*21.43.-Los duendes que se esconden tras las cifras récord de crecimiento de Irlanda  y su  revésRAFA DE MIGUEL
*«¿Todavía tenemos derecho a enojarnos con China?» – AGNES VERDIER-MOLINIÉ
*
«Bielorrusia, Siria, Ucrania… hablamos mucho con Rusia, pero a menudo en el vacío»ALAIN FRACHON

Quienes ven a Vladimir Poutine como el único recurso para las dificultades de política exterior de la UE ignoran la complejidad de negociar con un interlocutor que considera que no tiene concesiones que hacer, explica, en su columna, Alain Frachon, columnista de “Mundo”.

 Sobre un tema al menos, el clamor parisino que se eleva desde la campaña electoral, a la extrema derecha como a la extrema izquierda, a través de la vieja derecha de gobierno, hace oír el mismo estribillo. Solo hay un recurso para nuestras dificultades de política exterior: el presidente ruso Vladimir Putin. El encantamiento es magia negra o vudú porque, en la mayoría de los casos, equivale a tomar la fuente de nuestros problemas como remedio. Esto queda perfectamente ilustrado por el caso bielorruso.

18 nov 2021.- El dictador bielorruso Alexander Lukashenko, un dechado de violencia cruda, se aferra al poder por la fuerza, pacífica pero resueltamente disputada el día después de una votación en el verano de 2020. Aplasta el más mínimo gesto de desafío y, en el ejercicio, cuenta con el pleno apoyo de Rusia. No es que Putin tenga el más mínimo respeto por Lukashenko, a quien desprecia, pero su caída podría arrastrar a Bielorrusia al campo occidental.

Leer también  Lukashenko y Putin avanzan hacia la «integración» de sus dos países

Inaceptable en el universo putiniano donde la principal preocupación es reconstituir tanto como sea posible el «casi extranjero» de la era soviética: una vasta zona de seguridad en los escalones de Rusia. Allí, en este punto intermedio, un país solo tiene una soberanía limitada y, como mínimo, está excluido de cualquier acuerdo con la Unión Europea (UE).

Con esta preocupación estratégica se mezcla la hostilidad fundamental de Putin hacia la UE. No son las sanciones que la Unión pueda haber adoptado contra Rusia las que están en cuestión, aunque sí desempeñan un papel. El miedo al Kremlin es la idea misma de una entidad europea que podría surgir e imponerse en el equilibrio de poder con Moscú.

Realpolitik versus «angelicales»

Debemos partir de esta realidad: la Rusia de Putin, tiene razón, es hostil al proyecto europeo. Ella busca hacerle daño. Defendió el Brexit y apoya a los partidos eurofóbicos dentro de la UE. Trata a Bruselas con desprecio. Es posible que Rusia no haya ayudado a Lukashenko a montar el ataque híbrido contra la Unión que está librando instrumentalizando la inmigración. Pero los servicios rusos no pudieron ignorar los preparativos. Como dice el español Josep Borrell, alto representante de la UE para Asuntos Exteriores: “Lukashenko actúa como lo hace porque tiene un apoyo masivo de Rusia, aunque ella lo niegue. «

Sin embargo, «saltando en sus asientos como niños», diría Charles de Gaulle, varios candidatos presidenciales ocupan los televisores para corear este viejo mantra francés: «Rusia, Rusia, Rusia». Un diálogo profundo, o mejor aún, exclusivo con Putin resolvería muchos problemas, desde Ucrania hasta Siria, desde Bielorrusia hasta la obsolescencia de la arquitectura de seguridad en Europa, dicen. Todavía afirman encarnar la realpolitik, una fuente de soluciones, y denuncian los derechos humanos angelicales de sus oponentes, una fuente de ilusiones.

Pero la realpolitik requeriría que consideremos primero la realidad de la Rusia de Vladimir Putin y hagamos al menos dos preguntas al respecto: ¿le interesa ese diálogo? ¿Ve una negociación como un intercambio de concesiones? En este caso, los «angelicales» no son los que pensamos.

Primero, y con razón, hablamos mucho con Rusia, pero a menudo en el vacío. Los dos países mantienen un diálogo institucional, a nivel de los ministros de Defensa y Relaciones Exteriores. Estamos hablando de Siria, Georgia, Ucrania, la energía nuclear iraní, las exportaciones de gas. La sensibilidad rusa se salva: Francia y Alemania vetan la entrada de Georgia y Ucrania en la OTAN. Los dos países mantienen, nuevamente con razón, una serie de cooperación.

Un enemigo: Occidente

Pero tenemos que preguntarnos por el fracaso de todos aquellos, incluidos los franceses, que han intentado un verdadero relanzamiento de un diálogo estratégico sustancial con Putin. Barack Obama ha trabajado en eso. Sin éxito. Quizás más que cualquier otro, Emmanuel Macron lo intentó: invitación a Versalles (mayo de 2017); discurso de San Petersburgo (mayo de 2018); regreso de Moscú al Consejo de Europa (primavera de 2019); invitación a Brégançon (agosto de 2019), sin contar el número de llamadas telefónicas. Resultados? Ni la más mínima concesión rusa sobre Ucrania, sobre Siria; por el contrario, campañas anti-francesas en África, maniobras anti-UE en los Balcanes, por no hablar del asunto bielorruso. Por qué?

Leer también  Ucrania, en el centro de un diálogo de sordos entre París y Moscú

Porque el presidente Putin no está interesado. Lo que lo ocupa principalmente, lo que da forma a su percepción de los intereses de seguridad de su país, es la necesidad de restaurar el estatus de superpotencia de Rusia. Para hacer esto, necesitas un enemigo: Occidente. Vladimir Putin cultiva el tema de un Occidente sistemáticamente hostil a Rusia, a sus valores, a sus intereses, a su historia.

Aprovecha cada oportunidad para revisar «el orden de seguridad nacido de los vestigios de la Guerra Fría», dice el politólogo François Heisbourg. No quiere el status quo heredado de 1990, quiere recuperar una forma de tutela sobre su cercano extranjero, que ahora está en los pasos de la UE, explica el politólogo Nicu Popescu, del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores.

Rusia está dispuesta a discutir el control de armas nucleares de alcance intermedio con Joe Biden, no con los europeos. Con respecto a esto último, Putin renueva los objetivos de la diplomacia soviética: dividir a los europeos y, si es posible, separarlos de Estados Unidos. Por tanto, es difícil negociar con un interlocutor que no está muy interesado o que considera que no se equivoca del todo, que no amenaza a nadie y, por tanto, no tiene concesiones que hacer. Como mínimo, el margen para un posible diálogo es limitado.

https://www.lemonde.fr/idees/article/2021/11/18/bielorussie-syrie-ukraine-on-parle-a-la-russie-beaucoup-mais-souvent-dans-le-vide_6102552_3232.html

21.43.-Los duendes que se esconden tras las cifras récord de crecimiento de Irlanda  y su  revésRAFA DE MIGUEL

El enorme peso de los sectores tecnológico, farmacéutico y financiero distorsiana los datos reales de bienestar del “tigre celta

Concentración de empresas tecnológicas en el llamado ‘Silicon Docks’ de Dublín.

Un reducido número de duendes merodea cada mañana por las calles y aceras de Silicon Docks, en Dublín. La frase con que comienza esta crónica contiene dos metáforas que ayudan a explicar las espectaculares cifras de crecimiento de Irlanda, cuyo PIB aumentó en 2020 un 5,9%, mientras el de España descendía un 10,8% o el de Alemania un 4,6% —este año, sumará otro 14,6%, según las previsiones de Bruselas—.

18 nov 2021.- La primera metáfora es el término Silicon Docks, que recuerda al Silicon Valley californiano. En torno al área del Gran Canal Dock (el muelle del Gran Canal) de la capital irlandesa se concentran las sedes centrales de Facebook (ahora Meta), Google o Trip Advisor. Desde allí hacia el centro, este y sur de la ciudad, se localizan Microsoft, PayPal, Amazon o Twitter, entre muchas otras. Nueve de las diez compañías tecnológicas estadounidenses más importantes tienen su cuartel general europeo en Irlanda. Las diez farmacéuticas más potentes del mundo están allí, así como ocho de las diez principales compañías de servicios financieros.

La segunda metáfora es la de los duendes, esos seres mitológicos del folclore irlandés que, según la leyenda, los druidas celtas enviaron contra San Patricio para frustrar su empeño evangelizador. El premio Nobel de Economía Paul Krugman bautizó con el término “economía duende” (leprechaun economics) al efecto distorsionador sobre las cifras estadísticas nacionales de Irlanda (y de otros muchos refugios fiscales) que provocaban las multinacionales que habían acudido allí en busca de impuestos reducidos. Irlanda cobra un 12,5% de Impuesto de Sociedades, frente al 25% de España o Francia, el 26,5% de EE UU o el 30% de Alemania.

“¿Es Irlanda realmente el país más próspero de Europa?”, se preguntaba en febrero de este año, a través de una carta abierta, Patrick Honohan, quien fuera gobernador del Banco Central de Irlanda de 2009 a 2015. A pesar del intento de corrección que supone dar más relevancia al PNB que al PIB a la hora de medir la riqueza del país, para no contabilizar los ingentes beneficios de unas empresas que acaban yéndose al exterior —la N es de Nacional—, esas corporaciones siguen creando unas distorsiones en las cifras tan voluminosas como ellas mismas, bien a través de la depreciación de sus bienes de capital (patentes, sobre todo) o a través de los dividendos no repartidos. En ambos casos, pasan a engrosar la contabilidad irlandesa. “Irlanda es un país próspero, pero no tan próspero como a menudo se tiende a creer, por el uso inapropiado de estadísticas convencionales”, concluye Honohan.

Duendes aparte, las apuestas de determinados sectores por Irlanda han dado su fruto durante la pandemia. “La covid-19 se ha portado bien con nosotros. Los tres pilares de nuestra economía se han comportado estupendamente durante este periodo. La industria farmacéutica, es evidente, ha sido la más fuerte. La industria del software [en tiempos de teletrabajo] se ha disparado. Y la industria agroalimentaria, el motor de Irlanda durante decenas de años, también ha prosperado. La gente ha seguido comiendo”, resume Eohgan Corry, que dirige la revista sobre turismo de mayor tirada del país, Travel Extra, y conoce como nadie las fortalezas y debilidades del “tigre celta”. “A pesar de las distorsiones contables, estos sectores contribuyen como ningún otro a la riqueza del país, con los ingresos fiscales que generan y el superávit comercial que ayudan a crear”, defiende Corry.

La moneda tiene otra cara, sin embargo, no tan estimulante: son empresas que crean empleo muy cualificado, pero reducido. Apenas 7.000 personas, muchos procedentes de otros países, son esos duendes que merodean cada día por Silicon Docks. Sectores con más capacidad de crear mano de obra, como los servicios o el turismo extranjero, se han visto devastados por la pandemia.

Poca gente sabe que Aer Lingus, la aerolínea nacional histórica, resurgió de sus cenizas con una idea brillante. El Gobierno irlandés logró acordar con Washington que un reducido equipo de la US Border Patrol (Policía de Fronteras) montara sede en el aeropuerto de Dublín. De ese modo, el control migratorio de entrada a EE UU se realiza allí mismo, con lo que se puede volar directamente a cualquier aeropuerto local estadounidense, desde Minneapolis a San Luis. Con 35 millones de norteamericanos que reivindican su ascendencia irlandesa, este turismo de calidad y renta era un filón para el país. “Y ahora está en ruinas. Se ha reducido a poco más del 10%. Irlanda tiene desde julio abiertas sus puertas a todos los estadounidenses con pauta completa de vacunación, pero del Departamento de Estado sigue desaconsejando que se viaje hasta aquí”, se queja Corry.

Irlanda tiene cualidades competitivas de pequeño país que sabe que debe enseñar las garras para sobrevivir. Una población muy joven (un 33% es menor de 25 años), altamente educada gracias a una universidad muy volcada con la economía y las empresas. Unas cuentas públicas muy estables y saneadas (su deuda pública es el 58,40% del PIB, frente al 122% de España; su déficit, del 4,9% frente al 10,95% español), y un mercado laboral flexible.

“Lo que aprendí de los irlandeses es una actitud de pelea ante la dificultad. No se sientan a lamentar su suerte, sino que se preguntan de inmediato cuál va a ser su próximo proyecto”, cuenta entusiasmado Zaryab Malik. Este paquistaní de familia acomodada, que estudió en el elitista colegio británico de Eton (el mismo de Boris Johnson), se enamoró de Irlanda hace 25 años. Sus empresas de eventos sociales, Zab Events y Social Tag Me, son reclamadas por todas esas multinacionales con dinero de sobra y ganas de retener talento. Lo mismo organiza selfies 360º, con una cámara rotatoria, que imprime el nombre de la empresa cliente en la espuma del capuccino o de la cerveza Guinness. “El flujo de europeos y estadounidenses que ha llegado a Irlanda en los últimos años ha cambiado la percepción del país”, defiende Malik.

Pero también ha cambiado el juego político interno. La vivienda en Irlanda, con precios prohibitivos, fue el tema central de las últimas elecciones generales. Y la desigualdad en el reparto de riqueza es intensa. Por eso se explica el gran resultado del Sinn Féin, el partido que fuera brazo político de la organización terrorista IRA y que hoy representa un mensaje radical y social de izquierdas al que cada vez presta más atención una población a la que ya no le basta con que el país prospere. También desea que esa prosperidad llegue a todos.

https://elpais.com/economia/2021-11-19/los-duendes-que-se-esconden-tras-las-cifras-record-de-crecimiento-de-irlanda.html 

21.43.-«¿Todavía tenemos derecho a enojarnos con China?» – AGNES VERDIER-MOLINIÉ

La ensayista Agnès Verdier-Molinié considera que la tenencia de la mitad de la deuda pública francesa por parte de inversores extranjeros, y en particular de Pekín, es una cuestión de soberanía.

Tribuna. ¿Quiénes son los acreedores de Francia? La pregunta puede parecer trivial; No lo es. Hoy es casi imposible responder a esta pregunta. ¿Por qué no hay información en el Parlamento sobre este tema? ¿Por qué los ministros de Bercy, cuando se les hace la pregunta, se ponen en contacto? Los jubilados del sector público tienen derecho a saber quién paga sus pensiones. Nuestros millones de funcionarios públicos tienen derecho a saber por qué bancos centrales extranjeros pagan sus salarios.

19 nov 2021.- Los franceses creen que el Banco Central Europeo (BCE) está comprando toda la deuda emitida por Francia. Se equivocan porque, de los aproximadamente 400.000 millones de euros de deuda pública emitidos por Francia por año en 2020 y 2021, el BCE solo está recomprando alrededor de la mitad. Una gran parte nos la presta el resto del mundo.

Leer también  La deuda francesa alcanza un nuevo récord

La última cifra publicada en septiembre por Agence France Trésor es el 49,5% de la deuda pública negociable francesa en manos de no residentes. Pero según el ministro de Cuentas Públicas, en una intervención en el hemiciclo de la Asamblea Nacional el 22 de marzo, los inversores extranjeros “siguen representando el 65% de los tenedores de deuda francesa una vez este efecto óptico ligado a la política monetaria del BCE”.

Si creemos en las cifras que circulan en Bercy, en China se mantendrían entre 250 y 300.000 millones de euros de deuda francesa. ¿Esta figura se acerca a la realidad? Difícil de decir, pero eso plantea interrogantes, sabiendo que el volumen de valores en poder de no residentes ronda los 1.300 millones de euros (la mitad en la zona euro).

El arma de Beijing

Por supuesto, China también tiene más de $ 1 billón en deuda pública estadounidense (un poco menos del 4% de la deuda estadounidense antes de la crisis del Covid-19), lo que hace que algunas personas digan que esta deuda es un arma en manos de China. Negociar con los Estados Unidos. ¿Qué decir entonces de Francia? ¿Todavía tenemos derecho a enojarnos con China? Esta es una pregunta real. Incluso los países más endeudados, como Japón o Italia, tienen mucho cuidado de no internacionalizar demasiado sus deudas, con un 14% para Japón y un 30% para Italia en el último trimestre de 2020. Y Estados Unidos tiene solo el 24% de su público. Deuda mantenida fuera de sus fronteras, aún a finales de 2020.

Lea la columna de Patrick Artus: «Cuando Europa reemplace a China»

Francia navega actualmente hacia los 3.000 millones de euros de deuda pública. Estaremos en 2.950.000 millones de euros en deuda a finales de 2022. Es probable que los niveles de financiación y refinanciamiento de Francia se vuelvan más problemáticos a partir de 2023, con alrededor de 180.000 millones de euros de deuda antigua con vencimiento este año. Al mismo tiempo, el BCE debería reducir gradualmente el alcance de sus recompras de deuda pública. Frankfurt ya ha anunciado una próxima «desaceleración» en sus recompras de activos.

Dejemos de hablar solo de soberanía económica y activos estratégicos, pensando solo en las empresas y olvidándonos de los pasivos del Estado francés. La soberanía financiera de Francia está en juego. ¿Qué haremos, incluso cuando la inflación dure, cuando nos encontremos con el muro de la deuda con tasas mucho más altas y una ecuación financiera insostenible para nuestra gente, las finanzas públicas? ¿No es mejor anticiparse?

Patada de Bercy

Evidentemente, resulta tentador considerar que la altísima liquidez de la deuda francesa y su internacionalización son activos importantes para la calidad de la firma francesa. Pero este optimismo proviene de un enfoque a corto plazo. La cuestión de la «sostenibilidad» de la deuda francesa, pero también la de la soberanía de Francia, está ante nosotros. Por tanto, es ahora cuando debemos limitar la internacionalización de nuestra deuda pública.

Lea también «Una China autárquica es más peligrosa que una China globalizada»

Partiendo del adagio peligrosamente optimista que consiste en decir «tenemos los déficits de Italia y las tasas de interés de Alemania» , Francia ha dejado que sus finanzas públicas se desvíen. Nuestro Parlamento debe estar mucho más informado que sobre los tenedores de deuda francesa de instituciones e inversores extranjeros. Tiene poderes de investigación potencialmente más amplios en este ámbito que los de la Agence France Trésor o la Banque de France en lo que respecta a las organizaciones de indemnización.

Para poder responderlas con pleno conocimiento de los hechos, debe haber un debate público en la Asamblea Nacional y el Senado sobre los siguientes temas: ¿qué bancos centrales extranjeros tienen deuda francesa? ¿Cuáles son las nacionalidades de los principales tenedores de bonos públicos? En el Senado, en el proyecto de ley de modernización de la gestión de las finanzas públicas se aprobó una enmienda que pedía al gobierno comunicar a los tenedores de más del 2% de nuestra deuda el 31 de diciembre de cada año. Incluso imperfecta, la enmienda planteó un tema crucial. En lugar de mejorarlo, se acaba de eliminar por completo. Podemos sentir claramente la patada de Bercy aquí…

Lea la columna de Frédéric Lemaître: «No se descarta que eventualmente la trampa de la deuda se cierre sobre China»

Hay que decir que estamos en un sistema curioso que protege a los tenedores de pasivos (públicos y privados), pero rastrea a los tenedores de activos. Por qué no crear, en cierto modo, un “Tracfin” de la deuda pública. Bercy debe arrojar luz sobre quienes, al comprar nuestra deuda, de facto tienen parte de nuestro futuro. Se trata de finanzas públicas, pero también de soberanía y libertad geopolítica.

https://www.lemonde.fr/idees/article/2021/11/19/avons-nous-encore-le-droit-de-nous-facher-avec-la-chine_6102809_3232.html

*21.42.-El juego británico del pollo Brexit terminará mal MARTIN WOLF
*
«Un partido, sólo uno, está acusado más particularmente del bloqueo mortal del Líbano: Hezbollah»ALAIN FRACHON
*
El Reino Unido y la UE evitan el choque y dan una nueva oportunidad a la negociación sobre Irlanda del Norte  RAFA DE MIGUEL
*
«Debemos ventilar el sistema democrático francés» THOMAS PIKETTY

Ante la elección presidencial de 2022, urge introducir nuevas formas de participación ciudadana, argumenta el economista en su columna.

El patio del Palacio del Elíseo, en París, 10 de noviembre de 2021. SARABETH MANEY / AP

Crónico. A menos de cinco meses de la primera vuelta, ¿qué podemos esperar de las elecciones presidenciales previstas para el próximo mes de abril? Podemos hacer la pregunta en dos niveles: el de la encuesta de 2022 y el, más ampliamente, del lugar de las elecciones presidenciales en el sistema político francés.

13 nov 2021.- Respecto a la elección de 2022, está claro que está mal encaminada. Frente al panorama político de extrema derecha, una evolución a la que el macronismo imperante no es ajeno, se ha vuelto casi imposible debatir los principales problemas sociales y económicos que estructurarán nuestro futuro común.

Lea nuestra infografía: ¿Quiénes son los candidatos declarados y esperados para 2022?

Para ganar la batalla por la emancipación, la inteligencia y el capital humano, la cuestión central sigue siendo y sigue siendo la inversión en educación y formación. Desafortunadamente, las últimas cifras de la ley de finanzas para 2022 son claras: el gasto público por estudiante cayó un 14% en Francia entre 2008 y 2022 (- 7% desde 2017). Es un derroche monumental para el país y para su juventud. Es urgente que los candidatos se comprometan con objetivos específicos que permitan a las universidades contar finalmente con los mismos medios que los cursos selectivos y desarrollar los cursos multidisciplinares y los niveles de supervisión que necesitan los estudiantes.

Leer también Programas electorales: las estrategias de geometría variable de los candidatos presidenciales

Para afrontar el desafío climático, sabemos que será necesario distribuir mejor los esfuerzos y hacer una fuerte contribución a los más pudientes. Eximir a las mayores fortunas de todos los impuestos a pesar de que se han triplicado en volumen en Francia durante diez años es la estupidez económica y la ceguera ideológica. Este abandono de cualquier ambición en términos de soberanía fiscal y justicia social agrava el separatismo de los más ricos y aviva la carrera precipitada hacia la soberanía y la identidad.

La primacía de las desigualdades

Pero hagamos lo que hagamos para ignorar la primacía de lo social y las desigualdades, la realidad volverá al galope. En Francia, el 50% más pobre tiene una huella de carbono de apenas 5 toneladas per cápita, frente a 25 toneladas para el 10% más rico y 79 toneladas para el 1% más rico. Las soluciones que consisten en ratificar a todos al mismo tipo, como el impuesto al carbono al inicio del quinquenio, no tienen mucho sentido y nunca pueden aceptarse.

Podríamos multiplicar los temas: hay que repensar la tributación local para que los municipios más pobres y sus habitantes tengan las mismas oportunidades que los demás; el sistema de pensiones debe ser universal y justo, con énfasis en las pensiones pequeñas y medianas; debe aplicarse un nuevo reparto de poder entre empleados y accionistas en el gobierno corporativo; la lucha contra la discriminación debe convertirse en una prioridad asumida y mensurable.

Lea la columna de Françoise Fressoz: «La paradoja es que los buenos resultados económicos no han levantado en modo alguno el flagelo de la desconfianza que pesa sobre Francia»

Los solicitantes también deben decir si se conformarán con la tasa minimalista del 15% para las multinacionales o si se comprometen a subir esta tasa unilateralmente al 25%, como recomienda el Observatorio Fiscal Europeo, y a compartir los ingresos con los países del Sur, duro. Golpeado por el calentamiento global y el subdesarrollo.

Más allá de estas necesarias decisiones unilaterales, es urgente proponer a nuestros socios europeos la creación de una Asamblea transnacional que permita tomar medidas sociales, fiscales, presupuestarias y medioambientales comunes por mayoría. Probablemente, esto solo se pueda hacer inicialmente con unos pocos países. La cuestión no es menos crucial: los laboriosos debates sobre el plan de recuperación han puesto de manifiesto los límites de la unanimidad a los 27, y no podremos depender para siempre de la acción única del Banco Central Europeo, cuyo control democrático y parlamentario también debe ser fortalecido .

Debilidad del debate

Todos estos debates se llevarán a cabo en parte, pero son en gran parte inaudibles por el desmoronamiento de los candidatos de la izquierda. Es espantoso que los responsables no comprendan que lo que los une es mucho más importante que lo que los separa. Si queremos salvar la elección presidencial, es urgente que los distintos candidatos de izquierda se reúnan para debatir sus puntos en común y sus diferencias, y que sean arbitrados por los votantes antes de enero.

Leer también Elecciones presidenciales 2022: fragmentada, la izquierda queda relegada a un segundo plano

La debilidad del debate actual también muestra, una vez más, las fechorías del presidencialismo francés. Ciertamente no volveremos a la elección indirecta del presidente, y la proporcionalidad total tampoco es una panacea. Más allá del necesario fortalecimiento de los derechos del Parlamento y la inversión del calendario electoral, el sistema democrático francés debe ventilarse introduciendo nuevas formas de participación ciudadana, en particular con el referéndum de iniciativa popular. El número de signatarios fijado por la revisión constitucional de 2008 es absurdamente alto y solo una nueva revisión podría desbloquear la situación. El debate presidencial de 2022 podría ser una oportunidad para avanzar en este punto. Con la condición de integrar también el tema clave del financiamiento de campañas políticas que,

Investigación: En la opaca fábrica de las urnas

Se han hecho propuestas para reducir drásticamente el peso de las donaciones privadas y establecer vales para la igualdad democrática. Han comenzado a ser adoptados por candidatos y parlamentarios, y nada impide su adopción incluso antes de las próximas fechas límite, lo que podría ayudar a restablecer la fe en la política. La lección general es clara: para salvar las elecciones presidenciales, es también y sobre todo que los ciudadanos y los funcionarios electos de todo tipo se movilicen para superar el presidencialismo.

https://www.lemonde.fr/idees/article/2021/11/13/thomas-piketty-il-faut-aerer-le-systeme-democratique-francais_6101914_3232.html

21.42.-El juego británico del pollo Brexit terminará mal MARTIN WOLF

Al amenazar con repudiar su acuerdo con la UE, el Reino Unido está socavando su credibilidad como socio confiable.

© James Ferguson

Boris Johnson ganó las elecciones generales de 2019 con la promesa de que haría el Brexit. Pero no se ha hecho. En lugar de estabilizarse, las relaciones posteriores al divorcio están empeorando. No es sorprendente que estén más tensos cuando las responsabilidades siguen siendo compartidas.

5 nov 2021.- La pesca es uno de esos puntos de discordia. Pero el más peligroso con diferencia es Irlanda del Norte. En octubre de 2019, Johnson declaró que había alcanzado un «gran acuerdo nuevo». Ahora le gustaría romperlo. Eso es característico, por desgracia. Pero es peligroso no solo para el Reino Unido, sino también para la UE y el oeste más amplio.

En cierto sentido, el Brexit nunca podría haberse «hecho» a estas alturas. La terminación de un matrimonio transforma las perspectivas de los socios en el futuro. En igualdad de condiciones, el socio económicamente más dependiente también sufrirá más.

En su Panorama Económico y Fiscal del mes pasado, la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria concluyó que “desde entonces. . . En noviembre de 2016, nuestras previsiones han supuesto que las importaciones y exportaciones totales del Reino Unido eventualmente serán un 15% más bajas que si nos hubiéramos quedado en la UE. Esta reducción en la intensidad del comercio impulsa la reducción del 4% en la productividad potencial a largo plazo que asumimos que eventualmente resultará de nuestra salida de la UE «. Para poner esto en contexto, esto es el doble de los costos estimados a largo plazo de Covid y, en valor actual, es de £ 80 mil millones al año.

Hasta ahora, los resultados se acercan a los pronósticos anteriores. El comercio del Reino Unido con la UE se está reduciendo en relación con lo que hubiera sucedido de otro modo. Esto no será compensado por otros intercambios. Eso impondrá costos a perpetuidad. (Ver gráficos).

Sin embargo, podría ser mucho peor incluso que esto. Supongamos que los comerciantes e inversores, tanto nacionales como extranjeros, llegaran a la conclusión de que no podían confiar en el marco negociado para las relaciones entre el Reino Unido y sus socios económicos más importantes. Supongamos, peor aún, que se destruya la credibilidad del gobierno del Reino Unido como socio. Entonces, las pérdidas para el Reino Unido podrían superar sustancialmente las indicadas por el OBR. También irían mucho más allá de los costos meramente económicos.

¿Qué tan realistas son esos miedos? En una transmisión durante el fin de semana, Simon Coveney, el ministro de Relaciones Exteriores de Irlanda, sugirió que la UE podría repudiar su acuerdo comercial posterior al Brexit si el gobierno británico cumplía con su amenaza de suspender partes del acuerdo sobre Irlanda del Norte. Advirtió que el Reino Unido estaba presionando por un acuerdo que sabía que no podría conseguir. De hecho, el Reino Unido está presionando por un cambio radical. En un discurso combativo en octubre, el gallo gallo de Johnson, Lord David Frost, argumentó: “Que la UE diga ahora que el protocolo, redactado con extrema prisa en un momento de gran incertidumbre, nunca podrá mejorarse, cuando sea así evidentemente causando problemas tan importantes, sería un error histórico «.

Este es el lenguaje del repudio. Particularmente sorprendente es la implicación de que este protocolo – conscientemente y, uno debe asumir, conscientemente acordado por el mismo Johnson hace dos años – era de alguna manera «incierto» y redactado con «extrema prisa». De hecho, sus consecuencias eran bastante previsibles. Es por eso que Theresa May, su predecesora, rechazó la idea de dividir Irlanda del Norte del resto del Reino Unido de esta manera. Si Johnson no entendía lo que estaba firmando, era un incompetente. Si lo hizo, pero no tenía la intención de cumplir con el trato que firmó, fue deshonesto.

Esto no quiere decir que la administración de este protocolo no pueda mejorarse. La Comisión Europea ha hecho propuestas importantes al respecto. Pero la insistencia del Reino Unido en poder desviarse de las normas de la UE en productos alimenticios seguramente crearía problemas en su comercio con Irlanda del Norte. Lo hizo debidamente.

Ahora, en busca de un cambio radical en el acuerdo que firmó a sabiendas, el gobierno del Reino Unido propone tomar medidas de «salvaguardia». Tales medidas están permitidas por el artículo 16 del protocolo. Pero, explica este último, tales “medidas se limitarán en cuanto a su alcance y duración a lo estrictamente necesario para remediar la situación”. El deseo del Reino Unido de eliminar el papel del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas en la resolución de la legislación de la UE que rige el mercado único está lejos de ser «estrictamente necesario». Además, la UE tendría derecho a tomar sus propias medidas de reequilibrio en respuesta a una acción de este tipo por parte del Reino Unido. Nadie sabe dónde terminaría tal ciclo de represalias entre estos vecinos.

La visión optimista es que este “juego de la gallina” terminará, como ha hecho antes, con un acuerdo remendado: la UE cederá un poco y el Reino Unido no conseguirá todo lo que quiere. Sin embargo, existen dificultades obvias con esta perspectiva alegre. La primera es que los interminables intentos de renegociar la parte más polémica de la retirada han agriado las relaciones y, lo que es peor, seguirán haciéndolo: después de todo, Irlanda, Irlanda del Norte, la UE y el Reino Unido no se van. La segunda es que tal manipulación socava fatalmente la confianza en sus compromisos que cualquier gobierno necesita. El Reino Unido ya no puede esperar salirse con la suya con una reputación de «Albion pérfido». La última es que el juego del pollo podría terminar en un choque del tipo sugerido por Coveney. Quizás eso no suceda esta vez. Pero parece cada vez más que el gobierno del Reino Unido seguirá así hasta que la UE se doble por completo o se produzca el colapso. A la larga, esto último parece mucho más probable.

Entonces, ¿qué sucede si las partes centrales de los acuerdos entre el Reino Unido y la UE colapsan? Sin duda, los efectos económicos serían perjudiciales. Pero mucho peor sería la ruptura de la confianza entre las principales democracias y los vecinos eternos en un momento de enormes desafíos para esos países. Estos son riesgos que nadie en su sano juicio se atrevería a correr. Este peligroso «juego» debe terminar. Tenemos que seguir adelante.

https://www.ft.com/content/5aed7bce-d26b-471f-9789-1e345da4cec2

21.42.-«Un partido, sólo uno, está acusado más particularmente del bloqueo mortal del Líbano: Hezbollah»ALAIN FRACHON

Un actor clave en la vida política libanesa, el partido fundamentalista chií, herramienta de la preponderancia que ejerce Teherán en Beirut, está al frente de la cadena de responsabilidades que se sospecha en la explosión del 4 de agosto de 2020 y en la desintegración del país, explica. Alain Frachon, columnista de “Le Monde”, en su columna.

Crónico. ¿Hace ruido, un país que se derrumba? No, no tanto. Día tras día, el Líbano se hunde en la impotencia política y la miseria económica. En silencio. Incluso durante sus guerras (1975-1990), Líbano nunca alcanzó el grado de indigencia que lo afecta hoy. «Nos estamos hundiendo», dijo un viejo amigo de Beirut.

La opinión libanesa culpa a toda la clase dominante. Denuncia un sistema político corrupto e incompetente. Denuncia la perversión de un confesionalismo institucional que genera mecenazgo y corrupción. La tragedia del Líbano, y de sus cuatro millones y medio de habitantes, es que los complejos desarrollos regionales en curso también pesan sobre su situación.

La explosión en el puerto de Beirut el 4 de agosto de 2020, 220 muertos, 5.500 heridos de gravedad, destrucción masiva, afectó a un país que ya se encontraba en mal estado. Una crisis política, económica y social preexistente es, ese día, trompo. Lógica serie negra, un país que era una nación de pequeña clase media y unas cuantas grandes fortunas, hoy está carcomido, minado, sumergido por una pobreza desenfrenada.

Lea el informe: «Reparamos las casas pero no reparamos a la gente»

En menos de dos años, dice el Fondo Monetario Internacional (FMI), el producto interno bruto ha caído un 40%. La libra libanesa ha perdido el 80% de su valor. Desempleo, escasez, sistemas de salud y educación dañados, juventud desesperada: el Líbano está pagando caro. Si toda una élite, aferrada al statu quo, rechaza las reformas que abrirían la puerta a una ayuda internacional generosa, un partido, solo uno, es acusado más particularmente de este bloqueo mortal: el partido fundamentalista chií de Hezbolá.

A la defensiva

Fundado por la República Islámica de Irán en 1982, el Partido de Dios es un actor clave en la vida política libanesa. Tiene sus raíces en una comunidad chií que representa un tercio de la población y que es al menos tan numerosa como el otro componente musulmán del país, los sunitas, siendo el último tercio cristiano. Pero Hezbollah, con una milicia experimentada y más fuerte que el ejército nacional, es también, e incluso principalmente, el instrumento de la política iraní en el Líbano . Es la herramienta de preponderancia que ejerce Teherán en Beirut. Como tal, este partido-milicia, Estado dentro del Estado, financiado y armado por Irán, defiende un statu quo político que lo beneficia maravillosamente.

Su control sobre las actividades del puerto lo coloca a la vanguardia de la cadena de responsabilidades que se sospecha en la explosión del 4 de agosto. De manera amenazadora, armado con su ejército privado, Hezbollah está haciendo campaña, junto con la mayoría de las otras partes, para echar a pique la investigación sobre la tragedia del puerto. Pero hay en camino un «pequeño juez», solo contra todos. Impecablemente profesional, el magistrado Tarek Bitar desempeña este papel con garbo y asume todos los riesgos.

Leer también  Tarek Bitar, el juez modelo que inquieta a los caciques libaneses

Hezbollah está a la defensiva. Hoy más escasamente dotado, porque su padrino iraní está sancionado, redistribuye menos entre sus clientes. Un número creciente de valientes voces chiítas critican su comportamiento dominante.

La situación regional tampoco le favorece. Como las milicias chiítas en Irak, el régimen de Bashar Al-Assad en Siria, por el que luchó activamente, Hezbollah está al servicio de Irán en el enfrentamiento entre ese país y Arabia Saudita. El partido libanés depende de la evolución del equilibrio de poder entre Riad y Teherán, que compiten por el «liderazgo» regional. Al culpar a las autoridades libanesas de permanecer demasiado neutrales frente a la «hegemonía de Hezbollah» en Beirut, los saudíes están boicoteando al Líbano.

Leer también   Líbano debilitado por la escalada de tensiones con las monarquías del Golfo

El frente iraní-saudí está cambiando. En Irak, las milicias chiítas pro iraníes, agrupadas en la formación Al-Fatah, sufrieron una aplastante derrota en las elecciones legislativas del 10 de octubre . El gobierno de Bagdad está tratando de liberarse de la tutela del hermano mayor chií iraní.

Actuación diplomática rusa                            

En Siria, el régimen de Bashar Al-Assad es llevado a la cercanía por Irán y sus aliados de Hezbollah, por un lado, y por Rusia por otro lado, mientras que un tercio del país está ocupado por Turquía. Pero, en territorio sirio, los iraníes y militantes de Hezbolá están amargamente sometidos a las políticas de su «aliado» y «amigo» ruso. Es bastante simple: con la luz verde implícita de Moscú, Israel es libre de bombardear regularmente las posiciones de Irán y Hezbolá en Siria cuando se acercan demasiado a la frontera con Israel. Este entendimiento entre Israel y Rusia debería continuar con Naftali Bennett, el nuevo primer ministro israelí .

Desempeño diplomático ruso admirable. Vladimir Poutine es en Siria el socio de Irán, este país que llama todos los días a la lucha final contra la «entidad sionista». Pero Vladimir Poutine, que recibió a Bennett durante cinco horas, el 22 de octubre en Sochi, acoge con satisfacción “los lazos únicos y la relación de confianza” que existe entre Rusia e Israel. El israelí, líder de un partido de ultraderecha en Jerusalén, agradeció al ruso, «un verdadero amigo del pueblo judío», y aceptó la invitación de Putin para pasar un fin de semana con él en San Petersburgo próximamente…

No está terminado. Para contrarrestar a la República Islámica, siempre, los países árabes retoman con cautela el contacto con el enemigo de ayer, Bashar Al-Assad. Finalmente, preparándose para el futuro, los «servicios» sauditas han iniciado un diálogo con sus homólogos iraníes. Se entenderá que el destino de Hezbollah se decide lejos del sur de Beirut y la llanura de Bekaa, sus dos bastiones libaneses. El movimiento apuesta por el éxito del establecimiento de la República Islámica en suelo árabe: en el Líbano, Siria, Irak. Pero Irán probablemente no tenga los medios para esta ambición.

https://www.lemonde.fr/idees/article/2021/11/04/un-parti-un-seul-est-plus-particulierement-accuse-du-blocage-mortifere-du-liban-le-hezbollah_6100867_3232.html 

21.42.-El Reino Unido y la UE evitan el choque y dan una nueva oportunidad a la negociación sobre Irlanda del Norte  RAFA DE MIGUEL

Bruselas aprecia “el cambio de tono” del Gobierno británico y pide que la negociación se centre en soluciones prácticas

El primer ministro británico, Boris Johnson, llega a un centro de vacunación de la covid en Sidcup (sureste de Londres), este viernes. HENRY NICHOLLS (DPA)

Boris Johnson lo ha vuelto a hacer. Después de llevar al borde del precipicio las negociaciones con la UE respecto a Irlanda del Norte, hasta el punto de convertir en algo muy tangible la amenaza de una guerra comercial entre los dos bloques, ha dado un paso atrás y mostrado una aparente buena fe para dialogar.

12 nov 2021.- “Reconozco y doy la bienvenida al cambio de tono que he escuchado hoy en David Frost [el negociador británico con la Unión]”, ha anunciado este viernes Maros Sefcovic, vicepresidente de la Comisión Europea y principal representante en las conversaciones por parte de Bruselas.

Sefcovic acudía a Londres con la intención de dar un puñetazo en la mesa si no observaba ningún mensaje de acercamiento por parte del negociador británico. En las últimas semanas, Downing Street ha insistido en que cada vez estaba más cerca la posibilidad de invocar el artículo 16 del Protocolo de Irlanda e Irlanda del Norte, y suspender así unilateralmente gran parte de un tratado que fue crucial para sacar adelante el Brexit y preservar la paz y estabilidad alcanzada en Irlanda del Norte con el Acuerdo de paz de Viernes Santo de 1998.

La clara advertencia por parte de Bruselas de que si Londres daba un paso tan drástico se pondría en riesgo el acuerdo comercial alcanzado a finales de 2020 entre el Reino Unido y la UE cumplió su cometido. Downing Street ha rebajado su tono y ha mostrado su disposición a volver a negociar con buena voluntad. “Confío en que prevalezcan las soluciones prácticas frente a cualquier nuevo intento de cálculo político”, ha advertido Sefcovic.

Frost ha asegurado: “Como ya dije el 10 de noviembre ante la Cámara de los Lores, la prioridad del Reino Unido es encontrar una solución de consenso, aunque las salvaguardas contempladas en el artículo 16 del protocolo sigan siendo una solución legítima”. También insiste en la necesidad de acelerar e intensificar las negociaciones, que se reanudarán la semana que viene.

Sefcovic y Frost volverán a reunirse el próximo viernes. El negociador comunitario ha propuesto que los próximos días se centren en lograr avances respecto a la exportación de medicamentos genéricos desde Gran Bretaña a Irlanda del Norte, uno de los puntos en los que más fricción había provocado el protocolo norirlandés. “Una solución en este asunto puede servir de modelo para los otros temas pendientes”, ha dicho Sefcovic.

Repliegue de Johnson

Gran parte del repliegue de Johnson se atribuye a la intensa labor diplomática y de presión sobre la opinión pública del Gobierno de Dublín. Irlanda veía con inmensa preocupación el ascenso gradual de la tensión entre el Reino Unido y la UE por un doble motivo: el peligro de una mayor inestabilidad y violencia en Irlanda del Norte, que pondría en serio riesgo la paz alcanzada en 1998 con el Acuerdo de Viernes Santo, y las graves consecuencias económicas de una posible guerra comercial, justo cuando el mundo se esfuerza en remontar económicamente después de la pandemia. El secretario de Estado irlandés para Asuntos Europeos, Thomas Byrne, ha advertido este viernes en BBC 4: “Hay un serio peligro, como no habíamos visto en los últimos 25 años, de que Irlanda del Norte se sumerja en una fase de inestabilidad”. “Ha llegado el momento de que el Reino Unido abandone [en la mesa de negociaciones] el planteamiento de tipo duro”, ha exigido.

El Gobierno irlandés no fue solamente el primero en advertir a Londres de que una suspensión unilateral del protocolo de Irlanda acarrearía un grave riesgo para el acuerdo comercial alcanzado con la UE a finales de 2020 —lo que desató las alarmas en Downing Street y contribuyó en gran parte al repliegue negociador—, sino que ha introducido en el juego desplegado entre bambalinas a un actor diplomático poderoso. Este jueves, el ministro de Exteriores irlandés, Simon Coveney, anunciaba que había informado de la gravedad de la situación a la Administración estadounidense de Joe Biden. “Tuve oportunidad de hablar esta semana con uno de sus más altos asesores, así como con congresistas estadounidenses reunidos en la COP26 [Cumbre de Glasgow del Cambio Climático]”, hacía público Coveney. “Entre todos hemos de concentrarnos en alentar el progreso de las negociaciones”, decía.

Mano a mano con Dublín, la UE también incrementaba la presión. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se reunía el miércoles en la Casa Blanca con Biden y anunciaba poco después la sintonía del presidente estadounidense con la UE respecto a Irlanda del Norte: “Creo que el presidente Biden y yo compartimos lo importante que es para la paz y estabilidad de la isla de Irlanda que se preserve el contenido del acuerdo de retirada y mantengamos el protocolo [de Irlanda del Norte, anejo al acuerdo]”, aseguraba Von der Leyen a la salida de la reunión. La Casa Blanca refrendaba más tarde en un comunicado ese interés mutuo.

Una vez más, o eso parece, Johnson ha vuelto a dar un paso atrás cuando estaba ya al borde del precipicio. La idea de que le estallara en las manos un nuevo conflicto con Bruselas, justo cuando intenta salvar las negociaciones internacionales y presentar al mundo la cumbre de Glasgow como el primer éxito diplomático en la era pos-Brexit de la “Gran Bretaña Global”, era absolutamente contraproducente. Y la amenaza de abrir un nuevo y prolongado periodo de incertidumbre, que se prolongaría durante un año y recuperaría la espada de Damocles de un Brexit duro, justo cuando el Reino Unido intenta recuperar su tracción económica, ha asustado a los estrategas de Downing Street.

Los partidos republicanos, así como los moderados, de Irlanda del Norte, junto con la mayoría de empresarios y de asociaciones económicas, quieren una solución práctica a las fricciones y burocracias inesperadas que ha provocado el protocolo de Irlanda. Por eso acogieron con optimismo la propuesta presentada por Bruselas en octubre, que reducía hasta en un 80% los controles aduaneros, y proponía una declaración única de bienes, por ejemplo, para el transporte de mercancías desde Gran Bretaña a las grandes cadenas británicas de supermercados establecidas en Irlanda del Norte.

Sigue habiendo problemas, señalados por los negociadores del Gobierno inglés, pero se trata de cuestiones técnicas que pueden abordarse en el caso de que exista una voluntad clara de negociar. Era la cerrazón, con explicaciones claramente ideológicas, de Downing Street y David Frost en exigir la desaparición completa del papel del Tribunal de Justicia de la UE la que a punto ha estado, nuevamente, de hacer descarrilar las negociaciones. En las próximas semanas, la UE podrá comprobar si la marcha atrás de Londres es una nueva táctica para ganar tiempo y tomar impulso o si se trata de un esfuerzo honesto por salvaguardar el protocolo de Irlanda, la parte más delicada de una negociación del Brexit que tardó años en cerrarse.

https://elpais.com/internacional/2021-11-12/el-reino-unido-y-la-ue-evitan-el-choque-y-dan-una-nueva-oportunidad-a-la-negociacion-sobre-irlanda-del-norte.html

 *21.41.-Reino Unido: un grupo de diputados conservadores se rebela frente al doble rasero ético de Boris JohnsonRAFA DE MIGUEL
*Estos son los mejores planes de pensiones en España los últimos 5 años: rentabilidades anualizadas de hasta el 20%MARC FORTUÑO
*
«Francia en la conmoción del mundo»: Emmanuel Macron, discursos y realidadALAIN FRACHON

En su libro, el exdiplomático Michel Duclos analiza la actuación del Jefe de Estado en un escenario internacional donde se está rediseñando el equilibrio de poder entre países.

Entregado. En política exterior, Francia tiene opinión sobre todo. Antes de poder cambiarlos, en un sentido favorable a nuestros intereses y nuestros valores, tenemos que «decir» cosas, pensamos en París. Es una tradición que solo compartimos en Europa con los británicos. Emmanuel Macron es parte de esta forma francesa de ver el mundo y tratar de actuar en consecuencia.

4 nov 2021.- El presidente multiplicó los “grandes discursos” y las conversaciones-ríos. Ha descrito, a menudo con precisión, la escena internacional tal como es en el primer cuarto de siglo. Comentó los rasgos más destacados: el aumento de la fuerza de China, la relativa retirada de Estados Unidos de los asuntos europeos y de Oriente Medio, el agotamiento de la seducción ejercida por el modelo democrático, el surgimiento de nuevas potencias medias.

Leer también  La diplomacia francesa y los límites de un ejercicio solitario

También han cambiado los componentes del poder, lo que, más hoy que ayer, hace obsoletos los métodos tradicionales de ejercicio de la soberanía y defensa de los intereses nacionales de un país del tamaño de Francia. En el escenario internacional, Francia cuenta, más de lo que solemos pensar, menos de lo que pensamos en París.

Intente una y otra vez

Pluma elegante y erudición de peso, Michel Duclos relata estos momentos de la presidencia de Macron cuando el hombre del Palacio del Elíseo confrontó sus discursos, voluntariamente líricos, con la realidad. En el Líbano como en Libia o en el Sahel, en el Indo-Pacífico como para reactivar el acuerdo nuclear iraní, con Donald Trump como con Vladimir Poutin, el presidente Macron ha «intentado» cambiar las cosas. Sin mucho éxito aparente.

Leer también  La campaña rusa de Emmanuel Macron: regreso a la apuesta diplomática más incierta del quinquenio

¿Debería no decir nada, no hacer nada, no intentar nada? No, sin duda. ¿Porque la diplomacia lo intenta, una y otra vez, incluso si significa mantener esta impresión de arrogancia que Francia da a menudo en el exterior, la de una antigua “gran nación” mal recuperada de su degradación?

Fue a fuerza de «intentarlo» que Emmanuel Macron movió la Alemania de Angela Merkel, el resultado más sustancial de su acción diplomática. No es solo el voto de la Unión Europea (UE) de un plan de recuperación post-Covid-19 de 750 mil millones de euros. El profesor-formador Macron espera haber movido las líneas sobre la imperiosa necesidad de que la UE adquiera un mínimo de independencia tecnológica (política industrial) y militar (el contorno eterno de una política de defensa europea), todo bajo el nombre de “autonomía estratégica”. ”. Sin estos elementos, no «contamos».

Leer también La autonomía estratégica de la UE, «una excelente noticia» para Estados Unidos, según Emmanuel Macron

«Si tuviéramos que aprender una sola lección» de estos años de Macron, dice el ex diplomático Michel Duclos, hoy en el Instituto Montaigne, «sería la siguiente: en el mundo de hoy, Francia sólo excepcionalmente tiene los medios para actuar sola».

«Francia en la convulsión del mundo», de Michel Duclos, L’Observatoire, 302 páginas, 22 euros.

https://www.lemonde.fr/idees/article/2021/11/04/la-france-dans-le-bouleversement-du-monde-emmanuel-macron-les-discours-et-la-realite_6100884_3232.html

 

21.41.-Reino Unido: un grupo de diputados conservadores se rebela frente al doble rasero ético de Boris JohnsonRAFA DE MIGUEL

El Gobierno británico forzó una votación para anular la sanción por corrupción del parlamentario Owen Paterson, que ha acabado renunciando a su escaño

Boris Johnson defiende este miércoles en la Cámara de los Comunes la enmienda para retirar la condena de corrupción al diputado conservador Owen Paterson. JESSICA TAYLOR (AFP)

Boris Johnson puso a prueba este miércoles las tragaderas de su grupo parlamentario con una votación destinada a salvar el cuello de su amigo, el diputado conservador Owen Paterson. A pesar de disponer de 80 votos más que la oposición, el Gobierno sacó por los pelos una enmienda (250 frente a 232) para suspender la condena de Paterson por prácticas corruptas y cambiar las reglas de funcionamiento del Comité de Ética de la Cámara de los Comunes.

4 nov 2021.- La presión de las últimas horas de la opinión pública y de los propios miembros del Partido Conservador, incapaces de defender ante los ciudadanos una decisión escandalosa, ha forzado que Downing Street haya vuelto a dar uno de sus ya cada vez más habituales bandazos. El diputado de la discordia renunciaba a su escaño durante la tarde del jueves para “seguir trabajando como servidor público, pero lejos del cruel mundo de la política”.

El organismo de vigilancia del comportamiento de los parlamentarios había concluido que el político conservador incurrió en un “indignante caso de cobro por la defensa de intereses privados”, al prestar servicio de asesoramiento e impulsar ante el Gobierno y el Parlamento los negocios de dos empresas, los laboratorios Randox y Lynn’s Country Foods. Llegó a cobrar anualmente de ambas hasta 120.000 euros. “Utilizó su posición privilegiada como miembro de la Cámara de los Comunes para asegurar beneficios a dos compañías que le habían contratado como asesor (…) Ha traído desprestigio a este Parlamento”, concluía el comité en su demoledor informe.

La propuesta de sanción suponía un mes de suspensión de empleo y sueldo y la posibilidad de abrir un proceso electoral local en la circunscripción de Paterson para que los votantes decidieran si deseaban reemplazarle. El contrataque del Gobierno de Johnson, que ha demostrado ya en más de una ocasión que no tiene reparos en cambiar las reglas del juego cuando van en su contra, fue presentar una enmienda parlamentaria para reformar por completo las normas de funcionamiento del Comité de Ética y dejar en suspenso la condena de Paterson. Con un doble argumento, jurídico y compasivo. Aseguraba Downing Street que el comité no había concedido al investigado la posibilidad de recurso que la justicia ordinaria sí ofrece. Y recordaba además que la mujer de Paterson, Rose Paterson, de 63 años, se suicidó el pasado mes de junio, en medio de las pesquisas parlamentarias. “Perdí a mi adorada esposa, con la que llevaba casado 40 años, y esta investigación fue un factor fundamental en ese desenlace”, ha dicho el diputado en su respuesta escrita al comité.

La enmienda impulsada por el Gobierno de Johnson había escandalizado a los partidos de la oposición, pero lo que es más importante, había colocado en una situación muy embarazosa a decenas de diputados de su partido. Al torcer la ley para salvar a uno de los suyos, muchos han recordado el infame escándalo de mediados de los noventa, el llamado cash for questions (dinero a cambio de preguntas). El diario The Guardian reveló entonces cómo varios diputados conservadores introducían preguntas en la sesión de control parlamentaria, a 2.000 libras esterlinas (unos 2.350 euros) la pregunta, para impulsar los intereses del empresario egipcio Mohamed Al-Fayed, propietario de los grandes almacenes Harrods. “Ayer [por la votación del miércoles] nos olvidamos de a quién servimos, que no son otros que los ciudadanos. El modo en que hemos cerrado este asunto transmite la sensación de que solo nos preocupamos por proteger a los nuestros”, ha denunciado el diputado conservador Tobias Ellwood, uno más de las decenas de tories que se abstuvo o votó en contra de la enmienda del Ejecutivo. “Fue sin duda un mal día para el Gobierno conservador y para el Parlamento”, ha concluido Ellwood.

La oposición laborista ya ha anunciado su intención de boicotear la comisión parlamentaria que debe reescribir las reglas de control ético de los diputados. “Estoy harto de que la gente dé rodeos y no llame a todo esto con su nombre correcto: corrupción”, ha denunciado el líder de la oposición, Keir Starmer. “Paterson estaba recibiendo dinero de una compañía privada para introducir cuestiones parlamentarias en su nombre. Debe irse, no merece ser diputado”. Randox es, entre otras actividades, una de las empresas que más dinero está ganando con los test obligatorios que deben hacerse los viajeros que entran en el Reino Unido al segundo día de su llegada, a pesar de que dispongan de la pauta completa de vacunación.

Paterson se resistía a mostrar  la menor señal de arrepentimiento por su conducta. Había dicho que volvería a hacerlo sin ningún reparo y había dado públicamente las gracias a Johnson por su apoyo.

El Gobierno conservador ha intentado incluso rematar su tarea con la exigencia de dimisión de Kathryn Stone, la comisionada independiente del Parlamento para la investigación de los comportamientos éticos de los diputados. Es un puesto que se prolonga durante cinco años, creado precisamente a raíz del escándalo de mediados de los noventa. Los conservadores acusan a Stone de llevar a cabo investigaciones “poco profesionales”. Pero a nadie se le escapa que su siguiente investigación pendiente es la de la costosa decoración del apartamento privado de Downing Street que encargaron Johnson y su esposa, Carrie, y que se financió con decenas de miles de euros procedentes de donaciones privadas al Partido Conservador.

En las últimas horas, el equipo de Johnson ha intentado recomponer un asunto que ha provocado entre las propias filas conservadoras un incendio mayor del previsto. El euroescéptico Jacob Rees-Mogg, a quién el primer ministro premió su apoyo con el puesto de Líder de la Cámara de los Comunes (un puesto similar al español de Secretario General de Relaciones con las Cortes, pero con rango de ministro), justificaba el miércoles la enmienda con su cinismo habitual: “A veces, para hacer el bien, es necesario aguantar un poco de deshonra”. Horas después, sin embargo, ha constatado que la deshonra era más profunda y duradera de lo previsto, y ha comenzado a lanzar señales de conciliación, para que se desvincule el caso de Paterson de la revisión de las reglas de ética, y Gobierno y oposición puedan trabajar en un esfuerzo bipartidista que otorgue legitimidad a esa revisión. La conclusión de sus palabras es que Downing Street se retractaba de su maniobra y mantenía la sanción impuesta a Paterson.  Le dejaba solo, a cambio de salvar la vapuleada imagen del primer ministro.

https://elpais.com/internacional/2021-11-04/un-grupo-de-diputados-conservadores-se-rebela-frente-al-doble-rasero-etico-de-johnson.html

21.41.-Estos son los mejores planes de pensiones en España los últimos 5 años: rentabilidades anualizadas de hasta el 20% MARC FORTUÑO

Una de las mejores alternativas que tenemos para prepararnos para nuestra jubilación es las aportaciones periódicas a los planes de pensiones. En primer lugar, obtenemos una ventaja fiscal y, en segundo lugar, somos capaces de aprovecharnos, con ahorros temprano, del interés compuesto a largo plazo.

4 nov 2021.- Entre los diferentes planes de pensiones existen múltiples categorías. Pero dado que se trata de capitalizar a largo plazo, muy probablemente debemos de poner los ojos en la categoría de renta variable que es el activo que ofrece mayor retorno la inversión a largo plazo.

En este caso, repasaremos los cinco mejores planes de pensiones de la categoría de renta variable que han mostrado en esta categoría una media de rentabilidad del 6,95% en los últimos 5 años. Todos comparten un denominador común, un sesgo hacia valores estadounidensenses que han sido los que mejor comportamiento han ofrecido a las carteras de los inversores.

Si buscamos el producto líder, el plan de pensiones que ha liderado la rentabilidad anualizada en los últimos cinco años es BBVA TELECOMUNICACIONES, F.P. Un producto que, a pesar de su nombre, invierte principalmente en el sector tecnológico estadounidense. Valores como Apple, Microsoft, ETF Nasdaq, Facebook o Alphabet son los que más peso tienen en este producto.

Según los datos de Inverco, es el mejor producto a cinco años con una rentabilidad anualizada del 20,56%, pero también lo es a diez y quince años con rentabilidades anualizadas de 17,82% y del 10,96%.

Según se describe, el fondo invierte más del 75% en activos de renta variable, negociados en mercados españoles o extranjeros y emitidos principalmente por compañías pertenecientes al sector de las telecomunicaciones. Este producto invierte más de un 30% en otras divisas distintas al euro, pudiendo cubrirse eventualmente en su totalidad. Hoy en día su apuesta es el dólar que concentra el 91,19% del riesgo divisa.

El segundo producto que destaca por rentabilidad anualizada a cinco años es el plan de pensiones Merchbanc Global con una rentabilidad del 16,49%. Si el anterior producto apostaba por la tecnología, éste predomina el peso de cuidados de salud (31% de la cartera) con valores como Biogen, Gilead Sciences, Alnylam Pharmaceuticals que destacan en sus posiciones.

Se trata de una composición que está funcionando muy bien en plazos más cortos. A tres años ha reflejado una rentabilidad anualizada del 15,58% (segundo mejor producto) y a un año llegaron al 51,02% (quinto mejor producto).

Seguidamente tenemos el plan de pensiones Allianz USA con una rentabilidad anualizada del 15,14%. Probablemente sea el producto en el que la gestión activa brilla por su ausencia sino que se trata de integrar diferentes productos que replique el S&P500. Por lo tanto, es una gestión puramente indexada con la ventaja fiscal de los Planes de pensiones.

El CABK RV Internacional sería el homólogo de Caixabank del BBVA TELECOMUNICACIONES. Concentra el 86% de sus activos están denominados en dólares y el sector tecnológico ocupa el 43% de la cartera. Su rentabilidad anualizada a cinco años es del 14,41%.

Si bien a plazos largos sus rentabilidades anualidades se siguen manteniendo en el top ten de los planes de pensiones de renta variable, en el plazo se 20 años se deja bastante, con una rentabilidad anualizada del 3,88%, ocupando el puesto 19 de 51 productos.

En último lugar, vemos el NARANJA STANDARD & POORS 500 con una rentabilidad anualizada a cinco años del 14,35%. Se trata del mismo caso que el Allianz USA, gestión puramente indexada pero bajo el paraguas de ING.

Para hacernos una idea de semejante indexación, todos la cartera integra productos que replican al S&P500, con el ETF iShares S&P 500 B (Acc) ponderando un 53% del producto.

https://www.elblogsalmon.com/productos-financieros/estos-mejores-planes-pensiones-ultimos-5-anos-rentabilidades-anualizadas-20 

*21.40.-La realidad muerde cuando los conservadores adoptan el conservadurismo fiscal del gran estado MARTIN WOLF
*El Reino Unido amenaza a Francia con represalias por el conflicto pesquero  – RAFA DE MIGUEL
*
«Sería un error concederle a su deseo»  JOSEPH E. STIGLITZ Y ADAM TOOZE

Christian Lindner no sería apto como ministro de Finanzas, pero sería un buen ministro de asuntos digitales, según los economistas Joseph E. Stiglitz y Adam Tooze.

Christian Lindner quiere ser ministro de Finanzas en una coalición de semáforos, al igual que Robert Habeck. © [M] Bernd Arnold / Visum

 De las negociaciones de la coalición en Berlín hasta ahora, dos cosas están claras: la coalición Traffic Light, llamada así por los colores asociados con las partes involucradas, es el gobierno que Alemania necesita en este momento.

27 oct 2021.- Los tres partidos, los socialdemócratas de centro izquierda (rojo), los demócratas libres favorables a las empresas (amarillo) y el Partido Verde, equilibran la tranquilidad y la innovación. Pueden acordar fácilmente un nuevo lenguaje sobre el idioma, la inmigración, los derechos. Pero, como muchos temían, el denominador común de los tres partidos es bajo. Sobre el clima, el mensaje del documento que surgió de las conversaciones exploratorias iniciales es alarmantemente débil. Lo mismo ocurre con las promesas sobre la red troncal digital. El lenguaje de la política europea tampoco es prometedor.

El riesgo es que, aunque la coalición Traffic Light parece condenada al éxito, será un gobierno débil que lucha por afrontar los desafíos del momento. Esto significa que importa quién consigue los puestos más altos. Los ministros fuertes con un buen personal pueden hacer una gran diferencia. La mejor demostración de ello es el propio Olaf Scholz , que se ha desempeñado como ministro de Finanzas alemán desde 2017.

Con Scholz, que acabará en la Cancillería si las actuales negociaciones de la coalición tienen éxito, el Ministerio de Finanzas pasó de ser un freno a ser un motor de cambio. Logró un aumento sustancial de la inversión pública, comenzando a compensar los déficits de las últimas décadas. Abrió los hilos del monedero en el momento crítico de 2020, lo que permitió a la sociedad y la economía alemana superar el impacto provocado por la crisis del coronavirus. Scholz y su equipo deberían preocuparse por su legado en el ministerio. Hicieron una gran diferencia. Como deben darse cuenta los Verdes, no puede haber una política climática seria sin el control del Ministerio de Finanzas. Es el trabajo número 2 en el gobierno. Como partido número 2, los Verdes deberían celebrarlo. Con el colíder del Partido Verde, Robert Habeck como ministro de Finanzas y aliado de su partido Sven Giegold como secretario de Estado parlamentario en el Ministerio de Finanzas, tendrían un equipo de liderazgo plausible.

El Ministerio de Finanzas es muy importante porque, a diferencia de cualquier otra cartera, combina el poder técnico y político, y las funciones nacionales e internacionales. Aunque Alemania tiene un ministro de Relaciones Exteriores, uno no debe hacerse ilusiones: el cargo en el gabinete que no sea el de canciller que más importa para las relaciones exteriores diarias de Alemania es el Ministerio de Finanzas.

Este dominio de las finanzas en las relaciones exteriores es una cuestión de elección. Si Alemania optara por ser un gran bateador en defensa, las cosas serían diferentes. Pero Alemania ha elegido ser una potencia económica ante todo, por lo que el Ministerio de Finanzas es clave.

Cuenta en tres niveles: en Europa, en el mundo en general y en las relaciones transatlánticas con EE. UU.

La construcción de la eurozona está constitucionalmente incompleta. Carece de una política fiscal acorde con la unión monetaria. La legitimación democrática a través del parlamento es incompleta. Y no parece haber voluntad política para completarlo mediante un cambio total del tratado. Esto significa que el buen funcionamiento de Europa es una cuestión de gestión diaria. El progreso histórico depende de la improvisación con tacto. Bajo Wolfgang Schäuble, que dirigió el Ministerio de Finanzas de 2009 a 2017, el Ministerio de Berlín se hizo conocido como un impulsor de la crisis en la eurozona. En el reloj de Scholz, la tensión desapareció. En 2018, cuando los populistas hicieron su gran avance en Italia, Scholz mantuvo un reservado silencio. Fue, con mucho, lo mejor que pudo haber hecho. En 2019, cuando se necesitaban con urgencia señales de impulso en el seguro de desempleo y la unión bancaria, los ruidos correctos vinieron de Berlín. En 2020, el paquete NextGen EU, en gran parte producto de negociaciones lideradas con éxito por el Ministerio de Finanzas alemán, fue tanto una solución inmediata a la crisis europea como una puerta abierta a una política fiscal común.

Para ser claros, Europa no necesita que Alemania sea un hegemón. Tampoco se trata de que Alemania haga concesiones como un acto de altruismo. Alemania se beneficia enormemente de su posición en Europa. Lo que Europa necesita es un ministro de finanzas alemán que reconozca que los países con enormes excedentes de exportación necesitan que sus socios prosperen. Un ministro de Finanzas, que reconoce que cuando se trata de sostenibilidad financiera, lo que importa no es solo la deuda en la línea superior, sino el PIB en la línea inferior. Un ministro de Finanzas que reconozca que el respeto no es solo un asunto de los votantes nacionales, sino que también debe aplicarse en las negociaciones financieras europeas. La mayor amenaza para la democracia europea no es la influencia rusa o cualquier otra influencia del exterior, es una disciplina fiscal inapropiada e inoportuna que se ha impuesto a la mayoría de Europa ». Los votantes por una coalición minoritaria de estados del «norte». Sería desastroso que Alemania se pusiera a la cabeza de esa coalición, como han prometido los Demócratas Libres. Para las posibilidades electorales de los nacionalistas populistas en Italia, nada mejor que la perspectiva de un enfrentamiento con el Ministerio de Finanzas alemán. Eso sería desastroso para Italia. Sería malo para Europa. Y sería malo para Alemania.

https://www.zeit.de/politik/deutschland/2021-10/christian-lindner-finance-minister-traffic-light-coalition-koalition-critics-englisch?utm_referrer=https%3A%2F%2Fwww.google.com%2F

 21.40.-La realidad muerde cuando los conservadores adoptan el conservadurismo fiscal del gran estado MARTIN WOLF

El gobierno ha cedido a las presiones por impuestos más altos, principalmente para proteger a los ancianos.

© James Ferguson

Los presupuestos dan al ministro de Hacienda del Reino Unido la oportunidad de establecer los términos del debate político. Pero, despojado de su grandiosa retórica, el esfuerzo de Rishi Sunak no fue tanto el establecimiento de la agenda como un reconocimiento de las realidades políticas. Sus instintos siguen siendo los del Tesoro y los cancilleres conservadores anteriores.

27 oct 2021.- Pero son imposibles reducciones significativas en la participación del gasto público en el producto interno bruto. Esto ha llevado a adoptar lo que, según los estándares británicos, son impuestos altos y un gran estado.

Así, la frase más alarmante de la evaluación ofrecida por la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria es que “Un crecimiento más fuerte y rico en impuestos, junto con los aumentos de impuestos anunciados en los dos últimos Presupuestos, elevan la carga fiscal del 33,5 por ciento del PIB registrado antes de la pandemia en 2019-20 al 36,2 por ciento del PIB para 2026-27, su nivel más alto desde finales del gobierno laborista de posguerra de Clement Attlee a principios de la década de 1950 «.

En 2020-21, el “gasto total gestionado” alcanzó el 53,1% del PIB. Eso no es sorprendente dadas las circunstancias. Lo que podría sorprender es que, después de caer al 45% del PIB previsto para 2021-22, se mantenga cerca del 42% en el horizonte 2026-27. Este resultado se debe sólo en parte a que este gobierno está dirigido por un hombre al que instintivamente le gusta un estado intervencionista, como lo demuestran los planes de gasto en infraestructura, «nivelación», cuidado de niños y habilidades. Más fundamental es la imposibilidad política de repetir o incluso mantener la presión sobre el gasto público impuesta por George Osborne después de la crisis financiera de 2008. Sin embargo, lo más fundamental de todo es la inexorable presión al alza del gasto en salud y atención en una sociedad que envejece.

El gran estado es inevitable. Entonces, a largo plazo, son los impuestos necesarios para pagarlo. Pero también hay que decidir qué tan grande es el déficit, con qué rapidez reducirlo después de una crisis y cuánta deuda asumir. Sunak está elaborando una nueva Carta de Responsabilidad Fiscal que establece sus intenciones. Su plan es hacer que la deuda neta del sector público caiga para el tercer año del período de pronóstico móvil, equilibrar el presupuesto actual (excluida la inversión), nuevamente para el tercer año, y evitar que la inversión del sector público promedie más del 3 por ciento del PIB. Además, sigue existiendo un tope para el gasto social. La OBR juzga – sorpresa, sorpresa – que el resultado cumplirá con las reglas que el mismo Sunak acaba de establecer.

Según el Instituto de Estudios Fiscales, el Reino Unido tuvo 15 conjuntos de reglas diferentes entre 1997 y las elecciones de 2019. Esto hace que sea difícil tomarse uno nuevo en serio. En cambio, deberíamos centrarnos en lo que significan hoy. No está claro por qué el presupuesto actual debe equilibrarse en tres años, particularmente cuando la OBR prevé una cicatrización permanente de 2 puntos porcentuales del PIB. El objetivo debe ser eliminar esas cicatrices, si es posible. Una vez más, el límite al gasto de capital del 3 por ciento del PIB es arbitrario. En una década en la que el plan es transformar el capital social para lograr reducciones rápidas de las emisiones de gases de efecto invernadero, es demasiado ajustado. De hecho, una de las características de esta Revisión del presupuesto y el gasto es lo poco que dice sobre las políticas (e inversiones) que acelerarían esta transformación. Finalmente,

Sin embargo, las previsiones económicas ofrecidas por la OBR, sumadas a las decisiones ya tomadas para subir los impuestos, deberían darle a Sunak la posición fiscal que querrá dentro de tres años si, como se supone, luego quiere recortar impuestos. Esto se lo debe sobre todo al exitoso despliegue de la vacuna. Sin embargo, cualquier euforia debe ser contenida. La OBR ha reducido su pronóstico de cicatrices post-Covid en solo un 1 por ciento del PIB. A partir de entonces, espera un crecimiento débil a mediano plazo: se pronostica un crecimiento anual del PIB per cápita en un promedio de solo 1.2 por ciento entre 2024 y 2026. Sunak vendió la recuperación como si fuera una historia de crecimiento. Con razón, la OBR no compró ese tono.

Además, existen evidentes riesgos económicos en los que, comprensiblemente, el canciller no se detuvo. Ahora se pronostica que la inflación alcanzará un máximo del 4,4 por ciento en el segundo trimestre de 2022, 2,6 puntos porcentuales más que el pronóstico en marzo de 2021. Esto refleja los cuellos de botella en el extranjero y en el país y también el alza de los precios de la energía. La OBR cree que este pico de inflación será de corta duración. El gobierno espera que sea correcto y que el público lo perdone por los efectos sobre los ingresos reales, especialmente el alto costo de la calefacción y otros elementos esenciales. Pero no sabemos cuánto durará este choque y sobre todo si afectará las expectativas de inflación en el mediano y largo plazo. Existe mucha incertidumbre sobre la rapidez con la que las economías nacionales y mundiales se sacudirán las interrupciones inducidas por Covid y, en el caso del Reino Unido, inducidas por el Brexit.

También es fundamental analizar si el gobierno ha revelado una estrategia económica coherente para el Reino Unido. Tengo la intención de volver a esa pregunta en breve. Pero ahora se revela algo importante. De hecho, los nuevos conservadores no son los mismos que los antiguos. Este canciller conservador ofrece fundamentos familiares para objetivos fiscales familiares. Es, como debería ser, flexible en respuesta a las crisis. Pero el gobierno en el que sirve ha hecho las paces con las fuertes presiones por un gran estado, predominantemente para la protección de los viejos. Si bien puede ajustar compromisos específicos, como lo ha hecho con el “bloqueo triple” de las pensiones estatales, ha reconocido estas realidades.

Estos son conservadores fiscalmente conservadores, de los grandes estados, con fuertes tendencias intervencionistas. Esto es realista, como mínimo. Pero, ¿funcionará bien la economía y el público estará satisfecho con esta nueva dispensación? Eso lo aprenderemos.

https://www.ft.com/content/d1cb0299-4d90-4647-bbce-8e415085b19d

21.40.-El Reino Unido amenaza a Francia con represalias por el conflicto pesquero     RAFA DE MIGUEL

El Gobierno de Johnson advierte que invocará el mecanismo de resolución de conflictos del Tratado Comercial que firmó con la UE. Macron asegura que “se está sometiendo a prueba la credibilidad del Reino Unido”

Una funcionaria de la embajada británica abandona este viernes el pesquero retenido por Francia en el puerto de Le Havre SAMEER AL-DOUMY (AFP)

El Gobierno de Boris Johnson ha demostrado su convicción de que, al menos cuando del Brexit se trata, la firma de un tratado internacional es solo el primer paso para una constante renegociación y reinterpretación de lo acordado.

29 oct 2021.- Es un juego de paciencia en el que quien se irrita pierde, y Londres pretende usar la rabia expresada por París, por el trato recibido por sus pescadores, para presentarse en el lado legal y justo de este conflicto. Si el Ejecutivo de Emmanuel Macron acusa a Downing Street de incumplir su promesa de permitir que la UE siguiera faenando en sus aguas, al menos hasta 2026, los ministros de Johnson acusan a Francia de haber incumplido los términos del acuerdo comercial que el Reino Unido y la UE firmaron con arduo esfuerzo. “Estamos anonadados con lo que está ocurriendo”, ha dicho el primer ministro británico este viernes. “Nos tememos que haya una violación implícita del acuerdo comercial con todo lo que está ocurriendo y con algunas de las cosas que se han dicho, y obviamente estamos preparados para adoptar las medidas apropiadas, y para hacer lo que sea necesario para defender los intereses del Reino Unido”, ha advertido Johnson.

El Gobierno francés, al borde de la paciencia por el retraso y las trabas impuestas por las autoridades británicas a sus pescadores para renovar licencias, retuvo esta semana en el puerto de Le Havre un barco que pescaba en sus aguas territoriales sin permiso, según París. Paradójicamente, el pesquero es escocés, propiedad de la empresa MacDuff Shellfish. Los pescadores escoceses fueron los más irritados en su día con el Brexit, y los que más traicionados se sintieron por el acuerdo final cerrado por Johnson. Francia ha amenazado con prohibir el desembarco de productos pesqueros británicos en puertos franceses si el enfrentamiento no se soluciona antes del próximo martes. Reforzaría además los controles aduaneros y sanitarios de los productos británicos que entraran al continente desde el Reino Unido o viceversa, bien a través de buques o por vía terrestre. La medida podría agravar aún más los problemas de abastecimiento que la pandemia y el Brexit han causado a los británicos. Pero es sobre todo el lenguaje del Gobierno francés a lo que se han aferrado los ministros de Johnson para expresar su aparente escándalo. “Ahora hay que hablar el idioma de la fuerza porque me temo que, por desgracia, este Gobierno británico no comprende otra cosa”, llegó a decir el secretario de Estado para Asuntos Europeos, Clément Beaune. Y en el comunicado oficial del Ejecutivo francés se esgrimió la amenaza de revisar incluso el suministro energético de las islas anglo-normandas de Jersey y Guernsey. Territorio británico pero muy pegadas a la costa francesa, y con estrechos vínculos con ese país, su Gobierno autónomo ha sido sin embargo el más puntilloso a la hora de renovar las licencias de los pescadores normandos.

A cuatro meses de unas elecciones presidenciales muy delicadas, Macron no dejará en la estacada a una región que le dio un importante respaldo en 2017. El presidente francés, en una entrevista al diario británico The Financial Times, ha presentado conjuntamente la negociación pesquera y el espinoso asunto del Protocolo de Irlanda del Norte como “un test de la credibilidad” del Gobierno británico. “No se equivoquen, no es un asunto que afecte únicamente a los europeos, sino a todos sus socios [del Reino Unido]. Cuando dedicas años a negociar un tratado, y pocos meses después haces lo contrario de lo acordado en aquellos asuntos que menos te convienen, no estás dando una gran muestra de credibilidad”, ha denunciado Macron.

Londres, y especialmente el negociador con la UE, David Frost, quiere utilizar la salida de tono de París -hasta ahora solo eso, una salida de tono, sin represalias reales- para dar la vuelta al escenario. Frost se ha reunido hoy en la capital británica con su contraparte de Bruselas, el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic. El encuentro estaba destinado a abordar en la espinosa cuestión del Protocolo de Irlanda del Norte. Pero en ese asunto no ha habido avances. El Gobierno de Johnson mantiene su exigencia de revisar por completo ese acuerdo y de prescindir de su supervisión por parte del Tribunal de Justicia de la UE, a pesar de que todo eso fue lo que firmó Johnson para sacar adelante su anhelado Brexit. Frost ha preferido hacer hincapié, en su comunicado público, en la refriega pesquera con Francia. Ante el “injustificado” comportamiento del Palacio del Elíseo, Downing Street se reservaba el derecho a “invocar los mecanismos de resolución de disputa” previstos en el Acuerdo Comercial firmado con la Unión Europea, y a llevar a cabo “procesos rigurosos de control y aplicación de la ley” en sus aguas territoriales. Es decir, echar incluso mano de la Royal Navy para mantener a raya a los pesqueros franceses.

Durante todo el día, los altos funcionarios del Ejecutivo británico han transmitido —desde el anonimato y la exigencia de off the record (no publicar textualmente ni citar fuentes)—, a los medios extranjeros su asombro ante la agresividad de un Gobierno vecino y aliado que había llegado a amenazar con cortar el suministro energético y que elevaba el nivel de la crisis al vivido con países como Ucrania o Rusia. Londres había llegado a convocar formalmente a consultas este viernes a la embajadora francesa en Londres, Catherine Colonna. Pero solo a medio gas. No la convocaba la ministra de Exteriores, Liz Truss, sino la secretaria de Estado para Europa y las Américas, Wendy Morton, que no se había visto en otra así y que ha optado por no dar mucha publicidad al encuentro. La UE respalda al Gobierno francés, pero mantiene por el momento una media distancia. Sefcovic ha animado al Reino Unido “a intensificar sus conversaciones con la Comisión Europea y con Francia para resolver pronto el asunto pendiente de las licencias pesqueras”. Ya constató André Tardieu, primer ministro de Francia hasta en tres ocasiones en las primeras décadas del siglo XX, “la repugnancia que los anglosajones sienten hacia la construcción sistemática de la mente latina”. Un siglo después, París y Londres siguen siendo difíciles contrincantes en una mesa de negociación.

https://elpais.com/internacional/2021-10-29/el-reino-unido-amenaza-a-francia-con-represalias-por-el-conflicto-pesquero.html

  • 21.39.-El Palacio de Buckingham revela ahora que Isabel II pasó la noche del miércoles en un hospitalRAFA DE MIGUEL
  • Quiero invertir en vivienda pero no quiero hipotecarme: estas son las mejores opciones desde compra compartida a socimisMARC FORTUÑO

Históricamente los inversores se han expuesto a las rentas inmobiliarias a través de inversiones directas en vivienda o locales para su posterior alquiler.

23 oct 2021.- Se trata de una estrategia a largo plazo en la que el inversor utiliza el apalancamiento a través de un préstamo para adquirir una propiedad y actuar como arrendador a largo plazo. Los beneficios obtenidos vienen por parte de los ingresos mensuales por alquiler y también por la apreciación del inmueble frente a los costes de mantenimiento y conservación.

Normalmente estos inversores conservan su propiedad durante más de 10 años y tiende a ser habitual obtener rentabilidades del 7%, aunque dependerá de la localización y el estado del inmueble. Algunos inversores han logrado altísimas rentabilidades exponiéndose a mercados calientes mientras que otros han experimentado fuertes pérdidas originadas por el deterioro la ubicación residencial unido a los costes de mantenimiento.

No obstante, esta inversión contiene desventajas destacables que incluyen, la capacidad de soportar apalancamiento, la falta de diversificación, el tiempo de dedicación a su gestión y una baja liquidez que contribuyen a incrementar el riesgo.

Cuando un inversor decide adquirir una un bien inmueble solo puede financiar uno a la vez, lo que significa que si bien puede agregar diversificación sus inversiones tiene una falta de diversificación dentro de la clase de activos inmobiliarios. Por ejemplo, en un supuesto en el que el dueño de una propiedad residencial viera un hundimiento de éste, estaría sobreexpuesto a las pérdidas derivadas.

Por otra parte, lidiar con los problemas de los inquilinos puede ser complejo por las demoras o impagos. La legislación española no ayuda especialmente ya que junto a la francesa y la danesa existe una sobreprotección de los inquilinos frente a los derechos de los arrendadores.

La financición puede ser otra desventaja. Muchos inversores necesitan contratar una hipoteca a la que se suma la que ya poseen, lo que añade riesgo a sus finanzas personales. Y, a pesar de los bajos intereses, no todos muestran un excelente perfil crediticio para incrementar su apalancamiento.

Como solución a esta problemática debemos mencionar la copropiedad. Unirse a otros inversores para exponerse al mercado de bienes inmuebles nos permitirá prescindir del apalancamiento e incrementar nuestra diversificación.

Un acuerdo de propiedad conjunta le otorga todos los derechos y privilegios que vienen con la propiedad inmobiliaria. Esto incluye a proporcionalmente el valor acumulado de la vivienda y las rentas obtenidas, el derecho a vender y el uso gratuito de la propiedad de acuerdo con su parte.

El máximo exponente de la copropiedad lo encontramos en las SOCIMIs porque es posible invertir en una gran cartera de activos inmobiliarios que ofrecen los mismos beneficios que la inversión directa. Aportan al mercado inmobiliario español diversificación hacia el alquiler con la participación de entidades especializadas y una capacidad extra de atraer financiación desde inversores nuevos.

Se trata de productos de inversión ligados al alquiler inmobiliario, hasta ahora con una presencia reducida en las carteras de inversores, sobre todo para inversores minoristas que tradicionalmente apostaban por comprar y arrendar. Tanto en términos de diversificación de riesgos (por la posibilidad de invertir en carteras con distintos inmuebles), como por la profesionalización de la gestión, son una opción interesante.

Debido a los fuertes ingresos por dividendos que proporcionan las SOCIMIs, son una inversión importante tanto para los ahorradores para la jubilación como para los jubilados que requieren un flujo continuo de ingresos para cubrir sus gastos de subsistencia. Sus dividendos son sustanciales porque deben distribuir al menos el 80% de los beneficios a sus accionistas anualmente.

Debido a que se modificó el Impuesto de sociedades para las SOCIMIs, tributan con un tipo del 15% ese 20% del beneficio restante que no se dedique a la retribución al accionista, por lo que existen incentivos a repartir más dividendos para evitar el impacto fiscal de esta medida y que el accionista perciba más por su inversión.

En último lugar, sus dividendos son alimentados por el flujo estable de rentas pagadas por los inquilinos de sus propiedades. La correlación relativamente baja con las acciones e inversiones de renta fija, lo que permite optimizar la diversificación y ayudan a reducir la volatilidad general de una cartera.

https://www.elblogsalmon.com/sectores/quiero-invertir-vivienda-no-quiero-hipotecarme-estas-mejores-opciones-compra-compartida-a-socimis

21.39.-El Palacio de Buckingham revela ahora que Isabel II pasó la noche del miércoles en un hospitalRAFA DE MIGUEL

Los médicos ordenaron a la reina que descansara por unos días, y la casa real suspendió un viaje de 48 horas a Irlanda del Norte

Isabel II en la abadía de Westminster (Londres), el pasado 12 de octubre. FRANK AUGSTEIN (AP)

La dosificación de las informaciones sobre la salud de Isabel II ha logrado provocar más nerviosismo que transmitir la tranquilidad que pretendía el Palacio de Buckingham. A última hora de este jueves, el entorno de la reina daba un paso más y admitía que los servicios médicos de la casa real no solo ordenaron que tomara unos días de descanso, sino que la enviaron el mismo miércoles a un hospital londinense para realizar unas “investigaciones preliminares”, y la monarca acabó pasando allí la noche.

21 oct 2021.- Asegura ahora Buckingham que la decisión de que pernoctara en el hospital King Edward VII, en el centro de Londres, se tomó por adoptar un “planteamiento de precaución”, y que al día siguiente la reina ya estaba de vuelta en el castillo de Windsor, donde volvió a reanudar algunas de sus obligaciones diarias más ligeras. Era la primera vez en ocho años que Isabel II volvía a necesitar servicios hospitalarios, pero su entorno se ha esforzado en restar importancia a la visita. El resto de la semana la tomará de descanso por indicación de los médicos. “La reina ha regresado al castillo de Windsor a la hora del almuerzo, y permanece en muy buen estado de ánimo”, ha asegurado un portavoz de la casa real británica. Buckingham anunció el mismo miércoles que suspendía una histórica visita de 48 horas a Irlanda del Norte, que había sido preparada con muchos meses de antelación y coincidía con el centenario de la partición de la isla.

A lo largo de la semana anterior, la agenda de Isabel II había sido especialmente intensa. Durante la ceremonia del 12 de octubre para conmemorar los cien años de historia de la Royal British Legion, en la Abadía de Westminster, la reina apareció con un bastón. Era la primera vez desde 2003 que aparecía en público con ese tipo de ayuda, aunque entonces la razón era mucho menos sospechosa: acababa de ser operada de la rodilla.

Buckingham mantiene inalterables los planes de Isabel II de asistir a la COP26, la cumbre internacional contra el cambio climático que se celebrará en la localidad escocesa de Glasgow a partir del 31 de octubre. El Gobierno de Boris Johnson, como otros muchos gobiernos anteriormente, utiliza la imagen y el prestigio internacional de la monarca para dar un impulso extra a su política exterior. A medida que se acerca la cita de Glasgow, se han ido desinflando las expectativas de grandes acuerdos, e incluso algunas delegaciones muy importantes, como la china, han rebajado el nivel de sus delegados. No está previsto que el presidente Xi Jinping acuda al encuentro. “Resulta irritante escuchar a toda esta gente hablar mucho para luego no hacer nada”, grabaron los micrófonos de la BBC al monarca la semana pasada cuando se refería al COP26, durante la ceremonia de apertura de sesiones del Parlamento Autónomo Galés, en la ciudad de Cardiff. Pocos días después, Isabel II recibía en una cena de gala en Windsor a decenas de finacieros y millonarios, entre ellos el fundador de Microsoft, Bill Gates, para contribuir al esfuerzo del Gobierno de Johnson por atraer inversión internacional a la Gran Bretaña Global surgida después del Brexit. La agenda de Isabel II para este otoño, con la mayoría de las restricciones sociales del confinamiento finalmente levantadas, ha acabado siendo especialmente intensa y comprimida para una mujer de 95 años, prácticamente recién enviudada. Deben interpretarse como algo cada vez más normal cancelaciones de planes como la de la visita a Irlanda del Norte. “Cada vez más a menudo surgirán recordatorios así, de que ya no puede esperarse de ella lo que se esperaba hace 10 o 20 años”, ha dicho al Daily Mail Joe Littledirector de la revista Majesty.

Isabel II celebrará el año que viene su Jubileo de Diamante: 70 años al frente de la corona británica. La monarca más longeva de la historia del Reino Unido.

https://elpais.com/internacional/2021-10-21/el-palacio-de-buckingham-revela-ahora-que-isabel-ii-paso-la-noche-del-miercoles-en-un-hospital.html 

21.38.-Las trampas ocultas del Brexit de Boris Johnson RAFA DE MIGUEL

La negativa del Gobierno conservador británico a aplicar el Protocolo de Irlanda del Norte amenaza con abrir una guerra comercial entre Londres y Bruselas

Boris Johnson, durante una visita este viernes a un colegio en Westbury On Trym (Reino Unido) POOL (REUTERS)

A primera hora del lunes 4 de octubre, David Frost, el hombre de Boris Johnson para las negociaciones con Bruselas, proclamaba ante un aforo medio lleno de militantes del Partido Conservador que “la larga pesadilla de la pertenencia a la UE había terminado y comenzaba ya el renacimiento británico”. 

16 oct 2021.- Los convocados al congreso anual de la formación política, en Mánchester, apenas se desperezaban mientras el orador en la tribuna, citaba, sin nombrarlo, al “gran poeta nacional” que simbolizó como nadie la idea del Imperio y la dominación colonial: “Y de pronto, todos los hombres despiertan al sonido de grilletes que se rompen, y cada uno sonríe a su vecino para decirle que es dueño de su propia alma”. Frost recitaba a Rudyard Kipling, y confirmaba implícitamente con sus palabras que el Brexit fue, y sigue siendo, un arma ideológica cargada de nostalgia antes que la solución práctica para un divorcio doloroso.

Londres y Bruselas están a pocos pasos de precipitarse por el barranco y desatar una guerra comercial que a ninguno interesa, porque el Gobierno de Johnson ha decidido que los compromisos que firmó en su momento ya no le valen. Exige cambios drásticos en el Protocolo de Irlanda del Norte, la pieza más delicada y costosa de un largo proceso de negociación para culminar la salida del Reino Unido de la UE. Y no basta con ajustes más o menos amplios que alivien las trabas burocráticas que ha ocasionado el protocolo a los empresarios. Downing Street quiere ahora que la piedra angular de ese acuerdo, su supervisión por parte del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), desaparezca. “El papel del TJUE en relación con el protocolo nunca preocupó a nadie… Hasta que quedó claro que los problemas concretos se podían resolver de un modo práctico y el Gobierno británico se quedaba sin casus belli”, asegura a EL PAÍS Fintan O’Toole, el escritor y analista político irlandés que con más destreza ha calado la naturaleza y carácter de Johnson. “En vez de cantar victoria, aceptar la generosa oferta de la UE y rebajar la tensión en Irlanda del Norte, prefieren inventarse una nueva exigencia imposible para culpar a Bruselas cuando la rechace”, acusa O’Toole.

Con el Brexit, como con cualquier laberinto, conviene tirar del hilo para no perder de vista dónde comenzó el enredo. Al abandonar el club comunitario, la República de Irlanda se convertiría en la única frontera terrestre entre el Reino Unido y la UE. Bruselas buscaba a toda costa, durante las negociaciones de salida, preservar su tesoro más preciado: el mercado interior, que agrupa los intercambios económicos y comerciales de 27 países bajo unas mismas reglas. Entró en juego en las conversaciones, sin embargo, un segundo factor, quizá sin tanto peso económico, pero que exigía delicadeza extrema. Los Acuerdos de Paz de Viernes Santo de 1998, que pusieron fin a décadas de violencia terrorista y sectaria en Irlanda del Norte, impusieron una solución práctica e imaginativa. La frontera entre las dos Irlandas se volvió invisible. Cualquier ciudadano podía desplazarse de uno a otro lado sin detectar la menor señal de separación, más allá de que el café o la pinta de cerveza tuviera que pagarse en euros o libras esterlinas. La imposición de controles aduaneros con la llegada del Brexit, por muy discretos que fueran, suponía el riesgo de despertar fantasmas todavía latentes.

La solución por la que optaron Londres y Bruselas fue que Irlanda del Norte siguiera formando parte del mercado interior de la UE y se ajustara a sus reglas. La nueva frontera, para supervisión aduanera y sanitaria de mercancías, se colocaría en el mar de Irlanda, que separa las dos islas. Johnson firmó encantado un pacto que le permitía presentarse ante los suyos como el político que había hecho que el Brexit fuera por fin realidad. La verdad, sin embargo, es siempre tozuda. Y cuando el político conservador ha empezado a poner pegas al Protocolo de Irlanda del Norte, hasta el punto de culpar al texto de amenazar incluso la paz en la región, aliados y rivales le han recordado que aquel compromiso fue una farsa desde el principio. “A mí Johnson me dijo, personalmente, que una vez hubieran firmado el Protocolo, lo iban a cambiar”, confesaba esta semana a la BBC el diputado unionista norirlandés Ian Paisley Jr., el hijo del histórico y visceral reverendo Paisley. “De hecho, me aseguró que lo iban a romper en mil pedazos. Lo firmaron como un atajo de última hora, pero el problema es que ha supuesto ya casi 180 millones de euros a los empresarios norirlandeses, y no nos lo podemos permitir”, decía Paisley.

Los controles sanitarios y aduaneros impuestos por el nuevo tratado han provocado gastos extraordinarios y trabas administrativas al comercio que fluye desde Gran Bretaña a Irlanda del Norte. Fue la llamada “guerra de las salchichas” entre Londres y Bruselas, porque gran parte de ese refuerzo en la supervisión afectaba a productos cárnicos destinados a las grandes cadenas británicas de supermercados. Entre ellos, las afamadas salchichas con que comienzan el día muchos ingleses. Pero también afectaba a los medicamentos genéricos que el Servicio Nacional de Salud (NHS, en sus siglas en inglés) traslada entre territorios y a toda una gama de productos alimenticios y de consumo diario.

La Comisión Europea ha querido desde un primer momento aliviar las tensiones. Ha mirado hacia otro lado cuando, hasta por tres veces, el Gobierno de Johnson ha prorrogado unilateralmente la entrada en vigor de los controles que el protocolo le obligaba a aplicar. Y en su oferta de esta semana, después de que el vicepresidente de la Comisión y encargado de negociar con Londres, Maros Sefcovic, se desplazara a Irlanda del Norte para escuchar en persona las quejas de los empresarios, la Union Europea ha propuesto rebajar hasta en un 80% las trabas burocráticas y aduaneras. Pero para entonces, Frost, quien detrás de su rostro de oso de peluche y sus maneras suaves apenas esconde un fanatismo ideológico, ya había vaciado preventivamente las expectativas. Exigía algo imposible, que el Tribunal de Justicia de la UE, la institución sobre la que pivotan las reglas del mercado interior, quitara sus manos de Irlanda del Norte. Es una cuestión de “soberanía” y de “principios democráticos”, advertía el Gobierno conservador. No se puede consentir que un tribunal “extranjero” imponga su jurisdicción en territorio británico, clama ahora —Bruselas prepara duras represalias comerciales si se incumple el Protocolo—.

“Existe una fuerte sensación en Irlanda del Norte de que [Johnson] está simplemente usando este territorio para hacer que avancen sus estrechos objetivos políticos”, afirma Colin Harvey, profesor de Derecho Internacional Humanitario en la Queen´s University de Belfast. “Y lo que está logrando es que más y más personas de aquí comiencen a plantearse seriamente el futuro constitucional y consideren la idea de una Irlanda unida”, vaticina el académico.

Los partidos unionistas de Irlanda del Norte, el Partido Unionista Democrático (DUP, en sus siglas en inglés) y el Partido Unionista del Úlster (UUP), temen ese sorpasso demográfico y político, no solo por parte de formaciones republicanas como el Sinn Féin, sino por la suma de opciones moderadas y centradas como el Partido de la Alianza de Irlanda del Norte (Alliance). Por eso denunciaron desde el primer momento la “traición” del protocolo, y exigen ahora su aniquilación. La violencia sectaria vivida en las calles de Belfast y Derry a principios de julio, especialmente en los barrios protestantes, recordó la tensión de años pasados. El vandalismo era fruto de jóvenes radicales, agobiados por el confinamiento de la pandemia y agitados en gran parte por organizaciones paramilitares, pero los partidos serios aprovecharon el agua revuelta para meter presión. Jeffrey Donaldson, el nuevo líder del DUP, ha amenazado incluso con reventar las instituciones compartidas del Gobierno autónomo que creó el Acuerdo de Belfast y volver a desestabilizar la región si el protocolo firmado con la UE no desaparece.

Como la aldea gala de Astérix, apenas un puñado de conservadores moderados expresa su escándalo por el hecho de que el Gobierno británico incumpla sus compromisos internacionales. “Para que cualquier solución sea posible, se requiere voluntad de compromiso de ambas partes”, ha escrito estos días David Lidington, canciller del Ducado de Lancaster (equivalente al Ministerio de la Presidencia en España) en el anterior Gobierno de Theresa May. “El Reino Unido debe aceptar todo lo que implica el Protocolo de Irlanda del Norte, que negoció el Gobierno de Boris Johnson, y respaldó el Partido Conservador en el programa electoral de 2019, con el que ganó las elecciones”, reclamaba Lidington. Pertenece este servidor público a la última generación de conservadores que creía firmemente que pacta sunt servanda (los acuerdos se honran), que la credibilidad internacional del Reino Unido es un patrimonio intocable y que el programa electoral del partido es realmente un contrato con el electorado.

“Todos los Estados se saltan el derecho internacional cada semana. La palabrería que lo presenta como el epítome de la moralidad es simplemente propia de estudiantes mediocres de Políticas”, escribía esta semana en un alud de tuits desenfrenados Dominic Cummings, quien fuera asesor estrella de Johnson e ideólogo del Brexit antes de salir de Downing Street por la puerta de atrás. Al reconocer abiertamente que el Gobierno firmó los acuerdos con la UE sin voluntad de cumplirlos en su integridad, simplemente para acelerar el Brexit antes de las elecciones generales de 2019, Cummings ha desvelado la estrategia de su antiguo jefe. Como ha dejado igual de claro que Johnson guardará siempre en el cajón la posibilidad de un nuevo enfrentamiento con la UE, como maniobra de despiste y chivo expiatorio cada vez que los problemas domésticos, como ocurre ahora con las estanterías vacías de los supermercados o las gasolineras sin combustible, se le acumulen.

https://elpais.com/internacional/2021-10-17/las-trampas-ocultas-del-brexit-de-boris-johson.html

  • 21.37.-«Imran Khan, el ex playboy que patrocina a los talibanes» ALAIN FRACHON
  • Abdulrazak Gurnah: “El discurso contra la inmigración no es moral ni compasivo, y lo peor es que no es racional” RAFA DE MIGUEL
  • Alemania: unas elecciones tan complicadas como la economía del país MICHAEL ROBERTS

El resultado de las elecciones federales alemanas fue casi exactamente el que predijeron las encuestas de opinión. Los socialdemócratas (SPD) obtuvieron la mayor proporción de votos (25,7%), un 5,2% más que el desastre de 2017. El porcentaje de votos de la Unión Social Cristiana y Demócrata Cristiana (CDU-CSU) cayó al 24,1%, su porcentaje de votos más bajo desde que se formó la coalición.

1 oct 2021.- Los Verdes obtuvieron un 14,8%, menos de lo que pronosticaban las encuestas anteriores, pero sigue siendo su mejor resultado (un 5,8% más). Los Demócratas Libres (FDP), el partido de las pequeñas empresas y el libre mercado obtuvieron el 11,5% (un ligero aumento desde 2017).

El izquierdista Die Linke sufrió un desastre, cayendo a solo 4,9%, frente al 9,2% en 2017. Parece que muchos votantes de izquierda se pasaron al SPD para derrotar a la CDU-CSU. La Alternativa para Alemania (AfD), el partido de extrema derecha antiinmigrante, también perdió terreno, cayendo 2,3% pts, aunque mantuvo su base de votantes en las partes más pobres del este de Alemania.

La participación general fue del 76,6%, solo un 0,4% más que en 2017. Suena alta en comparación con las elecciones en los EEUU o el Reino Unido, pero en realidad es baja para los estándares alemanes incluso después de la anexión de Alemania del Este en 1990, donde la participación es menor.

Como pronostiqué, la proporción de votos para los dos principales partidos cayó por debajo del 50% por primera vez en la historia de la República Federal. Y dada la participación, significa que ambos partidos obtuvieron cada uno menos de una quinta parte de los 61 millones de votos del censo, lo que no se puede calificar como un mandato mayoritario. La política alemana se ha fragmentado, lo que no es una buena noticia para los capitalistas alemanes, ya que se ha vuelto más difícil garantizar la «continuidad» de los intereses del capital.

Ningún partido tiene una mayoría clara en el Bundestag, por lo que habrá meses de forcejeos. El líder del SPD, Olaf Scholz, debe ser el favorito para formar una coalición de gobierno, pero los socios potenciales, los Verdes y el FDP, no están de acuerdo con sus políticas económicas y sociales, y el FDP de «libre mercado» preferiría una coalición con la CDU-CSU. El SPD y los Verdes quieren formar una coalición, pero el FDP tendrá que ser persuadido ofreciéndoles el ministerio de finanzas y, por lo tanto, bloqueando cualquier aumento de impuestos o nuevas regulaciones sobre las empresas y no permitiendo que la deuda pública aumente más, es decir, una nueva forma de ‘austeridad’. . Los Verdes quieren acelerar la reducción de las emisiones de carbono en Alemania, pero no tienen ninguna política creíble para lograrlo en el marco de las restricciones impuestas por el capitalismo alemán. Subir el salario mínimo y reducir el límite de velocidad en las autopistas alemanas es todo lo que pueden lograr.

Alemania es el estado más poblado de la UE y su potencia económica, y representa más del 20% del PIB del bloque. Alemania ha conservado su capacidad manufacturera mucho mejor que otras economías avanzadas. La manufactura todavía representa el 23% de la economía alemana, en comparación con el 12% en los Estados Unidos y el 10% en el Reino Unido. Y la industria manufacturera emplea al 19% de la fuerza de trabajo alemana, frente al 10% en los EEUU y el 9% en el Reino Unido.

El relativo éxito del capitalismo alemán en comparación con otras grandes economías europeas se ha basado en tres factores. La primera es que la industria alemana utilizó la expansión de la Unión Europea para reubicar sus sectores clave en áreas de salarios más baratos (primero, España y Portugal, y luego en la cercana Europa del Este). Esto contrarrestó la fuerte caída en la rentabilidad del capital experimentada en la década de 1970 (como en muchas otras economías capitalistas importantes).

En segundo lugar, el capitalismo alemán se benefició más del establecimiento de la moneda única, colocándolo en una posición competitiva fuerte en el comercio dentro de la eurozona y manteniendo a bajo precio las compras de capital en el extranjero.

Finalmente, las llamadas reformas laborales Hartz, introducidas bajo el último gobierno del SPD, crearon un sistema de salario dual que mantuvo a millones de trabajadores con salarios bajos como empleados temporales a tiempo parcial para las empresas alemanas. Ésta es una versión moderna de lo que Marx llamó el «ejército de trabajo de reserva». Sentó las bases para el fuerte aumento de la rentabilidad del capital alemán desde principios de la década de 2000 hasta la crisis financiera mundial.

Aproximadamente una cuarta parte de la población activa alemana recibe ahora un salario de «bajos ingresos», utilizando su definición común como menos de dos tercios del salario médio, lo que es una proporción más alta que la de los 27 países de la UE, excepto Lituania. Un estudio reciente del Instituto de Investigación sobre el Empleo (IAB) encontró que la desigualdad salarial en Alemania ha aumentado desde la década de 1990, particularmente en el extremo inferior del espectro de ingresos. El número de trabajadores temporales en Alemania casi se ha triplicado en los últimos 10 años hasta unos 822.000, según la Agencia Federal de Empleo.

Por tanto, la reducción de la proporción de desempleados en la población activa alemana se consiguió a expensas de los ingresos reales de quienes trabajaban. El miedo a los bajos subsidios de desempleo, junto con la amenaza de deslocalizar empresas al resto de la eurozona o a Europa del Este, se combinó para obligar a los trabajadores alemanes a aceptar aumentos salariales muy bajos, mientras que los capitalistas alemanes cosecharon una gran expansión de ganancias. Los salarios reales alemanes cayeron desde la creación de la eurozona y ahora están por debajo del nivel de 1999, mientras que el PIB real alemán per cápita ha aumentado casi un 30%.

Crecimiento salarial en Alemania% interanual

Sin embargo, incluso el capitalismo alemán, la economía capitalista avanzada más exitosa del mundo, no pudo escapar a las fuerzas descendentes de la Larga Depresión. Desde la crisis financiera mundial en 2008-9, la rentabilidad alemana se estancó y comenzó a caer a partir de 2017, incluso antes de que la crisis del COVID golpeara en 2020. La rentabilidad ahora está cerca de los mínimos de principios de la década de 1980.

Retorno neto del capital alemán (indexado) – medida AMECO

La crisis del COVID fue un desastre para la suerte del gobierno de Merkel. La tasa de mortalidad por COVID puede haber sido más baja que en Francia, Italia o España, pero fue mucho más alta que en Escandinavia (excepto Suecia). Y al igual que en el Reino Unido, los políticos de derecha se aprovecharon para invertir en empresas privadas de equipos para el COVID y ganar dinero. El gobierno tampoco supo gestionar las inundaciones enormemente dañinas de verano, que afectaron a millones de personas. La economía de Alemania todavía no ha recuperado sus niveles prepandémicos.

PIB real trimestral alemán Ebn

Y los niveles de productividad son más bajos que hace diez años.

Producción por empleado (indexado)

El sector manufacturero de Alemania, con un fuerte consumo de energía, enfrenta serios problemas al tratar de cumplir los objetivos de lucha contra el calentamiento global. Su principal destino de exportación después de EEUU es China; y la economía china se está desacelerando, mientras que Estados Unidos exige que Europa reduzca sus conexiones comerciales y su inversión en China. Y la Unión Europea ya no es la vaca lechera del capital alemán. Los próximos cuatro años serán mucho más difíciles para el capitalismo alemán que los últimos cuatro.

Contrariamente a la impresión general, Alemania no es una sociedad igualitaria. Las disparidades regionales son grandes (entre el oeste y el este) y, aunque la desigualdad de ingresos no es grande según los estándares internacionales, la desigualdad de riqueza se encuentra entre las peores de Europa.

El SPD ha ganado (por poco) porque ganó los votos de muchos votantes de la izquierda. Estos votantes esperarán algunos cambios: más y mejores servicios públicos; impuestos a los ricos; salarios más altos. Y dentro del SPD, hay una izquierda en ascenso, particularmente en la sección juvenil, que quiere acción. A Scholz le resultará difícil cumplir con las reivindicaciones de sus bases y permanecer en una coalición con el FDP.

https://www.sinpermiso.info/textos/alemania-unas-elecciones-tan-complicadas-como-la-economia-del-pais 

21.37.-«Imran Khan, el ex playboy que patrocina a los talibanes» ALAIN FRACHON

En su columna, Alain Frachon, de «Le Monde», repasa la carrera del primer ministro pakistaní, un ex jugador de críquet estrella con una juventud dorada y que hoy pide a «la comunidad internacional» que colabore activamente con los talibanes en el poder. .en Afganistán.

Durante mucho tiempo, corrió en clubes nocturnos de Londres. En la década de 1970, los de su dorada juventud, lo conocimos en Tramp, en Jermyn Street, en Mayfair, o, no muy lejos, en Annabel’s, en 46 Berkeley Square, dos de los establecimientos más «chic» de la ciudad.

8 oct 2021.- Había amigos de la aristocracia, amantes de las fiestas nocturnas, rockeros de moda, modelos, políticos y estrellas de cine en un escenario muy «caserío inglés», pero con un  el sótano, y para amenizar la pista de baile,  un tocadiscos.

Imran Khan era, en ese momento, uno de los mejores jugadores de críquet del mundo, tanto al bate como al lanzar, un todoterreno, dicen en la jerga de esta extraña actividad deportiva. El paquistaní, capitán de la selección de su país cuando ganó el Mundial de 1992, Khan, de corte de atleta, rostro curtido al sol de los estadios, es entonces una leyenda en el planeta del cricket. Buen musulmán y deportista serio, bebe poco alcohol, pero es querido por las páginas populares de las revistas de moda, que le prestan muchas conquistas, con, al parecer, una preferencia por las mujeres jóvenes cultivadas, liberadas y deportivas de las inglesas». Alta burguesía».

Pasó por Oxford

Uno pensaba en este perfil de playboy ilustrado, y pasaba por Oxford, mientras leía, estos días, el destino que los talibanes reservan para las mujeres de Afganistán, con la aprobación tácita de Imran Khan. El que era el terror de los portillos, las pequeñas estacas de madera que el lanzador debe derribar y que el baterista intenta proteger, ha sido Primer Ministro de Pakistán desde el verano de 2018. Acogió con satisfacción la salida de los estadounidenses de Kabul. En una entrevista con el semanario Newsweek a finales de septiembre, pidió a «la comunidad internacional» que colabore activamente con el «emirato islámico de Afganistán». Partidarios de un Islam congelado en el rigor y la violencia, los talibanes afganos son amigos de Islamabad.

Leer también En Pakistán, la venganza del «capitán» del cricket Imran Khan

Como todos sus predecesores, Khan, conocido con razón por su integridad en un mundo político paquistaní masivamente corrupto, protegió a los talibanes afganos. Estos han sido durante mucho tiempo la invención y el instrumento de los servicios secretos militares de Pakistán, Interservicios de Inteligencia (ISI). Sin sus refugios en las áreas tribales del noroeste de Pakistán, los talibanes no hubieran podido librar la guerra de 20 años que ganaron este verano. La ambición estratégica del ejército paquistaní es tener un régimen amigo en Kabul. Objetivo: beneficiarse de la «profundidad estratégica» que Afganistán le daría en caso de guerra con el enemigo de larga data, India, única obsesión de los generales paquistaníes.

Ningún líder del gobierno paquistaní, más de 200 millones de personas, se ha atrevido a oponerse a los militares en este asunto. Los militares son los jefes de la política exterior en Islamabad. Al igual que sus predecesores, Khan, el ex hombre de Berkeley Square, el ex marido de Jemima Goldsmith, la hija del fallecido Sir James, un multimillonario caprichoso de las décadas de 1980 y 1990, se ha convertido en el padrino de los talibanes. Nada ilustra mejor la tutela de Islamabad sobre Afganistán que una foto tomada el 4 de septiembre en uno de los salones del Hotel Serena en Kabul. Con un blazer bien cortado y pantalón chino para el fin de semana, Faiz Hameed, el jefe del ISI, visitando a sus compinches, muestra el aire satisfecho y algo presumido del hombre fuerte del momento.

El apodo de «Taliban Khan»

Sin embargo, los talibanes, en un país al borde de la tragedia humanitaria, están ocupados estos días con su tarea prioritaria: la represión de las mujeres. Jueces, profesores, funcionarios públicos, todos fueron expulsados ​​de sus puestos. Y enviado a casa. Se ha cerrado la puerta de las escuelas secundarias a las chicas jóvenes, la de las universidades a los estudiantes, todas también prohibidas para el deporte. Sin embargo, no hay humor en el hombre que era el caballero al servicio de las bellezas de Mayfair: razón estatal, realpolitik empresarial, Kabul no es Londres, diría Imran Khan. Entonces, ¡qué lástima para las mujeres afganas, no es, correcto, los intereses de seguridad de Pakistán, la energía nuclear!

Khan ingresó a la política en 1996 con un tema valiente: la lucha contra la corrupción. Luego acaba de inaugurar un centro ultramoderno para el tratamiento del cáncer, financiado con contribuciones privadas recaudadas por su única reputación como príncipe del cricket. Pero, desde la creación de su partido, el Movimiento por la Justicia, las sospechas están ahí: este hijo de la burguesía de Lahore, padre y madre de origen pastún, como la mayoría de los talibanes, simpatiza manifiestamente con los islamistas.

Leer también En Pakistán, el primer ministro, Imran Khan, atrapado por la cuestión de la blasfemia

Khan siempre se ha opuesto a la intervención de la OTAN en Afganistán. Ve en él la fuente de todos los males de este país y, en parte, de los suyos. Pero su retórica antiamericana ha coqueteado a menudo con una retórica abiertamente protalibán que, entre sus críticos, le ha valido el apodo de «Talibán Khan». El regreso de los talibanes a Kabul es un éxito para Khan y el estado profundo de Pakistán (ejército e ISI). Con la condición de que los talibanes quieran y puedan evitar que Afganistán se convierta en la base logística trasera de un grupo terrorista ultraviolento al que Islamabad se ha enfrentado durante años en su territorio: los talibanes paquistaníes. Es como en un campo de cricket, nada es fácil y puedes sentirte abrumado por los monstruos que has ayudado a generar.

Sobre los derechos humanos, especialmente los de las mujeres, Khan, entendiendo, dice que se debe dar tiempo a los talibanes. Cuánto cuesta? En el Washington Post, confió en julio de 2005: “La verdad oculta sobre los fundamentalistas (musulmanes) es que cuando llegan al poder se convierten en moderados. «¡Si tan solo!

https://www.lemonde.fr/idees/article/2021/10/08/imran-khan-l-ex-playboy-qui-parraine-les-talibans_6097585_3232.html

21.37.-Abdulrazak Gurnah: “El discurso contra la inmigración no es moral ni compasivo, y lo peor es que no es racional” RAFA DE MIGUEL

El Nobel de Literatura de 2021 asegura que el Brexit es un error que mezcla la nostalgia y el autoengaño

Abdulrazak Gurnah, este viernes, en Londres. TOLGA AKMEN (AFP)

Abdulrazak Gurnah (Zanzíbar, 73 años) se deja llevar, entre despistado y molesto, por los fotógrafos de prensa. Le hacen caminar por el estrecho callejón londinense donde están las oficinas de su agente literario. Le obligan a posar como modelo profesional, y no entiende nada. Aunque su traje gris le siente como un guante, y los zapatos negros brillen como recién estrenados, hay un punto de dandismo íntimo en el escritor al que la publicidad desorienta.

6 oct 2021.- Y la publicidad de un premio como el Nobel de Literatura es desbordante. Convierte a quien toca en el portavoz forzado de una causa justa, o de una porción olvidada de la humanidad. “No estoy jugando ningún papel, digo lo que pienso. No me considero responsable ni portavoz de ninguna causa”, intenta explicar Gurnah. Admite, sin embargo, que su experiencia de inmigrante está en el corazón de todo lo que escribe. Llegó a Reino Unido con 19 años, en 1967, y huía de una revolución en Zanzíbar que derrocó el sultanato árabe del archipiélago. “Soy de Zanzíbar. No hay ninguna duda al respecto. Pero es la vida que he vivido, y las experiencias que he tenido, lo que ha influido sobre mi escritura. Y la mayoría de mi vida he trabajado y residido en Inglaterra. He enseñado literatura en inglés. Aunque no creo que tu experiencia vital sea lo que construye por completo lo que podríamos llamar tu vida imaginaria o imaginativa”, describe el autor.

Su lengua materna, que aún habla, es el swahili, pero su educación literaria se construyó a partir de los miles de libros en inglés a lo que tuvo acceso cuando llegó al Reino Unido. No fue una decisión premeditada. La conversación y las respuestas que necesitaba dar a los autores que le han precedido ―”la amplia red de voces que conversan en la literatura”— le salían en inglés, donde lograba expresar con mayor comodidad su voz propia. Que, como él mismo reconoce, se movió a la fuerza en un terreno muy delimitado por la experiencia de la inmigración. “Es el fenómeno de nuestro tiempo. Y creo que yo lo entiendo, en cierto sentido, por mi propia experiencia. No es una materia escogida libremente, es un asunto recurrente en tu pensamiento. Puedes incluso decirte a ti mismo que, en tu próximo libro, no quieres mencionar ese asunto. Da lo mismo, tarde o temprano encontrará el modo de entrar”, confiesa.

Gurnah ha sido descubierto esta semana por el gran público universal de la literatura. Su voz era minoritaria hasta ahora, a pesar de haber publicado ya más de una decena de libros ensalzados por la crítica especializada. Se nota en él una madurez, no solo profesional, sino vital. El autor tiene convicciones firmes, pero su radicalidad exhibe un tono educado y comprensivo. “A veces parece que el debate sobre la inmigración haya cambiado a mejor, pero de nuevo retrocedemos. Cada nueva ola de inmigrantes que llega al Reino Unido —afrocaribeños, paquistaníes, indios, rumanos…— deben sufrir el mismo clima de hostilidad, y una respuesta autoritaria del Gobierno”, lamenta. “Es una respuesta falta de moral y de compasión. Pero lo que es peor, no es racional. Esta gente no viene con las manos vacías. Traen con ellos juventud, energía y un gran potencial. La idea de que llegan para arrebatar parte de nuestra prosperidad es inhumana”.

Acabó adquiriendo la nacionalidad británica. Enseña literatura inglesa desde hace décadas. Vive en Canterbury. No se puede ser, en cierto modo, más británico. Quizá por eso, su opinión sobre el gran debate de los últimos años en Reino Unido, refleja ya el cansancio generalizado de sus compatriotas. Queda poco por decir respecto al Brexit: “Ha sido un error, pero así lo ha querido la gente. Me despierta muchas sospechas la fuerza que se esconde detrás de ese fenómeno, o de las aparentes razones que han llevado a respaldarlo. Puede haber algo de nostalgia, pero creo que también hay algo de autoengaño”, sugiere.

Gurnah esconde, bajo una voz suave, casi tímida, una ironía a la que resulta fácil rendirse. “¿Quiere usted que devuelva ya mi premio?”, le preguntaba al periodista que prácticamente le exigía que fuera una voz contra el tono racista o xenófobo de las instituciones. Compasivo y comprensivo con la gente, acusa sin embargo a las instituciones de que perduren en el tiempo los comportamientos que muchas de sus novelas han intentado reflejar con sutileza. “Cuando llegué al Reino Unido, la gente podía dirigirse a ti y emplear determinadas palabras sin ansiedad ni miedo, sin siquiera darse cuenta de que podía resultar ofensivo o herirte. Y muchas veces responde más a una falta de consciencia que a malicia. Creo que, sobre todo en las ciudades, donde los niños han ido juntos al colegio o han jugado juntos al fútbol, hay ahora mucha más claridad a la hora de entender lo que resulta o no correcto en público. Sin embargo, creo que las instituciones son igual de malvadas y autoritarias. No creo que eso haya cambiado. Y el maltrato a muchas personas no ha cambiado en absoluto”, denuncia.

https://elpais.com/cultura/2021-10-08/abulrazak-gurnah-el-discurso-contra-la-inmigracion-no-es-moral-ni-compasivo-y-lo-peor-es-que-no-es-racional.html  

21.36.-El ejército distribuirá gasolina en el Reino Unido a partir del lunesRAFA DE MIGUEL

El Gobierno de Johnson acelera la entrega de visados a camioneros de la UE, y extiende sus plazos de estancia, para aliviar la crisis

Una gasolinera de Londres anunciaba el lunes su cierre por falta de combustible. NEIL HALL (EFE)

Un total de 200 soldados británicos comenzarán a conducir camiones cisterna y a distribuir combustible por las gasolineras del Reino Unido a partir del próximo lunes, según ha anunciado este sábado el Gobierno de Boris Johnson.

2 oct 2021.- Downing Street ha ordenado además que se acelere la entrega de visados a camioneros comunitarios, después de anunciar a mediados de semana que se ampliarían en 5.000 estos permisos temporales de trabajo. Hasta 300 de ellos serán expedidos de inmediato. No solo se imprime mayor urgencia a las decisiones, sino que el Ejecutivo conservador ha cedido en parte a las exigencias de la industria de transportes y aumentará la duración de los visados, prevista inicialmente hasta el próximo diciembre.

La política de inmigración derivada de la llegada del Brexit es mucho más restrictiva para los trabajadores de la UE, que ya no tienen libertad de movimiento y deben someterse al mismo sistema de puntos que inmigrantes de otras partes del mundo. Con la pandemia, cientos de miles de ciudadanos comunitarios abandonaron el Reino Unido ―por falta de trabajo― y volvieron a sus países. La mayoría, ahora, o bien ha decidido no volver o no puede hacerlo con la nueva ley.

Esos primeros 300 conductores ―que todavía no han sido reclutados― podrán permanecer en el país hasta marzo del año que viene. El resto, 4.700, hasta el mes de febrero. “Todas estas intervenciones [del Gobierno] ya tienen como consecuencia que haya más combustible en las gasolineras del que se vende, y si la gente regresa a sus patrones habituales de consumo, reduciremos las colas de conductores y el número de estaciones de servicio obligadas a cerrar”, ha anunciado Steve Barclay, canciller del ducado de Lancaster (un puesto equivalente al de ministro de la Presidencia español, encargado de coordinar al Gobierno).

El propio Johnson y sus ministros han intentado durante toda la semana convencer a los británicos de que la crisis, desatada por una reacción de pánico de muchos ciudadanos, ya estaba aminorando, y de que las reservas de combustible de las gasolineras comenzaban a estabilizarse. Lo cierto es que, a última hora del viernes, el promedio de capacidad de los depósitos de abastecimiento en las estaciones de servicio era del 26%, según la Asociación de Gasolineras del Reino Unido (PRA, en sus siglas en inglés). Bastante por debajo del habitual 45% en esta época del año. Las interminables colas de vehículos que obstaculizan calles y generan tensión no han reducido su tamaño en ningún momento. La PRA, sin embargo, confirmaba también al final del viernes que ya solo uno de cada cuatro de sus establecimientos asociado permanecía cerrado. La asociación representa a unas 5.000 de las más de 8.300 gasolineras repartidas por todo el Reino Unido.

Las ligeras mejoras de abastecimiento que se han visto al final de la semana no han sido homogéneas en todo el país. Escocia y el norte de Inglaterra han mantenido durante la crisis una relativa normalidad, pero la capital, Londres, y el suroeste de Inglaterra ―donde se concentra la mayor parte de la población― apenas han visto alivio en la gravedad de la situación.

El Gobierno británico se ha resistido sin embargo, hasta el momento, a dar prioridad de abastecimiento a trabajadores esenciales, como médicos, enfermeros o profesores, a pesar de que no hayan dejado de reclamarlo los sindicatos, distintas asociaciones de profesionales sanitarios o la oposición laborista. Downing Street insiste en que hay gasolina de sobra, y que la crisis vivida esta semana obedece a una reacción nerviosa de los consumidores. El equipo de comunicación del Gobierno, según contó la BBC, dio orden a los ministros y autoridades locales de dejar de usar la palabra “pánico”, por temor a un posible efecto contagio. Sugirieron en cambio expresiones como “repostar antes de lo habitual” o “cambiar los hábitos de demanda”.

https://elpais.com/internacional/2021-10-02/el-ejercito-distribuira-gasolina-en-el-reino-unido-a-partir-del-lunes.html

  • 21.35.-«La crisis de los submarinos no es una cuestión de calidad de los barcos, es un gran paso adelante en el enfrentamiento entre China y Estados Unidos». ALAIN FRACHON
  • Boris Johnson ‘parquea’ temporalmente el Brexit para frenar la crisis de los camionerosRAFA DE MIGUEL
  • Noruega: la izquierda vuelve al gobierno Ellen Engelstad
  • Europa no debería volver a las reglas fiscales prepandémicas JOSEPH STIGLITZ

Dados los desafíos que enfrenta la UE hoy, una nueva ronda de austeridad sería desastrosa

La canciller alemana Angela Merkel y el candidato del SPD a canciller Olaf Scholz. Quedan dudas sobre la dirección que tomarán Alemania y Europa en la era posterior a Merkel © Markus Schreiber / Pool / Reuters

El escritor es profesor en la Universidad de Columbia y premio Nobel de Economía. Él hablará en la conferencia en línea de Asuntos Fiscales, del 27 al 30 de septiembre.

23 sep 2021.- Antes de las elecciones federales alemanas del domingo, las encuestas de opinión sugieren que Olaf Scholz, líder del SPD de centro izquierda y actual ministro de Finanzas, sucederá a Angela Merkel como canciller. Pero quedan muchas preguntas sobre la forma de la coalición que lideraría Scholz y la dirección que tomará Alemania y, por extensión, Europa en la era posterior a Merkel.

En respuesta a la emergencia del coronavirus, los países europeos han abandonado las reglas fiscales de la UE que rigen el déficit y la relación deuda / producto interno bruto, endeudamiento y gasto para mantener sus economías a flote. Habrá y debería haber un debate sobre qué tan bien se gastan los fondos prestados. Pero pocos argumentarían que gastar fue un curso de acción incorrecto.

Durante mucho tiempo se ha percibido a Alemania como el defensor más entusiasta de las reglas estrictas y rápidas sobre los préstamos, incluso si no siempre ha sido el más estricto adherente. En 2004, por ejemplo, el déficit fiscal de Alemania era del 3,7 por ciento del PIB, muy por encima del 3 por ciento estipulado por las normas posteriores a Maastricht.

Ahora, mientras los europeos esperan volver a la “normalidad” para fines de 2021, la pregunta es si los principios que rigen el gasto y el endeudamiento deberían volver a las normas prepandémicas.

Con el programa de recuperación de la próxima generación de la UE, Europa ya ha manifestado su voluntad de ir mucho más allá de las reglas. Italia, cuya economía se vio gravemente dañada por la pandemia, buscará invertir 235.000 millones de euros en los próximos años como parte de su plan nacional de recuperación. Después de dos décadas en las que su economía se contrajo lentamente tras la adopción del euro, esto presenta una gran oportunidad de expansión. Los datos hasta la fecha sugieren que el programa bien diseñado funcionará.

Todos los países de la UE se beneficiarán de las subvenciones y préstamos de la próxima generación, pero los estados miembros del sur y este del bloque estarán particularmente interesados ​​en ver este gasto como un precedente y no como una excepción.

Naturalmente, con el enorme aumento de la relación deuda / PIB, a muchos les preocupa si un programa económico basado en romper con las viejas reglas es sostenible. La respuesta corta es un sí inequívoco. Hay dos formas de restaurar la relación deuda / PIB a un nivel más razonable: reducir el numerador mediante la austeridad o aumentar el denominador mediante inversiones. Hace una década, la UE tomó la ruta anterior durante la crisis de la eurozona y resultó ser un enorme fracaso. Estados Unidos tomó la última ruta después de la Segunda Guerra Mundial y resultó ser un gran éxito. Dadas las crisis que enfrenta Europa hoy, la austeridad sería doblemente desastrosa.

Algunos preguntan si todo este gasto conducirá a un repunte de la inflación, pero la gran lección de los últimos 30 años es que los temores de un gasto excesivo en un país que da lugar a presiones inflacionarias en toda la eurozona fueron muy exagerados. Ni siquiera los enormes déficits de Alemania tuvieron ese efecto. De hecho, durante gran parte del tiempo la preocupación en Europa ha sido la deflación, tanto que la preocupación ha sido que el Banco Central Europeo pueda perder credibilidad debido a que la inflación es mucho más baja que su objetivo del 2%.

Incluso sin la pandemia, las reglas estrictas sobre los coeficientes de endeudamiento, la inflación, etc. no estaban logrando la «estabilidad y el crecimiento» como se prometió. Algunos de los países que más sufrieron en el colapso de 2008, Irlanda y España, por ejemplo, fueron obsesivamente rígidos al seguir las reglas. Pero cuando llegó la crisis, las reglas no los protegieron.

La pandemia ha demostrado que en lugar de preocuparse por proporciones arbitrarias, las sociedades habrían sido más prudentes al invertir más en salud y fortalecer las cadenas de suministro para hacer que la economía sea más resistente.

La UE correría un riesgo enorme si volviera a las viejas reglas desacreditadas. Para que la relación deuda / PIB vuelva rápidamente al 60% cuando algunos países duplican esa relación, volvería a castigar con impuestos más altos y menos bienestar a una generación que ha estado en el estante desde 2008. La cohesión social, que es un factor vital parte de cualquier plan de recuperación, sería sacrificado en el altar de un número que tiene poca justificación. Reequilibrar el sistema hacia los jóvenes y los asalariados bajos requerirá una inversión sostenida. Con los populistas dispuestos a alimentarse del descontento, los peligros para el proyecto europeo son obvios.

Ahora es la oportunidad de trazar un mejor rumbo para Europa. Las viejas reglas no mantendrán a flote a un barco que navegue en aguas turbulentas. Lo que se necesita es un enfoque nuevo, más flexible y más reflexivo de la gestión macroeconómica y fiscal.

https://www.ft.com/content/3cf6d629-1c66-49e8-b815-fa7ed94e8020

21.35.-«La crisis de los submarinos no es una cuestión de calidad de los barcos, es un gran paso adelante en el enfrentamiento entre China y Estados Unidos». ALAIN FRACHON

En las desventuras de la Barracuda de aleta corta en el Pacífico, una zona de peces gordos, podemos extraer al menos tres lecciones sobre las relaciones entre China, Estados Unidos y Europa. 

Primera lección. La «debacle de Kabul» no debilitó en modo alguno la credibilidad estratégica de Estados Unidos. La salida apresurada e ignominiosa de las tropas estadounidenses de Afganistán y el regreso de los talibanes al timón del país, una derrota en resumen, todo esto apenas impresionó a los australianos. 

23 sep 2021.- Frente a una China cada vez más agresiva en su entorno del Pacífico, Canberra ha optado por ponerse bajo la protección de Estados Unidos, no de Francia. Australia ha aprovechado la oferta estadounidense-británica (ocho submarinos de propulsión nuclear para 2040) a la asociación concluida con París: doce Shortfin Barracuda para 2030.

Lea también Crisis submarina: la salida de la crisis llevará «tiempo» y requiere «acción», dice Le Drian a Blinken

Incluso en el mundo de la venta de armas, donde todo vale, Canberra ha actuado mal con los franceses. Pero esta amortiguación no debería enmascarar el profundo significado del episodio. No se trata de la calidad de los submarinos. Es un gran paso adelante en el enfrentamiento chino-estadounidense.

Después de Kabul, el pacto Aukus -Australia, Reino Unido, Estados Unidos- confirma la prioridad estratégica de Estados Unidos: China. Australia había sido un aliado durante mucho tiempo. Se convierte en socio cercano de Estados Unidos, elemento avanzado en Asia-Pacífico del dispositivo estadounidense destinado a contrarrestar la voluntad de dominación china en la región. Incluso si eso significa correr un riesgo muy grande de diseminación nuclear.

En este caso, Beijing hizo todo lo posible para arrojar a Canberra a los brazos de Washington. China está militarizando desenfrenadamente los islotes, territorios en disputa con sus vecinos, que ha tomado por la fuerza en el Pacífico Occidental. Ha multiplicado las operaciones de espionaje y la influencia política en Canberra. Para castigar a Australia por atreverse a pedir una investigación internacional sobre el origen de la crisis de Covid, los chinos han declarado una guerra comercial despiadada a los australianos. Signo de los tiempos: Aukus ha sido aclamado en toda Asia, en Tokio, Delhi, Taipei.

Segunda lección. Barack Obama, el presidente de la “columna vertebral” del compromiso estadounidense con Asia, se mostró relativamente indiferente a los asuntos europeos. Donald Trump mostró su hostilidad hacia la Unión Europea (UE) y sus dudas sobre la utilidad de la OTAN. El presidente Joe Biden dice palabras amables a sus aliados, pero los trata con una ligereza humillante. Palabras amables, comportamiento despectivo: dirigida a Europa, la doctrina Biden es la escuela “brutalista”.

Leer también En Naciones Unidas, la diplomacia de Joe Biden puesta a prueba

En junio, Biden obligó a la OTAN, cuya jurisdicción es el Atlántico Norte, a incluir a China en las preocupaciones de seguridad de la organización. Los europeos asienten, Alemania y Francia a regañadientes. A partir de entonces, se habría pensado que Washington habría estado interesado en mantener informada a la OTAN sobre el proyecto Aukus. Erróneamente. Este acuerdo triangular, que involucra a dos miembros de la OTAN, Londres y Washington, se elaboró ​​a espaldas de un tercero: Francia. ¡Delicioso ambiente entre aliados!

Leer también Crisis submarina: Estados Unidos y Australia saludan la fuerza de su alianza

Pero hay un aliado y un aliado, no todos son tratados igual. En Europa, el tropismo de la anglosfera todavía funciona a favor de Londres. Quizás porque Boris Johnson, negándose, por ejemplo, el acceso del Reino Unido a la empresa china Huawei para 5G, se alinea de todo corazón con la postura de Estados Unidos: confrontación abierta con China. Los 27 de la UE son más vacilantes, en solidaridad con Washington, por supuesto, pero ansiosos por salvar a Pekín, poco inclinados a recrear una guerra fría.

Francia, un aliado sólido y constante dentro de la OTAN, debería considerar el trato preferencial de que disfruta Alemania. Berlín hace lo mínimo en defensa, tiene una relación única con Rusia y es uno de los mayores socios económicos de China. Si bien es tratado en Washington como el aliado más querido entre los 27 en la UE. Reflexión sobre el poder: la fuerza económica se traduce mecánicamente en el margen de la autonomía política. Francia no ha terminado de experimentar el costo político-diplomático de su desvinculación de la economía alemana.

Tercera lección. El episodio de Aukus debería confirmar la línea de Emmanuel Macron: en estos tiempos de reorientación de las prioridades estadounidenses, la UE debe más que nunca adquirir un mínimo de autonomía estratégica. En particular, debe dotarse de los medios para resistir la presión vengativa de la Rusia de Vladimir Putin y existir en un mundo de bloques. Esto se llama la Europa de la Defensa.

Lea también: Francia obtiene el apoyo simbólico de los europeos

Pero incluso en la forma de un pilar europeo de la OTAN, nuestros socios, por lo demás indiferentes a los asuntos del Pacífico, se resisten. Temen que tal perspectiva lleve a Estados Unidos a alejarse más del Viejo Continente. En cuanto a los estadounidenses, parecen, política, psicológica y genéticamente, incapaces de apoyar una autonomía estratégica europea, si fuera limitada. Sin embargo, esta orientación estaría en consonancia con su nuevo eje estratégico: la prioridad a Asia-Pacífico porque creen que es allí, frente a China, donde se juega el mantenimiento de su liderazgo mundial.

La Europa de la Defensa supondría un mínimo de reagrupamiento en las industrias armamentísticas nacionales que se involucran en una feroz competencia en todos los mercados. En este caso, Naval Group ganó al ThyssenKrupp alemán. Mientras confesamos nuestra abismal ignorancia del mundo de los submarinos de ataque, ¿podemos hacernos esta pregunta: Francia no habría estado en una mejor posición en este asunto si Naval Group y ThyssenKrupp hubieran unido fuerzas para satisfacer la demanda australiana? Hoy, por desgracia, impensable.

https://www.lemonde.fr/idees/article/2021/09/23/la-crise-des-sous-marins-n-est-pas-une-affaire-de-qualite-de-navire-c-est-un-grand-pas-en-avant-dans-l-affrontement-sino-americain_6095723_3232.html

21.35.-Boris Johnson ‘parquea’ temporalmente el Brexit para frenar la crisis de los camionerosRAFA DE MIGUEL

El Gobierno abre la llave a la contratación de conductores de la UE, para evitar que el desabastecimiento arruine las Navidades

Vista aérea de una cola de vehículos en una gasolinera del este de Londres, este sábado. DANIEL LEAL-OLIVAS / AFP

El Brexit era la promesa de recuperar el control de las fronteras —take back control, el eslogan utilizado en inglés— y preservar los trabajos y los beneficios sociales para los británicos. Frente al desastre político de largas colas de conductores en las gasolineras o de estanterías vacías en los supermercados, el primer ministro Boris Johnson ha optado por aparcar por un tiempo la ideología y apostar por el pragmatismo, aunque suponga pasar algo de vergüenza.

25 sep 2021.- Johnson ha dado su visto bueno a la concesión temporal de 5.000 visados para que los camioneros de la UE puedan trabajar en el Reino Unido. Y otros 5.000 para que la industria cárnica británica pueda volver a contratar a trabajadores comunitarios —principalmente, del este de Europa— y poner a pleno rendimiento sus plantas procesadoras.

Será una solución para los próximos seis meses. Lo suficiente, calcula Downing Street, como para que las Navidades no acaben siendo un desastre, que amenace la estabilidad del Gobierno conservador. A lo largo del viernes y el sábado, miles de conductores han colapsado gasolineras por todo el país para hacer acopio de combustible. No ha servido para nada la llamada a la calma del Gobierno, incapaz de frenar la sensación de pánico. Algunos medios mostraban incluso fotografías de usuarios que llenaban bidones con gasolina después de haber abastecido el depósito de sus vehículos. De las más de 8.000 estaciones de servicio repartidas por todo el Reino Unido, apenas un 1% (unas 80) han tenido que cerrar algunos de sus surtidores por falta de algún tipo de combustible. BP solo ha suspendido completamente el servicio en 20 de sus establecimientos. Pero ha sido imposible contener los nervios de miles de ciudadanos, que se han lanzado a repostar.

La causa de estos problemas de abastecimiento no está en la escasez de gasolina. Hay de sobra. Reside más bien en la falta de conductores de camiones para transportar el combustible a los puntos de repostaje. La industria británica de transporte estima en 90.000 el número de conductores necesarios para que todo fluya sin problemas. Son cerca de 50.000 los que abandonaron su trabajo durante la pandemia, bien porque se jubilaron o porque optaron por otra profesión. Además, unos 20.000 conductores de la UE regresaron a sus países.

La nueva ley de inmigración, aprobada inmediatamente después del Brexit, establece un sistema de puntos para entrar en el Reino Unido. Los ciudadanos comunitarios ya no tienen prioridad sobre los del resto del mundo. Y las cuotas temporales de excepción para contratación —fundamentalmente para la sanidad y el sector agrícola— han resultado escasas y limitadas en su alcance. Nunca se contempló esa excepcionalidad para los transportistas, como el Gobierno de Johnson pretende hacer ahora. Y no todo el sector está convencido de que la solución de los visados temporales, reducida y tardía, sea la correcta. “Creo que lo que estamos viendo tiene que ver sobre todo con el nivel salarial de los conductores”, ha explicado a la BBC Toby Ovens, director gerente de una de las principales empresas de transporte y logística del Reino Unido, Broughton Transport Solutions. “Los márgenes en la industria de transporte son muy ajustados y no se dispone del dinero para elevar los salarios sin que eso no repercuta en el precio que se trasladará a los clientes”, asegura Ovens.

Esa era la batalla ideológica que se había desatado en el seno del Gobierno de Johnson. Muchos de sus ministros, comenzando por el de Transportes, Grant Shapps, pero sobre todo la de Interior, Priti Patel —campeona del ala dura del Partido Conservador— se resistían a dar su brazo a torcer con los visados. En primer lugar, porque uno de los objetivos de la Ley de Inmigración que aprobó Downing Street era el de forzar a la industria británica a formar y contratar a los nacionales, y acabar con décadas de baja productividad y bajos salarios a base de contratar trabajadores comunitarios. Por eso la primera respuesta del Gobierno a la crisis de los camioneros —que, en verdad, afecta a toda Europa— fue la de acelerar los trámites de examinación para obtener la licencia de conducir vehículos pesados, y reclamar a las empresas transportistas salarios más atractivos. No sirvió de nada. Pero sobre todo, el tira y afloja, combinado con continuos titulares en la prensa de colas en las gasolineras y estanterías vacías, puso muy nervioso a Boris Johnson. Recién regresado el viernes de su viaje a Estados Unidos, reunió de urgencia a sus ministros, les sacó los colores y exigió una solución al problema. Todo menos llegar a las Navidades con una situación que recordara, siquiera remotamente, al Invierno del Descontento de 1978, que tumbó a un Gobierno laborista y abrió las puertas a la Década Thatcher.

La principal patronal del Reino Unido, Confederación de la Industria Británica (CBI, en sus siglas en inglés), que llevaba meses advirtiendo de las carencias de mano de obra en muchos sectores clave —principalmente transporte, agricultura y hostelería—, ha celebrado como una victoria la decisión de Johnson. “Es una vergüenza que el Gobierno haya necesitado ver colas en las gasolineras para tomar una decisión”, ha dicho Tony Danker, director general de CBI. “Básicamente, el Gobierno pensó que, después del Brexit, tendríamos un sistema de inmigración que dejaría entrar a los trabajadores con las habilidades que necesitáramos, no al resto. Y ahora se ha dado cuenta de que algunas de las habilidades descartadas también las necesitamos, aunque sea de modo estacional”, ha explicado Danker a la BBC.

Las próximas semanas demostrarán si la solución escogida alivia la crisis del transporte, o si Johnson ha renunciado temporalmente a su principal bandera ideológica, el Brexit, sin que le haya servido para mucho.

https://elpais.com/internacional/2021-09-25/boris-johnson-aparca-temporalmente-el-brexit-para-frenar-la-crisis-de-los-camioneros.html 

21.35.-Noruega: la izquierda vuelve al gobierno Ellen Engelstad

En las recientes elecciones parlamentarias de Noruega, el 13 de septiembre, el país dio un paso significativo hacia la izquierda, asegurando cien escaños para el sector izquierdo del espectro político, de un total de 169. No está claro quién formará gobierno, pero probablemente será una coalición mayoritaria del Partido Laborista (Ap), el Partido del Centro (Sp) y el Partido de Izquierda Socialista (SV), o una coalición minoritaria con solo Ap y Sp. Alternativamente, el laborismo puede formar un gobierno minoritario solo, con el apoyo de la izquierda en el parlamento, un modelo similar a los gobiernos de Dinamarca y Portugal.

La conclusión más importante es el avance del Partido Rojo (R), de izquierda radical, que fue el primer nuevo partido en la historia de Noruega en romper el umbral electoral del 4 por ciento. El Partido Laborista, a pesar de las malas encuestas de primavera, logró asegurar su papel como el mayor partido de Noruega, a pesar de que perdió un 1 por ciento desde las elecciones anteriores hace cuatro años. El mayor aumento fue para el Partido del Centro, que realizó una campaña contra las impopulares reformas centralizadoras. El Partido de la Izquierda Socialista aumentó su apoyo en un 1,6 por ciento, menos de lo que predijeron las mejores encuestas, pero es un buen resultado, especialmente considerando la competencia del Partido Rojo y del Partido Verde, ya que los tres luchan en gran medida por los mismos votos.

Carrera por el umbral

La política noruega tiene muchos partidos y, por lo tanto, mucho depende de quién rompa el umbral electoral del 4 por ciento y quién no. Los partidos que rondan el umbral a menudo se denominan partidos pequeños y al resto, grandes partidos.

Durante los últimos ocho años, Noruega ha sido gobernada por una coalición de cuatro partidos de derecha, aunque la composición del gobierno ha variado con el tiempo. El bloque de derecha está formado por los grandes partidos, el Partido Conservador (H) y el Partido Progreso (FrP), de extrema derecha y antiinmigración. Los partidos pequeños de la derecha son el Partido Cristiano (KrF) y el Partido Liberal (V).

Estos dos últimos, junto con el Partido del Centro, han tratado de presentarse como partidos de centro, ni de izquierda ni de derecha. Últimamente, sin embargo, han estado bajo una presión cada vez mayor para elegir un bando si quieren tener influencia gubernamental. El Partido Verde (ODM) también ha insistido anteriormente en que no pertenece a ningún bloque político, pero en estas elecciones, los Verdes designaron al líder laborista como su opción preferida de primer ministro, alegando que el gobierno de derecha había hecho poco para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero de Noruega y proteger el medio ambiente.

El bloque de izquierda se compone de cinco partidos. Los grandes son los que probablemente formen gobierno ahora – Ap, Sp y SV – y los pequeños son el Partido Rojo y el Partido Verde. Cuando se conocieron los resultados el lunes, el drama del umbral terminó con un empate: una fiesta arriba y otra abajo en cada bloque. El Partido Rojo y el Partido Liberal rompieron el umbral y aseguraron ocho mandatos cada uno, mientras que el Partido Verde y el Partido Cristiano quedaron por debajo, consiguiendo solo tres mandatos.

Levantamiento rural

Se esperaba que Noruega girara a la izquierda en estas elecciones desde hace bastante tiempo. El gobierno de derecha se ha vuelto cada vez más impopular, criticado por recortar los impuestos para los ricos y, al mismo tiempo, introducir recortes en el bienestar y el sector público. Una gran reforma redujo el número de condados en Noruega de diecinueve a once, al mismo tiempo que redujo el número de municipios. Se suponía que la reforma haría que el gobierno local fuera más eficaz y robusto, pero provocó protestas hasta el punto de que ahora el número de condados puede volver a aumentar, ya que el Partido del Centro ha prometido disolver todas las fusiones forzadas.

La protesta está vinculada a una mayor insatisfacción en las zonas rurales y el conflicto centro-periferia ha sido uno de los temas más importantes en las elecciones. Noruega solo tiene alrededor de 5 millones de ciudadanos, pero es geográficamente vasta y tiene una tradición de población dispersa que comprende muchas comunidades pequeñas. La tendencia a la centralización (personas que se trasladan a las grandes ciudades) a menudo se ve como una señal de que el país está perdiendo algo importante. Las preocupaciones sobre los hospitales y las comisarías de policía de los distritos han causado revuelo.

Un movimiento social que ha surgido en los últimos años es el de las «guerrillas bunad», un grupo de mujeres vestidas con el traje folclórico tradicional bunad, que protestan por el cierre de las clínicas de maternidad locales y la exigencia de que las mujeres tengan que hacer un largo camino para ser tratadas. En la capital, Oslo, ha habido importantes protestas contra el plan de la derecha de cerrar el hospital más grande de la ciudad y reemplazarlo por uno nuevo que muchos temen que sea demasiado pequeño para la población.

El ascenso de la periferia provocó un repunte del apoyo al Partido del Centro, que canaliza este descontento más que ningún otro. A principios de año, obtuvieron el mismo nivel de apoyo en las encuestas que el Partido Laborista, alrededor del 20 por ciento, y atrajeron a muchos votantes del bloque de derechas. Sin embargo, habiendo recogido a los votantes insatisfechos de la derecha y el centro, comenzaron a distanciarse de la izquierda, alegando que no querían gobernar con el Partido de Izquierda Socialista (como lo hicieron entre 2005 y 2013) y confrontando con el Partido Verde sobre políticas climáticas simbólicas.

Algunos sienten que este intento de ampliar su espacio ha ido demasiado lejos, particularmente porque muchos de sus votantes buscan un cambio genuino como resultado de su descontento con el gobierno actual. Al final, el Partido del Centro terminó con el 13,5 por ciento y la exigencia de desarrollo de las zonas rurales, una visión que comparten la izquierda y el laborismo.

(resultados por distritos y municipios)

¿Se está difuminando el cambio climático?

Otro gran tema de la campaña fue el cambio climático, ya que Noruega es un gran exportador de petróleo y gas. El debate se intensificó después de que Naciones Unidas publicara su nuevo informe climático el 9 de agosto y el secretario general de NNUU, António Guterres, declarara el “código rojo” para la humanidad. Existe un consenso creciente de que el cuento de hadas del petróleo noruego (como se le llama) pronto terminará, aunque la opinión está dividida en cuanto a si esto se debe a una transición planificada que hace que el país deje de perforar en busca de petróleo, o debido a una rápida caída de la demanda en los mercados. Cuatro partidos pueden ser considerados “partidos climáticos” (SV, R, MDG y V), y el debate climático es probablemente la razón principal por la que el Partido Liberal logró cruzar el umbral electoral.

El hecho de que el Partido Verde no haya superado el umbral ha provocado un debate sobre la importancia relativa del cambio climático para los votantes en relación con la que le dan los medios de comunicación. Los críticos afirman que esto demuestra que los noruegos, con su relativa riqueza y altos niveles de vida, no están dispuestos a enfrentarse a la realidad climática y temen perder algo de comodidad. Otros dicen que el Partido Verde era demasiado radical e intransigente, y que tomó una actitud excesiva de clase media urbana, “más purista que tú”, lo que asustó a los votantes. Todos los partidos, excepto la extrema derecha, afirman que también se preocupan por el cambio climático y el medio ambiente, por lo que podría ser que los votantes que se preocuparon por el tema eligieran partidos distintos a los Verdes, especialmente los de extrema izquierda.

El Partido de la Izquierda Socialista y el Partido Rojo plantearon el tema del cambio climático en sus campañas, abogando por industrias verdes y una transición justa que haga que los mayores contaminadores paguen un precio más alto. El FrP de extrema derecha intentó luchar por la producción de petróleo noruego y llegar a los trabajadores que temían perder sus puestos de trabajo, pero sin resultado: continuaron su caída desde las últimas elecciones y terminaron con un 11,6 por ciento.

Dos partidos de izquierda radical, ¿o uno?

En los últimos años se ha hablado de una colaboración electoral, o incluso de una fusión, de los dos partidos de extrema izquierda, el Partido de Izquierda Socialista y el Partido Rojo. El Partido Rojo se formó en 2007 cuando el Partido Comunista de los Trabajadores (AKP) y la Alianza Electoral Roja (RV) se disolvieron para formar el Partido Rojo, junto con la Juventud Roja (RU) del AKP y los independientes. RV fue originalmente el frente electoral del AKP, pero desde 1991 funcionaba como partido independiente.

En ese momento, el Partido de la Izquierda Socialista había estado en el gobierno con el Partido Laborista y el Partido del Centro durante dos años como socio menor. Muchos en la izquierda estaban decepcionados con un gobierno que dejó intacta la Nueva Gestión Pública del sector público, abrió el Mar de Barents para la perforación de petróleo y gas y luego se unió a la guerra liderada por la OTAN en Libia. Después de ocho años en el gobierno, SV fue castigado por sus votantes en 2013 y apenas logró cruzar el umbral con un 4,1 por ciento.

Desde entonces, el partido dio un paso significativo hacia la izquierda con su nuevo líder Audun Lysbakken y poco a poco reconstruyó la confianza en él. Los dos partidos de extrema izquierda votan cada vez más por lo mismo en el Parlamento y están de acuerdo en la mayoría de los temas, lo que genera una demanda de más colaboración. Eso no sucedió en estas elecciones, aunque podría haber sido lo mejor: su colaboración podría haber enviado una señal a los votantes de que el grupo estaba dispuestoa formar un bloque fuerte de izquierda en la política noruega y aspirar al gobierno. Pero también podría haber asustado a los votantes, ya que los dos partidos llegan a personas algo diferentes. Algunos todavía rechazan al Partido Rojo por su pasado comunista, aunque eso parece ser principalmente entre las generaciones mayores.

Más importante, quizás, es que el Partido de la Izquierda Socialista se dirige particularmente a las mujeres en el sector público, como las maestras y las trabajadoras de la salud, mientras que el Partido Rojo ha seguido su estrategia a largo plazo de poner el trabajo y la economía en el centro de sus actividades políticas. Eso le ha permitido captar votantes insatisfechos del laborismo y aumentar sus votos entre aquellos con poca educación y bajos ingresos. El Partido de la Izquierda Socialista está interesado en sumarse a un gobierno, lo que atrae a los votantes que querrían que su partido entrara en el gobierno; el Partido Rojo, por su parte, no desea entrar en ningún gobierno con este nivel de apoyo. En cambio, el Partido Rojo prefiere impulsar reformas radicales desde el Parlamento, que pueden atraer a otros votantes, particularmente a aquellos que no quieren ver comprometido su radicalismo.

Las apuestas son altas

Las elecciones en Noruega son un mandato claro de los votantes para un cambio de izquierda de la centralización, la desigualdad y los recortes en el bienestar y los subsidios, y hacia las reformas sociales. Una reforma planteada por la izquierda es la atención dental gratuita, que actualmente se encuentra fuera del sistema público de atención médica gratuita. Existe una demanda de nuevas infraestructuras en todo el país (también entró en el Parlamento una lista electoral que exigía un hospital en la ciudad de Alta, en el extremo norte), aumento de los impuestos para los ricos y apoyo estatal para el desarrollo de nuevas industrias verdes. El Partido Laborista también ha dado un paso significativo hacia la izquierda, al menos en comparación con su apogeo neoliberal hace veinte años. Nunca hubieran llegado tan lejos en las elecciones si no lo hubieran hecho.

Sigue habiendo preguntas sobre cuán significativo es realmente su giro a la izquierda y si pueden cumplir las enormes expectativas establecidas después de ocho años de gobierno de derecha y creciente disidencia. Una señal preocupante es que la derecha siempre recorta los impuestos de los ricos y el laborismo se muestra reacio a volver a aumentarlos. El partido ha dicho que aumentará algunos impuestos y tarifas, pero al mismo tiempo reducirá otros, dejando intacta la presión fiscal total. Pero las reformas sociales y un estado de bienestar más fuerte cuestan dinero, y necesitan ser financiados de alguna manera, por los ricos, si se le pregunta a la Izquierda Socialista y al Partido Rojo.

Otro motivo de preocupación es que, si bien el Partido del Centro tiene muchas buenas políticas para los trabajadores y los distritos, también incluye una facción significativa con tendencias más derechistas. El mayor desafío puede ser la resistencia de esta facción a la acción climática. Su dirigente adjunto, Ola Borten Moe, es un inversionista petrolero, y el partido se opone a las tarifas sobre las emisiones, que afirman afectarán de manera desproporcionada a las personas en las zonas rurales que dependen de sus automóviles para viajar largas distancias. Por supuesto, esto es cierto para las tarifas fijas, pero se puede resolver con mecanismos como las tarifas sobre el carbono y los dividendos. El Partido del Centro es también el viejo partido de los terratenientes, que tiende a oponerse a las regulaciones ambientales sobre el uso de la tierra y busca erradicar más o menos a los mamíferos depredadores como los lobos, algo que la izquierda encuentra difícil de admitir.

Con todo, las elecciones son una gran oportunidad para la izquierda, si logra aprovecharla. El hecho de que la izquierda radical se haya vuelto tan grande y de que el Partido Rojo tenga un gran grupo en el Parlamento dispuesto a captar votantes descontentos si el gobierno no cumple, es prometedor. Pero las expectativas también son altas, lo que significa que la caída será dura si los laboristas no aprovechan al máximo esta oportunidad.

Mientras tanto, la extrema derecha no tuvo mucho que decir en una campaña en la que la inmigración estaba fuera del debate y la política de clases dominaba. Esperemos que siga así.

Ellen Engelstad

Critica literaria noruega, es editora de la revista de izquierda Manifest Tidsskrift. Este artículo fue escrito para la oficina de Bruselas de la Fundación Rosa Luxemburg

Traducción: Enrique García

 https://www.sinpermiso.info/textos/noruega-la-izquierda-vuelve-al-gobierno

  • 21.34.-El ‘cisne negro’ que se alió con el Brexit: los precios del gas agravan el desabastecimiento en el Reino Unido   – RAFA DE MIGUEL
  • El teletrabajo había venido para quedarse, pero la realidad es más tozuda VERÓNICA LECHUGA
El teletrabajo fue la palabra de moda en 2020, con permiso de Covid y coronavirus. La pandemia hizo que la gran mayoría de nosotros se tuviera que recluir en casa para trabajar, haciendo que algo que en nuestro país era meramente residual se disparara.

4 sep 2021.- Según datos del INE, en España en 2019 apenas teletrabajaba el 4,8% de la población, una de las tasas más bajas de Europa. Pues en septiembre de 2020 ese porcentaje ya superaba el 16% -hubo picos más altos en los meses de confinamiento- y a final de año había en nuestro país 2,8 millones de personas trabajando en casa, cuando en 2019 eran apenas 1,2 millones.

Hablamos pues de un incremento importante, aunque seguimos lejos de los países de nuestro entorno, ya que estas cifras ya las manejaban ellos antes de la pandemia. Si bien, ha supuesto un cambio importante de cultura laboral, pero…¿ha venido para quedarse?

Porque este final del verano de 2021 trae para muchos una vuelta a la realidad más dura que en veranos anteriores: la vuelta a la oficina. Muchas empresas han decidido que este es el momento de volver a la normalidad, al menos en cierta medida, lo que supone una operación retorno que nos enseña varias cosas que han cambiado (o no) gracias a la pandemia.

España, ¿preparada para el teletrabajo?

Esta ‘vuelta a la oficina’ no va a ser igual que en 2019, al menos de momento, sobre todo en las grandes corporaciones. La idea de la mayoría es poder combinar el trabajo presencial con el teletrabajo, dando una mayor flexibilidad a los empleados. Al menos en apariencia.

Pero la realidad es que desde que comenzó 2021 el trabajo en casa ha venido descendiendo. Porque ya en el primer trimestre del año cayó al entorno del 11%, pasando de más de 3 millones de teletrabajadores al cierre de 2020 a 2,1 millones, según un estudio del Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad.

Por lo tanto, y visto lo visto, es de esperar que la tendencia bajista prosiga a medida que la vacunación ya esté más extendida. Más del 70% de la población ya lleva tiempo vacunada, con lo que se espera que la normalidad llegue gradualmente en estos meses.

De hecho, en Barcelona, una de las ciudades con más oficinas junto a Madrid, la contratación de estos espacios ha crecido un 55%, aunque es cierto que en la capital ha bajado. Pero la caída de los precios de estas también hace esperar que este mercado se recupere pronto ante la vuelta a la presencialidad que se plantea.

Precisamente, en estas dos capitales es donde más incidencia ha tenido el teletrabajo, al ser las que más oficinas tienen, pero en ninguno de los casos ha llegado a alcanzar ni el 40% de la fuerza laboral en los meses más crudos de pandemia.

¿Esto qué nos demuestra? Que España no es país preparado para el trabajo en remoto. Al menos de momento. Ocho de cada diez empresas han vuelto a requerir presencialidad con la vuelta de las vacaciones, lo que indica que lo del año pasado es un espejismo forzado por una situación insólita. Ya saben, situaciones desesperadas exigen medidas desesperadas.

A esta falta de cultura más flexible se suma que hoy por hoy España tiene pocos puestos que permitan el teletrabajo, muchas personas siguen trabajando en puestos que exigen presencialidad al ser más físicos, por lo tanto, aumentar la tasa de teletrabajadores es más complicado.

Por lo tanto, estamos ante otra predicción fallida de la pandemia: el teletrabajo no llegó para quedarse, al menos a gran escala. Seguirá siendo residual aunque las empresas tienen previsión de ser más flexibles y facilitarlo y alternarlo con el presencial. Porque saben que dependen de ello, ya que los empleados han saboreado las mieles de tener más tiempo para ellos y facilidad para organizarse y no lo van a dejar pasar. Adaptarse o morir.

https://www.elblogsalmon.com/mundo-laboral/teletrabajo-habia-venido-para-quedarse-realidad-tozuda?utm_source=recomme

21.34.-El ‘cisne negro’ que se alió con el Brexit: los precios del gas agravan el desabastecimiento en el Reino Unido   – RAFA DE MIGUEL

El Gobierno de Johnson celebra reuniones de urgencia con los representantes de las industrias alimentaria y energética

Plataformas de perforación en desuso en Cromarty Firth, (Escocia), el pasado 27 de abril de 2020.ROBERT PERRY / EFE

La respuesta de Harold Macmillan, el primer ministro conservador del Reino unido de 1957 a 1963, ya forma parte del manual de instrucciones de cualquier Gobierno. Cuando le preguntaron cuál era el mayor desafío para un dirigente político, dijo aquello de “los acontecimientos, querido joven, los acontecimientos” (Events, dear boy, events).

18 sep 2021.- Boris Johnson llegó a Downing Street con una visión extremadamente ideologizada de lo que quería para su país, y los acontecimientos le han torcido el brazo. En primer lugar, la pandemia. En segundo lugar, las consecuencias de un Brexit que nunca se midió con criterios pragmáticos; y ahora una crisis mundial de abastecimiento energético que no solo infla las facturas de los consumidores de electricidad o gas, sino que amenaza con agravar el desabastecimiento de alimentos.

Dos de las principales plantas de fertilizantes del Reino Unido, la de Billingham y la de Ince, suspendieron el pasado jueves su producción. La propietaria estadounidense, CF Industries, atribuye su decisión a la espectacular subida del precio del gas en el mercado mayorista, y ha sido incapaz de dar una pista sobre la fecha de reanudación de la actividad. Las dos plantas, que producen cerca de un millón de toneladas al año de fertilizantes, son además las productoras del 60% del dióxido de carbono, un derivado de los fertilizantes, que consume el Reino Unido. Esa ha sido la causa de que el ministro británico de Comercio, Kwasi Kwarteng, haya reunido a la “unidad de resistencia energética” del departamento, y haya convocado contactos de urgencia con los representantes de las industrias energética y alimentaria del país.

El dióxido de carbono se utiliza para adormecer a los animales en los mataderos de las industrias cárnica y avícola; es fundamental para la elaboración de algunos productos de bollería; elemento indispensable para las bebidas carbonatadas o la cerveza; se utiliza para la fabricación del hielo con el que se transportan muchos alimentos perecederos y es un gas muy necesario para prolongar la conservación de muchos alimentos envasados que acaban en las estanterías de los supermercados.

La enorme subida del gas se ha convertido en el cisne negro que definió el estadista Nassim Nicholas Taleb: el acontecimiento altamente improbable, la sorpresa, que altera las previsiones. La previsión de Johnson cuando culminó el Brexit era que el Reino Unido prosperara como nuevo actor solitario en el comercio internacional; la previsión de Johnson era salir de la pandemia con una economía fuerte y pujante. Lo que no se podía imaginar era que las estanterías de los supermercados acabaran desoladas y vacías por falta de camioneros -se calcula en 100.000 los necesarios para superar la situación-, y que las industrias agrícolas, ganaderas o de procesado de alimentos no tuvieran suficiente mano de obra para remontar. La Ley de Inmigración que el Gobierno conservador se apresuró en aprobar en cuanto salió de la UE restringe la llegada de inmigrantes comunitarios. Gran parte del millón y trescientas mil personas que regresaron a sus países durante la pandemia se han quedado en sus países, bien por el escaso atractivo del mercado británico, bien porque no fueron capaces de regularizar previamente su situación y ahora la vuelta es complicada.

“Todo esto [el precio del gas] puede ser la gota que colme el vaso. Se trata de un inmenso desafío potencial para la industria alimentaria, que ya estaba experimentando un montón de problemas”, ha dicho Nick Allen, el director ejecutivo de la Asociación de Productores Cárnicos Británicos.

El cierre de las plantas de fertilizantes afectará también a la industria agrícola, por la previsible subida de los precios y la dificultad añadida de asegurarse suministros. Problemas que, a medio plazo, pueden agravar la cadena de suministro a supermercados y comercios minoristas.

“Estamos controlando minuciosamente la situación, y mantenemos contactos habituales con las organizaciones de las industrias alimentarias y agrícolas, para ayudarles a gestionar los problemas actuales”, ha dicho un portavoz del Gobierno británico. Más allá de posibles ayudas económicas, el Ejecutivo de Johnson no quiere dar su brazo a torcer en su política de visados laborales, algo que serviría en parte para aliviar la tensión actual.

La factura eléctrica se dispara

Los consumidores británicos están aun relativamente protegidos frente a una escalada mundial de los precios energéticos. Durante el Gobierno conservador de Theresa May se introdujo el llamado energy price cap (límite del precio de la energía). Desde enero de 2019, el organismo regulador, la Oficina de los Mercados del Gas y la Electricidad (OFGEM, en sus siglas en inglés), establece dos veces al año el límite de la factura anual que cualquier consumidor dual de gas y electricidad ―que no haya contratado una tarifa fija― puede llegar a pagar. El cambio tiene lugar a partir de abril o de octubre, y se anuncia con tiempo suficiente de antelación. El pasado agosto ya se advirtió de una fuerte subida para finales de año.

A partir del 1 de octubre, los consumidores británicos tendrán un tope de 1.495 euros anuales, es decir, unos 124 euros mensuales. Es una subida del 12% respecto a la cifra anterior, pero el problema radica en que la próxima revisión, según vaticinan los expertos, será muy superior en porcentaje. Al menos una docena de pequeños intermediarios que operan en el mercado energético británico han tenido que cerrar el negocio, incapaces de asumir el límite del precio impuesto por el Gobierno. Las grandes empresas han tenido que asumir el servicio de todos estos cientos de miles de consumidores que se han quedado repentinamente sin proveedor. Son ya muchas las voces en la industria que reclaman una revisión cada dos meses, y no bianual, del precio que pueden transmitir a sus clientes, para intentar afrontar una situación descontrolada.

https://elpais.com/economia/2021-09-18/el-cisne-negro-que-se-alio-con-el-brexit-los-precios-del-gas-agravan-el-desabastecimiento-en-el-reino-unido.html

21.33.-Cómo ha conseguido Estonia superar en PIB per cápita a España cuando hace 15 años estaban a 40 puntos por debajoMARC FORTUÑO

Estonia, el país más digital del mundo. Foto Infobae

Estonia alcanzó en 2020 un PIB per cápita en paridad de compra de 38.394 dólares, unos niveles que suponen, por primera vez, superar a España que asume unos niveles de 38.334 dólares. Si bien hay una coyuntura determinada por el gran impacto del shock del covid en la economía española, lo cierto es que Estonia ha ido mostrando unos resultados económicos excelentes en su histórico.

8 sep 2021.- Sus datos no vienen condicionados por factores externos que hayan propiciado su auge económico, sino que son el resultado de méritos propios. Hace tan solo 15 años los papeles estaban intercambiados: Estonia ostentaba un PIB per cápita en paridad de compra de 16.624 dólares y España se situaba en 27.606 dólares, una diferencia de 40 puntos porcentuales.

Su secreto se ha basado en una serie de reformas estructurales para alcanzar una burocracia eficiente, un sistema impositivo de bajos impuestos y simplificado, beneficiar fiscalmente los beneficios empresariales destinados a la inversión, su apuesta tecnológica y, esencialmente, una política de estabilidad presupuestaria en sus cuentas públicas.

Estonia ha generado un buen clima para atraer inversores 

La fiscalidad es uno de los puntos más interesantes de Estonia. En el ámbito empresarial no se aplica el impuesto sobre sociedades para los beneficios retenidos de las empresas, de tal manera que se favorece la reinversión en bienes de capital lo que favorece en última instancia la mejora de la productividad y los salarios.

Estonia grava el impuesto sobre sociedades del 20% en los beneficios que se distribuyen como dividendos, recompras de acciones, reducciones de capital, ingresos de liquidación o distribuciones de beneficios presuntos (como ajustes de precios de transferencia, gastos y pagos no relacionados con negocios, obsequios, donaciones y gastos de entretenimiento).

A partir del 1 de enero de 2019, entra en juego el tipo de sociedades del 14% que se aplica a las distribuciones regulares de beneficios. Es decir, el tipo impositivo reducido es aplicable a los beneficios distribuidos en un año natural que sean menores o iguales a las ganancias distribuidas promedio de los tres años naturales anteriores en los que una empresa residente haya pagado el impuesto sobre la renta. Los dividendos, que se gravan a una tasa del 14% y se pagan a personas físicas, están sujetos a una retención de impuestos a una tasa del 7%.

Si el sistema fiscal de la república báltica parece interesante para las empresas el ambiente burocrático no podría ser mejor por la alta eficiencia existida a través de un proceso de digitalización. De hecho, con la crisis del covid y sus restricciones, el 99% de los servicios gubernamentales permanecieron disponibles online en Estonia. Y es que, con anterioridad, ya se había impulsado la digitalización para los trámites cotidianos, como el registro de empresas y propiedades y la solicitud de beneficios sociales.

Los costes laborales de Estonia son relativamente baratos en comparación con otros países europeos, pero la calidad del trabajo es suficientemente alta. Los salarios han aumentado, las habilidades de los trabajadores locales han mejorado por el incentivo a la reinversión de beneficios comentada y existen oportunidades para un mayor crecimiento en la eficiencia. La diferencia de salarios, en comparación con los países europeos acomodados, es mayor que la diferencia de habilidades.

Si atendemos a los datos, en 2019 los costes laborales por hora eran de 13,4 euros, mientras que en el global de la Eurozona llegaban a 31,4 euros.

Inicialmente, los inversores extranjeros se vieron atraídos por los bajos costes de producción locales, mientras que el trabajo fue de calidad relativamente alta. Los bajos costes de producción se han convertido ahora en un factor irrelevante, ya que los salarios en Estonia han aumentado con bastante rapidez. Al mismo tiempo, la mano de obra en Estonia sigue siendo bastante barata, teniendo en cuenta la calidad, los salarios y el aumento de la productividad, Estonia ha mantenido su atractivo para los inversores, especialmente en comparación con los países desarrollados. Este es el motivo de una inversión activa en la industria de transformación y el sector del transporte y las comunicaciones.

Además, el hecho de que Estonia sea miembro de la Eurozona hace que la idea de invertir sea más atractiva, especialmente porque el crecimiento económico de Estonia ha sido uno de los más rápidos de los países miembros. La adopción del euro redujo aún más los temores de los inversores y la adhesión de Estonia a la OCDE indicó que el entorno empresarial y económico de Estonia se encontraba entre los mejores del mundo.

Impuesto proporcional y no progresivo en la renta se las personas 

Otro punto interesante es cómo han estructurado el impuesto de la renta de los estonios. Se trata de un sistema proporcional y no progresivo con una tasa del 20% para todos.

Un impuesto proporcional se define como aquel cuya tasa del impuesto es la misma cualquiera que sea el tamaño de los ingresos. En este caso, la obligación tributaria aumenta en la misma proporción que el aumento de la renta del contribuyente. A diferencia, Un impuesto se denomina progresivo cuando, con el aumento de la renta, la obligación tributaria no solo aumenta en términos absolutos, sino que también aumenta como proporción de la renta… Cuanto más ganas, pagas marginalmente más.

La principal ventaja del impuesto proporcional es que los contribuyentes pueden calcular fácil y rápidamente la cantidad de impuestos que deben pagar al gobierno. Este impuesto es neutral con respecto a la distribución de la renta y, en consecuencia, no implica ningún cambio estructural en la configuración socioeconómica de la sociedad.

Los sistemas progresivos tienden a desincentivar la formación de capital porque son las rentas altas quienes pueden ahorrar y, por lo tanto, si se les grava más que a los pobres, el potencial de ahorro se perderá por completo o se reducirá sustancialmente.

También, en la modalidad de los impuestos progresivos se ofrece una gran tentación y hay margen para la evasión y elusión fiscales. Los contribuyentes tratan invariablemente de evadir el pago del impuesto ante las autoridades tributarias y también evitan el pago de impuestos encontrando lagunas legales en las disposiciones tributarias.

Estabilidad presupuestaria marcada a fuego 

Los gobiernos de Estonia generalmente han perseguido presupuestos equilibrados, por lo que el presupuesto estatal ha estado más o menos equilibrado y, en ocasiones, incluso ha habido superávits presupuestarios. Las reservas presupuestarias generadas por los superávits permitieron al gobierno de Estonia evitar endeudarse durante la crisis de 2008/2009 y en esta última crisis alcanzaron un déficit del 4,9%, el más elevado desde la desintegración de la URSS. Su carga de deuda se encuentra en el 18% del PIB, los niveles más bajos de la Eurozona.

Aproximadamente la mitad de estos préstamos han sido contratados por el gobierno central, siendo los prestamistas el Banco Mundial, el Banco Europeo de Desarrollo y el Banco Europeo de Inversiones. En 1996, el gobierno pidió prestado al Banco Mundial, en 2000 al Banco Europeo de Desarrollo y en 2009 al Banco Europeo de Inversiones. La República de Estonia no tiene bonos.

En el período de declive económico de 2009, el gobierno se vio obligado a aumentar los impuestos y recortar el gasto para controlar el déficit. Como resultado, el déficit presupuestario fue muy pequeño en comparación con el resto de Europa, alrededor del 2% del PIB, en contraste España empezó a asumir déficits del 10% de manera reiterada. Por lo tanto, Estonia no tiene el mismo tipo de problemas que acechan a la mayoría de los países de la Unión Europea y la zona euro.

Los gobiernos de Estonia han tenido políticas económicas bastante similares, sin importar la composición del gobierno. Por supuesto, los diferentes partidos no siempre tienen los mismos enfoques en materia de impuestos y políticas sociales. Pero Estonia siempre ha tenido gobiernos de coalición, por lo que los partidos gobernantes se ven impulsados ​​a encontrar compromisos.

Para tiempos difíciles, el Estado ha ido acumulando el superávit presupuestario y los ingresos obtenidos de la privatización en una Reserva de Estabilización especial que puede utilizarse en casos específicos y para llevar a cabo importantes reformas a largo plazo (por ejemplo, reforma de pensiones).

https://www.elblogsalmon.com/economia/como-estonia-ha-conseguido-superar-pib-per-capita-a-espana-cuando-hace-15-anos-estaban-a-40-puntos-debajo

  • 21.32.-Con la factura de la luz disparada analizamos si la cotización de las eléctricas se ha visto beneficiadaMARC FORTUÑO
  • El Reino Unido se prepara para decir adiós a la “libertad” del verano  – RAFA DE MIGUEL

El regreso a las aulas será fundamental para calibrar si deben imponerse nuevas restricciones, ante el aumento de los contagios y hospitalizaciones por el coronavirus

Turistas en Chinatown (Londres), el pasado 10 de agosto MIKE KEMP / IN PICTURES VIA GETTY IMAGES 

El Gobierno de Boris Johnson decidió rescatar su discurso en defensa de la responsabilidad individual frente a la pandemia cuando el 19 de julio proclamó el “día de la libertad”. Había llegado el momento de que los ciudadanos ejercieran su sentido común, en vez de que el Estado restringiera libertades de un modo coercitivo.

4 sep 2021.- Hoy no llegan a la mitad los usuarios del transporte público que usan mascarilla, y difícilmente se ve alguna en los centros comerciales. Las cifras de contagios, después de un breve espejismo de verano, se han disparado: más de 38.000 este jueves. No ocurre lo mismo con las muertes. Justo después del último puente vacacional, el pasado fin de semana, el número fue de 207. Era el más elevado desde el pasado marzo, pero tenía mucho que ver con el retraso en la contabilidad que ocasionan los días festivos. Este jueves, la cifra era de 178. Muy alejada de los casi mil diarios que se registraron el pasado enero, durante la última ola.

En las próximas semanas, cuando el regreso a las aulas y a las oficinas incremente las posibilidades de transmisión, podrá comprobarse si la variante delta del virus lleva camino de desbocarse y trasladar nuevas tensiones a un sistema público de salud que, de momento, aguanta sin problemas. Será el momento en que el Reino Unido deba decidir si quiere ser de nuevo un experimento que el resto del mundo observe desde la distancia o si lo inteligente es poner la venda antes de que la herida supure. Es decir, si mantiene a toda costa su libertad recobrada o impone nuevas restricciones sociales que permitan controlar un invierno que puede resultar complicado.

“Afortunadamente, hemos superado el punto crítico de la pandemia. Ha llegado el momento de recuperar los poderes excepcionales que, de modo poco inteligente, fueron entregados al Gobierno”, ha escrito en su cuenta de Twitter el diputado conservador David Davis, uno de los cabecillas de la rebelión en las filas del partido del Gobierno contra las restricciones sociales.

El diario The Financial Times ha anticipado este viernes que Downing Street se dispone a impulsar en la Cámara de los Comunes, en cuanto se reanude a mitad de mes el periodo de sesiones, nueva legislación para prorrogar los poderes de emergencia que se aprobaron al inicio de la pandemia. Es el modo de asegurar cobertura jurídica a nuevas limitaciones, si la pandemia vuelve a descontrolarse.

Varias personas caminan por el centro de Londres el pasado 3 de junio. TOLGA AKMEN / AFP

Más de un 76% de la población adulta ha recibido ya la pauta completa de vacunación, y es evidente que la campaña de inmunización ha cambiado las tornas. El promedio diario de ingresos hospitalarios no supera los 800 pacientes, frente a los casi 4.000 diarios que había a principios de enero. Pero el Servicio Nacional de Salud ya vuelve a tener a más de mil personas con respiración asistida, en el final de un verano que, en teoría, anticipaba una estabilización y el principio del fin de la pandemia.

La llegada del invierno, con una población que pasará más tiempo en espacios cerrados, y una legislación vigente muy laxa, casi inexistente, en medidas de distanciamiento social, puede volver a colocar al Gobierno conservador en una situación comprometida, con escaso tiempo para reaccionar. Por eso el exministro de Sanidad —y exrival de Johnson en las primarias del partido—, Jeremy Hunt, se ha sumado a las voces que urgen a Downing Street a comenzar a preparar la campaña de una tercera dosis de refuerzo de la vacuna.

“No hay más que fijarse en lo que ha ocurrido en Israel. Allí su tasa de vacunación es incluso superior a la nuestra, con un 80% de los adultos”, ha señalado Hunt en la BBC. “Y se han dado cuenta de que la variante delta ha provocado un aumento en las hospitalizaciones. Sin embargo, dos semanas después de que impulsaran la dosis de refuerzo, los ingresos han comenzado a descender”.

Toda la presión se ha volcado sobre el Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización (JCVI, en sus siglas en inglés), el organismo independiente cuyo dictamen espera el Gobierno de Johnson antes de tomar una decisión. No será hasta la semana que viene, cuando concluya el estudio sobre la eficacia real de una tercera dosis que está llevando a cabo la fundación del Hospital Universitario de Southampton.

El propio primer ministro admitía este viernes que el Gobierno no ha logrado impulsar con la rapidez necesaria la vacunación entre la gente joven. Apenas la mitad de los que tienen entre 16 y 17 años han recibido una primera dosis de inmunización, a pesar de que las autoridades dieron luz verde al suministro del compuesto de Pfizer a este grupo hace ya casi un mes.

https://elpais.com/sociedad/2021-09-04/el-reino-unido-se-prepara-para-decir-adios-a-la-libertad-del-verano.html

Una terraza en Leadenhall Market, en Londres, el 27 de julio. TOLGA AKMEN / AFP

21.32.-Con la factura de la luz disparada analizamos si la cotización de las eléctricas se ha visto beneficiadaMARC FORTUÑO

La factura eléctrica se está posicionando como uno de los temas de referencia para los consumidores españoles debido a que, desde el mes de diciembre del año pasado hasta la actualidad, los precios mayoristas de la electricidad se han duplicado en España.

3 sep 2021.- La mitad de esta subida estaría vinculada al incremento de los precios de gas, una materia prima que se utiliza en las centrales de ciclo combinado que son muy necesarias para dar respaldo a un mix energético en el que las energías renovables no pueden atender, por las propias características, a las puntas de demanda eléctrica y necesitan respaldo.

Asimismo, alrededor de un 20% de esta subida estaría explicada por el encarecimiento de los derechos de emisión cuyo efecto impacta sobre los costes de generación de energía eléctrica a través de tecnologías que hacen uso de combustibles fósiles. Estos derechos están relacionados gran grado de ambición existente portarte de la Unión Europea en los objetivos de reducción de emisiones.

En el mercado europeo tendemos a operar bajo un sistema denominado marginalista que significa que todos los generadores reciben un mismo precio que está relacionado con el precio de casación de la oferta y la demanda el cual se relaciona con los costes marginales de producción de la tecnología más cara.

La lógica que reside detrás de un sistema marginalista es tratar de incentivar aquellas producciones energéticas qué utilizan los procedimientos no contaminantes como por ejemplo son la eólica o la solar, cuyos costes marginales tienden a ser muy reducidos, logrando así beneficiarse de la retribución fijada a partir de las tecnologías con mayores costes que son las más contaminantes.

En el mercado mayorista de la electricidad, el precio del megavatio/hora aumentó desde 42 €/MWh hasta 83,3 €/MWh entre diciembre de 2020 y junio de 2021. Pero la escalada no se ha detenido… Los precios han seguido subiendo y hemos entrado septiembre con un precio de 132 €/MWh.

Con esta subida, nos planteamos ¿qué tal le ha ido a las eléctricas?, ¿están descontando estos ingresos con subidas de precio de sus respectivas acciones? 

¿Se han visto beneficiadas las eléctricas en bolsa? 

Para poder valorar la oscilación de bolsa de las eléctricas españolas, en primer lugar debemos de tomar el dato del índice de referencia de la renta variable española, en este caso el Ibex 35. En lo que va de año, la rentabilidad del selectivo bursátil español ha sido del 11,24%.

Seguidamente, para representar la evolución de las eléctricas españolas tomaremos el selectivo Utilities del mercado continuo como referencia, ya que integra numerosas eléctricas españolas, entre ellas: Enagás, Endesa, Iberdrola y Naturgy. Este selectivo eléctrico nos muestra que, en lo que va de año, su rentabilidad ha sido del -2,47%.

Por lo tanto, a la pregunta de si las eléctricas se están beneficiando de la subida de la electricidad en el mercado mayorista, la respuesta es no y con un diferencial de 13 puntos porcentuales frente al mercado español. Esto sucede porque la subida de bolsa viene catalizada por los valores cíclicos (que son los más beneficiados en momentos de recuperación) y que el incremento de los precios viene presionada por los mayores costes que deben ser repercutidos al consumidor final.

Las tres grandes compañías eléctricas del Estado español, –Endesa, Iberdrola y Naturgy–, concentran el 81% del consumo doméstico de electricidad, por lo que el análisis de su cotización es más relevante si cabe. En lo que va de año, Endesa e Iberdrola mantienen rentabilidades negativas del -0.85% y del 5,65%, mientras que Naturgy lograría un magnífico +20,78%.

Y, en el caso de Naturgy, tenemos factores externos que explican este movimiento alcista de sus acciones. Y es que ha recibido una OPA del fondo australiano IFM sobre el 22,69% del capital de la energética y que, en el mes de agosto el Gobierno español, se dio luz verde tras cerca de casi seis meses.

https://www.elblogsalmon.com/sectores/factura-luz-disparada-analizamos-cotizacion-electricas-se-ha-visto-beneficiada

21.31.-El economista francés Piketty creía en el liberalismo. Hoy grita: “¡Viva el socialismo!”THOMAS PIKETTY

Thomas Piketty, el reconocido autor de ‘El capital en el siglo XXI’, apuesta por una nueva forma de socialismo, participativo, democrático, feminista y ecológico. ‘Ideas’ adelanta un extracto de su nuevo libro, una recopilación de sus mejores artículos 

Unas mujeres trabajan la tierra en los años treinta en la Unión Soviética. HERITAGE IMAGES / GETTY IMAGES

Si me hubieran dicho en 1990 que en 2020 iba a publicar una colección de crónicas titulada ¡Viva el socialismo! habría pensado que se trataba de un mal chiste. A mis 18 años, acababa de pasarme el otoño de 1989 siguiendo por la radio el colapso de las dictaduras comunistas y del “socialismo real” en la Europa del Este.

3 abr 2021.- En febrero de 1990 participé en un viaje de estudiantes franceses en apoyo de la juventud rumana, que acababa de deshacerse del régimen de Ceausescu. Llegamos en plena noche al aeropuerto de Bucarest y luego fuimos en autobús a la tristona y nevada ciudad de Brasov, enclavada en el arco de los Cárpatos. Jóvenes rumanos nos mostraron con orgullo agujeros de bala en las paredes, testimonios de su revolución. En marzo de 1992 haría mi primer viaje a Moscú, en donde vi las mismas tiendas vacías y las mismas avenidas grises. Había logrado infiltrarme en el bagaje de un coloquio franco-ruso titulado Psicoanálisis y ciencias sociales, y con un grupo de académicos franceses algo perdidos pude visitar el mausoleo de Lenin y la plaza Roja, donde la bandera rusa acababa de sustituir a la soviética.

Nacido en 1971, pertenezco a una generación que no tuvo tiempo de dejarse seducir por el comunismo y que se hizo adulta constatando el fracaso absoluto del sovietismo. Como muchos, en la década de 1990 fui más liberal que socialista, orgulloso como un pavo real de mis observaciones juiciosas, desconfiaba de mis mayores y de los nostálgicos, y no soportaba a los que se negaban decididamente a ver que la economía de mercado y la propiedad privada eran parte de la solución.

PUBLICIDAD

Hete aquí que, treinta años después, en 2020, el hipercapitalismo ha ido demasiado lejos. Ahora estoy convencido de que hay que pensar en la superación del capitalismo, en una nueva forma de socialismo, participativo y descentralizado, federal y democrático, ecológico, mestizo y feminista.

La historia decidirá si la palabra “socialismo” está definitivamente muerta y debe ser reemplazada. En mi opinión, puede salvarse, y de hecho sigue siendo el término más apropiado para designar la idea de un sistema económico alternativo al capitalismo. En cualquier caso, uno no puede contentarse con estar “en contra” del capitalismo o del neoliberalismo: hay que estar también y sobre todo “a favor de” otra cosa, lo que exige ser capaz de definir con precisión el sistema económico ideal que uno desearía poner en práctica, la sociedad justa que uno tiene en mente, sea cual sea el nombre que finalmente decida darle. Se ha convertido en un lugar común decir que el sistema capitalista actual no tiene futuro, ya que profundiza en las desigualdades y agota el planeta. Esto no es falso, pero, a falta de una alternativa concreta, el actual sistema tiene todavía muchos días por delante.

Como profesor e investigador en ciencias sociales, me he especializado en el estudio de la historia de las desigualdades y de la relación entre el desarrollo económico, la distribución de la riqueza y el conflicto político, lo que me ha llevado a publicar varias obras voluminosas. También he contribuido a la creación de la World Inequality Database (WID), un vasto proyecto colectivo y participativo destinado a aportar una mayor transparencia sobre la evolución de las desigualdades de renta y de riqueza en las diferentes sociedades del planeta.

Sobre la base de lo aprendido en estas investigaciones históricas, así como de mi experiencia como ciudadano-observador del período 1990-2020, he intentado proponer en mi último libro algunos “elementos para un socialismo participativo” (…). Debo aclarar que estos “elementos” constituyen únicamente un punto de partida entre otros posibles, una diminuta contribución a un enorme proceso de elaboración colectiva, discusión contradictoria y experimentación social y política, un proceso de largo plazo que deberá hacerse con toda humildad y tenacidad. (…)

Empecemos con una afirmación que a algunos les puede parecer sorprendente. Desde una perspectiva de largo plazo, la larga marcha hacia la igualdad y el socialismo participativo está bien encaminada. Nada impide técnicamente seguir avanzando por el camino ya abierto, a poco que todas y todos nos pongamos manos a la obra. La historia demuestra que la desigualdad es esencialmente ideológica y política, no económica o tecnológica. Esta visión optimista puede parecer paradójica en estos tiempos sombríos. Sin embargo, se corresponde con la realidad. Las desigualdades se han reducido considerablemente desde una perspectiva de largo plazo, gracias sobre todo a las nuevas políticas sociales y fiscales puestas en marcha durante el siglo XX. Queda mucho por hacer, pero lo cierto es que podemos avanzar mucho si sacamos partido a las lecciones de la historia. Veamos, por ejemplo, la evolución de la concentración de la propiedad en los dos últimos siglos. En primer lugar, se constata que la parte de la propiedad total (el total de activos inmobiliarios, financieros y profesionales, netos de deudas) en manos del 1% más rico de la población se mantuvo a un nivel astronómico durante todo el siglo XIX y hasta principios del siglo XX —lo que demuestra, por cierto, que la promesa de igualdad de la Revolución francesa fue más teórica que real, al menos en lo que respecta a la redistribución de la propiedad—. En segundo lugar, se observa que la parte de la propiedad total en manos del 1% más rico disminuyó bruscamente durante el siglo XX: era alrededor del 55% en vísperas de la primera guerra mundial, frente al 25% aproximadamente en la actualidad. Nótese, sin embargo, que esta cuota sigue siendo unas cinco veces superior a la que corresponde al 50% más pobre de la población, que en la actualidad posee algo más del 5% del patrimonio total (a pesar de que son, por definición, cincuenta veces más numerosos que el 1% más rico). La guinda del pastel es que esta baja participación en el patrimonio total ha ido disminuyendo desde las décadas de 1980 y 1990, tendencia que puede observarse tanto en Estados Unidos, Alemania y el resto de Europa como en la India, Rusia y China. En resumen: la concentración de la propiedad (y, por lo tanto, del poder económico) ha disminuido de manera significativa durante el último siglo, pero sigue siendo extremadamente fuerte. La reducción de la desigualdad de la riqueza ha beneficiado sobre todo a la “clase media patrimonial” (el 40% de la población entre el 10% más rico y el 50% inferior de la distribución), pero ha beneficiado muy poco a la mitad más pobre de la población.

https://elpais.com/ideas/2021-04-04/el-economista-frances-piketty-creia-en-el-liberalismo-hoy-grita-viva-el-socialismo.html

21.30.-El intríngulis del impuesto mundial está en los detalles – JOSEPH E. STIGLITZ

Una iniciativa que empezó como un intento de obligar a las multinacionales a pagar los impuestos que les corresponden podría generar unos ingresos adicionales considerablemente limitados

El consejero delegado de Apple, Tim Cook, posa en la inauguración de una tienda de la empresa en Los Angeles, el pasado 24 de junio. LUCY NICHOLSON / REUTERS

Parece que la comunidad internacional se mueve hacia lo que muchos llaman un acuerdo histórico para establecer un tipo impositivo mínimo mundial para las empresas multinacionales. Ya era hora, pero puede que no sea suficiente.

7 jul 2021.- Según las normas actuales, las empresas pueden evitar el pago de los impuestos que les corresponden declarando sus ingresos en jurisdicciones de baja fiscalidad. En algunos casos, si la ley no les permite simular que una parte significativa de sus ingresos se genera en algún paraíso fiscal, trasladan algunas partes de su negocio a estas jurisdicciones.

Apple se convirtió en el símbolo de la evasión de impuestos al declarar los beneficios obtenidos en sus operaciones europeas en Irlanda, y luego utilizar otra laguna legal para evitar el pago de la mayor parte del famoso tipo impositivo irlandés del 12,5%. Pero Apple no era ni mucho menos la única en convertir el ingenio que hay detrás de los productos que tanto nos encantan en una evasión fiscal de los beneficios obtenidos al vendérnoslos. Afirmaban con razón que pagaban cada dólar que les correspondía y se limitaban a aprovechar al máximo lo que el sistema les ofrecía.

Desde esta perspectiva, un acuerdo para establecer un gravamen mínimo mundial de al menos el 15% constituye un paso importante. Pero el intríngulis está en los detalles. El tipo oficial medio actual es considerablemente más alto. Por tanto, es posible, e incluso probable, que el mínimo global se convierta en el tipo máximo. Una iniciativa que empezó como un intento de obligar a las multinacionales a pagar los impuestos que les corresponden podría generar unos ingresos adicionales considerablemente limitados, muy inferiores a los 240.000 millones de dólares que se dejan de pagar anualmente. Y algunos cálculos indican que los países en desarrollo y los mercados emergentes también recibirían una parte pequeña de estos ingresos.

El evitarlo depende no solo de impedir una convergencia global a la baja, sino también de garantizar una definición amplia y completa de qué son los beneficios empresariales, como una que limite las deducciones por gastos relacionados con las inversiones de capital, más los intereses, más las pérdidas antes de incorporarse al grupo empresarial, más… Probablemente, lo mejor sería acordar una contabilidad estándar de modo que no se sustituyan las viejas técnicas de evasión fiscal por otras nuevas.

Lo que resulta especialmente problemático en las propuestas presentadas por la OCDE es el Pilar Uno, pensado para abordar los derechos fiscales, y que solo se aplica a las empresas mundiales más grandes. El antiguo sistema del precio de transferencia claramente no estaba a la altura de los desafíos de la globalización del siglo XXI; las multinacionales habían aprendido a manipularlo para registrar los beneficios en jurisdicciones de baja fiscalidad. Por eso, EE UU ha adoptado un método mediante el cual los beneficios se asignan entre los Estados según una fórmula que tiene en cuenta las ventas, el empleo y el capital.

Los países en desarrollo y los desarrollados pueden verse afectados de manera diferente en función de la fórmula que se utilice: el énfasis en las ventas perjudicaría a los países en desarrollo que producen bienes manufacturados, pero podría ayudarles a enfrentarse a algunas de las desigualdades asociadas a los gigantes digitales. Y para las grandes empresas tecnológicas, el valor de las ventas debe reflejar el valor de los datos que obtienen, que es fundamental para su modelo de negocio. Es posible que la misma fórmula no funcione en todos los sectores.

Aun así, hay que reconocer los avances conseguidos en las actuales propuestas, como el eliminar la prueba de la “presencia física” para establecer gravámenes, que es algo que no tiene sentido en la era digital.

Algunos consideran que el Pilar Uno es un refuerzo del impuesto mínimo, y, por tanto, no les preocupa la ausencia de principios económicos que guíen su construcción. Solo una pequeña parte de los beneficios que superen un cierto umbral deben asignarse, lo que implica que la proporción total de beneficios que hay que asignar es sin duda pequeña. Pero puesto que se permite a las empresas deducir todos los factores de producción, incluido el capital, el impuesto de sociedades es realmente un impuesto sobre las rentas o los beneficios puros, y todos esos beneficios puros deberían estar sujetos a asignación. Por consiguiente, la petición de algunos países en desarrollo de que una proporción más grande de los beneficios de las empresas sea objeto de una reasignación es más que razonable.

Hay otros aspectos conflictivos en las propuestas, que no son fáciles de encontrar (ha habido menos transparencia y menos debate público sobre los detalles de lo que habría sido de esperar). Uno tiene que ver con la resolución de litigios, que es evidente que no puede realizarse empleando el tipo de arbitraje que predomina ahora en los acuerdos de inversión; ni tampoco deberían resolverse en el país “de origen” de la empresa (especialmente porque las empresas sin una localización fija buscan países favorables). La respuesta correcta es un tribunal fiscal mundial, con la transparencia, las normas y los procedimientos que se esperan de un proceso judicial del siglo XXI.

Otro de los elementos problemáticos de las reformas propuestas es el relacionado con la prohibición de “medidas unilaterales”, que parece dirigido a frenar la proliferación de impuestos digitales. Pero el umbral propuesto de 20.000 millones de dólares hace que muchas grandes multinacionales queden fuera del ámbito del Pilar Uno, y quién sabe qué lagunas encontrarán los inteligentes abogados fiscalistas. Teniendo en cuenta los riesgos para la base fiscal de un país —y el que sea tan difícil alcanzar acuerdos internacionales y las grandes multinacionales sean tan poderosas—, es posible que los legisladores tengan que recurrir a medidas unilaterales.

No tiene sentido que los países renuncien a sus derechos fiscales por el Pilar Uno, que es limitado y arbitrario. Los compromisos que se piden son desproporcionados en comparación con las ventajas que se otorgan.

Los líderes del G-20 harían bien en ponerse de acuerdo sobre un impuesto mínimo mundial de al menos el 15%. Independientemente del tipo final que establezca el mínimo para los 139 países que actualmente negocian esta reforma, sería mejor que al menos unos países introdujesen un tipo más elevado, unilateralmente o como grupo. EE UU, por ejemplo, baraja un tipo del 21%.

Es fundamental abordar la multitud de temas detallados necesarios para un acuerdo fiscal mundial, y es particularmente importante negociar con los países en desarrollo y los mercados emergentes, cuya voz no siempre se ha escuchado tan claramente como debería escucharse.

Por encima de todo, resultará esencial revisar el tema en cinco años, no siete, como se ha propuesto actualmente. Si la recaudación fiscal no aumenta, como se ha prometido, y si los mercados en desarrollo y emergentes no logran recibir una proporción mayor de esos ingresos, habrá que incrementar el impuesto mínimo y reajustar las fórmulas para asignar los “derechos fiscales”.

Joseph E. Stiglitz, premio Nobel de Economía y catedrático de la Universidad de Columbia, es miembro de la Comisión Independiente para la Reforma de la Fiscalidad Corporativa Internacional.

https://elpais.com/economia/2021-07-08/el-intringulis-del-impuesto-mundial-esta-en-los-detalles.html

21.29.-La Unión Europea quiere cero emisiones netas para 2050: todas estas inversiones y medidas van a desplegarse y esto nos tocará pagar de nuestro bolsilloMARC FORTUÑO

La UE aspira a ser climáticamente neutra en 2050, así quedó aprobado en diciembre de 2019. Eso significaría que la economía produjera cero emisiones netas de gases de efecto invernadero. Este objetivo está en el corazón del Pacto Verde Europeo y está en consonancia con el compromiso de la UE con la acción climática global en virtud del Acuerdo de París.

13 ago 2021.- Casi todos los gobiernos del mundo acordaron mantener el calentamiento global muy por debajo de 2°C y continuar los esfuerzos para limitarlo a 1,5°C. Eso significa que debemos emitir menos de 580 gigatoneladas de CO2.

Alcanzar ese cero neto es un equilibrio que se vería cuando la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero que generan los seres humanos se compensa con la cantidad de carbono eliminado de la atmósfera, lo que produce un equilibrio entre emisiones y descarbonización.

Todo ese proceso supone un coste. No solo por las inversiones que se vayan a generar en el futuro y se ejecutarán en los próximos años, sino que hoy, tenemos el precio de la electricidad del mercado mayorista en máximos y uno de los factores que están motivando el alza está siendo el auge de los derechos de carbono.

Un billón de euros para promover la economía verde

El 14 de enero de 2020 se aprobó, por parte de la Comisión Europea, un plan de financiación que persigue emplear un billón de euros que provendrá tanto de fondos públicos como privados para la acción por el clima y sostenibilidad medioambiental en el período comprendido entre 2021 y 2030.

Ese billón de euros no nace de la nada. Se trata de un dirigismo centralizado de parte de los recursos que se distribuirán de la siguiente manera:

  • 50% Presupuesto de la UE.
  • 000 millones de euros adicionales vendrían en forma de cofinanciación por parte de los Estados miembros.
  • 000 millones de euros más procederían de atraer inversión pública y privada a través de los fondos InvestEU y ETS.
  • 000 millones de eurosmediante el mecanismo de transición justa que busquen paliar sus efectos en países como Polonia que genera actualmente un 80% de su energía mediante el carbón.

Es decir, se van a movilizar recursos de los contribuyentes para esta apuesta determinada. ¿Y si tenemos una tecnología mejor en los próximos años? ¿Y si no es eficiente? ¿Y si se crea una sobrecapacidad o burbuja que implique una actividad ociosa? ¿Cuál puede llegar a ser el coste de oportunidad?

Nada de eso parece importar. Todo parece indicar que gran apuesta es la inversión en renovables si se quiere alcanzar el ansiado puesto de cero emisiones netas. Sin embargo, la inversión en renovables debe ir acompasada a la utilidad marginal que estas puedan ofrecer. Y en ese punto, ningún gobierno nacional o supranacional tiene los conocimientos necesarios para cuantificar esa utilidad.

Ya vimos el error de en la política energética de Zapatero y sus primas a las renovables. Un dirigismo en un momento en el que una tecnología no estaba madura y, por lo tanto, implicaba un alto coste que quedó repercutido en la factura eléctrica.

Los impuestos al carbono 

Hoy en día rodos los estados miembros de la Unión Europea (aunque debemos incluir Islandia, Liechtenstein y Noruega) forman parte del Sistema de Comercio de Emisiones de la UE, un mercado creado para negociar un número limitado de derechos de emisión de gases de efecto invernadero.

Los derechos de CO2 suponen un instrumento de mercado, mediante el que se busca influir políticamente en los objetivos medioambientales.

El número total de derechos de emisión que se expide anualmente y la oferta en el mercado. En consecuencia, cuanto menor sea ese total, menores las emisiones que se pueden producir y mayor el precio de derecho en el mercado, y al contrario. De esta manera se busca estimular la inversión a tecnologías más respetables con el medioambiente que permitan a las industrias que operan en el sistema ser más eficientes.

En total, en la Unión Europea cubre a más de 10.500 instalaciones fijas y alrededor de 500 operadores aéreos, cuyas emisiones de gases de efecto invernadero se sitúan en torno a las 1.740 millones de toneladas de CO2 equivalente, alrededor del 40% del total emitido en los países participantes. En España, este régimen afecta a casi 970 instalaciones y a unos 30 operadores aéreos. Supone también en torno a un 40% de las emisiones totales nacionales de todos los gases de efecto invernadero.

Estos derechos funcionan de la siguiente manera: las entidades reguladas tienen que monitorear sus propias emisiones, y rendir cuentas de las mismas mediante la entrega de un número de derechos de emisión igual a las emisiones producidas. Debido a que el derecho de emisión tiene un valor económico, mediante la disminución de las emisiones las entidades reguladas están reduciendo sus costes.

Descarbonización del sector marítimo y la aviación 

La aviación aporta aproximadamente el 4,5% de las emisiones totales de la UE. En el sector de la aviación se pretende una mejora de la eficiencia y combustibles alternativos. Además se busca un crecimiento más lento de la actividad sectorial para 2050, particularmente en el escenario de 1,5°C.

Una razón clave es que la descarbonización profunda en el sector de la aviación probablemente sea factible en el plazo requerido solo si los viajes aéreos disminuyen en algunos mercados, particularmente dada la expectativa de crecimiento en las naciones industrializadas.

Para lograr las mejoras en la intensidad del CO2 previstas por los escenarios de bajas emisiones de carbono, se necesita el desarrollo y despliegue de combustibles bajos en CO2, como el hidrógeno y el queroseno parafínico sintético.

Por su parte, en el sector marítimo vemos una amplia gama de opciones, incluida la mejora de la eficiencia de propulsión de los buques es decir, la reducción deliberada de la velocidad de un barco, puede tener lugar de inmediato. Aquí nacería cierto problema en el momento de redefinir las cadenas de suministro.

Para este sector se pueden lograr reducciones en la intensidad del CO2 mediante la propulsión asistida por viento y combustibles alternativos como biocombustibles, hidrógeno y amoníaco, aunque es probable que dichos combustibles tengan otros impactos en el ciclo de vida sobre el uso de la tierra y las emisiones.

Fundamentalmente para el transporte marítimo, en comparación con las aeronaves, se va a requerir modernizar los barcos existentes con tecnologías bajas en carbono y, dado el plazo para una descarbonización rápida, este será un aspecto importante y esencial del esfuerzo de mitigación para este sector.

Edificios energéticamente eficientes a través de su renovación 

Los edificios siguen causando el 36% de las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con la energía de la UE. Pero las soluciones ya están al alcance: para las casas en las que vivimos y trabajamos, la transición energética significa una ola de renovación profunda y un cambio a la calefacción renovable.

En el Pacto Verde Europeo prevé implementar la estrategia ‘Renovation Wave’ en el sector de la construcción con el objetivo de duplicar las tasas anuales de renovación energética en los próximos diez años y mejorar la calidad de vida de los ocupantes del edificio.

Los datos de hoy muestran que aproximadamente el 80% de los edificios actuales todavía estarán en uso en 2050 y de ese total el 75% de este stock es energéticamente ineficiente. Además millones de hogares en la UE se caracterizan por edificios y electrodomésticos ineficientes desde el punto de vista energético, altos gastos de energía, bajos ingresos familiares y necesidades domésticas específicas.

La clasificación común del clima europeo, que es principalmente oceánico, mediterráneo o continental (de acuerdo con la clasificación climática de Köppen). La mayor parte de Europa occidental (fuertemente condicionada por la corriente del Golfo) tiene un clima oceánico, que normalmente presenta veranos e inviernos frescos. El sur de Europa tiene un clima mediterráneo, con veranos calurosos e inviernos cálidos. El centro-este de Europa se clasifica como clima continental, con veranos cálidos, inviernos fríos y temperaturas anuales muy variadas.

En un supuesto de un aumento en la tasa de renovación anual, desde el promedio actual del 1% a muy por encima del 2% en los próximos 10 años y mantenido a partir de entonces, daría como resultado la renovación de casi el 80% de las viviendas existentes para 2050.

Las renovaciones profundas generarían un potencial de ahorro energético total de casi el 60% de los consumos actuales, lo que, a su vez, permitiría una reducción del 10% del consumo actual total de energía primaria de la UE y un aumento de aproximadamente el 20% de puestos de trabajo en el sector de la construcción.

https://www.elblogsalmon.com/sectores/union-europea-quiere-cero-emisiones-netas-para-2050-todas-estas-inversiones-medidas-van-a-desplegarse-esto-nos-tocara-pagar-nuestro-bolsillo

21.28.-En Minsk, Biolorrusia, las ilusiones perdidas del «cuadrado del cambio» -THOMAS D’ISTRIA

Un año después del vasto levantamiento en Bielorrusia contra la reelección fraudulenta el 9 de agosto de 2020 de Alexander Lukashenko, la continua represión de las autoridades ha socavado las esperanzas de los manifestantes.

El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, en una ceremonia en la Plaza de la Victoria en Minsk el 9 de mayo de 2021. MAXIM GUCHECK / AP

El hombre de unos treinta años cruza los callejones sombreados de un parque, con la mirada alerta. Cuando se encuentra con caminantes, baja la voz; al ver una patrulla de la policía, se detiene de repente. Ivan (se han cambiado todos los nombres) ha cambiado mucho. El que estaba tan soleado ahora muestra una sonrisa tensa. Además, esta es la primera vez que no ha concertado una cita entre las torres de su barrio. “Allí, se convirtió en un área vigilada. «

Es mejor tener cuidado, reunirse en Victory Park en el centro de Minsk, fuera de la vista y con cámaras de vigilancia remotas, incluso si, también aquí, Ivan permanece tenso. «La policía nos arrestó a cuatro de nosotros recientemente «, casi se disculpa. Todo el mundo dice que tenemos que ser discretos. «

Lea también El miedo de los exiliados bielorrusos tras la sospechosa muerte de un opositor en Kiev

Fue en su barrio donde hace un año, el 9 de agosto de 2020, se materializó el levantamiento desencadenado por la reelección fraudulenta de Alexander Lukashenko, en el poder desde 1994. En los días que siguieron, luego de las primeras protestas reprimidas violentamente, Iván y sus amigos fueron los primeros en instalarse bajo las torres de concreto para pedir a los vecinos que bajaran de sus departamentos, en señal de solidaridad.

Lea también La vida trastornada de una familia bielorrusa combativa

El distrito, frecuentado por bielorrusos jóvenes y conectados, nuevos en la política, se ha forjado un nombre en el país, la “plaza del cambio”. Se trataba entonces de crear una identidad para el movimiento de protesta y de ofrecer un refugio tras la emoción de las tertulias. La iniciativa, inédita, fue rápidamente imitada en otros conjuntos de la capital.

“Antes de este agosto, no conocíamos a nuestros vecinos”, dice Oleg, un médico que trajo té y café a la plaza durante mucho tiempo. Olga, la pareja de Iván, de veintitantos años, recuerda tardes soñando con la revolución, músicos, una noche de salsa… “Teníamos música y toda esa gente bailando en el barrio. Nos sentimos como en América Latina ” , dijo por teléfono. Nunca un aliento así había atravesado el país. Galvanizada por las manifestaciones masivas que reunieron a cientos de miles de personas, Olga, como muchos de sus compatriotas, también creyó en la caída del presidente. “Pero la ‘ fecha límite ‘ cambiaba todo el tiempo” , dijo con una risa amarga.

Una represión que irá in crescendo

Un año después, el distrito es como el país: extinto y bajo vigilancia. La represión cayó implacablemente, in crescendo. Primero sobre los manifestantes, arrestados masivamente y condenados por miles a fuertes multas y sanciones administrativas de quince días de prisión por «asamblea masiva no autorizada». Luego en los medios independientes, cuyos periodistas son acosados ​​y la redacción registrada. En febrero, Daria Tchoultsova y Katerina Bakhvalova, de Belsat, un medio de oposición con sede en Polonia, fueron condenadas a dos años de prisión.por haber retransmitido “en directo” un evento. En mayo, el sitio de noticias más grande del país, Tut.by, fue el primero en cerrar, seguido de Radio Liberté, Nacha Niva y otros medios regionales.

Se han liquidado decenas de organizaciones de la sociedad civil y ONG de derechos humanos. Los expertos independientes también están en la mira de las autoridades. Dos investigadores, Tatiana Kouzina y Valeria Kostygova, detenidos el 28 de junio y 1 st  de Julio, son acusados de «conspiración para tomar el poder» – carga castiga, como el Código Penal, una pena de ocho a doce años de prisión.

Lea la historia: Bielorrusia: después de opositores políticos, investigadores independientes atacados por el régimen

Figuras de la protesta, la música Maria Kolesnikova y el abogado Maksim Znak, cuyo juicio se inició el 4 de agosto en Minsk , enfrentan doce años de prisión por el mismo cargo y por «crear una organización. Extremista». «En la versión del poderlo que sucedió el verano pasado es una especie de conspiración financiada por Occidente», explica Ioulia Shukan, investigadora de la Universidad de París-Nanterre. Un intento de tomar el poder en el que todos habrían jugado un papel. «

En la escala de la “plaza del cambio”, la primera señal fue la detención, el 15 de septiembre, de Stepan Latypov, arbolista y “activista” del barrio. El hombre todavía está en prisión. Bajo la influencia de varios artículos del Código Penal, que plantó una pluma en la garganta en el primer día de su juicio, el 1 er  junio para denunciar la presión ejercida por las fuerzas de seguridad en sus parientes.

Pero el evento que precipitó el fin de la esperanza, según Olga, fue la muerte de Roman Bondarenko . Artista de 31 años, asesinado a golpes por familiares del presidente en noviembre de 2020 por defender las banderas blancas y rojas de la plaza, símbolos de la protesta. El mitin, organizado en el lugar en homenaje al héroe con el objetivo declarado de instalarse en tiendas de campaña, terminó con una violenta dispersión. “Muchos de mis amigos que viven en las torres tienen gente escondida”, describe Iván, al tiempo que especifica que uno de ellos “acogió a veinte personas que pernoctaron en su casa”. Es a partir de esta fecha que « un autobús policial se instala en la plaza durante varios meses», prosigue.

«Es hora de dar un paso más»

El último acto de resistencia, en mayo, finalmente convenció a los habitantes de que ya no era posible movilizarse. Una noche, cuatro vecinos repintaron el emblemático mural del barrio. Esto representa a dos DJs de Minsk, conocidos por todos por haber tocado Peremen (“Cambios”), una canción legendaria del rockero ruso Viktor Tsoï, durante una reunión progubernamental en el verano de 2020. “En los días que han pasado. , los chicos de la KGB vinieron a arrestarlos en su casa «, afirma Iván, convencido de que el distrito está bajo vigilancia policial día y noche. Uno de los etiquetadores, Vasili Logvinov, intentó escapar a Ucrania con su esposa e hijos. Pero el hombre fue arrestado en el aeropuerto y enfrenta varios años de prisión por «vandalismo malicioso». Ahora es uno de los 600 presos políticos del país identificados por la ONG bielorrusa de derechos humanos Viasna, y cuyo número sigue creciendo.

«Ahora es el momento de dar un paso más», dijo Iván, refiriéndose a la «época de los políticos» como Svetlana Tsikhanovskaïa, la principal figura de la oposición, exiliada durante un año en Lituania. Para otros, en minoría, surge la tentación de emprender acciones violentas.

Todos están convencidos de que las sanciones occidentales no serán suficientes. El último componente, decidido e implementado en junio tras el secuestro de un vuelo de Ryanair de Atenas a Vilnius , con el pretexto de una amenaza de bomba, para desafiar al periodista y opositor Roman Protassevich, afecta a sectores estratégicos para la economía del régimen. «Eso es bueno», dice Anastasia, una empleada de TI, detrás de su pantalla. Pero eso no cambia mucho. Ya no recuerdo qué político dijo que a Lukashenko le gusta que la gente hable su idioma. Estas sanciones no son su lenguaje.»

Si bien el líder bielorruso nunca ha estado tan aislado en la escena internacional, muchos están preocupados por su acercamiento con Vladimir Putin, el presidente ruso, apoyo inquebrantable desde el inicio de la crisis. «Sólo puede aguantar gracias a Putin», soltó suavemente Oleg, el médico, que hace a un lado un escenario en Crimea de antemano. Para Anastasia, “Lukashenko negocia la soberanía del país”.

Tentación del exilio

Las relaciones entre el líder bielorruso y el jefe del Kremlin siguen siendo ambiguas. Según la académica Yulia Shukan, “los rusos se deshacerían de Lukashenko si vieran a alguien que lo reemplazara. Pero no ven y no controlan suficientemente la situación dentro del país. Entonces continúan apoyándolo. Hasta que, tal vez, se vuelve demasiado tóxico … «

Lea también Rusia, apoyo inquebrantable a Minsk

Mientras tanto, la tentación de exiliarse se hace cada vez más fuerte. «No tengo un solo amigo en el país que no lo haya pensado», dijo Olga, según quien la detención de Roman Protassevich aceleró esta tendencia. Ella e Ivan se están preparando para partir hacia Polonia en unos meses. “He hecho mucho por el movimiento y mi libertad es muy frágil, tristemente justifica la activista. Pueden venir a arrestarme en mi casa mañana, hoy … Sé que estoy en la lista. « Anastasia dijo que permitiera tiempo para la reflexión. «Si el régimen todavía está allí en un año, hay una alta probabilidad de que me vaya», espetó.«Son tiempos muy duros», dice Oleg, cuyos siete familiares han abandonado el país. El médico se niega a irse por el momento.

A principios de agosto, la sospechosa muerte de Vitali Chichov , que abandonó el país en septiembre de 2020 y que desde entonces ha liderado una red de apoyo a los refugiados en Ucrania, sembró el miedo entre esta nueva diáspora que ya no se siente segura en ningún lado. Los bielorrusos se refugian con la esperanza de un golpe. «Creo que la gente ha cambiado en un año», asegura Iván, quien está seguro de que cuando regrese a su país cuando llegue el momento, «estaremos listos para una batalla más grande». “La gente está cansada, se está recargando, pero estará ahí cuando se presente la oportunidad del golpe final. «

Lea también: Bielorrusia: en Soligorsk, la resistencia de los últimos trabajadores en huelga contra Lukashenko

https://www.lemonde.fr/international/article/2021/08/07/a-minsk-les-illusions-perdues-du-square-du-changement_6090806_3210.html

  • 21.27.-Por qué el riesgo compartido colectivo debería ser un elemento central en las pensionesMARTIN WOLF
  • Irlanda del Norte se niega a perdonar el pasado RAFA DE MIGUEL

Las formaciones norirlandesas rechazan la propuesta del Gobierno de Johnson de acabar con las investigaciones penales de los delitos terroristas sin resolver

Una de las hogueras encendidas por los unionistas en Craigyhill (Irlanda del Norte), el pasado día 11, durante sus habituales celebraciones del mes de julio. DPA VÍA EUROPA PRESS / EUROPA PRESS

Fue el propio Boris Johnson quien, la pasada semana, defendió en la Cámara de los Comunes del Reino Unido una propuesta que sonaba bienintencionada, pero que ha provocado las sospechas y el rechazo de las formaciones políticas norirlandesas y del Gobierno de Dublín.

19 jul 2021.- El primer ministro británico anunciaba su intención de impulsar una ley que prohibirá la investigación penal de todos los delitos de sangre ocurridos antes de 1998 en Irlanda del Norte. Algo que, según él, “permitirá a esta provincia poder trazar una línea que deje atrás los años de los troubles (disturbios)”, como se conoce al periodo de conflicto armado y terrorismo que se extendió desde finales de los sesenta del siglo pasado hasta esa fecha.

“Yo he trabajado junto a la policía seis años en Irlanda del Norte, y he investigado a terroristas al frente de la Fiscalía General”, afirmaba el líder de la oposición laborista, Keir Starmer, el pasado miércoles, durante la sesión de control al Gobierno. “Una amnistía total, que incluya a los terroristas, es un error. Si queremos que las cosas avancen en Irlanda del Norte, lo primero que debe hacerse es hablar con las víctimas. Los políticos en Londres no pueden simplemente trazar una raya sobre los delitos de terrorismo u otros crímenes de sangre e imponer esa decisión a aquellos que más los sufrieron”, decía Starmer.

Hay una sospecha generalizada, entre los principales actores del delicado equilibrio que supone sostener la paz en esa región, de que Johnson actúa más preocupado por las presiones del ala dura del Partido Conservador que por una voluntad honesta de pasar página en Irlanda del Norte. De los 1.130 casos que la policía mantenía abiertos a finales de 2019, 583 son atribuidos presuntamente al IRA, la organización terrorista republicana; pero 289 señalan directamente al ejército británico. La derecha británica se comprometió, en su último programa electoral, hace dos años, a “acabar con las demandas legales vejatorias que socavan a las Fuerzas Armadas e impiden su capacidad de combatir guerras”, bajo el argumento de que la ley que rige en tiempos de paz no puede ser la misma que rija en tiempos de guerra.

La nueva ley, de seguir adelante, no estará lista hasta finales de año. Y el Gobierno irlandés, parte fundamental en la forja de la paz con el Acuerdo de Viernes Santo de 1998, se ha conjurado para evitar ese borrón y cuenta nueva perseguido por Downing Street. “Es necesario que alguien responda por los asesinatos y el quebranto de la ley que tuvieron lugar durante el tiempo de los troubles”, ha respondido a la propuesta Simon Coveney, el ministro de Exteriores irlandés. “Las familias se merecen la verdad y se merecen que haya justicia”.

La nueva ley, anunciada finalmente la semana pasada en el Parlamento británico por el ministro para Asuntos de Irlanda del Norte, Brandon Lewis, camuflaría su pretensión de una amnistía general ―“las generaciones actuales y futuras estarían condenadas a un clima de división y a que no hubiera reconciliación si el Gobierno no actúa”, llegó a decir Lewis― con una serie de medidas compensatorias.

Se crearía una nueva comisión de investigación para aclarar lo ocurrido, a semejanza de la Comisión para la Verdad y la Reconciliación que puso en marcha Sudáfrica después de dejar atrás el apartheid. Y se impulsaría un proyecto para recabar la historia oral de décadas de sufrimiento. Aunque el nuevo organismo, según asegura Lewis, tendría libre acceso a todos los documentos oficiales del Gobierno que solicitara, y capacidad para recabar el testimonio de testigos, las familias de las víctimas dudan de que nadie tenga interés en contar la verdad si no está sometido al poder coercitivo de la ley penal.

“La memoria de los asesinatos se vuelve cínicamente selectiva. Muchos conservadores, y la prensa conservadora, quieren amnistía para los soldados británicos que dispararon a civiles desarmados, pero no para los paramilitares que hicieron exactamente lo mismo”, denuncia el periodista y escritor irlandés Fintan O’Toole. “El Sinn Féin [durante décadas, el brazo político del IRA] denuncia la impunidad de esos soldados, pero glorifica los asesinatos masivos del IRA. Unionistas respetables señalan la ambivalencia del Sinn Féin, pero dan credibilidad política a los paramilitares que causaron muertes sectarias”, dice.

Las asociaciones de familiares de víctimas han expresado su rabia ante el anuncio del Gobierno de Johnson, que ha tenido la rara habilidad de suscitar el consenso de todas las formaciones políticas de Irlanda del Norte y de las principales organizaciones humanitarias. “Dígame, señor primer ministro, si uno de sus seres queridos hubiera sido destrozado hasta el punto de no poder ser reconocido, o si solo pudiese saber que era su hijo o su hija por las huellas dactilares (…), ¿estaría de acuerdo en que se impulsara una ley tan obscena?”, ha denunciado Julie Hambleton. Su hermana Maxine fue una de las 21 personas asesinadas por una bomba del IRA en un pub de Birmingham en 1974.

En un intento por resucitar el espíritu que impulsó el Acuerdo de Viernes Santo y refrescar un ambiente que comenzaba a caldearse de nuevo, los Gobiernos de Irlanda y del Reino Unido, junto a las principales fuerzas políticas de Irlanda del Norte, firmaron en 2014 el llamado Acuerdo de la Cámara de Stormont (el área de Belfast donde se encuentra el edificio de la Asamblea Autónoma). A la hora de abordar el legado de la violencia, se quiso promover la reconciliación, y situar a las víctimas y a sus familias en el centro de cualquier decisión, pero también a respetar en todo momento “el imperio de la ley”. Al atar las manos de la policía norirlandesa e impedir que puedan llevar adelante sus investigaciones, el Gobierno de Johnson se muestra dispuesto a saltarse, una vez más, otro de los compromisos que firmó en torno a la región más atormentada del Reino Unido.

https://elpais.com/internacional/2021-07-20/irlanda-del-norte-se-niega-a-perdonar-el-pasado.html 

21.27.-Por qué el riesgo compartido colectivo debería ser un elemento central en las pensionesMARTIN WOLF

Los fondos CDC grandes y diversificados permitirán que las generaciones se protejan entre sí

Si bien todos deberían estar mejor a largo plazo con una cartera de CDC, habrá transferencias de generaciones afortunadas a desafortunadas © Hollie Adams / Bloomberg

Las decisiones sobre pensiones proyectan una sombra muy larga. Por lo tanto, cualquier sistema debe ser estable y eficaz para garantizar los medios de vida en la vejez. Por desgracia, el Reino Unido está muy por debajo de lo que se necesita.

25 jul 2021.- Necesitamos entender que la elección y la competencia no funcionan bien en las pensiones, porque la ignorancia y la miopía están muy arraigadas. Además, los individuos no pueden asumir fácilmente los riesgos de inversión y longevidad por sí mismos.

Estas realidades son de particular importancia en el Reino Unido. En este país, la pensión estatal reemplaza solo el 22 por ciento de los ingresos medios. Entonces, los suplementos son esenciales. Pero el antiguo sistema de beneficios definidos (DB) está colapsando, excepto en el sector público. Sin embargo, la principal alternativa, la de los planes de pensiones de contribución definida (CD), en los que el 49 por ciento de los empleados estaba inscrito en 2020, es un sustituto inadecuado.

Sobre todo, la tasa media de contribución a las pensiones de los países en desarrollo es apenas el 8 por ciento de los ingresos. Si bien la contribución media de los empleadores a un plan de BD fue del 19,5 por ciento de los ingresos pensionables en 2020, su contribución media a un plan de CD fue solo del 3,4 por ciento. Con estas bajas cotizaciones e incluso expectativas de rentabilidad bastante optimistas, las pensiones disponibles al final serán insuficientes. Calculo que, después de 40 años de ahorro, a una tasa de rendimiento anual real del 3 por ciento, la anualidad comprable a los 65 años generaría menos del 30 por ciento de los ingresos promedio de la carrera sin protección contra la inflación, a las tasas de interés actuales. Las tasas de cotización deben aumentar sustancialmente.

El alto costo de las anualidades refleja las tasas de interés ultrabajas de hoy. Pero estos últimos no solo afectan los ingresos en la jubilación. También reducen los retornos esperados de la inversión antes de ese punto. Esto se debe a que es aconsejable pasar a los bonos, a medida que se acerca la jubilación, para gestionar la volatilidad a corto plazo de las acciones. Pero esta decisión reducirá la riqueza, porque los rendimientos de las acciones son más altos que los de los bonos, a largo plazo.

Los planes colectivos de contribución definida pueden abordar algunos de estos problemas. Debido a que el fondo es permanente, multigeneracional e, idealmente, muy grande, tendrá costos bajos, podrá mantener una cartera diversificada y no estará bajo presión para eliminar el riesgo de su cartera en fechas arbitrarias. El fondo CDC también puede proporcionar pensiones hasta la muerte, nuevamente respaldado por los rendimientos de su cartera y la entrada de nuevas contribuciones.

En efecto, las generaciones cuyos retornos de inversión resultan ser excepcionalmente buenos subsidian a aquellos cuyos retornos son excepcionalmente malos. Pero nadie sabe de antemano qué destino sufrirá su generación. Muchos querrán esta protección, porque les permite a todos asumir más riesgos en su plan, juntos.

A diferencia de los planes de DB, no existe un patrocinador institucional capaz de cubrir los huecos en la financiación. Pero esa protección ha resultado ser una ilusión. El único patrocinador creíble que puede hacer esto es el gobierno. Entonces, en un CDC, los fideicomisarios, cuya única responsabilidad sería administrar el fondo en interés de los miembros, tendrían que ajustar las promesas de vez en cuando a la luz de la experiencia.

Siempre que fueran cautelosos, los ajustes, especialmente los ajustes a la baja, no ocurrirían con frecuencia. La gente podía tener una confianza razonable en que se pagaría la pensión que esperaban. La experiencia del sistema holandés respalda esta expectativa: incluso después de la crisis financiera de 2008, redujo las pensiones solo en un 2 por ciento en promedio. En general, los ajustes deberían recaer más en los miembros más jóvenes, porque les resultará más fácil compensar las pérdidas a lo largo de su vida. Pero las generaciones venideras los protegerían a su vez.

Debido a que la cartera de CDC puede contener activos que probablemente generen mayores rendimientos a largo plazo de manera más segura que los individuos, las pensiones deberían ser sustancialmente mayores. Un estudio de la Royal Society of Arts sugiere que «los CDC darán al menos un 30% más de ingresos de jubilación que un esquema de DC convencional con una anualidad». Estos serán en gran medida los beneficios de ampliar la capacidad de asumir riesgos de la vida de un individuo a la de muchas personas a lo largo de varias generaciones. Si bien todos deberían estar mejor a largo plazo, habrá transferencias de generaciones afortunadas a desafortunadas. Ese es el punto.

Como ocurre con cualquier arreglo colectivo, es fundamental crear estructuras institucionales fiables. El gobierno tendría que participar activamente en esto. Será una tarea compleja. Pero con el fin de las pensiones DB, excepto para los empleados del gobierno, las contribuciones inadecuadas a los esquemas de CD y la falta de distribución de riesgos intergeneracional e interpersonal, el resultado seguramente será decepcionante. La alternativa de los CDC debe introducirse ahora, porque el statu quo es muy insatisfactorio.

https://www.ft.com/content/cc1021c8-bb5b-4fca-98b2-c90533c830fa

21.26.-El príncipe Jorge comienza a descubrir que le tocará ser rey RAFA DE MIGUEL

Tercero en la línea de sucesión al trono británico, el hijo de Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton cumple este jueves ocho años con una imagen pública controlada de forma férrea por sus padres

El príncipe Jorge de Cambridge, en la foto tomada por su madre, Kate    Middleton, con motivo de su octavo cumpleaños y difundida por el palacio de Kensington este miércoles. DUCHESS OF CAMBRIDGE / AP

Todo niño debe enfrentarse a ese momento en el que le explican en qué consiste lo de los Reyes Magos o Santa Claus, pero pocos pasan por el trance de descubrir que, llegado el momento, serán ellos los que se conviertan en rey o reina.

21 jul 2021.-  Los duques de Cambridge, el príncipe Guillermo y Kate Middleton, escogieron un momento, en torno al séptimo cumpleaños de su hijo Jorge, para iniciar el proceso de digestión de la noticia. Eso es al menos lo que asegura el historiador Robert Lacey, autor del libro Battle of Brothers (La Batalla de los Hermanos), en una edición actualizada a la que ha incorporado esta información, para consumo y promoción de los tabloides británicos.

                         Fotogalería: Los ocho años del príncipe Jorge, en imágenes

“Guillermo todavía no ha revelado al mundo cómo y de qué manera contó la noticia a su hijo”, asegura Lacey, con ese convencimiento de que el planeta entero sigue cada detalle de la familia Windsor. “Quizá algún día sea el propio Jorge quien cuente la historia. Pero en algún momento, en torno al séptimo cumpleaños del niño en el verano de 2020, sus padres entraron en detalles sobre todo lo que implicaría la futura vida de servicio y obligaciones del pequeño príncipe”, contó el historiador el pasado junio. El palacio de Buckingham, en su línea, no ha confirmado ni desmentido la información. Lo que, en los usos periodísticos anglosajones, equivale a darla por buena.

El príncipe Jorge con sus padres, los duques de Cambridge, durante el partido entre Alemania e Inglaterra en la última Eurocopa. FRANK AUGSTEIN / POOL / EFE

Hace ahora seis años, el reverendo Kelvin Holdsworth, de la Iglesia Episcopal de Escocia, escandalizó a las mentes biempensantes con un comentario pretendidamente irónico: “Recemos para que el príncipe Jorge sea gay, porque un matrimonio del mismo sexo ayudaría a la Iglesia de Inglaterra a ser mucho más inclusiva con la comunidad LGTBI”. Más allá de la torpeza desplegada por el religioso, sus palabras revelaban un hecho evidente. Cada heredero de la corona británica es depositario de las expectativas y aspiraciones que monárquicos y no monárquicos tienen para su país. Y por eso el hecho de que vaya a un colegio privado o público, se interese por el bienestar de los animales o participe de las aficiones cinegéticas de la familia real son motivo de debate público. Jorge de Cambridge va a un colegio privado, ha conversado públicamente sobre sus especies favoritas con el naturalista David Attenborough, y según, algunas informaciones, ya ha participado en la cacería del alce en los alrededores del castillo de Balmoral. Pero sobre todo es un niño cuya intimidad y desarrollo emocional protegen sus padres con uñas y dientes. Especialmente el príncipe Guillermo, víctima como fue en primera persona del asedio de la prensa a los hijos de Lady Di.

Este jueves el príncipe cumple ocho años. Cada cumpleaños, los tabloides se deshacen en elogios de las nuevas fotografías del joven heredero, tercero en línea de sucesión al trono. Todas esas instantáneas surgen de la afición de Kate Middleton, quien pronto comprendió que el único modo de mantener a raya el hambre de los tabloides era alimentarlos ella misma. Se reservó el derecho, de un modo inteligente, de controlar el material fotográfico que iba a construir poco a poco la imagen pública del pequeño. Jorge es así simpático, resuelto y con un punto gamberro, que realzan los dientes separados con los que sonríe. Jorge es serio cuando toca ser serio, y participa desde su corta edad de los acontecimientos de su época. Jorge, con traje y corbata, disfruta como un niño y se abraza dando saltos a su padre cuando Luke Shaw marca el primer gol de la selección inglesa en la final de la Eurocopa contra Italia. Jorge muestra con su rostro que tiene el corazón destrozado al final del partido, y deja que su padre ponga las manos sobre sus hombros.

Si Guillermo de Inglaterra es el símbolo presente de la estabilidad de la monarquía británica —su padre, Carlos, es para el imaginario público un intermedio aceptado, casi a regañadientes—, el príncipe Jorge es la imagen del futuro lejano de la institución. La única foto oficial que escapó del control de Kate Middleton fue la de las cuatro generaciones de la familia real, en diciembre de 2019, en la que Isabel II, Carlos, Guillermo y Jorge posan juntos y sonrientes en todo un símbolo de continuidad dinástica. “¡Qué fascinante imagen histórica para recordarnos la esencia misma del sistema monárquico! La reina actual y los tres futuros reyes. Todos los herederos vivos, sin ningún repuesto añadido”, se solazó Lacey en su momento al contemplar la fotografía.

Los expertos británicos en asuntos de la realeza no dejan de insistir en que Guillermo y Kate se esfuerzan en tratar por igual a sus tres hijos, pero que Jorge “ya entiende que es diferente a sus hermanos”, según la comentarista Katie Nicholl. No por ello, ha matizado después la propia duquesa de Cambridge en la revista OK, está siendo especialmente mimado ni recibe un tratamiento distinto.

Aunque sus padres intenten a conciencia desvelar con privacidad y cuentagotas la personalidad del príncipe Jorge, pocas veces coincide la imagen que se desea proyectar con la que el público se acaba haciendo de cada personaje de la familia real. Y en este caso, al pequeño lo ha construido el escritor y productor de televisión Gary Janetti, autor de comedias tan iconoclastas y salvajes como Padre de Familia. Su cuenta de Instagram juega con la expresividad del niño y le añade comentarios maliciosos sobre otros personajes públicos. Jorge se ceba especialmente con su tía Meghan Markle, e involuntariamente lleva camino de convertirse en el tipo con más sorna de la casa de Windsor.

https://elpais.com/gente/2021-07-22/el-principe-jorge-comienza-a-descubrir-que-le-tocara-ser-rey.html 

  • 21.25.-Las subvenciones a instalar placas solares en casa llevan a amortizaciones nunca vistas en EspañaMARC FORTUÑO
  • El Reino Unido vuelve a incluir a Baleares en su lista de destinos no segurosRAFA DE MIGUEL, HUGO GUTIÉRREZ
  • Inflación mundial de costos MAURICIO CABRERA 

Es evidente que algo así no se maneja frenando la demanda. Afortunadamente, así lo ha entendido el Banco de la República.

Vuelven a aparecer las nubes negras de la inflación en la economía mundial, y con ellas los llamados de algunos alarmistas a los bancos centrales para que aprieten las clavijas de la política monetaria y “enfríen” las economías.

12 jul 2021.- ¿Tienen razón, o es solo una herencia de teorías trasnochadas? Es un hecho que se está dando un incremento de los precios.

En Estados Unidos el IPC registró en mayo un aumento anual de 5%, mientras que en la zona euro subió de 0,9% a 1,9%. En los llamados mercados emergentes ha subido a 4,5% ¿Qué está jalonando esta subida de precios ¿es un choque temporal o una tendencia duradera?

El presidente del Federal Reserve (FED) ya insinuó que para contrarrestar la inflación están pensando elevar sus tasas de interés, a partir del 2023. Es un claro mensaje de que siguen más preocupados por el desempleo, y que ven este aumento de precios como transitorio, que no es causado por presiones de demanda que deban ser controladas con restricciones monetarias.

Hasta halcones antiinflacionarios como la revista The Economist o el FMI, reconocen el hecho, pero llaman a no caer en el pánico ni tomar medidas que pongan en peligro la frágil reactivación. Una razón es que en las cifras anuales de inflación hay una distorsión estadística, pues se está midiendo contra un período en que bajaron los precios. Por eso el FED proyecta que en el 2022 la tasa de inflación caerá a 2,1%.

El ejemplo más claro son los precios de los combustibles. El petróleo ha triplicado su precio desde abril del año pasado, pero solo para volver al nivel de precios promedio del 2019. Por eso el IPC gringo sin combustibles ni alimentos crece 1,5% menos que el índice total.

Pero la razón principal para no tomar medidas contraccionistas es que buena parte del aumento reciente de los precios ha sido causado por problemas de oferta y no por exceso de demanda. Dice el FMI que la subida de precios de los alimentos empezó antes de la pandemia, por la peste porcina en China y Africa, la caída de producción mundial de aceites vegetales y la imposición de tarifas de importación por la guerra comercial entre China y EE. UU.

La pandemia, señala también el FMI, agudizó la tendencia al alza con las restricciones en la cadena de oferta de alimentos, lo que se empeoró con el aumento de los costos de transporte, pues lo fletes marítimos se han triplicado en el último año.

El pronóstico es que los precios de los alimentos van a continuar altos este año y el próximo, afectando más a los países emergentes que, además, tienen el impacto de la devaluación de sus monedas sobre los precios de los alimentos importados. Pero es evidente que inflación por aumento de costos no se maneja frenando la demanda. Afortunadamente, así lo ha entendido el Banco de la República. 

https://www.portafolio.co/inflacion-mundial-de-costos-opinion-maurico-cabrera-galvis-553901

21.25.-Las subvenciones a instalar placas solares en casa llevan a amortizaciones nunca vistas en EspañaMARC FORTUÑO

El sector fotovoltaico ha aguantado extraordinariamente bien la crisis de la covid y 2020 fue histórico porque en plantas en suelo, la capacidad instalada alcanzó los 2,8 GWp, inferior a 2019, pero con el hito que supone que se desplegaran esas cifras sin ningún tipo de ayuda pública o esquema regulatorio.

16 jul 2021.- En autoconsumo, la potencia instalada aumentó en 596 MWn, lo que supone un avance del 30% respecto al año anterior, mostrando la resiliencia de este sector ante el covid. Y este año no se pone el freno, con una amplia cartera de proyectos en desarrollo en plantas en suelo.

A fecha 31 de diciembre de 2020 y solo para fotovoltaica, había 97 GW que se habían adjudicado el permiso de acceso y conexión y estaban pendientes de la puesta en servicio y 20 GW que estaban en trámites para obtenerlo. Las estimaciones de nueva capacidad se sitúan en el orden de los 2-3 GW para plantas en suelo.

Por si fuera poco, este sector recibirá ayudas en forma de programas vinculados al plan nacional de recuperación permitirán dar un impulso mayor a este sector.

El gobierno abre las subvenciones las fotovoltaicas

Recordemos que los PGE 2021 priorizan el cuidado del planeta y refuerzan los compromisos con la transición verde. En este punto tenemos 5.390 millones del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia para la promoción de energías renovables, eficiencia energética y movilidad sostenible, y para convenios de transición justa en zonas de transición energética.

Y ¿en qué se traduce estas dotaciones? este mes ya vimos que el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto por el que se darán ayudas para instalaciones de autoconsumo, almacenamiento detrás del contador y climatización con energías renovables.

En este decreto debemos destacar las ayudas por valor de 660 millones de euros que se destinaran a:

  • Realización de instalaciones de autoconsumo, con fuentes de energía renovables, en el sector servicios, con o sin almacenamiento (120 millones).
  • Realización de instalaciones de autoconsumo, con fuentes de energía renovable, en otros sectores productivos de la economía, con o sin almacenamiento (175 millones).
  • Incorporación de almacenamiento en instalaciones de autoconsumo, con fuentes de energía renovable, ya existentes en el sector servicios y otros sectores productivos (45 millones).
  • Instalaciones de autoconsumo, con fuentes de energía renovable, en el sector residencial, las administraciones públicas y el tercer sector, con o sin almacenamiento (215 millones).
  • Incorporación de almacenamiento en instalaciones de autoconsumo, con fuentes de energía renovable, ya existentes en el sector residencial, las administraciones públicas y el tercer sector (5 millones).
  • Realización de instalaciones de energías renovables térmicas en el sector residencial (100 millones).

Los 660 millones inicialmente presupuestados se ampliarán, según se vayan ejecutando las cuantías iniciales asignadas a cada Comunidad Autónoma, hasta alcanzar los 1.320 millones del programa total; las comunidades y ciudades autónomas deberán comprometer un 80% del presupuesto inicial durante el primer año o tendrán que reintegrar la mitad de lo no comprometido en el plazo de 15 meses desde la publicación en el BOE de este Real Decreto.

Las subvenciones mejorarán el periodo de amortización

El Gobierno valora que con esta dotación se permitirán construir 1.850 MW de generación renovable, incluyendo la sustitución de combustibles fósiles por energía renovable en calefacción y refrigeración en más de 40.000 viviendas.

La intensidad de las ayudas variará en función del beneficiario y del tipo de instalación, lo que es clave para determinar las amortizaciones. Para las empresas se asignará un porcentaje sobre el volumen de inversión inicial –hasta un máximo–, mientras que para los particulares y las administraciones públicas se subvencionarán un porcentaje fijo.

En el caso de la energía solar fotovoltaica las ayudas abarcarán desde el 15% para una gran empresa hasta el 45% para una pyme o un sistema pequeño, inferior a 10 kW; los particulares podrán beneficiarse de un 40% -sube al 50% en los sistemas de autoconsumo colectivo– y las administraciones públicas del 70%. Se valorará la retirada de cubiertas de amianto y la instalación de marquesinas para optimizar el uso del espacio, como es frecuente en aparcamientos.

En el artículo «Rentabilidad de las energías renovables y el autoconsumo como una oportunidad», concluimos que en un escenario base en el que los excedentes se remuneren con 0,04 euros/kWh y en el que los hogares instalan 2 kW de energía solar fotovoltaica y las pymes 15 kW, reflejando unos períodos de amortización de la inversión se sitúan entre 7 años y medio y 12 años, en otras palabras rentabilidades entre el 8,33% y el 13,33%.

Si el Estado llega a subvencionar el 40% eso significa que los tiempos de amortización se acortan sustancialmente, con una reducción de tres y hasta casi cinco años, porque el periodo de amortización quedaría en 4 años y medio y 7 años y su rentabilidad escalaría desde el 14% hasta el 22%.

Como vemos, la fotovoltaica ya era rentable y, con esta media, se incrementa la rentabilidad. A ello, debemos de sumar que se han mantenido y extendido los incentivos fiscales al autoconsumo en los impuestos locales y se introdujeron medidas específicas de promoción a nivel regional, por lo que las estimaciones de amortizaciones podrían, incluso, reducirse si se tiene en cuenta todo el componente fiscal.

https://www.elblogsalmon.com/sectores/subvenciones-a-instalar-placas-solares-casa-lleva-a-amortizaciones-nunca-vistas 

21.25.-El Reino Unido vuelve a incluir a Baleares en su lista de destinos no segurosRAFA DE MIGUEL, HUGO GUTIÉRREZ

Las islas regresan a la lista ámbar, pero los turistas británicos con pauta completa de vacunación no tendrán que hacer cuarentena a su regreso de España a partir del lunes

Decenas de turistas llegan al aeropuerto de Palma de Mallorca, el pasado 1 de julio. ENRIQUE CALVO / REUTERS

La alegría apenas ha durado tres semanas. El Gobierno del Reino Unido ha decidido sacar a Islas Baleares de su lista verde e incorporarlas de nuevo en la lista ámbar.

14 jul 2021.- La medida ha provocado la irritación del sector turístico, porque vuelve a poner en entredicho uno de los destinos favoritos de los británicos para sus vacaciones. En esta ocasión, sin embargo, la decisión se ve suavizada por el hecho de que Downing Street permitirá que los recién llegados de un país de la lista ámbar, donde se encuentra España, que tengan la pauta completa de vacunación pueda evitar la cuarentena obligatoria. El ministro británico de Transporte, Grant Shapps, ha anunciado este miércoles que las nuevas restricciones entrarán en vigor a partir de las cuatro de la madrugada del próximo lunes.

Unos 200.000 británicos se hallan en estos momentos en Mallorca, Menorca, Ibiza o Formentera, después de que se diera luz verde a las islas como destino turístico el pasado 30 de junio. Muchos de ellos, con edades comprendidas entre los 18 y los 30 años, todavía no han recibido su segunda dosis de la vacuna. “La política aplicada por el Gobierno tiene que cambiar. No es nada útil para la confianza del consumidor que se cambie el color de un país en apenas dos semanas. Este sistema de semáforo no está funcionando”, ha dicho Paul Charles, de la agencia de viajes PC. Expresaba de ese modo la confusión e irritación del sector ante los vaivenes del Gobierno de Johnson, algo que ya experimentaron con la entrada y posterior salida de Portugal en el listado de países seguros.

Un portavoz del Ministerio de Transporte ha explicado que, desde un principio, se advirtió de que Baleares se incorporaban a la lista verde, pero dentro de la llamada watchlist. Es decir, con la precaución de que podía cambiar su estatus en cualquier momento. Desde entonces, asegura el Gobierno británico, las cifras de contagiados en Baleares se han duplicado (este miércoles la incidencia acumulada en la región se situó en 408 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días). Entre otros cambios realizados por Londres, destaca la entrada en la lista verde de Croacia, Bulgaria, Hong Kong y Taiwán.

La salida de Baleares del listado de zonas seguras era un secreto a voces por el daño reputacional del macrobrote en las islas y el aumento de los contagios. Sin embargo, el impacto esperado es limitado, según el sector turístico español, y lo que habría sido un terremoto hace semanas ahora no preocupa en exceso. La razón es que, también a partir del lunes, podrán viajar a los destinos en la lista ámbar los residentes en el Reino Unido vacunados con pauta completa sin cuarentena obligatoria su regreso, así como los menores de edad sin inmunizar. Es decir, la mayoría de la población británica podrá pasar sus vacaciones en Baleares o en otros destinos de España sin fuertes restricciones. “Es como estar en la lista verde porque no aplica a menores y un 66% de los adultos ya tienen la pauta completa de la vacuna”, explicaba el lunes en Madrid el embajador británico en España, Hugh Elliott.

Daño reputacional

Lo que sí tiene la decisión es un efecto negativo sobre la imagen de destino seguro de Baleares y de España. De hecho, se suma a las reticencias ya expuestas por los otros dos grandes mercados emisores de viajeros: Francia y Alemania. En ambos casos se ha ido más allá y, aunque no se han puesto restricciones a la movilidad por el momento, se ha desaconsejado a sus ciudadanos viajar al país por el incremento de los contagios espoleados por la variante delta. Esto no ha tenido aún un impacto sobre las cancelaciones, pero sí ha frenado el número de ventas en un 20%, según Exceltur.

El Reino Unido, por su parte, da un respiro y dejará que la mayoría de la población pueda disfrutar de las vacaciones fuera de su territorio, por ejemplo en España, si están vacunados. Un balón de oxígeno para el sector turístico español que se muestra cauto, ya que no siente todavía el boom esperado en las reservas. Entre otras cosas porque todos siguen pendientes de la evolución de la situación sanitaria: si se tuerce de nuevo, las restricciones de los últimos meses volverán. Un escenario del que nadie quiere ni oír hablar.

https://elpais.com/economia/2021-07-14/el-reino-unido-vuelve-a-incluir-a-baleares-en-su-lista-de-destinos-no-seguros.html

  • 21.24.-La victoria de Boris Johnson en el Brexit fue una victoria pírrica MARTIN WOLF
  • La factura del divorcio del Brexit abre otro enfrentamiento entre Londres y Bruselas RAFA DE MIGUEL

El Gobierno de Johnson rechaza el cálculo de la Unión Europea, que supera en 6.000 millones de euros la cifra prevista por las autoridades británicas

El ministro británico del Brexit, David Frost (izq.) durante la reunión con el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, en Londres, el pasado 9 de junio POOL / REUTERS

El Brexit nunca fue un punto y final. Como no lo es ninguna sentencia de divorcio. Cuarenta años de unión dejan atrás un caudal de obligaciones y compromisos que no caducan, y sobre los que, a menudo, las partes discrepan y deben llegar a un acuerdo. Bruselas ha calculado la cantidad final que Londres adeuda: 47.500 millones de euros.

9 jul 2021.- Y Londres, que estimó la deuda en unos 41.400 millones, según su Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR, en sus siglas en inglés), no está dispuesto a aceptar esa cifra como definitiva. Junto a los derechos de los ciudadanos residentes, y la cuestión de Irlanda del Norte, la factura de la separación fue uno de los asuntos más espinosos durante las negociaciones del Acuerdo de Retirada. Y como los otros dos, resurge con la amenaza de enturbiar todavía más las relaciones entre los dos bloques.

La mayoría de los compromisos pendientes corresponden a las aportaciones que el Reino Unido debía hacer al presupuesto plurianual (7 años) de la UE. El referéndum del Brexit se celebró en 2016, pero las obligaciones se prolongaron hasta el 31 de enero de 2020, cuando concluyó el periodo de transición. Prácticamente la mitad de los pagos, que obedecían a proyectos de infraestructura y programas sociales de la UE, se han realizado durante ese periodo de transición. Quedan, sin embargo, responsabilidades referentes al pago de pensiones o seguros sanitarios de los funcionarios comunitarios o préstamos a terceros países (a Ucrania, por ejemplo) que prolongarán las obligaciones del Reino Unido hasta 2064, según los cálculos de la propia OBR.

En 2021, Reino Unido debe saldar una primera cuenta de 6.800 millones de euros, que fue comunicada a Londres en abril. “Y no tenemos ninguna indicación hasta ahora de que haya ninguna disputa sobre la cifra”, ha afirmado el portavoz oficial de la Comisión Europea. De hecho, según esa misma fuente, Reino Unido ha pagado en junio el primer plazo y tiene por delante otras tres entregas (en julio, agosto y septiembre). “No esperamos que se plantee ningún problema”, ha afirmado el portavoz. “Hasta ahora, todo lo que debía hacerse se ha hecho y no tenemos ninguna señal de que las cifras vayan a ser cuestionadas”, ha añadido. Informa Bernardo de Miguel.

Aunque la cifra que se ha dado a conocer no cuenta todavía con la firma final de los auditores de la UE, el Gobierno de Johnson ha emitido ya una primera respuesta en la que cuestiona la firmeza del cálculo. “Se trata simplemente de una estimación contable, y no se corresponde con la cantidad exacta que el Reino Unido tiene previsto pagar a la UE este año”, ha dicho un portavoz de Downing Street. “A finales de año, publicaremos los detalles de los pagos y cobros que quedaron establecidos en el acuerdo financiero”. El Reino Unido también confía en recuperar algo de dinero. Principalmente, sus participaciones de capital en el Banco Europeo de Inversión, pero también la parte proporcional correspondiente de las multas pagadas por grandes empresas, después de haber sido sancionadas por las autoridades comunitarias reguladoras de la Competencia.

Johnson llegó a prometer, durante la campaña de primarias para el liderazgo del Partido Conservador y en pleno proceso negociador con la UE, que no pagaría la deuda pendiente si finalmente el Brexit se cerraba sin acuerdo. “No es una amenaza, simplemente una realidad”, dijo en una entrevista a la cadena ITV en agosto de 2019. Los órdagos quedaron en nada cuando finalmente Londres y Bruselas cerraron un pacto, pero la factura pendiente fue siempre garantía segura para agitar los ánimos de los tories más euroescépticos, y una revisión al alza como la conocida este viernes puede plantear nuevos problemas al primer ministro británico.

https://elpais.com/internacional/2021-07-09/la-factura-del-divorcio-del-brexit-abre-otro-enfrentamiento-entre-londres-y-bruselas.html

21.24.-La victoria de Boris Johnson en el Brexit fue una victoria pírrica MARTIN WOLF

Las realidades del poder relativo significan que el Reino Unido y la UE están, y seguirán estando, lejos de ser iguales

© James Ferguson

Para el vencedor, el botín. Boris Johnson ganó el referéndum sobre la membresía del Reino Unido en la UE hace poco más de cinco años, ganó el liderazgo del Partido Conservador en julio de 2019, llegó a un acuerdo con la UE en octubre y obtuvo una victoria decisiva bajo el primer pasado del Reino Unido.

6 jul 2021.- El sistema de correos en las elecciones generales de diciembre. Ha vuelto a hacer su país. Pero, ¿lo ha rehecho para bien o para mal? ¿Ha aumentado las oportunidades para los británicos o las ha reducido? ¿Ha hecho que el Reino Unido sea más influyente y próspero, o menos? Mi respuesta a todas estas preguntas es: “este último”. Pero admito que todavía es temprano en esta historia.

Un punto que surgió rápidamente (y para sorpresa de nadie informado) es que los partidarios del Brexit habían entendido mal a la UE. Anand Menon del Reino Unido en una iniciativa de Changing Europe en King’s College señala que Dominic Raab (ahora secretario de Relaciones Exteriores) dijo en abril de 2016 que “podemos tener un control adecuado de nuestras fronteras, pero no necesitamos estar sujetos a toda esta regulación asfixiante. . . y ciertamente no interesa a los europeos erigir barreras comerciales”. La UE no estuvo de acuerdo. Ahora existen muchas barreras: se mantendrán.

La razón de este resultado predecible fue que los miembros consideran la preservación del orden legal de la UE, incluido el mercado único, como un interés primordial. Esto se desprende de “EU-UK 2030”, un documento de la misma unidad. Considere Dinamarca, por ejemplo, para la que el Reino Unido es un buen amigo y su cuarto socio comercial más importante. Pero Dinamarca hace más de seis veces más negocios con el resto de la UE que con el Reino Unido. El interés económico propio significaba preservar el mercado de la UE, no adaptarse al Reino Unido. Lo mismo ocurre con los demás miembros. La UE siempre es lo primero para todos ellos.

Como también señala Menon, sarcásticamente: «Era curioso que un grupo de puristas ideológicos esperara que sus interlocutores fueran ideológicamente flexibles y pragmáticos». Está claro que hasta ahora el Brexit ha fortalecido a la UE, no la ha debilitado. Menon señala que «Incluso Marine Le Pen se dio cuenta rápidamente de que Brexit no haría nada para aumentar el apoyo público al Frexit». Entonces, los miembros de la UE lucharon para defender sus intereses, tal como deberían haber esperado los políticos británicos.

El “cakeism” de Johnson fue una tontería, como es la opinión de David Frost, su principal negociador, de que la UE debería “sacudirse cualquier mala voluntad restante hacia nosotros por irnos y, en cambio, construir una relación amistosa entre soberanos iguales”. Por supuesto, sería más fácil lograr esto si Johnson no hubiera mentido sobre las implicaciones de su acuerdo sobre el comercio entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido e incluso se hubiera atrevido a intentar repudiarlo. La UE lo considera con razón como poco serio y poco confiable.

En cuanto a la «igualdad soberana», el Reino Unido y la UE pueden ser igualmente soberanos, formalmente. Pero están lejos de ser iguales. La economía del Reino Unido es una quinta parte de la de la UE y su dependencia del comercio con la UE es mucho mayor que al revés. Estas son las realidades del poder relativo. Un realista, como el primer ministro victoriano Palmerston, lo habría entendido. ¿Por qué Frost no puede?

Es inevitable, especialmente en vista del aparente deseo del gobierno del Reino Unido de tener fricciones con la UE, que las relaciones sigan siendo venenosas por un futuro indefinido. También es inevitable que el Reino Unido pierda más con esto que la UE.

¿Qué pasa con los resultados económicos? El Brexit, por supuesto, no es el único impacto que ha afectado a la economía en los últimos cinco años. El otro es Covid-19. Pero es de destacar que entre el segundo trimestre de 2016 y el primer trimestre de 2021, la economía del Reino Unido se contrajo un 4,3 por ciento. El desempeño de Italia fue similar. Pero la economía de la eurozona creció un 1,3 por ciento durante este período. El brexit también provocó un gran impacto inicial en los volúmenes comerciales. Desde entonces se ha producido una recuperación, pero el comercio del Reino Unido terminará siendo más pequeño de lo que hubiera sido de otro modo. Los efectos de esto se acumularán con el tiempo y se mostrarán en un peor desempeño económico que de otra manera.

Esto plantea una pregunta: ¿qué significará “recuperar el control”?

No hay duda de que el Brexit ha eliminado las limitaciones al gobierno. Los primeros ministros británicos con grandes mayorías siempre podían hacer la mayor parte de lo que quisieran, siempre que mantuvieran el apoyo parlamentario. Ahora el gobierno tampoco tiene que preocuparse por las normas de la UE. Por lo tanto, el gobierno (por el que votó el 44 por ciento del electorado) puede actuar incluso con más libertad que antes. Esta forma de control colectivo puede significar mucho para muchos. Sin embargo, en las muchas áreas en las que se necesita la cooperación internacional, el Brexit no ha aumentado el control sobre las opciones. El Reino Unido aún debe persuadir a otros países. Pero ahora carece de una plataforma dentro de la UE desde la que hacerlo.

¿Qué pasa con los británicos? ¿Han recuperado el control de sus vidas? Como mínimo, las empresas que comercian con la UE y las personas que desean trabajar y estudiar allí han perdido mucho control, no lo han recuperado.

No podemos saber qué pensará la posteridad. Pero para mí hoy las promesas del Brexit parecen en gran medida un fuego fatuo. No aumentará el control, sino que lo reducirá donde más importaba a las personas e incluso al público en general. Los hábiles demagogos transmutaron la infelicidad pública en hostilidad hacia la UE, que en su mayoría era inocente de lo que la gente detestaba, excepto la migración. Las estadísticas del Reino Unido son muy deficientes al respecto: el número de ciudadanos de la UE que buscan el «estatus de asentado» resultó ser de 5 millones en marzo de 2021, mucho más de lo esperado. Pero, sorprendentemente, los flujos de inmigrantes del resto del mundo ahora han aumentado, a medida que disminuyeron los de la UE.

A largo plazo, es probable que el Brexit dañe al Reino Unido, quizás lo divida, al tiempo que fortalece la solidaridad de la UE. Si es así, seguramente se considerará una victoria pírrica.

https://www.ft.com/content/af15b3fa-ca28-43eb-8c54-bae72d0d58dd

21.23.-La tremenda subida del precio de vivienda en EEUU y Alemania: los inversionistas tienen miedo a una gran inflación MARC FORTUÑO

Los precios de la vivienda están subiendo de manera contundente. El índice nacional de precios de viviendas S&P Case-Shiller, que cubre las nueve divisiones del censo de Estados Unidos, se incrementó un 14,6% interanual en abril, siendo la lectura más alta en más de 30 años, tras el aumento del 13,3% anual en marzo.

2 jul 2021.- Los precios de las viviendas en Estados Unidos se dispararon el año pasado cuando los estadounidenses aprovecharon los topos hipotecarios históricamente bajos y aumentaron en las viviendas suburbanas. Esa demanda, junto con la escasez de viviendas, ha llevado a los precios a niveles récord que estamos viendo.

Pero no se trata de un hecho exclusivo. Según cifras de Europace, el índice de precios alemán subió un 11,12% durante el año hasta el primer trimestre de 2021, su 45º trimestre consecutivo de subidas interanuales. Y como veremos más adelante, Europa en su conjunto está siguiendo esta tendencia.

España ha seguido esta estela. Según el portal Idealista, el precio de la vivienda en España se incrementó un 10,20% frente al mismo mes del año pasado.

Observando la Eurozona

Si analizamos los precios de la Eurozona, observamos que se han mantenido sólida durante la pandemia. El crecimiento interanual del precio de la vivienda aumentó del 4,3% a finales de 2019 a un 5,8% en el último trimestre de 2020, la tasa de crecimiento más alta desde mediados de 2007.

La pandemia ha repercutido en una crisis, pero que presenta matices diferentes a las anteriores. La crisis financiera mundial de 2008 se originó en el mercado inmobiliario estadounidense y la crisis de la deuda soberana que comenzó en 2010 tuvo implicaciones adversas para las condiciones de financiación en varios países de la Eurozona.

En ambos casos, los precios de la vivienda corrigieron rápido. La crisis del COVID-19 afectó a los hogares en un momento en que los ingresos y el empleo eran relativamente fuertes y, aunque el crecimiento se contraía bruscamente, los precios de la vivienda se mantuvieron e incluso aumentaron desde el inicio de la pandemia.

Centrándonos en esta crisis, vemos un aguante generalizado en los precios de la vivienda en 2020 a y todos los países grandes de la Eurozona contribuyeron positivamente al aumento anual de los precios de la vivienda.

En este caso debemos destacar a determinados países como Alemania, Francia y los Países Bajos que tutelaron alrededor del 73% del aumento total en el último trimestre de 2020, más que su peso en el índice general de precios de la vivienda.

En el caso de Alemania, la contribución positiva a los precios de la vivienda comenzó a mediados de 2010, lo que también refleja una cierta recuperación tras un período de evolución modesta de los precios de la vivienda.

¿Por qué está subiendo los precios?

Para entender este auge en los precios de la vivienda debemos asimilar un conjunto de factores que lo han hecho posible. En primer lugar, el impacto negativo del choque relacionado con COVID está asociado con una fuerte caída en los volúmenes de transacciones de vivienda en el segundo trimestre de 2020 debido a las medidas de bloqueo. Este cambio continuó hasta cierto punto en el tercer trimestre de 2020 y supuso un ajuste de cantidad en lugar de un ajuste de precio.

Seguidamente debemos tener en cuenta que la moratoria de los reembolsos de préstamos y los planes de retención de puestos de trabajo estilo ERTEs amortiguaron, en cierta medida, gran parte de la caída de los ingresos familiares y el aumento del desempleo.

En términos generales los préstamos destinados a la adquisición de una vivienda siguieron creciendo en 2020 y las condiciones de financiación se mantuvieron favorables, con el tipo de interés para adquisición de vivienda en un mínimo histórico de 1,3% a nivel europeo a finales de 2020.

A ello, se suma el espectacular ahorro que hemos visto y en medio de una elevada incertidumbre y un entorno de bajo rendimiento, los inversores privados e institucionales han contribuido a la demanda de vivienda por motivos de inversión.

Aunque hablar del mercado de la vivienda requiere múltiples matices por la heterogeneidad del producto, los precios de las viviendas existentes han subido más que los de las nuevas construcciones, ya que la demanda se redirige en parte al stock existente para compensar la escasa oferta de viviendas nuevas. Ello ha contribuido significativamente a los aumentos de los precios de la vivienda.

Según datos de Eurostat, a lo largo de 2020, los precios de la vivienda existente en la Eurozona aumentaron 0,8 puntos porcentuales más, en términos anuales, que los precios de la vivienda nueva.

En pandemia hemos visto una contracción de la inversión inmobiliaria en 2020 (superior al 5% en términos anuales). Muchos se preguntarán ¿Cómo puede contraerse la inversión y que los precios suban? La respuesta es que al mismo tiempo se ha producido una contracción en las aprobaciones de permisos de construcción observada en el transcurso de 2020 que podría prolongar este fenómeno, continuando así apoyando los precios de la vivienda.

Y el último factor a tener en cuenta, es que se está incorporando ya el miedo a la inflación que confluye en un mercado de renta variable y renta fija altamente sobrevalorado, los tipos de interés extremadamente bajos y los rendimientos de los bonos han alentado una demanda en constante crecimiento.

La vivienda funciona como cobertura para la inflación que implica invertir en un activo que se espera que se mantenga o se aprecie en un período inflacionario. Es de esperar que su apreciación supere, o al menos sea comparable, a la inflación. Los bienes raíces se han considerado durante mucho tiempo una protección contra la inflación, ya que los valores de los alquileres y las propiedades tienden a aumentar con la inflación.

Recordemos que una de las ventajas de las rentas inmobiliarias es que, a nivel contractual, tienden a estar referenciadas al índice que sigue la evolución de los precios al consumidor, por lo que el inversor no pierde poder adquisitivo en esa renta recurrente y, a largo plazo, la vivienda tiende a apreciarse según la evolución de los precios.

https://www.elblogsalmon.com/sectores/tremenda-subida-precio-vivienda-eeuu-alemania-inversores-tienen-miedo-a-gran-inflacion

21.22.-El Reino Unido incluye a Baleares en la ‘lista verde’ de destinos más seguros, pero no al resto de España – RAFA DE MIGUEL

Los viajeros británicos que planeen en las islas sus vacaciones ya no tendrán que someterse a una cuarentena obligatoria a su regreso. El resto de zonas turísticas españolas siguen en la ‘lista ámbar’

Playa del Arenal, en Palma de Mallorca, en agosto de 2020.ENRIQUE CALVO / REUTERS

El Gobierno de Boris Johnson ha incluido este jueves a las Islas Baleares en su lista verde de destinos turísticos seguros. Los viajeros que se desplacen allí desde Inglaterra, a partir de las cinco de la tarde del próximo miércoles, ya no estarán obligados a guardar a su regreso una cuarentena obligatoria de 10 días, aunque deberán someterse a varias pruebas de detección de la covid-19.

24 jun 2021.- En 2019, casi cuatro millones de británicos disfrutaron sus vacaciones en el archipiélago, principalmente en Mallorca.

Downing Street —que ha añadido al listado la isla de Malta y a destinos caribeños como las islas Caimán, Barbados, Bermuda, Dominica y Granada— deja fuera al resto de España, que sigue en la lista ámbar, es decir, territorios a los que el Gobierno británico desaconseja viajar. Londres revisa esta clasificación cada tres semanas.

Los ministros convocados por Johnson este jueves para revisar las condiciones actuales a los viajes internacionales han discutido también la idea de evitar la cuarentena de regreso a aquellas personas que hayan completado su pauta de vacunación (dos dosis) y viajen a los países de la lista ámbar. Toda Europa (con la excepción de Gibraltar, y ahora de las Baleares y Malta) se encuentra en esa categoría. El Gobierno británico desalienta efusivamente viajar a esas zonas, a no ser que obedezca a motivos esenciales. Portugal se salvó por un breve periodo y fue incluido en la lista verde. La decisión de Londres, que revisa el listado cada tres semanas, de dar marcha atrás también allí provocó un caos de regreso para miles de turistas británicos, especialmente en la región del Algarve.

De momento, para desesperación de la industria turística, Londres ha decidido retrasar la excepción de la pauta completa de inmunización. El Consejo de Turismo y Viajes Internacionales ha calculado en 740 millones de euros diarios las pérdidas por una indecisión que lleva a algunos a pronosticar que la campaña veraniega se ha perdido por completo. El secretario de Estado de Transportes, Grant Shapps, ha confirmado en su cuenta de Twitter: “Gracias a nuestro exitoso programa de vacunación, nuestra intención es que este verano, algo más adelante, los británicos que tengan pauta completa de vacunación puedan viajar a los países de la lista ámbar sin necesidad de hacer cuarentena a su regreso”,

Paradójicamente, la reticencia de Johnson a abrir el turismo internacional puede haberse vuelto en su contra. La razón última residía en las nuevas variantes del virus, y en la necesidad de seguir controlando las fronteras. Hoy la variante delta (surgida en la India) es la predominante casi al 100% en todos los nuevos contagios que se producen en el Reino Unido.

Este jueves se han registrado en el país 16.703 nuevos casos y 21 fallecidos por la covid-19. El número de hospitalizaciones aumenta a un ritmo cada vez más preocupante, a pesar de que casi 32 millones de personas (poco más del 60% de la población adulta) han recibido ya sus dos dosis de la vacuna.

La canciller alemana, Angela Merkel, secundada por el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se ha puesto al frente de una iniciativa para lograr que los países de la UE exijan a los viajeros británicos que se sometan a un periodo de cuarentena después de su llegada. Es esta una decisión complicada para destinos como España, Portugal, Grecia o Italia, que necesitan el impulso económico del turismo británico. El Gobierno español fue uno de los primeros en anunciar que ya no exigiría una PCR previa a los viajeros procedentes del Reino Unido.

El Gobierno de Baleares ha aplaudido la decisión del Reino Unido que, según el consejero de Turismo, Iago Negueruela, permite posicionar a las islas “como el primer destino turístico del Mediterráneo”. A pesar de esta buena noticia, el consejero hace un llamamiento a la prudencia y ha pedido responsabilidad tanto para los residentes como para todas aquellas personas que visiten el archipiélago, ya vengan otras comunidades u otros países. Negueruela ha anunciado que pedirá a Sanidad Exterior “algún tipo de mecanismo” que garantice la seguridad de los visitantes procedentes del Reino Unido “como elemento que refuerza la imagen de las Islas como destino seguro”, informa Lucía Bohórquez.

El sector turístico balear, por su parte, ha acogido con alivio la inclusión de Baleares. La presidenta de la federación hotelera de Mallorca, María José Aguiló, ha dicho que es una “muy buena noticia” para las zonas en que trabajan con el mercado británico porque se podrá reactivar la actividad y la contratación de personal, Esta federación insta al sector a prepararse para el fuerte incremento de viajeros que prevé que lleguen del Reino Unido a partir de la próxima semana. “Con seguridad reservarán vacaciones cuando sea factible porque somos uno de sus destinos favoritos, por eso es muy importante que presenten a su llegada una prueba negativa y que el aeropuerto se adapte al aumento de flujo de estos viajeros, que pasan controles distintos”, ha subrayado Aguiló.

https://elpais.com/economia/2021-06-24/el-reino-unido-incluye-a-baleares-en-la-lista-verde-de-destinos-mas-seguros-pero-no-al-resto-de-espana.html

  • 21.21.-Todo lo que se juega España en «llevarse bien» con Biden y Estados Unidos MARC FORTUÑO
  • La UEFA amenaza con quitar a Londres la final de la Eurocopa si no relaja las restricciones por la covid RAFA DE MIGUEL

El organizador del torneo estudia llevarse de Wembley el último partido y las semifinales si el Gobierno británico no permite esquivar la cuarentena a público y patrocinadores

Alrededores del estadio de Wembley antes del Inglaterra-Croacia.AFP7 VÍA EUROPA PRESS / EUROPA PRESS

La UEFA reconoció este viernes que se encuentra “en discusión con las autoridades locales para intentar permitir que los aficionados de los equipos participantes puedan acudir a los partidos” de la última semana del torneo programados en Wembley.

18 jun 2021.- El calendario de la Eurocopa prevé que en el estadio londinense se disputen la final (11 de julio), las dos semifinales (6 y 7 de julio) y dos partidos de octavos de final (26 y 29 de junio). Para que eso sea posible, el Gobierno británico, que el lunes retrasó cuatro semanas la desescalada de las medidas contra la pandemia, debería relajar las restricciones para las personas que llegan al país desde el extranjero. En caso contrario, según The Times, la UEFA tiene previsto trasladar la final a Budapest, que la semana que viene abre sus fronteras dentro de la zona Schengen y permite llenar el estadio al 100% de su capacidad. La UEFA ha reconocido este viernes que ya maneja una alternativa: “Siempre hay un plan de contingencia, pero confiamos en que la última semana pueda disputarse en Londres”.

Según el diario londinense, uno de los puntos más espinosos de la negociación es el caso de los 2.500 invitados VIP que la UEFA quiere que puedan estar en la final, entre autoridades, políticos y compromisos de patrocinadores. El Gobierno de Boris Johnson teme la reacción del público local ante una concesión a este grupo después de que este lunes anunciara que retrasa cuatro semanas el levantamiento de algunas de las restricciones que afectan a los británicos.

La normativa vigente exige 10 días de cuarentena (que se pueden acortar con un test extra) y tres pruebas negativas a las personas que llegan al Reino Unido procedentes de países considerados zona ámbar (como España) o roja. La regla contempla algunas excepciones relacionadas con los eventos deportivos de alto nivel, como la Eurocopa, para personas directamente implicadas en la competición, como los deportistas, o en su organización. Estas personas pueden abandonar el aislamiento para trasladarse a las sedes en las que se celebra el acontecimiento, pero solo para eso.

Bajo las leyes actuales, solo 11 países y territorios están incluidos en la lista verde, exentos de cuarentena, y ninguno de ellos participa en la competición deportiva. Todos los países europeos se encuentran en la llamada lista ámbar, y Downing Street recomienda encarecidamente que no se viaje a ellos por motivos turísticos. “Estamos hablando con la UEFA, para conocer sus peticiones concretas, y veremos si es posible llegar a algunos acuerdos sensatos”, ha dicho el primer ministro británico, Boris Johnson. “Haremos, en cualquier caso, lo que haya que hacer para mantener al país a salvo de la covid-19. Esa es obviamente nuestra prioridad”.

Pocos días antes del comienzo del torneo, la UEFA comunicó a los medios acreditados que podían ampararse en lo que rige para este grupo, bajo la denominación de “personal deportivo auxiliar”. Según el organizador del torneo “esta exención permite el ‘concepto de burbuja’, es decir, viajar entre el hotel y todos los lugares oficiales de la UEFA EURO 2020, como el estadio de Wembley”. Pero solo a esos sitios: el resto del tiempo debe mantenerse el confinamiento.

Ahora pretende ampliar esa vía a los aficionados de los equipos que disputen las semifinales y la final, además de a los 2.500 VIPs invitados al último partido, “usando test estrictos y el concepto de burbuja que significaría que su estancia en el Reino Unido sería de menos de 24 horas y que sus movimientos estarían restringidos solo a transportes aprobados y sedes”, dice la UEFA en su comunicado de este viernes.

De momento, lo que ya habían conseguido es que para esos últimos partidos se ampliara la capacidad de Wembley, del 25% actual al 50% (la capacidad total es de 90.000 espectadores). Ahora a todos los espectadores, y a la prensa, se les exige un test de antígenos negativo o una prueba de vacunación completa, en el caso de los británicos, y un test de antígenos o PCR negativo a los extranjeros.

El Gobierno de Johnson teme una reacción negativa de la opinión pública británica si abre la mano con los VIPS de otros países. La industria turística, y millones de ciudadanos, han mostrado su irritación por la prohibición de planear, hasta la fecha, cualquier vacación a destinos tradicionales como España, Francia, Italia o Grecia. Downing Street ha anunciado además esta misma semana que retrasa 28 días el llamado Freedom Day (Día de la Libertad). Estaba previsto para el 21 de junio, y era la fecha señalada para regresar a una normalidad casi plena en todo el país. El ritmo de contagios por la nueva variante india del virus, que supone ya la práctica totalidad de los casos en el Reino Unido, se está duplicando cada diez días. Johnson se ha puesto ahora como fecha objetivo el 19 de julio, para aprovechar estas cuatro semanas y acelerar el ritmo de vacunación en el país. La meta es lograr que el 70% de la población adulta (en un país de 66 millones de habitantes) haya recibido la pauta completa de inmunización.

https://elpais.com/deportes/eurocopa-futbol/2021-06-18/la-uefa-amenaza-quitar-a-londres-la-final-de-la-eurocopa-si-no-relaja-las-restricciones-por-la-covid.html

21.21.-Todo lo que se juega España en «llevarse bien» con Biden y Estados Unidos MARC FORTUÑO

El fugaz encuentro Biden-Sánchez esconde una realidad muy a tener en cuenta: la economía estadounidense implica una gran notabilidad para el funcionamiento de nuestra economía. Quizá para Estados Unidos España no tenga ninguna posición destacada que deba considerar, pero España necesita llevarse bien con Biden.

17 jun 2021.- Hay que señalar que las relaciones económicas de España y Estados Unidos vienen marcadas por los tratados con los países de NAFTA (Estados Unidos, Canadá, México) que están negociados por la Unión Europea. Bajo este acuerdo, se mueven los intereses de ambos países y, recientemente, ambos bloques han acordado suspender, por un período de cinco años, todos los aranceles impuestos entre los Estados Unidos y la Unión Europea por la guerra aeronáutica.

Consecuentemente, vimos aranceles adicionales que a importantes productos agroalimentarios españoles, como el aceite de oliva envasado, vinos tranquilos envasados, aceitunas verdes, quesos, cítricos, carne de porcino o conservas de moluscos. Damos marcha atrás en el tiempo, mejorando las relaciones comerciales.

Tenemos sobrados intereses con Estados Unidos. Se trata de la primera economía en el mundo (PIB de 21,4 billones de dólares), cuenta con 329 millones de consumidores que disponen de una renta per cápita de 65.280 dólares.

Relaciones bilaterales entre ambos países

 

Para nuestro país, la primera potencia económica mundial es de suma importancia, ya que supone el sexto país para nuestras exportaciones y el quinto país para nuestras importaciones. Si bien para España Estados Unidos tiene un papel relevante, para Estados Unidos puede que no tanto. La cuota de España en 2020 del mercado estadounidense es del 0,7%, ocupando el puesto 22 como su proveedor, y el puesto 19 como su cliente (0,9% de sus exportaciones totales).

En 2019, las exportaciones a los Estados Unidos estuvieron valoradas en 13.740 millones de euros. Se distinguen las siguientes partidas: bienes de equipo (3.901 millones), semimanufacturas (3.501 millones), alimentación, bebidas y tabaco (1.929 millones), productos energéticos (1.499 millones), manufacturas de consumo (1.177 millones) y automóviles (1.172 millones).

Si buscamos por partidas, exportamos aceites de petróleo (1.302 millones), automóviles de turismo (691 millones), turborreactores, turbopropulsores (424 millones), aceite de oliva y sus fracciones (424 millones), Antisueros; sangre humana (394 millones), placas y baldosas de cerámica (305 millones) y vino de uvas frescas (295 millones).

Por el contrario, las importaciones de los Estados Unidos estuvieron valoradas en 15.534 millones de euros. Se distinguen las siguientes partidas: semimanufacturas (4.675 millones), bienes de equipo (3.919 millones), productos energéticos (3.095 millones), alimentación, bebidas y tabaco (1.583 millones), y materias primas (869 millones).

De los Estados Unidos traemos medicamentos (2.137 millones), gas de petróleo (1.288 millones), hidrocarburos (965 millones), antisueros; sangre humana (950 millones), aceites crudos de petróleo (910 millones), aeronaves y aceites de petróleo (796 millones).

En consecuencia, tenemos un déficit comercial de 1.794 millones de euros, lo que supone una tasa de cobertura del 88,45%. La balanza comercial bilateral de bienes ha sido tradicionalmente deficitaria para España, salvo en 2014, año en que el aumento de nuestras exportaciones permitió alcanzar una tasa de cobertura del 102%.

A pesar del déficit comercial visto, la balanza bilateral de servicios nos ofrece un saldo favorable a España en 2019 de 1.914 millones.

Las exportaciones españolas de servicios fueron de 6.369 millones, el 8,7% de la exportación total, situándose como cuarto país de destino tras Reino Unido, Francia y Alemania. Por sectores, destacó la exportación de servicios empresariales (34,5% del total), seguido por informática e información (18,8%), transporte (18,4%), seguros (10,2%) y propiedad intelectual (6,5%). El número de empresas exportadoras ha aumentado sensiblemente durante la presente década, pasando de 2.849 en 2010 a 8.342 en 2019.

Si vemos las importaciones de servicios procedentes, estas ascendieron a 4.455 millones. Los cinco primeros sectores de importación fueron: servicios empresariales (45,8% del total), propiedad intelectual (12,1%), seguros (12,1%), informática e información (12%) y transporte (10,2%). El mercado estadounidense supuso el 8,5% del total de la importación de servicios, ocupando el cuarto lugar, tras Alemania, Reino Unido y Francia.

La inversión estadounidense ocupa el primer lugar 

En 2018, Estados Unidos ocupó el primer puesto (16,3% del total) en stock de inversión directa en España con 75.720 millones de euros. Se sitúa por delante de Reino Unido (13,6% del total), Francia (11,7%) y Alemania (8,9%). Alrededor de 913 empresas estadounidenses directas (1.232 indirectas) están instaladas en España dando empleo a algo más de 204.000 personas.

Los flujos de la inversión bruta en España en 2019 alcanzaron los a 3.741 millones de euros. Pasó de ser en 2018 el primer inversor en España por flujos, a ocupar la tercera posición en 2019 (16,3% del total), por detrás de Reino Unido (21,4%) y Francia (16,4%).

En los últimos años han estado invirtiendo en el comercio al por mayor, actividades inmobiliarias, fabricación de vehículos de motor, seguros y reaseguros y suministro de energía.

Según el Registro de Inversiones Extranjeras, el stock de inversión directa en 2018 (último año disponible), hemos invertido 84.648 millones de euros, ocupando la primera posición como destino de la inversión española con un 18,5% sobre el total, por delante del Reino Unido (16,9%), México (10,3%) y Brasil (10,2%). Tenemos un total de 646 filiales de empresas españolas dando empleo a algo más de 113.000 personas.

Desde el punto de vista de los flujos, las inversiones españolas en Estados Unidos en 2019 se situaron en 4.011 millones y es el primer destino de la inversión extrajera directa española en 2019 (23,6 del total), seguido de Francia (18,5%), Brasil (9,3%), Reino Unido (6%), Luxemburgo (5,7%) y Argentina (5,6%).

En los últimos cuatro años, hemos estado invirtiendo en servicios financieros, el suministro de energía eléctrica (convencional y renovable), el comercio al por mayor, actividades de consultoría y actividades inmobiliarias.

https://www.elblogsalmon.com/economia/todo-que-se-juega-espana-llevarse-bien-biden-estados-unidos

  • 20.21.-Cuánto dinero en impuestos se ahorra al invertir en fondos en España frente a otras inversiones particulares como acciones MARC FORTUÑO
  • Reino Unido: ¿Tiene escasez de personal? Aumentar los salarios normalmente ayuda  LARRY ELLIOTT

Análisis: Mientras el sector de la hostelería del Reino Unido tras el cierre del país lucha por encontrar personal, se presenta una solución obvia.

La flexibilización de las restricciones de cierre ha significado que muchos pubs, bares y cafés hayan estado buscando personal al mismo tiempo. Fotografía: Agencia Anadolu / Getty Images

Desde Michel Roux Jr hasta Tim Martin, desde el elegante Le Gavroche en Londres hasta los pubs Wetherspoons, el mensaje es el mismo: necesitamos más personal. La escasez de mano de obra no era un problema previsto cuando el Reino Unido se sumió en el bloqueo en la primavera de 2020. Entonces, el temor era una pérdida masiva de puestos de trabajo y el mayor desempleo desde la década de 1930.

5 jun 2021.- Ahora, el sector de la hospitalidad dice que la falta de chefs, personal de bar y camareros está afectando el comercio . Roux ha anunciado que cerrará Le Gavroche a la hora del almuerzo. En Wetherspoons, el jefe de apoyo al Brexit, Martin, ha instado a los ministros a usar su capacidad para establecer leyes de inmigración para otorgar visas a los ciudadanos de la UE.

En parte, el problema ha sido causado por el repentino aumento de la demanda de los consumidores a medida que se suavizaron las restricciones. Después de haber estado encerrados durante tanto tiempo durante el invierno, los consumidores han querido salir a tomar una copa, comer o disfrutar de un fin de semana. Muchos lugares han estado buscando personal al mismo tiempo.

El sector de la hospitalidad emplea a uno de cada 10 trabajadores en el Reino Unido, más de tres millones de personas en total, pero se ha visto particularmente afectado por los repetidos cierres de los últimos 15 meses. Algunos de los empleados en pubs, restaurantes y hoteles todavía están en licencia y no están listos para un nuevo trabajo. Otros han decidido cambiar de carrera o permanecer en la educación en lugar de arriesgarse a los caprichos del mercado laboral. Los trabajadores de la UE han regresado a sus propios países durante el cierre y por una variedad de razones, preocupaciones de salud y Brexit en particular, no regresan.

Uno de los principios básicos de la economía es que aumentar el precio de algo aumenta su oferta.

Hay soluciones a este problema. Los empleadores menos escrupulosos podrían sudar más a sus trabajadores, algo que es posible gracias al bajo nivel de afiliación sindical en el sector. Podrían decidir, como ha hecho Roux, limitar los horarios de apertura, aunque esto es más factible para las empresas en el extremo del mercado de lujo que para los establecimientos de gran volumen. Una tercera opción sería atraer a más trabajadores del extranjero, que es lo que hizo Tony Blair cuando dio la bienvenida a personas de los países de Europa del Este después de que se unieron a la UE en 2004.

La única otra solución es la más obvia: hacer que los trabajos sean más atractivos mediante salarios más altos.

Habría efectos colaterales. El precio de una pinta aumentaría a medida que los empleadores transfirieran los costos más altos a sus clientes. La inflación sería un poco más alta. Algunas empresas cerrarían. Sin embargo, uno de los principios básicos de la economía es que aumentar el precio de algo, en este caso el salario de un chef o un camarero, aumenta su oferta.

Es casi seguro que el impacto sobre la escasez de mano de obra no sea instantáneo, porque aquellos que se sienten atraídos por un trabajo en la hostelería por la tentación de salarios más altos pueden no tener las habilidades necesarias. Pero los incentivos eventualmente marcarían la diferencia en un sector conocido por sus largas jornadas y sus bajos salarios.

https://www.theguardian.com/business/2021/jun/05/got-a-staff-shortage-raising-wages-normally-helps

20.21.-Cuánto dinero en impuestos se ahorra al invertir en fondos en España frente a otras inversiones particulares como acciones MARC FORTUÑO

A pesar de la subida fiscal de este año, las rentas de ahorro siguen estando primadas fiscalmente frente a las rentas del trabajo pero, según la fórmula de inversión seleccionada, las ventajas fiscales son unas u otras… No es lo mismo llevar a cabo una cartera de inversión con diferentes instrumentos financieros como son acciones, bonos, ETFs y demás que invertir mediante un fondo de inversión.

De hecho, si un inversor quisiera replicar en su cartera la estrategia de inversión de un fondo de inversión determinado, vería unos resultados muy dispares. Si bien se ahorraría determinadas comisiones que se imputan en el gasto corriente del producto, a escala fiscal, no hay color: El inversor con su cartera debería pagar muchos más impuestos.

Y es que una de las características más significativas de los fondos de inversión, es que los beneficios o pérdidas originados en este producto no son percibidos de manera efectiva por el inversor mientras no se produzca el reembolso de las participaciones. Se puede ir traspasando el importe y las correspondientes plusvalías sin que el fisco eche mano.

Además, buscando una neutralidad fiscal en vehículos de inversión, los instrumentos de inversión colectiva como es el caso de los fondos de inversión están sujetos a un tipo reducido de gravamen del 1% en el impuesto de sociedades.

Sin embargo, el inversor individual, con su cartera de inversión, cada vez que cierra una posición u obtiene rentas vía dividendos aparece Hacienda y la etiqueta «rentas del ahorro» y los diferentes tipos impositivos a los que el inversor está sujeto. De ahí se deduce que existe una clara y evidente asimetría fiscal en favor de los fondos de inversión y en contra de los inversores individuales.

La asimetría fiscal entre fondos de inversión y las carteras de inversión 

No es lo mismo una tributación del 0% hasta el momento del reembolso que ofrecen los fondos de inversión frente a una planificación propia comprando y vendiendo directamente los diferentes instrumentos financieros como son las acciones. En este caso segundo caso, nos encontramos que hasta con los primeros 6.000 euros de rentas del ahorro estamos sujetos al 19%, hasta los 50.000 euros al 21%, hasta los 200.000 euros al 23% y de ahí en adelante nos adentramos a un marginal del 26%. La diferencia es abismal.

Pero esa ventaja fiscal tendría sentido si, como mínimo, el global de estos productos tuviera una rentabilidad gratificante para sus inversores, generalmente por encima de los índices de referencia. Lo cierto es que según el documento de trabajo «Rentabilidad de Fondos de Inversión en España, 2005-2020» la rentabilidad media de los fondos de inversión en España en los últimos 15 años fue del 1,9%, quedando por debajo de la inversión en bonos del estado español a 15 años (3,4%) y a la inversión en el Ibex (2,7%).

Se consigue diferir fiscalmente los impuestos sobre el ahorro, lo que contribuye a la fórmula del interés compuesto a largo plazo. Cuánta más rentabilidad bruta se obtenga, mayores serán los impuestos que conseguimos diferir hacia el futuro. A pesar de ello, y a la vista de sus resultados ¿tiene sentido que los fondos de inversión se vean beneficiados con en esta asimetría fiscal?

Los fondos de inversión deberían competir con las carteras de inversión para favorecer la competitividad del sector que se ha caracterizado por el dominio bancario en la gestión y la comercialización, y unas comisiones cuantiosas para que, en muchos casos, se realice una gestión indexada al índice de referencia. Por lo tanto, incluso desde el punto de vista de los partícipes es necesario que los fondos de inversión jueguen con las mismas condiciones que los inversores que gestionan su patrimonio mediante su cartera de inversión.

Una armonización fiscal que no pasaría por subir los impuestos a los vehículos como son los fondos de inversión, sino que todas las fórmulas de inversión compitieran en neutralidad fiscal para que los inversores consigan capitalizarse, como mínimo, a lo largo de su vida laboral.

España debe estimular el ahorro

 

Recordemos la necesidad de potenciar el ahorro, tal y como apuntan los principales organismos internacionales, el sistema público de pensiones no puede cubrir por entero todas estas necesidades, como sucede en cualquier otro país del mundo, de forma que está previsto que la tasa de sustitución -proporción que representa la pensión con respecto al salario previo- se reduzca en 20 puntos, de acuerdo con el informe sobre envejecimiento de la Comisión Europea.

En este contexto, España destaca porque en 2050 será el segundo país más envejecido por detrás de Japón pero, con un nivel de ahorro que antes de la pandemia tocó sus mínimos históricos.

Vimos como la tasa de ahorro llegó hasta el 4,9% sobre la renta disponible en 2019. Si nos comparamos con Europa, entre 2000 y 2016, la tasa anual de ahorro de los hogares en la Unión Europea se mantuvo relativamente estable, variando del 11% al 13%. En 2016, las tasas anuales más altas de ahorro de los hogares se observaron en los países de mayor renta: Luxemburgo (20%), Suecia (19%), Alemania (17%) y Francia (14%).

Si la tasa de ahorro se encuentra en territorio de mínimos (a excepción de 2020), implica que el potencial de proyectos de inversión se reduce sustancialmente, y por lo tanto, sin más capital no se puede alcanzar mayores niveles de bienestar a través de mejoras en la productividad. En otras palabras, menor capacidad para incrementar el nivel de los salarios de un país.

https://www.elblogsalmon.com/productos-financieros/cuanto-dinero-impuestos-se-ahorra-al-invertir-fondos-espana-frente-a-otras-inversiones-particulares-como-acciones

 

  • 21.19.-La extensión de las vacaciones del impuesto de timbre provoca un aumento en la demanda de hipotecas – LARRY ELLIOTT
  • El Reino Unido mantiene a España fuera de la lista de destinos más seguros para el turismo, junto a Portugal RAFA DE MIGUEL – HUGO GUTIÉRREZ
  • Si te planteas la prejubilación su reforma te interesa porque te pueden perjudicar MARC FORTUÑO

Si anteriormente indicamos que los autónomos iban a ser la víctima potencial por parte de la propuesta del ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para tratar de incrementar las cotizaciones sociales y potenciar los ingresos, en el punto de mira del gasto tenemos las prejubilaciones.

4 jun 2021.- Dentro de la reforma pretendida, el objetivo no es otro que alinear la edad efectiva y la edad ordinaria de jubilación. Para ello se buscará nuevos incentivos a la jubilación demorada, la modificación de la jubilación parcial, la reforma de las cláusulas convencionales de jubilación forzosa y, el tema a tratar, la modificación de los coeficientes de la jubilación anticipada. Todas las medidas están enfocadas a paliar el déficit de nuestro sistema de pensiones.

Las explicaciones del ministro Escrivá son que se pretende «incentivar la permanencia en el empleo y eliminar los elementos regresivos que tiene el sistema actual». Sin embargo, lo que es obvio es que al dilatar el pago de una pensión se trata de un recorte, especialmente si se dilata el pago de las pensiones más cuantiosas. Un recorte que buscaría ayudar a reducir el déficit previsto de la Seguridad Social estimado en 1,3% del PIB para el año en curso.

En concreto, la propuesta redactada pretende modificar los coeficientes reductores de la pensión. Este se aplica para penalizar el acceso anticipado a la prestación por jubilación porque el trabajador va a recibir la prestación durante más tiempo que si hubiese accedido a la jubilación ordinaria.

En primer lugar, nuestro sistema de jubilaciones anticipadas está diseñado en cuatro categorías y un sistema trimestral de coeficientes reductores que afectan a nuestra pensión. En términos generales y según los años cotizados, si nos queremos jubilar un año antes de la edad legal tenemos un coeficiente y si queremos dos años antes este coeficiente es el doble.

  • Menos de 38 años y 6 meses cotizados: A un año coeficiente del 8% a dos años del 16%.
  • Más de 38 años y 6 meses cotizados y menos de 41 años y 6 meses: A un año coeficiente del 7,5% a dos años del 15%.
  • Más de 41 años y 6 meses cotizados y menos de 44 años y 6 meses: A un año coeficiente del 7% a dos años del 14%.
  • Más de 44 años y medio cotizados: A un año coeficiente del 6,5% a dos años del 13%.

Al mismo tiempo, tal y como está diseñado el sistema actualmente, la pensión máxima está topada por ley, lo que se traduce en que los porcentajes correspondientes a la base reguladora reflejan un resultado superior a la pensión máxima, la pensión quedará limitada a esta cuantía. Con ello, sucede que la pensión máxima quedaría reducida en un 0,50% por cada trimestre de anticipación con un máximo del 4% en los dos años.

Con la modificación de esta reforma se verían perjudicados aquellos que entren en una prejubilación a una edad más temprana (hasta los cinco meses se incrementan los coeficientes) o más cercana a la jubilación legal y los que accedan a las pensiones más altas. En estos casos los coeficientes se incrementan.

  • Menos de 38 años y 6 meses cotizados: A un año coeficiente del 5,50% (-2,5 pp) a dos años del 21% (+4 pp).
  • Más de 38 años y 6 meses cotizados y menos de 41 años y 6 meses: A un año coeficiente del 5,25% (-2,25 pp) a dos años del 19% (+4 pp).
  • Más de 41 años y 6 meses cotizados y menos de 44 años y 6 meses: A un año coeficiente del 4,44% (-2,56 pp) a dos años del 17% (+3 pp).
  • Más de 44 años y medio cotizados: A un año coeficiente del 4,75% (-1,75 pp) a dos años del 13% (+0 pp).

Con las máximas sucede algo muy interesante, si el trabajador estaba sujeto a una base de 4.070 euros y se prejubilaba dos años antes, recibía un 4% menos que la pensión máxima (2.707,49 euros), es decir 2.599,19 euros. Ahora apliquemos el 19% para los trabajadores con más de 38 años y 6 meses cotizados y menos de 41 años y 6 meses… La pensión sería de 2.193,06 euros. La reforma ha evaporado 514,43 euros de un plumazo.

La razón que hay detrás de retrasar el pago de las pensiones altas es que, actualmente, se jubilan de manera anticipada aquellos con pensiones mayores, lo que tiende a ser predominante en las rentas más altas. Un dato a tener en cuenta es que el 33% de las jubilaciones anticipadas voluntarias con pensiones superiores a 2.100 euros. Por lo tanto, hay un amplio segmento de pensionistas que el Estado prefiere, especialmente, que trabajen y no detraigan recursos de la Seguridad Social.

La idea es que la equiparación de los coeficientes reductores para la jubilación anticipada voluntaria para las pensiones teóricamente por encima de las máximas se hará de forma progresiva y en un periodo de seis años para no perjudicar las decisiones de quienes están en los últimos años de su vida laboral.

Jubilarse es negativo para las arcas públicas. Por ello y para incentivar la permanencia en el mercado laboral también se apuesta por la vía de trabajar más allá del momento de jubilarse. Y en ese punto la reforma se encamina a tres incentivos a elegir para retrasar la jubilación:

  • Porcentaje adicional de la pensión del 4% por cada año de demora.
  • Un pago único (de hasta casi 11.000 euros por año de demora para las carreras inferiores a los 44 años y medio y mayor para carreras que superen esa extensión).
  • Combinación opciones anteriores.

https://www.elblogsalmon.com/entorno/te-planteas-prejubilacion-su-reforma-te-interesa-porque-te-pueden-perjudicar 

21.19.-La extensión de las vacaciones del impuesto de timbre provoca un aumento en la demanda de hipotecas – LARRY ELLIOTT

Los datos del Banco de Inglaterra muestran un aumento en las aprobaciones de hipotecas en abril, el primer aumento mensual desde noviembre

Los analistas dijeron que la decisión proporcionó un impulso adicional a un mercado inmobiliario ya fuerte, y los agentes inmobiliarios informaron un aumento del interés de los compradores. Fotografía: Richard Wayman / Alamy

La extensión de seis meses de Rishi Sunak del feriado del impuesto de timbre del gobierno provocó un nuevo aumento en la demanda de préstamos hipotecarios, según las últimas cifras del Banco de Inglaterra.

2 de jun 2021.- Los datos de Threadneedle Street mostraron que en abril, el mes después del anuncio del presupuesto del canciller, el número de aprobaciones de hipotecas subió de 83.400 a 86.900, el primer aumento mensual desde noviembre.

El canciller había planeado originalmente poner fin a la exención de impuestos sobre las viviendas de hasta £ 500,000 a fines de marzo, pero en su lugar decidió eliminar el esquema en dos etapas en junio y septiembre.

Los analistas dijeron que la decisión había dado un impulso adicional a un mercado inmobiliario ya fuerte , y los agentes inmobiliarios informaron un aumento del interés de los compradores.

Andrew Wishart, economista inmobiliario de Capital Economics, dijo que incluso cuando la economía se bloqueó en febrero y marzo, las aprobaciones hipotecarias estaban muy por encima del promedio anterior a la crisis de 65.000 al mes.

“En general, la extensión del feriado del impuesto de timbre parece estar dando lugar a una renovada aceleración en la actividad del mercado de la vivienda”, dijo Wishart. «Pero la solidez de los datos de febrero y marzo, cuando se avecinaba la fecha límite original, sugiere que la demanda de los compradores será resistente hasta el final de la exención fiscal de este otoño, con la demanda respaldada por las bajas tasas hipotecarias y una fuerte recuperación económica».

La alta inflación de los precios de la vivienda durante el año pasado y el retorno de los préstamos a valor alto significaron que el tamaño promedio de las hipotecas aprobadas aumentó de £ 206,900 en abril de 2020 a £ 232,400 en abril de 2021, un aumento del 12.3%.

La sociedad de construcción de Nationwide informó esta semana que la inflación de los precios de la vivienda había alcanzado el 10,9% en mayo, y dijo que esperaba que la demanda de propiedades se mantuviera firme incluso cuando el techo para la exención del impuesto de timbre se reduzca a £ 250,000 a fines de este mes. A finales de septiembre, se pagará el impuesto de timbre sobre todas las ventas de viviendas de más de £ 125.000.

La prisa por completar las compras de viviendas antes de la fecha límite original para poner fin a las vacaciones del impuesto de timbre significó que las sumas adelantadas por los prestamistas, en lugar de ser aprobadas, cayeron drásticamente desde un máximo histórico de £ 11.8 mil millones en marzo a £ 3.3 mil millones en abril. Por lo general, se necesitan dos meses para que la aprobación de una hipoteca se convierta en un anticipo.

Samuel Tombs, economista británico de Pantheon Macroeconomics, dijo que los datos de Google Trends indicaron que las visitas a uno de los tres principales sitios web inmobiliarios estaban un 32% por encima de su promedio para la época del año en abril y un 22% por encima de su promedio en mayo. «No obstante, la escasez de viviendas en los libros de los agentes inmobiliarios garantizará que las aprobaciones no se acerquen al pico de 103.000 de noviembre».

El Banco de Inglaterra dijo que los consumidores continuaron pagando préstamos no garantizados, como sobregiros y deudas de tarjetas de crédito, pero a un ritmo más lento que cuando las oportunidades de gasto estaban limitadas por el bloqueo en el primer trimestre.

Los reembolsos de préstamos de £ 0.4 mil millones en abril se redujeron en un promedio de £ 1.5 mil millones entre enero y marzo, mientras que la cantidad de dinero depositada en cuentas bancarias fue de £ 10.7 mil millones frente a un promedio de £ 17.6 mil millones al mes en los tres meses anteriores.

https://www.theguardian.com/business/2021/jun/02/uk-stamp-duty-holiday-extension-prompts-rise-in-mortgage-demand

21.19.-El Reino Unido mantiene a España fuera de la lista de destinos más seguros para el turismo, junto a Portugal RAFA DE MIGUEL – HUGO GUTIÉRREZ

Baleares y Canarias siguen sin entrar en la ‘lista verde’ de lugares exentos de la cuarentena de regreso

La playa de Cala Major, en Mallorca, el pasado agosto. GETTY

El Reino Unido mantiene cerrado el grifo de los viajes por ocio y asesta otro mazazo a la industria turística. España seguirá en la lista ámbar junto a todos los países de la UE al menos otras tres semanas. Esto implica que no se recomiende viajar al país si no es esencial —los que aun así lo hagan tendrán mayores restricciones a su regreso.

3 jun 2021.- El Gobierno de Johnson incrementa además su cautela al sacar a Portugal de la lista de países seguros, según anunció este jueves el Ejecutivo. Esta decisión supone un mazazo para la industria turística española, que tenía sus esperanzas en una revisión más flexible —al menos con las islas— que permitiese la llegada de los ansiados viajeros británicos.

El aumento del número de contagios en el Reino Unido durante los últimos días ha llevado a los expertos que asesoran al primer ministro, Boris Johnson, a pedir que aumenten las restricciones de viaje. El nuevo listado entrará en vigor dentro de una semana, para dar un plazo prudente a los turistas que ya se encuentran fuera del país para planear su regreso. Ni Baleares ni Canarias, a pesar de las expectativas creadas en las últimas semanas, se han sumado a la docena de destinos donde los británicos ya pueden viajar.

El único consuelo para España es que ninguno de sus principales competidores del Mediterráneo están en la lista verde. Eso facilita que no se pierda cuota de mercado, aunque en la práctica no ayudará a un tejido empresarial muy castigado que necesita hacer caja cuanto antes. Visto que no será en el corto plazo gracias a los británicos, el sector reclama con urgencia que se canalicen las ayudas directas aprobadas por el Gobierno hace tres meses.

Los viajeros residentes en el Reino Unido que se desplacen a cualquier país incluido en la lista ámbar tendrán que pagar al menos tres PCR en su retorno, así como cumplir cuarentena obligatoria de 10 días. Es posible reducir el tiempo de aislamiento si se contrata una PCR extra al quinto día del regreso y el resultado es negativo. Downing Street, además, lleva semanas insistiendo en que no se realicen viajes no esenciales a estos destinos. Todo esto en la práctica imposibilita la recuperación de un mercado fundamental para España. El efecto de esta medida para el sector turístico es notable. De hecho, muchas empresas y turoperadores planificaban su vuelta a la actividad a partir de mitad de mes, pero con este anuncio todos los planes se retrasan al menos 21 días más.

La Moncloa y los ministerios de Turismo y Exteriores llevan semanas trabajando y facilitando información a Londres para tratar de entrar en la ansiada lista verde, al menos los territorios insulares. El objetivo era que se abriera el grifo a la llegada de turistas británicos sin cortapisas. En esta línea se entiende la decisión de España de incluir al Reino Unido en el grupo de países y regiones especiales cuyos residentes no se ven afectados por la restricción temporal de viajes no imprescindibles a la Unión Europea. Es decir, los británicos, principal mercado emisor de turistas a España —en 2019 sumaron más de 18 millones de los 83,5 millones de visitantes recibidos—, pueden entrar en el país sin restricciones desde el 24 de mayo.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. EFE. En vídeo, declaraciones de la ministra Reyes Maroto a la cadena SER este jueves.

Para completar el círculo, queda una tarea pendiente: que Downing Street ascienda a España a la lista verde. En esta actualización, la moneda ha vuelto a salir cruz, algo que ya comenzó a deslizar el Ejecutivo de Pedro Sánchez en los últimos días. “Parece difícil que amplíen la lista verde con las dificultades internas que están teniendo con la desescalada. Pese a ello, estamos convencidos de que para final de mes sí estaremos, entre otras cosas gracias a la tendencia a la baja de la incidencia acumulada en nuestro país”, sostenían fuentes ministeriales. El Reino Unido tiene actualmente una incidencia acumulada a 14 días de 62 casos por cada 100.000 habitantes, muy por debajo de los 118 de España.

La industria de los viajes, por su parte, esperaba la apertura de Londres como agua de mayo. De hecho, que no vengan los británicos supone una pérdida para España de 386 millones de euros a la semana durante junio, si se compara con los ingresos del mismo mes de 2019, según la balanza de pagos del Banco de España. Esto provoca además retrasar la temporada alta turística y perder ya una parte. “Muchos establecimientos van a retrasar el inicio de actividad hasta final de mes como mínimo”, explica José Luis Zoreda, vicepresidente de Exceltur. Desde que el Reino Unido levantó el veto a los viajes fuera del país en mayo, algunas zonas de España ya han recibido parte de estos visitantes, aunque son muy pocos todavía (los que tienen una segunda vivienda en el país, principalmente). Por el momento toca esperar.

Pasaporte covid

El Gobierno y el sector esperan que coincida una mayor apertura del Reino Unido con la entrada en vigor del nuevo certificado sanitario europeo, que está planteado para el 1 de julio. Con este factor, así como la posible entrada de los viajeros de todo el mundo que ya estén vacunados con pauta completa (con alguno de los medicamentos aprobados por la EMA o por la OMS), España espera que la recuperación de esta industria coja cuerpo y la reactivación de la economía en general sean más vigorosa.

Este es el plan trazado desde La Moncloa para tratar de recuperar un sector fundamental que está en horas bajas. En 2019, antes de la pandemia, el turismo iba a toda mecha: generaba más del 12% del PIB y casi un 13% del empleo. Sin embargo, el año pasado perdió casi un 80% de las llegadas y de los ingresos del turismo internacional. Una debacle que ha arrastrado al conjunto de la economía. La previsión del Gobierno para este año es que se alcance el 50% de los niveles del año previo a la covid, aunque la brecha abierta en la primera mitad del año —hasta abril la caída es del 91,4% respecto al mismo periodo de 2019, según el INE— pondrá difícil alcanzar esta meta. El momento clave es la campaña de verano, ya que entre junio y septiembre se decide la mitad del PIB turístico del año, y por el momento su inicio se va a retrasar.

El Gobierno de Baleares, por su parte, achaca la decisión de Reino Unido de dejar a su región y a Canarias fuera de la lista verde al elevado aumento de la cepa india en territorio británico. “Los esfuerzos y el trabajo buscaban la apertura para el país pero Reino Unido, vista la incidencia de la cepa india, toma una decisión al respecto y ningún destino del Mediterráneo está abierto actualmente para ellos”, ha señalado el consejero de Turismo de Baleares, Iago Negueruela. A pesar del varapalo, Negueruela subraya que otros países de Europa sí mantienen las islas como destino seguro frente a otros competidores, como es el caso de Alemania, Holanda o Italia, informa Lucía Bohórquez.

https://elpais.com/sociedad/2021-06-03/el-reino-unido-mantiene-a-espana-en-la-lista-de-destinos-no-aptos-para-turismo-e-incluye-de-nuevo-a-portugal.html 

  • 21.18.-Reino Unido no está en camino de volver a la inflación de 1970, dice funcionario del Banco LARRY ELLIOTT
  • Boris Johnson recibe entre críticas de la oposición al primer ministro húngaro Viktor Orbán RAFA DE MIGUEL
  • «En términos de ‘represión transnacional’, el bielorruso Loukashenko ha logrado una actuación bastante rara» ALAIN FRACHON

El secuestro de un vuelo civil europeo y luego el secuestro de dos de sus pasajeros por Bielorrusia muestran que los autócratas ya no se contentan con tiranizar en casa, explica, en su columna, Alain Frachon, columnista del “El Mundo”.

El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, se dirige al Parlamento en Minsk el 26 de mayo de 2021. SERGEI SHELEGA / AP

Crónico. Un novelista de Houellebecquien hablaría de una extensión del campo de la represión. El secuestro de un vuelo civil europeo y luego el secuestro de dos de sus pasajeros -un crimen perpetrado por Bielorrusia por Alexander Lukashenko el domingo 23 de mayo- ilustran una de las tendencias al alza en la escena internacional: la represión transfronteriza.

27 may 2021.- Los autócratas ya no se contentan con tiranizar en casa. Exportan su modo de gobierno. Pretenden reprimir, silenciar, intimidar, incluso torturar y asesinar en el exterior. Forman un club implícito, «autócratas sin fronteras», decididos a significar el fin del último recurso que aún está a disposición del disidente político en un régimen dictatorial: el exilio. La disensión no solo se martiriza dentro del régimen autocrático. Está siendo cazada en el extranjero.

Lea también «Se ha levantado un nuevo telón de acero en Europa del Este, donde la lógica del estancamiento-represión congela todo desarrollo político»

C’est un peu d’humanité ou de civilisation qui s’en va, un pas supplémentaire dans la brutalisation de la scène internationale en temps de paix, un recul de plus dans l’esquisse d’Etat de droit ébauchée au lendemain de la guerra Fría.

Por supuesto, siempre ha habido excepciones, grandes excepciones, pero el exilio de opositores políticos pacíficos parecía obedecer a un código de no intervención que fue bastante compartido, si no respetado. Este es el final de esta zona neutral, de la protección que ofrece la expatriación voluntaria: ningún respiro para los exiliados.

Terrorismo de Estado

Nuestro colega Gideon Rachman, uno de los comentaristas estrella del Financial Times, señaló este hecho el día después del secuestro del Boeing 737 que operaba el vuelo Ryanair Athens-Vilnius FR4978. Rachman habló de un «precedente peligroso» para la Unión Europea (UE): un acto de piratería aérea cometido entre dos capitales de la UE, contra una empresa europea con mayoría de ciudadanos de la UE, seguido de una doble expulsión.

Lea también Los veintisiete sancionan a Bielorrusia pero se preguntan

Pero este último ejemplo de terrorismo de Estado confirma un desarrollo general que la organización estadounidense de derechos humanos Freedom House llama «represión transnacional». Este tipo de represión política «ya no es excepcional, se está normalizando, se está convirtiendo en una práctica institucional para decenas de países que pretenden controlar a sus nacionales que se han refugiado en el exterior», dice la ONG en un reciente informe.

Siempre se ha practicado el asesinato político en un tercer país. La tecnología digital, instrumento de desterritorialización, permite ahora “trabajar” a distancia. Silenciamos a los disidentes expatriados, intimidamos a las diásporas. Ambos son seguidos, atrapados, espiados en sus transacciones digitales. El chantaje para el encarcelamiento de familiares en casa es común.

Beijing firmó un tratado con Ankara que permite la expulsión de refugiados uigures en Turquía. La China de Xi Jinping exporta su sistema de censura interna al exterior: en los negocios con China, una empresa, o incluso un país, se abstiene de criticar la autocracia china, salvo para sufrir represalias. La Arabia Saudita de Mohammed Ben Salman ha tejido una red de control de sus disidentes en Europa y Estados Unidos: esto a veces llega hasta el asesinato. La República Islámica de Irán ha ordenado el asesinato de muchos de sus oponentes que se han refugiado en Europa.

Leer también exiliados uigures en Turquía por temor a ser víctimas del acercamiento con China

Cualquier país en conflicto con el régimen de Teherán o con el de Xi Jinping, por nombrar solo dos autocracias, corre el riesgo de ver a sus nacionales en Irán o China encarcelados, por razones creadas desde cero, para que sirva de «cambio de dinero». . Deberíamos hablar de “secuestros”. En la lista no exhaustiva de regímenes empeñados en silenciar, a veces de forma permanente, a sus oponentes políticos en el exilio, Freedom House vuelve a citar la Rusia de Vladimir Poutine y la Ruanda de Paul Kagame.

Un concentrado de gangsterismo

Rachman recuerda que la CIA, durante la Guerra Fría, al igual que ciertos países europeos en su período colonial, cedió fácilmente a estas prácticas. Después de los ataques del 11 de septiembre de 2001, los Estados Unidos de George W. Bush entregaron a hombres capturados en el extranjero bajo sospecha de terrorismo a terceros países, donde muchos de ellos fueron torturados. Los historiadores algún día tendrán que enumerar la serie de desastres, efectos en cascada y duraderos, causados ​​por la respuesta estadounidense a la agresión del 11/09/01.

En términos de «represión transnacional», Lukashenko logró, si no una «primera», al menos una actuación bastante rara: un concentrado de gangsterismo. Al secuestro bajo amenaza de un Mig-29 bielorruso, provocado por una amenaza de bomba hecha en Minsk, el dictador sumó el secuestro de dos de los 171 pasajeros, el bielorruso Roman Protassevich y su prometida rusa, Sofia Sapega, de 24 años. Se conoce la secuencia que seguirá.

Lea el retrato de Roman Protassevich: «Mi nombre está en la misma lista que los chicos de Daesh «

Protassevich, 26 años, disidente valiente y pacífico, refugiado en Lituania desde hace varios años, es «producido» por televisión. La cara está maquillada, sin duda para ocultar los golpes recibidos: golpeamos y torturamos en las cárceles de Lukashenko. Admite haber convocado manifestaciones contra el régimen. Confesión forzada. Podemos imaginarnos el chantaje: hablas o nos quedamos con tu prometida (una estudiante de la Universidad de Vilnius).

Los dos jóvenes serán sometidos a duros interrogatorios. La KGB bielorrusa quiere saber todo sobre la oposición exterior. Ni el exilio ni este último momento de extraterritorialidad en el cielo, a bordo del Boeing de una empresa irlandesa, los protegió. Se unirán a la cohorte de disidentes encarcelados en las cárceles bielorrusas.

Posdata En Dalloz (192 p., 4 euros) en formato «librito rojo», François Godement ofrece una selección de «Palabras de Xi Jinping». Para leer en cualquier momento.

https://www.lemonde.fr/idees/article/2021/05/27/en-matiere-de-repression-transnationale-le-bielorusse-loukachenko-a-realise-une-performance-assez-rare_6081612_3232.html 

21.18.-Reino Unido no está en camino de volver a la inflación de 1970, dice funcionario del Banco LARRY ELLIOTT

Jan Vlieghe dice que es posible que las tasas de interés aún deban descender por debajo de cero si la economía se tambalea en los próximos meses

Vlieghe es uno de los nueve miembros del comité de política monetaria de Threadneedle Street. Fotografía: Henry Nicholls / Reuters

Gran Bretaña no está en camino de volver a las tasas de inflación observadas en la década de 1970 y las tasas de interés aún podrían tener que bajar por debajo de cero si la economía se tambalea en los próximos meses, dijo un alto funcionario del Banco de Inglaterra.

27 may 2021.- Jan Vlieghe , uno de los nueve miembros del comité de política monetaria (MPC) de Threadneedle Street, dijo que el Reino Unido «aún no estaba fuera de peligro» a pesar del repunte de la actividad inducido por las vacunas, y que existía el riesgo de un mayor desempleo como licencia. El esquema fue retirado.

En un discurso ante la Universidad de Bath, Vlieghe dijo que después de una caída sin precedentes de la actividad en 2020, habría un aumento sin precedentes en 2021 . «Existe la tentación de llamar a eso un boom», dijo, pero agregó: «Creo que es más exacto llamarlo un posible retorno a la normalidad».

Los comentarios de Vlieghe se produjeron cuando el último resumen semanal de datos económicos de la Oficina de Estadísticas Nacionales mostró nuevos aumentos en la actividad económica con vacantes de empleo, uso de tarjetas de crédito y débito y reservas en restaurantes, todos en aumento después de la última flexibilización de las restricciones de cierre a principios de este mes.

La ONS dijo:

  • El regreso de los asientos en el interior de los restaurantes significó que las reservas en la semana hasta el 24 de mayo estuvieron al 132% del nivel en el mismo período de 2019.
  • La cantidad de trabajadores en el esquema de licencia de subsidio salarial del gobierno se redujo en dos puntos hasta el 8%, su nivel más bajo de 2021 hasta ahora.
  • El número de anuncios de empleo en línea en la semana que finalizó el 21 de mayo fue el 118% del nivel promedio de febrero de 2020, el mes antes de que se anunciaran por primera vez las restricciones a la actividad.
  • El número de transacciones con tarjetas de crédito y débito fue del 96% del nivel promedio de febrero de 2020.
  • El volumen de tráfico de vehículos motorizados el lunes 17 de mayo de 2021 se situó en el 97% del nivel observado en la primera semana de febrero de 2020.

Vlieghe dijo: “Las perspectivas económicas son mejores ahora que en cualquier momento durante el año pasado, gracias al rápido despliegue continuo de vacunas, pero todavía no estamos fuera de peligro. A nivel internacional, los casos de nuevos virus siguen siendo elevados, lo que sigue afectando la actividad económica mundial. En el Reino Unido, todavía estamos lidiando con las llamadas variantes preocupantes , que aún pueden afectar el ritmo al que las restricciones relacionadas con Covid pueden aliviarse de manera segura.

“En el frente de la economía nacional, todavía tenemos por delante la liquidación del plan de licencias. Si bien el MPC espera que la mayoría de los trabajadores licenciados se reintegren al mercado laboral sin problemas, este proceso está sujeto a una incertidumbre significativa. Estamos hablando de millones de trabajadores, e incluso si solo una pequeña parte de ellos terminan en el desempleo a finales de este año, eso podría conducir a un aumento del desempleo de importancia macroeconómica».

 

Vlieghe rechazó la idea de que los aumentos en la oferta monetaria, los precios de las materias primas o los salarios estuvieran preparados para enviar la tasa de inflación permanentemente por encima del objetivo del 2% del gobierno. «Las comparaciones con la década de 1970 están fuera de lugar», dijo.

El miembro del MPC dijo que su suposición central era que el primer aumento en las tasas de interés no sería necesario hasta bien entrado el 2022, incluso si la economía se desempeñaba de acuerdo con las previsiones del Banco de un crecimiento del 7,25% y 5,75% este año y el próximo.

Añadió que existía el riesgo de una recuperación más rápida y más lenta. El primero, marcado por una presión inflacionaria más pronunciada, adelantaría el primer endurecimiento de la política a principios de 2022, mientras que el segundo podría requerir una nueva flexibilización del MPC.

En el caso de que la preocupación por las nuevas variantes de Covid deprimiera la demanda o el fin de la licencia condujera a un total de desempleados más alto de lo esperado, “aún era posible que se requiriera una política monetaria para simular la economía un poco más para ayudar a eliminar la holgura y asegurar la inflación, después de su aumento temporal a finales de este año, no vuelve a caer por debajo de su objetivo del 2% de manera persistente «.

https://www.theguardian.com/business/2021/may/27/uk-not-on-course-return-1970s-inflation-bank-of-england-official-jan-vlieghe 

21.18.-Boris Johnson recibe entre críticas de la oposición al primer ministro húngaro Viktor Orbán RAFA DE MIGUEL

El líder británico ha trasladado en la reunión su “preocupación por los derechos humanos en Hungría”

Boris Johnson (a la izquierda) y Viktor Orbán, este viernes, en la residencia de Downing Street. BEN STANSALL / AFP

El equipo del primer ministro británico, Boris Johnson, ha intentado rebajar este viernes el relieve de la visita oficial a Londres de su homólogo de Hungría, Viktor Orbán, después de que la oposición laborista criticara con especial dureza la conveniencia de atender a un invitado tan controvertido.

28 may 2021.- El líder ultraderechista, incómodo y repudiado en Estados Unidos y Europa, ha pisado suelo británico con un historial indefendible sobre algunos de los asuntos más delicados en estos momentos para Downing Street. Calificó a los inmigrantes como un “veneno” y se ha referido a ellos como “musulmanes invasores”, y una investigación interna acaba de señalar el sesgo antimusulmán que sufre el Partido Conservador británico; es un estrecho aliado del presidente de Rusia, Vladímir Putin, y Londres ha calificado abiertamente al Gobierno de Moscú como su principal amenaza estratégica.

Orbán ha defendido también el levantamiento de las sanciones internacionales a Bielorrusia; y, sobre todo, es el dirigente más incómodo para la Unión Europea, con la que Johnson debe esforzarse en construir una nueva y fluida relación después del divorcio del Brexit. “El primer ministro ha expresado [a Viktor Orbán] su notable preocupación por la situación de los derechos humanos en Hungría, incluidos la igualdad de género, los derechos LGTBI y la libertad de expresión”, ha afirmado el equipo de comunicación de Downing Street al final de una reunión en la que no ha habido rueda de prensa conjunta.

La oposición laborista había expresado su dura oposición a una visita que tenía difícil explicación. Después del primer ministro de Irlanda, Orbán es el segundo líder de un país de la UE que visita oficialmente el número 10 de Downing Street desde que Londres soltó definitivamente amarras con la Unión Europea. La portavoz de Exteriores de la oposición, Lisa Nandy, había reclamado a Johnson que exigiera a Orbán, durante su encuentro, “una posición firme respecto al régimen de [Aleksandr] Lukashenko en Bielorrusia y a la Rusia de Putin”. Conscientes de que, a medida que se acercaba el momento, el encuentro entre los dos líderes iba suscitando más críticas y asombro, Downing Street quiso lanzar un tuit preventivo en el que condenaba los comentarios contra los musulmanes del primer ministro húngaro. “Ahora han decidido dar marcha atrás y enrollar de nuevo la alfombra roja”, respondía Nandy. “Cuando no dispones de ancla moral, siempre acabas a la deriva”.

Orbán ha elogiado en varias ocasiones a Johnson por haber logrado sacar adelante el Brexit, pero el ambiente político de Londres, justo cuando comienza a salir de la pandemia, en medio de serias acusaciones de incompetencia contra el Gobierno y con tensiones permanentes con Bruselas, no favorece la publicidad de determinadas alianzas. Los argumentos oficiales para defender la visita han sido básicamente que Orbán había solicitado el encuentro hacía más de dos meses, asegura el Gobierno británico, y las razones para negar un encuentro así deben ser muy sólidas.

Además, el primer ministro húngaro está a punto de asumir la presidencia del Grupo de Visegrado, que reúne a varios de los países de Europa Central. Downing Street no puede permitirse el lujo de escoger con quién hablar y con quién no, defiende el equipo de Johnson, en un momento en el que el Reino Unido comienza a forjar una nueva era de relaciones internacionales. La realidad, sin embargo, es que el Gobierno ha intentado camuflar un encuentro que se hacía más incómodo a medida que se acercaba. “Ambos líderes han discutido una serie de asuntos de política exterior, entre los que se encontraban la situación en Rusia, Bielorrusia y China. El primer ministro ha pedido a Hungría que use su influencia para promover [en esos países] la democracia y la estabilidad”, resumía el comunicado oficial de Downing Street después del encuentro.

https://elpais.com/internacional/2021-05-28/boris-johnson-recibe-entre-criticas-de-la-oposicion-al-primer-ministro-hungaro-viktor-orban.html

21.18.-«En términos de ‘represión transnacional’, el bielorruso Loukashenko ha logrado una actuación bastante rara» ALAIN FRACHON

El secuestro de un vuelo civil europeo y luego el secuestro de dos de sus pasajeros por Bielorrusia muestran que los autócratas ya no se contentan con tiranizar en casa, explica, en su columna, Alain Frachon, columnista del “El Mundo”.

El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, se dirige al Parlamento en Minsk el 26 de mayo de 2021. SERGEI SHELEGA / AP

Crónico. Un novelista de Houellebecquien hablaría de una extensión del campo de la represión. El secuestro de un vuelo civil europeo y luego el secuestro de dos de sus pasajeros -un crimen perpetrado por Bielorrusia por Alexander Lukashenko el domingo 23 de mayo- ilustran una de las tendencias al alza en la escena internacional: la represión transfronteriza.

27 may 2021.- Los autócratas ya no se contentan con tiranizar en casa. Exportan su modo de gobierno. Pretenden reprimir, silenciar, intimidar, incluso torturar y asesinar en el exterior. Forman un club implícito, «autócratas sin fronteras», decididos a significar el fin del último recurso que aún está a disposición del disidente político en un régimen dictatorial: el exilio. La disensión no solo se martiriza dentro del régimen autocrático. Está siendo cazada en el extranjero.

Lea también «Se ha levantado un nuevo telón de acero en Europa del Este, donde la lógica del estancamiento-represión congela todo desarrollo político»

C’est un peu d’humanité ou de civilisation qui s’en va, un pas supplémentaire dans la brutalisation de la scène internationale en temps de paix, un recul de plus dans l’esquisse d’Etat de droit ébauchée au lendemain de la guerra Fría.

Por supuesto, siempre ha habido excepciones, grandes excepciones, pero el exilio de opositores políticos pacíficos parecía obedecer a un código de no intervención que fue bastante compartido, si no respetado. Este es el final de esta zona neutral, de la protección que ofrece la expatriación voluntaria: ningún respiro para los exiliados.

Terrorismo de Estado

Nuestro colega Gideon Rachman, uno de los comentaristas estrella del Financial Times, señaló este hecho el día después del secuestro del Boeing 737 que operaba el vuelo Ryanair Athens-Vilnius FR4978. Rachman habló de un «precedente peligroso» para la Unión Europea (UE): un acto de piratería aérea cometido entre dos capitales de la UE, contra una empresa europea con mayoría de ciudadanos de la UE, seguido de una doble expulsión.

Lea también Los veintisiete sancionan a Bielorrusia pero se preguntan

Pero este último ejemplo de terrorismo de Estado confirma un desarrollo general que la organización estadounidense de derechos humanos Freedom House llama «represión transnacional». Este tipo de represión política «ya no es excepcional, se está normalizando, se está convirtiendo en una práctica institucional para decenas de países que pretenden controlar a sus nacionales que se han refugiado en el exterior», dice la ONG en un reciente informe.

Siempre se ha practicado el asesinato político en un tercer país. La tecnología digital, instrumento de desterritorialización, permite ahora “trabajar” a distancia. Silenciamos a los disidentes expatriados, intimidamos a las diásporas. Ambos son seguidos, atrapados, espiados en sus transacciones digitales. El chantaje para el encarcelamiento de familiares en casa es común.

Beijing firmó un tratado con Ankara que permite la expulsión de refugiados uigures en Turquía. La China de Xi Jinping exporta su sistema de censura interna al exterior: en los negocios con China, una empresa, o incluso un país, se abstiene de criticar la autocracia china, salvo para sufrir represalias. La Arabia Saudita de Mohammed Ben Salman ha tejido una red de control de sus disidentes en Europa y Estados Unidos: esto a veces llega hasta el asesinato. La República Islámica de Irán ha ordenado el asesinato de muchos de sus oponentes que se han refugiado en Europa.

Leer también exiliados uigures en Turquía por temor a ser víctimas del acercamiento con China

Cualquier país en conflicto con el régimen de Teherán o con el de Xi Jinping, por nombrar solo dos autocracias, corre el riesgo de ver a sus nacionales en Irán o China encarcelados, por razones creadas desde cero, para que sirva de «cambio de dinero». . Deberíamos hablar de “secuestros”. En la lista no exhaustiva de regímenes empeñados en silenciar, a veces de forma permanente, a sus oponentes políticos en el exilio, Freedom House vuelve a citar la Rusia de Vladimir Poutine y la Ruanda de Paul Kagame.

Un concentrado de gangsterismo

Rachman recuerda que la CIA, durante la Guerra Fría, al igual que ciertos países europeos en su período colonial, cedió fácilmente a estas prácticas. Después de los ataques del 11 de septiembre de 2001, los Estados Unidos de George W. Bush entregaron a hombres capturados en el extranjero bajo sospecha de terrorismo a terceros países, donde muchos de ellos fueron torturados. Los historiadores algún día tendrán que enumerar la serie de desastres, efectos en cascada y duraderos, causados ​​por la respuesta estadounidense a la agresión del 11/09/01.

En términos de «represión transnacional», Lukashenko logró, si no una «primera», al menos una actuación bastante rara: un concentrado de gangsterismo. Al secuestro bajo amenaza de un Mig-29 bielorruso, provocado por una amenaza de bomba hecha en Minsk, el dictador sumó el secuestro de dos de los 171 pasajeros, el bielorruso Roman Protassevich y su prometida rusa, Sofia Sapega, de 24 años. Se conoce la secuencia que seguirá.

Lea el retrato de Roman Protassevich: «Mi nombre está en la misma lista que los chicos de Daesh «

Protassevich, 26 años, disidente valiente y pacífico, refugiado en Lituania desde hace varios años, es «producido» por televisión. La cara está maquillada, sin duda para ocultar los golpes recibidos: golpeamos y torturamos en las cárceles de Lukashenko. Admite haber convocado manifestaciones contra el régimen. Confesión forzada. Podemos imaginarnos el chantaje: hablas o nos quedamos con tu prometida (una estudiante de la Universidad de Vilnius).

Los dos jóvenes serán sometidos a duros interrogatorios. La KGB bielorrusa quiere saber todo sobre la oposición exterior. Ni el exilio ni este último momento de extraterritorialidad en el cielo, a bordo del Boeing de una empresa irlandesa, los protegió. Se unirán a la cohorte de disidentes encarcelados en las cárceles bielorrusas.

Posdata En Dalloz (192 p., 4 euros) en formato «librito rojo», François Godement ofrece una selección de «Palabras de Xi Jinping». Para leer en cualquier momento.

https://www.lemonde.fr/idees/article/2021/05/27/en-matiere-de-repression-transnationale-le-bielorusse-loukachenko-a-realise-une-performance-assez-rare_6081612_3232.html 

  • 21.17.-Si el gobierno aprueba la mochila austríaca en España ¿qué cambiaría en despidos para el trabajador? MARC FORTUÑO
  • El Gobierno de Johnson amaga con desvincularse de lo pactado en el Brexit sobre Irlanda del Norte – RAFA DE MIGUEL

El negociador británico, David Frost, exige más pragmatismo y flexibilidad a la UE en los controles aduaneros, para proteger los acuerdos de paz

Una pintada en Belfast contra los controles aduaneros impuestos por el Brexit en el mar de Irlanda, en febrero. PETER MORRISON / AP

El Gobierno de Boris Johnson ha comenzado a cuestionar el precio que aceptó pagar a cambio de su anhelado Brexit. El negociador británico con la UE, David Frost, vincula el “purismo” ejercitado por Bruselas, en su exigencia de que se cumpla el Protocolo de Irlanda del Norte, con los recientes disturbios y la violencia que ha sufrido este territorio. Y ya ha advertido de modo velado que el Reino Unido no descarta desvincularse de los compromisos adquiridos si la Unión Europea no muestra más pragmatismo y flexibilidad.

20 may 2021.- La combinación puede ser peligrosa. Irlanda del Norte ha entrado en lo que se llama “la temporada de los desfiles”, que va de abril a agosto. Las diferentes órdenes unionistas salen a la calle para celebrar la histórica victoria de Guillermo de Orange sobre Jaime II, algo que durante décadas ha sido visto como una provocación por el lado republicano. Y han llegado además lo que el antiguo primer ministro irlandés, Bertie Ahern, figura fundamental en la conquista de la paz en esta región, llamaba las “noches blancas”. La luz del día se alarga, y muchos jóvenes desocupados caen en la tentación de incendiar las calles. Los estallidos de violencia de los últimos meses han sido protagonizados por adolescentes y niños alentados por grupos paramilitares. “El Brexit ha recuperado la cuestión de la identidad, que el Acuerdo de Viernes Santo intentó arrinconar”, señala Jonathan Powell, quien fue el negociador principal del laborista Tony Blair durante el proceso de paz que culminó con aquel acuerdo en 1998. “Queríamos que la política en Irlanda del Norte fuera sobre todo aburrida, y se centrara en asuntos como la educación o la sanidad”.

El Protocolo de Irlanda del Norte, la solución firmada por Johnson para sellar la salida de la UE, ha vuelto a agitar las aguas, sobre todo entre los unionistas, que se sienten traicionados por Londres con la imposición de facto de una frontera en el mar de Irlanda entre su territorio y el resto del Reino Unido. Bruselas exige controles aduaneros sobre las mercancías que viajan desde Gran Bretaña a Irlanda del Norte, porque el protocolo estableció que esta región seguiría formando parte del Mercado Interior de la UE para garantizar los acuerdos de paz. Londres quiere más flexibilidad para no soliviantar a empresarios y aliados políticos. La líder del principal partido unionista y actual ministra principal de Irlanda del Norte, Arlene Foster, se ha visto obligada a anunciar su dimisión, y ha sido sustituida por Edwin Poots, quien exige con vehemencia que se anule el protocolo firmado con Bruselas.

El actual negociador del Gobierno de Johnson, David Frost, no va tan lejos en sus planteamientos. Tiene previsto volver a reunirse en la primera mitad de junio con el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, para abordar de nuevo la cuestión irlandesa. Ambos presiden la Comisión Conjunta que supervisa el cumplimiento del Acuerdo de Retirada del Reino Unido de la UE. A diferencia de Bruselas, que ha mostrado un talante calmado ante los problemas derivados del protocolo, Frost ha optado por aumentar la tensión negociadora. “Hasta el momento las discusiones no han resultado muy productivas, así que tendremos que ver hasta qué punto estamos dispuestos a aguantar”, decía el político a la Comisión de Supervisión de la UE de la Cámara de los Comunes.

Relajar controles

Sin mencionarlo abiertamente, Frost no deja de airear la amenaza de que el Gobierno de Johnson active el artículo 16 del Protocolo —el mismo que la UE amenazó con usar las pasadas Navidades durante la crisis de las vacunas— y se desvincule de sus obligaciones. “Si el Protocolo acaba dañando la fábrica social, económica o política de Irlanda del Norte, esta situación no se podrá sostener durante demasiado tiempo”, escribía el pasado fin de semana en las páginas del tabloide sensacionalista y conservador Daily Mail. Londres exige a Bruselas que relaje considerablemente el rigor aduanero impuesto en la mayoría de los productos que Gran Bretaña exporta al territorio norirlandés, pero al mismo tiempo se niega a contemplar una opción que facilitaría mucho las cosas: homologar sus estándares de seguridad alimentaria con los de la UE.

El Gobierno de Johnson puso buena parte de sus esperanzas post Brexit en alcanzar acuerdos comerciales con países como Australia o Estados Unidos. Y la rigidez normativa comunitaria le ataría las manos a la hora de cerrar esos tratados. Si Frost ha ido tan lejos como para acusar a la UE de intentar “marcarse tantos” con una excesiva dureza sobre el Protocolo de Irlanda del Norte, la respuesta le ha llegado del Gobierno de Irlanda, socio de la UE, que acusa a Londres de resucitar en sus negociaciones la peligrosa política identitaria que desterró el Acuerdo de Viernes Santo.

FASES A MEDIDA PARA UN BREXIT TRANQUILO

La última propuesta del Gobierno de Johnson para desatascar la situación en Irlanda del Norte, desvelada por la BBC y el diario ‘The Guardian’, consistiría en aplicar gradualmente, en cuatro fases, los controles aduaneros acordados con la UE. A partir del 1 de octubre, serían obligatorios los certificados sanitarios para la exportación de productos cárnicos. La segunda fase, a finales de enero, abarcaría los productos lácteos, las plantas de jardinería, semillas y vino. En un tercer paso se incluirían las frutas, verduras y alimentos para animales domésticos, y se concluiría con el resto de productos alimenticios envasados y de corta caducidad. No es solo un intento de dilatar los compromisos ya firmados, sino que Londres sugiere en su borrador que las fechas definitivas para las fases 3 y 4 se dejen en el aire, y solo se decidan después de comprobar cómo funcionan las dos primeras fases. A la espera de una respuesta de Bruselas, el Gobierno autónomo de Irlanda del Norte, controlado por los unionistas, sigue sin poner en pie los puestos de control aduanero contemplados en el Protocolo, pese a que las licencias de construcción y su financiación ya han sido aprobadas.

https://elpais.com/internacional/2021-05-21/el-gobierno-de-johnson-amaga-con-desvincularse-de-lo-pactado-en-el-brexit-sobre-irlanda-del-norte.html 

21.17.-Si el gobierno aprueba la mochila austríaca en España ¿qué cambiaría en despidos para el trabajador? MARC FORTUÑO

Los problemas estructurales del mercado laboral español parecen no resolverse nunca, caracterizado por un elevado desempleo estructural y una alta temporalidad. Hoy el desempleo se encuentra con una tasa el doble de la europea con el 15,98% de paro. Y lo mismo sucede con los niveles de temporalidad, en España uno de cada cinco ocupados en España tenía un contrato temporal y en Europa supone uno de cada diez.

21 may 2021.- Somos el país europeo con el peor mercado laboral con diferencia. A pesar de la última reforma laboral que consiguió traducir el crecimiento económico en creación de empleo, medidas como la subida al SMI han supuesto un severo impacto para la reducción del desempleo y el problema de la dualidad del mercado laboral persiste mientras no se ponga el foco en el coste del despido.

Pero la reforma del Partido Popular no hizo nada para reducir el abismo entre los trabajadores temporales y los trabajadores con contratos indefinidos. Los primeros son baratos de contratar y despedir, y gozan de relativamente pocos beneficios frente al blindaje de los indefinidos, lo que significa que los empleadores tienen un fuerte incentivo para depender en gran medida de la mano de obra temporal para cubrir cualquier brecha en la dotación de personal.

Esto puede ayudar a mantener bajos los costes salariales en el corto y medio plazo, pero tiene desventajas a largo plazo. Las empresas tienden a invertir menos en la formación de su personal temporal, lo que reduce la productividad. Para los trabajadores, mientras tanto, un contrato temporal significa menos salario y más inseguridad, lo que los hace menos propensos a gastar e invertir ellos mismos.

Para eliminar las diferencias hay que entrar se en la base del problema: el elevado coste del despido. Entre los países desarrollados, España abarca el mayor coste de despido para trabajadores con más de 10 años de antigüedad en la empresa, con una indemnización que llega a las 28,6 semanas concretamente.

Si una empresa consiguiera eliminar el coste del despido, en momentos de altas dificultades económicas, deja de despedir al trabajador que sale más barato sino aquéllos menos productivos. Pero, en la situación actual, si la empresa quiere despedir, busca los que suponen un menor coste, independientemente de sus niveles de competencia dentro de la empresa. De ahí que en las crisis la temporalidad baje, se despide la estructura productiva más fácil de liquidar.

Y es que dada la antigüedad de muchos trabajadores en una empresa, su despido podría no solo comportar altas tensiones de liquidez en momentos de dificultades sino precipitar su quiebra. De ahí, que se prefiera realizar contratos temporales para atender a las eventuales necesidades de flexibilidad propias de cualquier negocio y que no haya una predisposición a contratar.

Debido a esta situación enquistada, el Banco de España está pidiendo corregir la desigualdad de los trabajadores temporales frente a los indefinidos con un sistema que una la rebaja a la mitad del coste por despido con la implantación de un fondo de capitalización individual nutrido por las empresas, pero implantado con ayuda del Estado y los fondos europeos, la conocida como mochila austriaca.

Llevar a la mitad el coste despidos significaría que si actualmente se paga por un despido procedente 20 días de salario por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades, se pagaría 10 días por año trabajado. En el caso de despido improcedente, hoy se pagan 45 días por año trabajado limitado a 42 meses, y de aplicarse la voluntad del BdE iríamos a 22/23 días por año trabajado.

La idea de la mochila austríaca ¿qué cambiaría?

La mochila austriaca se introdujo en 2003 como parte de una reforma laboral más amplia. En concreto, fue el intercambio acordado socialmente para la eliminación del sistema existente de indemnizaciones por despido. La reforma sustituyó un sistema convencional de indemnizaciones por despido por un sistema de cuentas de ahorro individuales. El sistema es financiado por los empleadores mediante un pago mensual no gravado del 1,53% del salario bruto.

En caso de despido, los trabajadores tienen la opción de recibir una indemnización con cargo a sus cuentas de ahorro o llevar su saldo acumulado al siguiente empleo. En el momento de la jubilación, los trabajadores pueden reclamar un pago en efectivo o convertir sus derechos en una renta vitalicia. Esta reforma de la ley de indemnización por despido ha recibido la atención internacional como ejemplo de medida de derecho laboral que apoya las transiciones laborales.

Aprovechando la actual situación de España que recibirá unos recursos europeos a cambio de reformas, el BdE cree que sería adecuado aprovechar ese contexto para que nos financen la transición de la mochila austríaca.

El dinero europeo serviría para mitigar parcialmente del sobrecoste que deberían sufragar las empresas durante esta transición hacia el nuevo esquema debido a que se mantendrían los derechos de natación de los contratos vigentes.

Pensemos que si la mochila en austríaca se implantará, ese nuevo modelo sería financiado partir de las cotizaciones de las empresas, eso supondría un sobrecostes en los primeros años de vigencia del sistema debido a que se deberían de abonar simultáneamente las nuevas cotizaciones y las indemnizaciones por despido acumuladas bajo el esquema previo para introducción de este mecanismo.

La idea contemplada es que durante los primeros años tras la introducción de la mochila austriaca, las administraciones públicas vayan pagando los costes de transacción a través de la subvención de una fracción de creciente. Lo mejor de todo es que este fin estaría dentro de las líneas contempladas dentro del programa europeo que indica que las reformas financiables con fondos deben ayudar la potencia de crecimiento o mejorar la sostenibilidad económica o medioambiental. La implantación de la mochila austríaca uno de los ejemplos posibles.

https://www.elblogsalmon.com/mundo-laboral/gobierno-aprueba-mochila-austriaca-espana-que-cambiaria-para-trabajador-despidos

21.16.-Un ciberataque obliga a Irlanda a cerrar el sistema informático de la sanidad pública RAFA DE MIGUEL

  • El director del Banco de Inglaterra dice que los impulsores de la inflación no persistirán LARRY ELLIOTT Y GRAEME WEARDEN

El gobernador Andrew Bailey en desacuerdo con la advertencia del economista jefe del banco sobre la inflación de precios por encima del objetivo del 2%

Andrew Bailey, gobernador del Banco de Inglaterra, cree que la presión al alza de los precios será temporal por ahora. Fotografía: Reuters

El gobernador del Banco de Inglaterra ha tratado de calmar los temores de los mercados financieros por el aumento de la inflación, pero ha expuesto una brecha política con el economista jefe saliente de Threadneedle Street, Andy Haldane.

El día después de que Haldane usó un artículo de periódico para advertir de la necesidad de evitar que el «genio de la inflación» saliera de la botella, Andrew Bailey dijo que pensaba que las presiones alcistas de los precios resultarían temporales.

Después de una semana en la que hubo fuertes caídas en los precios de las acciones en medio de preocupaciones de que un repunte de la inflación obligaría a los bancos centrales a controlar la cantidad de estímulo que han proporcionado a las economías golpeadas por la pandemia, el gobernador dejó en claro que el banco no lo haría. Apresurarse a la acción temprana.

Bailey aceptó que el fuerte aumento de la inflación estadounidense reportado esta semana significó que el banco tuvo que vigilar la inflación de cerca, pero agregó: “Entonces, la gran pregunta es, ¿persistirá [una mayor inflación] o no? Nuestra opinión es que, sobre la base de lo que estamos viendo hasta ahora, no creemos que lo sea».

Los comentarios del gobernador, en un evento con miembros del público, organizado por el banco, lo ponen en desacuerdo con Haldane, quien deja Threadneedle Street para dirigir la Royal Society of Arts (RSA). En un artículo para el Daily Mail, el economista jefe del banco dijo que para fin de año la economía se recuperaría con fuerza y ​​la inflación estaría por encima de su objetivo del 2%.

“Este impulso en la economía, si se mantiene, ejercerá una presión alcista persistente sobre los precios, con el riesgo de un período más prolongado y perjudicial de inflación por encima de la meta. Este no es un riesgo que se pueda dejar para que permanezca si el genio de la inflación, una vez más, no se nos escapa».

La diferencia de opinión entre los dos funcionarios del Banco de Inglaterra se produjo en medio de nuevos giros en los mercados financieros, luego de las fuertes pérdidas en Wall Street y en Europa el miércoles.

Los inversores en busca de gangas en Wall Street salvaron el jueves a la Ciudad de otro día de fuertes caídas de precios, ya que hicieron caso omiso de las nuevas señales de una posible presión inflacionaria para romper una racha de pérdidas de tres días.

Un repunte temprano en los principales índices bursátiles de Nueva York significó que el mercado de Londres recuperó la mayor parte de las pérdidas sufridas en una sesión matutina dominada por preocupaciones de que los bancos centrales como el Banco de Inglaterra se verían obligados a endurecer la política antes de lo previsto.

En un momento, el FTSE 100 bajó un 2,5% o 180 puntos a 6823, un mínimo de cinco semanas. Pero el índice recortó sus pérdidas después de la apertura de Wall Street y el FTSE terminó el día 41 puntos abajo en 6963.

Las acciones mineras estuvieron entre las grandes caídas en Londres, debido a las preocupaciones de que el aumento de la inflación podría obligar a los bancos centrales a endurecer la política monetaria. Las acciones de Anglo American, Rio Tinto y BHP Group cayeron alrededor de un 4%, luego de que los futuros de mineral de hierro en China cayeran más de un 7% desde sus máximos históricos establecidos a principios de esta semana.

El grupo de telecomunicaciones BT fue el que más falló en el FTSE 100, cayendo un 5,9% después de que reportó una caída del 23% en las ganancias antes de impuestos durante el último año y anunció planes para expandir su infraestructura de banda ancha de fibra completa a 5 millones de hogares adicionales.

La compañía de inversión Hargreaves Lansdown cayó un 4,6% después de decir que había visto una caída en los volúmenes de negociación de acciones en las últimas semanas. Después de un año ajetreado, algunos inversores minoristas pueden estar perdiendo interés en el comercio de acciones a medida que se eliminan las restricciones pandémicas.

En los Estados Unidos, las solicitudes iniciales de beneficios estatales por desempleo cayeron 34.000 a 473.000 ajustados estacionalmente para la semana que finalizó el 8 de mayo, el nivel más bajo desde mediados de marzo de 2020, dijo el departamento de trabajo.

Por separado, los precios al productor de EE. UU., El costo de los bienes que salen de las puertas de las fábricas, fueron un 6.2% más altos en abril que el año anterior, produciendo la tasa de aumento anual más rápida en más de una década.

El promedio industrial Dow Jones, que había perdido casi 1500 puntos en tres días de fuertes ventas a principios de semana, recuperó un tercio de sus pérdidas y subió casi 500 puntos en las primeras operaciones de Nueva York. 

https://www.theguardian.com/business/2021/may/13/bank-of-england-head-says-drivers-of-inflation-will-not-persist 

21.16.-Un ciberataque obliga a Irlanda a cerrar el sistema informático de la sanidad pública RAFA DE MIGUEL

El bloqueo obliga a cancelar la mayoría de las citas, pero no afecta al plan de vacunación, según el Gobierno

El primer ministro de Irlanda, Micheal Martin, recibe la primera dosis de la vacuna contra la covid-19 en un centro de vacunación en Cork, el día 9.DARAGH MCSWEENEY / AFP

El Servicio Ejecutivo de Salud (HSE, en sus siglas en inglés) de Irlanda ha decidido cerrar a primera hora de este viernes su sistema informático para protegerse de un “ataque cibernético serio y significativo” sufrido durante la madrugada, según ha explicado el director ejecutivo del HSE, Paul Reid. 

14 may 2021.- Se trata de un ransomware, como se denomina al tipo de aplicación maligna que secuestra los datos del sistema, lo paraliza y exige algún rescate para su liberación. “Estamos trabajando con los proveedores de seguridad informática más relevantes así como con el equipo nacional de ciberseguridad para solucionarlo. Eso incluye a la Policía irlandesa, al Ejército y a otros terceros”, ha dicho Reid.

Hasta el momento, han señalado las autoridades sanitarias irlandesas, los autores del ciberataque no han exigido ninguna demanda concreta. La maniobra se ha centrado en acceder a los datos almacenados en los servidores centrales del sistema, y ha afectado a todos los programas nacionales y locales que gestionan servicios esenciales de atención sanitaria.

El Hospital Rotunda, y el Hospital Nacional de Maternidad, ambos en Dublín, han cancelado todas las visitas previstas, salvo para las mujeres embarazadas de más de 36 semanas de gestación.

La mayoría del equipamiento de la red sanitaria pública irlandesa forma parte de la infraestructura local de cada centro de salud, con lo que su funcionamiento no se ha visto afectado. Sin embargo, el sistema de radiología conocido como Pacs, que usan muchos de los hospitales del país, está integrado en un sistema nacional que sí se ha visto afectado.

Pacientes de los servicios de oncología que esperaban conocer los resultados de sus pruebas este mismo viernes han visto retrasada la información. “Estamos viendo mucha angustia en nuestras clínicas y plantas por lo sucedido”, ha dicho el oncólogo del Hospital de la Universidad de Cork, Seamus O’Reilly, a la televisión pública RTÉ.

El sistema que gestiona la campaña de vacunación por la covid-19 en Irlanda no se ha visto afectado por el ataque, han explicado los responsables del HSE, con lo que se mantendrán las citas previstas. El Servicio Nacional de Ambulancias también opera con total normalidad.

Este grave incidente ocurre cuatro años después de que un ataque similar provocara serios problemas e interrupciones en el Servicio Nacional de Salud (NHS, en sus siglas en inglés) del Reino Unido. Entonces, el virus WannaCry obligó a paralizar la actividad de casi 600 centros de salud de todo el país, bien porque sus sistemas acabaron infectados por el virus informático o como medida de protección.

https://elpais.com/internacional/2021-05-14/un-ataque-cibernetico-en-irlanda-obliga-a-cerrar-el-sistema-informatico-de-la-sanidad-publica.html

  • 21.15.-Mercado laboral, impuestos y pensiones: estas son las principales medidas económicas del plan de recuperación que España ha enviado a Europa – MARC FORTUÑO
  • Thomas Piketty: «La crisis de Covid-19, la crisis de salud mundial más grave en un siglo, nos obliga a repensar el concepto de solidaridad internacional» THOMAS PIKETTY

Al negarse a levantar las patentes de las vacunas contra el Covid-19, los occidentales han demostrado su incapacidad para tener en cuenta las necesidades de los países del Sur, estima el economista en su columna del “Mundo”.

Miembros de Médicos Sin Fronteras atienden a residentes de la provincia de Cabo Delgado, Mozambique, el 19 de febrero. MSF / AP. 

La crisis de Covid-19, la crisis de salud mundial más grave en un siglo, requiere un replanteamiento fundamental de la noción de solidaridad internacional. Más allá del derecho a producir vacunas y equipos médicos, es toda la cuestión del derecho de los países pobres a desarrollarse y a recaudar parte de los ingresos fiscales de las multinacionales y multimillonarios del planeta lo que debe pedirse. Debemos salir de la noción neocolonial de ayuda internacional, pagada a la buena voluntad de los países ricos, bajo su control, y finalmente pasar a una lógica de derechos.

Lea también Covid: «El levantamiento de las patentes de vacunas no resolvería el desafío de la producción en masa y amenazaría la innovación en el futuro»

Empecemos por las vacunas. Algunos argumentan (imprudentemente) que no tendría sentido levantar los derechos de propiedad sobre las patentes, porque los países pobres no podrían producir las preciosas dosis. Es falso. La India y Sudáfrica tienen una importante capacidad de producción de vacunas, que podría ampliarse, y los suministros médicos se pueden producir en casi todas partes. No es para pasar el tiempo que estos dos países han tomado la cabeza de una coalición de cien países para exigir en la OMC [la Organización Mundial del Comercio]el levantamiento excepcional de estos derechos de propiedad. Al oponerse a ella, los países ricos no solo han dejado el campo abierto a China y Rusia: han perdido una gran oportunidad de cambiar la era y demostrar que su concepción del multilateralismo era errónea, sólo un sentido. Ojalá retrocedan muy rápido.

Francia y Europa completamente abrumados

Pero más allá de este derecho a producir, es todo el sistema económico internacional el que debe repensarse en términos de los derechos de los países pobres a desarrollarse y no dejar que los más ricos los saqueen. En particular, el debate sobre la reforma de la tributación internacional no puede reducirse a una discusión entre países ricos con el objetivo de compartir las ganancias que actualmente se encuentran en los paraísos fiscales. Este es todo el problema con los proyectos discutidos en la OCDE [Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos]. Se prevé que las multinacionales hagan una sola declaración de sus ganancias a nivel global, lo que en sí mismo es algo excelente. Pero a la hora de distribuir esta base imponible entre países, se prevé utilizar una combinación de criterios (masa salarial y ventas realizadas en los diferentes territorios) que en la práctica redundarán en atribuir a los países ricos más del 95% de los beneficios reasignados, y a no dejes más que migajas para los países pobres. La única forma de evitar este desastre previsto es finalmente incluir a los países pobres alrededor de la mesa y distribuir las ganancias en cuestión de acuerdo con la población (al menos en parte).

Leer también Vacunas Anti-Covid-19: «La posición europea sobre patentes equivale a favorecer a los laboratorios farmacéuticos»

También es necesario situar este debate en la perspectiva más amplia del impuesto progresivo sobre las rentas y activos más altos, y no solo de un impuesto mínimo sobre las ganancias de las multinacionales. Concretamente, la tasa mínima del 21% propuesta por la administración Biden constituye un avance significativo, especialmente porque Estados Unidos planea aplicarla de inmediato, sin esperar a la conclusión de un acuerdo internacional. Es decir, las filiales de multinacionales estadounidenses establecidas en Irlanda (donde la tasa es del 12%) pagarán inmediatamente un impuesto adicional del 9% a las autoridades fiscales de Washington. Francia y Europa, que siguen defendiendo una tasa mínima del 12%, que no cambiaría nada, parecen completamente abrumados por los acontecimientos. Pero este sistema de impuesto mínimo a las multinacionales es, sin embargo, muy insuficiente si no se enmarca en una perspectiva más ambiciosa dirigida a restablecer la progresividad fiscal a nivel individual. La OCDE menciona ingresos de menos de 100.000 millones de euros, o menos del 0,1% del PIB mundial (alrededor de 100.000 millones de euros).

Leer también Estados Unidos lanza la lucha por una tributación mínima de las multinacionales

En comparación, un impuesto mundial del 2% sobre la riqueza superior a 10 millones de euros rendiría diez veces más: 1 billón de euros al año, o el 1% del PIB mundial, que podría atribuirse a cada país en proporción a su población. Al situar el umbral en 2 millones de euros, recaudaríamos un 2% del PIB mundial, o incluso un 5% con una escala muy progresiva sobre los multimillonarios. Al ceñirse a la opción menos ambiciosa, esto sería más que suficiente para reemplazar por completo toda la ayuda oficial internacional actual, que representa menos del 0,2% del PIB mundial (y apenas el 0,03% para la ayuda humanitaria de emergencia, como Pierre Micheletti, presidente de Acción Contra Hambre, recientemente recordado ).

Caza fortunas mal habidas

¿Por qué cada país debería tener derecho a una parte de los ingresos recaudados de las multinacionales y multimillonarios del planeta? Primero, porque todo ser humano debería tener un derecho mínimo igual a la salud, la educación y el desarrollo. Entonces, porque la prosperidad de los países ricos no existiría sin los países pobres: el enriquecimiento occidental siempre se ha basado en la división internacional del trabajo y la explotación desenfrenada de los recursos humanos y naturales planetarios. Por supuesto, los países ricos podrían hacerlo si desean seguir financiando sus agencias de desarrollo. Pero esto se sumaría a este derecho irrevocable de los países pobres a desarrollar y construir su Estado.

Para evitar un mal uso del dinero, también sería necesario generalizar el acecho de las fortunas mal habidas, ya sean de África , Líbano o de cualquier otro país. El sistema de circulación incontrolada de capitales y opacidad financiera impuesto por el Norte desde los años 80 ha contribuido en gran medida a socavar el frágil proceso de construcción del Estado en los países del Sur, y es hora de ponerle fin.

Leer también Diez años después de la crisis financiera, «no se debe contar con que el sector sea razonable»

Último punto: nada impide que cada país rico comience ahora a asignar a los países pobres una fracción de los impuestos que gravan las multinacionales y los multimillonarios. Es hora de tomar el nuevo viento de Estados Unidos y llevarlo en la dirección de la soberanía respaldada por objetivos universalistas.

https://www.lemonde.fr/idees/article/2021/04/10/thomas-piketty-il-faut-repenser-l-ensemble-du-systeme-economique-international-en-termes-de-droits-pour-les-pays-pauvres_6076257_3232.html

21.15.-Mercado laboral, impuestos y pensiones: estas son las principales medidas económicas del plan de recuperación que España ha enviado a Europa – MARC FORTUÑO

El Gobierno de Sánchez ha enviado a Bruselas su plan para poder gastar 140.000 millones de euros del fondo de recuperación del coronavirus de la UE. Y es que el dinero no era gratis, nunca lo fue, viene a cambio de reformas.

7 may 2021.- Recibiríamos 70.000 millones de euros de subvenciones que Madrid planea aprovechar entre 2021 y 2023, el gobierno tiene la intención de obtener una cantidad equivalente de préstamos, en condiciones muy ventajosas, entre 2024 y 2026.

El gobierno ha sido criticado por la falta de claridad sobre las tres reformas más sensibles del plan, que afectan las pensiones, el mercado laboral y el equilibrio fiscal del país. Por ello, vamos a explicar qué está prometiendo Sánchez a Europa.

Mercado laboral: el foco centrado en simplificar y la flexibilidad

Para nadie es una sorpresa afirmar que el mercado laboral español destaca por su alta ineficiencia y dualidad, pues existen desequilibrios profundos que agravan los ciclos económicos y terminan lastrando los aumentos de productividad. Todo ello ha ocasionado un elevado desempleo estructural y juvenil.

España presenta una tasa de temporalidad muy superior a la media de los países de la UE, una alta prevalencia del trabajo involuntario a tiempo parcial, y una elevadísima rotación de contratos de muy corta duración. Todos estos factores llevan a la precarización del mercado laboral, y destaca España en 2020 con una temporalidad del 24%.

Por ello se pide, en primer lugar, la simplicidad de las modalidades contractuales de nuestro mercado laboral. Para que se reduzca la temporalidad es necesario simplificar los tipos de contratos, reduciéndolos a tres (estable, temporal y de formación/prácticas), generalizar la contratación indefinida y devolver al contrato temporal la causalidad que se corresponde con la duración limitada.

Por otra parte, se apuesta por la flexibilidad pero sin esos contratos temporales: «la reforma debe garantizar que las empresas pueden adaptarse con rapidez a los cambios en el contexto económico, con mecanismos alternativos a la alta temporalidad y el encadenamiento de los contratos de muy corta duración». Esa flexibilidad vendría de la mano de potenciar el uso del contrato fijo-discontinuo para actividades cíclicas y estacionales y reforzar el control de la contratación a tiempo parcial, en especial en lo relativo a la jornada irregular y las horas complementarias.

En tiempos de crisis, esa flexibilidad vendría a proporcionar flexibilidad interna a las empresas y estabilidad en el empleo ante caídas transitorias en la actividad empresarial, con un foco especial en la formación de los trabajadores. Consistente en reducción de jornada o suspensión del contrato por crisis de empresa, permitiría reforzar la inversión en formación de los trabajadores durante los periodos de baja actividad, minimizar el recurso al despido, salvaguardando el vínculo contractual del trabajador con la empresa.

Y, con el fin de cubrir la financiación de las prestaciones y la compensación de las cotizaciones a la seguridad social, en línea con el modelo de otros países europeos, se creará un Fondo tripartito, cuyo funcionamiento será acordado mediante el diálogo social.

Las políticas activas de empleo han sido un verdadero fiasco en España, y a ello se destinan entre 6.100 y 6.500 millones de euros a Políticas Activas de Empleo y, además, el SEPE solo coloca un 2% de los asalariados. Para tratar de solucionar este problema, se buscará identificar los programas servicios e itinerarios más eficaces para hacer una asignación eficiente de los recursos públicos.

Se sugiere incorporar incentivos orientados al cumplimiento de objetivos en la asignación de recursos en la Conferencia Sectorial y en las retribuciones de los responsables de orientar y formar a los demandantes de empleo. Plantea diseñar una estrategia que involucre a los agentes locales, ya que la dimensión local en España es limitada. Propone incorporar al Sistema Nacional de Empleo (SNE) la mejora del acceso a los datos, incrementar su calidad y adecuar la arquitectura tecnológica.

Las subvenciones y bonificaciones a la contratación suponen alrededor del 25% del gasto total en políticas activas del mercado de trabajo. No sirve para mucho y, de ahí, se simplificará los incentivos y los requisitos de las empresas beneficiarias, mejorar los programas de formación y asegurar una mayor coordinación entre todas las administraciones.

Según lo anunciado, no se ataca al coste del despido, uno de los problemas históricos para nuestro mercado laboral. España destaca por ser uno de los países desarrollados con un coste de despido notablemente más alto que la media de los países de la OCDE, lo que dificulta la plena flexibilidad en la dinámica laboral.

A pagar… Llegan los impuestos

Bajo el eufemismo «modernización del sistema tributario español que permita adecuar este a las tendencias internacionales sobre imposición del siglo XXI», se buscará que el contribuyente medio pague más y el Gobierno ya sabe cómo.

En primer lugar, «lo verde» será la excusa perfecta para que las clases medias españolas paguen más impuestos. Nos dicen que debemos adaptar nuestro sistema fiscal para interiorizar las externalidades medioambientales. Y, de ahí, iríamos a fomentar el uso de energías menos contaminantes. Revisar la fiscalidad del sector aéreo para actuar sobre las emisiones de esos sectores.

En otras palabras, castigar al diésel y pagar un sobreprecio por viajar en avión. De hecho el gobierno buscó esa subida a los 34,5 céntimos desde los 30,7 céntimos por litro, una medida que no prosperó para integrarse en los PGE2021. Y en el sector de la aviación, un estudio de la Fundación Alternativas, próxima al PSOE, calculaba un coste adicional de 4,47 euros para los viajes de corta distancia, 23,22 euros para media distancia y 41,99 euros para los trayectos de largo alcance ¿el objetivo? Recaudar 1.300 millones de euros.

Existen una gran variedad de impuestos autonómicos sobre residuos y se busca una estrategia nacional para no dar lugar al «turismo de residuos». De ahí nacería el impuesto sobre el depósito de residuos en vertedero y a la incineración, el impuesto que grave los envases de plástico no reutilizable y una modificación del Impuesto sobre los Gases Fluorados de Efecto Invernadero

Por otra parte, las carreteras quedan soportadas por todos los españoles a través de los PGE ¿y si solo pagan quiénes las usen? Ese sería el nuevo enfoque: instaurar un sistema de pago por el uso de la red vial para finales de 2023 o principios de 2024.

Además se están estudiando hasta trece beneficios fiscales seleccionados por el grupo de trabajo por su importancia cuantitativa y cualitativa que se realizará a lo largo del período 2021 a 2023. Ya se han modificado los beneficios fiscales de los planes de pensiones en el IRPF, y el tipo reducido de IVA para bebidas refrescantes, zumos y gaseosas con azúcares o edulcorantes añadidos. Vamos a más…

Se estima que una parte importante de las políticas de gasto se instrumentan a través de beneficios fiscales. El conjunto de ellos supone una cuantía próxima a los 60.000 millones de euros (5 puntos del PIB) y cubren un amplio espectro de políticas relativas al fomento del empleo, la provisión de servicios sociales, al complemento de las pensiones, etc.

A partir de aquí, en el primer trimestre de 2022, 2023 y 2024, se presentarán el correspondiente informe y las conclusiones del análisis de los beneficios fiscales analizados en el ejercicio anterior y, en su caso, se tomarán las decisiones de reforma.

Pensiones: Influyendo en el Pacto de Toledo

Las pensiones es el tema que más se ha atascado en la realidad española en los últimos años. Hemos consumido el Fondo de Reserva de la Seguridad Social y ahora el gasto de las pensiones se nutre de los Presupuestos y no sólo de las Cotizaciones Sociales, lo que demuestra la insostenibilidad del sistema, con una alta influencia de os factores demográficos a largo plazo.

Se buscaría una asunción desde el Estado de partidas de gasto que en la actualidad son sufragadas a través de cotizaciones sociales limitando la capacidad del sistema para afrontar el volumen de gasto en pensiones.

Además, se persigue la aproximación de la edad efectiva de jubilación a la edad legalmente establecida. Ahora tenemos el aumento progresivo de la edad de jubilación ordinaria de 65 a 67 años en 2027 (actualmente es de 65 años y 10 meses). Esta reforma de 2011 ya está mostrando resultados pues la edad de jubilación real ha pasado de los 63,8 años en 2010 a 64,1 en 2017, acelerando hasta los 64,6 en 2020. Se modificarían los coeficientes reductores para la jubilación anticipada voluntaria, para incentivar la permanencia en el empleo y eliminar los elementos regresivos.

Desde el punto de vista de los ingresos, los autónomos a pagar. El 85% del colectivo lo hace por la base mínima, del resto, menos del 9% lo hace por bases que no superan 1.964,70 euros. La cotización de los trabajadores autónomos de acuerdo con los ingresos reales derivados del desarrollo de su actividad sería el factor clave para condicionar las cotizaciones.

https://www.elblogsalmon.com/economia/mercado-laboral-impuestos-pensiones-estas-principales-medidas-economicas-plan-recuperacion-que-espana-ha-enviado-a-europa 

    • 21.14.-La ministra principal de Irlanda del Norte, Arlene Foster, dimite por la tensión del Brexit – RAFA DE MIGUEL
    • Así son las rebajas impositivas impulsadas en AndalucíaMARC FORTUÑO

Los miembros del Partido Unionista Democrático culpan a su líder de la nueva frontera en el mar de Irlanda

La líder del DUP y ministra principal de Irlanda del norte, en enero de 2019, en Londres. FACUNDO ARRIZABALAGA / EFE

La líder del Partido Unionista Democrático (DUP, en sus siglas en inglés) y ministra principal de Irlanda del Norte, Arlene Foster, se ha adelantado a una rebelión interna que la tenía ya acorralada y ha anunciado su dimisión: el 28 de mayo soltará las riendas de la formación, y a finales de junio abandonará el Gobierno.

28 abr 2021.- Foster se convierte de este modo en el chivo expiatorio de los errores históricos del unionismo. El DUP favoreció la caída de la anterior primera ministra británica, Theresa May, al rechazar sus intentos de suavizar el impacto del Brexit en Irlanda del Norte. La formación apostó ciegamente por Boris Johnson, quien no tuvo reparo en desenganchar de la locomotora británica a esa porción del país y dejarla dentro del territorio aduanero y del Mercado Interior de la UE.

La sensación de haber sido traicionados ha estado detrás del resurgir de la violencia en las calles de Belfast o Derry en las últimas semanas. Foster ha tirado la toalla para evitar la derrota en una moción de censura impulsada por sus propios diputados. Su discurso de dimisión, en un vídeo grabado, ha tenido el tono de dignidad e inclusión que sus contrincantes siempre reclamaron, sin éxito, a una mujer tan dura como dura es la política en esa atormentada región de Europa. “Hay personas en Irlanda del Norte que se sienten británicos, otros se sienten irlandeses, y otros sencillamente norirlandeses. Los hay que se consideran una mezcla de las tres identidades, y algunos son ciudadanos nuevos y emergentes. Debemos aprender a ser generosos los unos con los otros, vivir juntos y compartir este maravilloso país”, decía Foster.

La abogada y política de 50 años, nacida en Enniskillen, ha estado durante cinco años y medio al frente de la formación fundada por el tan odiado como admirado reverendo Ian Paisley. De tan legendario personaje heredó una Irlanda del Norte en paz y un arreglo institucional con los republicanos para cogobernar el territorio, pero también un unionismo poco reconciliado con su papel histórico en los últimos 20 años y cada vez más convencido de ser la parte perdedora del conflicto.

Paradójicamente, ese resentimiento se agravó cuando el DUP vivía su mejor momento. Diez diputados en la Cámara de los Comunes otorgaron a la formación un peso inimaginable en la política británica, al ser el refuerzo necesario para que el Partido Conservador preservara su mayoría. Al mismo tiempo, los episodios de corrupción y autoritarismo en el Ejecutivo norirlandés (compartido por turnos entre unionistas y republicanos) y en el Parlamento autónomo de Stormont provocaron que Londres arrebatara a la región durante casi tres años (2017-2020) las competencias de autogobierno.

El DUP contribuyó con sus votos a rechazar el Acuerdo de Retirada de la UE que May negoció con Bruselas, por el que todo el territorio del Reino Unido se habría mantenido durante un largo periodo de transición en el espacio aduanero de la UE. Era la solución ideada por la ex primera ministra para que el país no se fragmentara. Los unionistas decidieron tensar la cuerda, y acabaron apostando por Boris Johnson. Para su sorpresa, el nuevo líder conservador decidió que su anhelado Brexit bien valía un desmentido y, a pesar de todas sus promesas, decidió dejar en el último momento a Irlanda del Norte dentro del Mercado Interior comunitario y crear, de hecho, una frontera en el mar de Irlanda.

Ese ha sido el principal motivo del malestar y la rabia de las fuerzas paramilitares unionistas que siguen operando en Irlanda del Norte. Detrás primero de las pintadas en las que amenazaban a los trabajadores portuarios —el Gobierno de Belfast y la UE tuvieron que retirar durante unos días a su personal—, acabaron provocando, mediante la incitación de sus jóvenes seguidores, una violencia sectaria en las calles de Belfast y Derry como no se recordaba desde hacía muchos años.

Foster, quien no dudó en airear la traición de Johnson durante las semanas anteriores a que los disturbios estallaran, se convierte ahora en el sacrificio necesario de un partido en horas bajas, que necesita con urgencia reinventarse. El año que viene habrá nuevas elecciones autonómicas, y los dirigentes del DUP temen que sus votantes, irritados ante la actual situación, se abstengan u opten por opciones más radicales. Y lo que es peor, que se concrete su peor pesadilla, que el partido republicano Sinn Féin, que ha visto en el Brexit la mejor posibilidad de una reunificación de la isla, se alzara con la mayoría de los votos.

Junto a todas estas razones de fondo se suma la disputa moral y el conflicto de valores que sigue existiendo en un partido profundamente conservador. La decisión de Foster, junto a otros dos diputados del DUP, de abstenerse la semana pasada en la asamblea autónoma ante una propuesta para prohibir las llamadas terapias de conversión gay irritó al sector más radical de la formación. Paradójicamente Foster, quien en su discurso de dimisión ha animado a las mujeres jóvenes a romper el techo de cristal y entrar en política, abandona el partido con una imagen mucho más moderna y templada que los que se quedan dentro. Serán dos hombres, Gavin Robinson y Jeffrey Donaldson, quienes compitan ahora por el liderazgo del DUP.

https://elpais.com/internacional/2021-04-28/la-ministra-principal-de-irlanda-del-norte-arlene-foster-dimite-por-la-tension-del-brexit.html

  21.14.-Así son las rebajas impositivas impulsadas en AndalucíaMARC FORTUÑO

Andalucía es la viva imagen del cambio fiscal que puede protagonizar un gobierno autonómico y que se puede ser un excelente contrapeso frente a la retórica de más impuestos que lidera la Administración Central bajo el mando de la coalición de PSOE-UP.

30 abr 2021.- Y es que la comunidad autónoma del sur de la península está impulsando una nueva bajada de impuestos, la segunda bajo el mandato del gobierno de PP y C’s. Recordemos que la primera iniciada en 2019 y que logró aumentar los contribuyentes en 119.000 y recaudar 600 millones más. En este caso se pretende ahorrar 329 millones de euros a 4 millones de contribuyentes andaluces.

Si desde la administración central se pretende la armonización de diferentes impuestos, Andalucía se ha lanzado a competir. Y es que está abordando un paquete que incluye diferentes impuestos: el IRPF, el Impuesto sobre el Patrimonio, el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, el Impuesto Especial sobre determinados medios de Transporte y Tributo sobre el juego.

En primer lugar tenemos el IRPF, que permitirá algunas deducciones interesantes. Los contribuyentes tendrán derecho a aplicar en la cuota íntegra autonómica del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas una deducción del 15% de las cantidades satisfechas en el período impositivo por los gastos de enseñanza escolar o extraescolar de idiomas, de informática, o de ambas, con un máximo de 150 euros anuales por cada descendiente. Esta deducción tiene un ámbito de aplicación y estaría orientada para aquellas rentas que no cobren más de 80.000 euros en la renta individual o 100.000 euros en caso de renta conjunta.

Al mismo tiempo, se llevaría a los tramos del IRPF a situarse el tipo mínimo en 9,50% y el máximo en 22,50%. Cuando esta medida se haga realidad veremos a Andalucía al mismo nivel que Murcia verá en 2023 y muy parecido a Castilla la Mancha y Galicia en 2023. Con esta política solo quedarían por debajo la Comunidad de Madrid y Castilla y León. El impacto recaudatorio es ínfimo (caída de 31 millones de euros) dado que se pretende captar rentas altas que aún no se encuentran ubicadas.

En el caso del Impuesto sobre el Patrimonio se mantiene la escala aprobada por la Ley de Presupuesto para 2022. Sin embargo, recordemos que con los Presupuestos de Sánchez hemos visto un incremento del tipo marginal máximo del impuesto pasando del 2,5% al 3,5%. En este caso, en este tramo se modificaría para que no se aplicase la subida estatal y quedase en el 2,5%.

Desde el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, estaría prácticamente suspendido al igual que Madrid, Canarias, Murcia y Cantabria. Se mantiene la bonificación del 99% para parientes de primer y segundo grado o equivalentes.

El mercado inmobiliario también recibiría un balón de oxígeno tras una caída interanual del 9,28% en el número de viviendas hipotecadas. El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, se estarían reduciendo los tipos de gravamen reducidos para la compra de viviendas habitual, siempre y cuando el valor sea mayor de 150.000 euros. Específicamente, el primero pasa del 7% al 6% y el segundo, del 1,2% al 1%.

En el caso de colectivos clasificados como vulnerables tendrían mejoras. Por ejemplo, en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales mantendría el tipo actual del 3,5% para menores de 35 años, familias numerosas y discapacitados elevando el valor máximo de la vivienda de 130.000 a 150.000 euros para jóvenes y de 180.000 a 250.000 euros para los colectivos restantes. Se beneficiarían también los municipios con despoblación y víctimas de violencia de género y terrorismo de los tipos reducidos, al igual que el tipo reducido de Actos Jurídicos Documentados.

La industria del juego tan denostada por las Administraciones Públicas, recibe algo de alivio desde Andalucía con una bonificación del 75% de la cuota trimestral de la tasa fiscal sobre los juegos de suerte, envite o azar, relativa a máquinas recreativas y de azar.

https://www.elblogsalmon.com/entorno/asi-rebajas-impositivas-impulsadas-andalucia

  • 21.13.-“Los bielorrusos van a la cárcel para defender la frontera entre lo verdadero y lo falso. No los olvidemos « ALAIN FRACHON
  • Reino Unido: crecimiento del sector privado al máximo en ocho años a medida que aumentan las ventas minoristas. LARRY ELLIOTT

En su columna, Alain Frachon, columnista de “Le Monde”, saluda el carácter ejemplar del movimiento cívico bielorruso que, desde el 9 de agosto de 2020, pide nuevas elecciones al régimen dictatorial de Alexander Lukashenko.

Un hombre sostiene fotos de personas que se cree fueron detenidas por la policía en Bielorrusia durante una protesta en Toronto, Canadá, el 3 de abril. KYAW SOE OO /

 Bielorrusia es ese país donde solo hacer alarde de calcetines rojos y blancos puede llevarte a la cárcel. Si filma el arresto de una joven con estos colores, también es la prisión. O si te pillan cantando y bailando en la calle cuando no deberías estar cantando o bailando en la calle. Sin embargo, día tras día, los bielorrusos se manifiestan.

23 abr 2021.- Las penas bajan: de varios meses a cuatro o incluso seis años de prisión por graves alteraciones del orden público o vulneración de la seguridad de un régimen al que no le gustan los calcetines de colores. En su despacho de la Asamblea Nacional, en París, este jueves 15 de abril, Frédéric Petit lleva las cuentas: «Ya doscientos cincuenta días y no una semana sin que, de una forma u otra, los bielorrusos mantengan el movimiento de protesta nacido el 9 de agosto . «» Ellos son ingeniosos, « que crean y recrean la parafernalia de su oposición al régimen en un clima de continua represión, dijo el diputado de la 7 ª circunscripción de franceses residentes en el extranjero (Europa central y oriental). Frédéric Petit es políglota, apasionado, enamorado de su «campo».

Leer también En Bielorrusia, los manifestantes afrontan el calvario de la prisión

Vuelta hacia atrás. El 9 de agosto de 2020, Alexander Lukashenko, de 65 años, incluidos veinticinco de la dictadura, ex soldado pero que todavía luce voluntariamente la gorra de platillo volante de los generales del Ejército Rojo, es «reelegido» al frente de este país de 9,5 millones de habitantes. : 80,2% de los votos. Desconsolado nostálgico por la URSS, Lukashenko se muestra cauteloso: unos meses antes de la votación, encarceló a uno de sus principales oponentes, el valiente bloguero Sergei Tsikhanovsky. Pero la esposa de este último, Svetlana Tsikhanovskaya , una madre pacífica de 37 años, se hizo cargo y despertó un inmenso entusiasmo popular, que no se refleja en su puntaje oficial (9,9%).

Al menos 450 casos confirmados de tortura

Percibida unánimemente como resultado de un monstruoso fraude, la votación desató semanas de manifestaciones masivas, de una ciudad a otra, reprimidas con particular brutalidad: 6 muertos, decenas de miles de detenciones, golpizas a detenidos y, según un informe de la ONU, en al menos 450 casos probados de tortura. Andrei Vaitovich, un joven periodista franco-bielorruso, ahora afincado en París, denuncia la probable intervención de mercenarios ucranianos, encapuchados, de la región de Donbass, donde Rusia mantiene una «república» secesionista.

El emblema del movimiento de oposición es la vieja bandera de Bielorrusia: roja y blanca, de ahí el arresto de la joven de los calcetines. Ninguna de las protestas dio lugar a señales de violencia. Ni un coche quemado, ni un mueble urbano dañado, ni una ventana rota. Operando a menudo con una máscara, la soldadesca al servicio del dictador ha atacado, y aún ataca, a los bielorrusos cuya ejemplar civilidad sigue siendo la marca: una profesión de fe cívica frente al ejercicio dictatorial del poder.

Lea también «¿Cuánta sangre necesitan Lukashenko y sus secuaces? «: La muerte de un hombre golpeado por la policía sacude a Bielorrusia

Las protestas masivas han desaparecido. «Tienes que vivir bien, solo tienes una vida», dijo Andrei Vaitovich, como para disculparse. Pero, liderando una «especie de guerra política de guerrillas», observa Frédéric Petit, los bielorrusos, semana tras semana, logran advertir a Lukashenko: el movimiento no está muerto. La represión también continúa. “Todos los días hay pruebas y nadie se salva”, dice Vaitovich.

Movimiento singular

Pequeña muestra de la mezcla de absurdo y crueldad que es la “justicia” dictada en la época de Lukashenko. Aliaksandr Vaitseshyk, activista de derechos humanos, detenido por tomar una foto de un acusado en el tribunal. Konstantin Svidunovich, periodista de televisión, detenido por participar en una manifestación de «baile». Ihar Losik, detenido en junio de 2020, administrador de mensajería, padre de una niña de 2 años, en estado frágil tras una huelga de hambre e intento de suicidio. David Zbaranski, estudiante de 17 años, encarcelado durante cuatro meses por manifestarse. Ivan Datsyshyn, estudiante de 21 años, condenado a cuatro años de prisión por manifestarse. El manifestante Mika Tsikhanovskaïa, 16 años, estudiante de secundaria, epiléptico, enviado durante cinco años en «colonia penal». Las jóvenes periodistas Daria Tchoultsova y Katerina Bakhvalova cumplen dos años de prisión por investigar lo que sucedió con el pintor Roman Bondarenko, de 31 años, asesinado a golpes a principios de noviembre de 2020 en una camioneta de la policía.

El movimiento cívico bielorruso es único en muchos sentidos. En su estado crudo, “no es un reclamo político, económico o de salud” (contra el coronavirus, aconsejó Lukashenko el vodka). En este país de habla rusa y rusófila, el movimiento no es pro ni anti-ruso, explica Vaitovich: “Encarna la exigencia de la verdad frente a las mentiras, tomadas como un insulto para nosotros, un ataque a nuestra dignidad. » La mentira es demasiada, y solo una exigencia: un diálogo con las autoridades para organizar nuevas elecciones. “No estamos intentando un golpe, no queremos dividir el país. Queremos un diálogo político”, dijo la gran Svetlana Alexievich. La escritora bielorrusa, Premio Nobel de Literatura, acosada, amenazada por los secuaces del régimen, tuvo que abandonar su país, como miles de sus compatriotas desde el verano de 2020.

El diputado Petit y el periodista Vaitovich se apoderaron del carácter ejemplar de la protesta bielorrusa. Supera al dictador de Minsk. En estos tiempos de manipulación de información, mujeres y hombres van a la cárcel para defender la línea entre lo verdadero y lo falso. Lo mínimo que podemos hacer por ellos es no olvidarlos.
https://www.lemonde.fr/idees/article/2021/04/22/des-bielorusses-vont-en-prison-pour-defendre-la-frontiere-entre-le-vrai-et-le-faux-ne-les-oublions-pas_6077596_3232.html 

21.13.-Reino Unido: crecimiento del sector privado al máximo en ocho años a medida que aumentan las ventas minoristas. LARRY ELLIOTT

Los servicios y la manufactura muestran el auge de abril, lo que genera esperanzas de un brote primaveral

La fabricación y los servicios son los dos sectores más importantes del Reino Unido. Fotografía: Oli Scarff / AFP / Getty Images

La reapertura parcial de la economía bloqueada de Gran Bretaña ha estimulado el crecimiento más rápido del sector privado en más de siete años, según una actualización mensual de la economía que se sigue de cerca.

23 abr 2021.- Un informe sobre el estado de los dos sectores más importantes del Reino Unido, los servicios y la manufactura, mostró un auge en abril y provocó la especulación inmediata de un brote primaveral en la actividad.

La publicación del índice de gerentes de compras IHS / Markit se produjo después de que los datos oficiales mostraran un fuerte crecimiento en las ventas minoristas en marzo, cuando la mayoría de las restricciones de bloqueo impuestas para detener la propagación de la pandemia Covid-19 aún estaban vigentes.

El PMI general subió de 56,4 en marzo a 60,0 en abril, muy por encima del nivel de corte de 50 que muestra si la economía está creciendo o contrayéndose. La actividad empresarial del sector de servicios aumentó de 56,3 a 60,1, mientras que la producción manufacturera aumentó de 56,6 a 59,1.

El economista jefe de negocios de Markit, Chris Williamson, dijo que era el resultado más sólido en los 23 años de historia del PMI, además de un período de cuatro meses entre agosto y noviembre de 2013.

«Las empresas están informando un aumento en la demanda de bienes y servicios a medida que la economía se abre de los bloqueos y el lanzamiento de vacunas alentador se suma a una perspectiva más brillante», dijo Williamson.

«La actividad empresarial debería seguir creciendo con fuerza en mayo y junio a medida que se reduzcan aún más las restricciones de virus, lo que prepara el escenario para un segundo trimestre excelente para la economía».

Williamson dijo que, si bien las exportaciones aún se estaban frenando por las condiciones comerciales más duras posteriores al Brexit, la fortaleza de la encuesta era una buena noticia para el mercado laboral. «Con el optimismo sobre el próximo año que sigue acercándose al máximo histórico de marzo, se ha alentado a las empresas a contratar personal adicional a un ritmo que no se había visto en más de tres años y medio».

La Oficina de Estadísticas Nacionales dijo que en marzo, un mes en el que solo hubo una modesta relajación de las restricciones impuestas en el Reino Unido para detener la propagación de Covid-19, las ventas minoristas aumentaron un 5,4%.

El aumento estuvo muy por encima del 1.5% pronosticado por los economistas de la Ciudad, con ventas en marzo 1.6% más altas que antes de que la pandemia comenzara a tener un impacto en la economía en febrero de 2020.

Las ventas de ropa, ya que los consumidores anticiparon la posibilidad de salir nuevamente, fueron especialmente fuertes, aumentando en más del 17% en marzo. La flexibilización de las restricciones de viaje hacia fines de mes llevó a un aumento del 11% en las ventas de combustible.

La ONS dice que las panaderías se encuentran entre las tiendas de alimentos especializadas que experimentaron un aumento en las ventas en marzo. Fotografía: Alan Wilson / Alamy

Darren Morgan, director de desarrollo de estadísticas económicas de la ONS, dijo que las ventas minoristas habían continuado recuperándose después de un comienzo de año moderado. En el primer trimestre de 2021, con todas las tiendas cerradas excepto las esenciales, las ventas fueron casi un 6% más baja que en los últimos tres meses de 2020

“Las tiendas especializadas en alimentos, como panaderías y carnicerías, experimentaron un aumento en las ventas a medida que el cierre continuo de la hostelería hizo que los clientes compraran productos para las festividades de Pascua en casa”, dijo Morgan.

“La primavera que se acercaba atrajo a la gente a los centros de jardinería, que tuvieron un buen mes, mientras que las ventas de ropa volvieron a la vida a medida que la gente buscaba actualizar su guardarropa en previsión de que se redujera el cierre.

«Las ventas de combustible también registraron un mes sólido, ya que la flexibilización de las restricciones de movimiento significó que las personas pudieran viajar más lejos».

Paul Dales, economista jefe del Reino Unido de Capital Economics, dijo: «El fuerte aumento de las ventas minoristas en marzo mostró que la economía avanzó bastante incluso antes de que los minoristas no esenciales reabrieran en abril». Capital Economics dijo que esperaba que la reapertura gradual de la economía nacional eleve el producto interno bruto de 7.8% por debajo de su nivel prepandémico en febrero a aproximadamente 2-3% por debajo en julio.

La ONS dijo que la proporción gastada en línea disminuyó al 34,7% en marzo de 2021, frente al 36,2% en febrero de 2021, pero aún estaba por encima del 23,1% informado en marzo de 2020, el mes en que se impusieron las restricciones de bloqueo por primera vez.

Kallum Pickering, economista de Berenberg, dijo: “Ha llegado la primavera para la economía del Reino Unido. Liderado por una rápida recuperación de la demanda interna, el Reino Unido está generando un fuerte impulso de recuperación de cara al verano. La confianza de los hogares siguió aumentando en abril, respaldada por el rápido progreso de las vacunas y el alivio de las restricciones de virus, mientras que las ventas minoristas mensuales aumentaron por encima de su nivel prepandémico en marzo».

https://www.theguardian.com/business/2021/apr/23/uk-retail-sales-jump-as-shoppers-swoop-on-bakery-and-garden-items 

  • 21.12.-Los tragos  de Pimm’s pueden burbujear después de la cuarentena, pero el futuro para muchos es menos alegre LARRY ELLIOTT
  • El ‘caso ex premier Cameron’ revela el descontrol de las “puertas giratorias” en el Reino Unido   RAFA DE MIGUEL

Una cuarta parte de las empresas atrapadas en el cierre reciente tienen poca o ninguna confianza en la recuperación; pero los impuestos sobre el patrimonio están de moda y no es difícil ver por qué. Los gobiernos han gastado mucho el año pasado y han acumulado grandes déficits presupuestarios.

Ocado informa un aumento en el interés por Pimm’s a medida que los hogares buscan disfrutar de su nueva libertad. Fotografía: Chris Jackson / Getty Images

Hágalo suavemente, pero las cosas están empezando a mejorar para la economía del Reino Unido. La evidencia está comenzando a acumularse de que la flexibilización de las restricciones de bloqueo está permitiendo que la actividad vuelva a algo parecido a la normalidad.

15 abr 2021.- Naturalmente, hay muchas advertencias. Una nueva y más virulenta cepa del virus podría arrasar en todo el país, lo que provocaría que se vuelvan a cerrar las puertas de las empresas que acaban de abrir.

Los últimos datos del Banco de Inglaterra sobre las tasas de incumplimiento empresarial también son un poco aleccionadores. Si bien las grandes empresas se mantienen bien, el número de pequeñas empresas que incumplen aumentó en los primeros tres meses de 2021 y se espera que aumente nuevamente en el segundo trimestre. Las empresas más medianas también esperan enfrentar dificultades.

Por otro lado, las noticias en tiempo real de la Oficina de Estadísticas Nacionales son modestamente alentadoras. Las reservas de restaurantes han aumentado y los anuncios de empleo en línea están en su punto más alto desde antes de que el país se cerrara por primera vez. Hubo un marcado aumento de oportunidades en la restauración y la hostelería, un sector especialmente afectado.

El 12 de abril, día en que se permitió la reapertura de las tiendas minoristas no esenciales, el volumen de tráfico de vehículos de motor en las carreteras alcanzó el 91% de su nivel prepandémico: un aumento de siete puntos porcentuales en quince días. La actividad de las cámaras de tráfico en Londres está en torno al nivel de principios de 2020.

Mientras tanto, el supermercado en línea Ocado ha informado de un aumento en el interés por Pimm’s, Aperol, hamburguesas y bocadillos a medida que los hogares buscan disfrutar de su nueva libertad para mezclarse, sin importar el clima.

Claramente, todavía queda un largo camino por recorrer. En febrero, el nivel de actividad fue casi un 8% más bajo que antes de la pandemia, un déficit mayor que el que hubo después de la crisis financiera de 2008-09.

Un aspecto preocupante de la instantánea de la economía de la ONS es que una cuarta parte de las empresas que se vieron obligadas temporalmente a dejar de operar durante el bloqueo actual tienen poca o ninguna confianza de que lo harán durante los próximos tres meses. Para muchas empresas, cualquier aumento repentino de la demanda no puede llegar demasiado pronto. Para algunos ya es demasiado tarde.

¿Un impuesto a la riqueza sin dolor?

Los impuestos sobre el patrimonio están de moda y no es difícil ver por qué. Los gobiernos han gastado mucho el año pasado y han acumulado grandes déficits presupuestarios. Los ministros de finanzas están buscando métodos políticamente libres de dolor para obtener ingresos. Stanley Baldwin, al comentar sobre la nueva incorporación de diputados en 1918, dijo que eran «muchos hombres de rostro duro que parece que les ha ido muy bien fuera de la guerra» y que son sus equivalentes modernos los que están siendo designados como fuentes potenciales de ingresos.

Hay muchas ideas flotando sobre cómo funcionaría un impuesto sobre el patrimonio, la última de las cuales llega en un documento de Emmanuel Saez y Gabriel Zucman de la Universidad de California, Berkeley, presentado al panel de Política Económica.

Sáez y Zucman dicen que todas las empresas que cotizan en bolsa en los países del G20 deberían pagar un impuesto sobre el patrimonio anual equivalente al 0,2% de la valoración de sus acciones. La capitalización del mercado de valores del G20 es actualmente de $ 90 billones (£ 65 billones), por lo que el impuesto recaudaría $ 180 billones al año.

Saez y Zucman, que se adelantan a las críticas de que tal impuesto drenaría el efectivo de las empresas o afectaría la inversión, sugieren que las empresas podrían pagar el gravamen mediante la emisión de nuevas acciones. Esto, por supuesto, podría deprimir un poco los precios de las acciones, lo que llevaría a una menor recaudación de impuestos, pero para los legisladores los beneficios de la propuesta superan sus inconvenientes.

A diferencia de algunas de las otras ideas para los impuestos corporativos, el plan Sáez y Zucman es fácil de entender y ayudaría a abordar dos de los efectos más obvios de la pandemia: el creciente dominio de un pequeño número de empresas gigantes y la creciente desigualdad.

Al igual que con un impuesto Tobin o Robin Hood sobre las transacciones de divisas, el verdadero obstáculo para un nuevo impuesto sobre el patrimonio empresarial es más político que técnico. Joe Biden ya está proponiendo aumentar el impuesto de sociedades en los EE. UU. En siete puntos porcentuales, por lo que podría desconfiar de un impuesto internacional que estaría dirigido a Amazon, Google y Facebook.

Dicho esto, los países ricos están bajo presión para encontrar formas de ayudar a los países pobres con programas de vacunas y su transición hacia un futuro con cero emisiones de carbono. Y 180.000 millones de dólares es una suma considerable.

https://www.theguardian.com/business/2021/apr/15/pimms-post-covid-lockdown-for-some-its-too-late

21.12.-El ‘caso ex premier Cameron’ revela el descontrol de las “puertas giratorias” en el Reino Unido   RAFA DE MIGUEL

Dos comités parlamentarios sortean a Boris Johnson y abren su propia investigación sobre las presiones al Gobierno del ex primer ministro para ayudar a la financiera quebrada Greensill

El primer ministro británico, Boris Johnson (en primer término), junto a David Camerón en el Día del Armisticio del 2019.GETTY

La Cámara de los Comunes británica no está dispuesta a permitir que sea solo el zorro quien revise las reglas del gallinero. El mandatario británico Boris Johnson ha ordenado una investigación interna de los intentos de influencia ejercidos por el ex primer ministro David Cameron sobre algunos miembros del Gobierno, en representación de la financiera quebrada Greensill.

15 abr 2021.- Sin embargo, Downing Street movió esta semana sus hilos para que la mayoría conservadora votara en contra de la investigación parlamentaria propuesta por la oposición laborista. Dos comisiones, la de Administración Pública y Asuntos Constitucionales y la de Estándares Éticos, han decidido comenzar a indagar por su cuenta en un escándalo que pone en evidencia la debilidad de los controles del sistema británico sobre las puertas giratorias entre la política y la empresa.

La inmediata reacción de Johnson, nada más publicar su predecesor Cameron un comunicado público en el que admitía a regañadientes sus errores de cálculo, tenía más de ejercicio de control de daños que de revisión en profundidad de un sistema con muchos agujeros legales. Incluso era en parte un ajuste de cuentas personal, después de que su anterior jefe hubiera puesto al actual primer ministro de vuelta y media en sus memorias recién publicadas, For The Record. El libro refleja a un Johnson oportunista que se sumó a la aventura del Brexit, según Cameron, para impulsar su carrera política.

Las ramificaciones que no dejan de surgir en torno al asunto Greensill han puesto de manifiesto que la actividad de los grupos de presión en el Reino Unido se desenvuelve en un terreno difuso. Esta misma semana surgía la noticia de que Bill Crothers, un alto funcionario del Gobierno al frente del Departamento de Adquisiciones y Compras, fue contratado por la financiera quebrada sin necesidad de abandonar su cargo público. Crothers había comunicado a sus superiores la decisión, y obtenido su autorización.

A los dos meses, en noviembre de 2015, dejó definitivamente la función pública y se centró íntegramente en su nuevo trabajo. En teoría, no cometió ninguna ilegalidad. Como no la cometió Cameron al enviar mensajes de texto en nombre de Greensill al ministro de Economía, Rishi Sunak, o promover una cita, copa incluida, entre su nuevo jefe, el financiero australiano al frente de la compañía, y el ministro de Sanidad, Matt Hancock. De hecho, el Gobierno de Johnson rehusó que la empresa participara en las ayudas y avales crediticios puestos en marcha para suavizar el impacto de la covid-19.

Todo el episodio, sin embargo, ha abochornado a muchos diputados conservadores y escandalizado a la oposición laborista. Y ha puesto de manifiesto que las actuales leyes de incompatibilidades, puestas en marcha paradójicamente durante el Gobierno de Cameron, son claramente insuficientes. Todos los grupos de presión deben figurar en la actualidad en un registro específico para ello, y cualquier político o alto funcionario debe esperar dos años antes de incorporarse a un puesto en la empresa privada que tenga alguna relación con la tarea que desempeñaba previamente en la administración pública.

Pero no basta para controlar a los actores solitarios que, como Cameron, echan mano de sus contactos e influencias para abrir puertas. Y el organismo controlador de las posibles incompatibilidades, el Comité Asesor de Nombramientos en Puestos de Dirección (Acoba, en sus siglas en inglés), es una institución sin capacidad coercitiva ni sancionadora. “No pretendo sonar demasiado brusco, pero en estos momentos no parece haber ningún tipo de fronteras ni límites”, ha admitido este jueves con resignación su actual director, Erick Pickles, ante la Comisión Parlamentaria de Administración Pública. “El problema lo tenemos con los grupos de presión no regulados, con los grupos de presión secretos que obtienen una serie de ventajas injustas”, ha señalado. “Todas nuestras carreras políticas se han construido a través de algún tipo de contacto o influencia, pero se convierte en algo malo cuando se realiza sin la regulación y la transparencia apropiadas”.

Tanto el propio Cameron como el ministro de Economía, Sunak, han adelantado ya su disposición a comparecer ante los diputados cuando sean convocados. Ambos se sienten lo suficientemente seguros legalmente como para dar la cara. “Como ex primer ministro, entiendo ahora que las comunicaciones con el Gobierno deben realizarse únicamente a través de los canales más formales, para no dar lugar a interpretaciones erróneas”, ha admitido Cameron en su comunicado público. “Pero el contexto era importante”, ha añadido, “y en ese momento, el Gobierno estaba tomando decisiones rápidas sobre el mejor modo de apoyar a la economía real. Agradecía cualquier información en tiempo real y todo diálogo posible”. Cameron aprovechó esa “ventana de diálogo” para favorecer a una empresa que asesoraba, y de la que tenía un importante paquete de participaciones cuyo valor, después de la quiebra, se ha volatilizado.

El jefe de Gabinete de Johnson y jefe máximo del prestigioso cuerpo de altos funcionarios británico, Simon Case, ha dado una orden estricta pero reveladora a la vez del actual descontrol. Antes de que termine la semana, todos aquellos servidores públicos que tengan un doble empleo —algo, por otra parte, permitido en el peculiar sistema británico— deberán comunicarlo a sus superiores.

El líder laborista, Keir Starmer, ha encontrado un filón en el escándalo Greensill, después de un año en que su única materia para ejercer la oposición era la gestión de la pandemia, con las precauciones que implicaba presionar sobre una crisis sanitaria tan delicada. “Este escándalo es solo la punta del iceberg. Contemplamos el regreso de la corrupción tory, con contratos sospechosos, acceso privilegiado y trabajos para los amigotes”, decía Starmer en la Cámara de los Comunes este miércoles a un Johnson que se empeñaba en ensalzar las ventajas de una relación fluida entre la administración pública y la empresa privada aunque, admitía, “en este caso las fronteras no estaban muy claras”.

https://elpais.com/internacional/2021-04-15/el-caso-cameron-revela-el-descontrol-de-las-puertas-giratorias-en-el-reino-unido.html

  • 21.11.-El estallido de violencia en Irlanda del Norte sorprende al Gobierno de Johnson RAFA DE MIGUEL
  • os bancos deberían invertir en la naturaleza para combatir la crisis climática, dice el príncipe William LARRY ELLIOTT

En los últimos días, 55 policías han resultado heridos en los disturbios, provocados por la frustración de los unionistas ante las consecuencias del Brexit

Un grupo de manifestantes, el miércoles por la noche en el oeste de Belfast. En vídeo, los disturbios en Irlanda del Norte. (REUTERS)

Las llamas de autobuses, vehículos de policía y contenedores en las calles de Irlanda del Norte han obligado finalmente a abrir los ojos al Gobierno de Boris Johnson. Una semana seguida de disturbios violentos dejan ya un saldo de al menos 55 agentes heridos.

8 abr 2021.- El primer ministro británico ha enviado este jueves a Belfast a su ministro para Irlanda del Norte, Brandon Lewis. El Ejecutivo autónomo, compartido por unionistas y republicanos, ha calificado de “deplorable” la violencia y ha exigido su cese al final de una reunión de urgencia. La comunidad protestante se muestra frustrada por las consecuencias del Brexit y cree que Londres la ha traicionado.

La Asamblea de Irlanda del Norte ha comenzado a debatir este jueves el modo de aplacar la violencia en las calles —desatada por las consecuencias del Brexit y el hartazgo de la pandemia—, que se ha extendido ya durante más de una semana dejando más de medio centenar de policías heridos y numerosos daños materiales. Por primera vez desde que comenzaron los disturbios, Londres ha comenzado a prestar atención. Johnson se ha mostrado “profundamente preocupado” y ha pedido a las distintas facciones norirlandesas que busquen una solución. “El modo de resolver las diferencias es a través del diálogo, no mediante la delincuencia o las acciones criminales”, ha dicho.

Esta vez el origen de la tensión ha estado en la comunidad unionista, la población protestante partidaria de que Irlanda del Norte permanezca dentro del Reino Unido. El Acuerdo de Viernes Santo de 1998 devolvió la paz a la isla, pero la violencia sectaria nunca ha desaparecido del todo. Tiende a resurgir ante cualquier mínima chispa. En esta ocasión, sin embargo, han sido varias chispas a la vez, y los políticos norirlandeses han comenzado a temer que resulte más difícil de controlar.

El Protocolo de Irlanda del Norte, el documento anexo al acuerdo de retirada del Reino Unido de la UE, dejó este territorio británico dentro del espacio aduanero del mercado interior comunitario. Era el modo de evitar la imposición de una nueva frontera que partiera Irlanda y resucitara las rencillas. La República de Irlanda es hoy el único territorio de la UE con el que el Reino Unido comparte una delimitación física, pero cualquier habitante de la isla se mueve sin problemas a través de una frontera que permanece invisible. Los políticos unionistas, que se sienten traicionados por la decisión de Londres, han agitado con su discurso un sentimiento de frustración y abandono entre la comunidad protestante. Pero esta realidad política no sirve por sí misma para explicar la nueva erupción de violencia. De hecho, basta un paseo por el puerto de Foyle, en Derry, para comprobar que, más allá de nuevas trabas burocráticas, el flujo diario de mercancías sigue sin sugerir que la isla esté más cerca de Bruselas o más lejos de Londres. Hay que sumarle un largo confinamiento por la pandemia que ha crispado a la población, una sensación de abandono de la población protestante que viene de lejos, y un episodio concreto que ha resucitado los resentimientos.

El 30 de junio de 2020, 24 miembros de la dirección del partido republicano Sinn Féin, incluida su presidenta Mary Lou McDonald, asistieron, junto a miles de personas, al funeral del histórico miembro del IRA Bobby Storey. Incumplieron de modo evidente las normas de distanciamiento social entonces en vigor. La fiscalía norirlandesa, sin embargo, optó finalmente por no procesar a ninguno de los presentes. Se limitó a interrogar “voluntariamente” a algunos de los dirigentes, en una investigación que tuvo algo de farsa y algo de prudencia y sentido común, para evitar males mayores.

Juego a dos bandas

Aunque ninguna autoridad ha presentado hasta la fecha pruebas concluyentes, la convicción generalizada entre la sociedad norirlandesa y entre sus políticos apunta a grupos paramilitares unionistas, como el de South East Antrim UDA —que siguen latentes a pesar del acuerdo de paz de 1998—, como los responsables de haber agitado las aguas. Los centenares de manifestantes que han salido cada noche a las calles de Belfast o de Derry son jóvenes y niños (algunos de apenas 12 años), pero nadie acepta que haya sido su propio espíritu rebelde, de modo espontáneo, el que les haya llevado a incendiar coches, contenedores o cabinas telefónicas, o a lanzar piedras y cócteles molotov contra autobuses, vehículos privados o coches policiales.

“La destrucción, la violencia o la amenaza de violencia son completamente inaceptables e injustificables, sean cuales sean las preocupaciones que existan en las diferentes comunidades”, ha expresado este jueves en un comunicado el Gobierno autónomo de Irlanda del Norte, en el que comparten poder republicanos y unionistas. “Aquellos que pretenden usar y abusar de nuestros niños y jóvenes para que cometan estos atentados no tienen cabida en nuestra sociedad”.

Sin embargo, la actual ministra principal, Arlene Foster, del partido unionista DUP, ha pretendido durante toda la crisis jugar a dos bandas. Mientras condena sin paliativos la violencia, se suma a las voces de los que piden la dimisión del comisario jefe de la Policía de Irlanda del Norte (PSNI, en sus siglas en inglés), Simon Byrne. También ella cree que ha perdido, con su modo de gestionar el funeral del exmiembro de la organización terrorista republicana, la confianza de la comunidad unionista. Las paredes y vallas de los barrios protestantes de Belfast Oeste, Newtownabbey, Carrickfergus o Derry están cubiertas con pintadas contra las fuerzas de seguridad. “PSNI out” (Fuera la PSNI) o “PSNI pigs” (PSNI cerdos), que se mezclan con los eslóganes en contra de la nueva frontera que el Brexit ha impuesto en el mar de Irlanda, la franja de agua que separa las dos islas.

El Gobierno de la República de Irlanda, mucho más consciente que Londres del polvorín que existe en el territorio autónomo británico (Ulster), ha reclamado a los políticos norirlandeses que trabajen en una respuesta a la actual tensión “antes de que alguien muera”. El ministro de Exteriores irlandés, Simon Coveney, ha señalado una clara responsabilidad en todo lo ocurrido: “Declaraciones del Gobierno irlandés no van a servir para calmar la tensión dentro de las comunidades unionistas. La respuesta debe surgir de ellas mismas”.

UN ACUERDO DE PAZ DELICADO DE PRESERVAR

El próximo sábado, 10 de abril, significa mucho para muchos norirlandeses. Se cumplirán 23 años de la firma del Acuerdo de Viernes Santo, que trajo la paz a una comunidad destrozada por el terrorismo y la violencia sectaria. Esa es la razón por la que los políticos de Belfast se han apresurado a ofrecer una respuesta conjunta que apacigüe el clima de tensión. La policía ha detectado que algunos grupos paramilitares han recorrido los pequeños comercios —cafeterías o colmados— que el confinamiento aún permite que sigan abiertos para advertir a sus dueños de que cierren el sábado si quieren evitar destrozos. Las fuerzas de seguridad se preparan para un fin de semana duro en el que se agravarán los disturbios. El acuerdo de paz fue la causa de que Bruselas se obstinara en imponer una salvaguarda en Irlanda del Norte (el llamado backstop) para preservar su mercado interno sin poner en peligro la paz.

La oposición laborista culpa ahora a Johnson de no haber cumplido con su tarea de custodio de tan delicado acuerdo, y de haber provocado la frustración de la comunidad unionista norirlandesa «con sus continuas mentiras sobre las consecuencias verdaderas del Brexit». La portavoz laborista para Irlanda del Norte, Louise Haigh, ha señalado a los paramilitares unionistas como los principales responsables de la actual violencia, pero ha exigido también a Johnson que ejerza en la región un liderazgo político cuya ausencia hasta ahora ha provocado «un vacío que la violencia ha ocupado».

https://elpais.com/internacional/2021-04-08/el-estallido-de-violencia-en-irlanda-del-norte-sorprende-al-gobierno-de-johnson.html

21.11.-Los bancos deberían invertir en la naturaleza para combatir la crisis climática, dice el príncipe William LARRY ELLIOTT

Duke le dice al evento del FMI y el Banco Mundial que se debe intensificar la inversión en reforestación y océanos más limpios

Príncipe William: ‘No podemos recuperarnos de forma sostenible del coronavirus… sin invertir en la naturaleza’. Fotografía: James Veysey / Rex / Shutterstock

Los bancos pueden ayudar a cambiar el rumbo en la batalla contra el colapso climático invirtiendo más en la naturaleza, dijo el duque de Cambridge.

8 abr 2021.- El príncipe William dijo en un evento conjunto del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial sobre la emergencia climática que debía haber un marcado aumento de la inversión en proyectos como la reforestación y océanos más limpios.

En un momento en que los bancos comerciales han estado sometidos a una presión cada vez mayor por parte de los activistas para que sus prácticas crediticias sean ecológicas, el duque dijo que el Banco Mundial con sede en Washington debería dar el ejemplo.

“Todos ustedes aquí en el Banco Mundial y en cada uno de los bancos multilaterales de desarrollo tienen ese papel crucial que desempeñar apoyando una recuperación verde, inclusiva y resilente de la pandemia, valorando la naturaleza y colocándola en el centro de su trabajo, y aumentando la inversión en un futuro en el que el mundo natural pueda prosperar «.

El FMI y el Banco Mundial han utilizado sus reuniones virtuales de primavera esta semana para pedir una recuperación ecológica de la pandemia Covid-19, instando a los países ricos a ayudar a financiar la transición a un futuro sin emisiones de carbono para las naciones en desarrollo.

El principal organismo de políticas del FMI, el comité monetario y financiero internacional, dijo en su comunicado que estaba comprometido «firmemente a abordar el cambio climático a través de medidas para acelerar las transiciones hacia sociedades más verdes y economías ricas en empleo, al tiempo que protege a los afectados».

El duque, que se ha unido a su padre, el príncipe Carlos, en la campaña sobre cuestiones ambientales, dijo que invertir en la naturaleza representaba solo una «fracción del dinero que se gasta en la lucha contra el cambio climático».

Añadió: “No podemos recuperarnos de manera sostenible del coronavirus, erradicar la pobreza global, lograr emisiones netas cero o adaptarnos al cambio climático sin invertir en la naturaleza.

“Debemos invertir en la naturaleza, mediante la reforestación, la agricultura sostenible y el apoyo a océanos saludables… porque hacerlo es una de las formas más rentables e impactantes de abordar el cambio climático.

“Elimina el carbono de la atmósfera, ayuda a construir comunidades más resilentes, aborda la pérdida de biodiversidad y protege los medios de vida de las personas”.

https://www.theguardian.com/environment/2021/apr/08/banks-should-invest-in-nature-to-fight-climate-crisis-says-prince-william

 

  • 21.10.-«China se regocija de alegría, todo en la contemplación narcisista de su poder redescubierto» ALAIN FRACHON
  • Por qué en España la fiscalidad de los fondos de inversión los hace mucho más preferibles a los ETFs (exchange-traded fund)   MARC FORTUÑO

El liderazgo chino está convencido de que el equilibrio de poder en el escenario internacional se inclina ahora a su favor.

 ¿Cómo se dice «arrogancia» en mandarín? La China oficial está atravesando una epidemia de moralidad aguda. Olvidando los méritos de la autocrítica, se regocija de alegría, todo en la contemplación narcisista de su poder redescubierto. China cree que está ganando la carrera por el dominio global y ese sentimiento gobierna su comportamiento. Tanto dentro de sus fronteras como en el ámbito internacional.

25 mar 2021.- No tienes ninguna lección moral que darnos, hablamos en pie de igualdad, tu sistema de gobierno ya no es la envidia del mundo. Todo fue dicho en la respuesta de los chinos, el jueves 18 de marzo, en Anchorage (Alaska), a los reproches formulados por sus anfitriones estadounidenses: Uigures, Hong Kong, Taiwán, el ciberespionaje, el Mar de China y otras manifestaciones de una China represiva dentro y agresivo por fuera.

Leer también En Alaska, Beijing y Washington ponen en escena sus desacuerdos

El mismo sentimiento de supuesta superpotencia explica las sanciones tomadas por Pekín contra los parlamentarios y ensayistas europeos. Son atacados no por lo que han hecho, no son actores del gobierno, sino por lo que dicen sobre China.

Oriente está en aumento y Occidente está en declive. Se cree que el fallo es del presidente Xi Jinping, citado en un sitio web del gobierno, informó el New York Times el 5 de marzo. Antes de la sesión del Congreso Popular a principios de marzo, Xi habría dicho: “China ahora puede mirar al mundo a los ojos. « Beijing aún no lo ha dicho, pero los líderes chinos creen que el equilibrio de poder en el escenario internacional ahora gira a su favor». A expensas de Estados Unidos.

Para asegurar su supremacía, China cuenta con la fortaleza de su economía y su creatividad tecnológica – las maneras de poder en la XXI ° siglo. No pretende competir con la red de alianzas militares de Estados Unidos ni con el presupuesto del Pentágono. Según los asesores de Joe Biden, Beijing está desarrollando una diplomacia de dependencia: estableciendo situaciones que colocan a muchos de sus socios bajo supervisión económica o tecnológica.

Poder reprimir libremente

El objetivo es ganar influencia política a través de las redes chinas. Todo el poder de las empresas de alta tecnología del país, fuertemente subsidiadas por el Estado, está al servicio de una estrategia de expansión política. La creación de una dependencia mundial de las tecnologías y la economía chinas debería permitir a Beijing aumentar su liderazgo. En un momento u otro, un país que hace negocios con China no puede pelear políticamente sin consecuencias. Australia está pagando caro -el boicot a sus exportaciones- por haberse atrevido a pedir una investigación sobre los orígenes del Covid-19.

Leer también Frente a Biden, China cree que ya ganó el partido

Para asegurar su futuro y porque está sinceramente convencido de haber permitido la renovación china, el Partido Comunista (PCCh) quiere un escenario internacional más favorable a la autocracia. No busca el enfrentamiento con Estados Unidos. Tiene la intención de poder reprimir libremente en el interior, renunciar a sus compromisos en Hong Kong, amenazar militarmente a Taiwán, apoderarse de islotes en disputa en el Mar de China o territorios en disputa en el Himalaya y participar en el espionaje en el ciberespacio, sin que esto obstaculice de ninguna manera su expansión económica. . Los lazos de vasallaje económico creados aquí y allá, en diversos grados, deben servir para instalar, en la ONU y en otros lugares, mayorías favorables al orden chino.

En la globalización sinizada, sucediendo al sistema internacional impuesto por Estados Unidos en 1945, la democracia liberal no es más legítima que la autocracia. La interpretación de los “valores” consagrados en la Carta de la ONU debería permitir legitimar el modo autocrático de gobierno, en particular la supresión de la libertad de expresión. China también practica la «diplomacia de valores», la suya propia.

Más impopular que nuncaPara asegurar su liderazgo mundial, los presidentes John Kennedy en 1961, luego Ronald Reagan en la década de 1980, arrastraron a la URSS a la carrera por la supremacía espacial.

Joe Biden promete lanzar a Estados Unidos a una feroz competencia con China por las tecnologías de vanguardia de la época (semiconductores, inteligencia artificial y otras) al reclutar a sus aliados en la aventura. Pero, a diferencia de JFK y Reagan, Biden ya no se involucra en la batalla con un imperio soviético en decadencia, sino con la segunda economía más grande del planeta.

Lea también China y Rusia se oponen a un frente común con Occidente

El semanario The Economist recuerda esta semana el peso de la economía china en la de Estados Unidos. Señala esta realidad empresarial: ninguna empresa estadounidense quiere salir de China, donde, indiferentes al entorno político, los grandes nombres de Wall Street, desde Morgan Stanley hasta Goldman Sachs, están atentos a todas las posibilidades de inversión. Es un homenaje a la diversidad e importancia del mercado chino, que se ha convertido en uno de los elementos estructurantes de la economía mundial.

Se consideró que el estado de derecho, en particular la independencia de los jueces, era un activo esencial para el éxito del centro financiero de Hong Kong. El PCCh acaba de abolir la independencia del gobierno de la provincia: ningún banco occidental importante ha salido de Hong Kong, donde la Bolsa de Valores florece como un nenúfar gigante en un trozo de agua real.

China todavía asusta a todos sus vecinos. Ella es más impopular que nunca en la opinión estadounidense y probablemente europea también. Pero no aislamos la segunda economía más grande del mundo. En definitiva, la respuesta al desafío chino dependerá de la capacidad de las democracias liberales para convertirse una vez más en el modelo de eficiencia y libertad que han encarnado.

https://www.lemonde.fr/idees/article/2021/03/25/la-chine-exulte-de-joie-toute-a-la-contemplation-narcissique-de-sa-puissance-retrouvee_6074362_3232.html

21.10.-Por qué en España la fiscalidad de los fondos de inversión los hace mucho más preferibles a los ETFs (exchange-traded fund)   MARC FORTUÑO

La gestión pasiva, poco a poco, va sumando adeptos y muchos son los que quieren entrar en productos de inversión que simplemente se indexen a un índice bursátil y que no impliquen muchos costes. Para ello, tenemos dos opciones los fondos índices y los ETFs (exchange-traded fund).

2 abr 2021.- Los fondos índices y los ETFs se gestionan de forma pasiva, lo que significa que las inversiones en el fondo se basan en el seguimiento de índices bursátiles, que representan el mercado de inversión más amplio. Si lo comparamos con los fondos de inversión de gestión activa (aunque muchas veces se trata de una indexación), en los que los intermediarios humanos están seleccionando «activamente» objetivos de inversión, incurriendo así en mayores costes para los inversores.

La operativa con ETFs o fondos cotizados es similar a la de las acciones cotizadas, por lo que el inversor podrá dar órdenes limitadas a un precio, órdenes por lo mejor y órdenes de mercado, y señalar en su caso diferentes condiciones de ejecución.

El valor liquidativo de un fondo cotizado puede ser distinto del valor de su índice de referencia, debido a las comisiones y gastos que soporta el fondo y a los dividendos que abonan los valores en cartera al fondo cotizado. Esta última diferencia se elimina en las fechas en las que el ETF reparte dividendos a los partícipes. Por tanto, en determinados momentos las rentabilidades del índice y el fondo cotizado también podrán diferir.

La mayor diferencia entre los ETFs y los fondos índices es que los ETFs se pueden negociar a lo largo del día como acciones, mientras que los fondos indexados solo se pueden negociar al precio establecido al final del día de negociación. Para los inversores a largo plazo, este tema no es muy importante.

Comprar y vender al mediodía o a las 2 de la tarde puede tener poco efecto en el valor de la inversión con un horizonte temporal de 20 años. Aquellos que estén interesados en el trading y una operativa intradía, los ETFs son una mejor opción. Se pueden negociar como acciones, pero los inversores aún pueden beneficiarse de la diversificación.

La conclusión es que tanto los ETFs como los fondos índices son muy adecuados para la inversión a largo plazo, pero con los ETFs, los inversores pueden optar por comprar y vender durante todo el día. Aunque los ETFs se negocian como acciones, suelen ser una opción a largo plazo con menos riesgo que comprar y vender acciones de empresas individuales.

Por otro lado, los derechos de participación de los ETFs en España no son transferibles, por lo que es imposible beneficiarse de un sistema que permita a los partícipes tradicionales reembolsar un fondo y suscribir otro fondo para diferir la tributación con el fin de obtener plusvalías. Y esta es la premisas clave para entender la fiscalidad que marca la diferencia con los fondos índices.

El régimen fiscal aplicable a los inversores de los ETFs es el de las acciones, no el de los fondos de inversión (aunque los ETF son fondos de inversión cotizados), en tanto en cuanto estén admitidos a negociación en la Bolsa española por lo que retienen las ganancias de capital obtenidas.

Las ganancias patrimoniales no están sujetas a retención y se calculan como la diferencia entre el valor de trasmisión o venta, menos el valor de adquisición. A partir del 1 de enero de 2015, la Ley 26/2014, de 27 de noviembre elimina la distinción por antigüedad, por lo que se aplicará la escala de gravamen vigente sin tener en cuenta el tiempo en el que han sido generadas. En resumen, las acciones, como tal, únicamente tributarán cuando se vendan. Mientras las acciones se mantengan en cartera sólo tendremos que tributar en el caso de que recibamos dividendos.

Comparativamente, los fondos índices ofrecen una fiscalidad atractiva frente los ETFs porque las plusvalías no tributan hasta que no se produzca el reembolso, ya sea total o parcial, de las participaciones, lo que permite traspasar tu dinero de un fondo a otro sin tener que tributar. Con las acciones o ETFs si deseamos cambiar sustancialmente de inversión hay que vender y pasar por el fisco. Con la fiscalidad de los fondos, podemos alterar sustancialmente nuestra política de inversión para adecuarla a nuestros intereses sin mayores problemas en el cumplimiento de nuestras obligaciones tributarias.

Cuando el partícipe decida recuperar su dinero pasara por hacienda y las plusvalías tributarán como rentas de capital.

Actualmente vemos diferentes tramos en los que tributan los fondos de inversión según los la plusvalías:

Entre 0€ y 6.000 euros: 19%.
Entre 6000,01 euros y 50.000 euros: 21%.
Entre 50.000,01 euros y 200.000 euros: 23%.
Por encima de 200.000 euros (nuevo tramo a partir de 2021): 26%.

https://www.elblogsalmon.com/productos-financieros/que-espana-fiscalidad-fondos-inversion-hace-mucho-preferibles-a-etfs

 

  • 21.9.-España: los rescates de la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) en entredicho: arbitrariedad en el uso de dinero público en casos como el de Plus Ultra MARC FORTUÑO
  • Santander UK cierra 111 oficinas y pide a 5.000 empleados que trabajen desde casa RAFA DE MIGUEL
  • Un año de bloqueos de Covid le ha costado a la economía del Reino Unido  £ 251 mil millones, según un estudioLARRY ELLIOTT

Con la pandemia y los cierres obligatorios, el sector empresarial se ha resentido y algunas grandes empresas están buscando la mano del Estado para que, con el dinero público, se intervenga el balance de la empresa para no entrar en proceso de quiebra y posterior liquidación.

26 mar 2021.- En este contexto cobra especial importancia el SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) que se trata de un instrumento estratégico en la aplicación de la política diseñada por el Gobierno para el sector público empresarial. A través de él, la mano política interviene las empresas consideradas estratégicas.

Depende del Ministerio de Hacienda, y en él se creó un mecanismo específico, el Fondo de Apoyo a la Solvencia que está dotado con un total de 10.000 millones de euros. Fue aprobado por el Gobierno el pasado julio con el objetivo de ofrecer apoyo público temporal para reforzar la solvencia de empresas no financieras afectadas por la pandemia que sean consideradas estratégicas para el tejido productivo nacional o regional.

En este punto hay dos conceptos clave «afectadas por la pandemia» y «estratégicas» que más adelante nos puede hacer una idea de si se ha cumplido este objetivo.

Debido a la indefinición medida, al final las decisiones quedan en las manos políticas del Gobierno. Por lo tanto, las solicitudes realizadas quedan en manos del Consejo Gestor del Fondo, siendo necesaria la autorización del Consejo de Ministros para la aprobación de las operaciones.

La primera ayuda vino a satisfacer las necesidades de la aerolínea Air Europa, aprobando un total de 475 millones, distribuidos con un préstamo participativo por importe de 240 millones de euros y un préstamo ordinario de 235 millones.

Todo parece indicar que, desde el punto de vista de este mecanismo, estaría perfectamente justificado. Air Europa es la segunda aerolínea española con mayor número de autorizaciones para volar a destinos internacionales. Su dimensión según sus ingresos representa el 18% de la cifra global del conjunto de las compañías aéreas españolas.

En el caso de Avoris (integración de Barceló y Globalia), el 16 de marzo se aprobó una ayuda que suma un importe total de 320 millones de euros y se canalizará a través de un préstamo participativo de 163,2 millones de euros y de un préstamo ordinario de 156,8 millones de euros.

Hablamos de una empresa líder en el mercado de agencias de viaje mayoristas porque la operación de fusión representó la concentración de los dos primeros operadores, con una cuota conjunta próxima a una cuarta parte del sector.

Como vemos, Avoris ostenta una elevada cuota de mercado, vinculada a un gran volumen de negocio (4.067 millones de euros de facturación agregada en 2019) y un importante número de empleados directos (6.400 trabajadores). El sector del turismo ha sido el gran perjudicado de los cierres por la COVID-19 y ha tenido un gran impacto en el sector turístico, estimándose entre un 60% y un 80% la caída registrada en 2020 frente a 2019.

Pero ¿y la aerolínea Plus Ultra? Desde el Gobierno se aprobó una ayuda que asciende a un total de 53 millones de euros, que se canalizará a través de un préstamo participativo de 34 millones de euros y un préstamo ordinario de 19 millones de euros.

¿Podemos decir que es una empresa estratégica? Si bien todas las aerolíneas han quedado afectadas por la crisis, Plus Ultra no parece que responda a la etiqueta de «estratégica». Es más el propio Gobierno dice lo siguiente «Plus Ultra es una aerolínea de nicho que opera vuelos de larga distancia a países de Latinoamérica (especialmente, Ecuador, Perú y Venezuela)». Los datos no parecen avalar a la idea de estratégica. Tan solo opera el 0,03% de los vuelos en España, y su volumen de trabajadores es de 343, lo que significa que las ayudas suponen pagar 150.000 euros por trabajador.

Dudas similares surgen en el caso de Duro Felguera pero en este caso por el concepto «afectadas por la pandemia». Y sí gran parte del tejido empresarial ha quedado afectado, pero la clave es si ya arrastraba problemas estructurales previos para ser beneficiario de la ayuda. Así que veamos sus resultados en los años anteriores.

  • 2016: -19,1 millones de euros.
  • 2017: -271,2 millones de euros.
  • 2018: -119,2 millones de euros.
  • 2019: +10,9 millones de euros.
  • 2020: -171,6 millones de euros.

La empresa ya ha estado previamente en fase de quiebra técnica y con ampliaciones de capital ha ido aguantando su actividad. La crisis solo ha hecho que agravar los problemas estructurales de fondo que arrastraba Duro Felguera. Pero las pérdidas de 2020 le han servido para ser beneficiario de una ayuda pública que asciende a 120 millones de euros concedidos el 9 de marzo, a través de un préstamo participativo por importe de 70 millones de euros, un préstamo ordinario de 20 millones de euros y una aportación de capital o, en su caso, nuevo préstamo participativo, por un montante global de 30 millones de euros.

Por ahora, de cuatro empresas a las que se ha asignado el rescate, dos ostentan dudas más que razonable sobre si el mecanismo alcanza verdaderamente el objetivo que, en primera instancia, se asignó en su creación y tendrían motivaciones de corte político. Y pensemos que ya se ha asignado cerca del 10% de la dotación del fondo y quedan detrás 26 empresas que han solicitado un rescate al fondo para la solvencia de empresas estratégicas.

Incluso, otras empresas estarían interesadas en acceder al dinero público aunque todavía no hayan solicitado las ayudas. Este es el caso de Mediapro, que solicita 300 millones de euros para no entrar en proceso de disolución debido a su mala política de compras en el mercado de los derechos audiovisuales del fútbol. Una empresa audiovisual con afinidad ideológica al gobierno, que si como sucede con Plus Ultra o Duro Felguera, con su rescate, se estaría premiando a aquellas empresas con problemas estructurales, nada que ver con la crisis.

Luego queda en debate moral. El actual gobierno de coalición está formado por dos formaciones políticas, PSOE y Unidas Podemos, que criticaron, los rescates bancarios o los rescates de las autopistas, con toda la razón, pues se pretendía utilizar el dinero público para empresas que no se gestionaron adecuadamente y fueron los contribuyentes a quienes se les obligó a socializar las pérdidas asumidas.

https://www.elblogsalmon.com/economia/rescates-sepi-entredicho-arbitrariedad-uso-dinero-publico-casos-como-plus-ultra

21.9.-Santander UK cierra 111 oficinas y pide a 5.000 empleados que trabajen desde casa RAFA DE MIGUEL

840 trabajadores se verán afectados. La filial del banco, que tiene más de medio millar de sucursales en el Reino Unido, traslada sus oficinas centrales a Milton Keynes, fuera de Londres

Vista general de la sede del Santander UK en Londres DAN KITWOOD

Santander UK forma desde hace años parte del paisaje urbano del Reino Unido. Con 563 sucursales repartidas por todo el país, la filial del banco español es uno de los principales actores en el negocio de la banca comercial.

25 mar 2021.- Como a sus competidores, la pandemia le ha obligado a replegarse y apostar fuerte por el servicio electrónico al cliente. La entidad ha anunciado este jueves la desaparición de 111 de sus oficinas, así como la modalidad definitiva de teletrabajo para 5.000 de sus empleados.

“La pandemia ha acelerado la tendencia actual hacia un trabajo más flexible, y son nuestros propios colegas quienes nos han señalado los beneficios de trabajar desde casa”, ha explicado Nathan Bostock, el director ejecutivo de Santander UK. “Pero los espacios físicos siguen siendo importantes, y nuestra intención es mantener instalaciones de primera clase para nuestros empleados”. 840 empleados se verán afectados por el cierre de las sucursales. La entidad se ha comprometido a recolocar a la mayoría de ellos dentro de la entidad.

La compañía ha destinado 175 millones de euros a la construcción de una nueva central en Milton Keynes, una localidad situada a unos 70 kilómetros al noroeste de Londres que en los últimos años se ha convertido en un polo de atracción de empresas y nuevos residentes. El talento tecnológico concentrado en la zona ha sido clave en la decisión de mudanza de la entidad.

Las sucursales bajarán la persiana el próximo 31 de agosto. Y Santander UK buscará la colaboración con los servicios postales británicos, las Post Offices, para poder mantener servicio de caja en todo el país. La mayoría de las oficinas que cerrarán se encuentran a una distancia media de cinco kilómetros de otra que permanecerá abierta; a 800 metros de al menos dos cajeros libres de comisión y a poco más de kilómetro y medio de una oficina postal, según se ha comprometido.

Santander UK es la última de las entidades bancarias en cambiar su modelo de negocio después de la crisis de la covid-19. Anteriormente, Nationwide ya había anunciado que sus 13.000 empleados podrían trabajar desde cualquier parte del país. Otros bancos han optado también por una reducción considerable de su espacio físico.

En los dos años anteriores a la pandemia, las transacciones bancarias en la propia oficina se habían reducido un 33%. Durante el año pasado, en medio de la crisis del coronavirus, las operaciones electrónicas aceleraron su auge y la presencia física en sucursal se redujo un 50% más. “El uso de las oficinas por los clientes ha descendido considerablemente en los últimos años. Hemos tenido que tomar la difícil decisión de consolidar nuestra presencia en las áreas donde tenemos múltiples sucursales cercanas entre ellas”, ha dicho Adam Bishop, el director de sucursales de Santander UK.

https://elpais.com/economia/2021-03-25/santander-uk-cierra-111-oficinas-y-pide-a-5000-empleados-que-trabajen-desde-casa.html

21.9.-Un año de bloqueos de Covid le ha costado a la economía del Reino Unido  £ 251 mil millones, según un estudioLARRY ELLIOTT

Algunas de las áreas más pobres sufrirán una carga desproporcionada durante más tiempo si el gobierno no actúa, advierte CEBR

Una calle comercial desierta en Cardiff, Gales, antes del cierre de Navidad. Fotografía: Matthew Horwood / Getty Images 

Un año de bloqueos de Covid-19 le ha costado a la economía del Reino Unido £ 251 mil millones, el equivalente a toda la producción anual del sureste de Inglaterra o casi el doble de la de Escocia, según un informe publicado el lunes.

22 mar 2021.- El análisis realizado por el Centro de Investigaciones Económicas y Empresariales encontró que, si bien todo el país había sufrido enormes daños por las restricciones a la actividad desde que comenzó el primer cierre nacional, algunas regiones más pobres eran las que más habían sufrido.

La consultora dijo que la brecha norte-sur se ampliaría a menos que el gobierno tomara medidas para garantizar que las partes menos favorecidas del Reino Unido no soporten de manera desproporcionada las pérdidas económicas causadas por la pandemia.

Sam Miley, economista de CEBR, dijo que el informe comparó los pronósticos previos a Covid-19 de su organización para el Reino Unido con el nivel de producción 12 meses después de que Boris Johnson les dijera a los británicos que tenían que quedarse en casa.

El valor agregado bruto (VAB), que mide el valor de los bienes y servicios producidos por la economía, menos los costos de los insumos y las materias primas necesarias para entregarlos, fue más de £ 250 mil millones más bajo de lo que hubiera sido de otra manera, dijo Miley.

“La afluencia de consumidores se ha desplomado, las empresas siguen cerradas y muchas personas se han quedado sin trabajo. Otros episodios de restricciones específicas de áreas han agregado algunas variaciones regionales a las fortunas económicas, un asunto que se vuelve aún más pertinente dadas las promesas del gobierno de ‘subir de nivel’ ”, dijo.

«Estos factores, entre muchos otros, han supuesto un coste enorme para la economía del Reino Unido, además del devastador coste de miles de vidas perdidas».

En términos absolutos, las pérdidas en Londres fueron las más altas de todas las regiones, y ascendieron a 51.400 millones de libras esterlinas de actividad perdida. A esto le siguió el sureste y el este de Inglaterra, con pérdidas de 34.700 millones de libras esterlinas y 26.600 millones de libras esterlinas, respectivamente.

Pero la CEBR dijo que surgió una imagen diferente cuando se tuvo en cuenta el tamaño de la contribución de cada región a la economía.

Londres representaba poco menos de una cuarta parte del VAB del Reino Unido, pero había sufrido poco más de una quinta parte (20,5%) de las pérdidas desde el inicio de la pandemia. Esto podría explicarse por la dependencia de Londres de sectores como las finanzas y los seguros, y la información y las comunicaciones, que habían presentado la transición más fluida hacia el trabajo desde casa.

Por el contrario, Escocia, Gales y regiones como West Midlands, East Midlands y el este de Inglaterra habían sufrido pérdidas inducidas por Covid mayores que sus contribuciones típicas a la economía.

Miley dijo que a pesar de la recuperación anticipada de la economía una vez que se alivien las restricciones de bloqueo, algunas regiones podrían estar más sujetas a los efectos persistentes de la pandemia, como tasas más altas de desempleo y un mayor grado de cierre de negocios.

“Si el gobierno está verdaderamente comprometido con abordar el desequilibrio regional, no permitirá que estas áreas soporten de manera desproporcionada el peso de las pérdidas provocadas por la pandemia. Hacer lo contrario correría el riesgo de una mayor divergencia en las fortunas».

Este mes, la Oficina de Estadísticas Nacionales dijo que la producción medida por el producto interno bruto (PIB) estaba un 9% por debajo de donde estaba en febrero de 2020, el último mes antes del primer bloqueo.

Un informe separado del Learning and Work Institute ha sugerido que la recuperación económica de Gran Bretaña de la crisis de Covid podría verse obstaculizada por una inminente crisis de habilidades digitales causada por una fuerte caída en el número de jóvenes que toman cursos de TI.

La LWI, una organización independiente de políticas, investigación y desarrollo, dijo que el número de jóvenes que toman asignaturas de TI en GCSE se ha reducido en un 40% desde 2015, y que el número de estudiantes que toman A-levels, cursos de educación superior y pasantías también está disminuyendo.

Descubrió que menos de la mitad de los empleadores del Reino Unido creían que los nuevos integrantes de la fuerza laboral llegaban con las habilidades digitales avanzadas necesarias.

El desajuste entre la creciente demanda de habilidades digitales y la oferta de reclutas suficientemente capacitados ya le estaba costando a la economía miles de millones de libras y la brecha potencialmente «catastrófica» se ampliaría con el tiempo sin una acción urgente, dijo.

https://www.theguardian.com/business/2021/mar/22/a-year-of-covid-lockdowns-has-cost-the-uk-economy-251bn-study-says 

  • 21.8.-China blinda sus sectores estratégicos al capital europeo
  • Gran Bretaña ‘se dirige hacia una nueva era de austeridad’, advierte thinktank  – LARRY ELLIOTT

El acuerdo de inversiones entre Bruselas y Pekín mejora el acceso para empresas de la UE pero impone duras restricciones en medios de comunicación, energía y tecnología

Varias empleadas trabajan en una fábrica de componentes para vehículos, el pasado día 9 en Huaibei (China).STR / AFP2

China ha accedido a levantar la barrera unos centímetros más a la inversión europea, aunque sigue restringiendo el paso de las empresas en actividades vinculadas a las finanzas, la tecnología o el transporte aéreo. El acuerdo de inversiones entre ambos bloques, cuyos anexos han sido publicados recientemente por la Comisión Europea, prácticamente veta la participación europea en medios de comunicación, arte y cultura de China, cuya larga mano es vista por Bruselas como la responsable de buena parte de los bulos y desinformaciones sobre la covid-19 que circulan por las redes sociales.

El acuerdo de inversiones entre la UE y China, firmado el pasado mes de diciembre, empieza a enfilar un duro debate en la Eurocámara tras la publicación de sus anexos. El pacto ha recibido las críticas de diputados de casi todo el espectro parlamentario, que exigen que Pekín cese su represión sobre la minoría uigur o en Hong Kong antes de sellar cualquier arreglo económico. El texto, que se cerró con la luz verde de las capitales, también generó malestar en el equipo de Joe Biden. El presidente de Estados Unidos quería abordar las males artes comerciales de China de forma conjunta con la UE.

PUBLICIDAD

Bruselas defiende su decisión al considerar que ha atado el acuerdo económico más ambicioso jamás firmado por China, a la que también le urgía contar con el favor de Europa tras constatar que las fricciones con Estados Unidos persistirían pese a la salida de Donald Trump de la Casa Blanca. La UE ha logrado compromisos que llevaba tiempo persiguiendo, como frenar la transferencia tecnológica —limitar la capacidad de las empresas chinas para copiar los hallazgos europeos— y amarrar medidas de transparencia que pongan coto a la competencia desleal que suponen los gigantes empresariales que Pekín dopa con capital público. En cambio, los analistas rebajan los logros alcanzados en la apertura de mercados para las empresas europeas, que en la última década han invertido 148.000 millones de euros en el país asiático.

Los anexos del pacto recogen sectores que, en efecto, estarán abiertos para la inversión europea, como la industria de vehículos de pasajeros (a partir de 2022) la arquitectura, la ingeniería, los servicios médicos y dentales o las telecomunicaciones. Sin embargo, China no se priva de poner condiciones: en el caso de las clínicas, el personal deberá ser chino, y en el de las telecomunicaciones, la participación foránea tendrá un tope del 50%. Gzegorz Stec, analista de Merics, considera que algunos de esos hitos son en realidad “compromisos preexistentes”, ahora bien empaquetados. “La apertura del mercado automotriz de China para 2022 ya fue anunciada por la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma [un órgano chino] en 2018. Bloquear tales compromisos en un pacto internacional aporta valor, pero también plantea la cuestión de cuán grande es el avance del acuerdo en cuanto a la apertura del mercado”, escribe.

La Administración de Xi Jinping impone en el documento todavía más restricciones en actividades de investigación y desarrollo en sectores tecnológicos vinculados a la medicina, el servicio de acceso a internet, la distribución de tabaco, la energía nuclear o el transporte aéreo. En algunos casos, directamente impide la entrada de capital europeo en esas actividades.

Alicia García-Herrero, economista jefa para Asia de Natixis e investigadora del think tank Bruegel, destaca que el acuerdo blinda “un número enorme de sectores”, hasta el punto de que considera que el documento es una “letanía del cannot [no se puede, en inglés]”, empezando “por un sector tan inocuo como las semillas”. “Incluso para los sectores supuestamente abiertos como el transporte y los automóviles hay todavía letra pequeña, limitando las condiciones y los montos mínimos que Europa puede invertir”, sostiene. Esas cuantías mínimas, según García-Herrero, limitan la entrada de muchas pymes en el mercado asiático.

Pero si hay un sector especialmente blindado frente a la influencia europea es el de los medios de comunicación. Precisamente, Pekín acaba de prohibir la emisión del servicio de noticias BBC World al considerar que sus informaciones sobre la covid-19 y el trato a la minoría uigur no cumplen los requisitos de “imparcialidad” y “veracidad”. Además, los corresponsales extranjeros en China han vuelto a denunciar el continuo “deterioro” de la libertad de prensa en el país, que el año pasado expulsó a 18 periodistas.

El acuerdo recoge que, por regla general, los inversores extranjeros no podrán destinar su dinero a servicios de noticias, incluidos periódicos, emisoras de radio y televisiones, salvo que se trate de negocios muy concretos que se desarrollen en cooperación con instituciones chinas y con la aprobación de las autoridades. No hay excepciones, en cambio, para las empresas que se dediquen a divulgar información a través de internet. El acceso al negocio de impresión de otras publicaciones diferentes a las periodísticas tampoco está permitido sin control del Ejecutivo.

El mismo veto se extiende a la industria cultural. El capital extranjero no podrá entrar en proyectos de artes escénicas, salvo en las denominadas zonas piloto de libre comercio, donde podrán hacerlo con el beneplácito gubernamental. Tampoco está permitida la inversión en compañías de producción y distribución de películas cinematográficas, salvo con la autorización del Gobierno, por ejemplo, dentro del marco de una cooperación entre varios países. En dirección inversa, 11 países —en especial del Este de Europa— ponen límites a la participación china en medios de comunicación, mientras que Francia exige “reciprocidad” a Pekín para poder instalarse en el país.

AMAGO DE SANCIONES POR EL TRATO A LA MINORÍA UIGUR

Las costuras de esa apertura económica entre los dos bloques, que los analistas juzgan como tímida, pasarán su primera prueba de inmediato, puesto que la UE prevé aprobar la semana que viene sus primeras sanciones a dirigentes chinos por las violaciones de derechos humanos dirigidas contra la minoría uigur.

Se trata de un interrogante más que se añade a todos los que plantea el acuerdo y que deriva del agitado momento por el que atraviesan las relaciones entre ambos bloques. Según fuentes diplomáticas, entre los Veintisiete hay consenso para aplicar a China la llamada ley Magnitsky europea e imponer sanciones a dirigentes chinos por la violación de los derechos humanos contra la minoría uigur. Desde la consultora Eurasia creen que Pekín puede ver esas medidas como algo “simbólico”, aunque no descartan un escenario en el que el acuerdo de inversiones acabe descarrilando. De momento, el embajador chino ante la UE, Zhang Ming, advirtió a Bruselas por Twitter de que antes de aprobar las sanciones “se lo piense dos veces”.

Los embajadores de la UE acordaron, según fuentes diplomáticas, imponer también sanciones contra 11 personas y cuatro entidades de Myanmar (la antigua Birmania), Rusia, Corea del Norte, Libia, Eritrea y Sudán del Sur. Estas serán las primeras sanciones impuestas contra Myanmar desde el golpe de Estado del 1 de febrero, donde según a ONU han fallecido 149 personas durante las protestas contra los militares.

Las sanciones se enmarcan dentro del nuevo mecanismo del que se dotó la UE en diciembre, que incluye la prohibición de viaje y la congelación de bienes en la Unión para quienes cometan o se beneficien de violaciones de los derechos humanos, lo cual incluye genocidio, esclavitud o tráfico de personas.

https://elpais.com/internacional/2021-03-20/china-blinda-sus-sectores-estrategicos-al-capital-europeo.html?rel=lo

21.8.-Gran Bretaña ‘se dirige hacia una nueva era de austeridad’, advierte thinktank  – LARRY ELLIOTT

El análisis del presupuesto destaca los recortes profundos al gasto de los departamentos de Whitehall y el gobierno local

Rishi Sunak entregando su presupuesto. La IFS dijo que las áreas de gasto no seleccionadas para un tratamiento especial enfrentan una reducción del 8%. Fotografía: Jessica Taylor / Parlamento del Reino Unido / AFP / Getty Images

Gran Bretaña podría encaminarse hacia una nueva era de austeridad, advirtió el principal grupo de expertos en impuestos y gastos, luego de que el análisis del presupuesto de Rishi Sunak revelara recortes profundos en los planes de gasto para los departamentos de Whitehall y el gobierno local.

El Instituto de Estudios Fiscales (IFS) dijo que, a pesar de las presiones adicionales causadas por Covid-19, las áreas de gasto que no fueron seleccionadas para un tratamiento especial por parte del Tesoro enfrentan una reducción del 8% en sus presupuestos en comparación con los planes prepandémicos. Algunos de los departamentos que ahora se están alineando para nuevas restricciones al gasto, como el Ministerio del Interior y el HMRC, tenían responsabilidades adicionales como resultado del Brexit, dijo la IFS.

Ben Zaranko, economista investigador del Instituto, dijo: «Los planes pueden cambiar pero, tal como están las cosas, para muchos servicios públicos, la primera mitad de la década de 2020 podría parecer la austeridad de la década de 2010».

El Tesoro dijo: “Esto no es categóricamente un regreso a la austeridad. Estamos aumentando significativamente el gasto público con un aumento de £ 72 mil millones durante este año y el próximo, y pronosticamos aumentos en el gasto con respecto al resto de este parlamento. No hemos establecido presupuestos departamentales para 2022 en adelante, pero seguimos comprometidos con invertir en nuestros servicios públicos vitales. Cualquier cosa que sugiera que este gobierno está volviendo a la austeridad es engañosa».

En el momento del presupuesto a principios de este mes, la Oficina independiente de Responsabilidad Presupuestaria , el organismo que pronostica la economía y las finanzas públicas, dijo que Sunak había recortado £ 4 mil millones del gasto en servicios públicos de 2022 a 23, un recorte ajustado por inflación de 1 %.

El IFS dijo que el recorte fue en realidad del 3% una vez que se hizo la asignación para la fórmula de Barnett, lo que significaba que el gasto adicional en las escuelas en Inglaterra tenía que ir acompañado de complementos a los presupuestos de educación de Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Esto se sumó al recorte de £ 10 mil millones a los planes de gasto anunciado por el canciller en noviembre pasado.

El Tesoro ha dicho que los recortes son el resultado de un cambio «mecánico» resultante del hecho de que la inflación será más baja de lo esperado anteriormente en 2022-23 y que Sunak aún podrá generar un aumento real del gasto del 2,1% entre 2021. -22 y 2022-3.

La IFS dijo que Sunak no estaba teniendo en cuenta el hecho de que se proyectaba que la inflación sería más alta de lo previsto en 2021-22. «De hecho, han actuado sobre uno e ignorado el otro, y han ahorrado £ 4 mil millones por año en el proceso».

En general, dijo el IFS, el gasto en servicios públicos ahora se estableció en aproximadamente £ 14 mil millones por debajo de lo planeado antes de Covid. De eso, alrededor de £ 5 mil millones provienen de un menor gasto en ayuda exterior.

Algunas áreas de gasto, como el NHS y las escuelas, están protegidas de los recortes, pero el gasto en efectivo para los departamentos desprotegidos sería £ 9 mil millones más bajo que en los planes prepandémicos. Teniendo en cuenta la inflación, esto significaría un recorte real del 7,5% en 2022-23.

Zaranko dijo: “Para los departamentos que no tienen la suerte de estar protegidos por un acuerdo preexistente con el Tesoro, los planes de gastos del canciller son incluso más estrictos de lo que parecían en un principio. Esto plantea desafíos claros y obvios, sobre todo debido a las nuevas presiones creadas por la pandemia».

La IFS dijo que los planes de Sunak implicaban recortes para áreas «perennemente apretadas» como el Crown Prosecution Service y el sistema de tribunales. «También significaría más recortes para el gobierno local, algo que sería difícil de conciliar con una agenda coherente de ‘nivelación'».

https://www.theguardian.com/politics/2021/mar/18/britain-heading-for-new-era-of-austerity-thinktank-warns

 

  • 21.7.-Los presupuestos del Reino Unido para salir del Covid-19 MICHAEL ROBERTS
  • Si Johnson cree que puede encantar su camino hacia el éxito en Cop26, está muy equivocadoLARRY ELLIOTT
  • El príncipe Guillermo responde a Enrique y Meghan: “Esta familia no es racista ni de lejos”RAFA DE MIGUEL

La economía del Reino Unido fue la más afectada de las principales economías del G7 en el año del COVID. El PIB real cayó un 9,9%, en lo que el multimillonario más rico del parlamento británico, el canciller conservador, Rishi Sunak, admitió fue la peor contracción del ingreso nacional en 300 años.

6 mar 2021.- El gobierno del Reino Unido tampoco protegió a la gente del COVID-19. Tras un resurgimiento de los contagios durante el invierno, alrededor de 1 de cada 5 personas en Gran Bretaña han contraído el virus hasta ahora, 1 de cada 150 han sido hospitalizadas y 1 de cada 550 han muerto, la cuarta tasa de mortalidad más alta del mundo. Si bien la producción se recuperó parcialmente en la segunda mitad de 2020, el último cierre y la interrupción temporal del comercio entre la UE y el Reino Unido a principios de año generarán otra caída del PIB en el primer trimestre de 2021.

Esto ha obligado al gobierno a extender sus paquetes de apoyo contra el COVID en el presupuesto gubernamental de 2021-22 anunciado hoy por Sunak. Habían sido aplazados hasta finales de septiembre con la esperanza de que la rápida aplicación de la vacuna permitiese que la economía se abriese para entonces y evitar un fuerte aumento del desempleo y las quiebras de pequeñas empresas a finales de este año.

El pronóstico optimista del gobierno es que la economía del Reino Unido se recuperará aproximadamente un 4% este año y, finalmente, el PIB recuperará su nivel anterior a la pandemia en el segundo trimestre de 2022, unos dos años y medio después del estallido de la pandemia. Incluso si fuera posible, se prevé que el desempleo aumente en otro medio millón hasta los 2,5 millones, o el 6,5%. Pero eso supone que todos los 4,7 millones de trabajadores actualmente en suspensión temporal de trabajo mantendrán sus puestos de trabajo el próximo septiembre. De hecho, incluso si se cumplen estas previsiones de crecimiento, la economía del Reino Unido seguirá estando un 3% por debajo de la tasa de crecimiento prepandémica, que ya era débil. Claramente, esta no es una recuperación en forma de V sino de una raíz cuadrada inversa.

Fuente: OBR

A más largo plazo, el pronóstico oficial para el crecimiento promedio del PIB real es de solo un 1,7% anual, un tercio por debajo de las tasas de crecimiento anteriores a 2019. Eso sugiere un impacto significativo de las ‘cicatrices’ del COVID en el empleo y la capacidad de inversión y por la pérdida de comercio debido al Brexit.

Fuente; OBR 

¿Qué proponen Sunak y los conservadores como plan de recuperación para la economía del Reino Unido? Se reduce a tratar de impulsar la inversión en el sector capitalista de la economía con exenciones fiscales masivas, nuevas ‘zonas francas’ donde las grandes empresas pueden evitar impuestos y regulaciones; o a través de préstamos baratos garantizados para empresas.

Pero no hay ayuda para los servicios públicos y los trabajadores del sector público. Continuará la congelación salarial del sector público, ¡después de la contracción más prolongada de los salarios reales promedio (unos 18 años) desde el final de las guerras napoleónicas en 1822! No hay ningún impulso planificado en la financiación de los servicios públicos, aparte de aumentos limitados en el sector de la salud, donde se intensificará la privatización «sigilosa» de los recursos del NHS. Y hay poca ayuda para que los ayuntamientos en apuros cumplan con sus obligaciones, por lo que la mayoría se verán obligados a aumentar los impuestos locales este año para evitar quebrar. Al mismo tiempo, el gobierno no optó por gravar las «inesperadas» enormes ganancias obtenidas por los fondos de cobertura y las instituciones financieras mediante la especulación en los mercados bursátiles en auge del mundo, mientras millones de personas dependían de los subsidios públicos contra el COVID.  ¡Un exgerente de fondos de cobertura, empleador y amigo de Sunak se embolsó 343 millones de dólares en dividendos gracias a la especulación en 2020!

El gobierno anunció la creación de un Banco Nacional de Inversión en Infraestructura que se centrará en el norte de Inglaterra con una financiación total de £ 12 mil millones. La inversión pública aumentará a más del 2,5% del PIB por primera vez en décadas, pero en una economía capitalista, es la inversión empresarial la que impulsa los ingresos, el empleo y la productividad, y en relación con ella la economía del Reino Unido está funcionando muy mal. El pronóstico de crecimiento de la inversión empresarial, a pesar de las monsergas del gobierno, parece sombrío.

Mis cálculos del pronóstico oficial sugieren que la inversión empresarial aumentará aproximadamente hasta el 7,8% del gasto nacional total para 2025, después de la caída por el COVID del 7,1%. Pero incluso en 2025, esa tasa de inversión estará por debajo de los niveles de 2016 y solo un 5% por encima de 2007, ¡después de 18 años!

Fuente: OBR, mis propios cálculos

La pandemia de COVID obligó al gobierno a gastar cantidades sin precedentes para apoyar el rescate de hogares, empresas y servicios públicos, con un coste total de £ 344 mil millones. En esta misma legislatura parlamentaria surgirán enormes déficits presupuestarios y la deuda del sector público superará el 100% del PIB y se mantendrá por encima de ese nivel hasta 2025.

Sunak habló decididamente de poner en orden las finanzas públicas. Existe un gran debate sobre si es importante o no que la deuda del sector público sea tan alta cuando las tasas de interés de la deuda son tan bajas. De hecho, se espera que el coste de los intereses de esta deuda caiga a un mínimo histórico de solo el 2,4 por ciento de los ingresos totales.

Sunak todavía piensa que es importante y planea aumentar los ingresos para reducir los déficits presupuestarios anuales hasta 2025. Hay un plan para aumentar el impuesto a las ganancias empresariales del 19% al 25% del PIB para las empresas más grandes, pero no se aplicará hasta 2023 e incluso entonces la tasa no será superior al promedio de la OCDE. Sunak congelará los umbrales del impuesto sobre la renta, de modo que la gente comenzará a pagar impuestos con ingresos reales más bajos que antes. Y no es cierto que el gobierno esté evitando la austeridad. Además de no revertir los enormes recortes a los servicios públicos y locales durante los últimos diez años, el gobierno de Sunak recortará el gasto público en otros 4.000 millones de libras esterlinas al año a partir de ahora. De hecho, ¡la carga fiscal total para los británicos se elevará a su nivel más alto desde principios de la década de 1960!

¿Se puede controlar la carga de la deuda pública? Todo depende del crecimiento. La fórmula simple para contener la relación deuda / PIB es que la tasa de crecimiento del PIB real (g) sea más rápida que el aumento de los costes de interés de la deuda (r). Pero si el crecimiento del PIB real (g) tiene un promedio anual solo del 1,7%, no se necesitará que r aumente mucho para que la deuda en relación al PIB aumente.

Según el OBR, “el aumento de 30 puntos básicos en las tasas de interés que ha ocurrido desde que cerramos nuestro pronóstico el 5 de febrero ya agregaría £ 6.3 mil millones a la factura de intereses en 2025-26 publicada en este documento. En igualdad de condiciones, eso sería suficiente para volver a poner la deuda subyacente en una senda ascendente en relación con el PIB en todos los años del pronóstico».

Los partidarios de la Teoría Monetaria Moderna argumentan que el nivel de la deuda pública no importa de todos modos porque el Banco de Inglaterra puede imprimir dinero para cubrir el aumento de la deuda. De hecho, ha hecho precisamente eso durante el año del COVID. El gobierno podría ordenar al Banco de Inglaterra que continúe imprimiendo dinero y financiando compras de activos a solo el 0.1%, independientemente de las condiciones económicas y financieras y lo que suceda con la inflación.

Pero si el tamaño de la deuda aumenta, aumentará el monto de los costes del servicio de la deuda, si se utilizan bonos del gobierno para aumentar y pagar el servicio de la deuda. Eso consumirá los fondos disponibles del gobierno para servicios a lo largo del tiempo. Si las tasas de interés se mantienen bajas y el Banco de Inglaterra «monetariza» la deuda, los inversionistas extranjeros comenzará a sacar su dinero de la libra esterlina y la libra perderá valor, aumentando la inflación. No hay «almuerzo gratis» de deuda y ningún país es una isla, incluidas las Islas Británicas.

Todo depende de si la economía del Reino Unido puede «superar» su carga de deuda como lo hizo después de la Segunda Guerra Mundial mediante una combinación de alta inversión pública y aumento de la inflación (que finalmente obligó a la devaluación de la libra). Dado que la rentabilidad del capital en el Reino Unido está en un mínimo histórico y la tasa de inversión empresarial es menor que en cualquier otra economía importante, las perspectivas de lograrlo son escasas. Antes de que finalice esta legislatura, la economía del Reino Unido podría enfrentarse a una nueva crisis económica.

https://www.sinpermiso.info/textos/los-presupuestos-del-reino-unido-para-salir-del-covid-19

21.7.-Si Johnson cree que puede encantar su camino hacia el éxito en Cop26, está muy equivocadoLARRY ELLIOTT

Los preparativos para la crucial conferencia climática no van bien: con sus recortes de ayuda, el Reino Unido no está dando ejemplo

Boris Johnson durante el evento de lanzamiento de Cop26 en Londres, 4 de febrero de 2020. Fotografía: Jeremy Selwyn / AFP a través de Getty Images

Debería ser simple, pero será todo lo contrario. Cuando casi 200 países se reúnan para la conferencia climática UN Cop26 en Glasgow en noviembre, lo harán bajo la sombra de dos crisis: una pandemia global que surgió de la nada y una emergencia climática que casi todo el mundo ha podido ver venir.

11 mar 2021.- Los gobiernos han gastado billones de libras, dólares y euros en la batalla contra Covid-19. Tienen el incentivo, como dice Boris Johnson, de reconstruir mejor, de canalizar ese estímulo hacia la ecologización de la economía mundial. Si alguna vez hubo un momento para pensar en grande y ser audaces, este es el momento.

Hace seis años, las naciones que se reunirán en Escocia a finales de este año se reunieron en París, donde se comprometieron a detener el aumento de las temperaturas globales y así evitar los peores impactos del colapso climático. Pero la mayoría de los grandes emisores ni siquiera están cumpliendo los modestos compromisos asumidos en 2015, y el mercurio sigue aumentando. En Glasgow, los países deben establecer más objetivos de prueba y exponer en detalle cómo pretenden cumplirlos. No hay duda al respecto: la Cop26 es la cumbre más grande y más importante que Gran Bretaña haya albergado.

Sin embargo, no hay garantía de que la conferencia termine con éxito y abundan las señales de advertencia de que podría terminar en un fracaso. Eso, como señaló John Kerry a principios de esta semana, sería un desastre. El enviado de Joe Biden para el clima quiere que Glasgow inicie una década de acción. “Este es el momento”, ha dicho Kerry.

El hecho de que Biden reintegró a Estados Unidos al acuerdo de París pocas horas después de haber asumido la presidencia es una buena noticia en los últimos meses. Washington planea anunciar nuevas promesas de reducción de carbono en breve, algo que ciertamente no estaría sucediendo si Donald Trump hubiera sido reelegido. El compromiso estadounidense con el proceso al menos hace posible que la Cop26 termine bien. Kerry quiere que Estados Unidos y la UE ejerzan presión conjunta sobre China, India y Brasil para que asuman compromisos más firmes con la reducción de emisiones.

Lograr esto no será fácil. La razón por la que no se ha completado con éxito una ronda de conversaciones comerciales mundiales es que Estados Unidos y la Unión Europea representan una proporción menor de la economía mundial que en las décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Los principales países de mercados emergentes ya no están dispuestos a firmar acuerdos tramados entre Washington y Bruselas.

Las relaciones entre el Reino Unido y China están en un punto débil, y Pekín no parece ansioso por facilitarle la vida a Boris Johnson en el período previo a Glasgow. China es responsable de más de una cuarta parte de las emisiones de CO 2 y quema más carbón que todas las demás naciones de la Tierra juntas. El presidente Xi Jinping se ha fijado el objetivo de convertirse en un país con cero emisiones netas para 2060, pero cuando la semana pasada se anunció el último plan quinquenal, los ambientalistas esperaban que China estableciera un objetivo para 2025 para alcanzar las emisiones máximas. Esas esperanzas se vieron frustradas. La estrategia industrial de China seguirá dependiendo en gran medida de la quema de combustibles fósiles.

En cierto modo, esto no es del todo sorprendente. Si bien el rápido crecimiento de China durante los últimos 40 años ha erradicado la pobreza extrema, una gran parte de su población, cientos de millones, sigue siendo pobre para los estándares avanzados de los países. Para los líderes de China, existe un compromiso entre la acción para abordar la crisis climática y el deseo de aumentar los ingresos de sus ciudadanos con los salarios más bajos mediante el crecimiento de la economía.

Beijing no está solo en esto. En el presupuesto del Reino Unido, de la semana pasada, Rishi Sunak defendió su decisión de dejar sin cambios el impuesto sobre el combustible, alegando que aumentarlo aumentaría el costo de vida, lo cual es bastante cierto. Del mismo modo, el gobierno ha anunciado que tiene la intención de ayudar a la industria de la aviación mediante la reducción de los aranceles a los pasajeros aéreos en los vuelos nacionales. Tanto para el Reino Unido como para China, a menudo hay decisiones difíciles entre la presión para proteger los ingresos y los empleos y la necesidad de avanzar en su agenda de cambio climático.

Gran Bretaña representa solo el 1% de las emisiones globales de CO 2, pero es razonable que otros países más pobres esperen que Johnson y sus ministros estén dando ejemplo en el período previo a Glasgow. Si el primer ministro cree que puede abrirse camino hacia el éxito encendiendo el encanto en el último minuto, está muy equivocado. Las conferencias internacionales fracasan porque no se han realizado progresos suficientes en los meses previos. Si la dura negociación se deja en manos de la propia conferencia, entonces es demasiado tarde.

Visto desde esta perspectiva, los preparativos para Glasgow no van bien. Los países pobres dicen, con justificación, que los países ricos han sido históricamente responsables del calentamiento del planeta, y si ahora quieren un crecimiento verde, tendrán que pagar por ello. Difícilmente podría haber sido un peor momento para que Gran Bretaña recortara su presupuesto de ayuda.

De manera similar, el presupuesto fue una oportunidad para que el gobierno le hiciera saber al resto del mundo que se tomaba en serio acelerar el progreso del Reino Unido a cero neto. Como alguien que cree que los incentivos fiscales son importantes, Rishi Sunak podría haber eliminado el IVA para las personas que reacondicionan sus hogares. Podría haber anunciado medidas para mejorar y financiar mejor las subvenciones para viviendas ecológicas del gobierno, que subsidian la eficiencia energética. Podría haber enmarcado la recuperación del Reino Unido de la pandemia como un Green New Deal.

En lugar de eso, hubo algunos anuncios modestos, un nuevo banco de infraestructura nacional y un fondo de innovación neto cero, que ciertamente no habrán persuadido a China, ni a ningún otro país en desarrollo, de la necesidad de mostrarse dispuesto en la preparación para Glasgow. Su mensaje para el Reino Unido será: si quieres que nos pongamos serios, tómatelo tú mismo.

https://www.theguardian.com/commentisfree/2021/mar/11/johnson-success-cop26-climate-conference

21.7.-El príncipe Guillermo responde a Enrique y Meghan: “Esta familia no es racista ni de lejos”RAFA DE MIGUEL

El duque de Cambridge asegura que aún no ha hablado con su hermano tras la polémica entrevista de los duques de Sussex, aunque tiene intención de hacerlo

El príncipe Guillermo de Inglaterra, este jueves en Londres REUTERS

La casa real británica ha decidido dar un paso más en su respuesta a las acusaciones de racismo vertidas por los duques de Sussex. “Mi familia no es racista ni de lejos”, ha dicho el príncipe Guillermo, hermano de Enrique y segundo en la línea de sucesión al trono, a las cámaras de Sky News, durante un acto oficial al que asistía este jueves en el este de Londres. El duque de Cambridge ha dicho además que todavía no había hablado con su hermano, pero que tenía intención de hacerlo.

11 mar 2021.- No era el tono desafiante o irritado que han pretendido describir algunos medios británicos, pero resultaba revelador del estado de ánimo de los miembros de la familia real. Guillermo ha querido dar a su hermano, y a la opinión pública, una respuesta contundente, a pesar de que la estrategia de la reina era en un principio dejar que las aguas se templaran después de una primera respuesta oficial. El palacio de Buckingham emitió el martes un breve comunicado público en el que mostraba su “preocupación” por las cuestiones aireadas por Meghan Markle y el príncipe Enrique en su entrevista con la presentadora estadounidense, Oprah Winfrey, “especialmente las referentes a la raza”, pero en el que también expresaba su intención de abordar el asunto “en familia y en privado”.

Markle afirmó durante el programa de dos horas, emitido primero en Estados Unidos y 24 horas después en el Reino Unido, que alguien de la familia real, sin especificar quién —aunque luego la pareja descartó, a través de la propia Winfrey, que hubiera sido la reina Isabel II o su esposo, el príncipe Felipe— había mostrado su preocupación por el color de piel del bebé que la duquesa de Sussex esperaba entonces. Preguntado sobre el asunto en la segunda parte de la entrevista, a la que se sumó, el príncipe Enrique insistía en que nunca desvelaría los protagonistas o el contenido íntegro de esa conversación. Sí llegó a afirmar al menos en un par de ocasiones que el racismo fue un factor importante en la decisión de la pareja de romper lazos con la familia real, renunciar a sus responsabilidades oficiales y mudarse a Estados Unidos.

Las acusaciones de posible racismo y de haber desatendido los problemas de salud mental que Markle sufrió durante sus años de estancia en Londres han provocado una importante crisis en la casa real británica. Y han dividido también a la sociedad entre los que rechazan tomar en serio las palabras de la duquesa de Sussex y los que, en número cada vez mayor, consideran que el palacio de Buckingham debe aprovechar la oportunidad para adaptarse más a la realidad e impulsar un debate serio en el Reino Unido sobre su pasado colonialista y esclavista y su actitud frente al racismo.

A pesar de la reacción inicial, el pasado martes, del líder de la oposición, Keir Starmer, quien exigió que las acusaciones de racismo proferidas por la pareja fueran tomadas “muy en serio” porque “trascendían a la propia familia real”, los políticos británicos han decidido esquivar el espinoso asunto. Boris Johnson dejó sentado desde un primer momento que no tenía por costumbre comentar los asuntos que se refieren al palacio de Buckingham, y el propio Starmer se mostraba satisfecho este jueves con el comunicado de la casa real, que aseguraba que la familia iba a abordar “de modo privado” el asunto.

Tan solo un diputado, el conservador David Amess, propuso que la Cámara de los Comunes buscara un hueco para debatir el futuro papel de la monarquía, “y dejar así claro que nunca es inteligente para una familia airear sus disputas en público, porque todos acaban malheridos”. La respuesta se la dio el jefe del grupo parlamentario con la ironía con la que acostumbra a hacer política: “Si decidiéramos organizar un debate sobre nuestra señora soberana, nos supondría agotar todo el tiempo que resta de legislatura”.

La crisis desatada por las declaraciones de los duques de Sussex ya se ha cobrado una segunda víctima, después del abandono del popular presentador Piers Morgan del programa matinal de la cadena ITV por sus vitriólicos ataques a Markle y las quejas desatadas en la audiencia. El director de la Sociedad de Editores de Periódicos, Ian Murray, ha presentado su dimisión por las numerosas quejas que provocó el comunicado de respuesta al príncipe Harry y su esposa, en el que rechazaban cualquier atisbo de racismo en la prensa amarilla británica.

https://elpais.com/internacional/2021-03-11/guillermo-de-inglaterra-contesta-a-su-hermano-enrique-esta-familia-no-es-racista-ni-de-lejos.html

  • 21.6.-Tras los incumplimientos del Reino Unido, la Unión Europea paraliza la ratificación del acuerdo comercial del BrexitRAFA DE MIGUEL
  • Reino Unido: los expertos en impuestos y gastos dicen que el presupuesto de Sunak no cuadra  – LARRY ELLIOTT

Bruselas protesta ante el cambio unilateral del protocolo de Irlanda por parte de Londres

Camiones desembarcan de un ferry en el puerto de Larne, en Irlanda del Norte, el pasado 2 de febrero. PETER MORRISON / AP

 El Parlamento Europeo ha decidido este jueves paralizar el proceso de ratificación del acuerdo de comercio y cooperación alcanzado entre Bruselas y Londres el pasado 24 de diciembre y cuya entrada en vigor definitiva sigue pendiente de la aprobación por parte de los eurodiputados.

4 mar 2021.- La votación se esperaba para finales de marzo y se daba por descontada la luz verde al pacto que rige las relaciones entre los dos bloques tras el Brexit. Pero los grupos han pactado dejar la fecha en el aire a la vista de las nuevas violaciones del acuerdo por parte del Gobierno de Boris Johnson.

La Comisión Europea, por su lado, prepara ya un expediente de infracción contra el Reino Unido por incumplimiento del acuerdo de salida de la UE y del protocolo sobre Irlanda. El procedimiento podría acabar ante el Tribunal de Justicia de la UE que, según el protocolo, puede pronunciarse sobre las posibles disputas en forma de sentencia tras una cuestión prejudicial.

El nuevo conflicto, solo dos meses después de que el 1 de enero expirase el periodo transitorio del Brexit, muestra que la turbulenta relación entre Bruselas y Londres no se ha terminado con la salida del Reino Unido de la UE.

El tropiezo de la ratificación en el Parlamento Europeo es, de momento, simbólico porque el acuerdo de Nochebuena se puede aplicar de manera provisional hasta el 30 de abril y ambas partes pueden pactar que siga en vigor a la espera de la confirmación. Pero el aplazamiento del voto de consentimiento parlamentario denota el ambiente hostil reinante a ambos lados del canal de la Mancha desde que el Reino Unido dejó de ser socio de la UE.

El eurodiputado alemán David McAllister, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento, lamenta que el Gobierno británico “haya elegido deslizarse por el terreno resbaladizo de actuar al margen del Protocolo [sobre Irlanda]”. Pero cree que la solución no es entrar en una escalada de tensión.

El Ejecutivo británico anunció el miércoles de forma unilateral que, en contra de lo pactado con Bruselas, el próximo 1 de abril todavía no aplicará controles aduaneros y fronterizos a las mercancías con destino a la provincia británica de Irlanda del Norte que, en virtud del acuerdo del Brexit y el protocolo sobre Irlanda, continúa siendo parte del mercado interior europeo a pesar de la salida del Reino Unido de la UE.

“Es la segunda vez que el Reino Unido viola el derecho internacional”, lamentaba el miércoles el vicepresidente de la Comisión y encargado de las relaciones con Londres, Maros Sefcovic. El vicepresidente comunitario telefoneó ese mismo día a David Frost, responsable británico de las relaciones con Bruselas, para expresar el disgusto de la UE ante la nueva violación de los acuerdos.

Londres ya intentó en 2020 saltarse el protocolo sobre Irlanda con una ley de mercado interior que fue denunciada por la Comisión Europea y, finalmente, retirada. Ahora, el organismo comunitario ya prepara un nuevo expediente de infracción contra el Reino Unido en relación, en concreto, con el incumplimiento del artículo 12.4 del protocolo sobre Irlanda. Ese artículo incluye la posibilidad de dirimir la disputa mediante una consulta prejudicial al Tribunal de Justicia europeo en Luxemburgo, un desenlace que podría encender aún más a los norirlandeses que se oponen a su recién descubierta dependencia de la UE.

Johnson se ha topado con una fuerte resistencia en Irlanda del Norte para aplicar un acuerdo que, de facto, deja en gran parte a ese territorio en manos de Bruselas a efectos comerciales. Los funcionarios europeos encargados de supervisar sobre el terreno norirlandés los controles aduaneros a las exportaciones procedentes del resto del Reino Unido han recibido amenazas. Y el riesgo de una vuelta a la violencia en la isla, silenciada por los acuerdos de paz del Viernes Santo de 1998, ha subido varios enteros en los últimos dos meses.

Este mismo miércoles, un grupo de paramilitares unionistas se ha dirigido por escrito al primer ministro británico, Boris Johnson, para advertirle de que retiran su apoyo a los acuerdos de paz hasta que se corrija el protocolo de Irlanda incorporado al acuerdo de retirada del Reino Unido de la UE.

Londres siempre fue consciente del riesgo que asumía al colocar una frontera marítima entre Irlanda del Norte y el resto del país, una idea que fue sugerida por Bruselas y rechazada tajantemente por la entonces primera ministra británica, Theresa May, que negoció la mayor parte del acuerdo del Brexit. Tras la caída de May, derrocada en gran parte por el empuje de Johnson, el nuevo primer ministro aceptó que Irlanda del Norte siguiera integrada en el mercado europeo tras la consumación del Brexit el 31 de enero de 2020.

Tiempo de gracia

La histórica concesión pasó desapercibida durante 2020 porque el acuerdo de salida estableció un periodo transitorio sin cambios en la relación comercial entre la UE y su antiguo socio. Pero ese tiempo de gracia expiró el 31 de diciembre de 2020 y desde el 1 de enero de 2021 el Reino Unido ha pasado a ser un país tercero para la UE.

Las mercancías británicas que entran en Irlanda del Norte están sujetas, por tanto, a los controles europeos. El acuerdo prevé una exención hasta el próximo 1 de abril, pero a menos de un mes de que expire el plazo el Ejecutivo de Johnson se ve incapaz de establecer los controles y lo ha aplazado unilateralmente hasta el 1 de octubre.

Bruselas rechazó de inmediato esa decisión unilateral y advirtió de que “constituye un claro alejamiento de un planteamiento constructivo” y “socava la confianza mutua”. Sefcovic avisó a Londres de que la Comisión activaría los mecanismos legales previstos en los acuerdos para actuar contra la decisión.

El Gobierno de Irlanda, el miembro de la UE más directamente afectado por todo lo que tiene que ver con el protocolo firmado entre Londres y Bruselas, ha expresado también su malestar. El primer ministro, Micheál Martin, se ha mostrado “decepcionado ante la decisión unilateral adoptada por el Gobierno británico”, que “socava la confianza necesaria para alcanzar cualquier acuerdo”.

https://elpais.com/internacional/2021-03-04/la-ue-paraliza-la-ratificacion-del-acuerdo-comercial-del-brexit-tras-los-incumplimientos-del-reino-unido.html

21.6.Reino Unido: los expertos en impuestos y gastos dicen que el presupuesto de Sunak no cuadra  – LARRY ELLIOTT

Organismos, incluido el Instituto de Estudios Fiscales, dudan de que los recortes de gastos de la canciller después de que Covid sean entregables

Rishi Sunak defiende plan para recortar el crédito universal a finales de este año – video 

Rishi Sunak está bajo una presión cada vez mayor para proporcionar más dinero para el NHS y los hogares con dificultades en medio de las críticas de los expertos en impuestos y gastos de que sus planes presupuestarios para reparar el daño del Covid-19 a las finanzas públicas no eran realistas.

4 mar 2021.- El Instituto de Estudios Fiscales y la Resolution Foundation, con el jefe del propio organismo independiente de pronóstico del Tesoro, cuestionaron si sería posible lograr los recortes en el gasto que son fundamentales para la estrategia de la canciller.

Sunak, en una visita a Teesside para defender los puertos libres, se vio obligado a ponerse a la defensiva después de que la IFS dijera que había hecho «cambios de sentido» en la política fiscal del partido conservador anterior, y atacó la forma abrupta en la que las £ 20 a la semana El aumento del crédito universal finalizaría en septiembre.

En la primera crítica concertada que enfrentó en su año en el Tesoro, Sunak también fue atacado por grupos de expertos del libre mercado por su aumento de seis puntos en el impuesto de sociedades al 25%. El Centro de Estudios de Política dijo que la medida dejaría al Reino Unido con uno de los regímenes fiscales comerciales menos competitivos del mundo desarrollado.

El canciller dijo que estaba siendo «honesto» con el público sobre la necesidad de frenar el déficit récord en tiempos de paz de más de £ 350 mil millones este año, pero el director de IFS dijo que no estaba convencido de que Sunak realmente se convertiría de «Santa en Scrooge». , con £ 65 mil millones de apoyo inmediato para la economía devastada por la pandemia seguida de casi £ 50 mil millones de aumentos de impuestos y recortes de gastos.

Paul Johnson, director de IFS, dijo que “los planes de gasto en particular no parecen entregables, al menos no sin un dolor considerable” y predijo que el gobierno tendría que gastar más.

“¿Realmente vamos a gastar £ 16 mil millones menos en servicios públicos de lo que estábamos planeando antes de la pandemia? ¿Realmente el NHS volverá a sus planes de gastos anteriores a Covid después de abril de 2022?

“En realidad, habrá presiones de todo tipo de direcciones. El NHS es quizás el más obvio. Los planes de gasto a mediano plazo del canciller simplemente parecen increíblemente bajos».

La canciller en la sombra, Anneliese Dodds , afirmó que el análisis de IFS mostró que el presupuesto de Sunak se estaba «deshaciendo rápidamente».

“Después de un año en el que nuestros héroes trabajadores clave mantuvieron al país en marcha, es increíble que el canciller no pudiera encontrar ni un centavo más para nuestras escuelas y hospitales”, dijo. “Necesitamos aprender las lecciones de esta pandemia, no volver a la inseguridad del pasado. Pero este canciller tiene las prioridades equivocadas y está totalmente desconectado de las necesidades de este país.

Richard Hughes, director de la OBR, el organismo responsable de los pronósticos económicos y de endeudamiento, dijo que el presupuesto no proporciona un compromiso explícito más allá del final del año financiero 2021-22 para el legado de la pandemia para los servicios públicos. Eso fue a pesar de la necesidad de un programa de revacunación anual, una prueba continua y capacidad de rastreo, y ponerse al día con las operaciones que el NHS no había podido hacer durante el año pasado.

«Por el momento, el gobierno no ha reservado ningún recurso adicional para esa actividad y, de hecho, lo que ha hecho es recortar alrededor de £ 15 mil millones de gastos no pertenecientes a Covid más allá del próximo año».

La OBR predice que 2022 verá el crecimiento anual más rápido (7.3%) para el Reino Unido desde la Segunda Guerra Mundial, ya que el programa de vacunación del gobierno y las medidas presupuestarias juntas estimulan una rápida recuperación económica.

Pero Torsten Bell, director de la Resolution Foundation, dijo: “La mejora de las perspectivas para el PIB el próximo año no se traducirá en un auge del nivel de vida, con un pronóstico de desempleo que aumentará y los ingresos de los hogares disminuirán.

“Las cicatrices económicas a largo plazo también significan que este será el peor parlamento para el crecimiento del nivel de vida registrado, salvo el breve período de 2015-17. En la práctica, la austeridad también continuará para muchos servicios públicos a medida que se establezcan más recortes».

Bell dijo que los detalles de los planes de Sunak dejaban «serias preguntas por responder sobre si se ha hecho lo suficiente para apoyar a los hogares en la recuperación venidera, qué tan creíble es que se puedan lograr nuevas reducciones en el gasto planificado y si las finanzas públicas del Reino Unido se han logrado». Realmente se ha puesto sobre una base sostenible a largo plazo».

Por delante del presupuesto, la Resolution Foundation había estado presionando para que el aumento de 20 libras a la semana al crédito universal se hiciera permanente, pero Sunak dijo que proporcionaría solo una extensión de seis meses hasta septiembre.

Johnson dijo que aumentaría la presión para mantener el aumento de 20 libras por semana, a pesar de que le costaría al Tesoro 6.000 millones de libras al año.

“Es, por cierto, notable que, si bien el canciller sintió la necesidad de una eliminación gradual de la licencia, el apoyo a las tarifas comerciales, las reducciones del impuesto de timbre y las reducciones del IVA, todavía se encuentra en una reducción al borde del precipicio en UC de tal manera que los ingresos de algunas de las familias más pobres se reducirán en más de £ 80 entre un mes y el siguiente. Cualquiera que sea el caso para reducir la generosidad a largo plazo, si lo va a hacer, el caso de hacerlo gradualmente en lugar de hacerlo de una vez parece incontestable”, dijo el director de IFS.

Sunak dijo que el gobierno estaba siendo generoso al continuar pagando la tasa más alta de UC hasta septiembre y que era importante tener en cuenta todas las demás medidas, como el salario digno más alto, que estaban ayudando a las personas de bajos ingresos.

“Nuestra garantía de habilidades de por vida está aquí para quedarse, es permanente, el esquema kickstart ayudará a un cuarto de millón de jóvenes; muchas de esas personas tendrán crédito universal y podrán beneficiarse de todos estas iniciativas, y ayudar a las personas a realizar un trabajo de buena calidad es absolutamente nuestro enfoque «.

El canciller dijo que la tasa de impuestos corporativos del Reino Unido seguirá siendo una de las más bajas del grupo G7 de las principales naciones industrializadas, pero la CPS dijo que Gran Bretaña se desplomará hasta el puesto 28 de los 36 países en la clasificación de competitividad fiscal de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. en 2023.

Algunos parlamentarios conservadores han expresado su preocupación por el cambio del impuesto de sociedades en particular, y el exsecretario del Brexit, David Davis, advirtió que podría disuadir la inversión interna.

Los laboristas han señalado que no se opondrán a los planes del gobierno de aumentar el impuesto de sociedades más adelante en el parlamento.

Dodds no ha dicho si su partido se negaría a respaldar los cambios en los umbrales del impuesto sobre la renta anunciados por el canciller, pero cuestionó por qué llegaban antes del golpe a las empresas.

https://www.theguardian.com/uk-news/2021/mar/04/tax-and-spending-experts-say-sunaks-budget-doesnt-add-up

 

 

  • 21.5.-Las tasas pueden tener que subir antes para controlar la amenaza de inflación, dice economista del BancoLARRY ELLIOTT
  • Obligaron a cerrar pero no dieron ayudas: en España los hosteleros se plantean demandar al Estado, en otros países el estado los ha salvado  – MARC FORTUÑO
  • La segunda entrega de vacunas resucita la tensión entre la UE y AstraZeneca  RAFA DE MIGUEL

Andy Haldane dice que existe el peligro de que la complacencia del banco central deje que ‘tigre’ salga de la bolsa

Andrew Haldane ha sido el más optimista de los nueve miembros del comité de política monetaria que fija las tasas del Banco. Fotografía: Bloomberg a través de Getty Images

La complacencia del banco central corre el riesgo de dejar que el «tigre de la inflación» salga de la bolsa, dijo un alto responsable de la política económica del Banco de Inglaterra .

26 feb 2021.- Para aumentar el nerviosismo del mercado por el resurgimiento de las presiones sobre los precios a medida que la economía mundial se recupera de la pandemia de Covid-19, Andy Haldane dijo que los costos de los préstamos podrían tener que aumentar antes de lo que la Ciudad esperaba para controlar la amenaza inflacionaria.

El economista jefe de Threadneedle Street, que ha sido el más optimista de los nueve miembros del comité de política monetaria que fija las tasas del Banco, dijo que la era de baja inflación de las últimas décadas podría estar llegando a su fin.

Otros miembros del MPC creen que el aumento del desempleo y las fallas comerciales garantizarán que la inflación se mantenga cerca de su objetivo oficial del 2% en los próximos años, pero Haldane dijo que una fuerza laboral más pequeña, el retroceso de la globalización, el estímulo proporcionado por los bancos centrales y el impulso al consumidor. El gasto generado por la reducción de los ahorros se combinaría para elevar el costo de vida.

«La inflación es el tigre cuya cola controlan los bancos centrales», dijo Haldane en un discurso. “Este tigre ha sido conmovido por los eventos extraordinarios y las acciones políticas de los últimos 12 meses. Es posible que, a medida que se implementen las vacunas y se recupere cierto grado de normalidad, la inflación vuelva a un estado de reposo estable. De hecho, si los riesgos del virus o de cualquier otro lugar resultan más persistentes de lo esperado, las fuerzas desinflacionarias podrían regresar.

“Pero para mí existe un riesgo tangible de que la inflación resulte más difícil de controlar, lo que requiere que los responsables de la política monetaria actúen de manera más asertiva de lo que actualmente se fija en los mercados financieros. La gente tiene razón al advertir sobre los riesgos de que los bancos centrales actúen de forma demasiada conservadora al endurecer la política de forma prematura. Pero para mí, el mayor riesgo en la actualidad es que la complacencia del banco central permita que el gran gato inflacionario salga de la bolsa».

Las tasas de interés, o rendimientos, de los bonos del gobierno han subido esta semana, ya que los inversores han exigido un mayor seguro contra el riesgo de inflación. Haldane dijo recientemente en un artículo de periódico que la economía era como un “resorte en espiral” listo para estallar, y su comentario de que los riesgos para la inflación estaban sesgados al alza empujó a la libra al alza en los mercados de divisas. Dijo que había “buenas razones” para creer que la inflación futura podría comportarse de manera muy diferente a la del pasado.

La posición colectiva del MPC es que la política no se endurecerá hasta que haya evidencia clara de que la economía ha recuperado el terreno perdido durante la pandemia y la meta de inflación se ha cumplido de manera sostenible.

Haldane dijo: «Mi juicio es que podríamos ver un aumento más agudo y sostenido en la inflación del Reino Unido de lo esperado, potencialmente sobrepasando su objetivo durante un período más sostenido, a medida que la demanda resurgente choca contra la oferta restringida».

Los mercados financieros a nivel mundial habían comenzado recientemente a fijar precios en esta posibilidad, agregó.

https://www.theguardian.com/business/2021/feb/26/rates-may-have-to-rise-sooner-to-tame-inflation-threat-says-bank-economist

21.5.-Obligaron a cerrar pero no dieron ayudas: en España los hosteleros se plantean demandar al Estado, en otros países el estado los ha salvado  – MARC FORTUÑO

En el último mes, hemos visto una coordinación del sector de la hostelería para exigir responsabilidades ante los cierres parciales y totales que han impulsado las diferentes administraciones autonómicas en España. Su objetivo no es otro que hacer copartícipe a la administración de las pérdidas ocasionadas y que sean compensados mediante ayudas.

25 feb 2021.- Existen multitud de reclamaciones, por ejemplo, la plataforma SOS Hostelería que representa a 35.000 establecimientos hosteleros existentes en la Comunidad Valenciana, solicita a la Generalitat Valenciana varias medidas para paliar la situación.

Las medidas están orientadas en tratar de aliviar la estructura de costes del sector. Tenemos la suspensión del pago del último trimestre de IRPF correspondiente a 2020, la suspensión del pago del último trimestre de IVA, la suspensión de todos los impuestos y tasas municipales en 2021 hasta que la pandemia no se dé por finalizada y la actividad económica no recupere su total normalidad, la suspensión de los pagos de servicios básicos de los establecimientos de hostelería como agua, luz y gas, haciéndose cargo el ICO y el Institut Valencià de Finances del pago de estos recibos y la paralización de cualquier normativa que afecte negativamente al sector de la hostelería como, por ejemplo, la Ley del Juego.

Pero, estas exigencias habían caído en saco roto. Por ello, se ha buscado la vía judicial, es decir, demandar al Estado y las Comunidades Autónomas. Este mes, gracias a la plataforma LaHosteleríaDeTodos.org, que integra restaurantes, bares, cafeterías y tabernas se han interpuesto las primeras 50 demandas contra el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Incluso, desde la patronal representada por Hostelería de España, se estaría estudiando buscar el amparo de los tribunales para levantar los cierres y restricciones en el sector, tras la decisión Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de proceder a su apertura.

Toda esa presión parece que ha surtido efecto. Ayer conocimos como el Gobierno ha dado su brazo a torcer y, tras un año del inició del Estado de Alarma, se ha anunciado un paquete de ayudas para empresas, pymes y autónomos cuantificadas en 11.000 millones de euros que se espera que el Ejecutivo apruebe en las siguientes semanas.

Desde la hostelería, a falta de conocer la letra pequeña, se reclama que estas ayudas sean directas y a fondo perdido a través de una combinación de bajadas impuestos y subvenciones.

Ayudas a nivel europeo

 

El problema del sector ha sido agraviado por los continuos cierres totales o parciales específicos del sector.** Una fijación que ha atacado el lado de los ingresos sin que exista ningún tipo de compensación**. Si bien en la fase iniciar de la crisis el problema estaba vinculado a tratar de reducir los costes, obtener liquidez para la financiación y los ERTE, ahora, el problema ya es la propia supervivencia. La solvencia es la gran preocupación.

Curiosamente los países europeos han tenido mucha mayor consideración con este sector. Si bien las medidas de restricciones pueden estar alineadas, existe una notable diferencia al tratamiento final otorgado. Generalmente se ha apostado por ayudas directas para soportar la carga de los costes fijos.

Las ayudas más generosas vendrían de Alemania que es la ventaja de tener unas cuentas públicas saneadas antes de la pandemia. En este caso, la hostelería podía recibir un monto de hasta 200.000 euros de según el tamaño de la empresa y hasta el 90% de los costes fijos en función de las pérdidas. A ello, dada la descentralización administrativa de Alemania, hay que sumar las ayudas de los estados federados. Si recordamos, el año pasado se propició una bajada del IVA que se mantendría en el 7% para bares y restaurantes hasta el 2022.

Desde Francia, se han aportado ayudas cuantificadas hasta los 10.000 euros al mes para empresas con menos de 50 trabajadores que hayan sufrido pérdidas que hayan llegado al 70%. Si la caída de la facturación es del 50%, las ayudas mensuales son de 1.500 euros. A ello, se suma la ampliación el espacio para instalar las terrazas y se compensan las pérdidas de los negocios con ayudas equivalentes a los ERTE para los empleados

El Gobierno italiano ayuda a los restaurantes de 29 zonas turísticas con un máximo del 20% de los ingresos que hayan perdido. Esta ayuda viene de la comparativa de la facturación actual con el mismo periodo del año anterior.

Luego tenemos gobiernos que aportan cuantías fijas. Luxemburgo está ofreciendo 20.000 euros al mes para microempresas, 100.000 euros mensuales para pymes y 200.000 para las grandes empresas. Bélgica apoya con 3.000 euros a los locales hosteleros y Holanda destina más de 2.500 euros a fondo perdido por mes al sector.

Pérdidas para el sector

Hay que tener muy en cuenta el sector de la hostelería porque es vital para la economía española. Sus números ofrecen un total de 300.000 establecimientos que dan trabajo a 1,7 millones de personas y tiene un volumen de ventas de 123.612 millones de euros, con una aportación del 6,2% al PIB de la economía española. En detalle, los restaurantes, bares, cafeterías y pubs emplean a 1,3 millones de personas y tiene una facturación cercana a los 94.000 millones de euros, aportando el 4,7% al PIB nacional.

Y 2020 fue un año de grandes pérdidas para el sector. Se apunta a una caída del 50% de la facturación que ha supuesto un impacto de 70.000 millones de euros. Por esa razón, el sector ha visto como habían anunciado el cierre definitivo de 85.000 bares y restaurantes. El mercado laboral vinculado al sector ha sufrido especialmente porque actualmente 360.000 trabajadores se encuentran en una situación de ERTE.

En ningún caso, en todo este tiempo, el Gobierno español ha tenido la consideración de emular a sus socios europeos para la concesión de ayudas específicas para el sector. Una situación que vendría marcada por considerar que existen unas mayores necesidades que atender por la vía presupuestaria y una situación financiera de partida de desequilibrio creciente en las finanzas públicas.

Con los fondos europeos asignados, parece que hay margen financiero pero el plan de los 11.000 millones está pendiente de detalle. El Gobierno no ha comunicado nada de calado sobre esta medida, simplemente el Presidente Sánchez ha trasladado que irían destinados a reforzar la solvencia de los balances, retomar la actividad y contratar trabajadores.

https://www.elblogsalmon.com/sectores/te-obligan-a-cerrar-no-te-dan-ayudas-espana-hosteleros-se-plantean-demandar-al-estado-otros-paises-estado-ha-salvado

21.5.-La segunda entrega de vacunas resucita la tensión entre la UE y AstraZeneca  RAFA DE MIGUEL

La compañía admite que sigue haciendo ajustes en su producción, pero calcula que se acercará a los 180 millones prometidos para el segundo trimestre

Una mujer recibe la vacuna de AstraZeneca en el Hospital Isabel Zendal, en Madrid, (España), el 23 de febrero de 2021.EUROPA PRESS/M.FERNÁNDEZ. POOL / EUROPA PRESS

Esta vez no habrá sorpresa, ni previsiblemente un enfrentamiento tan agresivo como a finales de enero, pero de nuevo la UE tiene problemas con AstraZeneca, en esta ocasión a cuenta de la segunda entrega prevista de vacunas.

24 feb 2021.- El ritmo de producción de vacunas de la farmacéutica anglo-sueca no se corresponde aún con las expectativas prometidas, y fuentes de la compañía admiten que no se alcanzará el suministro acordado con la UE —180 millones de dosis— para el segundo trimestre del año. Una fuente anónima de la Comisión Europea citada por la agencia Reuters ha asegurado este lunes que la compañía no iba a llegar ni siquiera a la mitad de lo comprometido. Las fuentes de AstraZeneca, no obstante, descartan que el déficit vaya a ser tan elevado.

“Nuestros últimos pronósticos para el segundo trimestre apuntan a unos suministros en línea con el contrato acordado con la Comisión Europea. Está previsto que la mitad de ese volumen proceda de las plantas de suministro de la UE, y el resto procedería de suministro internacional. AstraZeneca trabaja para incrementar su capacidad de producción global y poder llegar a los 180 millones comprometidos con la UE”, ha dicho un portavoz de la compañía. Es probablemente el hecho de que la mitad de la entrega pactada procederá de sus plantas en territorio comunitario, explica la compañía, la razón de que se haya exagerado el recorte de volumen.

A pesar del posible retraso, la Comisión Europea ha reaccionado con relativa tranquilidad esta vez. “Las discusiones con AstraZeneca sobre el calendario de entrega siguen en marcha”, ha señalado a EL PAÍS una fuente del organismo comunitario. La misma fuente añade que “la compañía está refinando su calendario y consolidándolo en base a toda la producción disponible tanto en las plantas de producción de Europa como de fuera”. La Comisión espera que la farmacéutica presente “una propuesta de calendario mejorado” en los próximos días o semanas.

Bruselas ya pidió explicaciones a la compañía a principios de año cuando se anunciaron los primeros retrasos. Y la Comisión aprobó a toda prisa un Reglamento para controlar la salida de vacunas de territorio comunitario ante la sospecha de que AstraZeneca podría haber exportado a terceros países parte de la producción europea.

“Por supuesto, esperamos que AstraZeneca cumpla su contrato”, señaló la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, a principios de febrero. Tras el choque inicial, la compañía se comprometió a entregar 40 millones de dosis en solo dos meses (febrero y marzo). La cifra se quedaba por debajo de la mitad de lo inicialmente esperado. Pero Von der Leyen daba un voto de confianza a la farmacéutica. “Con AstraZeneca hemos pasado lo peor. Han entendido que vamos en serio”, señaló la presidenta de la Comisión.

La Comisión se decanta, de momento, por encajar sin demasiados aspavientos el tropiezo del segundo trimestre. Fuentes comunitarias indican que Europa puede cumplir su objetivo de vacunar al 70% de la población adulta antes del fin del verano si las otras compañías cumplen su calendario de entrega. Bruselas calcula que durante el primer semestre del año se distribuirán 300 millones de dosis (de BioNTech y Pfizer, Moderna y AstraZeneca), lo que ya cubre a 150 millones de habitantes. Y se podría llegar a 380 millones de dosis si, como parece probable, la Agencia Europea del Medicamento autoriza una cuarta vacuna, producida por Johnson & Johnson. Ese cuarto antídoto, además, requiere una sola dosis para ser efectiva, por lo que la población cubierta sería aún mayor.

El próximo jueves comparecerán ante el Parlamento Europeo los consejeros delegados de AstraZeneca, BioNTech, Moderna y Novavax, para participar en una sesión programa para analizar cómo incrementar la capacidad de producción de las vacunas contra la covid-19.

https://elpais.com/sociedad/2021-02-23/la-segunda-entrega-de-vacunas-resucita-la-tension-entre-la-ue-y-astrazeneca.html

 

  • 20.4.-Golpe a Uber en el Reino Unido: el Tribunal Supremo rechaza que los conductores sean trabajadores autónomos RAFA DE MIGUEL
  • Las ventas minoristas del Reino Unido se desploman a medida que el gobierno toma prestados £ 8.8 mil millones LARRY ELLIOTT
  • La deslocalización financiera de Londres ya tiene un ganador, pero es sólo la punta del iceberg –  DERBLAUEMOND

La sentencia señala que la compañía intentó esquivar la legislación laboral y puede suponer un cambio radical para millones de trabajadores en la nueva economía colaborativa

Conductores de Uber celebran este viernes la sentencia ante el Tribunal Supremo de Reino Unido, en Londres. FRANK AUGSTEIN / AP

El Tribunal Supremo del Reino Unido ha propinado este viernes un serio varapalo a la compañía de transporte privado Uber. En una sentencia unánime, seis de sus magistrados han dejado claro que los conductores de la compañía no son autónomos obligados a cumplir contratos de servicio con condiciones leoninas, sino trabajadores por cuenta ajena con derecho a acogerse a la legislación laboral. Es decir, a obtener un salario mínimo o vacaciones pagadas.

19 feb 2021.- En un caso complejo, en el que la naturaleza de los contratantes resulta difusa (Uber se presentaba como un simple proveedor de tecnología, con el uso de su app), el Supremo ha decidido acogerse a los principios básicos de la ley que regula los derechos de los trabajadores para resolver el acertijo: “El propósito general de la ley invocado por los demandantes no ofrece dudas. Se trata de proteger a los trabajadores vulnerables de la posibilidad de que se les pague muy poco por la tarea que realizan, que se les exija trabajar un número excesivo de horas o que se hallen sujetos a cualquier tipo de tratamiento injusto (como sufrir represalias por denunciar anónimamente su situación)”, asegura el fallo.

La sentencia del Supremo es la respuesta definitiva al recurso presentado por Uber, después de haber perdido el caso anteriormente en dos tribunales laborales. Fueron dos conductores, identificados en el texto como el Sr. Aslam y el Sr. Farrar, los que demandaron en 2016 a la compañía. Una treintena de trabajadores se fueron sumando posteriormente al desafío legal. Para entonces, se calculaba que Uber utilizaba los servicios de unos 40.000 conductores en todo el Reino Unido, 30.000 de ellos en Londres. Hoy las cifras suben ya a 60.000 y 40.000 respectivamente.

Uber argumentó durante su batalla judicial que, como compañía madre, se limitaba a proporcionar un servicio tecnológico, con el uso de su app. Y que la empresa subsidiaria, Uber London, actuaba simplemente como intermediaria en la gestión de reservas entre conductores y pasajeros. Los magistrados desmontan con cinco razonamientos de peso las justificaciones de la compañía. En primer lugar, es Uber la que establece el precio del servicio, sin que el conductor pueda modificarlo. Además, el salario del trabajador lo decide la compañía. En segundo, los términos del contrato puntual los fija la empresa. En tercero, la decisión de rechazar un cliente o un viaje concreto es muy relativa. Uber penaliza el servicio de los conductores con “castigos” como desconectarles durante diez o más minutos de la aplicación si rechazan un servicio. En cuarto, a través de las puntuaciones de los clientes, Uber se reserva el derecho a prescindir de los servicios del empleado. Y finalmente, la compañía restringe al máximo la comunicación personal entre conductor y cliente. Es decir, la empresa y no el empleado la que pone casi todas las condiciones para la prestación del trabajo.

”Con esta sentencia se reordenará definitivamente la nueva economía colaborativa, y se pondrá fin a los extendidos abusos laborales mediante algoritmos y trampas contractuales. A los conductores de Uber se les ha vendido un falso sueño de flexibilidad en su trabajo y de libertad empresarial”, ha dicho al conocer el fallo James Farrar, secretario general del sindicato de Conductores y Repartidores a través de App, y uno de los firmantes del recurso.

Aunque el fallo establece jurisprudencia definitiva, el recorrido judicial del caso no ha terminado. Debe volver a un tribunal laboral para establecer con criterios claros cuántas horas trabajaron los demandantes para la empresa o cuándo debe considerarse que la jornada laboral comienza o termina. Uber ya ha anunciado que continuará su batalla legal. En una primera respuesta a la sentencia, el director regional de la compañía para el Norte y el Este de Europa, Jamie Heywood, ha asegurado: “Respetamos la decisión del tribunal, que se centra en un número reducido de conductores que usaron la app de Uber en 2016. Desde entonces hemos llevado a cabo cambios relevantes en nuestro negocio (…) que incluyen otorgar a los conductores más control sobre sus ingresos y nuevas protecciones como un seguro de vida o en caso de enfermedad o lesiones”.

El golpe recibido por la compañía este viernes ha sido uno de los más duros después de que el Ayuntamiento de Londres arrebatara temporalmente la licencia a la compañía en noviembre de 2019. El argumento utilizado entonces por las autoridades municipales tuvo que ver con la seguridad de los clientes, después de que se produjeran varios incidentes con conductores cuyos antecedentes penales o sus licencias de conducir no fueron suficientemente comprobados por la empresa. Un tribunal londinense forzó a la ciudad a reinstaurar la licencia un año después.

https://elpais.com/economia/2021-02-19/golpe-a-uber-en-el-reino-unido-el-tribunal-supremo-rechaza-que-los-conductores-sean-trabajadores-autonomos.html 

20.4.-Las ventas minoristas del Reino Unido se desploman a medida que el gobierno toma prestados £ 8.8 mil millones LARRY ELLIOTT

El endeudamiento fue más alto para enero desde que comenzaron los registros modernos

Las ventas minoristas del Reino Unido cayeron más del 8% en enero. Fotografía: Matthew Horwood / Getty Images

El impacto del tercer bloqueo del Reino Unido en la economía ha quedado al descubierto por cifras oficiales que muestran que el gasto en tiendas y en línea cayó más del 8% el mes pasado, mientras que los préstamos del gobierno fueron los más altos en enero desde que comenzaron los registros modernos.

19 feb 2021.- Todos los sectores del comercio minorista, excepto el de alimentos y los puntos de venta en línea, se vieron afectados por la imposición de nuevas y duras restricciones en el Reino Unido, y aunque la Oficina de Estadísticas Nacionales dijo que la disminución no fue tan severa como la caída del 22% en el primer bloqueo en abril pasado, fue sustancialmente peor que la caída del 3% que la Ciudad había esperado.

Rishi Sunak planea anunciar un nuevo apoyo para el comercio minorista y otros sectores de la economía más afectados en el presupuesto del próximo mes, pero el canciller dejó en claro que eventualmente se requerirían acciones para reparar el daño.

«Desde el comienzo de la pandemia, hemos invertido más de 280.000 millones de libras esterlinas para proteger los empleos, las empresas y los medios de vida en todo el Reino Unido; esto es lo que se debe hacer con responsabilidad fiscal y la mejor manera de respaldar las finanzas públicas sostenibles a medio plazo», dijo Sunak.

“Hemos podido responder de manera integral y generosa a esta crisis gracias a nuestras sólidas finanzas públicas. Por lo tanto, es correcto que una vez que nuestra economía comience a recuperarse, deberíamos buscar devolver las finanzas públicas a una base más sostenible y siempre seré honesto con el pueblo británico sobre cómo haremos esto».

El cierre de tiendas de artículos no esenciales afectó a dos sectores, ropa y calzado, y artículos para el hogar, con especial fuerza. Las ventas de ropa cayeron un 35% desde diciembre, mientras que los artículos para el hogar registraron una caída de casi un 20%.

Un desglose de los datos de ONS encontró que con el cierre de tiendas en las calles principales y en los centros comerciales, los consumidores cambiaron a comprar en línea. El gasto en línea representó un récord del 35,2% de las ventas el mes pasado, frente al 29,6% en diciembre de 2020 y el 19,5% en enero de 2020.

Después de recuperarse constantemente del impacto del bloqueo inicial inducido por la pandemia durante el transcurso de 2020, las ventas minoristas en enero fueron un 5,5% más bajas que cuando la crisis mundial golpeó por primera vez al Reino Unido en febrero del año pasado.

Mientras tanto, las cifras separadas del ONS para el endeudamiento público, la diferencia entre lo que gasta el gobierno y lo que recibe en impuestos, se situó en £ 8.8 mil millones el mes pasado, el primer déficit en 10 años.

Enero suele ser un mes fuerte para las finanzas públicas porque los recibos de las declaraciones de autoevaluación llegan a las arcas del gobierno, pero la ONS dijo que un pequeño aumento anual en los ingresos fiscales se vio compensado por un mayor gasto, casi 20.000 millones de libras esterlinas respecto al año anterior. El total incluyó £ 5,1 mil millones de gastos en esquemas de apoyo al empleo por coronavirus.

En los primeros 10 meses del año fiscal 2020-21, las cifras de ONS muestran que el gobierno tomó prestados £ 270.6 mil millones, un aumento de £ 220 mil millones en el mismo período del año anterior y cómodamente el más alto registrado.

Dado que febrero y marzo suelen ser meses pesados ​​para pedir prestado, incluso durante los años en los que la economía no está sujeta a restricciones, los analistas esperan que el total final para 2020-21 supere con creces los 300.000 millones de libras, aunque no tan alto como el pronóstico de 370.000 millones de libras Oficina independiente de Responsabilidad Presupuestaria en noviembre de 2020.

Paul Dales, economista británico de Capital Economics, dijo que la caída en los volúmenes de ventas minoristas en enero fue el doble de la caída del 4% durante el cierre de noviembre. Añadió: «Habría sido incluso peor si el gobierno no hubiera utilizado £ 8.8 mil millones de préstamos para apoyar la economía».

Jace Tyrrell, director ejecutivo de New West End Company, que representa a 600 empresas en Oxford Street, Regent Street, Bond Street y Mayfair, dijo que los minoristas esperaban con gran expectación el anuncio del lunes por parte del primer ministro de la hoja de ruta para salir del bloqueo.

«Necesitamos claridad y decisión para garantizar que no haya más bloqueos, y la garantía del gobierno de que se brindará apoyo a los minoristas para cerrar la brecha hasta que las ventas se puedan reanudar correctamente», agregó.

https://www.theguardian.com/business/2021/feb/19/uk-retail-sales-plunge-as-government-borrows-covid 

20.4.-La deslocalización financiera de Londres ya tiene un ganador, pero es sólo la punta del iceberg –  DERBLAUEMOND

Tras incontables retrasos, cantos de sirena, huidas hacia adelante, y órdagos que estaban abocados al fracaso más estrepitoso por mucho que los británicos los echasen con cara de mus, la hora de la verdad del Brexit ha llegado finalmente a nuestras pantallas (y a las vidas de los británicos).

16 feb 2021.- Las advertencias, los análisis, los argumentos, y también las mentiras de la tóxica y hostil propaganda han tocado a su fin, y ahora deben de dejar paso a la realidad de las cifras más objetivas; al menos mientras que la verdad econométrica siga resistiendo a los envites el populismo y los autócratas.

Y ahora la City de Londres ve cómo el negocio se les escapa huyendo hacia el Viejo Continente, como arena se les escurre entre los dedos. Y lo peor ya no es que esa huida sea mayormente irreversible si no cambian radicalmente las cosas; lo peor es que la deslocalización a la Europa continental del negocio financiero británico es sólo la punta del iceberg, y que la socioeconomía británica ha entrado en una espiral de destrucción socioeconómica muy difícil de parar, y más difícil todavía de prever en este momento hasta sus últimas consecuencias.

Ahora veremos cómo esas voces que cacareaban el gran exitazo que iba a ser el Brexit optan por el socorrido “¡Quién lo iba a pensar!”

El Brexit ya está aquí, innegablemente, inevitablemente, obcecadamente. La hora de la verdad ha llegado, y es ahora cuando tras las cifras objetivas y los datos reales, además hay que comprobar si este evento socioeconómico de orden masivo está siendo el desastre que algunos vaticinábamos, o si por el contrario es el momentazo de entrada en escena de ese idealista paraíso de “globos y elefantes rosas” que otros defendieron, algunos incluso en el resto de la Unión que abandonaron. Porque no fueron pocos los que dijeron que el Brexit iba a liberar a Londres del yugo de Bruselas, y que podía suponer algo de sufrimiento menor y meramente inicial, pero que luego a medio y largo plazo sólo iba a traer progreso y crecimiento a raudales para todos los británicos “tan liberados”. Pues bien, los primeros datos ya apuntan a todo lo contrario, y no, no parecen ser datos coyunturales o que apunten a que ese sufrimiento vaya a ser sólo momentáneo en tanto en cuanto va llegando ese “El Dorado” de la libertad: los gravísimos problemas extremos que les están explotando a los británicos entre las manos tienen toda la pinta de cronificarse “hasta el infinito y más allá”. Efectivamente, parece tratarse de toda una debacle que ya está aquí.

La única forma de escapar a que todo este daño económico sea “para siempre jamás” es que, en breve, los británicos conmocionados y empobrecidos libremente vean la única salida en volver a Europa con las orejas gachas y suplicando desesperadamente que les vuelvan a admitir en el selecto club. Un proceso que, de llegar finalmente, no sería ni rápido y fácil, pues se afrontaría como debe afrontarse: partiendo de cero en unas negociaciones de unión que sólo se podrían concebir como las de otro cualquier nuevo miembro de los candidatos de por ejemplo la Europa del Este. Y ese tipo de negociaciones no son ni fáciles, ni mucho menos rápidas. Además, a la vista de lo deteriorada que va a acabar la economía británica de aquí a un año o dos, va a ser difícil contar con que los británicos vayan a cumplir con los habituales y escrupulosos criterios de rigor y salud económica que se exigen diligentemente en Bruselas a todo candidato que aspira a entrar a formar parte de la Unión (aunque sea volviendo a ella). Es lo que tiene irse dando un portazo lleno de ira y visceralidad: que muchas veces el propio portazo desmonta el marco de la puerta, y cuando uno quiere volver a entrar, la puerta es casi imposible de volver abrirla sin llamar a un albañil.

El caso es que la City de Londres, esa meca financiera del mundo entero, esa joya de la corona británica que tanto negocio europeo atraía más allá del Canal de la Mancha, que tan generosos sueldos pagaba a sus empleados, que era un auténtico motor de la economía londinense y de todo el Reino Unido, esa City a la que también hay que decir que el dinero acudía a espuertas desde Europa porque los británicos tampoco le hacían ningún asco a los euros viniesen de donde viniesen (ni aún en el caso de que les viniesen manchados), esa City está cayendo cuesta abajo por la pendiente de una dramática contracción de su negocio. Y ya no es sólo lo que padecen allí a día de hoy, es que las perspectivas son todavía peores conforme las contrataciones, las operaciones financieras, y los negocios se sigan deslocalizando hacia la Europa continental: recuerden que sólo llevamos un mes de Brexit, y que esto sólo acaba de empezar en una de esas espirales de destrucción socioeconómica que, muchas veces, sólo se realimentan a sí mismas.

La noticia de hoy, aunque tan sólo sea la punta del iceberg de un escenario mucho más amplio y sombrío, es que las cifras muestran que el negocio huye de la City, y la que otrora fuera la gran capital financiera de Europa (y por diferencia), ahora empequeñece frente a otros centros financieros europeos, que se llevan su negocio y superan sus cifras actuales de negociación. Así, en Enero hemos asistido a cómo Ámsterdam ha destronado a Londres como capital europea de las finanzas, al conseguir que ramas holandesas de las plataformas CBOE Europe y Turquoise el mes pasado en el mercado holandés hayan negociado acciones por una media diaria de 9.200 millones de euros, mientras que los volúmenes en Londres cayeron hasta 8.600 millones de euros. El trasvase ya no es sólo que lo revelen las evidentes diferencias de las cifras de enero, es que además, en todas las mesas de negociación y en los mercados mayoristas de capitales, la deslocalización es algo que están viéndose forzados a tener que hacer en primera persona cada jornada de negociación. Y el daño para los volúmenes de negociación de los que vivía la City no se limitan ni mucho menos a la mera negociación bursátil, en otros mercados, como los de deuda soberana o los de permutas, la deslocalización está dañando igualmente de forma severa a Londres en favor de Ámsterdam (y algún otro destino financiero).

El propio Financial Times ha reconocido abiertamente el gran desastre de la pérdida de la hegemonía financiera que ha sufrido Londres en favor de Ámsterdam. Desconozco realmente el grado de desesperación con el que los responsables de la City londinense estarán poniendo todas sus esperanzas en poder negociar, y tratar de recuperar de alguna manera parte de su perdido “status-quo” con respecto a Europa, porque el hecho es que este trasvase de negocio ha tenido lugar en parte como consecuencia de que la Unión Europea aún no ha concedido a la City de Londres la «equivalencia» regulatoria. Según argumenta el reputado diario británico, esta concesión por parte de Bruselas le volvería a dar a Londres acceso al mercado financiero comunitario, con lo cual sería de prever que recuperase al menos parte de su viejo esplendor. No obstante, desde estas líneas no podemos sino recordar que si con el Brexit los británicos “brexiteers” y sus obcecados dirigentes optaron por irse de Europa dando un violento portazo, deben asumir ahora las consecuencias últimas de lo que eso inevitablemente iba a suponer en todo su alcance. ¡No será porque no les hayamos avisado antes!

Y no es cuestión de desatar la sed de venganza, no, Europa no debe entrar nunca en eso, ni buscar la destrucción socioeconómica de quién, al fin y al cabo, es nuestro vecino de al lado, pero lo que no podemos hacer en ningún caso es permitir romper peligrosamente las reglas fundacionales de la Unión Europea, encima para hacer injustificadas excepciones tan sólo para beneficiar a un ex socio que ha optado por abandonarnos. Eso traería inequívocamente el fin de Europa. Si la Unión Europea somos un bloque socioeconómico consistente y unido en esto (como hasta ahora), debemos mirar por nuestros intereses, y ahora Reino Unido ya no forma parte de ellos por decisión propia. Sin obviar en absoluto todo el convulso escenario que podría traer una degeneración socioeconómica como la que parece avecinarse en Reino Unido, tampoco tiene sentido que ahora Europa con su generosidad regale dinero a un Reino Unido que optó por dejarnos “tirados” en contra de nuestra voluntad. El negocio financiero de los europeos debe ser para los europeos, y quedarse en suelo europeo, generando empleos, pagando impuestos, y tejiendo tejido socioeconómico en el grupo de países que lo originan: eso es Europa, y precisamente eso dejaba de ser también el Brexit. No es justo que además de que esta “fiesta” no la quería prácticamente ningún europeo, encima ahora tengamos que ser nosotros los que paguemos la cuenta pendiente porque los británicos tienen una resaca tal que no atinan ni a firmar la factura.

Las deslocalización no se queda en Ámsterdam, el descrédito y la preocupación internacional es tal que el negocio huye incluso desde Londres allende los mares

Pero lo más grave de esta deslocalización de negocio desde la City ya no es cómo éste ha huido hacia suelo europeo; ésa era una consecuencia directa muy previsible. De hecho, los principales centros financieros del Viejo Continente llevaban trimestres pujando por hacerse con una buena parte de la tarta que iban a dejar sin dueño los británicos. Ahora bien, lo verdaderamente grave de los flujos económicos que se deslocalizan desde la City londinense es que muchos de ellos salen huyendo despavoridos hacia cualquier otro lugar mejor que Londres. Así, según explicaba el New York Times, las cifras de enero muestran cómo se deslocalizó negocio también a otras ciudades del planeta tan distantes y también tan ajenas al mercado común europeo como puede ser la propia Nueva York, a donde están yendo a parar por ejemplo buena parte de los volúmenes de negocio de derivados, y en especial los negociados en Euros, cuya principal plaza de negociación era antes Londres. Ello sólo podría ser consecuencia de un descrédito generalizado de Londres como capital financiera venida a menos en alcance internacional, y evidenciaría la honda preocupación en el mundo entero por el negro futuro en general que parece cernirse sobre el ecosistema financiero de la City de Londres.

Y no es para menos. Para que se puedan hacer una idea de lo kafkiano de la actual (des)política económica y financiera de los dirigentes británicos para afrontar el desastre de Brexit que ellos mismos ejecutaron, y lo que se puede esperar de ellos para frenar la debacle de la City, les dejo otra de sus “perlas”. Esta noticia de The Guardian explica cómo los empresarios británicos aseguraban que, desde el Departamento de Comercio Internacional del propio gobierno británico, los funcionarios inconcebiblemente les estaban aconsejando que, para amortiguar el impacto del Brexit en sus empresas y que no se arruinasen, se trasladasen a la Europa continental y deslocalizasen allí al menos parte de su actividad para poder seguir teniendo acceso fácil al mercado común, que no olvidemos que es el principal cliente (y por diferencia) de las islas británicas. Esto es surrealista a más no poder, y significa que la solución “mágica” de las autoridades comerciales del país es que las empresas deslocalicen procesos, cifras de negocio y puestos de trabajo desde suelo británico hacia suelo europeo. ¡Menudo nivelazo el de proponer saltar el Canal de La Mancha para escapar del Brexit! Si los británicos no tuviesen la orografía tan marítima que tienen lo que estarían saltando es un muro para escapar al libre mercado y al progreso económico de la Unión Europea. Tal cual.

Pero no serán pocos los que se empeñen en no hacer la más mínima autocrítica, y que oportunistamente tan sólo sigan ciegamente obcecados en seguir culpando a la Unión Europea de todos los males que el Brexit está trayendo a los británicos. No es nada nuevo, sino que evidencia una vez más cómo Europa sigue representando para la política británica el socorrido papel de ese Goebbeliano “Enemigo único”; un papel que necesitan desesperadamente esos lamentables políticos “brexiteers” que tapan sus propias vergüenzas azuzando suicidamente la bandera del híper-nacionalismo británico. Nunca pensé que un suicidio como el Brexit pudiese acabar degenerando en un suicidio todavía peor: vivimos en un convulso y gatuno mundo en el cual se puede morir varias veces seguidas, y a cada cual de forma más cruenta. De esta lamentable generación de políticos traídos por la propaganda se puede esperar literalmente cualquier cosa: tratan de colarnos siempre que esos líderes enaltecidos vienen para salvar nuestro mundo, cuando sólo vienen para destruirlo y no dejar de él ni la raspa.

Pero esos argumentos que culpan a Europa y a su supuesta animadversión hacia UK de todos los males económicos que sufren los británicos, son de nuevo ramplones, propagandísticos, y objetivamente falsos. Y hay incontables casos que demuestran fehacientemente que el origen de (casi) todos esos males no es la UE, sino el propio gobierno británico y su diseño “ideal” (de la muerte) que han hecho para el exitazo del Brexit. En este sentido tenemos por ejemplo el lamentable caso de la industria del pescado y marisco escocesa, uno de los grandes motores económicos de aquella región del Reino Unido, y que la lacra del Brexit sólo está haciendo más europeísta al extremo, amenazando con otro referéndum de independencia que muy probablemente ganarían para acabar uniéndose a su amada Europa. Pues bien, esa otrora boyante y esencial industria pesquera y del marisco de Escocia está asfixiándose, habiéndose visto abocada a congelar no sólo su pescado, sino todas sus exportaciones a la Europa continental (que son casi todas). Y que conste que, de nuevo, aquí Europa no ha tenido nada que ver; es más, se ve perjudicada porque la ausencia de ese pescado escocés que hace las delicias de las mesas de no pocos europeos, y el problema es que son los propios británicos los que no le dejan salir siquiera de la propia Escocia.

Como explicaba The Guardian en este otro artículo, el tema aquí ha sido cómo las nuevas normativas británicas post-brexit han diseñado una pesada burocracia muy ineficiente, y cuyos documentos no llegan a tiempo. A pesar de que la UE transigiese en última instancia en no aplicar aranceles a las importaciones británicas, sin embargo lógicamente ya no ha podido evitar de ninguna manera los debidos procedimientos de aduanas, que aparte de inspecciones implican también la declaración y pago de impuestos, procedimientos comerciales, y toda una necesaria burocracia como la que debe afrontar cualquier otro país externo a la Unión. Pero ésta pone inevitablemente a los exportadores británicos en inasumibles condiciones de inferioridad, al menos con respecto a los productores de dentro de la propia superpotencia europea. Por si esto no fuera poco, además los “inspirados” responsables británicos han diseñado también unos controles aduaneros con inspecciones a la exportación que implican que, de los cientos de camiones de pescado y marisco que salen hacia Europa cada día, ya no vale con inspeccionar brevemente todo el tráiler, sino que hay que inspeccionar en la propia Escocia individualmente todas y cada una de las cajas de pescado y marisco: ello ha estado llevando cinco largas e insufribles horas de inspección sólo por cada camión. Y claro, no hay personal aduanero ni de lejos para agilizar tamaña tarea, ni probablemente lo habrá de no cambiar la estricta normativa exportadora británica de algún modo. Con ello, el colapso ha sido de epopeya, las colas de camiones desesperantes, y ya se pueden imaginar las pérdidas que todo ello ha ocasionado en un producto tan perecedero como el pescado y el marisco. Pérdidas millonarias por haberse arruinado la mercancía, pérdidas millonarias por pérdida de clientes, pérdidas millonarias por pérdida de negocio, pérdidas millonarias por mercados que ya no quieren saber más de ese pescado y marisco escocés que no llega o que llega en pésimo estado. ¡Qué exitazo el Brexit, oigan!, y además por culpa de los propios británicos y la burocracia post-Brexit que han diseñado.

Como también relataba el New York Times, otros casos lacerantes del pésimo diseño post-Brexit que han hecho los propios dirigentes británicos es por ejemplo el de un sufrido exportador de la industria porcina británica, que tuvo que asistir a ver el desesperante espectáculo de ver impotente cómo se le pudrían nada más y nada menos que 53 toneladas de carne de cerdo, que amenazan con llevarle a la ruina. Al llegar el cargamento británico de cerdo por vía marítima hasta el puerto habitual en Holanda, lo que antes era simplemente descargar y transportar hasta su destino continental en el mercado común en unas pocas horas, ahora se ha convertido en un auténtico infierno burocrático y normativo, de permisos que llegan tarde a suelo europeo, de inspecciones de las mercancías en base a la legalidad vigente y que se aplica a cualquier país ajeno a la UE, etc. resultando todo ello en días de retraso que, de nuevo, con una mercancía perecedera, suponen que el producto se eche a perder. Además de que los europeos continentales no van a querer soportar mucho más tiempo los graves perjuicios que sufren cuando eligen para sus compras a proveedores del otro lado del Canal (y es más que lógico y justo). Y eso por no hablar de otros costes y cargas burocráticas para los sufridos exportadores británicos, y que van mucho más allá de las que ya se encuentran a pie de aduana. El hecho es que el artículo anterior explicaba por ejemplo cómo a un productor inglés de queso Cheddar del suroeste de Inglaterra el papeleo para la exportación que antes del Brexit le implicaba tener que realizar tan sólo siete sencillos pasos, ahora se le ha transformado en tener que cumplir con 39 insufribles y dificultosos trámites. Y eso por no hablar de otros sectores de impacto masivo como el de la automoción, donde los componentes cruzan varias veces a uno y otro lado del Canal de La Mancha, hasta que son finalmente ensamblados en un producto final y montados sobre un automóvil. ¿Se quejaban los “brexiteers” de la burocracia europea? Pues me parece que con la nueva burocracia británica post-Brexit deberían ir reconociendo que han ido de “Guatemala a requete-guatepeor”

El gran salto que se da con el pequeño paso de pasar de ser toda una democracia consolidada a ser una simple «república tetera»

El resultado del conjunto no piense que es tan sólo unos pocos casos puntuales afectados como los expuestos. No, para nada; el asunto es masivo y está deteriorando gravemente toda la socioeconomía británica en su conjunto, hasta el punto de que sólo en enero en las islas británicas han asistido atónitos a ver cómo las exportaciones británicas a Europa se han desplomado un noqueante 68%: una auténtica debacle nacional, especialmente cuando Europa es su principal mercado exportador y con diferencia, pues Europa habitualmente venía comprando en torno al 50% de todas las exportaciones británicas. ¿Van ya entendiendo el porqué de que desde aquí siempre les dijéramos que el Brexit era todo un suicidio? Y esto sólo se suma al impacto ya de por sí severo de la crisis de Coronavirus, con el agravante de que lo del Coronavirus al fin y al cabo es coyuntural, mientras que lo del Brexit es tan permanente como el obstinado obcecamiento de los censurables dirigentes y ciudadanos “brexiteers”. La propaganda y la cortedad de visión socioeconómica sólo acaban trayendo siempre la “ruina caracolera”, y toda Europa asiste conmocionada a cómo el Reino Unido está degenerando a pasos agigantados hasta convertirse en una lamentable “república tetera”.

Personalmente lo siento mucho por ellos, y jamás me alegraré por los padecimientos socioeconómicos de nadie (por algo nos esforzamos tanto en divulgar desde aquí), pero precisamente este desastre es lo que ellos votaron primero, y lo que sus gobernantes no quisieron intentar arreglar después. Esto no ocurrió ni aun cuando se demostró finalmente la gran mentira que fue la campaña del Brexit de principio a fin, y cómo la propaganda internacional injirió hostilmente en el (des)futuro de los británicos, sobre todo en el de sus hijos. Ahora ya el daño está hecho sin remedio, porque aun en el hipotético supuesto de que en unos trimestres Reino Unido estuviese pidiendo de nuevo su reingreso en la UE, ya sería demasiado tarde para todas esas empresas que están siendo exterminadas en masa (o en el mejor de los casos al menos vaporizando buena parte de sus cifras de negocio y de su cartera de clientes), con todos esos puestos de trabajo que se están disipando en el aire. Éste es ni más ni menos el proceso de destrucción socioeconómica que desde aquí siempre les dijimos que traería el Brexit, y que iba a ser infinitamente peor para la barca de Reino Unido que para el transatlántico europeo. Ahora mismo hay miles y miles de empresas y ciudadanos británicos agonizando económicamente, y lo peor es que el desastre que ellos mismos se buscaron no ha hecho sino sólo empezar: el Brexit tomó efecto el 1 de enero, y sólo llevan un mes de destrucción. ¡Lo que les queda por delante a los británicos! (y en especial a los sufridos “remainers»).

¿Ven cómo lo que siempre les decimos desde aquí es esencial para mantener nuestro bienestar? Hay pues que luchar entre todos mano a mano y casa por casa para combatir esa hostil y destructiva propaganda de la guerra ciber-social, hay que mantener sano y alimentar siempre nuestro espíritu crítico, hay que argumentar coherentemente y debatir constructivamente, y hay que elegir medios rigurosos y fuentes de calidad. Pero jamás hay que formarse la opinión propia en base a cutre-videos de YouTube con falsos expertos improvisados, con hilos intragables de Whatsapp, o siguiendo a cuentas de redes sociales ramplonas cuyo casi único argumento es «porque yo lo digo». Fallar como ciudadano en cualquiera de los puntos anteriores supone como sociedad el camino directo a la destrucción socioeconómica, tal y como les ha pasado a los británicos. Y algunos dicen muy acertadamente que no les vendrá mal una cura de humildad a esos británicos que siempre han pecado de desprender un insoportable tufo de superioridad; de hecho, en la isla yo he oído a más de uno hablar de cosas como la “superior english race” (la raza superior británica): ¡Vaya tela! (o más bien trapo…).

En ese sentido, ya saben que desde aquí ya hemos analizado hace unos cuantos meses cómo el Brexit iba a acabar trayendo el fin de lo que quedaba del Imperio Británico, y que el Brexit para los británicos iba a acabar siendo algo equiparable a lo que fue la generación del 98 para el Imperio Español; de hecho, el Imperio Británico ya ha perdido con el Brexit su soberanía fronteriza sobre sus territorios de Gibraltar e Irlanda del Norte. Pero aun siendo parcialmente correcta la lectura de la cura de humildad que esos algunos defienden, lo cierto es que la lectura completa de un europeo de todo lo que ha ocurrido con el Brexit debería pasar por aquello de que “cuando veas las barbas de tu vecino pelar, pon las tuyas a remojar”. La propaganda internacional puede que tuviese una animadversión especial contra esa Gran Bretaña que en el fondo era la gran triunfadora con sus principios económicos y capitalistas, que junto con su hijo mayor EEUU extendieron por todo el mundo desarrollado, contribuyendo a que se desarrollase más todavía. Pero no duden que en el fondo la propaganda internacional es hostil contra todo el mundo desarrollado, y que buscan que el resto de Europa se auto-destruya exactamente igual que ya lo están consiguiendo con ese Reino Unido que ya está en caída libre. Ahora, la nueva estratagema de la propaganda pasa por catalizar que, en vez de esa consciencia de que los siguientes podemos ser los demás europeos, ofuscarnos con sed de venganza y promoviendo que nos sintamos resarcidos por las desgracias que es esa propaganda la que las ha traído a UK, y de paso tratan de evitar que hagamos frente común contra esa propaganda internacional que es el verdadero enemigo a batir. Es una nueva forma de la clásica estrategia del “divide y vencerás” de la propaganda de las décadas de los años 60 y 70 del siglo XX, y que ahora ha encontrado un nuevo potenciador en la era de las redes sociales.

Bienvenidos a la guerra ciber-social, ésa que no se acaba de ver porque nos llega sibilinamente camuflada “de lagarterana”, pero cuyos efectos se sienten dolorosamente (y mucho). De ustedes depende: en esta guerra todos somos a la vez tanto heroicos soldados como potenciales armas sociales contra nuestros propios conciudadanos. Una existencial disyuntiva que sólo cada uno de ustedes puede resolver individualmente, así que vayan decidiendo si quieren ser de los que ya van poniendo sus barbas en el bargueño, o de los que con las redes sociales por bandera se van a alzar para luchar heroicamente, y resistir los envites de la propaganda internacional por el futuro de su bienestar, de sus derechos y libertades, y por seguir teniendo tres platos de comida al día sobre la mesa. Porque la propaganda puede que llene mentes ofuscándolas, pero lo que luego nunca hace es llenar estómagos. Los de los ingleses cada vez rugen más en la desamparada y oscura noche del camino directo a la destrucción económica más lamentable. ¿Ahora hay ya alguna salvación posible?

https://www.elblogsalmon.com/economia/deslocalizacion-financiera-londres-tiene-ganador-solo-punta-iceberg?utm_source=recommended&utm

  • 20.3.-La economía británica se contrajo un 9,9% durante 2020, el mayor batacazo de su historia en un solo año  RAFA DE MIGUEL
  • El Reino Unido puede no estar en una recesión de doble caída, pero lo sentirá    – LARRY ELLIOTT
  • Mientras el mundo mejora sus previsiones, España las empeora  – MARC FORTUÑO
  • USA: supremacistas y crisol de razas BEETHOVEN HERRERA

El Banco de Inglaterra confía en que la rapidez de la campaña de vacunación permita una aceleración de la economía en la segunda mitad de 2021

El confinamiento ha vaciado las calles que rodean al Banco de Inglaterra, en el corazón financiero de Londres NIKLAS HALLE’N / AFP

Apenas una anécdota más que un consuelo, por una sola décima porcentual el Reino Unido no cerró 2020 con una caída del 10% del PIB. La cifra definitiva fue del 9,9%, según los datos que ha hecho públicos la Oficina Nacional de Estadística (ONS), en sus siglas en inglés).

12 feb 2021.- Se trata del descenso más acelerado de la actividad económica en 300 años de historia y supone prácticamente el doble de lo que fue la debacle de la crisis financiera de 2008. La pandemia ha golpeado con especial dureza a los británicos, con más de 110.000 muertes acumuladas y una tercera ola de los contagios que mantiene cerrados comercios, oficinas y hostelería desde mediados de diciembre. “Las cifras demuestran la seria conmoción que ha sufrido nuestra economía como resultado de la pandemia, que ha afectado a países de todo el mundo”, ha dicho el ministro de Economía británico, Rishi Sunak. El golpe, sin embargo, ha sido especialmente duro en el Reino Unido. La breve ventana de esperanza que supuso la campaña adelantada de Navidad se frustró de inmediato ante los alarmantes números del virus. En noviembre ensayó el Gobierno un confinamiento temporal que apenas contuvo los contagios, y fue a mediados de diciembre cuando Boris Johnson ordenó el cierre definitivo de la actividad del país. El cuarto trimestre del año, según la ONS, fue ligeramente mejor de lo previsto. Registró una subida del 1% del PIB, pero en cifras comparadas, supuso un descenso en la actividad del 7,8% respecto al mismo trimestre de 2019. La caída comparada supone tres veces más que la de Alemania o el doble que la de EEUU. “Aunque hemos visto algunas cifras de resistencia durante el invierno, sabemos que el actual confinamiento va a tener un duro impacto sobre las empresas y los ciudadanos”, ha advertido Sunak.

La cifra de desempleo en el Reino Unido se sitúa en el 5%. A pesar de que el Gobierno de Johnson ha prolongado prácticamente durante un año el llamado Jobs Retention Scheme (Esquema de Retención de Empleo), un ERTE similar al aplicado en España, desde el pasado febrero han perdido su puesto de trabajo 828.000 ciudadanos.

El Banco de Inglaterra (BoE, en sus siglas en inglés) prevé una continuación de cifras negativas durante el primer trimestre de 2021, porque Downing Street ya ha anticipado que no será al menos hasta abril cuando se revisen las duras medidas de restricción que sufre el país. Sin embargo, la aceleración de la campaña nacional de vacunas -Trece millones de personas han recibido ya la primera dosis, y el Gobierno está convencido de que el lunes habrá alcanzado su primer objetivo de quince millones de vacunados- ha llevado a la autoridad monetaria a expresar optimismo para la segunda mitad de 2021. “Es previsible que el programa de vacunación lleve a una relajación de las restricciones y las medidas de distanciamiento social, con lo que se reducirá la incertidumbre económica y se incrementará la actividad, aunque resulta difícil predecir cuándo comenzarán estos efectos”, dijo el BoE el pasado 4 de febrero en su habitual informe de política monetaria.

https://elpais.com/economia/2021-02-12/la-economia-britanica-se-contrajo-un-99-durante-2020.html

20.3.-El Reino Unido puede no estar en una recesión de doble caída, pero lo sentirá    – LARRY ELLIOTT

A la desaceleración hacia fines de 2020 le seguirá una caída de la producción en el primer trimestre de 2021

Un pub tapiado en Swansea. Los pubs y restaurantes se encuentran entre los negocios más afectados por la pandemia. Fotografía: Phil Rees / REX / Shutterstock

Si 1709 fue el año de la Gran Helada, los historiadores económicos recordarán 2020 como el año de la Gran Pandemia. Todo lo que le ha pasado a la salida se ha relacionado con Covid-19.

12 feb 2021.- En general, la economía medida por el producto interno bruto cayó un 9,9% desde su nivel de 2019 , lo que la convierte en la mayor caída desde que comenzaron los registros modernos. Al menos por ahora, porque 1921 corre a 2020 razonablemente cerca como un espectáculo de horror económico, y en esta etapa la Oficina de Estadísticas Nacionales solo está dando sus primeras estimaciones de crecimiento.

Las revisiones al alza son posibles cuando ingresan más datos, pero según el Banco de Inglaterra no se ha visto nada como 2020 desde que la reina Ana estaba en el trono a principios del siglo XVIII.

En el aquí y ahora, el Reino Unido recibió un modesto, aunque temporal impulso, ya que el bloqueo de cuatro semanas impuesto en Inglaterra en noviembre se relajó. Las empresas del sector de servicios que se habían visto más gravemente afectadas por las restricciones, como pubs y restaurantes, experimentaron un aumento de la actividad a principios de mes antes de verse obligadas a cerrar de nuevo cuando diciembre llegaba a su fin.

El crecimiento tanto en diciembre como en el cuarto trimestre de 2020 fue ligeramente más fuerte de lo que esperaban los economistas, y hubo varias razones para ello. Las restricciones no fueron tan draconianas como lo habían sido en la primavera, las empresas aprendieron cómo adaptarse, hubo un impulso en la producción del sector de la salud debido al aumento del programa de prueba y rastreo Covid , y hubo algunas reservas por parte de los fabricantes antes del plazo del Brexit de fin de año.

El hecho de que la economía se expandiera un 1,0% en el período comprendido entre octubre y diciembre significa que el Reino Unido ha evitado una recesión de doble caída, dos períodos separados en los que el PIB se contrae durante al menos dos trimestres.

Pero incluso si no se trata de una recesión de doble caída, se sentirá como tal, porque la fuerte desaceleración de la actividad entre el tercer y cuarto trimestres de 2020 será seguida por una gran caída en la producción en los primeros tres meses de 2021. La nueva recesión podría llevar fácilmente a que la producción caiga un 4% más.

La respuesta de Rishi Sunak a las últimas cifras de ONS fue reveladora. Hace unos meses salían rumores de Hacienda de que la canciller empezaría a retirar el apoyo a la economía en el presupuesto del 3 de marzo para empezar a reparar el daño causado a las finanzas públicas.

Esa idea ha sido superada por los acontecimientos. Sunak dijo que el presupuesto se utilizaría para establecer cómo el gobierno respaldaría los empleos y la economía durante la próxima fase de la pandemia.

El mensaje de los últimos datos del ONS es que la economía podría recuperarse rápidamente una vez que se levanten las restricciones a la actividad. El mensaje del canciller es que puede pasar algún tiempo antes de que eso suceda.

https://www.theguardian.com/business/2021/feb/12/the-uk-may-not-be-in-a-double-dip-recession-but-it-will-feel-like-it

20.3.-Mientras el mundo mejora sus previsiones, España las empeora  – MARC FORTUÑO

Si el 2020 fue el año de la pandemia, 2021 es el año de la vacunación. Y tras el hundimiento de la economía global en el pasado año (-3,5%), para este ejercicio se espera un crecimiento fuerte que compense, el declive económico y se recupere el tiempo perdido.

10 feb 2021.- Es un año complejo en el que las estimaciones de crecimiento se pueden ver alteradas por diversos catalizadores. Pensemos que si se logra un mayor éxito con las vacunas podríamos retomar la normalidad perdida, pero en el supuesto de una implementación lenta de la vacuna, las mutaciones del virus y la retirada prematura del apoyo político pueden empeorar los resultados.

En el aspecto financiero hay que tener presente si se materializaran los riesgos a la baja o podríamos ver un endurecimiento de las condiciones financieras que podría amplificar la recesión, en un momento en el que la deuda pública y privada se encuentra en niveles récord en todo el mundo.

A pesar de todo, por ahora el mundo ha revisado sus expectativas de crecimiento al alza en el informe del FMI del mes de enero frente las estimaciones de octubre. Pero, en el caso específico de España, el repunte esperado se ha revisado… a la baja.

La economía mundial se prevé que la economía mundial crezca un 5,5% en 2021 y un 4,2% en 2022. La previsión para 2021 se ha revisado al alza en 0,3 puntos porcentuales con respecto a la previsión anterior. Para España, tras ser la economía desarrollada que más cayó en 2020 (-11%), se espera que este año crezcamos un 5,9%, lo que implicaría una pérdida de dinamismo de 1,3 puntos porcentuales frente la estimación anterior.

Por supuesto, crecer más que el mundo es una buena noticia, aunque ello viene dado por el rebote después de un hundimiento no visto en la serie histórica. El problema es que en el momento de crecer, nuestras expectativas se ven seriamente dañadas y revisadas a la baja. Realmente existe una seria discrepancia entre las previsiones de crecimiento: el Gobierno español cree que veremos un crecimiento del 9,8%, casi cuatro puntos de dinamismo frente a la previsión del FMI. Y lo peor de todo es que sus previsiones son la base para ejecutar los Presupuestos.

La pregunta inmediata que deberíamos hacernos es ¿por qué mientras el mundo mejora sus expectativas, en España se deterioran?

España diverge frente al mundo por sus diferencias en el comportamiento vinculado al nivel de contagios, la flexibilidad y la adaptabilidad de la actividad económica, las tendencias preexistentes y las rigideces estructurales previas a la entrada a la crisis.

Nos situamos entre los peores países que ha gestionado la pandemia. A día de hoy afrontamos 1.323,26 muertes por millón de habitantes (el decimotercer país con la peor ratio), pero somos la economía desarrollada que más ha caído (-11%), un mix que revela el fracaso de la gestión por parte del Gobierno.

Y no estamos destacando por un ritmo de vacunación veloz. Israel habría vacunado al 66% de la población (el país que más ha vacunado relativo a la población), Reino Unido el 19%, Estados Unidos el 13% y, en el caso de España, solo llevamos el 4,50%. Esto significa que, a nivel sanitario, siendo los más afectados no nos estamos adaptando al virus.

Si sanitariamente no lo estamos combatiendo como se debiera, o la economía se reestructura para adaptarse a la realidad de diversas oleadas y cierres parciales o totales, o no habrá manera de reflotar la economía y las tasas de crecimiento de la actividad económica se verán afectadas. Y este punto cobra especial importancia porque hemos retomado la senda alcista de la deuda, con una medida relativa del 362% del PIB.

A nivel de contagios, el mes de enero que hemos dejado atrás ha sido el peor de toda la pandemia. Los contagios han sumado 863.961 y la incidencia acumulada se ha triplicado hasta 865,6. Todo ello nos ha llevado a que el número de casos de COVID-19 superen los 2,8 millones.

Y, en consecuencia, los datos adelantados han sido malos. El índice general de actividad empresarial de enero, que se basa en una sola pregunta en la que se pide a las empresas que comenten la evolución de su actividad descendió bruscamente a 41,7 en enero, frente al 48 de diciembre. Al situarse por debajo de la marca de 50 por sexto mes consecutivo.

La producción manufacturera también se redujo, ya que el sector, al igual que la economía de servicios, se ha visto obstaculizada por la falta de demanda relacionada con la pandemia y los efectos temporales de la tormenta Filomena.

De hecho, los volúmenes de nuevas empresas se redujeron por sexto mes consecutivo, con descensos simultáneos en los nuevos trabajos en la economía manufacturera y de servicios. Por ello, diferentes organismos están apuntando a una caída del PIB del 0,8% en el primer trimestre de 2021 (dato AIReF).

https://www.elblogsalmon.com/economia/mundo-mejora-sus-previsiones-espana-empeora

20.3.-USA: supremacistas y crisol de razas BEETHOVEN HERRERA

Biden ha dado un clarísimo mensaje de inclusión de las diversas etnias y culturas que conviven en ese país que se proclama como un crisol de razas.

La Unión Americana se define como “crisol de razas” donde inmigrantes de diversos orígenes se mezclan para formar un país basado en el reconocimiento de derechos y libertades. Como dijera el parlamentario Paul Ryan.

31 ene 2021.- “Es la única nación no fundada en una identidad sino en una idea y donde la condición del nacimiento no determina la vida”. Biden, el segundo presidente católico (después de Kennedy), es descendiente de irlandeses y su gabinete contrasta con el supremacismo blanco de Trump.

Kamala Harris, vicepresidenta, es hija de jamaiquino e india, es la primera negra que ejerce la vicepresidencia después de ser senadora y fiscal de California y si Biden no aspira a la reelección sería la primera mujer negra en postularse.

Entre los 24 nominados a altos cargos 12 son mujeres, una paridad de género que contrasta con los cargos por abusos formulados por mujeres contra Trump. Yanet Yellen, a quien Trump negó un segundo período en la FED argumentando que él quería romper con el pasado (en privado argumentó que era de muy baja estatura), será la Secretaria del Tesoro y Avril Haines, nominada como Directora de Inteligencia Nacional, la primera mujer en ese cargo.

Además Linda Thomas-Greenfield, afroamericana con 35 años como diplomática, será embajadora en la ONU y la también afroamericana Marcia Fudge será secretaria de Vivienda y Desarrollo. Lloyd Austin, veterano de guerra y general retirado, será el primer secretario de Defensa afroamericano.

La designación de Pete Buttigieg, alcalde homosexual y veterano de guerra como secretario de Transporte, y de la pediatra y siquiatra transgénero Rachel Lavine como subsecretaria de salud, se suman a la derogación de la prohibición de Trump para que los transgénero ingresaran a las fuerzas armadas, y a la designación de la asiática Katherine Tai como representante comercial.

Los supremacistas ingresaron al capitolio con la bandera de los esclavistas confederados del sur en la Guerra Civil, y uno de ellos disfrazado de indígena ocupó la silla presidencial, pero como reivindicación real Biden nombró a la indígena Deb Haalan como secretaria de Interior, en tanto que el judío Jon Ossof y el demócrata negro Rafhael Warnoock ganaron en Georgia permitiendo a los demócratas lograr la mayoría en el senado.

Kamala Harris prestó juramento frente a la jueza Sonia Sotomayor, primera y única mujer latina en la historia de ese alto tribunal y en la celebración el himno nacional fue interpretado por Lady Gaga en tanto que Jenifer López interpretó «This land is your land». Con Tom Hanks como maestro de ceremonias intervinieron Bruce Springsteen, John Legend, Eva Longoria, Foo Fighters, Kerry Washington, Justin Timberlake, Jon Bon Jovi, Demi Lovato y Jennifer Lopez.

Tanto en las nominaciones y en los símbolos, como en las decisiones respecto al reconocimiento del cambio climático, las facilidades a la inmigración, y el retorno a los escenarios multilaterales; así como en la identidad de los postulados a altos cargos, hay un clarísimo mensaje de inclusión de las diversas etnias y culturas que conviven en ese que se proclama como un crisol de razas.

https://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/supremacistas-y-crisol-de-razas-548699

21.2.-Brexit y la disolución del Reino Unido (2)BEETHOVEN HERRERA

  • 21.2.-Las tasas de interés negativas en el Reino Unido son una posibilidad, pero lejos de ser una certeza – LARRY ELLIOTT
  • Proteger a los ‘okupas’ mientras dure el Estado de Alarma, una prioridad para el Gobierno MARC FORTUÑO

Habiendo salido de Europa, Johnson no será un jugador central en la restauración del multialeralismo.

En Escocia el Brexit se cruza con la independencia y la posibilidad de un nuevo referéndum ha tomado fuerza.

24 ene 2021.- La primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, ha dicho que como el Brexit ganó por 51,4% pero su país votó 62% a favor de permanecer en Europa, “el Brexit es contra el querer de Escocia” y las encuestas muestran que la opinión favorable al retiro de Escocia del Reino Unido es mayoritaria. Y los laboristas que se han proclamado siempre como europeístas, se oponen a la independencia de Irlanda.

Tras el acuerdo de paz para Irlanda del Norte firmado el Viernes Santo de 1998 se eliminaron aduana y control migratorio entre las dos Irlandas y Johnson pretendía restablecer controles para el paso de personas, bienes y servicios. Hubo reacción por el temor a que retornara el conflicto y se mantuvo el tránsito de bienes, servicios y personas entre las dos Irlandas estableciendo una modalidad de aduana marítima entre Inglaterra e Irlanda del Norte. El mantener la frontera abierta entre las dos Irlandas ha sido interpretado como un paso hacia la futura unificación de esa isla.

Según la Oficina de Estadísticas del Reino Unido, mientras a nivel nacional los servicios financieros ascendieron a 126 billones, la pesca en 2019 ascendió a 437 millones de libras, equivalente al 0,02% del PIB, aunque en las comunidades costeras la pesca es el primer generador de empleo.

Durante un período de ajuste de cinco años, 25% de la pesca hecha por europeos será transferida a los británicos. En 2019 los barcos británicos capturaron 502.000 toneladas valoradas en 850 millones de libras esterlinas. Entre tanto Reino Unido exportó 333.000 toneladas a Europa, lo cual representa la mitad de la pesca capturada en Reino Unido y tres cuartas partes del total de exportaciones de pescado desde el Reino Unido.

Después del 30 de junio de 2026 cada año habrá que renegociar la cuota pesquera y Reino Unido estará facultado para excluir totalmente a los pescadores europeos de sus mares, pero Europa podría replicar gravando con aranceles la exportación de pescado desde Reino Unido o negando el acceso de los barcos ingleses a las aguas europeas.

Habiendo salido de Europa Johnson no será un jugador central en la restauración del multialeralismo, para lo cual Biden priorizará las relaciones con Francia, pues con Macron coinciden en otorgar prioridad al tema ambiental.

El discurso aislacionista de Johnson era compatible con las políticas de Trump con quien se elogiaban mutuamente, pero ahora la política de reconstrucción multilateral encabeza la agenda y las políticas disruptivas, como el intento de Johnson de romper el tratado de Paz de Irlanda, han quedado aisladas.

Las advertencias de la exprimera ministra Teresa May acerca de esos riesgos fueron desoídas y ahora Johnson ha quedado contra la corriente de unidad, reconciliación, inclusión racial de género y abandono de la xenofobia que ha llegado con Biden y Kamala Harris.

Si el Reino Unido fue por siglos socio privilegiado de Estados Unidos al parecer así no será en adelante. ¡Es inevitable preguntar si valió la pena…!

https://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/brexit-y-la-disolucion-del-reino-unido-2-548518

21.2.-Las tasas de interés negativas en el Reino Unido son una posibilidad, pero lejos de ser una certeza – LARRY ELLIOTT

 Análisis: la economía tendría que empeorar mucho para que el comité de política monetaria del Banco dé un paso sin precedentes

El comité de política monetaria del Banco de Inglaterra es modestamente optimista sobre las perspectivas de la economía. Fotografía: Yui Mok / PA

El Banco de Inglaterra es una institución venerable. Ni una sola vez desde su fundación en 1694, las tasas de interés se han vuelto negativas y no hay perspectivas inmediatas de que ese récord de 327 años termine.

4 feb 2021.- Sin duda, la noticia más interesante del informe trimestral de política monetaria de Threadneedle Street fue que a los bancos y sociedades de crédito a la vivienda se les han dado seis meses para prepararse para la posibilidad de que las tasas deban descender por debajo de cero.

Pero una posibilidad no es lo mismo que una probabilidad, y mucho menos una certeza, y la economía tendría que estar en una forma mucho peor en agosto de lo que el comité de política monetaria del Banco, integrado por nueve miembros, espera desencadenar un paso sin precedentes.

Con todo, el Banco se muestra moderadamente optimista sobre las perspectivas de la economía. La actividad en los últimos tres meses de 2020 fue «materialmente» más fuerte de lo que se predijo en noviembre y, aunque los primeros tres meses de 2021 serán espantosos, la contracción prevista del 4% será mucho menor que la caída de casi el 19% durante el primer cierre nacional. La primavera pasada.

Cuando se levanten las restricciones, la expectativa es que la economía se recupere, ayudada por los consumidores que gastan una parte del dinero que han ahorrado durante los últimos 12 meses. Los mercados monetarios de la Ciudad pueden estar fijando tasas negativas, pero para cuando el sistema financiero esté listo para ellos, la economía debería estar creciendo rápidamente.

En cambio, las tasas negativas deben verse como una póliza de seguro en caso de que las cosas salgan mucho peor de lo que predice el Banco, como es totalmente posible. Son tiempos especialmente inciertos, y nadie descarta el riesgo de que surja una nueva variante de Covid-19 que resulte resistente a las vacunas actuales.

Andrew Bailey, el gobernador del Banco, enfatizó que había una diferencia entre tener tasas negativas como parte del conjunto de herramientas y usarlas realmente. Del mismo modo, no se debe leer nada sobre el hecho de que se le ha dicho al personal de Threadneedle Street que elabore planes sobre cómo se podrían endurecer las políticas en el futuro.

Las tasas negativas afectarían los saldos de los bancos comerciales mantenidos en el Banco de Inglaterra. Los tipos de interés de las hipotecas, descubiertos y tarjetas de crédito seguirían siendo positivos, en algunos casos de forma marcada. Pero pasar a tipos negativos seguiría siendo un paso enorme, y solo se tomaría una vez que el Banco haya agotado todas las demás opciones.

https://www.theguardian.com/business/2021/feb/04/bank-england-negative-interest-rate-uk-possibility-but-far-from-certainty

21.2.-Proteger a los ‘okupas’ mientras dure el Estado de Alarma, una prioridad para el Gobierno MARC FORTUÑO

La ocupación ilegal de viviendas es un fenómeno de plena actualidad y que, debido a la pandemia del coronavirus y la crisis económica, lo ha llevado a un incremento en el número de delitos durante 2020 y por lo tanto, a extender el número de damnificados.

4 feb 2021.- En vez de ofrecer una solución a esta problemática, el Estado ha sido (y es) parte del problema. No solo no ha combatido este delito, sino que lo está amparando. Queda claro en su Real Decreto publicado el 20 de enero en el que dice lo siguiente:

«Se modifica el artículo 1 bis introducido en el Real Decreto-ley 37/2020, de 22 de diciembre, de medidas urgentes para hacer frente a las situaciones de vulnerabilidad social y económica en el ámbito de la vivienda y en materia de transportes, con objeto de dar cobertura a las situaciones en las que los procedimientos de desahucio y lanzamiento afecten a personas económicamente vulnerables sin alternativa habitacional, incluso en las causas penales en las que el lanzamiento afecte a personas que carezcan de título para habitar una vivienda.»

Con esta modificación se ha buscado suspender el procedimiento de desahucio y de los alzamientos contra personas económicamente vulnerables sin alternativa habitacional. En la práctica únicamente se pueden ejecutar los desahucios que se produzcan bajo un supuesto de intimidación o violencia sobre las personas. Este supuesto dista mucho del anterior en el que se indicaba que se procedería al desahucio «cuando la entrada o permanencia en el inmueble sea consecuencia de delito».

Recordemos que esta carta blanca que se ofrece a la ocupación ilegal estaría vigente durante el Estado de Alarma, es decir, hasta 9 de mayo de 2020, como mínimo, si no se establece ninguna prórroga adicional.

Atentando contra los derechos de propiedad

El Gobierno de Sánchez no ha sido precisamente un defensor de los derechos de propiedad que recaen sobre los propietarios de inmuebles. Si en otros países se ha instado a ofrecer rentas a los más vulnerables, aquí hemos traspasado el problema a los propietarios de inmuebles.

Puede ser entendible que, en este contexto delicado de tercera ola en el que los números de nuevos casos se han disparado y ha superado los récords anteriores, se busque que nadie se quede sin una casa. Pero el problema no es el objetivo sino el procedimiento por parte del Gobierno.

Debería ser el propio Gobierno quién se hiciera directamente responsable de estas situaciones específicas. Si no ofrece una solución habitacional debería respaldar con renta. En ningún caso es concebible cruzarse de manos para que así se caiga en la casilla de «vulnerable» y acto seguido desplazar la carga al propietario.

Con esta medida, se está ofreciendo un claro incentivo para que se perpetúen estos delitos porque se ofrece una protección a la ocupación. De este modo, se crea un manto de inseguridad para el sector inmobiliario, en unos momentos que se necesita canalizar la inversión y atraer el máximo número de inversores posibles para reflotar el sector.

Las penas contempladas son irrisorias para delitos de esta índole. La ocupación sin violencia (sino hablaríamos de usurpación) está penado con sanciones de tres a seis meses de multa, sin que ello suponga una privación de libertad.

Datos de ocupación en España

Según los datos del Sistema Estadístico de Criminalidad (SEC) del Ministerio del Interior y a falta de conocer los datos finales de 2020, en el primer semestre del año anterior se produjeron 7.450 ocupaciones ilegales, mientras que en el mismo periodo de 2019 se produjeron 7.093 ocupaciones. Es decir, hemos visto un incremento del 5,03% en los periodos comparados.

Si nos vamos a plazos mayores, vemos que el problema viene de atrás. En el año 2016 las ocupaciones ilegales de inmuebles fueron de 9.998 y, a cierre de 2019, alcanzamos la cifra de 14.621, un incremento acumulado del 46,23% en tan solo tres años.

Los datos son preocupantes, pero no se extienden uniformemente por toda España sino que Cataluña acapara gran parte de estos incidentes. La comunidad catalana registró 3.611 casos confirmados entre enero y junio, el 48,5% del total de las denuncias y se ha incrementado más que el resto de España (+13,2%). La comparación con Madrid es odiosa cuando en este periodo ha visto una fuerte reducción (-9,5%).

Y específicamente el problema no es otro que la provincia de Barcelona que concentra 2.644 casos, el 35,48% de las ocupaciones del territorio español y cuadruplicando los datos de Madrid (657 ocupaciones).

https://www.elblogsalmon.com/sectores/proteger-a-okupas-dure-estado-alarma-prioridad-para-gobierno

  • 21.1.-Brexit, acuerdo ante el abismo (I)BEETHOVEN HERRERA
  • El contrato con AstraZeneca establece que debe suministrar vacunas a la UE desde sus fábricas en el Reino Unido RAFA DE MIGUEL

La confianza entre Europa y Reino Unido ha sufrido gravemente

Tras extenuantes jornadas, negociando en Navidad contra el reloj, Reino Unido y la Unión Europea llegaron a un acuerdo que entró en vigencia en Nuevo Año y que establece los términos del Brexit.

18 ene 2021.- El acuerdo fue ratificado por los embajadores europeos y todos consideran que aún si no satisface todas las aspiraciones de cada parte, es preferible a una ruptura sin acuerdo con todos sus efectos perturbadores.

“Hemos recuperado el control de nuestras leyes y nuestro destino” dijo Johnson, y agregó que aunque la negociación incluyó discusiones “feroces”, se había logrado un “buen acuerdo para toda Europa”. Por su parte, Ursula Von Layden, vocera europea, sostuvo que, “Es el momento de pasar página y mirar al futuro”, y agregó que el Reino Unido “sigue siendo un socio de confianza”.

Con el Brexit, la UE pierde la segunda economía, que representa cerca del 15% de su PIB y contribuía con más de US$13.000 millones anuales al presupuesto. También pierde un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU y uno de los mayores centros financieros del mundo.

Reino Unido decidió retirarse del programa Erasmus que permite a los jóvenes de los países miembros estudiar en cualquiera de los otros países, aunque Irlanda del Norte sí se mantendrá en el programa y los jóvenes ingleses matriculados podrán culminar sus estudios. Johnson ha anunciado el programa Turing, el cual ofrecerá a los estudiantes ingleses la posibilidad de estudiar en otros países del mundo, pero ahora los jóvenes ingleses deberán tener visa y pagar sus matrículas para ingresar a una universidad europea.

Aunque la pesca sólo representa el 0-12% de la economía inglesa, fue el último obstáculo para el acuerdo, pues Inglaterra reclamaba mayor participación en la pesca que se hace en sus aguas. Los críticos de Johnson reclaman que para proteger a las pesqueras inglesas el acuerdo afecta a los demás sectores: es cierto que no pagarán aranceles para ingresar al mercado europeo pero habrá trámites aduaneros. Sin acuerdo, el Reino Unido habría abandonado la Política Pesquera Común, que garantizaba acceso europeo a la Zona Económica Exclusiva británica generando un mercado de 650 millones de euros anuales. Europa proponía devolver 18% de esos derechos de pesca en aguas británicas, pero Londres proponía recuperar 80% del acceso pesquero.

Los ingleses aspiraban a que los barcos europeos faenaran solo hasta 12 millas fuera de las costas inglesas, pero el acuerdo les permitirá llegar hasta las 6 millas (10 kilómetros) y, en contraprestación, Inglaterra podrá acceder al mercado europeo de 450 millones de personas. Reino Unido mantendrá acceso al mercado al que enviaba la mayor parte de sus exportaciones, pero enfrentará trámites burocráticos, requerimientos en salud, normas ambientales y reglas de origen.

Como ha expresado la vocera de Europa Ursula Von Leyden, ambos esperan seguir trabajando unidos en temas como cambio climático, terrorismo y la pandemia, pero la confianza entre las dos zonas ha sufrido gravemente y sin duda los ciudadanos, los exportadores y en particular los estudiantes y los trabajadores deberán soportar los enojosos trámites al ser tratados como extranjeros.

Beethoven Herrera Valencia
Profesor de las universidades Nacional y Externado 

https://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/brexit-acuerdo-ante-el-abismo-i-salida-reino-unido-de-la-union-europea-548317 

21.1.-El contrato con AstraZeneca establece que debe suministrar vacunas a la UE desde sus fábricas en el Reino Unido RAFA DE MIGUEL

Bruselas publica el contrato con la farmacéutica, pero oculta el precio y las dosis mensuales previstas

El edificio de AstraZeneca en Bruselas, este viernes. FRANCISCO SECO / AP

La Comisión Europea ha publicado finalmente este viernes el acuerdo de suministro de vacunas con la farmacéutica AstraZeneca, después de un intenso tira y afloja con la multinacional anglo-sueca durante la última semana. La lectura del texto despeja a favor de Bruselas uno de los principales puntos de controversia, después de que la compañía anunciara una disminución de hasta un 60% de su primera entrega por presuntos fallos en sus plantas de producción europeas.

29 ene 2021.- El apartado cuarto del punto 5 del contrato deja claro que “AstraZeneca dedicará el mayor esfuerzo razonable posible a fabricar la vacuna en las plantas de producción localizadas en territorio de la UE (que, a los efectos de esta disposición, incluirán las del Reino Unido)”. Bruselas reclamaba a la farmacéutica que desviara parte de la producción en suelo británico para cubrir la demanda en el continente, pero la empresa ha defendido en todo momento que Londres firmó su contrato dos meses antes y debe recibir toda la cantidad comprometida. El Gobierno británico no ha publicado aún, y se resiste a hacerlo, el documento firmado con AstraZeneca.

El contrato parece despejar también otra de las dudas que existían, la de si el Reino Unido tiene prioridad en el acceso a las dosis debido a que firmó meses antes el contrato, tal y como aseguró el director ejecutivo de la compañía, Pascal Soriot, en una entrevista con varios medios, entre ellos este diario. El artículo 13,1.e del acuerdo, sin embargo, defendería justo lo contrario, ya que AstraZeneca “garantiza” que “no tiene ninguna obligación, contractual o de otro tipo, con ninguna persona o tercero respecto a las dosis iniciales” pactadas con la UE. El documento, que se puede consultar de forma abierta en línea, ha sido parcialmente censurado ―están tachadas las partes en las que se especifica el calendario de entregas y el precio por dosis―, pero Bruselas saluda un gesto que eleva la “la transparencia” de la estrategia de vacunas de la Unión Europea.

La medida llega después de que el laboratorio anunciara el viernes pasado una reducción significativa del número de dosis que se había comprometido a entregar a la UE en el primer trimestre del año. La cantidad comprometida, que sigue siendo secreta, se estima en al menos 100 millones de dosis, y la caída en las entregas se calcula en unos 75 millones. Esta situación ha provocado un pulso que ha obligado a la Unión a sacar toda su artillería con el fin de asegurar la llegada de las dosis que, según defiende, le corresponden por contrato: Charles Michel, el presidente del Consejo Europeo (formado por los 27 Gobiernos de la UE), mencionó este jueves la posibilidad de invocar poderes excepcionales para intervenir la producción de vacunas, mientras que la Comisión prepara un mecanismo para poder retener exportaciones de estos fármacos.

Desde la Comisión llevan desde el inicio de la crisis en conversaciones con AstraZeneca tratando de hacer público el contrato, especialmente después de la entrevista concedida por su director ejecutivo, que, según Bruselas, revelaba varias de las cláusulas del acuerdo que en teoría se encontraban protegidas por la confidencialidad que había impuesto la farmacéutica.

La intención de Bruselas, que siempre ha defendido que buscaba una mayor transparencia que las compañías habían limitado, ha sido la de levantar el velo contractual “porque varias de las cláusulas del contrato están ya en el debate público”, según defendió una fuente del Ejecutivo comunitario esta semana. “Queremos estar una posición de hacer el contrato disponible para que el debate esté ahí fuera de forma abierta”. “Es realmente importante que defendamos la transparencia y la claridad en los envíos [de vacunas]”, dijo a mediados de semana la comisaria de Salud, Stella Kyriakides, a medida que iba creciendo la batalla dialéctica entre Bruselas y la compañía y reclamaba la publicidad de los acuerdos. “Creemos que compartirlos satisfará muchas de las preguntas planteadas”.

La publicación sigue también una larga batalla de parlamentarios y ONG en busca de la transparencia de los contratos millonarios con las farmacéuticas, de los que se desconocen las sumas adelantadas, las fechas de entrega, las cantidades comprometidas o las obligaciones y las responsabilidades por incumplimientos.

https://elpais.com/sociedad/2021-01-29/el-contrato-con-astrazeneca-establece-que-debe-suministrar-vacunas-a-la-ue-desde-sus-fabricas-en-reino-unido.html

 20.44.-Reducción de pagos y aumentos de impuestos necesarios en el Reino Unido para llenar un agujero de £ 40 mil millones en las finanzas públicas  – LARRY ELLIOTT Y PHILLIP INMAN

El débil crecimiento y la presión sobre el NHS y los presupuestos de bienestar se sumarán a los problemas de Covid, advierte IFS thinktank

Una casa de empeño para dejar entrar Slough, Berkshire. La IFS dijo que era poco probable que la economía se desempeñara tan bien como el OBR independiente predijo en sus pronósticos. Fotografía: Maureen McLean / Rex / Shutterstock

La lucha de Gran Bretaña para salir de la pandemia de Covid-19 resultará en que los paquetes salariales se reduzcan y los impuestos aumenten para llenar un agujero de £ 40 mil millones en las finanzas públicas, advirtieron dos importantes grupos de expertos.

26 nov 2020.- A pesar de los préstamos récord en tiempo de paz de 394.000 millones de libras esterlinas este año, la Resolution Foundation y el Instituto de Estudios Fiscales dijeron que el período previo a las próximas elecciones generales estaría marcado por un impacto en las ganancias y la presión sobre el gobierno para equilibrar los libros.

La Resolution Foundation, al comentar sobre el anuncio de gastos de un año de Rishi Sunak el miércoles, dijo que los planes del gobierno para rescatar a Gran Bretaña de la crisis de Covid no terminarían con una presión de una década en los salarios y dejarían los paquetes salariales promedio a mediados del década £ 1,200 al año por debajo del nivel pronosticado antes del brote del virus.

Los ingresos de los hogares estaban en camino de crecer solo un 10% en los 15 años desde el inicio de la crisis financiera en 2008, en comparación con el 40% de crecimiento en los 15 años anteriores a la crisis, dijo.

La IFS expresó su escepticismo sobre los nuevos pronósticos de la Oficina independiente de Responsabilidad Presupuestaria, que solo mostraban un daño limitado a largo plazo en la economía debido a la mayor recesión en 300 años.

El director de IFS, Paul Johnson, dijo que un crecimiento más débil y la presión sobre el NHS y los presupuestos de asistencia social conducirían a finanzas públicas peores de lo esperado en los próximos años, lo que requeriría aumentos de impuestos o recortes de gastos de £ 40 mil millones en lugar de los £ 27 mil millones señalados por la OBR.

Ambos grupos de expertos señalaron que Sunak había recortado £ 10 mil millones del aumento planeado de £ 25 mil millones en los presupuestos de los departamentos de Whitehall el próximo año. El gobierno ha insistido en que no habrá retorno a la austeridad, pero Johnson dijo que se sentiría muy bien con los departamentos no protegidos.

Torsten Bell, director ejecutivo de la Resolution Foundation, dijo que la pandemia estaba causando un «daño inmenso» a las finanzas públicas y también un daño permanente a las finanzas familiares.

“La pandemia es solo el último de los tres choques económicos ‘únicos en la vida’ que experimentó el Reino Unido en poco más de una década, tras la crisis financiera y el Brexit. El resultado es una reducción sin precedentes del nivel de vida de 15 años».

Bell dijo que existe la posibilidad de que la economía crezca más rápidamente en el corto plazo a medida que los consumidores gasten el dinero que habían ahorrado durante 2020.

Añadió que era sin precedentes que el Reino Unido «haya atravesado una crisis en la que los balances de los hogares hayan mejorado», y era una buena noticia que hubiera tanto poder adquisitivo reprimido.

La lección de la historia fue que después de la Primera Guerra Mundial y la pandemia de gripe española llegó a su fin, la gente estaba desesperada por salir y gastar. «Se llama los locos años 20 por una razón», dijo.

Sin embargo, Johnson destacó los riesgos a la baja para la estimación de la OBR de que a mediados de la década de 2020 la economía sería solo un 3% más pequeña de lo que hubiera sido en ausencia de Covid-19.

«Esos escenarios centrales no son geniales», dijo Johnson. “Pero no son aterradoras. Hemos tenido shocks económicos y ajustes fiscales mucho mayores antes. Vea la última década».

Añadió: “Sin embargo, no estoy tan seguro de que este sea realmente un escenario central. Claramente existen riesgos a la baja para la economía de Covid y nuestra capacidad para responder a ella y, como deja claro el OBR, de un Brexit sin acuerdo.

«Por supuesto, la historia no tiene por qué repetirse, pero recuerde que el impacto económico a largo plazo, y por lo tanto fiscal, de la crisis financiera fue mucho mayor de lo previsto en ese momento».

Johnson agregó que a pesar de asignar la «enorme» cantidad de £ 55 mil millones para Covid el próximo año, Sunak había asignado «exactamente cero» para los años siguientes. «Espero que tenga razón en que ya no necesitaremos gastar nada en pruebas y rastreo, PPE y el resto, pero no apostaría por eso».

Los planes actuales del Tesoro implican terminar con el aumento temporal del crédito universal a partir de abril. “Se pensó como una política temporal y es política del gobierno ponerle fin. La experiencia sugiere, sin embargo, que aumentará la presión para que se mantenga y el gobierno podría cambiar de rumbo en respuesta”, dijo Johnson.

Agregó que una vez que se sumaran todas las presiones, su escenario central era que el endeudamiento sería al menos un 1% más alto del ingreso nacional en 2024-25 y en adelante.

https://www.theguardian.com/business/2020/nov/26/ifs-says-uk-needs-40bn-of-tax-rises-and-spending-cuts-to-balance-books

  • 20.43.-Subir impuestos, la peligrosa senda en un tejido empresarial machacado MARC FORTUÑO
  • Johnson respalda a su ministra del Interior e ignora las acusaciones de acoso laboral – RAFA DE MIGUEL

El cuadro macroeconómico de España está en números rojos. La administración pública está viendo un desplome de los ingresos públicos por la caída del consumo, la inversión, los beneficios empresariales o las rentas de los hogares. En contraposición, el gasto en prestaciones sociales, fundamentalmente por desempleo, se verá notablemente incrementado.

19 nov 2020.- Gran parte de los países, con mayor o menor intensidad, contemplan un panorama similar, aunque con algunos matices, según la intensidad de la crisis y el punto de partida previo. Pero, independientemente de la situación, la clave es la voluntad política sobre qué estrategia fiscal había que adoptar para enfrentar la crisis.

Si por algo se ha caracterizado el Gobierno es por su fijación en el gasto público, olvidándose de la carga fiscal que soportan las empresas. Pero la empresa está sufriendo y habrá que ver los resultados finales de la segunda oleada. Por ahora, si atendemos al número de empresas inscritas en la Seguridad Social, en el mes de octubre se habían perdido 32.479 empresas frente al mismo mes del año anterior hasta alcanzar la cifra total de 1.286.436. Sufre la pyme, se han perdido 13.441 empresas de 1 a 2 trabajadores y 7.266 de 10 a 49 trabajadores.

No se ha visto una política business friendly por parte del gobierno de coalición. Como mucho hemos visto medidas relativas al aplazamiento de pagos de impuestos y cotizaciones sociales y liquidez por parte del ICO. Pero dejar de apretar a empresas, autónomos y trabajadores no ha entrado en los planes del Gobierno. A diferencia de otros países que sí han abordado la parte fiscal a través de la bajada de impuestos.

Por ejemplo, Alemania ha impulsado una rebaja impositiva temporal del tipo general del IVA desde el 19% hasta el 16% y del tipo reducido desde el 7% hasta el 9%. El Reino Unido se ha deshecho del impuesto por compra de vivienda y ha bajado el IVA a la hostelería para salir de la crisis (desde 20% hasta el 5%).

Sánchez aprieta tras el fatídico 2020

Con el Presupuesto presentado para 2021, no hay duda, Sánchez apuesta por subir impuestos. Aparecen nuevas figuras tributarias importantes como el Impuesto sobre Transacciones Financieras y del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales.

Es del todo un error ambos impuestos. Por el lado del Impuesto sobre Transacciones Financieras, es difícil atraer capitales cuando se ataca al volumen de negociación a través de este impuesto. No es solo el ataque frontal a las empresas de servicios de inversión sino daños colaterales como la liquidez al mercado, afectan gravemente a la toma de decisiones de los inversores que podrían optar en apartarse y reducir su presencia en el mercado.

Quizá, peor aún, sea el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, ya que en esta coyuntura determinada de restricciones de apertura y gran incertidumbre muchas empresas tienen la oportunidad de sobrevivir a través del comercio online. Este impuesto no afecta a las grandes tecnológicas por su importante poder de fijación de precios para desviar los efectos negativos del impuesto sobre el flujo de caja y los ingresos operativos. Se les trasladaría el coste del impuesto a los anunciantes, vendedores y, en última instancia, a los consumidores, que tienen pocas alternativas en términos de proveedores de servicios digitales.

Además, tenemos el aumento de la presión fiscal en el IRPF (contribuyentes con rentas altas) y en el Impuesto sobre Sociedades (limitación en la exención de rentas a grupos y grandes empresas). Específicamente, para los «ricos» se impulsaría medidas como la subida de un punto del Impuesto de Patrimonio para las rentas de más de 10 millones de euros y de 3 puntos del IRPF para las rentas de capital de más de 200.000 euros y otros dos puntos adicionales para las rentas de trabajo que superen los 300.000 euros.

Para más inri, ataque vía impuestos indirectos, en los tipos a productos concretos (el IVA en bebidas azucaradas y el Impuesto sobre Primas de Seguro) y de los cambios en la fiscalidad medioambiental (subida de tipos en el gasóleo, creación del Impuesto sobre Productos de Plástico de un solo uso y del Impuesto sobre la Eliminación de Residuos).

¿Ni tan siquiera bajar el IVA a la hostelería?

La hostelería está sufriendo especialmente en esta crisis con intensas restricciones impulsadas por las administraciones públicas. Nuestros vecinos europeos siguen una senda similar, pero con medidas compensatorias para esta industria.

Como relatamos recientemente «según los datos que reporta Hostelería de España, los datos generados por la crisis provocada por la pandemia hacen que a octubre de 2020 se hayan cerrado 65.000 negocios de hostelería, y la pérdida de 350.000 puestos de trabajo y el nivel de facturación se haya reducido en más de un 50% respecto a 2019».

Según un estudio de Competur, con la aplicación de un IVA supe reducido del 4% a los productos consumidos en la industria hotelera española se contribuiría a incrementar el gasto, aportando 4.320 millones de euros en 2021 y el gasto pasaría de algo más de 86.000 millones de euros a 90.396 millones de euros.

Esta medida permitiría paliar el enorme impacto de la pandemia en bares y restaurantes españoles, lo que supone concederles capacidad para mantener el empleo y el negocio a través de un mayor consumo. Esta medida está avalada por un total de ocho países europeos que reconocen los efectos positivos de esta medida, y ya han aprobado la reducción del IVA en todo su territorio (Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Grecia, Reino Unido y Lituania).

https://www.elblogsalmon.com/economia/subir-impuestos-peligrosa-senda-tejido-empresarial-machacado

20.43.-Johnson respalda a su ministra del Interior e ignora las acusaciones de acoso laboral – RAFA DE MIGUEL

El alto funcionario que condujo la investigación sobre el ‘bullying’ de Priti Patel ha dimitido en señal de protesta

La ministra del Interior del Reino Unido, Priti Patel, el pasado 15 de noviembre en Londres. VICKIE FLORES / EFE

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha decidido primar la lealtad sobre la ética, pero sobre todo se ha aferrado a la máxima ignaciana de que en tiempos de desolación no conviene hacer mudanzas.

20 nov 2020.- Johnson ha respaldado a su polémica y combativa ministra del Interior, Priti Patel, frente a las acusaciones de acoso laboral y quiebra del código ministerial de conducta, por sus continuos abusos y malas formas a los funcionarios bajo sus órdenes. Las conclusiones de la investigación interna, que ha durado más de ocho meses, llegan justo cuando está a punto de ponerse en marcha el proyecto estrella de Patel —y del Gobierno de Johnson—: la nueva Ley de Inmigración, que endurece las condiciones para entrar y trabajar en el Reino Unido. El alto funcionario que ocupaba el cargo de asesorar al Gobierno en cuestiones de ética, Alex Allan, ha dimitido en señal de protesta por la decisión del primer ministro.

“La señora Patel ha infringido de modo constante los altos estándares exigidos por el código ministerial en lo que se refiere al trato de los funcionarios con la debida consideración y respeto”, relata el informe, filtrado a los medios británicos y que llevaba casi dos meses en el cajón de Johnson. En su texto se describen episodios concretos en los que Patel profirió gritos e insultos contra sus subordinados. “Son incidentes concretos que se ajustarían a la definición de bullying (acoso) por el impacto que tienen en las personas afectadas, y en ese sentido ha actuado en contra del código, aunque no fuera de un modo intencionado”.

En ocasiones anteriores, la conclusión de que un ministro había actuado por debajo de los niveles éticos exigidos ha derivado siempre en una dimisión. No ha sido el caso de Patel, que se ha limitado a pedir perdón y agradecer a Johnson su respaldo. “Lamento que mi comportamiento en el pasado haya ofendido a alguien. Nunca fue esa mi intención. Estoy muy agradecida a los miles de funcionarios que contribuyen a la labor del Gobierno (…) Reconozco que soy una persona muy directa, y en ocasiones expreso mi frustración”, ha dicho la ministra.

A través de un portavoz de Downing Street, Johnson ha dado el asunto por zanjado, después de concluir que, a su juicio, Patel no había infringido el código. “El primer ministro está satisfecho con las disculpas de la ministra del Interior por haber molestado sin darse cuenta a aquellos con quienes trabajaba. Como está también convencido de que las relaciones, comportamiento y ambiente en el seno del Ministerio del Interior han mejorado mucho”, ha dicho el citado portavoz.

Allan ha reconocido que es prerrogativa del primer ministro decidir en último término si algún miembro de su Gobierno se ha saltado el código ético, pero acto seguido ha anunciado su dimisión, provocando de ese modo una nueva marejada en un Downing Street que vive una de sus semanas más convulsas. El pasado viernes dimitieron el asesor estrella de Johnson e ideólogo del Brexit, Dominic Cummings, y su hombre de confianza y hasta entonces director de Comunicación, Lee Cain. El hundimiento del núcleo duro del Brexit reveló el desconcierto interno del Ejecutivo británico.

El líder de la oposición laborista, Keir Starmer, ha exigido una investigación a fondo de la minis de Patel, así como la publicación íntegra del informe filtrado. “De nuevo es una regla de conducta para Boris Johnson y sus amigos y otra para el resto de ciudadanos”, ha dicho Starmer. “El primer ministro ha dicho en el pasado que despreciaba el bullying, pero cuando se descubre que el acoso lo llevaba a cabo uno de sus ministros, decide ignorar el informe, no hacer nada y proteger a los suyos”, ha añadido en su cuenta de Twitter.

Patel, de 48 años, una férrea política conservadora, devota de Margaret Thatcher e hija de inmigrantes indios originarios de Uganda, es una firme defensora del Brexit y una aliada incondicional de Johnson. Su principal batalla, para irritación de la oposición laborista, es una nueva Ley de Inmigración que entrará en vigor el próximo 1 de enero, y que eliminará la libertad de movimiento de la que gozaban hasta ahora los ciudadanos de la UE en el Reino Unido. Con el nuevo texto, se establecerá un sistema de puntos para entrar o trabajar en territorio británico que primará las capacidades laborales, el conocimiento de inglés e incluso el salario que vayan a recibir los futuros inmigrantes frente a otras consideraciones. La ministra ha dado sobradas muestras de su espíritu combativo en la Cámara de los Comunes, donde ha dejado claro que no estaba dispuesta a recibir lecciones sobre feminismo o racismo por parte de nadie.

https://elpais.com/internacional/2020-11-20/johnson-respalda-a-su-ministra-del-interior-e-ignora-las-acusaciones-de-acoso-laboral.html 

  • 20.42.-La economía del Reino Unido creció a una tasa trimestral récord, pero la recuperación se desaceleró en septiembre LARRY ELLIOTT
  • Tony Blair: “Si Johnson quiere tener una buena relación con Biden, deberá trabajársela” RAFA DE MIGUEL
  • ¿Por qué los grandes ejecutivos de las farmacéuticas que investigan la vacuna del Covid-19 están vendiendo sus acciones? MARC FORTUÑO

El aumento del crecimiento sigue a la relajación del primer bloqueo, pero los datos del ONS revelan que la recuperación se está desacelerando rápidamente

El sector de la construcción de viviendas en el Reino Unido siguió recuperándose del bloqueo de primavera. Fotografía: Joe Giddens / PA

La economía británica creció a una tasa trimestral récord de más del 15% debido a que las restricciones de bloqueo se suavizaron en el verano, pero la recuperación estaba perdiendo impulso incluso antes de que aparecieran nuevas restricciones, revelaron las últimas cifras oficiales.

Los datos de la Oficina de Estadísticas Nacionales mostraron que la producción nacional se expandió solo un 1,1% en septiembre, el último mes antes de que se tomaran nuevas medidas para limitar la propagación de Covid-19.

La ONS dijo que si bien la economía se había expandido durante cinco meses seguidos, el ritmo de recuperación se había desacelerado. El crecimiento récord en el período de julio a septiembre siguió a una caída sin precedentes del 19,8% en el segundo trimestre y una caída del 2,5% en los primeros tres meses del año.

El producto interno bruto, la medida utilizada para medir el tamaño de la economía, aumentó un 9,1% en junio, un 6,3% en julio y un 2,2% en agosto antes de desacelerarse nuevamente en septiembre.

La ONS dijo que hubo un impulso de que los niños regresaran a la escuela, lo que había ayudado a apoyar la actividad, pero hubo una desaceleración en el negocio de los pubs y restaurantes debido al final del esquema de «comer fuera para ayudar».

A pesar del repunte de la actividad a medida que la economía comenzó a abrirse a fines de la primavera y el verano, el nivel de producción nacional en el tercer trimestre estuvo un 9,7% por debajo de donde estaba en los últimos tres meses de 2019.

El historial de Gran Bretaña se compara desfavorablemente con otros países desarrollados líderes, la mayoría de los cuales registraron caídas más pequeñas en la producción en el segundo trimestre y que han recuperado una mayor parte del terreno perdido. Estados Unidos tiene el historial menos malo, con un PIB un 3,5% por debajo de donde estaba a fines de 2019.

Gran Bretaña ha experimentado un repunte del 22,9% en la actividad desde el punto más bajo de la economía en abril, pero en septiembre todavía estaba un 8,2% por debajo de su nivel cuando comenzó la crisis en febrero, dijo la ONS.

El sector de servicios, que incluye la hospitalidad y el ocio, ha sido el más afectado y sigue siendo un 8,8% más bajo que antes de que se impusiera el bloqueo de primavera. La manufactura (-8,1%) y la construcción (-7,3%) también están muy por debajo de su nivel de principios de año.

Los economistas dijeron que habría un nuevo golpe para la economía debido a las restricciones locales más estrictas introducidas en octubre y el bloqueo de cuatro semanas para Inglaterra que comenzó a principios de noviembre. Se espera que el PIB caiga nuevamente en los últimos tres meses de 2020.

Dean Turner, economista de la gestión de patrimonio global de UBS, dijo: «En nuestra opinión, la última ronda de restricciones relacionadas con Covid conducirá a una contracción en el último trimestre, dejando la economía alrededor de un 11% más pequeña que a principios de año».

Rishi Sunak, el ministro de Hacienda, dijo: “Las cifras de hoy muestran que nuestra economía se estaba recuperando durante el verano, pero comenzó a desacelerarse en otoño. Los pasos que hemos tenido que tomar desde entonces para detener la propagación del virus significan que es probable que el crecimiento se haya ralentizado aún más desde entonces.

“Pero hay razones para ser cautelosamente optimistas en el lado de la salud, incluidas noticias prometedoras sobre pruebas y vacunas. Mi prioridad económica sigue siendo el empleo; por eso ampliamos la licencia hasta marzo y hoy recibo con agrado la noticia de que se han creado casi 20.000 nuevos puestos para los jóvenes a través de nuestro plan Kickstart.

«Todavía hay tiempos difíciles por delante, pero continuaremos apoyando a las personas a través de esto y nos aseguraremos de que nadie se quede sin esperanza u oportunidad».

Las nuevas previsiones oficiales para la economía y las finanzas públicas se publicarán el 25 de noviembre para coincidir con la presentación del plan de ronda de gastos de un año de Sunak. La canciller anunciará un paquete de medidas para proteger el empleo y ampliar los servicios públicos

Jonathan Athow, el estadístico nacional adjunto de estadísticas económicas, dijo: “Si bien todos los sectores principales de la economía continuaron recuperándose, la tasa de crecimiento se desaceleró nuevamente y la economía aún se mantiene muy por debajo de su pico prepandémico.

“El regreso de los niños a la escuela impulsó la actividad en el sector educativo. La construcción de viviendas también continuó recuperándose, mientras que el negocio de abogados y contadores se fortaleció después de un mal agosto.

«Sin embargo, los pubs y restaurantes vieron menos negocios, después de que terminó el plan de salir a comer para ayudar, y el alojamiento vio menos negocios después de un verano exitoso».

https://www.theguardian.com/business/2020/nov/12/uk-economy-grew-at-record-quarterly-rate-but-recovery-slowed-in-september

20.42.-Tony Blair: “Si Johnson quiere tener una buena relación con Biden, deberá trabajársela” RAFA DE MIGUEL

El ex primer ministro británico recuerda que el presidente electo de EE UU es un firme partidario de la UE y no habría apoyado el Brexit

El ex primer ministro del Reino Unido, Tony Blair, este domingo durante el acto de recuerdo del fin de la I Guerra Mundial, en Londres. DPA VÍA EUROPA PRESS / EUROPA PRESS

Tony Blair (Edimburgo, 67 años) conoce de primera mano las consecuencias de alinearse en exceso con un presidente de EE UU impopular. El ex primer ministro lo hizo con George W. Bush, igual que Boris Johnson forjó una relación especial con Donald Trump. 

12 nov 2020.- Desde la ventaja de observar desde fuera la política, es capaz de señalar cómo, del mismo modo que a él le unían más cosas con el demócrata Bill Clinton que con su sucesor republicano, Johnson tiene más puntos en común con el hombre que va a ocupar la Casa Blanca que con el que se resiste a abandonarla. Pero va a tener que esforzarse en enmendar errores y asumir con humildad que la prioridad para la nueva Administración estadounidense será la Unión Europea. Blair conversó este miércoles con un grupo de corresponsales de diarios extranjeros entre los que estaba EL PAÍS. En muchas de sus respuestas da por asumido que el tándem Biden-Harris gobernará de modo conjunto, y que la vicepresidenta será relevante.

Pregunta. ¿En qué va a cambiar la política internacional de EE UU con la llegada de Joe Biden?

Respuesta. No tengo la menor duda de que el equipo de Biden y Kamala Harris resituará a Estados Unidos en la senda del multilateralismo. Querrá revitalizar la alianza transatlántica y desarrollar una política internacional más estable y previsible.

  1. ElGobierno de Johnson estaba inquieto por no empezar con buen pie sus relaciones con el presidente electo. Ha hecho mucho ruido con el hecho de que su conversación telefónica fuera la primera con un líder europeo.
  2. Con esa llamada, Biden simplemente ha seguido la tradición. Es lo que suelen hacer los nuevos presidentes de Estados Unidos. No tiene más sentido que el de seguir un precedente. Por supuesto que Biden querrá preservar la relación especial entre Washington y Londres, pero su interés fundamental será el de forjar unas relaciones transatlánticas fuertes. Sobre todo con Alemania y Francia. Le conozco desde hace años y es un firme defensor de esa política. Y un gran defensor de la UE,por cierto, que nunca habría apoyado el Brexit. Johnson y él pueden tener una buena relación, pero el primer ministro del Reino Unido va a tener que trabajársela.
  3. P. ¿Para dejar atrás los últimos años con Trump?
  4. R. En realidad, todo su apoyo al Brexit fue más anecdótico que relevante. Y el sistema institucional británico sigue siendo muy eficaz. Debería aprovechar una nueva situación que le beneficia. Johnson también es partidario del multilateralismo, y lo ha demostrado con su respaldo a la Organización Mundial de la Salud o a la Organización Mundial del Comercio. Hay dos asuntos urgentes, como la lucha contra el cambio climático o la respuesta global a la pandemia, en los que ambos Gobiernos pueden encontrar puntos de unión.
  5. P. Pero primero deberá resolver el conflicto creado con la Ley del Mercado Interior del Reino Unido[que viola los compromisos adquiridos por Londres en su acuerdo de retirada de la UE y pone en riesgo la paz en Irlanda del Norte], que irritó mucho a Biden.
  6. R. Nunca me gustó esa ley, y ahora que la Cámara de los Lores la ha frenado en segunda lectura, el Gobierno debería utilizar esta oportunidad para revisar el asunto. Tienen que tomárselo muy en serio. Biden es un apasionado defensor del proceso de paz en Irlanda del Norte. No va a querer nada que lo ponga en peligro. Yo parto de la presunción de que el Reino Unido acabará cerrando un acuerdo comercial con la UE y que esa ley se desvanecerá. Pero si no ocurre así será un problema muy serio. No será algo que resulte indiferente al presidente electo de Estados Unidos.
  7. P. ¿Puede influir una nueva Administración en EE UU en las posibilidades de que se alcance finalmente un acuerdo del Brexit antes de acabar este año?
  8. R. Más bien creo que las posibilidades de que se alcance, que ahora mismo sitúo en un 75%, tienen que ver con las consecuencias mismas de un no acuerdo, no tanto con Estados Unidos. Simplemente, es un asunto en el que el Gobierno de Johnson debe tener mucho cuidado. No creo que las empresas británicas estén preparadas para un Brexit salvaje, y nos encarrilaríamos hacia un grave problema económico.
  9. P. ¿El triunfo de Biden es la derrota del populismo?
  10. R. No creo que haya desaparecido. Han sido unas elecciones extraordinarias en unas circunstancias extraordinarias. En una situación más normal, no está claro cuál habría sido el resultado. La política progresista debe hacer aún mucho autoanálisis, porque no creo que nos hayamos deshecho del populismo.
  11. P. ¿Por qué?
  12. R. Porque el problema de los partidos progresistas se resume en que los radicales no son sensatos y los sensatos no son radicales. Y el resultado final son unos políticos con capacidad para ser elegidos, pero que se limitan a gestionar el status quoo unos políticos con una agenda radical que nunca resultarán elegidos. A mi entender, la solución pasa por construir una agenda de política económica fuerte que sepa sacar ventaja a cambios actuales como la revolución tecnológica. Y buscar a la vez el terreno de concordia en los asuntos culturales que dividen a la sociedad. Es en este último terreno donde la izquierda corre el riesgo de salirse de la partitura.

https://elpais.com/internacional/2020-11-12/tony-blair-si-johnson-quiere-tener-una-buena-relacion-con-biden-debera-trabajarsela.html

20.42.-¿Por qué los grandes ejecutivos de las farmacéuticas que investigan la vacuna del Covid-19 están vendiendo sus acciones? MARC FORTUÑO

Esta semana hemos conocido los adelantos de la vacuna de Pfizer, una reveladora noticia que ha potenciado las expectativas futuras de los inversores y se han lanzado a las compras, motivado por una efectividad prometida del 90%, en la misma línea con otras vacunas que han permitido casi erradicar enfermedades como la polio y el sarampión.

14 nov.- Este aluvión de compras y que ha disparado las cotizaciones contrasta con un hecho: El CEO de Pfizer, Albert Bourla, vendió el lunes 130.000 acciones de la empresa, obteniendo 5,6 millones de dólares. No es una participación menor, se trata nada más y nada menos que el 62% de las acciones que el director ejecutivo tenía en cartera.

Para que no fuera considerado un movimiento vinculado a la información privilegiada y saltaran las alarmas del regulador bursátil, se elaboró un plan de negociación adoptado el 19 de agosto, y un día después de que Pfizer anunciara resultados positivos y las acciones se llegaran a disparar hasta un 15%, vendió a un precio medio de 41,94 dólares.

Ha sido un movimiento perfecto: sale la noticia, los inversores saltan a comprar las acciones, el precio sube, el insider vende en máximos, el regulador no puede acusar de información privilegiada porque era conocedor del plan de negociación y, una semana más tarde, las acciones ya han caído un 10%.

Este no es el único movimiento curioso que hubo por parte de los insiders de Pfizer, bajo el mismo esquema de planificación, Sally Susman, vicepresidenta ejecutiva y directora de asuntos corporativos de Pfizer, también soltó alrededor de 1,8 millones de dólares en acciones.

Lo cierto es que el caso de Pfizer no es el único en el que se producen grandes ventas por parte de los insiders en la carrera por la vacuna. Altos ejecutivos de otras farmacéuticas que buscan vacunas Covid-19, como en las empresas de Moderna y Novavax han vendido grandes cantidades de acciones después de prometedoras noticias sobre sus propias vacunas contra el coronavirus, así como en otras ocasiones.

La pregunta es ¿por qué están dispuestos a vender las acciones de la empresa que más adelantada va con la vacuna? Teóricamente, de ser un éxito la vacuna, se esperaría entradas de dinero ingente que llevaría a las empresas a grandes beneficios. Además, la empresa contaría con un marcado posicionamiento dentro de las futuras vacunas que pueden dar respuesta a la pandemia global.

Aquí podemos lanzar dos teorías. Por un lado, en el caso reciente de Pfizer, podemos pensar que la nota de prensa fue una exageración, puede existir una alta efectividad, pero hay flecos a resolver como potenciales efectos secundarios o problemas de compatibilidad con otros tratamientos médicos a largo plazo. Dudas razonables que se sumarían a la complejidad de distribución ya que las dosis deben permanecer a menos 70-80 grados centígrados.

Por otro lado, quizás los insiders esperan que existan problemas para el desarrollo de la vacuna que afecte a la rentabilidad final de la empresa. En esta ocasión, podríamos pensar en precios máximos o problemas con la patente que impidan recuperar la inversión.

Sea como sea, estos movimientos podrían indicar que los ejecutivos están preocupados en privado por el futuro de sus empresas, o incluso por la eficacia de sus vacunas, y quieren asegurarse los buenos precios de las cotizaciones mientras puedan. Este tipo de acciones, van en contra de las vacunas

Otra manera de verlo es que se trata de una coincidencia, una simple casualidad, para tratar de buscar objetivos de diversificación, pagar matrículas universitarias o adquirir una vivienda.

¿Cómo evitar la acusación de información privilegiada?

Si un insider estadounidense quiere comprar y vender acciones tiene dos maneras de hacerlo. La primera es realizar las transacciones en el mercado abierto mediante las cuales compran o venden valores a través de un corredor como cualquier otro inversor minorista. La segunda opción es realizar la transacción de manera sistemática a través de lo que se llama un plan 10b5-1.

Esta regla de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) permite una forma sistemática de uso de información privilegiada que es legal. Sin embargo, la actividad comercial permitida a través de 10b5-1 puede ser beneficiosa tanto para insiders como para los inversores individuales. Utilizando el plan 10b5-1 se permite crear un plan de negociación antes de una operación mediante el cual se utiliza una fecha o precio preestablecido para activar la orden de compra o venta.

Y eso es lo que han hecho los directivos farmacéuticos. En el caso específico de Bourla se estableció el 19 de agosto. En el contexto de ese momento, fue unas semanas antes de que Pfizer y su socio de desarrollo BioNTech anunciaran resultados positivos de los ensayos con animales de su vacuna. El ensayo en humanos de fase 3 de la vacuna comenzó el 27 de julio.

En ese momento, Bourla estaba haciendo algo de ruido en ese momento sobre la posibilidad de que se aprobara una vacuna antes de las elecciones, pero luego suavizó sus predicciones. Y la compañía no consolidó su estatus de líder en la carrera para poner fin a la pandemia de COVID-19 con una vacuna hasta que publicó los datos de eficacia en personas esta semana.

Aun así, la buena suerte del CEO no puede subestimarse: vendió su tramo de acciones a un precio promedio de 41,94 dólares, apenas por debajo del máximo del martes de la compañía de 41,99 dólares.

https://www.elblogsalmon.com/sectores/que-grandes-ejecutivos-farmaceuticas-que-investigan-vacuna-covid-19-estan-vendiendo-sus-acciones

  • 20.41.-Inglaterra: el canciller Sunak ahora prefiere el riesgo de hacer demasiado al riesgo de hacer muy poco  – LARRY ELLIOTT
  • El Banco de Inglaterra inyecta 165.000 millones más en la economía británica para alentar el consumo RAFA DE MIGUEL
  • Sánchez contra las cuerdas: el destrozo económico hace replantear el confinamiento total – MARC FORTUÑO

El mensaje tácito del canciller en la última extensión de licencia es que los bordillos se mantendrán incluso después del 2 de diciembre.

En lugar de la expansión económica del 5,5% que había estado apuntando durante los últimos tres meses de 2020, Threadneedle Street está asumiendo una disminución del 2%. Fotografía: Adrian Dennis / AFP / Getty

Las últimas semanas han sido duras para Gran Bretaña, duras para el gobierno y duras para Rishi Sunak. La una vez brillante reputación del canciller ha sido golpeada en las últimas semanas, ya que se ha visto obligado a modificar sus paquetes de apoyo a la economía una y otra vez.

5 nov 2020.- El último cambio de sentido implica extender el esquema de licencia hasta fines de marzo, algo que Sunak dijo que era necesario porque la experiencia del primer bloqueo fue que el dolor persistió incluso cuando se aliviaron las restricciones.

Sin embargo, el mensaje tácito fue que se seguirían aplicando fuertes restricciones a la actividad incluso cuando expire el bloqueo en Inglaterra el 2 de diciembre. En lugar de regresar en ese punto, el canciller está tratando de hacer ahora lo que no había hecho antes y adelantarse a la curva.

La promesa de licencia de Sunak se produjo pocas horas después de que el Banco de Inglaterra anunciara que estaba impulsando su programa de creación de dinero, o flexibilización cuantitativa, en 150.000 millones de libras esterlinas mayores de lo esperado. Una vez más, el subtexto era claro: el día en que Inglaterra se bloqueó, nosotros, las dos instituciones principalmente responsables de la política económica en el Reino Unido, trabajamos juntos y lo respaldamos. El FMI ha elogiado la forma coordinada en que el Banco y el Tesoro han actuado durante la crisis y este fue un ejemplo más.

Existe un límite a lo que el Banco de Inglaterra puede hacer para impulsar la actividad, y eso genera una presión adicional sobre Sunak. Durante los últimos meses, el canciller ha dejado de hablar de salvar sólo los trabajos «viables» y ahora está en modo «lo que sea necesario». Fue significativo que su última declaración no incluyera ninguna mención de eventualmente tomar medidas para reducir el déficit récord en tiempos de paz que tendrá el Reino Unido en el año financiero actual. El riesgo de hacer muy poco se considera mayor que el de hacer demasiado.

Parece la llamada correcta. Es probable que el gobierno esté en camino de pedir prestados 400.000 millones de libras esterlinas en 2020-21, pero no tiene problemas para pagar el servicio de su deuda. La extensión de la licencia limitará, aunque no evitará por completo, el aumento del desempleo esperado para los próximos meses. El Banco estima que en noviembre 5,5 millones de personas estarán libres, cayendo a 2,5 millones en diciembre y el primer trimestre de 2021.

Eso, sin embargo, supone que las restricciones después de que finalice el encierro inglés de cuatro semanas el 2 de diciembre vuelvan al nivel de severidad a mediados de octubre, y hay una muy buena posibilidad de que los temores de otro aumento en la tasa de infección hagan que los ministros ultra cauteloso acerca de la apertura de la economía en el período previo a la Navidad. Threadneedle Street cree que la producción se reducirá un 2% en los últimos tres meses de 2020, pero es consciente de que podría ser peor que eso.

En última instancia, no hay forma de evitar el hecho de que bloquear empresas, no una sino dos veces, tiene un costo: en este caso, se prevé que una economía sea un 11% más pequeña en los últimos tres meses de 2020 que un año antes. Ahora todo tiene que ver con la limitación de daños.

https://www.theguardian.com/business/2020/nov/05/for-the-bank-of-england-everything-now-is-about-damage-limitation 

20.41.-El Banco de Inglaterra inyecta 165.000 millones más en la economía británica para alentar el consumo RAFA DE MIGUEL

El Gobierno de Johnson prorroga los ERTE hasta marzo ante el empeoramiento de la coyuntura

Sede del Banco de Inglaterra, en Londres, este jueves. JOHN SIBLEY / REUTERS

El Banco de Inglaterra decidió el jueves incrementar su compra de deuda pública británica (el denominado quantitative easing) en otros 165.000 millones de euros a lo largo de 2021. La medida, destinada a estimular el consumo interno para hacer frente a la segunda ola de la pandemia, eleva a casi un billón de euros su compromiso previo.

5 nov 2020.- La decisión de la máxima autoridad monetaria británica se hizo pública el mismo día en que el ministro de Economía, Rishi Sunak, dio finalmente su brazo a torcer y anunció la prórroga hasta marzo del Jobs Support Scheme (Plan de Apoyo al Empleo, similar a los ERTE de España).

En principio, el esquema terminaba el pasado octubre, aunque Downing Street decidió prorrogarlo durante noviembre a la vez que anunciaba un nuevo confinamiento nacional de cuatro semanas que se prolongará hasta el 2 de diciembre. El Banco de Inglaterra estima que el paro se mantendrá a corto plazo en cifras bajas, en torno al 4,5%. Sin embargo, a medida que las ayudas finalicen, el número de desempleados puede alcanzar el 5,75% para el próximo verano.

“Hay señales de que el gasto de consumo se ha debilitado, al tiempo que las intenciones inversoras permanecen debilitadas”, decía en su comunicado el Banco de Inglaterra. “Las consecuencias de la covid-19 se proyectarán sobre el gasto a largo plazo de un modo mucho mayor al proyectado en agosto, y llevarán a un descenso del PIB en el tercer trimestre de 2020”, añadió.

La autoridad monetaria mantuvo inalterado el precio de la libra en el 0,1%. La inflación se sitúa en el 0,7%, y la previsión estima que seguirá en 2021 y 2022 muy por debajo del 2% que forzaría a actuar al banco central.

Las nuevas restricciones sociales impuestas por el Gobierno de Boris Johnson han eliminado cualquier expectativa de crecimiento en el cuarto trimestre de 2020. El Bando de Inglaterra estima ahora que el PIB del Reino Unido se verá reducido en un 2% adicional durante ese periodo. Los pronósticos de la entidad, como reconoce en su informe, permanecen inciertos por el doble efecto acumulado de la covid-19 y las negociaciones entre Londres y Bruselas de un futuro acuerdo comercial que suavice la llegada definitiva del Brexit.

“El Banco de Inglaterra asume que la evolución de la pandemia afectará a la inversión en el corto plazo, pero de un modo menos intenso que a principios del año. Se estima que la actividad del Reino Unido durante el primer semestre de 2021 se verá afectada por un descenso de los intercambios comerciales, a medida que las empresas se vayan adaptando a su nueva relación con la UE”, asegura el documento.

https://elpais.com/economia/2020-11-05/el-banco-de-inglaterra-inyecta-165000-millones-mas-en-la-economia-britanica-para-alentar-el-consumo.html 

20.41.-Sánchez contra las cuerdas: el destrozo económico hace replantear el confinamiento total – MARC FORTUÑO

España y el resto de países europeos están sufriendo la segunda ola, con un incremento de los datos de contagios de coronavirus a medida que pasan los días. De nuevo, se están poniendo a prueba los respectivos sistemas de salud y los países han comenzado a imponer nuevas medidas de bloqueo. Una decisión que supone un severo golpe que impacta específicamente a las empresas de servicios, especialmente la hostelería.

Si nos vamos a los datos económicos del segundo trimestre del año, el conjunto de países que forman parte de la Eurozona vieron una contracción de un 11,8% en el segundo trimestre, ya que los cierres para detener la primera ola de la pandemia paralizaron la actividad. Más tarde, con la apertura del tercer trimestre, vimos un crecimiento del PIB trimestral del 12,7%.

España es el país desarrollado que peor lo ha hecho, ya que arrastra la contracción económica más severa. Los datos de la evolución de la actividad económica que tenemos, es que el PIB se expandió un 16,7% en el tercer trimestre desde el segundo. Pero, a pesar de esto, la economía sigue siendo un 8,7% más pequeña que hace un año.

Y debido a que estamos de lleno en la segunda ola, nos movemos al escenario más preocupante que valoraba el Banco de España que pronosticaba una caída del 12,6% en 2020 si se daba el actual escenario.

Los números de esta segunda oleada

Los datos acumulados que tienen en cuenta la primera ola de la pandemia nos muestran la pésima gestión realizada. Atendiendo al número de contagios acumulado por millón la cifra española llega a 26.935, mientras que la UE alcanza una ratio de 15.168. Los peores datos los tenemos en el número de fallecidos por millón de habitantes, España alcanza un récord de 780 fallecidos, mientras que la UE llega a una posición relativa de 400 muertos.

A pesar de lo comentado, si España en la primera ola lideraba los contagios de la UE, en esta ocasión, lo está haciendo mal pero únicamente solo un poco peor que la media de la UE. Si nos vamos a los datos, el promedio móvil de los últimos siete días, muestra que la Unión Europea alcanza los 429 nuevos casos por millón de habitantes. Bajo esta referencia, España estaría algo peor con 436 nuevos casos.

Lo cierto es que España lo está haciendo mal pero, a partir del mes de octubre, Francia lo estaba haciendo peor si cabe. Hoy el país que lidera Macron, se enfrenta a 665 nuevos casos por millón de habitantes, una de las cifras más altas de la UE (Bélgica lidera con 1.200 contagios por millón de habitantes), lo que le llevó a ordenar un nuevo confinamiento a partir del 30 de octubre hasta el 1 de diciembre, caracterizado por el cierre de la actividad no indispensable, incluyendo los bares y restaurantes y elevadas limitaciones a la movilidad.

Italia recientemente ha avanzado a España en el promedio en los últimos siete días de nuevos casos hasta alcanzar los 446 nuevos casos por millón de habitantes. El país transalpino establece un toque de queda como España y está clasificando a sus 20 regiones en tres zonas según la gravedad epidemiológica. Para el próximo viernes el motor industrial (Lombardía, Piamonte, Valle de Aosta y Calabria) serán declaradas zonas rojas que se traduce en cerrar todos los bares, restaurantes y los comercios, salvo los de primera necesidad y solo se podrá salir de casa para ir a trabajar o al colegio.

Alemania presenta unos números relativos mejor que las otras tres economías líderes en Europa. Pero eso no le ha impedido que, desde el 2 de noviembre, se impulsaran nuevas restricciones que incluyen los cierres de cines, teatros, gimnasios, piscinas y saunas, así como restaurantes y bares, excepto para comida para llevar. También se une limitaciones de contacto social como un máximo de dos hogares con un máximo de 10 personas y los grandes eventos han sido cancelados y no se permiten multitudes en los partidos deportivos.

Sánchez no aguanta un nuevo confinamiento total

A partir del 25 de octubre, el Gobierno de Pedro Sánchez declaró un Estado de Alarma a nivel nacional que incluye un toque de queda nocturno obligatorio a nivel nacional (los horarios específicos varían, comenzando entre las 22:00h y la medianoche y durando hasta las 6:00h). Al mismo tiempo, proporciona a los Gobiernos autonómicos poderes legales para imponer más restricciones de movilidad en su región si se considera necesario. Como medidas de distanciamiento social, se ha limitado la permanencia de grupos de personas en espacios públicos y privados a un máximo de seis personas, salvo que se trate de convivientes.

El número de nuevos casos no ha parado de incrementarse desde el mes de julio y, a pesar de las medidas tomadas, no se está poniendo freno al auge de la segunda ola, lo que hace más probable la intensificación de las medidas. Se está tratando de encontrar el equilibrio y llegar a Navidades para tratar de salvar el comercio minorista, aunque el riesgo claro es que si la acción se dilata, en última instancia, vayamos a confinamientos como los de marzo que destrocen económicamente lo que queda del año y parte del primer trimestre del 2021.

La desastrosa gestión realizada durante la primera ola, lleva a que el Gobierno simplemente no puede permitirse otro confinamiento que suspenda toda actividad económica no esencial. Desde el punto de vista del comercio, la única esperanza que tiene para sacar el cuello de este fatídico año es la Navidad que concentra el 23% de las ventas. Según la Confederación Española del Comercio, un total de 67.500 establecimientos, lo que representa el 15% de todos los existentes en España, se han visto ya obligados a cerrar sus puertas.

Si vamos a un confinamiento total, sería asestar un golpe de gracia que llevaría al cierre definitivo de muchos locales en España, lo que llevaría a más desempleo no recuperable para el próximo año.

El Gobierno ya está reconociendo que sus previsiones iniciales estaban erradas y, según los Presupuestos Generales del Estado presentados para 2021, la contracción económica sería del 11,2% para este año. No hay precedente desde que el INE recopila los datos de un destrozo económico similar.

El escenario de actual es el que describió el Banco de España como «Escenario 2». Se describe como un escenario en el que exista una mayor intensidad de los rebrotes y el retorno a la aplicación de medidas de contención más severas, que perjudican especialmente a las ramas de servicios sometidas a mayor interacción social y que afectan también de forma directa a otras ramas productivas.

Y a no ser que en 2021 se finalicen las oleadas de contagios y volvamos a la normalidad, bajo el contexto de «Escenario 2», el crecimiento esperado de la economía española para 2021 sería de un 4,1%. El problema inmediato para el Gobierno es que está presentando unos Presupuestos con unos ingresos estimados bajo el paraguas de un crecimiento excesivamente optimista, apuntando a un avance de la economía del 7,2%. Eso supone más de tres puntos de crecimiento esperado, y repercute en un mayor déficit de lo estimado (previsión del 7,7% sobre PIB) y potenciales situaciones de falta de liquidez que lleven a dilatarse los pagos a los que se ha comprometido.

https://www.elblogsalmon.com/economia/sanchez-cuerdas-destrozo-economico-hace-replantear-confinamiento-total 

  • 20.40.-Los mercados bursátiles europeos soportan la peor semana desde junio LARRY ELLIOTT
  • El Gobierno español presenta unos Presupuestos anti-austeridad que preparan el terreno para más impuestos MARC FORTUÑO
  • El Partido Laborista suspende de militancia a Jeremy Corbyn por su fracaso en acabar con el antisemitismo   – RAFA DE MIGUEL

Wall Street también cae debido a que los mercados globales temen las consecuencias económicas de las nuevas restricciones de Covid-19

Un corredor se encuentra debajo de una pantalla que muestra la trayectoria descendente del índice DAX alemán. Fotografía: Daniel Roland / AFP / Getty Images

Los mercados de valores en Europa han tenido su peor semana desde junio después de que los inversores ignoraran el crecimiento récord de la eurozona y se centraran en el probable impacto de las nuevas restricciones de bloqueo.

30 de oct 2020.- En medio de los crecientes temores de que una segunda ola de Covid-19 pondría fin a la recuperación de Occidente e incluso amenazaría con una recesión de doble caída, las noticias de un salto trimestral de cerca del 14% en el PIB de la zona de la moneda única no hicieron nada para levantar el ánimo.

El Stoxx 600 en toda Europa perdió un 5,6% esta semana, ya que los bloqueos en Alemania y Francia provocaron una ola de ventas. El índice Dax de Frankfurt bajó un 8,6% desde que comenzaron las operaciones el lunes, mientras que el CAC de París perdió un 6,4% de su valor en una semana de operaciones frenéticas que recuerdan a las ventas de pánico a principios de marzo.

Los analistas dijeron que las cifras que muestran que cada uno de los cuatro países más grandes de la eurozona (Alemania, Francia, Italia y España) obtuvieron un desempeño más fuerte de lo esperado en el tercer trimestre de 2020 ahora se consideran «historia».

Los datos de la agencia de estadísticas de la UE Eurostat mostraron que el PIB en la región de la moneda única de 19 naciones aumentó un 12,7% entre julio y septiembre, muy por encima del crecimiento del 9,4% esperado por los mercados financieros.

Francia registró el crecimiento trimestral más rápido entre los “cuatro grandes” de la eurozona con un 18,2%, seguido de España con un 16,7%, Italia con un 16,1% y Alemania con un 8,2%.

El aumento del PIB de la eurozona siguió a contracciones del 11,8% en el segundo trimestre y del 3,7% en los primeros tres meses del año y, a pesar de la recuperación entre julio y septiembre, la economía seguía siendo un 4,3% menor que hace un año cuando entró en un nuevo período de restricciones anti pandémicas más estrictas.

Wall Street se encaminaba a su peor semana desde los primeros días de la crisis de Covid-19 en marzo, con preocupación por cifras récord de nuevas infecciones agravadas por cifras decepcionantes de algunas de las empresas tecnológicas más grandes de Estados Unidos.

Antes de las elecciones presidenciales de la próxima semana, el S&P 500 bajó más del 1% en las primeras operaciones en Nueva York y en curso de haber perdido el 6% de su valor en una semana. El promedio industrial Dow Jones bajó un 1% en el día, camino a perder 2.000 puntos, o un 7%, durante la semana.

El principal índice bursátil del Reino Unido, el FTSE 100, tuvo un final tranquilo para una semana sombría. Una pérdida de cuatro puntos significó que el índice se mantuvo prácticamente sin cambios en el día en 5577, pero su pérdida de 283 puntos durante el transcurso de la semana fue su desempeño más débil desde junio. El FTSE está ahora un 26% por debajo del año.

La caída de los precios del petróleo reflejó la preocupación de que una actividad más débil conduciría a una demanda más débil de combustible, con los dos principales puntos de referencia del mercado, el crudo ligero estadounidense y el crudo Brent, encaminándose a caídas semanales de más del 10%.

Barret Kupelian, economista senior de PwC, dijo: “La mala noticia es que Europa ahora está experimentando un aumento en las infecciones. Las autoridades han respondido de diversas formas destinadas a limitar el contacto, lo que probablemente ralentizará la actividad económica en el cuarto trimestre».

El Banco Central Europeo señaló esta semana que proporcionaría un nuevo estímulo para la economía de la eurozona en diciembre después de volverse más pesimista sobre las perspectivas de crecimiento, desempleo e inflación.

Eurostat dijo que el desempleo en la eurozona aumentó en 75.000 en septiembre a 13,6 millones, un aumento de 1,3 millones en el último año, mientras que la inflación se mantuvo sin cambios a una tasa anual de -0,3%.

Florian Hense, analista de Berenberg, dijo: El tercer trimestre es historia. Los países de Europa están endureciendo las restricciones para contener la segunda ola de Covid-19. Es probable que la actividad económica se contraiga en la eurozona en el cuarto trimestre”.

https://www.theguardian.com/business/2020/oct/30/european-markets-suffer-worst-weekly-falls-since-june

20.40.-El Gobierno español presenta unos Presupuestos anti-austeridad que preparan el terreno para más impuestos MARC FORTUÑO

Este año se presenta nefasto para la economía española. Con un cuadro económico que según el Gobierno proyecta una caída del PIB del 11,2 %, un desempleo del 17,1% y un déficit público del 11,3%.

Ya se da por perdido y toca poner los ojos próximo año. El Gobierno de Pedro Sánchez tiene el objetivo de conseguir aprobar sus Presupuestos, porque aún mantenemos los Presupuestos del Gobierno del Partido Popular y, en los últimos 2 años, Sánchez ha sido incapaz de promover los acuerdos necesarios.

Ayer el Consejo de Ministros del Gobierno de coalición presentó el Proyecto de Ley Presupuestos Generales del Estado que quiere sacar adelante. Unas cuentas que tratan de vender con diferentes banderas: No a la austeridad y el mayor gasto público de la historia, con especial hincapié en el gasto social con ayuda de los fondos europeos.

El mayor gasto social jamás visto

El primer titular que se recoge de los Presupuestos de 2021 es que integran el mayor gasto social de la historia con 239.765 millones de euros, un 10,3% más. Si no se tienen en cuenta los fondos europeos, el gasto social también crece un significativo 6,2%. Este titular esconde unos matices en el momento de valorar la evolución del déficit público en el futuro.

Y es que a pesar de que el PIB de 2021 será inferior al de 2019 y, por lo tanto, existirá un deterioro importante de la recaudación, no hay política consolidada que verá decrecer su importe total frente al 2020, todas suben, parece la utopía de «lo público».

El principal tema en los Presupuestos siempre son las pensiones. En este caso, se pretende su revalorización de un 0,9 conforme al IPC real que permitirían a los pensionistas no perder poder adquisitivo mientras que las no contributivas se elevarían 1,8%. En términos de gasto social, significa una subida en la partida de pensiones del 3,2% hasta los 163.297 millones de euros.

La partida del desempleo también sube porque el próximo año partiremos de un desempleo por encima del 17%. Si en 2020 se han proyectado una movilización de 20.820 millones de euros, para el próximo año, los Presupuestos contemplarán llegar a los 25.012 millones, lo que supone un incremento del 20,1%.

Los fondos europeos presupuestados ascienden a 26.634 millones de euros. De éstos, directamente a financiar el gasto social se utilizarían cerca de 8.900 millones.

Los fondos europeos no se dirigen a pensiones, otras prestaciones económicas o bien el desempleo, sino que van directas a financiar otras partidas del gasto social como los Servicios Sociales y Promoción Social (1.167 millones), Fomento del empleo (1.194 millones), Acceso a la Vivienda el Fomento de la Edificación (1.651 millones). Las otras grandes partidas sociales, Sanidad, Educación y Cultura, reciben 2.945 millones, 1803 millones y 200 millones respectivamente.

El resto de recursos europeos tienen como objetivo apoyar el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que persigue dotar de recursos para la transición ecológica, la digitalización de la economía, entre muchas otras cuestiones.

Impuestos, más impuestos pero no los suficientes 

El plan de este Gobierno también persigue obtener más recursos. De hecho, se valora un incremento tributario del 13% en 2021. El problema está en los detalles y es que el año de referencia es 2020 en el que Hacienda estima actualmente que verá una contracción de ingresos del 5,6%. Viendo que las cifras de ingresos y gastos públicos se han alejado entre sí, el Gobierno quiere apuntar hacia subidas de impuestos.

Por un lado, en materia de IRPF, veríamos una subida de la base imponible general de 2 puntos para las rentas de trabajo superiores a 300.000 euros. Además, para las rentas del capital, se verá una subida de 3 puntos para importes superiores a los 200.000 euros. El gobierno esperaría recaudar 491,4 millones de euros adicionales,

En cuanto al Impuesto de sociedades se limitará al 95% la actual exención del 100% por plusvalía o dividendo generado por las filiales, una medida que afectará a 1.739 empresas, un 0,12%.

Por otra parte, el Impuesto sobre el patrimonio tendrá vigencia indefinida y se incrementa en un punto, del 2,5 al 3,5%, el gravamen del último tramo, que es el que está por encima de los 10 millones de euros.

Los planes de pensiones también se ven modificados. El límite conjunto de reducción entre el partícipe y la empresa subiría 8.000 a 10.000 euros para comentar el ahorro a largo plazo en el ámbito laboral, pero quedaría limitado en las aportaciones máximas a planes individuales con una reducción de 2.000 euros. No es una medida para 2021 sino para 2022 que se recaudaría 580 millones.

En último lugar, hay que hablar de impuestos indirectos. Las bebidas azucaradas y edulcoradas pasarán de tener un IVA del 21%, se ha propuesto la supresión de la bonificación fiscal del diésel, de forma que el tipo estatal general del gasóleo pasará de los 30,7 céntimos por litro actuales a 34,5 y, por primera vez en más de 20 años, se modificaría el impuesto sobre primas de seguros, el gravamen actual pasaría del 6% pasará a ser del 8%.

Con ese ataque frontal a los «ricos», limitando las excepciones a las grandes empresas y atacando al IRPF de los ricos, se recauda poco más de en nuevos impuestos 600 millones, el resto, para llegar a los 1.862, el ciudadano de a pie.

¿Cómo quedaría el déficit público? ¿Es el fin de la época neoliberal?

Según lo que relatan las cuentas presentadas, en 2021, las Administraciones Públicas sumarían un déficit del 7,7% del PIB. Debido a que la Administración Central asumiría su propio déficit más 1,7 puntos del déficit de la Seguridad Social y 1,1 puntos de las Comunidades Autónomas, la distribución quedaría de la siguiente manera:

  • Administración Central: -5,2%
  • Comunidades Autónomas: -1,1%
  • Corporaciones Locales: -0,1%.
  • Seguridad Social: -1,3%

No obstante, conviene empezar a hacer algunas matizaciones importantes. Y es que el gobierno de Pedro Sánchez que ha tenido que revisar en numerosas ocasiones sus expectativas de crecimiento económico a la baja, para el 2021 proyectan un crecimiento del 9,8%.

Se trata de un escenario que podríamos calificar de excesivamente optimista. En primer lugar, se reducirían 3,6 puntos de déficit de un año a otro, un hecho del todo sorprendente. Además, teniendo en cuenta que en la última revisión del FMI publicada en octubre, se estima un crecimiento de la economía española es del 7,2%, por lo que existe una asombrosa diferencia 2,6 puntos de crecimiento entre ambas proyecciones.

Si las estimaciones del FMI son más acertadas que las realizadas por el propio Gobierno, el déficit público quedaría lejos de 7,7% que asegura el Gobierno, ya que la variable PIB sería más reducida. Por ahora el papel lo aguanta todo.

Además, el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, citaba que estos Presupuestos suponen inaugurar una nueva época que deja atrás la etapa neoliberal de austeridad y los recortes. Dejando atrás la relación semántica que el vicepresidente emplea en estos conceptos ¿Cuál es la estrategia? ¿Negarse a la estabilidad presupuestaria y recurrir a un déficit continuado eternamente que siga inflando los niveles de deuda pública? ¿Qué el BCE nos financie a través de QE para poder refinanciar la deuda? ¿Y todo ello, sin que haya consecuencias?

En esta etapa de crisis, se apuesta por más recursos, es cierto. Pero también sucedió en 2009, que el total del gasto público de la Administración Central se incrementó en 35.000 millones, y en 2.000 millones para 2010. El problema es que cuando uno gasta lo que no tiene, hay que pedir prestado. Y si un emisor de deuda nunca cuadra las cuentas, tarde o temprano los inversores, ante la incertidumbre de los flujos, dan la espalda a esa deuda porque carece de garantías. Es en ese punto, si no se quiere ir al impago de la deuda, empiezan los mayores impuestos y los recortes del gasto público.

https://www.elblogsalmon.com/economia/gobierno-presenta-unos-presupuestos-anti-austeridad-que-preparan-terreno-para-impuestos 

20.40.-El Partido Laborista suspende de militancia a Jeremy Corbyn por su fracaso en acabar con el antisemitismo   – RAFA DE MIGUEL

Un informe público acusa a la formación de haber cometido actos ilegales de acoso y discriminación

El exlíder laborita, Jeremy Corbyn, sale de su domicilio en Londres el 29 de octubre de 2020.DPA VÍA EUROPA PRESS / EUROPA PRESS

La nueva dirección del Partido Laborista ha suspendido este jueves de militancia a su anterior líder, Jeremy Corbyn, por su tibia respuesta ante las conclusiones de un demoledor informe sobre el antisemitismo en el seno de la formación británica. Keir Starmer, el abogado que sustituyó al veterano político de izquierdas después del fracaso electoral del pasado diciembre, está empeñado en trazar con firmeza una línea roja con el pasado reciente, y se enfrenta a la posible revuelta de los restos aún potentes del corbynismo. 

29 oct 2020.- La organización Momentum, la corriente de base del laborismo que aupó a Corbyn al frente de la formación, ha calificado su suspensión de “ataque descomunal a la izquierda” y ha definido al exlíder del partido como “alguien que ha dedicado toda su vida a combatir el racismo”.

La Comisión para la Igualdad y Derechos Humanos (EHRC, en sus siglas en inglés), un organismo supervisor independiente del Reino Unido, ha publicado finalmente sus conclusiones sobre los casos de antisemitismo en el seno del Partido Laborista denunciados en los últimos años. “Nuestra investigación ha descubierto un serio fracaso de liderazgo y un procedimiento inadecuado a la hora de responder a las quejas de antisemitismo en el Partido Laborista (…) Y hemos concluido que se produjeron actos ilegales de acoso y discriminación de los que la formación es responsable”, ha afirmado la EHRC.

La reacción de la dirección actual ha sido fulminante: “A la luz de sus comentarios, y de no haberse retractado de ellos, el Partido Laborista ha suspendido a Jeremy Corbyn mientras se abre una investigación interna. También se le han retirado sus poderes en el grupo parlamentario”, aseguraba un comunicado.

Los dos problemas más graves que enturbiaron los recientes años del laborismo, bajo el liderazgo de Corbyn, fueron el agrio debate del Brexit y la supuesta cultura antisemita tolerada por la dirección del partido. El primero ha quedado atrás por la simple fuerza de los hechos. El Reino Unido abandonó —solo formalmente— la UE el pasado 31 de enero. El segundo necesitaba un reconocimiento expreso de lo sucedido y comenzar a restañar heridas y tender puentes. “Me ha resultado duro leer este informe. Y hoy es un día de vergüenza para el Partido Laborista. Hemos fallado al pueblo judío, a nuestros afiliados, a nuestros simpatizantes y a la ciudadanía británica”, ha afirmado el nuevo líder del partido, Keir Starmer, en una comparecencia pública convocada para exponer su respuesta a las conclusiones de la EHRC. “En nombre del Partido Laborista, lamento profundamente todo el daño y tristeza causados”.

Mientras Starmer realizaba este acto de contrición en toda regla, Corbyn había utilizado su página personal de Facebook para intentar rebajar el veredicto de la comisión independiente. “Aunque en el partido haya solo un militante antisemita, ya sería demasiado. Pero la escala de todo este problema fue exagerada de un modo dramático por nuestros oponentes -dentro y fuera del partido, y en los medios de comunicación- por motivos políticos”, afirmaba.

El informe denuncia, sobre todo, las trabas e injerencias desplegadas durante los últimos cuatro años por la dirección del partido a la hora de investigar quejas concretas. En muchos casos, denuncia, se quedaron olvidadas en un cajón. Pero respecto a los “casos de ilegalidad” concretos, son dos exclusivamente en los que se centra la EHRC. En el primero de ellos, se centra en Ken Livingstone, el exalcalde de Londres e histórico de la corriente más izquierdista del partido. En abril de 2016, Livingstone intentó justificar los comentarios en Facebook de la diputada laborista Naz Shah, de ascendencia paquistaní. Había publicado un mapa de Israel superpuesto sobre el de Estados Unidos, para sugerir la relocalización de ese país. “Solución al conflicto palestino-israelí. Trasladar a Israel a Estados Unidos. Problema resuelto”. Shah fue suspendida de militancia, y acabó pidiendo disculpas en la BBC. Pero ella no formaba parte de la dirección del partido. Al contrario que Livingstone, que era entonces miembro del Comité Ejecutivo Nacional del Laborismo. “Intentó minimizar la naturaleza ofensiva de esos comentarios al asegurar que eran una simple crítica a la política de Israel en un momento de conflicto con los palestinos, y que el escrutinio de la conducta de Naz Shah era parte de una campaña de difamación del lobby israelí para señalar como antisemitas a los críticos de Israel», señala el informe de la ERCH, e indica a continuación que las palabras de Livingstone, y la inacción ante ellas del equipo de Corbyn, “causaron conmoción y rabia entre los miembros del Jewish Labour Party [la organización judía laborista]”.

En el segundo caso, el informe apunta a las constantes referencias de la concejal laborista de Rossendale, Pam Bromley, hacia los Rothschild, la poderosa saga de banqueros objeto de la ira de los grupos antisemitas. “Representan el capitalismo y la gran empresa, y hasta los nazis usaron sus actividades en su propaganda antisemita”, aseguró Bromley, que animaba además desde su página en Facebook a que Corbyn plantara cara a las acusaciones de antisemitismo. Como cargo público del partido, la EHRC responsabiliza directamente a la cúpula de la formación de las acciones de Bromley, que acabó siendo expulsada de la organización.

Las principales asociaciones judías en el Reino Unido habían respondido al informe de la EHRC con un comunicado conjunto en el que aseguraban que sus conclusiones eran “un veredicto de condena respecto a lo que Corbyn y sus aliados hicieron con los judíos”. Luciane Berger, la diputada que acabó abandonando el partido y pasó a las filas de los liberales demócratas después de denunciar la falta de apoyo de la anterior dirección ante el acoso que sufría, había exigido de inmediato este jueves que se abriera una investigación sobre el liderazgo de Corbyn.

https://elpais.com/internacional/2020-10-29/el-partido-laborista-suspende-de-militancia-a-jeremy-corbyn-por-su-fracaso-en-acabar-con-el-antisemitismo.html

  • 20.39.-Boris Johnson presenta como una victoria el regreso a las negociaciones con la UE sobre el futuro post-Brexit RAFA DE MIGUEL
  • Europa ya no se deja seducir por Beijing FRÉDÉRIC LEMAÎTRE

El primer ministro británico se aferra a los gestos de acercamiento de Barnier para retomar el diálogo

Boris Johnson entra este miércoles a su residencia de Downing Street. TOBY MELVILLE / REUTERS

Boris Johnson necesitaba una pequeña victoria que le permitiera salir del laberinto en el que él mismo se había metido al dar por concluidas —sin hacerlo oficialmente— las negociaciones con Bruselas para la relación futura tras el Brexit.

21 oct 2020.- El reconocimiento expreso del negociador jefe de la UE, Michel Barnier, del necesario “respeto a la soberanía del Reino Unido” durante este proceso ha sido el salvavidas al que se ha aferrado Downing Street para dar de nuevo la bienvenida a Londres al equipo negociador europeo y retomar, a partir de este mismo jueves y de modo intensivo, el intento de alcanzar un acuerdo de libre comercio que evite un Brexit duro.

Nada ha cambiado pero todo puede entrar en una fase diferente y más optimista. Los equipos que deben negociar un nuevo acuerdo antes de que concluya el periodo de transición, el próximo 31 de diciembre, siguen estancados en los dos asuntos más conflictivos: la pesca, y la definición de unas reglas comunes que eviten cualquier competencia desleal en el futuro por parte de Londres. Sobre todo, en materia de ayudas públicas a sus empresas. El guion y la escenografía de la enésima crisis en esta larga tragedia se han vuelto a reajustar a gusto de todos. Barnier ha comparecido este miércoles ante el Parlamento Europeo para proclamar formalmente las obviedades que Londres reclamaba: el respeto a la autonomía de decisión de la UE, a la integridad de su Mercado Interior, y la preservación de sus intereses económicos y políticos a largo plazo, son “naturalmente compatibles con el respeto a la soberanía británica, una legítima preocupación del Gobierno de Boris Johnson”.

Después del portazo dado por el primer ministro a finales de la semana pasada, el Gobierno británico ha tensado la cuerda hasta el límite de sus posibilidades. Johnson anunció a sus conciudadanos y a sus empresarios que fueran preparándose para la nueva realidad de un Brexit duro, en el que el Reino Unido jugaría bajo las reglas básicas de la Organización Mundial del Comercio (es decir, aranceles y cuotas para empresas que trabajaran con el continente). Y el negociador jefe británico, David Frost, canceló unilateralmente la siguiente ronda de negociaciones, que debía haber tenido lugar el pasado lunes en Londres. Frost y Barnier mantuvieron en todo momento abierta la línea telefónica, y su conversación de este miércoles ha servido para recomponer la situación. “Hemos estudiado cuidadosamente la declaración de Michel Barnier esta mañana al Parlamento Europeo. Como negociador jefe de la UE, sus palabras están revestidas de autoridad”, ha asegurado un portavoz de Downing Street.

Convenientemente, el Gobierno británico ha elevado la estatura política del mismo actor a quien en ocasiones se ha intentado puentear y al que, este mismo domingo, se indicó que no se molestara en tomar el avión a Londres. “En lo sustancial, Barnier ha establecido los principios que la UE ha llevado a la mesa negociadora, y también ha reconocido las líneas rojas marcadas por el Reino Unido”, decía ese mismo portavoz. “Sigue habiendo discrepancias relevantes en áreas de gran dificultad, pero estamos dispuestos, junto con la Unión Europea, a comprobar si es posible salvarlas mediante conversaciones intensivas”.

El Reino Unido logra además otro pequeño triunfo al alterar la metodología de las negociaciones. Hasta ahora había reclamado que se realizaran sobre la base de los textos legales respectivos. Con el característico pragmatismo británico, pretendía que se fuera construyendo poco a poco, ladrillo a ladrillo, el posible acuerdo. Bruselas exigía antes un compromiso con los principios fundamentales, como el respeto compartido de las reglas en materia laboral, medioambiental, de protección de los consumidores o de ayudas públicas a empresas. Ambas partes han acordado ahora unos “principios organizativos para futuras negociaciones» en los que se establece la creación de un “secretariado conjunto” que vaya construyendo “un texto maestro consolidado”. Formarán parte de ese secretariado “funcionarios y abogados de ambas partes”, que serán supervisados constantemente por los respectivos negociadores jefe. Queda claro, sin embargo, en la última de estas siete nuevas reglas, que “más allá de los avances (…) nada estará acordado en estas negociaciones hasta que se haya alcanzado un acuerdo total”.

El Gobierno británico ha insistido en todo momento, de modo oficial, que no renunciaba a su voluntad de alcanzar un acuerdo, aunque insistía en su tranquilidad ante la perspectiva de que no fuera posible. Mantiene esa seguridad en su preparación para lo peor, y la ha repetido este miércoles: “Es completamente posible que las negociaciones no tengan éxito. Si así ocurre, el Reino Unido concluirá el periodo de transición y se someterá a los mismos términos que Australia [la solución australiana, el eufemismo de Johnson para el caso de un Brexit duro]. Y tendrá un futuro próspero”.

La realidad, sin embargo, es que el último órdago de Johnson no fue jaleado como hace un año por los conservadores euroescépticos, concentrados ahora en los daños causados por la covid-19. Y sí desató las alarmas de la inmensa mayoría de los empresarios británicos, que alertaron públicamente al Gobierno de que, ni estaban preparados para afrontar un Brexit duro, ni podían estarlo cuando nadie aún les había indicado cuáles serían las nuevas condiciones, ni consideraban conveniente añadir incertidumbre a la crisis económica provocada por la pandemia.

https://elpais.com/internacional/2020-10-21/boris-johnson-presenta-como-una-victoria-el-regreso-a-las-negociaciones-con-la-ue-sobre-el-futuro-post-brexit.html

20.39.-Europa ya no se deja seducir por Beijing FRÉDÉRIC LEMAÎTRE

La gira de los dos principales diplomáticos chinos antes de la cumbre virtual entre los líderes europeos y el presidente Xi Jinping el 14 de septiembre terminó con varios reveses.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, y su homólogo alemán, Heiko Maas, se reunirán en Berlín el 1 de septiembre. MICHAEL SOHN / AFP

La operación de encanto de la diplomacia china vis-à-vis Europa ha fracasado. Para alejar aún más a la Unión Europea (UE) de Estados Unidos y prepararse para la cumbre, virtual, que los líderes europeos celebrarán con el presidente Xi Jinping el 14 de septiembre, Beijing acaba de enviar a sus dos principales diplomáticos al Viejo Continente. 

5 sep 2020.- El ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, visitó Italia, los Países Bajos, Noruega (no miembro de la UE), Francia y Alemania a fines de agosto antes que su predecesor, Yang Jiechi, ahora responsable de Relaciones internacionales dentro del Partido Comunista Chino, miembro del buró político, no visitó España y Grecia el 3 y 4 de septiembre.

La propia elección de destinos es reveladora. Los dos hombres no han visitado ninguno de los países de Europa central en los que Beijing ha confiado tanto en los últimos años. Peor aún, sus viajes coincidieron con el viaje de alto perfil del presidente del Senado checo Milos Vystrcil a Taiwán. Una verdadera afrenta a Beijing.

Lea también Europa frente a China, la lenta negación

Aún más extraño, ninguno de los dos diplomáticos se detuvo en Bruselas, como hubiera sido lógico. Pekín habría apreciado poco las declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien, al final de la última cumbre China-UE del 22 de junio, denunció los ciberataques chinos contra hospitales europeos durante la pandemia. Además, este último anunció que la ley de seguridad nacional de Hong Kong tendría «consecuencias muy negativas», pero no pasó nada. «Beijing tuvo la confirmación de que el poder real estaba en las capitales nacionales», señala un diplomático europeo.

«Afrenta democrática»

Pero, en la mayoría de los países, nada salió según lo planeado. En Italia, Wang Yi había solicitado una entrevista con el primer ministro, Giuseppe Conte. Solo fue recibido por su homólogo Luigi Di Maio, quien denunció la situación en Hong Kong. En Holanda, el ministro de Relaciones Exteriores holandés, Stef Blok, habló sobre los derechos humanos, Hong Kong y la necesidad de celebrar elecciones allí, Xinjiang y Tíbet.

En Noruega, Wang Yi, desde un punto de vista diplomático, ha cometido dos probabilidades, que de hecho son signos de la postura agresiva de China. Cuestionó el origen chino del Covid-19 y aconsejó a Oslo que no otorgara un Premio Nobel de la Paz al pueblo de Hong Kong que lucha contra Beijing.

Lea también el diálogo de Bruselas y Pekín sin estar convencido

Por su parte, Yang Jiechi tampoco tuvo la parte fácil. En España, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha Gonzales, dejó abierta la cuestión del despliegue del 5G, en el que China está apostando, a través de Huawei, pero planteó la situación en Hong Kong, Xinjiang y recordó la importancia libertad de navegación en el Mar de China Meridional. Y en Grecia, el primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, le pidió que tomara partido contra “la agresión de Turquía” en el Mediterráneo. «Grecia puede y quiere discutir la definición de zonas marítimas en el mar Egeo sobre la base del derecho internacional y no de la amenaza», ha dicho él. Reemplace el Mar Egeo con el Mar de China Meridional y la declaración podría emanar de Filipinas o Vietnam y apuntar a Beijing, que no reconoce un juicio internacional en su contra.

Alemania, donde Wang Yi visitó el 30 y 31 de agosto, fue la peor parada de su viaje. Nada más llegar, el ministro amenazó al presidente del Senado checo. Tendrá que «pagar un alto precio» por su visita a Taiwán, dijo. Inmediatamente, Norbert Röttgen, presidente (CDU) de la Comisión de Asuntos Exteriores del Bundestag, calificó la declaración como «una afrenta diplomática y democrática». La UE no cuestiona el principio de «una sola China», pero «las visitas a Taiwán deben ser posibles», agregó.

La excepción francesa

En esta atmósfera tensa, la reunión de Wang Yi con su homólogo alemán Heiko Maas (SPD) se convirtió en un enfrentamiento. «Estamos comprometidos con nuestros valores, también fuera de la Unión y en todas las direcciones», dijo el ministro alemán. Frente al Ministerio de Relaciones Exteriores, unos cientos de personas se manifestaron, entre ellos parlamentarios y Nathan Law, un activista de Hong Kong, exiliado en Londres. Durante la conferencia de prensa que Heiko Maas permitió que durara cincuenta minutos, este último pidió la celebración de elecciones en Hong Kong y una comisión de investigación de la ONU sobre Xinjiang.

Leer también En Hong Kong, los ricos y poderosos elogian el endurecimiento de la seguridad

Sobre todo, el miércoles, el gobierno alemán adoptó las «directrices del Indo-Pacífico». En sí mismos, estos constituyen un fracaso para Beijing. “Inventado por la administración Trump, este término caracteriza a uno de los sujetos geopolíticos de la creciente rivalidad entre Estados Unidos y China. En este contexto, los lineamientos de Alemania marcan el reconocimiento por su parte de la orientación estratégica estadounidense hacia Asia-Pacífico e incluso anuncian una convergencia germano-estadounidense en el futuro ”, desencripta Xin Hua, un experto Chino en el Global Times.

El análisis es discutible, pero estas directrices alemanas que insisten en el respeto de los derechos humanos y el reequilibrio de las relaciones económicas de Alemania en la región no pueden dejar de desagradar a Pekín.

Lea también «Entre China y Europa, hay un antes y un post-coronavirus»

Queda la excepción francesa. Al recibir todas las sonrisas de Wang Yi, Emmanuel Macron detonó en el concierto europeo. Pero al mismo tiempo, Francia está modernizando las fragatas que vendió a Taiwán en la década de 1990 e incluso autoriza a Taiwán a abrir, después de París, una segunda oficina de representación en Aix-en-Provence.

«Los lazos de China con Europa se fortalecieron» titulares, a pesar de todo, el China Daily el jueves (3 de septiembre). Si Xi Jinping cree en su propia propaganda, corre el riesgo de caer desde la cima el 14 de septiembre.

https://www.lemonde.fr/international/article/2020/09/05/l-europe-ne-se-laisse-plus-seduire-par-pekin_6051123_3210.html

 

20.38.-Londres endurece las restricciones y prohíbe las reuniones en interiores de personas que no convivan RAFA DE MIGUEL

  • La estrategia británica Covid-19 simplemente se suma a muchas más personas desempleadasLARRY ELLIOTT

Las nuevas medidas entrarán en vigor a partir de la medianoche del viernes. Irlanda impone la misma limitación en todo el país

El Puente de Londres, este jueves. DANIEL LEAL-OLIVAS / AFP

La capital del Reino Unido, Londres, entrará a partir de la medianoche del viernes (una de la madrugada del sábado en horario español) en el nivel 2 de alerta frente al coronavirus.

15 oct 2020.-La incidencia de transmisión se ha acelerado en los últimos días vertiginosamente, a pesar de que hasta ahora la ciudad (más de nueve millones de habitantes, sin contar el área metropolitana) se mantenía alejada de las elevadas cifras del norte de Inglaterra. El alcalde, Sadiq Khan, ha advertido de que se alcanzará muy pronto la cifra de 100 infectados por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días (la incidencia era ya de 97 hasta el pasado 10 de octubre), y de que en algunos barrios ya se ha superado ese umbral. En España, este mismo dato es de 128 por cada 100.000 habitantes, 265 si se mira la incidencia a 14 días. “Nadie quiere más restricciones, pero las medidas son necesarias para proteger a los londinenses”, ha dicho el político laborista. “Debo advertir a los ciudadanos de que tenemos por delante un invierno muy difícil, pero sé que saldremos todos juntos de este tiempo tan oscuro”.

Bajo las nuevas medidas de distanciamiento social, quedan prohibidas las reuniones tanto en domicilios como en espacios interiores públicos o privados de personas procedentes de dos o más núcleos habitacionales. Podrán seguir reuniéndose en parques o espacios exteriores, siempre que no superen el número de seis personas. Los bares, pubs y restaurantes mantienen el toque de queda, y deben cerrar sus puertas a partir de las diez de la noche. El transporte público seguirá en funcionamiento, pero se recomienda a los ciudadanos que lo use lo menos posible.

El condado de Essex (al este de Londres), con un millón y medio de habitantes, también subirá al nivel 2 de alerta. En algunos de sus distritos el índice acumulado de transmisión se acerca ya a los 90 infectados por cada 100.000 habitantes en siete días.

Khan se ha unido a las voces que reclaman al Gobierno de Boris Johnson que ponga en marcha un “confinamiento-cortocircuito” de al menos dos semanas que afecte a todo el país. Esa fue la sugerencia puesta sobre la mesa por el comité de asesores científicos de Downing Street el pasado 23 de septiembre, y que el primer ministro descartó. La oposición laborista exige ahora a Johnson que adopte esta medida drástica antes de que las cosas empeoren, pero de momento el Ejecutivo se resiste a abandonar su estrategia regional de distintos niveles de alerta. Hasta ahora solo la ciudad de Liverpool y su región colindante han entrado en el nivel 3, el más alto. Junto a la prohibición de reuniones entre miembros de domicilios diferentes, sus bares, pubs, gimnasios o peluquerías permanecen cerrados.

El virus ha golpeado duramente a las zonas del norte y centro de Inglaterra, y solo la rebelión de algunos alcaldes había evitado hasta el momento que Johnson impusiera en otras regiones como Manchester el nivel 3. La ciudad, junto a su área metropolitana (el conocido como Greater Manchester), reúne una población de casi tres millones de personas. La insistencia del asesor médico jefe del Gobierno, Chris Whitty, que este miércoles por la noche volvió a alertar de la peligrosidad del virus en esas zonas del país, ha hecho que el Gobierno esté cada vez más decidido a imponer allí finalmente el nivel 3 de alerta, aunque la decisión no ha sido aún anunciada. Johnson, que tiene en su mano la decisión última, se enfrenta a una rebelión en toda regla justo en la región donde los conservadores confiaban en consolidar su poder, después de la victoria electoral de diciembre. El alcalde laborista de Manchester, Andy Burnham, ha encabezado la revuelta contra las medidas. Se niega a trasladar a sus vecinos, dice, la catástrofe económica que provocarían unas restricciones que, ha afirmado, ni siquiera los científicos del Gobierno están seguros de que sean eficaces. “La gente está ya harta de ser tratada así, y no lo va a permitir. El norte está a punto de volver a la situación de la década de los ochenta, cuando fuimos completamente abandonados”, ha dicho este jueves Burnham en una rueda de prensa en plena calle, rodeado del apoyo de algunos vecinos. “Claro que queremos controlar el virus, pero queremos hacerlo como una sola nación, sin hacer de nuevo del norte el chivo expiatorio de una estrategia mal concebida desde Downing Street”.

En Irlanda, el Gobierno ha prohibido las reuniones en domicilios o jardines privados de personas procedentes de dos hogares distintos. Las únicas excepciones afectan al cuidado de menores o de personas mayores vulnerables. En algunas regiones del país, como Cavan, Monaghan y Donegal, las restricciones serán aún más duras, y supondrán el cierre de comercios que no sean de primera necesidad. Sin embargo, bares, pubs y restaurantes se mantienen abiertos, con las medidas de distanciamiento ya establecidas. No ocurrirá así en Irlanda del Norte, perteneciente al Reino Unido, donde el Gobierno autónomo ha impuesto un confinamiento de cuatro semanas en toda la región que supone el cierre absoluto de todos los establecimientos hosteleros.

https://elpais.com/internacional/2020-10-15/londres-endurece-las-restricciones-y-prohibe-las-reuniones-en-interiores-de-personas-que-no-convivan.html

2038.-La estrategia británica Covid-19 simplemente se suma a muchas más personas desempleadasLARRY ELLIOTT

Todos los países quieren combatir el virus con un daño económico mínimo. Nuestros intentos han creado el peor de todos los mundos.

«Más trabajadores fueron despedidos en los tres meses hasta agosto que en cualquier otro momento desde el período en que los bancos casi quebraron hace una década». Fotografía: Andy Rain / EPA

Este es el ejemplo de libro de texto de estar atrapado entre la espada y la pared. El número de personas que reciben tratamiento por Covid-19 en el hospital está aumentando rápidamente y actualmente es más alto que cuando el Reino Unido entró en bloqueo nacional total el 23 de marzo. Lo peor está por venir.

17 oct 2020.- Al mismo tiempo, la amenaza del desempleo masivo se cierne cada vez más. Más trabajadores fueron despedidos en los tres meses hasta agosto que en cualquier otro momento desde el período en que los bancos casi quebraron hace una década. Lo peor es venir aquí también.

La opinión está dividida sobre qué hacer a continuación. Hay quienes piensan que la segunda ola de Covid es potencialmente tan grave que es necesario un bloqueo nacional completo, sea cual sea el costo. El plan de Labor para un disyuntor de dos o tres semanas es realmente un bloqueo nacional, simplemente uno por tiempo limitado.

Luego están aquellos que cuestionan la sabiduría de empujar la economía de regreso a una recesión profunda cuando los jóvenes son las principales víctimas del desempleo y la edad promedio de los que mueren a causa del virus es de 80 años o más. Para este grupo, la respuesta es proteger a los vulnerables y dejar que todos los demás sigan con sus vidas.

El deseo del gobierno de evitar otro bloqueo total en Inglaterra es comprensible. Cerrar las escuelas daña a los niños, especialmente a los niños pobres. En lo que va de año, se han cancelado millones de exploraciones rutinarias del cáncer. La contracción del 25% de la economía entre febrero y abril ha sido más dura para los trabajadores más jóvenes y vulnerables. ¿Quién puede decir que un disyuntor no será seguido por un segundo, un tercero y un cuarto, dado que podrían pasar años en lugar de meses antes de que una vacuna esté disponible?

Es más, la idea de que todo el país deba ser bloqueado simplemente para demostrar que estamos todos juntos en él tiene poco sentido. Forzar la quiebra de un hotel en el suroeste de Inglaterra, donde las tasas de infección son bajas, no haría nada para engendrar un sentido de solidaridad nacional. Más bien al contrario, de hecho. Idealmente, la respuesta debe ser más local y más granular, en lugar de generalizada y nacional.

También es un error imaginar que existe una opción binaria entre salvar vidas y salvar la economía, que la única forma de evitar un aumento exponencial en el número de casos de Covid-19 es que el gobierno mantenga a las personas encerradas en sus hogares. .

Hay dos razones para eso. El primero, como señaló el profesor Paul Anand de la Open University en una carta al Guardian , es que hay evidencia de que la transmisión está vinculada a vivir en un alojamiento compartido, y es más marcada en viviendas estrechas, donde el distanciamiento físico es un problema.

El segundo es que los modelos epidemiológicos presentan pronósticos aterradores para las tasas de mortalidad porque suponen que no hay cambios en el comportamiento de las personas en ausencia de cierres de seguridad impuestos por el gobierno u otras restricciones.

Sin embargo, el mundo no funciona de esa manera. Al enfrentarse a una pandemia, la gente cambia su forma de vida. Salen menos, y cuando se aventuran a salir de sus casas toman más precauciones. Realizan sus propias evaluaciones de riesgos, basadas en la evidencia disponible.

Los modelos científicos sugirieron que Suecia sufriría 96,000 muertes por Covid-19 en la primera ola,