahora son hasta 2028

Lea en Razón Pública: El metro en Bogotá: ahora sigue lo difícil

Imprevistos, irregularidades y nueva fecha

El pasado 28 de febrero, la alcaldesa López anunció que el metro de Bogotá ya no estará listo en 2025, sino en 2028.

El metro tardará tres años más de lo afirmado por la administración anterior, la cual no tuvo en cuenta la tercera fase de estudios y diseños definitivos, que deben tomar cerca de veintiocho meses.

La alcaldesa afirmó que: “Sólo hasta (sic) dentro de ocho años un ciudadano de Bogotá se va a montar por primera vez en el Metro, en ocho años. Así se contrató el año pasado (…) en junio va a empezar el acta de iniciación, este año van a hacer estudios y diseños y el año entrante empieza la obra.”

El anuncio de la alcaldesa ha producido gran revuelo, pero tiene razón al explicar la ausencia de los estudios y diseños que estarán a cargo del consorcio ganador de la licitación.

Pero además existen otras irregularidades y contratiempos que pueden hacer que el proceso sea todavía más largo:

  • La Veeduría Ciudadana Metro denunció la semana pasada la falta de estudios de geotecnia para el metro elevado. Esto implica que, en el momento que se abrió la licitación, estos estudios no estaban listos y el oferente no pudo hacer una oferta real. La falta de estudios de la fase 2 impide hacer estudios y diseños definitivos (fase 3), es decir, se suman posibles retrasos.
  • La empresa Metro ha insistido en que los estudios y traslados de redes se van a entregar poco a poco durante el año en curso al consorcio encargado de la tercera fase. La posibilidad de presentar interferencias y la dificultad de hacer diseños sin la claridad del recorrido de redes pueden causar más problemas y retrasos.
  • Todas las obras tienen imprevistos que pueden causar grandes retrasos. Sin embargo, está comprobado que una obra cuyos estudios no están bien realizados en los tiempos en que resultan decisivos para la estructuración del proyecto, van a sufrir mayores imprevistos que prolongan indefinidamente los tiempos.
  • En la serie de no previstos, también se deben tener en cuenta retrasos por demandas, fallos judiciales e inconvenientes legales del proyecto.

Puede leer: Las irregularidades del metro en Bogotá

Lo que sigue

El proceso del metro elevado se ve accidentado desde sus inicios. Pretender madurar un proyecto de esta envergadura en la mitad del tiempo que requiere resulta imposible y además perjudicial.

Foto: Concejo de Bogotá, Los estudios no están listo, y hay irregularidades con la licitación.

Para empezar la obra y pasar a las fases siguientes se necesitan los estudios faltantes, que no pueden hacerse de manera paralela, como algunos prometen, ya que esto sería completamente antitécnico y pondría en alto riesgo la totalidad del proyecto. Una obra de esta magnitud siempre va a tener imprevistos que deben ser minimizados para que no pongan en riesgo la ejecución del proyecto.

Urge tener en cuenta, del mismo modo, que cuando las obras se salen de los tiempos previstos y se vuelven impredecibles, los sobrecostos también. Cualquier prolongación en los tiempos y sobrecostos consiguientes del metro para la capital del país serán asumidos por la ciudadanía.

*Socióloga de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de Paris (EHESS). Ha sido catedrática en el Instituto de Estudios Políticos de Lille, la Universidad Paris-Est-Marne- la Vallée, la Universidad de Paris-Saclay y de la Universidad de los Andes. Coautora del libro Metro Elevado: ¿un nuevo Reficar u Odebrecht?

https://razonpublica.com/bogota-la-carrera-obstaculos-del-metro/

7.20.-Los sindicatos han dejado de ser útiles ante la nueva realidad laboral   MARC FORTUÑO

El papel de los sindicatos se ha ido desvaneciendo en los últimos años en España. La prueba más palpable de esta destacada realidad es que, según un informe de la OCDE, el nivel de afiliación sindical en España representa al 13,7% de los asalariados.

24 feb 2020.- Como podemos apreciar en el siguiente gráfico, esta tasa representa la menor en los últimos 30 años y, comparativamente al resto de países de la OECD, España asume una tasa relativamente baja en la afiliación sindical ya que la media de encuentra en el 16% de los asalariados.

Hay que decir que en esta media existen amplias horquillas. La proporción de empleados que son miembros de un sindicato, varía considerablemente entre países de la OCDE, pasando del 4,7% en Estonia, a cerca del 65% en Suecia, Dinamarca y Finlandia y el 91% en Islandia.

Factores internos de España

Durante la crisis, vimos que en España, Portugal, Grecia y Francia se aprobaron una serie de reformas laborales en las que se apuntaba directamente a la negociación colectiva y en la búsqueda de la flexibilidad laboral.

Tenemos que dirigirnos al artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores para ver cómo la empresa asume más poder frente al convencional colectivo. Veámos el primer y segundo punto del artículo.

Art. 41

  1. La dirección de la empresa podrá acordar modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo cuando existan probadas razones económicas, técnicas, organizativas o de producción. Se consideraran tales las que estén relacionadas con la competitividad, productividad u organización técnica o del trabajo en la empresa […]
  2. Las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo podrán afectar a las condiciones reconocidas a los trabajadores en el contrato de trabajo, en acuerdos o pactos colectivos o disfrutadas por éstos en virtud de una decisión unilateral del empresario de efectos colectivos.

Todas las reformas tenían como objetivo fortalecer la negociación a nivel de empresa y dar más flexibilidad a la empresa en caso de crisis económicas. En el caso específico de España, la reforma de 2012 perseguiría el principio de conceder prioridad a los acuerdos a nivel de empresa sobre los de nivel sectorial o regional. Esto aportaba un mayor grado de adaptabilidad de la empresa frente a las dificultades existentes y sortear las eventuales quiebras.

La reforma también facilitó que las empresas pudieran optar por no participar en los acuerdos de nivel superior. Eso se refiere a los representantes de los trabajadores o remitiendo unilateralmente la cuestión al arbitraje de un organismo público tripartito.

Por ello, se ampliaba la posibilidad de que la empresa modifique unilateralmente los salarios, las horas de trabajo y horarios de trabajo que remiten el asunto, y si persiste el desacuerdo, al arbitraje de un organismo público tripartito.

Los resultados de estos cambios legislativos es un incremento de los convenios de negociación colectiva, pero no a nivel sectorial, sino de empresa. Si en el año 2012, los convenios de empresa eran 3.234, cinco años más tarde se incrementaron hasta los 4.555. Mientras tanto en el mismo período, los convenios superiores se mantuvieron entre un rango constante entre 1.100 y 1.200 convenios.

Los sindicatos dejan de importar. La tendencia global se encuentra en declive

Lo cierto es que si examinamos los países desarrollados de la OCDE, vemos un claro declive en lo que se refiere a poder de los sindicatos porque cada vez son menos los afiliados de los principales sindicatos de un país.

Nos encontramos con un claro efecto generacional. Las generaciones más jóvenes de trabajadores tienen una propensión sistemática menor a la unión que las generaciones anteriores. Esta menor propensión a la unión podría provenir de diversos factores, incluidos los cambios en las preferencias, o los cambios en el entorno institucional.

Los trabajadores llegan a la mayoría de edad y «aprenden» sobre el mercado laboral en un entorno en el que la sindicalización es más restringida, menos eficiente, o están menos valorado socialmente, y por ello, podrían tener una menor propensión a la sindicalización como resultado.

Otra explicación frecuente del declive de los sindicatos es que proviene de los cambios en la estructurales de la economía, y, en particular, de la contracción del sector manufacturero generalmente muy sindicalizado, y el aumento del sector de los servicios, en el que los trabajadores tienden a estar menos sindicados.

Esto lo podemos ver perfectamente en España, conocido como el efecto de la tercerización de la economía. Esto implica pasar de una economía basada en la agricultura, la ganadería y la pesca, a una economía en la que el mayor peso lo tiene el sector servicios en el PIB y la población ocupada.

El aumento de la prevalencia de formas de empleo atípicas, como los contratos a tiempo parcial y de plazo fijo, o el empleo a través de las empresas de trabajo temporal, es otro posible impulsor de la disminución de la densidad. De hecho, en los países de la OCDE, los trabajadores «no estándar» tienen una tasa de sindicalización más baja en comparación con los «estándar».

El aumento de la proporción de formas de empleo «no estándar»» podría, por lo tanto, impulsar la sindicalización hacia menores tasas de sindicalización. Una mayor rotación de puestos de trabajo y una menor permanencia media en el empleo, lo que da lugar a un limitado apego de los trabajadores a sus puestos de trabajo, también podría reducir sus incentivos para unirse a los sindicatos, así como sus oportunidades para hacerlo.

En último lugar, tenemos la competencia intersindical para los miembros del sindicato y la fragmentación que también se identifican como posibles impulsores del declive de la unión. Los procesos de unión conceden mayores poderes de negociación y esa descentralización, si bien se adapta más a la realidad de la empresa, al mismo tiempo, implica una pérdida de poder de esa mancomunidad.

El papel de los sindicatos hoy

A día de hoy, vemos que en dos tercios de los países de la OCDE, la negociación colectiva tiene lugar predominantemente a nivel de empresa.

Los acuerdos sectoriales solo desempeñan un papel importante en los países de Europa continental. No obstante, esto no cuenta toda la historia sobre el grado real de centralización o descentralización, porque los países difieren enormemente en cuanto a la flexibilidad de los acuerdos a nivel de empresa para modificar las condiciones establecidas en acuerdos de nivel superior.

En primer lugar, en algunos contextos (en particular en los países escandinavos), los acuerdos sectoriales definen el marco general pero dejan un margen considerable para la negociación en la empresa. De hecho, en los pasos caminados carecen de salario mínimo y son los sindicatos los que buscan conjuntamente a los representantes de las empresas del sector establecer el nivel de salarios oportunos según la evolución sectorial y la productividad.

Un mercado laboral sin salario mínimo es posible

En segundo lugar, en otros países (como Alemania, Austria y, más recientemente, España), los sindicatos dominan los acuerdos, pero dejan margen para que se apliquen acuerdos de nivel empresarial menos favorables de forma generalizada o solo temporalmente en caso de crisis.

En un tercero grupo de países (incluidos Italia, Eslovenia y, a pesar de la reforma de 2012, Portugal), a nivel de empresa la negociación sigue siendo limitada y en la mayoría de los casos estrictamente regulada por acuerdos de nivel superior.

Soy autónomo y me traen sin cuidado los sindicatos en España. Lo que no parece nada claro es que estén financiados en la mayor parte con dinero publico. Los sindicatos deberían de sostenerse íntegramente con el dinero de sus afiliados, si no hay afiliados, pues sindicato cerrado.
En España seguimos teniendo un gran problema, y la gran acumulación de chiringuitos con la única finalidad de vivir de las ayudas y subvenciones publicas.

Eso es mentira, depende del sindicato. Y te lo dice alguien metido de lleno, haciendo lo que puede para mejorar las cosas, en comité de empresa, sección sindical y todo lo que puede. Hay sindicatos que viven de dinero público y otros que el único dinero público que cobran son los 50 euros anuales que se lleva por cada delegado sindical.
Es cierto que los sindicatos últimamente se gestionan como una empresa, y es algo que yo critico (y mis guerras he tenido con ellos). Pero no no neguemos la evidencia de que las empresas con mejores condiciones son las empresas con alta actividad sindical.
Los sindicatos son necesarios y hay que mantenerlos. No hay que culpar a todo un sindicato por 4 manzanas podridas. El 95% de un sindicatos son los delegados que no cobran absolutamente nada. Como mucho alguna comida/cena si le mandan a conferencias o formación lejos de casa pero nada más.

Respecto al artículo los sindicatos son más necesarios que nunca pero algo que consiguieron las empresas es que la gente por miedo ni se afilie, ni se sume a las iniciativas sindicales y dado que la fuerza sindical viene del apoyo de los trabajadores deja un panorama muy desolador. Y para más inri los jóvenes no tienen iniciativa sindical. Es algo que sea por la universidad (te venden el cuento de empresario triunfador) o por simple miedo a perder lo que tienen pasan del sindicalismo y poco a poco irá a peor. Yo intento aportar todo lo que puedo, pero uno solo no hace nada.

https://www.elblogsalmon.com/mundo-laboral/sindicatos-han-dejado-ser-utiles-nueva-realidad-laboral?utm_source=recommended&utm_medium=DAILYNEWSLETTER&utm_campaign=

6.20.-España el quinto mejor país del mundo para nacer mujer – MARC FORTUÑO 

Hoy, 8 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, en el que se pone de relevancia el papel de la mujer para construcción de las sociedades actuales, con múltiples reivindicaciones, especialmente aquellas enfocadas en el entorno laboral.

8 mar 2020.- Sobre esta cuestión, España puede sacar pecho de encontrarse entre uno de los mejores países a nivel mundial para nacer mujer. De hecho, Women, Peace, and Security Index, enfoca a España como el quinto país de un total de 153 analizados por el índice.

En las siguientes líneas analizaremos por qué España se encuentra en una posición tan relevante a escala mundial. Y, sin caer en el conformismo, identificar cuáles son los problemas actuales para la mujer que están especialmente identificados en el área laboral.

España, el quinto mejor país para nacer mujer 

Women, Peace, and Security Index, es un índice elaborado por la Universidad de Georgetown y publicado anualmente. Este índice se centra en torno a tres dimensiones básicas del bienestar: Inclusión (económica, social, política), justicia (leyes formales y discriminación informal) y seguridad (a nivel familiar, comunitario y social).Bajo estos criterios descritos, el índice ofrece un listado sobre los mejores países: Islandia (1º), Noruega (2º), Suiza (3º), Eslovenia (4º), España (5º), Finlandia (6º), Canadá, Países Bajos y Suecia (empatados en 7ª posición), Bélgica y Singapur (empatados en 10ª posición), y Dinamarca, Alemania y el Reino Unido (empatados en 12ª posición).

Sin embargo, ningún país tiene excelentes resultados en todas y cada una de las dimensiones que se contemplan para la formación del índice. Por ejemplo, Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia, por ejemplo, registran tasas elevadas de violencia doméstica, y menos de la mitad de las mujeres de Bélgica, Eslovenia y España tienen un trabajo remunerado (sobre esta cuestión nos centraremos más adelante).

Todos estos países de elevados ingresos tienden a ocupar una posición solvente en el índice, pero podrían mejorar la situación jurídica de las mujeres. Por ejemplo, aunque Singapur tiene una cláusula de no discriminación en su constitución, no menciona explícitamente el género como una categoría protegida contra la discriminación. La Constitución de Islandia no contiene ninguna cláusula sobre la no discriminación por motivos de género.

El caso de España, el índice destaca positivamente en la inclusión de la mujer en la vida académica, financiera, o su representación parlamentaria. También se destacan los altos niveles de seguridad: bajos niveles violencia en el entorno familiar y la carencia de una violencia en el ámbito de sociedad o bien violencia organizada (terrorismo). A pesar de todos los puntos fuertes, el informe señala como carencias un «sesgo de hijo» y su peor posición residiría en el papel de la mujer en el entorno laboral.

El empleo y los costes de la conciliación: El gran problema para la mujer

 

Nos encontramos ante una situación el que, a pesar que se ha avanzado mucho en estos últimos años para la inclusión de la mujer en el trabajo, la mujer tiende a asumir gran parte de los costes vinculados a la conciliación, dedicando más tiempo frente al hombre. Ese tiempo extra no solo no está compensado (no existe una transferencia de renta entre las parejas) sino que se asume un coste de oportunidad laboral.

En la Unión Europea y sus Estados miembros, las mujeres siguen siendo los principales cuidadores de los niños y las personas mayores y los principales contribuyentes a las tareas domésticas. El 73% de los europeos afirman que las mujeres dedican más tiempo que los hombres a las tareas domésticas y actividades de cuidados.

En promedio, las mujeres dedican 32 horas semanales a trabajo remunerado, pero 39 horas a trabajo no remunerado, en comparación con los hombres que realizan 41 horas remuneradas y 19 horas de trabajo no remunerado.

Para dar respuesta a las necesidades familiares, el género femenino asume un ‘plus’ de flexibilidad que estará vinculada a contratos temporales, parciales o incluso participar en el mercado negro. Es especialmente llamativa las cifras que se derivan de los contratos parciales en España: Ellas firman el 72% de los puestos de trabajo parciales.

Ante esa situación discontinua en el mercado laboral existe un mayor grado de dificultad tanto para ganar experiencia en el puesto de trabajo y promocionarse como trabajador, pudiendo ocupar finalmente puestos de dirección o CEO: Uno de cada tres puestos directivos tienen presencia femenina y únicamente el 6,3% de mujeres de puestos de directores generales.

Las mujeres suelen pasar más tiempo fuera del mercado laboral que los hombres. Estas interrupciones en su carrera no solo afectan a su remuneración por hora, sino también para reengancharse en su actividad laboral, sus futuros ingresos y, en consecuencia, la cuantía de sus pensiones.

Los últimos datos de la EPA nos muestran que en el mercado laboral tenemos más mujeres presentes que antes de la crisis. A pesar de todo, la tasa de actividad en el cuarto trimestre de 2018 era del 53,01% para las mujeres, nueve puntos porcentuales por debajo frente a la de los hombres (64,45%).La plena igualdad estadística va en contra de las preferencias individuales 

Según eurostat, la diferencia salarial entre hombres y mujeres es del 14,2%. Contextualizando este dato, queda por debajo de la UE (16,2%), Alemania, Francia, Reino Unido, Finlandia, Dinamarca o Bélgica. Este dato no significa que por el mismo trabajo un hombre cobre más que una mujer sino que, estadísticamente la remuneración de un hombre es más alta que una mujer.Este matiz es importante porque sino estaríamos diciendo que, ante un mismo trabajo, cualquier empresario estaría dispuesto a pagar una prima económica para beneficiar a un género determinado, en este caso el género masculino, en contra de su cuenta de resultados.

Un hecho que no parece tener mucha lógica, pues una empresa busca maximizar sus beneficios y si las mujeres por el mismo trabajo (o misma aportación productiva) «cobraran menos» se reflejaría un bajo desempleo en el género femenino frente a un alto desempleo del género masculino.

Si bien hay un problema de imputación de los costes de la conciliación que van a espaldas de la mujer, aún resolviendo plenamente este problema, los hombres siguen ocupando estadísticamente trabajos de mayor valor añadido. Por ejemplo, trabajos vinculados a la enseñanza o cuidados tienden a tener una sobrerrepresentación femenina frente a las ingenierías en el que existe una sobrerrepresentación masculina.

Atendiendo a los datos del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, en las ingenierías, ciencias experimentales y arquitectura, la representación femenina se encuentra por debajo al 30% y en informática la cifra desciende hasta el 15%.

Conseguir una «igualdad estadística» implicaría, de facto, un control tanto para los hombres como para las mujeres en el momento de elegir qué preferencias académicas deben seguir y también, en que sectores productivos pueden incorporarse. Una acción política que por supuesto iría en contra de la libertad individual de elegir el proyecto de vida independientemente del género en cuestión.

https://www.elblogsalmon.com/entorno/espana-quinto-mejor-pais-mundo-para-nacer-mujer 

5.20.-El coronavirus infecta la economía   MAURICIO CABRERA

El pánico es tan grande que el Banco de China se metió al lavado de dinero: literalmente, está lavando y desinfectando los billetes. 

23 feb 2020.- Cómo puede un virus respiratorio contagiar a la economía mundial? ¿Por qué se dice que la propagación del coronavirus es la amenaza más fuerte para el crecimiento de la economía mundial? ¿Por qué la preocupación es hoy mucho más grande que frente a otras epidemias como el Ebola o el SARS. Cuya tasa de mortalidad era mayor que el coronavirus?

La primera razón es el tamaño de la epidemia. El Ebola fue mucho más mortal: en dos años mató a 11.300 personas que eran casi el 40% de las 30.000 infectadas. El SARS infectó a 8.000 personas en seis meses, de las cuales murieron 800, es decir el 10%. El coronavirus es menos letal, solo ha muerto menos del 3% de los infectados, pero mucho más extendido pues ya hay 77.000 casos en 27 países.

Pero no es solo el tamaño, sino la globalización. La pandemia más mortal de la historia reciente es la llamada “gripa española” que al final de la I guerra mundial mató unos 50 millones de personas, que se estima eran cerca del 30 % de los infectados, pero era un mundo menos globalizado y con economías más aisladas. En China se calcula que murieron 30 millones, pero era un país sin fuertes vínculos económicos con el resto del mundo.

Entonces, el coronavirus crea pánico económico porque es un virus que se contagia fácilmente, porque no se tiene todavía vacuna ni cura establecida, pero sobre todo porque la economía mundial está tan interconectada y es tanta la dependencia entre los países, que un estornudo en China sacude la Bolsa de Nueva York.

Son muchos los canales para que un virus infecte a la economía. El más directo, es el de los costos de la atención médica a los infectados, pero es pequeño. El otro directo son las restricciones a la movilidad desde y hacia Wuhan, para tratar de reducir la propagación del virus. Esto afecta a las compañías de transporte y alojamiento, así como a las fábricas de la zona, pero todavía es un impacto limitado.

El problema se agrandó cuando el temor se extendió a toda la China y, aunque no haya prohibiciones explícitas para todo el país, el solo temor al contagio ha llevado a que la gente no quiera salir de sus casas; se reducen los viajes, los consumidores dejan de comprar y se cierran almacenes, fábricas y hasta los parques de Disney, lo que genera una espiral de contracción económica.

El pánico es tan grande que el Banco de China se metió al lavado de dinero: literalmente, está lavando y desinfectando los billetes, porque se teme que al pasar de mano en mano se a portadores del virus.

Y finalmente, el impacto internacional: Se afecta el turismo mundial, pero sobre todo las fábricas chinas dejan de demandar materias primas de otros países y también dejan de surtir con sus productos a empresas de todo el mundo. Inclusive los productos que ya están en los puertos no son embarcados, ni los barcos que llegan pueden descargar sus mercancías. Se trastoca toda la cadena de abastecimiento mundial.

El impacto de la infección es enorme: para el 2020, el FMI ha reducido sus proyecciones de crecimiento de la economía mundial en 0.1%, que son 900.000 millones de dólares que se perderían, es decir casi 3 veces lo que Colombia produce en un año.

https://www.portafolio.co/opinion/mauricio-cabrera-galvis/columnista-el-coronavirus-infecta-la-economia-538372

4.20.-Presidentes de América y suicidio político –BEETHOVEN HERRERA VALENCIA

Históricamente los artistas fueron propensos al suicidio, pero en épocas de crisis económica el desespero ante las deudas hace aumentar los casos de suicidio: fue tradicional que muchos se lanzaran al salto del Tequendama huyendo de deudas impagables; y en viaductos de Bucaramaga y Pereira muchas personas se lanzaban al vacío. Pero cuando quienes toman la decisión de quitarse la vida son líderes políticos cabe indagar si actuaron motivados por el desespero de verse superados por problemas de gran alcance, o si se trata de una inmolación para limpiar su nombre. 

10 feb 2020.- José Manuel Balmaceda Fernández fue el quinto y último presidente del período liberal chileno entre 1886 y 1891 y se suicidó el 19 de septiembre 1891. Fue una época marcada por desarrollos institucionales, sociales, culturales y económicos, construcción de ferrocarriles, escuelas, hospitales, embarcaciones; el establecimiento del Banco Central y discusiones sobre reformas constitucionales y guerras limítrofes.

Balmaceda propuso nacionalizar las reservas de salitre pero el senado no lo apoyó. La conmoción social y política aumentó cuando el senado (muchos de sus integrantes estaban sobornados por grandes empresas del salitre) decidió no aprobar la ley de presupuesto para el año 1891 y el presidente decide, entonces, aprobar la misma ley del anterior, hecho que se consideró inconstitucional. El congreso toma la medida de destituir al presidente, Balmaceda disuelve el congreso y se desata una guerra civil en el norte del país que enfrenta los intereses del Estado con los dueños del salitre. Murieron alrededor de 10.000 chilenos.

En su testamento político Balmaceda escribió: “Solo cuando se ve y se palpa el furor al que se entregan los vencedores en las guerras civiles, se comprende por qué, en otros tiempos, los vencidos políticos, aun cuando hubieran sido los más insignes servidores del Estado, concluían por precipitarse sobre sus propias espadas”.

Getulio Vargas ejerció la presidencia de Brasil entre 1930 y 1945; y después entre 1951 y 1954, siendo considerado el fundador del populismo en su país y se suicidó el 24 de Agosto de 1954.

A principios del siglo XX Brasil suministraba 3/5 partes del café al mundo y su modelo económico dependía de la exportación de productos agropecuarios, pero Brasil vivía los efectos de la crisis mundial.

Su proyecto político incluía nacionalizaciones, desarrollo industrial y ferroviario y la construcción de la siderúrgica de Volta Redonda. Además impuso restricciones a las compañías que exportaban materias primas e incentivó a la industria nacional gravando con elevados aranceles a los productos importados. Para su segunda época (1951-1954), la situación social y política había cambiado y las fuerzas políticas y armadas contrarias opositoras generan un ambiente golpista. Getulio Vargas decide terminar con su vida dejando escrito en su testamento: “Luché contra la expoliación del Brasil. Luché contra la expoliación del pueblo. He luchado a pecho descubierto. El odio, las infamias, la calumnia no abatieron mi ánimo. Les dí mi vida. Ahora les ofrezco mi muerte. No recelo. Doy serenamente el primer paso hacia el camino de la eternidad y salgo de la vida para entrar en la historia”.

Salvador Allende, primer socialista presidente de Chile fue electo por el Congreso en alianza con la Democracia Cristiana, sin embargo, tiempo después, la Democracia Cristiana pasó a la oposición y fue complaciente con el golpe de Estado liderado por Augusto Pinochet.

Allende venía adelantado profundos cambios en temas como reforma agraria, reformas cambiarias, nacionalización de empresas y de bancos pero la resistencia de los militares se expresó en el asesinato del general René Schneider, destacado militar constitucionalista. Además se presentan paros en el sector del transporte, los cuales según demostró Edward Kennedy fueron financiados por las firmas estadounidenses afectadas por Allende.

El gobierno de Nixon financió con US$10 millones un programa para derrocar a Allende y se desarrolló un programa de presión económica dirigido por Henry Kissinger quien se proponía “Hacer gritar la economía” de Chile.

Después de la renuncia del general Prats (asesinado en 1974 en Buenos Aires) leal a Allende y el nombramiento de Pinochet como general de las fuerzas armadas se planea el golpe de Estado. Mientras el palacio de La Moneda fue bombardeado el 11 de septiembre, Allende lanzó la última proclama: “Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos”. Y se suicida.

En República Dominicana Antonio Guzmán asume la presidencia para el período 1978 – 1982 y trató de devolver a los ciudadanos las libertades políticas conculcadas por la larga dictadura de Trujillo y de su heredero Joaquín Balaguer. Tuvo que enfrentar las presiones de las Fuerzas Militares pues muchos de los generales estaban ideológicamente unidos con Balaguer. Se suicidó el 4 de Julio de 1982 afectado por una fuerte depresión pues se había enterado de que muchos de sus amigos habían cometido actos de corrupción.

El más reciente caso ha sido el de Alan García quien en su primera presidencia (1985-1990) generó gran desorden macroeconómico con niveles de inflación de tal magnitud, que obligaron a reemplazar la moneda nacional y se asiló en Colombia frente a graves denuncias de corrupción. Regresó para reelegirse para el período 2006-2011 pero frente al juicio por cargos de corrupción por sobornos de Odebrecht, decidió suicidarse el 17 de abril de 2019, cuando se esperaba una inminente orden de captura en su contra.

Beethoven Herrera Valencia Profesor, universidades Nacional y Externado Colaboración: Alexander López https://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/presidentes-de-america-y-suicidio-politico-537924

3.20.-La historia y el Banco de la República – SALOMÓN KALMANOVITZ

Museo Banco de la República en Bogotá 

Una de las áreas culturales en las que se ha destacado el banco central colombiano es en apoyar la investigación histórica. Notables historiadores han ocupado la dirección de la Biblioteca Luis Ángel Arango —como Jaime Duarte French, Jorge Orlando Melo y Margarita Garrido—, se han publicado numerosas obras de gran calidad y fue notoria la labor cultural de Miguel Urrutia entre 1993 y 2005.

Urrutia inició un vasto programa de historia económica, asociado con James Robinson, destacado miembro de la escuela institucionalista. Se completaron tomos de historia de Colombia del siglo XX, el siglo XIX y de la economía colonial, en los que se distinguen Adolfo Meisel por sus aportes a la historia económica del país y el Caribe, María Teresa Ramírez en transporte, Malcolm Deas sobre el desorden político del siglo XIX y muchos otros. Todos estos esfuerzos se hicieron con gran rigor académico, donde hubo variedad de posturas políticas siempre contenidas por la argumentación racional y la aplicación del método científico al estudio de la historia.

El lujoso volumen Bicentenario de la Independencia de Colombia, publicado recientemente por el banco, se aleja un poco de esta tradición. Tiene prólogos del presidente de la República y su vicepresidenta que son redundantes. Su editor general es Daniel Raisbeck, quien carece de credenciales como historiador pero tiene en su haber estudios clásicos que aplica para trazar la influencia de las concepciones grecorromanas en España, que había sido colonia del imperio de Roma desde bastante antes de Cristo hasta el siglo V.

Raisbeck da un salto de 12 siglos para “deducir” que el pensamiento clásico también influyó en forma determinante a los gestores de la independencia de lo que sería Colombia. El editor de la obra es fundador de un partido libertario de ideario radical y hoy está asociado a la Universidad La Gran Colombia, fundada por José Galat (q. e. p. d.), de conocida trayectoria extremista. Contiene, entre otros, un escrito de Enrique Serrano sobre la rebelión de los comuneros que no tiene una sola referencia académica, pero igual repite tesis de El pueblo y el rey, de John Phelan, como propias. Serrano es autor de ¿Por qué fracasa Colombia?, en donde sostiene tesis racistas como suponer que la fracasomanía nacional es resultado de la herencia de judíos y moros conversos que colonizaron estas tierras, sin conocer su número ni influencia. Sus trabajos son afines ideológicamente al partido de gobierno que lo nombró director del Archivo Nacional.

Al libro lo redimen los aportes de James Torres, con su riguroso análisis de la minería en los albores de la Independencia; Armando Martínez, sobre la Confederación Neogranadina; Adelaida Sourdis, sobre la independencia de Cartagena (es la única mujer que participa en la obra), y Roberto Junguito, analizando las finanzas públicas entre 1821-1827, siendo de los pocos que estuvieron en el proyecto de Urrutia. Carlos Díaz hace un excelente análisis del comercio y el contrabando de la época. León Atehortúa escribe sobre la historiografía de Bolívar y la Independencia, siendo, al parecer, el único de inclinación de izquierda en la colección. Figuran, además, buenos trabajos de Pablo Rodríguez, Roger Pita, Gilberto Ramírez y de otros investigadores serios de las mejores universidades del país. Lo que queda claro es que, afortunadamente, los autores doctrinarios de la colección son pocos, pero es que la veta de académicos de extrema derecha no parece ser muy pródiga.

https://www.elespectador.com/opinion/la-historia-y-el-banco-de-la-republica-columna-903746

2.20.-El mundo en llamas MAURICIO CABRERA

La revista Foreign Policy hizo un análisis de los 10 conflictos que pueden resolverse o agudizarse en el 2020.

Las llamas que han destruido millones de hectáreas en Australia son solo un anticipo de las consecuencias apocalípticas que viviremos si todos, gobiernos y ciudadanos, no cambiamos un modelo de desarrollo y un estilo de vida que destruye el medio ambiente y propicia el calentamiento global. Pero no son los únicos incendios que amenazan a la humanidad.La revista Foreign Policy hizo un análisis de los 10 conflictos que pueden resolverse o agudizarse en el 2020. Unos de ellos internos y otros internacionales, pero algunos de los conflictos locales reflejan el enfrentamiento geopolítico de las grandes potencias.

19 ene 2020M.- El de Etiopía es un conflicto puramente interno de raíces étnicas, que está encontrando una salida en diálogos de paz entre las tribus enfrentadas, mientras que en Burkina Faso la violencia proviene de fanáticos musulmanes con vínculos con Al-Qaeda y el Estado Islámico que amenazan con colapsar el Estado y contagiar a los vecinos Costa de Marfil, Ghana y Benin.

Los casos de Yemen, Cachemira, Libia y Venezuela son conflictos internos pero con clara incidencia de las grandes potencias. En Yemen, la guerra civil que condujo a la mayor tragedia humanitaria por hambruna de la población es el campo de batalla de la confrontación entre Irán y Arabia Saudita –respaldada por Estados Unidos– por el predominio político y militar en el mundo árabe.

El de Cachemira es un conflicto interno en la parte de esa región que pertenece a la India, pero tiene el trasfondo de la disputa entre la India y Pakistán por el control de toda la Cachemira. Su origen es religioso pues enfrenta los nacionalistas hinduistas y los musulmanes que son mayoría en esta región, pero minoría en toda India, y ahora están amenazados por nuevas leyes antimusulmanas del primer ministro Modi.

En Libia, la fallida operación de derrocar al dictador Gadafi para restaurar la democracia ha llevado a una guerra civil que ha dividido el país en dos facciones, que a su vez representan los intereses encontrados de grupos de potencias extranjeras que les proporcionan armamentos y avivan la guerra.

En Venezuela la oposición con el apoyo de Estados Unidos, Colombia y otros países latinoamericanos no ha podido derrocar a Maduro porque este todavía cuenta con algo de apoyo popular y el de los militares, pero también con el de Rusia y China. Otra batalla geopolítica. En conflictos internacionales como los de Afganistán y Ucrania, en los que hay invasores extranjeros, hay perspectivas de solución negociada. En el primero por cansancio de Estados Unidos y los talibanes ante la imposibilidad de ambos de lograr una victoria militar y en el segundo por las presiones internacionales a Rusia.

Por el contrario la perspectiva es negativa en el Golfo Pérsico donde Estados Unidos ha roto los caminos diplomáticos para negociar con Irán, recurriendo a las sanciones económicas y a acciones terroristas como el asesinato del general Soleimani, y en el retroceso de los contactos diplomáticos entre Corea del Norte y Estados Unidos por el escalamiento de amenazas mutuas entre dos líderes con personalidades disfuncionales.

Adenda: ¡Hasta cuando continuará la masacre de líderes sociales y ex guerrilleros que dejaron la armas y le apostaron a la paz! 10 asesinados en los primeros diez día del año y otros 16 en los siguientes diez días. ¿Cuando tomará el Gobierno una decisión contundente y eficaz de detener el desangre?

https://www.portafolio.co/opinion/mauricio-cabrera-galvis/el-mundo-en-llamas-537237

1.20.-¿Qué dijeron los sabios?SERGIO CLAVIJO

”Por un país al alcance de los niños…” García Márquez.

A finales del 2019, la Misión de Sabios convocada por la administración Duque entregó su reporte. Ese selecto grupo de trabajo estuvo cerca de un año cavilando sobre las mejores estrategias para lograr progresos más acelerados en los frentes educativos y de ciencia-tecnología. Allí se contó con la importante participación del Mineducación, Colciencias, destacadas universidades y asesores internacionales.

25 ene 2020.- Sus recomendaciones apuntan a generar sinergias Estado-sector privado para lograr efectos cascada sobre la productividad y la innovación. Es difícil estar en desacuerdo con las ‘proclamas’ que allí se expiden a favor de ciencia relevante e inclusiva (con algo de tinte gubernamental naranja).

Triangulación política y agenda Colombia

Sin embargo, consideramos que ese reporte de los sabios ha debido partir de un diagnóstico realista sobre la deplorable situación de la calidad educativa en Colombia, para así aterrizar las ‘proclamas’. Si bien allí se menciona el fracaso de la anterior misión (plasmada en la Ley 29 de 1990), atribuible al marasmo oficial y a la falta de recursos, es muy probable que la suerte de este reporte no sea muy diferente. De hecho, el reporte concluye que Colombia no ha logrado establecer sinergias que impulsen la ciencia-tecnología, no obstante esfuerzos aislados de empresas-universidades privadas.

La calidad educativa debe ser la piedra angular para generar esas sinergias, las patentes y la difusión del conocimiento. La propuesta de los sabios de elevar las asignaciones público-privadas a ciencia-tecnología del actual 0,25 % del PIB hacia el “deseado” 1,1 % del PIB para el 2025 no cuenta con fuentes ciertas (aun con reasignaciones de las regalías).

Qué útil hubiera resultado cotejar esos deseos con las afugias fiscales que han disparado, durante la última década, el endeudamiento del Gobierno central del 35 % del PIB hacia el actual 51 % del PIB y que llegará al 56 % del PIB precisamente hacia el 2022. Se requerían ejercicios detallados de fuentes-usos de recursos educativos para entender bien las limitaciones presupuestales.

La reciente conversión de Colciencias en ministerio encierra la ingenua idea de que esta es la forma de asegurarle recursos. ¿’Remember’ Brasil-Lula elevando de 20 a 26 ministerios y enfrentando crecientes afugias fiscales? Colombia está pasando de 20 a 25 ministerios y expandiendo su burocracia en organismos de control. Nos quedan muchas dudas sobre la ‘sabiduría’ de esta estrategia estatal.

Si bien la cobertura educativa (neta) en Colombia se ha elevado al 72-83 % en primaria-secundaria, la universitaria continúa con cobertura (bruta) tan baja como un 53 %, y su calidad deja mucho que desear. Cuando los recursos fiscales son escasos, la solución debe consistir en dar prioridad a programas de educación básica que permitan romper cuellos de botella; eso fue lo que hizo Corea del Sur para alcanzar excelencia educativa. La recomendación de la Misión sobre elevar la cobertura de prenatal y transición apunta en la dirección correcta, pero el resto de estrategias no dan señales de adecuada prioridad.

¿Cómo pretender que Colombia dé un salto educativo y de ciencia-tecnología si desconocemos que en las pruebas Pisa del 2018 el 40 % de los jóvenes colombianos se rajaron al no pasar del nivel básico en las áreas de matemáticas, lectura y ciencias? Colombia tuvo el peor registro de rajados frente a un promedio de solo el 13 % en la Ocde y del 23 % en Chile.

En síntesis, los dineros que hoy se le asignan a la educación en Colombia no están dando los resultados de calidad requeridos. Los paros desinformados deberían más bien reclamar una reasignación presupuestal (antes de pensar en elevarla), pues de lo contrario nos seguirán siendo esquivos los “loables protocolos” de la Misión.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/sergio-clavijo/que-dijeron-los-sabios-columna-de-sergio-clavijo-455354

Extra / 19 – La enfermedad holandesa financiera –  AURELIO SUÁREZ

No hay superchería mejor administrada por tecnopolíticos que manejan las finanzas del país que la de la enfermedad holandesa. Ese morbo sería el exceso de exportaciones que aprecia el peso y entonces abarata las importaciones que derrumbarían la producción nacional. Pero expresamente la ley cambiaria colombiana exime a las compañías extranjeras en minas y petróleos de reintegrar los dólares de las exportaciones. El país vende esos recursos mediante un pago llamado regalía, que es un porcentaje del precio del barril en boca de pozo o del precio del mineral en boca de mina y en moneda nacional. El resto son impuestos ordinarios. Eso no da para ninguna “enfermedad holandesa”. En cambio, como lo explica el ingeniero Aurelio Suárez, las riadas de capital especulativo, si producen el fenómeno que cíclicamente se recoge y provoca devaluaciones desastrosas. Por eso los analistas prefieren trabajar con la Balanza cambiaria del Banco de la República (caja) y no con la Balanza de pagos del  Dane (FOB frontera).

En entrevista reciente, el ministro Cárdenas registró como el mayor logro económico de los ocho años del gobierno de Santos el aumento de la inversión extranjera, anotando que entre 2002 y 2010 los flujos netos anuales eran en promedio de 6.000 millones de dólares, mientras que entre 2010 y 2016 subieron a 14.000 millones. Confirmó así que el total del capital externo es hoy la variable de cierre de la economía colombiana, cuando entre 1996 y 2002 la media fue apenas de 2.500 millones. Es a partir de esa avalancha de divisas como debe analizarse la economía nacional y, contrariando la falsa y difundida especie del modelo ‘extractivista’, que no corresponde a una caracterización precisa, urge evaluar el efecto conjunto de los flujos externos como esencia de la política económica del siglo XXI.

12 jul 2018.-  El monto (stock) de la inversión extranjera directa (IED )en Colombia a marzo del 2018 es de 182.342 millones de dólares. ¿Cómo se distribuyó la ocurrida entre 2000 y 2017? En petróleo suman 44.915 millones y en minas, 26.019; en industria llega a 28.721; en servicios financieros, a 19.466; en transporte y comunicaciones, a 17.406 y en comercio, a 13.800, para mencionar lo más relevante (Banco de la República, 2018).

Lo anterior se ratifica al mirar las 21 mayores empresas por ingresos superiores a $ 4 billones en 2017: diez son transnacionales; cinco, predominantemente nacionales; dos son públicas y cuatro, mixtas (público-privadas). Entre ellas hay cinco relacionadas con hidrocarburos y minería, encabezadas de lejos por Ecopetrol; tres, con comercio; dos, con servicios financieros y cabezas de ‘holding’ de inversión; tres, con servicios públicos; dos, con servicios de salud; dos, con TIC; tres vinculadas con la industria y una, con transporte aéreo.

Colombia cayó en el entrampamiento crediticio con el propio capital internacional al que le abrió con laxitud sus puertas en la orgía de la confianza inversionista.

Las lucrativas operaciones –que incluyen además los giros a las economías foráneas de origen– tienen como contrapartida ingentes costos para sostenerlas, manifestados en los crecientes niveles del endeudamiento bruto del sector público. En 2000, este era de $ 88 billones, equivalente al 45 por ciento del PIB; para 2010 subió a $ 234 billones, entonces 43 por ciento del PIB, y para 2017 se disparó a $ 500,9 billones, 54,4 por ciento del PIB, que, como advirtió la Anif, al agregarse el pasivo de Ecopetrol, se acercaría al 60 por ciento, nivel a partir del cual la Unión Europea trata como “paria” a una economía.

No obstante, al estudiar los acreedores de dicha deuda, se encuentra que también el capital extranjero participa en gran medida. De acuerdo con información de Juan Pablo Fernández, la denominada  “inversión de portafolio”, eminentemente especulativa, vale 87.282 millones, muy por encima de lo puesto en petróleo y minería, y 56.182 de ellos están representados en títulos de deuda pública, TES.

Así mismo, los pasivos externos (inversión extranjera + deuda + especulación con monedas) llegan ya a 328.291 millones de dólares, un 147 por ciento más con respecto a marzo del 2010, de los cuales cerca de 130.000 millones corresponden a títulos y préstamos. Colombia cayó en el entrampamiento crediticio con el propio capital internacional al que le abrió con laxitud sus puertas en la orgía de la confianza inversionista.

La mayor ‘extracción’ no es petróleo ni carbón ni oro. Es de ahorro y de trabajo nacional para cubrir el pago del exorbitante endeudamiento, principalmente con bajos salarios y mínimos ingresos disponibles –de la base social nacional–, mermados por impuestos indirectos como IVA, al consumo, cuatro por mil y gravamen a los combustibles.

Los capitales foráneos, incentivados por favorables diferenciales en las tasas de interés y beneficios tributarios, hacen del mercado colombiano jugoso filón, tanto que, según IIF, el país ocupó de 2015 a 2017 el cuarto lugar, de acuerdo con el porcentaje del PIB, como receptor de flujos de deuda entre las economías emergentes, luego de la República Checa, Líbano y Sudáfrica. Además de endurecer la revaluación del peso, se subordina al conjunto de la economía al pago cumplido y, encima, supervisado por las calificadoras de riesgo de Wall Street, que enjalmaron a los gobiernos anteriores e igual harán con el de Duque.

El desarrollo armónico de los distintos sectores productivos estuvo afectado entre 2002 y 2010 por la conocida enfermedad holandesa y ahora lo está aún más por esta fase superior robustecida con capitales especulativos, tal como lo explica Alberto Botta (2015, Universidad de Calabria y Universidad de Greenwich) al estudiar el caso de Colombia.

Este es el balance macroeconómico de 16 años de uribosantismo, que, al parecer, será similar para el futuro próximo en busca de espacios fiscales para cubrir esta espiral sin límite.

http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/aurelio-suarez-montoya/la-enfermedad-holandesa-financiera-242308

45.19.-En la era neoliberal, ¿qué debe ser para ganar $ 34,7 millones, si no es congresista,?CESAR MELGAREJO

Así se compara el ingreso de un parlamentario con los más altos ejecutivo del sector privado, siendo que el salario mínimo de $828.116 (Jornada de 48 horas semanales y 8 horas diarias). Sabido es que en la nueva era neoliberal los altos ejecutivos dispararon sus emolumentos al punto que devengan más que muchos importantes propietarios del capital accionario. Ética discutible.

El nuevo sueldo que recibirán los congresistas al mes será de 34,7 millones de pesos. Foto: / EL TIEMPO

En medio del debate sobre los nuevos salarios de los congresistas, que quedaron en 32.741.752 millones de pesos al mes, surge la pregunta de a qué equivalen esos sueldos en el sector privado, en la presente era neoliberal. El 88 por ciento de la gente cree que sueldo de congresistas es alto y claro que lo es como en el sector privado neoliberal.

El nuevo sueldo de los congresistas: $ 32’741.000

Las razones por las que los congresistas no se congelaron su salario

18 jul 2019.- De acuerdo con la consultora Hays, en la última edición de su Guía Salarial, estos son los salarios similares de presidentes de empresas del sector privado respecto al salario de los congresistas:

1. Presidente de una empresa mediana de agroindustria, en donde los salarios están entre 35 y 45 millones o sea 54 salarios mínimos.

2. Presidente de una empresa pequeña o mediana del sector farmacéutico, en donde los salarios están entre 30 y 60 millones o sea 73 salarios mínimos.

3. Presidente de una empresa pequeña de infraestructura, en donde los salarios son de 30 millones.

4. Presidente de una empresa inmobiliaria mediana, en donde los salarios son de 40 millones.

5. Presidente de una empresa de comercio al por menor pequeña, en donde los salarios son de 30 millones.

6. Presidente de una empresa pequeña de consumo masivo, en donde los salarios son de 35 millones.

Un presidente de una empresa pequeña o mediana del sector farmacéutico puede ganar entre 30 y 60 millones.Foto: 123RF

En cuanto a las empresas de mayor tamaño, los salarios de los congresistas están lejos.

Estos son los sueldos de los presidentes de grandes empresas, por sectores según Hays:

1. En el sector de Servicios, un presidente de una compañía grande gana 140.000.000 millones, o sea 169 salarios mínimos.

2. El sector de Construcción, el presidente de una empresa grande tiene un sueldo de 90.000.000 millones.

3. El sector Consumo Masivo y Retail, para un presidente de una empresa grande de este sector, el sueldo está entre 70.000.000 y 90.000.000 millones.

4. En el Sector farmacéutico, el presidente de está empresa grande del sector gana alrededor de 60.000.000 y 90.000.000 millones.

5. El sector de los Dispositivos médicos, 
el presidente de una compañía grande de este sector gana 80.000.000 millones.

6. Tecnología y Telecomunicaciones, para este sector el presidente gana unos 80.000.000 millones.

Un presidente en compañías del sector de construcción pueden ganar 90 millones.

Foto: iStock

  1. Ingeniería y Manufactura, el presidente de una compañía grande en este sector tiene un sueldo de 80.000.000 millones.8. Agroindustria, para un presidente de una empresa grande en este sector el sueldo esta entre 60.000.000 y 80.000.000 millones.9. Servicios Financieros, el presidente de empresa de este sector tiene un sueldo de 60.000.000 millones.10. Petróleo y Gas, exploración y producción, el presidente de estas grandes compañías tiene un sueldo de 60.000.000 millones.

    11. Transporte y carga, petróleo y gas, 
    el presidente de estas grandes compañías tiene un sueldo de 50.000.000 millones.12. Servicios Petroleros, para un presidente de esta empresa grande en este sector, el sueldo está entre 40.000.000 y 50.000.000 millones.13. Industria Digital, el presidente de una empresa grande de este sector tiene un sueldo de 42.000.000 millones.

https://www.eltiempo.com/economia/que-trabajos-ganan-como-congresista-en-colombia-389900

  • 44.19.-«Adam Smith y la mano visible de los intereses financieros» PIERRE-CYRILLE HAUTCOEUR
  • 44.19.-La «progresividad fiscal» no necesariamente interfiere con la «actividad económica«

El economista escocés fue uno de los primeros en comprender que la sociedad europea es antinatural, pero humanamente construida, por lo tanto mejorable, recuerda Pierre-Cyrille Hautcœur en su columna en el «Mundo».

La estatua de bronce de Adam Smith en la Royal Mile de Edimburgo, Escocia, 4 de julio de 2008. David Moir / REUTERS

Crónica. «Lo que es bueno para Estados Unidos es bueno para General Motors y viceversa». » Esta famosa frase del ex presidente Charles Wilson, de la General Motors – durante su audiencia por el Senado de Estados Unidos en 1953 para convertirse en secretario de defensa – no se tiene hoy en día por los entusiastas de los mercantilistas como Donald Trump.

 Pero la mayoría de los políticos liberales e incluso los economistas están contentos de ver que lo que es bueno para los negocios, o los empresarios, es bueno para su país, su crecimiento y sus trabajos. Y nos referimos a la «mano invisible» de Adam Smith para indicar la naturaleza óptima de la asignación de recursos resultante.

20 nov2019.- Pero el análisis de Smith del capitalismo es más complejo y crítico de lo que sugiere su reputación, explica Daniel Diatkine, profesor de la Universidad de Evry, en su libro Adam Smith, el descubrimiento del capitalismo y sus límites ( ed. de Umbral, 336 páginas, 24 euros).

Menos liberal que filósofo y moralista

En un gran esfuerzo para superar los anacronismos frecuentes entre los historiadores del pensamiento económico, Smith presenta una Diatkine en el marco de la XVIII ª  siglo no sólo mercantilista, pero donde toda la sociedad es, según el economista Escocés, se convierte en «comercial» , es decir, donde la ley de ganancias se ha convertido en la del estado (británico). Uno esperaría, bajo la pluma de un contemporáneo de la revolución industrial inglesa, una explicación de la vitalidad de su país. Pero Smith es menos liberal que filósofo y moralista.

Al igual que su amigo y compatriota David Hume, es uno de los primeros en comprender que la sociedad europea es histórica, es decir, antinatural pero humanamente construida y, por lo tanto, mejorable. Ciertamente cree que las libertades civiles esenciales se obtuvieron durante la «Revolución Gloriosa» de 1688, cuando los poderes de los señores feudales fueron transferidos definitivamente al Parlamento dominado por los mercaderes de Londres. Pero lejos de convertirlo en un estado ideal, observa que estos comerciantes, impulsados ​​por la férrea ley de la competencia que los obliga a buscar cada vez más ganancias, solo pueden intentar poner el poder público a su servicio para construir privilegios, monopolios, colonias que conducen a la guerra civil y extranjera.

El capitalismo tiende naturalmente a la desigualdad

En Bengala, en el caso extremo, la Compañía de las Indias Orientales acumula y confunde, con la complicidad de la Corona Británica, un monopolio comercial privado y un poder soberano, lo que lleva a la ruina de la colonia que Smith considera como el resultado necesario de esta confusión.

Por el contrario, las colonias americanas, poco afectadas por la exclusiva colonial porque están muy alejadas del poder del estado, se enriquecen en una economía libre donde la acumulación de capital tiene poco que ver con la abundancia de riqueza. La tierra para asegurar la prosperidad. En la propia Inglaterra, el estado está dominado por «intereses monetarios» (los «grupos de presión financiera» hoy) y es un firme defensor de los empresarios del interior, los trabajadores y los terratenientes, y afuera, contra potencias extranjeras o pueblos colonizados.

Smith parece ser consciente del hecho de que el capitalismo, incluso frenado por políticos prudentes, tiende naturalmente a la desigualdad e impone cada vez más trabajo asalariado cercano a la servidumbre debido a la necesidad de acumulación de capital. Por lo tanto, la paz social requiere la protección de la sociedad contra los poderes acumulados por los empresarios, incluso si contribuyen al enriquecimiento de todos.

Hoy, la información es, más que nunca, el nervio del poder, las grandes corporaciones acumulan más información sobre las personas que los estados, y algunos empresarios sueñan con poderes soberanos. La reflexión de May Smith nos ayuda a pensar cómo evitar el fin de las libertades civiles que podrían resultar.

*Pierre-Cyrille Hautcoeur (Director de estudios en EHESS) https://www.lemonde.fr/idees/article/2019/11/20/adam-smith-et-la-main-bien-visible-des-interets-financiers_6019803_3232.html

44.19.-La «progresividad fiscal» no necesariamente interfiere con la «actividad económica«

En un foro en el «Mundo», un grupo de docentes-investigadores en economía de París-Dauphine responde al economista Pascal Salin, quien para revivir la economía propone reducir fuertemente el impuesto, pero también terminar con la progresividad del impuesto sobre la renta.

«En los Estados Unidos, el período 1961-1970 estuvo marcado por un crecimiento promedio anual del PIB de casi 4.2%, un aumento de más del 50% durante el período. Sin embargo, la tasa marginal de la categoría impositiva máxima sobre los ingresos oscilaba en ese momento entre 91 y 70%. »Ingram / Photononstop

El periódico Le Monde publicó el sábado 16 de noviembre una plataforma que pedía la eliminación de la progresividad del impuesto ( «La verdadera reforma fiscal sería eliminar la progresividad del impuesto , Pascal Salin). El argumento es simple, por no decir simplista, y bien conocido: el impuesto, porque sería confiscatorio, desalentaría la actividad económica y sería contraproducente.

Al reducirlo, no solo el contribuyente sería relevado de la carga de un gravamen percibido como insoportable, sino que además se aumentarían los ingresos del Estado, porque dicho contribuyente, alentado al esfuerzo por la supresión de este cargo, produciría más riqueza, lo que en última instancia aumentaría la base impositiva y aumentaría los ingresos fiscales. ¡Todos serían un ganador!

 Lea también Pascal Salin: «La verdadera reforma fiscal sería eliminar la progresividad del impuesto»

Este razonamiento se basa en una doble hipótesis.

Por un lado, existe una relación entre la tasa impositiva y los ingresos fiscales. Primero positivo, la relación se volvería negativa, una vez pasado el valor óptimo de la tasa impositiva que produce los ingresos máximos.

Los hechos son tercos

Por otro lado, la economía estaría en el lado equivocado de la curva: la más allá de la cual cualquier aumento en la carga impositiva inevitablemente genera una disminución en los ingresos estatales. Esta curva, que lleva el nombre del economista Arthur Laffer, quien sería «el inventor», es la base de Reaganomics, nombre dado a las reformas liberales impulsadas en los Estados Unidos y Gran Bretaña durante de la década de 1980.

Esta es la diferencia entre un enfoque razonado y científico de los problemas económicos y cómo resolverlos, y la afirmación de opiniones fuertemente teñidas de ideología.

Es en la economía como en la climatología: la información falsa puede tener efectos a largo plazo que son tremendamente negativos en el estado de nuestras sociedades y su capacidad para mantener el bienestar de sus poblaciones. Pero los hechos son tercos. En los Estados Unidos, el período 1961-1970 estuvo marcado por un crecimiento anual promedio del producto interno bruto (PIB) de casi 4.2%, un aumento de más del 50% durante el período. Sin embargo, la tasa marginal de la categoría impositiva máxima sobre los ingresos oscilaba en ese momento entre 91% y 70%, muy por encima de la tasa del 45% que actualmente se aplica a los ingresos más altos en Francia. El éxito de Reegan lo produjo el exceso de gasto con el programa de la “guerra de las galaxias” y otros subsidios a la industria automotriz. O sea por impulso de tipo keynesiano.

Desde entonces, muchos estudios han tratado de evaluar los efectos de la progresividad fiscal en la actividad económica. En una revisión publicada en 2012 en el Journal of Economic Literature , Emmanuel Saez, Joel Slemrod y Seith Giertz hicieron un balance de los estudios que buscan evaluar los efectos de las tasas impositivas marginales en la producción de ingresos imponibles. La mayoría se centró en los Estados Unidos, para los cuales los datos han estado disponibles durante más tiempo. https://www.lemonde.fr/idees/article/2019/11/23/la-progressivite-de-l-impot-ne-nuit-pas-forcement-a-l-activite-economique_6020232_3232.html

  • 43.19.-1989-2019: la socialdemocracia, continente envuelto SYLVIE KAUFFMANN

1989-2019, las rupturas de un nuevo mundo (4/4). A principios de la década de 2000, los partidos socialdemócratas, eufóricos tras el colapso del comunismo, reinan en Europa. Veinte años después, la izquierda del gobierno está moribunda, superada por la globalización.

» Qué pesadilla ! » Exclama, francés, Tony Blair, dejándose caer en una silla en su oficina en la sede del Instituto para el Cambio Global, la organización que dirige, en el centro de Londres. A una distancia razonable de Whitehall, el distrito de ministerios, y Westminster, donde está el Parlamento, la «pesadilla», por supuesto, solo puede referirse al Brexit, que parece decidido, en este día de octubre, a continuar su Progresión caótica pero segura hasta el borde del abismo. Por cortesía, o tal vez por compasión, se le señala que la pesadilla, en este momento, es un fenómeno bastante compartido en nuestro mundo occidental. «¡No en Francia! Él replica, sus ojos brillantes.

Tony Blair no ha estado en el poder durante doce años, pero es Emmanuel Macron de quien quiere hablar esa mañana, más obviamente que el colapso de la socialdemocracia, declarado objeto de nuestra entrevista Como si, al lanzar desde el principio el nombre de este joven presidente francés que sabía cómo ganar una elección, veinte años después de él, con el mismo lenguaje modernizador, el arquitecto de New Labor quisiera conjurar la muerte de este centro dejó Europa que ha buscado tanto reinventar.

«Lo más importante para el PS francés hoy es entender por qué terminó con Macron», dice el ex primer ministro británico. ¿Por qué, en su opinión? «Porque él es, entre los líderes políticos, el que tiene el pensamiento más claro, porque entiende la revolución tecnológica y porque entiende que no podemos enfrentar los desafíos del mundo moderno o por un nacionalismo y políticas anticuadas de izquierda. Él agarró todo eso. La gente tiene probablemente mil cosas para culparlo, pero visto desde afuera, en este momento, Francia está bastante en forma. «

«Horizonte insuperable»

Así que ese es el heredero entronizado de Macron, por el propio Blair. Si hay alguien que seriamente se ha tratado de dar nueva vida a la socialdemócrata ideales a la vuelta de la XXI °  siglo, es él, Tony Blair. Incluso tuvo éxito, liderando el antiguo Partido Laborista británico, renovado bajo los colores del Nuevo Laborismo, tres veces seguidas hasta la victoria en 1997, 2001 y 2005, antes de dar paso a su antiguo rival Gordon Brown en 2007.

Esta partida durante el tercer mandato habrá evitado al menos la humillación de la derrota laborista que, en 2010, marcaría el final de la epopeya de este centro izquierdo remodelado. En el resto de Europa, el declive de los partidos socialdemócratas ya había comenzado, aunque no lo supiéramos: la elección de François Hollande en 2012 podría hacer creer a los socialistas franceses que todo estaba sucediendo «. como antes «. Lo más difícil sería la caída.

«Antes» … pero ¿antes de qué? Antes, sin duda, 1989. Para la izquierda de Europa occidental también, las revoluciones en Oriente, con el colapso de la ideología comunista, constituyen un punto de inflexión importante. Primero, hay quienes realmente han creído en una alternativa y para quienes, con la caída de la URSS y la transición de China a la economía de mercado, «el capitalismo ahora aparece como el horizonte insuperable. de nuestro tiempo «, resume el ex senador socialista Henri Weber, parafraseando a Sartre sobre el marxismo. Y luego están los socialdemócratas occidentales, ganados por la euforia general, pero que no sospechan, en ese momento, que estas revoluciones llevan en ellos los fermentos de su propio declive.

«No medimos de inmediato lo que sucede [en 1989], dice Francois Hollande. La idea es que Gorbachov invente un sistema que permita suavizarse, liberalizarse, sin que las fronteras y las huellas soviéticas desaparezcan «

Entonces joven diputado de Corrèze, François Hollande es uno de los que no ve venir el huracán. «No medimos de inmediato lo que está sucediendo , nos asegura treinta años después, instalado en la mesa de reuniones de su oficina post presidencial, rue de Rivoli, en París, su perra labrador Philae negro tendido a sus pies. La solidaridad existe desde hace años, se cree que es en la evolución, no en colapso. La idea es que [el soviético número uno] Gorbachov inventará un sistema que se relajará, liberalizará, sin que las fronteras y las huellas soviéticas desaparezcan. «

Pero cuando, finalmente, el sistema se derrumba por completo, entonces, dice el ex jefe de Estado, «este mundo en colapso es una gran victoria para la socialdemocracia, una gran victoria ideológica: el el comunismo ha fallado, la libertad prevalece » .

«El fin del socialismo pasado de moda»

Una primera ilusión no es larga en caer ante el Partido Socialista Francés (PS): curiosamente, los líderes de las nuevas democracias de Europa Central no desean convertirse en socialistas como ellos. «Teníamos la idea de que la socialdemocracia entrenaría a futuros líderes», continúa Holland . ¡Pero Bronislaw Geremek [líder polaco de Solidarnosc, entonces ministro de Asuntos Exteriores polaco] o Vaclav Havel [disidente checo y luego presidente] no eran socialdemócratas! La palabra » socialismo» les era imposible de entender y nosotros no la entendíamos. No querían ponerse ese abrigo. «

Tony Blair, Fernando Henrique Cardoso, Massimo D’Alema, Bill Clinton y Lionel Jospin, noviembre de 1999, en Florencia. THOMAS COEX / AFP

Tony Blair, ve bastante rápido en 1989 «el fin del socialismo antiguo» . Este cambio trajo «pruebas de que había que lograr un equilibrio entre el estado y el mercado dentro de un sistema democrático. Esa es la lección que aprendimos en ese momento, y obviamente favoreció a personas como Bill Clinton en los Estados Unidos [elegido a fines de 1992] y yo en Gran Bretaña. » Cinco años más tarde, de hecho, se convirtió en jefe del Grupo de Trabajo, a 41 años. «Había decidido» , escribió ( Mémoires, Albin Michel, 2010) , «ser el arquitecto de un proyecto revolucionario, evolutivo e indiscutible». «

«Con la caída del comunismo, los socialdemócratas se verán privados de un enemigo», analiza el historiador Alain Bergounioux. Pierden lo que era parte de su fuerza, estar entre los dos, entre el capitalismo y el comunismo «

Pero para el historiador Alain Bergounioux, autor de varios libros sobre socialismo, el año 1989 produce en la izquierda democrática europea un efecto perverso. «Con la caída del comunismo, los socialdemócratas, nos dice, serán privados de un enemigo. Pierden lo que era parte de su fuerza, estar entre los dos, entre el capitalismo y el comunismo. «

Esta desaparición de un adversario ideológico útil se conjuga con otros dos fenómenos ya sensibles a fines de la década de 1980: el comienzo de los cambios económicos de la globalización y las evoluciones culturales que inducen en las sociedades de los países desarrollados. Por lo tanto, recuerda Alain Bergounioux, 1989 también es en Francia el año del asunto «Bufanda Creil», el primer conflicto para dividir a la izquierda sobre el secularismo sobre el velo islámico, un tema que continúa dividiéndolo treinta años después .

Paradójicamente, en ese momento, la socialdemocracia, la gran esperanza de la Europa post-totalitaria, está en aumento. Alinea los éxitos electorales hasta el comienzo de los años 2000 e incluso parece reinar en el continente: a fines del milenio, de los quince Estados miembros de la Unión Europea, doce están gobernados por partidos socialdemócratas. Europa es rosa Qué pasó ? ¿Cómo pasamos tan rápido del éxito al rechazo? ¿Por qué estos partidos hoy son moribundos, como en Francia, o del 40% al 20% de los votos, como en Alemania, o estancados en coaliciones improbables o incluso poco naturales, como en Suecia? En otras palabras, ¿quién mató a la socialdemocracia?

«Abrimos la caja de Pandora»

«Escucha, la socialdemocracia ha tomado la globalización de frente. Con toda su fuerza! » Haga la pregunta a Josep Borrell, actual canciller español y Socialista primera vez en la clandestinidad bajo Franco, y la respuesta fue inmediata. Un episodio, en particular, lo marcó. Fue Secretario de Estado de Finanzas en el Gobierno Socialista de Felipe González, y representó a su país en un Consejo Europeo que decidirá sobre la liberalización de los movimientos de capital. Fue en 1988.

La globalización, subraya Josep Borrell, «significó la desaparición de las fronteras del capital .  Francia y España, lideradas por socialistas, se opusieron, contra todos, a liberalizar la circulación de capital sin una armonización fiscal previa. Y finalmente, en un momento, el Elíseo decidió aceptar, y Madrid lo siguió. «

Borrell revisa la escena. Se dice en voz baja, en perfecto francés, en el palacio de Santa Cruz llena de historia en Madrid, donde, en el XVII °  siglo, fueron arrojados noble en la cárcel y ahora es la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores. En este consejo, Pierre Bérégovoy, Ministro de Finanzas, un socialista, como él mismo de origen modesto, representó a Francia. «Se levantó, se me acercó y dijo:» Acabo de recibir las instrucciones del Elíseo: aceptaremos. ¿Recibiste el tuyo de Madrid? «Yo:» ¡No, todavía no! «Bérégovoy:» Los conseguirás, los conseguirás … «¡Funcionó así en ese momento! «

«La socialdemocracia es un sistema impositivo basado en los impuestos, ¿no? O haces la revolución o estableces un sistema de redistribución fiscal «, dice Josep Borrell

Para Borrell, esta importante concesión de París y Madrid, abriendo el camino a la competencia fiscal y privando a los estados de poder continuar gravando el capital, «debilitó la base de recursos de la socialdemocracia» . Porque «al final, la socialdemocracia es un régimen político basado en los impuestos, ¿no? O haces la revolución o estableces un sistema de redistribución fiscal. ¿Mide el alcance de esta decisión en ese momento? «Yo, sí «, dijo con una media sonrisa . Dije, ten cuidado, ¡abrimos la caja de Pandora! «

Liberalización sin contrapartida fiscal

«Una historia de relaciones de poder» , comenta Hubert Védrine. En su libro Les Mondes de François Mitterrand (Fayard, nueva edición en 2016), el ex ministro socialista de Asuntos Exteriores da la versión política de esta confrontación: es la Alemania del conservador Helmut Kohl quien, a principios de 1988, pregunta al liberalización de los movimientos de capital en el contexto del mercado único. «No podemos rechazarlo: estaríamos solos», escribe Vedrine.

Pero Mitterrand lucha, especialmente contra Margaret Thatcher, para lograr una armonización paralela de los impuestos al ahorro para evitar el dumping fiscal. A finales de junio, Helmut Kohl parece estar listo para perdonar a Francia, pero entra en conflicto con los liberales de su coalición. El canciller alemán termina «decepcionándonos», lamenta Vedrine: la liberalización de los movimientos de capital tendrá lugar sin consideración fiscal.

Borrell recuerda haber tenido una conversación varios años después con Jean-Louis Bianco, entonces Ministro de Equipamiento, quien le confiesa: «Finalmente, tal vez tenías razón …» Lo que confirma a Jean -Louis Bianco: «Era necesario tomar a los alemanes», dice, apoyando esta paradoja:  «mantener» el proyecto europeo, podría significar ir en contra del proyecto socialdemócrata.

«Cometimos un gran error: subestimamos la fuerza política del neoliberalismo», reconoce Ingvar Carlsson

En este episodio, Borrell y Bianco señalaron una evolución de la política económica europea con consecuencias para los socialdemócratas: el continente no resiste la dinámica liberal, frente a la cual la «Europa social» toma el aire ‘Arles. El veterano sueco de la socialdemocracia Ingvar Carlsson, que sucede al primer ministro Olof Palme cuando es asesinado en 1986 y luego servirá por un segundo mandato, continúa reflexionando, a los 85 años, sobre el declive de esta corriente política. identificado en su país. «Sí «, dice, » cometimos un gran error: subestimamos la fuerza política del neoliberalismo. «

Él mismo estaba convencido de que «el modelo nórdico» estaba tan profundamente arraigado en el electorado sueco que continuaría plebiscitándolo. En retrospectiva, piensa que la influencia en el mundo académico de economistas como Friedrich Hayek, Milton Friedman y los de la Escuela de Chicago, el aura política de Reagan y Thatcher y el peso del mundo empresarial en Los think tanks y los partidos políticos han prevalecido en gran medida sobre las fuerzas de la socialdemocracia.

Tony Blair y Gerhard Schröder, en junio de 1999, con motivo de una cumbre europea en Colonia (Alemania). MICHAEL JUNG / DPA / AFP

«Demasiado complaciente»

«La globalización ha fortalecido aún más las fuerzas neoliberales», dijo el ex primer ministro sueco . Los estados han perdido algo de su poder; El capitalismo circula fácilmente a través de las fronteras. Y la magnitud del progreso económico que estábamos haciendo a favor de las personas, que sentían que eran parte de él, ha cambiado drásticamente en los últimos treinta años: la brecha entre ricos y pobres se ha ampliado, grandes grupos se sintió excluido, y los partidos socialdemócratas perdieron muchos votantes a favor de los partidos populistas de derecha. «

«La política no hizo su trabajo, que era crear una globalización inclusiva y justa», dijo Mandelson

La globalización y el neoliberalismo, por lo tanto, son los grandes culpables. Peter Mandelson, brillante cómplice de Tony Blair en la aventura de New Labor, ministro y luego comisionado europeo, va más allá en la autocrítica. «Hemos sido demasiado complacientes con la capacidad de la globalización para cambiar las cosas, tanto para agrandar el pastel como para compartirlo y dividirlo en partes iguales «, dice. La política no hizo su trabajo, que era crear una globalización inclusiva y justa. «

Sin embargo, era asunto del Nuevo Laborismo: aceptar la globalización y equipar a los ciudadanos para que encuentren su cuenta e incluso se vuelvan competitivos, en lugar de rechazarla. Dos políticos talentosos marcan la década de 1990, precisamente por su visión de un progresismo adaptado a la revolución de la economía globalizada: Bill Clinton y Tony Blair.

Los dos hombres se acercan mucho, incluso antes de que Blair llegue al poder. Cuando Tony y Cherie Blair tienen su cuarto hijo en 2000, Bill Clinton se divierte caminando con el joven cochecito Leo hasta Camp David. Son jóvenes, ambiciosos, excelentes oradores, convencidos de que ya no hacemos política como en la era del baby boom y no tenemos miedo de innovar. ¿Era importante esta relación? «Por supuesto», responde Blair. Muy importante Estábamos exactamente en la misma longitud de onda. «

«Tercera vía» contra la «modernidad controlada»

Al igual que Clinton con el Partido Demócrata, está trabajando en la reorientación del trabajo. New Labor, un vehículo de «tercera vía» desarrollado por el sociólogo Anthony Giddens y un equipo de intelectuales británicos de alto vuelo, es el intento más serio de redefinir la socialdemocracia para el mundo posterior a 1989. Blair, que tiene una visión profundamente europea, está aliado con Gerhard Schröder, el canciller socialdemócrata alemán. En junio de 1999, publicaron un manifiesto común, presentado en los medios como el «Tercer Camino Anglo-Alemán» , que probablemente relegaría la izquierda tradicional al ático. En Francia, este texto se publica y debate bajo los auspicios de la Fundación Jean-Jaurès.

Los dos autores le propusieron a Lionel Jospin, entonces primer ministro socialista, unirse a ellos, pero él se negó. Ante la mención de este episodio, Tony Blair sonrió: «La tradición francesa es diferente, podría entenderla «, dice. Siempre me gustó Lionel Jospin [que escribió en su libro, sabía que no podía ganar contra Jacques Chirac, porque «Chirac habló y se comportó como un presidente, mientras que Jospin parecía ‘un profesor de francés’ ], acabamos de tener este desacuerdo, no me molestó. «

En realidad, el desacuerdo entre el dúo Blair-Schröder y Jospin es una disputa sustantiva. «Sí a la economía de mercado, no a la sociedad de mercado» , dice Lionel Jospin. Aboga por una «modernidad controlada» . Para los socialistas franceses, la línea de Blair es la del social-liberalismo, incluso del «thatcherismo con rostro humano»  : el PS encarna el socialismo tradicional, el verdadero.

Jean-Luc Mélenchon, ministro del PS, se jacta de pertenecer al partido «más abandonado de Europa» . François Hollande es entonces primer secretario del PS. «Nosotros, los franceses, resistimos, porque pone en tela de juicio una serie de fundamentos de la socialdemocracia», explica hoy. El manifiesto [Blair-Schröder] acepta el mercado, la competencia, los cambios en el mercado laboral más de lo que queremos. Nosotros, afirmamos nuestras tesis donde el estado todavía juega un papel, mide más socialista, más tradicional, como las 35 horas. Hay una forma de confrontación. «

«Un club de viejos sabios cansados»

¿Se ha perdido la oportunidad de crear un gran movimiento socialdemócrata europeo moderno? Lionel Jospin no quiso responder a nuestras preguntas para este artículo, ya que decidió «seguir sin hablar públicamente» .

Bodo Hombach, quien había escrito el manifiesto para Gerhard Schröder y arquitecto de Neue Mitte («Nuevo Centro»), durante el Nuevo Trabajo en el SPD alemán, también rechazó nuestra solicitud de entrevista. En cuanto a Gerhard Schröder, hoy está más ocupado con sus actividades en grandes empresas públicas rusas que analizando el declive de su partido. Elegido canciller en 1998, perdió las elecciones en 2005, después de lanzar las reformas de la Agenda 2010, que transformaron la economía alemana. Es la cristiano demócrata Angela Merkel quien, al sucederla, obtendrá el beneficio político.

«Clinton está en la maniobra, le gusta el debate de ideas», recuerda François Hollande. Schröder es un seguidor, un pragmático. Quien piense, quien conceptualice con los intelectuales detrás de él, es Blair «

En este momento céntrico de la socialdemocracia, hay algunos intentos de federar estas hermosas energías. En noviembre de 1999, la «cumbre de modernización» reúne a las estrellas de la nueva izquierda en Florencia. «En la plataforma, estaban Clinton, Blair, Schröder, Jospin, el italiano Massimo D’Alema e incluso el presidente brasileño Fernando Henrique Cardoso», recuerda Henri Weber, quien admite estar sorprendido por las cámaras dormidas al principio rango, superado por un excelente almuerzo florentino. «Clinton está en la maniobra, le gusta el debate de ideas», recuerda François Hollande . Schröder es un seguidor, un pragmático. El que piensa, que conceptualiza con los intelectuales detrás de él, es Blair. Él es el vector de todo esto. «El póster es prestigioso, pero no habrá una tercera forma común.

Cuando se organiza una cumbre similar al año siguiente en Berlín, el soufflé se cae. El historiador Pierre Rosanvallon incluso lo describe como un «electroshock» , en su libro, Nuestra historia intelectual y política, 1968-2018 (Seuil, 2018), porque encuentra allí «las discusiones decepcionantes» , «como si me hubieran proyectado en un club de viejos sabios cansados ​​» . El momento ha pasado. El cuadro de ideas está vacío.

Tony Blair, Lionel Jospin y Gerhard Schröder, en mayo de 1999, en París. PHILIPPE DESMAZES / AFP

11 de septiembre y crisis financiera

Veinte años después, sin embargo, Francois Hollande no oculta su admiración por Tony Blair. «El blairismo fue un momento radiante, icónico y seductor, aunque no nos complació «, dice. Enfrente, está Jospin, que encarna el socialismo francés, la reforma del estado. Pero el fracaso de Jospin en las elecciones presidenciales de 2002 le da hegemonía a Blair. » A finales de 2002, Blair se reunió con líderes de los partidos socialdemócratas europeos en el 10 de Downing Street. Holanda está ahí. «Y Blair nos dice:» Eso es lo que tienes que hacer para ganar una elección. Primero debemos imponer un tema, luego ir a buscar un tema en el campo opuesto. Si tenemos éxito en esta triangulación al mismo tiempo que la afirmación de su identidad, entonces la victoria es posible «.

Mientras tanto, el 11 de septiembre de 2001, el mundo ha cambiado. Para Holanda, este terremoto también socava la política interna. «Mientras se jugara en lo social y en la economía, estaba bien «, dijo. Pero cuando ocurre el terrorismo y la seguridad, es otra cosa. » El PS lleva la campaña de 2002 en su historial de empleo. «Jospin entiende ante nosotros que esto no va a suceder según lo planeado: vivió el 11 de septiembre desde adentro, en el gobierno. Las cuestiones de identidad, seguridad y migración se instalan en el campo. » Estos no son sujetos de los socialdemócratas. Y es fatal para ellos.

«La izquierda ha comenzado a confundir la crisis del sistema financiero con una crisis de mercado en sí misma. Ella vio evidencia de que el capitalismo no podía funcionar. Y los partidos de izquierda han girado a la izquierda «, análisis de Tony Blair

Tony Blair identifica dos eventos que explican en sus ojos el colapso del centro izquierda: «después del 11 de septiembre» – elegante metáfora de la guerra en Irak, en la que decidió seguir a George W. Bush, que todavía vale la pena ser odiado por algunos de sus compatriotas, y «en mayor medida, la crisis financiera» de 2008. «Todo esto ha cambiado el contexto, desarrolla.La izquierda ha comenzado a confundir la crisis del sistema financiero con una crisis de mercado en sí misma. Ella vio evidencia de que el capitalismo no podía funcionar, ¡lo cual por supuesto es falso! Y los partidos de izquierda giraron a la izquierda. Eso, más la idea de que el aislacionismo es la única respuesta a las dificultades de las intervenciones en Afganistán e Irak, son errores. Explican que la izquierda ya no está en el poder, casi en ninguna parte del mundo occidental. «

«Más perdedores de lo esperado»

Nuevamente, Peter Mandelson es más autocrítico. En la globalización, analiza, «hubo más perdedores de lo que esperábamos. El cambio a Asia comenzó sin que nos demos cuenta. Los valores han pasado a un segundo plano. Aunque New Labor era socialdemócrata y tenía una política fuertemente redistributiva, no prestamos suficiente atención a las desigualdades que creó la globalización financiera. Ella no estaba lo suficientemente regulada . El ex líder laborista no niega su balance: «Lo asumo totalmente», dice . Pero es cierto que la crisis financiera nos sorprendió. » Por encima de todo,»Nos robó la iniciativa: salvamos el sistema bancario, pero nuestras credenciales económicas se vieron seriamente sacudidas» .

Un verdadero terremoto, la crisis de 2008 no solo es devastadora para los partidos socialdemócratas. Sus réplicas todavía se sienten en todos los sistemas políticos democráticos, derecha e izquierda. El modelo clásico del partido político está en profunda crisis. «La política es molesto, como todo lo demás en el XXI °  siglo», notas, Peter Mandelson.

Tony Blair, que se ve eternamente joven a los 66 años, encuentra el escote «abierto-cerrado» más actual que la oposición «derecha-izquierda» , se define a sí mismo como «socialdemócrata moderno» , «progresista» , y dice que hoy era primer ministro, «se enfocaría, como un láser, en la inmigración» . «Si no estamos listos para enfrentar estos problemas, la derecha los explotará», analiza. ¡Depende de nosotros! El problema con la izquierda es que solo quiere tratar temas con los que se siente cómoda … «

«El socialismo europeo, debilitado y dividido, atraviesa una nueva crisis de identidad», concluye el historiador Alain Bergounioux

Como eco de sus advertencias, la Izquierda del Trabajo, bajo el liderazgo de Jeremy Corbyn, acaba de poner en marcha un debate secular, el de la Cláusula IV. Un artículo fundamental del credo laboral, formulado en 1917, esta cláusula, que defiende «la propiedad colectiva de los medios de producción, distribución e intercambio», se modificó en 1995 después de seis meses de acalorados debates, a pedido. Tony Blair, quien vio «la negativa a enfrentar la realidad» de un mundo donde incluso Rusia y China privatizaron. Signo de los tiempos, los activistas laboristas hoy reclaman el regreso de la antigua Cláusula IV en la carta del partido y han obtenido la creación de un grupo de trabajo sobre el tema.

Desde la crisis de 2008, «el socialismo europeo, debilitado y dividido, a través de una nueva crisis de identidad», concluye el historiador Alain Bergounioux al final de nuestra entrevista. Se levanta y, cuando se va, cambia de opinión. «Siempre es interesante hablar de un continente desaparecido», agrega.

https://www.lemonde.fr/international/article/2019/11/14/1989-2019-la-social-democratie-continent-englouti_6019195_3210.html

42.19./Teoría del «gran reemplazo»: Renaud Camus, los orígenes del odioLUCIE SOULLIER

ENCUESTA concepto que él popularizó el escritor es que se han convertido en una figura de la extrema derecha en Francia e identidad en el mundo.

El castillo de Gascón encaramado, la campana que se tintineará para envolver, la vista sobre un paisaje casi caricatura francesa … El panorama gira hacia la advertencia desde la entrada: aventurarse en el suelo de Renaud Camus, es arriesgarse con todos los clichés. Château de Plieux, Gers, octubre de 2019. «Fiesta de Saint-Juste», dice el escritor. Atractivo y distinguido verbo, chaqueta de lana y barba salada, el septuagenario juega con el fotógrafo ofreciendo el perfil que, según él, uno esperaría de él. Habríamos venido a visitar al diablo en su casa, que él hace visitar sin previo aviso. Un viejo hábito en este monumento en la lista que ha ocupado durante más de veinticinco años.

A los 73 años, es un viejo caballero cortés que toma té mientras se divierte con nuestra llegada, que terminará inevitablemente con «horrores» impresos. ¿Por qué nos permite entrar? «Para el 1% que podría decir al leerle:» No está completamente equivocado «.» Entonces está allí para convencernos de que intentemos entender cómo funciona esta figura de la literatura gay de los años setenta y ochenta El talento que se acaba de notar en ese momento se ha convertido, hoy, en el icono de aquellos que juran por el «gran reemplazo» , un cambio de la extrema derecha de que una «población francesa tradicional» , »  de existencias  » desaparecería en el favor de su «Reemplazo» por otro extraeuropeo.

«Es difícil pensar que yo, puedo promover una ideología de odio» , es liberado inmediatamente. Algunos en el mundo, sin embargo, han tomado su «pelea» ante la palabra y han devuelto sus armas contra los «ocupantes» designados . El terrorista australiano responsable de la masacre de 51 personas en dos mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda, el 15 de marzo de 2019, había titulado su «manifiesto»: «El gran reemplazo».

El mismo grito de guerra para el que mató a veintidós personas el 3 de agosto en un centro comercial en El Paso, contra lo que describió como «invasión hispana de Texas» . O, en Francia, por la Acción de las fuerzas operativas (AFO), este grupo de extrema derecha, incluidos trece miembros, fueron arrestados en junio y julio de 2018, sospechosos de querer cometer ataques en Francia contra musulmanes, incluido envenenamiento comida halal en supermercados. En su sitio web, estas palabras aparecieron en la portada: «El gran reemplazo es real, visible en todas partes en Francia y en Europa. Nuestra nación morirá pronto si no tenemos cuidado. Únete a las filas de los Patriots. «

Lea tambiénLa teoría del «gran reemplazo», del escritor Renaud Camus a los ataques en Nueva Zelanda

Expresión despertada en 2010

Renaud Camus en su casa en el castillo de Plieux, 14 de octubre de 2019. Foto: Ulrich Lebeuf / Myop para Le Monde ULRICH LEBEUF / MYOP PARA «EL MUNDO»

En su castillo encaramado, Renaud Camus, escribe, pinta y dibuja el retrato. Sin estar cargado de ninguna responsabilidad. Estos «idiotas» y «locos» no tienen «nada que ver con él» , no han leído ni citado ni entendido, repite. En pocos años, la expresión que forjó, o al menos despertó al presentarla en 2010 en su ABC de la inocencia , pasó de la extrema derecha hiper-underground a una audiencia de tan importante como lo es hoy en día con rostros que van desde el alcalde de Béziers, Robert Ménard, hasta el polemista Eric Zemmour, pasando por Marion Maréchal ex-Le Pen …

Es tan trivial que en diciembre de 2018 la investigación de la conspiración de la Fondation Jean-Jaurès y Conspiracy Watch realizada con el instituto IFOP contó que una de cada cuatro personas estaba de acuerdo con la siguiente declaración: «La inmigración es organizado deliberadamente por nuestras élites políticas, intelectuales y mediáticas para eventualmente conducir a la sustitución de la población europea por una población inmigrante. «

Ubicado en el corazón de un pueblo de cien almas de Gers, Renaud Camus está complacido de que su «frase se haya vuelto común en Europa» . Entre la oficina donde cuelga un tratado «no hay retorno de yihadistas en Francia» y su torre de vigilancia, el escritor militante trabaja sus fórmulas hechas de neologismos y retórica invertida, palabrería sobre la «colonización» del «ocupante» en «El nativo» en 2019, en Francia, decretó la existencia de la «yihad en las ciudades» , un «genocidio por sustitución» … Antes de protegerse, piensa, de cualquier cargo de racismo blandiendo su amor por las civilizaciones y, sobre todo, sus diferencias. «Mientras más discriminación haya, más feliz seré. « A partir de la etno-diferencialismo típica a la extrema derecha. La «resistencia» , argumenta.

Del antisemitismo a la islamofobia

¿Resistencia a qué? A este sentimiento de opresión y angustia ante un mundo que cambia »  de manera equivocada» , ante el paso del tiempo que acompaña a esta manía artística y megalómana para publicar todo sobre su vida: sus cuentas bancarias , sus «autorretratos» diarios.

La expresión de «gran reemplazo» ya había sido utilizado en el final del XIX °  siglo por los nacionalistas franceses, incluyendo el anti-Dreyfus Maurice Barres. Renaud Camus lo revitalizó agregando un componente anti-Islam de moda desde los ataques del 11 de septiembre de 2001 en los Estados Unidos y los del 13 de noviembre de 2015 en Francia. De Barrès a Camus, la noción de «gran reemplazo» ha pasado, como gran parte de la extrema derecha francesa, del antisemitismo a la islamofobia.

Si nos sumergimos en la cabeza de Renaud Camus, la inmigración de África amenazaría con reemplazar a los »  blancos y asimilados», todo organizado por «élites globalistas y suplentes», cuyo objetivo sería destruir identidades para transformar a todos en «ser reemplazables» . Nada »  conspiración  «, Camus escanea … Antes de especificar que todo esto no sería «ni organizado ni natural» . Nadie se ha sentado un día para decidir, continúa, pero los «mecanismos» impulsados ​​por lo que él llama «reemplazo global»– y de los cuales el presidente de la República, Emmanuel Macron, sería la encarnación perfecta, según él – favorecería la »  inmigración masiva» . Así, el capitalismo, cuyo objetivo sería convertir a cada ciudadano en un consumidor «reemplazable» , explica en medio de sus docenas y docenas de libros pedidos en Amazon.

Interpretado por Eric Zemmour

En Renaud Camus, en el castillo de Plieux, el 14 de octubre de 2019. Foto: Ulrich Lebeuf / Myop para Le Monde ULRICH LEBEUF / MYOP PARA «EL MUNDO»

La definición de Renaud Camus del »  gran reemplazo» se basa en lo que se contenta con considerar como un «hallazgo obvio» . No es necesario que las cifras prueben lo que dice, solo sería caminar en Francia y «observar» . Bajo una mirada obviamente política. Y un pensamiento eminentemente anclado en la extrema derecha.

Las teorías sobre la preferencia nacional a las del mestizaje y su regla de la única gota de sangre negra que «bastardaitait» del movimiento etno-diferencialista al trotskista se convirtieron en Waffen-SS Rene Binet (1913-1957), el conjunto La historia de la extrema derecha está realmente atravesada por la cuestión central del control étnico interno. Y Renaud Camus no es una excepción. Manifestación del historiador Nicolas Lebourg: «Para René Binet y sus seguidores, la inmigración es un golpe de la conspiración judía para destruir Europa por mestizaje. Yo la FAU Drait por lo tanto, descolonizar y enviar los africanos u n movimiento de liberación nacional de las dos partes, dijo. Al eliminar el lado antisemita, nosotros mantiene la misma lógica en Guillaume Faye [1949-2019, ensayista, teórico de la nueva derecha francesa] , Renaud Camus y ahora Eric Zemmour. Es la misma lectura racial, que en casa no permite nada entre delincuencia y yihad.  «

Para comprender el radicalismo del pensamiento de Renaud Camus, uno solo tiene que releer su discurso pronunciado el 18 de diciembre de 2010 durante los «Assises internacionales sobre la islamización», una iniciativa lanzada por el Bloc Identitaire et Riposte laïque, union ya en el origen del «aperitivo pincho de salchicha», y que en 2014 le valió una condena por provocar odio o violencia En su boca, los «pequeños matones» se convierten en «soldados», y cada violencia de la vida cotidiana, «desgarrando las viejas bolsas» al «narcotráfico» , se convierte en un «instrumento (…) de conquista» provocador » el vuelo de los blancos ».

Nueve años más tarde, en vivo en LCI, Eric Zemmour , también condenado por provocación al odio religioso, pronuncia una casi capa de la diatriba de Camus frente a una tribuna que reúne a los familiares de Marion Maréchal ex-Le Pen, comparando el djellabas a los «uniformes de los ejércitos de ocupación», atacando directamente a los musulmanes, quienes, según él, «se comportan como colonizadores» y citando … Renaud Camus.

El escritor Camus se ha autopublicado desde que las ediciones POL se distanciaron, seguidas de Fayard en 2012, oficialmente por razones presupuestarias … Pero justo después de que Camus había hecho un apoyo oficial para Marine Le Pen. Vale la pena publicar cada uno de sus enojos, políticos como estéticos. Tanto como sus pasiones. Su libro Cómo matar efectivamente una casa de campo en dieciocho lecciones y presenta una guía sobre el Lozère, sus muchos diarios, una serie sobre residencias de artistas, la revisión de su Tweet impreso … Una bibliografía interminable, que no No limitar sus versos de identidad en el «gran reemplazo». En las décadas de 1970 y 1980, sus primeros trabajos parecían estar muy lejos.

Su estilo fue aclamado por los críticos como su «maestro» Roland Barthes en el prefacio de Tricks , un recuento grosero de sus relaciones homosexuales publicado en 1979. No ve contradicción: «No habría habido un gran reemplazo (libro publicado en 2011) posible sin trucos . Ambos están unidos por el mismo deseo de describir lo que veo. » Todo estaría obligado entre estos dos mundos que coexisten en las librerías separadas de manera que algunos, como el co-fundador de Act Up , Lestrade, ventilador trucos , lo han llamado » traidor homosexual » en vista del resultado.

Robert Ménard, el alcalde de Béziers elegido con los votos del antiguo Frente Nacional, ve una analogía: »  Yo también tenía las mismas ideas cuando era jefe de Reporteros sin Fronteras, pero no me preguntaron la cuestión. Se suponía que me quedaba.  » Los dos hombres se cruzaron varias veces. Renaud Camus incluso no pudo escribir un libro, todavía uno, sobre Béziers, encargado por el edil. El caso finalmente fracasó, por diferencias financieras más que políticas. Hoy, Robert Ménard cita con cautela lo que considera «un tipo fino y culto» . Algunas palabras se habrían vuelto »  radiactivas  «, él cree. Sin embargo, el «no podemos decir nada» nunca ha tenido tantos foros para quejarse, y sus «pinzas» no impiden que Robert Ménard proclame en voz alta y clara que lo supuestamente prohibido «dice algo del la realidad: hay un cambio en la población por otro « al tiempo que condena » la idea de que hay alguien detrás « y » re-migración » defendida por Camus – »  una mierda « .

Invitado del Bloc Identitaire

En Renaud Camus en el castillo de Plieux, una pintura que representa a sí mismo a Alain Finkielkraut, el 14 de octubre. ULRICH LEBEUF / MYOP PARA «EL MUNDO»

El hombre detrás de Tricks no estaría tan lejos del de la Gran Sustitución . Ambos simplemente se habrían observado desde diferentes ángulos. Puede ser. Hubo un primer caso Camus en 2000, que le valió acusaciones de antisemitismo por escribir en La Campagne de France , el periódico de su año 1994, que los «colaboradores judíos» estaban sobrerrepresentados en France Culture. En Du Sens , publicado por Fayard en 2002 y en el que el autor se defiende en más de 500 páginas, ya escribió: «Sí, hay en mí un personaje que quiere que los musulmanes de los países islámicos siempre se sientan, en Francia, un poco extranjeros». Este personaje no es todo sobre mí, ni mucho menos. Razono con él, discuto con él, me las arreglo con bastante facilidad para devolverlo en sí mismo y regresar a su esquina. Preferiríamos nunca haberlo dejado tampoco. Pero sería deshonesto conmigo mismo si fingiera no verlo, no lo conociera, nunca tuviera nada que ver con él. «

Entonces ese es el personaje definitivamente fuera de su rincón. Diez años más tarde, después de no reunir las 500 firmas de alcaldes que deben ser candidatos para el Elíseo, declara en las columnas del apoyo mundial Marine Le Pen en las elecciones presidenciales de 2012, «lo mejor» para «hacer» bombardeo al cambio de personas « . Lo que acentuará su compañía muy correcta.

El filósofo conservador Alain Finkielkraut, apoyo público desde el principio y «amigo» , llega a invitarlo en su programa «Replicas» sobre France Culture, en 2017, para evocar el «gran reemplazo». Hay que decir que Alain Finkielkraut comparte más de una referencia con el escritor de extrema derecha, como lo demuestra su desafortunada Identidad publicada en 2013 o su última entrevista dada en octubre al semanario ultraconservador y al sondeo de las obsesiones de la Correctos valores actuales más radicales , en los que cita de nuevo a Renaud Camus. Esta fidelidad le valió un retrato homenaje en la escalera de madera del Castillo de Plieux. «Es porque le debo mucho …» , confirma el acreedor.

Otros círculos han recibido a Camus en los últimos años, lo que demuestra su influencia en la esfera de la identidad. De este modo, celebra una conferencia en 2016 en el coloquio anual de la Fundación Iliade del ex líder elegido Jean-Yves Le Gallou, heredero del Grupo de investigación y estudios para la civilización europea (Grecia) de finales de los años 60, esto « La identidad de la nueva derecha «y la predicación nacionalista de la diferencia entre los pueblos; aboga por una alianza de «los que dicen no al cambio de personas» frente a Christine Tasin, presidenta de la Resistencia Republicana, conocida por sus aperitivos «saucisson-pinard», y Pierre Cassen, fundador del sitio islamofóbico Riposte laïque; interviene varias veces por invitación del identificador del Bloque, para quien incluso escribe una carta de apoyo y«Amistad» cuando se lanza, en 2014, «el observatorio del gran reemplazo» .

»  Nos don ‘ no colonizados tanto como nosotros», cobarde Renaud Camus entrando en una dependencia de su castillo, volviéndose inagotable en las obras del pintor-escultor Jean-Paul Marcheschi aquí expuesto. El Domaine de Plieux y su castellano han forjado relaciones de larga data con el arte contemporáneo, presentando muchas exposiciones en el pasado. Hoy se reúne en estos mismos lugares el «Consejo Nacional de la resistencia europea», club anónimo pero cuyos miembros vienen a decorar la red de la extrema derecha sólidamente tejida alrededor de Renaud Camus: Richard Roudier, fundador de la Liga del Sur ( una identidad regionalista de grupo pequeño); Philippe Martel, ex jefe de gabinete de Alain Juppé en el Quai d’Orsay, luego Marine Le Pen y amigo desde hace mucho tiempo de Renaud Camus; Paul-Marie Costeaux, ex asesor soberano de Marine Le Pen …«Le di mi nombre por amistad, pero nunca he estado allí» , dijo. Me temo que está demasiado aislado y radicaliza demasiado. Estoy de acuerdo con él en el gran reemplazo, pero a partir de ahí para convertirlo en el alfa y el omega de la política francesa … «

Del mismo modo, encontramos en esta lista el sucesor de Paul-Marie Coûteaux a la presidencia de Soberanía, Identidades y Libertades (SIEL), este pequeño partido soberano que había llamado a votar por Marine Le Pen en 2012 y 2017: Karim Ouchikh. Juntos, Camus y Ouchikh marcharon contra la procreación médicamente asistida (PMA) el 6 de octubre. Juntos también lanzaron una lista europea de mayo de 2019 . Un «fiasco» , resume Camus. Incluso terminó retirándose y llamando a votar por el National Gathering (RN) el día de la votación, después de la divulgación de fotografías que involucran a dos candidatos en su lista. Uno apareció de rodillas frente a una esvástica dibujada en la arena, el otro realizó un saludo nazi.

Resultado: un doble escándalo y una nueva votación electoral, luego de dos candidatos fracasados ​​para las elecciones presidenciales. »  Soy un activista muy malo y un candidato muy malo» , está de acuerdo. Si cada posición es demasiado tentadora para Renaud Camus, el peso cultural de su lema sigue siendo complicado, si no imposible, de convertir en peso político. Lo que Marine Le Pen entendió. Ella, que apostó por la demonización, con cierto éxito electoral, se preocupa de no usar nunca la expresión de Renaud Camus, con la que, sin embargo, compartió una escena política hace unos años, mientras usaba una retórica vecina. . En el corazón de la campaña europea, en Praga en abril de 2019, el patrón del antiguo Frente Nacional blandió a Francia como un «triste ejemplo»no seguir cuando se trata de inmigración, pidiendo una «insurrección pacífica y democrática [… ] contra una migración » sumergida «organizada», según ella, por la Unión Europea para «hacer desaparecer nuestras tierras» .

Marine Le Pen, «el menos distante» de lo que piensa

En Renaud Camus, en el castillo de Plieux, el 14 de octubre. ULRICH LEBEUF / MYOP PARA «EL MUNDO»

Además de eso dentro de su partido, algunos elegidos – como senador y actual Alcalde de la 7 ª  sector en Marsella, Stéphane Ravier – respaldar la consigna de «gran reemplazo» sin tener que correr el riesgo de exclusión. Y por una buena razón, la adhesión a la idea de inmigración «organizada deliberadamente por nuestras élites» para «eventualmente conducir a la sustitución de la población europea por una población inmigrante» es al menos dos veces más alta entre los votantes de primera línea que en la población general, según el estudio sobre la conspiración de la Fundación Jean-Jaurès y Conspiracy Watch.

Renaud Camus no se siente «muy RN» . Si ya votó y llamó a votar a Marine Le Pen, es «sin entusiasmo ni impedimento absoluto» porque es «lo menos distante» de lo que piensa Las mismas palabras escuchadas en varios activistas de Identidad de Generación cruzaron en sus bastiones de Rouen, Toulouse o Montpellier en abril y mayo. »  El correo RN, es un poco como el corto de la manga del activismo , que es un poco de mal gusto» ,Según Mathieu Balavoine, quien se presentó bajo la etiqueta frontal a los cantonales de 2015, antes de aceptar la idea de una «colonización inversa» retratada radicalmente por su amigo Thomas, también militante  «Tienen un tal grado de apropiación de nuestro país que llegan a etiquetar en árabe. «

Sin embargo, nunca se les escapará la frase «gran reemplazo». «Lo usamos, pero las polémicas lo han usado en exceso, por lo que preferimos centrarnos en la invasión migratoria … » , desarrolla un marco nacional del movimiento, Clement Martin. »  Nuestro objetivo es crear un clima para la remigración», agrega un activista de Montpellier. Y eso, mientras haya europeos listos para luchar. »  

Renaud Camus dice nada menos y admite incluso admirarlos , ellos que ocuparon la mezquita en construcción en Poitiers en 2012, por lo que cuatro miembros del grupo fueron condenados por provocación a la discriminación racial o religiosa y la degradación de propiedad. El escudero de Gers aboga por la misma «solución» que los jóvenes ultraidentitarios. «Europa, no debes salir de ella, tienes que sacar a África» , podemos leer en su programa para los europeos, dándose como «misión» para despedir a los «extraeuropeos» o incluso » descendientes de extraeuropeos «se niegan a cumplir con su » carta de la civilización europea « .

Enviarlos de vuelta ¿cómo? Denunciando la Convención de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados, aboliendo los derechos sobre la tierra, legalizando las estadísticas étnicas, ofreciendo una pensión de por vida o remisión para aquellos que aceptan la «remigración» voluntaria, prohibiendo la construcción de nuevas mezquitas … «Pero sin violencia» , insiste Renaud Camus, agitando uno de estos muchos neologismos como prueba de su buena fe: «inocencia … ¡lo cual no es un pacifismo! « Resbaladizo, matiz es peligroso.

Renaud Camus en su casa en el castillo de Plieux el 14 de octubre. ULRICH LEBEUF / MYOP PARA «EL MUNDO» Lucie SoullierPlieux (Gers), Enviado Especial

https://www.lemonde.fr/politique/article/2019/11/09/renaud-camus-aux-origines-de-la-haine_6018573_823448.html

  • 41.19.-El mito del desarrollo sustentableALEJANDRO NADAL
  • » Sucesión «: un «ciudadano Kane» en la América de TrumpMARTINE DELAHAYE

 En 1987 se publicó el informe de la Comisión Mundial sobre Desarrollo y Medio Ambiente. El documento, intitulado Nuestro futuro común, consagró la definición del desarrollo sustentable como “la satisfacción de las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”. Desde entonces, el desarrollo sustentable se ha convertido en la referencia más importante de la agenda internacional sobre política económica, social y ambiental.

 

24 oct 2019.- l desarrollo sustentable (DS) es la pieza central de tratados internacionales, como la Convención de Diversidad Biológica y la Convención Marco sobre Cambio Climático. En 2015 se adoptaron los Objetivos del Desarrollo Sustentable por todos los miembros de Naciones Unidas. Se trata de un llamado para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar que toda la población goce de paz y prosperidad para el año 2030.

No cabe duda que el DS tiene gran potencial de movilización de recursos. Pero también es cierto que cuando las palabras “desarrollo sustentable” se usan libremente y sin referencia alguna a un contexto económico específico, corren el peligro de convertirse en una especie de fórmula mágica cuya invocación hace desaparecer cualquier problema. En lugar de una referencia de política económica se convierten en un cosmético que permite disfrazar todo tipo de abusos.

Lo anterior se explica porque el DS no puede ocurrir en un vacío socioeconómico. En el contexto actual, dicho objetivo se tendría que alcanzar en el marco de economías capitalistas o economías de producción monetaria. Pero aquí es donde se complican las cosas: es necesario tomar en cuenta la naturaleza y dinámica de estas economías. En particular, hay que considerar que las economías capitalistas son capaces de mantener niveles socialmente inaceptables de desempleo durante largos periodos. Esto ya debería ser una razón para pensar con más cuidado los alcances del DS.

Hay varias características fundamentales de las economías capitalistas que deben ser consideradas en cualquier análisis del desarrollo sustentable. La primera es que el crecimiento no es una manía o resultado de una moda, como muchos seguidores de la economía ecológica piensan. La acumulación de capital es la esencia de estas economías, y eso significa crecimiento. Y no cualquier crecimiento: entre más rápido sea el proceso de acumulación, mejores resultados para la voracidad del capital.

Por cierto, el hecho de que las tasas de crecimiento en las principales economías del mundo sean cada vez menores desde hace cuatro décadas no parece llamar mucho la atención en discusiones sobre sustentabilidad. Si tan malo es el crecimiento, ¿cómo explicar que el deterioro ambiental ha seguido empeorando a lo largo de todo este periodo?

La segunda característica de las economías capitalistas es su inestabilidad. Entre otras cosas, esto se debe a que la inversión, el componente clave de la demanda agregada, es intrínsecamente inestable. Y el rol dominante del sector financiero, así como la actividad profundamente procíclica del sector bancario, agrava esta tendencia. La última crisis de 2008 (y el hecho de que la recuperación hoy esté en peligro) muestra que este rasgo del capitalismo está en conflicto directo con los ideales del DS.

Una tercera característica concierne el conflicto distribucional que yace en el seno de las economías capitalistas. Quizás la mejor expresión de esto está en el estancamiento salarial que afectó a casi todas las economías capitalistas del planeta desde 1970. Y, por supuesto, todo esto está íntimamente relacionado con la creciente desigualdad, la deficiencia crónica en la demanda agregada y los altísimos niveles de endeudamiento de los hogares. De no tomarse en cuenta estas características, la idea de DS se convierte en un par de palabras huecas.

Hay un problema adicional. Se trata de la cárcel mental que mantiene prisionera a la política económica. El mejor ejemplo es el de la política fiscal, que ha estado maniatada por la superchería de la disciplina fiscal. El dogma de que cualquier déficit fiscal debe ser condenado es una de las más claras manifestaciones de esta prisión. Uno de los recursos más socorridos para apuntalar esta falacia consiste en hacer una comparación espuria y concluir que, al igual que cualquier hogar, un gobierno no puede vivir por encima de sus recursos. Incluso, muchos gobiernos que se califican de izquierda se encuentran en esta prisión de la disciplina fiscal. Y como esta mentira coexiste con la idea de que no se puede hacer una reforma fiscal, pues entonces hay que recortar el gasto en salud, educación y medio ambiente, es decir, todo lo que se necesita para el famoso “desarrollo sustentable”.

Parecería que el mito difícilmente será realidad un día. Y la lección es inmediata. O rescatamos el planeta, o rescatamos el capitalismo. Cada día parece más claro que no vamos a poder hacer las dos cosas al mismo tiempo.

Alejandro Nadal Economista. Es miembro del Consejo Editorial de Sin Permiso.

Fuente:https://www.jornada.com.mx/2019/10/23/opinion/023a1eco

http://www.sinpermiso.info/textos/el-mito-del-desarrollo-sustentable

41.19.-» Sucesión «: un «ciudadano Kane» en la América de TrumpMARTINE DELAHAYE

La serie creada por HBO, la saga familiar entre los ultra ricos, tiene un gran éxito público y un fuerte eco en los círculos intelectuales.

«Sucesión», una serie creada por Jesse Armstrong, se transmite en Francia por OCS. HBO

¿Por qué los críticos estadounidenses piensan que la serie HBO Succession es la serie perfecta de la era Trump? Antes de responder a esta pregunta, recuerde que las dos temporadas de esta serie hasta ahora (para ver en OCS a pedido) mezclan hábilmente el drama más cínico, incluso patético, con la comedia más ácida, incluso farcesca.

2 OCT 2019.- Este cuento (a) actual moral juega un microscopio para analizar las relaciones envenenadas dentro de una familia multimillonaria y utiliza el macroscopio para comprender las formas de sobrevivir a los múltiples ataques que el mundo de las altas finanzas.

La sucesión protagonizó a la familia estadounidense de Roy Logan, un escocés nacido, hecho por el hombre, pobre y escocés, ahora un magnate adinerado de Waystar Royco, un poderoso conglomerado mundial (que incluye periódicos, televisores, satélites y parques de atracciones). En la noche de su vida, Roy Logan duda: ¿uno de sus cuatro hijos está a la altura del legado de tal imperio? ¿Qué demostrará ser lo suficientemente hábil y competente, pero también lo suficientemente atrevido, tortuoso y vicioso como para enfrentar ataques financieros hostiles y la agitada evolución del mundo de los medios, como para ser temido tanto político como económico? Aparentemente, no, el viejo en realidad está buscando a otro más joven, sumergido en el mismo acero que él.

Un buen equipo de expertos.

El mayor, en cualquier caso, se retira inmediatamente de la carrera: tiene la intención de competir para convertirse en el próximo presidente de los Estados Unidos, incapaz de medir la ridiculez de la cosa … Mucho más sagaz, los otros tres niños, interpuestos La competencia de su padre, intentará todo (golpes bajos, obras bajas, traición, chantaje, intimidación, corrupción …) para ser digno de su reconocimiento.

Si los pretendientes al trono de Waystar Royco pudieran ser asimilados por la prensa estadounidense a Donald Trump Jr., a Ivanka Trump, la hija del presidente o el esposo de éste, Jared Kushner, la Sucesión recuerda especialmente, entre otros. familias numerosas al frente de grupos de prensa o televisión, la del magnate australiano-estadounidense Rupert Murdoch, quien construye uno de los imperios mediáticos más poderosos de todos los tiempos (establecido en los Estados Unidos, Gran Bretaña, India, Australia y China), antes de producir una buena porción en 2018.

Lea también «Sucesión»: cuando herencia y OPA no se mezclan

A este juego de «¿quién es quién? Sumado a esto, para los espectadores estadounidenses inteligentes, es un placer estar detrás de escena de los juegos de poder en el trabajo en Wall Street. Ocultación de sus deudas por grandes grupos privados, adquisiciones hostiles, esquemas de procedimientos multibanda, juegos de escritura: todo está documentado en las mejores fuentes de Sucesión . «No quiero que sea una versión falsa del mundo», dijo el guionista y productor británico Jesse Armstrong, creador del programa.

Por lo tanto, Jesse Armstrong no solo conoció el patio de recreo de los ultra ricos para estudiar la saga de la familia Murdoch durante más de una década, sino que se rodeó de especialistas de alto vuelo para que todo en Sucesión fuera plausible . Además de los asesores sobre cómo viven, visten, se mudan o se reúnen los multimillonarios, convocó a un excelente equipo de expertos: un reportero del Wall Street Journal , un investigador de fusiones y adquisiciones, un especialista en la caída del imperio de Enron, etc.

Diálogos mordaces

Este mundo perfectamente descrito ha seducido a los «iniciados», sin ser una carga para los amantes «simples» de los cuentos familiares crueles … y al mismo tiempo conmovedor. Porque, especialmente en su segunda temporada, la Sucesión llega a un tour de force: para evocar empatía contra niños odiosos de ricos sin fe ni ley. Siempre optimistas sobre sus posibilidades de conquistar el Grial al comienzo del episodio, antes de ser rechazados, finalmente buscan evidencia de amor de su padre. La serie también logra hacer sensible al misterio, el «capullo de rosa» , de un patriarca leonino, irascible, manipulador y amoral. Incluso si el viejo magnate puede no tener nada mejor para legar que su ira y su instinto de supervivencia.

Diálogos mordaces, personajes bien dibujados, interpretación impecable (especialmente la de Brian Cox en Roy Logan), decoraciones suntuosas a medida que el clan familiar se mueve con sus asesores cercanos, a lo que se agregó un final formidable, La temporada 2, también participó en el éxito de esta serie HBO (cuya temporada 3, alentada por un público excelente, se espera para 2020).

Dallas fue pionero en la década de 1980 con el fabuloso destino de los magnates del petróleo. En los albores de 2020, la Sucesión , al auscultar la vida de los niños de miles de millones de dólares, ya no está soñando: es más como un Juego de Tronos de los tiempos modernos, la forma brillante pero el fondo glauco y miserable. Pérdida del sentido común, burbuja de hiperricos, supervivencia en un mundo sin moralidad basada en la corrupción y la amenaza … Sin duda, la Sucesión está bien anclada en la era de Trump en Estados Unidos. Lo que probablemente explica por qué tiene un gran eco en los círculos intelectuales estadounidenses.

https://www.lemonde.fr/culture/article/2019/11/01/succession-un-citizen-kane-dans-l-amerique-trumpienne_6017705_3246.html

  • 40.19.-Los enemigos íntimos de la democracia (II) RODRIGO UPRIMNY
  • Planificación urbana en ValleduparSALOMÓN KALMANOVITZ

En mi última columna comenté la tesis de Todorov de que hoy las democracias no son asesinadas súbitamente por enemigos externos, sino que mueren lentamente, asediadas por tres enemigos internos: el populismo autoritario, el mesianismo y el neoliberalismo. Y ofrecí ejemplos de democracias erosionadas desde la izquierda (Venezuela) y desde la derecha (Hungría) como consecuencia del mesianismo y del populismo. Algunos lectores me criticaron que no hubiera mostrado cómo la democracia podía ser erosionada por el neoliberalismo. Intento cubrir ese vacío.

27 oct 2019.- El neoliberalismo es un liberalismo económico extremo que no se limita a defender una economía de mercado, que es una postura razonable y legítima, sino que postula una verdadera sociedad de mercado, una forma de capitalismo salvaje, por cuanto defiende que el mercado y la acumulación de capital no deben ser limitados ni interferidos por el Estado, ni por los derechos sociales, ni por la democracia. Y por eso ha promovido igualmente una liberalización financiera a nivel internacional que permite una circulación de los capitales casi sin restricciones.

Todorov muestra lúcidamente que estas políticas neoliberales han tenido impactos antidemocráticos. Inspirado por ese análisis de Todorov, pero sin seguirlo estrictamente, quisiera resaltar tres aspectos del neoliberalismo que minan la democracia.

Primero, la filosofía neoliberal defiende, en forma mucho más radical que Adam Smith, la tesis de que cada uno, persiguiendo su interés individual, contribuye, gracias a la “mano invisible” del mercado, al bienestar colectivo, con lo cual promueve un individualismo extremo. Segundo, la globalización financiera neoliberal lleva a una competencia a la baja entre los Estados en las regulaciones legales y a nivel tributario, en especial en los impuestos directos, con el fin de atraer las inversiones. Tercero, el neoliberalismo ha incrementado las desigualdades económicas, como lo han documentado estudios como los de Piketty, lo cual, a su vez, ha reducido la movilidad social.

El impacto negativo de estas tres dinámicas es profundo. El individualismo extremo erosiona la solidaridad, pues ninguna persona tendría deberes hacia quienes están en la pobreza, lo cual mina la cohesión social y las confianzas interpersonales necesarias para que existan comunidades políticas democráticas sólidas, intensifica las divisiones sociales y debilita el papel mediador del Estado. La rebaja de impuestos, en especial de los directos, y la flexibilización de las regulaciones sociales pueden ser una estrategia racional de un país individual para atraer inversiones, pero es globalmente catastrófica, pues mina la capacidad regulatoria de los Estados nacionales y su posibilidad de recolectar tributos para desarrollar políticas sociales robustas.

El incremento de la desigualdad social y económica no solo acentúa las tensiones sociales y alimenta liderazgos populistas autoritarios, sino que además otorga un poder desmedido a los grupos económicos sobre las dinámicas políticas por su enorme impacto sobre las campañas electorales. La concentración de poder económico favorece así la concentración de poder político, que a su vez alimenta la concentración económica. La democracia se vuelve plutocracia.

La extrema liberalización económica, propia de la filosofía neoliberal, es entonces incompatible con la democracia y la libertad genuinas. Todorov ilustra esa incompatibilidad con una bella referencia al cura dominico Jean-Baptiste Henri Lacordaire, quien ya en 1848 dijo lapidariamente: “Entre el poderoso y el débil, entre el rico y el pobre, entre el amo y el criado, es la libertad la que oprime y es la ley la que libera”.

* Investigador de Dejusticia y profesor de la Universidad Nacional.

https://www.google.com/search?q=UPRIMNY+RODRIGO&oq=UPRIMNY+RODRIGO+&aqs=chrome..69i57j69i60.7651j0j1&sourceid=chrome&ie=UTF-8

40.19.-Planificación urbana en ValleduparSALOMÓN KALMANOVITZ

Jaime Bonet y Diana Ricciulli han elaborado una historia urbana de Valledupar, tomando como eje los planes de desarrollo que le dieron cuerpo a la bella ciudad. De ser un polvoriento pueblo de menos de 10.000 habitantes a principios del siglo XX, la ciudad hoy cuenta con 460.000 personas.

 

21 oct 2019 .- Al inicio, el pueblo estaba incomunicado de los polos dinámicos de Barranquilla y Cartagena. Su economía era pastoril y agraria, basada en una ganadería extensiva que poco recurría a cercar la propiedad, a causa de los rezagos coloniales: los resguardos de los indígenas y los ejidos para sacar agua, leña y pastorear ovejas de los vecinos, además de los baldíos que no eran reclamados, como formas de propiedad comunitaria o sin título. La propiedad privada, a su vez, estaba entrabada por el mayorazgo que la mantenía indivisa y le restaba flexibilidad para atender las demandas del mercado.

La ultracentralización conservadora de 1886 había dejado a municipios y departamentos sin poder elegir a sus mandatarios, expropiados de sus impuestos y sin poder decidir sus gastos, algo que se suavizó a favor de los primeros a partir de las reformas a la Constitución de 1910. Los municipios pudieron recurrir al impuesto predial y a las obras por valorización y hubo consultas a las fuerzas vivas en el nombramiento de sus mandatarios. Con la llegada de los liberales al poder en 1930 se dio un fortalecimiento del Estado e importantes obras públicas terminaron con el aislamiento de Valledupar.

La madre de Alfonso López Pumarejo era de origen vallenato y esta serendipia (hecho fortuito favorable) permitió la visita del presidente al lugar, quien tomó nota de sus necesidades y comenzó a solucionarlas desde el poder central. La ciudad se conectó entonces con el resto del país mediante carreteras y se colonizó el fértil sur de la región. Pedro Castro, otro valduparense, propietario de muchas tierras, fue nombrado por López gobernador del Magdalena grande, que incluía a La Guajira y al hoy departamento del Cesar; el presidente Ospina lo distinguió como ministro de Agricultura en 1948, siendo instrumental en fomentar el cultivo del algodón. Se dio entonces una bonanza que se extendió entre los años 50 y 70, y revolucionó a la región.

La violencia de los años 50 desplazó población del interior del país hacia la costa, lo que benefició a la región, pues se pudo ocupar en su expansión agrícola y ganadera. La ciudad pagaba altos impuestos prediales y hacía obras por valorización, pudiendo acogerlos y ofrecerles servicios públicos y vivienda adecuada. El oro blanco alcanzó más de 70.000 hectáreas sembradas y empleaba a 210.000 personas, para colapsar en los años 80.

Otra serendipia para la ciudad fue el interés del arquitecto cubano Manuel Carrerá por la ciudad. Era integrante de la escuela Ciudad Jardín y había planificado la modernización de La Habana. Carrerá bosquejó un plan de desarrollo de vías, parques, glorietas y de la abundante arborización que refresca la ciudad.

La ola de violencia de los años 90 fue más virulenta que la primera en la región. La ciudad tuvo que recibir a cientos de miles de desplazados, lo cual la tomó fuera de guardia, con sus instituciones capturadas por el paramilitarismo y la corrupción. Hoy Valledupar tiene enormes problemas y ostenta una de las tasas de desempleo más altas del país, pero tiene una tradición de planificación que la puede recuperar.

https://www.elespectador.com/opinion/salomon-kalmanovitz

  • 39.19.-El poder bajo controlEDUARDO POSADA
  • Nobel de Economía de 2019: resolviendo la pobreza antes que la desigualdad ERLIK

 “La sentencia constitucional más significativa en tiempos modernos”, expresó The Guardian. “Un momento histórico en la evolución de la Constitución británica”, observó el Financial Times. Los opositores a la sentencia de la Corte Suprema del Reino Unido, que declaró la decisión del primer ministro, Boris Johnson, de suspender el Parlamento como “contraria a la ley, nula y sin efecto”, la consideran un “coup constitucional”.

No  hay dudas sobre la importancia de la decisión, notable además por la unanimidad en el juicio de los once jueces que la adoptaron. Su impacto no está confinado a las islas británicas. A los europeos del continente los toca muy de cerca. Pero pueden percibirse repercusiones globales, sobre todo para la suerte de las democracias, arrinconadas por el auge de figuras que quieren manejar el poder sin controles en tantos lugares del mundo en nombre del pueblo.

No es claro cuál será el impacto de la sentencia en el curso del brexit. No era su tema. Se trató de una decisión sobre el balance del poder: ¿puede el Ejecutivo, como hizo Johnson, suspender las tareas del Legislativo?

¡No! fue la respuesta enfática de los magistrados. En ella reafirmaron principios constitucionales que datan de comienzos del siglo XVII: la soberanía del Parlamento no puede ser socavada por acciones arbitrarias del Ejecutivo.

Así el Imperio británico sea hoy cosa del pasado, y su poder mundial se encuentre muy disminuido, sus tradiciones políticas mantienen un gran peso en la vida de las democracias,
hoy en crisis

Como expresó Martin Kettle en The Guardian, es un “hito magistral” en la confirmación del predominio del Parlamento, por encima “del poder residual de la corona y los ministros”, “de los referendos, de la prensa tabloide” (que acusa a los jueces de traición al pueblo), y “de las muchedumbres en las calles”.

Tampoco es claro el efecto de la sentencia en la suerte política de Johnson. Ni era tampoco el tema. Sus opositores, y los editoriales de The Guardian y del Financial Times, han pedido su renuncia. La confusión del panorama político británico es hoy mayor. Puede que pase a la historia como el primer ministro con la estancia más corta en el cargo. Pero un escenario de elecciones adelantadas en las que ganara Johnson es también posible.

Sin embargo, el Parlamento está nuevamente en sesiones. Johnson se vio obligado a recortar su visita a Estados Unidos para enfrentar la crisis y someterse al escrutinio parlamentario. He aquí la importancia de la sentencia: el poder del primer ministro limitado por el veredicto de los magistrados, al tiempo que se reafirma la soberanía parlamentaria.

Por supuesto que mucha de la minucia constitucional de este caso no es de exportación. Cada país tiene sus propias reglas y tradiciones. Gran Bretaña es única en muchos sentidos, incluido el hecho de seguir sobreviviendo sin constitución escrita.

No obstante, así el Imperio británico sea hoy cosa del pasado, y su poder mundial se encuentre muy disminuido, sus tradiciones políticas mantienen un gran peso en la vida de las democracias, hoy en crisis.

Según el Financial Times, lo que hizo Johnson (suspender el Parlamento por cinco semanas) era “la ruta a la tiranía”. ¿Juicio exagerado? Quizá. Pero la sentencia de la Corte Suprema sirve para fortalecer la naturaleza de la “democracia representativa” en la Gran Bretaña, “apuntalada por el imperio de la ley”. Otra clara lección, como observó David Allan Green: la voluntad popular no significa otorgarle “licencias al gobierno arbitrario”.

Vivimos tiempos extraordinarios. Las sombras del autoritarismo se han extendido demasiado, sin un liderazgo mundial visible que le ponga freno. Con esta sentencia, los magistrados de la Corte Suprema británica han enviado un mensaje vigorizante de importancia en la historia global de la democracia.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/eduardo-posada-carbo/el-poder-bajo-control-columna-de-eduardo-posada-carbo-416868

39.19.-Nobel de Economía de 2019: resolviendo la pobreza antes que la desigualdad ERLIK

Se acaba de dar a conocer el premio Nobel de Economía de 2019, que ha recaído en Abhijit Banerjee, Esther Duflo y Michael Kremer (investigadores en el MIT y Harvard) por su «enfoque experimental en el alivio de la pobreza». La academia reconoce así su contribución sobre el terreno a los avances de la economía de los países en vías de desarrollo, con aplicaciones prácticas y no solo con modelos teóricos.

El trabajo empírico de los galardonados, basado en descomponer el problema genérico de la pobreza en problemas más concretos a los que poder aplicar soluciones cuya efectividad pueda ser más fácilmente medible, ha servido para alcanzar logros tan importantes como mejorar el nivel educativo o las tasas de vacunación en los lugares donde han desarrollado sus experimentos (fundamentalmente Kenia o India).

De forma crucial, el trabajo de Banerjee, Duflo y Kremer no se enfoca en la desigualdad o la redistribución, como sucede frecuentemente en el campo de la economía del desarrollo, sino en las causas primordiales de la pobreza y las acciones concretas que pueden mitigarla en las comunidades que la sufren. Es precisamente este acercamiento científico a la pobreza, alejado de la ideología, lo que les ha hecho merecedores del premio.

¿Quiénes son Banerjee, Duflo y Kremer?

De entre los tres premiados, el primer perfil que sobresale es el de la francesa Esther Duflo, por ser la persona más joven en haber conseguido el premio en toda su historia (superando en ese honor nada menos que al célebre Kenneth Arrow, quien lo ostentaba desde 1972). Duflo es además la segunda mujer en ganar el Nobel de Economía, justo una década después de que lo hiciera Elinor Ostrom. Comenzó su carrera investigadora en la antigua URSS en la década de 1990, y trabaja en el MIT desde 2002. En 2015 recibió el premio Princesa de Asturias en la categoría de Ciencias Sociales.

«Nuestro objetivo es asegurarnos de que la lucha contra la pobreza esté basada en la evidencia científica. Frecuentemente los pobres se ven reducidos a caricaturas, e incluso aquellos que intentan ayudarles no entienden las causas profundas que les convierten en pobres. Nosotros intentamos resolver esos problemas tan científicamente como sea posible.» – Esther Duflo

Abhijit Banerjee, que emigró a Estados Unidos para doctorarse en Harvard tras haber estudiado en la India, también es profesor del MIT. Banerjee fue el director de la tesis de Duflo y es además su marido, lo que les convierte en la sexta pareja en la historia en la que ambos miembros han ganado un Nobel. Entre ambos escribieron «Poor Economics» (titulado en castellano «Repensar la pobreza«), un best-seller mundial que acercó su trabajo al público general.

Por su parte, Michael Kremer realizó el camino inverso a Banerjee, y es actualmente profesor en Harvard tras haber pasado por el MIT. Su actividad investigadora va desde problemas tan concretos como el estudio de incentivos para aumentar la tasa de vacunaciones a otros tan genéricos como la transición demográfica de países en desarrollo. Realiza además una intensa actividad filantrópica, liderando o colaborando con múltiples iniciativas para la erradicación de la pobreza.

«Divide y vencerás», también para luchar contra la pobreza

La ciencia económica frecuentemente ha tratado de resolver la pobreza desde las grandes iniciativas macroeconómicas, cuyo efecto directo en las comunidades no es fácil de medir, y que además suelen estar contaminadas por sesgos políticos e ideológicos de forma casi inevitable. La gran aportación de Banerjee, Duflo y Kremer a la economía del desarrollo es acercarse a ella desde abajo, estudiando problemas específicos que se puedan medir a nivel microeconómico en las comunidades afectadas. Así, descubrieron que los problemas de baja productividad en los países en desarrollo se deben fundamentalmente a grandes desigualdades de productividad dentro del propio país, mientras que en los países desarrollados el nivel de productividad de un mismo factor suele ser similar (y cercano al óptimo) para todos los agentes.

La baja productividad en los países pobres no es un problema con solución general, sino que se debe a grandes diferencias a nivel interno

Por ejemplo, en un país desarrollado prácticamente todos los agricultores tienen acceso a maquinaria moderna, fertilizantes, etc., haciendo que la productividad de todos ellos no solo sea alta en promedio, sino que además haya poca variación entre unos y otros. En cambio, en países en vías de desarrollo coexisten explotaciones modernas con productividad similar a las del mundo desarrollado con otras mucho más atrasadas tecnológicamente, lo que hace que el nivel medio sea muy inferior.

El enfoque de los galardonados no consiste, por tanto, en proponer políticas para ‘eliminar las desigualdades’ entre aquellos con mejor y peor rendimiento; sino identificar a estos últimos, determinar una serie de posibles causas y diseñar experimentos para ver si mitigando dichas causas su rendimiento realmente mejora. Esta forma de descomponer el problema no solo ha servido para identificar posibles soluciones, sino también para desmitificar otras que se consideraban efectivas erróneamente.

Mejorar los resultados de las escuelas pobres no es solo una cuestión de recursos

En uno de sus primeros experimentos, Kremer comprobó si el mal rendimiento en las peores escuelas de Kenia se debía, tal y como se creía, a la escasez de recursos de los colegios y de las propias familias, por estar en zonas pobres. Probaron a proveer libros de texto gratis en algunas y menús gratuitos en otras, y compararon sus resultados con aquellas que no habían recibido nada. Los menús solo reducían el absentismo, pero no mejoraban el rendimiento, mientras que los libros gratis tampoco mejoraban el rendimiento salvo de los mejores alumnos (es decir, aquellos que ya rendían al nivel de las buenas escuelas).

Los experimentos de Banerjee, Duflo y Kremer desmitificaron la escasez de recursos o ratio de alumnos por profesor como causa principal del bajo rendimiento de las escuelas pobres

Descartar la escasez de recursos como causa del bajo rendimiento le sirvió para enfocarse en otros problemas y acabar descubriendo que los incentivos a profesores (que en las malas escuelas estaban peor pagados y mucho menos motivados) sí eran una forma realmente efectiva de mejorar el rendimiento a nivel general entre todos los alumnos. Banerjee y Duflo continuaron en la India los experimentos de Kremer, descubriendo que otra medida enormemente efectiva para mejorar el rendimiento global de una escuela era la atención personalizada a los alumnos con problemas de aprendizaje (que en las escuelas pobres eran mucho más numerosos) permitiendo así avanzar más al conjunto de la clase. Basándose en esta evidencia, India ha implementado programas de atención a los alumnos con dificultades en más de 100.000 escuelas.

Los resultados de Banerjee y Duflo también demostraron que un problema clave en la mayoría de escuelas pobres indias era la infrautilización de uno de sus recursos clave: el profesorado, con altos niveles de absentismo y baja dedicación. Desmitificaron la ratio de alumnos por profesor como una causa raíz del bajo rendimiento escolar: compararon escuelas donde se redujo dicha ratio sin cambiar las condiciones laborales de los profesores con otras donde se mantuvo la ratio pero se ligaron los contratos del profesorado a las mejoras del rendimiento de los alumnos. En estas últimas escuelas, las notas mejoraron, pero en las primeras no.

Vacunas a cambio de lentejas: cómo mejorar drásticamente la salud infantil con mínimas inversiones

Otro campo importante de investigación de los galardonados ha sido la salud infantil, y en concreto, las razones por las que muchas familias pobres descuidan intervenciones básicas como la vacunación o desparasitación, cuyo impacto positivo es brutal. En la mayoría de los casos no se debía a una falta de acceso a estos tratamientos, sino sencillamente a la falta de incentivos adecuados.

Los resultados empíricos demostraron que las familias pobres eran más sensibles al precio de lo que se estimaba. En un estudio en Kenia, Kremer comparó escuelas donde se ofrecía gratis un tratamiento contra los parásitos intestinales con otras donde el tratamiento tenía un precio simbólico y totalmente asequible para las familias afectadas (0,40 dólares). En las primeras, el 75% de las familias decidió tratar a sus hijos, en las segundas tan solo el 18%. Es decir, en estos casos subvencionar medicinas básicas por completo es dramáticamente más efectivo que hacerlo casi por completo.

Efecto de las campañas móviles de vacunación (Johan Jarnestad / Real Academia Sueca de las Ciencias)

Banerjee y Duflo realizaron experimentos similares con vacunas. Descubrieron que los programas de vacunación móviles no solo eran más baratos, sino mucho más efectivos que los centros de vacunación fijos. Aparte del absentismo laboral en los centros fijos, había otro problema: los padres tendían a posponer la decisión de vacunar a los hijos y al final muchos acababan por no hacerlo, mientras que las campañas móviles les forzaban a tomar una decisión con un horizonte temporal limitado (Banerjee y Duflo continuaron esta vía de investigación para demostrar que los subsidios con caducidad eran mucho más efectivos que los permanentes). Adicionalmente, algunas de las unidades móviles de vacunación ofrecían un incentivo simbólico (una bolsa de lentejas) por cada niño vacunado. Algo tan sencillo y barato hacía disparar la tasa de vacunación al 31% (frente al 18% de las unidades móviles sin incentivos y solo el 6% de los centros fijos), reduciendo así el coste unitario de cada vacuna.

En definitiva, Banerjee, Duflo y Kremer han demostrado con su trabajo que el concepto genérico de ‘pobreza’ se puede descomponer en problemas menores sobre los que se puedan realizar y medir experimentos empíricos, gracias a los cuales pequeñas intervenciones pueden tener impactos dramáticamente positivos en las comunidades más pobres.

https://www.elblogsalmon.com/economia/nobel-economia-2019-a-banerjee-duflo-kremer-resolviendo-pobreza desigualdad?utm_source=NEWSLETTER&utm_medium=DAILYNEWSLETTER&utm_content=POST&utm_campaign=16_Oct_2019+El%20Blog%20Salm%C3%B3n&utm_term=CLICK+ON+TITLE

38.19.-Una recesión manufacturera globalMICHAEL ROBERTS 

Comienza octubre y la recesión mundial del sector manufacturero se hace realidad. Los índices PMI de actividad manufacturera de la mayoría de las principales economías están por debajo de 50, el umbral para la expansión o la contracción. Son solo encuestas a directivos empresariales a los que se pregunta sobre producción, ventas, empleo, etc. Pero los PMI han sido indicadores razonablemente precisos de la producción industrial y manufacturera reales, cuyos datos estadísticos suelen llegar algo más tarde.

5 oct 2019.- En septiembre, el PMI manufacturero de la Eurozona cayó a su nivel más bajo desde la crisis de la deuda del euro de 2012, liderado por Alemania pero seguido por los demás. En eso ha quedado el éxito del reinado de Mario Draghi como presidente del BCE.

En Japón, la historia es similar. El “espíritu” de los grandes fabricantes de Japón cayó a su nivel más bajo en más de seis años en el tercer trimestre, según una encuesta clave realizada por el Banco de Japón. Y el PMI manufacturero de Japón ha vuelto al nivel de contracción del sector visto por última vez en la mini recesión de 2016.

PMI manufacturero de Japón

Incluso los Estados Unidos ya están en una recesión manufacturera. El PMI manufacturero de Markit está por encima de los 50, pero es un nivel más bajo que en 2016. Y el PMI manufacturero del ISM de EEUU cayó  en septiembre a su nivel más bajo desde la Gran Recesión en 2009.

Y, por supuesto, el sector manufacturero británico pre-Brexit ya se ha “hundido”, para usar la frase del primer ministro Boris Johnson los últimos meses.

Para completar el G7, el PMI de Canadá también está por debajo de 50.

Y no solo se contrae el sector manufacturero del G7. Los siguientes países están registrando contracciones en su actividad manufacturera: Malasia, México, Nueva Zelanda, Polonia, Rusia, Singapur, Sudáfrica, Corea del Sur, Suecia, Suiza, Turquía, Taiwán

Y los siguientes países tienen una caída anual en la producción manufacturera: Australia, Brasil, Canadá, Chile, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Japón, Países Bajos, Portugal, Corea del Sur, Turquía, el Reino Unido y también los EEUU.

Y en cuanto a las principales economías de más rápido crecimiento del mundo, China e India, ambas están experimentando sus tasas de crecimiento del PIB real más lentas de más de una década, mientras que sus sectores manufactureros están justo por encima de la línea de flotación.

La crisis en el sector manufacturero es en parte el resultado de la desaceleración general de la inversión en las economías capitalistas y en parte el resultado de la intensificación de la guerra comercial entre las dos economías manufactureras más grandes del mundo: China y los Estados Unidos. La guerra comercial está actuando como un desencadenante de una recesión manufactuera en todo el mundo. El comercio mundial ya se estaba desacelerando antes de que estallara la guerra comercial y ya había provocado victimas a nivel mundial: por ejemplo, Argentina y Turquía.

Ambos han sufrido un colapso catastrófico en la producción, la inversión extranjera y el valor de sus monedas. Turquía está sumida en una profunda recesión general. Argentina se ha visto obligada a incumplir sus enormes pagos de deuda externa. A medida que el país se dirige a las elecciones generales este mes, los tenedores de bonos están tratando desesperadamente de encontrar formas de evitar una ‘reducción’ sustancial de sus activos.

Pero hasta ahora, la recesión se limita al sector manufacturero. Y la fabricación constituye no más del 10-40% de la mayoría de las economías. El llamado sector de servicios -que incluye servicios minoristas, servicios financieros, servicios comerciales, bienes raíces, turismo, ‘industrias creativas’, etc.-, continúa manteniendo la cabeza por encima del agua en la mayoría de las economías del G20. No hay una economía del G20 con un PMI de servicios inferior a 50.

Por eso una economía como Grecia, que fue devastada por la recesión mundial y la crisis de la deuda del euro, ahora puede experimentar un modesto crecimiento anual del PIB del 2%. Los servicios de turismo y ocio, un componente clave de la economía griega, continúan expandiéndose. Pero una tasa de crecimiento del 2% no es mucho después de una contracción del 25% durante la crisis. La recuperación griega ha sido débil. Cinco años después del climax de la depresión de 1933, el PIB per cápita de los Estados Unidos había aumentado en un 35 por ciento. Cinco años después del colapso argentino de 1998-2002, el PIB per cápita aumentó en un 45 por ciento. Pero de 2013 a 2018, el PIB per cápita de Grecia aumentó en menos del 6 por ciento. De hecho, Oxford Economics predice que Grecia no recuperará sus niveles de PIB anteriores a la crisis hasta 2033. Si no hay una crisis global mientras tanto. Y si el sector de servicios globales entra en crisis, Grecia volverá a caer en recesión.

La pregunta es si el sector de servicios será arrastrado por las manufacturas a una depresión. Algunos dicen que no, porque la fabricación manufacturera es un sector mucho más pequeño.

Pero ese argumento no reconoce que muchos sectores de servicios dependen de las manufacturas para su propia expansión. El contagio de las crisis manufacturas generalmente ha sido significativo en recesiones anteriores. Si el crecimiento del empleo mundial se debilita o se frena, el poder adquisitivo de los trabajadores disminuirá y el sector servicios comenzará a sufrir también. El empleo depende de la disposición de las empresas capitalistas a invertir y expandirse. Y la inversión y la expansión dependen de la rentabilidad esperada de la inversión. Los capitalistas la calculan a partir de la rentabilidad actual, a menos que se arriesguen.

Por lo tanto, ¿qué está pasando con los beneficios a nivel global? Bueno, los economistas de JP Morgan acaban de publicar un análisis completo de los beneficios globales (desafortunadamente este informe no está disponible al público). Y creen que los beneficios globales en el segundo trimestre de 2019 se han estancado. Cada uno de los 10 sectores que componen el mercado total muestra una fuerte desaceleración en el crecimiento de los beneficios, y la mitad experimentó contracciones directas de los beneficios durante el año pasado (particularmente materias primas y telecomunicaciones). Incluso en aquellos sectores que aún tienen un crecimiento positivo de los beneficios: minorista, IT, finanzas y servicios públicos, el crecimiento de los beneficios está cayendo rápidamente.

JPM ha llegado a la ‘sorprendente’ conclusión (que la teoría marxista y la evidencia empírica previa podría haberles facilitado) de que «el descenso en el crecimiento global durante el año pasado ha coincidido con una desaceleración igualmente impresionante de los beneficios empresariales».

El estancamiento de los beneficios empresariales a nivel mundial todavía no es tan malo como en la mini recesión de 2016, o por supuesto en la Gran Recesión o la caída anterior de 2001-2, pero está acercándose. En particular, JPM señala que el crecimiento de los beneficios ha disminuido a cero porque los márgenes de ganancias se están reduciendo; en otras palabras, los costes de la mano de obra (más trabajadores y salarios más altos) no están siendo compensados por un mayor valor, la tasa de plusvalía está disminuyendo. un resultado que JPM cree que «ha precedido históricamente el comienzo de la dinámica de una recesión».

JPM señala la guerra comercial como el desencadenante y señala que el sentimiento empresarial (los PMI) está cayendo en el sector manufacturero debido a la reducción de los beneficios, y no al revés. Pero la guerra comercial «también podría ser un presagio ominoso de ganancias más débiles por venir».

Como predice la teoría marxista, la desaceleración o caída de los beneficios eventualmente significará una disminución de la inversión empresarial, y JP Morgan está de acuerdo. “La caída de los beneficios y el sentimiento empresarial están afectando a las inversiones de capital. El crecimiento global de la inversión de capital se ha desacelerado sustancialmente desde un máximo de seis años en 2017 hasta casi un estancamiento a partir del 2T de 2019. Es probable que también sea un factor que contribuya en el retroceso más reciente del crecimiento del empleo. El riesgo es que la desaceleración del crecimiento de los salarios laborales pesa negativamente sobre el gasto del consumidor, que luego se refleja en los beneficios y la contratación de las empresas ” . Exactamente.

JPM sigue siendo optimista, en el sentido de que el crecimiento de la productividad cambiará las cosas. Pero eso parece una ilusión si la inversión sigue cayendo.

En el pasado, he resaltado algunos otros indicadores clave (además de los beneficios) que pueden predecir una recesión. El más famoso es la llamada curva de rendimiento invertida en bonos. He explicado cómo funciona en un artículo anterior. Baste decir ahora que cuando la curva de rendimiento de los bonos se invierte (y el rendimiento de los bonos con vencimiento más largo cae por debajo de los rendimientos de los bonos a corto plazo) y se mantiene invertido, se produce una recesión en el plazo de un año. La curva estadounidense se ha mantenido invertida desde mayo.

Otro indicador es el precio de los metales industriales, particularmente el cobre, un metal que se usa en todos los ámbitos de producción. Una caída en su precio indicaría una desaceleración en la inversión y la producción en muchas industrias. En la mini recesión de 2016, el precio del cobre cayó a alrededor de $ 200 / lb. En la Gran Recesión, cayó a $ 150 / lb. Habiendo aumentado a $ 320 / lb a principios de 2018, ahora ha vuelto a caer a $ 250 / lb.

La economía capitalista mundial ha entrado ya en una recesión manufacturera, pero hay indicadores importantes de que el resto de la economía se verá arrastrada pronto.

Michael Roberts es un reconocido economista marxista británico, que ha trabajador 30 años en la City londinense como analista económico y publica el blog The Next Recession.

http://www.sinpermiso.info/textos/una-recesion-manufacturera-global

37.19.-Los peligros del populismo SALOMÓN KALMANOVITZ

El populismo, entendido como la movilización de las masas por un líder carismático que les promete concesiones, no ha sido frecuente en Colombia. El más radical fue Jorge Eliecer Gaitán con su programa de lucha del pueblo contra la oligarquía. Gaitán se perfilaba como ganador de la elección presidencial de 1950, pero fue asesinado por la derecha extrema en abril de 1948, provocando una insurrección urbana y la intensificación de La Violencia, que sirvió para perpetuar a la dictadura laureanista (1950-1953) y al gobierno militar de Rojas Pinilla.

30 sep 2019.- Más frecuente han sido las promesas de ciertos políticos al pueblo para lograr su apoyo electoral sin provocar ninguna ruptura con el bloque de poder. Tenemos una forma de populismo derechista, enarbolado por Álvaro Uribe, en el que combina el programa de ley y orden con la erradicación de la insurgencia y algunas concesiones al pueblo que salen baratas, siendo acompañadas de reducciones de los ingresos públicos. Se condensa en el lema del partido Centro Democrático: “más salario, menos impuestos”. Hay también populismo judicial, al pretender negar sentencias de las altas cortes vía referendo, obliterando el poder judicial.

El aumento real del salario mínimo para el 2019 del 3 %, promovido por Uribe, ha sido identificado por algunos economistas como una de las causas del disparo del desempleo al 12,8 % de la fuerza de trabajo, a pesar de que supuestamente la economía está creciendo por encima del 3 %. A esto se le añade la promesa de una prima de medio mes para los trabajadores que ganan hasta tres salarios mínimos, algo que el ministro de Hacienda Carrasquilla ha descalificado puesto que le puede aumentar los costos de la nómina del Estado y disparar el déficit fiscal, atentando nuevamente contra el empleo de la población. Otra promesa populista es la de reducir la jornada de trabajo de 48 horas, aunque el expresidente la encubrió con una flexibilización de la jornada y el pago por horas efectivamente laboradas.

El Centro Democrático defendió una reducción de los impuestos a los más ricos en la ley de financiamiento, lo que ha producido un faltante de $8,5 billones en el presupuesto de 2020, algo que empeorará en la medida en que se venza la vigencia de otros impuestos temporales en el 2021. El ministro Carrasquilla ha dado un parte de “tranquilidad” al buscar llenar este hueco fiscal mediante la emisión de nueva deuda pública. La caída de los precios del petróleo obligó al gobierno anterior a aumentar la deuda nacional del 35 % del PIB en 2012 a 50 % en 2018. El gobierno actual va a aumentar este monto al 54 % en 2022, algo que puede poner en riesgo la calificación de grado de inversión que se ha ganado Colombia. Ello le aumentará el costo de su endeudamiento y espantará la inversión de extranjeros y nacionales. La razón es que la pérdida de confianza ha propiciado la devaluación del peso colombiano en 12 % durante el último año, solo superado por Argentina, tendencia que se puede simplemente empeorar.

El populismo tiende a hacer concesiones al pueblo sin contar con los recursos para financiarlas, algo que Álvaro Uribe ha buscado implementar muy tardíamente en su carrera política. Sería bueno que él y su partido las reconsideren cuidadosamente: se trata de políticas que ponen en riesgo las finanzas públicas, echando para atrás la tradición de seriedad y búsqueda de estabilidad macroeconómica de que ha hecho gala el país hasta ahora.

//www.elespectador.com/opinion/salomon-kalmanovitz

  • 36.19.-Uber y afines empiezan a sufrir batacazos legales ¿El principio del fin de la contratación irregular vía autónomos? DERBLAUEMOND
  • Desempleo y productividad – MAURICIO CABRERA

A la contabilidad creativa, la ingeniería financiera, y otros tantos eufemismos surgidos en torno al mundo económico para disfrazar lo que en el fondo son prácticas con una parte nada clara (e incluso censurable en algunos casos), se añade ahora lo que podemos denominar la contratación creativa.

     26 sep 2019.- Realmente, esta contratación creativa ni tiene nada de nuevo, ni tiene nada de creativa, ni tiene nada de contratación. Se limita simplemente a retorcer la legislación laboral para incorporar trabajadores en plantilla a los que se fuerza a ser autónomos. Si bien hay casos en los que queda totalmente justificada esta forma de contratación, parece ser que no lo sería en la manera en la que están aprovechándose de esta figura contractual muchas empresas de la nueva economía. California, esa cuna mundial de alta tecnología que impone tendencia, ha decidido poner fin a la práctica.

De los empleados con contrato basura a los autónomos sin ni siquiera contrato laboral (como plantilla)

Pues ése ha sido efectivamente el triste camino que han seguido (involuntariamente) algunos de los trabajadores menos cualificados que trabajan actualmente para algunas empresas de la nueva economía, que es nueva para lo que quiere, y recalcitrante para lo que no quiere.

Aquellos contratos eternamente en prácticas que apuraban el plazo legal límite, cuando sus firmantes hacían de todo en sus empresas menos prácticas como tales, aquellos contratos temporales que se iban alternando con períodos en el paro por “necesidades” de la empresa para aligerar las cargas contractuales, aquellos contratos por obra o servicio que en el fondo firmaban trabajadores que se dedicaban a todas las tareas necesarias más allá de esa obra o servicio concreta que constaba en su contrato, aquellas externalizaciones y contrataciones por empresas de trabajo temporal que hoy en día tantas sentencias de cesiones están provocando…

Todo aquello ya es cosa del pasado, y aunque sigue ocurriendo en el presente, ahora ya se estilan otras formas laborales por las que asegurarse unos «recursos humanos» al margen de lo que es la plantilla estable como tal. Efectivamente, el rizo que riza el rizo es ya tener trabajadores trabajando para tu empresa, pero sin tenerlos. Es decir, que hagan el trabajo para la empresa, que es al final lo que a ésta verdaderamente le importa, pero sin tener ninguna vinculación laboral como plantilla con la misma, ni tan siquiera a través de terceros… más bien, esos trabajadores tienen la vinculación laboral a través de sí mismos.

Esto es así porque, para trabajar en ciertas empresas, incluso te ponen como condición indispensable que te des de alta como autónomo, cuando la realidad es que esa figura laboral no encaja con el caso de uso que se le pretende dar en estos casos. Se da el caso de que estos autónomos están en la práctica totalidad de los casos desempeñando su actividad en exclusiva para una determinada empresa, les imponen turnos, horarios, vacaciones, salarios, llevar distintivos de la empresa al desarrollar su actividad laboral, y así hasta un largo etcétera por el que un autónomo teóricamente no tendría que pasar (tampoco en la práctica).

Esas “algunas” polvorientas empresas de la nueva economía que son de todo menos innovadoras laboralmente

Estas empresas bandera de la creatividad contractual han desvirtuado claramente la relación con sus trabajadores, la base contractual de la misma, y la figura jurídico-laboral del autónomo. Desde estas líneas hace tiempo que les venimos analizando tanto el oscuro panorama que en la sociedad técnica van a tener los trabajadores menos cualificados, como las censurables prácticas con las que van a tratar de precarizar sus condiciones laborales.

Y paradójicamente estas empresas se venden como empresas de la nueva economía (que lo son), pero realmente, sólo las nuevas tecnologías que utilizan justificaría que se auto-otorguen ese calificativo, porque lo que es en otros planos como la gestión de recursos humanos, la gestión laboral, etc. son recalcitrantemente anticuadas. Hasta tal punto que ni siquiera han innovado realmente ni inventado nada nuevo: simplemente han retorcido la legislación actual a ver qué caldo de cultivo escurría.

Ya podían haber innovado en todos los planos como ha hecho la icónica Netflix, que trata a su personal con tanto mimo como a la tecnología, y se ha convertido en una de esas empresas en las que todo el mundo técnico quiere trabajar. Pero claro, en la línea que les decía antes y que tantas otras veces les venimos diciendo desde estas líneas, el tema es que Netflix es una empresa principalmente de técnicos, y demuestra cierto ese panorama laboral que les dibujamos desde aquí de un futuro mercado laboral dicotómico, con unos perfiles técnicos con buenas condiciones, y el resto depende (con grandes dudas en muchos casos, y dependiendo del caso concreto).

Comparen la situación de deterioro contractual y condiciones laborales de por ejemplo los riders, el tipo de trabajo por antonomasia de este perfil precarizado (aunque también están Uber y tantos otros), con unos empleados de Netflix que viven en una situación laboral paradigmática: pueden disfrutar de todas las vacaciones que buenamente crean (junto con su responsable) que se han ganado, que tienen un contrato al uso, que tienen una buena (buena) retribución, que les dan confianza con ese «comportamiento adulto» por el que desde Compras dejan sean los propios empleados los que deciden qué gastos corporativos se deben hacer, o que incluso desde Recursos Humanos RRHH animan a sus empleados a hablar con headhunters de la competencia, y que la oferta económica que les hagan se la digan para así asegurarse de que sus retribuciones están en todo momento en línea con el mercado. Igualito, ¿Verdad?

Vamos, la comparación es odiosa (pero de verdad), y supone la dicotomía llevada al extremo. No voy a juzgar el porqué de las diferencias, ni si son justas o no, simplemente me limito a insistirles que son una consecuencia lógica de la Sociedad Técnica, y que se las venimos anticipando desde hace años: los analfabetos del futuro serán personas sin capacidades técnicas. Más les vale dejar de ver la tecnología como una mera herramienta, algo obsoletamente típico de la sociedad tecnológica, y empiecen a ver la tecnología como una forma, no sólo de trabajo, sino de vivir en (casi) todos los sentidos: ése y no otro es el enfoque de futuro al que poco a poco nos vamos viendo abocados sin mucha escapatoria posible.

Pero sociedades técnicas aparte, la legislación es la legislación (y la justicia laboral la justicia laboral)

Todo lo anterior no quita que, en los países desarrollados, existe una legislación laboral vigente que hay que respetar en tiempo y forma. Aquí no vale cualquier cosa a la hora de hacer uso de una fuerza laboral. El mercado laboral, al igual que cualquier otro mercado, tiene una base legal y unas reglas (más o menos) claras de juego, y (casi) nadie se las puede saltar o esquivarlas como si no fuesen con su empresa.

En este sentido, lo realmente lacerante de todo este tema era cómo inexplicablemente las autoridades de los países desarrollados no acababan de tomar medidas contundentes contra este despropósito laboral de “autonomizar” plantillas (casi) enteras. Pero eso ha empezado a cambiar ahora, y si bien es cierto que el tema venía haciendo ruido jurídico desde hace tiempo, es ahora cuando determinadas administraciones han dicho basta, y han decidido tomar definitivamente cartas en el asunto.

Precisamente la gran meca mundial de la tecnología que es California, donde se ubica el disruptor y “techie” Silicon Valley, ha sido uno de esos lugares en los que la administración ha decidido legislar claramente contra estos casos de «desnaturalización» laboral, cometidos por empresas que a veces vieron nacer allí mismo. Y no lo ha hecho ni sacando nuevas legislaciones, ni parcheando las legislaciones actuales: lo ha hecho tan sólo haciendo cumplir la legislación actual. Para ello, han definido clara y legalmente el concepto exacto de trabajador. No hace falta que les diga que, bajo la nueva definición legal, los riders en su concepción práctica actual no pueden ser autónomos, sino que deben ser considerados trabajadores de plantilla, con un claro impacto en Deliveroo, Uber, y similares. Esta noticia es especialmente significativa en un estado donde hay una parte importante de empleo precarizado, y que además ostenta el dudoso honor de padecer la tasa de pobreza más alta de todo Estados Unidos.

Si bien esto es eminentemente una buena noticia jurídica y socioeconómicamente, pues estamos hablando de hacer cumplir la ley y de dar seguridad jurídica también a los agentes económicos que son los empleados de estas empresas, la pregunta que queda en el aire es simplemente un enigmático: ¿Y por qué han tardado tanto en un asunto tan obvio y que ya contaba con base legal? Tal vez el error esté en la pregunta más obvia, y en su lugar lo que más bien deberíamos preguntarnos es: ¿Qué es lo que ha hecho que sea ahora cuando empiezan a hacer cumplir la ley? Porque está claro que hasta este momento llevaban una venda puesta (voluntaria o involuntariamente), y al quitársela se han encontrado una espesa cortina de humo que ellos mismos no han querido ventilar.

Pues la respuesta a la última pregunta no puede ser otra más que que las autoridades muchas veces son (in)comprensiblemente permisivas a pequeña escala con ciertas prácticas, hasta que el asunto se sale de los límites tolerables (y tolerados), “se va de madre”, y, especialmente, toman medidas cuando ya hay un cierto clamor popular al respecto que se pregunta qué está pasando. Generalmente, es (casi) sólo entonces cuando las autoridades pasan a la acción… o más bien: cuando un tipo de acciones se sustituyen por otras, ante la avalancha mediática y social. Pues eso, lean más medios salmón como el nuestro, e indígnense antes con este tipo de prácticas: sólo será entonces cuando tengamos opción a que nuestros políticos hagan algo… o dejen de hacerlo, según se mire y según cada caso.

     https://www.elblogsalmon.com/mundo-laboral/california-se-lanza-a-vetar-subcontratacion-autonomos-legisla-deliveroo-uber-afines?utm_source=NEWSLETTE

36.19.-Desempleo y productividad MAURICIO CABRERA

Hubo incentivo de invertir en maquinaria, pero buena parte de la inversión no se hizo para mejorar la producción sino para sustituir empleados.  

El desempleo sigue creciendo, se siguen destruyendo puestos de trabajo y aumentando el número de personas que no encuentran empleo. Así mismo crece la incapacidad para explicar las causas de esta tragedia social y económica, y la repetición de trasnochadas recetas para disminuirlo, que ya en el pasado mostraron su ineficacia.

22 sep 2019.- En el último mes la tasa de desempleo llegó a 10,7%, frente al 9,7% de hace un año, desaparecieron 191.000 empleos y aumentó en 253.000 el número de desempleados para llegar a 2,7 millones. El panorama es más oscuro, pues 9,1 millones de personas, que representan el 40% de los ocupados, son subempleados que no tienen un empleo formal o adecuado.

Las soluciones propuestas desde los gremios y algunos centros de investigación insisten en la receta neoliberal que se ha venido aplicando desde el 2002: hay que flexibilizar el mercado laboral y reducir los costos laborales para que las empresas contraten más trabajadores. Así se recortaron los pagos por horas extras y festivos, se permitió la estafa de algunas mal llamadas cooperativas de trabajo (afortunadamente ya controladas), o se disminuyeron algunos costos parafiscales; ¡y el desempleo ahí!

No pretendo tener la explicación de tan alto desempleo estructural, pero si creo que es una equivocación tratar de entenderlo únicamente desde la perspectiva estrecha del mercado laboral, es decir desde las condiciones de la oferta y demanda de trabajo. Hay que analizarlo desde la macroeconomía, es decir desde el comportamiento de la oferta y demanda agregadas.

Algunas piezas de información para tratar de armar el rompecabezas del empleo. Según el Dane, desde el 2005 la producción nacional ha subido 71%, pero el número de personas ocupadas (que son las producen los bienes y servicios) ha crecido menos de la mitad, solo 32%. El sector más dinámico ha sido el financiero, que ha crecido 165%, pero la contratación de trabajadores solo 56%, menos de la tercera parte.

El caso más dramático es el del sector agrícola que en el mismo período ha crecido 45%, mientras que los trabajadores de este sector han disminuido (si, ¡disminuido!) 2%. En el sector industrial la producción ha crecido 36% y el empleo solo 12%, pero las cifras de la encuesta mensual del mismo Dane muestran una caída del empleo industrial de 4%.

El aumento de la productividad media de los trabajadores (es decir que el producto por trabajador ha crecido) puede estar relacionado con otro fenómeno que mencioné hace una semanas: que el incremento de la inversión en capital fijo ha sido de 134%, es decir más del doble que la expansión de la economía. Así como ha crecido la relación Producto/Trabajo, ha decrecido la relación Producto/Capital.

Una posible explicación de estas tendencias es el cambio en los precios relativos del capital y del trabajo. No porque los salarios o los costos laborales se hayan incrementado mucho, sino porque los bienes de capital se abarataron en este período por tres factores: la revaluación, la reducción de aranceles y los equivocados estímulos tributarios.

En consecuencia hubo un incentivo a invertir en maquinaria y equipos, pero buena parte de esta inversión no se hizo para incrementar la producción sino para sustituir trabajadores ¿Por qué no aprovecharon las empresas para producir más y contratar más trabajadores? Por una razón simple: no tenían a quién vender sus productos porque los consumidores estaban comprando bienes importados.

Mauricio Cabrera Galvis Consultor privado. macabrera99@hotmail.com

https://www.portafolio.co/opinion/mauricio-cabrera-galvis/desempleo-y-productividad-columnista-533826

  • 35.19.-«La política económica ya no puede permanecer acurrucada en la política monetaria»– JEZEBEL COUPPEY-SOUBEYRAN
  • Filantropía contra la desigualdadMAURICIO CABRERA

La profesora de economía sugiere, en una tribuna al «Mundo», fortalecer la regulación de los mercados financieros, el principal riesgo cuando las tasas de interés permanecen permanentemente bajas.

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Zurich, Suiza, 6 de septiembre de 2019. Arnd Wiegmann / REUTERS

Si una subida de tasas, incluso lenta y muy gradual, todavía era concebible antes del verano, la decisión de la Reserva Federal de reducir su tasa clave en un cuarto de punto en su reunión del 31 de julio dio la voz de muerte. Un posible retorno a la normalidad. Las tarifas deberían continuar bajando en los Estados Unidos y permanecer en un nivel permanentemente bajo en otros lugares (Eurozona, Japón, Reino Unido …). Los optimistas lo ven como una bendición para los prestatarios, prediciendo días brillantes lejos de la insolvencia. Los pesimistas insisten en el riesgo de burbujas y crisis financieras que resultan. Ambos descuidan que la política económica debe articular varias herramientas.

Lea también La Fed inyecta una enorme cantidad de $ 53 mil millones en efectivo en el sistema financiero

20 sep 2019.- Con los optimistas, admitiremos fácilmente que las tasas bajas son una gran oportunidad para acelerar la transición ecológica a través de la inversión pública y privada, para aumentar la inversión pública en áreas demasiado descuidadas, como la educación y la salud, absolutamente crucial para la cohesión social, el futuro de nuestros hijos y el fin de la vida de nuestros mayores, al tiempo que se reduce la carga de la deuda pública. ¿Cómo no podemos aprovechar las tasas negativas de endeudamiento que hoy caracterizan aproximadamente un tercio de la cantidad pendiente de bonos globales, emisores públicos y privados combinados, de acuerdo con los índices agregados Euro Bloomberg Barclays?

Con razón, el estado francés no ha sido privado recientemente, emitiendo el 5 de septiembre, por un monto histórico de 10 139 mil millones de bonos del Tesoro equivalentes con vencimientos que van de 10 a 31 años y hasta tasas de entre -0.36% y 0.52%, después de subir, unos días antes, 5.329 millones de euros de bonos a corto plazo a tasas negativas, informa la agencia France Trésor.

Visiones cercanas

Sin embargo, además de no ser necesariamente muy exigentes con el destino de los fondos recaudados, es probable que estos optimistas consideren que la política económica se llevará a cabo a través del prisma de la acción presupuestaria. Este es el punto de vista defendido por Lawrence Summers y Anna Stansbury, quienes instan a «reconocer la impotencia de la política monetaria» y restaurar la coronación de la política fiscal (Project Syndicate, 23 de agosto). Una visión muy estrecha de la política económica, porque no puede descansar completamente en la política fiscal, ni en la política monetaria; ella debe combinar los dos.

 Lea también El Banco Central Europeo anuncia un plan de estímulo monetario

Los pesimistas ven el peligro de tasas bajas para la estabilidad financiera. Si los prestatarios aprovechan la oportunidad para vincular el préstamo, confiar en el nuevo para pagar las viejas deudas se está acumulando y las estructuras financieras se debilitan, hasta el incumplimiento de los prestatarios. El mercado de préstamos apalancados contratado por compañías ya muy endeudadas está en auge en los Estados Unidos; representaba cerca de $ 3 billones a fines de 2018 en economías avanzadas, según el Banco de Pagos Internacionales (BPI).

Además, las bajas tasas de interés impulsan la formación de burbujas en los mercados inmobiliarios o en los mercados de bonos con hambre de liquidez. Si no se controla, podría sobrevenir una crisis financiera y desbordar las esperanzas de recuperación colocadas en tasas bajas, con costos económicos y sociales que debilitan sosteniblemente el crecimiento potencial y exacerban las tensiones sociales y el populismo.

«Enciende todos los motores»

En su informe anual en junio de 2019, el BPI destacó la acumulación de estas vulnerabilidades financieras, que ya pesan sobre el crecimiento global. Sin embargo, el BPI no es uno de los más pesimistas. Para estos últimos, como los optimistas, tienen una visión demasiado estrecha de la política económica y también tienden a arrojar la política monetaria descartada demasiado rápido. El BPI ofrece una visión más amplia e interesante. El 5 de septiembre, su director gerente, Agustín Carstens, lo expresó en el Foro Bancario de Basilea en los siguientes términos: «La política monetaria no puede ser el principal motor del crecimiento. Es hora de activar todos los impulsores de la política económica. «

Lea también Eurozona: «Muy pocas inversiones y demasiado ahorro»

Esto significa que la política monetaria debe combinarse no solo con la política fiscal, sino también con la política de prevención de desequilibrios financieros, que el BPI ha sido esclarecedor durante mucho tiempo y que, si estuviera más activado, tranquilizaría a los pesimistas. La política económica ya no puede permanecer acurrucada en la política monetaria; ella tiene que abrir su caja de herramientas y combinar las que tiene. Y repara, con un poco de imaginación, lo que funciona mal.

Jézabel Couppey-Soubeyran es profesora en la Universidad Paris-I, Escuela de Economía de París.

Jézabel Couppey-Soubeyran (Economista)

https://www.lemonde.fr/idees/article/2019/09/20/la-politique-economique-ne-peut-plus-rester-recroquevillee-sur-la-politique-monetaire_6012406_3232

35.19.-Filantropía contra la desigualdadMAURICIO CABRERA

Aunque la mejor forma en que los billonarios ayuden a bajar la pobreza es pagando sus impuestos, mientras esto se logra son necesarios filántropos.

Si la filantropía se define como las acciones realizadas por amor a la humanidad y por el bienestar de la comunidad, la Fundación de Bill y Melinda Gates (BMG) es uno de los casos más extraordinarios de esta actividad que ojalá fuera replicado en muchas partes.

15 sep 2019.- Bill Gates es conocido por ser el fundador de Microsoft y una de las personas más ricas del mundo, pero es menos conocido que desde el 2008 dejó su trabajo cotidiano en esa empresa para dedicarse a trabajar en una fundación que su padre había creado en los años 90 y que después fue transformada con su propio nombre y el de su esposa. Ella, Melinda, es una ingeniera que también trabajaba en Microsoft de donde se retiró para dedicarse a sus hijos y, cuando ya crecieron, a trabajar de tiempo completo en la Fundación.

Dos son los aspectos más sorprendentes de esta Fundación: uno, el tamaño de su patrimonio y, por lo tanto, el valor y el alcance de las obras que realiza y, dos, sus objetivos y el enfoque empresarial con el que realiza sus actividades. El año pasado la Fundación BMG financió programas por valor de US$5.000 millones (más de $16 billones). Aportes de esta cuantía son posibles porque el patrimonio actual de la Fundación es de US$48.000 millones y en estas dos décadas ha promovido programas y realizado donaciones por otros US$50.000 millones. Para tener una referencia, la suma de las dos cifras supera el presupuesto nacional que acaba de aprobar el Congreso.

¿De donde ha salido esa enorme cantidad de dinero? La mayoría de los aportes de los Gates, quienes han donado US$36.000 millones, y de otro billonario filántropo, Warren Buffet, quién ha donado otros US$30.000 millones. Ellos decidieron que no aspiraban a ser los más ricos del cementerio y se comprometieron a donar la mayor parte de sus fortunas mientras estuvieran vivos. Pero no para cualquier causa, sino para combatir la pobreza y la desigualdad en el mundo.

Interesante señalar que en el caso de los Gates, ellos mismos reconocen que el origen de esta decisión está en los valores cristianos en que fueron educados: “nuestras familias creían que si la vida lo ha bendecido, usted debe devolver esos regalos de la manera más sabia posible”. Muy diferente al enfoque de salvación individual y negocio de los pastores de muchas, no todas, de las llamadas iglesias que ahora pululan en el mundo.

El otros aspecto distintivo de la Fundación BMG es el manejo empresarial y no asistencialista de sus programas y donaciones. Parten de diagnosticar que una de las principales causas de la pobreza y la desigualdad es la falta de acceso a educación y servicios de salud de calidad, y buscan programas en el mundo que reduzcan las enfermedades que afectan a los más pobres –como la malaria o el polio- o que mejoren la nutrición o la calidad de la educación que reciben los niños. Para garantizar el éxito buscan socios locales, expertos en cada tema, diseñan planes de acción y plantean objetivos cuantificables.

Es cierto que la mejor contribución que pueden hacer los billonarios del mundo para reducir la pobreza y la desigualdad es pagar los impuestos que les corresponden, pero mientras se logra que lo hagan, son necesarios filántropos como la Fundación BMG.

https://www.portafolio.co/opinion/mauricio-cabrera-galvis/filantropia-contra-la-desigualdad-533586

34.19.-Las tribulaciones de RappiSALOMÓN KALMANOVITZ

Fundada en Bogotá, ahora con más de 13 millones de usuarios que piden a domicilio, por medio de la app, desde comida y medicamentos hasta casi cualquier mandado que se les ocurra. 

Rappi es uno de los pocos unicornios surgidos en Colombia y paradigma de la economía naranja que el presidente Duque ha promovido como su estandarte de gobierno. De hecho, la firma hizo campaña en las pasadas elecciones a su favor y el candidato publicó una foto con la gorra naranja que distingue a los rappitenderos. Dijo, además, que la empresa refleja el poder de los millennials. 

Unicornio se le considera a un emprendimiento basado en las nuevas tecnologías que alcanza una valoración de US$1.000 millones, algo que Rappi ha logrado con presencia en siete países latinoamericanos, tras su fundación en 2015.

10 sep 2019.- Tal tipo de empresas aprovechan que la tecnología avanza a una velocidad superior a las regulaciones establecidas para la tributación, las cotizaciones a la seguridad social, las relaciones laborales y las cargas que enfrentan las empresas tradicionales de cada sector. De esta manera, Uber evade el pago de la matrícula y seguros de sus “socios” conductores de taxis encubiertos y Airbnb evade los impuestos hoteleros al rentar apartamentos por períodos cortos a los que visitan su plataforma.

Se puede afirmar que las nuevas empresas tienen más impacto en sustituir a las antiguas que en profundizar los mercados, aunque tienen la virtud de reducir costos al contar con economías de escala derivadas de sus plataformas electrónicas, pero así mismo despiertan la desesperada lucha de los perdedores. Los taxistas en varias ciudades del mundo han emprendido campañas para igualar las condiciones de los uberconductores a las propias y el nuevo sistema ha sido prohibido por las autoridades en varias de ellas. Muchas ciudades han restringido los alquileres de apartamentos por plataformas electrónicas globales, ya que limitan la oferta de vivienda a los locales y han contribuido a disparar los alquileres.

Recientemente, la Superintendencia de Industria y Comercio dictaminó que Rappi estaba administrando su plataforma de comercio en forma irresponsable: no daba factura de compra; cuando había que dar vueltas en los pedidos, las daba en rappicréditos y no en efectivo; no informaba verazmente el precio de los productos y hacía cobros distintos a los enunciados; cobraba pedidos cancelados; incumplía las promociones; demoraba la entrega; confundía las órdenes; hacía cobros dobles por un mismo producto y descuentos en tarjeta de crédito sin autorización.

El “director de policy” de Rappi expresó que acataba a la autoridad, “pero deben tener en cuenta que esto es una nueva economía y deben estudiar los impactos negativos que desincentivan los emprendimientos”, o sea que la ley no les debe aplicar. Falta todavía que el Ministerio de Trabajo investigue algo mucho más grave: las condiciones laborales de los trabajadores de las nuevas industrias “asociativas”, que incumplen todas las normas de contratación y de responsabilidad. Entre otras, Rappi no cotiza para la salud y la pensión de sus “asociados”; no paga el seguro por riesgos de accidentes de trabajo, muy frecuentes, por cierto, entre los ciclistas-tenderos; no hay primas, vacaciones ni cesantías y no hay posibilidades de ascenso en la empresa. En la página de Rappi para captar jóvenes se lee: “Actívate cuando quieras”, “recibe buenos ingresos”, y “pasión, orgullo y voluntad”, de las que necesitarán mucho los muchachos que, a pesar de poder contar con algunas horas de trabajo, seguirán sumidos en la informalidad del no futuro.

https://www.google.com/search?q=KALMANOVITZ+COLUMNAS&oq=KALMANOVITZ+COLUMNAS&aqs=chrome..69i57j69i59.10571j1j8&sourceid=chrome&ie=UT 

 

33.19.-El incendio amazónico de todos –  HERNANDO GÓMEZ*

Se ha dicho hasta el cansancio que es el pulmón de la humanidad. Y es el pulmón de la humanidad. 

Pero es también territorio de Brasil y otros países soberanos. Con lo cual ya topamos con el problema más difícil, peligroso y angustioso que haya tenido la humanidad en mucho tiempo; quizá desde el comienzo de los tiempos.

1 sep 2019.-  Es el problema de los “bienes públicos internacionales”, o de las cosas que todos necesitamos y sin embargo son manejadas por autoridades que no nos representan y cuyos intereses son contrarios a los nuestros.

El caso Bolsonaro es la muestra dolorosa del momento. Los brasileños lo escogieron por motivos simplemente deplorables. La corrupción de los gobiernos de derecha, que por fin se mostró con Odebrecht, llevó hace años a la elección de Lula, el presidente obrero que más ha hecho contra la pobreza en América Latina. Su sucesora no tenía carisma, de modo que un Congreso corrupto decidió destituirla por hacer un traslado presupuestal ¡sin que nadie se robara ni un real! Entonces Lula se postuló de nuevo y punteó en las encuestas, hasta que un juez corrupto y endiosado por los medios decidió encochinarlo y lo mandó a la cárcel… por un apartamento que ni siquiera estaba escriturado a Lula o su familia.

El juez pasó a ministro de Justicia de Bolsonaro, el presidente más inverosímil que recuerdo (si no fuera por los que digo más abajo). Un chafarote en ropa de civil, ignorante, patán y mujeriego, que no cree en el cambio climático y cuyo plan de desarrollo en un país tan envainado consiste en explotar la Amazonia. Fue la señal para que los colonos duplicaran las quemas, que a este paso acabarán con el 20 % del oxígeno del mundo.

Pero a su vez Bolsonaro recibió la señal de Donald Trump, el ignorante, patán y mujeriego que no cree en el cambio climático y escogieron los gringos para que decidiera por todos nosotros. Es el retiro del Acuerdo de París y es la silla vacía en el G7 que esta semana se ocupó de los incendios. Es el desmonte descarado de las regulaciones ambientales, en el país que más contaminación produce.

Y es, ante todo, la patada de Estados Unidos al orden internacional que él mismo había creado y mantenido desde el final de la Segunda Guerra.

La política internacional de Trump se reduce a esta idea: los gringos se cansaron de que el mundo se aproveche de ellos. Por idiota que suene, esta idea convence a los perdedores de la globalización en su país, que por eso lo apoyan a rabiar. De aquí los actos y palabras que al resto del planeta le suenan incoherentes: rechazo de los foros multilaterales, negociaciones duras con cada país por separado, bravuconadas y retiradas por doquier, y no más guerras donde mueran sus votantes.

Estados Unidos vela por lo suyo, y cada quien que vele por lo suyo. De aquí la invitación de Trump a los enemigos de sus amigos para que ayuden a deshacer el orden: Rusia invitada al G7, Kim disparando sus cohetes, el príncipe saudí cometiendo asesinatos, Netanyahu bombardeando a su antojo, Boris Johnson saliéndose de Europa y Bolsonaro quemando la selva.

Es el mundo sin más orden que el interés de cada Estado, donde Rusia responde con Crimea, China con una guerra comercial o con Hong Kong, Macron posa de líder de Occidente, Italia deja ahogar a los migrantes, Polonia y Hungría se declaran racistas, Reino Unido se deshace, Alemania se detiene, Siria se desangra, Japón pelea con Corea del Sur, Puerto Rico se ahoga, Venezuela se muere, proliferan las armas nucleares, los polos se derriten y la Amazonia arde.

Nunca se había necesitado tanto la concertación internacional. Nunca se había estado tan lejos de tenerla.

*Director de la revista digital Razón Pública. https://www.elespectador.com/opinion/hernando-gomez-buendia

32.19.-Migrantes Náufragos del Mediterráneo –  MANUEL CASTELLS

Lo más repugnante es la actitud de quienes, como Matteo Salvini o Carmen Calvo, amenazan a quienes arriesgan su vida para salvar a los que nadie salva con la idea de que no tienen “permiso para rescatar”.

El Mediterráneo, cuna de nuestra civilización, se está convirtiendo en testigo aterrado de nuestra barbarie. La idea de dejar ahogarse a miles de personas desesperadas fugitivas del hambre y de la guerra porque nos molestan es simplemente una abdicación de ­hu­- ma­nidad. Ya no somos solidarios con nuestra especie, ni con nuestro planeta, ni con nadie que no nos interese ­di­rectamente.

Estamos naufragando moral y personalmente junto con los que se hunden en las aguas que separan en lugar de unir. En el 2018, 2.242 náufragos ahogados, y en el 2019, estamos llegando al millar. Y, de hecho, el 75% de los náufragos ahogados cuando intentaban llegar a España no están identificados. La prensa alemana ha publicado una lista, elaborada por una oenegé holandesa, con los 32.293 nombres que se han podido identificar como muertos en el Mediterráneo desde 1993, la mayoría en los últimos cinco años.

Pero lo más repugnante es la actitud de quienes, como Matteo Salvini o Carmen Calvo, amenazan a quienes arriesgan su vida para salvar a los que nadie salva con la idea de que no tienen “permiso para rescatar”. ¿Cabe mayor bajeza moral? ¿Hay que tener un permiso burocrático con la estampilla correspondiente para poder socorrer a quienes se están ahogando?

Que no se extrañen de que la gente esté asqueándose de todos los gobiernos, todos, que siempre encuentran pretextos para mirar a otro lado. No subestimen la indignación ciudadana que se puede producir como sancionen al Open Arms y a su armador, una iniciativa ciudadana, de Badalona concretamente, sin más recursos que los de la gente que los apoya. Ha cambiado el Gobierno español en este tema, claro que ha cambiado, con respecto a la actitud mostrada al acoger al Aquarius. La razón, dicen, es que hay que hacerlo mancomunadamente con Europa. Y como hay desacuerdos profundos, porque en el fondo nadie quiere afrontar el coste electoral del voto xenófobo, se van echando la pelota de unos a otros esperando que pase la tormenta.

Una tormenta que no amainará, porque es insostenible la situación de 1.216 millones de personas al sur del Mediterráneo, separados por un mar del área más rica del mundo. Por eso cuando no pueden más piensan en sus hijos y ­prefieren arriesgarlo todo para que algún alma caritativa los lleve a tierra ­europea donde empezar una nueva vida de trabajo y familia. Es un proceso de inmo­lación gradual para golpear lo que quede de conciencia solidaria. Muchos responden, aunque no sean los gobiernos. Y barco tras barco, salen al mar a so­correr, aun sin tener el permiso que les reclama Carmen Calvo, desafiando una legalidad injusta e insostenible. Tienen el apoyo de muchos ciudadanos que no votan a Vox ni a Salvini, aún ­somos ­mayoría.

Y una comprensión judicial allí donde quedan jueces independientes. Como el juez italiano que liberó a Carola Rackete, la capitana alemana del Sea Watch, que entró con su barco en Lampedusa y fue inmediatamente arrestada. El juez escribió en su sentencia absolutoria que Rackete “estaba haciendo su trabajo salvando vidas humanas”. Rackete anunció su inmediata vuelta al mar. Como los tripulantes del Ocean Viking, que por fin pudieron desembarcar en Malta a los cientos de personas a la deriva que habían salvado.

Claro que hay un problema de mayor envergadura y que no se puede resolver persona a persona. Es necesario un programa de desarrollo de África, financiado por Europa con controles estrictos del gasto para ir deteniendo el flujo de inmigración desesperada. Hay que combatir a las mafias del tráfico de seres humanos allí donde estén. Ahora vemos las consecuencias de la desestabilización de Libia tras acabar a bombazos con la dictadura estable de Gadafi por inte­reses geopolíticos. Y naturalmente, habría que establecer procedimientos de acogida y reparto de refugiados entre distintos países europeos, por lo menos los que estén dispuestos a ello, pero superando cuotas ridículas que son una gota de aceite en un mar embra­vecido (y que, por cierto, también está muriendo).

Y mientras las Cortes se divierten y los políticos se echan la culpa unos a otros, la gente muere y la desesperación aumenta, y con ella, la rabia que nos dará coletazos. Personalmente, sólo creo en la solidaridad persona a persona, en la acogida de familias del Sur por nuestras familias durante un tiempo hasta que se integren, tal como han estado haciendo la Comunidad de San Egidio y otras comunidades solidarias. O en el esfuerzo de municipios como los de Barcelona o València, dispuestos a acoger. Pero incluso esa generosidad tropieza con las burocracias estatales que se arrogan todos los poderes, incluidos los de vida y muerte sobre seres humanos, y no quieren que se les escape el control aunque sea a costa del sufrimiento de los ­demás.

Por cierto que, en esas condiciones, considerando este tema y muchos otros, no entiendo por qué Podemos y sus confluencias se empeñan en querer entrar en un gobierno en el que estarían atados para disentir de lo que está pasando.

Hacen falta expresiones políticas significativas, no marginales, que desde fuera del gobierno mantengan la presión de la sociedad sobre la maraña de intereses de todo tipo que siguen dominando a los partidos tradicionales, en España y en Europa. Votar la investidura a cambio de vagas promesas programáticas serviría, y mucho, para evitar nuevas elecciones que ganaría la extrema derecha con su º de izquierda, votar a Sánchez y hacer una oposición dura en lo que haya que hacer, en la calle y en el Parlamento. Sería más claro para todos. Y sólo así volvería a crecer Podemos, que no nació para ocupar ministerios, sino para cambiar la política. Pero la autodestrucción es la enfermedad congénita de la izquierda.

Manuel Castells es sociólogo, economista y profesor universitario de Sociología y de Urbanismo en la Universidad de California en Berkeley.

https://www.lavanguardia.com/opinion/20190830/4783941549/naufragos.html

http://www.sinpermiso.info/textos/naufragos 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.