22.18.-Hambre y violencia CRISTINA DE LA TORRE

He aquí los brazos de la tenaza que este Gobierno apretó hasta desencadenar una crisis social sin precedentes en décadas. Mientras el crimen organizado controla a sangre y fuego territorio y población en la tercera parte del país —como lo probó el paro armado del Clan del Golfo—, en Medellín, segunda ciudad de Colombia, parece cogobernar con las autoridades, y el gran capital hace la vista gorda.

17 may 2022.- En grosera concentración de la riqueza que se traduce en una o dos comidas diarias para el 30 % de los paisas, la cúpula del empresariado antioqueño alardea del “milagro” de Medellín. No oye la balacera de combos y organizaciones armadas que así someten a las comunidades desde su propio seno. Ni registra el viraje en boga de grandes corporaciones que en el mundo amansan el orgiástico principio de la ganancia a toda costa y se proyectan hacia un capitalismo social. Es en la desigualdad y en la penuria donde fructifica la violencia. Se sabe. Los investigadores Alcides Gómez, Forrest Hylton y Aaron Tauss describen el paradójico sistema que genera, por un lado, pobreza a escala industrial y, por otro, capitalismo desenfrenado. Gestión institucional moderna y dominio del crimen organizado. Coexistencia de dos formas del capital: una lícita, otra ilícita.

Mas no se contrae el caso a Medellín. El paro del Clan del Golfo, escribe Gustavo Duncan, fue demostración de fuerza de quienes gobiernan de facto en más de una región, y de la incapacidad del Gobierno para apersonarse de la seguridad. Abundan los armados que controlan territorios enteros y a su gente mediante milicias que vigilan e imponen su ley con puño de hierro. Para revertir la situación, no sirve ya el modelo de derrota militar de un ejército insurgente. Ahora se trata de desmantelar estructuras armadas vinculadas al crimen que viven en el seno mismo de la comunidad y guardan el orden interno. Se impone, dice Duncan, un trabajo de inteligencia para judicializar a los facciosos y un despliegue de fuerza pública por el territorio entero que ofrezca protección y garantías a la población.

Para Gómez et al., el cambio en Colombia tendría que empezar por Medellín, asiento de una élite económica poderosa y de mafias que a menudo cogobiernan con la administración municipal. Aquí el capital ofrece niveles extremos de concentración. Han perpetuado sus agentes el poder mediante el control de la política, de autoridades públicas, de regímenes jurídicos, de derechos de propiedad, de la política económica. El Grupo Empresarial Antioqueño (GEA), gobierno de facto no elegido e inamovible, representa hoy el 7,1 % del PIB nacional y paga impuestos irrisorios, mientras la precariedad impera en todas las comunas que rubrican con su hambre el “milagro de Medellín”. Contraste violento que es fuente de desigualdad y caldo de cultivo para el reino de la ilegalidad. Por su parte, las mafias organizadas en torno a la Oficina de Envigado —agregan nuestros autores— supervisan la vida cotidiana de la gente en media ciudad; cierran vínculos con la autoridad, con la política y con el mundo de los negocios, financiando alguna campaña y lavando dinero de la droga.

De candidatos para el cambio se espera la solución: depositar en el Estado el monopolio de la fuerza y de la ley. Pero además, combatir el abandono y la miseria en los que la violencia y el crimen germinan, transformando el modelo de desarrollo. Saltar del rentismo y la especulación —religión del privilegio— a la producción intensiva en el campo y a la industrialización, catapultadas por la aplicación en ellas de ciencia y tecnología. Su efecto probado en 70 años de Estado social: redistribución decorosa del ingreso y tasas crecientes de empleo formal. Empezando por conjurar el hambre y el recrudecimiento de la violencia, vergüenzas sólo dables en regímenes despiadados como este que Duque impuso.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/cristina-de-la-torre/hambre-y-violencia/

*22.17.-Militarismo y cultura de guerra en la URSS y Rusia MARCELLO MUSTO
*
La procuradora Margarita Cabello y las elecciones RODRIGO UPRIMNY
*
Civiles y militares: la historia toma notaCRISTINA DE LA TORRE
*
Asaltantes RAMIRO BEJARANO

Foto: alcalde de Medellín y el comisionado de Paz, Juan Camilo Restrepo. 

En plata blanca, lo que ha sucedido con el suspendido alcalde de Medellín puede resumirse en que el notablato antioqueño no pudo revocarle su mandato, luego la Procuraduría lo tumbó valida de una ley de precaria constitucionalidad y en su reemplazo Iván Duque nombró a uno de sus tenientes y amanuenses, el comisionado de Paz, Juan Camilo Restrepo.

15 may 2022.- Todo resultó muy mal. Curiosamente los amigos del Gobierno han celebrado la suspensión temporal de Quintero y además defendido la supuesta legalidad de lo que en la historia será recordado como un verdadero raponazo.

La Procuraduría sostiene que la Ley 2094 de 2021 le atribuyó funciones jurisdiccionales para vigilar a quienes desempeñen funciones públicas, incluidos los elegidos popularmente, y sancionarlos con destitución, suspensión e inhabilidad. Era un invento para burlar las objeciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH): un artificio con el que intentaban despistar el pronunciamiento de la Corte en el sentido de que los funcionarios de elección popular solo pueden ser apartados de su cargo por sentencia penal dictada por un juez. La tramoya no sirvió: ni Gobierno ni Procuraduría han cumplido a la CorteIDH.

Así vistan de jueces a los funcionarios de la Procuraduría, estos jamás podrán proferir sentencias penales, que es el requisito exigido en el sistema interamericano para que pueda decretarse la destitución de un funcionario elegido popularmente. Estos seudojuzgadores nunca proferirán sentencias de naturaleza penal porque siempre dictarán fallos fundados en el derecho disciplinario. No podría ser de otra manera, porque las facultades tramposas a la Procuraduría no le fueron otorgadas para adelantar procesos penales, sino solo “investigaciones disciplinarias”.

Pero hay más. Aun suponiendo que la Procuraduría pudiese sancionar a un funcionario de elección popular, esa decisión solo puede ejecutarse cuando cuente con el visto bueno de los jueces. La redacción del inciso pertinente no deja dudas: “Para los servidores públicos de elección popular, la ejecución de la sanción se supeditará a lo que decida la autoridad judicial”. Es decir, la Procuraduría solita no puede destituir, suspender o inhabilitar a un funcionario elegido popularmente, pues siempre requerirá el visto bueno del poder judicial para que opere la sanción que imponga un procurador disfrazado de juez.

Nada de eso ha habido en el episodio del alcalde de Medellín. Seguramente en la Procuraduría dirán que como hasta ahora solamente se decretó una medida provisional de suspensión temporal de Quintero, formalmente no ha sido sancionado ni destituido de su cargo. El efecto es el mismo, denomínese como se denomine. El asunto es de inusitada gravedad y no puede resolverse con leguleyadas. Un juez garantista, respetuoso del debido proceso y el derecho a la defensa, si no puede destituir por sí solo a un funcionario elegido popularmente, tampoco podrá imponerle una suspensión provisional del empleo, que se traduce en una sanción temporal que también requiere de aval judicial para ejecutarse.

Y para acabar de completar el atraco, Duque se toma por asalto la Alcaldía de Medellín, mandando a Restrepo, un antioqueño varias veces derrotado electoralmente en su tierra, partidario y vocero de la más rancia y peligrosa ultraderecha. Estamos ante un truco impresentable.

Si Duque no estuviera enredado en esta conjura de desacreditar tanto a Petro como a Fajardo, se habría preocupado por nombrar en reemplazo de Quintero a una figura antioqueña neutral y sobre todo que no procediese de su entorno en la Casa de Nari. Con ese nombramiento marrullero, corroboró que su verdadero talante es el de “conejero”. En vez de proceder como demócrata, ratificó su talante de dictadorzuelo déspota y arbitrario.

Todos a una, como en Fuenteovejuna. Gobierno y uribismo por lo pronto han cometido el inmenso abuso de sacar con maniobras de feria a Quintero de esa alcaldía que perdieron en las urnas, confiados en que para cuando la justicia decida ya habrá terminado el período del suspendido. La misma receta del mientras-tanto-aprovechemos que aplicaron a la inconstitucional Ley de Garantías. No tienen cura: son los mafiosos de siempre.

Adenda No 1. Claro que hizo bien la Corte Constitucional al reconocer el derecho a morir dignamente.

Adenda No 2. Lo que faltaba. Que el Gobierno pretenda utilizar la situación enrarecida de orden público que no ha querido controlar para ambientar el aplazamiento de las elecciones.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/ramiro-bejarano-guzman/asaltantes/

22.17.-Militarismo y cultura de guerra en la URSS y Rusia MARCELLO MUSTO

La escalada de violencia del frente nazi-fascista en la década de 1930 provocó el estallido de la Segunda Guerra Mundial y creó un escenario aún más nefasto que el que destruyó Europa entre 1914 y 1918. Después de que las tropas de Hitler atacaran la Unión Soviética en 1941, Joseph Stalin convocó a una Gran Guerra Patriótica que finalizó el 9 de mayo con la derrota de Alemania, Italia y Japón. Esta fecha se convirtió en un elemento tan central de la unidad nacional rusa que sobrevivió a la caída del Muro de Berlín y perdura hasta nuestros días. Bajo el pretexto de la lucha contra el nazismo, se oculta, hoy más que nunca, una peligrosa ideología nacionalista y militarista.

Guerra fría y carrera de armamentos

7 may 2022.- Con la división del mundo en dos bloques después de la guerra, los líderes del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) decidieron que la tarea principal del movimiento comunista internacional era salvaguardar la existencia de la Unión Soviética. En el mismo período, la Doctrina Truman marcó el advenimiento de un nuevo tipo de guerra: la Guerra Fría. Con su apoyo a las fuerzas anticomunistas en Grecia, el Plan Marshall (1948) y la creación de la OTAN (1949), los Estados Unidos de América contribuyeron a evitar el avance de las fuerzas progresistas en Europa Occidental. La Unión Soviética respondió con el Pacto de Varsovia (1955). Esta configuración condujo a una gran carrera armamentista que, a pesar del recuerdo aun fresco de Hiroshima y Nagasaki, también implicó una proliferación de pruebas de bombas nucleares.

Con el giro político decidido por Nikita Khrushchev en 1961, la Unión Soviética inició un período de “coexistencia pacífica”. Se suponía que este cambio, con su énfasis en la no injerencia y el respeto por la soberanía nacional, así como la cooperación económica con los países capitalistas, evitaría el peligro de una tercera guerra mundial (que la crisis de los misiles cubanos mostró ser una posibilidad en 1962) y apoyaría el argumento de que la guerra no era inevitable. Sin embargo, este intento de cooperación constructiva estuvo lleno de contradicciones.

En 1956, la Unión Soviética ya había aplastado violentamente una sublevación en Hungría. Los partidos comunistas de Europa Occidental no condenaron sino que justificaron la intervención militar en nombre de la protección del bloque socialista y Palmiro Togliatti, el secretario del Partido Comunista Italiano, declaró: “estamos con nuestro lado incluso cuando comete un error”. . La mayoría de los que compartían esta posición lo lamentaron amargamente en años posteriores, cuando comprendieron los devastadores efectos de la operación soviética. Acontecimientos similares tuvieron lugar en el apogeo de la coexistencia pacífica, en 1968, en Checoslovaquia. El Politburó del PCUS envía medio millón de soldados y miles de tanques para reprimir las exigencias de democratización de la “Primavera de Praga”. Esta vez los críticos de la izquierda fueron más abiertos e incluso representaron a la mayoría. Sin embargo, aunque la desaprobación de la acción soviética fue expresada no solo por los movimientos de la Nueva Izquierda, sino también por la mayoría de los partidos comunistas, incluido el chino, los rusos no retrocedieron sino que llevaron a cabo un proceso que llamaron «normalización». La Unión Soviética siguió destinando una parte importante de sus recursos económicos al gasto militar, lo que contribuyó a reforzar una cultura autoritaria en la sociedad. De esta manera, perdió para siempre la simpatia del movimiento por la paz, que se había hecho aún más grande a través de las extraordinarias movilizaciones contra la guerra de Vietnam.

 

Otro poder imperial

Una de las guerras más importantes de la década siguiente comenzó con la invasión soviética de Afganistán. En 1979, el Ejército Rojo volvió a convertirse en un importante instrumento de la política exterior rusa, que siguió reclamando el derecho a intervenir en “su zona de seguridad”. La desafortunada decisión se convirtió en una aventura agotadora que se prolongó durante más de diez años, provocando un gran número de muertos y creando millones de refugiados. En esta ocasión, el movimiento comunista internacional se mostró mucho menos reticente que en anteriores invasiones soviéticas. Sin embargo, esta nueva guerra reveló aún más claramente a la opinión pública internacional la división entre el “socialismo realmente existente” y una alternativa política basada en la paz y la oposición al militarismo.

Tomadas en su conjunto, estas intervenciones militares dificultaron una reducción general de armamentos y sirvieron para desacreditar al socialismo. La Unión Soviética fue vista cada vez más como una potencia imperial que actuaba de una manera no muy diferente a la de Estados Unidos, que, desde el comienzo de la Guerra Fría, había respaldado golpes de estado más o menos en secreto y ayudado a derrocar gobiernos elegidos democráticamente en más de veinte países de todo el mundo. Por último, las “guerras socialistas” de 1977-1979 entre Camboya y Vietnam y entre China y Vietnam, en el contexto del conflicto chino-soviético, disiparon cualquier influencia de la ideología “marxista-leninista” (ya alejada de los cimientos originales establecidos por Karl Marx y Friedrich Engels) a la hora de atribuir la guerra exclusivamente a los desequilibrios económicos del capitalismo.

Marx contra la Rusia contrarrevolucionaria

Marx no desarrolló en ninguno de sus escritos una teoría coherente de la guerra, ni planteó pautas sobre la actitud correcta a tomar frente a ella. Sin embargo, cuando eligió entre campos opuestos, su única constante fue su oposición a la Rusia zarista, que vio como la vanguardia de la contrarrevolución y una de las principales barreras para la emancipación de la clase trabajadora.

En sus Revelaciones de la historia diplomática del siglo XVIII –un libro publicado por Marx en 1857 pero nunca traducido en la Unión Soviética–, al hablar de Iván III, el agresivo monarca moscovita del siglo XV que unificó Rusia y sentó las bases de su autocracia, afirmó: “solo se necesita reemplazar una serie de nombres y fechas con otros y queda claro que las políticas de Iván III, y las de Rusia hoy, no son simplemente similares sino idénticas”. Desafortunadamente, estas observaciones parecen escritas para hoy, en relación con la invasión rusa de Ucrania.

Las guerras difunden una ideología de violencia, a menudo combinada con los sentimientos nacionalistas que han desgarrado al movimiento obrero. Raramente favorecen las prácticas de la democracia, pero aumentan en cambio el poder de las instituciones autoritarias. Las guerras engrosan el aparato militar, burocrático y policial. Conducen a la anulación de la sociedad ante la burocracia estatal. En Reflexiones sobre la guerra, la filósofa Simone Weil argumentó que: “cualquiera que sea el nombre que tome —fascismo, democracia o dictadura del proletariado—, el principal enemigo sigue siendo el aparato administrativo, policial y militar; no el enemigo al otro lado de la frontera, que es nuestro enemigo sólo en la medida en que es enemigo de nuestros hermanos y hermanas, sino el que dice ser nuestro defensor mientras nos convierte en sus esclavos”. Esta es una lección dramática que la izquierda nunca debería olvidar.

https://www.sinpermiso.info/textos/militarismo-y-cultura-de-guerra-en-la-urss-y-rusia

22.17.-La procuradora Margarita Cabello y las elecciones RODRIGO UPRIMNY

La suspensión de dos alcaldes por la Procuraduría por supuestamente haber intervenido en política electoral es descabellada: su sesgo es evidente y su base jurídica, precaria. No es un golpe de Estado, como lo han expresado de manera exagerada Gustavo Petro y el suspendido alcalde Daniel Quintero, pero introduce una nueva tensión en esta peligrosa campaña presidencial.

15 may 2022.- El sesgo es evidente, no tanto porque el alcalde Quintero no haya intervenido en las elecciones —pues creo que lo ha hecho—, sino porque la Procuraduría lo suspende, pero ignora las evidentes y más graves intervenciones electorales del presidente Duque, el exjefe de Margarita Cabello. Es cierto que la procuradora no tiene competencia disciplinaria frente a Duque, pero podía llamarle la atención, como lo hizo el procurador Mario Aramburo a Lleras Restrepo en las elecciones de 1970. O podría denunciarlo ante la Comisión de Acusaciones. Pero nada.

La base jurídica de la suspensión es además precaria: la Procuraduría ignora las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre este tema en los casos Petro contra Colombia y López Mendoza contra Venezuela.

Esas sentencias no prohíben específicamente que órganos que no son judiciales, como la Procuraduría, suspendan a funcionarios electos, sino que aluden a destituciones e inhabilidades, pues los casos se referían a ese tipo de sanciones. Sin embargo, una interpretación razonable de esa jurisprudencia interamericana permite concluir que también prohíbe las suspensiones.

La razón es simple: la esencia de esas sentencias es que no puede una autoridad administrativa, como la Procuraduría, limitar derechos políticos a través de un proceso disciplinario, ya que el artículo 23 de la Convención Americana atribuye esa facultad al “juez competente, en proceso penal”. La suspensión es una limitación de los derechos políticos del funcionario electo popularmente y de sus votantes, por lo cual es razonable concluir que le es aplicable esa jurisprudencia interamericana.

Existen decisiones de la Corte Constitucional, previas al caso Petro, que han avalado la facultad de la Procuraduría de suspender o destituir funcionarios electos, como la C-111 de 2019. El asunto es entonces jurídicamente bastante enredado, por la contradicción entre la Corte Constitucional y la Corte Interamericana. Pero creo que, en vez de preservar esa facultad de la Procuraduría, que se ha prestado a tantos abusos, es mejor realizar las reformas para ajustarnos a la jurisprudencia interamericana. Esa es no sólo nuestra obligación internacional, sino que, además, esa jurisprudencia interamericana es sana ya que reduce los riesgos de persecución de procuradores politizados a funcionarios electos, al establecer que sus destituciones o suspensiones tienen que pasar por un juez independiente en un proceso judicial.

Esta adaptación es simple: basta señalar que si la Procuraduría investiga a un funcionario electo y considera que debe ser destituido o suspendido, entonces que presente el caso ante un juez penal y sea este quien, después de una audiencia con garantías, decida si procede o no la destitución o la suspensión. Es más: en este caso la cosa es aún más sencilla, pues la intervención en política es también un delito sancionable con destitución. Por lo tanto, la procuradora podía denunciar a estos alcaldes ante la Fiscalía para que esta, si había mérito, acusara ante el correspondiente juez penal.

Todo esto nos debe llevar a reflexionar sobre el futuro de ese extraño animal constitucional que es la Procuraduría. Algunos hemos propuesto desde hace años su supresión pues es una institución redundante y riesgosa. Pero acepto que esa idea es polémica, por lo que podríamos al menos ajustar sus competencias disciplinarias frente a funcionarios electos, para evitar estos abusos.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/rodrigo-uprimny/la-procuradora-y-las-elecciones/

22.17.-Civiles y militares: la historia toma notaCRISTINA DE LA TORRE

La peligrosa incursión del general Zapateiro en esta campaña electoral no es un exabrupto. Resulta de un proceso intermitente de politización en las Fuerzas Armadas, que transforma su función constitucional de asegurar la integridad del Estado y del conjunto de asociados en instrumento de un gobierno o de un partido.

10 may 2022.- Para apretar con puño de hierro no sólo al insurrecto armado sino a todo el que reclame, aun por las buenas, o discrepe de la camarilla en el poder. Debuta el engendro con la dictadura de Ospina, que desencadena la Violencia en grande a mediados del siglo pasado; renace con impronta de dictadura del Cono Sur en el Estatuto de Seguridad de Turbay; se viste de epopeya patriótica escrita a dos manos con el paramilitarismo en la Seguridad Democrática de Uribe, y desemboca en la Ley de Seguridad Ciudadana de Duque: protocolo jurídico del régimen que ahoga en sangre la protesta popular, se apaña al exterminio de líderes sociales y sabotea la paz.

Bien ha cumplido su cometido la doctrina del enemigo interno en esta democracia tan ajena al golpe militar como inclinada a excluir y perseguir —aun por las armas— a quien profese ideas distintas de las consagradas en aquellos gobiernos. Hasta señalar al contradictor político como guerrillero vestido de civil, ominosa generalización que matricula a todo librepensador en las filas de la subversión. Y procesa por terrorismo a líderes de la protesta callejera.

No siempre disparan los militares motu proprio sino por orden del poder civil que, en virtud del Estado de derecho, prevalece sobre ellos. Pero en Colombia ha usado y abusado el poder político de quienes portan las armas de la república, en defensa de intereses particulares o de secta pintados de cruzada por la democracia. Más allá del general que tolera el espectáculo de sus aliados paramilitares que juegan fútbol con la cabeza de sus víctimas, más allá de quienes ejecutaron la más pavorosa matanza de inocentes, los falsos positivos, medra la crítica de oficiales inconformes con la manipulación de los uniformados por el gobierno de turno.

En agudo libro sobre identidades en la oficialidad, el capitán (r) Samuel Ignacio Rivera resiente el estigma que pesa sobre el Ejército. Por su histórica propensión a fungir como centinela del gamonalato y sus haciendas. Por su pérdida de neutralidad como fuerza del Estado, para transformarse en fuerza de choque de los gobiernos conservadores durante la Violencia. Por su sesgo contra el pueblo, tenido por enemigo interno. Por su condescendencia con políticas de seguridad que se resolvieron en ejecuciones extrajudiciales. Y, digamos, por el pésame del comandante del Ejército a la muerte de Popeye.

Sí, a Ospina se remonta la historia, pues este trocó a Ejército y Policía, las fuerzas de seguridad del Estado, en fuerzas de choque al servicio del gobierno y contra la oposición política. Lleras Restrepo lo acusó de destruir la imparcialidad del Ejército y su condición de árbitro. Fue grave causa de la Violencia. Y en 1962 señaló el general Ruiz Novoa en debate parlamentario que no fueron las Fuerzas Armadas las que incitaron a los campesinos a matarse para ganar elecciones, sino los políticos. Treinta años después, la seguridad draconiana de Turbay se justificó en el demencial robo de armas al Cantón Norte por el M-19. Reaccionó en defensa del Estado, pero proyectó la feroz represión a la oposición legal a su administración. El uribismo emularía después estos modelos de fuerza.

Dijo Alberto Lleras que tan grave es la indisciplina de un militar contra un gobierno como la indisciplina a favor del mismo, pues siempre redunda en violencia. Dudará Zapateiro entre prestar oídos a los cantos de sirena de la Mano Negra o bien restablecer su honor de soldado como guardián de la democracia. La historia toma nota.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/cristina-de-la-torre/civiles-y-militares-la-historia-toma-nota/

22.16.-¿Fico sí es el gallo contra Petro? ALVARO FORERO

En la encuesta Invamer, Federico Gutiérrez se consolida en el segundo lugar, pero pierde por 17 puntos en primera vuelta y por siete en segunda vuelta frente a Gustavo Petro.

Hay dos interpretaciones posibles sobre ese resultado. Que la tendencia indica que Gutiérrez está subiendo, en el mes de campaña de primera vuelta que queda podría alcanzar a Petro y es la mejor carta para atajarlo. O la contraria, que ni con todo el Gobierno, el uribismo, buena parte de los medios y los grandes partidos apoyándolo, con Petro cruzado de escándalos y sin una competencia efectiva de Sergio Fajardo y Rodolfo Hernández, Fico logra subir lo suficiente.

2 may 2022.- La primera interpretación tiene el riesgo de apostar contra la evidencia: si Petro lo derrota con suficiencia, será responsabilidad de quienes insistieron tercamente en un candidato que no tenía con qué ganar y todas las alarmas advertían del error. La segunda interpretación permitiría intentar llevar a segunda vuelta a otro candidato con mayores fortalezas frente a Petro.

Hay tres razones que indican que la encuesta comprueba las limitaciones de Fico contra Petro, en lugar de desvirtuarlas. Todas, basadas en evidencias. La primera y más contundente: que la debilidad electoral de Fico no es teórica porque se le ha medido suficientemente. Tanto en encuestas como en la consulta con votos de carne y hueso. En ambas no solo ha quedado lejos de Petro, sino que apenas llega a la mitad de las cifras obtenidas por Iván Duque en la campaña de 2018. La segunda tiene todos los fundamentales en contra: es continuista de un Gobierno impopular, tiene el apoyo de sectores desprestigiados en la opinión (Uribe/partidos), no tiene ninguna bandera fuerte, las encuestas muestran pesimismo del electorado y sed de cambio, cualquiera de sus competidores también frenaría a Petro, inclusive con mayor fortaleza. Y la tercera, los partidos de gobierno perdieron en 12 de las últimas 13 elecciones en América Latina. Fico repite la misma fórmula de Kast en Chile, continuista y pinochetista, que logró empatar a Gabriel Boric en las encuestas y hasta ganar la primera vuelta, para perder por 10 puntos en la segunda.

Esos pobres resultados en consultas y encuestas son a pesar de que los contendores de Gutiérrez le han facilitado el camino. Sergio Fajardo, porque algunos compañeros de su coalición la dinamitaron y llevaron al mal resultado de la consulta, y luego porque lo cuestionó igual que a Petro, desdibujando su bandera de cambio, en lugar de enfocarse en forzar la narrativa Fajardo/Fico que era la relevante en primera vuelta. Rodolfo Hernández ha reducido su campaña al mínimo, generando muy pocos hechos políticos.

Y a pesar de que Gutiérrez va turbopropulsado por la tesis de que todo está definido entre él y Petro, que le arrima el grueso del electorado anti-Petro. Tesis que conlleva un gran riesgo: impulsar tanto el voto útil que termine favoreciendo más a Gustavo Petro, quien está a menos de siete puntos de ganar en primera vuelta y solo necesita que un tercio de los votantes de Fajardo y Hernández se deslicen desde primera vuelta.

El flojo desempeño de Fico se ha dado sin que Petro lo ataque frontalmente. Al final de la primera vuelta, o en segunda, seguramente lo golpeará pintándolo de extrema derecha, “otro Duque” y “títere de Uribe”.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/alvaro-forero-tascon/fico-si-es-el-gallo-contra-petro/

*22.15.-La hipocresía de los bárbaros   – CRISTINA DE LA TORRE
*El debate de la inflación – MICHAEL ROBERTS
*El juez falsificador – ALBERTO DONADIO
*Todavía hay jueces en Colombia RODRIGO UPRIMNY

Molino histórico de Potsdam

Se dice que Federico el Grande, rey de Prusia (1740-1786), quería deshacerse de un molino vecino a su palacio en Potsdam y buscó comprarlo, pero el molinero se negó. El rey le advirtió que podía quitárselo a la fuerza, a lo cual el molinero respondió: “No es así, señor”, y añadió: “Todavía hay jueces en Berlín”. El molinero acudió entonces a la justicia, que lo protegió y le permitió conservar su molino, que aún hoy puede verse en Potsdam.

1 may 2022.- Esta historia es una leyenda pero, como muchas leyendas, expresa una verdad profunda: que una justicia independiente e imparcial es una de las mejores garantías para controlar los atropellos de los poderosos y defender nuestros derechos.

Evoco esta bella leyenda porque esta semana ocurrieron tres hechos que muestran que todavía hay jueces en Colombia.

El primer ejemplo es la decisión de la jueza 28 penal de conocimiento de Bogotá, Carmen Ortiz, que negó la petición de la Fiscalía, apoyada por la Procuraduría, de terminar el proceso contra Álvaro Uribe por presunta manipulación de testigos y fraude procesal. Esta decisión es valiente porque no es fácil para una jueza solitaria enfrentarse a un hombre tan poderoso como Uribe, apoyado no sólo por la Fiscalía y la Procuraduría sino también por el presidente Duque, quien ha defendido su inocencia. Es además una decisión sólida, pues la jueza destrozó los argumentos de la petición de preclusión de la Fiscalía, mostrando que la Corte Suprema había recolectado pruebas suficientes para llevar a Uribe a juicio.

El segundo ejemplo es la audiencia realizada por la JEP en Ocaña sobre los llamados “falsos positivos” en Catatumbo, en la cual un civil y 10 militares, incluidos coroneles y un general, reconocieron en forma pública y frente a los familiares de las víctimas su responsabilidad en el asesinato de unos 120 jóvenes inocentes, que fueron presentados como guerrilleros muertos en combate. Los testimonios de los victimarios son escalofriantes y muestran los extremos de nuestra guerra. De esta forma, la JEP avanza no sólo en el esclarecimiento judicial de las peores atrocidades de nuestro conflicto armado sino también en su reconocimiento público, dejando claro que podemos lograr una paz con justicia.

El tercer ejemplo es la audiencia realizada por la Corte Constitucional para evaluar si debe o no decretarse un estado de cosas inconstitucional por la violencia contra líderes sociales, como lo solicitan varias tutelas, incluida una en que participa Dejusticia. Las distintas intervenciones documentaron la gravedad de esta terrible violencia, sus severos impactos y la ineficacia de las políticas del Gobierno, que se niega a aplicar las herramientas previstas por el Acuerdo de Paz para prevenir y sancionar estos crímenes. Las agudas preguntas de las magistradas y los magistrados frente a las precarias explicaciones de los funcionarios del Gobierno indican que muy probablemente la Corte tomará próximamente una decisión robusta para amparar los derechos de líderes y lideresas sociales, incluido su derecho a defender derechos.

Estos casos muestran que, a pesar del grave deterioro del Estado de derecho ocurrido durante el gobierno Duque, podemos decir con algo de esperanza: “Todavía hay jueces en Colombia”.

Cuenta la leyenda que una vez conocida la decisión judicial en su contra, Federico el Grande, en vez de combatirla, la aceptó y la valoró positivamente, pues mostraba que todos estaban sometidos al derecho: un humilde molinero podía acudir a la justicia y derrotar a un monarca. Una respuesta muy distinta a la dada por este Gobierno frente a varias decisiones judiciales en su contra. Pero, claro, algo va de Federico el Grande al presidente Duque.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/rodrigo-uprimny/todavia-hay-jueces-en-colombia/

22.15.-La hipocresía de los bárbaros   – CRISTINA DE LA TORRE

No terminaba Petro de ofrecer en bandeja el monumental disparate de congraciarse con maleantes cuando conspicuos adelantados de la derecha tronaron en la hipocresía que los distingue. Más de uno incurso en prácticas y relaciones peligrosas, sub judice alguno, vociferaron y se rasgaron las vestiduras para condenar la iniciativa de perdón social del dirigente de izquierda, nombre con el que este designaba la propuesta de amnistía general lanzada por Uribe un año atrás. Expresidentes, fiscal, candidato de la derecha y dignatarios de su campaña explotaron exultantes el golpe de opinión de la trampa que le habían tendido a Petro, mediante documento apócrifo que circulaba en La Picota. Y el de la inveterada compulsión del candidato a lanzar globos al aire.

26 abr 2022.- Celada y autocelada. Si hubo complot a dos manos por la derecha armada y la desarmada, quedaba asimismo en entredicho la consistencia ética y política de Petro. No sólo arriesgaba él su victoria electoral sino que podía afectar la primera opción de poder a la mano de la izquierda democrática en 200 años. Envanecido, ciego, responde Petro a los arrebatos de su natural narcisista, que encarna a veces en el lenguaje corporal de muelle abandono y desprecio por la audiencia.

Para Federico Gutiérrez, supuesto oficiante de pactos con la Oficina de Envigado y prosélito de este Gobierno —el más corrupto que se recuerde—, la oferta de Petro es un “descalabro moral” y lo insta a renunciar. Ante los medios niega aquel legado vergonzoso, edulcora el abrazo de la política tradicional que es eje de su campaña, donde medran corruptos y violentos. Medra Luis Alfredo Ramos, a quien la Corte Suprema acaba de ratificar condena por asociación delictiva con paramilitares. Luis Felipe Henao, su jefe de debate, señala que Petro se propone “ser benevolente y financiador de terroristas de la primera línea, aliado político de extraditables y copartidario de estructuras delictivas como el Eln”. Ni una prueba. Pero posa en fotografías con el Ñeñe Hernández, narcotraficante señalado de aportar a la campaña presidencial de Iván Duque.

Se opone el fiscal Barbosa a la propuesta de perdón social por inconstitucional, dice, y porque rompe la separación de poderes. Reivindica su lucha contra la corrupción, dizque pilar de la Fiscalía, en lo cual habría esta logrado “grandes resultados”. ÉL, que metió la Fiscalía en el bolsillo del presidente, mientras esta escamoteaba toda responsabilidad de Abudinen en el robo de $70.000 millones al Mintic y pedía precluir la investigación contra el expresidente Uribe por manipulación de testigos en delitos penales, pese a la montaña de pruebas en contra.

Álvaro Uribe presentó el año pasado propuesta preliminar de amnistía general: procesados y condenados podrían aspirar a cargos públicos o de elección popular. Buscaba, según el exfiscal Montealegre, proteger a sus colaboradores y a parapolíticos. Para De la Calle y Jaramillo, la propuesta afectaría a las víctimas y a los uniformados que comparecen ante la JEP. Ya en 2007 había concedido Uribe jugosos beneficios a miles de miembros de las Auc involucrados en narcotráfico que se hicieron pasar por autodefensas. Su proyecto otorgaba estatus político a paramilitares, declarándolos sediciosos. Pero sediciosos son armados que se alzan contra el Estado, no paramilitares que lo defienden o reciben su apoyo. Y en este sentido se pronunció la Corte.

Este perdón social y esta amnistía evocan el pacto de silencio que eximió a las élites de responsabilidad en la Violencia. Y se brincan la Comisión de la Verdad y la JEP, instituciones que cumplen ya la función de justicia restaurativa. Aquellas propuestas de reconciliación sólo serían viables si existiera antes sanción social, pero aquí reina la condescendencia con la corrupción. Basta de globos de humo, basta de hipocresía irredenta.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/cristina-de-la-torre/hipocresia/

22.15.-El debate de la inflación – MICHAEL ROBERTS 

El debate sobre la inflación entre los principales economistas continúa. ¿La cada vez más alta tasa de inflación de las materias primas se mantendrá por algún tiempo o es ‘transitoria’ y pronto disminuirá? ¿Es necesario que los bancos centrales actúen con rapidez y firmeza para ‘ajustar’ la política monetaria (es decir, reducir la inyección de crédito en los bancos mediante la compra de bonos públicos (QE) y comenzar a subir bruscamente las tasas de interés política? ¿O ese endurecimiento es una exageración y provocará una depresión?

19 abr 2022.- He cubierto estos temas en varios artículos anteriores con cierto detalle. Pero vale la pena repasar algunos de los argumentos y la evidencia existente de nuevo porque la alta y creciente inflación está dañando severamente los medios de subsistencia y la prosperidad de la mayoría de los hogares en las economías capitalistas avanzadas e incluso es una cuestión de vida o muerte para cientos de millones en el llamado Sur Global de los países pobres. Ser desempleado es devastador para aquellos que pierden sus trabajos y para sus familias. Pero el desempleo afecta normalmente sólo a una minoría de los trabajadores en un momento dado. La inflación, por otro lado, afecta a la mayoría, particularmente a aquellos con bajos ingresos, cuando los productos básicos como la energía, los alimentos, el transporte y la vivienda importan aún más.

En un libro reciente, Rupert Russell señaló que el precio de los alimentos a menudo ha sido  históricamente decisiva. Actualmente, el índice mundial de precios de los alimentos se encuentra en su nivel más alto jamás registrado. El golpe afecta a las personas que viven en el Medio Oriente y África del Norte, una región que importa más trigo que cualquier otra, siendo Egipto el mayor importador del mundo. El precio de estas importaciones lo fijan las bolsas internacionales de productos básicos de Chicago, Atlanta y Londres. Incluso con los subsidios del gobierno, las personas en Egipto, Túnez, Siria, Argelia y Marruecos gastan entre el 35 y el 55 por ciento de sus ingresos en alimentos. Viven al límite: pequeños aumentos de precios provocan pobreza y hambre. Russell nos recuerda que el grano fue clave en casi todas las etapas de la Primera Guerra Mundial. Temiendo la amenaza a sus exportaciones de grano, la Rusia imperial ayudó a provocar ese conflicto global. A medida que avanzaba el conflicto, Alemania, también sufría de escasez de pan barato y buscaba apoderarse de la abundante cosecha de Rusia. “Paz, tierra y pan” era el eslogan bolchevique, y el éxito tuvo mucho que ver con el pan y el control de las nuevas rutas de cereales dentro de Rusia. Ahora, la invasión rusa de Ucrania pone en peligro la cosecha de estos dos principales exportadores de cereales.

De hecho, cuando se consideran los precios de los alimentos -uno de los principales contribuyentes, junto con los precios de la energía, a la espiral inflacionaria actual-, son evidentes las insuficiencias de las principales explicaciones de la inflación y sus remedios políticos. La inflación actual no es producto de una ‘demanda excesiva’ (keynesiana) o de ‘inyecciones monetarias excesivas’ (monetarista). Es el resultado de un ‘shock de oferta’: escasez de producción y ruptura de la cadena de suministro, inducida por la pandemia de COVID y luego por el conflicto entre Rusia y Ucrania. La recuperación después de la crisis del COVID en las principales economías ha sido vacilante: todas las principales agencias internacionales y consultoras de investigación analítica han reducido su pronóstico de crecimiento económico y producción industrial para 2022. Al mismo tiempo, estas agencias y bancos centrales han revisado al alza sus pronósticos de inflación y por el momento se mantendrá alta.

Los bancos centrales tienen poco control sobre la ‘economía real’ en las economías capitalistas y eso incluye cualquier inflación de precios en bienes o servicios. Durante los 30 años de desinflación general de precios (cuando los precios suben lentamente o incluso se desinflan), los bancos centrales lucharon por cumplir su objetivo habitual de inflación anual del 2% con sus armas habituales de tasas de interés e inyecciones monetarias. Y será la misma historia al tratar esta vez de reducir las tasas de inflación. Como he argumentado antes, todos los bancos centrales se quedaron dormidos mientras las tasas de inflación se disparaban. ¿Y por qué fue así? En general, porque el modo de producción capitalista no se mueve de manera constante, de forma armónica y planificada, sino de manera espasmódica, desigual y anárquica, con altibajos. Pero también malinterpretaron la naturaleza de la espiral inflacionaria, confiando en teorías erróneas de la inflación.

Yo diría  que este ‘shock’ del lado de la oferta es realmente una continuación de la desaceleración en la producción industrial, el comercio internacional, la inversión empresarial y el crecimiento del PIB real que ya había comenzado en 2019 antes de que estallara la pandemia. Sucedió porque la rentabilidad de la inversión capitalista en las principales economías había caído casi a mínimos históricos y, como saben mis lectores, es la rentabilidad lo que en última instancia impulsa la inversión y el crecimiento en las economías capitalistas. Si el aumento de la inflación es impulsado por una oferta débil en lugar de una demanda excesivamente fuerte, la política monetaria no funcionará.

Los monetaristas de línea dura piden fuertes aumentos en las tasas de interés para frenar la demanda, mientras que los keynesianos se preocupan por la inflación de los salarios, ya que el aumento de los salarios «obliga» a las empresas a subir los precios. Pero las tasas de inflación no aumentaron cuando los bancos centrales inyectaron billones en el sistema bancario para evitar un colapso durante la crisis financiera mundial de 2008-2009 o durante la pandemia de COVID. Todo ese crédito de dinero de la ‘flexibilización cuantitativa’ terminó como un financiamiento de coste casi nulo para la especulación financiera e inmobiliaria. La ‘inflación’ tuvo lugar en los mercados bursátiles y de vivienda, no en las tiendas. Lo que eso significa es que el ‘giro’ de la Reserva Federal de EEUU hacia las subidas de tipos de interés y la marcha atrás de la QE no controlarán las tasas de inflación.

La otra teoría dominante es la de los keynesianos. Argumentan que la inflación surge del ‘pleno empleo’ que eleva los salarios y de la ‘demanda excesiva’ cuando los gobiernos gastan ‘demasiado’ en tratar de reactivar la economía. Si hay pleno empleo, entonces no se puede aumentar la oferta y los trabajadores pueden hacer subir los salarios, obligando a las empresas a subir los precios en una espiral de salarios y precios. Por lo tanto, existe una compensación entre el nivel de desempleo y los precios. Esta compensación se puede caracterizar en una curva gráfica, que lleva el nombre de AW Phillips.

Pero la evidencia histórica va en contra de la curva de Phillips como explicación del nivel de inflación. En la década de 1970, la inflación de precios alcanzó los máximos de la posguerra, pero el crecimiento económico se desaceleró y el desempleo aumentó. La mayoría de las principales economías experimentaron una «estanflación». Y desde el final de la Gran Recesión, las tasas de desempleo en las principales economías han caído a los mínimos de la posguerra, pero la inflación también se ha reducido a mínimos.

El keynesiano Larry Summers adopta el enfoque de la «demanda excesiva». Su opinión sobre la inflación es que el gasto público está impulsando el aumento de los precios al dar a los estadounidenses demasiado poder adquisitivo. Entonces es culpa de la administración Biden; la respuesta es volver a imponer la ‘austeridad’, es decir, recortar el gasto público y aumentar los impuestos. Nuevamente, podría preguntarle a Summers por qué no hubo una alta inflación cuando los gobiernos gastaron grandes cantidades para evitar un colapso bancario en la Gran Recesión, pero solo ahora.

Detrás de la teoría keynesiana de la inflación impulsada por los costes, inevitablemente viene el llamamiento político a la «moderación salarial» y a un desempleo aún mayor. Por ejemplo, el gurú keynesiano, Paul Krugman, ahora aboga por aumentar el desempleo para controlar la inflación en su columna del New York Times. Esto en cuanto a la afirmación de que el capitalismo puede sostener el ‘pleno empleo’ con una macrogestión juiciosa de la economía, al estilo keynesiano. Parece que, después de todo, la economía capitalista está atrapada entre la Escila del desempleo y la Caribdis de la inflación.

En cuanto a la moderación salarial, tanto los keynesianos como los banqueros centrales se han apresurado a lanzar tales llamamientos. El columnista keynesiano del Financial Times pide que la política monetaria sea “suficientemente estricta para… crear/preservar cierta flexibilidad en el mercado laboral». En otras palabras, la tarea debe ser crear desempleo para reducir el poder de negociación de los trabajadores. El gobernador del Banco de Inglaterra, Bailey, hizo el mismo llamamiento para, dijo, detener la inflación galopante. Pero no hay evidencia de que los aumentos salariales conduzcan a una mayor inflación. Volvemos al huevo y la gallina. El aumento de la inflación (pollo) obliga a los trabajadores a buscar salarios más altos (huevo). De hecho, durante los últimos 20 años hasta el año del COVID, los salarios semanales reales de EEUU aumentaron solo un 0,4 % anual en promedio, incluso menos que el crecimiento promedio anual del PIB real de alrededor del 2 % o más. Es la parte del crecimiento del PIB que se destina a las ganancias lo que aumentó (como argumentó Marx allá por 1865).

El crecimiento de la inflación de EEUU es mucho más alta que la de los salarios, que solo crecen entre un 3 y un 4 %, lo que significa que los salarios reales están bajando para la mayoría de los estadounidenses. Los activos financieros están aumentando aún más rápido. Los precios de la vivienda han subido aproximadamente un 20% sobre una base anualizada. Justo antes de la pandemia, en 2019, las corporaciones no financieras estadounidenses obtuvieron alrededor de un billón de dólares al año en ganancias, más o menos. Esta cantidad se había mantenido constante desde 2012. Pero en 2021, estas mismas empresas ganaron alrededor de 1,73 billones de dólares al año. Eso significa que por cada hombre, mujer y niño estadounidense en los EEUU, las empresas estadounidenses solían ganar alrededor de $ 3.081, pero hoy ganan alrededor de $ 5.207. Eso es un aumento de $2.126 por persona. Significa que el aumento de las ganancias de las empresas estadounidenses supone el 44% del aumento inflacionario de los costes.

Luego está la explicación ‘psicológica’ de la inflación. La inflación está ‘fuera de control’ cuando las ‘expectativas’ de aumento de los precios por parte de los consumidores se afianzan y la inflación se vuelve una profecía autocumplida. Pero esta teoría elimina cualquier análisis objetivo de la formación de precios. ¿Por qué deberían subir o bajar las ‘expectativas’ en primer lugar? Y como mencioné antes, la evidencia que respalda el papel de las ‘expectativas’ es débil. Como concluye un artículo de Jeremy Rudd en la Reserva Federal: “Los economistas y los responsables de la política económica creen que las expectativas de inflación futura de los hogares y las empresas son un factor determinante clave de la inflación real. Una revisión de la literatura teórica y empírica relevante sugiere que esta creencia se basa en cimientos extremadamente inestables, y se argumenta que adherirse a ella de manera acrítica fácilmente podría conducir a graves errores de política”.

Todas estas teorías dominantes niegan que sea el hecho de que la producción capitalista no suministre lo suficiente lo que está causando una inflación alta y acelerada. Y, sin embargo, la evidencia histórica del «choque de oferta» sigue siendo convincente. Por ejemplo, los precios de los autos usados. Se dispararon durante el último año y fueron un importante contribuyente al aumento de la inflación en EEUU y el Reino Unido. Los precios de los autos usados aumentaron porque la producción y entrega de autos nuevos se vio obstaculizada por el COVID y la pérdida de componentes clave. La producción y las ventas mundiales de automóviles se desplomaron. Pero la producción ahora se está recuperando y los precios de los autos usados han vuelto a caer. De hecho, los precios de los productos electrónicos para el hogar ahora están cayendo.

Una teoría marxista de la inflación analiza primero lo que sucede con la oferta y, en particular, si existe suficiente creación de valor (explotación del trabajo) para estimular la inversión y la producción. Guglielmo Carchedi y yo hemos estado trabajando en un modelo de inflación marxista, que esperamos publicar pronto. Pero los puntos clave son que la tasa de inflación de precios depende primero de la tasa de crecimiento de la creación de valor. El empleo de mano de obra humana crea nuevo valor y el uso de tecnología reduce el tiempo de trabajo involucrado en la producción de bienes y servicios. Por lo tanto, se puede producir más producción en menos tiempo de trabajo. Por lo tanto, los precios con el tiempo tenderán a caer, en igualdad de condiciones. La producción capitalista se basa en un aumento de la inversión en activos fijos y materias primas en relación con la inversión en trabajo humano, y esta creciente composición orgánica del capital, como la llamó Marx, conducirá a una caída en la rentabilidad general y una eventual desaceleración de la producción misma. Esta contradicción también significa que la deflación de precios es la tendencia en la producción capitalista, en igualdad de condiciones.

Pero otras cosas no siempre son iguales. Está el papel del dinero en la inflación. Cuando el dinero era una mercancía física (universal) como el oro, el valor de las mercancías dependía en parte del valor de la producción de oro. En las economías ‘fiduciarias’ modernas, donde el dinero es una unidad de cuenta (sin valor) creada por los gobiernos y los bancos centrales, el dinero se convierte en un factor que contrarresta la tendencia a la caída de los precios en la producción creadora de valor. La combinación de producción de nuevo valor y creación de oferta monetaria afectará en última instancia la tasa de inflación en los precios de las materias primas.

En nuestra investigación inicial, mostramos que cuando el crecimiento del dinero era moderado, pero la creación de valor era fuerte, las tasas de inflación eran altas y crecientes (1963-81); pero cuando la creación de valor se debilitó, la creación de dinero evitó la deflación pero no fue suficiente para detener la disminución de la inflación de precios (1981-2019). La conclusión es que si las principales economías se desaceleran bruscamente o incluso entran en una recesión para fines de este año, la inflación también disminuirá eventualmente, para ser reemplazada por un aumento del desempleo y una caída de los salarios reales.

Hay una alternativa a la restricción monetaria o salarial, estas propuestas de política de la corriente económica mayoritaria, que actúan en interés de los banqueros y las corporaciones para preservar la rentabilidad.  Es impulsar la inversión y la producción a través de la inversión pública. Eso resolvería el shock de oferta. Pero una inversión pública suficiente para hacer eso requeriría un control significativo de los principales sectores de la economía, en particular la energía y la agricultura; y la acción coordinada a nivel mundial. Eso es actualmente un sueño imposible. En cambio, los gobiernos ‘occidentales’ buscan recortar la inversión en los sectores productivos y aumentar el gasto militar para luchar en la guerra contra Rusia (y luego China).

https://www.sinpermiso.info/textos/el-debate-de-la-inflacion 

22.15.-El juez falsificador ALBERTO DONADIO

No en una sino en dos ocasiones Echeverri se refiere únicamente a lo adeudado. Nada más. Pero en la sentencia el juez falsifica, falsea, cambia, modifica, altera, desfigura, adultera y desnaturaliza el testimonio de la liquidadora.

El juez penal que condenó a Carlos Palacino, expresidente de Saludcoop, falsificó en la sentencia la declaración de una testigo. Palacino fue sentenciado el 18 de abril a diez años de prisión por un solo delito, peculado por apropiación en favor de terceros. En losdanieles.com se divulgó erradamente que fue condenado por fraude procesal, estafa y falsedad en documento privado. 

30 abr 2022.- El juez 45 penal del circuito de Bogotá, Juan Pablo Lozano Rojas, condenó al acusado “por el uso de recursos parafiscales en inversiones no permitidas entre los años 2000 a 2004”. Palacino no fue castigado por otros delitos ni por otros hechos posteriores a 2004. No fue condenado por apropiarse él personalmente de dineros de la salud, no fue condenado por enriquecerse en el cargo, no fue condenado por dilapidación de fondos. No fue condenado por los siguientes bienes de los cuales se benefició, según Daniel Coronell: dos automóviles BMW, un 740i y un 750Li, diez lotes, un apartamento y un local; tampoco por vuelos chárter.

Tampoco fue condenado por los sueldos y bonificaciones que recibió ni por los gastos en tarjetas de crédito. El peculado se cometió en beneficio de Saludcoop, según el fallo. El juez consideró que se usaron recursos de la salud para construir y comprar clínicas y para otras inversiones. El delito es un tecnicismo y la condena se impuso por deducción. El juez analizó las inversiones de Saludcoop en esos cinco años, las comparó con los ingresos y decidió que, como eran mayores a los ingresos, hubo una desviación de fondos de la salud. Es como si a un particular le dicen que en un año se gastó 100 millones de pesos y por ser sus ingresos 70 millones el resto tenía que ser robado. Leí las 318 páginas del fallo. Es una pieza deleznable.

Pero hoy solo hay espacio para demostrar que el juez Juan Pablo Lozano Rojas falsificó el testimonio de la liquidadora de Saludcoop, Ángela María Echeverri. Ella fue nombrada en 2016 y declaró ante el juez el 31 de enero de 2019. En esa fecha afirmó: “Hoy lo adeudado por SaludCoop a las IPS suman (sic) más de un billón 370.000 millones de pesos”. Las IPS son clínicas, laboratorios y otras entidades que prestan servicios médicos a las EPS. Después Echeverri agregó: “Y el pasivo que va a quedar insoluto es muy muy significativo”. El juez le pide a Echeverri: “¿Me repite la cifra por favor? ¿Lo adeudado por SaludCoop cuánto es?”. Echeverri responde: “El de las y (sic) IPS suman un billón 370.000 millones de pesos, de los cuales con los activos que tienes (sic) Saludcoop a duras penas llegaremos a pagar el 50 %”. No en una sino en dos ocasiones Echeverri se refiere únicamente a lo adeudado. Nada más. Pero en la sentencia el juez falsifica, falsea, cambia, modifica, altera, desfigura, adultera y desnaturaliza el testimonio de la liquidadora. En la página 246 escribe el juez: “Para ilustrar la iliquidez que generó en SALUDCOOP el desvió (sic) de los dineros de la UPC, se debe resaltar lo declarado por la señora ANGELA MARÍA ECHEVERRI RAMÍREZ, designada como agente liquidadora de SALUDCOOP, quien dijo que en la actualidad, lo adeudado por SALUDCOOP EPS CO a las IPS es más de un BILLON TRESCIENTOS SETENTA MIL MILLONES DE PESOS, y el pasivo que va a quedar insoluto es significativo”.

Es falso de toda falsedad que la liquidadora haya afirmado que lo adeudado se origina en la iliquidez que generó en Saludcoop el desvío de dineros ocurrido entre 2000 y 2004. Por el contrario, en reiteradas ocasiones durante su testimonio, Echeverri manifestó que no sabe nada de lo sucedido entre 2000 y 2004. En un momento dado expresó: “No estoy en condiciones específicas de referirme a nada del 2000 al 2004”. Y es obvio. Ella no trabajó en Saludcoop en esa época y solo ingresó como liquidadora en 2016. El defensor de Palacino la interrogó varias veces sobre hechos ocurridos en esos cinco años porque la imputación se refería solamente a esos cinco años y el juicio giró únicamente en torno a ese lustro.

El juez reprendió entonces al defensor de Palacino: “No le pida precisión de fechas 2000 2004 porque no se la puede contestar ¿bien?”. No tiene justificación que en la sentencia el juez alegue que lo adeudado en 2019 se origina en los hechos de la imputación, que tienen una antigüedad de 14 a 19 años, pues la testigo no lo declaró así. El juez utiliza esa tergiversación como uno de los tres elementos en que sustenta la antijuridicidad de la conducta de Palacino. Eso solo puede ocurrir por negligencia, laxitud o mala fe. Es una maniobra que muestra la intención de condenar a toda costa, por encima de la verdad y por encima de la justicia y amañando las pruebas. El delito de falsedad que Coronell le inventó a Palacino le acomoda bien al juez.

https://www.semana.com/opinion/articulo/el-juez-falsificador/202225/

*22.14.-Comunismo con bluyines ALBERTO DONADIO
*
Petro gana las encuestas MARÍA ISABEL RUEDA

El ‘cambio’ que promete el cadidato es un mensaje que ya proyecta hasta callado. Muy irónico.

 Gustavo Petro se pronunció sobre las acusaciones de Piedad Córdoba. – Foto: SEMANA 

Petro sabía de sobra que Piedad era Piedad cuando la aceptó en sus listas del Pacto Histórico como candidata a senadora. No vino a descubrirlo hoy, como quiere aparentar. Sabía perfectamente, además, que a Piedad la identifican como ‘Teodora Bolívar’, según cotejo de los computadores de ‘Jojoy’, incautados en la operación ‘Sodoma’, y de ‘Alfonso Cano’, en la ‘Odiseo’.

23 abr 2022.- Las coincidencias con los computadores de ‘Raúl Reyes’ no pudieron hacerse valer legalmente porque, a mala hora, la Corte Suprema de Justicia declaró la ilegalidad de los computadores allanados en la operación ‘Fénix’ contra ‘Raúl Reyes’, alegando violación en su cadena de custodia. Pero en ellos estaba claritico que Piedad Córdoba había sido rebautizada por ‘Reyes’ ‘Teodora Bolívar’. Ella sigue negándolo. ¿Cómo pudieron afirmar eso las autoridades con tanta certeza?

Porque las actividades de Piedad Córdoba, en su vida cotidiana, coincidían a la perfección con las que, según los computadores, tenía ‘Teodora Bolívar’. En ese entonces, 2013, escribí esto con las pruebas de tales evidencias: “Teodora Bolívar y Piedad Córdoba llegan al tiempo, el 16 de septiembre del 2007, a la poco habitual hora de las cuatro de la madrugada, a Caracas. Las dos, ‘Teodora’ y Piedad, vuelven a encontrarse el 27 de octubre, a la misma hora, en Venezuela. ‘Teodora’ y Piedad coinciden juntas el 30 de octubre siguiente con ‘Simón Trinidad’, en Washington. Y el 4 de noviembre, ‘Teodora’ y Piedad cancelan un viaje a España que tenían programado, ambas invitadas al mismo foro humanitario, porque dizque las llamaban a las dos sus deberes humanitarios a Venezuela”. Si ‘Teodora’ y Piedad hacían lo mismo, a la misma hora, estas y seguramente otras muchas veces, y no eran siamesas, lo mínimo que uno debe preguntarse es si se trata de la misma persona.

El entonces presidente Álvaro Uribe le entregó a Piedad la misión de velar humanitariamente por la suerte de los secuestrados. Pero ‘Teodora’ la recibió en apariencia con un propósito distinto: utilizarlos, tanto para ayudar electoralmente en ese entonces a Chávez como para catapultar los objetivos que las Farc buscaban con esos secuestros. También escribí en ese entonces que Piedad se dirigía a las Farc en estos términos: “me atrevo a pedirles, con todo respeto, esas pruebas de vida (de los secuestrados), para que mi comandante Chávez se las muestre al mundo”. Y luego les decía en sus comunicaciones a las Farc que debían soltar a alguien, porque Chávez se estaba cansando y “se les quiere bajar del tren”, pero “que no sea Ingrid, porque el resto les importa un carajo”. No en vano Ingrid Betancourt dice hoy que Piedad es un monstruo.

Pero a ese monstruo lo conocía perfectamente Petro y solo ahora, cuando sus visitas a los extraditables de La Picota vienen a complicarle al candidato el escándalo de su hermano, es que le pide que suspenda actividades en su campaña, hasta que resuelva “las sindicaciones jurídicas que se le hacen”, y que se le vienen haciendo, desde hace más de diez años.

Pero Petro se puede dar ese lujo. Ha demostrado habilidad extraordinaria para que hasta las peores cosas que suceden en su entorno no afecten sus posibilidades. Ya las encuestas le dan una ventaja consistente sobre sus rivales y, entre ellos, me está dando temor de que no aparece ninguno con una campaña adecuadamente dotada de ideas para cautivar a los colombianos.

Se les agotó la fórmula, a Fico la del anti-Petro, y a Fajardo la del anti-Duque. Y no han sido capaces de pasar con contundencia al capítulo de los programas, con algo que agarre a la opinión y la ponga a hablar de los temas de fondo. A otros candidatos, como Rodolfo Hernández o Enrique Gómez Martínez, que lo hacen bien entregando el mensaje, los pudo haber cogido la noche.

Ahora Petro se da hasta el lujo de no ir a los debates –dejó la silla vacía en el de Asofondos, al que no tuvo el coraje de ir a decir cómo es que quiere malgastar los ahorros de los colombianos en sus pensiones–; porque él, en todo caso, va a ser noticia. Así sea por un nuevo escándalo de los que le aparecen casi a diario.

El ‘cambio’ que promete Petro es un mensaje que ya proyecta hasta callado. Muy irónico, porque él lleva ‘viviendo’ 30 años del Estado, pero sus seguidores jamás lo identificarían como un burócrata.

Si Petro encabeza hoy de manera contundente las encuestas, ¿es porque resultó un fenómeno de candidato, o porque lo favorece la ola regional de discursos de izquierda que estuvo de moda cuando Lula da Silva, que se fue, por un tiempo, y que ahora vuelve con fuerza? Una de dos, o ambas.

Entre tanto… Por eso no hay justicia en este país. Porque el Tribunal de Cundinamarca está dedicado a la idiotez de decir que el ministro de Defensa se tiene que ir, a cuatro meses de que se acabe el Gobierno, porque no es mujer.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/maria-isabel-rueda/columna-de-maria-isabel-rueda-petro-gana-las-encuestas-667268

22.14.-Comunismo con bluyines ALBERTO DONADIO

No más a ese híbrido entre capitalismo y dictadura cleptócrata, no más a esa convivencia entre el consumismo y la política de tierra arrasada en Chechenia, Siria y Ucrania.

En la Guerra Fría, un turista occidental podía vender en Moscú los bluyines que llevaba puestos por el equivalente al salario mensual de un trabajador soviético. Con la invasión de Putin a Ucrania, parece que volveremos a ese mundo en que los bluyines eran un objeto de contrabando en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Y está bien que así sea. El mundo libre se dio cuenta de que la convivencia con un dictador comunista no es viable. Ese híbrido entre comunismopolítico y capitalismo económico que fue la Rusia de los últimos 20 años facilitó la oprobiosa tiranía de Vladímir Putin. Formalmente, el comunismo terminó con la caída de la Unión Soviética, pero Putin es, de facto, un dictador comunista. 

23 abr 2022.- El Partido Comunista chino obliga actualmente a sus cuadros a ver un documental de 101 minutos en que elogia a Putin por restablecer la gloria de Stalin, el monstruo comparable a Hitler. Las universidades chinas obligan hoy a sus estudiantes a tomar clases para un correcto entendimiento de la guerra en Ucrania, clases en que el culpable es Estados Unidos. Cobra vigencia el chiste que se contaba hace 40 años. Un gringo le decía a un soviético que él como ciudadano americano podía gritar frente a la Casa Blanca que no estaba de acuerdo con el Gobierno de Ronald Reagan. El soviético le contestaba al gringo que en su país era igual, que él como ciudadano de la URSS podía gritar frente al Kremlin que no estaba de acuerdo con el Gobierno de Ronald Reagan.

Los gobiernos alemanes, que todo lo planifican, hasta el exterminio de seis millones de judíos, decían antes de la guerra en Ucrania que si bien dependían del gas ruso, no había en ello peligro porque de parte de Rusia existía una dependencia similar, pues Putin necesitaba el dinero de la venta del gas. Ahora comprueban que depender de un asesino no es igual que mantener una relación comercial en que ambas partes, pese a sus diferencias, actúan de manera racional porque les conviene la continuidad del negocio.

En los tres decenios desde la disolución de la URSS, todos los emblemas del consumismo occidental entraron a Rusia. Solamente Pepsi, que llegó en 1972, estaba desde antes. Ikea, Gucci, Visa y Mastercard, y unas 500 marcas más, han decidido ahora abandonar Rusia. Esa apertura económica capitalista, que no política, les permitió a Putin y a sus compinches enriquecerse en forma astronómica y les dio a los rusos la falsa sensación de que vivían en otro régimen, cuando en realidad Putin seguía mandando matar: a la periodista Anna Politkovskaya por denunciar las atrocidades en Chechenia, y mandando envenenar en Londres al desertor Alexander Litvinenko con polonio radioactivo en el té. Un Putin sonriente y que batía la mandíbula dio la bienvenida en julio de 2006 a George Bush, Angela Merkel, Jacques Chirac y otros líderes en San Petersburgo en la cumbre del G8. Faltaban tres meses para el asesinato de Anna Politkovskaya y cuatro para el homicidio de Litvinenko. Por imperdonable ingenuidad, Rusia fue admitida en el grupo de los países más importantes de Occidente. Hoy ha caído la máscara.

Aunque tardío, el veto internacional contra Rusia es lo que se impone. Debe ser un cerco permanente e irrevocable. No más a ese híbrido entre capitalismo y dictadura cleptócrata, no más a esa convivencia entre el consumismo y la política de tierra arrasada en Chechenia, Siria y Ucrania. El pueblo ruso es hoy siervo de Putin, como antes lo fue de Stalin, y antes de los zares. Plus ça change, plus c’est la même chose. Cuanto más cambian las cosas, más permanecen iguales. Hay que aislar a la dictadura con bluyines, que hasta ahora tuvo muchos respiros gracias al capitalismo occidental. Las sanciones no son suficientes. Alemania paga cada día 200 millones de dólares por el gas y el petróleo rusos, y otros países le entregan a Putin diariamente 650 millones de dólares más por la energía rusa. Occidente tiene bloqueados a Cuba y Venezuela, que son países arruinados, pero sigue sosteniendo la dictadura comunista de Moscú.

Sin embargo energético, Putin seguirá adelante. Al responder a la pregunta ¿Por qué no soy comunista?, decía el filósofo y matemático Bertrand Russell: “Ante cualquier doctrina política, debemos plantearnos dos cuestiones: 1) ¿Son ciertos sus principios teóricos? 2) ¿La puesta en práctica de esa doctrina es susceptible de incrementar la felicidad humana? Creo que los principios teóricos del comunismo son falsos, y pienso que la práctica de sus máximas aumenta inconmensurablemente la miseria humana. Una minoría que basa su poder sobre la actuación de la policía secreta no tiene más remedio que ser cruel, opresiva y oscurantista”. Putin es un esbirro de la KGB ascendido a dictador.

https://www.semana.com/opinion/articulo/comunismo-con-bluyines/202200/

*22.13.-Cuáles son los regímenes pensionales y cómo se pagan en Colombia? RICARDO BONILLA
*
Duque: un presidente sin amarras  SALOMÓN KALMANOVITZ

Iván Duque ha vulnerado todos los límites que la débil democracia colombiana imponía al poder ejecutivo. Logró tumbar temporalmente la Ley de Garantías que le impedía favorecer a los candidatos de su inclinación y partido; aun así, su impopularidad contagió a su candidato, que ostenta un pobre resultado.

11 abr 2022.- Siguió con la intervención en la campaña electoral criticando y satanizando las propuestas del candidato de la oposición, cuando su función es garantizar la competencia electoral y no sesgarla a favor del candidato de su preferencia, Federico Gutiérrez. Eso parece haberle funcionado mal, porque le ha sumado puntos a la campaña de Petro al criticarla descaradamente.

Pocas personas hoy en Colombia creen que existe democracia, ante las sistemáticas vulneraciones a la competencia y a la objetividad que deben mantener la cabeza del Estado y sus funcionarios: registrador, procurador, contralor y fiscal. Cada uno de ellos ha mostrado sesgos perversos y además incompetencia en el desempeño de sus importantes funciones.

A pesar de tanto desprestigio, el presidente se sienta con los gerentes de los pulpos financieros a repartirles contratos de obra pública con desfachatez, a dedazo limpio. Tras su reunión con la Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y de Cesantías (Asofondos), anunció que $4,5 billones del ahorro de los trabajadores serían destinados a financiar proyectos de infraestructura.

El Gobierno expresa que lo hace con el objetivo de que “el país aumente la cobertura vial y conectividad de nuestra nación”. Esta es una forma corrupta de tomar decisiones a favor de los dos fondos privados más grandes —Porvenir y Protección, con sus empresas de construcción Episol y Argos— que son perjudiciales para la economía y para los ciudadanos. Por lo demás, son inversiones con riesgo que pueden generar pérdidas a los trabajadores.

Hay mejores formas de contratar, como cuando se licitaban las obras entre muchos oferentes y se otorgaban a los que ofrecieran mejores condiciones de costo y calidad. De esta manera, se beneficiaba el país y los contratistas obtenían ganancias normales. Acá las dos AFP beneficiadas pueden inflar sus propuestas en sus componentes financieros y de obra propiamente y obtener ganancias extraordinarias.

Las obras terminan costándoles más al erario y al contribuyente por la asociación entre el Gobierno y unas pocas empresas que terminan entregando infraestructuras de mala calidad. Es también la razón por la que se construyen elefantes blancos, obras que nunca se terminan y quedan como testigos mudos de la corrupción de las costumbres políticas.

Se informa de multitud de carreteras terminadas de cuatro carriles y modernas especificaciones, pero son escasamente transitadas. La razón: los peajes son prohibitivamente caros. Ya no se construyen obras con presupuesto sino por concesiones privadas que encarecen excesivamente su uso. Es así como la privatización de las obras frena el equipamiento de la economía y empobrece a los ciudadanos.

Muchas obras estratégicas debieran ser financiadas por el presupuesto público y

22.13.-Cuáles son los regímenes pensionales y cómo se pagan en Colombia? RICARDO BONILLA

 PDF

La información que circula sobre el sistema pensional colombiano está llena de falsas verdades y mucha desinformación, construida con mala fé para desacreditar al Régimen de Prima Media de Colpensiones. Las falsas informaciones más recurrentes se refieren a un elevado pasivo anual y a los altos subsidios. Así le achacan a Colpensiones el colmo de todos los males. Y de tanto repetirlo buscan volver ese hueco una verdad absoluta.

Para resolver esa inequidad, el presente artículo busca responder dos preguntas, para cada uno de los cuatro regímenes existentes en el país: i) cuántos pensionados hay y bajo qué modalidad de riesgo?, y ii) cuánto vale la nómina anual de pensionados y de qué manera se paga?.

A.- EN EL RÉGIMEN DE PRIMA MEDIA DE COLPENSIONES.

En el Régimen de Prima Media RPM de Colpensiones, a diciembre de 2021, la Superintendencia Financiera reportó un consolidado de 1.502.393 personas, distribuidas entre 853.746 mujeres, 57%, y 648.647 hombres, 43%.

Ese reporte incluye a Colpensiones, propiamente dicha, con 1.496.468 personas, y entrega información de la Caja de Aviadores Civiles Caxdac, del Fondo del Congreso Fonprecon, y las del departamento de Antioquia, entre esas tres se reportan 5.925 pensionados.

La razón por la cual hay mas mujeres que hombres obedece al tipo de riesgo con el que accedieron a la pensión, los hombres acceden por cumplir los requisitos de vejez y las mujeres por sobrevivencia, lo que impacta las situaciones de edad e ingreso del receptor de la pensión.

Los tres riesgos existentes son vejez, invalidez y sobrevivencia. Por vejez hay 1.071.846, el 71.3% de los pensionados en Colpensiones, distribuidos en 52% hombres y 48% mujeres.

El segundo riesgo, en orden de importancia, es el de sobrevivencia, con 354.252 personas, el 23.6%, distribuido en 13% hombres y 87% mujeres.

El tercer riesgo es el de invalidez, con 76.500 personas, el 5.1%, distribuido en 62% hombres y 38% mujeres.

 Los riesgos de vejez e invalidez corresponden a la participación por genero en el mercado de trabajo, razón por la cual hay predominio masculino. En el riesgo de sobrevivencia predominan las mujeres, en razón a su relación de dependencia en el hogar.

Dada la existencia de los tres riesgos, la clasificación de pensionados según edad refleja, al menos, tres segmentos:

i) los que tienen una pensión y no han cumplido el requisito de edad de retiro, es decir, mujeres con menos de 57 años y hombres con menos de 62 años, son 85.679 personas, el 5.7% de quienes reciben mesada en Colpensiones, ii) los que se encuentran en un espacio de hasta 25 años de haber cumplido la edad de retiro, es decir, mujeres hasta 82 años y hombres  hasta 87 años, son 1.249.759 personas, el 83.2% de pensionados de este régimen, y iii) aquellos pensionados que superan la esperanza de vida, hasta encontrar los más longevos, son 166.955 personas, el 11.1%. Por defecto de información, el ajuste de edad se hace cada cinco años, por tanto, los grupos son aproximados, no obstante los que superan el siglo son 1.424 personas, de ellas el 66% mujeres.

Según mesada pensional

Otra clasificación posible va acorde con la mesada pensional, medida en salarios mínimos legales vigentes, smmlv, partiendo de aquellos que reciben menos de 2 salarios mínimos mensuales, hasta los que reciben más de 16 smmlv, identificados como las pensiones altas y con mayor subsidio.

 Las escalas construidas a partir de la información provista por Colpensiones, inicia con el primer escalón: los que reciben menos de 2 salarios mínimos smmlv, son 1.161.279 personas, que equivalen al 77.3% de los pensionados de este régimen.

El segundo escalón ubica a quienes reciben entre 2 y 4 smmlv, son 216.798 personas, el 14.4%, lo que significa que en el RPM administrado por Colpensiones, el 91.7% de los pensionados recibe mesadas inferiores a 4 smmlv.

Al otro extremo en Colpensiones, hay 2.424 personas, el 0.16%, que reciben mesadas superiores a los 16 smmlv, entre los cuales están incluidos 456 excongresistas o altos funcionarios del Congreso, cubiertos por la Ley 4, como régimen especial, ellos son los tenedores de los altos subsidios.

TODA LA NÓMINA DE COLPENSIONES    La nómina consolidada en Colpensiones, incluidas las tres cajas y fondos de aviadores civiles, Congreso y Antioquia, tuvo un valor de $33.6 billones, en 2021, y fue pagada de tres fuentes recursos: i) las cotizaciones recaudadas durante el 2021, por valor de $12.8 billones, ii) los traslados desde el régimen de ahorro individual con solidaridad RAIS de los Fondos Privados de Pensión, que trajeron la suma de $9.3 billones, y   iii) el aporte del Presupuesto General de la Nación PGN, presupuestado en el Ministerio de Hacienda y usado en $11.5 billones.

Así se derrumba el mito más frecuente sobre Colpensiones: un supuesto pasivo anual de $42 billones, cifra muy superior al valor de su nomina. El pasivo real es de $11.5 billones, que puede reducirse con el deslizamiento de afiliados de Fondos Privados RAIS o con la propuesta de unir, bajo régimen de pilares, las cotizaciones de los dos regímenes para pagar la nomina conjunta.

Es importante saber que, por deslizamientos de RAIS a Colpensiones, entre 2011 y 2021, retornaron $67.2 billones.

  1. B) EN EL RÉGIMEN DE CAPITALIZACIÓN RAIS.

Según los reportes de la Superintendencia Financiera, a diciembre de 2021, en los cuatro operadores de RAIS se registra un total de 247.236 pensionados, que se pueden clasificar de tres maneras:  i) por el operador dónde están afiliados, ii) por el riesgo cubierto, yiii) por la modalidad de pensión.  La información disponible no permite clasificarlos por edad ni por mesada recibida, así mismo, no se dispone de consolidado del valor de su nómina, bajo el argumento de que los operadores solamente administran una modalidad de pensión, la de retiro programado, y otras alternativas dependen de aseguradoras, remitiendo a Fasecolda.Las tres clasificaciones posibles dicen:  i) por operador, el 46% proviene de Porvenir, el 36% de Protección, el 16% de Colfondos y el 2% restante de Old Mutual;  ii) por riesgo, el 52% de vejez, 29% de sobrevivencia y 20% de invalidez, proporciones divergentes respecto a Colpensiones, al igual que en genero, pues en RAIS los hombres predominan en los 3 riesgos, son el 51% en vejez, el 77% en sobrevivencia y el 63% en invalidez, para consolidarse como el 61% del total de pensionados de RAIS, y      iii) la modalidad de retiro programado agrupa al 59%, mientras la de renta vitalicia tiene el 33% y el 4% está a la espera del bono pensional, el 4% restante se encuentra allí por fallo judicial o a la espera de definir renta variable.

El valor de la nomina de pensionados RAIS la desconoce hasta Asofondos. El valor que aquí se da es un resultado del supuesto de que los traslados por mesadas, en la modalidad de retiro programado, y los giros a aseguradores, por la modalidad de renta vitalicia, le llegan efectivamente a los titulares de la pensión, un supuesto extremadamente fuerte y de dudoso resultado.Las cifras son tomadas del reporte de la Superintendencia Financiera que, para 2021 arroja $1.6 billones en mesadas por retiro programado, el 59% de los pensionados, y $2.2 billones en giros por renta vitalicia, el 33% de pensionados.

El total estimado en 2021 es de $3.8 billones, que debieron ser pagados de las cotizaciones recaudadas en RAIS, por valor de $24.8 billones. Por transparencia de información, entre 2010 y 2021, los fondos pagaron por mesadas un acumulado de $12 billones y por renta vitalicia $14 billones, mientras recaudaron por cotizaciones $213 billones, esa es la principal razón de su acumulado.

  1. C) EN LOS REGÍMENES ESPECIALES.

Los regímenes especiales, ya marchitados para nuevos afiliados y cotizantes, y cuyo periodo de transición terminó en 2014, tiene pensionados vigentes, agrupados en los Fondos de Pensiones Públicas del Nivel Nacional FOPEP y territoriales FONPET. En FOPEP se agrupan los pensionados de diversas entidades públicas del orden nacional, alrededor de 47, entre ellas Cajanal, Puertos de Colombia, Caminos Vecinales, Incora, Inderena, Adpostal, Telecom, varias Superintendencias, etc

En Fonpet se agrupan pensionados de gobernaciones y alcaldías. Según reporte del Ministerio de Hacienda, en FOPEP hay vigentes 308.453 ex trabajadores públicos pensionados bajo las condiciones de régimen especial, en el orden nacional. El reporte no da cuenta de los pensionados públicos del orden territorial, agrupados en FONPET, por tanto, queda pendiente ese dato.

En el Presupuesto General de la Nación PGN se apropiaron $10.981 miles de millones y $851 mil millones para otros, es decir $11.8 billones, para cubrir esta obligación del Estado colombiano con sus antiguos funcionarios, la cual no se puede, ni se debe confundir con Colpensiones.

PGN apropia los recursos dado que ninguna de las antiguas cajas y fondos públicos lo hizo, cuando la practica era descontar la cotización del empleado o trabajador sin apropiar la del empleador, el  mismo Estado, aún cuando estuviera presupuestada en los gastos de funcionamiento.

Esa debilidad administrativa de las instituciones dio lugar a que se reglamentara la liquidación de dichas cajas y fondos públicos, se estableciera el periodo de transición y el gobierno se comprometiera a pagar las obligaciones. El régimen se encuentra marchitado en relación con nuevos afiliados y permanece vigente hasta que se cubra la obligación con el último pensionado y su sobreviviente.

  1. D) EN LOS REGÍMENES EXCEPTUADOS.

La Ley 100/93 dejó por fuera a Ecopetrol, el magisterio, las fuerzas militares y la policía, para quienes las condiciones establecidas en el pasado siguieron vigentes, edad más temprana, tasa de reemplazo hasta del 100% y diferencia en la forma de cotizar. Por déficit en sus cuentas, el magisterio agrupado en FOMAG se acogió a la Ley 100 en el año 2007, igual sucede con los nuevos funcionarios de Ecopetrol, de tal manera que para futuros pensionados solamente queda FFMM y Policía como exceptuados.

Según el Ministerio de Hacienda, en FOMAG se encuentran 217.739 pensionados, en la Caja de Sueldos de Retiro de las FFMM Cremil 60.060 y en la Policía CASUR 105.760, para un total vigente de 389.559 pensionados en este régimen.

Al igual que en las instituciones publicas del régimen especial, en estas tres tampoco hubo fondeo de recursos y el pago lo hace el Estado colombiano desde el PGN, al que, en 2021, se le destinaron $8 billones para las Fuerzas Armadas, CREMIL y CASUR, y $7.2 a FOMAG, reflejando simultáneamente la desigualdad entre uno y otro de los destinos, un promedio de $46.6 millones por persona en las Cajas de Sueldos de Retiro frente a $33.1 millones en el magisterio, esto ilustra el Estado policivo colombiano con bajo nivel de educación.

  1. E) EL CONSOLIDADO DE PENSIONADOS EN COLOMBIA.

En el consolidado nacional, a finales de 2021, hay 2’447.641 pensionados, provenientes de los tres riesgos enunciados, de ellos (cuadro) el 61.4% provienen de Colpensiones, el 12% de regímenes especiales, el 9% del magisterio, el 7% de FFMM y Policia y el 10% RAIS. Se pagaron por nomina $64.5 billones, de ellos el 52.1% en Colpensiones, el 18.4% por regímenes especiales, el 11.2% a los maestros, el 12.5% en las Fuerzas Armadas y 5.9% en RAIS.

La diferencia de participación ilustra donde están los mayores subsidios, mientras Colpensiones tiene al 61% de pensionados su nomina solamente llega al 52% del total pagado, mientras entre los regímenes especiales y la Fuerzas Armadas se tiene al 19.6% de pensionados y el 30.8% del pago de nomina. En el caso del magisterio es menor la dispersión, el 8.9% de pensionados y el 11.1% de la nomina. En Rais, el pago es inferior, tiene al 10% de pensionados y el 5.9% de lo pagado en nomina.

El costo fiscal se distribuye entre lo que el PGN destina a pagar por los regímenes especiales y exceptuados, $27 billones, equivalentes al 65% de lo presupuestado por el concepto pago de pensiones, el cubrimiento del déficit anual de Colpensiones, $11.3 billones o 27.4% de lo presupuestado por el gobierno, y lo que recibe RAIS, $3 billones o 7.3% del presupuesto, por concepto de la redención de títulos TES A, destinados a cubrir las pensiones o devoluciones en los cuatro Fondos.

Como se observa, el costo fiscal de $41.4 billones es inferior a la nomina de pensionados, de $64.5 billones, lo que significa que las fuentes de recaudo de cotizaciones y traslados entre regímenes explica la diferencia y reduce el impacto en las cuentas del Estado.

Ricardo Bonilla Foto tomada de: Caracol Radio https://www.sur.org.co/cuantos-pensionados-y-como-se-pagan-en-colombia/https://www.sur.org.co/cuantos-pensionados-y-como-se-pagan-en-colombia/

no cobrar peajes por su uso, pero todas deben ser licitadas. Debieran también invitar oferentes extranjeros que introduzcan nuevas tecnologías y ahorros en el costo de las obras, que presionen a las empresas locales a mejorar su desempeño y calidad. Es lo que lograría la competencia tan loada por doquier, pero tan escamoteada en el país.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/maria-teresa-ronderos/un-presidente-sin-amarras/

*22.12.-Recapitulando sobre pensiones SALOMÓN KALMANOVITZ
*
Pensiones y equidad EDUARDO SARMIENTO

Cuando una persona abre una cuenta pensional ocasiona un ingreso en la anterior generación a cambio de que la siguiente generación haga lo mismo por ella. Se tienen organizaciones que generan pasivos sin activos definidos. Los ingresos percibidos por las empresas captadoras son mayores que los aportes de los cotizantes incrementados por la tasa de interés del mercado. El país opera desde 1993 con un sistema mixto (ley 100). Colpensiones transfiere la renta a los cotizantes y los fondos privados se las apropian.

10 abr 2022.- La política pensional fue parte de las reformas neoliberales adoptadas en la región para acelerar el crecimiento económico. En conjunto con la represión monetaria de los bancos centrales y las aperturas comerciales provocaron un impulso pasajero de la actividad productiva y un severo daño estructural en la distribución del ingreso. En Colombia el coeficiente de Gini aparece como el segundo más alto del mundo.

En las condiciones actuales del sistema no puede ser más enrevesado. El Gobierno destina $18 billones del presupuesto para pagar las pensiones y mesadas por encima de las cotizaciones incrementadas con la tasa de interés del mercado. Colpensiones dentro de la modalidad de prima media reconoce mesadas iguales a 75 % del salario y los fondos privados iguales a 45% (tasa de remplazo).

La nueva teoría del crecimiento y la distribución señala que el ahorro es el principal determinante del crecimiento. Sin embargo, la elevación del ahorro se propicia con una reducción del salario y de los ingresos del trabajo que deterioran la distribución del ingreso. Lo que se requiere es propiciar el crecimiento y la distribución con conciliaciones que los afectan en la misma dirección.

El sistema pensional es la principal fuente de ahorro del sistema. Las nuevas cuentas constituyen ingresos que solo se gastan en el futuro, y, por lo tanto, son un ahorro neto. Sin embargo, ese ahorro queda en los intermediarios que los absorben y trasladan a los usuarios de mayores ingresos.

La verdad es que las pensiones son ingresos que se ahorran en su totalidad de inmediato. Luego se entregan en una mayor proporción a los sectores de altos ingresos y se acumulan como ganancias de los fondos privados. Así, las rentas sociales son la principal fuente de ahorro y también el principal medio de inequidad porque se trasladan en mayor proporción a los sectores más pudientes.

El sistema pensional fue un artificio económico para elevar el ahorro a cambio de la equidad. El ahorro intergeneracional se traslada a los fondos de pensiones y a los sectores altos para sostenerlo. La corrección de la anomalía significa una reducción del ahorro que acentúa el faltante de la economía y no es sostenible.

El desmonte del sistema significaría una severa reducción del ahorro que interferiría con el crecimiento, y en el mediano plazo, en algún momento, deteriora la distribución del ingreso, y se manifiesta en el aumento del déficit fiscal. De hecho, tendría que enmarcarse dentro de un nuevo modelo que eleve la tasa de ahorro de la economía mediante la reducción del exceso de demanda de dinero y el cambio de la estructura del sector externo hacía actividades de mayor productividad absoluta y demanda.

La solución no es deteriorar la distribución del ingreso para elevar el ahorro, sino cambiar el modelo para elevar el crecimiento y mejorar la distribución del ingreso, dentro de la conciliación del marco fiscal, la política monetaria del Banco de la República, la protección comercial y la transferencia de las rentas sociales.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/eduardo-sarmiento/pensiones-y-equidad/

22.12.-Recapitulando sobre pensiones SALOMÓN KALMANOVITZ

El gasto público en pensiones alcanzó $44,1 billones en 2021, equivalentes a 3,7 % del PIB. Colpensiones sufragó $15,7 billones, 35,6 % de ese total. A la extinta Caja Nacional se le asignaron $11,3 billones, las pensiones de las Fuerzas Militares y de Policía alcanzaron $8,4 billones y el magisterio, $6,2 billones.

4 abr 2022.- La proyección para 2022 es de un déficit total de $46 billones, un aumento de 4,3 % sobre el nivel del año anterior. Colpensiones sube el suyo a $16 billones, menos del 2 %; la Caja Nacional también aumenta escasamente porque tiene pocos nuevos pensionados, defensa se aproxima a $9 billones y el magisterio marca $8,1 billones.

El régimen privado cuenta con el 73 % de los afiliados, casi 18 millones de personas —contra 6,8 millones de Colpensiones—, pero apenas con el 12,8 % de los pensionados, unos 220.000 de un total de 1,7 millones. (Jorge Armando Rodríguez, UN Periódico). Esto explica en parte la excelente rentabilidad que obtienen las AFP del negocio. También muestra la efectividad de sus campañas de pánico que anunciaban el apocalipsis de Colpensiones y la expropiación del ahorro de sus afiliados.

La publicidad engañosa de los pulpos financieros no contaba que las pensiones del sistema público contenían subsidios y que era difícil que el Gobierno dejara de pagarlas. Tampoco informaba que un pensionado suyo iba a recibir menos de la mitad de lo que devenga el que aportó al régimen de prima media. Cuando la gente se dio cuenta empezó a trasladarse al sistema público.

Ambos tipos de regímenes cobran una comisión del 3 % que cubre seguro de invalidez y muerte, menos costoso para el sistema que cuenta con la población más joven, que es obviamente el privado. Es que los viejitos nos enfermamos más y nos morimos antes. En Colpensiones se cobra la administración con el 1,1 % de la cotización, pero algunas AFP extraen el doble, a costa de los ahorradores.

Los pulpos financieros recibieron un gran regalo de Duque que les autorizó invertir los casi $350 billones (un 30 % del PIB de 2021) del ahorro pensional como quieran, lo que crea un riesgo moral inmenso, o sea que abre la oportunidad de aprovecharse de sus clientes. El grupo de Sarmiento Angulo, por ejemplo, puede invertir en sus obras de infraestructura y definir una rentabilidad menor que les va a entregar a los afiliados de su AFP Porvenir, pero una mayor para la misma.

A las AFP no se les debe permitir invertir el ahorro de sus afiliados en las bolsas de valores, que según Keynes es jugar en un casino. Deben existir límites rigurosos para salvaguardar el ahorro y obtener una rentabilidad segura y adecuada para sus dueños.

Los pensionados de las AFP reciben en promedio solo 30 % de su último salario, pero los rendimientos netos (descontando inflación y cobros por comisión) a favor de los fondos privados fueron de 6,7 % anual entre 2001 y 2019, cifra superior a cualquier otro país de la OCDE (Semana). Si se le suma la comisión neta que extraen (2 % del aporte), el rendimiento mejora aún más. Un sistema más justo entregaría cerca de la mitad del salario al retiro.

La reforma del sistema pensional debe garantizar una pensión digna para todas las personas que llegan a la edad de retiro. Colpensiones debe atender a una mayor parte de la población, pero reducir los privilegios que capturan los altos funcionarios y magistrados. Las AFP serán encargagas de las personas más solventes que opten por ellas, pero solo si demuestran que son buenas administradoras.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/salomon-kalmanovitz/recapitulando-sobre-pensiones/

*22.11.-Las tres contradicciones de la Gran Depresión MICHAEL ROBERTS
*
Ucrania, inmolación inútil… – BEETHOVEN HERRERA
*
Las pensiones de nuevo  SALOMÓN KALMANOVITZ
*
¿Por qué aumenta la inseguridad? – MAURICIO CABRERA

Educación, empleo y menos desigualdad en la distribución del ingreso son las estrategias más eficaces para frenar el crecimiento de la inseguridad.

Ante la ola de inseguridad y de homicidios actual, la propuesta inmediata es aumentar la policía para controlarla. Pero Colombia lleva años aumentando la fuerza pública y la inseguridad sigue creciendo. Encontrar una solución efectiva a este problema requiere tener un diagnóstico correcto de sus causas.

27 mar 2022.- En Estados Unidos, expertos en el tema han señalado que lo que produce el aumento de la criminalidad no es tanto la falta de policía como la pérdida de confianza de la ciudadanía en las instituciones de la sociedad: al sentir que las instituciones no les resuelven sus problemas y que la policía no los protege, la gente tiende a tomarse la justicia por sus manos.

Señalan como otra causa la pérdida del sentido de pertenencia a la sociedad y del sentimiento de solidaridad con sus conciudadanos, fenómenos que se han agudizado con la polarización que alimentan las redes sociales y la pérdida de legitimidad del gobierno.

Estas son una de las causas estructurales del problema que requieren estrategias de largo plazo, la más importante de las cuales es la que ha planteado Sergio Fajardo: Educación, que es la verdadera alternativa a las políticas de la derecha de mano fuerte y represión, pues es un instrumento esencial para recuperar la cohesión social y la solidaridad ciudadana, lo cual disminuye la inseguridad y el crimen.

Existen evidencias empíricas de que la mejora en la calidad de la educación (por ejemplo, acabando la doble jornada y aumentando el tiempo que pasan los alumnos en el colegio) disminuye la probabilidad de que los alumnos beneficiados se conviertan en delincuentes, no solo porque les permite tener mejores oportunidades laborales, sino porque disminuye el ausentismo y la deserción escolar, lo cual reduce la exposición a ambientes criminales.

Como no es posible esperar al largo plazo para reducir la inseguridad, también hay que enfrentar las causas próximas de su incremento. Unas son las “causas objetivas de la inseguridad”, es decir aquellos factores que inducen a más personas a robar e inclusive a asesinar. Las más apremiante son el desempleo y el hambre. La delincuencia crece cuando la gente no tiene ni siquiera para hacer las tres comidas al día como le sucede hoy a la tercera parte de los colombianos. Es cierto que hay muchos delincuentes que son sociópatas, que roban y matan casi por costumbre, con total desprecio de la vida del prójimo, pero también muchos otros lo hacen forzados por la necesidad.

Una muy católica señora octogenaria, de esas de rosario y misa diaria y múltiples actividades caritativas, me dijo en alguna ocasión que a su edad ella no sabía si era honrada porque nunca le había tocado ver a sus hijos llorando de hambre, y que no sabía que hubiera hecho en esas circunstancias.

Educación, empleo y menos desigualdad en la distribución del ingreso son las estrategias más eficaces para frenar el crecimiento de la inseguridad.

https://www.portafolio.co/opinion/mauricio-cabrera-galvis/por-que-aumenta-la-inseguridad-563369

22.11.-Las tres contradicciones de la Gran Depresión MICHAEL ROBERTS

Una de mis tesis básicas sobre el capitalismo contemporaneo es que, desde 2008, las principales economías capitalistas han estado en lo que yo llamo una Gran Depresión.  En mi libro de 2016 del mismo nombre, distingo entre lo que los economistas llaman recesiones o desplomes en la producción, la inversión y el empleo; y depresiones. Bajo el modo de producción capitalista (es decir, producción con fines de lucro a partir de la apropiación del trabajo humano (poder) por un pequeño grupo de propietarios de los medios de producción), ha habido depresiones regulares y recurrentes cada 8-10 años desde principios del siglo XIX. Después de cada recesión, la producción capitalista revive y se expande durante varios años, antes de volver a caer en una nueva recesión. 

21 mar 2022.- Sin embargo, las depresiones son diferentes. En lugar de salir de una recesión, las economías capitalistas permanecen deprimidas, con un menor crecimiento de la producción, la inversión y el empleo que antes, durante un período bastante largo.

De la introducción de mi libro la Gran Depresión

Ha habido tres depresiones de este tipo en el capitalismo: la primera fue a fines del siglo XIX en los EEUU y Europa, y duró más o menos entre 1873 y 1897, dependiendo del país. Durante esa larga depresión, hubo breves períodos de auge, pero también una sucesión de recesiones. En general, el crecimiento de la producción y la inversión se mantuvo mucho más débil que en el período de expansión anterior de 1850-73.

La segunda depresión fue la llamada Gran Depresión que duró desde 1929-1941 hasta la Segunda Guerra Mundial, principalmente en los EEUU y Europa, pero también en Asia y América del Sur.

La tercera depresión comenzó después del colapso financiero global de 2007-8 y la subsiguiente Gran Recesión de 2008-9. Esta depresión (como se definió) duró una década hasta 2019 hasta que pareció que las principales economías no solo estaban creciendo mucho más lentamente que antes de 2007, sino que se dirigían a una caída total.

Luego ocurrió la caída de la pandemia de COVID y la economía mundial sufrió una severa contracción.

Ahora, justo cuando las principales economías estaban saliendo tambaleándose de la pandemia, el mundo ha sido golpeado nuevamente por el conflicto entre Rusia y Ucrania y sus ramificaciones para el crecimiento económico, el comercio, la inflación y el medio ambiente.

Las contradicciones en el modo de producción capitalista se han intensificado en el siglo XXI. Ahora hay tres componentes. Está el económico: con la crisis financiera mundial de proporciones sin precedentes que se produjo en 2007-8, seguida de la Gran Recesión de 2008-9 (la mayor recesión económica desde la década de 1930).

Luego está el ambiental, con la pandemia de COVID como resultado del impulso rapaz del capitalismo por las ganancias que condujo a la urbanización descontrolada, la explotación de energía y minerales, junto con la agricultura industrial.  Esto finalmente condujo a la liberación de patógenos peligrosos que antes estaban encerrados en animales en regiones remotas durante miles de años. Estos patógenos ahora han escapado a través de animales de granja y de (posiblemente) laboratorios para infectar a humanos con resultados devastadores.

Y no olvide la inminente pesadilla del calentamiento globalque cae sobre los pobres y vulnerables a nivel mundial.

En tercer lugar, existe la contradicción geopolítica en medio de la lucha por las ganancias entre los capitalistas en este período de depresión económica. Se ha intensificado la competencia entre las potencias imperialistas (G7-plus) y algunas economías que han resistido las pujas del bloque imperialista, como Rusia y China. En el siglo XXI, desde Irak hasta Afganistán y desde Yemen a Ucrania, los conflictos geopolíticos se gestionan cada vez más a través de la guerra. Y la gran batalla entre EEUU y China/Taiwán se acerca.

La Larga Depresión del siglo XXI puede haber comenzado en 2009, pero las fuerzas económicas que la causaron ya estaban en marcha de 1997 en adelante. Fue entonces cuando la tasa media de ganancia sobre el capital en las principales economías capitalistas comenzó a caer y, a pesar de algunos pequeños brotes de recuperación (principalmente impulsados ​​por recesiones económicas y enormes inyecciones de crédito), la rentabilidad del capital permanece cerca de mínimos históricos.

Penn World Tables, cálculo del autor

Las ganancias impulsan la inversión en el capitalismo; por lo que la caída y la baja rentabilidad ha llevado a un lento crecimiento de la inversión productiva. En cambio, las instituciones capitalistas han especulado cada vez más con activos financieros en el mundo de fantasía de los mercados de acciones y bonos y las criptomonedas. Y el bloque imperialista busca cada vez más compensar la debilidad del ‘norte global’ explotando aún más al ‘sur global’.

Hasta ahora, hay pocas señales de que el capitalismo pueda salir de esta Larga Depresión, incluso si se resuelve el actual desastre de Ucrania. Para poner fin a la depresión se requeriría una limpieza del sistema económico a través de una recesión que liquide a las empresas zombis que reducen la rentabilidad y el crecimiento de la productividad y aumentan la carga de la deuda.

Además, parece como si las potencias económicas recalcitrantes como Rusia y China deban ser domesticadas o aplastadas para que las principales economías capitalistas puedan tener un nuevo soplo de vida. Esa es una perspectiva aterradora. La única esperanza de escapar del impacto de la Larga Depresión y de más guerras es la llegada al poder de gobiernos socialistas democráticos del pueblo trabajador, que puedan patrocinar unas verdaderas Naciones Unida para poner fin a las crisis económicas; revertir los desastres ambientales que se ciernen sobre el planeta; y lograr un desarrollo pacífico de la sociedad humana.

https://www.sinpermiso.info/textos/las-tres-contradicciones-de-la-gran-depresion

22.11.-Ucrania, inmolación inútil… – BEETHOVEN HERRERA

¿Ha sido conducida Ucrania a un sacrificio inútil, para aceptar finalmente los pedidos de Putin?

En vísperas de la invasión, el presidente Zelensky dijo al canciller alemán: “conocen bien el deseo de Ucrania de pertenecer a la Unión Europea, de asegurar sus fronteras… nos gustaría ser miembros de la Otan pues garantizaría nuestra seguridad, nuestra soberanía territorial. Está fijado en la constitución de Ucrania”.

Y Scholz respondió escuetamente: “la entrada de Ucrania no está en la agenda”.
Si la decisión de EE. UU. y Europa era no integrar a Ucrania en la alianza militar (coincidente con el pedido de neutralidad de Putin), ¿por qué no se formalizó esa decisión para eliminar los pretextos de Rusia? ¿Llegarán a un acuerdo que será la misma situación previa a la invasión; pero tras destrozar el país, con centenares de muertos, millones de refugiados, y afectación de procesos financieros y comerciales?

Hablando al parlamento alemán Zelensky reprochó a Alemania no haber hecho lo suficiente para evitar la guerra: “Cuando pedimos sanciones preventivas apelamos a Europa… acudimos a ustedes, pedimos sanciones para el agresor… vimos retrasos, sentimos resistencia. Entendimos que quieren continuar con la economía… economía… economía. Y ahora las rutas entre ustedes y el país que una vez más trajo una guerra brutal a Europa, son alambres de púas que dividen a Europa”.

Así recriminó a los parlamentarios alemanes que por años se resistieron a romper sus lazos con Rusia sobre todo con el sector de la energía rusa.

Ahora se anuncia que Alemania ha modificado su estrategia militar y será en breve la primera potencia militar europea, convirtiéndose en el dique militar oriental de la alianza atlántica.

El canciller Scholz anunció que creará un fondo de 100.000 millones de euros (superior al presupuesto militar ruso), adicionales al presupuesto ordinario y aumentará hasta el 2% del PIN nacional. Además levantó la prohibición de exportar armas letales y ya enviaron proyectiles antitanque a Ucrania.

Para comenzar a reducir la dependencia energética de Rusia, Scholz anunció que agilizará el desarrollo de energías renovables aumentando las reservas de carbón y gas (hace un lustro habían cerrado minas de carbón) y la construcción de dos terminales de gas natural licuado.

Scholz reconoció además que “la guerra de Putin provocó una falla en nuestra política exterior”. ¿Se refiere a los criterios de ‘contención’ aplicados desde Willy Brandt hasta el trato amigable de Merkel con Putin y la aceptación de los gasoductos para traer energía desde Rusia, en tanto que Francia avanzó en el desarrollo de energía nuclear propia?
Iniciadas las negociaciones con Rusia, el presidente Zelensky declaró: “Está claro que Ucrania no es miembro de la Otan, lo entendemos. Hemos escuchado durante años sobre puertas abiertas, pero ya hemos escuchado que no podemos unirnos”. Y concluyó con una premonición: “Si Ucrania no resiste, las armas rusas se dirigirán contra Europa. Por eso les insto a que se ayuden a sí mismos ayudándonos”.

¿Ha sido conducida Ucrania a un sacrificio inútil, para aceptar finalmente los pedidos de Putin?

https://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/ucrania-inmolacion-inutil-563370

22.11.-Las pensiones de nuevo  SALOMÓN KALMANOVITZ

El sistema colombiano pensiona poco y lo hace demasiado bien o demasiado mal. Solo un 40 % de la población alcanza a pensionarse. Se benefician los del régimen público, pero se perjudican los afiliados al régimen privado. Las edades de retiro son muy bajas (57 años para mujeres, 62 para hombres), mientras que la esperanza de vida de la población se ha alargado a 74,5 años para hombres y 80 años para mujeres. El sistema tiene que totearse hacia 2030 con esos parámetros de pocos cotizantes y muchos en edad de pensionarse.

28 mar 2022.- Colpensiones es generoso con sus afiliados, que reciben una mesada cercana al 65 % del promedio de los salarios devengados en los últimos 10 años de su vida laboral, generando un déficit creciente. En 2021 el déficit que debió cubrir el Gobierno fue de 3,9 % del PIB, cercano a los $44 billones.

El Gobierno carga además con los regímenes especiales que cubren a los empleados públicos, que cuentan con más de 400.000 pensionados, a un costo de $15 billones. Están además los regímenes exceptuados que incluyen a trabajadores de Ecopetrol, a los retirados del Ejército y de la Policía, que suman 400.000, se retiran con menos de 50 años de edad y cuestan otros $18 billones. Asofondos gusta de sumarle esta carga a Colpensiones para hacerlo pasar como un barril sin fondo.

Muchos congresistas están afiliados al régimen público (recuérdese la maroma del senador Ernesto Macías del Centro Democrático para aterrizar en Colpensiones), al igual que más de un funcionario de Asofondos, el gremio que representa a los fondos privados de pensiones dominado por Porvenir (de Sarmiento Angulo) y Protección (del Grupo Empresarial Antioqueño). Ese tipo de movidas surgen de un proceso de arbitraje, cuando la gente va hacia donde más le conviene.

Asofondos administra los ahorros de 18 millones de contribuyentes por un valor de $358 billones, mientras Colpensiones solo tiene cinco millones de afiliados. Pero al momento de jubilarse un gran número de personas migran del sector privado al público, agravando el déficit del Gobierno nacional. De esta manera, los fondos privados reciben las cotizaciones, pero Colpensiones atiende a sus pensionados; buen negocio para ellos, pésimo para el Estado.

El Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad está obligado a que ninguna pensión puede ser inferior a un salario mínimo. El sistema está basado en una falacia: que los rendimientos de los ahorros de toda una vida darán para una pensión digna. Lo cierto es que la tasa de interés es una variable fijada por los gobiernos, presionados por las políticas de la Reserva Federal de Estados Unidos que la ha mantenido cercana a 0 desde la crisis de 2008.

Petro tiene la propuesta de un sistema pensional integrado sobre dos pilares: uno de hasta de cuatro salarios mínimos, atendido por Colpensiones, y el otro por encima, donde entran los fondos privados. Kevin Hartmann acepta la bondad de un sistema integrado, pero piensa que la propuesta es viable solo si el primer pilar es de un salario mínimo. La reforma al sistema se hará en esa dirección.

Los fondos privados invierten en lo que quieran: si lo hacen en deuda pública (los TES), que renta un 5,5 % anual, hay que restarle una comisión del 3 % que es excesiva frente a lo que cobra el sistema financiero internacional, terminando en una rentabilidad negativa, dada una inflación del 8 % en 2022. En plata blanca, por esa parte los fondos privados están obteniendo hoy para sus afiliados el -5,5 % real anual.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/salomon-kalmanovitz/las-pensiones-de-nuevo/

22.10.-Pensiones miserables AURELIO SUÁREZ

Como todo régimen pensional exige subsidio estatal, los ingleses reciben el 7,7 por ciento del PIB, los germanos, el 10,3 (Ocde, 2022) y aquí apenas el 1,25 para los pensionados de Colpensiones.

Cuando se expidieron en Alemania las primeras leyes de seguridad social y luego en Inglaterra al instaurarse los Seguros Sociales, el principio rector fue el de solidaridad colectiva, de ingresos altos a bajos y de jóvenes a mayores. Del apoyo mutuo y del Estado no se puede prescindir para un sistema equitativo y eficaz, pero en Colombia se desechó con la Ley 100 de 1993.

26 mar 2022.- El thatcherismo revirtió grados de bienestar; no obstante, el gasto público social en el Reino Unido y Alemania, como porcentaje del PIB, es del 26,9 y 20,6, mientras en Colombia 13,1 (Ocde, 2019). Como todo régimen pensional exige subsidio estatal, los ingleses reciben el 7,7 por ciento del PIB, los germanos, el 10,3 (Ocde, 2022) y aquí apenas el 1,25 para los pensionados de Colpensiones. Con otro 2,75, se cumple con 200.000 docentes jubilados, 55.000 militares y miles de exfuncionarios.

¿Por qué tan poco gasto público pensional? Con dos regímenes, de Ahorro Individual (Rais) y Administradoras Privadas (AFP) y de Prima Media (RPM) manejado por Colpensiones, se orientó al grueso de los afiliados y cotizantes al primero, donde cada individuo hace su capital. Tiene 17,93 millones inscritos, solo 6,94 pagan aportes, y acumula 358 billones de pesos en 27 años.

Ese dinero se invierte en el mercado financiero con rentabilidades mínimas decrecientes (Saqueo, pág. 218), principalmente por el duopolio de Porvenir y Protección, que devenga una comisión del 7,7 por ciento de cada contribución más el importe del seguro individual que contratan en sus respectivas aseguradoras. Un completo filón. El Rais tiene 247.236 pensionados, que perciben cerca de 4 billones de pesos al año (Asofondos-Superfinanciera, 2022).

Colpensiones cuenta con 6,78 millones de afiliados, apenas 2,7 cotizantes, y cubre 1,5 millones de jubilados con 95 por ciento de sus mesadas inferiores a cinco salarios mínimos. Valen 33,5 billones de pesos anuales pagadas por: 1) contribuciones de los usuarios, 2) bonos pensionales de personas trasladadas del Rais, más de 80.000 al año, y 3) transferencias presupuestales por 11,7 billones de pesos (Colpensiones, Informes de Gestión, 2019 a 2021).

La Ley 100 fracasó, cumplió “parcialmente” (OIT, Casalí-Farné, 2020). Apenas se jubila una de cada cuatro personas en edad de pensión y peor en las mujeres. La Misión de Empleo (2022) dijo: “El Rais no pensiona a la mayoría de sus afiliados, dejándolos desprotegidos para enfrentar la vejez” y que de 2017 a 2019, por cada pensionado, 1,65 personas solicitaron la devolución del ahorro. Para jubilarse con el mínimo deberían trabajar 52 años (idem, págs. 21-22) y el matemático Diego Escobar calcula que en 25 años acopian 39 millones de pesos.

En Colpensiones la cobertura es superior, pues con los requisitos cumplidos se logra el derecho fundamental, pero se alega la desigual distribución de los subsidios, en tanto el monto dado a las pensiones de diez salarios mínimos es nueve veces el de las de uno (idem, pág. 17). En el RPM la pensión es 70 por ciento del último salario y en el Rais del 37,5 (BID, 2014).

“Aumentar la cobertura implica atacar la informalidad” (Econometría-Olivera) en cuya base están la mitad de los ocupados, que ganan menos del salario mínimo (Dane, 2020). Este es el primer problema y refleja el fiasco de la política económica. Muchas propuestas pasan por encima de ese desbarajuste y se alinean o en “formalizar” lo informal –dar una “prestación”– o en cambiar parámetros de edad o tiempo en busca de menos gasto público, como dictaminan los organismos internacionales.

De ahí que ciertas “iniciativas han indicado que el problema principal es fiscal” (idem-Olivera), incluida la de Gustavo Petro, quien para financiar la “prestación” a los desamparados recurriría a porciones del ahorro en el Rais al volverlo “público”, del que extraería, según cálculo de Diego Escobar, 13,49 billones de pesos anuales. Lo enlaza con poner en Colpensiones las cotizaciones de ingresos hasta cuatro salarios mínimos, circunscribe la solidaridad a tal conjunto laboral y de tal modo reducir los subsidios estatales. Las AFP conservarán los usuarios de ingresos más altos. Una carambola que coincide con el plan de tres pilares del Banco Mundial, discriminatorio.

Abogo por restablecer la solidaridad colectiva como fundamento. Con más aportes a los fondos sociales y de garantía mínima; con una reforma tributaria que grave a personas naturales y jurídicas “superricas” (Garay) para planes de empleo y pensión como un derecho derivado, y un menor subsidio a las mesadas de deciles altos para redistribuirlo entre los bajos. Son medidas factibles para virar hacia la colaboración recíproca sin la cual seguirán pensiones miserables bajo la posición dominante de dos AFP –integradas a sus bancos–, que es cuestionada hasta por la Ocde.

https://www.semana.com/opinion/articulo/pensiones-miserables/202200/

*22.9.-Propuestas pensionales EDUARDO SARMIENTO
*
Gobierno puñetero CRISTINA DE LA TORRE
*
Al oído de Petro PATRICIA LARA
*
Petro el democratizador  – MARÍA ISABEL RUEDA

El dinero ahorrado por los trabajadores terminará pagando las pensiones de otros.

La mayoría de propuestas de Petro han sido absurdas, aunque debatibles. Pero la de tomarse los ahorros de los trabajadores en los fondos privados de pensión, también absurda, no aguanta debate.

20 mar 2022.- Según Petro, esta democratización “liberará para el Estado 18 billones de pesos anuales que entrarán al presupuesto, para gastar en quienes no tienen pensión”. Otra cosa piensa el piloso presidente de Asofondos, Santiago Montenegro, quien sostiene que la propuesta equivale a que “el ahorro de los trabajadores se lo entreguen al Estado para financiar el gasto público”.

Hasta antes de que se celebraran las consultas presidenciales, las barbaridades de Petro gozaban de cierto grado de impunidad; los candidatos andaban ocupados en la mecánica política y no en las ideas. Hoy, liberados de tan prosaicos menesteres, adversarios como Federico Gutiérrez, Sergio Fajardo e Ingrid Betancourt salieron a controvertirlo, respaldados por un chequeo de Asofondos. Petro es un experto en decir verdades a medias o mentiras completas que hace pasar como axiomáticas. En este caso sus afirmaciones resultaron, en su gran mayoría, falsas. Veamos algunos ejemplos:

  1. Petro: que los ahorros de los trabajadores en los fondos privados, de los que se apropiaron los bancos, son públicos. Falso y falso. Ni son de los bancos ni son públicos. Son estrictamente propiedad de los trabajadores que los aportan. Hacer con ellos un uso distinto a aquel para el cual fueron creados, cambiándolos de manos al arbitrio populista del gobierno de turno, puede ser una expropiación, o una democratización, como prefiere decirle él, o un robo, como se atreve a calificarlo el presidente Duque.2. Petro: que las comisiones de manejo en los fondos privados son del 30 %. Falso. Al igual que en el público, son del 3 %, e incluyen tanto los costos del manejo administrativo como el pago de los seguros de invalidez y muerte.
  1. Petro: que los trabajadores no reciben sino el 22 % de su último salario en los fondos privados. Falso. En promedio, 8 de cada 10 pensionados en fondos privados reciben hasta el 80 % de su último salario. Los de salario mínimo, el 100 %. Solo para las pensiones mayores es menor el porcentaje, porque en los fondos privados no existe el inequitativo subsidio del Estado a las pensiones más altas del régimen público. Así, mientras el sistema privado es realista, el público, o sea Colpensiones, funciona como una pirámide financiera, totalmente desfinanciado. Pero mucha gente huye de los fondos privados y se refugia en el sistema público porque, es cierto, debido a los subsidios estatales, en algunos casos sus mesadas resultan mayores. La pregunta es cuánto más aguanta la pirámide.
  1. Petro: que los dueños de los fondos privados se están robando la plata. Falso. Eso equivaldría a decir que los dueños de esos fondos, 18 millones de trabajadores colombianos, se están robando los fondos de su vejez.
  1. Petro: que los fondos privados no pensionan a los trabajadores. Falso. Cada año el número de pensionados crece en cerca del 20 %, aunque por ahora es cierto que hay menos jubilados que en Colpensiones, porque es un régimen más joven. La edad promedio de sus cotizantes es de 36 años, con derecho a que los de salario mínimo se jubilen tres años antes que los del público.

Total, la propuesta de Petro consiste en que el dinero ahorrado por los trabajadores terminará pagando pensiones distintas a aquellas para las cuales lo están aportando, para tapar por esta vía un nuevo gasto público; o, para decirlo más claramente, las pensiones convertidas en caja menor del “Presidente Petro”, para que las gaste en los focos populistas que se le antojen.

Es totalmente cierto que hay que encontrar la manera de pagarles a los ancianos que carezcan de pensión (1 de cada 4) una mesada. Pero debe salir del presupuesto nacional, y de ninguna manera de los ahorros de quienes llevan trabajando media vida para tener un colchón en su vejez. Lo contrario sería robarse la plata para el populismo.

De manera que aquí apareció de frente, y sin disfraces, uno de los temas más sensibles para los colombianos, en los que Petro actuará como democratizador (o expropiador, en castizo). Y al que se oponga, ojo: podrá terminar acusado de no querer ayudar a que los viejitos colombianos tengan unos últimos días dignos.

Entre tanto… El pánico que se intentó crear con el supuesto complot de un gigantesco fraude electoral, que en el fondo lo que resume es una serie de errores cometidos bajo un sistema electoral caótico que hay que simplificar urgentemente, es el aperitivo de un gobierno donde ya no será “el que diga Uribe” sino en el que solo se hará “lo que diga Petro”.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/maria-isabel-rueda/petro-el-democratizador-columna-de-maria-isabel-rueda-659662

22.9.-Propuestas pensionales EDUARDO SARMIENTO

Solo se puede alcanzar con el modelo económico que eleve la tasa de ahorro mediante reformas estructurales en materia monetaria y fiscal, composición comercial y sectorial, y transferencias de la renta social. El mejor sistema es una estructura económica que sostenga el crecimiento económico por encima de la tendencia histórica y mejore rápidamente la distribución del ingreso.

19 mar 2022.- El país opera con un sistema pensional inequitativo que tiene una gran responsabilidad en el deterioro de la distribución del ingreso registrada en los últimos treinta años. En varias oportunidades manifesté que el sistema había sido un grave error y que no se había hecho mayor cosa para remediarlo. Los que tienen más reciben más beneficios. La propuesta de Petro de reformar el sistema pensional es lo menos que se puede hacer para detener el proceso creciente de deterioro de la distribución del ingreso, y no está exenta de dificultades.

La propuesta pensional está basada en la fórmula de tres pilares. En la práctica es un recurso para ampliar el acceso de mesadas de menos de cinco salarios mínimos y recortar los beneficios de los sectores altos. Así las cosas, la propuesta reduce la tasa de ahorro que en las circunstancias actuales de la economía no es sostenible. Los balances financieros registran un déficit fiscal de 8 % del PIB, déficit en cuenta corriente de 6% del PIB y el exceso de demanda sobre la oferta de dinero de 4 % del PIB. En cierta forma la reducción del ahorro se manifiesta en enormes faltantes a todos los niveles que tornan insostenible el sector público.

Es claro que en las circunstancias actuales el desmonte del sistema ocasionaría una reducción del crédito que acentuaría el desbalance de la economía causado por el bajo ahorro. Las medidas fiscales mejoran la distribución del ingreso en el corto plazo a cambio del ahorro qué las torna insostenibles. En la práctica, tienen que complementarse con las políticas monetarias orientadas a reducir el exceso de demanda de dinero, cómo sería el caso de una conciliación para ampliar el crédito a los sectores líderes, reducir el déficit fiscal y su financiación parcial con la adquisición de títulos TES por parte del Banco de la República. La solución no está en la independencia del banco central, sino en la coordinación de la política fiscal y monetaria.

En las circunstancias actuales la política fiscal, ya sea de pensiones o impuestos, no es suficiente para corregir el monumental desorden de la economía. El mayor margen de maniobra está en el sector monetario y financiero y la composición comercial y sectorial.

El camino no es corregir las enormes inequidades y el lento crecimiento en las manifestaciones. Las medidas fiscales de reparto mejoran la distribución del ingreso, pero no la estructura. El deterioro del ahorro termina reduciendo el crecimiento y la equidad. En cambio, las acciones para elevar el ahorro mejoran el crecimiento y la distribución del ingreso, y se refuerzan. Así lo confirma la evidencia de dos siglos. Los países que más crecen son los que más avanzan en la distribución.

En fin, la propuesta de trasladar las pensiones de los fondos privados a Colpensiones reduce  el déficit del gobierno central en el corto plazo. Por lo demás, reduce el ahorro y el crecimiento, y solo con el concurso de la política monetaria mejora la distribución del ingreso en el largo plazo.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/eduardo-sarmiento/propuestas-pensionales/

 

22.9.-Gobierno puñetero CRISTINA DE LA TORRE

Genuflexo con los poderosos, desalmado con los débiles; he allí el carácter autoritario del Gobierno que Iván Duque preside: rinde la testa ante la estrella polar mientras desprotege y persigue a su pueblo. Hábil maquinador contra el Acuerdo de Paz, contempla sin pestañear el fruto perverso, una violencia desbordada que es panacea de su partido.

15 mar 2022.- No deja intactas las causas de la guerra, las agrava: ni reforma rural, ni sustitución de cultivos, ni curules garantizadas a las víctimas, ni negociación de paz con el Eln o de sometimiento con el Clan del Golfo; y sí, en cambio, 228 masacres, 904 líderes sociales asesinados en escasos cuatro años y una Ley de Seguridad Ciudadana que evoca la mano de hierro de los regímenes de fuerza. No en vano venimos de una matanza de manifestantes a manos de la policía y adláteres paramilitares. Gente de bien, armada en legítima defensa contra hambreados que pululan como no se viera en este país.

El exterminio de líderes responde a pujas por el control de economías ilegales, sí, pero también al celo de notablatos locales por preservar su poder de siempre. Despóticos, a menudo violentos, perciben como amenaza letal la expresión organizada de las comunidades que los líderes personifican. Subversivos les parecen sus libertades y derechos democráticos, y más de uno los querría muertos. En bochornoso boicot a la representación política de las víctimas, han suplantado sus candidaturas por las de asociados a victimarios, como la del hijo de Jorge 40. Por falta de garantías renunciaron la semana pasada 17 aspirantes a esas curules en la Costa, y en el Chocó otros tantos se sumaron a la denuncia. El viernes pasado atentaron a bala contra los candidatos a curules de paz Diana Hurtado, cuyo padre murió en la masacre de La Chinita, y Ménderson Mosquera, coordinador de la Mesa de Víctimas de Antioquia. El asesinato de una candidata corroboró el creciente divorcio de este Gobierno con la democracia.

A los habitantes del Bajo Atrato chocoano dominado por el Clan del Golfo, verbigracia, el diálogo con los armados y la verdad les resultan decisivos: necesitamos sus verdades para que la guerra termine, le dijeron a la periodista Natalia Herrera; necesitamos saber qué sectores militares, políticos y empresariales de alto nivel están detrás de sus balas. Piden privilegiar las verdades que Otoniel atesora, considerar la desmovilización que insinúa, sobre su extradición. Pero la Dijín lo amordaza, pues él podrá develar el entramado de esta guerra de 400.000 muertos y desaparecidos: la contrarreforma agraria. Un plan premeditado por los que no dispararon pero ordenaron disparar.

Si la implementación de la paz sigue en pañales, la represión de libertades y derechos marcha triunfal: la Ley de Seguridad Ciudadana emula el modelo draconiano de las dictaduras, da licencia para matar. Convierte el uso de capuchas y la obstrucción de vías en terrorismo y lo castiga como tal. Exime de responsabilidad a quien pueda disparar contra otro, dizque en legítima defensa, si pisa su casa, su negocio, su finca. Y facilita hasta el absurdo el porte de armas por civiles.

Norma de bárbaros repotenciada ahora por el acuerdo Biden-Duque que, a título de lucha compartida contra el terrorismo, convierte a Colombia en despensa de armamento gringo. Graciosa concesión del imperio, podremos acceder a créditos de su banca para comprarles equipos de defensa y recibir, antes que otros, sobrantes bélicos. ¡Y nos autoriza —tan divino— a almacenar elementos militares que son parte de la reserva de guerra de EE. UU.! ¿Seremos cabeza de turco en una eventual conflagración en la región, coletazo del conflicto en Europa? ¡Qué costosa la foto con Biden, vanidad de nuestro presidente! Indigno a los ojos del mundo, el de Duque es también, para su pueblo, un Gobierno puñetero. Por decir lo menos.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/cristina-de-la-torre/gobierno-punetero/

22.9.-Al oído de Petro PATRICIA LARA

La suerte está echada: lo más seguro es que, si no lo matan antes del 29 de mayo (como ocurre en esta democracia en la que asesinan a los candidatos que se oponen al establecimiento: Gaitán, Galán, Pizarro Leongómez, Jaramillo Ossa, Pardo Leal), Petro sea el próximo presidente de Colombia.

18 ma 2022.- Pero él tiene dos caminos para llegar a la Presidencia. El primero, enfrentándose contra medio mundo, con lo cual ahondaría la fractura de la sociedad. El segundo, logrando acuerdos de verdad que le permitan consolidar su tan mencionado Pacto Histórico y garanticen el cambio, pero de una manera ordenada y no traumática, especialmente para la economía.

El lunes, el economista Salomón Kalmanovitz, progresista y antiguo miembro de la Junta del Banco de la República, escribió en este diario una columna titulada “Las malas ideas de Petro”. En ella dice que varias de sus propuestas “son descabelladas: 1) Dejar de explorar petróleo, a pesar de que, con el nivel actual de exportaciones y su elevado precio internacional, el país tuvo un déficit comercial en 2021 de US$15.425 millones (6 % del PIB), US$5.300 millones más que en 2020, o sea que se está agravando. 2) Liquidar las EPS para sustituirlas por una pública que puede resultar una pesadilla burocrática. 3) Hacer un tren elevado entre Buenaventura y Barranquilla a un costo altísimo, siendo puertos que no necesitan ser conectados porque son complementarios”.

Kalmanovitz agrega que otras ideas del candidato “son aún más malas, como la de aumentar la protección a la producción nacional con el fin de generar la devaluación del peso”. Y señala: “Petro estudió Economía en el Externado, pero capó clase el día que enseñaron que la devaluación empobrece a un país por el simple hecho de que reduce la capacidad adquisitiva de su población”.

Kalmanovitz explica que “una consecuencia adicional de la devaluación es que se vuelve más oneroso el servicio de la deuda externa y con ello se agrava el déficit fiscal del Gobierno, que el incompetente Duque llevó al 8 % del PIB”. Enfatiza que “un dólar caro significa el empobrecimiento de todo un país, (…) buscarlo con una devaluación más fuerte empujará hacia la indigencia a muchos que están al borde de ella. Se trata de una política empobrecedora y aventurera”.

En fin, Kalmanovitz hace otras críticas concretas a la política económica de Petro y afirma que ve “con pesimismo el futuro del país. Ya tuvimos un populismo derechista; ahora es el turno de la izquierda, que en verdad no lo es”.

Si es en serio que Gustavo Petro quiere hacer un Pacto Histórico, le llegó el momento de escuchar y concertar, especialmente si quienes hablan son economistas tan sólidos y progresistas como Kalmanovitz. ¿Por qué Petro no se reúne con él y discute su política económica? ¿Por qué no lo hace también con otros economistas importantes, como Mauricio Cabrera, Clemente Forero, José Antonio Ocampo, Alejandro Gaviria y Rudolf Hommes?

Los ministerios de Hacienda y de Defensa serán fundamentales en un gobierno de Petro. De quienes nombre en esos cargos dependerá el mensaje que mande a dos sectores estratégicos: el de los empresarios e inversionistas extranjeros, y el de defensa. Si el nuevo ministro de Hacienda es un Kalmanovitz, la inversión extranjera y los capitales no se irán del país. Si el de Defensa es un civil que conoce a fondo las Fuerzas Armadas, como puede ser Eduardo Pizarro, habrá paz en sus filas y Petro hasta podría conseguir la paz de Colombia.

De él depende…

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/patricia-lara-salive/al-oido-de-petro/

*22.8.-Se olvidan de los nueve millones de rusos en UcraniaDIEGO OTERO
*
Todos, con vocación imperial – CRISTINA DE LA TORRE
*
Ucrania y los ‘patios traseros’  BEETHOVEN HERRERA

La heroica resistencia de los ucranianos y la explosión de solidaridad del mundo, son lo único rescatable de una tragedia que debió evitarse.

Cuando Reagan invadió Grenada en 1983 argumentó la protección de 80 estadounidenses que estudiaban allí, pero de paso expulsó a los cubanos que construían un aeropuerto. Y Putin ha pretendido justificar la invasión contra Ucrania como forma de protección de los pobladores del Dombás de origen ruso, los cuales (según su discurso), han sufrido ataques del gobierno de Kiev.

6 mar 2022.- Para justificar la anexión de Austria y los sudetes checos a Alemania Hitler argumentó que eran arios-germanos, y con similar argumento Putin anexó Crimea y la Duma ha pedido aceptar el pedido de ingreso a la Federación Rusa que Donetzk y Lugansk han hecho tras declarar su independencia de Ucrania, con apoyo de Moscú.

En el anuncio de la invasión, Putin recordó los ataques norteamericanos a Belgrado, Libia, Afganistán y Siria, como pretendida justificación. Y agregó que la invasión de Irak, no apoyada por la ONU, se hizo argumentando la existencia de armas de destrucción masiva que nunca se encontraron. Por su papel como Secretario de Estado de George W Bush al mostrar fotos falsificadas de supuestos emplazamientos de misiles, Colin Powell se disculpó recientemente, antes de morir.

El juego bipolar de áreas de influencia en las que cada potencia puede actuar sin limitaciones, incluso violando la autodeterminación de los países, fue denominado por Brézhnev “soberanía limitada” de los aliados: se mantuvo por medio siglo y la creíamos superada… ¡La violenta incursión rusa en Ucrania demuestra lo contrario!

En 1954 tropas armadas por EE. UU. en Honduras y Nicaragua, gobernada por Somoza, invadieron Guatemala para derrocar al presidente constitucional Jacobo Arbenz Guzmán y en 1956 las tropas rusas invadieron Budapest para frenar las reformas democráticas impulsadas por Imre Nagy, a quien fusilaron.

En 1965 militares que habían derrocado al presidente constitucional dominicano, el liberal Juan Bosh, pidieron la intervención de EE. UU. y los marines llegaron para impedir el retorno al poder del presidente legítimo. Solo tres años más tarde las ropas rusas ingresaron a Checoslovaquia para deponer al Primer Ministro, Alexander Dubceck, y reversar su programa de reformas democráticas.

Las tropas soviéticas invadieron Afganistán en 1978 empezando un proceso que duro ocho años, dejó un millón de soldados muertos e incidió en la caída del sistema soviético. Del otro lado el 20 de diciembre de 1989 los estadounidenses bombardearon Panamá, asesinando a mas de medio millar de militares y civiles, sólo porque el dictador Noriega pidió el retiro de la Escuela de las Américas, a la que denominó “Escuela de Criminales”. Alvin Toffler ha dicho que “dicha invasión se hizo para probar las armas nocturnas que se utilizarían meses después en la Guerra del Golfo”.

Ha quedado demostrada la inoperancia de las instituciones internacionales y la incapacidad de analistas y estrategas  para detectar las estrategias y frenar las agresiones. La heroica resistencia de los ucranianos y la explosión de solidaridad del mundo, son lo único rescatable de una tragedia que debió evitarse.

https://www.portafolio.co/opinion/beethoven-herrera-valencia/ucrania-y-los-patios-traseros-562557

22.8.-Se olvidan de los nueve millones de rusos en UcraniaDIEGO OTERO

La guerra de desinformación del conflicto Ucrania y Rusia es impresionante. Se ha desatado una rusofobia llena de falsedades y groserías. Ahora resulta que Putin tiene problemas mentales y por eso es la acción militar de Rusia. Se desconoce varios siglos de historia de esa región del mundo y los acontecimientos desde el golpe de Estado de 2014 en Ucrania, porque eso fue el levantamiento de este año, fue un golpe promovido por los Estados Unidos para derrocar a un presidente legítimamente elegido. En su lugar colocaron a grupos de derecha anti-rusos y dieron vía libre a facciones neonazis.

8 de marzo 2022.- Y casi nunca hablan de las regiones de predominio de rusos, las ignoran como si no existieran nueve millones de personas, no dicen nada de los ataques de fuerzas ucranianas y neonazis a estas poblaciones y su deseo de autonomía y que las respeten. Los líderes de estas regiones hablan de 14000 muertos desde 2014, de cientos de miles heridos, de casas e instalaciones de todo tipo destruidas. Claramente se han violado los derechos humanos en la región del Donbass.

Para la OTAN, con su visión de blanco y negro, la región de Donbass no existe, no ha habido un problema interno, sino que todo es un invento de Putin. Que el presidente Zelensky y su grupo gobernante está conformado por unas muy buenas personas, unos gran demócratas y amigos de la libertad que hay que defender contra las fuerzas del mal, representados por esos rusos que no se dejan dominar por la OTAN, reacios a que les coloquen bases con cargas nucleares en la frontera ruso-ucraniana.

 Europa, un continente decepcionante

El papel de Europa es decepcionante. Es increíble que la tierra de Shakespeare, Milton, Lope de Vega, Cervantes, Voltaire, Descartes, Sartre, Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel, Thomas Man, Marx, Engels, Rosa Luxemburgo, Kafka, Dante, Petrarca, Racine, Sófocles, Aristóteles, Hegel, Nietzsche, Kant, Beethoven, Mozart, Ovidio, Petrarca, Picasso, Dalí, Monet, Manet, Van Gogh, se dedique a prohibir que los ciudadanos rusos no puedan participar en eventos deportivos y culturales.

Esto es barbarie, mezclar política con cultura y deportes. Es puro racismo. Es volver a la inquisición. No es raro en países que destruyeron las culturas indígenas como los españoles en Latinoamérica

Europa es hoy un continente racista. Hay islamofobia, no quieren a los árabes, a los kurdos, a los turcos, a los sirios, a los afganos, a los musulmanes y ahora hay rusofobia. Atacan a los rusos, los persiguen, cierran sus comercios, les prohíben actuar en competencias deportivas, prohíben los actos culturales donde se refiera a lo ruso, demonizan a Putin, a los chinos, a Maduro, a los Castro, pero no dicen nada del dictador egipcio, ni de las monarquías feudales del medio oriente, ni de las dictaduras africanas, del represivo Erdogan, de los dirigentes europeos de extremas derecha, nada, todos calladitos. Ni dicen nada de los ataques a los rusos en Ucrania desde 2014, de los muertos y heridos en las regiones de Donetsk y Lugansk.

Un conflicto inter imperialista

La verdad es que se trata de conflictos entre países capitalistas. Estados Unidos, Europa, Japón, Rusia, China, todos son países capitalistas dominados por multinacionales, oligarcas, el complejo industrial-militar y el poder financiero, todos quieren dominar los países y apropiarse de sus recursos. No hay excepciones.

Estamos como antes de la primera guerra mundial: rapiña por los países. Todos son imperialistas. Es una época propicia, como cuando la revolución rusa, que Lenin aprovecho la guerra mundial para derrotar al zarismo y lanzar su revolución proletaria, luego traicionada por Stalin. Su táctica fue perfecta: aprovechó ese momento para derrumbar al zarismo y al capitalismo ruso. Hoy, infortunadamente, no hay un Lenin, ni partidos de izquierda para llevar a cabo esta revolución mundial.

La solución es clara: derrocar a los capitalistas ucranianos, rusos y de occidente, y tener gobiernos populares, no manejados por los capitalistas, lo que llevaría a eliminar estas luchas por países y recursos.

La libertad de información

La famosa democracia y libertad se aprecia en todos los periódicos, radios y cadenas de televisión que solamente presentan las noticias que vienen de los centros de desinformación de los países occidentales. Raramente se presenta la opinión de Putin, o de sus colaboradores, o de periodistas independientes. Por ejemplo, para ellos no existe el conflicto que viene de 2014 en las región de Donetsk  y Lukansk, nunca mandan a periodistas a esta región para chequear todo lo que pasa allí, los bombardeos de las fuerzas ucranianas y de las milicias neonazis, los muertos que han ocurrido, la destrucción de residencias, hospitales, escuelas…

La desinformación

La desinformación de los medios occidentales es impresionante. Nunca dejan oír las voces del lado ruso, o de independientes, sino solo presentan a los guerreristas anti rusos, mienten sobre lo que ocurre en el conflicto, acusan a los rusos de barbaridades, pero las fuerzas de derecha ucraniana nunca se mencionan, ni a los nacionalistas neonazis, que sí existen, y que están llevando a cabo operaciones contra la región de Donbass.

Inventan ataques a edificios residenciales, a civiles, incendio a una planta nuclear, torturas, en definitiva, falsas noticias de todo, para desprestigiar y hacer que la opinión pública se coloque del lado imperialista y colonialista occidental.

Mientras esto ocurre, el jueves 3 de marzo, Biden amplió el bloqueo a Venezuela. Y nadie dice nada ¿Esto no es interferir en los asuntos internos de una nación soberana? Donde está la protesta del señor Pedro Sánchez de España, que representa al colonialismo español, que mató a millones de indígenas, acabó sus culturas, robó sus riquezas y los cristianizo a los que quedaron a la fuerza. El señor que autoriza vender armas a Arabia Saudita. Donde está la señora de derecha alemana, presidente de la Comisión Europa, criticando este bloqueo y el de Cuba.

Por eso, esas menciones tan recurrentes a la democracia y la libertad son hipócritas, falsas, son una manera de justificar situaciones como les conviene.

El señor Olan Schols, canciller de Alemania, el país militarista por excelencia, que ha provocado dos guerras mundiales y muchas guerras en Europa, que está aprovechando este conflicto para rearmarse,

Y lo mismo los japoneses, otro país de historia militarista, que ya hablan de tener armas nucleares. E Inglaterra, el país imperial y colonialista, que se apropió de las Maldivas y se inventó un referendo sin control de nadie, y así justificó la independencia de esta isla, pero no acepta el referendo sobre Crimea.

Hipocresía total de los países imperialistas y colonizadores, cuyos gobiernos, sea la orientación que sea, están en competencia para dominar al mundo.

Crearon este conflicto y miran cómodamente como se destruyen estos dos pueblos, esperando que Rusia se debilite para volverlo a dominar como ocurrió en los años de Yeltsin.

La irracionalidad occidental

Nuca me había imaginado que esto ocurriera en Europa, que se volvieran tan irracionales. Y todo a nombre de la democracia y la libertad. Es un continente hoy al servicio de los Estados Unidos, totalmente dominado por esta potencia. E igual que el imperio estadunidense, muestra con esto su decadencia.

El racismo europeo se nota hoy cuando se aceptan los refugiados ucranianos sin problema, mientras que a los de los países árabes y otras regiones del mundo se les trata despreciativamente y se les colocan trabas. Solamente reciben a refugiados con ojos azules y tez blanca. El señor español Abascal, líder del partido de extrema derecha VOX, decía en televisión que bien venidos los ucranianos porque son europeos, pero que nada con los musulmanes.

Hay ataques en toda la Europa “¿civilizada?” a los rusos. En Alemania, a un supermercado ruso, lo mismo que en Madrid al consulado ruso.  En Portugal, en la Alemania prusiana, en Estados Unidos un senador pide asesinar a Putin, se prohíben eventos culturales rusos, gatos en concursos, se prohíbe que compita un árbol famoso de la casa del novelista ruso Turgueniev, en Italia un rector prohíbe cursos sobre Dostoievski, prohíben a RT y Sputnik, prohíben a todo tipo de deportistas rusos participar en competencias.

Hay una demonización de Putin, se le trata de todo lo peor, se dice que es un enfermo mental. En Europa lo odian, le tienen miedo, lo envidian porque no se deja derrotar.  En Europa siempre ha existido desde el siglo XX un malestar con Rusia, primero en la era soviética, y luego cuando este país se volvió capitalista. Uno observa en este continente una rusofobia irracional.

La verdad, Putin es un gran estratega, un gran líder, alguien que se le paró a los Estados Unidos, alguien que volvió a poner a Rusia a la escena internacional, gústenos o no. Por supuesto, es un nacionalista conservador en un país capitalista. Rusia es un gran país de una tradición muy importante en la cultura, en la literatura, en la ópera, en el ballet, con hermosas ciudades, de enormes recursos naturales, el más extenso en el mundo, de fuerte avance científico, de mujeres hermosas, de un enorme patriotismo, que ha sufrido mucho por todo tipo de invasiones  en que ha sido derrotado en algunas, pero fue clave en el triunfo sobre el nazismo en la segunda guerra mundial, de grandes combatientes, que no lo van a acabar fácilmente como quieren los Estados Unidos y Europa imperialista. Es un país de tradición imperial, en la época de los zares y en la era soviética, por supuesto un país todavía con fuertes ambiciones imperiales.

Latinoamérica ha sido más racional, con la excepción loca del presidente Iván Duque vinculado a la OTAN y con un perfil anti ruso, que, como se sabe, es un gobernante sometido a los Estados Unidos

En Colombia todos los medios, escritos y televisivos, siguen los comentarios y la posición de los Estados Unidos. Hay toda una histeria contra Rusia, y Putin es el objeto del odio, y en esto la revista de extrema derecha Semana es furibunda anti rusa y anti Putin. Da pena ver los comentaristas del periódico El Tiempo, que destilan odio irracional a Putin, hablan como si estuviéramos en la guerra fría y parece que piensan que Rusia es comunista.

Ejemplos de rusofobia

El blog Aporrea.org, presentó el 5 de marzo de 2022 los siguientes ejemplos de rusofobia, que son realmente detestables, que van contra la famosa libertad que defiende los países capitalistas imperialistas de la OTAN. Dice Aporrea:

  • Los atletas rusos y bielorrusos no podrán participar en los Juegos Paralímpicos de invierno. El Comité Paralímpico Internacional (CPI) anunció que los atletas de Rusia y Bielorrusia no estarán en los Juegos Paralímpicos de invierno que comienzan el viernes 4 de marzo en Pekín.
  • El Comité Olímpico Internacional (COI) también recomendóno invitar atletas rusos y bielorrusos a eventos internacionales, y solicitó a las Federaciones cancelar o cambiar de lugar los certámenes deportivos a celebrarse en territorio ruso y bielorruso. Numerosas federaciones deportivas acataron el llamado.
  • Rusia es expulsada por la FIFA del Mundial de Qatar 2022.La FIFA consumó su amenaza y echó a Rusia de Qatar 2022 y a la selección femenina de la Eurocopa de Inglaterra. La UEFA, lo mismo con los clubes.
  • La Fórmula Uno no correrá más en Rusia.La Fórmula 1 canceló el contrato que le unía a Rusia hasta 2025 y no celebrará ningún Gran Premio más en el país.
  • La UER veta a Rusia de Eurovisión 2022.La Unión Europea de Radiodifusión (UER) ha anunciado su decisión de no permitir que la televisión rusa pueda formar parte del certamen europeo de la canción este año.
  • Universidad de Italia suspende curso sobre Fiódor Dostoyevski. La italiana Universidad de Milano-Bicocca decidió suspender un curso sobre Fiódor Dostoyevski, debido a que el legendario escritor era ruso.
  • Un restaurante de Zaragoza cambia el nombre a su ensalada rusa: le llama ensaladilla de Kiev. El restaurante Mesón Martín de Zaragoza decidió cambiar el nombre de uno de sus platos estrella para apoyar a Ucrania en su conflicto contra Rusia. A partir de ahora, uno de sus platos estrella no se llamará ‘ensaladilla rusa’, sino ‘ensaladilla de Kiev’.
  • En Argentina ocurrió algo parecido: Un restaurante en la ciudad de Carlos Paz decidió dejar de vender ensalada rusa, y una heladería en Córdoba decidió dejar de vender el sabor «Crema Rusa». Ambos lugares argumentaron que fue por «la guerra».
  • Valery Gergiev, el gran maestro de orquestas ruso, fue despedido por las filarmónicas de Munich y Rotterdampor no condenar la operación militar rusa en Ucrania. El Carnegie Hall de Nueva Yorktambién canceló sus conciertos. Según los medios, Gergiev es amigo de Putin y no ha expresado públicamente su rechazo a lo acontecido.
  • La destacada soprano rusa Anna Netrebkoanunció su retiro temporal de los escenarios y publicó un comunicado contra la guerra, pero ello no evitó una «lluvia de cancelaciones» en varios lugares, como la Ópera Metropolitana de Nueva York, que anunció su sustituciónpor una artista ucraniana. Decisiones similares se habrían tomado en Milan y Zurich, que consideraron que su comunicado «no era suficiente».
  • La Federación Internacional de Felinos cierra sus puertas a los gatos rusos. La Federación Internacional de Felinos (FIFe) prohibió la importación y el registro de pedigrí de gatos criados en Rusia, y vetó la participación de expositores rusos en ferias internacionales de la organización.
  • Un roble de casi 200 años quedó eliminado de un concurso tras haber sido plantado por un escritor ruso. Los organizadores del concurso ‘El Árbol Europeo del Año’, con sede en Bruselas, Bélgica, decidieron sacar de su lista de participantes a un roble de casi 200 años, luego de enterarse que fue plantado, según testimonios de la época, por el escritor ruso Iván Turguénev.
  • El videojuego FIFA 22 eliminará a todos los equipos rusos y su conjunto nacional. Electronic Arts eliminará a los equipos rusos y su conjunto nacional de todas sus sagas de fútbol. FIFA 22, FIFA Mobile y FIFA Online son los tres títulos que borrarán toda presencia de conjuntos ligados al país al este de Europa.
  • Prohíben el vodka ruso de los bares y licorerías de EEUU y Canadá.Las licorerías en EEUU y Canadá han comenzado a tirar sus existencias de vodka ruso. De igual manera En Ontario, Canadá, el ministro de Finanzas, Peter Bethlenfalvy, ordenó a la Junta de Control de Bebidas Alcohólicas de la provincia que hiciera que las tiendas retiraran el vodka ruso y otros productos alcohólicos.
  • Disney Warner, Paramount y Sony suspenden el estreno de varias películas, entre ellas «Turning Red»(de Pixar), The Batmany «Morbius».
  • ElMobile World Congress,un importante evento tecnológico que se desarrolla en Barcelona, España, también decidió expulsar al stand de Rusia.
  • Empresas como Ikea, Toyota, Volkswagen y Mangosuspenden parcial o totalmente su presencia en Rusia, tal y como lo hicieron Nike, Apple y otras grandes representantes del capitalismo occidental. Apple fue una de las primeras en suspender la venta de sus productos, así como en unirse a la censura contra medios rusos como RT, eliminando su aplicación de la tienda de Apple.

Y, por supuesto, no se puede dejar de mencionar las acciones de censura contra medios de comunicación rusos, como RT y Sputnik, que incluye la decisión por parte de Twitter de colocar la etiqueta «Medio afiliado al gobierno, Rusia» en periodistas y personas que trabajan en los citados medios de comunicación, sin su autorización y sin que haya forma de removerlas, lo que los expone a estigmatización y ataques.

Hay que derrocar a los gobiernos imperialistas

La solución es el derrocamiento de estos gobiernos y establecer realmente la no intervención en otros países, eliminar sanciones y bloqueos de todo tipo, reducir los gastos militares, y buscar soluciones diplomáticas, la paz a todo costo. Pero esto se refiere a todos los países, especialmente a los de occidente colonizador e imperialista. Y por supuesto incluye a Rusia, Turquía, India, China y Japón.

Es el capitalismo el causante de estas guerras e intervenciones, así como es el responsable de la crisis climática.

Mayorías creadas falsamente

Se habla mucho de que una mayoría aplastante condenó a Rusia en la asamblea de las Naciones Unidas. Esto es otro montaje ya que muchos países, especialmente africanos, asiáticos y latinoamericanos, se ven obligados a votar según los deseos de la OTAN por las relaciones de dependencia que tienen con las potencias occidentales en préstamos, condiciones financieras e inversiones, y si se oponen a la gran potencia sufrirían castigos. Por ejemplo, Argentina, que acaba de acordar refinanciar el préstamo que le hizo el FMI al gobierno de Mauricio Macri por 47 000 millones de dólares, todavía requiere la aprobación de la junta del FMI dominada por los Estados Unidos. Disgustar al imperio le costaría muy caro.

La posición de México es muy inteligente. Con su posición no intervencionista le envió una cachetada a los Estados Unidos, Francia y España que la invadieron, le quitaron territorio y masacraron las culturas azteca y maya. Y manda el mensaje de que se opondría a cualquier intervención en Latinoamérica, como a Venezuela y Cuba que le tienen tantas ganas los guerreristas estadunidenses, comenzando por el hombre de la guerra fría, el presidente Joe Biden, y sus funcionarios de línea dura, el secretario de Estado Anthony Blinken y la embajadora ante la Naciones Unidas, Patrick Nolan, dos guerreristas peores que muchos republicanos. Hay que acordarse que este señor Blinken apoyó la invasión a Irak y que Nolan fomentó la insurrección de 2014 en Ucrania para montar a gobiernos títeres de los Estados Unidos.

Esto es lo que llaman democracia, chantaje a las naciones si no siguen las instrucciones del imperio. Pero, esto no lo mencionan los medios occidentales y mucho menos los de Colombia que están totalmente alineados con los Estados Unidos.

La nueva doctrina del imperio

La nueva doctrina estadunidense es Autocracia o Democracia, como siempre, estas dualidades son falsas. Antes, era con Busch, o estás con Estados Unidos o con el terrorismo. Entonces, tenemos otro falso dilema, fácil de desmontar. No hay sino mirar a quien apoyan los Estados Unidos y Europa, a quien arman, para ver la falsedad de este nuevo dilema imperial. ¿Matar palestinos es democracia? Apoyan las dictaduras de Egipto, los países árabes petroleros monárquicos, a los regímenes represivos de Túnez, Marruecos, a la destrucción de Yemen, a los gobiernos de Hungría, Polonia, a los derechistas autoritarios de la mayoría de los países del este europeo, a Turquía, a la seudo democracia colombiana, es esto ¿defender la democracia y la libertad?

El exponente de esta nueva doctrina es el señor Blinken, que cada vez que habla la menciona, él que apoyó la invasión a Irak, él que está llevando a cabo una campaña anti rusa y anti china, él que ahora defiende a Polonia dirigido por extremistas de derecha, él que acaba de aprobar la continuación de las sanciones y el bloqueo a Venezuela, y no se sonroja, él, que es quien quiere que Ucrania esté en la OTAN.

La izquierda atlantista

En esta unanimidad de rusofobia han caído fuerzas supuestamente de izquierda, que no entran en los antecedentes históricos, niegan que hay fuerzas neonazis en Ucrania, o las minimizan, no muestran quien es el presidente de Ucrania Volodimir Zelensky y su grupo gobernante, no cuentan que antes de este conflicto su popularidad no pasaba del 23%. No cuentan que Banderas, el ucraniano que peleó por la independencia de Ucrania fue un colaborados de los ejércitos hitlerianas y fue responsable de miles de miles de rusos muertos. No cuentan que el día del nacimiento de Banderas el gobierno de Zelensky, en 2019 lo declaró día nacional. No cuentan que el idioma ruso está prohibido en Ucrania, que nadie puede hablarlo, que ha habido desfiles constantes de las fuerzas neonazis muy celebradas por el gobierno, desfiles que piden muerte a los rusos y elogian a Hitler, no cuentan que los manuales educativos han sido cambiados y enseñan a los niños a odiar a los rusos, no cuentan que el partico comunista fue declarado ilegal. Así como que a todos los opositores al gobierno de derecha de Zelensky, les cerraron sus periódicos, radios y cadenas de televisión. Y a esto lo llaman luchar por la democracia y libertad.

No informan sobre los batallones de neonazis, como el batallón Azov, apoyado por el gobierno y la CIA. Es lo mismo que ocurrió en Afganistán, que apoyaron a los talibanes e islamistas contra los soviéticos, y de ahí salieron Al-Quaeda y el estado islámico. Son especialistas en crear monstruos que después es difícil eliminarlos.

Las sanciones solo perjudican a los pueblos

Las sanciones, ya sabemos, no tumban a ningún gobierno. Lo que producen es miseria en la población y no logran que esta se levante contra el régimen, al contrario, aumenta el nacionalismo y el odio contra los que imponen sanciones. Pero, si debilitan a los países, que es lo que quiere el occidente capitalista imperialista, doblegar económicamente a Rusia, y parece que hay fuerzas de izquierda que están apoyando esta rusofobia. Pero, también, esto se devolverá contra Europa, el niño sometido a los Estados Unidos. Van a sufrir aumentos de precios y recesión económica, y tendrán que comprar gas caro de los Estados Unidos, que ha sido siempre uno de los objetivos del imperio, si definitivamente se bloquea el nuevo gasoducto a Europa.

Y también, si se suspenden las ventas de gas, carbón y petróleo a Europa, sus precios subirán de tal forma que provocará una recesión en el mundo. Están jugando con candela. Perjudican a Rusia, pero se hacen el harakiri.

Y Biden, que tiene solamente un 43% de popularidad se irá para abajo porque la inflación aumentará más y habrá restricciones en ciertos insumos claves que compra a Rusia.

Como se dice, están jugando con fuego y todos van a salir machucados.

La solución es la diplomacia, paz y la no intervención

Entonces, la solución es la paz, y atender los reclamos justos de Rusia: una Ucrania neutral, acabar con las bandas neonazis y aceptar que Crimea es ruso. A cambio, paz, integridad de Ucrania, es decir, que las regiones del Donbass no se separen, y un tratado de amistad y cooperación, y fuera la OTAN de Ucrania. Y ayudar a la recuperación de Ucrania que hoy es un país destruido mientras el occidente contempla sentada cómodamente en sus oficinas cómo están destruyendo a este país.

No a la guerra y al militarismo, a las agresiones, a la interferencia en los asuntos internos de otras naciones, a las sanciones y los bloqueos, a las fuerzas neonazis y fascistas, a los pactos guerreristas como el de la OTAN y sí a la paz, a la convivencia pacífica y a la verdadera democracia y libertad.

https://cronicon.net/wp/se-olvidan-de-los-nueve-millones-de-rusos-en-ucrania/

22.8.-Todos, con vocación imperial – CRISTINA DE LA TORRE

Mancillado el altar de su moral, se escandaliza el civilizado Occidente con la barbarie del déspota de Oriente. Envanecido —con razón— por haber cifrado el derecho internacional en la paz, en la seguridad de las naciones y su integridad territorial tras los 65 millones de muertos habidos en las dos guerras mundiales, ruge ahora selectivamente contra la carnicería de Putin en Ucrania; una puñalada al orden mundial que, si imperfecto, ha evitado otra conflagración mundial, esta vez atómica.

8 mar 2022.- Pero tiende un manto de silencio sobre sus propias degollinas. Sobre el aplastamiento de pueblos y su dignidad, el despojo de sus territorios y riquezas en colonias que abarcaron continentes enteros, en pleno siglo XX. Calla sobre las contiendas “de baja intensidad” que la URSS y Estados Unidos libraron por interpuestos combatientes en el Tercer Mundo: la una, para expandir el comunismo; el otro, para conjurarlo e imponer el modelo que en casa era democracia y afuera sojuzgamiento imperialista. Mas este estadio de Guerra Fría no se ahorró la más caliente y mortífera dirigida contra un país campesino, donde la tronante potencia mordió la derrota. Fue la guerra del Vietnam.

Disuelta la URSS, a fuer de lucha contra el terrorismo y la dictadura, los paladines de la democracia disfrazaron de “intervención humanitaria” y “legítima defensa preventiva” a guerras despiadadas como no conociera el mundo contemporáneo: en Irak, Afganistán, Siria, Serbia o Kosovo. Y, violando acuerdos, no sólo participó en ellas la OTAN con el liderazgo militar de Estados Unidos, sino que cooptó más y más países —viejos satélites soviéticos incluidos— y ya se acerca peligrosamente a la frontera vedada con Rusia. Ahora va por Ucrania, cuya invasión provoca la más reciente lid entre lobos que devoran territorios, pueblos y economías. La común vocación imperial en Oriente y Occidente tendrá que responder por la décima parte de la humanidad que durante el siglo XX pereció en sus guerras.

Vieja es la historia. Los primeros grandes imperios de ultramar surgieron bajo el ala de la conquista y la colonización de América. El continente amerindio, explica Roch Little, derivó en americano, dominado por Europa. Con el tiempo mutó el imperio, no ya para poblar territorios y extraer sus recursos, sino para “civilizar” pueblos bárbaros en África o culturas “decadentes” en Asia. Al tentacular imperio inglés que sembró colonias en los seis continentes, le siguieron los de España, Portugal, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos. Entre ellos se repartieron África. El gobernante de Bélgica recibió el Congo a título de patrimonio personal. Hasta cuando Gandhi liberó a la India en 1947, para inaugurar así la cascada independentista en Asia y África. También Japón, China y Rusia vieron medrarse sus dominios.

Del último siglo en América Latina, ni hablar. Docenas de intervenciones armadas de Estados Unidos en el subcontinente, a menudo con desembarco como en Nicaragua y Haití, culminaron en golpe militar propinado por el sátrapa de turno al que la potencia del norte impuso cuando quiso. Pero en la segunda mitad del siglo prevaleció la modalidad de la intervención encubierta, cocinada en la trastienda de los servicios secretos del imperio y en concierto con las élites nacionales. Tal el derrocamiento de Allende en Chile y la negra dictadura que le siguió.

Acaso resultara tan responsable de una potencial guerra nuclear la obsesión de Putin por reconstruir la URSS sobre el imaginario del zarismo, como el avance de la OTAN hacia la frontera rusa (vedada por acuerdo) y la cooptación de Ucrania. Pero no se diga, a rajatabla, que el conflicto opone democracia y autocracia, civilización y barbarie. Más parece la grosera avidez de poder incrustada en la entraña de imperios reales o ilusorios que se niegan a desaparecer.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/cristina-de-la-torre/todos-con-vocacion-imperial/

22.7.-El hombre que se vengó de Stalin – ALBERTO DONADIO

Adolf Tolkachev, un ingeniero militar soviético y espía de la CIA, en 1984 (Imagen de un amigo de la familia Tolkachev del libro El espía de mil millones de dólares) 

La invasión a Ucrania ha creado en miles y miles de familias un sufrimiento que se transmitirá a la descendencia. ¿Cuántos podrán vengar en el futuro los crímenes de Putin?

4 mar 2022.- En 1977, en plena Guerra Fría, Adolf Tolkachev se acercó en Moscú a la estación de gasolina que atendía exclusivamente a vehículos diplomáticos. Encontró uno cuya placa empezaba por D-04, que identificaba los carros de la embajada americana. Casualmente, estaba al volante el jefe de la estación de la CIA en Moscú. Tolkachev preguntó si podían hablar. El espía dijo que en ese lugar sería difícil. Tolkachev dejó un papel doblado dentro del vehículo y desapareció. Pedía un encuentro para discutir unos asuntos.

Tolkachev era un ingeniero soviético con un alto cargo en un instituto de defensa que se ocupaba del diseño de radares militares para aviones de combate. Hizo varios intentos de comunicarse con la embajada a lo largo de un año, pero la sede central de la CIA creía que se trataba de un espía manipulado por la KGB y no autorizó la reunión. Llegó un nuevo jefe de estación y el encuentro finalmente se realizó. Tolkachev se convirtió en espía al servicio de la CIA.

En las calles de Moscú le pagaron por sus servicios centenares de miles de rublos en efectivo y en una cuenta en el exterior le consignaron a lo largo de los años 1.990.000 dólares. Pero no era el dinero lo que él buscaba. Quería vengarse del comunismo soviético y específicamente de José Stalin. Tolkachev se había casado en 1957 con Natasha Kuzmin.

Cuando Natasha tenía 2 años, su madre fue detenida, condenada por subversión y ejecutada. Ella era miembro del Partido Comunista y jefe del departamento de planeación del Ministerio de la Industria Forestal. Tenía 34 años.

En 1937 hizo un viaje a Dinamarca a visitar a su padre, el abuelo de Natasha, que antes vivía en Ucrania, entonces parte de la URSS, y al emigrar a Dinamarca se convirtió allá en un próspero hombre de negocios. Ese viaje al exterior, en medio de las purgas iniciadas por Stalin en 1936, era tan sospechoso como mantener contacto con extranjeros dentro de la URSS. Tener un padre capitalista y extranjero era un crimen en la URSS. El padre de Natasha, director de un periódico oficial sobre la industria textil, fue detenido porque se negó a denunciar públicamente a su esposa y fue condenado a diez años de prisión por sabotaje. Fue enviado a un campo de trabajo al norte del círculo polar ártico, donde estuvo incomunicado y sin derecho a recibir cartas. Salió de la cárcel en 1947, pero solo se atrevió a regresar a Moscú en 1953 tras la muerte de Stalin. Natasha estuvo de los 2 a los 18 años en distintos orfanatos. Siempre la acompañó su niñera.

Unas 400.000 personas fueron ejecutadas en la URSS durante las purgas de Stalin. El padre de Natasha alcanzó a contarle a su hija el terror de las detenciones, la arbitrariedad de los juicios y el sufrimiento de la familia, pero poco después falleció de una lesión cerebral. Cuando Natasha se casó con Tolkachev, le transmitió su tragedia de crecer sola sin sus padres y la aversión acendrada hacia el comunismo.

En 1976 entendió cómo podía materializar la venganza contra Stalin por el sufrimiento al que condenó de por vida a su esposa. Un piloto soviético desertó al Japón en su avión MiG-25. Se ordenó entonces al instituto militar donde trabajaba Tolkachev rediseñar el radar de los MiG, pues la tecnología había caído en manos de Occidente. La venganza contra el sistema comunista la tenía Tolkachev en su escritorio. Decidió compartir los secretos que conocía sobre radares con los Estados Unidos. Por eso se acercó la primera vez a la estación de gasolina para diplomáticos.

Lo llamaron “the billion dollar spy”, el espía de los 1.000 millones de dólares, porque esa suma fue la que le ahorró al Pentágono. Los soviéticos no tenían radares que detectaran aviones o misiles a baja altura. Los Estados Unidos creían que sí y pensaban gastar lo que fuera necesario en tecnología antirradar. Tolkachev comprobó que no era necesario. En 1986 Tolkachev fue ejecutado. Lo delató un agente de la CIA que desertó a la URSS, Edward Lee Howard, que en los años sesenta vivió en Bucaramanga como voluntario del Cuerpo de Paz. La invasión a Ucrania ha creado en miles y miles de familias un sufrimiento que se transmitirá a la descendencia. ¿Cuántos podrán vengar en el futuro los crímenes de Putin?

***Para la Cámara de Representantes en Bogotá se puede votar por Gabriel Cifuentes (partido Alianza Verde, #103), de 34 años, abogado y profesor universitario que en sus columnas de El Tiempo escribe contra la corrupción.

https://www.semana.com/opinion/articulo/el-hombre-que-se-vengo-de-stalin/202200/

*22.6.-Con Duque, corrupción de cara al sol CRISTINA DE LA TORRE
*
¿Por qué no se calla? RAMIRO BEJARANO

Le restan menos de seis meses al subpresidente Iván Duque para que abandone la Casa de Nari, a la que nunca ha debido llegar, y a medida que se acerca la feliz hora de su partida es más agresivo, errático y, lo que es peor, ignorante y de mala fe.

27 feb 2022.- La declaración de Duque cuando conoció el fallo histórico y libertario de la Corte Constitucional que suprimió el delito de aborto hasta la semana 24 de gestación es altanera. Sostener que “cinco personas no pueden plantear algo tan atroz como que se interrumpa una vida” es una afrenta a la Corte Constitucional. No fueron cinco pelagatos quienes decidieron, como tampoco deciden nueve cuando lo hacen por unanimidad, pues en ambos casos se pronuncia la corporación.

No hay duda de que Duque deshonra la alma mater donde se hizo abogado, la profesión y a su mediocre secretario jurídico, pues posturas de este talante totalitario han hecho de él un peligro. Tal parece que Duque tampoco sabe que él solito no puede declarar la guerra a ninguna nación, como lo viene haciendo en la práctica con Rusia, porque esa decisión requiere la aprobación del Senado, como lo manda el numeral 5 del artículo 173 de la Constitución.

Pero si sorprende la provocación de Duque al sindicar a los magistrados de “interrumpir vidas”, también mortifica el silencio de la Comisión Interinstitucional de la Rama Judicial, que ha debido protestar inmediatamente y reclamar respeto por la autonomía de la justicia.

Duque ha dejado un lastre vergonzoso de intromisiones en la Rama Judicial y además mentiras torvas. Cuando posesionó al fiscal le impartió la instrucción de hacer de la investigación por el crimen de Álvaro Gómez una causa política para cobrar venganzas y Barbosa lo ha cumplido. Recientemente posó de embustero, cuando sostuvo que Aida Merlano se le voló a la Corte Suprema y no a su Gobierno, responsable del instituto que maneja las prisiones.

A eso se suman los ataques de Duque contra la Jurisdicción Especial para la Paz y la Comisión de la Verdad, para cumplirle a su obsesión enfermiza de hacer trizas la paz. Hoy asistimos al espectáculo de un Gobierno atravesado para que alias Otoniel no informe lo que sabe ante la Comisión de la Verdad, porque son conscientes de que ese sería un ventilador gigante que no podrían detener ni la Fiscalía ni los órganos de control, todos politizados y al servicio de Duque.

El mismo balance han dejado las destempladas opiniones de Duque contra la Corte Suprema de Justicia cuando, detenido Uribe, advirtió que por encima de todo creía en la inocencia de su patrón. Otra bofetada amenazante no respondida por las altas cortes, cuya actitud silente ha terminado permitiendo todos estos desmanes de quien, como Duque, poco o nada le importa la división de las ramas del poder público pues pretende gobernarlas, del mismo modo que Nicolás Maduro, su más próxima semejanza.

Y hasta se valió de su condición de jefe de Estado para defenderse de las graves acusaciones que por compra de votos le lanzó su exaliada Aida Merlano, la diosa barranquillera que tuvo el arrojo de sindicarlo de quererla asesinar, ante lo cual Duque en tono intimidante respondió: “Yo no quiero matar a nadie, lo que quiero es que se haga justicia”, eso sí, a su conveniencia.

El ridículo no le ha sido esquivo a Duque, como cuando vaticinó en febrero de 2019: “Hoy es digno de aplaudir lo que está viendo el mundo y es que a la dictadura de Venezuela le quedan muy pocas horas”. Han pasado tres años y Maduro, ahí. O la otra frase bobalicona de: “A alias Guacho se le acabó la guachafita”. Y esta otra perla con la que creyó que el país quedaría asombrado de su genialidad: “Y nos remontamos a lo que llamamos las siete íes. ¿Y por qué siete? Porque siete es un número importante para la cultura. Tenemos las siete notas musicales, las siete artes, los siete enanitos. Mejor dicho, hay muchas cosas que empiezan por siete”. Por todo eso y por mucho más, este año abrió plaza con su más reveladora y original agudeza: “Mi mayor defecto es ser perfeccionista”.

Alguien debería recomendarle a Duque que, por su propio bien, si no puede quedarse callado, al menos pensara antes de hablar.

Adenda. Merecida nominación de la obra Fragmentos, de la gran escultura Doris Salcedo, al premio MCHAP del Instituto Tecnológico de Illinois.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/ramiro-bejarano-guzman/por-que-no-se-calla/

22.6.-Con Duque, corrupción de cara al sol CRISTINA DE LA TORRE

Hasta no hace mucho, en tiempos del disimulo, se guardaba la mugre bajo la alfombra. Pero en este gobierno la corrupción es orgía de cara al sol, con pública bendición del presidente de la República. Lo mismo ordeña Duque el avión presidencial para pasear por el mundo con su hermano que defiende a ministros incursos en negocios o en actos de gobierno que al erario le cuestan un Potosí.

22 feb 2022.- O transforma en conspiración chavista el más sofisticado entramado de corrupción electoral, ahora financiado en directo con dineros públicos y cargado de pruebas contra Alejandro Char, precandidato a la presidencia aliado de su Gobierno. Linda esta liviandad con complicidad en el mismo orden del “ñeñegate”, de presunta financiación mafiosa a la campaña de Duque en la Costa Atlántica, cuya investigación saboteó la Fiscalía de Barbosa con la detención de los propios agentes del CTI que acopiaban las pruebas. Antiquísimo recurso éste de matar al mensajero.

No contentos con acaparar —como sea— la contratación pública, cobrar coimas desde puestos oficiales y dominar —como sea— la economía de la región, sorprendidos con las manos en la masa intentan los clanes de La Arenosa depositar toda la culpa en hombros de la víbora bíblica que todo lo pervirtió: la política y el tálamo nupcial de los inocentes. Siempre sutil, original, cree Enrique Peñalosa despachar el elefante del crimen organizado que se coló en la Coalición de la Experiencia enlazando atajos para escamotear el corazón de los hechos: todo deriva, dijo, de una mujer con la cual tuvo Char relación sentimental y está ahora “ardida y con deseos de venganza… Es una prófuga de la justicia colombiana, protegida por Maduro, quien probablemente estaría muy contento de debilitar a Char en la Costa para ayudarle así a Petro”. Y el presidente Duque advierte sobre “una actitud tendenciosa de la dictadura de Venezuela de tratar de utilizar la presencia (de Merlano) para chantajear”.

Pero más de 200 documentos reposan en manos de la justicia. El clan Char enfrenta además denuncias penales por secuestro, violación e intento de asesinato en la persona de Merlano. Informa El Tiempo que ella acusó a dirigentes políticos, a Santos y Uribe y al presidente Duque de haber recibido dinero de esos clanes por debajo de la mesa para financiar sus campañas. Dijo también conocer la relación de 167 cheques en poder de la Fiscalía por valor de $8.643 millones en este escándalo. Tal vez ningún atajo pueda ya esquivar la prueba ácida de la democracia: la renuncia de Álex Char a su candidatura, a pedido de los Ficos y las Dilian, cuyo mutismo termina por alinearlos con Peñalosa.

Debutó Duque en su Gobierno con una apasionada defensa del ministro que habría estrangulado con bonos de agua las finanzas de 117 municipios para embolsillarse $70.000 millones. Otro tanto perdió después Mintic en contrato que la ministra Abudinen, consentida de los Char, autorizó con empresarios venales para llevar internet a zonas apartadas, y se robaron la plata. El dedo en alto, Duque la amparó. Sin servicio domiciliario de agua quedaron esos municipios, y sin internet millones de niños en el campo. Las pruebas Saber y un estudio de la Universidad Javeriana registran un retroceso dramático en la calidad de la educación, agudizado por desigualdades geográficas y de clase: es más acusado entre los pobres y en lejanías donde el internet sigue siendo un lujo de niños bien.

Se enseñorea la desvergüenza del presidente al proteger a funcionarios y políticos venales sobre su deber de respetar la dignidad del cargo. Aunque 93 % de los colombianos denueste la corrupción, el mismísimo presidente alcahuetea a la tropilla de uñones que lo rodean y marchan sobre seguro con una convicción: mientras la justicia no los apañe, valen huevo la sanción política y la sanción social.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/cristina-de-la-torre/con-duque-corrupcion-de-cara-al-sol/

*22.5.-Señor Putin, señor Biden, piensen en la genteLUIS NOÉ OCHOA
*
¿Le van a regalar la bandera anticorrupción a Rodolfo Hernández?  – ALVARO FORERO

La corrupción parecía ser el tema de la campaña presidencial. Sin embargo, los principales bloques políticos no parecen pensar que es así.

7 feb 2022.- En las elecciones presidenciales pasadas los tres candidatos con mayores votaciones tuvieron la bandera anticlientelista: Duque, Petro y Fajardo. Seguramente eso influyó en sus buenos resultados. Así como el apoyo de maquinarias afectó negativamente a los exvicepresidentes Germán Vargas y Humberto de la Calle, que quedaron con el pecado y sin el género, porque a pesar de su condición de estadistas las maquinarias no solo les hicieron trampa sino que les costaron la pérdida de muchos votos de opinión.

Esta vez el candidato uribista no enarbola la bandera antimermelada, que le produjo varios millones de votos a Iván Duque, porque el Gobierno la está repartiendo como si nunca hubiera prometido eliminarla. A diferencia de hace cuatro años, el uribismo está coaligado en el Gobierno con los partidos que repudiaba por “entregarles el país a las Farc”, y seguramente se unirá con quien gane la consulta del Equipo por Colombia, donde está gran parte de las maquinarias.

En estas elecciones Gustavo Petro cambió la intransigencia de 2018 con el clientelismo por la apertura a hacer pactos, incluyendo clientelistas. Así imita a AMLO en México, que con la protección populista de encarnar al pueblo puro contra las élites corruptas puede cometer pecados políticos sin que su electorado fiel se lo cobre.

Los dos extremos del espectro político abandonan la lucha contra el clientelismo por conveniencia. La derecha, por necesidad; ante el debilitamiento del uribismo necesitan unir fuerzas. La izquierda, para poder crecer pues no le ha sido fácil captar a tantos votantes de centro como necesita. En regiones como Antioquia la maquinaria del exgobernador Luis Pérez hace diferencia.

La sorpresa ha sido que la coalición de centro, que tenía servido el plato porque su bandera histórica desde Mockus y Fajardo ha sido el anticlientelismo, parece no estar impulsando con suficiente fuerza la lucha contra la corrupción, cediendo el espacio que tiene a Rodolfo Hernández de segundo en algunas encuestas. A pesar de que Sergio Fajardo evitó el ingreso del Partido Liberal, un sector se ha dedicado a hacer una especie de apología de las maquinarias para defender unos apoyos que aportan muy pocos votos pero confunden mucho al electorado, repitiendo la estrategia equivocada de De la Calle en 2018. Esa confusión no es poca cosa, porque facilita la estrategia de dos centros que estaría detrás de la decisión del expresidente Uribe de no marcar la consulta de derecha para que pueda competir por los votos de centro.

Uribe sabe que la derecha es débil en primera vuelta porque las maquinarias no ponen votos a nivel presidencial y porque carga con el desprestigio de Duque, el suyo y el del clientelismo. Por eso busca adelantar la confrontación con el bloque de centro a marzo, cuando la maquinaria sí cuenta, para tratar de quedar como primera o segunda fuerza con la estrategia de los dos centros —con Federico Gutiérrez como clon de Fajardo— y así restarle a la Coalición Centro Esperanza uno o dos millones de votos de electores de centro, especialmente los que votaron por Duque en segunda vuelta.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/alvaro-forero-tascon/le-van-a-regalar-la-bandera-anticorrupcion-a-rodolfo-hernandez/

22.5.-Señor Putin, señor Biden, piensen en la genteLUIS NOÉ OCHOA

Se necesita que la diplomacia no apague la maquinaria. Y que se midan las palabras.

El mundo vive un estado de nervios y miedo. El covid-19 ha matado ya a 5,86 millones de personas. Y hay cada vez más migraciones por gobiernos dictatoriales o ‘désputas’, como dijo un amigo.

18 feb 2022.- Esto se traduce en millones de sufrimientos, en explotaciones sociales y sexuales, humillaciones, dolor, muertes en tierra extraña. Hay pobreza y hambre, incluso en las potencias.

(También le puede interesar: Con tendencia al alza)

Además, la Tierra se recalienta, y se calientan los líderes. Ahora se está incubando una nueva guerra, que es peor que una pandemia. En la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) no se sabe cuántas personas murieron. Se habla hasta de 100 millones.

Rusia acecha a Ucrania con tanques, aviones, misiles y 150.000 hombres… Estados Unidos advierte que en cualquier momento se producirá un ataque. Todo por estrategias de expansión, predominio y poder mundial. En términos sencillos, Vladimir Putin quiere que Ucrania, que lucha por su soberanía, a la que tiene derecho, quede bajo su influencia y no ingrese a la Otán. Y que esta abandone los países que ingresaron en 1999. Estados Unidos y la Unión Europea dicen que ni por el Putin, que abandone la frontera ucraniana, que si ataca se atenga, que respalda a la Otán. Y tan tan, en esas están.

Se reúnen, hablan, se acercan, se alejan; la diplomacia intenta, pero nada. Rusia dice que se está retirando, pero Estados Unidos riposta que están buscando una disculpa, así sea que un pájaro se cague en un cañón, para inventar que fue un ataque e invadir. Y en estos días el Kremlin expulsó al número dos en la embajada de EE. UU. en Rusia, Bart Gorman. A lo mejor expulsan también a Bart Simpson y a Homero y a Marge y Lisa Simpson, porque hay odio.

“Señor Putin, señor Biden, en sus manos hay miles de vidas. Todos los países, todos los Nobel de paz, en una sola voz deberían advertir que se necesitan hoy más humanidad”.

 

Lo cierto es que todo es incierto. Putin amaneció ayer en sudadera haciendo ejercicios, pero militares. Aunque el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov en río revuelto, dijo que se trató de “un entrenamiento regular” que ha sido “notificado a diversos países”.

El hecho, además de grave, es triste porque en este pulso de poder no se piensa en la gente. ¿Habrá visto Putin esas imágenes en Kiev, donde jóvenes y jóvenas, como toca decir ahora, casi niñas, bellas, adultos y viejos entrenan con fusiles enormes para defender su libertad? Todas son vidas preciosas de personas que pueden morir, o quedar mutiladas. Así es la guerra.

Debe de ser una angustia latente cada minuto vivir en Ucrania, en especial en Kiev, pensando en que en cualquier instante viene el ataque ruso. Si aquí en 2019, cuando dijeron que nos invadían los vándalos, hubo pánico, la gente salió a puertas, rejas y parqueaderos armada con palos de escoba R15, entre gritos de alerta como “se nos metieron”, “se nos metieron”, ¿cómo será en Kiev, cuando en la frontera hay un monstruo de guerra que puede matar a miles?

Sería “catastrófico” que la crisis entre Rusia y Ucrania degenerara en guerra, dijo ayer el secretario general de la ONU, António Guterres, en la apertura de la conferencia anual sobre seguridad en Múnich (Alemania). Nadie quiere la guerra. O muy pocos. De este lado solo aparece el aliado de Putin, Nicolai Madurovski, a quien tampoco le importa ni su pueblo.

Se necesita que la diplomacia no apague la maquinaria. Y que se midan las palabras. Porque lo que hacen los líderes es amenazarse y ofenderse. Así no hay acercamientos ni en la cama. Y confiar en que Putin esté cañando. En medio de la guerra siempre están las vidas de lado y lado, porque rusos valiosos también morirían. Que no veamos sangre y destrucción del patrimonio, de arquitectura religiosa, de museos irrecuperables. Señor Putin, señor Biden, en sus manos hay miles de vidas. Todos los países, todos los Nobel de paz, en una sola voz deberían advertir que se necesitan hoy más humanidad, más pan y no pum. 

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/juegos-de-guerra-columna-de-luis-noe-ochoa-652736

*22.4.-Hidroituango y los enemigos de las hidroeléctrica – DIEGO OTERO
*
Descoordinación económicaMAURICIO CABRERA
*
¿De rodillas por comida?AURELIO SUÁREZ

El estrés mundial, amplificado en el país, develó el fracaso en la sostenibilidad de la fórmula neoliberal para géneros básicos y dinamitó el concepto de seguridad alimentaria fundado en provisión externa.

11 feb 2022.- Afloraron dos discusiones sobre la alimentación: la de Duque ante la FAO, por incluir a Colombia en el mapa de “riesgo alimentario” con Etiopía y Sudán, y la de precandidatos presidenciales, por la protección arancelaria a la producción nacional alimenticia, que según Alejandro Gaviria, en recalcitrante prédica del libre comercio y los TLC, es “una locura” (El Tiempo, 7/2/2022).

Los debates se tocan porque, en los últimos 30 años, la importación de “comida barata” es núcleo de la política monetaria de baja inflación y en mayor grado en periodos de dólar barato. Así, el exrector uniandino Hommes y sus afines supeditan el acceso a los alimentos al arancel cero y a los subsidios que las economías poderosas dan a sus excedentes exportados a precios porcentualmente por debajo de los costos de producción y transporte: al abusivo dumping, como el de Estados Unidos en el trigo de 38 por ciento y de 9 en el maíz (IATDP, 2017).

Desde la oferta, Juan Sánchez describió cómo de ese modo las importaciones agropecuarias, que suman 14 millones de toneladas, desplazaron la producción nacional de alimentos básicos. “En 1990, en trigo, cebada, sorgo, soya, fríjol, algodón, avena, arroz, maíz, la producción interna superaba las importaciones en casi cuatro millones de toneladas. Entre 1996 y 2005, las curvas estaban en niveles similares. Para 2017 las importaciones habían superado a la producción local en tres millones de toneladas” (Saqueo, pág. 240), el arancel vigente de diez por ciento no opera (DNP, 2019).

Sobre la demanda, el informe de la FAO, que sulfuró al Gobierno Duque, trae datos alarmantes sobre Colombia. Son 4,7 millones de compatriotas subnutridos, mientras en Haití 4,2; hay un Haití adentro. La kilocaloría diaria entregada por habitante en el planeta es de 2.950 y en el país de 2.872, como en Malí, y la inseguridad alimentaria, severa y moderada, que asola al 27,6 por ciento de la población mundial, en Colombia daña al 54,2, al doble (FAO Statistical Yearbook 2021, Banco de Alimentos). Escuálidos, con un tercio de los hogares sin tres comidas al día, y el abasto de energía, carbohidratos, proteínas y grasas remitido a panela, aceite de palma, papa, plátano y yuca o tomate o guayaba, huevo, salchichón o pollo, con creciente dependencia de proteína animal importada, y el arroz casi único cereal.

El estallido fue la inflación del 20 por ciento en alimentos. El estrés mundial, amplificado en el país, develó el fracaso en la sostenibilidad de la fórmula neoliberal para géneros básicos y dinamitó el concepto de seguridad alimentaria fundado en provisión externa. El 28 de enero la tonelada de soya importada puesta en Bogotá costaba 2.312.472 pesos (Fenalce), mientras el precio al productor nacional fue 2.250.000 pesos (Agameta). En maíz amarillo, la tonelada extranjera se transó en 1.580.511 pesos (Fenalce) y el maicero colombiano recibió 1.300.000 pesos (Agameta). Esto incide en los cárnicos, res, cerdo y aves, y en el bolsillo del consumidor: una libra de Promasa para arepas pasó de 1.900 pesos a 3.800 pesos en un año. En contraste, el arroz criollo, que abarca 98 por ciento del mercado, fue el de menor alza.

Los fanáticos del TLC eluden que el dólar a 4.000 pesos y las elevadas cotizaciones internacionales eliminaron las eventuales ventajas de “comida barata importada” tanto como que “la liberalización comercial tuvo abrupto final en 2018” cuando Estados Unidos promulgó “oleadas de aumentos de aranceles” (Carter, NBER, mayo 2020). La volatilidad por inventarios oscilantes, costos de fertilizantes, clima cambiante, productividades inestables, restricciones a las exportaciones, elevación de aranceles o conflictos geopolíticos, como el de Ucrania, exportador de trigo, golpea con dureza a los importadores de alimentos.

Urge una política distinta a los TLC, guiada por la soberanía alimentaria como derecho de las naciones a “su propio sistema alimentario, sus políticas y estrategias sostenibles de producción, distribución y consumo” (U. Javeriana, CDR, vol. 18, 2021). Sirve conocer que, de suprimirse solo la quinta parte de las compras externas de maíz tecnificado, trigo, cebada, soya y algodón, se recuperarían 1,7 millones de toneladas, 350.000 hectáreas y 50.000 empleos permanentes que, con sus multiplicadores, agregan valor a la contabilidad del proteccionismo (Saqueo, pág. 786).

La economía política esclarece más el debate. Earl Butz, exsecretario de Agricultura de Estados Unidos, dijo (1974): “He escuchado (…) que la gente puede depender de nosotros para obtener sus alimentos. Se supone que no es buena noticia. Pero para mí lo es, ya que antes de hacer cualquier cosa la gente tiene que comer y si se busca una forma de que la gente dependa y colabore con uno, la dependencia alimentaria es fantástica”. Arrodillados por comida, ¿más claro?

https://www.semana.com/opinion/articulo/de-rodillas-por-comida/202231/

22.4.-Hidroituango y los enemigos de las hidroeléctrica – DIEGO OTERO

Los colombianos fanáticos de las energías solar y eólica están utilizando los problemas graves que ha sufrido el proyecto de Hidro Ituango para desmeritar de las hidroeléctricas, prácticamente para que nunca se vuelvan a construir. En esto Colombia es excepción en el mundo, porque todos los países quieren utilizar el agua para construir hidroeléctricas, que es una energía limpia, que, aunque tiene algunos problemas, estos se pueden resolver. Colombia tiene el agua y las vertientes.

8 feb 2022.- Ejemplos de países en que le dan importancia a la hidroelectricidad son Holanda, China, Rusia, Francia, España, Brasil, Venezuela, Ecuador, Bolivia, muchos de Asia y África, Estados Unidos y Canadá. Muchos, como los países de Centroamérica y el Caribe no tiene este potencial y han tenido que recurrir a energías fósiles y geotermia. Otros le dan importancia a lo nuclear, como Francia, Japón, China y Rusia.

El tema de Hidro Ituango es muy complicado porque los problemas son técnicos y se requiere de un gran conocimiento para tener una discusión seria. En principio, podría afirmarse que los problemas son resultado de malas decisiones de la junta directiva sobre diseños, interventorías y falta de análisis de la autoridad ambiental.

Del informe de la consultora chilena Poyry se deduce que el gran problema hoy se encuentra en el vertedero porque hace tres años está fluyendo agua de manera continua y los vertederos no son para esto, cuando este se construye para situaciones especiales. Como no hay generación, el embalse está lleno y no puede bajar su nivel como es normal cuando se genera hidroelectricidad, entonces la forma de evitar inundaciones es que el agua salga por el vertedero, pero esto no es correcto.

El riesgo actual sobre la presa es no hacer Hidro Ituango, es decir, no acelerar su terminación.

De ahí que la conclusión principal de Poyry es la de que hay que poner en funcionamiento lo más rápido posible la central, para que el agua salga por donde debe ser y no por el vertedero. Adicionalmente, Poyry da otras recomendaciones para eliminar cualquier riesgo, como inestabilidad en las laderas de la presa.

Efectivamente, al entrar en operación Hidro Ituango se baja el nivel del embalse y deja de depender solamente del vertedero.

EPM manifiesta que en el segundo semestre de 2022 entrarán dos unidades del total de ocho y las siguientes a partir de 2023.

Hidro Ituango es una central de 1200 megavatios, que forma parte de las 267 centrales del mundo con más de 1000 megavatios de capacidad. Tiene otra característica que no es usual, de que la casa de máquinas, donde están los generadores, está bajo tierra, algo que lo hace complicado. Con su entrada total, de acuerdo con los estudios de planeamiento y de operación que maneja el sector, queda asegurado el suministro de energía eléctrica hasta el 2028, lo que significa que con las plantas hoy ya decididas solares, eólicas y térmicas no hay que preocuparnos por el mediano plazo.

Pero, si se piensa montar más hidroeléctricas hay que comenzar los estudios lo más rápido posible. Hay muchas posibilidades de centrales de menor tamaño que Hidroituango, de 300 o menos megavatios que deberían ya comenzar a estudiarse porque los estudios de factibilidad y diseño toman tiempo así como su construcción.

Infortunadamente, los fanáticos de los paneles solares y los aerogeneradores son en una gran mayoría enemigos de las hidroeléctricas, ayudados por las ONGs europeas que solo piensan en favorecer a sus países para que se les compre estas tecnologías y se favorezca el empleo y la industria europea. En lo que tiene que ver con la energía solar, hoy los grandes vendedores son los chinos, y en este caso estamos favoreciendo el empleo del gigante asiático.

Aquí nadie ha pensado en la posibilidad de montar una industria de paneles y aerogeneradores. Hace años en la Universidad Nacional se investigaba sobre energía solar, pero esta gran idea se paró. En esto, precisamente, Colciencias tiene un gran papel, pero parece que no está pensando en este tipo de investigaciones.

https://www.avanzarcolombia.com/2022/02/08/hidroituango-y-los-enemigos-de-las-hidroelectricas/

22.4.-Descoordinación económicaMAURICIO CABRERA

El país necesita en estos momentos una verdadera coordinación entre las diferentes autoridades económicas, con criterios técnicos y no políticos.

Cuál es la situación real de la economía colombiana? ¿Está recalentada y es necesario enfriarla subiendo las tasas de interés, o está débil y es necesario estimularla para acelerar el crecimiento? O ¿ninguna de las anteriores?

6 feb 2022.- El contrapunteo reciente entre el presidente Duque y la junta del Banco de la República sobre la subida de las tasas de interés, ha hecho evidente que entre las autoridades económicas hay diferencias profundas frente al diagnóstico y las políticas que se deben seguir en estos momentos. Por eso ambos están incumpliendo el mandato constitucional que ordena que las funciones del banco central “se ejercerán en coordinación con la política económica general”.

Para el Banco de la República el problema es la inflación, pues el incremento de los precios va para el 6% anual. Por eso en cuatro meses ha subido sus tasas de interés desde 1,75% hasta 4%.

La preocupación del Banco por la tasa de inflación es valida pero exagerada. Es cierto que ya es el doble de su meta. Sin embargo es equivocado utilizar el instrumento de subir las tasas de interés, pues el origen de la inflación no es el exceso de demanda, sino que es una inflación de costos, de origen externo.

Los precios están aumentando en todo el mundo; en Europa y en Estados Unidos la inflación es mayor que en Colombia, por el aumento del precio del petróleo y las materias primas, los costos de los fletes y la escasez de insumos básicos de la producción por las disrupciones de la pandemia.

En estas circunstancias, un apretón monetario que reduce el consumo y la inversión, si puede disminuir el aumento de los precios pero a costa de frenar la economía y, eventualmente, provocar una recesión. Por su parte el gobierno también se equivoca en sus políticas.

Espera que el crecimiento de PIB sea 10% en el 2021, pero sigue manteniendo innecesarios estímulos y gabelas tributarias de elevado costo fiscal, como si la economía todavía estuviera en recesión, tales como días sin IVA, reducción del IVA a sectores privilegiados, subsidios a las empresas que les mejoran las utilidades sin aumentar el empleo.

Una visión irónica diría que si hay coordinación entre el gobierno y el Banco. Como los estímulos del primero -que pueden tener un propósito electoral- si pueden recalentar la economía, el Banco tiene que poner el freno de mano para que a la inflación de costos no se sume una inflación de demanda.

La combinación de acelerador y freno puede ser neutra para la inflación promedio, pero tiene efectos negativos de eficiencia y distribución. Los estímulos los reciben unos cuantos sectores privilegiados, mientras que el aumento de las tasas de interés golpea a todos los deudores y frena las decisiones de inversión de todos los sectores.

El país necesita en estos momentos una verdadera coordinación entre las diferentes autoridades económicas, con criterios técnicos y no políticos.

https://www.portafolio.co/opinion/mauricio-cabrera-galvis/descoordinacion-economica-mauricio-galvis-561432 

*22.3.-El debate sobre el empleo – SALOMÓN KALMANOVITZ
*
“La Amazonía es un pasado negado, un presente en humo, un futuro hipotecado” – NICOLÁS BOURCIER

En una gran entrevista con «Le Monde», el arqueólogo Stéphen Rostain explica en qué medida la Amazonía ha sido transformada por los amerindios durante milenios, y por qué este patrimonio, que está discretamente inscrito en el paisaje, se ignora para continuar la explotación de estos territorios hasta su destrucción.

Stéphen Rostain es arqueólogo. Director de investigación del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS) en el laboratorio de Arqueología de las Américas, vivió y trabajó durante mucho tiempo en Guyana y Ecuador, donde dirigió varios programas interdisciplinarios e internacionales. Sus obras han cambiado radicalmente la forma en que miramos el mundo precolombino de la Amazonía. Se interesó especialmente por el análisis del paisaje a través de un enfoque que apelaba a la ecología histórica. Debajo de su exterior salvaje, el Amazonas es de hecho una tierra «domesticada», recuerda.

Aventurero que suele tomar caminos difíciles e imprevistos, Stéphen Rostain es autor de una treintena de libros, la mitad de los cuales son científicos y la otra mitad destinados al público en general. Sus obras más recientes son Amazonia, arqueología femenina (Belin, 2020), que recibió el Gran Premio por el libro de arqueología, y La selva virgen de Amazonia no existe (Le Pommier, 268 páginas, 23 euros), publicada este año. Vuelve para Le Monde a su compromiso y su profunda admiración por estos pueblos amerindios que siempre han vivido en interacción con su entorno natural. Un entorno que se enfrenta, insiste, a una destrucción sistemática llevada a cabo, desde hace tres siglos, por las sociedades occidentales.

¿El título de su último libro precede a su escritura?

Sí tal vez! Este libro es el resultado de treinta y cinco años de investigación. Cada vez que digo hacer arqueología en la Amazonía, sistemáticamente me preguntan lo mismo: pero ¿qué encuentras? Esta pregunta me deja sin palabras, porque necesariamente se refiere a lo que se encuentra en otros lugares. Estamos en una admiración sin límites por las culturas de piedra, que necesariamente comparamos con nosotros.

Toma a los incas o los mayas con sus edificios y sus templos, terminaron siendo percibidos como “casi” tan civilizados como nosotros, ¿verdad? De hecho, hemos vivido en un mundo tan urbanizado desde la Edad Media que hemos confinado la civilización dentro de las murallas y el salvajismo dentro del bosque. Nuestra sociedad naturalista ha separado el mundo salvaje del mundo urbano y civilizado con una barrera infranqueable. Entre los dos, está el campo, que no es ni completamente salvaje ni completamente civilizado, una especie de purgatorio de la civilización. Esta frontera está fundamentalmente inscrita en nuestros genes.

Los occidentales no entienden, por ejemplo, que los nativos «hablan» con tapires y jaguares. Y sin embargo, ¿no hacemos lo mismo con nuestros gatos y nuestros perros? Creemos que entienden, que hay un intercambio y un amor, ¿no? Bueno, es exactamente lo mismo con los nativos americanos, excepto que los animales no están domesticados, son salvajes.

La observación es que: una fisicalidad, una apariencia diferente, pero un alma comparable. La Amazonía es esta paradoja permanente y hermética a nuestro entender. Eso es lo que quería transmitir, quizás de una manera diferente a otro ensayo sobre la deforestación.

¿Porque la urgencia nunca ha sido tan obvia?

Lo venimos diciendo desde hace casi cuarenta años, pero la Amazonía está realmente al borde del precipicio. Enferma, debilitada, exangüe, ya no tiene su antigua vitalidad. En partes del sur y el este, la selva amazónica libera más carbono del que absorbe. Casi el 20% de su cubierta ha desaparecido en un siglo. Sin embargo, el argumento utilizado para destruirlo ha sido siempre el mismo, y este, hasta el día de hoy: como es virgen, no produce nada, es inútil, así que podemos ir allí sin freno.

En este libro traté de invertir la proposición: la Amazonía es cultural, está antropizada y domesticada. He abordado este estado de cosas en mis libros anteriores pero, esta vez, estoy más comprometido porque debemos ser más militantes y dejar de tomar pinzas, ¡especialmente frente a esas motosierras!

Después de cuarenta años en la comunidad científica, aprendí que los investigadores no son necesariamente los mejores disparadores de alerta, al menos en temas ecológicos. Hay cierta reticencia a involucrarse y dar información definitiva. El lenguaje del buen científico sigue siendo el condicional. Y es esta timidez en afirmar cosas lo que le da al lector una especie de bruma. Más que ceñirnos a un reconocimiento de fracaso sobre el grave estado de salud de la Amazonía, debemos pues urgentemente comprender los diversos usos que se han hecho de esta naturaleza silvícola y abrir nuestros horizontes ante la crónica habitual de una muerte anunciada.

Leer también En Brasil, la deforestación de la Amazonía, resultado de la política de Jair Bolsonaro

¿Es esto una súplica?

Sí, o más bien un grito para decir que hay dos formas de hacerlo y que la nuestra es mala. ¡Nuestra actitud es inconsistente e irresponsable, mientras nos colocamos en una responsabilidad frente a estos pueblos erróneamente considerados salvajes e irresponsables!

¿Por qué es tan importante para su preservación saber que la Amazonía fue ocupada por humanos hace más de 13.000 años?

Esto es importante por varias razones. En primer lugar, reconocer que existe un asentamiento antiguo, tan antiguo como en otros lugares. Hasta el día de hoy, la Amazonía es percibida como una tierra sin historia, un simple espacio geográfico y no cultural, donde los amerindios son sólo un detalle de esa no historia. La toma de conciencia de esta obsesión por la esterilidad tropical que ha prevalecido durante siglos es fundamental para sacudir el statu quo y actuar sobre los decisores.

La intervención humana en la Amazonía se inició con los primeros pueblos del Paleolítico. Manipularon especies vegetales, se asentaron, trasladaron, organizaron. A lo largo de los siglos, miles de personas se han reunido en diferentes regiones de la Amazonía. Algunas aldeas ocupaban un área de más de 300 hectáreas. Realmente hay que imaginar esta inmensa cuenca de 7 millones de kilómetros cuadrados como un vasto mercado, con sus redes, sus pueblos y sus aglomeraciones, sus ferias también donde la gente venía a intercambiar productos de pesca, ajíes, los mejores curares, herramientas, cerámicas, arcos. , etc

Geoglifos en Fazenda Paraná, en la región de Acre (Brasil). Se habrían excavado utilizando herramientas de madera o piedra con fines ceremoniales, desde hace unos dos mil años. MAURICIO DE PAIVA

Sí, la Amazonía precolombina estaba atravesada por caminos permanentes y montículos, canales, zanjas que se cruzaban, diques que contenían estanques y embalses, campos elevados de todas las formas, tamaños y arreglos posibles. Una tierra con un patrimonio arquitectónico difícil de percibir a primera vista, pero innegable. Una zona gigantesca con fuertes identidades, ocupada por poblaciones diversas, que hablan más de 300 lenguas indígenas diferentes y sin ninguna frontera física.

Es este impresionante pasado cultural que ha ido más allá de la simple escala humana, impactando y transformando paisajes. Estos han sido contaminados por la presencia humana, pero contaminados sin destrucción. Se han mezclado entre naturaleza y cultura y, a pesar de esta contaminación, han conservado sus poderes de templanza y climatología.

Así, la Amazonía siguió siendo durante siglos un actor esencial en el equilibrio ecológico mundial. Un entorno en el que los amerindios se han integrado conviviendo perfectamente, sin corte ni retroexcavadora. En esto, nos muestran que los humanos pueden convivir con la naturaleza, en beneficio mutuo. ¿No es esto un modelo de esperanza y un maravilloso ejemplo para la agricultura del mañana?

También hablas de la “paradoja amazónica”…

¡Sí y hasta la condenación amazónica! Los amerindios estaban tan bien integrados e interactuando tan íntimamente con la naturaleza que no vemos sus huellas. Esta fuerza se ha convertido en su debilidad. ¿Qué dijo Europa durante la colonización? Como no has podido hacer que esta tierra fructifique, no te pertenece. Negar cualquier cultivo notable de América por parte de los amerindios justificaba negarles la condición de dueños de la tierra. En otras palabras, déjanoslo a nosotros. El patrón no ha cambiado desde entonces, la mala fe ha persistido, y el resultado se muestra, ahí, de manera aterradora y deplorable, ante nuestros ojos.

Leer también En la Amazonía peruana, líderes amerindios amenazados por «narcos» y traficantes de madera

Uno de los elementos centrales de su libro es la “terra preta”, tierra negra en portugués, descubierta hace menos de medio siglo. Explícanos…

Los amazónicos han inventado un suelo artificial mágico. Esta “terra preta”, nacida de las actividades y los rechazos humanos, no es baladí. Es un suelo compuesto, oscuro y fértil, asociado a restos de asentamientos, enriquecido con restos de ocupación, carbón y cenizas. Esta tierra tan especial es el resultado de largas o sucesivas ocupaciones. Después de décadas de estudio, continúa intrigando. La historia misma de este extraordinario sedimento es verdaderamente fascinante: constituye el legado directo de las poblaciones precolombinas.

La «terra preta», un suelo artificial fértil resultado de la actividad de los amazónicos, en una plantación de papaya en Costa do Laranjal, a orillas del río Solimoes, cerca de Manaus (Brasil). MARC STEINMETZ / VISUM

Durante mucho tiempo se ha pensado que prácticamente nada queda de estos pueblos que construían sus edificios de madera y follaje. Estaba mal. Los nativos americanos claramente ejercieron una influencia determinante en el medio ambiente. Aunque el concepto de propiedad de la tierra está ausente en el mundo nativo americano, el espacio bajo el control de un grupo amazónico siempre ha sido cuidadosamente organizado y administrado. Han transformado la Amazonía de una manera mucho más intensa de lo que se suponía anteriormente: la cubierta vegetal, la naturaleza de los sedimentos o incluso el relieve.

En cuanto a la «terra preta», las fuertes lluvias tropicales crearon una poderosa lixiviación que sepultó las brasas y los nutrientes, produciendo un extraño fenómeno. Parece que luego contaminan el suelo ileso, transformándolo a su vez en “terra preta”. La oscura fertilidad artificial se extiende de manera gradual y natural.

Este suelo mejorado ofrece un potencial significativo para el productor. Mucho antes de la llegada de los europeos, los indígenas habían sembrado allí yuca y maíz, así como al menos una treintena de especies útiles, tanto alimenticias como medicinales y otras. Los estudiosos estiman que el área total de “terra preta” cubre el 0,3% de la cuenca del Amazonas. Esto no es nada! Incluso es absolutamente excepcional, una obra de titán.

¿Le parece igualmente fascinante el reciente descubrimiento de miles de campos elevados?

Sí, los precolombinos construyeron montículos en las sabanas inundables para cultivar drenando el exceso de agua. Estos campos elevados muestran cómo los primeros pueblos de la Amazonía combinaron conocimientos ancestrales, astucia, eficiencia y capacidad de interacción. Estos montículos, a menudo alineados con una regularidad metronómica increíble, funcionaron como ecosistemas eficientes. Agricultores y agrimensores geniales, lo midieron todo, a veces hasta el exceso total construyendo gigantescos dameros de tierra, no sólo fértiles sino también, una vez más, camuflados en el paisaje y el entorno. Con el material más modesto, la tierra, han creado maravillas monumentales.

Un sitio de campo elevado en Piliwa (Guyana). STEPHEN ROSTAIN

Estos granjeros-constructores desaparecieron repentinamente, ¿por qué?

¿Por qué desaparecieron los habitantes de Isla de Pascua? ¿Por qué colapsaron los mayas? Estos son misterios difíciles de evaluar. Aquí, en la Amazonía, nos encontramos en paisajes particulares, paisajes de sabana sujetos a inundaciones y por lo tanto muy sensibles a las variaciones climáticas. Nos dimos cuenta que entre 1000 y 1200, incluso 1400 dC, hubo grandes transformaciones en toda la cuenca del Amazonas, con personas circulando en todas direcciones, apareciendo grupos, otros desapareciendo. .

También vemos ligeros cambios climáticos que coinciden con la conquista europea. Se piensa que hubo un poco más de lluvia en el bajo Amazonas, en la costa de las Guayanas. Y, si el nivel del agua subía en los pantanos, los montículos quedaban inservibles. En cualquier caso, la técnica de campo elevado se extinguió poco antes o alrededor de los primeros años del asentamiento.

Entonces la Amazonía fue penetrada por colonos, que violentaron sus ríos y sembraron muerte. La bomba microbiana de Europa fue la única responsable de la caída demográfica de casi el 90% de la población amerindia. Para dar un orden de magnitud y según las estimaciones de varios arqueólogos, la isla de Marajo, en la desembocadura del Amazonas, y el pueblo de Santarem tenían cerca de 20.000 habitantes en el momento de la conquista.

¿Qué sitios arqueológicos son los más reveladores?

Los primeros habitantes de la Amazonía marcaron su presencia directamente en la tierra, la flora y el propio paisaje. Dos sitios arqueológicos importantes quizás llamen más la atención que otros. Los sitios de Chiribiquete y La Lindosa, en Colombia, se encuentran entre los más extraordinarios. Se albergan en un incomparable paisaje de tepuyes, mesetas de arenisca que emergen de la selva para culminar a casi mil metros de altura. A sus pies, decenas de abrigos rocosos han sido pintados con miles de dibujos. Las representaciones de animales, humanos, no humanos, espíritus, plantas, dueños de la naturaleza y otros seres vivos de este mundo y del más allá constituyen conjuntos de pictogramas mitológicos, testimonios de particulares concepciones del mundo.

Un tepuy (meseta de arenisca) en el Parque Nacional Chiribiquete (Colombia). STEPHEN ROSTAIN

Otros sitios demuestran aún más claramente esta intimidad entre los humanos y la naturaleza. Por ejemplo, el valle de Upano a lo largo de las estribaciones orientales de los Andes en Ecuador ha sido objeto de espectaculares movimientos de tierra. Hace más de dos mil años, las comunidades construyeron cientos de plataformas simétricas dispuestas alrededor de plazas bajas y cuadradas. También cavaron caminos muy anchos y profundos que conectaban todas estas estructuras. Gracias a una obra monumental, han remodelado casi por completo la superficie de su territorio al tiempo que inician un auténtico protourbanismo.

Esta Amazonía precolombina fue por tanto una construcción humana realizada en estrecha interacción con la creatividad de la naturaleza. Los amerindios no se equivocaron al concebir el mundo como una continuidad entre humanos y no humanos, sin erigir una barrera entre cultura y naturaleza. Hoy, todas las luces están en rojo: la deforestación nunca ha sido tan virulenta, la biodiversidad está cayendo drásticamente y la Amazonía vive una terrible pandemia [de Covid-19].

¿Cómo ves la situación actual?

Tengo un mal presentimiento. Como escribí, la Amazonía es un pasado negado, un presente ahumado, un futuro hipotecado. El destino es atroz para los amerindios que ven su tierra burlada, despojada de sus recursos vitales, suelos desvitalizados y aguas envenenadas. Y más terribles aún, los lugares sagrados: rocas, colinas, cascadas, ríos, árboles, etc. –, fundamentales para la cohesión social y espiritual del grupo, fueron destruidos sin escrúpulos, dejando sobre la comunidad amenazas metafísicas y estructurales.

Brasil, Ecuador y todos los países amazónicos se debaten, por un lado, entre atender enormes necesidades energéticas y mantener su dinamismo económico y, por otro lado, proteger el templo de la diversidad del gigante de la selva y apoyar a sus habitantes, los nativos. americanos. Esta es la otra gran paradoja para la que no veo una solución milagrosa.

¿Tienes alguna pista?

El bosque tropical ve cada día achicarse su espacio, tesoros de biodiversidad acompañándolo en su desaparición. Al mismo tiempo, es un patrimonio humano insustituible que se destruye definitivamente.

Para detener este “mecanismo de desastre”, el siguiente paso debe ser registrar sitios amazónicos excepcionales como Patrimonio de la Humanidad porque, por absurdo que sea, ningún monumento precolombino en la Amazonía está aún protegido oficialmente. Solo uno fue catalogado recientemente en 2018 por la Unesco, en el centro de Colombia. Se trata del Parque Chiribiquete, con una superficie de 27.800 kilómetros cuadrados -casi el tamaño de Bélgica- que ha sido reconocido como patrimonio mixto cultural y natural de la humanidad. A pesar de esto, todavía está sujeto a amenazas tangibles sin que se implementen medidas de conservación realmente efectivas.

Estructuras megalíticas de hasta 4 m de altura y dispuestas en círculo de 30 m de diámetro, en el sitio arqueológico de Rego Grande (Brasil). Este ‘Stonehenge tropical’, que data de los siglos IX y X a. C., se construyó en función de la posición del Sol en el solsticio de invierno del hemisferio norte, lo que sugiere que pudo haber sido un observatorio astronómico. MAURICIO DE PAIVA

Ecuador fue el primero en aprobar una Constitución, en 2008, bajo la presión de una amenaza entonces creciente de extracción anárquica de petróleo, para otorgar a la selva, los ríos y hasta el aire los mismos derechos que los hombres. Sin embargo, esta buena intención se olvidó rápidamente cuando se trató de encontrar nuevos pozos de petróleo. La situación ahora se ha vuelto catastrófica nuevamente. En Nueva Zelanda, el río Whanganui obtuvo una «voz legal» en 2012, lo que le otorga los mismos derechos que una persona en los tribunales. Allí, esta ley funciona, ¿por qué no en la Amazonía?

En retrospectiva, sabemos hoy que un sitio “protegido” no tiene posibilidades de sobrevivir si no son las poblaciones locales las que lo cuidan. Ellos son los que mejor gestionan estos espacios. Ya es hora de escuchar a los nativos, cuyo conocimiento es el resultado de milenios de observaciones y aprendizajes sobre el mundo tropical. Muy poco invitados a las COP y otros eventos donde se toman decisiones, se han organizado e invertido en el mundo académico occidental donde obtienen su doctorado. Occidente debe aprender a escucharlos y la consulta finalmente podrá comprometerse con una mejor justicia ambiental.

Como dice mi amigo antropólogo Philippe Descola, los humanos somos un virus para la tierra. ¡Debería aprender a convertirse en un remedio! En todo caso, debemos tener cuidado de recetar una cura desde afuera, sin integrar el conocimiento ecológico y cultural local, lo que implica desarrollar una verdadera justicia ambiental tendiente a minimizar equitativamente la vulnerabilidad y distribuir equitativamente el acceso a los recursos. Estamos lejos de eso.

https://www.lemonde.fr/sciences/article/2021/12/13/l-amazonie-c-est-un-passe-renie-un-present-en-fumee-un-futur-hypotheque_6105887_1650684.html 

22.3.-El debate sobre el empleo – SALOMÓN KALMANOVITZ

Los candidatos con mayores opciones de ganar las elecciones presidenciales se enfrascaron recientemente en una discusión sobre cuáles serían las mejores políticas para paliar el desempleo que agobia a la población colombiana. Hoy un 10,8 % de la fuerza de trabajo (12,2 % de la urbana) está desempleada y para las mujeres y los jóvenes se triplica el índice y la gravedad del problema.

31 ene 2022.- Mientras que Petro propone aumentar los impuestos a las importaciones agrícolas, agroindustriales, textiles y cueros, sectores que, según él, han perdido dos millones de empleos, Federico Gutiérrez tiene en garantizar la seguridad física y jurídica donde florecería la libre empresa por doquier a punta de aumentos de productividad. Sergio Fajardo, por su parte, apoyaría a la pequeña empresa que genera el grueso del empleo en el país, fortalecería la capacidad exportadora y garantizaría la seguridad alimentaria con base en utilizar las buenas tierras que hoy están subexplotadas.

Petro combinaría saber, espacio y crédito barato para impulsar la economía limpia, en contraste con las del carbón y el petróleo que con contaminantes. Frente a la acusación de Gutiérrez de que quería hacerlo de un tajo con graves consecuencias para la estabilidad macroeconómica del país, el candidato de la Colombia Humana corrigió: tiene en mente un periodo de transición de 12 años. Sin embargo, Petro no parece entender que un impuesto a las importaciones empobrecería a los trabajadores porque tendrían que pagar alimentos y otros bienes de consumo más caros. Además, un arancel alto contribuye a revaluar el peso, lesionando las exportaciones.

Federico Gutiérrez promete que hará fuertes inversiones en infraestructura —en particular autopistas de 4G y 5G— y viviendas baratas, que asociará a las universidades con las empresas y que él no va a expropiar como Petro —quien nunca ha dicho que lo haría—, sino a crear empresa. Al mismo tiempo va a reducir impuestos, lo que dificultará el financiamiento de sus costosos programas.

Sergio Fajardo le otorga una gran importancia a la educación, desde la infantil que debe ser universal y gratuita hasta la universitaria, en particular fortalecer el desarrollo de la ciencia, la tecnología e innovación como herramientas para aumentar la productividad de la economía que lleva años decreciendo. Se propone calificar a los maestros ofreciéndoles programas de maestría, para pasar de preocuparse por la cobertura a darles énfasis a la calidad y el mejoramiento de la enseñanza en el país.

De los tres candidatos solo Fajardo mencionó el grave problema de la informalidad que abarca al 48 % de la fuerza de trabajo, pero como refugio para el desempleo. Ninguno de ellos cuestionó los parafiscales que golpean las nóminas (12 % de pensión, 4 % para las parasitarias cajas de compensación y 4 % de salud) y son causa de informalidad.

Si se aumentara el impuesto a la renta de manera progresiva para financiar pensiones y parte de la salud de todos los colombianos y se tornara voluntaria la vinculación a las cajas, se abarataría el trabajo en una sexta parte, habría más plata de bolsillo para los trabajadores y aumentaría el empleo formal. Ninguno de los candidatos consideró esta opción porque es políticamente incorrecta, sobre todo frente a los sindicatos que hacen parte de las juntas directivas de las cajas de compensación y no quieren que se toque el statu quo prestacional que consideran como un logro histórico.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/salomon-kalmanovitz/el-debate-sobre-el-empleo/

*22.2.-Lo que no dijo la Misión de Empleo del gobierno FABIO ARIAS GIRALDO
*
¿Duque a lo Ortega? AURELIO SUÁREZ
*
Austeridad inteligente ALBERTO DONADÍO

No hay que ser genio de la física para concluir que lo que nos dice el Gobierno siempre es relativo. Y cuando los descubren in flagrante delicto, entonces responden: “Me acabo de enterar”.

Al final del primer consejo de ministros de 2016, el presidente Santos anunció que dentro del programa de “austeridad inteligente” le había pedido al gabinete que los viajes aéreos dentro del país se hicieran en clase económica.

29 ene 2022.- “Les dije a los ministros que den ejemplo de austeridad y que los viajes que hagan los hagan en clase económica”, indicó. En SEMANA el titular fue: “Ministros, de clase ejecutiva a económica”. En El Tiempo: “Presidente Santos pide a sus ministros viajar en clase económica”. El anuncio de Santos no fue veraz.

Ningún ministro viajaba en clase ejecutiva en vuelos nacionales, salvo dos. La tal austeridad era imposible de alcanzar. En su momento pedí la relación de los viajes nacionales de los ministros en 2015. Lo hice por intuición. Detrás de los anuncios oficiales siempre hay algo más que no se divulga. En este caso las mentiras son de tamaño menor. Aunque todo el gabinete viaje en ejecutiva, el mayor gasto no es significativo. Pasarlos a clase económica no significa una verdadera austeridad. Fue simplemente otro de los engaños diarios de las autoridades. El caso no lo publiqué en su momento porque siempre se atravesó otro tema. Lo cuento ahora, tardíamente. Volvamos a 2015. Todos los ministros realizaron numerosos viajes en avión, pero siempre en clase económica. Los únicos que sí viajaron en clase ejecutiva fueron el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, y el de Minas, Tomás González Estrada. En viajes al exterior, algunos ministros sí viajaron en clase ejecutiva. Juan Fernando Cristo realizó 74 viajes en 2015, es decir, seis al mes. Lo acompañaron dos personas, cuyos tiquetes costaron 37,7 millones de pesos. Cristo viajó a la entrega de la estación de policía de Bucarasica, Norte de Santander; a inaugurar 43 cámaras de seguridad en el Urabá antioqueño; a la entrega de 115 cámaras en Manizales; al centenario de San Antonio, Tolima; a la inauguración de un parque infantil en Convención, Norte de Santander; a instalar la conferencia nacional de gobernadores en Riohacha; a Arauca “haciendo agenda de presencia regional”; a la entrega de la estación de policía en Casabianca, Tolima, entre otros destinos. El ministro también estuvo en Cartagena en el Foro SEMANA sobre equilibrio de poderes; en Toribío, Cauca, en el evento Pedalea por la Paz; en el congreso de Camacol en Cartagena; en reuniones del Consejo de Ministros en distintas ciudades y en San Juan de Rioseco, Cundinamarca, visitando la planta de tratamiento de agua potable. Juan Fernando Cristo, nacido en Cúcuta, hizo 16 viajes a esa ciudad en 2015 para reunirse con el secretario de la OEA y con la canciller, “atendiendo a los deportados que llegan a la frontera”, “atendiendo la emergencia humanitaria de la frontera”, en reunión con alcaldes de Norte de Santander y en el acto ‘Todo bien por la convivencia, la seguridad y la paz’.

Por esos viajes, Cristo recibió viáticos por 59,6 millones de pesos ese año. María Jimena Acosta Illera, subdirectora de gestión humana del Ministerio del Interior, indicó que Cristo viajó en clase ejecutiva porque según el Decreto 1083 de 2015 los viajes del ministro “se adelantan en ejecutiva”. No es cierto. La disposición se refiere únicamente a comisiones al exterior para los ministros, los cuales “podrán viajar en primera clase”, pero no se aplica a desplazamientos internos. El otro ministro que viajó en clase ejecutiva antes de la austeridad fue Tomás González Estrada, titular de Minas. Realizó 35 viajes nacionales y seis internacionales, todos en ejecutiva.

Los vuelos a Cartagena, a inaugurar el Congreso Nacional de Minería, y a Barranquilla y Santa Marta, costaron casi 2 millones de pesos por viaje. En total, los vuelos nacionales de González Estrada sumaron 52 millones de pesos. En los internacionales se gastaron 68 millones de pesos. Un viaje de dos días a Houston costó 17 millones de pesos. El pasaje en económica de Laura Victoria Villa Escobar, secretaria privada del Ministerio de Minas, que acompañó al ministro en casi todos los viajes nacionales e internacionales, costó 6,8 millones de pesos. También viajaron en clase económica en vuelos nacionales los escoltas del ministro, entre ellos Albert Einstein Padilla Coneo. No hay que ser genio de la física para concluir que lo que nos dice el Gobierno siempre es relativo. Y cuando los descubren in flagrante delicto, entonces responden: “Me acabo de enterar”. 

https://www.semana.com/opinion/articulo/austeridad-inteligente/202211/ 

22.2.-Lo que no dijo la Misión de Empleo del gobierno FABIO ARIAS GIRALDO

La Misión de Empleo no trató ninguno de los aspectos estructurales como el estado actual de la producción nacional industrial y agropecuaria. Foto: Presidencia 

En la columna anterior señalé las propuestas que hizo la Misión de Empleo del gobierno, reducidas a  disminuir el umbral del salario mínimo y los costos laborales, eliminar los aportes de los empresarios a la seguridad social, salud, pensiones y subsidio familiar y trasladárselas a los impuestos generales.

26 ene 2022.- Pero la Misión de Empleo del gobierno no trató ninguno de los aspectos estructurales que inciden en el empleo, tales como el estado actual de la producción nacional tanto industrial como agropecuaria, el consumo interno, el extractivismo y la dependencia de él, el déficit  en la balanza comercial, la desindutrialización, el déficit fiscal y la tribulación en el país.

Sobre ninguno se estos aspectos trató el informe.

Nuestro sector productivo agropecuario e industrial en los últimos 30 años se ha deteriorado, producto de la aplicación del modelo neoliberal del libre comercio. Importamos más de 14 millones de toneladas de alimentos y asistimos a una desindustrialización, las cuales nos han costado pérdida de millones de empleos. Sobre esto el informe no dice una coma.

Las grandes inversiones se han realizado en el sector mineroenergético, el cual se caracteriza por no absorber gran cantidad de empleos. Hay es fuerte inversión en bienes de capital. Pero además de no generar empleo, deteriora el ambiente con grandes perjuicios en los territorios.

Se mantiene un grave déficit en la balanza comercial que no es más grave por la exportación de carbón y petróleo que representan el 68 % del total de las exportaciones. Como se verá entonces, no hablar de estos temas que son estructurales para incidir en el empleo, es una visión a más de reducida, falta de rigor al menos académico.

No se desarrolla ningún estudio sobre nuestro mercado interno y el consumo de hogares y cómo se atienden. Ello reflejaría el desenvolvimiento del mercado laboral.

El actual déficit fiscal, el más alto en los últimos 115 años, debió merecer un análisis en el tiempo del modelo neoliberal, los últimos 30 años, para constatar en él, el comportamiento tributario. Se han realizado 17 reformas tributarias en 30 años, llenando de privilegios, exenciones al empresariado y ahondando en la regresiva tributación indirecta del IVA, que golpea los salarios y bolsillos de sectores populares y la clase media, dando como resultado en contracciones en la demanda y no desarrollando a plenitud nuestro mercado interno y por tal contrayendo el empleo.

No se ocupa de la renta básica o el salario universal ante la desigualdad y el hambre, la reducción de la jornada laboral ante el impacto de las nuevas tecnologías de la inteligencia artificial

Pero por si fuera poco, la Misión de Empleo del gobierno no se ocupa de asuntos que hoy están en la boca de economistas, políticos y amplios sectores de la ciudadanía, como por ejemplo, la renta básica o el salario universal ante la desigualdad y el hambre, la reducción de la jornada laboral ante el impacto de las nuevas tecnologías de la inteligencia artificial, así como las conclusiones de los premios Nobel de economía del 2021 que establecieron, contra toda la cacareada receta neoliberal, que el aumento en los salarios mínimos no generan desempleo, los cuales tienen incidencias estructurales en el empleo.

Todas estas situaciones estructurales, que no se estudian, determinan el grave panorama del mercado laboral, que obviamente la Misión de Empleo del gobierno refleja: desempleo, informalidad, precariedad, bajos salarios, inestabilidad laboral, nula posibilidad de mejora, sin acceso a la justicia, baja productividad, capacitación no pertinente ni de calidad.

No es un mero problema de  costos laborales y de seguridad social. Y esta es la garrafal equivocación de la Misión de Empleo del gobierno.

Frente de las propuestas, de la Misión de Empleo del gobierno, pues repitamos la célebre e inteligentísima frase de Albert Einstein «Una locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener resultados diferentes. Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo».

Postdata: Todas estas reiteradas equivocaciones de estos gobiernos neoliberales, acercan cada vez a mayor cantidad de ciudadanos de a pie al Pacto Histórico.

https://www.las2orillas.co/lo-que-no-dijo-la-mision-de-empleo-del-gobierno/

22.2.-¿Duque a lo Ortega? AURELIO SUÁREZ

La Constitución y la ley prohíben la participación en política de los servidores públicos. Hay antecedentes como la reconvención del entonces procurador Mario Aramburo a Carlos Lleras Restrepo “por hablar públicamente en favor del entonces candidato presidencial Misael Pastrana Borrero” (El Tiempo), y en 2013 “el procurador Alejandro Ordóñez le pidió al mandatario Juan Manuel Santos no participar en actos políticos” (Blu Radio).

29 ene 2022.- Ni la Procuraduría ni la Fiscalía se percatan, o se hacen las que no, de que el presidente Iván Duque se ha convertido en jefe de debate de la derecha: sus opiniones políticas en los medios y en intervenciones públicas; la iniciativa del Ejecutivo de derogar la figura de convenios interadministrativos en la Ley de Garantías, conexa con la acumulación de bolsas de dinero, de 80 billones de pesos, para repartir e irrigar con fines electorales; su desbocada cabalgata de publirreportajes para inducir el continuismo “histórico” o las referencias descalificadoras contra candidatos que no son de sus afectos.

En entrevista en El Tiempo (8/8/2021) no ahorró loas a los precandidatos del denominado Equipo por Colombia (“Coalición de la Mermelada”), tanto que los editores los calificaron como “guiños”: hay “políticos” con “grandes capacidades”, y “los veo en el Centro Democrático (…) también en el Partido Conservador”, “personas que vienen del liderazgo regional”. Y dio nombres: “El caso del exalcalde de Medellín Federico Gutiérrez. Veo el caso de Alejandro Char, el de Enrique Peñalosa”. En segunda instancia, al ser inquirido al respecto, mencionó miembros del Centro Democrático: Óscar Iván Zuluaga, Edward Rodríguez y Ernesto Macías, estos dos de los más duquistas, de la cuadrilla que escolta al actual inquilino de la Casa de Nariño.

En reportaje a la agencia EFE (16/1/2022), con ocasión de la visita a las islas Galápagos en Ecuador, titulado “Ve a Colombia en su centro político histórico tras las elecciones”, con desparpajo expresó que “equipo” es una “palabra universal, pero ya muchos sabrán cómo querrán interpretarla”, en evidente alusión al grupo de sus favoritos, que además han gozado en el Gobierno Duque de gangas burocráticas y presupuestales.

Al responder sobre la unión del Centro Democrático y el Equipo por Colombia, agregó para no dejar dudas: “No con ‘coaliciones o pactos’ de ocasión”. El resto fue una perorata sobre el castrochavismo, tanto que la agencia noticioso-propagandística tituló tal apartado como “izquierda inaceptable”.

La matrícula política de Duque quedó más al descubierto con la aclaración radial de Óscar Iván Zuluaga a raíz de la decisión de no unirse con Char y compañía (Blu Radio, 17/1/2022). Dijo que había llamado al presidente a contarle y que este “se limitó a escuchar”, que “respetaba la decisión”, pero que, según Zuluaga, “lo deseable para todos” era la unificación. Fuera de lo insólito que es hacer pública la conversación entre un candidato y el jefe del Estado, puede intuirse que, entre los motivos in pectore para hacerlo, ronda el presentimiento de Zuluaga de la traición que se vislumbra en el pulso entre las vertientes del uribismo, las “centristas” y las barras bravas de Cabal y compañía.

Un cúmulo de disposiciones veda la conducta presidencial desaforada. El artículo 127 de la Constitución Política; el Código Penal o Ley 599 de 2000; la Ley 996 de 2005 o de Garantías (que solo se cambió en un artículo); la Ley 734 de 2002 o Código Disciplinario Único y sentencias de la Corte Constitucional como la C-794 de 2014, que tipifica cuatro tipos de abusos, todas para frenarlos, incluida la controversia política. Las conoce el egresado de la Universidad Sergio Arboleda, pero se burla de ellas.

Como se dice, se pasa por la faja hasta la norma constitucional, y así emula con otros gobernantes del continente en el proceder antidemocrático, al intervenir desde el Poder Ejecutivo para imponer a sus preferidos, trasgrediendo la norma de “reglas ciertas, resultados inciertos”. Duque hace la democracia colombiana más imperfecta de lo que ya es, una de “desempeño medio”, hacia la “deriva autocrática” como advierte el Idea Internacional en Latinoamérica (El Tiempo, 23/1/2022).

Nada parece detenerlo para meter mano en las elecciones al Congreso y a la Presidencia. Los vigilantes, la exministra Cabello y Barbosa, compañero de pupitre ahora en la Fiscalía, son de bolsillo; los congresistas saben que de la largueza presidencial depende su reelección; la opinión confusa y dispersa no se moviliza ante el descaro o está pendiente de sus propias disputas, mientras el nefasto mandato de 2018 a 2022 hace de todo por intentar prorrogarse tipo Ortega, como en Nicaragua, avivado con el fuelle de un presidente que abandonó deberes para montar la campaña de la Coalición de la Mermelada.

https://www.semana.com/opinion/articulo/duque-a-lo-ortega/202252/

22.1.-Izquierda y centro: se alborota el cotarro CRISTINA DE LA TORRE

Unos juegan con los principios y se complacen en la derecha; otros se abocan al reto de verterlos en programas de cambio. Mientras Petro se extravía en un crudo pragmatismo haciendo aliados que disuenan entre “los decentes”, los candidatos de la Coalición Centro Esperanza tendrán que optar por una entre las variantes de libre mercado que todos ellos adoptan: la gama va desde un neoliberalismo cerrero hasta el capitalismo social.

7 dic 2021.- Si, como dicen, representan la convergencia del reformismo estructural, no podrán menos que allanarse al modelo de economía de mercado con regulación del Estado. Será respuesta al negro balance del Consenso de Washington, cuya alternativa lanzan hoy las potencias del G7: el Consenso de Cornwall.

Conforme se consolida el centro precisamente porque rehúye el abrazo de un oficialismo liberal amancebado con la corrupción, con el gobierno Duque y su partido, Petro le tiende la mano a Luis Pérez, artífice con Uribe, Marta Lucía y Don Berna de la mortífera Operación Orión. Y convida al pastor Saade, célebre por su odio al aborto, a la mujer, a la comunidad LGBTI.

Genio y figura, de suyo arbitrario, el autoendiosado Petro se ríe de la izquierda sacrificada, probada en mil batallas, que ahora lo acompaña en la idea de transformar este país. Y encubre su arrebato electorero con el argumento de la vieja alianza del liberalismo con la izquierda. Como si Luis Pérez fuera Uribe Uribe o López Pumarejo. Como si no hubiera sucumbido el Partido Liberal a la corrupción, a la hegemonía de la derecha en sus filas, a los turbios manejos del jefe.

Poniéndole conejo con la caverna cristiana y con la derecha liberal, arriesga Petro la cohesión de la coalición de izquierda. Sus aliados podrán pasar del estupor a la estampida. Como se insinúa ya: Francia Márquez pidió “no cambiar los valores de la vida por votos”, Iván Cepeda declaró que “las elecciones se pueden perder, pero la coherencia ética no”, e Inti Asprilla remató: “la pela interna que nos dimos en el Verde no fue para esto”. Pero Petro es así: impredecible en política… y en ideas. Si votó por Ordóñez para procurador, si considera a Álvaro Gómez más progresista que Navarro Wolff, se comprenderá que invite ahora al uribismo al Pacto Histórico, a la derecha liberal y a la caverna cristiana.

Más atento a la formulación de un programa económico que responda al anhelo de las mayorías, en el Centro Esperanza Jorge Enrique Robledo, verbigracia, insiste en cambiar el modelo pero dentro de la economía de mercado, con respeto a la propiedad y a la empresa privadas, y sin estatizar la economía. Para él, un efecto devastador de la globalización neoliberal en Colombia fue la destrucción en gran medida del aparato productivo del país: la desindustrialización y la crisis agropecuaria. Un desastre, pues es la industria el gran multiplicador de la productividad del trabajo, base del desarrollo. Con la apertura comercial se sustituyeron la producción y el trabajo nacionales por los extranjeros: el Consenso de Washington desprotegió el capitalismo nacional en favor del foráneo. Ahora, para reemplazar aquel Consenso, las grandes potencias marchan hacia un paradigma alternativo, el nacido del Consenso de Cornwall, en pos de una economía equitativa y sostenible que restituya el papel del Estado en la economía, sus metas sociales y la perspectiva del bien común.

Horizonte claro para transitar hacia un nuevo contrato social, sin que sus promotores deban endosar la iniciativa a la politiquería tradicional, gran responsable de las desgracias que en Colombia han sido. Modere Petro sus ínfulas napoleónicas en el platanal, y acoja el centro sin ambigüedades el paradigma del capitalismo social.

Coda. Esta columna reaparecerá en enero. Feliz Navidad a los amables lectores

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/cristina-de-la-torre/izquierda-y-centro-se-alborota-el-cotarro/

*21.44.-¡No callen a Norman! AURELIO SUÁREZ
*
Los pecados con la Amazonía que los Batista, los grandes ganaderos de Latinoamérica, necesitan limpiar ADRIANA ARCILA
*
En el debate electoral hay que abrazar las instituciones SANDRA BORDA
*
Santos se volvió duquistaPATRICIA LARA

“Si Duque se vuelve propaz y verde, soy el primero en volverme duquista”, le dijo el expresidente Juan Manuel Santos a la incansable periodista María Jimena Duzán en uno de esos pódcasts interesantes y largos que casi a diario ella hace en Spotify.

26 nov 2021.- Un par de días después, en la conmemoración del quinto aniversario del Acuerdo de Paz llevada a cabo en la sede de la JEP, con la presencia del secretario general de la ONU, luego de estrecharle la mano a su sucesor por primera vez desde cuando abandonó la Presidencia, Santos afirmó: “Tengo que reconocer que, gracias a Dios, el presidente Duque se montó en el tren de la paz”. Y agregó: “Tengo entendido que el presidente también está explorando caminos para reanudar las conversaciones de paz con el Eln. Eso nos llena de esperanza. En ese esfuerzo encontrará todo nuestro apoyo y estoy seguro de que también el de Naciones Unidas y de la comunidad internacional. La paz no es de nadie en particular, sino de todos los colombianos y del mundo entero. Por la paz debemos trabajar juntos hasta el fin de nuestros días”.

En su discurso ante el mismo auditorio, Duque se mostró fan de la paz, le agradeció a Dios por ese día, pidió un minuto de silencio por las víctimas y dijo que el tren de la paz se encuentra en el artículo 22 de la Constitución, que dice: “La paz es un deber y un derecho de obligatorio cumplimiento”.

¿Quiere decir que Santos y Duque comenzaron a fumar la pipa de la paz, a pesar de la carta que el expresidente Uribe le envío al secretario general de la ONU, tan destemplada como fuera de lugar, en la que le dice que “proceso de paz no ha habido”?

Esa sería la mejor noticia que podría recibir el país en este momento, cuando reina la incertidumbre electoral y apenas estamos empezando a superar la devastación económica y social que dejó la pandemia.

Es que ponerle zancadillas a la paz, como tanto hizo este Gobierno, pasó de moda: ya no da réditos políticos, ya cada vez más la mayoría de la gente considera a Uribe un viejito gagá y ya incluso alguna encuesta señala que existe un porcentaje alto de colombianos que quieren votar por la derecha, siempre y cuando esta no sea uribista.

Así que, presidente Duque, por favor acabe de fumarse la pipa de la paz con Santos y déjele al país un legado por el cual valga la pena recordarlo: el de haberle puesto fin a la polarización.

***

SOS, ministro de Salud: el campesino Luis Fernando Cruz, quien trabaja conmigo, tiene una sonda puesta desde el pasado 18 de octubre porque una inflamación benigna de la próstata le impide orinar. Según valoración del gran urólogo Pablo Gómez, deben operarlo de inmediato. En el hospital de Facatativá, adonde llegó de urgencia el 19 de octubre, porque la sonda que le pusieron en el hospital de Sasaima fue demasiado gruesa, le dijeron que debía pedir una cita de urología y en la orden anotaron “prioritaria”.

Sin embargo, ha sido imposible que le den la cita porque, al parecer, la EPS Convida, a la que el señor Cruz le ha cotizado desde agosto del 2016 $2’121.924, hace tiempo que no le paga al hospital de Facatativá. De modo que al buen Luis Fernando, quien anda montaña arriba y montaña abajo con esa sonda molesta, conectada a una visible bolsa llena de orines, le han inventado toda clase de disculpas para no atenderlo y, por supuesto, para no operarlo. Así lleva 40 días. ¿Cuántos más tendrá que esperar en esa situación, señor ministro de Salud, Fernando Ruiz?

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/patricia-lara-salive/santos-se-volvio-duquista/

21.44.-¡No callen a Norman! AURELIO SUÁREZ

Contrario a la propaganda oficial, el reemplazo de Electricaribe por Air-e aparece peor que la enfermedad, y Norman Alarcón no ahorra palabras para contarlo.

Foto: Norman Alarcon 

Norman Alarcón es un líder social y político. Luego de estudiar economía en la Universidad de Antioquia “se descalzó” por varias regiones de Colombia a disposición de justas causas, en medio de la lucha por la subsistencia, en una vocación de vida que se incubó desde cuando fuera activista estudiantil y siempre al lado de Marta Vélez, una docente, su compañera. 

26 nov 2021.- Por décadas puso esfuerzos y conocimientos para acompañar los pescadores y habitantes de las riberas del río Magdalena, desde Ciénaga hasta La Dorada, siguiéndoles el pulso a los sucesos alrededor de esta primera corriente hídrica del país. En ese empeño se distinguió por sus programas emitidos en Radio Pontoná y oídos por miles de ribereños entre ellos Actualidad Económica, el cual acompañaba con columnas sobre las problemáticas, incluidas las de los contornos aledaños, como la ganadería o el café, y los cultivos sembrados en llanuras y cordilleras. Estimuló la resistencia civil por su defensa y preservación.

Cumplía así con “ser la voz de los que no tienen voz”, independiente de los poderes políticos, militando en la izquierda democrática, aparte de oportunismos politiqueros y también de dañinos extremismos, lo que no pocos dolores de cabeza y persecuciones le ha acarreado.

Como Guillermo Cubillos, su piragua terminó hace más de dos décadas recalando, en este caso, en Barranquilla. Allí continuó la tarea de estudiar los problemas, esclarecerlos y velar por su justa solución, desde los medios, pero también desde la calle, en la reunión comunal, en foros, en el debate político y en la protesta pública y legal.

En su participación en 2006 en el Foro en Defensa del Patrimonio Público con una ponencia sobre los despojos en la Triple A, advirtió cómo se iban esfumando, por negligencias y trucos de distintas administraciones, las acciones mayoritarias del distrito de Barranquilla, que pasaron del 85 por ciento en 1996 al 14,5 en la actualidad, y alertó sobre la corruptela empotrada que culminó en el “cambiazo”, de Aguas de Barcelona a Canal Isabel II de Madrid a través de Inassa S. A., que, como se admitió por los propios culpables, trajo lucro descomunal para la burocracia española y para “distinguidos” cómplices locales. Esto le ha venido causando animosidad en su contra del combo dominante, dado que además escribe los hallazgos en el periódico La Libertad y en el portal Las 2 Orillas.

No obstante, el foco de las denuncias fue Electricaribe en manos de la española Unión Fenosa a partir del año 2000. Con investigaciones rigurosas develó el descarado saqueo ibérico: desmantelamiento de miles de kilómetros de redes de cobre, exportadas a Europa con pingües ganancias, reemplazadas por aluminio de poca vida útil en detrimento del servicio; tercerización laboral y despidos masivos, y robo de subsidios del Foes para 600.000 familias costeñas por 300.000 millones de pesos como lo corroboró la Contraloría General.

Contrario a la propaganda oficial, el reemplazo de Electricaribe por Air-e aparece peor que la enfermedad, y Norman Alarcón no ahorra palabras para contarlo. Son cuatro las razones: 1) entrega del patrimonio público, venido de Electricaribe y valorado por 2,4 billones de pesos, por apenas 285.000 millones, el 11 por ciento, cifra que el Plan de Desarrollo de Duque había cubierto de secretismo; 2) aumento de la tarifa plena del 70 por ciento en un año, al subir el cobro del kilovatio hora de 500 pesos a 852 pesos para financiar por anticipado obras de expansión y mejoras; 3) cobro ilegítimo de la cartera de Electricaribe a los usuarios, a los mismos despojados de los subsidios e 4) imposición a cargo de los hogares de medidores “inteligentes” AMI, sin soporte en resolución alguna de la Creg, que debería ser solo una opción del consumidor. Perjuicios similares acaecen con el otro operador, Afinia, lo que prolonga el menoscabo del bienestar de 11 millones de costeños.

Las denuncias de Norman y la organización de los usuarios en ligas y movilizaciones le valieron dos graves intimidaciones: seguimientos amenazantes frente al edificio donde reside, denunciados ante las autoridades con testimonios escuchados que “era al que había que seguir día y noche”, y una “denuncia penal en la Fiscalía por injuria y calumnia en calidad de representante de la Liga de Usuarios en la Costa Atlántica” por parte de Air-e.

No es proceder nuevo: así se acusó en 2020 por el grupo dominante en Air-e a Carlos Alfredo Crosthwaite por sus críticas a Enerpereira, la que también controla. Contrario al derecho de expresión, se tramita por las Fiscalías como delito y que, luego de esta columna, hasta podría venir una en mi contra, pero a ninguno acallarán y menos a Norman.

Fe de erratas: por impensado error en columna anterior escribí que Juan Carlos Echeverry fue ministro de Minas de Santos, fue de Hacienda.

https://www.semana.com/opinion/articulo/no-callen-a-norman/202100/

21.44.-Los pecados con la Amazonía que los Batista, los grandes ganaderos de Latinoamérica, necesitan limpiar ADRIANA ARCILA

La brasileña JBS busca entrar a Wall Street, pero para lograrlo debe frenar la deforestación, el acaparamiento de tierras y la compra de ganado ilegal

La empresa ganadera JBS, con más de 250.000 empleados, de los cuales 142.000 están en Brasil,  está en un lío en medio de su aspiración a cotizar en la bolsa de Nueva York. JBS, controlada por los hermanos Joesley y Wesley Batista, carga con una estela de acaparamiento de tierras, de trabajo esclavo, violación de los derechos de las comunidades indígenas y locales y grandes escándalos de corrupción durante muchos años.

En 2017, Joesley y Wesley Batista confesaron que en los últimos años habían pagado sobornos por $600 millones de reales (US $187,5 millones) a 1.829 políticos de 28 partidos en Brasil a cambio de favores en sus negocios. Las investigaciones por corrupción los hundieron, pero su cooperación con la justicia brasileña les valió una corta estadía en prisión.

Los hermanos Joesley y Wesley Batista heredaron el control de la empresa de su padre fundador, José Batista Sobrinho, actualmente de 87 años. Ambos hermanos, Joesley de 49 años y Wesley de 51 años, fueron puestos en libertad en julio de este año, luego de permanecer en la cárcel durante cuatro años por escándalos de corrupción y aceptar pagar USD 2.000 millones en 25 años a las autoridades de Brasil y USD$ 256 millones al departamento de Justicia de los Estados Unidos. Durante este tiempo, Wesley Batista hijo, de 30 años, tomó el control, aunque los miembros de la familia y ejecutivos de JBS mantienen la mayoría en la junta directiva.

Actualmente, los socios mayoritarios son la familia Batista, grupo controlador con un 42.36 %  y el gobierno de Brasil a través del banco estatal BNDES (Banco Nacional de Desarrollo) con un 22.17 %, los demás son socios minoritarios que se mueven a través de su cotización en la Bolsa de Brasil.

En 2009, la empresa brasileña se había comprometido a frenar la deforestación en la Amazonía, pero después de 10 años fue acusada internacionalmente por su papel en los incendios masivos provocados en la selva. Ese mismo año, en 2019, también fue señalada de “blanqueo de ganado” por Amnistía Internacional, que consiste en mover reses a través de granjas intermediarias para que parezcan legales y así eludir los sistemas de control. A JBS se le logró comprobar la compra repetida a dos productores que tienen granjas ilegales en zonas protegidas además de granjas legales en otros lugares.

A pesar de todos estos señalamientos, JBS no ha parado de crecer. Con sus dueños fuera de la cárcel, la empresa hoy vale tres veces más de lo que valía en 2017. Su poder también tiene una explicación: el respaldo del presidente Bolsonaro, quien ha sido un férreo defensor de la ganadería en el Amazonas. Además, la ministra de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento, Tereza Cristina Dias, ha sido acusada en varias ocasiones de eximir de impuestos y hacer negocios personales con JBS.

El mayor crecimiento del sector ganadero de Brasil se ha registrado en la Amazonía, y más de la mitad de la superficie deforestada es ahora pasto para ganado. Desde 1988, el número de reses prácticamente se ha cuadruplicado allí, en diez años, para 2018 llegó a 86 millones, lo que representaba en ese entonces el 40% del total nacional. Según datos gubernamentales, los territorios indígenas de la Amazonía perdieron 497 km² de selva tropical entre agosto de 2018 y julio de 2019, lo que supone un incremento del 91% respecto a ese mismo periodo un año antes. Una expansión que continúa a pesar de los movimientos en contra y está destruyendo grandes extensiones de selva tropical protegida en las reservas y los territorios indígenas.

Brasil tenía el año pasado, unos 214 millones de reses, más que ningún otro país. La industria de carne de vacuno, por valor de 618.000 millones de reales brasileños (USD 124.000 millones), representa el 8% de su PIB. Alrededor de tres cuartas partes de la carne de vacuno que produce Brasil se consume en el país, pero el resto pasa a la cadena mundial de suministro, en cantidad suficiente para hacer de Brasil el mayor exportador del mundo. Los principales destinos son China, Hong Kong, Egipto, Chile, Emiratos Árabes Unidos, Rusia y la Unión Europea.

El 28 de julio de 2020, se supo que la empresa de inversiones más grande de Europa, Nordea Asset Management, había excluido a JBS de su cartera debido a su relación con la deforestación. La revelación se produjo luego de que DNV-GL, empresa auditora independiente de JBS concluyera que ganado criado ilegalmente en áreas protegidas de la selva tropical amazónica de Brasil había entrado en la cadena de suministro de JBS. Al no controlar eficazmente la entrada de este ganado, JBS no ejerce la diligencia debida como establecen los Principios Rectores de la ONU sobre las Empresas y los Derechos Humanos de indígenas y residentes de reservas.

En marzo de este año, JBS, que además es la mayor empresa cárnica del mundo y la segunda compañía de alimentos del planeta al controla una cuarta parte del procesamiento de carne vacuno de Estados Unidos, volvió a prometer que eliminará toda deforestación ilegal brasileña para 2030 y la deforestación en su cadena de suministro para 2035. Con un enfoque en la economía circular, en 2020, la empresa utilizó un 45% de energía renovable, abarcando fuentes de electricidad móviles y estacionarias, e invirtió R $ 29,5 millones (USD$ 5.41 millones) en proyectos de eficiencia energética en todo el mundo.

Pero no todos creen en las promesas de la empresa. Moira Briss, directora de clima y finanzas de Amazon Watch, está segura de que JBS solo está lavando su imagen para engañar a sus inversores. Y no es para menos, pues JBS quiere entrar en Wall Street, y para ello debe estar limpia de todo pecado, algo que no será fácil mientras siga impulsando la ganadería tan cerca de la selva amazónica.

https://www.las2orillas.co/los-pecados-con-la-amazonia-que-los-batista-los-grandes-ganaderos-de-latinoamerica

21.44.-En el debate electoral hay que abrazar las instituciones SANDRA BORDA

Reformar las instituciones y la democracia debe adquirir un carácter central en el debate electoral.

Ya es casi un lugar común decir que las instituciones están sufriendo un desprestigio y un rechazo sin precedentes de la opinión pública. Esa afirmación tiene mucho de cierto.

 

22 nov 2021.- Las encuestas muestran que las instituciones, fundamentales para la democracia, no son populares entre los ciudadanos. No se trata de un fenómeno colombiano y, de hecho, el prestigio de las instituciones liberales parece una pandemia. Aun así, no podemos asumir la actitud de refugiarnos en la omnipresencia de esa tendencia para excusarnos de entender las características propias del fenómeno en Colombia y afrontar la gravedad de sus consecuencias. Mal de muchos, consuelo de tontos.

Varios matices llaman la atención en nuestro caso. La falta de confianza en las instituciones no es igual para cada una de ellas, y la actitud de los ciudadanos tampoco es homogénea. Hay diferencias entre sectores sociales, regiones y entornos. Por ejemplo, el sector rural –a pesar de haber sido principal víctima de la violencia, de la desigualdad y de la ineficacia del Estado– tiene una inclinación más favorable y de reconocimiento a la institucionalidad. Es en ese contexto donde se observa un mayor reconocimiento a la Presidencia de la República, la justicia y el Legislativo, en contraste con las ciudades. El desafecto es mucho mayor entre los habitantes urbanos.

Adicionalmente, es al frente representativo al que peor le va. Los líderes políticos, los congresistas, los diputados y los concejales tienen una bajísima favorabilidad en la opinión pública. Hay diferencias relevantes cuando se pregunta por líderes específicos o nombres concretos, pero, en general, la confianza en la capacidad, honestidad y efectividad de los políticos se encuentra en niveles históricamente muy bajos. De la misma manera, el Congreso de la República y los partidos políticos –que son dos instituciones indispensables para el funcionamiento de la democracia– registran exiguos niveles de favorabilidad.

“Que los candidatos le digan a la opinión pública qué piensan y qué proponen para acercar la democracia y las instituciones a los ciudadanos y superar la crisis de representatividad”.

Las cortes, la justicia y los organismos de investigación y control (Contraloría, Procuraduría y Fiscalía), pilares de una democracia funcional basada en la separación de poderes, tampoco parecen convocar el reconocimiento ciudadano (sobresalen la Fiscalía y la Procuraduría). No se puede desconocer que ese sentimiento adverso hacia dichas instituciones tiene también que ver con quienes las presiden y con la pobre gestión que han realizado en materia de seguridad ciudadana, eficacia de la justicia penal, lucha contra la corrupción y defensa de los derechos humanos.

En ese contexto no puede uno menos que preguntarse si la democracia colombiana, la Constitución de 1991 y las instituciones liberales podrán sobrevivir a este nivel de desprestigio e ilegitimidad. Me inclino a pensar que si se mantiene una actitud de resignación con esta situación –como la que se observa en la discusión política de coyuntura– y los líderes se siguen haciendo los de la vista gorda, efectivamente estaremos en riesgo de que la democracia que conocemos, la cual a pesar de sus defectos ha logrado mantener los principios liberales y algún grado importante de protección de los derechos fundamentales, se esfume en un paroxismo populista que capitalice el sentimiento colectivo.

El debate sobre cómo proteger, cómo abrazar y cómo reformar las instituciones y la democracia debe adquirir un carácter central, vital, en el debate electoral que se avecina. Que los candidatos le digan a la opinión pública qué piensan y qué proponen para acercar la democracia y las instituciones a los ciudadanos y superar la crisis de representatividad y legitimidad que las afecta. Eso solo será posible si los mismos candidatos no se dedican a aprovecharse de la situación para atacar las instituciones, sugerir peligrosas medidas de ‘borrón y cuenta nueva’ y acrecentar el escepticismo.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/sandra-borda-guzman/abrazar-las-instituciones-columna-de-sandra-borda-634001 

*21.43.-Comida chatarra y Alzheimer RICARDO CHICA
*
Gobierno planetarioJORGE IVÁN GONZÁLEZ

Estos días, a raíz de la cumbre climática de Glasgow, ha resurgido la pregunta por la necesidad de un gobierno planetario, que imponga condiciones y regule las emisiones de carbono. Los acuerdos entre naciones se han quedado cortos.

19 nov 2021.- Todas las evidencias muestran que los compromisos tienen que ser colectivos, y que sin la participación del conjunto de países, es imposible reducir el impacto del cambio climático. La autonomía de los países está comprometiendo la sostenibilidad global. Bolsonaro actúa como si el Amazonas perteneciera al Brasil, y como si las decisiones sobre el ritmo de la deforestación fueran exclusivamente suyas. Las riqueza biológica del Pacífico colombiano es de toda la humanidad. Las emisiones de carbono de China y Estados Unidos son perjudiciales para todos.

Las fronteras nacionales no son compatibles con las urgencias climáticas. De alguna manera es indispensables superar las autonomías de cada gobierno. Y, obviamente, este reto es enorme porque obliga a superar las relaciones inter-nacionales, y a consolidar un compromiso global, que nace de las demandas ciudadanas.

Es el momento de pensar en un gobierno planetario, no solamente para los temas ambientales. También debería existir un gobierno global para la fiscalidad y para los derechos humanos.

Como se ha puesto en evidencia estos días, las empresas globales tienen que ser sometidas a reglas tributarias que superen las normatividades nacionales. Ningún país tendría la posibilidad de permitir que en sus fronteras haya paraísos fiscales. Habría que definir unos mínimos tributarios que sean uniformes, y de cobertura universal, superando los principios fiscales de cada país. La propuesta que ha hecho Biden de un mínimo de 15% de tarifa sobre las utilidades de las empresas globales no ha sido aceptada de manera unánime y se han presentado numerosos obstáculos.

Otras iniciativas como un impuesto a todas las transacciones financieras internacionales del uno o dos por mil ha sido rechazado por varios países, y se está muy lejos de llegar a un acuerdo colectivo. Cuando Tobin propuso el impuesto a las operaciones financieras estaba pensando, sobre todo, en un mecanismo que permitiera reducir la especulación en el mercado de capitales. Ahora se ha ido más lejos, y se le está dando más relevancia al monto de recursos que se podrían obtener por esta vía. Estos dineros podrían contribuir a la financiación de la transformación energética, y a la lucha contra el hambre. Diversas entidades internacionales han puesto en evidencia la necesidad de compromisos globales en materia tributaria pero, de nuevo, los acuerdos entre países no avanzan y, entonces, se pone en evidencia la necesidad de un gobierno planetario que incida en la fiscalidad.

La vigilancia del cumplimiento de los derechos humanos es un tema sumamente sensible, y cada gobierno es muy celoso. Se han dado pasos importantes como la Corte Penal Internacional, pero su aceptación y alcances han sido limitados. Amnistía Internacional ha puesto en evidencia violaciones sistemáticas de los derechos humanos, sin que los gobiernos implicados cambien su política. Naciones Unidas, a través del Indice de Desarrollo Humano, considera que sí se les puede proponer a todos los habitantes del planeta Tierra, más allá de sus culturas, unos elementos comunes del significado de la buena vida.

https://www.larepublica.co/analisis/jorge-ivan-gonzalez-506394/gobierno-planetario-3263898

21.43.-Comida chatarra y Alzheimer RICARDO CHICA

Foto tomada de: Las2orillas.co 

El debate del proyecto sobre comida chatarra ha traído a la atención pública la discusión científica sobre el metabolismo del azúcar, ya que como es sabido muchos alimentos que contienen carbohidratos simples tienen índices glicémicos más altos que los del azúcar.

14 jun 2021.- Todavía la industria contrarresta la evidencia científica sobre los efectos de este consumo en el largo plazo por el desencadamiento de procesos inflamatorios como resultado de un desarreglo metabólico (resistencia a la insulina/diabetes tipo 2). Pero si tienen lugar procesos políticos como ese proyecto llegará el día en que los industriales se verán forzados a reducir ese índice mediante la reducción de carbohidratos refinados que no solamente son muy dañinos (en el nivel de consumo en el cual la industria de alimentos nos tiene enviciados) sino que se obtienen mediante la eliminación de componentes nutricionales beneficiosos[1].

La preocupación por la pandemia y sus efectos del largo en secuelas de la infección por CV19, y del peso sobre los sistemas de salud que ese impacto generará, ha ocultado el impacto de la otra pandemia causada por el excesivo consumo de azúcar y carbohidratos simples refinados: obesidad (acumulación de grasa)/desarreglo metabólico, resistencia a la insulina/diabetes2, proceso inflamatorio/ stress oxidativo y acumulación de grasa generalizado; y el paralelo análogo causado por el consumo de carne roja, complicado éste por toxinas adicionales. ¿Y qué importancia tiene esto desde el punto de vista de la salud pública?  Que estos procesos de desarreglo metabólico e inflamación conducen a las enfermedades que están afectando más gravemente a los adultos, particularmente a los mayores: problemas vasculares cardiacos y cerebrales, cáncer, Alzheimer y otras complicaciones derivadas de la diabetes como problemas renales.

En el caso del azúcar (incluidos los carbohidratos simples) la cadena causal enunciada que arranca con el absurdo nivel de su consumo en bebidas y alimentos procesados es ya un hecho científicamente establecido (tan claro como las cadenas que se inician en el consumo del tabaco y de la carne); un proceso conducente a estas dolencias crónicas que pesan enormemente sobre las finanzas tanto de los sistemas de salud como de las familias. Como lo enunciaba el título de una conferencia de un experto: Muerto por azúcar.  Lo lógico es imponer sobretasas no solo a las bebidas azucaradas sino a todos los alimentos procesados que hacen el mismo daño. Y en caso de la carne a su variado impacto sobre la salud (colesterol, hormonas, bacterias, antibióticos, ácido úrico) se suman los desbastadores costos ambientales (deforestación, contaminación de aguas, gases atmosféricos peores que los del transporte, etc.).

Pero tiene el consumo de azúcar/carbohidratos simples alguna relación con el desarrollo del Alzheimer? Definitivamente: este síndrome está íntimamente relacionado, como todos los procesos inflamatorios mencionados, con el metabolismo del azúcar, el exceso de esta y consiguientemente de insulina, la resistencia a esta, al punto que están denominando al Alzheimer diabetes tipo 3. El mecanismo de prevención de estos procesos inflamatorios es reducir el azúcar/la insulina en la sangre, particularmente los picos de ellas por el consumo frecuente de alimentos. En el caso del Alzheimer al síndrome contribuye el hipometabolismo de la glucosa en el cerebro o resistencia a la insulina en este, lo que impone a las células cerebrales un déficit energético que dificulta el procesamiento de proteínas Amyloides y contribuye a su acumulación.

¿Cómo frenar ese proceso? Muy simple, bajando drásticamente el consumo de carbohidratos simples de manera de generar un switch metabólico de la glucosa a las ketones, las cuales son el producto del procesamiento de grasas y tienen cualidades especiales de provisión de energía y nutricionales a las células, así como de favorecimiento de procesos neuroprotectores en el cerebro (análogos a los producidos por el ejercicio intenso). Para lo cual un simple ayuno intermitente, que impide los permanentes picos de azúcar/insulina que contribuye a la resistencia a esta y a todos los procesos inflamatorios crónicos mencionados. Contra el consejo médico de comer con frecuencia típico de nuestra sociedad de consumo es necesario hacer uso del mecanismo evolutivo que le permitía a nuestros antepasados pasarse dos semanas persiguiendo a un mamut: metabolizar grasas en le producción de ketones. Místicos, médicos, gurús, y ya incluso deportistas y fuerzas militares[2] han recomendado el ayuno y la disponibilidad de ketones como formas de mejorar la salud (incluso emocional pues la adicción al azúcar es una forma de mantenernos acelerados y pasando de la exuberancia al derrumbe energético cíclicamente) y proteger al organismo de formas de stress. Claro hay tantos esquemas de ayuno intermitente como personas que lo practican pero lo fundamental es no comer en un periodo superior a las 12 horas en las cuales se agota el glicógeno en el hígado como fuente energética y se fuerza el switch metabólico al de ketones[3] como fuente de energía.

Pero una publicidad intensiva complementa el carácter adictivo de los altos contenidos de azúcar y carbohidratos refinados, los cuales desplazan carbohidratos complejos que contienen fibra tan crítica para la alimentación de la bacteria intestinal que nos protege. Y las sobretasas si reducen su consumo, a la vez que una caída en éste incluso puede llegar a revertir la secuencia enunciada inicialmente, favoreciendo un reseteo metabólico que conduce a menos insulina y resistencia a ésta (diabetes2), además de transformación de grasas (adelgazamiento) en ketones que reemplazan la glucosa como fuente de energía celular, como parte de un proceso de desintoxicación. Adicionalmente, simplemente consumiendo menos azúcar (además de cuidar nuestra línea) protegemos nuestro cerebro (junto con otros órganos afectados por un desarreglo en su metabolismo, como corazón riñones etc.): vale la pena bajarle al dulce y a todas esas galguerías que consumimos desaforadamente…! Dejar el carro y la carne para proteger el medio ambiente y esta y el azúcar para proteger la salud!

[1] como fibra que alimenta la bacteria intestinal, siendo que este biome jugara un papel creciente en la prevención, diagnóstico y tratamiento de muchas enfermedades.

[2] Si bien muchos deportistas están entrenando en ayunas encontrando que no hacen un déficit energético, es obvio que un esfuerzo como una maratón requiere de consumo de glucosa además de la acumulación previa de glicógeno (el famoso hit the Wall se precipita por falta de ella, colapso que puede resolverse con un simple dulce).

[3] Muy usado es el esquema 16-8 restringiendo el consumo de alimentos a 8 horas mediante la supresión de una comida.

https://www.sur.org.co/comida-chatarra-y-alzheimer/ 

21.42.-¿La austeridad como partera de los nuevos fascismos? – ANDREA DEL MONACO 

Fuentes: Sin permiso

Para comprender la conexión entre el asalto neofascista de Forza Nuova a la CGIL, las consecuencias de los resultados de las elecciones alemanas, la abolición de la cuota 100, el retorno contextual a la reforma de Fornero y la hegemonía del ordoliberalismo de Friedrich Von Hayek, es necesario releer el “El 18 Brumario de Luis Bonaparte” de Karl Marx a partir de su incipit: “Hegel anota en un pasaje de sus obras que todos los grandes hechos y grandes personajes de la historia universal se presentan, por así decirlo, dos veces. Olvidó agregar que la primera vez como una tragedia, pero la segunda vez como una farsa.

6 nov 2021.- Caussidière en lugar de Danton, Louis Blanc en lugar de Robespierre, la Montaña de 1848-1851 en lugar de la Montaña de 1793-1795, el sobrino en lugar del tío». Hoy tenemos las políticas deflacionarias de Draghi y Scholz en lugar de las políticas deflacionarias del canciller alemán Bruning. El asalto de los escuadristas a la Confederazione Generale Italiana del LavoroCGIL evoca inevitablemente la destrucción de las oficinas de los sindicatos, de L’Avanti, de L’Unità y de los partidos antifascistas desde el 23 de marzo de 1919 (fundación de las escuadras de combate) hasta el 24 de diciembre de 1925 (la primera de las leyes fascistas que cierra definitivamente la fase de la Italia liberal).

A diferencia del fascismo, el nazismo llegó al poder en Alemania en 1933. La narrativa dominante plantea la hiperinflación durante la República de Weimar en la década de 1920 como la razón del advenimiento del nazismo. En realidad, la causa decisiva del advenimiento de Hitler fue la política de austeridad llevada a cabo por el canciller Bruning entre 1930 y 1932: aumento de la tasa de descuento, fuertes reducciones de los gastos estatales, aumento de los derechos de aduana, reducción de salarios y subsidios, desempleo. ¿Qué sucedió? El desempleo y los impuestos aumentaron, los recortes sociales redujeron el nivel de vida de los desempleados y los proletarios con quienes Bruning se volvió impopular. Los socialdemócratas, que habían apoyado al ex canciller Muller hasta 1930, a pesar de las políticas de Bruning dirigidas a los trabajadores, se abstuvieron por temor a que el presidente Hindenburg nombrara un gobierno de derecha.

Mutatis mutandis, la austeridad con políticas salariales deflacionarias de la UE, austeridad que el gobierno de Draghi deberá implementar a partir de 2023 (cuando el Pacto de Estabilidad vuelva a ser vinculante), se asemeja mucho a la austeridad del canciller Bruning. En 1933 esta austeridad fue la obstetra del nazismo, llevando a Hitler al poder con el 37% de los votos. Aún no sabemos si con tono de farsa o de tragedia, la austeridad de la UE de marca Vonhayekiana producirá un neofascismo en el poder en 2023.

Por ahora Forza Nuova ataca a la CGIL. El 18 de octubre, el puerto de Trieste fue bloqueado por una protesta pacífica de opositores al Paso Verde. ¿Una nueva arma de distracción masiva? Cuando surjan las verdaderas contradicciones materiales como recortes a la salud, asistencia social, aumentos en las facturas, impuestos a la vivienda, reubicaciones y un retorno a la Ley Fornero, ¿a qué votarán los trabajadores recién desempleados y empobrecidos?

Para comprender verdaderamente los resultados de las elecciones alemanas y su impacto en Italia, es necesario mirar el contenido del programa de la posible coalición entre socialdemócratas, verdes y liberales. La narrativa dominante se ha centrado en la derrota parcial de los populares, la escasa victoria del SPD, el éxito (menos de lo esperado por las encuestas) de los verdes y liberales: el SPD obtuvo el 25,7% de los votos, los demócratas cristianos del CDU / CSU 24,1%, cayendo a mínimos históricos; los Verdes alcanzan el 14,8% de los votos por primera vez y superan a los liberales del FDP que se quedan en el 11,5%. Alternative Fur Deutschland, el partido de extrema derecha aliado de la Liga, que se origina en una escisión a la derecha del CSU / CDU, recoge el 10,3% de los votos, lamentablemente Die Linke se queda en el 4,9%.

Hay dos opciones para una posible coalición de gobierno: la llamada coalición jamaicana con demócratas cristianos, verdes y liberales y la coalición semáforo con socialdemócratas, verdes y liberales. En estos días parece prevalecer esta segunda opción. El líder del SPD Scholz, la líder de Grunen Annalena Baerbock y el líder del FDP Christian Lindner firmaron un documento de 12 páginas que será la base de un posible programa de gobierno: el sábado 16 y el domingo 17 de octubre los tres líderes presentaron sus doce páginas rubricadas para su aprobación y luego comenzaron las verdaderas negociaciones de gobierno. La futura «coalición semáforo» tendría una mayoría de 416 diputados en el Parlamento (206 del SPD, 118 Verdes y 92 liberales), 48 votos por encima de la mayoría absoluta de 368. El documento básico de la discusión sobre el programa de gobierno es un documento decente para los ciudadanos alemanes y preocupante para los ciudadanos italianos. Los socialdemócratas obtuvieron una promesa contra la pobreza infantil, un plan de construcción de 400.000 nuevos apartamentos, de los cuales 100.000 a un alquiler justo, y la estabilización del nivel de las pensiones.

En las doce páginas, Alemania se define como «una tierra moderna de inmigración» con el objetivo de «acelerar los trámites de asilo y reunificación familiar”, y, atención también, «las repatriaciones que serán necesarias». Los Grunens no imponen un límite de velocidad de 130 kilómetros por hora en las autopistas, ni imponen un aumento de impuestos a las rentas más altas. El FDP renuncia a los recortes de impuestos y acepta el salario mínimo de 12 euros la hora ya en el primer año, un punto fundamental tanto para el SPD como para los Verdes. Por último, pero no menos importante para nosotros los italianos, los tres partidos coinciden en el liberalismo de Friedrich Von Hayek que informa la Constitución alemana, no cuestionan el «freno presupuestario» contenido en el Grundgesetz für die Bundesrepublik, actualmente suspendido debido a la emergencia pandémica. Todo esto a pesar de que los Verdes habían dicho que querían abolir «el freno presupuestario» durante la campaña electoral.

Y, ¡atención! cuando el Partido Demócrata da la bienvenida a la victoria de Scholz, se elimina el siguiente hecho, bien resumido en el documento aprobado: el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Eurozona, suspendido para permitir a los gobiernos protegerse de las consecuencias económicas de la pandemia, no debe cambiarse. ¡Así que la posición alemana a favor de la austeridad en la UE no cambiará! El hecho de que el programa del futuro gobierno alemán presidido por Scholz se oponga a cualquier flexibilización del Pacto de Estabilidad es decisivo para Italia.

Determina las condicionalidades que la Comisión Europea establece para darnos los 191 mil millones del Fondo de Recuperación. No solo la Comisión Europea, que gestiona el desembolso de los fondos del PNRR, está solicitando reformas estructurales a los países individuales. Para desembolsar los fondos, Bruselas pedirá a Italia que respete el Pacto de Estabilidad, ese Pacto que Scholz y Lindner no quieren modificar en absoluto, tanto como para subrayarlo en el programa del futuro gobierno alemán.

 ¿Qué significa? Que a cambio de los 191 mil millones de la Recuperación tendremos que reducir nuestro ratio Deuda / PIB del actual 155% al ​​60% en veinte años. Debe hacerse una premisa. La austeridad en la UE tiene tres pasos cruciales: 1) en 1992 el Tratado de Maastricht impuso dos parámetros en los presupuestos de los estados: el límite del 60% en la relación deuda / PIB y el límite del 3% en la relación déficit / PIB.

2) En 1997, el ministro de Finanzas alemán Weigel, temiendo que con el lanzamiento del euro los estados cigarra del sur de Europa se endeudaran demasiado, hizo más vinculantes los dos parámetros inventando el Pacto de Estabilidad regulado en la UE con el Reglamento 1476 / 97.

3) Después de 2008, la burbuja de las hipotecas subprime estadounidenses (crack Lehman Brothers) repercute en Europa con la crisis del euro: una crisis de deuda privada se transforma a sabiendas en una crisis de deuda pública. En Italia se produce la llegada del gobierno de Monti, en la UE se endurece el Pacto de Estabilidad a través de dos Reglamentos europeos, el Reglamento 1176/2011 y el Reglamento 472/2013.

¿Qué imponen con más rigidez? Que cada Estado miembro debe reducir la ratio Deuda / PIB al 60% en veinte años, es decir, eliminar el bienestar, la salud y la intervención pública. Por eso, el gobierno de Monti lanza la reforma de Fornero, bloquea la revalorización de las pensiones, coloca la IMU en la primera vivienda, inicia una serie de recortes en el gasto público que reducen el número de empleados del estado en sus distintas ramas. Lo mismo que harán los gobiernos posteriores, el gobierno de Renzi desarticulará definitivamente el artículo 18, flexibilizando el mercado laboral.

¿Qué tiene que ver el programa de gobierno del probable futuro canciller alemán Scholz con el PNRR italiano? ¡Mucho! Dado que los 191 mil millones se desembolsarán a Italia bajo la condición del cumplimiento del Pacto de Estabilidad, dado que Sholz ha firmado un preacuerdo gubernamental en el que escribe que el Pacto de Estabilidad no se modificará, Scholz y Lindner serán los primeros en imponer la austeridad a Draghi. Porque los socialdemócratas han abrazado la economía social de mercado apoyada por la CDU-CSU durante algún tiempo.

Mutatis mutandis, abrazar la economía social de mercado (austeridad endulzada lingüísticamente) es comparable al voto del Partido Socialista Francés y del Partido Socialista Alemán a los créditos de guerra al comienzo de la Primera Guerra Mundial, que acabó con la Segunda Internacional socialista.

No es casualidad que la Tercera Internacional comunista tenga sus orígenes en las conferencias de Kiental y Zimmerwald en 1915-6 donde Lenin propone la «guerra contra la guerra imperialista» y quiere transformar la guerra imperialista en una guerra de clases, la guerra de los proletarios contra todos los burgueses. Pero volvamos a la filosofía política de Von Hayek que subyace a la economía social de mercado y su última emanación, el Pacto de Estabilidad.

Como recuerda Alessandro Somma en el ensayo «La economía social de mercado y el choque entre capitalismos», Friedrich von Hayek, al comentar el uso de la «economía social de mercado» a principios de los setenta, observó: «No me gusta este uso, incluso si gracias a ella, algunos amigos alemanes parecen haber logrado que el tipo de orden social que defiendo sea atractivo para los círculos más amplios”.

¿Qué significa? Que había ganado el teórico del ordoliberalismo en Alemania. Keynes, la intervención estatal y el poder adquisitivo de los salarios habían perdido. Y perderán en la futura UE. El propio Hayek dice claramente, detrás de la economía social de mercado está su ordoliberalismo. Con Bad Godesberg, el SPD renunció a la democracia económica para abrazar «la economía de mercado globalmente directa», pero en esta expresión se mantuvo el objetivo keynesiano del pleno empleo junto con el control de precios.

Desafortunadamente, después de la cancillería de Willy Brandt, desde 1974 Helmut Schmidt sancionó el fin del keynesianismo de hecho abrazando la tesis de Hayek: el Estado, para el socialdemócrata Schmidt, manteniendo su marco formal, es la garantía de la economía de mercado, el corsé de la competencia que es una fuente de progreso económico. Bajo Kohl, el ordoliberalismo da un paso más: tras la caída del muro de Berlín, el Tratado de unión monetaria, económica y social entre las dos Alemanias, tiene como base la economía social de mercado, definida como un orden económico basado en la “propiedad privada, libre competencia, libre formación de precios y fundamentalmente libre circulación de trabajo, capital, bienes y servicios”.

¡Atención! Este tratado será la base de Maastricht. El golpe final al trabajo en la economía social de mercado lo da el canciller socialdemócrata Schröder con los cuatro paquetes de la reforma Hartz: como recuerda Somma, los dos primeros paquetes precarizan y devalúan el trabajo, y el cuarto paquete, construyendo el llamado Estado social, con la intervención estatal, que «empuja» a los desempleados a trabajar, y por tanto, aumenta la devaluación del trabajo en sí. Este es el marco ordoliberal alemán que informa a la UE, el marco que quiere el retorno de la austeridad ya gobierne la CDU-CSU o el SPD.

Y llegamos al impacto del programa de gobierno de Scholz en Italia. Antes de la pandemia, la relación deuda / PIB de Italia se acercaba al 135%. En 2020 llegamos al 155% debido al déficit necesario para contener las consecuencias de la pandemia. Se suspende el Pacto de Estabilidad. ¡Atención! Suspendido pero obligatorio. Por tanto, en veinte años tendremos que reducir el ratio Deuda / PIB del 155% al ​​60%.

El 11 de septiembre, el vicepresidente de la Comisión de la UE, Valdis Dombrovskis, en la reunión de EcoFin en Brdo, Eslovenia, lo dijo muy claramente: «Al preparar los presupuestos de 2023, los países europeos tendrán que tener en cuenta que la cláusula de suspensión del Pacto de estabilidad se desactivará». ¡Y ojo! En el PNRR, los Estados miembros adelantan el dinero para proyectos con sus propios fondos y dos veces al año presentan a la Comisión Europea una solicitud de pago de la contribución financiera en Bruselas: esta solicitud implica el de metas y objetivos acordados e indicados en el PNRR aprobado.

La Comisión evalúa en un plazo de dos meses de manera preliminar si estos objetivos se han alcanzado «satisfactoriamente». Si tiene éxito, la Comisión transmite sus conclusiones al Comité Económico y Financiero y adopta «sin demora indebida» una decisión que autorice el desembolso de los fondos. ¿Y si valora negativamente las solicitudes de pago? ¿Qué ocurrirá con los 191 mil millones prometidos de la UE? La respuesta está en el artículo 10 del Reglamento de la UE 2021/241 que regula el Fondo de Recuperación. Si la Comisión considera que no se han alcanzado los objetivos indicados en el PNRR, el pago (total o parcial) se suspende y se reanuda solo después de que el Estado miembro en cuestión haya adoptado las «medidas necesarias para garantizar la consecución satisfactoria de las metas y objetivos». Si no se han realizado avances concretos, después de 18 meses es posible rescindir el contrato que rige el PNRR y liberar el importe de la contribución financiera.

Cualquier prefinanciación se recuperaría íntegramente. Según el artículo 10 del Reglamento del Fondo de Recuperación, la Comisión presenta al Consejo una propuesta para suspender la totalidad o parte de los compromisos o pagos si el Consejo decide, de conformidad con el artículo 126 del Tratado de Funcionamiento de la UE, que un estado miembro no ha reducido su déficit excesivo. O los pagos pueden suspenderse si el Consejo adopta dos Recomendaciones, de conformidad con el Reglamento (UE) n. ° 1176/2011, porque un Estado miembro ha presentado un plan de medidas correctoras insuficiente o no ha adoptado las medidas correctoras recomendadas.

Y finalmente, el Consejo puede suspender los pagos si un Estado miembro no respeta el memorando impuesto por el artículo 7 del Reglamento (UE) no. 472/2013. ¿Qué significa esto? Por un lado, la UE nos da 191 mil millones. Por otro lado, Valdis Dombrovskis nos recuerda que el año que viene, en 2022, cuando hagamos la Ley de Presupuestos para 2023, el Pacto de Estabilidad volverá a ser vinculante. Entonces, para utilizar esos 191 mil millones tendremos que recortar violentamente el gasto público para recortar la relación deuda / PIB.

Y preste atención a esto. Reducir el ratio Deuda / PIB del actual 155% al ​​60% en veinte años es imposible si no queremos acabar como Grecia. Pero incluso reducirlo al 100% implica una cura del caballo: impuestos y puesta a cero de la máquina estatal. Si a partir de 2023 no iniciamos este nuevo tratamiento de austeridad, no solo no llegarán los 191.000 millones del Fondo de Recuperación sino que la UE recuperará también el anticipo de 24,9 (de los 191) billones recibidos en agosto por el gobierno italiano.

 Prácticamente la UE nos da 191,6 mil millones de los cuales solo 68,9 son no reembolsables y 122,7 de préstamos. ¿Qué nos pide a cambio?: el ordoliberalismo de Hajek, es decir, una probable nueva tributación a la vivienda, la privatización de la asistencia sanitaria, una reducción de las pensiones a partir de la abolición de la cuota 100, una reducción de los empleados públicos, mayor inseguridad laboral.

¿Qué pasará cuando lleguen los efectos materiales sobre los trabajadores y jubilados italianos a partir de 2023 y haya unas elecciones? ¿Los partidos neofascistas seguirán impulsando la protesta NO VAX o capitalizarán la oposición a la austeridad de la UE en clave nacionalista? ¿Y podrá la izquierda luchar contra la austeridad de la UE defendiendo a los trabajadores y el Estado frente al mercado restando votos al neofascismo?Andrea del Monaco. Economista, especialista en fondos europeos.

Texto original: https://www.sinistrainrete.info/politica-economica/21492-andrea-del-monaco-l-austerita-come-ostetrica-di-nuovi-fascismi.html

Fuente: https://sinpermiso.info/textos/italia-la-austeridad-como-partera-de-los-nuevos-fascismos

21.41.-Marx, historiador de la violencia de estado – DIMITRIS FASFALIS 

Lejos de ser una anomalía o excepción, la violencia estatal del momento autoritario que vivimos hoy en todo el mundo comparte múltiples vínculos con el capitalismo en su fase neoliberal. Para comprenderlos, las páginas de El Capital (1867) sobre la violencia estatal durante el nacimiento del capitalismo parecen tener un gran significado político y crítico.

30 oct 2021.- El Capital es una obra única en su tipo, que mezcla diferentes tipos de enfoques, en la encrucijada de varios campos académicos. Si la economía y la filosofía son conocidas y reconocidas en este trabajo, la historia lo es mucho menos. En los extractos que siguen, Marx ofrece el ejemplo de un esfuerzo por salvar la memoria de las clases subordinadas en la larga historia del capitalismo que se basa en su teoría de la historia y la crítica social que está en el corazón de su obra.

En el capítulo XXIV de El Capital (1867), en su apartado 3, titulado «Legislación sangrienta contra los expropiados a partir del siglo XV. Leyes reduciendo el salario», Marx presenta una imagen del nacimiento del capitalismo en Europa por medio de la violencia de Estado. Escribe:

«Los contingentes expulsados de sus tierras al disolverse las huestes feudales y ser expropiados a empellones y por la fuerza formaban un proletariado libre y privado de medios de existencia, que no podía ser absorbido por las manufacturas con la misma rapidez con que aparecía en el mundo. Por otra parte, estos seres que de repente se veían lanzados fuera de su órbita acostumbrada de vida, no podían adaptarse con la misma celeridad a la disciplina de su nuevo estado. Y así́, una masa de ellos fue convirtiéndose en mendigos, salteadores y vagabundos; algunos por inclinación, pero los más, obligados por las circunstancias. De aquí́ que a fines del siglo XV y durante todo el siglo XVI se dictase en toda Europa Occidental una legislación sangrienta persiguiendo el vagabundaje. De este modo, los padres de la clase obrera moderna empezaron viéndose castigados por algo de que ellos mismos eran víctimas, por verse reducidos a vagabundos y mendigos. La legislación los trataba como a delincuentes «voluntarios», como si dependiese de su buena voluntad el continuar trabajando en las viejas condiciones, ya abolidas.

En Inglaterra, esta legislación comenzó́ bajo el reinado de Enrique VII.

Enrique VIII, 1530: Los mendigos viejos e incapacitados para el trabajo deberán proveerse de licencia para mendigar. Para los vagabundos capaces de trabajar, por el contrario, azotes y reclusión. Se les atará a la parte trasera de un carro y se les azotará hasta que la sangre mane de su cuerpo, devolviéndolos luego, bajo juramento, a su pueblo natal o al sitio en que hayan residido durante los últimos tres años, para que «se pongan a trabajar» (to put himself to labour). ¡Qué ironía tan cruel! El acto del año 27 del reinado de Enrique VIII reitera el estatuto anterior, pero con nuevas adiciones, que lo hacen todavía más riguroso. En caso de reincidencia de vagabundaje, deberá́ azotarse de nuevo al culpable y cortarle media oreja; a la tercera vez que se le coja, se le ahorcará como criminal peligroso y enemigo de la sociedad. (…)

Véase, pues, cómo después de ser violentamente expropiados y expulsados de sus tierras y convertidos en vagabundos, se encajaba a los antiguos campesinos, mediante leyes grotescamente terroristas a fuerza de palos, de marcas a fuego y de tormentos, en la disciplina que exigía el sistema del trabajo asalariado.

No basta con que las condiciones de trabajo cristalicen en uno de los polos como capital y en el polo contrario como hombres que no tienen nada que vender más que su fuerza de trabajo. Ni basta tampoco con obligar a éstos a venderse voluntariamente. En el transcurso de la producción capitalista, se va formando una clase obrera que, a fuerza de educación, de tradición, de costumbre, se somete a las exigencias de este régimen de producción como a las más lógicas leyes naturales. La organización del proceso capitalista de producción ya desarrollado vence todas las resistencias; la creación constante de una superpoblación relativa mantiene la ley de la oferta y la demanda de trabajo y, por ello, el salario a tono con las necesidades de crecimiento del capital, y la presión sorda de las condiciones económicas sella el poder de mando del capitalista sobre el obrero. Todavía se emplea, de vez en cuando, la violencia directa, extraeconómica; pero sólo en casos excepcionales. Dentro de la marcha natural de las cosas, ya puede dejarse al obrero a merced de las «leyes naturales de la producción», es decir, puesto en dependencia del capital, dependencia que las propias condiciones de producción engendran, garantizan y perpetúan. Durante la génesis histórica de la producción capitalista, no ocurre aún así́. La burguesía, que va ascendiendo, necesita y emplea todavía el poder del Estado para «regular» los salarios, es decir, para sujetarlos dentro de los límites que benefician a la extracción de plusvalía, y para alargar la jornada de trabajo y mantener al mismo obrero en el grado normal de dependencia. Es éste un factor esencial de la llamada acumulación originaria».

(Fuente: Karl Marx, El Capital)

El marxismo suele analizar la violencia estatal desde el ángulo de la dominación de clase o desde el ángulo de opresiones específicas, como el racismo. La problemática de la dominación de clases está presente en este extracto, pero encaja más ampliamente en una teoría del cambio social y una teoría de la historia. Así, este texto también ofrece una crítica social de la ideología dominante en relación con el crimen y la delincuencia.

La historia larga de la violencia estatal

Aunque de acuerdo con Marx, el período del nacimiento del capitalismo en Europa occidental en el siglo XVI es el periodo de la historia por excelencia de la violencia del Estado contra los pobres para permitir el establecimiento del modo de producción capitalista, la lectura de este fragmento hoy nos permite establecer una narrativa histórica ligeramente diferente.

El hecho es que la violencia estatal contra los trabajadores y los pobres no se limita a un momento, una fase o una era en la historia del capitalismo. Nació con el capitalismo y continúa hasta el día de hoy. Porque esta fase de «acumulación primitiva» que Marx describe siempre continúa en algún lugar del mundo cuando llega a su fin en otro. Por lo tanto, está ligada a la expansión progresiva del capitalismo en todo el mundo desde los siglos XIX y XX. En consecuencia, desde hace más de quinientos años, la violencia estatal se ejerce sobre las poblaciones pobres, desposeídas y arrojadas a los caminos del éxodo, para permitir que se instale el capitalismo. Es aquí que el propósito de Marx revela la larga historia de esta violencia de estado que está en los orígenes del capitalismo: » De aquí́ que a fines del siglo XV y durante todo el siglo XVI se dictase en toda Europa Occidental una legislación sangrienta persiguiendo el vagabundaje. De este modo, los padres de la clase obrera moderna empezaron viéndose castigados por algo de que ellos mismos eran víctimas, por verse reducidos a vagabundos y mendigos».

Al escribir esto, Marx está luchando no solo en el campo de la economía política. También es el memorialista de los desposeídos frente a la historia oficial de los opresores que reducen a los subordinados al silencio y al oprobio. Al situar el nacimiento del capitalismo en Europa en su contexto social, Marx vuelve el estigma de los pobres (mendicidad, vagancia, robo) contra la clase dominante, al mismo tiempo que documenta los crímenes originales de la burguesía europea. Marx procede así al rescate de la memoria y la rehabilitación simbólica de las clases subordinadas.

[Sobre el grabado de Jacques Callot podemos leer «Supplicium Sceleri Fraenum», que significa «Castigos en la lucha contra el crimen». La imagen va acompañada de las siguientes líneas: «Vea el lector como Justicia / Por tantas torturas diversas / Por tranquilidad del Universo / Castiga la maldad de los malvados / Tomado ejemplo de este grabado / Debes evitar todos los delitos / Para felizmente eximirte / de los efectos de los que imponen orden».]

En esta larga historia de la violencia estatal, las formas de violencia estatal legítimas han cambiado drásticamente con el tiempo en Europa y en todo el mundo. La ley que condenaba a los vagabundos bajo Enrique VIII en Inglaterra (1530) a ser azotados sólo corresponde a una forma específica y limitada en el tiempo de violencia estatal. Las luchas y las revoluciones han ampliado continuamente los derechos individuales y colectivos frente al Estado. Por tanto, han contribuido enormemente a controlar esta violencia estatal, a «civilizarla»; sin hacerla desaparecer. Una vez establecidas las relaciones sociales del capitalismo, «En el transcurso de la producción capitalista, se va formando una clase obrera que, a fuerza de educación, de tradición, de costumbre, se somete a las exigencias de este régimen de producción como a las más lógicas leyes naturales». Las «leyes naturales» del capitalismo pueden entonces operar sin recurrir a la violencia estatal. El largo siglo XIX (1789-1914) en los mundos europeos lo atestigua.

Una violencia estatal proporcional a los trastornos del capitalismo

El interés de este texto de Marx reside entonces en su capacidad de pensar la violencia del Estado dentro de una totalidad social o, en otras palabras, insertándola en el conjunto de las relaciones sociales. El telón de fondo de la flagelación y el encarcelamiento de vagabundos en Inglaterra en el siglo XVI, están las «expropiaciones violentas y repetidas» en el campo. La celeridad y brutalidad de los cercados por los que los terratenientes ingleses se hicieron dueños de las tierras y los bienes comunes en la campiña inglesa había tenido como resultado la «creación del proletariado sin lumbre ni hogar», sin que las fábricas pudieran proporcionar les trabajo a todos. «Y así́, una masa de ellos fue convirtiéndose en mendigos, salteadores y vagabundos».

¿Qué vínculo existe con el mundo actual? El capitalismo solo puede existir mediante una revolución permanente en las relaciones de producción y las relaciones sociales. Las transformaciones económicas y sociales rápidas y brutales son, por tanto, inherentes al capitalismo. Este último no puede contentarse con un mundo estable o un estado de equilibrio: su modo de existencia y reproducción son los desequilibrios y los trastornos estructurales.

La violencia estatal aparece entonces como corolario para permitir sus profundas y rápidas transformaciones. Autoritarismo, coacción, violencia policial, ideología de la seguridad, encarcelamiento masivo, estado de emergencia, creación de campos de internamiento para migrantes: tantas tendencias profundas que siguen activas en la era neoliberal que se abrió con el agotamiento de las luchas y la expansión económica a fines de la década de 1970. El aumento de la violencia estatal es, por tanto, inseparable de los trastornos económicos y sociales de los últimos cuarenta años, entre los que podemos mencionar el fin del compromiso keynesiano, la privatización desenfrenada de los bienes comunes, la financiarización de las economías capitalistas desarrolladas, la aceleración de la globalización, industrialización y urbanización de los países del sur, así como la revolución digital.

En resumen, el texto de Marx nos permite comprender que la violencia de estado es inherente igualmente al proyecto de restauración del poder de clase que es el neoliberalismo en nuestro tiempo como al nacimiento del capitalismo europeo en el siglo XVI. Marx escribe: La burguesía, que va ascendiendo, necesita y emplea todavía el poder del Estado para «regular» los salarios, es decir, para sujetarlos dentro de los límites que benefician a la extracción de plusvalía, y para alargar la jornada de trabajo y mantener al mismo obrero en el grado normal de dependencia». La restauración liberal llevada a cabo desde los años ochenta por los gobiernos de derecha e izquierda en Europa y en el mundo «necesita y emplea todavía el poder del Estado», en particular para » mantener al mismo obrero en el grado normal de dependencia» cuando las «leyes naturales» del mercado de trabajo ya no son suficientes y los trabajadores resisten.

Marx muestra entonces esta violencia estatal como una vía para que la clase dominante no solo establezca las relaciones sociales del capitalismo, y por lo tanto su dominación, sino también como un medio para permitir la asunción de las normas capitalistas por parte de los trabajadores. Reduciendo así el uso de la coerción y la violencia. Marx escribe: «Véase, pues, cómo después de ser violentamente expropiados y expulsados de sus tierras y convertidos en vagabundos, se encajaba a los antiguos campesinos, mediante leyes grotescamente terroristas a fuerza de palos, de marcas a fuego y de tormentos, en la disciplina que exigía el sistema del trabajo asalariado». Desde el siglo XVI hasta la actualidad, esto es cierto en Europa: la asimilación de las normas capitalistas por las masas populares ha progresado al mismo tiempo que las formas de violencia estatal contra ellas han disminuido, sin excluir, sin embargo, momentos de crisis y violencia paroxísticas, como lo demuestran las masacres de trabajadores organizadas por el Partido del Orden o la violencia fascista. Además, Marx es consciente de esto cuando escribe: “Todavía se emplea, de vez en cuando, la violencia directa, extraeconómica; pero sólo en casos excepcionales».

Una crítica radical de la razón liberal

En este texto, Marx finalmente somete a una crítica radical la razón liberal del libre albedrío y del individuo soberano en materia de criminalidad y delincuencia.

Lo que se hace eco directamente del discurso sobre seguridad que hoy domina los campos político y mediático. A los ojos de los gobernantes, los mendigos, los ladrones y los delincuentes tienen la libertad de elegir entre rechazar el trabajo y robar. Marx escribe sobre este tema: «La legislación los trataba como a delincuentes «voluntarios», como si dependiese de su buena voluntad el continuar trabajando en las viejas condiciones, ya abolidas». Ilusión liberal de la responsabilidad individual del crimen que invierte la responsabilidad social a expensas de las víctimas de la violencia de los ricos. Ilusión mantenida hoy por el discurso securitario de «tolerancia cero», penas máximas, «discurso firme» y el apoyo inquebrantable del mundo político a la policía, incluidos sus cuerpos más violentos como los antidisturbios. Marx, por tanto, permite emanciparse de la ideología dominante que avala la injusticia de clase, ayer como hoy, para pensar la criminalidad y la delincuencia, así como la violencia de Estado, desde el ángulo de las condiciones posibles históricas y sociales que subyacen.

En la medida en que nuestro léxico político ha visto durante el último período la adopción de estas palabras que hablan de la barbarie de nuestro tiempo – «violencia policial», «munición no letal», «granadas de aturdimiento», «brigadas antidisturbios móviles», «Centro de detención administrativa «,»trillado», «mutilación»- y en la medida en que la clase dominante todavía se niega a reconocer esta violencia estatal, el texto citado de Marx tiene un significado revolucionario.

Fuente:

https://blogs.mediapart.fr/edition/fragments-de-marx/article/221021/marx-historien-de-la-violence-detat

Traducción:
Enrique García 

https://www.sinpermiso.info/textos/marx-historiador-de-la-violencia-de-estado

*21.40.-Nobel al salario mínimo   BEETHOVEN HERRERA
*El acuerdo con la CPI RODRIGO UPRIMNY
*Acuerdo inmoral RAMIRO BEJARANO
*
Aprobación y compromisoLUIS NOÉ OCHOA

Decisión de la CPI es un espaldarazo a las instituciones de justicia, a la JEP y al proceso de paz.

No halla uno por dónde empezar, como decía un zancudo sobre un elefante. Hoy hay varios temas sobre el teclado. Está el de la importante visita a Colombia del fiscal de la Corte Penal Internacional, el británico Karim Khan. Y Dios salve a la reina.

29 oct 2021.- Nos fue very good. Se firmó un acuerdo en el cual se oficializa la salida de Colombia de la lista negra de países en observación por graves crímenes de lesa humanidad y contra los derechos humanos, en la que estábamos desde hace 17 años, 2004, gobierno de Álvaro Uribe, junto a países como Nigeria, Ucrania, Guinea y Venezuela, donde gobierna un guineo.

Me gusta por lo que ajusta, dicen ellas al medirse el brasier. Me gusta porque la CPI vio que aquí se está procurando justicia en los cuatro casos que teníamos para hacer la plana: ‘falsos positivos’, abusos sexuales y crímenes por la condición de género, desplazamiento forzado y promoción y expansión de los grupos paramilitares. No es que haya justicia plena. El camino es largo y culebrero, pero es un reconocimiento a Colombia y a las instituciones de justicia, en busca de que no haya impunidad. Y el documento, firmado por Duque, es también un compromiso de Colombia. Que no se olvide.

Me gusta por lo que ajusta, pues, sobre todo, pone a salvo a la JEP de los permanentes intentos de reformarla, en especial por miembros del Centro Democrático. Es un claro espaldarazo a la justicia transicional y al proceso de paz con las Farc. Quienes creemos que la paz negociada es la vía para que haya verdad, justicia y reparación y para salvar vidas vemos que este es un mensaje fundamental. En ese acuerdo hay garantías para que se blinde a la JEP. Jepajé. Y esto es también una invitación a dejar mezquindades y a unirnos definitivamente. Y tiene que ser un compromiso con las víctimas y con todos los puntos del acuerdo. No hay otra.

Esto es también una invitación a dejar mezquindades y a unirnos definitivamente. Y tiene que ser un compromiso con las víctimas y con todos los puntos del acuerdo.

Hablaba, como político, de varios temas. El otro era el día sin IVA, y Dios quiera que sin covid. Según el Dane, en 2020 había aquí 21 millones de personas en situación de pobreza y, de ellas, 7,5 millones en pobreza extrema. Pues, por lo visto el jueves, parece que la reactivación va viento en popis, que mejoró el empleo, que hay poder adquisitivo. La gente gastó 6,9 billones de pesos en compras. No en cucos amarillos para diciembre o máscaras para el 31, sino en electrodomésticos, tecnología, ropa…, según encuestas de boca de clientes. Se vendió mucho televisor. A mí siempre me ha impresionado el movimiento de televisores. Algunos llevaban hasta tres.

Esto debe tener una explicación sociológica. ¿Reventa? ¿El encierro? ¿El contenido, las novelas, el fútbol, El minuto de Dios? En el campo y en las ciudades, en todo estrato, en cualquier casita, así tal vez no haya nevera o nada en ella, se ve una antena, muchas de ellas ‘parabólicas’, con la tapa de la olla. Entonces hay que pensar en la enorme responsabilidad de la TV con sus contenidos. Les dejo esa inquietud, como dijo Karim Khan.

Los días sin IVA son buenos. Son oportunidad para todos; eso sí, con las medidas de bioseguridad y de seguridad. Porque no obstante los esfuerzos y golpes de las autoridades, ya están atracando hasta por el tapabocas. Es bueno, entonces, aprovecharlos y adelantar las compras decembrinas, no dejar todo para el 24 a última hora, comprando el regalo de la querida suegra, y con la esposa al lado, que casi le da en la JEP.

También pensaba hablar de los niños. Una muestra de esperanza y reconciliación con la vida, a pesar de las tragedias, es verlos a ellos en su fiesta de brujas. Cuidémoslos, porque muchos monstruos los rodean, incluso pared de por medio. A un niño no lo podemos perder de vista. Ellos nos piden paz y amor. Sobre todo protección, por favor. Lo más dulce que debemos hacerles es la vida.

https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/luis-noe-ochoa/aprobacion-y-compromiso-columna-de-luis-noe-ochoa-628866 

21.40.-Nobel al salario mínimo   BEETHOVEN HERRERA

Las tesis de David Card y Alan Krueger indignaron a economistas ortodoxos.

“La alta tasa de desempleo juvenil, especialmente entre los negros es un escándalo y una seria fuente de desasosiego social. Empero es una consecuencia en su mayor parte de las leyes de salarios mínimos”. (Friedman, Libertad de elegir).

24 oct 2021.- Al explicar las motivaciones para conceder el Nobel de Economía al canadiense David Card la Academia sueca destacó sus trabajos sobre salario mínimo. Las conclusiones de su investigación en el Estado de Nueva Jersey “desafiaron las ideas establecidas” al demostrar, entre otras cosas, que los aumentos en el mínimo salarial “no tienen por qué conducir necesariamente a la destrucción de empleo”, como se pensaba hasta entonces. Ese trabajo, escrito con Alan Krueger, ha alimentado los argumentos de quienes defienden la permanencia del salario mínimo.

El jurado menciona sus estudios sobre los efectos de la masiva inmigración cubana que llegó a la Florida en los ochenta, los cuales demostraron que los sueldos de los nacidos en un determinado país no tienen por qué disminuir tras la llegada de migrantes, y pueden incluso aumentar. Pero la retribución de los inmigrantes que llegaron primero sí puede verse reducida…

El jurado reconoce a Card sus “contribuciones empíricas en el campo de la economía laboral” pues, además de desafiar la idea convencional sobre el salario mínimo, Card y Krueger también demuestran que dicho aumento del salario mínimo, tampoco se traduce, necesariamente, en un alza de precios.

Joshua Angrist y Guido Imbens son premiados por sus “contribuciones metodológicas en el análisis de las relaciones causales” y la Academia valoró los avances cosechados con experimentos que extraen conclusiones de situaciones de la vida real, semejantes a experimentos controlados. Card ha hecho contribuciones importantes sobre educación y su impacto en el futuro laboral de los estudiantes y examinó el posible impacto de los recursos escolares en el futuro éxito laboral de los estudiantes.

Card y Krueger compararon el nivel educativo de las personas que vivían en la misma ciudad, pero que habían crecido en diferentes estados dentro de EE. UU. para confrontar la formación en la infancia y adolescencia para observar la inversión hecha en cada lugar. Ellos encontraron que los recursos son importantes pues los rendimientos aumentan con la densidad de maestros. Siguiendo su tesis, hoy “existe un apoyo empírico relativamente sólido para demostrar que las inversiones en educación influyen en el éxito posterior de los estudiantes, sobre todo para aquellos de entornos desfavorecidos”.

Las tesis de Card y Krueger indignaron a economistas ortodoxos, al punto que James Buchanan, Nobel de 1984, publicó en 1996 un brutal ataque en Business Week sosteniendo que “la ciencia económica no puede defender el salario mínimo salvo que lo hiciera por motivos ideológicos” y concluía que “no nos hemos convertido aún en una banda de cantineras prostitutas” (bevy of camp-following whores).

El Papa en cambio ha recomendado ¡establecer el salario universal o ingreso básico y reducir la jornada laboral! 

https://www.portafolio.co/nobel-al-salario-minimo-opinion-de-beethoven-herrera-valencia-557703 

21.40.-El acuerdo con la CPI RODRIGO UPRIMNY

El acuerdo del Gobierno Duque con la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (FCPI) puede parecer inoportuno, lo cual explica la oposición al mismo de ciertas organizaciones de víctimas y de derechos humanos, pero paradójicamente podría tener impactos positivos en la consolidación de una paz con justicia.

31 oct 2021.- Para entender el acuerdo, es necesario recordar que, desde 2004, la FCPI investiga los crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos en Colombia. Esa investigación ha sido sólo “preliminar” debido al principio de complementariedad, según el cual la FCPI sólo puede abrir un caso formal, que pueda llevar a condenas, si el país no es capaz o no tiene la voluntad de castigar esos crímenes. Como Colombia mostraba algunos avances en sancionar esas atrocidades, la FCPI no abrió ningún caso formal. Pero como la impunidad seguía siendo altísima, en especial porque las investigaciones no llegaban a los máximos responsables, la FCPI mantuvo esa investigación preliminar durante todos estos años, con la amenaza de abrir un caso formal.

Este año, debido esencialmente a la JEP, que ha imputado cargos a altos responsables de secuestros y de falsos positivos, la FCPI consideró que había progresos significativos, por lo cual la investigación preliminar podía cerrarse, siempre y cuando hubiese garantías de que esos avances continuarían. Y esa es la esencia del acuerdo: la FCPI cierra la investigación preliminar, a cambio de un compromiso del gobierno de no sólo no interferir en las instancias judiciales que investigan esos crímenes, en especial la JEP, sino además de darles el soporte financiero necesario y abstenerse de cualquier tentativa de modificar su marco jurídico. Además, la FCPI seguirá pendiente de Colombia pues el acuerdo señala que si esos compromisos no son cumplidos, o los avances no siguen, la FCPI podría reconsiderar su decisión, lo cual significa que podría abrir casos formales por los crímenes cometidos en el país.

El acuerdo pudo ser prematuro pues los avances de la JEP, a pesar de ser muy significativos, no están consolidados: aún no hay condenas ni sanciones efectivas y existen tentativas por abolir o desestructurar esta jurisdicción. Además, existen atrocidades que no son competencia de la JEP, como los crímenes ocurridos después del acuerdo de paz y frente a las cuales la Fiscalía colombiana no muestra avances suficientes. El acuerdo corre además el riesgo de quedar atrapado en medio de las controversias electorales, lo cual es negativo. Por todo ello entiendo y comparto parcialmente la visión de quienes le solicitaron a la FCPI que planteara su visión y sus exigencias pero sin cerrar la investigación preliminar, al menos durante uno o dos años más, mientras se consolidaban los avances de la JEP.

A pesar de que pueda ser inoportuno, el acuerdo tiene sin embargo elementos muy positivos. En particular muestra que el acuerdo de paz, lejos de ser ese monstruo de impunidad que pintan sus detractores, es una paz con justicia pues han sido esencialmente los avances de la JEP y la perspectiva de que sigan lo que llevó a la FCPI a cerrar la investigación preliminar. La FCPI ha igualmente avalado el tipo de sanciones restauradoras que impondrá la JEP, si se cumplen rigurosamente, con lo cual debería cesar el debate sobre la supuesta incompatibilidad de esas sanciones con el derecho internacional. A su vez, al firmar este acuerdo, el presidente Duque aceptó la legitimidad de la JEP, la importancia de sus avances y se comprometió a preservarla y apoyarla efectivamente, con lo cual deberá oponerse a cualquier tentativa de contrarreforma de esa jurisdicción. El primer paso para cumplir el acuerdo con la FCPI es entonces que pida a su partido retirar el acto legislativo que pretende derogar la JEP.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/rodrigo-uprimny/el-acuerdo-con-la-cpi/

21.40.-Acuerdo inmoral RAMIRO BEJARANO

Karim Khan, abogado británico y fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), está estrenándose en el puesto, gracias, entre otros, al apoyo del Gobierno colombiano. Lo primero que hay que destacar es que Khan está más cerca de ser mal fiscal que desagradecido, porque en su primera visita a Bogotá —en contra de las opiniones de expertos y diplomáticos— levantó la merecida investigación preliminar que hace 17 años mantenía la Fiscalía de la CPI.

31 oct 2021.- El país ha estado bajo sospecha en investigación preliminar, una etapa anterior a archivar o abrir un proceso formal. En esa nómina, además de Colombia, están Guinea, Nigeria, Ucrania, Venezuela y Bolivia. Lo que el Gobierno de Duque ha logrado, no de manera santa, es que la Fiscalía de la CPI decida no investigar a Colombia, con la gravosa consecuencia de que los numerosos sucesos judiciales que se han suscitado sigan siendo tramitados internamente, para que, como es previsible, nada pase.

El último informe de la Fiscalía de la CPI sobre Colombia es de diciembre de 2020 y registra cinco casos potenciales, todos por falsos positivos contra siete divisiones del Ejército. Al cerrarse la investigación por la Fiscalía de la CPI, al menos estos casos delicadísimos serán juzgados por la complaciente Fiscalía de Barbosa, y eso hace una diferencia mayúscula.

El fiscal Khan concluyó un nuevo acuerdo de cooperación con el Gobierno de Colombia, en virtud del cual levantará la investigación preliminar a cambio de que Duque garantice que continuará “apoyando los procesos pertinentes ante las diferentes instancias judiciales interconectadas, incluyendo la justicia ordinaria, el sistema de Justicia y Paz, y la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP)”, lo cual es una farsa porque el Gobierno no puede “continuar” haciendo lo que no ha iniciado, pues ha sido acérrimo enemigo de la JEP, a cuya aniquilación sigue contribuyendo.

Khan solo oyó la voz del Gobierno que con su voto le permitió convertirse en fiscal de la CPI. Este acuerdo de ahora es contrario a la ética, porque Khan favoreció arbitrariamente un gobierno que votó por él para que ejerza su cargo actual y porque la tal cooperación a la que se obliga a Colombia no podrá cumplirse, como no lo ha hecho antes.

Para empezar, el Gobierno tendría que hundir el proyecto de acto legislativo para derogar la JEP, impulsado, como ponente único, por el parlamentario uribista de la más rancia ultraderecha Gabriel Jaime Vallejo Chujfi, de cuyo trámite Duque no enteró a Khan, su nuevo mejor amigo.

A Duque lo que menos le preocupa es que haya justicia sobre falsos positivos. No se necesita ser adivino para vaticinar que lo que quieren él y su patrón Uribe es que esos casos mueran en los anaqueles de una Fiscalía amiga y gobiernista, como la de Barbosa.

Al Gobierno le resultó un negociazo quitarse de encima la expectativa de una investigación formal suscribiendo un acuerdo tramposo y clientelista, que honra la impunidad, deja en indefensión a las víctimas y da otro bofetadón a la JEP, que tendrá que enfrentar sola el reto de juzgar tan graves conductas que comprometen a agentes de todos los gobiernos uribistas.

No hay duda, excluir a Colombia de la investigación preliminar decretada por la misma Fiscalía de la CPI en casos no solucionados por las autoridades nacionales es la estrategia del uribismo para eludir la justicia que desde el poder han logrado esquivar. Por eso quieren derogarla, a pesar de que en la JEP no quieren entender que los tienen en la mira.

No se entiende cuál es la necesidad de este nuevo acuerdo de cooperación entre Colombia y la Fiscalía de la CPI, si ya había uno vigente que suscitó la investigación preliminar por 17 largos años, durante los cuales no hubo solución ni forma de archivar esta situación. Ahora ya lo sabemos: intercambio de favores.

Khan y Duque (Uribe) se salieron con la suya. La historia registrará el inmenso daño que este concierto propiciado por un burócrata internacional —como el fiscal británico que vino a pagar deudas electoreras—, avalado por Duque —un mandatario arrogante y mediocre, experto en mensajes mediáticos y mentirosos—, le ha causado a Colombia.

Adenda. Peligroso que el registrador nacional del Estado Civil, Alexánder Vega, diga que “el que cree que le van a hacer fraude no debería presentarse”. Si este es el responsable de la transparencia de las elecciones, ya sabemos lo que sucederá en este gobierno corrupto y mafioso.

https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/ramiro-bejarano-guzman/acuerdo-inmoral/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.