• Extra / 19 – Que todo cambie para que nada cambie – BERNARDO GARCÍA

Rodrigo Uprimny en su nota sobre la movilización del 21N, puntualizó que un movimiento social sin gran tradición histórica resultó una formidable manifestación  popular, con múltiples motivos de sabor más político que gremial y con sus propios convocadores, pero sin liderato claro a esa desmesurada respuesta masiva. Magnitud, múltiples motivos y convocadores gremiales: coctel acertado de tres elementos para cambiarlo todo, sin que nada cambie. Arte es ese de los modernos príncipes del trópico, como con la paz se suman más muertos de indígenas, líderes sociales y excombatientes en paz.

Sigue leyendo